Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: La Roda Club de Fútbol
  • Ciudad: La Roda
  • Provincia: Albacete
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 1996
  • Fecha de federación: 1996

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sporting La Roda (1996- 1999)
  • La Roda Club de Fútbol (1999- )

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2009/10

ESTADIO:

Campo Municipal de Deportes

  • Nombre: Campo Municipal de Deportes
  • Año de inauguración: 2000
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de Deportes (2000-)
  • Capacidad: 2.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal (1996-2000)
  • Campo Municipal de Deportes (2000-)

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales La Roda CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada al norte de la provincia de Albacete y colindante con la de Cuenca, la localidad de La Roda a pesar de la influencia de la capital dista a cuarenta kilómetros, ha mostrado un dinamismo en los últimos años que la ha convertido en un importante centro industrial y de servicios, cada vez más autónomo, dejando atrás un pasado agrícola menguante.

El fútbol no les fue esquivo a sus habitantes y como sucedió en gran parte del país, a principios de los años veinte ya se solían ver a los muchachos corretear tras un balón en los descampados locales. La ilusión de estos era contar con un club con el cual enfrentarse a las poblaciones vecinas, naciendo en un momento indeterminado alrededor de 1925 la Unión Deportiva Rodense, una sociedad que adquirió cierta fama entre los conjuntos albaceteños y conquenses de la época y que protagonizó épicos enfrentamientos con el vecino Madrigueras F.C. o con los distintos existentes en la capital provincial. Su lejanía respecto a los grandes núcleos regionales y sobre todo de los muchos que se concentraban en Alicante y Murcia, supuso un handicap insalvable para los rodeños a la hora de inscribirse en la Federación Murciana a la que por entonces estaba adscrito el fútbol albaceteño, concentrándose toda su actividad en la disputa de encuentros amistosos y festivos frente a clubs de las comarcas de su área geográfica.

Tras el paso de la Guerra Civil la situación no mejoró mucho y la juventud rodeña se dispersó formando varios equipos de ámbito local que mantenían, bajo un nivel muy humilde, el espíritu deportivo aunque la U.D. Rodense todavía mantuvo actividad hasta 1945 sin fedearse. En 1949 se constituye La Roda E. y D. con jóvenes trabajadores que participará en los campeonatos regionales que organiza el sindicato y quien con camisa roja y pantalón azul tendrá en el Campo de Deportes municipal su terreno de juego, si bien La Roda F.J. tuvo más éxitos en los años cincuenta. Bajo esta tesitura se mantendrán cerca de una década hasta que en 1959 La Roda E. y D. se inscriba en la Federación Murciana y debute en Segunda Regional proclamándose Campeón de su grupo consiguiendo ascender a Primera Regional. En esta categoría se mantendrá durante escaso tiempo pues tras la inicial campaña 60/61, en la edición 61/62 con Francisco de Paula Jiménez en la presidencia ascienden a Tercera División. El logro es importante con bastantes jugadores nacidos en la localidad y reforzados con otros de la provincia, estrenándose en la temporada 62/63 con el undécimo puesto y finalizando novenos en la siguiente 63/64 ya bajo la denominación de La Roda Club de Fútbol.

En el campeonato 64/65 finalizan en noveno puesto mientras en la edición 65/66 lo harán decimocuartos con las últimas jornadas repletas de juveniles. El club se presenta en la temporada 66/67 con el banquillo repleto de juveniles, recibiendo fuertes goleadas, acumulando ciento quince goles en contra y sumando siete empates y ninguna victoria, perdiendo la categoría y descendiendo a Primera Regional donde tras jugar los primeros nueve encuentros de la Liga 67/68 se retiran del campeonato desapareciendo ante la falta de interés de sus aficionados. La localidad se queda sin fútbol en Categoría Nacional pero no sin representante, pues el Club Polideportivo Doncel mantiene a su sección de fútbol en la Liga de Aficionados y toma el relevo aunque alejado del fútbol federado.

Iniciados los años setenta el C.P Doncel es la institución deportiva más importante y de ella nacerán otras secciones deportivas como las dedicadas al baloncesto y a la natación. En 1972 se inscriben en la Federación Murciana como Club Polideportivo La Roda en Segunda Regional, consiguiendo en la temporada 74/75 ascender a Primera Regional, una categoría en la que se mantendrán durante varios años hasta que en la campaña 77/78 desciendan a Segunda Regional. Su presencia durará dos ediciones, ascendiendo a Primera Regional en la campaña 79/80 y cambiando en 1979 a Club Deportivo La Roda con José María Martínez en la presidencia.

En los años ochenta el fútbol rodeño se recuperará de los años de ostracismo vividos en la década anterior, ascendiendo al término de la sesión 81/82 a Regional Preferente tras ser subcampeón en beneficio de la U.D. La Copa. Tres serán las campañas en las que permanecerá en esta superior categoría de Regional, alcanzando en la sesión 84/85 la Tercera División después de ser subcampeón de Liga tras el C.D. Dolores. Con este hito deportivo el C.D. La Roda inicia una nueva etapa llena de altibajos en la que disputará varias temporadas en una Tercera División que es el cuarto nivel nacional y que solo conserva el nombre de lo que fue hasta la creación de la Segunda División B en 1977. Su papel dentro de la sesión 85/86 es digno y queda en decimocuarto puesto, siendo peores sus resultados en la campaña siguiente 86/87 cuando finaliza decimonoveno y desciende a la Regional Preferente castellanomanchega. Con Pepe Carcelén en el banquillo consiguen ascender nuevamente a Tercera División tras concluir la sesión 87/88 de forma brillante, terminando sextos en la campaña 88/89 dentro de una categoría en la cual Castilla-La Mancha dispone ya de un grupo propio. La pérdida de efectivos provoca que en la edición 89/90 sean decimonovenos y desciendan a Regional Preferente.

Convertido en un club eminentemente ascensor, permanece dos temporadas en dicha categoría, volviendo a Tercera División al término de la campaña 91/92. El objetivo es conseguir la permanencia y en su reencuentro del campeonato 92/93 son décimos, siendo decimoséptimos en el siguiente 93/94 a tan solo un punto del descenso y decimoctavos en la temporada 94/95 perdiendo la categoría. En la campaña 95/96 compiten en Primera Autonómica, la nueva denominación que adquiere la antigua Preferente y con un plantel repleto de juveniles rematan el torneo como pueden llegando a un final de temporada en la cual nadie desea ocupar la presidencia. Sin aspirantes y sin dinero, el club desaparece.

HISTORIA DEL CLUB:

1996 – 2000

Las miras de los aficionados se dirigen a la escuela de fútbol local y como respuesta a las inquietudes de la juventud y de la afición en general se crea en 1996 el Sporting La Roda, inscribiéndose en la Federación Castellano-manchega en Segunda Autonómica. En esta categoría, la más baja de todas, lucha durante tres temporadas, 96/97, 97/98 y 98/99, consiguiendo ascender a Primera Autonómica al término de esta y teniendo un Campo Municipal remozado. Con la presidencia de Emilio López el club rojillo adopta en 1999 el nombre de La Roda Club de Fútbol, consiguiendo un fuerte respaldo económico por parte de la Caja Rural de La Roda que se convierte en el principal patrocinador y quien le dará fuerzas para empezar una gran remontada deportiva, siendo inscrito en la Federación bajo el nombre competicional de La Roda Caja Rural C.F..

2000 – 2010

El cambio de siglo trae nuevos aires y en la campaña 00/01 asciende meritoriamente a Tercera División. Sin problemas económicos y con un club saneado, los rojillos se estrenan en Categoría Nacional con la décima plaza en la edición 01/02, finalizando novenos en la siguiente 02/03. En la temporada 03/04 son cuartos en Liga, consiguiendo entrar por primera vez en su historia en una Promoción de Ascenso a Segunda División B en la cual se enfrentan al todopoderoso Granada C.F., un histórico en horas bajas al que eliminan contra todo pronóstico; 1-0 en casa y derrota por 3-2 en la capital andaluza con el valor doble de los goles a domicilio añadido. Cuando todo parecía encaminado a un ascenso seguro se topa con el C.D. Díter Zafra, conjunto que los elimina al empatar 0-0 en La Roda e imponerse 1-0 en la localidad pacense.

La decepción es enorme y tras una aceptable campaña 04/05 en la que son sextos, en la sesión 05/06 caen a la undécima posición. En la edición 06/07 se recuperan y acceden al quinto puesto quedándose con la miel en los labios de promocionar, objetivo que queda muy lejos en las campañas 07/08 cuando es undécimo y 08/09 cuando es decimocuarto. La llegada de nuevos jugadores con talento y una buena dirección técnica producen que en la temporada 09/10 se proclame Campeón de Liga en su corta historia. Este puesto le permite promocionar a la categoría superior, siendo eliminado en la Fase de Campeones por el C.F. Gandía; 2-1 en la localidad valenciana y 1-1 en casa. La siguiente oportunidad contra segundos, terceros y cuartos no es exitosa y tras superar a la S.D. Amorebieta; 1-1 en la localidad vizcaína y 2-1 en casa, es eliminado en la Final por el Coruxo F.C. ante la decepción de sus seguidores; 2-0 en Vigo y un insuficiente 1-1 en casa.

2010 – 2020

El ansiado ascenso a Segunda División B se produce en la temporada 10/11 cuando después de ser tercero en Liga se impone en la Promoción a todos sus adversarios y consigue brillantemente un logro que se le resistía desde hacía tiempo. En esta fase superan a la U.P. Langreo; 0-0 en la localidad asturiana y 2-0 en casa, al C.F. Pozuelo de Alarcón; 1-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad madrileña y al San Fernando C.D. en la Final; 3-0 en casa y nueva victoria en la localidad gaditana por 0-1. El estreno en la categoría de bronce es muy meritorio y el conjunto manchego finaliza en la novena plaza convirtiendo su terreno de juego en un verdadero fortín hasta que a mitad del campeonato sufre un parón de resultados. Pasado el bache los rojillos retoman el camino del inicio y sobreviven en un Grupo I muy complicado.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

escudo CD Teruel

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Teruel
  • Ciudad: Teruel
  • Provincia: Teruel
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 14 de septiembre de 1954
  • Fecha de federación: 1954

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Teruel (1954-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 2000/01
  • 2009/10

 

ESTADIO:

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal de La Pinilla
  • Año de inauguración: 27 de julio de 1930
  • Cambios de nombre:
  • Campo de El Ensanche (1930-1964)
  • Campo Municipal de La Pinilla (1964-1976)
  • Campo Municipal Adolfo Masiá (1976-1987)
  • Campo de Fútbol Municipal de La Pinilla (1987-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

estadio La Pinilla

OTROS ESTADIOS:
  • Campo de El Ensanche/Adolfo Masiá/La Pinilla (1954- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Teruel

ESCUDOS:

 

UNIFORMES:

 

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Emplazada en el extremo meridional de Aragón y del Sistema Ibérico, la ciudad de Teruel es la capital menos poblada de España, siendo su principal característica la conservación de un rico y amplio patrimonio artístico de estilo mudéjar que le ha valido ser catalogado como Patrimonio de la Humanidad y, consecuentemente, albergar cierta industria turística.

Apareció el fútbol en la capital aragonesa a principios de 1917 cuando Francisco Pastor Calvo, inspector veterinario del municipio y gran aficionado al deporte, tuvo la idea de crear junto a un grupo de amigos un club en el cual la juventud local pudiera poner en práctica tanto este deporte que tan de moda estaba en todo el país como otros de gran seguimiento como eran el ciclismo y el pedestrismo. La brillante iniciativa tomó el nombre de Sociedad Deportiva Turolense y con su esfuerzo e ilusión, consiguieron un terreno en los llanos de San Cristóbal -al norte de la localidad en las inmediaciones de la antigua Plaza de Toros- que consiguieron adecentar y nivelar con la aportación de todos. Entrenados para la ocasión con motivo de las Fiestas de Junio, el domingo día 3 tuvo el estreno frente al Bilbilis F.C., de Calatayud, siendo derrotados los visitantes por un elevado tanteo de 10-3 con la presencia en las filas del once local que vestía camisa verdiblanca con pantalón blanco de Mario Rodríguez, portero, Mariano Valenzuela y Enrique Pérez, defensas, Emilio Bonilla, Roberto Pérez y Joaquín Polo, medios, mientras como delanteros actuaron Nicolás Negre, Ramón Hernández, Emilio Álvarez, Manuel Rodríguez y Lúcido Yubero.

El ambiente congregado y el abultado marcador espolearon a los locales para seguir jugando y, al poco tiempo, se originó el nacimiento de una nueva sociedad durante el verano, el Club Athletic, de breve historia al igual que el Decano puesto que a mediados de 1918, con pocos objetivos y gran falta de interés, desaparecían ambos quedando a la espera de años mejores.

El resurgimiento del fútbol en medio de una población que cuenta con doce mil habitantes tiene lugar en 1921 tras el éxito olímpico de la Selección Absoluta en Amberes un año antes con el regreso de la S.D. Turolense, de nuevo en activo desde julio uniformada en esta segunda oportunidad con camiseta roja y pantalón blanco, club que gozará nuevamente de los Llanos de San Cristóbal con Francisco Pastor una vez más al frente de la entidad. La iniciativa futbolística, lejos de tener un solo protagonista en esta tentativa de consolidación, llega ahora acompañada de savia nueva pues en el Cuartel de Infantería el capitán Oliván crea un equipo denominado Regimiento de Tetuán y, en 1922, las huestes de la institución Juventud Católica local crean una sección futbolística que se enfrenta a los dos anteriores creándose un caldo de cultivo idóneo para el desarrollo de este deporte.

A lo largo de 1923 la S.D. Turolense afianza su posición y el 6 de mayo, mediante asamblea extraordinaria, clarifica su organigrama quedando Francisco Pastor ratificado como presidente, Gabriel Ferrán como vicepresidente y tesorero, Raúl Ruiz en el puesto de secretario mientras Alfonso Pastor y Blas Sanz ejercen como vocales y José Ríos pasa a ser jefe de material. En la misma reunión se acuerda denominar Teruel Foot-ball Club al primer equipo de los tres con los que cuenta la sociedad siendo los dos restantes el de reservas y el infantil.

Sin embargo pronto las cosas cambiarán; la llegada del capitán Oliván al club con su propias ideas propicia a finales de año una escisión en la que Francisco Pastor junto a otros socios deciden emanciparse y constituir el Teruel Sporting Club, sociedad que viste camiseta con pantalón blanco y encuentra cobijo en unos terrenos situados en el barrio de las Ollerías de San Julián. Paralelamente a estos acontecimientos la S.D. Turolense solicita la presidencia honoraria del club a S.A.R. el Príncipe de Asturias D. Alfonso de Borbón y Battemberg, primogénito de S.M. el Rey D. Alfonso XIII, cambiando en 1924 a Real Deportiva Turolense aunque popularmente es reconocida simplemente como La Deportiva. A medida que avanza 1924 las desavenencias surgidas entre deportivistas y sportinguistas parece que se reducen a pasos agigantados y, de hecho, en julio se establecen reuniones entre ambas directivas para proceder a una inminente fusión que, ya en agosto, sorpresiva y finalmente no se lleva a efecto al ser descartada en sendas asambleas extraordinarias celebradas respectivamente por los socios.

La frustrada fusión origina una ralentización en el desarrollo del fútbol turolense y en 1927 ya no queda en pie ninguno de los proyectos iniciados a principios de la década. El tercer intento por consolidar el fútbol en la ciudad mudéjar ha de esperar a 1929 cuando, casi sin esperarlo, el acondicionamiento de unos terrenos sitos en la carretera de Teruel a Zaragoza denominados Campo de la Tahona impulsan la creación de nuevas sociedades como el Deportivo Foot-ball Club, el Deportivo Turolense y el más importante de todos ellos que marcará toda la década de los años treinta, el Rapid Sporting Club Turolense, una sociedad donde el gran aficionado Moisés Salvador vuelca toda su energía para que la ciudad tenga un proyecto sólido.

Iniciado 1930 el fútbol alcanza un gran apogeo y el Rapid Sporting Club Turolense, quien viste camisa azulina con pantalón blanco, se convierte en el más afamado bajo la presidencia de Antonio Llabrés Roger aprobando sus estatutos el martes 29 de abril. En importancia le sigue la Juventud Católica, uniformado con camiseta blanca cruzada por una cruz roja y pantalón negro quien, reactivado tras años de ausencia, consigue arrendar unos terrenos donde se encuentra el actual Estadio de Pinilla que no son exentos de problemas al pasar una línea de tendido eléctrico excesivamente próxima. Solucionada la adversidad, dicho campo es estrenado oficialmente el 27 de julio.

Si Rapid Sporting Club Turolense y Juventud Católica son los máximos referentes del fútbol local, a finales de año queda constituida la Olímpica Turolense, nueva sociedad presidida por José María Radillo que viste camiseta roja con pantalón blanco y quien se convertirá en el máximo opositor de los sportinguistas durante cierto tiempo. Mientras tanto el Rapid Sporting Club Turolense sigue a la suya, el 18 de diciembre accede Leocadio Brun a la presidencia y suma nuevos apoyos como el del ingeniero de caminos y alcalde local durante los años veinte José Torán de la Rad, impulsor del Viaducto y mecenas de la sociedad como presidente honorario hasta su prematuro fallecimiento en enero de 1932.

Surgen nuevas sociedades como el Athletic Club, quien viste camiseta rojiblanca con pantalón negro y el Terror F.C., ambos de escasa trayectoria, accediendo en 1933 a la presidencia del Rapid Sporting Club Turolense un aficionado que será determinante en la evolución del fútbol local como es Moisés Salvador Pérez, gran figura bajo cuyo esfuerzo social y también económico, pues de su bolsillo se consiguen sufragar las cuatro parcelas donde se consigue levantar un nuevo recinto deportivo, el Campo de Ensanche -actual Pinilla- como coronación al ansiado deseo de disponer de un recinto en condiciones. Inaugurado el 4 de junio de 1934 en un encuentro frente a la Juventud Deportiva Calanda con victoria local por 3-0 con tantos de Luís Pastor, El Ensanche facilita la creación de numerosos equipos integrados por juveniles como el Mercurio, el Aragonés, el Arrabal, el de La Parra, el Iberia, el San Nicolás de Bari, el de Los Tranquilos y el la Peña Lerín, constituido en 1935 para los cuales se organizan campeonatos locales.

Llegados a 1936 se piensa en inscribir al máximo representante turolense en la Federación Aragonesa para poder competir en los campeonatos que organiza dicha federación, pero todo es truncado en julio con el desbocamiento de la Guerra Civil, tremendamente cruel en todos los sentidos y especialmente sangrienta en la ciudad y su provincia donde se liberan crudas batallas. Bombardeada Teruel en varias ocasiones, la ciudad queda ampliamente devastada y precisa de la ayuda del Estado para su reconstrucción, no siendo esta actuación óbice para que a mediados de 1939 se reemprenda la actividad futbolística gracias al trabajo de Moisés Salvador.

El 28 de octubre de 1939, tras Asamblea Extraordinaria, la junta directiva del Rapid Sporting Club Turolense que preside Salvador aprueba el cambio de denominación de la sociedad a instancias del nuevo Régimen adoptando el de la ciudad y el de su dedicación, Teruel Foot-ball Club, nombre con el que competirá en lo sucesivo inscrito por fin en la Federación Aragonesa donde empieza desde Segunda Categoría.

Durante estos tiempos de cruda posguerra, Teruel empieza a contar con modestos clubs para los que se organizan campeonatos locales como el Dorado, el Goya, el Pedralva, el equipo del Frente de Juventudes, el C.F. Viaducto y el C.F. La Salle a los que se suman algunos de la década anterior como el Mercurio, Arrabal y La Parra, incluyéndose en algunas de estas formaciones personal del Batallón de Trabajadores nº21 con ámbito en la provincia aragonesa constituido por desafectos al Régimen sin condena o delito que eran confinados a trabajos forzados a manera de castigo.

Fallecido Moisés Salvador y con Cesáreo Budria al frente, la sociedad turolense cambia en 1941 a Teruel Club de Fútbol cumpliendo las instancias gubernamentales que prohíben el uso de extranjerismos, llegándose al año 1943 en el cual la Federación Española, supeditada por la Delegación Nacional de Deportes, decide instaurar un Campeonato Nacional de Liga de Tercera División donde se dé cabida a clubs profesionales para evitar que caigan a Regional y, de paso, a clubs modestos de capital de provincia y ciudades importantes que despunten por debajo de la Categoría Nacional.

El Teruel C.F. solicita a la Federación Aragonesa ingresar en Tercera División a través de la intercesión del gobernador provincial Francisco Labadie Otermín, siendo tramitada su petición con éxito aunque con importantes cambios puesto que se realiza una profunda reestructuración tanto en directivos; el falangista Arsenio Perales accede a la presidencia acompañado de los señores Santo Tomás, Blanco, Carrión, Cano, Amaro, Loscentales y Gea; se adoptan como colores oficiales el rojo para la camisa y el azul para el pantalón, se cambia la denominación del club a Unión Deportiva Teruel y se profesionaliza la sociedad quedando pocos miembros de la anterior plantilla mientras se da entrada a jugadores que cobran procedentes de superior categoría.

La U.D. Teruel debuta en Tercera División durante la campaña 43/44 en el Grupo V donde deben competir aragoneses y valencianos conjuntamente, pero la negativa de algunos valencianos a realizar largos desplazamientos trastorna los planes iniciales y finalmente se divide en dos subgrupos, uno por cada región, el total de participantes quedando terceros los turolenses en el aragonés tras Atlético Club Zaragoza y S.D. Arenas, de la misma localidad. En la temporada 44/45, con toda más organizado, la U.D. Teruel compite en el Grupo IV dondese insertan clubs de las federaciones Aragonesa y Navarra, alcanzándose un meritorio quinto puesto en medio de sociedades importantes como el Club Atlético Osasuna, C.D. Logroñés y U.D. Huesca entre otros.

En el verano de 1945 la U.D. Teruel, presidida por el doctor médico Francisco Marcos del Fresno, empieza a estar asfixiada económicamente y, por si fuera poco, debido a su proximidad y buena comunicación con Valencia es reubicada en el Grupo VI donde compiten valencianos y baleares. Armados con una plantilla de circunstancias y después de sufrir dolorosas goleadas, la entidad mudéjar concluye décima y última en la temporada 45/46 con el balance de una victoria, un empate y dieciséis derrotas no pudiéndose desplazar hasta Palma de Mallorca para contender con el C.D. Atlético Baleares, culminando un nefasto torneo que termina descendiendo a Primera Categoría. Tras pasar por Primera Categoría en la edición 46/47, el conjunto encarnado desaparece.

La desilusión se apodera de la afición turolense y nadie en la ciudad quiere asumir el mando de un nuevo proyecto que revitalice el fútbol. El Campo del Ensanche, también denominado de Educación y Descanso, presenta las gradas vacías las tardes de cada domingo hasta que al fin, en 1948, gracias al trabajo realizado por el exjugador y periodista Manuel Vicente Salesa a través de las ondas de Radio Teruel y del periódico Lucha, se consigue mentalizar a la sociedad deportista de la ciudad para constituir un nuevo club que es titulado Sociedad Deportiva Turolense.

La idea es empezar desde cero y con gente de la localidad por encima de todo, rescatándose los colores primitivos del Rapid Sporting Club Turolense, camiseta azulina con pantalón blanco y contando con jugadores de los diversos clubs modestos que existen en Teruel. Afiliado al Frente de Juventudes, durante la campaña 48/49 se debuta con relativo éxito en la competición que organiza dicha institución, inscribiéndose en 1949 en la Federación Valenciana donde empieza emplazado en Segunda Categoría. Bajo la presidencia de Martín Pérez del Moral y a continuación José Luís Urquijo Urquijo, los azulinos ven pasar por El Ensanche clubs como la Peña Deportiva Ideal, de Ontinyent, U.D. Manises y C.D. Alacuás entre otros a lo largo de la temporada 49/50 no pudiendo ascender a Primera Regional como tampoco lo harán en la siguiente edición 50/51.

En 1951, siendo presidente Francisco Marcos del Fresno, máximo directivo de la desaparecida U.D. Teruel y director de la Jefatura Provincial de Sanidad, la S.D. Turolense ingresa en la Federación Aragonesa con un grado más pues lo hace directamente en Primera Categoría, resultando al final de la temporada 51/52 noveno clasificado. A pesar de los intentos de la directiva para atraer aficionados y de los esfuerzos para acercar el club a su ámbito geográfico para competir con rivales aragoneses y así aumentar teóricamente los ingresos por taquillas, ambos apenas tienen repercusión en los seguidores y fruto de ello, en la campaña 52/53, escasos de recursos económicos resultan decimocuartos perdiendo la categoría. Nadie desea tomar el testigo y afrontar las deudas, con lo que la historia futbolística de la localidad parece repetirse una vez más y, como calcos, las trayectorias de U.D. Teruel y S.D. Turolense sucumben atrapadas en la misma trampa.

HISTORIA DEL CLUB:

1954 – 1960

Desaparecido el máximo representante futbolístico de la ciudad no por ello Teruel permanece exenta de clubs, pues varias son las sociedades que en esas fechas se mantienen compitiendo, aunque a un nivel más modesto, como adheridas a la Federación Aragonesa. En la edición 53/54 algunos clubs constituidos en la década anterior como el C.F. La Salle y el C.F. Viaducto a los que se suman algunos de reciente creación como el C.F. Los Sordos, el C.D. Turolense y el C.F. Juventud, toman el relevo de la extinta S.D. Turolense y mantienen en activo el recinto del Ensanche mientras se buscan soluciones para constituir un nuevo club hegemónico que tardará bastantes meses en consolidarse.

Fraguado durante el verano, el 14 de septiembre de 1954 y mediante asamblea constituyente celebrada en el salón del Círculo Mercantil Turolense, tiene lugar el nacimiento del Club Deportivo Teruel, nueva sociedad que toma el mando del fútbol local nutriéndose de jugadores de los distintos clubs anteriormente mencionados y en la cual se comprometen las fuerzas vivas de la ciudad siendo su primera junta directiva la encabezada por José Borrajo Vallés en la presidencia, jefe del Sindicato Provincial de Agua, Gas y Electricidad, Fernando Pascual y Aquilino Laguía en el puesto de vicepresidentes, Mario Burillo como secretario y un sinfín de vocales. Descartada el alta en la Federación Aragonesa por los problemas habidos en proyectos anteriores, el C.D. Teruel que viste camisa granate con pantalón azul, es inscrito en la Federación Valenciana partiendo de la última de sus categorías, la Tercera Regional, compitiendo en el Campeonato de Aficionados y en el Campeonato de Liga donde no cosecha excelentes resultados que le permitan acceder a la Segunda Regional.

Concluida la temporada 54/55, la campaña 55/56 no es mucho mejor y el primer equipo de la sociedad sigue instalado en la más baja de las categorías administradas por la Federación Valenciana por lo que la directiva, ansiosa de situar el fútbol turolense en un lugar más prominente acorde a la categoría de una capital de provincia, solicita la ayuda del Gobernador Civil provincial Marcos Peña Royo quien trabaja los hilos para conseguir la empresa que se le plantea. Para fortuna del club mudéjar la solución a su inquietud se halla cerca de casa pues la S.D. Montañanesa, conjunto de la ciudad de Zaragoza que atraviesa graves problemas económicos que le impiden seguir actuando en el Grupo V de Tercera División, renuncia a la categoría y su plaza, a través de gestiones realizadas por el gobernador en la Federación Aragonesa, es ocupada por el C.D. Teruel quien así supera administrativamente varias categorías.

Los cambios que sufre la sociedad, al margen de categoría, adscripción federativa y nivel de jugadores con el fichaje de numerosos futbolistas profesionales son significativos y, en la misma reestructuración, accede a la presidencia el ilerdense Ramón Coll Valls quien se ve acompañado de jugadores como Gustavo, Vicente Gómez, Torres, Julián, Medina, Tropel, Añoveros, Hernando, Antonio Julián, etc. El C.D. Teruel debuta en Tercera División durante la temporada 56/57 dentro de un grupo que ha sido ampliado en número de participantes consiguiendo un excelente tercer puesto en Liga, acometiéndose durante el torneo las obras de cambio de cara y reforma integral del Campo del Ensanche al cual se le dota de una pista de atletismo además de obras de acondicionamiento de tribuna con lo que adquiere un aspecto de polideportivo.

Tras la inauguración oficial de las obras el 8 de septiembre de 1957 y el traspaso al Real Zaragoza C.D. del jugador estrella Manuel Torres Pastor quien posteriormente irá cedido al Real Madrid C.F. convirtiéndose en campeón de la Copa de Europa de 1957, el C.D. Teruel realiza campañas más discretas desde el punto de vista deportivo siendo decimosegundo en la edición 57/58, octavo en la sesión 58/59 y decimoprimero en la temporada 59/60 que cierra la década.

1960 – 1970

Tras este inaudito ascenso, el C.D. Teruel va a permanecer catorce temporadas consecutivas en Tercera División, ingresando en el grupo aragonés y mostrando en la mayoría de campañas un potencial muy justo para poder alcanzar cotas mayores, finalizando casi siempre en la zona media-baja de la clasificación, a excepción de algunas temporadas como el cuarto puesto conseguido la 65/66 bajo la presidencia de Antonio Sancho Laguía.

A finales de los años sesenta, el equipo parece enderezar el rumbo y en la campaña 67/68 es tercero en Liga por detrás de S.D. Huesca y Aragón C.F., escapándose las plazas que optan al ascenso, para ser quinto en la siguiente 68/69, en un grupo integrado por clubs de varias federaciones, en la que se lleva el Campeonato y posterior ascenso el Club Atlético Osasuna. En la temporada 69/70, la previa a la reestructuración que padece la Tercera División, con Juan Gumá Alfi en la presidencia efectúa una pésima temporada que le lleva a ser penúltimo y descender a Regional Preferente.

1970 – 1980

Iniciada la década de los años setenta el C.D. Teruel empieza en el cuarto nivel nacional de la época, la Regional Preferente con cambio en la directiva al acceder Alfonso Torres Gimeno, directivo con quien se encadena un nuevo descenso en esta ocasión a Primera Regional, el quinto nivel. Afortunadamente para los turolenses el paso por esta categoría durante la temporada 71/72 es rápido y, una vez concluida se regresa a Regional Preferente. Con Antonio López Calderón y directivas sucesivas, la ciudad dispone de un filial en Tercera Regional, el Club Atlético Teruel, destino donde se forjarán jugadores por encima de edad juvenil que luego se incorporarán a la primera plantilla.

Deportivamente la década se pasa sin altibajos careciendo de oportunidades reales de ascender a Tercera División a excepción de la temporada 77/78 donde se anda cerca al concluir subcampeón. El alejamiento de las primeras categorías del fútbol nacional es cada vez más evidente, máxime cuando a partir de 1977 la RFEF crea una nueva, la Segunda División B, frustrándose los anhelos de alcanzar plaza en una de estas divisiones al menos a corto plazo.

1980 – 1990

El ansiado ascenso llegará al final de la temporada 83/84 presidido por Manuel López Pérez cuando el equipo termina subcampeón tras la S.D. Ejea. El 28 de febrero de 1984, el jóven centrocampista de 17 años Luis Milla Aspas (apodado Milla II en aquel entonces) es traspasado al F.C. Barcelona por un millón de pesetas más la disputa de un encuentro amistoso, convirtiéndose en el futuro en el jugador más destacado que ha pasado por las filas del club turolense.

En el reencuentro con la Tercera División empieza fuerte en medio del grupo navarro-aragonés, con grandes plantillas que le llevan a los puestos de cabeza, siendo cuarto en la edición 84/85 y tercero en la siguiente 85/86, ya con Moisés Salvador Moya en el cargo de presidente. Mejor si cabe será la campaña 86/87 cuando sea subcampeón formando parte de un grupo integrado completamente por clubs aragoneses y consiguiendo ascender por primera vez a Segunda División B, al serles concedidas tres plazas por la RFEF a la Federación Aragonesa ante la remodelación que sufre esta categoría la cual pasa de un grupo único a cuatro. Con el ascesno a la categoría de bronce y su permanencia en ésta, será cuando el club viva su época dorada con la ciudad entera y toda la afición volcada con el club que la representa, viviendo la ciudad mudéjar el mejor ambiente futbolístico de los últimos tiempos.

En las cuatro temporadas que milita el C.D. Teruel en Segunda División B, se enfrenta a grandes equipos como el Villarreal C.F., Levante U.D., Albacete Balompié ó C.D. Numancia entre otros, con grandes entradas en La Pinilla y llegando a disputar eliminatorias de la Copa del Rey con el C.D. Logroñés, Real Zaragoza C.D. ó C.D. Málaga. Deportivamente no son campañas buenas, salvo la 88/89 en la que se concluye cuarto clasificado con 45 puntos y acaba como revelación del grupo, siendo las demás un verdadero sufrimiento para la afición pues o se salvan in extremis o realizan una calamitosa temporada como la del descenso, 90/91, en la que son colistas y consiguen solamente cinco victorias.

1990 – 2000

Descendido a Tercera División, toda la década de los años noventa la pasa confeccionando plantillas para retornar a Segunda División B, quedándose siempre a las puertas de la Promoción de Ascenso, pues llega siempre con la gasolina justa para acceder a ésta o bien el infortunio en forma de gol-average se cruza por el camino, caso de la sesión 93/94 donde queda fuera de la Promoción al terminar empatado con 52 puntos con la U.D. Barbastro, la siguiente 94/95 donde de nuevo el equipo oscense le arrebata la cuarta plaza ó la sesión 95/96, donde una vez más acaba empatado a 66 puntos con el U.D. Barbastro, dejando éstos por tercer año consecutivo al equipo turolense fuera de las opciones de ascenso.

La última temporada del milenio, la 99/00, una vez más y será esta vez la que hace cuatro en la misma década en que los oscenses le arrebatan la cuarta posición al empatar a 65 puntos y arruinan las opciones del C.D. Teruel de aspirar a cotas más altas.

2000 – 2010

La participación en una Promoción de Ascenso llega con el nuevo milenio, siendo la temporada 00/01 la primera oportunidad al ser campeón de Tercera División por primera vez en su historia. En esta fase no tendrá suerte y será tercero tras el C.D. Alfaro y C.D. Aurrerá Ondárroa, mientras colista es el C.D. Laredo. En la edición 01/02 es subcampeón de Liga a tres puntos de la U.D. Fraga pero en la Liguilla es último muy descolgado, superado por C.D. Azkoyen, Zalla U.C. y C.D. Bezana.

Desde este momento se inicia una trayectoria descendente que le va a conducir a posiciones muy remotas alejado de los puestos de ascenso, culminando con la temporada 05/06 en la que es decimoquinto y a punto esta de perder la categoría. En la temporada siguiente 06/07, enmienda su actitud y sube puestos hasta ser sexto, mejorando ostensiblemente en la edición 07/08 en la que es tercero y opta al ascenso. En la Promoción se enfrenta al C.P. Villarrobledo al que elimina: 0-1 en casa y 0-4 en la localidad manchega; cayendo en la Final ante el C.D. Roquetas: 1-2 en casa y 1-1 en la localidad almeriense. La entidad turolense no ceja en su empeño de regresar a Segunda B y en la edición 08/09 lo intenta de nuevo tras repetir tercer puesto en Liga. En esta ocasión es superado por el C.F. Villanovense: 2-0 en la ciudad pacense de Villanueva de la Serena y 3-1 en casa, clasificándose los extremeños por el valor doble de los goles a domicilio. Será en la campaña 09/10 cuando logre por fin su objetivo de la mano de Ramón Calderé tras ser Campeón de Liga y en la Fase de Campeones elimine a la S.D. Noja: 1-1 en la localidad cántabra y la remontada por 2-1 en La Pinilla con goles de Lolo y Enric Pi, ante la alegría de su afición y seguidores.

2010 – 2020

El regreso a Segunda División B tras muchos años de ausencia es vivido con pasión por la afición local, realizando una meritoria campaña 10/11 con Ramón Calderé en la cual la plantilla no pasa excesivos problemas, hace un buen fútbol y remata su participación con un duodécimo puesto. La edición 11/12 transcurre por cauces similares a la anterior con Félix Arnáiz como entrenador y el conjunto mudéjar se mantiene alejado de las plazas peligrosas, aunque su acercamiento a las de privilegio tampoco se materializa concluyendo undécimo.

La carestía de la Segunda División B, con excesivos gastos en desplazamientos y en manutención de la plantilla afecta en pleno al C.D. Teruel quien para la temporada 12/13 cuenta con un presupuesto muy reducido respecto a sesiones anteriores. La fuga de jugadores y la contratación de nuevos sin el nivel de los anteriores hacen que pierdan potencial cerrando este periplo por la categoría en decimoctavo puesto. En la campaña 13/14, de nuevo en el Grupo XVII de Tercera División aragonés, los turolenses mantienen cierto nivel consiguiendo ser subcampeones tras el Real Zaragoza “B” por lo cual acceden a la Promoción de Ascenso a través de la ruta de no campeones de Grupo. En Cuartos de Final superan al Deportivo Alavés “B” tras empatar 1-1 en la capital vitoriana y vencer en casa por 3-2, pero en Semifinales el rival, C.D. Laredo, se muestra más poderoso y los cántabros les eliminan al imponerse 2-0 en la localidad costera y empatar 1-1 en La Pinilla.

El objetivo de los turolenses pasa a ser el ascenso con lo cual se refuerza la plantilla en aquellos puntos presuntamente débiles. Iniciada la temporada 14/15 las expectativas son grandes y, aunque no se consigue la primera plaza, se lucha para ello quedando en poder de un sorprendente C.D. Ebro, de Zaragoza. En la Fase de Ascenso se enfrenta en Cuartos de Final al Atlético Sanluqueño C.F. saliendo mal parado puesto que, tras perder 2-1 en tierras gaditanas e imponerse en casa igualmente por 2-1, llegados a la tanda de penaltis es eliminado por el montante de 5-6 favorable a los verdiblancos.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2016

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • “Linajes del fútbol español”. Vicent Masià Pous (2016).
  • La mañana. Diario.
  • Acción. Diario.
  • Lucha. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diraio deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.diarioequipo.com Diario deportivo.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Numancia

 

 

PLANTILLA 2017-2018:

plantilla cd numancia de soria 2017-2018

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D.
  • Ciudad: Soria
  • Provincia: Soria
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 9 de abril de 1945
  • Fecha de federación: mayo de 1945

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Numancia (1945-1998)
  • Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D. (1998-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 2007/08

4 Ligas de Tercera División:

  •  1961/62
  • 1962/63
  • 1965/66
  • 1988/89

 

ESTADIO:

  • Nombre: Nuevo Estadio Los Pajaritos
  • Año de inauguración: 1999
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio Los Pajaritos (1999-)
  • Capacidad: 9.025 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de San Andrés (1945-1973)
  • Campo de La Arboleda, Almazán (1973/74)
  • Campo de Fútbol Municipal, El Burgo de Osma (1973/74)
  • Campo de San Juan, Garray (1974-1989)
  • Estadio Municipal Los Pajaritos (1989-1999)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Numancia Soria

ESCUDOS:

UNIFORMES:

uniformes CD Numancia Soria

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad castellana de Soria comienza en los años veinte en pleno apogeo y expansión de este deporte con la creación de varios clubs, muy humildes todos ellos, en los que se enrolan los jóvenes de la época. Así, clubs como el Urbión, el Stade Soriano y el Águila Roja se convertirán en los pioneros, aunque rodeados de multitud de problemas tendrán una vida efímera por no disponer de un terreno de juego en condiciones para llevar a cabo sus inquietudes deportivas. Más tarde, alrededor de los años treinta, surge el primitivo Numancia F.C., una entidad más organizada que las anteriores pero que carece, al igual que los citados proyectos, de un campo propio. Pese a todo consigue asentarse en la ciudad y captar la atracción de los aficionados, disputando ya encuentros con rivales castellanos de su zona de ámbito y clubs aragoneses principalmente.

Tras el paso de la Guerra Civil, Soria se encuentra con un panorama de posguerra en el que no hay ni el menor atisbo de práctica deportiva. Mientras el resto del país se está organizando para presentar sus clubs y empezar a competir, en la ciudad pasan varios años hasta que en el verano de 1942 aparece en escena el C.D. Numanciano, precursor del actual club. La nueva entidad deportiva es precaria y no llega a consolidar entre la afición, desapareciendo pocos años después.

HISTORIA DEL CLUB:

1945 – 1950

Sin embargo, el fútbol crece entre las masas y empieza a convertirse en un fenómeno social. Soria, quien no quiere vivir ajena a este movimiento, como capital de provincia y al igual que sucede con otras tantas capitales del Estado, es invitada a participar en el Campeonato de Liga de Tercera División organizado por la RFEF. El problema con el que se encuentran las autoridades es que no tiene club que le represente, con lo cual ha de empezar un nuevo proyecto futbolístico desde cero encargándose de reclutar a futbolistas procedentes de la misma ciudad y de las poblaciones limítrofes. Mediante una escrupulosa selección se escoge a un grupo de jugadores que han destacado recientemente y el 9 de abril de 1945 la nueva sociedad Club Deportivo Numancia se pone en marcha al quedar constituida. Inscrita en el Gobierno Civil, se afilia en el mes de mayo a la Federación Aragonesa por proximidad geográfica y como terreno de juego acondiciona el Campo de San Andrés, siendo su primer presidente Eusebio Brieva.

Deportivamente empieza en la Primera Regional Aragonesa, institución esta en la que tradicionalmente los clubs sorianos se adscriben, consiguiendo ascender al final de la campaña 45/46 a Tercera División tras una gran temporada. En su debut dentro de la categoría recién adquirida alcanza un meritorio cuarto puesto al término de la edición 46/47. En la temporada 47/48 no cuaja un buen rendimiento y es desplazado al décimo puesto, teniendo que disputar una Promoción de Permanencia frente a C.D. Alavés, C.D. Mirandés y S.D. Cultural Durango. El club rojillo no consigue, lamentablemente, estar a la altura de sus rivales y es tercero, perdiendo la categoría. Sin embargo, una disposición de la Federación Española lo vuelve a incluir en Tercera División, quedando anulado su descenso. En la edición 48/49 queda encuadrado en un grupo en el que los desplazamientos son más largos compitiendo con clubs manchegos, madrileños, extremeños y castellanoleoneses, provocando una pequeña crisis económica por los altos gastos ocasionados. En el aspecto deportivo sin embargo son terceros, con lo cual optan al ascenso de categoría. El C.D. Numancia se enfrenta mediante Promoción a Club Ferrol, S.D. Gimnastica Lucense y S.D. Erandio, quedando primero de grupo de forma sorpresiva y consiguiendo ascender a Segunda División con la paradójica cifra de catorce tantos a favor y diecisiete en contra.

El debut en Segunda División llega en la temporada 49/50, enmarcado en el grupo norte con fuertes rivales de la zona. Pese a empezar mal, el equipo se recupera en la segunda vuelta y finaliza decimotercero.

1950 – 1960

En la campaña 50/51 no puede repetir la hazaña de la edición anterior y desciende a Tercera División al concluir decimoséptimo y último, destacando la pérdida de puntos por sanción al alinear varios jugadores en plena mitad de temporada de forma no reglamentaria. En la temporada 51/52 acaba decimotercero inmerso en la categoría de bronce, repitiendo alineaciones indebidas, por lo que es nuevamente sancionado. En un principio, al reducirse el número de grupos para la próxima temporada en Segunda y Tercera División, se establece que deberán descender todos los equipos clasificados del séptimo puesto en adelante y que el sexto clasificado de cada grupo deberá de disputar una Fase de Permanencia junto a los dos últimos clasificados de cada grupo. Finalmente, tal medida no prospera y la temida reducción no se lleva a efecto, aunque sí se llega a jugar la Fase de Permanencia, librándose el C.D. Numancia de un descenso seguro.

Con esta campaña, el club soriano empieza un ciclo que le llevará a permanecer durante dos décadas en Tercera División, pasando con los lógicos altibajos. En la temporada 53/54 es duodécimo con una plantilla prácticamente local, mejorando considerablemente en la sesión 54/55 en la que es tercero. En el resto de la década de los cincuenta nada resalta en particular, a excepción de la dimisión en bloque de la junta directiva producida en la sesión 55/56 y del gran susto deportivo de la campaña 59/60 en la que es decimoquinto y a punto está de descender al encontrarse igualado a puntos con el C.D. Binéfar. Cuando el descenso era prácticamente seguro, la retirada de algunos clubs como C.D. Gallur y S.D. Triasú por problemas económicos, hace que el C.D. Numancia sea repescado para la temporada siguiente.

1960 – 1970

La década de los años sesenta se caracteriza por sus buenas campañas deportivas, sobre todo en el primer tramo, en las cuales inicia un continuo asalto sin premio a la Segunda División. En la temporada 61/62 consigue su primer campeonato de Tercera División, con tan sólo una derrota, pero en la primera eliminatoria de la Promoción cae ante la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 1-1 en casa y 2-1 en la ciudad montañesa. En la campaña 62/63 consigue su segundo campeonato, pero nuevamente en la Promoción no está afortunado y sucumbe, en esta ocasión frente al C.D. Calvo Sotelo: 6-0 en Puertollano y 1-1 en casa. En la temporada 63/64 es subcampeón y dispone de otra oportunidad, pero contrario a sus intereses el Club Gimnástico de Tarragona se interpone y lo elimina: 2-0 en casa y derrota por 4-0 en Tarragona. Tercero es en la edición 64/65, consiguiendo su tercer título de la categoría en la campaña 65/66. Un viejo conocido lo elimina en la Fase de Ascenso, se trata de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 2-0 y 1-1 en casa.

Tras este periodo de intentos frustrados de ascenso, el club rojillo entra en receso y deportivamente se encuentra muy lejos de las primeras plazas. Tal es así que en la campaña 66/67 se ha de jugar el descenso con el Grupo Deportivo Lamusa de Huesca, conservando la categoría finalmente. En la temporada 69/70, los clasificados entre los puestos noveno y vigésimo han de descender a Regional por reestructuración de la categoría. El C.D. Numancia resulta duodécimo, abandonando la Tercera División casi veinte años después de haber ingresado en ella.

1970 – 1980

La década de los años setenta la empieza en Primera Regional, pasando poco después a la recién creada Regional Preferente. Son años duros y casi nadie quiere tomar la dirección de la entidad. A los graves problemas deportivos se les suman los económicos, siendo ocho las temporadas consecutivas en las que milita en Regional, lejos de su ubicación natural. En este periodo sombrío cabe destacar que en octubre de 1973 abandona su clásico Campo de San Andrés por remodelación de este, teniendo que migrar a las localidades sorianas de El Burgo de Osma y Almazán para poder jugar sus encuentros como local. Sin embargo, la remodelación no es llevada con diligencia y se convierte en un fracaso, encontrándose el C.D. Numancia sin campo en la campaña 74/75. La presión de encontrar una sede hace que se traslade a la localidad de Garray, emprendiendo al mismo tiempo un nuevo terreno de juego en Soria que será finiquitado en pocos meses, el Campo de San Juan, el cual se convertirá en sede del club hasta 1989. Siendo Vicente Valero presidente se consigue ascender a Tercera División en la temporada 77/78, culminando así una etapa de sufrimiento. El club es quinto en la campaña 78/79 y decimocuarto en la 79/80.

1980 – 1990

La década de los años ochenta la empieza con gran parte de su plantilla empleando jugadores procedentes de Madrid. En las primeras temporadas la sociedad, que disputa sus encuentros con clubs aragoneses y navarros, no alcanza ningún hito deportivo que deba ser destacado, hasta que en la campaña 83/84 consigue ser subcampeón de su grupo. Sin embargo, la mala suerte hace que el C.D. Numancia quede excluido de jugar la Promoción de Ascenso por ser uno de los dos peores segundos de todos los grupos de Tercera División, sin contar el X y el XIV. En las campañas posteriores el club soriano, conocedor de la dificultad de militar junto a entidades aragonesas que le suponen una gran rivalidad y un escollo casi insalvable, intenta integrarse en el grupo riojano, más asequible, pero sin éxito alguno. Pese a todo el club sigue reforzándose y en la temporada 87/88 queda cuarto.

Durante el verano de 1988 absorbe al Soria C.F., un club fundado en 1979 que pasa a ser filial con el nombre de C.D. Numancia Promesas, para posteriormente ser C.D. Numancia “B”. En la temporada 88/89 se contrata a Mezquita como entrenador y se confecciona una plantilla de garantías para intentar ascender a Segunda División B, el gran objetivo del conjunto soriano. El equipo responde a la perfección y concluye el campeonato como líder. El debut en Segunda División B llega en la temporada 89/90 y con la novedad de disputar sus encuentros por fin en casa. El 5 de agosto de 1989 se inaugura el Estadio Municipal Los Pajaritos con una reunión atlética (donde no podían faltar los atletas Abel Antón y Fermín Cacho) y con un partido amistoso ante el Real Valladolid C.F. que concluye 0-3. El campo es cedido por el Ayuntamiento al club por un periodo de 25 años. Al final de la temporada en Liga acaba siendo decimotercero.

1990 – 2000

En el inicio de los años noventa el C.D. Numancia se muestra dubitativo, pero consigue mantenerse sin problemas en una categoría en la que se está adaptando poco a poco. Algunas discrepancias entre entrenadores y presidentes parecen llevar algo de zozobra a la entidad, pero nunca traspasan la frontera de lo deportivo. En la temporada 93/94 llega Miguel Ángel Lotina al banquillo soriano. Tras unos comienzos difíciles, el equipo empieza a subir peldaños y al término del campeonato finaliza tercero. Este puesto le da derecho a promocionar para ascender a Segunda División. En su grupo las cosas no acaban de salir como se desea y se concluye tercero sin opciones tras C.F. Extremadura y A.D.C. Manlleu. Último clasificado es la U.P. Langreo.

En la campaña 94/95 se es subcampeón de grupo, cayendo en la Promoción al ser superado por el Ecija Balompié por un sólo punto. Detrás quedan Levante U.D. y Pontevedra C.F.. La temporada 95/96 se caracteriza por su gran intervención en el campeonato de la Copa del Rey, siendo capaz de eliminar a grandes clubs como U.D. San Sebastián de los Reyes, Real Sociedad de Fútbol, Real Racing Club de Santander y Real Sporting de Gijón, llegando a Cuartos de Final en los que se enfrenta al todopoderoso F.C. Barcelona. Frente a estos es eliminado al empatar a dos en Los Pajaritos y perder 3-1 en la ciudad condal. Una gran gesta para un club humilde. Lotina abandona el banquillo soriano y llega un nuevo técnico, Javier Yepes. En mente está el ascenso a Segunda División A y el club lo intenta con Antonio Gómez en el banquillo tras sustituir a Yepes, quedando segundo en la campaña 96/97 dentro de la Liga. En la Promoción no se pierde partido alguno y quedan campeones sorprendentemente superando a Real Club Recreativo de Huelva, Club Gimnàstic de Tarragona y C.D. Manchego.

El reestreno en Segunda División después de tantos años de ausencia formalizado en la campaña 97/98 sabe a gloria para el club numantino, pues consigue ser decimoséptimo y salvar la categoría en el último instante, cumpliendo además con el proceso de conversión en Sociedad Anónima Deportiva, trámite legal que le conlleva a adoptar el nombre de Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D.. En la campaña 98/99 vuelve Lotina al banquillo y con Francisco Rubio de presidente, el conjunto soriano desde la humildad, configura una plantilla equilibrada sin grandes figuras y mucha confianza que le lleva al tercer puesto en Liga y al ascenso directo a Primera División ante la desbordable alegría de sus seguidores. Con el equipo en la máxima categoría, el C.D. Numancia de Soria emprende la construcción de un nuevo feudo con el cual poder recibir a sus adversarios dado que el Campo de Los Pajaritos, a pesar de haber sido ampliado recientemente, no cumple del todo con los requisitos para albergar a una entidad instalada en la élite. El 14 de enero de 1999 y tras unos meses en obras, ve la luz en tiempo récord el Nuevo Estadio Los Pajaritos, con capacidad para más de nueve mil personas. El partido de inauguración enfrentó al club soriano con el Real Zaragoza, con resultado final de 1-3 para los maños y siendo Castaño el primer numantino en anotar en la historia del nuevo estadio. Ante la sorpresa de muchos, el estreno en Primera División de la campaña 99/00 es brillante, pues finaliza decimoséptimo convirtiendo Los Pajaritos en un fortín. Andoni Goikoetxea es su preparador y en el equipo destacan: Rubén Navarro, Pacheta, Barbu, Nagore, “Chispa” Delgado y Octavio.

2000 – 2010

En su segunda temporada en la élite, 00/01, el club soriano no puede resistir el embite de sus adversarios con un equipo muy modesto y desde mitad de la campaña ocupa los puestos rezagados, adueñándose del farolillo rojo bien pronto. Pese a todo, el conjunto da la cara y ofrece batalla en todos sus encuentros. En el descenso a Segunda División a punto esta de atragantársele la temporada 01/02, pues desde el principio no supera la zona media baja de la tabla, temiéndose el descenso. Rosu, Cuellar y la mano del técnico Manu Sarabia hacen el milagro. Los problemas económicos afloran en la entidad rojilla y se marca el objetivo de la permanencia, disputando una temporada 02/03 casi idéntica a la anterior. Unai Expósito, Marini, Kome, Pacheta, Cuéllar y Ojeda destacan en esta campaña dirigidos por Máximo Hernández en el tramo final. La temporada 03/04 supone un nuevo hito en el club soriano, pues se alcanza por segunda vez en pocos años la Primera División. Un fuerte sprint final unido a una gran solidez en casa, junto a la mano del técnico Quique Hernández, hacen que sea tercero con futbolistas como: Pulido, Pineda, Miguel Pérez, Jaime Molina y Juan Carlos Moreno.

La tercera estancia en Primera División se salda con un descenso, dado que en la temporada 04/05 con un presupuesto muy limitado y una plantilla luchadora pero muy ajustada, a poco se puede optar. Es colista durante casi todo el campeonato y tan sólo el Albacete Balompié estaá por debajo en la tabla. Tarantino, Juanlu, Tevenet, Palacios y Pignol son sus jugadores más aventajados, siendo Máximo Hernández el preparador más longevo que ocupa el banquillo tras sustituir a Francisco.

En la campaña 05/06 son octavos en el campeonato con una plantilla muy renovada y tras una primera vuelta bastante complicada. En la segunda parte van de menos a más y consiguen revitalizarse. En la siguiente temporada, 06/07, son de nuevo octavos con un equipo que parece indicar una recuperación deportiva en la entidad soriana, destacando jugadores como: Juan Pablo, Palacios, Nagore, Bolo y Kenji Fukuda. En el verano de 2007 se incorpora a la entidad el técnico Gonzalo Arconada, continuando en la presidencia el incansable Francisco Rubio, mimbres a los cuales se unen algunos jugadores poco reconocidos que finalmente le proporcionan el Campeonato de Liga y el tercer ascenso a Primera División en diez años. Esta nueva gesta del conjunto soriano no se verá refrendada en una cómoda estancia entre los grandes, pues en la campaña 08/09 pese al esfuerzo realizado y la voluntad depuesta, se ocupan puestos de descenso durante casi todo el torneo, siendo de nuevo ineludible la pérdida de categoría al ser decimonoveno clasificado.

Con todo, cabe ensalzar la humildad del cuadro soriano y el buen hacer de su directiva, capaz de enfrentarse con éxito evidente a rivales de más tradición y mayor presupuesto dentro del fútbol profesional, además de ser referencia para el resto de sociedades por su buena labor administrativa y económica, basado en un excelente modelo de gestión y de inversión en su cantera en la que presenta superávit por quinto año consecutivo en sus cuentas. Deportivamente, la campaña 09/10 bajo la tutela de Gonzalo Arconada sigue la trayectoria de las últimas ediciones en las que el club soriano cumple honradamente su cometido, quedando en un meritorio octavo puesto y mostrando sus armas a lo largo del campeonato en el que de vez en cuando asoma la cabeza en los primeros puestos, decayendo sus opciones en el último tramo de Liga en el que sus rivales se muestran firmes y se escapan siendo inalcanzables.

2010 – 2020

La campaña 10/11 la inicia con la ilusión de alcanzar al menos una de las plazas de Promoción, pero de forma temprana se observa que es un objetivo muy complicado y que su papel va a ser otro más alejado de los puestos de cabeza, conformándose con un décimo puesto que tampoco es  de desmerecer. En la edición 11/12 los sorianos cumplen a la perfección con su papel y se mantienen alejados tanto del descenso como de la Promoción, terminando en un tranquilo pero meritorio décimo puesto como en la sesión precedente.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • 90 años de fútbol en Soria. Carmelo Pérez Fernández de Velasco (1989).
  • Medio siglo de historia rojilla: 50 aniversario C.D. Numancia. Luis Martínez Mínguez. Diputación Provincial de Soria (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.diariodesoria.com Diario.
  • www.cdnumancia.com (Web oficial).

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Osasuna

 

OSASUNA

 

PLANTILLA 2017-2018:

plantilla club atletico osasuna 2017-2018

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Atlético Osasuna
  • Ciudad: Pamplona / Iruña
  • Provincia: Navarra / Nafarroa
  • Comunidad Autónoma: Comunidad Foral de Navarra / Nafarroako Foru Komunitatea
  • Fecha de constitución: mayo de 1919
  • Fecha de federación: 17 de noviembre de 1920

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sportiva Foot-ball Club (1919-1920)
  • Club Atlético Osasuna (1920-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

4 Ligas de Segunda División:

  • 1934/35
  • 1952/53
  • 1955/56
  • 1960/61

7 Ligas de Tercera División:

  • 1931/32
  • 1947/48
  • 1948/49
  • 1968/69
  • 1971/72
  • 1974/75
  • 1976/77

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de El Sadar
  • Año de inauguración: 1967
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de El Sadar (1967-2005)
  • Estadio Reyno de Navarra (2005-2013)
  • Estadio de El Sadar (2013-)
  • Capacidad: 19.800 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Ensanche (1919-1921)
  • Campo del Hipódromo (1921-1922)
  • Campo de San Juan (1922-1967)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Club Atletico Osasuna

ESCUDOS:

escudos Club Atletico Osasuna

UNIFORMES:

uniformes CA Osasuna

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en el norte peninsular y cercana a los Pirineos, la ciudad de Pamplona es la capital de Navarra y una de las localidades que tradicionalmente más jugadores ha aportado a los distintos clubs de nuestro país.

Contando con varios frontones y trinquetes a finales del siglo XIX, el fútbol apareció en Iruña en el año 1900 gracias al empuje de un estudiante de origen bilbaíno apellidado Emparán, persona que compartió la enseñanza de este deporte entre sus compañeros de bachillerato practicando sus primeros encuentros en el coso taurino ante la ausencia de un terreno de juego más apropiado. Más tarde el Colegio Lecaroz reemplazó en protagonismo al joven estudiante y poco a poco se fueron conquistando adeptos de entre la juventud pamplonica, aunque su introducción, como en otros tantos lugares, no fue sencilla por una serie de condicionantes en contra como era la adquisición de botas, uniformes, incluso terrenos de juego. Pese a todo, los aledaños de la Media Luna y la Vuelta al Castillo eran los lugares preferidos para jugar y todos los jueves y domingos se solía ver a centenares de chiquillos corretear tras el balón.

La afición crecía pero sin estar organizada como en otras capitales vecinas, siendo hacia 1909 cuando surge la primera sociedad jerarquizada y estructurada: el Pamplona F.C., entidad que con el tiempo cobra fama dentro de la región teniendo el honor de ser uno de los diez miembros fundadores de la F.E. de C.F. el 14 de octubre de 1909, e interviene en numerosos encuentros amistosos frente a clubs vascos mayoritariamente, hasta su desaparición en la década de los años diez. Hacia 1915 un grupo de amigos forma el Punching F.C., sociedad que dentro de sus posibilidades llega incluso a cerrar con tablas un terreno para el desarrollo del juego, surgiendo paralelamente otras entidades como el Amaya y el Lagun Artea a las cuales se les une el Racing Club, quien viste camisa azul con pantalón negro.

A finales de década Pamplona ya ha tomado el ritmo al fútbol y los distintos clubs locales se enfrentan entre ellos o frente a clubs de su entorno geográfico, asentándose un deporte que está empezando a adquirir un gran reconocimiento a nivel nacional. A los mencionados anteriormente se suman otros como el Rayo, el Iruña F.C., la S.D. La Lucha o la Deportiva, conjunto con afinidad jaimista -carlista-.

HISTORIA DEL CLUB:

1919 – 1920

A finales de mayo de 1919 unos cuantos aficionados crean una nueva sociedad con fines puramente futbolísticos que denominan Sportiva Foot-ball Club, resultando electos Augusto Vizcarra como presidente y Felipe Esparza como vicepresidente además de adoptar como colores el blanco para la camisa y el negro para el pantalón. La Sportiva F.C. se haya bastante politizada y entre sus filas existen miembros con distinta ideología predominando la tendencia filovasca, de carácter nacionalista, pero también otros con ideales republicanos que años después ocuparán puestos claves con el cambio de régimen.

Las discrepancias políticas entre estos jóvenes hacen que antes de septiembre de 1919 un pequeño grupo liderado precisamente por Vizcarra y Esparza se escinda y emprenda una aventura por separado que recibe el nombre de New Club, aunque sin estructura organizativa y sin llegar en momento alguno a constituirse en sociedad, permaneciendo en este estado durante cerca de un año.

1920 – 1930

A mediados de octubre de 1920 las distancias entre ambos se acortan a pasos agigantados y desde el Café Kutz se entablan conversaciones donde todos reconocen que son más los detalles que los acercan que los que les separan, acordándose de mutuo acuerdo el regreso de Vizcarra, Esparza, Rasero y otros deportistas a la Sportiva F.C. y el cese de cualquier iniciativa para constituir al equipo New Club -por entonces un proyecto del cual se le desconoce disputa de encuentro alguno-, en sociedad con directiva y estatutos propios.

El domingo 17 de octubre la Sportiva F.C. se enfrenta a una selección militar, celebrándose el martes 19 una junta donde se decide el futuro de la institución y la aceptación por parte de los socios asistentes de los ex-miembros con su gran condicionante: no politizar el club. Tras el compromiso adquirido que se fundamenta en dos grandes sacrificios: no politizar el club por parte de los sportivos, apreciación recogida en el artículo 15; y no constituir el New Club por parte de los escindidos, el domingo 24 de octubre se celebra una junta extraordinaria donde se decide redactar nuevos estatutos y cambiar el nombre del club pamplonés a Osasuna, -Osasuna significa en euskera Salud-, en correspondencia entre otras alternativas a una idea aportada por el socio Benjamín Alduain.

La idea que impera entre sus asociados es que el Osasuna sea el principal club de la ciudad y de Navarra, eligiéndose a Eduardo Aizpún Andueza como presidente, mientras los colores a emplear a partir del momento serán el granate de la bandera histórica para la camisa y el azul para el pantalón. El 15 de noviembre son firmados los nuevos estatutos tras ser consensuados, quedando el cambio de nombre reflejado en un acta el 25 de noviembre mientras que su aprobación definitiva es certificada en el Gobierno Civil a principios de diciembre.

Los pamploneses, deseosos de competir a nivel federado frente a otras sociedades, optan por inscribirse en la Federación Guipuzcoana ante la ausencia de una navarra que les proporcione cobijo, empleando como denominación titular la de Club Atlético Osasuna, aunque en algunos sellos y documentación oficial del club figura el orden inverso, Osasuna Club Atlético, permutación de sustantivos que desaparece casi de inmediato.

Desde el Campo del Ensanche -luego pasará al Hipódromo-, el C. At. Osasuna se estrena durante la temporada 20/21 compitiendo dentro del distrito navarro de Segunda Categoría, llegando a una Final que se disputa en su feudo y que pierde ante el C.D. Lutxana de San Sebastián por 1-2. En la campaña 21/22 compite en Primera Categoría Grupo B, finalizando tercero tras C.D. Esperanza de San Sebastián y Sportivo Tolosano. El 21 de mayo de 1922 inaugura el Campo de San Juan en encuentro frente al Arenas Club de Getxo, imponiéndose por 2-0, regresando al regional donde en la edición 22/23 es cuarto, mientras en la 23/24 resulta Campeón de su grupo, accediendo a una Final donde logra superar a Avión Club y C.D. Lutxana, ambos donostiarras, consiguiendo el ascenso a la máxima categoría regional.

En la temporada 24/25 se estrena al fin el Primera Categoría Grupo A siendo tercero en un torneo que se adjudica la Real Sociedad de Fútbol, mientras en la siguiente 25/26 repite puesto, en esta ocasión yendo el título a manos del Real Unión Club. Durante estos años el conjunto osasunista es superado constantemente por los dos grandes guipuzcoanos, teniéndose que conformar año tras año con el tercer puesto como sucede también en las sesiones 26/27 y 27/28.

Durante los años veinte, mantendrá una fuerte rivalidad con el C.D. Pamplonés, una sociedad creada en 1923 con amplias miras deportivas que no prosperará y acabará desapareciendo al cabo de un tiempo. En sus primeros años, el club rojillo se codea con clubs de potencial de la región, principalmente de la capital donostiarra y destacando sobre el resto de clubs de la ciudad de Iruña, tales como: el mencionado C.D. Pamplonés, el Navarra F.C., el Club Atlético Aurora que viste camisa rojiblanca con pantalón negro, el Lagun Artea, Sociedad La Navarra, la S.D. La Lucha (del barrio de Rochapea), C.D. Basconia, el Danak-Bat, la Unión Sportiva de Pamplona o el C.D. Indarra, que viste camisa azulgrana con pantalón negro.

El 21 de mayo de 1928 queda constituida la Federación Navarra, una vieja aspiración de los conjuntos de aquel territorio histórico, iniciándose el primer campeonato el 7 de octubre de ese año con el triunfo final de los osasunistas que preceden con gran distancia a Club Atlético Aurora de Pamplona, Izarra Beti Aurrera de Estella y C.D. Indarra, también pamplonés.

Paralelamente a este campeonato, ese mismo año 1928 el Club Atlético Osasuna debido a su escaso currículum y ante la falta de un historial contundente (pues era bastante reciente su creación), es invitado a participar en el Grupo B de Segunda División, es decir, la tercera categoría de la RFEF por entonces, quedando séptimo y fuera del ascenso a la categoría de plata. En la temporada 29/30 el Regional de Navarra no se disputa y el C. At. Osasuna compite en el Regional de Guipúzcoa siendo tercero tras los dos grandes, mientras que en la edición de esa temporada de Tercera División, pese a ser contemplada su participación por la RFEF, los navarros rehúyen de competir al ser incluido junto a clubs guipuzcoanos y navarros de poca entidad, algo que preocupa en demasía a la directiva quien teme recaudaciones exiguas que dañen sus intereses.

1930 – 1940

Ante tal decisión federativa, el C. At. Osasuna declinó participar en tal competición, cosa que sí que hizo en las dos siguientes campañas, 30/31 y 31/32 en Tercera División. Esta última edición fue un notable éxito y el club rojillo pudo ascender a Segunda División tras ser Campeón de su grupo y derrotar al C.D. Nacional de Madrid en la Final. Tras este merecido ascenso, empieza a experimentar un crecimiento social y deportivo que se ve reflejado en la clasificación y que le llevan a proclamarse Campeón en la temporada 34/35, consiguiendo el ascenso a la división de honor estatal. El debut en Primera División de la temporada 35/36 no es muy positivo y la entidad navarra queda duodécima y última, con tal solo siete victorias y quince derrotas en su haber. Este puesto ocasiona la pérdida de categoría, traspiés al que se le une la Guerra Civil y durante los tres años siguientes la ciudad carece de fútbol.

Concluido el episodio bélico, para la temporada 39/40 queda una plaza libre en Primera División ante la renuncia del Oviedo F.C. por no disponer de campo en condiciones de competir. Este contratiempo insalvable supone que opten a ella el denominado en ese momento Athletic-Aviación Club y el C. At. Osasuna, los dos últimos descendidos en la campaña 35/36. La Federación Española decide que se la jueguen ambos a partido único y la sede elegida es Valencia. El resultado producido es de 1-3 favorable al club madrileño, con lo cual son estos quienes se adjudican la plaza en perjuicio de los pamploneses. El club navarro, pese a contar con una buena plantilla, es subcampeón en la temporada 39/40 y no consigue entrar en la Fase Final.

En lo que respecta a los Campeonatos Regionales, las Federaciones de Guipúzcoa y Navarra mancomunan la Primera Categoría durante las campañas 30/31 y 31/32, resultando los pamploneses cuartos en ambas ediciones, mientras que en las temporadas 32/33 y 33/34 la mancomunidad afecta a Navarra, Guipúzcoa y Aragón, siendo tercero en la primera de ellas y cuarto en la última. En la edición 34/35 se cambia la estructura geográfica y la mancomunidad es compartida entre las Federaciones Guipuzcoana, Navarra y Vizcaína, resultando el C.At. Osasuna subcampeón tras el Athletic Club empatado a puntos, pasando en la campaña 35/36 y dentro de la misma configuración a ser quinto.

Aparte del C.At. Osasuna, la ciudad de Pamplona cuenta durante los primeros años de la década con otras sociedades que alcanzan cierta importancia, en especial el Club Atlético Aurora, una entidad que llega a jugar varias temporadas en Tercera División y en realidad es el segundo club en importancia, además de algunas menos conocidas como el Unión Club Pamplonés que viste camisa blanquiazul con pantalón negro, la Gimnástica Navarra, que viste todo de negro, el Celti F.C., con camisa gualdinegra y pantalón negro, el Dana Zuri, quien viste todo de blanco, el C.D. Rochapea que viste camisa rojiblanca con pantalón azul, o el Magdalena F.C., que lo hace con camisa gualdinegra y pantalón negro. Con la llegada de la II República surgirán nuevos clubs como el Rochapeano F.C., el Deportivo Amaya, el Minerva F.C., el Junior, el Irrintzi, el Rapid F.C., el Betis F.C. o el Deportivo Juventud Calasancia.

1940 – 1950

Acto seguido, comienza la década de los cuarenta con varios intentos de volver a la categoría máxima pero no lo consigue, y en la temporada 43/44, con las arcas vacías tras el esfuerzo, acaba descendiendo a Tercera División en medio de una gran crisis económica. El club rojillo tiene que desprenderse de sus estrellas, los socios disminuyen e inicia un calvario en Tercera División de la que le cuesta salir cinco años, tras disputar varias Fases Finales en las que no obtiene éxito. Por fin, con el campeonato 48/49 llega el ansiado y perseguido ascenso a Segunda División de rebote, gracias a la ampliación a dos grupos que sufre la categoría. Así, la temporada 49/50 la disputa en la categoría de plata siendo séptimo a pesar de sus deudas económicas.

1950 – 1960

La entidad poco a poco se afianza en la categoría y emprende, asentada ya económicamente, el abordaje de la Primera División, categoría que alcanza al término de la campaña 52/53 cuando se proclama Campeón de su grupo de la mano del entrenador Tomás Arnanz. Sin embargo, el paso por Primera División durante la temporada 53/54 es efímero y el club finaliza decimotercero descendiendo. La ilusión y ganas de retornar a la división de honor, hacen que se apueste fuerte y fructifique tal deseo en la temporada 55/56 con Baltasar Albéniz en el banquillo y la consecución del primer puesto en Liga. El retorno a Primera División es en esta ocasión más placentero y longevo que el anterior, y el club pamplonica parece asentarse cómodamente. En la campaña 57/58 realiza un magnífico campeonato que le aúpa al quinto puesto, uno de sus grandes logros históricos. Sin embargo, tras cuatro temporadas entre los grandes, acaba descendiendo a Segunda División al término de la campaña 59/60, cerrando su ciclo.

1960 – 1970

En la temporada 60/61 cuenta con un gran grupo de jugadores en su plantilla y arrasan en la competición, siendo primeros con solo cinco derrotas y veintiuna victorias. Jugadores como Zoco y Félix Ruiz, dos de los más destacados, son traspasados al Real Madrid C.F.. Pese a ello, el C. At. Osasuna consigue disputar dos temporadas consecutivas, 61/62 y 62/63, en Primera División. Tras este descenso que entristece a su gran afición, nada hace pensar que durante muchos años andarán alejados de la élite y pasarán nada más y nada menos que casi veinte años hasta recuperar la categoría.

El C. At. Osasuna después del descenso, no goza de buena salud deportiva y económica, y sus participaciones en el campeonato de Segunda División sufren constantes altibajos culminando con el descenso a Tercera División de la campaña 66/67. El emblemático Campo de San Juan es vendido el 9 abril de 1966 por 40 millones de pesetas a la Sociedad Navarra S.A., sirviendo para saldar deudas y aliviar la dificultosa situación económica de la entidad rojilla. A este terreno le sustituye el nuevo Estadio de El Sadar, un campo moderno y cómodo con un aforo para 25.000 espectadores, aunque paradigmáticamente el club está a punto de entrar en Tercera División. La inauguración del nuevo terreno de juego se realizó el 2 de septiembre de 1967 con un partido entre Real Zaragoza C.D. y Vitória Futebol Clube de Setúbal, encuentro que finalizó con empate 1-1. El dia 3 de septiembre, los rojillos disputan otro encuentro frente a los portugueses, venciendo por 3-0.

Zabalza es traspasado al C.F. Barcelona. El descenso es inevitable y la temporada 68/69 la pasa en esta categoría alejado de competir con clubs de más prestigio. Tras tocar fondo, se conquista el campeonato y con una buena plantilla se asciende inmediatamente a Segunda División, pero no recuperado del todo, su paso por esta será efímero al finalizar decimoquinto y tener que disputar una eliminatoria de permanencia frente al Hércules C.F. que no logra superar: derrota por 4-0 en Alicante y 1-0 en casa.

1970 – 1980

La década de los años setenta es un continuo viaje de ida y vuelta entre Segunda División y Tercera División. Llega a la presidencia Fermín Ezcurra, con quien se conseguirán grandes éxitos en el futuro. En la categoría de bronce consigue hasta tres Campeonatos de Liga que le proporcionan ascensos directos, pero lamentablemente cada vez que asciende a Segunda División pierde rápidamente la categoría. Es solo al final de la década cuando consigue cierta estabilidad deportiva y fundamentalmente económica que le permiten aguantar, aunque con apuros, en Segunda División. En la temporada 79/80, contra todo pronóstico, finaliza tercero y consigue ascender a Primera División ante la alegría y estupor de sus aficionados después de tantos años de ausencia en la élite del fútbol español.

1980 – 1990

La década de los ochenta la pasa completa en Primera División. En sus primeros años, de la mano de Pepe Alzate, basa su supervivencia en hacer de el Campo de El Sadar un verdadero fortín. En la temporada 82/83 se inauguran las instalaciones de Tajonar, sede de la cantera pamplonesa que tantos buenos jugadores dará en los años venideros. Después de unas campañas de asentamiento entre los grandes, en la temporada 84/85 se es sexto en liga y se consigue entrar en la Copa de la UEFA, éxito sin precedentes en la historia de la entidad. De este modo, debuta en la 85/86 en Europa eliminando al Rangers F.C. escocés: derrota por 1-0 en la ida y victoria por 2-0 en El Sadar. En la segunda eliminatoria cae ante el K.S.V. Waregem belga: 2-0 en la ida y victoria insuficiente en casa por 2-1.

En la Liga no se obtienen buenos resultados y se es decimocuarto. En la temporada 86/87 acaba decimosexto y participa en el fracaso del Play-off, un sistema competitivo que no cuenta con el apoyo del aficionado y que causa poco interés. Esa campaña, con el nuevo sistema, existen dos plazas para seguir en Primera División y una para el descenso: Cádiz C.F., Real Racing Club de Santander y C. At. Osasuna se las juegan entre sí saliendo perdedor el Real Racing Club quien consigue peores guarismos. Desde aquí al final de la década, el C. At. Osasuna resuelve su participación en Primera División sin apenas problemas, destacando el quinto puesto obtenido de la campaña 87/88.

1990 – 2000

Los años noventa los inaugura con un magnífico cuarto puesto en liga que les conduce nuevamente a Europa. En esta competición, ya dentro de la campaña 91/92, el club rojillo hace un gran papel y elimina a F.K. Slavija de Sofia: derrota por 1-0 en la ida y victoria por 4-0 en casa; elimina al VfB Stuttgart: empate a cero en El Sadar y victoria por 2-3 en tierras alemanas; y sufre la eliminación frente al todopoderoso A.F.C. Ajax de Ámsterdam: 0-1 en casa y nueva derrota en Holanda por idéntico resultado. La plantilla empieza un proceso de cambios y lamentablemente se desciende a Segunda División al término de la temporada 93/94.

Pese a todo, cabe resaltar que el C. At. Osasuna es una de las cuatro entidades en el país junto a Real Madrid C.F., F.C. Barcelona y Athletic Club de Bilbao que no se transforman en Sociedad Anónima Deportiva el año 1992 con la proclama de la nueva Ley del Deporte, gracias sobre todo a su excelente gestión y a la ausencia de deudas en esa fecha, siendo modélico en ese sentido. La estancia en esta categoría dura más de lo esperado y seis son las temporadas en las que de forma consecutiva se permanece en ella. Con todo, la crisis deportiva no parece tener fin y cabe destacar la triste campaña 96/97 en la que se finaliza decimosexto y a punto se esta de bajar a Segunda División B. Cuatro victorias y un empate en el último suspiro evitan el desastre. Todo este proceso de infortunios tiene su fin culminando exitosamente con el ascenso a Primera División al término de la campaña 99/00, tras ser subcampeón y ante su afición en el último encuentro disputado frente al Real Club Recreativo de Huelva en casa.

2000 – 2010

Desde entonces, el club rojillo permanece en Primera División con los obligados altibajos clasificatorios, destacando la temporada 01/02 en la que casi desciende y la magnífica campaña 05/06 en la que es cuarto y consigue entrar en la Fase Previa de la Champions League, logro sin precedentes y que habla muy bien de la dirección del conjunto navarro. El club pamplonés entra en la tercera ronda de clasificación, midiendose al Hamburger S.V. alemán, con empate 0-0 en la ciudad teutona y cosechando un nuevo empate en la vuelta con resultado 1-1 a favor de los germanos, siendo insuficiente el gol de Cuéllar. Terminado el sueño de disputar por primera vez la Champions League, el cuadro rojillo es incluido en la UEFA Cup, superando al conjunto otomano Trabzonspor Kulübü en primera ronda. En la fase de grupos es segundo por detrás de Parma F.C. y superando en la tabla a Racing Club de Lens, S.C. Heerenveen y Odense B.K.  En dieciseisavos consigue superar al francés F.C. Girondins de Bordeaux al empatar 0-0 en la ida y ganar 1-0 en Pamplona con gol de Nekounam. En octavos supera al escocés Rangers F.C., 1-1 en Glasgow y victoria ajustada por 1-0 en casa, siendo esta vez Webó el héroe de los rojillos. En cuartos de Final derrotan al poderoso T.S.V. Bayer 04 Leverkusen, con un resultado global muy holgado: 0-3 en la ciudad de los leones y 1-0 en Pamplona. Sin embargo, los futuros campeones serán los verdugos de los rojillos, puesto que estos son eliminados en Semifinales por el Sevilla F.C., ganando 1-0 en el Reyno de Navarra con gol de Soldado y perdiendo en la ciudad hispalense por 2-0.

El 22 de diciembre de 2005 el Parlamento Foral aprueba otorgar 4,5 millones de euros al club por el cambio de nombre durante los tres años siguientes del Estadio de El Sadar, recinto que pasa a llamarse oficialmente desde el 26 de diciembre Estadio Reyno de Navarra, iniciándose tal permuta con un partido entre las selecciones de Navarra y China.

En lo deportivo, capítulo aparte merece la disputa de la Final de la Copa del Rey el 11 de junio de 2005 en Madrid frente al Real Betis Balompié, final que se pierde en la prórroga por 1-2 tras haber concluido el encuentro con empate a uno. Oliveira y Dani marcan por los béticos mientras que Aloisi lo hace por los pamploneses, conservándose dicho partido en la memoria de todos los pamploneses a pesar de lo adverso del resultado. En las ediciones siguientes el Club Atlético Osasuna pierde fuelle en el Campeonato de Liga y con Cuco Ziganda se lucha encorajinadamente por evitar el descenso ocupándose puestos rezagados en la tabla clasificatoria. Excesivamente dura es la campaña 08/09 en la que Ziganda es sustituido por José Antonio Camacho y en la que la amenaza de la pérdida de categoría es más patente que nunca, llegando esta en la últimas jornadas. En la edición 09/10, Camacho impone su impronta y la entidad navarra convierte su estadio en un fortín, consiguiendo un tranquilizante duodécimo puesto además de no sufrir apenas a lo largo del torneo.

2010 – 2020

En la temporada 10/11 Camacho abandona el banquillo tras encadenar una serie de resultados negativos y cuando se temía lo peor, resultando positiva tal decisión al recuperar los navarros parte de su crédito y, con un poco de fortuna, alcanzar una novena plaza muy engañosa en relación a todo lo sucedido durante el torneo. La edición 11/12 es notable y los pamploneses con José Luís Mendilíbar en el banquillo consiguen un meritorio séptimo puesto con el cual no contaban a priori, convirtiendo el Reino de Navarra en un fortín donde acaparan muchos puntos frente a sus rivales, éxito que no repiten en la edición siguiente 12/13 cuando pierden muchos puntos como visitantes y en casa no muestran la fortaleza de la campaña anterior, pasando numerosos problemas para conservar la categoría y teniéndose que conformar con una discreta decimosexta plaza que es conseguida a base de luchar en un sprint final donde cada encuentro y cada punto es un balón de oxígeno.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2013

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • C.A. Osasuna. Jesús Riaño. Universo Editorial (1990).
  • Historia del C.A. Osasuna y del deporte navarro. José María Echaniz Aguirrezabalaga. Ed. Haranburu, (1981).
  • Historia y estadística del fútbol español.Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Archivo privado de Jesús Pérez Sesma.
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

fin

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Lanzarote

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Lanzarote
  • Ciudad: Arrecife de Lanzarote (Lanzarote)
  • Provincia: Las Palmas
  • Comunidad Autónoma: Islas Canarias
  • Fecha de constitución: julio de 1970
  • Fecha de federación: 29 de julio de 1970

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Lanzarote (1970-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2003/04

2 Ligas de Tercera División:

  • 2000/01
  • 2010/11

 

ESTADIO:

  • Nombre: Ciudad Deportiva Lanzarote
  • Año de inauguración: 1968
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Avendaño Porrúa (1968-1986)
  • Ciudad Deportiva Lanzarote (1986-)
  • Capacidad: 7.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Ciudad Deportiva Lanzarote (1970-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos UD Lanzarote

UNIFORMES:

uniformes UD Lanzarote

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Se tiene constancia que la primera práctica del fútbol conocida se remonta al 21 de mayo de 1903, en el que se juega un encuentro entre la tripulación del buque sueco Saga, uno de los tantos que estaban de paso por la isla. Sin embargo, serán los hermanos Molina Orosa, Antonio y Manuel, los pioneros en introducir en 1910 la práctica del fútbol entre jóvenes locales en la isla de Lanzarote, tras su estancia en Inglaterra por motivos de estudios a los cuales envía su padre, un importante comerciante afincado en Arrecife. Así pues, organizan varios encuentros entre sus amistades, formando dos equipos según su indumentaria: Los Blancos y Los Negros. Tras este primer ensayo, se crea el primer club de fútbol de manera oficial en la isla: el Club de Gimnasia y Recreo de la Sociedad Democracia de Arrecife. Tan pronto regresan los hermanos Molina a las islas británicas para continuar con sus estudios, este singular deporte deja de practicarse de forma continuada.

La afición vuelve a resurgir en 1916 contagiada del auge que experimenta el fútbol isleño con el intento de crear una Federación propia y por los vibrantes encuentros en la isla vecina de Gran Canaria con motivo del Campeonato Regional frente a rivales de la isla de Tenerife. Sin embargo este bullicio pronto decae tras el periodo de crisis que sufre el fútbol canario entre 1917 y 1922, comenzando a resurgir más tarde por encima de otros deportes como la oriunda lucha canaria, el cricket ó el balonmano, practicados desde mucho tiempo antes.

Será por fin el año 1924 cuando aparecen varios clubs en la isla localizados en Arrecife, casos del C.D. Arrecife ó el C.D. Lanzarote, los cuales se enfrentan al recién creado rival de la vecina localidad de Teguise, el C.D. Guanapay. El 26 de julio de 1925 se inaugura en Arrecife el Campo de Fútbol Atlántico, también denominado Campo Salinas, con la disputa de un partido entre el local C.D. Arrecife y el vecino C.D. Guanapay, llegando en agosto el renombrado y laureado club de Las Palmas, Real Club Victoria, para realizar un par de encuentros frente a equipos locales saldados por sendas victorias de los blanquinegros por 0-4 y 0-2 los cuales crean gran expectación entre las gentes de la isla al ser la primera visita de un club de la capital. El 22 de septiembre de 1925 se federa el C.D. Arrecife siendo el primero de la isla en hacerlo, pero debido a la falta de medios estos clubs acabarán desapareciendo del panorama futbolístico.

En 1930 surgen los equipos del Fénix (sufragado por la Sociedad Democracia), el C.D. Culantrillo (sufragado por la Sociedad de Cultura Culantrillo) y el vecino C.D. Teguise. Estos tres clubs disputaban una competición de carácter local, recibiendo un trofeo donado por el sastre Don Francisco Fábregas. Así mismo, este año se lleva a cabo el acondicionamiento del terreno de juego con porterías del Campo de Fútbol de La Vega. El 26 y 28 de agosto de 1932 llega a la isla el Racing Club de Las Palmas jugando tres encuentros frente a una reforzada selección de jugadores de Arrecife, venciendo los visitantes por 1-4, 0-5 y 1-11, disolviéndose ambos clubs en 1934.

En 1935 toman el relevo nuevas sociedades como el Gimnástico F.C., el nuevo C.D. Lanzarote y el C.D. Titerroy-Gatra, formándose con jugadores de los recién desaparecidos apenas un año antes y disputando encuentros amistosos hasta que en 1936 se interrumpe toda actividad deportiva por la Guerra Civil. Durante la contienda se disputan encuentros frente a equipos militares, tal es el caso de la visita en 1937 del barco alemán Scheleswig Holstein cuya tripulación vence 0-11 a una selección formada por jugadores locales. Los clubs de la isla existentes en estas fechas estaban formados por militares destinados en Lanzarote, algunos procedentes de Primera y Segunda División, creándose los equipos de Artillería e Infantería, Transmisiones de Haría ó Jameos, los cuales se enfrentaban a los supervivientes C.D. Arrecife y C.D. Teguise.

Con el fin de la guerra, se inaugura el 1 de marzo de 1942 el Estadio Olímpico de Lanzarote situado en los terrenos de Las Salinas con una capacidad para cinco mil espectadores con un encuentro entre el C.D. Teguise y el Caimanes del Jameo 133, venciendo los de La Villa por 1-0. Su construcción se debió a las actuaciones del teniente Juan Villalón Bomloriz, Don Narciso Fábregas y Don José Perdomo Espinola. En los meses de marzo y agosto se recibe la visita del prestigioso equipo tinerfeño C.D. Price, de los hermanos Roig.

Hasta 1943 los clubs eran de corte militar entre los que se encontraban el C.D. Avión, el Batallón Leones del 33, el mencionado Caimanes del Jameo 133, el C.D. Guanche, el Infantería C.F. ó el C.D. Tigres de Artillería. Tras la marcha de los militares a sus lugares de origen el fútbol local entra en crisis hasta que en 1944 se crea la Liga local con equipos como el Osborne, el de Educación y Descanso, el Marino y el C.D. Torrelavega. El 8 de noviembre se constituye legalmente la Sociedad de Cultura, Recreo y Deportes Torrelavega de Arrecife, con Nicolás Martín Cabrera como presidente, desapareciendo en 1945 el Osborne y creándose el nuevo C.D. Lanzarote. En octubre de 1946 llega a la isla el equipo campeón de clubs adheridos de Las Palmas de Gran Canaria, el C.D. Imperio, perdiendo 6-4 frente a un combinado local y sacando un empate a cuatro frente al C.D. Arrecife. Llegados a noviembre hay que destacar el desplazamiento del C.D. Lanzarote a Fuerteventura para enfrentarse al Batallón nº 30 y al C.D. Herbania, empatando en los dos encuentros.

La disputa de la Liga local llega hasta 1950, año en que una nueva crisis de carácter federativo paraliza las competiciones y en la que surgen otros clubs como el C.D. Juventud, el Puntilla ó el U.D. Máguez de Haría en 1952, año en el cual Don Narciso Fábregas se convierte en Presidente de la Federación de Fútbol. Tras retomar la competición en 1959 el C.D. Arrecife, el Puntilla y el C.D. Juventud sufren un periodo de inactividad obligado por las fuertes inundaciones que sufre el Estadio Olímpico. Don Agustín Hernández intenta organizar a mediados de 1959 un campeonato con el C.D. Torrelavega, el Estudiantes, C.D. Lanzarote y el C.D. Lomo como participantes, torneo que finalmente no prospera. De entre la multitud de clubs que participaban en torneos locales o insulares cabe destacar de entre todos al C.D. Juventud en los años cincuenta. Precisamente en esa década nacía otra entidad, el C.D. Orientación Marítima, una sociedad fundada en el año 1954 que empezó compitiendo en los torneos del Frente de Juventudes y que con el paso del tiempo iría deportivamente a más hasta alcanzar la Segunda División B.

Surgen en la isla alrededor del año 1960 nuevos clubs como el San Fernando ó el Carmen los cuales pasarán a integrarse más tarde en el C.D. Torrelavega y el C.D. Lanzarote respectivamente. En 1964 la isla de Lanzarote recibe la visita de Don Antonio Avendaño Porrúa, Gobernador Civil de Las Palmas, el cual decide ubicar un nuevo terreno de juego en Arrecife que reuna las condiciones óptimas para la práctica del fútbol siendo financiado por Don José Antonio Elola Olaso, Delegado de Educación Física y Deportes, el cual subvenciona la mitad de la obra del nuevo estadio. Finalmente será 1968 el año de inauguración del Estadio Avendaño Porrúa, nombre puesto en honor de su principal impulsor.

HISTORIA DEL CLUB:

1970 – 1980

A finales de los años sesenta el fútbol empezaba a ser importante en la isla, al igual que el turismo, pero no se contaba con ningún equipo importante a nivel nacional. Es por ello que de entre las fuerzas locales de toda la isla de Lanzarote surge la idea de formar un club potente que les represente principalmente ante el resto del archipiélago y luego en todo el estado español, pues si bien cada localidad no lo puede hacer por sí misma, al menos de forma conjunta sí se está en disposición de llevarlo a cabo. Nace pues en julio de 1970 la Unión Deportiva Lanzarote, gracias al acuerdo alcanzado un mes antes por distintos clubs como el C.D. Orientación Marítima, el C.D. Lanzarote, el C.D. Torrelavega, la C.D. Valterra, el C.D. Lomo, el C.D. Arrecife y el C.D. Teguise, cediendo todos ellos sus mejores jugadores a la nueva sociedad. Esta tendrá como sede la capital del cabildo insular jugando en el Complejo Deportivo Avendaño Porrúa, más tarde denominado Ciudad Deportiva de Lanzarote y quedará inscrita en la Federación de Fútbol de Las Palmas el 29 de julio con Ginés Ramírez Cerdá como presidente de la novel sociedad.

El nuevo club empieza a competir en la Segunda Regional Provincial durante la campaña 70/71, militando en esta categoría durante tres temporadas, pues al final de la edición 72/73 consigue ascender a Primera Regional. En esta categoría cinco serán las temporadas consecutivas en las que milite, pues al término de la sesión 77/78 se consigue bajo la presidencia de José Vicente Ferrán Olmo y con Román Cabrera como entrenador el ansiado ascenso a Regional Preferente, paso previo a la entrada en Categoría Nacional. En esta nueva categoría permanece dos campañas, dado que con la creación del grupo canario de Tercera División en 1980, la U.D. Lanzarote por el puesto ocupado al final del campeonato 79/80 asciende directamente a esta.

1980 – 1990

Con el ascenso a Tercera División empieza un ciclo dorado en la entidad rojilla del cual disfruta durante nueve temporadas, prácticamente toda la década de los años ochenta, alternando buenas campañas con otras muchas en las que se ve en mitad de la tabla pero sin riesgo alguno de perder la categoría, destacando las temporadas 80/81 en la que es quinto entrenado por Álvaro Pérez y la 85/86 en la que es sexto con el técnico Quico Oubiña. Llegados a la temporada 88/89, un galimatías jurídico provoca que haya veintitrés clubs en el grupo canario de Tercera División. Pese a todo, nada hacía presagiar de antemano que la U.D. Lanzarote realizase tan mala temporada, terminando en vigésima primera posición y descendiendo a Preferente.

1990 – 2000

Con la entrada del que será hasta la fecha el presidente que más tiempo ha ostentado este cargo dentro de la entidad, Don José Domingo Machín, serán tres las temporadas seguidas que pasará el equipo en Regional a punto de ascender, pero perdiendo el tren en todas ellas en el último momento hasta que a la conclusión de la campaña 91/92 consigue el objetivo del ascenso. Su nuevo paso por Tercera División no dura mucho, tan sólo un par de temporadas, pues ya en la primera de ellas, 92/93, salva la categoría in extremis y finalmente en la segunda 93/94, la pierde al concluir decimoctavo, con tan sólo nueve victorias en su haber. En la temporada 94/95 se proclama Campeón del torneo de Regional Preferente bajo la batuta de Benito Morales y se vuelve a ascender a Tercera División.

Su regreso en la campaña 95/96 es turbio, pues consigue salvar la categoría con muchos apuros acabando decimotercero clasificado. Sin embargo, este hecho resulta ser un punto de inflexión en la entidad arrecifeña, y a partir de este momento empieza una escalada deportiva progresiva de posiciones en la clasificación que le lleva en la temporada 97/98 a ser cuarto y disputar por vez primera en su historia una Fase de Ascenso a Segunda División B. En esta es último con sólo tres empates, siendo superado por: Universidad de Las Palmas de Gran Canaria C.F., U.D. Las Palmas “B” y C.D. Corralejo. En la siguiente sesión 98/99, José Domingo deja la presidencia siendo relevado por Andrónico Pérez, y a nivel deportivo tiene más suerte y es tercero en liga de la mano del técnico Juan Manuel Rodríguez, ganando ahora sí la promoción al realizar un buen torneo y ganar todos los encuentros en casa, superando a: U.D. Telde, U.D. Orotava y U.D. Las Palmas “B”. El estreno en Segunda División B se produce en la temporada 99/00 dentro del Grupo I, junto a clubs canarios, gallegos, madrileños, castellanos y asturianos, con tan mala fortuna de quedar finalmente a lo largo del campeonato a un sólo punto de la salvación, uno menos que el Real Avilés Industrial C.F.. Definitivamente es decimoséptimo y desciende a Tercera División.

2000 – 2010

Su regreso a Tercera División lejos de ser traumático resulta efímero, pues esa misma temporada 00/01 se proclama Campeón del grupo canario con bastante superioridad con tan sólo tres derrotas con Juan Antonio Machín como entrenador, y en la Promoción se aúpa con un nuevo ascenso al liderar un grupo en el que le acompañan S.D. Tenisca, U.D. Las Palmas “B” y C.D. San Isidro. El reestreno en Segunda División B la sesión 01/02 con Estanislao García como presidente resulta ser muy diferente a su etapa anterior, y ahora con una plantilla más equilibrada finaliza octavo, siendo una de las revelaciones del grupo al tomar las riendas del equipo el tinerfeño David Amaral.

En la campaña 02/03 mejora sus prestaciones y es tercero a ocho puntos del líder Universidad de Las Palmas de Gran Canaria C.F., consiguiendo entrar en la Promoción a Segunda División A por primera vez en su historia bajo las órdenes del vizcaino José Luis Mendilibar. Esta fase es vivida con mucha intensidad en Arrecife por toda su afición, aunque deportivamente las cosas no funcionan como se desea y sólo se alcanza un empate en todo el torneo. Al final es último tras Málaga C.F. “B”, U.D. Atlético Gramanet y Real Unión Club de Irún. Lo que parecía ser el techo de la entidad lanzaroteña, con este magnífico tercer puesto se queda en nada comparado con la hazaña de la temporada 03/04, cuando es Campeón absoluto de un Grupo IV en el que reina la igualdad en los puestos de cabeza. En la Fase de Ascenso no consigue obtener buenos resultados y acaba último tras el Club Gimnàstic de Tarragona, Real Madrid C.F. “B” y C.D. Ourense.

A partir de este momento, se suceden cambios a nivel social con la entrada Victoriano Elvira como máximo mandatario rojillo. Desde el punto de vista deportivo, la situación empieza a converger drásticamente y la U.D. Lanzarote poco a poco inicia una pérdida de efectivos que le hace ser relegado a ocupar puestos en mitad de la tabla lejanos a cualquier tiempo pasado, teniendo como prioridad máxima el permanecer en la categoría y seguir compitiendo dentro del fútbol semiprofesional, prioridad que en la campaña 09/10 llega a su fin tras ser vigésimo y colista manifiesto después de obtener diez victorias y cuatro empates que le condenan al descenso y cierran un ciclo brillante en el fútbol de la isla.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2010

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Mirandes

 

escudo CD Mirandes

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Mirandés, S.A.D.
  • Ciudad: Miranda de Ebro
  • Provincia: Burgos
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 3 de mayo de 1927
  • Fecha de federación: 25 de mayo de 1934

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Mirandés (1927-2013)
  • Club Deportivo Mirandés, S.A.D. (2013-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2011/12

 4 Ligas de Tercera División:

  • 1988/89
  • 2001/02
  • 2006/07
  • 2007/08

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal de Anduva
  • Año de inauguración: 1950
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal de Andúbar / Estadio Municipal de Anduva (1950-)
  • Capacidad: 6.900 espectadores

estadio Anduva

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Krone (1927-1928)
  • Stadium Mirandés / Estadio Mirandés / Campo de La Estación (1928-1942) / Campo de Deportes (1942-1950)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Mirandes

ESCUDOS:

escudos CD Mirandes

UNIFORMES:

uniformes CD Mirandes

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La industriosa ciudad burgalesa de Miranda de Ebro no fue ajena a la llegada del fútbol y a mediados de los años diez, desde el Colegio de los Sagrados Corazones, era plantada la primera semilla en forma del Deportivo Interno de los Sagrados Corazones. Paralelamente y desde el exterior, esta iniciativa tuvo gran aceptación y se constituyó el Deportivo Mirandés,  contando la ciudad con dos teams que disputaron su primer encuentro el 24 de febrero de 1917 en un terreno habilitado en el prado de Fuencaliente, imponiéndose el Deportivo Mirandés por 2-0 con tantos del capitán Aragüés en la primera mitad y por Emilio Sáez en la segunda. Este club continuó con su labor deportiva en los años siguientes siendo conocido con varios nombres por sus aficionados tales como Sporting Club Mirandés ó Deportivo Sport Club en 1919, jugando ya encuentros amistosos con clubs de la ciudad de Burgos y otros del ámbito vasco preferentemente.

escudo Miranda FC

Comenzados los años veinte este club pionero desaparece y surgen dos nuevas sociedades, de un lado el Miranda Foot-ball Club y de otro el popular Blanco y Negro, entidades de cuya fusión realizada el 7 de enero de 1922 nacerá el Miranda Unión Club y quien se convertirá en el máximo representante local hasta que a mediados de década desaparezca. La falta de un terreno en condiciones así como los escasos recursos económicos habían impedido que las directivas de estos clubs consiguieran mantenerlos en activo.

HISTORIA DEL CLUB:

1927 – 1930

El día 3 de mayo del año 1927 nacía el Club Deportivo Mirandés, formado por un grupo de amigos reunidos en “La Perejilera”, un conocido local de baile y diversiones de la época, teniendo como presidente al notario D. Arturo García del Río y adoptando los colores rojo y negro. El capital inicial de esta sociedad estaba constituido por seiscientas sesenta y seis acciones de quince pesetas. El primer encuentro del C.D. Mirandés tuvo lugar en el viejo Campo de Krone, frente al vitoriano Club Arabarra. El conjunto mirandés venció por 1-0, tanto marcado por Fidel Angulo. Abandonada la vieja campa de Krone, el club se muda al campo de la Calle de la Estación, situado entre las calles Dr. Fleming y Ciudad de Haro, y conocido como Stadium Mirandés, el cual es alquilado a la Cia. de Ferrocarriles del Norte de España y posteriormente acondicionado tras cerrar el recinto.

Esta fue la casa del C.D. Mirandés durante veintidos años, sólo interrumpidos por la Guerra Civil. Desde sus inicios, el club de Miranda disputó numerosos enfrentamientos con clubs de la región como Burgos F.C., Sporting Club de Burgos y equipos militares de la capital burgalesa. Su proximidad geográfica con otras provincias propició gran cantidad de encuentros frente a rivales de ciudades próximas como Logroño (Juniors, Deportivo Logroño ó Beneficencia F.C.), al conjunto jarrero del Haro Sport Club, guipuzcoanos del Mondragón F.C. y Deportivo Mondragón, ó de la provincia alavesa como el Círculo Artesano de Amurrio, y sobre todo frente equipos de la capital alavesa como C.D. Alavés, Metalúrgica, U.D. Alavesa; tanto en enfrentamientos amistosos como en el Tonero de Álava, el cual obtienen el título de Campeón en primavera de 1934 al vencer en la Final al Avión F.C. por 2-1.

1930 – 1940

Ya en 1931 se hacen gestiones para poder formar parte de la Federación Vizcaína de Fútbol, pero sin éxito al no reunir todos los requisitos, sin embargo, el club se federa el 25 de mayo de 1934 en la Federación Regional Cántabra, siendo encuadrado la sesión 33/34 en Tercera Categoría Preferente en un grupo junto a clubs palentinos y burgaleses. La siguiente edición 34/35 es encuadrado en Segunda Categoría dentro del Grupo Palencia-Burgos, quedando tercer clasificado con los equipos Deportivo Palencia, Burgos F.C. y U.D. Castilla de Palencia. La 35/36 con Claudio Arroyo Isasi en la presidencia será la de mayor éxito ya en Primera Categoría dentro del Grupo Burgos-Rioja, encuadrado con los equipos del Calahorra F.C., Haro S.C., Burgos F.C., quedando Campeón. En la siguiente fase elimina al Barreda Sport y cae en la Final frente al Racing Club de Santander al perder por 2-1. Con el estallido de la Guerra Civil, el club paraliza sus actividades.

1940 – 1950

Tras la contienda militar el fútbol vuelve a Miranda de Ebro, aunque en los primeros años toda la actividad se reduce a encuentros amistosos entre el cuadro rojillo y los distintos equipos formados ocasionalmente por los militares. No fue hasta marzo de 1942 cuando antiguos directivos y aficionados decidieron reorganizar el club, partiendo desde Regional y enrolándose en la Federación Guipuzcoana. En 1944 tras laboriosas gestiones de la directiva presidida por Ramiro Dulanto Arce, se permitió al C.D. Mirandés participar en Tercera División, concretamente en el Grupo III. El debut tuvo lugar el 24 de septiembre de 1944 empatando a dos goles contra el C.D. Vasconia de San Sebastián. Durante su participación en Liga hasta final de la década el club consigue posiciones en la parte media-baja de la tabla destacando un sexto puesto la temporada 45/46 con el vitoriano José Mardones Llorente como técnico-jugador del equipo.

La decisión de R.E.N.F.E. de construir casas para sus empleados en el lugar donde tenía enclavado el C.D. Mirandés su terreno de juego, hizo obligado buscar un nuevo emplazamiento. A finales del mes de julio de 1949 se comienza a construir el nuevo campo de Anduva, que se estrenaría el 18 de septiembre de ese mismo año en partido oficial del campeonato nacional de liga de Tercera División frente al C.D. Guecho, correspondiendo la victoria al conjunto local por 3-2. Bajo la presidencia de Enrique Casanova Moreno, la inauguración oficial del nuevo campo tuvo lugar el 22 de enero de 1950 en un partido jugado contra el C.D. Logroñés que se llevó la victoria por 0-1. Tras abandonar el antiguo Campo de Deportes, desde entonces Anduva ha sido la casa del conjunto burgalés.

1950 – 1960

Iniciada la década de los años cincuenta, el club pasa por serias dificultades económicas pese a lo cual logra afianzarse en la parte media-alta de la tabla, hasta que la sesión 52/53 pasa a ocupar la presidencia del club Rafael Fernández España, el cual logra solucionar los problemas económicos que la entidad rojilla arrastraba y se obtiene un meritorio tercer puesto a tan sólo un punto del Club Sestao, el cual logra colarse en la Promoción de Ascenso. En la temporada 53/54 sólo una reestructuración acaecida en Tercera División impidió el descenso rojillo a categoría regional. La mejor campaña del C.D. Mirandés en esta época corresponde a la campaña 57/58 cuando bajo la presidencia de Andrés Espallargas y con Juan Malón como técnico, el club finaliza en segunda posición tras empatar a puntos con el Campeón de grupo, el Real Unión Club de Irún, disputando la Fase de Ascenso. En la Primera Ronda logró superar al U.D. Amistad, venciendo 4-1 en Andúbar y cayendo 4-3 en Zaragoza; pero no pudo vencer al C.D. Castellón en la siguiente ya que pese a un 3-0 en casa pierde 4-1 en la ciudad de La Plana, viéndose obligado a desempatar en partido jugado en Zaragoza y cayendo eliminado al perder por 0-3.

Tras el sueño del ascenso desvanecido, una nueva directiva presidida por Triburcio Ortiz de Zárate toma las riendas, y pese a la escasez de recursos económicos logra mantenerse en los puestos altos de la tabla pero sin repetir el éxito precedente, finalizando la década con una afición desilusionada que ha crecido notablemente acorde a la explosión demográfica y a la creciente industrialización sufrida en la localidad durante esta década.

1960 – 1970

Iniciada la década de los años sesenta, el C.D. Mirandés abandona la Federación Guipuzcoana y pasa a formar parte de la Federación Navarra de Fútbol, y apartir de ahí iniciaría una travesía sin pena ni gloria por el desierto en Tercera División, pues las clasificaciones terminarán en la zona media-alta y tranquila de la tabla, que se extendería hasta el año 1966 cuando, tras una nefasta campaña 65/66 en la que termina penúltimo, desciende a Regional por una sóla temporada, asciende de nuevo a Tercera y vuelve a caer a Regional al término de la sesión 67/68 tras no superar el corte establecido por la RFEF debido a la reestructuración de categorías.

A pesar de todo, puede considerarse como muy positiva la presencia del club rojillo en Tercera División durante gran parte de los años sesenta pues si bien no vuelve a repetir el asalto a la Segunda División, sí que desempeña buenas campañas aunque carentes de emoción en el grupo guipuzcoano que le toca, ocupando un quinto puesto la sesión 62/63 y un par de sextos puestos en el primer lustro de la década.

1970 – 1980

La década de los años setenta arrancaba situado en una Tercera División muy fuerte y competitiva de tan sólo cuatro grupos, con Agustín Ortiz Ortiz como presidente y Nemesio Esparza como entrenador. Sería en estos años cuando el club de Miranda de Ebro se convertiría en uno de los grandes de la categoría y lograría el ascenso a Segunda División B soñado por todos sus seguidores. Los comienzos en esta nueva categoría no fueron tan prometedores como se presumia a priori, como por ejemplo en la temporada 72/73, donde se vio obligado a jugarse la permanencia en la categoría en una eliminatoria frente al Alicante C.F., objetivo que cumplió con holgura tras perder 2-1 en la ciudad valenciana y ganar 4-0 en casa.

Un año después la circunstancia se repitió teniendo que superar en esta ocasión al Arenas Club de Getxo, y con mayores apuros que un año antes: empate 0-0 en la ida y victoria por 1-0 en Anduvar. Distinta será la sesión 74/75 dirigidos por el tándem formado por Pedro Mª Beascoechea Bernaola y Manuel Arano Gamecho, en la que alcanza un excelente quinto puesto. Mediada la década llegaba a la presidencia del club Victoriano Aguirrebeña Alonso, que introdujo cambios importantes en el club, dotándole de una modernidad desconocida hasta entonces.

Es digno de recordar también de estos años las eliminatorias de Copa disputadas entre 1974 y 1976 contra equipos de Segunda División tales como el Cto. de Dep. Sabadell C.F. ó el Elche C.F. y las buenas campañas logradas en Liga. En la temporada 1976/77 se logra por fin el ansiado ascenso, a Segunda División B en este caso, categoría de estreno que además coincide con el 50º aniversario del club, desbordándose la alegría de todos los aficionados rojillos que llevaban largos años esperando este evento. En su debut en la categoría de bronce del fútbol español logra la permanencia con un excelente cuarto puesto y en el Campeonato de España queda en el grato recuerdo la eliminatoria frente al Valencia C.F. comandado por el goleador Kempes, el cual eliminó en tercera ronda al cuadro rojillo de la competición.

La temporada 78/79 es la mejor temporada de su historia hasta ese momento, puesto que el C.D. Mirandés realiza una gran campaña en Segunda División B llegando a la última jornada con posibilidades de ascenso. El rival era la Unión Popular de Langreo y durante ochenta y nueve minutos el C.D. Mirandés fue equipo de Segunda División A, pero un tanto en el último minuto del cuadro asturiano dejó a los seguidores rojillos con la miel en los labios, con resultado de 1-2 al final y acabando terceros en el campeonato de Liga a tan sólo un punto del segundo y ascendido Real Oviedo C.F.

1980 – 1990

El comienzo de la nueva década trae graves problemas económicos e institucionales al club rojillo, hasta el punto de poner en peligro la continuidad del mismo. Al termino de la sesión 81/82 pierde la categoría, jugando con aragoneses y navarros en Tercera División desde la fecha. La junta directiva dimite y se hace cargo del club una junta gestora encabezada por José Luís Solana Sojo. La situación económica es de extrema gravedad y se opta por aplicar una política de austeridad, recurriendo a jugadores destacados de Miranda de Ebro como José Ignacio Castillo o José Carlos Gómez, y a entrenadores locales tales como el ex jugador Pablo Urruchi Martínez “Pálix” ó José Grijuela.

En su regreso a Tercera División el club pasa por apuros económicos debido a la reducción del número de socios y a la falta de ilusión entre la afición, permaneciendo cinco temporadas en la categoría hasta que en la campaña 86/87 con Felipe Lanero Fernández como presidente del club se logre de nuevo ascender. El C.D. Mirandés se estrena en el nuevo Grupo XV de Tercera División, el de la Federación Navarra-Riojana, compuesto por clubs de ambas comunidades y donde logra de nuevo el ascenso a Segunda División B al quedar tercero en una campaña en donde se dictaminó que se iba a ampliar la Segunda División B de un grupo único a cuatro con ochenta participantes. A la Federación Navarro-Riojana le fueron asignadas tres plazas, todas por orden clasificatorio y una de ellas fue para el conjunto burgalés.

El C.D. Mirandés pasa a estar adscrito a la recién creada Federación Riojana de Fútbol desde entonces, la cual se separa de la Federación Navarra. El club no logra la permanencia tras su regreso a la categoría con José Ramón Urbina Olarte en la presidencia y Aurelio Puente en el banquillo, encuadrado en un grupo con clubs catalanes, baleares, aragoneses, navarros y riojanos, e iniciando la temporada 88/89 de nuevo en Tercera División. Pero el regreso al cuarto nivel es efímero ya que el cuadro de Anduva, dirigido por el tándem Iñaki Espizua y Juan Manuel Lillo, logra de nuevo ascender de categoría al quedar Campeón tras una brillante campaña.

La temporada 89/90 en Segunda División B acaba siendo difícil para el club de la comarca de Ebro, con Felipe Lanero en su segunda etapa como presidente del club. El cuadro dirigido desde el banquillo por Tomás Balbás no logra certificar su permanencia en la categoría hasta la última jornada, en la que vence al Club Atlético Osasuna Promesas para conseguirlo. Al acabar la temporada Felipe Lanero presenta su dimisión como presidente, y su puesto es ocupado por José Molinero García.

1990 – 2000

La década de los años noventa no proporciona éxitos al cuadro rojillo, el cual no logra mantener la categoría en la campaña 90/91 y de nuevo regresa a Tercera División al quedar decimoséptimo clasificado. El 16 de febrero de 1992 se inaugura la iluminación del Estadio de Anduva, y se organiza un encuentro amistoso internacional que enfrenta al C.D. Mirandés con el F.K. Dukla Praha. En lo deportivo, se realizan buenas campañas en su regreso a la ahora cuarta división, escapándose la Promoción de Ascenso en la sesión 91/92 al quedar quinto clasificado fuera de los puestos que ahora dan acceso a disputarla.

Mejor será la siguiente 92/93 con Cándido Arroyo en su segunda campaña al frente del banquillo, en la que termina tercero, pero en la Liguilla de Ascenso se desvanece el objetivo al terminar por detrás de Real Unión Club de Irún y Deportivo Rayo Cantabria, siendo último clasificado la U.D. Casetas. Tras tres años consecutivos en Tercera División abandona la categoría tras una nefasta temporada 94/95 para regresar a Regional. De nuevo la crisis económica hace mella en la maltrecha economía del club y de nuevo aparece la posibilidad de la desaparición. En estos delicados momentos Luis Arriola se hace cargo de la presidencia de la entidad en sustitución de Javier Ponce.

Dos temporadas serán las que el club pasa en Regional y tras una excelente campaña 96/97, concluye invicto el campeonato y retorna a Tercera División. La ilusión de los aficionados resurge de nuevo así como la esperanza de lograr de nuevo el ascenso a Segunda División B. Con la llegada de José Luis Calvo de Juan a la presidencia del club llegan aires de renovación y al primer intento en la campaña 99/00 logra disputar la Liguilla de Ascenso tras quedar tercero en liga, pero sin alcanzar el ascenso, ya que tanto la S.D. Eibar “B” como la S.D. Noja le preceden, mientras cuarto es la S.D. Huesca.

2000 – 2010

Con la entrada en el nuevo milenio, en la campaña 00/01 es subcampeón tras el C.D. Logroñés, pero en la Promoción es tercero superado por S.D. Huesca y S.D. Lemona; cuarta es la S.D. Textil Escudo. Tras una mediocre campaña 01/02 en la que es sexto, la temporada 02/03 puede ser considerada como una de las mejores de su historia, puesto que desde el comienzo de la liga se muestra muy superior a sus rivales y logra un hecho histórico al permanecer hasta la jornada treinta y seis sin conocer la derrota, logrando el II Trofeo Invicto Don Balón. Dirigidos por el técnico ondarrés Peio Bengoetxea Longarte, el club rojillo concluye la temporada como líder destacado con ochenta y nueve puntos. En la Liguilla de Ascenso es encuadrado junto a S.D. Huesca, C.D. Tropezón y S.D. Lemona. Tras un mal inicio, logra encadenar tres victorias consecutivas y llega al último y decisivo encuentro frente a la S.D. Lemona todavía con posibilidades de ascender, al cual vence en el tiempo de descuento por 2-1 con gol del logroñés Roberto Iván Agustín. Es en este momento cuando se acuña la denominación de “Marea Rojilla” que a partir de entonces se utiliza para la hinchada del C.D. Mirandés.

La sesión 03/04 en Segunda División B tiene por objetivo la permanencia debido a que su presupuesto es uno de los más bajos de la categoría, y para ello se ficha al experimentado técnico burgalés Félix Arnáiz “Lucas”. Ante la sorpresa de sus rivales, el club acaba tercero en liga logrando acceder a la Liguilla de Ascenso a Segunda División A. La suerte no acampaña a los mirandeses que terminan segundos logrando finalmente el ascenso el Pontevedra C.F. Por detrás quedarán Lorca Deportiva C.F. y C.D. Badajoz.

a siguiente temporada, 04/05, se realiza una renovación de la plantilla y pasa José Ignacio Soler a ocupar el apartado técnico. Sin embargo, los resultados no son los esperados y se termina en decimosexta posición, debiendo disputar la Promoción de Permanencia. En la primera eliminatoria cae frente a la U.D. Atlético Gramanet: 1-0 en Santa Coloma y mismo resultado en casa. Sin embargo, tras cumplirse la prórroga cae en los penaltis. La siguiente y definitiva eliminatoria le enfrenta al Talavera C.F., con resultado de empate 0-0 en la ciudad de la cerámica y 1-1 en casa. El valor doble de los goles fuera de casa determina su descenso.

La temporada siguiente 05/06 es todo nuevo: grupo castellano-leonés de Tercera División, plantilla muy renovada, cuerpo técnico con Ismael Urtubi como entrenador, directiva encabezada por Félix Pipaón del Val y hasta Anduva ofrece una cara distinta, muy remodelada. Es subcampeón tras la S.D. Gimnástica Segoviana, pero en las semifinales de la Promoción de Ascenso es eliminado por el C.D. Cobeña, quien le derrota en ambos partidos: 3-1 en la localidad madrileña y 1-2 en Miranda de Ebro. En la temporada 06/07 el C.D. Mirandés, con una plantilla reforzada en todas sus líneas queda Campeón de grupo destacado con ochenta y cuatro puntos dirigidos por el técnico Miguel Sola, entrando en la Fase de Ascenso disputada mediante sistema de eliminatoria directa. En semifinales se enfrenta a la U.D. Almansa, ganado 0-1 en la localidad albaceteña y empate 0-0 en Anduva. En la Final le espera el Villarreal C.F. “B”, el cual le derrota 3-1 en la localidad castellonense y con el que no puede en casa a pesar de ganar con un insuficiente 2-1.

Durante la temporada 07/08 queda de nuevo con Sola al frente del banquillo Campeón de Liga con la espectacular cifra de noventa y cinco puntos, presentándose a una Promoción donde elimina al C.D. Santanyí: 0-2 en la localidad balear y 1-0 en casa; sucumbiendo lamentablemente en la Final ante la Real Balompédica Linense: 1-1 en la localidad gaditana y 3-3 en casa. El ansiado y perseguido ascenso se logra en la campaña 08/09 con Julio Bañuelos tras ser subcampeón de Liga y en la Promoción superar a C.D. La Muela: 1-3 en la localidad zaragozana y 4-1 en Anduva; al Peña Sport F.C.: 4-0 en casa y 0-1 en Tafalla; y al Jerez Industrial C.F. en la Final: 0-1 en la ciudad gaditana y 3-2 en casa. Como se preveía en la pretemporada, la campaña 09/10 de retorno a Segunda División B ahora con Ramiro Revuelta al frente de la presidencia del club, resulta complicada y los rojinegros han de sufrir para mantenerse, cumpliéndose el objetivo de forma apurada y con un margen de tan sólo tres puntos y con la decimotercera plaza en su poder.

2010 – 2020

El salto cualitativo durante la temporada 10/11 es espectacular con Carlos Pouso como entrenador y la plantilla, muy reforzada, sale subcampeona de Liga tras un intenso duelo con la S.D. Eibar que es resuelto en el último encuentro del campeonato. Sin embargo, el fútbol es cruel con los burgaleses y en la Promoción se quedan con la miel en los labios y en el propio Anduva cuando todo les era favorable tras superar a Cadiz C.F.: 2-0 en la capital andaluza y 4-1 en casa; y C.F. Badalona: 1-0 en casa y empate 0-0 en la ciudad barcelonesa; imponiéndose en la Final al C.D. Guadalajara en su feudo por 0-1, y perdiendo el ascenso ante su incrédula afición tras ser derrotado por los alcarreños por 1-2.

La edición 11/12 se convertirá en memorable e histórica puesto que los rojinegros, de la mano del preparador Carlos Pouso, realizarán gestas impensables años antes. En Liga son Campeones cediendo sólo dos encuentros y manteniendo una gran holgura respecto al segundo clasificado, la S.D. Ponferradina. Esta plaza le permitirá disputar la Promoción de Campeones, consiguiendo el ascenso por primera vez en su historia a Segunda División A tras imponerse al C.D. Atlético Baleares; 1-0 en casa y nueva victoria, esta vez en Palma, por 1-2. En la Final por el título de la categoría se verá superado en ambos encuentros por un intratable Real Madrid Castilla que se impone 3-0 en la capital y nuevamente en la localidad burgalesa por 0-3. El gran protagonismo durante la temporada lo adquiere en el Campeonato de España tras ir superando cada una de las eliminatorias y alcanzar las Semifinales, un gran logro para un club del tercer nivel. En este torneo supera a S.D. Amorebieta en Primera Ronda por 0-1, a Real Balompédica Linense en Segunda Ronda por 3-1 y a U.D. Logroñés en Tercera Ronda por 3-1, imponiéndose a Villarreal C.F. en Dieciseisavos; 1-1 en casa y 0-2 en la localidad castellonense, a Real Racing Club en Octavos; 2-0 en casa y 1-1 en Santander, y a Real C.D. Espanyol de Barcelona en Cuartos; 3-2 en la ida y 2-1 en casa, cayendo finalmente en Semifinales ante el Athletic Club; 1-2 en casa y 6-2 en San Mamés.

El 30 de julio de 2013 culmina su proceso de transformación en Sociedad Deportiva Anónima pasando a ser C.D. Mirandés, S.A.D. al suscribir los 2.240.600 de euros exigidos por el CSD sobre el tiempo límite, ya que en el último día de la fecha tope faltaban por suscribir 1,3 millones de euros, siendo finalmente aportados por miembros de la junta directiva y de varios jugadores de la propia plantilla, pasando a ser el empresario local Alfredo de Miguel Crespo el máximo accionista de la sociedad, siendo este elegido presidente del Consejo de Administración.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Osasuna B

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Atlético Osasuna “B”
  • Ciudad: Pamplona / Iruña
  • Provincia: Navarra / Nafarroa
  • Comunidad Autónoma: Comunidad Foral de Navarra / Nafarroako Foru Komunitatea
  • Fecha de constitución: 1964
  • Fecha de federación: 1964

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Atlético Osasuna Promesas (1964-1991)
  • Club Atlético Osasuna “B” (1991-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 1985/86
  • 1986/87
  • 2015/16

 

ESTADIO:

Ciudad Deportiva de Tajonar

  • Nombre: Ciudad Deportiva de Tajonar
  • Año de inauguración: 1982
  • Cambios de nombre:
  • Ciudad Deportiva de Tajonar (1982-)
  • Capacidad: 4.500 espectadores


OTROS ESTADIOS:

  • Campo de San Juan (1964-1967)
  • Estadio El Sadar (1967-1982)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Club Atletico Osasuna B

ESCUDOS:

escudos Club Atletico Osasuna B

UNIFORMES:

uniformes Club Atletico Osasuna B

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Desde su fundación en 1920, el Club Atlético Osasuna siempre ha precisado de clubs de su entorno para foguear o nutrirse de jóvenes jugadores que han engrosado su plantel. La carestía de los fichajes, sobre todo a partir de los años cuarenta -época de crisis en plena posguerra-, hizo que muchos clubs de élite del país tuviesen que recurrir a otras sociedades de la misma ciudad o de su entorno geográfico. La ciudad de Pamplona desde los primeros pasos del fútbol ha sido muy fértil en formar jugadores de gran prestigio, terminando muchos de ellos en clubs como el propio Club Atlético Osasuna o en los vecinos Real Sociedad de Fútbol y Athletic Club de Bilbao, siendo este club vizcaíno en los últimos años destino preferente de muchos de ellos.

Este cometido lo han venido desempeñando sociedades como el Club Deportivo Iruña -nacido en 1939-, el Club Deportivo Oberena -fundado en 1943-, y la Unión Deportiva Cultural Chantrea -creada en 1952 como U.D. Hogar Chantrea-, siendo el club de esta popular barriada pamplonesa quien más relación ha tenido con el conjunto osasunista hasta avanzados los años sesenta, vínculo que le llevaría a ostentar entre las campañas 59/60 y 65/66 el nombre de Club Osasuna Chantrea. En esta década nacieron otras sociedades como la Agrupación Deportiva San Juan en 1961 y con posterioridad algunos más cercanos en el tiempo, pero sin tanto vínculo como el demostrado por los chantreanos.

HISTORIA COMO CLUB:

1964 – 1970

Nacido en 1964 como Club Atlético Osasuna Promesas, el filial osasunista fue creado para servir de cantera y forjar a los futuribles jugadores del primer equipo del pamplonés Club Atlético Osasuna. Esta necesidad desde hacía ya unos años venía apremiando a la entidad rojilla la cual, al igual que otras importantes sociedades del país, andaba deseosa de tener un filial propio puesto que hasta la fecha había colaborado y precisado de la realización de este cometido por otros clubs de la ciudad.

El equipo de jóvenes promesas inició su periplo deportivo partiendo desde la Segunda Regional en la campaña 64/65, ascendiendo de inmediato a la Primera Regional tras quedar Campeón. En esta categoría con Jacinto Saldise Barreneche en la presidencia del filial rojillo, pasaría las siguientes siete temporadas pues en la edición 71/72, tras quedar subcampeón inmediato a la U.D. Chantrea, disputa la Fase de Ascenso a Tercera División en la que elimina al C.D. Júpiter Leonés, victoria por 2-0 en casa y derrota en León por 2-1, ascendiendo a la categoría de bronce.

1970 – 1980

Recién ascendido y debutante en Tercera División bajo la presidencia de Fermín Ezcurra Esain, comparte grupo con clubs aragoneses, navarros, castellanos y vascos, quedando al final de la campaña 72/73 en una cómoda décima plaza. En la siguiente 73/74 las cosas no ruedan tan bien y el equipo desciende al ocupar el último puesto de la clasificación. Tras esta primera experiencia en Tercera División, desde Regional Preferente intenta en las sucesivas seis siguientes campañas ascender, pero sin ningún éxito, siendo en la sesión 79/80 cuando se consiga dicho objetivo al quedar Campeón absoluto. Mientras tanto, su función canterana va viento en popa y durante sus años de existencia numerosos son los jugadores que consiguen acceder a la primera plantilla rojilla, casos de Javier Vicuña ó José Manuel Echeverria entre otros.

1980 – 1990

En su segundo periplo en Tercera División queda décimo en la campaña 80/81, compartiendo grupo con clubs navarros, riojanos y aragoneses. La temporada inmediata será mucho mejor pues queda subcampeón tras el C.D. Binéfar, lo cual le permite ascender directamente a Segunda División B por vez primera en su historia. Su presencia en la categoría de bronce es tomada por la sociedad como un gran paso deportivo y un reto importante, debutando en la campaña 82/83 con una gran ilusión. En julio de 1982 se inauguran las Instalaciones de Tajonar bajo la presidencia de Fermín Ezcurra Esain, contando la nueva Ciudad Deportiva con varios campos de entrenamiento.

El Club Atlético Osasuna Promesas realiza un buen campeonato en esta su primera temporada ocupando la decimotercera plaza. En la siguiente 83/84 el nivel es parecido siendo undécimo, pero en la sesión 84/85 desciende a Tercera División al quedar decimoctavo. De nuevo siendo equipo de Tercera División, en la edición 85/86 la entidad potencia el grupo para intentar ascender lo antes posible a la categoría de bronce. En el campeonato doméstico acaba líder en una sesión muy igualada, pero en las eliminatorias por el ascenso es superado por el C.D. Atlético Baleares, tras un empate 1-1 en casa y derrota por 1-0 en la Ciudad de Palma.

Será en la siguiente edición 86/87 cuando consiga ascender a Segunda División B al quedar Campeón de su grupo y ocupar una de las tres plazas que la RFEF otorga al grupo de la Federación Navarro-Riojana como resultado de la ampliación de los grupos de Segunda División B, quienes pasan de un grupo único a cuatro con ochenta componentes. Desde el año 1987, el club filial osasunista viene ocupando una plaza en la división de bronce, todo un récord dada la complejidad de la misma y la presencia del filial en varios de los grupos que conforman la categoría.

A un par de campañas, 87/88 y 88/89, bastante tranquilas en la zona media les sigue un brillante subcampeonato obtenido en la sesión 89/90 tras la U.E. Lleida entrenados por Manuel Los Arcos Zaratiegui, quedando el club presidido por José Delfín Biurrun Echaide al final a tan sólo cinco puntos del ascenso a Segunda División A en un campeonato en el que por entonces el sistema organizativo facilitaba el ascenso del Campeón del grupo. En éste década, jugadores destacados pasarán por las filas del club filial rojillo, como son: Bustingorri, Andoni Goikoetxea, Juan Carlos Unzué, “Cuco” Ziganda, Txomin Larrainzar o su hermano Íñigo Larrainzar.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1990 – 2000

En 1990 la RFEF modifica su Reglamento General incluyendo la nueva Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas obliga a los clubs profesionales a transformarse en SAD, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. El Club Atlético Osasuna, pese a no convertirse en Sociedad Anónima Deportiva, sigue siendo un club profesional y en base a ello el Club Atlético Osasuna Promesas se disuelve en el verano de 1991 desapareciendo como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Club Atlético Osasuna “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio.

En la temporada 90/91 queda tercero de nuevo con Manolo Los Arcos en el banquillo, pero una reorganización de la RFEF la cual varía el sistema competitivo al ser introducida esa misma temporada, le permite participar en los grupos de Promoción de Ascenso a Segunda División A. En esta fase no realiza un buen papel y queda tercero tras Mérida C.P. y F.C. Barcelona Promesas, siendo último el C.D. Lugo. Hasta mitad de los años noventa mantiene una buena plantilla y realiza otros buenos campeonatos como la sesión 92/93 en la que es quinto a tan sólo un punto de jugar la Promoción, pero será en la campaña 95/96 cuando, tras quedar subcampeón a cuatro puntos del Real Sporting de Gijón “B”, acceda a disputar su segunda Promoción de Ascenso a Segunda División A. En esta ocasión, entrenados por Enrique “Quique” Martín queda igualmente tercero, siendo superado por Club Atlético de Madrid “B” y U.E. Figueres, mientras último será el Real Jaén C.F. Esta época de asentamiento en la división de bronce dará lugar a un número interminable de jóvenes promesas como: Jesús Unánua, López Vallejo, Santi Ezquerro, Mari Lacruz, Txomin Nagore, “Tiko” Martínez, César Cruchaga, Patxi Puñal o Manuel Almunia.

2000 – 2010

Desde entonces transcurre una década sin claras opciones de disputar una nueva Promoción, pasando años en los que se suceden varias hornadas de jugadores para alimentar a la primera plantilla y dejan al club normalmente en la zona media de la clasificación con algún que otro susto por el medio, caso de la temporada 07/08 en la que resulta decimosexto y ha de disputar una Promoción de Permanencia resuelta con éxito al eliminar al Villajoyosa C.F.: 1-1 en Tajonar y 0-1 en la ciudad alicantina. En la campaña 09/10 con el madrileño Ángel Miguel Merino Torres como entrenador, se alcanza la octava plaza tras un buen campeonato, pero sin opciones claras de entrar entre los cuatro primeros clasificados. Su continuidad en la categoría durante las dos últimas décadas lo convertirá en uno de los clásicos de la misma, fogueando promesas que en el futuro serán figuras, con nombres como: Koikili Lertxundi, David López, Javier Flaño y su hermano gemelo Miguel Flaño, Javi Martínez o Nacho Monreal.

2010 – 2020

La temporada 10/11 es notable para el dependiente rojillo, finalizando en séptimo puesto de nuevo con Ángel Merino dirigiendo el equipo dependiente rojillo y mejorando la anterior, con una plantilla que resulta ser una de las sorpresas agradables de su grupo. Sin embargo, la edición 11/12 no resultará igual y se retrocede hasta el decimotercero puesto, una plaza que no contenta a nadie pero que asegura la permanencia en la categoría una campaña más.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,