Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Talavera Club de Fútbol
  • Ciudad: Talavera de la Reina
  • Provincia: Toledo
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 1948
  • Fecha de federación: 14 de octubre de 1958

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo San Prudencio de Educación y Descanso (1948-1958)
  • Club Deportivo San Prudencio (1958-1962)
  • Club Deportivo Talavera (1962-1966)
  • Talavera Club de Fútbol (1966-2010)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1990/91
  • 1992/93

 

ESTADIO:

 

  • Nombre: Estadio Municipal El Prado
  • Año de inauguración: 30 de abril de 1944
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Deportes de Educación y Descanso (1944-1977)
  • Estadio Municipal El Prado (1977-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores
estadio El Prado

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal El Prado (1948-2010)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Talavera CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada al oeste de la provincia de Toledo y segunda ciudad castellano-manchega por su número de habitantes, la ciudad de Talavera de la Reina es ampliamente conocida por su famosa cerámica, producto que le ha reportado una merecida fama, amén de reunir un importante tejido industrial y ser un gran foco comercial que atrae a personas de varias provincias.

Las primeras noticias referentes al fútbol en Talavera de la Reina datan de los primeros años veinte cuando jóvenes talaveranos residentes temporalmente por cuestiones de estudio en Madrid, volvían a la ciudad y lo practicaban en sus ratos de ocio. En abril de 1924, parte de aquellos chavales entre los que se recuerda a: Montero, Caballero, Montalvo, Mensa, Madrid, Carretero, Vidarte, Correas, Sáez, Pascual, Márquez y Castrillo; deciden constituir la primera sociedad futbolística de la localidad, el Club Deportivo Ébora, nombre que recuerda el que tuvo la ciudad en un tiempo pasado y quien, con su camisa y pantalón blanco, disputará sus iniciales encuentros en las inmediaciones de la Plaza de Toros, en el sitio denominado popularmente como El Prado. Lentamente y sobre todo a partir de los años siguientes, el fútbol adquirirá impulso gracias a la labor desarrollada en los colegios, cediendo el C.D. Ébora hacia 1926 el testigo a nuevas sociedades que tomarán su relevo.

Clubs como el Juventud Luises F.C., conocido también como Juventud Católica, el Milagrosa F.C., el Martes 13 F.C. y la Unión Ferro-Talaverana se convertirán en los máximos exponentes del fútbol local en el segundo lustro de la década, disputándose entre ellos distintos trofeos como el organizado por el Heraldo de Talavera, periódico que apuesta firmemente por el deporte y por la constitución de un club que reúna a lo mejor de lo existente y bregue frente a clubs de otras localidades. No serán los únicos y entre los años 1928 y 1929 se sumarán otros como el Unión Sporting, el Racing Club o el Español de Talavera, constituido este último en mayo de 1929.

Tal será la influencia del rotativo talaverano que a principios de 1929 se forman dos selecciones de jugadores, A y B, con lo más destacado del panorama balompédico local y con vistas a enfrentarse entre sí y obtener un ramillete que den forma al Club Deportivo Talavera, sociedad deportiva que será constituida el domingo 17 de febrero en los locales de la Sociedad de Instrucción y Recreo El Bloque, sin influenciar su nacimiento en el normal devenir de las sociedades existentes quienes siguen compitiendo pese a haber perdido a sus grandes figuras. Su junta directiva estará encabezada por Pascual Concustell, siendo vicepresidente Juan Angulo, tesorero Rafael Carrión, contador Francisco Manterola, secretario Antonio Montoro y vicesecretario Arturo Martínez.

El C.D. Talavera hizo su estreno el 7 de abril frente al Gato Negro, de Torrijos, imponiéndose por 3-0 en encuentro cuya recaudación fue a parar a la Cocina de Caridad local, iniciando una trayectoria deportiva vistiendo camisa blanquiazul con pantalón azul y haciendo del Campo de Santa Clotilde -con perímetro vallado-, su terreno de juego para pasar en 1930 al Campo de El Prado, campo sin vallar donde solían jugar los distintos clubs locales. Durante los años treinta nunca formalizará su inscripción en la Federación Regional del Centro, conocida como Castellana desde 1932, permaneciendo siempre al margen de los campeonatos organizados por este estamento y llevando una vida deportiva donde su presencia en campeonatos comarcales es cuantiosa, amén de disputar un innumerable registro de encuentros amistosos.

Con el estallido de la Guerra Civil, Talavera de la Reina permaneció bajo el mando republicano tan sólo unos meses, siendo ocupada la ciudad por las tropas nacionales el 3 de septiembre tras una intensa batalla. Durante el periodo bélico desaparece el fútbol a nivel doméstico, tornándose en protagonistas los distintos equipos militares que se dan cita en la población para dilucidar campeonatos de índole castrense como el de la Maestranza de Artillería y el de la Legión.

Finalizada la guerra, las autoridades locales reclaman un recinto en condiciones para poder competir en los campeonatos organizados por la Federación Castellana, pero este se hace de rogar, razón que no es óbice para que los diversos clubs existentes en la ciudad sirvan como plataforma de lanzamiento para una juventud y afición que desean ver y practicar fútbol. Organizados por la Sociedad Deportiva Talavera E. y D., entidad creada el 14 de febrero de 1942 en torno a Educación y Descanso, la comisión que lo dirige comanda los destinos del deporte en la localidad durante unos años, albergando en las temporadas 42/43 y 43/44 campeonatos locales de fútbol en los que participan clubs como el del Frente de Juventudes, que viste camisa con pantalón azul, el de la Juventud de Acción Católica, con camisa y pantalón blanco, el militar Maestranza de Artillería, con camisa azul y pantalón blanco y, finalmente, el Comercio F.C., quien emplea camisa rojiblanca con pantalón azul.

escudo SD Talavera EyD 1942

 

El 30 de abril de 1944, promovido y construido gracias a la ayuda prestada por Educación y Descanso, al fin se inaugura el ansiado recinto deportivo que solicita la ciudad en un encuentro entre una selección de los mejores jugadores de la ciudad que actúan bajo el nombre de S.D. Talavera E. y D. y el Imperial de Toledo, también vinculado a la Obra Sindical, con el resultado de 3-1 favorable para los locales. El recinto, denominado oficialmente Campo de Deportes de Educación y Descanso y popularmente como Campo de El Prado, costará doscientas mil pesetas de la época y contará con una tribuna capaz de alojar cuatro mil espectadores.

Pocas fechas después y, en un momento indeterminado, con los jugadores más destacados que intervienen en los distintos clubs locales se reorganiza el desaparecido en guerra C.D. Talavera para disponer de una sociedad con dedicación exclusiva al fútbol, quedando este presidido por Eduardo García Verdugo. Satisfechos por contar con un terreno de juego que cumple la normativa, hay ambición por llevar al club lejos deportivamente y ese mismo año se inscribe en la Federación Regional Castellana donde, debido a la importancia de la ciudad y la vertebración que desea hacer el Gobierno de la sociedad a través de fútbol, se decide que participe directamente en el Grupo VIII de Tercera División donde militan sociedades extremeñas, castellano-manchegas y madrileñas sin haber pasado previamente por las categorías inferiores organizadas por la Federación Castellana, estrenándose en la temporada 44/45 con un discreto noveno puesto.

Los talaveranos, que visten camisa blanquiazul con pantalón azul, hacen acopio de bastantes jugadores foráneos, especialmente llegados de Madrid, compitiendo durante las temporadas siguientes en una fuerte Tercera División que es el tercer nivel nacional de la época. En la campaña 45/46 son octavos mientras en la 46/47 séptimos, resultando octavos en la edición 47/48 dentro de un grupo donde participan equipos de gran potencial como: el Real Betis Balompié, la U.D. Salamanca, el C.D. Badajoz, el C.D. Cacereño, la A.D. Plus Ultra ó el C.D. Toledo, entre otros. En la temporada 48/49 es noveno, finalizando duodécimo en la 49/50 dentro de un grupo donde viaja hasta tierras murcianas y valencianas.

Llegados a la temporada 50/51, el C.D. Talavera es decimoprimero deportivamente, pero económicamente no hay dinero para afrontar una nueva campaña en la categoría. Los altos dispendios ocasionados para reunir una plantilla con muchos jugadores traídos de fuera y unos costosísimos viajes a lo largo de la geografía nacional hacen mella en el club quien renuncia a seguir compitiendo. Trasladada la decisión a la Federación Castellana, el club se abstiene de participar en la campaña 51/52 dentro de la Primera Regional, categoría donde es descendido por su renuncia, volviendo a ser inscrito en la sesión 52/53 pero con una plantilla muy ajustada que es decimoprimera y colista perdiendo la categoría. Las fuerzas están agotadas, militar en Segunda Regional no es atractivo y el C.D. Talavera pone fin a su carrera siendo su último presidente Antonio García González.

HISTORIA DEL CLUB:

1948 – 1960

A lo largo de cinco años nadie en Talavera de la Reina es capaz de constituir un nuevo club que represente a la localidad a nivel regional o nacional, manteniéndose el fútbol federado ajeno hasta que el 14 de octubre de 1958, tras una serie de reuniones, se inscribe en la Federación Castellana el Club Deportivo San Prudencio, entidad constituida en 1948 como C.D. San Prudencio de E. y D. que tiene un fuerte vínculo con la Hermandad de Antiguos Alumnos de San Prudencio -nacida en 1953- y que viste camisa celeste con pantalón blanco, iniciando su carrera deportiva a nivel federado en Tercera Regional durante la temporada 58/59 con un tercer puesto en el Grupo I que le supone el ascenso a Segunda Regional. En esta categoría será cuarto en la campaña 59/60 dentro de un grupo que es único.

1960 – 1970

El C.D. San Prudencio E. y D. hace uso del Campo de Deportes de Educación y Descanso, intentando con todas sus fuerzas ascender a Primera Regional, categoría que se le resiste en su segunda tentativa de la sesión 60/61 al concluir en tercer puesto -ascienden los dos primeros-, pero no en la edición 61/62 cuando resulta primero y, además, conquista la Copa Delegación Comarcal de Toledo. El debut en Primera Regional se efectúa en la temporada 62/63 con nuevo nombre pues la directiva y afición, deseosos de lucir el nombre de la ciudad por toda la región, aprueban en junio de 1962 mediante asamblea general extraordinaria el cambio de nombre de la sociedad, adoptando el de Club Deportivo Talavera para recordar al desaparecido en 1953, creándose posteriormente el 1 de septiembre un nuevo club con la misma denominación de C.D. San Prudencio que partirá desde la Tercera Regional -la más baja de las existentes- organizada por la Delegación Comarcal de Toledo, ejerciendo de filial talaverano.

El torneo en Primera Regional, sin ser excelente, resulta muy positivo para un C.D. Talavera que sigue empleando los colores prudencistas pues, aunque sexto en el grupo único de la categoría, consigue ascender a Tercera División al ser ampliado el tercer nivel nacional en número de participantes y en grupos. Su estreno en la edición 63/64 es meritorio dentro del Grupo XIV terminando cuarto bajo la presidencia de Mario López Soriano, mejorando ostensiblemente en la campaña 64/65 al ser subcampeón tras la A.D. Rayo Vallecano de Madrid. Con este puesto el conjunto azulado accede a la Promoción de Segundos clasificados, siendo apeado en la Primera Eliminatoria por la S.D. Éibar: 1-0 en casa y derrota por 5-0 en la ciudad armera.

En la sesión 65/66, también con una buena plantilla, intenta situarse entre los primeros, pero igualado a puntos con el C.D. Colonia Moscardó, se ve superado por este y el líder A.D. Plus Ultra de Madrid. Bajo la presidencia de Víctor Laredo Rodríguez los celestes pierden protagonismo en su primera edición al frente siendo octavos en la temporada 66/67, introduciéndose ciertos cambios en la entidad como son un nuevo cambio de denominación en 1966 para adquirir el de Talavera Club de Fútbol y en el uniforme, pasando a vestir camisa blanquiazul con pantalón azul. La intención del club toledano es llevar los colores del C.D. Talavera de los años cuarenta, abandonar los propios del C.D. San Prudencio E. y D., y conseguir ascender a Segunda División, categoría profesional que es todo un reto.

En la campaña 67/68 a punto está de conseguirse pues, tras ser subcampeón de Liga tras un inalcanzable A.D. Plus Ultra, en la Fase de Promoción no ofrece un buen rendimiento y es superado en la Primera Eliminatoria por el Jerez Industrial C.F.: 1-1 en casa y derrota por 4-1 en la ciudad gaditana. La Tercera División cada vez es más dura y el número de grupos más reducido ante la gran remodelación de la categoría que se proyecta, siendo decimosegundo en la sesión 68/69 y sexto en la 69/70, temporada esta última donde los clasificados entre los puestos noveno y vigésimo pierden su plaza.

1970 – 1980

En la temporada 70/71 la RFEF estrena un nuevo formato en la Tercera División quedando subdividida en cuatro grupos de veinte participantes cada uno. El Talavera C.F., encuadrado en Grupo II donde militan clubs castellano-manchegos, madrileños, navarros, aragoneses y vascos finaliza en un óptimo sexto puesto, perdiendo en cambio la categoría la campaña siguiente 71/72 tras ser decimotercero y no superar la Promoción de Permanencia ante el aspirante C.D. Júpiter de Barcelona, entidad de Regional Preferente que le derrota 4-2 en la ciudad condal y a la que se impone en casa por un insuficiente 3-2.

Los blanquiazules pasan a jugar en Regional Preferente, nueva categoría intermedia entre la Primera Regional por abajo y la Tercera División por arriba, pasando tres largas temporadas sumidos en esta categoría que abandonarán exitosamente al término de la sesión 74/75 cuando se proclaman Campeones y obtienen el ascenso directo a Tercera División siendo presidente Juan José Bermúdez Rioja.

El Campo de Educación y Descanso se engalana para ver a su equipo en el tercer nivel nacional. El Talavera C.F. es décimo en la campaña 75/76 y decimosexto en la 76/77, edición esta donde la RFEF determina que los clasificados entre los puestos segundo y décimo, ambos inclusive, pasarán a ser parte de la próxima a estrenar Segunda División B, el primero asciende a Segunda División A, los clasificados en los puestos decimonoveno y vigésimo promocionan para salvar la categoría en Tercera División y el resto conservan su plaza, es decir, descienden al cuarto nivel nacional. Los talaveranos siguen como estaban.

En la edición 77/78 son decimoprimeros, resultando subcampeones en la sesión 78/79 tras Las Palmas Atlético, conjunto filial de la primer entidad insular grancanaria que asciende a la categoría de bronce directamente. Durante la temporada 79/80 cambian de grupo y compiten con clubs aragoneses, vascos, aragoneses y castellano-manchegos, ocupando el octavo puesto.

1980 – 1990

En 1980 la RFEF aumenta el número de grupos de Tercera División y aproxima geográficamente a los participantes, quedando los blanquiazules encuadrados con el resto de clubs pertenecientes a la por entonces Federación Castellana. El Talavera C.F. no hace un buen papel en la edición 80/81 al ser decimocuarto, retomando el pulso en la campaña 81/82 cuando es subcampeón tras la A.D. Parla con la que empata a puntos, pero perdiendo la oportunidad de ascender directamente a Segunda División B. Dicha plaza le permite acceder a la Promoción de Ascenso, superando la Primera Eliminatoria ante el Real Valladolid Promesas: 2-0 en Pucela y victoria por 3-0 en casa; pero no la Segunda Eliminatoria y decisiva ante el Albacete Balompié: derrota por 1-2 en casa y nueva derrota en la capital manchega por 5-0.

A pesar de esta frustración para la parroquia local, la suerte aparece repentinamente al ser descendido administrativamente el Club Getafe Deportivo por impago a sus jugadores, por lo que es invitado a ocupar la plaza de este en Segunda División B, oportunidad que no deja pasar debutando en la temporada 82/83 con un excelente sexto puesto en medio de la remodelación del Campo de El Prado, denominación recuperada del Campo de Educación y Descanso. En las siguientes campañas el nivel deportivo del conjunto toledano pierde enteros, resultando decimocuarto en la edición 83/84, decimotercero en la 84/85 y decimosegundo en la 85/86, temporada esta en la que descienden a Tercera División los clasificados entre los puestos noveno y vigésimo al ser reestructurada la categoría pasando a un grupo único donde antes habían dos.

La pérdida de la categoría es traumática y los blanquiazules pasan momentos de apuro en la campaña 86/87 para no descender a Regional Preferente, iniciando una recuperación en la edición 88/89 con Federico Gómez en la presidencia cuando concluye séptimo y terminando la década con un tercer puesto en la 89/90.

1990 – 2000

En la temporada 90/91 estrena con buen pie la nueva década al proclamarse Campeón de su grupo por primera vez en su historia, accediendo a una novedosa Promoción de Ascenso donde los clubs son encuadrados en grupos de cuatro aspirantes. El Talavera C.F. hace un buen torneo pero es superado por el Real Jaén C.F., quedando detrás Écija Balompié y C.P. Cacereño.

El sistema competitivo organizado por la RFEF concede a los cuatro primeros clasificados de cada grupo de Tercera División el privilegio de poder entrar en la Promoción de Ascenso donde sólo triunfa el primer clasificado. Los blanquiazules son terceros en la edición 91/92 dentro del torneo doméstico, sufriendo un nuevo revés en la Fase promocional donde son superados por el Écija Balompié, siendo tercero y cuarto respectivamente Vélez C.F. y C.D. Don Benito. Tras dimitir el hasta entonces presidente Juan José Bermúdez, se hace cargo del club Ignacio Valero Corrochano, vicepresidente hasta ese momento. En la sesión 92/93 conquista el título por segunda vez, consiguiendo esta vez sí retornar a Segunda División B por la puerta grande al superar en la Promoción de Ascenso a: Club Polideportivo Almería, C.D. San Juan de Aznalfarache y C.D. Don Benito, bajo la presidencia de Ignacio Valero y la dirección técnica de Félix Banderas “Felines”.

El 31 de julio de 1993, después de varios encuentros, se constituye la Unión Deportiva Talavera con Julián Segovia como presidente, entidad que juega en el Campo Municipal de Santa María, viste camisa con pantalón azul y es el resultante de la fusión llevada a cabo por la U.D. Santa María, la Peña Athletic Club de Bilbao y la Peña Real Madrid con vistas a dar salida a todos aquellos jóvenes que han de buscarse acomodo en otras plazas.

En la temporada 93/94 se inicia el que quizás sea el mejor periodo en la historia del club talaverano, permaneciendo durante quince campañas consecutivas en el tercer nivel nacional, un logro difícil de conseguir con la guinda de tener un par de opciones para ascender a Segunda División A. Decimocuarto en la citada campaña, a partir de 1994 llegan al club jugadores que dan un gran salto cualitativo, consiguiendo en las ediciones 94/95 y 95/96 con un quinto y sexto puesto respectivamente, andar muy cerca de las plazas que dan derecho a promocionar para tratar de ascender a Segunda División A.

Con la dirección del técnico Gregorio Manzano, el Talavera C.F. es subcampeón de Liga en la temporada 96/97 tras el Real Sporting de Gijón “B”, disputando por vez primera en su historia una Promoción de Ascenso a la categoría de plata. En esta fase la suerte le es adversa y el Real Jaén C.F. es quien asciende, quedando detrás del club blanquiazul C.D. Aurrerá de Vitoria y la U.E. Figueres. En la sesión siguiente, también con Manzano al frente, se es cuarto disponiendo de una nueva oportunidad para ascender pero, pese a tener más opciones que en el año anterior, finalmente es el Málaga C.F. el que logra el premio seguido del Terrassa F.C., mientras la S.D. Beasain es cuarta. Decepcionados por el frustrado ascenso, en la sesión 98/99 se intenta alcanzar la Promoción teniéndose que conformar con un quinto puesto, cerrándose el grifo económico a partir de 1999 y, obviamente, la posibilidad de confeccionar buenas plantillas que luchen por estar arriba. Fruto de ello en la temporada 99/00 surge la amenaza del descenso, evitándolo de forma directa al concluir decimosexto y consiguiendo la reválida en la Promoción de Descenso cuando supera al Real Avilés Industrial C.F.: 3-1 en casa y derrota por 1-0 en la localidad asturiana.

2000 – 2010

Con el cambio de siglo el Talavera C.F. sigue instalado en Segunda División B con el ánimo de mantenerse en la categoría la máxima cantidad de temporadas posible aunque, como queda patente en sus clasificaciones, no le resulta nada fácil. En la campaña inicial 00/01 se es decimocuarto, finalizando decimoquinto en la siguiente 01/02 teniendo problemas para evitar el descenso, resultando más plácidas las campañas 02/03 al ser décimo -en la que Fernando Núñez toma el relevo en la presidencia en sustitución de Ignacio Valero-, y la 03/04 después de ser decimoprimero.

Paralelamente a estos acontecimientos, el domingo 26 de junio de 2002 en el salón de actos de Caja Rural de Talavera, el C.D. San Prudencio que preside desde el año 2000 Martín “Tino” Muñoz y acaba de ascender a Primera Autonómica, decide con trece votos a favor por uno en contra -el de Francisco Gonzálvez- y seis abstenciones, disolverse e integrar toda su estructura en la del Talavera C.F., cerrando la historia iniciada en 1962 y convirtiéndose en Talavera Club de Fútbol “B” para poder pasar jugadores de uno a otro equipo sin transacciones económicas por el medio.

Si los intereses del Talavera C.F. hacen que el club prudencista desaparezca, otros intereses, los de la U.D. Talavera que preside Pedro Ángel Rosado, harán que el 13 de agosto de 2003 se constituya el tercer Club Deportivo San Prudencio de la historia futbolística local convirtiéndolo en su filial desde el primer día de vida, partiendo desde Segunda Autonómica y contando, paradójicamente, con dos hombres al frente como son Tino Muñoz y Francisco Gonzálvez.

En la sesión 04/05 se pone en riesgo nuevamente la continuidad del Talavera C.F. al ser decimosexto y tener que defender su plaza en la categoría jugando una Promoción de Descenso con un formato en el cual hay dos eliminatorias de modo que, si se supera la primera se evita la segunda. Los blanquiazules disputan la Primera frente al C.F. Fuenlabrada, perdiendo en la localidad madrileña 2-1 y empatando en casa 2-2, con lo cual se lo juegan todo a una carta en la Segunda Eliminatoria frente al C.D. Mirandés, empatando 0-0 en casa y 1-1 en la localidad burgalesa, resultado que, debido al valor doble de los tantos a domicilio, les permite aguantar la categoría.

En 2005 se acometen las obras de ampliación del Campo de El Prado, andando titubeante la plantilla durante la edición 05/06 aunque se consigue el decimocuarto puesto. En la campaña 06/07 se consigue reunir una buena plantilla y a punto se está de entrar en la Promoción de Ascenso después de ser quintos en Liga, pero cuando todo apuntaba a repetir la buena clasificación de esta temporada en la inmediata 07/08, la entidad que preside Tino Muñoz -sustituto de Fernando Núñez desde junio de 2004- realiza un pésimo torneo y, decimonoveno, pierde la categoría cerrando un magnífico periplo.

En la sesión 08/09, de nuevo con Tino Muñoz en la presidencia, el club compite en Tercera División con numerosos problemas económicos que influyen sobre la plantilla, la cual no cobra algunas mensualidades, proyectándose convertir la entidad en una Sociedad Anónima Deportiva para la que se buscan inversores. No se consigue y, además, el club es decimotercero muy alejado de los primeros puestos.

En julio de 2008 la U.D. Talavera y el C.D. San Prudencio rompen su filiación, consiguiendo el conjunto prudencista su independencia bajo la presidencia de Pedro Flórez y una directiva donde figuran personas vinculadas históricamente a este nombre. Sus colores, los tradicionales de antaño: camisa y media celestes con pantalón blanco.

La temporada 09/10 es crítica para el Talavera C.F. La situación económica es muy grave y sin dinero se confecciona una plantilla que acceda a la Promoción. Deportivamente se consigue el objetivo al ser cuartos en Liga, plaza que le permite disputar los Cuartos de Final frente al C.F. Reus Deportiu, rival que le supera al ganar los talaveranos en casa por 1-0, imponiéndose los tarraconenses en la vuelta por 2-0. Los impagos durante meses son una constante y Tino Muñoz dimite finalizado el campeonato, accediendo como presidente en funciones Juan Hidalgo.

En el mes de agosto la situación es agónica e irreversible. Se adeudan 200.000 € de la temporada anterior que se suman a los 225.000 € de las últimas temporadas llegándose a 425.000 €, cifra que se incrementa con los diversos déficits acumulados por las últimas directivas hasta alcanzar 2.186.000 €. Amenazados por la Federación Castellano-Manchega para, bien solventar la deuda, bien descender a Regional Preferente, el martes 24 de agosto se convoca una asamblea para que los socios decidan el futuro de la entidad, acordando estos por gran mayoría no inscribir la primera plantilla, paso que supone de facto la desaparición del club. En cuanto al resto de categorías inferiores se les concede una moratoria de un año previo pago de 23.200 € euros que se adeudan, haciéndose cargo de tal cifra el socio José Antonio Dorado. Con esta solución, el Talavera C.F. logra subsistir un año más.

Texto: Vicent Masià © 2015

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA: