Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Escoriaza
  • Ciudad: Zaragoza
  • Provincia: Zaragoza
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 1921
  • Fecha de federación: 1929

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Carde-Escoriaza (1921-1943)
  • Sociedad Deportiva Escoriaza (1943-1954)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1Liga de Tercera División:

  • 1952/53

 

ESTADIO:

Campo de Fútbol Las Delicias

  • Nombre: Las Delicias
  • Año de inauguración: 1921
  • Cambios de nombre:
  • Las Delicias (1921-)
  • Capacidad: 5.413 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Las Delicias (1921-1954)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La presencia del fútbol en la capital aragonesa hizo su aparición en noviembre de 1903, fecha en la que el Conde de Sobradiel, jugador y directivo, creó el primitivo Zaragoza Foot-ball Club y que disputaba sus encuentros en el Campo del Sepulcro, entidad que desaparecería el 8 de septiembre de 1906, cuando su fundador y presidente contrajo matrimonio. El germen de este deporte ya había calado en las principales ciudades españolas y la ciudad del Ebro se mostraba un tanto remisa a ser pionera en estas lides.

Es en torno a 1914 cuando aparece el C.D. La Gimnástica, la primera entidad en disputar encuentros interregionales. A este le suceden otras sociedades como el C.D. Patria, el Athletic Club Zaragoza, el España F.C., la S.D. Universitaria, el C.D. Fuenclara (1918) y el más importante de todos ellos, el Iberia Sport Club, nacido en 1916 y que se convertirá poco después en claro dominante del fútbol regional.

En marzo de 1919, la alta sociedad local funda la Sociedad Atlética Stadium, entidad que en marzo de 1922 recibe el título de Real y que de las manos del Conde de Sobradiel conquista el Campeonato Regional en las ediciones de 1924 y 1925.

Cronológicamente le sigue el Zaragoza Foot-ball Club, entidad fundada en 1921 por Ricardo Arribas y que con un proyecto muy ambicioso pretende desbancar en el futuro al Iberia S.C., un club ya consolidado en la ciudad. Bien estructurado y con un respaldo económico notable, en lo sucesivo irá escalando puestos dentro del panorama local y regional. Juega en el Campo de El Asalto y se equipa con camisa roja de puños y cuello amarillos con pantalón blanco. Es una entidad que crece rápido y pronto es capaz de tutear a los grandes.

HISTORIA DEL CLUB:

1921 – 1930

Hijo de un empresario zaragozano y accionista de una de las sociedades industriales más importantes de la capital aragonesa, Manuel Escoriaza Fabro consiguió junto a su padre y dos hermanos fusionarse en 1895 con la importante firma francesa Carde, originaria de Burdeos, creando a partir de entonces la empresa Carde y Escoriaza que adquiriría gran notoriedad. Esta sociedad metalúrgica fue una avanzada en los tiempos que le tocó vivir, convirtiéndose en el primer cuarto de siglo XX en señera de modernidad y dedicándose especialmente a la construcción de tranvías, máquinas y vagones de tren, muy de moda por entonces en plena revolución de las comunicaciones, además de material aeronáutico para la Aviación.

Durante la I Guerra Mundial, dada la manifiesta posición neutral que adquirió España, recibió importantes pedidos de los países en conflicto para construir equipamiento bélico destinado al frente, suponiendo una importante entrada de divisas para el estado y una carga de trabajo para los empleados que garantizaba sus puestos durante varios años. En 1925 y tras alcanzar un gran auge económico, la familia Escoriaza consigue desprenderse del capital extranjero y cambia el nombre de la empresa a Material Móvil y Construcciones S.A. (M.M.C.), para a continuación en 1928 estar participada accionarialmente por la poderosa familia Urquijo, promotora de la empresa Compañía Auxiliar de Ferrocarriles S.A., (C.A.F.).

Dadas las características de gran empresa y la notable cantidad de operarios que posee, en 1921 la familia Escoriaza, muy amante del deporte, decide crear un club de fútbol con el cual involucrarse y de paso volcar sus ilusiones, la Sociedad Deportiva Carde-Escoriaza, quien viste camisa roja con pantalón negro. Esta sociedad en principio compite frente a otras empresas de la zona y clubs zaragozanos, adquiriendo poco a poco cierto nivel el cual propicia que José María Escoriaza, como presidente de honor y para dar cabida al equipo, construya un magnífico terreno dotado con todas las comodidades de la época emplazado junto a la estación de Cariñena, el denominado Campo de Las Delicias.

1930 – 1940

El Club se inscribe en la Federación Aragonesa en 1929 y pronto empieza a destacar siendo Campeón de Tercera Categoría, ascendiendo a Segunda Categoría en la campaña 30/31. Tras competir en la temporada 31/32, razones políticas y relativas a la dirección de la sociedad hacen que se retire de la competición oficial durante unos años, aunque el equipo sigue en activo disputando encuentros amistosos ocasionalmente. En julio de 1936 estalla la Guerra Civil y Zaragoza queda pronto en manos del bando nacional, siendo confiscada la empresa la cual a gran ritmo dota al Ejército de multitud de diversos transportes móviles como camiones, blindados, ambulancias, autocubas, vehículos adaptados para la reparación, además de otros con soportes para ametralladoras, transporte de bombas, etc, convirtiéndose en uno de los principales suministradores.

1940 – 1950

Pasado el conflicto la empresa vuelve a la normalidad y la dirección estima oportuno lanzar a la competición su sección deportiva, inscribiendo nuevamente el club en la federación desde donde parte jugando en Segunda Categoría. El club zaragozano en la temporada 40/41 se proclama Campeón y logra ascender a Primera Categoría, siendo subcampeón en la campaña 41/42 y alcanzando rápidamente un alto nivel que le lleva a ser uno de los más importantes de Aragón, mostrándose su escalada imparable al disponer de un gran respaldo económico que le facilita tener jugadores de gran valía, algunos de los cuales trabajan en la propia empresa. En 1943 reúne una excelente plantilla y se prepara con ahínco para conseguir entrar en Tercera División, una categoría que acaba de ser relanzada a nivel nacional recientemente para potenciar el desarrollo de los clubs modestos.

Como no podía ser de otra manera, la desde ese momento Sociedad Deportiva Escoriaza presidida por Benjamín Miñana Villanueva alcanza la Tercera División exitosamente al término de la temporada 43/44, consiguiendo entrar en Categoría Nacional previa eliminación del C.D. Español Arrabal por 2-1 en encuentro jugado el 30 de abril. El club participa por primera vez en el Campeonato de España en la edición de 1944, pero es eliminado en la primera eliminatoria de la Fase previa al caer derrotado por la U.D. Huesca con resultado de 2-1. El debut en Tercera División se produce en la campaña 44/45 finalizando en un discreto octavo puesto tras un torneo duro en el cual juega frente a clubs de gran categoría.

Parte de los jugadores de la plantilla mantienen un puesto de trabajo en la empresa, quien se ocupa de de ellos laboral y deportivamente, procurando la directiva en todo momento de conducir el equipo de forma organizada y sin hacer un gran derroche económico. Poco a poco el club se estabiliza dentro de este tercer nivel y en la temporada 47/48, después de un muy aceptable campeonato, es tercero en Liga, un puesto que no repetirá en los sucesivo al sufrir un retroceso deportivo que al final de la década le lleva a ocupar puestos en mitad de la tabla. En el torneo de Copa es eliminado al perder 2-1 en primera ronda frente al Arenas S.D. de Zaragoza. En la siguiente edición de 1949, que será su última participación en el Campeonato de España, logra superar la primera ronda al vencer por 3-1 al Atlético Club de Zaragoza, y de nuevo será eliminado en segunda ronda al perder ante el Arenas S.D. por 3-1.

1950 – 1954

Iniciada la década de los años cincuenta la plantilla zaragozana realiza una mala campaña 50/51 terminando duodécima y estando a punto de promocionar para no descender a Regional. Ante tal situación la directiva de Benjamín Miñana toma cartas en el asunto y refuerza la plantilla en vistas a no tener problemas en el futuro, siendo cuarto en la sesión 51/52 tras la llegada de nuevas incorporaciones que suben el potencial deportivo. Sin embargo, la ambición de la empresa no se detiene en este punto y la gran sorpresa se produce en la siguiente temporada, 52/53, cuando el equipo, muy reforzado, realiza un gran campeonato y consigue proclamarse Campeón dentro de un grupo compuesto por clubs aragoneses y catalanes, sobrepasando a distinguidos históricos como el C.D. Europa, C.D. Tarrasa ó C.F. Badalona.

En esa edición el sistema competitivo dictamina que el Campeón asciende directamente a Segunda División sin necesidad de disputar eliminatoria ninguna, beneficiándose la entidad metalúrgica de una regla que le conduce a auparse a una categoría con la cual soñaba de lejos. Con los recursos escasos y ajustados de un club particular perteneciente a una empresa, la S.D. Escoriaza se presenta humildemente en la categoría de plata durante la temporada 53/54 militando en el Grupo I ó Norte, grupo en el que realiza un torneo bastante discreto ante el potencial de sus adversarios pero que no le impide presentar batalla y dar la cara en todo momento. Pese a las ocho victorias y cinco empates conseguidos, el club ocupa el decimosexto puesto, terminando como colista y descendiendo a Tercera División.

En esas fechas se da la circunstancia de que la compañía Material Móvil y Construcciones, S.A. es absorbida por C.A.F., dándose un vuelco de ciento ochenta grados en la nueva dirección quien considera la manutención de un club de fútbol y además semiprofesional, como algo supérfluo y poco interesante. La sociedad que acaba de descender a Tercera División y tenía plaza en el grupo aragonés, es disuelta y liquidada, quedando sus jugadores libres para fichar por otros conjuntos del estado y dando fin a una etapa gloriosa en la cual el club rojinegro tocó el cielo con la yema de los dedos durante al menos una memorable temporada.

Son recordados de su paso por este club zaragozano jugadores como: Sierra, Mainar, Bellido, Castejón, Azcona, Igual, Serrano, David, Laborda, Blas, Garcieta, Torrent, Lana, Cendrós, Anoro, De Vega, Mefrano, Aragall, Castañar, Chiqui, Pascual, Elizondo, Panadés, Cea y Vidal; destacando sobre todos ellos Vergara, importante jugador quien llegó a alcanzar la internacionalidad.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles (Tomo II). Vicent Masià Pous (2011).
  • Foto del estadio: archivo privado de Ángel Aznar.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Jerez Industrial

 

escudo Jerez Industrial CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Jerez Industrial Club de Fútbol
  • Ciudad: Jerez de la Frontera
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 15 de agosto de 1950
  • Fecha de federación: 15 de mayo de 1951

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Juventud Jerez Industrial Club de Fútbol (1950-1956)
  • Jerez Industrial Club de Fútbol (1956-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 1957/58
  • 1963/64
  • 1965/66

 

ESTADIO:

Campo Municipal La Juventud

  • Nombre: Campo Municipal de La Juventud
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de La Juventud (1988-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Domecq (1951-1988)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Jerez Industrial CF

ESCUDOS:

escudos Jerez Industrial CF

UNIFORMES:

uniformes Jerez Industrial CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la andaluza provincia de Cádiz de cuyas tierras es la primera localidad en número de habitantes y localizada a escasa distancia del mar, la ciudad de Jerez de la Frontera es un extenso municipio dotado con una vasta campiña dedicada preferentemente al cultivo de la vid cuyos caldos, conocidos internacionalmente, le han dado una gran popularidad hasta el punto de ponerle nombre propio a su denominación de origen. Encorsetada entre los grandes núcleos de Cádiz y Sevilla, ambas capitales provinciales, al perder los favores administrativos Jerez se decantó por la industrialización centrando su intervención en el vino, no olvidándose de otros menesteres agrícolas y ganaderos, los dos con notable peso, reforzados en las últimas décadas de sectores como los de servicios y turístico debido a su rica fisonomía y atractiva arquitectura.

Para conocer su relación con el deporte moderno hemos de rememorarnos a tiempos pasados cuando en el siglo XVIII y, sobre todo, en el siglo XIX, el atractivo de sus vinos provocó que un buen número de comerciantes y empresarios procedentes del Reino Unido se establecieran en la ciudad levantando impresionantes bodegas que, años después, formarían un gran entramado industrial. Estos, además de prosperidad y una puerta abierta para los negocios, trajeron consigo sus costumbres siendo la predilección por el caballo y los juegos a campo abierto sus más apasionadas distracciones para los ratos de ocio.

Fruto de contar con mano de obra autóctona y extensa relación con grandes familias locales bodegueras como los González, a finales de los años sesenta decimonónicos surgieron varias asociaciones mixtas jerezano-británicas de marcado carácter deportivo como el Jerez Gun Club, constituido en 1869 y el Jerez Polo Club, en 1870, ambos impulsados por el poderoso comerciante Pedro Nolasco González de Soto quien había cursado estudios en Liverpool y era un gran amante del por entonces denominado sport. Las dos iniciativas, junto a otras que vendrían después, fueron ampliamente secundadas por la ciudadanía británica quien se volcó en masa.

Consecuencia de disponer de un amplio recinto como el Hipódromo de Caulina, situado a las afueras de la localidad, fue la disputa el 1 de noviembre de 1870 del primer encuentro de fútbol del que se tiene noticias en suelo español, protagonizado por los socios del Jerez Cricket Club, asociación constituida en agosto de 1864 la cual solía practicar diversas actividades teniendo siempre como protagonista una pelota o bola y tuvo posteriormente su sede en las proximidades del Paseo de Capuchinos. Por razones desconocidas, quizás la falta de rivales en la zona y la escasa atención que el pueblo prestaba a los juegos de origen británico, el fútbol no prosperó todo lo contrario que las carreras de caballos o las regatas, existiendo aun así constancia de práctica balompédica por parte de los empleados de las bodegas, incluso en zonas habilitadas en las décadas de los años setenta y ochenta.

La entrada del fútbol por la puerta grande deberá esperar todavía cierto tiempo y no será hasta empezado el siglo XX, cuando los españoles se impliquen en diversas ciudades de todo el Estado, surja a imitación de esta tendencia la primera iniciativa seria en Jerez impulsada y presidida por Thomas Spencer, un ciudadano de origen británico nacido en Gibraltar llegado a la localidad en 1907 que, empleado en la bodega William & Humbert años después, concretamente en 1911, constituye el Jerez Foot-ball Club cuya primera sede de sus evoluciones será la denominada Finca de San Benito, propiedad del empresario bodeguero Garvey. El conjunto jerezano hará su debut oficial el 2 de mayo en un torneo triangular con motivo de los actos correspondientes a la Feria del Ganado donde se enfrentará en esa fecha ante el Cádiz F.C. al que se le derrota, jugando el día siguiente la gran final con el también gaditano Español F.C. ante el cual se pierde yendo el trofeo donado por los locales a parar a manos azulgranas.

Uniformado enteramente de blanco con calzas negras en su primeras apariciones, al poco tiempo se pasará a vestir con camiseta blanquiazul desempeñando su actividad en los terrenos de la Venta de los Negros, en el Camino de La Cartuja, adquiriendo gran notoriedad entre sus convecinos gaditanos y de las provincias colindantes al derrotar a rivales tan cualificados como el Español F.C., de Cádiz y los representantes de Algeciras, San Fernando y Huelva.

En el año 1914 el máximo representante jerezano se fusiona con el Fortuna F.C., tradicional rival ciudadano nacido en 1912 que vestía camiseta gualdinegra con pantalón blanco, integrando a éste último dentro de su estructura dentro de una etapa muy fecunda en el fútbol local con el nacimiento de multitud de clubs aunque de escasa vida la mayoría de ellos como el Patronato Católico F.C., el recordado Jerez Balompié Club en 1912 que vestía camiseta azulgrana con pantalón blanco, el Athletic Club Jerezano también de 1912, el España-Mundo Nuevo F.C. que se uniformaba con camiseta rojiblanca y pantalón blanco, el Infantil F.C., el Deportivo F.C. y el popular Jerez Bote Club, todos ellos nacidos en 1913 y el Racing Club Jerezano en 1914 a los que se sumarán San Estanislao F.C. en 1915 e Hispania F.C. ya en 1916.

De todos ellos el Jerez Foot-ball Club será la asociación preponderante gozando por encima del resto de mayor popularidad y apoyo hasta el punto de existir una notable diferencia entre unos y otros, siendo el club jerecista quien lleve la batuta en el fútbol local y el único capaz de organizar torneos donde se invitan a clubs forasteros. Lamentablemente esta situación de privilegio no se alargará demasiado y en 1917, tal cual sucede con gran parte de las demás asociaciones, el club desaparecerá al no contar con un mecenas como tampoco de un campo en condiciones, grave problema que impedirá la evolución de un deporte que parecía lanzado a alcanzar cotas mayores dentro de su ámbito geográfico.

Entre 1917 y 1922 el Jerez Balompié Club defenderá a duras penas la representación de la ciudad, surgiendo a mediados de 1922 una nueva iniciativa gracias a la intervención del por entonces coronel Francisco Merry y Ponce de León que desea rescatar lo que fue el club hegemónico apenas unos años antes, el Jerez Foot-ball Club. En esta ocasión, vistiendo camiseta blanquinegra con pantalón blanco, se dispone de un modesto recinto junto a los almacenes de la estación de ferrocarril de Pequeña Velocidad entre las calles Medina y Porvenir, instándose tras su reorganización casi de inmediato al ayuntamiento a levantar el campo de deportes tan necesario que se lleva reclamando desde años atrás puesto que se pretende competir a nivel federado. Pasados unos meses el ayuntamiento no responde, pero gracias al acuerdo de arriendo que establecen el club y José Paz Partida, propietario de unos terrenos situados en Villa Mercedes, dentro del Parque González Hontoria, se consigue adecentar un campo de juego vallado bautizado como Stadium del Parque que será inaugurado oficialmente el 14 de enero de 1923 ante el Mirandilla F.C., de Cádiz, con victoria local por 2-1.

Durante las siguientes temporadas el Jerez F.C. crecerá deportivamente alcanzando el Grupo B de Primera Categoría, es decir, el segundo nivel regional dentro de la Federación Regional del Sur, emprendiendo el ayuntamiento en 1926 la construcción de un estadio situado en la zona de recreo de Villa Elena junto a la carretera de Lebrija que será inaugurado el 27 de marzo de 1927 frente al Español F.C., de Cádiz, con el que se pierde por 2-4. El bautizado como Estadio González Byass verá pasar por su césped a multitud de equipos andaluces, concretándose a finales de 1928 por parte de la RFEF la creación de dos campeonatos de Liga profesionales denominados Primera y Segunda División Nacional donde los jerezanos, con poco bagaje deportivo, quedarán excluidos.

La medida federativa resultará dañina para los intereses del Jerez F.C. puesto que, alojados en el Grupo B de Primera Categoría y rodeados de un mundo futbolístico cada vez más profesionalizado, las taquillas menguarán y la posibilidad de incorporarse al carro de los primeros clubs nacionales se esfumará por completo. El torneo 28/29 empezará con retraso y causará malestar en la entidad, declinando la directiva blanquinegra participar en la edición 29/30. En la temporada 30/31 se regresará a la competición pero en esta ocasión jugando en Tercera Regional debido al abandono experimentado en 1929, compitiendo junto a Marchena Balompié, C.D. Mairena y Coria F.C., retirándose el equipo en el primer encuentro de la segunda vuelta tras un gran escándalo en la localidad sevillana de Marchena. La merma de las taquillas y la deuda acumulada, causará la disolución de la asociación a mediados de 1931.

Heredero directo de sus restos será el Jerez Sporting Club, asociación constituida el 3 de julio de 1931 que, en memoria del club hegemónico recién desaparecido, ostentará como colores los blanquinegros para la camiseta y el blanco para el pantalón, teniendo como presidente electo el 10 de octubre a Lorenzo Ivison. El Jerez Sporting Club quedará inscrito en la Federación Regional del Sur empleando como terreno de juego el Estadio González Byass y empezando por Tercera Categoría durante la campaña 31/32 en la que pasará casi desapercibido.

Por otro lado y de forma paralela, cobrará importancia otra asociación dotada con equipo futbolista como la Unión Deportiva Jerezana, club constituido como Jerez Balompié F.C. en diciembre de 1928 que justo tres años después, en diciembre de 1931, experimenta una metamorfosis total al albergar otras disciplinas deportivas al margen del balompié. La U.D. Jerezana, con su presidente José Dionisio García Rodríguez al frente, presentará un proyecto ambicioso para convertirse en la principal fuerza deportiva de la ciudad remodelando ampliamente el Stadium del Parque que será reestrenado el 17 de abril de 1932 frente al Sevilla F.C. Amateur con resultado favorable a los locales por 3-2.

A punto de inaugurarse la temporada 32/33, a principios de septiembre la Federación Regional del Sur oficializará el calendario para la Segunda Categoría Preferente donde, en el Grupo IV, constan el Coria F.C., el Victoria F.C., de San Juan de Aznalfarache y los dos conjuntos jerezanos; Unión Deportiva Jerezana y Jerez Sporting Club, siendo no obstante significativo que a finales de mes no haya referencia alguna a ninguno de los dos participantes locales. Y es que el sentir general de la prensa, acostumbrados a asociaciones plagadas de jugadores aficionados, pocos profesionales y estructuras de club muy arcaicas, se manifiesta contrario a estas tendencias y, por el contrario, aboga por que Jerez disponga de un club fuerte, bien organizado, con respaldo social y empresarial que, en definitiva, sea capaz de costear buenos jugadores que confeccionen buenas plantillas.

Una serie de movimientos en las esferas del fútbol local contribuirán a que ambos clubs cesen en sus pretensiones deportivas y sacrifiquen su escasa trayectoria desapareciendo al unísono en beneficio de un nuevo proyecto donde, ahora sí, quedan implicados empresarios, ayuntamiento y todos aquellos aficionados que desean un club potente; el Xerez Foot-ball Club. Constituido en diciembre de 1932 bajo la iniciativa de Ventura Ochoa, presidido por José Manuel Domecq Rivero y secundado por la familia Domecq quien se vuelca con el proyecto apoyándolo económicamente, el día 14 se presentan los Estatutos en el Registro de Asociaciones del Gobierno Civil, siendo aprobados el día 22.

El Stadium del Parque pasa a ser denominado Estadio Domecq, partiendo los jugadores del Xerez F.C., quienes visten camiseta blanquiazul con pantalón blanco, desde la Segunda Categoría en la temporada 33/34 en la que resultarán campeones, accediendo al Grupo VI de Tercera División que en realidad es un torneo eliminatorio para dilucidar qué clubs ascienden a Segunda División. Los jerecistas son superados por el Club Recreativo Granada quien consigue la categoría de plata, estrenándose los blanquiazules del Xerez F.C. en el Campeonato Superregional de Andalucía de la campaña 34/35 con un tercer puesto igualados a puntos con Malacitano F.C. y Club Recreativo Granada mientras en el torneo de Primera Categoría son primeros. En la edición 35/36, compitiendo con el grueso de los grandes clubs andaluces dentro del Superregional será segundo tras el Sevilla F.C., perdiendo el primer puesto al ser derrotado en el último encuentro de Liga en terreno granadino ante el titular por 2-0. Esta clasificación le permite, acto seguido, debutar en el Campeonato de Segunda División dentro del Grupo III donde finaliza segundo a tres puntos del Murcia F.C., accediendo a la Fase Final para tratar de ascender a Primera División en la cual es sexto y colista perdiendo todos los encuentros a domicilio.

El Xerez F.C. se verá sorprendido, como el resto de clubs del país, por la Guerra Civil en julio de 1936, dejando escapar un momento idóneo para dar el salto a Primera División y con un proyecto ideado en agosto de 1934 en el cual el prestigioso bodeguero Pedro Domecq tenía calculado construir y financiar con cien mil pesetas un gran estadio.

A finales de 1938 el Xerez F.C. será reorganizado antes de que concluya el lamentable y trágico conflicto armado, compitiendo durante la temporada 39/40 en el Campeonato de Primera Categoría donde finaliza quinto, misma plaza que ocupa en el Grupo V de Segunda División. Presididos por Enrique Del Pino Balbontín y habiendo permutado su camiseta blanquiazul por una camisa azulina, en la campaña 40/41 son sextos en el Grupo II de Segunda División. Renombrado Xerez Club desde el 1 de enero de 1941 en cumplimiento con las nuevas ordenanzas de la DND que preside el general José Moscardó, la trayectoria de los jerezanos en el campeonato de Segunda División es ascendente siendo séptimos en la campaña 41/42 y segundos en la sesión 42/43 en la que acceden a la Fase Final para intentar ascender a Primera División. La suerte les será esquiva y, al final, resultan sextos y colistas. En las temporadas 43/44 y 44/45 serán quintos, estas dos últimas dentro de un grupo único, llegando la hecatombe en la temporada 45/46 cuando, endeudados y casi sin recursos, son decimosegundos teniendo que jugarse su futuro inmediato a un solo encuentro. En el horizonte, pese a la negatividad reinante, todavía se vislumbra algo de luz al tener que defender la categoría ante el aspirante Baracaldo Altos Hornos, pero en el partido vital disputado en Madrid se cae ante los vizcaínos por 0-2 descendiendo irremediablemente a Tercera División.

Reunida la directiva constantemente para estudiar la situación, sin el apoyo del consistorio que no puede prestar más dinero junto a la negativa del empresariado local que no desea parchear los errores cometidos por el club, la continuidad en Tercera División se hace imposible al no ser garantizados los desplazamientos así como la disponibilidad de una plantilla apropiada. Sin más por lo que luchar, el 26 de agosto de 1946 se disuelve mediante Asamblea General la asociación jerezana dejando a la ciudad huérfana de fútbol en Categoría Nacional y a la afición sin su más preciado referente, hueco que será ocupado por el Club Deportivo Jerez, entidad fundada el 4 de junio de 1942 que compite en Primera Categoría y venía desarrollando el papel de filial de los xerecistas. El 24 de septiembre de 1947, el C.D. Jerez al recibir a gran parte de los antiguos mandatarios del club extinto cambia su denominación tomando la de Jerez Club Deportivo, club que ha perdurado hasta nuestros días y alcanzado buen nivel deportivo, denominándose Xerez Club Deportivo desde 1963 y siendo en la actualidad una Sociedad Anónima Deportiva, consiguiendo el ascenso a Primera División y el honor de militar en la máxima categoría de nuestro fútbol.

Al margen del principal club de la ciudad, en el segundo lustro de la década de los cuarenta aparecen multitud de clubs que dan fe del fervor emergente por este deporte, como son: C.D. Español, C.D. Victoria, Unión C.F., Kendú C.F., S.D. Imperial, S.D. Policía Urbana, S.D. Rayo, Chamartín C.F., C.D. Hispania, C.D. Olivar, C.D. Hércules Jerezano, C.D. Jandilla, C.D. Jerezano, Atlético Club Jerez, Aviación C.D., etcétera.

HISTORIA DEL CLUB:

1950 – 1960

Uno de estos clubs es el Juventud C.F., fundado por estudiantes de la Escuela de Comercio en 1945 y que tenía su sede en la calle Puerto número 13,  el cual participa en Tercera Categoría Regional. El 12 de octubre de 1947 se fusiona con el Jerez Industrial, equipo de las empresas dirigidas D. Antonio Salido Paz -empresario local precursor de las artes gráficas vinculadas a la actividad vitivinícola- y que compite al margen de las competiciones federadas. Sin embargo, no será hasta el 15 de agosto de 1950 cuando se costituye de forma oficial el Juventud Jerez Industrial Club de Fútbol, aprobándose a continuación los estatutos del club.

Recién iniciado el año 1951 y en pleno crecimiento del fútbol a nivel nacional, varios empresarios jerezanos se unen con el ánimo expreso de impulsar el nuevo club para que sirva de alternativa al Jerez C.D. y que aloje a los jóvenes de la localidad que no encuentran plaza en este. Presidido por Alberto Durán Tejera y bajo el apoyo económico del mecenas y fundador D. Antonio Salido Paz, el 15 de mayo de 1951 se inscribe el Juventud Jerez Industrial C.F. en la Federación Regional del Sur, y que al igual que sus antecesores viste camisa blanquiazul y pantalón blanco, empleando como terreno de juego el Estadio Domecq.

El novel club se estrena durante la campaña 51/52 en Primera Provincial finalizando en tercer puesto, consiguiendo el ascenso a Segunda Regional en la siguiente 52/53 al resultar Campeón, título que repite en la 53/54 ascendiendo a Primera Regional. En esta categoría permanece un par de temporadas consiguiendo ascender a Tercera División al término de la campaña 55/56. El estreno en Categoría Nacional lo efectúa ya bajo el reducido nombre de Jerez Industrial Club de Fútbol y con un aceptable undécimo puesto en la temporada 56/57, reforzándose durante el verano y conformando una potente plantilla que conquista la edición 57/58. Este exitoso primer puesto le permite promocionar para ascender a Segunda División, pero en la primera eliminatoria es superado de forma contundente por el Elche C.F.: 8-0 en Altabix y 3-4 en casa, no disponiendo de más oportunidades hasta la década siguiente.

1960 – 1970

Los años sesenta se convierten en la época dorada del club jerezano, pues durante toda la década la entidad presenta buenos resultados y aspira en cada temporada al ascenso, manteniendo durante muchas temporadas encarnizadas luchas con su rival ciudadano, el Jerez C.D. al que supera en algunas ocasiones. Este reto del ascenso sin duda va a ser la gran misión de los blanquiazules, pero su obtención no será nada sencillo, pues en sus tres primeras tentativas cae eliminado. En la campaña 63/64 lo hace ante el Albacete Balompié: 2-0 en la capital manchega y 2-1 en casa, tras ser Campeón de Liga.

En la edición 65/66 repite título y tras eliminar a la U.D. Mahón: 2-0 en la ciudad menorquina y 3-0 en casa; cae eliminado en la Final ante el C.D. Logroñés: 2-1 en Logroño, 4-3 en el Estadio Domecq y 0-1 en el desempate disputado en Madrid. La tercera oportunidad es en la campaña 66/67 tras ser subcampeón, cayendo en la primera eliminatoria ante el Real Unión Club de Irún: 2-0 en la ciudad fronteriza y 2-2 en casa. El ascenso a Segunda División llegará de una forma impredecible, pues tras ser tercero en Liga durante la temporada 67/68, la condición de filial del Sevilla Atlético Club hace que este no pueda promocionar y sean los blanquiazules quienes ocupen su puesto. En esta fase elimina al Talavera C.F.: 1-1 en la ciudad de la cerámica y 4-2 en casa; a la S.D. Eibar: 1-1 en casa y 0-1 en la localidad guipuzcoana; y por último al Club Atlético de Ceuta en la Final tras tres encuentros: 0-0 en casa, 1-1 en la ciudad norteafricana y un favorable 1-0 en el desempate disputado en Madrid. El ansiado ascenso se produce el 7 de julio en el Campo de Vallecas, tras un gran gol de Vega a cinco minutos del final. El once industrial estuvo formado por: Cazalla, Ojeda, Garrido, Juanele, Chito, Romualdo, García Pérez, Vega, Toto, Yeyo y Blas.

La temporada 68/69 es muy emotiva para la entidad jerezana dado que representa el estreno en Segunda División en un grupo único en el que destaca la presencia de históricos como el Sevilla C.F., Real Club Celta de Vigo, Real C.D. Mallorca, Real Betis Balompié ó Real Valladolid Deportivo, entre otros. Consciente de sus posibilidades, el club que preside Eduardo García Pérez compite humildemente en la categoría de plata cosechando fuertes goleadas lejos de Jerez más seis victorias y seis empates en casa, perdiendo su plaza en Segunda al ser colista destacado. Descendido a Tercera División, la temporada 69/70 la culmina en décimo puesto no pudiendo superar el corte establecido por la RFEF para seguir en la categoría, encadenando su segundo descenso consecutivo, a Regional en esta ocasión.

1970 – 1980

Iniciados los años setenta el club pelea por recuperar la Categoría Nacional lo antes posible, pero sus intentos son baldíos al no conseguir ningún primer puesto que le clasifique directamente y debe de disputar un para de promociones que no supera. En la primera de ellas, campaña 70/71, es eliminado como aspirante por el Club Atlético Malagueño: 3-0 en La Rosaleda y 1-0 en casa; mientras en la segunda, campaña 72/73 lo es por el Vinaroz C.F.: 2-1 en la ciudad castellonense y 0-0 en casa. El ansiado ascenso habrá de esperar al término de la temporada 74/75 cuando por fin sea Campeón y lo haga por la vía directa. Su acoplamiento a la nueva categoría no está exento de problemas y durante el último tramo de los setenta se mantendrá con dificultades clasificatorias, esquivando un descenso a Regional en la 79/80 gracias a la reestructuración de la Tercera División.

1980 – 1990

En los años ochenta el conjunto industrialista es capaz de mantenerse en Tercera División durante seis temporadas consecutivas y a pesar de ser sexto en la campaña 81/82, en el resto de ellas ha de luchar hasta el último extremo para conservar su plaza, lucha que no supera en la campaña 85/86 al ser decimoséptimo y descender a Regional Preferente. En esta categoría permanece cuatro largas temporadas ante el desánimo de su afición, consiguiendo finalmente al término de la campaña 89/90 retornar a Categoría Nacional, momento que coincide con el abandono del viejo Estadio Domecq y su traslado al Estadio de La Juventud.

escudo Juventud Jerez Industrial

Finalizada la temporada 90/91, el club de la venencia y el catavino decide prescindir de sus equipos de fútbol base, por lo que un grupo de aficionados funda el 10 de enero de 1992 el nuevo Juventud Jerez Industrial C.F. para mantener en activo la cantera blanquiazul.

1990 – 2000

La década de los noventa tiene un mimetismo casi total con la anterior y en sus presencias durante la Tercera División de los primeros años continúa manteniendo la tensión durante cada temporada para evitar el descenso. Serán seis en total las temporadas de manera consecutiva en el cuarto nivel del fútbol nacional, con posiciones finales de mitad de tabla hacia abajo y pasando apuros en todas estas para poder mantener la categoría. Al final no lo consigue y en la campaña 95/96 desciende nuevamente a Regional Preferente.

2000 – 2010

Cuatro serán las campañas en las que milite en Regional, regresando con fuerza a Tercera División la temporada 00/01 en la que es quinto y a punto está de promocionar. Si buena es esta para el club presidido por Paco Narbona, excelente es la campaña 01/02 con Antonio Camas como entrenador en la que se proclama subcampeón y entra en la Promoción de Ascenso. En esta fase es tercero superado por C.P. Moralo y C.D. Mármol Macael, acabando colista el Tomelloso C.F. En las campañas siguientes no consigue promocionar y con el cambio de directiva empieza a perder capacidad, convirtiendo su objetivo en mantener la categoría. Sin embargo, la entrada de potencial económico en la temporada 08/09 hace que la dinámica industrialista cambie ciento ochenta grados y el conjunto blanquiazul ocupe el segundo puesto en Liga. Esta plaza le permite promocionar consiguiendo eliminar al C.D. Calahorra: 0-1 en la ciudad riojana y 2-0 en casa; a C.D. Santanyí: 0-0 en la localidad balear y 3-0 en casa; pero finalmente sucumbiendo ante el C.D. Mirandés: 0-1 en casa y 3-2 en la ciudad burgalesa. Cuando todo parecía perdido respecto al posible ascenso de la entidad jerezana a Segunda División B, desde los despachos se encuentra la solución puesto que otro conjunto andaluz, el C.D. Linares, es descendido a Tercera División por no poder sufragar las deudas contraídas con su plantilla. La plaza libre que queda en el Grupo IV es ofrecida al Jerez Industrial C.F. como mejor conjunto andaluz sin ascenso, aceptando estos de buen agrado dicho ofrecimiento.

El debut en Segunda División B es acogido con gran entusiasmo por su afición quien sueña con hacer un digno papel y conseguir la permanencia rememorando tiempos pretéritos que la mayoría de sus seguidores no han vivido, objetivo que finalmente no se cumple al mostrarse el equipo muy ajustado para la competición tras arrastrar graves problemas económicos desde el comienzo de la temporada que desembocan en la salida de Ricardo García como presidente y la fuga masiva de jugadores en enero de 2010. Tras esta delicada situación, desembarcan en la entidad jerezana 12 jugadores británicos procedentes de la Glenn Hoddle Academy para tratar de salvar la categoría, además de realizar un préstamo a la entidad jerezana de 160.000 euros para poder continuar, pero pese al intento se suman diez victorias y cinco empates, terminando decimoctavo clasificado y regresando a Tercera División.

2010 – 2020

La sesión 10/11 en Tercera no será mucho mejor que la anterior, y tras las promesas incumplidas por el Ayuntamiento, Hoddle abandona el club el 7 de marzo tras no recibir cantidad alguna de las prometidas por el consistorio, llevándose consigo la prácticamente totalidad de la plantilla formada por extranjeros. Con efectivos mínimos se presentan a los últimos encentros, pero finalmente descienden en un triple empate a puntos con Ayamonte C.F. y U.D. Marinaleda, pesando como una losa los tres puntos descontados por incomparecencia al jugar con juveniles frente al C.D. Pozoblanco. Si no fuera suficiente el descalabro deportivo, económicamente el club presidido por Juan Manuel Delgado es denunciado por impagos a jugadores que se remontan a la temporada en Segunda B, ascendiendo la deuda a más de 52.300 euros, siendo sancionados el 2 de julio con un nuevo descenso administrativo a Regional Preferente.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,