Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial de la Unión Deportiva Orensana

 

Escudo U.D. Orensana

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Orensana
  • Ciudad: Orense / Ourense
  • Provincia: Orense / Ourense
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 23 de febrero de 1935
  • Fecha de federación: 30 de septiembre de 1942

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Orensana (1935-1952)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1945/46
  • 1948/49

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal de O Couto
  • Año de inauguración: 1949
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal José Antonio (1949-1986)
  • Campo Municipal del Couto / Campo Municipal de O Couto (1986-)
  • Capacidad: 5.659 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Stadium de Bouzo (1935-1936)
  • Campo de Loña (1940-1949)
  • Estadio de José Antonio / O Couto (1949-1952)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA ORENSANA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA ORENSANA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN OURENSE:

El municipio gallego de Ourense, capital de la provincia homónima, es el tercer núcleo más poblado de la región con algo más de cien mil habitantes. Ciudad atravesada por el Río Miño eminentemente comercial y con plena dedicación al sector servicios, en la actualidad es un gran centro administrativo y educativo que no dejado de lado cierto compromiso con el turismo así cono con la industria, existiendo en sus alrededores varios polígonos.

Conocida desde antaño por sus populares manantiales de Las Burgas, el fútbol entró en la localidad durante los primeros años del siglo XX cuando, a finales de 1906, un grupo de ciudadanos británicos que trabajaban ocasionalmente en labores industriales, empezaron a jugar en sus ratos de ocio sobre la planicie del Campo de Aragón, ubicado junto al cuartel militar que el Ejército tenía en el antiguo Convento de San Francisco.

Aquellos británicos apellidados Jackson, Spelling, Creighton, Taylor, Cumberlege y Caloraf pronto incrementaron filas con la presencia de los ourensanos Pardo, Santoro, Revuelta, Lago y Angulo dando lugar el denominado Orense Union F.C., sociedad mixta hispano-británica que incluso llegó a inscribirse para competir en el Campeonato de España de 1907 a disputar en Madrid aunque, finalmente, declinó su participación.

Cultivado el gusanillo del fútbol, en mayo de 1908 quedó constituido el Orense Sporting Club con jóvenes prendados por aquel maravilloso juego quienes siguieron dando pelotazos en el Campo de Aragón, surgiendo en septiembre de ese mismo año la Juventud Artística Orensana, sociedad de recreo donde se originó el titulado Blanco y Negro F.C. con miembros que deseaban experimentar en aquellas nuevas lides.

Las trayectorias de estos clubs eran, por lo común, muy breves al carecer de la solidez necesaria hasta que en diciembre de 1909, gracias al apoyo económico del Marqués de Leis, gran parte de los jóvenes que habían jugado en el efímero Blanco y Negro F.C. constituyeron el Triunfo Foot-ball Club presidido por Luis Fernández Pérez.

Contando con poco más de quince mil habitantes en 1910, a principios de año quedaron constituidos el Victoria Foot-ball Club, sociedad que en marzo de ese mismo año formalizó su ingreso en la F.E. de C.F. y el Orense Foot-ball Club, sociedad deportiva cuya sede residía en la Calle Pereira. Para entonces aquellos clubs ya habían ampliado el repertorio de recintos donde poder jugar siendo los más conocidos el Campo del Polvorín, el Campo de Casablanca y el Campo de Cabañas, todos sin vallar y sin las dimensiones reglamentarias. El Orense F.C. fue el primero en dar un paso al frente y administrar un terreno propio, el Campo de Loña, estrenado en junio de 1913 con motivo de las Fiestas del Corpus para lo cual, gracias a la intermediación del diputado Vicente Pérez, se consiguió de S.M. El Rey D. Alfonso XIII, la donación de una copa de plata, trofeo que en lo sucesivo sería donado por el Liceo orensano.

En el año 1912 nació el Iberia F.C., club provisto de interesantes jugadores que rivalizó con un Orense F.C. que empezaba a despegarse del resto a consecuencia de la ampliación de sus equipos hasta alcanzar tres y un cuarto infantil -juveniles de hoy-. En enero de 1914 el Orense F.C. renovó su Junta Directiva siendo José Rodríguez Muleiro elegido presidente, Álvaro de Contreras y Lobit, vicepresidente; Eduardo Neira Mármol secretario; Antonio Risco vicesecretario; Abelardo García García tesorero; y Fernando Peñarredonda contador. Sin embargo, lo que parecía un proyecto firme, pronto dio síntomas de flaqueza perdiendo paulatinamente el Orense F.C. su situación de privilegio en beneficio del Iberia F.C., club que conquistó el Campeonato del Corpus local sucesivamente en las ediciones 1915, 1916 y 1917.

Llegados a 1918, de los distintos clubs existentes en la ciudad ninguno era capaz de hacer frente con garantías de éxito al resto de importantes clubs gallegos por lo que, con buena fe, se pensó hacer uno nuevo que diese respuesta. Este fue el titulado Unión Deportiva Orensana, conjunto que vestía camiseta blanquiazul con pantalón blanco y en 1919 consiguió vallar y reestrenar el Campo de Loña. Nacido con fuertes pretensiones, en esta última fecha consiguió de la Casa Real el título honorífico de Real pasando a ser denominado Real Unión Deportiva Orensana, disputando desde entonces encuentros frente a lo más selecto del fútbol gallego.

La propiedad de un terreno de juego cerrado en el cual poder hacer taquillaje permitió a la Real U.D. Orensana inscribirse el 9 de septiembre en la Federación Gallega para competir en el Campeonato Regional 19/20 pero, paradójicamente, esta presencia no llegó a materializarse debido a que la entidad blanquiazul contaba en sus filas con dos jugadores, los hermanos Reverter quienes, procedentes del Real Alfonso XIII F.C., de Vilagarcía de Arousa, habían sido fichados en circunstancias extradeportivas. Denunciados los orensanos por los arousanos, la Federación Gallega tomó cartas en el asunto decidiendo en enero de 1920 inhabilitar a ambos jugadores, razón por la cual los blanquiazules, disconformes con la resolución federativa, días después decidieron abandonar la Federación disputando desde este momento solo encuentros amistosos hasta su desaparición a final de año al no encontrar alternativas para su futuro.

La desaparición de la Real U.D. Orensana causó una profunda crisis futbolística en la ciudad no hallándose ninguna sociedad que ocupara su puesto en meses hasta que, ya en 1922, resurgió esporádicamente el Triunfo F.C. viéndose acompañado por dos nuevas sociedades, el Rápido F.C. y el Royal F.C. Puesto que ninguno de los tres, por sí solos, eran capaces de llegar lejos, tomándose lo mejor de cada uno en 1923 se hizo una selección que derivó en la constitución del Orense F.C., sociedad que, vistiendo camiseta blanquiazul con pantalón negro, venía a convertirse en el representante local.

Empleando el Campo de Loña, el Orense F.C. con los refuerzos de los exjugadores de la Real U.D. Orensana Pepino, Sánchez y Orbán consiguió revitalizar a la decaída afición orensana dándose de alta en la Federación Gallega donde quedó inscrito para la temporada 23/24 en la Serie C, la tercera categoría regional ascendiendo de inmediato a la Serie B, manteniéndose en ella con su jugador talismán, Tolete, sin opciones a ascender durante las campañas 24/25, 25/26 y 26/27. En 1927, con parte de los jugadores que habían militado en el Triunfo F.C., luego reconvertido en Numancia F.C., gracias a la aportación económica de varios potentados quedó constituido el Burgas F.C. que vestía camiseta blanca con pantalón azul y venía dispuesto a rivalizar con el Orense F.C. La directiva del Burgas F.C., dispuesta a acceder a la Serie A, consiguió el 1 de abril de 1928 inaugurar su propio feudo, el Stadium de O Couto situado junto a la carretera de Castrelo do Miño, desde el cual ascendió a la Serie B encontrándose, ya en la temporada 29/30, con el Orense F.C. con el que mantuvo un intenso duelo ascendiendo los blancos finalmente a la tan deseada Serie A mientras los blanquiazules eran segundos.

A principios de los años treinta la rivalidad entre ambos clubs fue notoria reclamándose desde la prensa la fusión de las dos entidades, paso aparcado ante la resistencia de las respectivas directivas. Al término de la temporada 30/31 el Orense F.C. consiguió ascender a la Serie A -conocida también como Primera Categoría-, dándose las circunstancias de que por primera vez en la historia la ciudad contaba con dos representantes en una máxima categoría formada por seis participantes.

El torneo regional de la edición 31/32 resulta complicado para ambos y han de promocionar para salvar su plaza. De un lado el Burgas F.C. es quinto y desciende al no poder eliminar al Unión Sporting Club, de Vigo, mientras que de otro el Orense F.C., sexto, sí puede con el Club Ciosvín, también de Vigo. En la temporada 32/33 el Orense F.C. resulta sexto con lo cual ha de Promocionar junto al penúltimo de su grupo y los dos primeros clasificados de la Promoción de Segunda Categoría, finalizando segundo y conservando su puesto. Mientras tanto el Burgas F.C. es Campeón de su grupo de Segunda Categoría pero en la Promoción es tercero, no pudiendo entrar en la Fase de Ascenso a Primera Categoría.

Terminada la temporada y en pleno verano de 1933, el Orense F.C. se encuentra sin campo y ocupa unos terrenos en el centro de la ciudad para poder entrenarse con el agravio que esta solución supone para los jugadores. Desde ese instante y ante tan apurada situación entabla negociaciones con su vecino Burgas F.C., club que tampoco anda muy boyante en lo económico y también es plenamente consciente de que el fútbol local es débil actuando ambas sociedades por separado precisando un urgente arreglo. Tras varias reuniones en las cuales se acercan posturas y ninguno de los dos desea imponerse al otro guardando la compostura, la fusión se lleva a cabo resultando una nueva entidad, el Galicia Sport Club, sociedad que se acomoda en el Stadium de O Couto y viste camisa blanca con franja horizontal azul y pantalón blanco.

Este neonato club nacido con los pies de barro y una tenue economía ocupa la plaza vacante que deja el extinto Orense F.C. en Primera Categoría, jugando el campeonato regional 33/34 con muy malos resultados al finalizar último clasificado mientras que, a nivel nacional, disputa el Campeonato de Tercera División junto a Unión Sporting Club y Club Ciosvín, ambos de Vigo, terminando segundo. Como colista de Primera Categoría ha de defender junto al pontevedrés Eiriña F.C. su plaza en la categoría ante los aspirantes Racing Ferrol F.C. y Club Lemos en una liguilla donde, al ser nuevamente colista, termina descendiendo a la Serie B. Tan negativo resultado termina siendo catastrófico para un club que, ya en febrero, había estado sin directiva, finiquitando su carrera deportiva a finales de septiembre cuando, después de disputar algunos encuentros amistosos, nadie quiere ser directivo.

Paralelamente, durante el verano de 1933 surge otra entidad, el Galaico F.C., sociedad que participa en la Liga de Modestos gallega y de la cual nada más se sabe, caso muy similar a los dos clubs nacidos en 1934, Carballeiras F.C. y Puente F.C., cuya historia no trascenderá mucho más allá y el C.D. Español, constituido en agosto de 1936.

HISTORIA DEL CLUB:

1935 – 1940

A principios de 1935, con lo más destacado del tradicional elenco deportivo local, el ayuntamiento, la Cámara de Comercio y la Diputación Provincial, se establecen una serie de reuniones para definir la constitución de una nueva sociedad que represente al fútbol orensano. Producto de estos encuentros, el sábado 23 de febrero queda constituido y aprobados los Estatutos de la Unión Deportiva Orensana, sociedad presidida por Constantino Añel acompañado por el secretario, Rufino Rodríguez, que recupera la denominación del popular club de finales de los años diez pero sin nada que ver con aquella. Uniformados con camiseta roja y pantalón blanco, el deseo de la Junta Directiva es construir un nuevo stadium, propósito que se materializa el jueves 11 de junio de 1936 con la inauguración del Stadium de Bouzo, propiedad de los señores Bouzo.

Precisamente la falta de un recinto en condiciones, privará al club orensano de inscribirse en la Federación Gallega para participar en el campeonato 35/36, aguardándose con impaciencia la temporada 36/37 para tal efecto. Sin embargo tal deseo, contrariamente a lo imaginado, tampoco se llevará a cabo por el estallido en julio de la Guerra Civil justo un mes después del estreno de su flamante nuevo campo, un conflicto armado que se alargará durante tres eternos años dejando muchas penurias, muerte y hambre.

Tras el paso de la Guerra Civil en la cual apenas hay actividad deportiva hasta finales de 1938 con encuentros protagonizados por personal militar, a partir de 1939 el fútbol pasa a estar comandado por el S.E.U. Orense donde se congregan antiguos jugadores del Burgas F.C. y U.D. Orensana. La falta de un campo en condiciones es un serio hándicap para el relanzamiento futbolístico a primer nivel, surgiendo iniciativas de segundo orden como el Amanecer F.C., constituido el 15 de septiembre con juveniles a instancias de la Delegación de Educación Física.

1940 – 1950

Todavía sin un club representativo, a caballo entre 1939 y 1940 el Regimiento de Infantería nº55 con sede en la ciudad es el principal foco balompédico en una ciudad donde el ciclismo brilla con luz propia, empezándose a mediados de 1940 a trazar los primeros pasos de lo que será la recuperación real del fútbol en Orense cuando un grupo de aficionados intenta disponer de un terreno de juego donde fraguar la reorganización de la U.D. Orensana constituida en 1935. Este recinto es el de la Academia Cardenal Cisneros, colegio de enseñanza quien lo cede hasta la construcción de un prometido stadium que se retrasa más de la cuenta.

Después de concertar varias selecciones de jugadores orensanos que se enfrentan a clubs de la provincia, en noviembre queda definida la U.D. Orensana que se enfrenta el día 14 al Vigués F.C. en un Cardenal Cisneros a rebosar y repite visita a la ciudad olívica el 1 de diciembre. Dado lo avanzado de la temporada 40/41 y la carencia de un campo de primer nivel, el club pospone su entrada en la Federación Gallega renunciando a competir en sus campeonatos, paso que se puede concretar felizmente el 30 de septiembre de 1942 cuando, después de varios meses de trabajo, se reacondiciona el viejo Campo de Loña con vallado, graderío y gran capacidad.

Campeón de la Zona Sur de la Primera Regional gallega en la temporada 42/43, a partir de esta fecha la U.D. Orensana experimentará un rápido crecimiento deportivo y social que empezará en la campaña 43/44 estrenándose en Tercera División para, a base de dinero y buenos jugadores, luchar en las temporadas siguientes por tratar de conseguir una plaza en Segunda División. Tras varias promociones fallidas, tal deseo se cumplirá al término de la edición 48/49 cuando, campeón del Grupo I de su categoría, después fracasar en un enésimo intento por ascender, lo haga gracias a la ampliación de la categoría de plata a dos grupos.

Con el debut en el Grupo I -o Norte- de Segunda División, la U.D. Orensana permuta su pantalón blanco por uno azul, colores con los que es séptimo en la sesión 49/50. No es el único cambio. Debutar en la categoría de plata es un paso al frente que obliga a Educación y Descanso a invertir en la construcción de un recinto deportivo acorde a la importancia de la ciudad. El viejo Campo de Loña es sustituido por el flamante Estadio de José Antonio inaugurado el 6 de noviembre de 1949 ante el Club Ferrol con victoria local por 5-0, un feudo próximo al antiguo y desaparecido Stadium de O Couto por el cual los aficionados, casi de forma inmediata, empiezan a referirse como Estadio de O Couto.

1950 – 1952

La rápida carrera deportiva emprendida por la directiva de la U.D. Orensana, sin embargo, no se alargará demasiado aflorando ya en la temporada 50/51 graves problemas económicos en una entidad que navega por encima de sus posibilidades financieras reales. Aún así, en la campaña 51/52 se hace un último esfuerzo por resistir en Segunda División llegando nuevos fichajes que, sin calidad, pierden definitivamente la categoría descendiendo los orensanos a Tercera División. En el mes de julio las cuentas presentan una deuda enorme que ni directivos ni nadie está dispuesto a cubrir, acordándose la extinción de la sociedad.

Una vez desaparecida la U.D Orensana, la ciudad se quedó nuevamente sumida en el desasosiego al no poder contar con un representante a nivel nacional. Sin embargo el fútbol había calado hondo en los aficionados y estos no querían dar su brazo a torcer. Inmediatamente un grupo de ellos liderados por los hermanos Jesús y José Luís Díaz Varela se pusieron en marcha para crear una nueva entidad que empezase desde cero, pero como esta decisión suponía una gran inversión en tiempo y comenzar desde la última de las categorías, lo más oportuno fue aprovechar la base del Club Atlético Orense, un club que en esas fechas militaba en Primera Regional.

El Club Atlético Orense fue fundado en 1946 como Club Savio en el seno del colegio salesiano Santo Domingo Savio, teniendo como presidente a Luís Fernández Quintas y estando uniformado con camisa morada y pantalón blanco. El Club Savio jugaba en el reconstruido Campo de Loña y desde su creación había conseguido convertirse en uno de los conjuntos con más proyección de la ciudad logrando inscribirse en la Federación Gallega como club adherido primero, para luego competir durante la campaña 48/49 en Primera Regional. Este digno papel provocó que en 1949 entablase una relación de filiación con la U.D. Orensana y adquiriese los colores de esta cambiando también su denominación, asumiendo el nuevo nombre de Club Atlético Orense. En agosto de 1952 los hermanos Díaz Varela tras comentar la preocupante situación con los directivos atléticos y llegar a un acuerdo para disolver el filial, piden autorización a la Federación Gallega para poder emplear la plaza vacante que va a crear el Club Atlético Orense con su desaparición y aprovecharla para reimpulsar el fútbol orensano que tan mal lo está pasando, consiguiendo su propósito al quedar reflejado todo el movimiento el 10 de septiembre bajo el nombre de Club Deportivo Orense.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Club Deportivo Orense 1952-1977. José Manuel Fernández Sobrino (1977).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • El Pueblo Gallego. Diario.
  • Diario de Galicia. Diario.
  • El Eco de Galicia. Diario.
  • El Eco de Santiago. Diario.
  • El Progreso. Diario.
  • La Zarpa. Diario.
  • El Noroeste. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.laregion.es Diario.
  • www.lavozdegalicia.es Diario.