Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular Real Racing B

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Racing Club de Santander, S.A.D. “B”
  • Ciudad: Santander
  • Provincia: Cantabria
  • Comunidad Autónoma: Cantabria
  • Fecha de constitución: 1926
  • Fecha de federación: 1929

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Rayo Sport de Miranda (1926-1941)
  • Sociedad Deportiva Rayo Cantabria (1941-1993)
  • Real Racing Club de Santander, S.A.D. “B” (1993-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

5 Ligas de Tercera División:

  • 1960/61
  • 1986/87
  • 1994/95
  • 1998/99
  • 2004/05

1 Copa RFEF:

  • 1999

 

ESTADIO:

Stadium Municipal La Maruca

  • Nombre: Stadium Municipal de La Maruca
  • Año de inauguración: 1998
  • Cambios de nombre:
  • Stadium Municipal de La Maruca (1998-)
  • Capacidad: 1.800 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • El Rayo (1926-1936)
  • Campos de Sport de El Sardinero (1939-1988)
  • Nuevos Campos de Sport de El Sardinero (ocasionalmente, 1988-)
  • Instalaciones de La Albericia (1988-2009)
  • Stadium Municipal de La Maruca (2009-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Racing Club Santander B

ESCUDOS:

escudos Real Racing Club Santander B

UNIFORMES:

uniformes Real Racing Club Santander B

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Desde que se fundó en junio de 1913, el Real Racing Club de Santander siempre ha mantenido un especial interés en el cuidado de su cantera, verdadero vivero de futbolistas para el primer equipo verdiblanco. Ya en la década de los años veinte adopta como filial a la S.D. Madrid Foot-ball Club, un club que viste camisa blanca con pantalón azul cuyo nombre le viene dado por la calle donde tenía su sede y el cual juega en la Liga de Adheridos primero y en Tercera Categoría más tarde, llegando a disputar la Final del Campeonato Cántabro de Aficionados en 1932 y perdiéndola con la S.D. Laredo F.C. por 4-1.

Tras el paso de la Guerra Civil, el Madrid F.C. desaparece y la entidad verdiblanca santanderina, siguiendo la moda de la época, crea su propio filial en 1945: el C.D. Juventud del Real Santander, club que se encargará de formar a las jóvenes promesas locales hasta los años cincuenta. El filial juega en los campos de sport de El Sardinero, viste exactamente igual a la primera plantilla montañesa, camisa blanca con detalles verdes y pantalón negro, dándose la circunstancia de que a pesar de ser filial directo en realidad ocupa el segundo escalafón a nivel deportivo puesto que el Real Santander S.D. mantiene desde principios de los años cuarenta un convenio de filiación con otro club local, la S.D. Rayo Cantabria, una sociedad que en esas fechas ocupa una plaza deportiva superior al Juventud y proporciona jugadores con más tablas.

HISTORIA COMO CLUB:

1926 – 1930

Debe entenderse pues a la S.D. Rayo Cantabria como el primer filial racinguista en nivel de importancia, aunque el club blanquiazul es independiente en esos momentos iniciales. Esta sociedad nació en 1926 bajo la denominación de Gimnástica de Miranda por ser la mayoría de sus jugadores originarios de este barrio, siendo impulsado por Rafael Sanz, Hilario Alonso y Matías Dou, compitiendo en el Campeonato del Cantábrico, Trofeo Santiuste y Trofeo Francisco González. El club gimnástico tenía campo propio, llamado El Rayo, siendo sus colores desde la fundación camiseta blanquiazul a listas verticales con pantalón blanco y no es hasta 1929 cuando decide federarse dentro de la Federacion Cántabra, cambiando de denominación en 1931 al adoptar el nombre de Rayo Sport de Miranda.

1930 – 1940

Hasta el comienzo de la Guerra Civil acumuló numerosos éxitos como: la Copa de Aficionados, la Copa Federación, Campeón Regional de la Serie C, de Primera Categoría y Astur-Montañés de Aficionados; llegando a proporcionar varios internacionales absolutos. Todavía en pleno conflicto bélico y como resultas de los nuevos tiempos que corren, el modesto club rayista se fusiona a finales de 1938 con una sociedad mucho más poderosa, la S.D. Unión Juventud Cantabria (conocida también como S.D. Unión Juventud Sport), para poder participar con más garantías en el Campeonato Regional de Primera Categoría 38/39 valedero para dilucidar dos de las plazas que tendrá la Federación Cántabra en el Torneo Nacional de Fútbol de 1939  a disputar entre marzo y junio, adoptando el nombre de S.D. Unión Juventud Rayo Cantabria, denominación que será transitoria y que en 1941 quedará definida como S.D. Rayo Cantabria.

La S.D. Unión Juventud Cantabria que vestía camisa blanquiazul con pantalón blanco, había sido fundada a finales de los años veinte, 1928, y en sus orígenes participó en la Liga de Modestos de Santander, pasando en 1933 a jugar en Segunda Categoría. La trayectoria deportiva de este club era claramente ascendente y en la temporada 34/35 ya competía en Primera Categoría aunque carecía de campo propio y su domicilio era itinerante. En 1935 y como consecuencia de la desaparición de la S.D. Eclipse F.C., pasa a jugar en el campo de este, el de Los Arenales.

1940 – 1950

En los primeros años de posguerra el filial montañés empieza a destacar dentro de la Regional cántabra y fruto de su buen hacer y quizás algo de fortuna, consigue en la temporada 45/46 el ascenso a Tercera División tras la renuncia del C.D. Tánagra, formando parte del grupo vizcaíno-montañés de la categoría, siendo cuarto en la edición 46/47 y decimotercero con descenso incluido en la sesión 47/48. Campeón de Primera Regional en la campaña 48/49, asciende nuevamente a Tercera División para iniciar un ciclo que le mantendrá de manera consecutiva dos décadas en Categoría Nacional.

1950 – 1960

En la temporada 50/51 se da la circunstancia de que los dos filiales racinguistas, tanto S.D. Rayo Cantabria como C.D. Juventud Real Santander militan juntos en Tercera División, descendiendo y desapareciendo este último para dejar vía libre al primero, pues mantener dos filiales en tan alta categoría es demasiado gasto para las arcas del club montañés. Cabe destacar que entre sus filas contó con el que en un futuro sería jugador internacional, el extremo izquierda Paco Gento. Tras estos sucesos el club blanquiazul toma protagonismo en Tercera División y en la década de los años cincuenta es uno de los gallitos del grupo, consiguiendo jugar la Promoción de Ascenso a Segunda División en la temporada 58/59 al acabar segundo. En esta fase es eliminado en primera ronda por la S.D. Eibar, venciendo en casa 4-3 y siendo derrotado en Ipurúa por 5-0.

1960 – 1970

En la campaña 60/61 se proclama brillantemente Campeón de Tercera División, pero en la Promoción es eliminado nuevamente a la primera de cambio, en esta ocasión por el Deportivo Alavés: 2-0 en casa y derrota por 5-0 en Vitoria. En los años siguientes se ve relegado a posiciones más lejanas, pero en la sesión 65/66 con Ricardo Bárcena San Miguel como presidente del club es subcampeón y promociona de nuevo. El rival es el C.D. Calvo Sotelo, quien le derrota 3-1 en la localidad turolense de Andorra, venciendo en casa por un insuficiente 1-0. Con esta desilusión llegan las últimas temporadas de los años sesenta, experimentando una desaceleración progresiva que le lleva a descender a Regional al final de la edición 69/70. Cabe destacar que en las campañas 68/69 y 69/70 comparte grupo con el Real Santander S.D., denominación por entonces del actual Real Racing Club de Santander, desvinculado para la ocasión y quien le vence en los cuatro encuentros.

1970 – 1980

Ya en los años setenta ingresa en Primera Regional siendo subcampeón en la campaña 71/72, lo cual le permite aspirar al ascenso enfrentándose con el C.D. Tudelano quien le cierra el paso al ganarle 4-0 en Tudela mientras se le vence en casa con un emocionante 3-0. En la sesión 72/73 es Campeón de Regional Preferente y asciende directamente a Tercera División. La temporada 73/74 no resulta como se esperaba en un principio y acaba decimoctavo, descolgado y descendido. En la edición 75/76 es subcampeón de Preferente y promociona otra vez, en esta ocasión frente al C.D. Basconia, perdiendo en casa 0-1 y en Basauri por 3-0. En la campaña 76/77 con la ampliación de grupos que experimenta la Tercera División consigue entrar en la categoría. Su primera temporada es deficiente y acaba decimosexto, mejorando en la siguiente 78/79 y quedando en mitad de tabla en la 79/80.

1980 – 1990

La década de los años ochenta la empieza con mal pie, pues en la edición inicial 80/81 es decimoctavo y desciende a Preferente, recuperando la categoría un año después. Este nuevo ciclo lo empieza en posiciones punteras, salvo el susto de la sesión 83/84 en el que casi desciende de nuevo al quedar decimoséptimo con solo 30 puntos, llegando a ser Campeón posteriormente del recién creado grupo cántabro en la campaña 86/87. Con este título asciende directamente a Segunda División B, en una temporada en la cual la RFEF amplia la categoría de bronce pasando de tener un grupo único a cuatro con ochenta participantes. El debut en la categoría de bronce de la edición 87/88 con José Ramón Moncalean como entrenador y Ángel Meñaca Montequín como presidente es desafortunado, pues acaba penúltimo en un grupo formado por clubs vascos, cántabros, leoneses, gallegos y astures, además de obtener un pobre bagaje de siete victorias. En las temporadas 88/89 y 89/90 está a punto de ascender de nuevo de forma directa a la categoría de bronce, pero unos pocos puntos de diferencia se lo impiden.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1990 – 2000

Los años noventa traen un nuevo sistema competitivo en el cual los cuatro primeros clasificados de cada grupo de Tercera División pasan a disputar una Promoción de Ascenso a Segunda División B. En la campaña 92/93 es subcampeón tras la Unión Montañesa de Escobedo, disputando la Liguilla de Ascenso. En esta fase se impone el Real Unión Club de Irún, siendo segundo sin el premio del ascenso la S.D. Rayo Cantabria. Les acompañan sin éxito el C.D. Mirandés y la U.D. Casetas.

En el verano de 1993 se produce una reorganización de las secciones inferiores del Real Racing Club de Santander modernizando su estructura y aplicándose la Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas, obliga a los clubs profesionales a transformarse en SAD, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. La S.D. Rayo Cantabria se disuelve el 28 de julio de 1993 y desaparece como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Real Racing Club de Santander, S.A.D. “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio. Mientras tanto, antes de finalizar el plazo de inscripciones y de la mano de Ángel Meñaca y Roberto Álvarez, se crea un nuevo equipo que actuará como segundo filial con el nombre de Deportivo Rayo Cantabria.

Con el nuevo nombre de Real Racing Club de Santander “B” es segundo en la campaña 93/94, a dos puntos de la S.D. Noja. En la Promoción acaba tercero tras S.D. Gernika Club y S.D. Huesca, siendo última la U.D. Cultural Chantrea. Campeón de grupo resulta en la edición 94/95, pero un empate en casa frente al Utebo F.C. en la Promoción le impide ascender mientras lo hace la S.D. Cultural Durango. El C.D. Lagunak será el cuarto participante. En la temporada 95/96 es subcampeón de Liga tras la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega, siendo rebasado nuevamente en la Liguilla por la S.D. Gernika Club, U.D. Barbastro y C.D. Calahorra. En la edición 96/97 es subcampeón tras el C.D. Tropezón, llegando ahora sí el ansiado ascenso de la mano de Manuel Preciado después de superar a C.D. Binéfar, Deportivo Alavés “B” y Club Haro Deportivo.

De este modo, la temporada 97/98 la disputa en Segunda División B bajo la dirección de Miguel Bielva y con Gonzalo Colsa entre sus filas, dentro de un grupo en el que se impone el Barakaldo C.F. como Campeón, pero en el que el club blanquinegro finaliza decimoséptimo, a dos puntos de la salvación y con la pérdida de la categoría. De regreso a Tercera División, en la sesión 98/99 realiza una gran campaña en la que tan sólo pierde un encuentro ahora dirigido por Antonio Francisco Martínez Fernández “Pachín”. En la Liguilla, cuando todo estaba preparado para el ascenso, sufre una derrota en casa frente al Zalla U.C. que le separa de este. Al final es segundo tras el C.F. Figueruelas, siguiéndoles Zalla U.C. y C.D. Azcoyen de Peralta. Por el medio, el equipo dependiente consigue el título de Campeón de la Copa Federación en la edición de 1999 tras superar al C.D. Lugo al vencer 3-0 en la ida y empatar 0-0 en la ciudad lucense. En la edición 99/00 de nuevo con Pachín es tercero en la fase regular, consiguiendo el ascenso a Segunda División B en un grupo muy igualado en el que se impone gracias al gol average a la U.D. Cultural Chantrea. La Real Sociedad de Fútbol “B” y la U.D. Barbastro son los otros clubs aspirantes.

2000 – 2010

El cambio de siglo trae consigo una etapa en la que el filial racinguista se convierte en un club ascensor pero que a pesar de todo es su mejor etapa en Categoría Nacional. La temporada 00/01 en Segunda División B, como las anteriores presencias, resulta un nuevo fiasco por cuanto queda decimoséptimo. Tan sólo tres victorias en casa le contemplan, siendo esta debilidad su verdadero talón de Aquiles. En la campaña 01/02 en Tercera División es segundo tras la S.D. Noja, en un campeonato que le resulta cómodo desde el principio por su gran faceta realizadora: noventa y cinco tantos. En la Liguilla de Ascenso se impone a U.D. Fraga, C.D. Recreación La Rioja y S.D. Amorebieta, consiguiendo un nuevo ascenso.

Su cuarto ciclo en Segunda División B será un tanto más largo que los precedentes, pues dos serán las temporadas consecutivas en la que conseguirá permanecer. En la edición 02/03 es undécimo clasificado y en la 03/04 es relegado a la decimoséptima plaza, perdiendo la categoría. En la campaña 04/05 es líder y Campeón del grupo cántabro de Tercera División, consiguiendo en la Liguilla ascender nuevamente a la primera. En esta ocasión, bajo el sistema de eliminatorias se impone en semifinales al C.D. Sariñena, 0-1 en la población oscense y 2-0 en El Sardinero. En la Final consigue superar a la S.D. Gernika Club con victoria 0-2 en la ciudad vizcaína y empate a dos en casa.

Como en el ciclo anterior, sólo dos temporadas es capaz de aguantar en Segunda División B, pues en la edición 05/06 es octavo con Ángel Viadero como entrenador y en la 06/07 colista, en una deplorable campaña en la que obtiene sólo ocho victorias. En Tercera División se muestra como un conjunto temible y al final de la sesión 07/08 es subcampeón de Liga. En la Promoción supera al C.D. Iruña: 0-2 en Pamplona y 0-0 en casa; y al Villanueva C.F.: 0-1 en Villanueva de Córdoba y 4-1 en casa. Este éxito le permite acceder a Segunda B, pasando una temporada 08/09 con bastantes problemas para mantener la categoría en la que finalmente acaba decimocuarto clasificado. La campaña 09/10 continúa con la trayectoria iniciada en la sesión anterior y se muestra ineficaz a la hora de conservar una plaza que le permita continuar en la categoría, terminando decimoséptimo a dos puntos de la permanencia. Durante este torneo y a consecuencia de las obras de remodelación en las Instalaciones de La Albericia, el equipo filial racinguista disputa sus encuentros en el Stadium Municipal de La Maruca, en la localidad de Muriedas situada dentro del municipio de Camargo, cuyas modernas instalaciones fueron inauguradas en septiembre de 1998.

2010 – 2020

El cambio de década lo inicia en Tercera División, siendo tercero en el grupo cántabro y promocionando sin éxito puesto que tras superar al C.D. Valle de Egüés: 0-0 en la la localidad navarra y 2-1 en casa; cae eliminado ante el Sporting Villanueva Promesas: 1-2 en casa y victoria estéril en la localidad pacense por 0-1. En la campaña 11/12 repite puesto en Liga y fracaso en la Promoción, eliminando al Alondras C.F.: 1-0 en casa y 0-0 en la localidad gallega; mientras es superado por la Peña Sport F.C.: 1-2 en casa y 0-1 en Tafalla. Cuando el equipo dependiente racinguista parecía confinado a jugar en Tercera División, el descenso administrativo de varios clubs de Segunda División B origina que estas plazas queden libres, decidiendo la entidad cántabra optar a una de ellas previo pago de ciento noventa mil euros que la RFEF finalmente acepta, permitiendo a los montañeses militar en categoría superior.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Racing de Santander, 75 años de historia. Teodosio Alba Ingelmo. Imprenta Cervantina (1988).
  • Rayo Cantabria: 75 aniversario (1926-2001). Vivero del Real Racing Club. Raúl Gómez Samperio. Gobierno de Cantabria (2002).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.realracingclub.es (Web oficial).
  • www.rayocantabria.com (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,