Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Sociedad Deportiva Huesca, S.A.D.

 

escudo SD Huesca

 

PLANTILLA 2018-2019:

Plantilla Sociedad Deportiva Huesca 2018-2019

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Huesca, S.A.D.
  • Ciudad: Huesca
  • Provincia: Huesca
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 31 de marzo de 1960
  • Fecha de federación: 8 de abril de 1960

 

DATOS SOCIALES:

  • Presidente: D. Agustín Lasaosa Laliena
  • Dirección social: Camino Cocorón, s/n – 22.004 Huesca
  • Teléfono: 974212679
  • Correo electrónico: sdhuesca@sdhuesca.es
  • Dirección del estadio: Camino Cocorón, s/n – 22.004 Huesca
  • Web oficial: www.sdhuesca.es
  • Facebook oficial: SD Huesca SAD
  • Twitter oficial: @SDHuesca
  • Canal Youtube oficial: -

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Huesca (1960-2009)
  • Sociedad Deportiva Huesca, S.A.D. (2009-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2014/15

6 Ligas de Tercera División:

  • 1966/67
  • 1967/68
  • 1984/85
  • 1989/90
  • 1992/93
  • 1993/94

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio El Alcoraz
  • Año de inauguración: 16 de enero de 1972
  • Cambios de nombre:
  • Estadio El Alcoraz (1972-)
  • Capacidad: 7.600 espectadores

EVOLUCIÓN DEL ESTADIO EL ALCORAZ:

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de San Jorge (1960-1972)
  • Estadio El Alcoraz (1972- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

 

ESCUDOS DE LA SOCIEDAD DEPORTIVA HUESCA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos SD Huesca

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA SOCIEDAD DEPORTIVA HUESCA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN HUESCA:

La ciudad aragonesa y bimilenaria de Huesca, situada al norte de la región en los límites de las sierras exteriores de los Pirineos y cruce tradicional de caminos, es la capital de la provincia homónima y de la comarca de La Hoya, habiéndose especializado en el sector servicios y preferentemente comercial como cabeza de una provincia de la que aglutina un cuarto de su población. Con cierta dedicación a la industria y conservación de labores agrarias debido a las características de su geografía, en los últimos tiempos la ciudad ha sabido dinamizarse y abrirse al turismo exponiendo su patrimonio cultural y proximidad a los Pirineos.

En cuanto al fútbol se refiere, es la ciudad de Huesca pionera a la hora de introducir la práctica de este deporte en Aragón, promoviéndose por miembros de la Sociedad Velocipedista Oscense en 1902 los primeros tanteos en el Campo de la Estación que, debido a la falta de interés por el resto de componentes, quedan en nada. Demasiado pronto para triunfar, el momento idóneo llegará apenas unos años después, concretamente en 1910 cuando, atentos a lo que ocurre en el resto del país y los distintos Campeonatos de España iniciados en 1903 que ocupan a la prensa, grupos de jóvenes locales decidan dar rienda suelta a una actividad deportiva que empieza a coger auge en institutos de secundaria como medida higiénica. De este modo el 10 de abril y en el Campo de la Cabañera, se dan cita dos contendientes que obedecen a los títulos de El Ideal, formado por alumnos de la Escuela Normal de Magisterio Oscense y Club Sertorius, formado por estudiantes del Instituto Provincial de Educación Secundaria en lo que es el primer encuentro formal.

De la unión de unos y otros, al poco tiempo se constituye la primera sociedad seria de la ciudad, el Huesca Sport Club, uniformado con camisa blanca y pantalón negro que concurre habitualmente al Campo de la Cabañera para realizar sus ensayos. Entrenados e ilusionados como pioneros en la provincia, fruto de sus inquietudes en el mes de agosto consiguen del ayuntamiento que se les incluya en el programa de las Fiestas de San Lorenzo, patrón local, convocándose un concurso de ámbito provincial al que, lamentablemente, no se suma nadie en unos tiempos en los que el balompié todavía es un desconocido abriéndose camino. Sin rival al que enfrentarse y obligados a cumplir con el compromiso adquirido, los miembros de la sociedad oscense optan por dividirse en dos equipos luciendo unos una banda diagonal roja mientras los otros eligen una banda diagonal morada. El fútbol da su pistoletazo de salida, surgiendo en 1911 el Hibernia Foot-ball que tendrá un carácter efímero.

A medida que avanzan los años, en Huesca comienza a despegar este deporte y para las Fiestas de San Lorenzo de 1913, el Huesca S.C. abre las puertas para la visita de clubs forasteros disputándose un memorable encuentro frente a la Gimnástica F.C., sociedad venida desde Zaragoza con la que se establece un resultado final de 9-0 favorable para los locales. En el año 1915 surgen otras dos entidades, el Atlético Osca y el Stadium, sociedad esta última quien utiliza por primera vez los colores azul y grana en su camiseta. Antes de finalizar la década, después de haberse extinguido el Huesca S.C. y fruto del apogeo del fútbol en todo el país, surge el Club Deportivo España, sociedad que juega en el Campo de la carretera de Apiés y emplea camisa roja con pantalón blanco, recibiendo en 1925 gracias a la gestión de su directiva el título de Real por lo que cambia su denominación pasando a ser conocido como Real Club Deportivo España.

Casi de forma paralela a la carrera iniciada por los españolistas, el 20 de septiembre de 1922 queda constituido el Huesca Foot-ball Club, sociedad cuyos elementos visten de azulgrana con pantalón negro y juegan en el interior del Velódromo de la Alameda, siendo su primer presidente Santos Solana Pérez y protagonizando una gran rivalidad con el Real C.D. España. En 1924, bajo la presidencia de Lorenzo Fuyola y un plantel de jugadores nacidos todos en la localidad o localidades de su ámbito provincial, el Huesca F.C. se adjudica el Campeonato de Aragón de Primera Categoría Grupo B superando a la U.S. Aragón, de Zaragoza, título que consolida la práctica de este deporte e incita a muchos aficionados a seguirlo de forma apasionada.

En 1926, debido al incremento de sus seguidores, reducidas dimensiones y escasas condiciones del Velódromo abierto en 1897, los azulgranas inauguran el Campo de Villa Isabel en un partido donde se invita al potente F.C. Barcelona con resultado final de empate 2-2 que reúne una gran cantidad de espectadores por la fama del rival. Posteriormente, el 29 de octubre de 1927, este terreno de juego será inhabilitado por la Federación Aragonesa por un periodo de tres meses a raíz de los graves incidentes acaecidos el 23 de octubre en un encuentro del Campeonato Regional frente al Real Zaragoza C.D. en el que es agredido por la afición local el colegiado Sr. Arribas, tras un pésimo arbitraje. El conjunto oscense, ante tal decisión que considera totalmente injusta, decide retirarse del Campeonato y de la Federación Regional al entender cierto favoritismo federativo hacia los clubs zaragozanos y animadversión hacia el fútbol oscense, quedando libres todos sus jugadores los cuales pasan a engrosar las filas de otros equipos.

Llegados a 1929 los dos principales clubs, Huesca F.C. y Real C.D. España han desaparecido, surgiendo entonces el Club Deportivo Oscense, sociedad que nace con fuerza y desde el Campo de Villa Isabel, conquista el Campeonato Regional de Aficionados de 1931 brillantemente superando varias eliminatorias hasta alcanzar la Final del Campeonato de España, intenso evento que pierde el 21 de junio de 1931 ante el vigués Ciosvín F.C. por el resultado desfavorable de 1-4 en encuentro disputado en el Campo de Chamartín, de Madrid. Al igual que su predecesor, el Huesca F.C., el C.D. Oscense también vestirá camiseta azulgrana con pantalón negro. En 1931 la directiva del club decide cambiar su denominación dejándolo en Club Deportivo Huesca y durante la temporada 32/33 incluso llega a participar en la Fase de Tercera División junto a Club Atlético Aurora, de Pamplona, Zaragoza C.D. y C.D. Alkartasuna, de Tafalla, un torneo por entonces eliminatorio establecido por la Federación Española para dilucidar quién asciende a Segunda División.

Desde 1932, con un deporte más asentado que suma adeptos constantemente, el C.D. Huesca cuenta con un nuevo rival local titulado como Club Ciencia y Deportes, sociedad que emplea desde sus inicios el Campo de la carretera de Apiés, viste camisa grana con pantalón negro y acaba comiéndole pronto el terreno a los del Club Deportivo hasta el punto de que los azulgranas, concluida la temporada 33/34, entran en un profundo declive que se asevera mediado 1934 causando la desaparición del C.D. Huesca por causas fundamentalmente económicas debido a la escasa masa social que le apoya.

Avanzado 1935, tras varias conversaciones mantenidas por distintos aficionados, el fútbol parece renacer en la capital altoaragonesa quedando constituido el nuevo Huesca Fútbol Club -sin relación alguna con el club del mismo nombre existente entre 1922 y 1927-, sociedad que al igual que las anteriores, viste camiseta azulgrana con pantalón negro haciendo uso del Campo de Villa Isabel como feudo deportivo. Adherido a la Federación Aragonesa, el Huesca F.C. permanecerá alejado de las primeras categorías debido a su fragilidad competitiva y financiera, dedicando su principal cometido a fomentar el fútbol y disputar encuentros frente a clubs de su zona de influencia y de la capital regional preferentemente hasta que en julio de 1936 estalle la Guerra Civil.

Dividido Aragón en dos frentes quedando la parte occidental en manos del Ejército Nacional y la parte oriental en las del Ejército Republicano, la práctica del fútbol y, por supuesto, a nivel oficial, fue imposible suspendiéndose todas las actividades durante un largo periodo de varios años. Tomada la ciudad por las tropas nacionales desde el principio, su interés estratégico ocasionó que durante 611 días consecutivos fuese hostigada por las tropas republicanas en lo que se convirtió en el asedio más prolongado a una localidad durante el conflicto, terminando todo en marzo de 1938 cuando cae el Frente de Aragón.

A finales de 1938, concretamente en diciembre, la capital altoaragonesa ha recuperado parte de su estabilidad y en medio de un ambiente de circunstancias, el Huesca F.C. se encuentra totalmente reorganizado y junto a Club Atlético Osasuna, de Pamplona, C.D. Logroño, Zaragoza F.C. y el militar Aviación Nacional, de Zaragoza, se organiza un campeonato regional para restablecer la práctica deportiva lo antes posible. En 1939, si el Huesca F.C. representa a los aficionados tradicionales que frecuentemente se citaban en el Campo de Villa Isabel, desde el Frente de Juventudes local se impulsa con una nueva filosofía la constitución de un club que de cabida a los valores que predica el Movimiento Nacional, quedando constituido el Club Deportivo Español que, como era de esperar, juega en el Campo de la carretera de Apiés uniformándose con camiseta blanca y pantalón negro.

Dividida forzosamente la afición oscense en dos clubs, entre 1939 y 1940 las fricciones entre ambos son constantes hasta el punto de llegar el caso a manos de las autoridades quienes, preocupadas por el cariz de los acontecimientos y el bien del deporte local, salomónicamente deciden zanjar la problemática de cuajo disolviendo las dos sociedades para unificarlas en una sola. Pasados los primeros meses de 1940 y en vistas al próximo Campeonato Regional, queda constituida la Unión Deportiva Huesca, sociedad presidida por Manuel Ezquerra Jiménez que viste camisa azulgrana con pantalón azul y en su escudo azulgrana acomoda, junto a la figura de San Jorge de la insignia local, los colores de la bandera nacional.

Haciendo uso inicialmente del Campo de Villa Isabel, esta entidad se convertirá en la más exitosa de cuantas han existido en la ciudad hasta esa fecha, inaugurando en 1945, gracias a la intervención de Educación y Descanso quien se declara propietaria, el Campo de San Jorge bajo usufructo para permanecer diez temporadas en Tercera División, sumando dos títulos de la categoría y consiguiendo debutar en Segunda División durante la campaña 50/51, división en la que resistirá tres temporadas consecutivas hasta que descienda al término de la sesión 52/53. A partir de este descenso se luchará por recobrar la categoría recién abandonada, invirtiéndose grandes sumas de dinero que no darán los resultados apetecidos y que consumarán la desaparición del club en el verano de 1956 ante las grandes deudas acumuladas. Entre 1956 y 1960 será el modesto Agrupación Deportiva Santiago quien represente a la ciudad en competición oficial.

HISTORIA DEL CLUB:

1960 – 1970

Después de varias conversaciones mantenidas a lo largo de marzo en el Bar Flor, por fin el 31 de marzo de 1960 se conseguía constituir un nuevo club, la Sociedad Deportiva Huesca, entidad que vestiría como sus antecesores con camisa azulgrana y pantalón azul. El viernes 8 de abril el club se inscribe en la Federación Aragonesa y el martes 12 se reúne la junta directiva dirigida por Patricio Funes. En la primera temporada de la S.D. Huesca en competición oficial, 60/61, se juega en Primera Regional Preferente, consiguiendo ascender como Campeón a Tercera División. En la temporada 61/62 se obtiene el undécimo puesto, salvándose con apuros del descenso y gracias a resultados de otros equipos. En la campaña 62/63 acaba en segunda plaza, pero en la Fase de Ascenso a Segunda División son eliminados por el Arenas Club de Guecho de “Piru” Gainza. Pese al 1-0 obtenido en el partido de ida, en la vuelta pierden por 5-1. En la campaña 64/65 se juega de nuevo la Fase de Ascenso al ser segundo en Liga. Esta vez será la S.D. Eibar el que impide el cambio de categoría ya que ganará ambos encuentros: 0-3 en San Jorge y 4-1 en Ipurúa.

En la campaña 66/67 se logra el Campeonato en la Tercera División, pero en la Fase de Ascenso el Bilbao Atlético le priva de nuevo del éxito. Empate a cero en San Jorge y derrota por 1-0 en San Mamés. En la siguiente temporada 67/68, se repite la conquista del título, pero una vez más en la Promoción resulta eliminado. En esta ocasión con más sufrimiento, pues se vence a la Cultural y Dep. Leonesa por 2-1 en casa y se pierde 1-0 en León. El partido de desempate disputado en León se pierde por 2-0. En esa misma temporada se comprarán 26.000 m² para la ubicación del nuevo campo, gracias a la venta del jugador Porta al Granada C.F. por el montante total de trescientas cincuenta mil pesetas.

1970 – 1980

Desde la temporada 68/69 hasta la 72/73, la S.D. Huesca va poco a poco de mal en peor. En la campaña 70/71 es decimotercero y se juega la permanencia con la S.D. Ilintxa, la cual se gana pese a los apuros del partido de vuelta: 5-1 en San Jorge y derrota por 3-0 en Legazpi. En la sesión 71/72 se salvará al final de disputar la Promoción y del descenso, hasta que finalmente en la campaña 72/73 se desciende al ser decimotercero y perder la permanencia con el C.D. Guadalajara, quien le derrota 2-0 en la ida y al que gana por un insuficiente 2-1 en casa. El 16 de enero de 1972 se inaugura frente al Deportivo Aragón con resultado final de 2-1 para los oscenses el nuevo Estadio El Alcoraz, campo que viene a sustituir el vetusto San Jorge. Durante la temporada 73/74 se consigue de nuevo el ascenso a la Tercera División tras ser Campeón de Regional Preferente. Ese mismo año se juega la Copa de España de Aficionados, eliminando a equipos de la talla del Barcelona Atlético y llegando a la Final disputada a doble partido contra el Deportivo Aragón, quedando en la ida empatados a cero en La Romareda con arbitraje del recordado Guruceta Muro. El partido de vuelta se disputa el 6 de junio de 1974 con un lleno hasta la bandera, y finalizará con un resultado de 3-0 a favor del equipo azulgrana. Llegaba así el primer trofeo a nivel nacional del club.

En la temporada 74/75 se salva la categoría gracias a la eliminatoria de permanencia que se juega contra el C.F. Sporting Mahonés: 4-1 en casa y derrota por 2-0 en Mahón. Durante la temporada 75/76 se es subcampeón, mientras que en la Fase de Ascenso cae eliminado ante la U.D. San Andrés: empate a uno en la ida y derrota por 2-1 en Barcelona. En la edición 76/77 se produce de nuevo un cambio de presidente, siendo Joaquin Sarvisé el nuevo responsable azulgrana. La S.D. Huesca alcanza la séptima posición que le permite subir de categoría gracias a la remodelación del fútbol español, accediendo a la Segunda División B. En la temporada 77/78 se mantiene la categoría con Luis Costa como entrenador. Al inicio de la campaña 78/79 tiene que despedir a los jugadores más caros por la grave situación económica que atraviesa el club. En esta misma temporada llega a la S.D. Huesca el meta Paco Buyo, que posteriormente jugará en el Sevilla F.C. y Real Madrid C.F. de Primera División, siendo además internacional absoluto. El conjunto azulgrana obtiene la decimotercera posición.

1980 – 1990

Llegados a 1980 la ciudad altoaragonesa casi ha duplicado su población respecto a las últimas décadas acercándose a los cuarenta y cinco mil habitantes. Futbolísticamente su máximo representante, la S.D. Huesca, vive al hasta entonces mejor momento deportivo acomodado en el tercer nivel nacional, la Segunda División B, deseando alargar todo lo posible su estancia en esta categoría en la cual, dada su condición de club modesto, debe luchar cada temporada al máximo de sus posibilidades para mantenerse. De este modo, en las campañas 79/80 y 80/81 se aguanta la plaza acabando en el puesto decimocuarto y decimoséptimo respectivamente, mientras que en la edición 82/83 se mejora la clasificación ocupándose un discreto decimosegundo puesto. En el aspecto financiero, los costes que le acarrea militar en una categoría tan exigente en lo económico y en lo deportivo como es la Segunda División B, inevitablemente le pasa factura acumulándose una deuda que ronda los cerca de cuarenta millones de pesetas. Los acreedores, deseosos de cobrar lo que les corresponde, exigen al club azulgrana que se cumplan los pagos, circunstancia ésta que asfixia por completo la tesorería hasta el punto de no haber dinero para pagar los emolumentos de una plantilla que es, en la práctica, totalmente profesional.

La temporada 83/84 comienza con un nuevo presidente, Juan Luis Larrosa, quien ha de hacer frente a un imposible económico que deriva, como se temía, en la pérdida de la categoría debido a la confección de una plantilla que no está a la altura, se debate en muchos problemas y concluye en decimonoveno puesto. Por si fuera poco, para subsistir, se ha de subastar el Estadio de El Alcoraz para saldar, en la medida de lo posible, una deuda que extraordinariamente se ha disparado hasta los cincuenta millones de pesetas, salvándose milagrosamente los muebles gracias a la intervención plausible de los socios quienes, en una derrama extraordinaria, consiguen la titularidad de los terrenos.

Arrastrado a competir en Tercera División, el club oscense ingresa durante la sesión 84/85 en el Grupo IV en el cual militan los clubs pertenecientes a la Federación Aragonesa, donde tienen cabida también los clubs sorianos y los de la Federación Navarra que incluye, además de los propios, a los riojanos por entonces aun no segregados. Cambiados los papeles, a diferencia de la Segunda División B donde es uno más, en esta categoría los azulgranas se convierten en un equipo a batir por su potencial resultando, como se esperaba, Campeón con holgura respecto al segundo y tercer clasificados. Clasificado para disputar la Promoción de Ascenso, se elimina en primera instancia al C.D. Cieza: 2-0 en El Alcoraz y derrota por 1-0 en la vuelta; pero no puede con el Real Burgos C.F.: 1-0 en la ida y empate 0-0 en Huesca perdiéndose la oportunidad de regresar a la división de bronce. En la edición 85/86 es subcampeón de Liga tras el Club Atlético Osasuna Promesas con Néstor Gavín de presidente, pero en la Promoción cae eliminado en Primera Ronda ante el C.D. Maspalomas, conjunto canario con el cual empata 0-0 en El Alcoraz y cae derrotado por 2-0 en el encuentro de vuelta.

En 1986 la R.F.E.F. decide dar autonomía propia a los integrantes del Grupo IV y reasigna respectivamente el Grupo XV para los clubs pertenecientes a la Federación Navarra y el Grupo XVI para los de la Federación Aragonesa perdiéndose un tanto por cien de potencial competitivo. A pesar de que la S.D. Huesca sale beneficiada con esta medida teóricamente al quedar su camino expedito de posibles rivales, lo cierto es que no se aprovecha tal circunstancia favorable puesto que la temporada 86/87, cuando además se le otorgan a la Federación Aragonesa tres plazas para cubrir puestos en la recién ampliada Segunda División B, los azulgranas en un mal año quedan séptimos. En medio de una situación deportiva que no es la mejor, en la campaña 88/89 se alcanza la cuarta plaza en Liga, aunque muy alejado del primer clasificado, U.D. Barbastro, revertiendo todo en la edición 89/90 cuando, con una excelente plantilla, ahora sí se consigue el ascenso directo, sin mediar Promoción, a Segunda División B gracias a ocupar el primer puesto con relativa holganza.

1990 – 2000

Rebasado 1990 la ciudad de Huesca supera escasamente las cincuenta mil almas presentando, acorde a los nuevos tiempos, una imagen más cosmopolitana. Más dinámica que antaño, la sociedad oscense desea que su primer representante haga un buen papel en el tercer nivel nacional y no se sufra tanto como en el pasado reciente, sueño este último difícil de cumplir en una categoría atractiva en lo deportivo, pero excesivamente cara en lo económico que causa estragos en el bolsillo de los club modestos.

El reestreno en Segunda División B, campaña 90/91 en lo que es su segundo ciclo dentro de esta categoría, resulta bastante discreto finalizando en decimotercero puesto pero con la satisfacción de haber cumplido con la permanencia. En la siguiente campaña, 91/92, sin embargo, el torneo no es tan halagüeño y con un plantel que no rinde como se esperaba, el club oscense desciende a Tercera División con un triste balance de siete victorias. Vestido con el traje de equipo ascensor, la S.D. Huesca vuelve una vez más al cuarto nivel nacional compitiendo en el Grupo XVI aragonés donde se espera que, en consonancia a su talla, ocupe los primeros puestos y pueda promocionar para regresar a la categoría recién perdida. Los azulgranas no defraudarán en el punto inicial puesto que, en la campaña 92/93, suman su quinto título pero sí en el segundo dado que el buscado ascenso no llega al ser superados en la Promoción por C.D. Touring y C.D. Calahorra mientras la última plaza es para el Mondragón C.F. En la temporada 93/94, como sucediera en el torneo anterior, el club altoaragonés se proclama Campeón añadiendo su sexto entorchado de la categoría a sus vitrinas, resultando la Promoción un nuevo traspiés pues se cede el ansiado ascenso a una sociedad más en forma como la S.D. Gernika. Real Racing Club de Santander “B” y U.D.C. Chantrea serán los rivales que, con la misma suerte, cierren el grupo.

En la campaña 94/95 la directiva azulgrana se hace con un ramillete de buenos jugadores con el propósito de dar el salto definitivo. La Liga, como era de esperar, no es sencilla manteniendo un fuerte pulso con el C.D. Endesa Andorra, el Campeón y Utebo F.C., tercer clasificado entre los cuales, respectivamente, hay apenas un punto de diferencia. Subcampeón del Grupo XVI, en la Promoción se depositan grandes expectativas pero con los pies en el suelo ante el conocimiento de que el reto es complicado. Disputada la liguilla pertinente, esta vez sí se asciende al comandar el grupo que integran C.D. Calahorra, C.D. Tropezón y C.D. Hernani, estallando la afición que acude cada domingo al Estadio de El Alcoraz ansiosa de competir en categoría superior. De nuevo en la élite del fútbol modesto semiprofesional, la S.D. Huesca concurre la temporada 95/96 en Segunda División B siendo partícipe del Grupo III donde se encuentran los clubs aragoneses, catalanes, baleares y valencianos concluyendo decimoquintos, con el agua al cuello y un punto sobre el descenso. La campaña 96/97, con un plantel similar al año anterior, discurre en el Grupo II con los clubs vascos, navarros, aragoneses, riojanos y castellano-leoneses en los mismos parámetros pero con la salvedad de que finaliza decimosexto y ha de defender su plaza en una Promoción para evitar el descenso. En esta fase de prolongación no aprovecha su primera oportunidad de salvación ante el Getafe C.F. puesto que, después de vencer 2-1 en casa, en la localidad madrileña será derrotado un contundente por 4-0 en la vuelta, consumándose el desastre en la segunda y final ante la A.D. Mar Menor, rival con el que se empata 1-1 en El Alcoraz y cae con estrépito en la vuelta por un doloroso 5-0.

En la edición 97/98 toca competir en Tercera División. Los malos resultados obtenidos y la mala marcha económica complican la elaboración de la plantilla y al final, con más problemas de lo debido, se reúne un grupo de jugadores que casi precipitan al club a Regional Preferente después de concluir en decimoséptima plaza, múltiples problemas y siempre mirando de reojo los tres últimos puestos. Preocupados con lo sucedido, en 1998 se toman acciones correctivas y el plantel azulgrana es quinto en la campaña 98/99 estando a un paso de promocionar, fase en la que sí se colará en la sesión 99/00 cuando, segundo en Liga tras la U.D. Fraga, opte al ascenso aunque sin opciones realesal ser superado por todos sus rivales siendo colista precedido por S.D. Eibar “B”, S.D. Noja y C.D. Mirandés.

2000 – 2010

El cambio de década y siglo traerá a Huesca importantes cambios en los aspectos social y deportivo aunque, como ahora veremos, habrá que esperar a que se produzcan. Para empezar se comienza con una interesante Liga 00/01 en la que el club azulgrana es cuarto pasando a disputar la Promoción. En esta Fase a priori no existe gran confianza puesto que el cuarto puesto en el Grupo XVI y el fútbol desarrollado invitan poco al optimismo pero, a medida que avanza la Liguilla, los buenos resultados permutan rápidamente todo lo previsto y se obtiene el ascenso a la Segunda División B después de superar a S.D. Lemona, C.D. Mirandés y S.D. Textil Escudo. Reencontrado con el tercer nivel nacional, la temporada 01/02 se desarrolla en el Grupo II junto a clubs aragoneses, catalanes, vascos, navarros y riojanos sumando ventitres derrotas, negativo balance que le conduce al decimonoveno puesto y a perder la categoría demasiado rápido. En Tercera División nuevamente, la campaña 02/03 resulta muy competida ocupando la segunda plaza a un punto de distancia de la U.D. Fraga, el Campeón, siendo la Promoción de Ascenso esquiva al ser superado por C.D. Mirandés y S.D. Lemona mientras colista es el cántabro C.D. Tropezón, de Tanos.

Durante la temporada 03/04 la directiva sigue, como ya sucediera en las décadas anteriores, con el deseo de subir de categoría, manteniéndose el bloque anterior y consiguiéndose in extremis el cuarto puesto. Previamente, a mitad de campaña, debido a los malos resultados se destituye al entrenador Txuma Martón para ver si así reacciona la plantilla. Clasificado para la disputa de la Promoción, la fortuna estará de su lado y después de eliminar primeramente a la S.D. Noja, 2-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad cántabra, en la Final se dará cuenta de la S.D. Eibar “B” ganando 1-0 en casa y una semana después en Ipurúa por 1-2 logrando volver al tercer nivel nacional. De regreso a Segunda División B la campaña 04/05 se disputa en el Grupo III compuesto por clubs catalanes, aragoneses, navarros y valencianos siendo décimo, cambiándose prácticamente toda la plantilla para la edición 05/06 en la que, dentro del mismo grupo, es decimosexto debiendo disputar una Promoción de Permanencia con el Castillo C.F., con quien empata 0-0 en El Alcoraz y 1-1 en San Bartolomé de Tirajana, salvando la categoría por el valor doble de los goles obtenidos a domicilio. En esta temporada, pese a los problemas presentados durante la Liga, el club azulgrana termina subcampeón de la Copa Federación al caer en la Final frente a la U.D. Puertollano: empate 1-1 en la ida disputada en El Alcoraz y derrota por 2-0 en el encuentro de vuelta jugado en la localidad castellano-manchega.

En la temporada 06/07, con Armando Borraz Alcubierre en la presidencia, un equipo renovado y buenos fichajes, el club oscense es subcampeón del Grupo III quedando a tres puntos del Campeón, Alicante C.F., consiguiendo varias décadas después disputar una Promoción de Ascenso a la división de plata. En esta Fase que tanta ilusión despierta en la ciudad, el primer plantel azulgrana consigue eliminar en Semifinales al C.F. Palencia tras empatar 1-1 en la capital castellano-leonesa y ganar 2-1 en Huesca. En la gran Final, donde se enfrenta a un temible Córdoba C.F., la suerte no le acompaña terminando perdiendo 2-0 en el Nuevo Arcángel mientras en El Alcoraz se empata 1-1, resultados que le impiden como soñaba debutar en la categoría de plata. En 2007 se constituye la Fundación Alcoraz con Agustín Lasaosa y José Antonio Martín Otín «Petón» al frente que tan determinantes se convertirán en el futuro azulgrana, asociación sin ánimo de lucro que se prepara con antelación para si un día el club se transforma en S.A.D.

Con una incipiente profesionalización cada vez más palpable y siguiendo al frente Armando Borraz, durante la campaña 07/08 se compite en el Grupo II junto a clubs castellano-leoneses, vascos, aragoneses, riojanos y navarros alcanzando el subcampeonato de Liga igualado a puntos con la S.D. Ponferradina. La S.D. Huesca, que anda en crecimiento y las cuentas cada día más controladas, afronta la Promoción de Ascenso con ganas y el apoyo de toda su afición eliminando en Semifinales al C.F. Gavá: 2-2 en la localidad barcelonesa y 1-1 en casa, pasando a la gran Final gracias al valor doble de los goles a domicilio, consiguiendo el ascenso por primera vez a Segunda División después derrotar al Écija Balompié 2-0 en casa y empatar en el encuentro de vuelta de la localidad sevillana 1-1. El estreno en la categoría de plata trae a Huesca numerosos cambios haciéndose obras de acondicionamiento en El Alcoraz para entrar a formar parte del fútbol profesional. Contratado Antonio Calderón como primer entrenador, la edición 08/09 ve pasar por el estadio azulgrana a parte de los clubs de la élite nacional haciéndose con un decimoprimero puesto empatado a puntos con el Elche C.F. que le permiten tener continuidad. En la sesión 09/10, segunda consecutiva en Segunda División, el club aragonés sufre mucho para eludir el descenso, consiguiendo evitar tan poco deseado destino gracias a una victoria en el último encuentro de Liga ante el Real Club Celta de Vigo disputado en la localidad gallega.

Durante estos años, socialmente la entidad altoaragonesa logra después de un complejo trámite transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, logro hecho público el 6 de agosto de 2009 con el depósito de 2.625.000 de euros establecidos por el C.S.D. como capital social, pudiendo así acometer su futuro con optimismo dentro del fútbol profesional.

2010 – 2020

Convertido en Sociedad Deportiva Huesca, S.A.D. con Fernando Losfablos como presidente, el club oscense empieza la nueva década con paso firme intentando hacerse un hueco entre los grandes del fútbol nacional, contratando en 2010 los servicios de Onésimo Sánchez con el que inauguran la temporada 10/11 quedando decimocuartos con una plantilla muy humilde que se vacía en cada encuentro y convierte su estadio en un verdadero fortín, arañando a domicilio valiosos puntos que significan la permanencia de un club que trabaja bien sus escasos recursos. La edición 11/12 se caracteriza por las dos caras que ofrece la plantilla azulgrana, siendo la primera vuelta decepcionante y temiéndose realmente por el descenso, mientras que en la segunda -ya con Quique Hernández en el banquillo-, se experimenta una gran recuperación que le hace escalar puestos en la tabla hasta lograr una meritoria remontada para ocupar el decimotercero puesto.

En la temporada 12/13 Fabri González toma el testigo en el banquillo pero los malos resultados le llevan a dimitir siendo sustituido por Antonio Calderón con quien tampoco varía el rumbo azulgrana. Ángel Arroyo y Jorge D’Alessandro no conseguirán revertir la situación  y con once visctorias a cinco puntos de la permanencia, es conjunto aragonés perderá la categoría. La decepción es grande en Huesca y la afición lamenta abandonar la categoría de plata, afrontando la campaña 13/14 con resignación dentro de una Segunda División B donde compite en el Grupo II junto a vascos, navarros, madrileños, castellano-manchegos y aragoneses terminando séptimo a tres puntos de disputar la Promoción de Ascenso. Fernando Losfablos contrata para la campaña 14/15 a Luis Garcia Tevenet, técnico con el cual dentro del Grupo II compuesto por clubs aragoneses, canarios, vascos, castellano-manchegos y madrileños se conquista, por primera vez en su historia, el título de Segunda División B, accediendo a una Promoción de Ascenso donde sus aspiraciones son totales. La S.D. Huesca se enfrenta en la Eliminatoria de Campeones ante el Gimnástic de Tarragona, Campeón del Grupo III con el que empata en casa 1-1 y pierde en la capital catalana por 3-1 debiendo consolarse, como mal menor, con seguir luchando para ascender. En Semifinales los oscenses se enfrentan al Racing Club Ferrol, conjunto gallego al que se vence por un contundente 0-4 en la ciudad gallega y luego, una semana después, por 2-0 en casa. Clasificado para la gran Final, el rival que le espera es el Huracán Valencia C.F., conjunto con el que se empata 1-1 en la localidad valenciana de Torrent y al que se derrota en casa por 2-0 en un abarrotado Estadio de El Alcoraz significando su regreso a la categoría de plata.

Su segundo ciclo en Segunda División se abre en la edición 15/16 con Juan Antonio Anquela en el banquillo, técnico de carácter con el que pretende obtener la permanencia. Éste no defrauda y, encuentro a encuentro, se va sumando el necesario poso para concluir decimosegundo sin pasar excesivos apuros. En la sesión 16/17 Anquela sigue ocupándose del banquillo azulgrana mejorando en mucho el torneo anterior. Considerado como el plantel revelación de la categoría, yendo de menos a más los oscenses consiguen concluir en sexta posición obteniendo el pase para luchar por una plaza en Primera División. Encantados por el desafío, la S.D. Huesca se enfrenta en Semifinales al Getafe C.F., conjunto con el que empata 2-2 en casa y cae derrotado en la localidad madrileña por 3-0 cayendo eliminado. Previamente, desde mayo de 2017, Agustín Lasaosa ocupará la presidencia en sustitución de Fernando Losfablos, siete años al frente del club.

En la edición 17/18 la entente que conforman Agustín Lasaosa al frente del club y José Antonio Martín «Petón», al cargo de la dirección deportiva, traen a Huesca importantes jugadores algunos cedidos y otros adquiridos que prestan un excelente servicio dirigidos desde el banquillo por Joan Francesc Ferrer «Rubi» con quien se se encaraman, desde las primeras jornadas, a lo alto de la clasificación. Líderes en buena parte del campeonato con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, un bache a inicios de la segunda vuelta parecerá apartarles del ascenso directo, reaccionando a última hora para ser segundos a un punto del Rayo Vallecano de Madrid. Tal plaza, nunca antes alcanzada, les concede el pasaporte para jugar en Primera División, categoría élite del fútbol español que significa la culminación de un proyecto sobresalientemente planteado.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.diariodelaltoaragon.es Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,