Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

escudo Atletico Sanluqueno CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Atlético Sanluqueño Club de Fútbol
  • Ciudad: Sanlúcar de Barrameda
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 1948
  • Fecha de federación: 27 de enero de 1951

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Emperador Carlos (1948- 1950)
  • Atlético Sanluqueño Club de Fútbol (1950- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2011/12

 

ESTADIO:

Estadio Municipal El Palmar

  • Nombre: Estadio Municipal El Palmar
  • Año de inauguración: 1948
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal El Palmar / Estadio Municipal El Palmar (1948-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal El Palmar (1948-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Atletico Sanluqueno CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en las confluencias de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, la gaditana ciudad de Sánlucar de Barrameda es el punto final del Guadalquivir y a la vez puerta de Doñana. Con un amplio bagaje histórico a cuestas gracias a su determinante situación geográfica, la ciudad fue creciendo entorno al río hasta reunir veinticinco mil almas en 1917. En ese año las carreras de caballos por las amplias playas sanluqueñas ya eran famosas, pero el fútbol, un incipiente deporte que había encontrado acomodo en la vecina Huelva y en toda la comarca de la Bahía de Cádiz, empezaba a ganar adeptos y simpatizantes entre los jóvenes de la localidad que peloteaban en la arena incordiando a los paseantes.

Héctor Abreu, fue el impulsor y alma mater de la primera sociedad local, el Sanlúcar Foot-ball Club, una entidad que vestía camisa con pantalón blanco y nada más constituirse hizo uso de unos terrenos situados en El Palmar de San Sebastián, entonces a las afueras de la localidad. Su estreno fue el 25 de julio frente a la Deportiva Chipionera con un abultado 6-1, emprendiendo desde ese instante una carrera deportiva que le hizo enfrentarse a los clubs más importantes de Cádiz primero y de Sevilla después.

En los primeros años veinte surgieron varios clubs a la estela del Sanlúcar F.C., algunos de ellos desde la fértil cantera del colegio lasaliano y otros bajo iniciativa popular como los nacidos entre 1923 y 1924 Trabajo F.C., el Deportivo Sanlúcar, el Escolapio F.C. y el San Telmo F.C., además del estricatmente lasaliano Lanflis Quespia F.C. Ninguno de ellos estaba federado y sus trayectorias eran casi siempre efímeras, durando lo que el capricho de sus componentes decidía. El Sanlúcar F.C. en cambio era el decano, el club importante que visitaba a otros clubs provinciales y el de más raigambre, recibiendo a mitad de 1926 el título honorífico de Real, un prestigioso ornamento que mitificaba su existencia pero que no le reportó grandes beneficios. El Real Sanlúcar F.C. era un club pobre y fruto de sus males económicos se vio desprovisto de competir en las más altas categorías de la por entonces Federación Regional del Sur, un hito que sí alcanzarían otras sociedades de localidades colindantes a la Bahía.

En 1931 y con la implantación de la II República se vio desprovisto de su título y quedó simplificado a Sanlúcar F.C., compitiendo en los torneos comarcales que tan frecuentemente se organizaban en la provincia gaditana. Durante estos años le surgió un rival, el Bodega F.C., inspirado en las tan famosas industrias vinícolas de la ciudad, sorprendiéndoles a ambos la Guerra Civil en julio de 1936.

Pasado el conflicto bélico llegaron tiempos difíciles y el Sanlúcar F.C., sin apenas medios pero siguiendo las directrices de la DND que requería que cada localidad contase con un club de fútbol, se inscribió en la Federación Regional del Sur como club adherido sin derecho a competir en cualquiera de las categorías que ésta organizaba. A pesar de contar con el recinto del Campo de El Palmar desde hacía una par de décadas, la afición local no apostó por el fútbol ni por el ya Sanlúcar C.F., nuevo nombre desde 1941 tras la prohibición de extranjerismos por parte gubernamental, y poco a poco fue dando la espalda al club quien a finales de 1947 empezó a languidecer.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1948 – 1950

A finales de los años cuarenta Sanlúcar de Barrameda contaba con cerca de treinta y cinco mil almas, pero no con un club importante. El fútbol seguía siendo el deporte más practicado con diferencia y de la ciudad y desde sus peñas salían jugadores con calidad suficiente para jugar en las sociedades de localidades limítrofes. En 1948 se crea la S.D. Emperador Carlos, un club con escasos recursos que se limita a mantener viva la llama futbolística en la ciudad. Sus aspiraciones no van más allá de competir en los diversos campeonatos locales de la ciudad y en los comarcales a los que pueda asistir transcurriendo su trayectoria sin novedad hasta que llega Rafael Bartel.

1950 – 1960

Bartel desea imprimir a este club rigor y una estructura más moderna con la pretensión de ser el club insignia de la ciudad en detrimento de un Sanlúcar C.F. que no sobrepasa la Categoría Provincial. El primer paso es cambiar la denominación pasando a ser Atlético Sanluqueño C.F. y reformar sus estatutos, hechos acontecidos el 11 de enero de 1951 en plena temporada 50/51, continuando vistiendo de blanquiverde con pantalón blanco y haciendo uso del Campo de El Palmar. El club se inscribe el 27 de enero en la Federación Andaluza, nuevo nombre de la hasta entonces Regional del Sur, iniciando su trayectoria oficial el 24 de agosto de 1951 durante la campaña 51/52 en Categoría Provincial, la misma que ostenta su vecino Sanlúcar C.F.

La existencia de dos sociedades resulta un handicap y pronto el decano, más debilitado, sufre las consecuencias terminando por diluirse y pasar la escasa masa social que reúne al club atlético. Los blanquiverdes tardan en acoplarse y tras unas temporadas en Provincial al término de la sesión 54/55 ascienden a Segunda Regional donde debutan en la edición 55/56 consiguiendo encadenar bajo la presidencia de Antonio Sánchez Racero un nuevo ascenso, en esta ocasión a Primera Regional. En esta categoría permanecerán dos campañas puesto que la directiva tiene la mente puesta en la Tercera División y es el objetivo a conseguir. Para ello se refuerzan todas las líneas y al final, tras mucho esfuerzo se consigue debutar en Categoría Nacional durante la temporada 58/59 en medio de un grupo con clubs del occidente andaluz donde finalizan decimoquintos. Amenazados con perder la categoría, en 1959 se refuerzan convenientemente y consiguen ser sextos en la sesión 59/60.

1960 – 1970

La década de los años sesenta será irregular y el inicio es traumático ya que en la campaña 60/61 con una plantilla muy floja son decimosextos y colistas descendiendo a Primera Regional. El encuentro con esta categoría es duro y fruto de los gastos ocasionados en los años anteriores los gaditanos tardan en recuperar su nivel coincidiendo con el nacimiento del C.D. Rayo Sanluqueño, una entidad que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco que se convertirá en su principal rival.

El ansiado ascenso llega en la sesión 64/65 cuando es subcampeón tras el C.D. Alcalá. El reencuentro con la Terrcea División es discreto y los sanluqueños terminan la temporada 65/66 en décimo puesto, una plaza que mejorarán sensiblemente en las campañas 66/67 y 67/68 cuando son en ambas octavos. En 1968 la RFEF anuncia una fuerte reestructuración de la categoría que será acometida en las dos siguientes ediciones, comenzando con una temporada 68/69 donde el nivel es más fuerte y donde el Atlético Sanluqueño C.F. concluye decimoquinto. En la edición 69/70 las cosas se complican más si cabe y sólo subsistirán aquellos clasificados entre los ocho primeros puestos, una meta que no se alcanza al ser decimosextos dentro de un grupo donde coexisten andaluces, manchegos y murcianos.

1970 – 1980

Los años setenta van a ser muy complicados para los verdiblancos puesto que son tiempos de vacas flacas y la suerte tampoco les acompaña. Durante este periodo su supremacía local se verá ampliamente cuestionada y no serán pocas las voces que anuncien su fin. Este extremo no se alcanzará, pero los verdiblancos lo pasarán francamente mal. En la temporada 70/71 el Atlético Sanluqueño C.F. pierde la categoría y desciende a Segunda Regional donde tras competir sin éxito en la sesión 71/72, se encuentra durante la campaña 72/73 al C.D. Rayo Sanluqueño que acaba de ascender desde Tercera Regional.

El conjunto rayista que preside Juan Becerra Roldán lleva una trayectoria ascendente y así en la temporada 73/74 los rayistas estarán en Primera Regional mientras los atléticos permanecerán en Segunda Regional, todo un varapalo para el orgullo verdiblanco. En las ediciones 74/75 y 75/76 ambos contendientes compiten en Primera Regional, consiguiendo los atléticos ascender a Regional Preferente al término de esta última. La estabilidad parece al fin llegar y los verdiblancos se instalan cómodamente en una categoría que anda más cerca de sus pretensiones deportivas. Aún así no será todo fácil y salir del final del túnel requiere un esfuerzo, consiguiendo retornar a Tercera División al término de la temporada 79/80 cuando esta categoría se amplíe y se creen nuevos grupos.

1980 – 1990

La Tercera División de principios de los años ochenta no tiene el mismo peso que diez años antes y en realidad es el cuarto nivel a escala nacional. Aún así es un atractivo y el Atlético Sanluqueño C.F. toma la campaña 80/81 con ilusión quedando tercero en un grupo donde hay andaluces y extremeños, perdiendo gas en las siguientes ediciones al ser duodécimo en la 81/82 y decimonoveno en la 82/83. Este puesto le ocasiona el descenso a Regional Preferente pero una reestructuración de los grupos con la creación de un grupo extremeño único le salva in extremis. Los verdiblancos aprovechan la ocasión y son terceros en la campaña 83/84 estando a punto de promocionar, teniendo un ligero desliz en la 84/85 y recuperando terreno en las ediciones 85/86 con el cuarto puesto y 86/87 con un tercer puesto que les sabe a gloria puesto que significa su ascenso a Segunda División B al ser ampliada esta categoría tras una profunda reestructuración.

Su paso por el tercer nivel, al contrario de lo que en un principio se preveía, dura cinco largas temporadas que recompensan en parte el sufrimiento almacenado tras su peregrinaje por Categoría Regional durante los años setenta, pasando por el Campo de El Palmar clubs ilustres como la U.D. Salamanca, Getafe C.F., Córdoba C.F., Real Jaén C.F., Albacete Balompié, Granada C.F., C.P. Mérida, Real Club Recreativo de Huelva y Extremadura C.F. entre otros. En su primera temporada, 87/88, es decimoquinto salvándose en el último instante de un descenso casi seguro, mientras en la edición 88/89 realiza el mejor campeonato de su historia y finaliza tercero, considerándose todo un éxito sin precedentes. En la campaña 89/90 desciende a la novena plaza tras perder algunos mimbres importantes y en la campaña 90/91 es decimotercero.

1990 – 2000

En la sesión 91/92 pone fin a su paso por la categoría de bronce al ser decimoséptimo, aún cuando se queda a tan solo dos puntos de la salvación. Descendido a Tercera División, su vuelta es aceptable pues en la temporada 92/93 es quinto, muy cercano a la Promoción, pensándose que en el futuro inmediato se podrá armar una plantilla que le devuelva la categoría recién disfrutada. La fuga de algunas piezas importantes hace que sea séptimo en la campaña 93/94 y duodécimo en la 94/95. En la temporada 95/96 es subcampeón de Liga a tres puntos del C.D. San Fernando, consiguiendo entrar en la Promoción de Ascenso. En esta fase realiza una gran competición pero al final, en un mano a mano durísimo, es superado por un solo punto de diferencia por el Club Polideportivo Ejido SAD quien se lleva el gato al agua. C.P. Mérida B y Puertollano Industrial C.F. son los otros dos participantes. De aquí hasta el final de la década el club verdiblanco intenta volver a entrar en la Promoción, pero la calidad de sus plantillas se lo impide postergando un deseo que parecía fácil y que termina en alargarse más de la cuenta.

2000 – 2010

El cambio de siglo trae esperanza y en su primera edición 00/01 son cuartos en el campeonato doméstico. En la Promoción no tiene excesiva fortuna y queda segundo tras el C.P. Mérida B, siendo los otros dos participantes C.D. Cuenca y U.P. Plasencia. Sin embargo cuando todo parecía encarrilado para intentar el ascenso, en la temporada siguiente 01/02 desciende hasta el puesto decimoquinto con muchos problemas para seguir en la categoría. En las dos campañas siguientes rectifica algo su clasificación con puestos meridianos en la tabla, pero en la sesión 04/05 sufre un nuevo bache y casi pierde la categoría al ser decimosexto. La llegada de mimbres de más calidad y un nuevo preparador hace que sorprendentemente quede quinto en la edición 05/06, para bajar con la misma intensidad a la plaza decimoséptima en la 06/07.

La trayectoria verdiblanca sigue el patrón de los dientes de sierra y tan pronto está arriba como está abajo, siendo la incertidumbre su característica más destacada y no encontrándose explicación convincente para ello. Siguiendo con la tendencia es sexto en la temporada 07/08 y decimosexto en los torneos 08/09 y 09/10, despidiéndose de una década forzosamente irregular.

2010 – 2020

Los años diez los inicia siendo octavo clasificado en la campaña 10/11, pensándose en 2011 configurar una plantilla de garantías con la cual poder promocionar. La evolución durante la temporada 11/12 es espectacular y el Atlético Sanluqueño C.F. apenas encuentra oposición en su grupo de Tercera División, contando con José Carrete en el banquillo y Manolo Fernández en la presidencia, tandem con el cual son Campeones de Liga. Este éxito necesita ser corroborado con el ascenso a Segunda División B, pero en la Fase de Campeones no consigue superar al barcelonés A.E. Prat; 0-0 en casa y derrota por 2-0 en El Prat de Llobregat. El sistema competitivo le da otra oportunidad y el club gaditano no la desaprovecha eliminando en Semifinales al C.D. Montuïri; 1-1 en la localidad mallorquina y 4-1 en casa, y al Extremadura U.D. en la Final; 0-1 en Almendralejo y 2-1 en casa ante la alegría de sus seguidores que se ven en la categoría de bronce veinte años después.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,