Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular Granada CF B

 

escudo Granada CF B

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Granada Club de Fútbol, S.A.D. “B”
  • Ciudad: Granada
  • Provincia: Granada
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 10 de julio de 1947
  • Fecha de federación: 1947

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Recreativo Granada (1947-1948)
  • Granada Club de Fútbol “B” (1948-1950)
  • Club Recreativo Granada (1950-1997)
  • Granada Club de Fútbol “B” (1997-2011)
  • Granada Club de Fútbol, S.A.D. “B” (2011-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Catgoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio Granada CF B

Campo Miguel Prieto García

  • Nombre: Campo de Fútbol Miguel Prieto García
  • Año de inauguración: 1966 (remodelado en 2008)
  • Cambios de nombre:
  • Campo de la Federación (1966-2009)
  • Campo de Fútbol Miguel Prieto García (2009- )
  • Capacidad: 1.000 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Los Cármenes (1947-1997)
  • Campo Miguel Prieto (1997- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Granada CF B

ESCUDOS:

escudos Granada CF B

UNIFORMES:

uniformes Granada CF B

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Tal y como sucede con el resto de las capitales andaluzas, la introducción del fútbol en Granada es llevada a cabo en los primeros años del s. XX. Influenciada por la cercana Sevilla, el principal foco futbolístico de toda la región, la ciudad en el segundo lustro de la primera década disfruta ya de una entidad que practica el fútbol a nivel destacado, la Sociedad Sierra Nevada F.C., conocida también como España F.C. Este club nazarí cuya fecha de origen es indeterminada, pronto adquiere gran importancia en su entorno geográfico e iniciados los años diez adquiere el título honorífico de Real, pasando a ser denominado Real Sociedad Sierra Nevada F.C.

La iniciativa tomada no cae en saco roto y pronto le surge un rival con el que protagonizará intensos duelos, el Sporting Club de Granada. Ambos representan a la ciudad en numerosos embites deportivos como amistosos y encuentros en los que se disputa alguna copa o medallas frente a clubs andaluces, destacando sobre los demás los que les enfrentan al F.C. Malagueño, partidos que resultan eléctricos. A finales de los años diez, la Real Sociedad Sierra Nevada F.C. que viste camisa grana con pantalón blanco cambia de denominación y adopta el nombre de Real Sociedad España F.C., mientras paralelamente surgen nuevas entidades como el Alhambra F.C. o el Alfonso XIII, ambos de menor entidad que sus precedentes y con escasa vida deportiva, pero pioneros y avanzadilla de los que luego vendrán.

En 1920 la Federación Regional Sur es una institución arraigada en toda Andalucía y los campeonatos regionales que organiza en sus distintas categorías empiezan a ser atractivos. En 1922 tres son los clubs granadinos que permanecen inscritos en esta federación, la Real Sociedad España F.C., que compite en Primera Categoría Grupo B y los nuevos Recreativo Español F.C. y Granada F.C. quienes compiten en Segunda Categoría. Los tres rivalizan por la hegemonía en la ciudad y cada uno, desde su propio campo de juego, es alentado por su respectiva afición, naciendo un gran número de seguidores que apoyan a unos u otros. La ciudad en los años veinte siente devoción por el fútbol y se organizan los primeros campeonatos locales a los que, a parte de los mencionados, se inscriben la Balompédica de Granada y la Unión Deportiva Granada.

Sin embargo, la falta de campos en condiciones y la aparición de un incipiente profesionalismo encubierto, el denominado profesionalismo marrón, hace mella en todos ellos y en 1926 prácticamente no queda en activo ninguno de ellos. Tan solo clubs más humildes como la Balompédica de Granada permanecen en el candelero y federada durante la temporada 26/27 en Segunda Categoría, con escasa fortuna desaparece poco tiempo después. Granada a partir de 1926 es un solar futbolístico a nivel federado y no existe iniciativa privada o institucional que se decida a crear un club que represente a la ciudad, hecho que le priva de seguir compitiendo junto al resto de ciudades andaluzas en los campeonatos regionales y en los de nuevo cuño como los nacionales de Liga instaurados por la RFEF en 1928 tras muchos años de reivindicación. La subsistencia del fútbol local pasa a manos de equipos de barrio y formados por amigos que disputan campeonatos realizados en el Campo de Los Mondragones, sede en la que empiezan a sonar el Alcázar F.C., el Numancia F.C., el Once Azul o el Boquerón entre otros.

Tantos años sin fútbol de élite eran una rémora para una capital de tanto realengo y desde las aulas universitarias se gestó en 1930 el Sporting Universitario, humilde club que despertó las conciencias de los veteranos del Recreativo Español F.C., quienes todos juntos propusieron crear un club que representara a la ciudad en Categoría Nacional. El 6 de abril de 1931 quedaba oficialmente constituido el Club Recreativo Granada tras ser elegida su directiva con Julio López Fernández en la presidencia, pasando el 14 de abril a ser inscrito en el Registro de Asociaciones del Gobierno Civil. Los colores elegidos son camisa blanquiazul a rayas y pantalón azul, mientras que el terreno de juego es el destartalado Campo de las Eras de Cristo, sede que es abandonada casi de inmediato para pasar en diciembre al Campo de Las Tablas.

En el verano de 1940 el club padece una fuerte reestructuración y la entrada de nuevos directivos en el club presidido por Ricardo Martín Campos hace que se cambie el nombre de la entidad, pasando a ser conocida desde entonces como Granada Club de Fútbol. La eliminación de los extranjerismos en las denominaciones de las asociaciones según la Orden del Gobierno de 16 de mayo de 1940, hizo que la junta directiva tomara la decisión, comunicándolo a la RFEF antes de comenzar la temporada 40/41. Poco después, con el Decreto de 21 de enero de 1941 del Ministerio de la Gobernación, todos los nombres de los equipos españoles fueron castellanizados. Este cambio profundo afecta también a sus colores, ahora rojiblancos con pantalón azul, además de su escudo que sufre ligeros cambios.

El Granada C.F. será en adelante el club más importante de la ciudad y gozará de gran prestigio tanto en Andalucía como en el resto del país, alcanzado prontamente la Segunda División y posteriormente la Primera División, categoría esta donde sus intervenciones serán intermitentes pero donde su afición gozará de las vicisitudes del conjunto rojiblanco de forma apasionada.

HISTORIA COMO CLUB:

1947 – 1950

En 1947 el Granada C.F. se encontraba en Segunda División con la necesidad de tener un segundo equipo donde foguear a jóvenes promesas, donde habilitar a jugadores en prueba o poder recuperar a lesionados además de algún profesional que no tuviese espacio en la primera plantilla. El 10 de julio quedaba constituido el Club Recreativo Granada, sociedad que venía a recordar el nombre del primer club granadino y que, al igual que este, empleaba sus mismos colores, blanquiazul para la camisa y azul para el pantalón. Su presidente, José Domínguez Sánchez, vicepresidente José Amigo Vico.

Instalado en el Campo de Los Cármenes, el filial granadino se estrenaba en Primera Regional durante la campaña 47/48, dándose a final de temporada la circunstancia de que el primer técnico del Granada C.F., Cholín, sentía una profunda preocupación por el paso de jugadores del filial a la primera plantilla o viceversa. Tratado el tema y viéndose que las trabas federativas limitaban el trasiego de jugadores entre uno y otro equipo para con clubs de distinto nombre, la directiva nazarí decide cambiar la denominación del filial y transformarlo en Granada C.F. “B” o Amateur, creyendo con esta medida dar una solución óptima.

El cambio de nombre deja vacante tal título, siendo el movimiento aprovechado ese mismo 1948 por una directiva totalmente ajena a la nazarí encabezada por Antonio Fernández Bravo y algunos ex-jugadores del Recreativo Granada C.F., quienes crean el Real Club Recreativo Granada, club de nuevo cuño que no causa una buena impresión en la sede del Granada C.F., que juega en el Campo de La Juventud y viste camisa rojiblanca con pantalón azul. Ambos clubs, Granada C.F. “B” y Real Club Recreativo Granada, compiten durante la temporada 48/49 en el mismo grupo de Primera Regional junto a otros cuatro clubs de su entorno geográfico, consiguiendo el Granada C.F. “B” dentro del Campeonato de Andalucía de Aficionados el título de Campeón.

Las rencillas y rivalidad de la sesión 48/49 desaparecen a medida que avanza el torneo, convirtiéndose en una franca cordialidad que desemboca en la asimilación de los realistas dentro del seno nazarí y el cambio de denominación a Granada C.F. “C” en el verano de 1949, nombre con el que compiten en Primera Regional durante la sesión 49/50.

El Granada C.F. “B” consigue paralelamente ascender a Tercera División al proclamarse Campeón por delante del Club Atlético Malagueño, momento que es aprovechado para reconstituirse en club y adquirir nuevamente independencia, adoptando el anterior y conocido nombre de Club Recreativo Granada.

1950 – 1960

Los años cincuenta van a resultar la mejor época de su historia pues, temporada tras temporada, el filial compite y consigue permanecer noblemente en una categoría que en esos instantes es el tercer nivel nacional. El debut en Tercera División coincide con el estreno de la década, estrenándose en un grupo donde coinciden clubs andaluces y norteafricanos. El decimotercero puesto de la campaña 50/51 es superado en la edición 51/52 al ser undécimo, mejorando ostensiblemente en la edición 52/53 cuando finaliza sexto.

En 1953 accede a la presidencia José Bailón Verdejo quien con su directiva decide cambiar los colores del club, pasando a vestir camisa azulgrana con pantalón blanco. Deportivamente las plantillas que se confeccionan cada temporada dan la talla y algunos de sus jugadores más destacados acaban en la primera plantilla. En la sesión 53/54 son novenos, repitiendo la novena plaza en las ediciones 54/55 y 55/56. En la campaña 56/57 realizan un gran torneo y finalizan cuartos, quedando a pocos puntos de conseguir una de las dos plazas que dan derecho a promocionar para ascender a Segunda División.

Esta es sin duda su mejor temporada, siendo relegados al undécimo puesto en la siguiente sesión 57/58. Con la llegada de Luís Rivas Gálvez a la presidencia el club vuelve a emplear la camisa blanquiazul con el pantalón azul, alcanzando nuevamente el undécimo puesto en la campaña 58/59 que también será su lugar en la edición 59/60.

1960 – 1970

La década de los años sesenta contempla a un club consolidado en Tercera División, proporcionando jugadores a la primera plantilla que ocupa generalmente plaza en Segunda División alternándola con alguna incursión esporádica en Primera División. El Club Recreativo Granada se estrena siendo undécimo en la sesión 60/61 y decimoquinto en la 61/62, adoptando los colores del primer equipo, rojiblancos, en el verano de 1962. En la campaña 62/63 es sexto en Liga iniciando un periodo de inalterable tranquilidad en Tercera División, alcanzando el noveno puesto en la temporada 63/64, el séptimo en la 64/65 y nuevamente el noveno en la 65/66.

En el segundo lustro su nivel competitivo se resiente y la edición 66/67 la concluye undécimo, retrocediendo al duodécimo puesto en la sesión 67/68. Esta plaza, y en obediencia a la reestructuración que sufre la categoría, le hace descender a Primera Regional, consiguiendo retornar rápidamente a Categoría Nacional al término de la campaña 68/69 tras un brillante torneo. La temporada 69/70 la disputa en el Grupo VI dentro de una Tercera División que está en plena época de cambios y donde la composición de sus grupos varía constantemente. El filial rojiblanco consigue ser sexto huyendo de los puestos noveno al vigésimo cuyos ocupantes pierden la categoría, compitiendo con clubs andaluces, valencianos, murcianos y castellano-manchegos.

1970 – 1980

La nueva década se inicia dentro de una remodelada Tercera División que reúne a clubs con un gran potencial con otros considerados tradicionalmente como modestos, además de muchos filiales. El Club Recreativo Granada compite durante la campaña 70/71 en el Grupo IV junto a sociedades andaluzas, extremeñas, valencianas, ceutíes y melillenses, ocupando un decimonoveno puesto que les relega a Regional Preferente. En esta categoría será decimoquinto en la edición 71/72, pasando desapercibido y alejado de cualquier posibilidad de retornar a Categoría Nacional, al menos, de forma inmediata.

En 1972 y en plena efervescencia de los equipos aficionados, el Granada C.F. que se haya en Primera División, crea su segundo filial, el Granada C.F. “B” o Aficionados, club que preside Manuel Ortega Rosillo y alberga a lo más destacado de los jugadores sub-21, juveniles y aficionados de la ciudad y provincia, debutando en Primera Regional durante la campaña 72/73 desde donde consigue ascender a Regional Preferente.

En esta categoría paradójicamente se encuentran los dos filiales durante la temporada 73/74, dándose la circunstancia de que el Granada C.F. “B” reúne una mejor plantilla que el Club Recreativo Granada, hecho que propicia la obtención del campeonato por parte del equipo “B” con su correspondiente ascenso a Tercera División y la consecución del decimoquinto puesto del primer filial. En la España de los años setenta y ochenta, según la reglamentación de la RFEF, la Categoría Nacional está vetada a los equipos aficionados integrados en la estructura de otros clubs, con lo cual ley en mano el Granada C.F. “B” no puede competir en la categoría inmediatamente superior. Dado que el Granada C.F. cuenta con dos filiales y uno de ellos ha conseguido ascender sobre el terreno de juego, se solicita permiso a la RFEF para independizar al segundo filial o equipo “B”, proporcionándole identidad propia y estatutos que terminan con la constitución en el verano de 1974 del Real Granada Club de Fútbol, siguiendo ostentando como hiciera desde años antes con los clásicos colores rojiblancos para la camiseta y azul para el pantalón.

filial Granada CF 74-75

El año 1974 no solo aprecia el cambio de status del hasta ahora Granada C.F. “B”, sino que vislumbra el nacimiento de otra sociedad que adquirirá gran importancia en el futuro dentro del concierto local, provincial y más tarde nacional, el Club Polideportivo Granada 74, una entidad fundada por el empresario Carlos Marsá que vestía camisa granate con pantalón blanco y estaba muy unida al barrio de Almanjáyar.

El estreno del Real Granada C.F. durante la campaña 74/75 en Tercera División es sombrío dentro de una categoría dividida en cuatro grupos de veinte participantes cada uno que tiene un gran potencial. Colista casi desde el principio, los rojiblancos terminan vigésimos y colistas retornando de inmediato a Regional Preferente. En la edición 75/76 ambos filiales, Recreativo y Real, se ven las caras en la primera de las categorías regionales, concluyendo los recreativistas decimoterceros y los realistas decimoséptimos, plaza que les conduce al descenso a Primera Regional. En el verano de 1976 el Granada C.F., descendido a Segunda División, decide reafirmar a los recreativistas como primer filial y convierte al club realista, su segundo filial, nuevamente en club dependiente del conjunto de los Cármenes, cambiando sus estatutos y siendo asimilado en su estructura bajo el anterior nombre de Granada C.F. “B”.

Deportivamente la situación ha cambiado en sumo grado y el fútbol de la capital andaluza atraviesa por un gran bache. En la campaña 76/77 el Club Recreativo Granada es undécimo en Preferente, mientras que en la siguiente edición 77/78 es decimonoveno y desciende a Primera Regional coincidiendo con el ascenso del Granada C.F. “B” a la categoría que acaba de abandonar. Las tornas se han cambiado y en la edición 78/79 ambos filiales no se encuentran, quedando el equipo “B” sexto en Preferente y los recreativistas primeros de su grupo, puesto que les confirma como nuevo club de Preferente.

La directiva del Granada C.F. se haya de nuevo en una gran disyuntiva al coincidir sus dos filiales en la misma categoría, optando por retirar al equipo “B” e inscribirlo en Primera Regional, permaneciendo el Club Recreativo Granada en la categoría más alta. La temporada 79/80 se salda con un decimonoveno puesto para los recreativistas y la misma plaza para el segundo filial en Primera Regional, produciéndose un momento delicado en el seno de la institución. La directiva rojiblanca, tras meditar el futuro del club y sus distintas secciones, decide suprimir uno de sus dos filiales al competir ambos en divisiones muy bajas, confirmándose el Recreativo como único filial.

1980 – 1990 

En 1980, con la remodelación que experimenta la Tercera División a nivel nacional, el Club Recreativo Granada accede a jugar en el Grupo IX finalizando en decimoctavo puesto, siendo vigésimo y último en la temporada 81/82, plaza que le condena al descenso a Regional Preferente. El filial granadino viste durante esos años camisa blanquiazul con pantalón azul en una vuelta a sus orígenes, pero deportivamente se encuentra alejado de épocas más gloriosas iniciando un peregrinaje por una categoría que sufre bastantes cambios.

La Regional Preferente de los años ochenta está fraccionada en varios grupos que tienen un carácter interprovincial, organizándose alrededor de varias provincias por razones geográficas. El Club Recreativo Granada se asienta en el Grupo I siendo noveno en la campaña 82/83, quinto en la 83/84 y sexto en la 84/85, retrocediendo a la decimoséptima plaza en la sesión 85/86.

En 1986 la Federación Andaluza remodela la categoría y crea grupos uniprovinciales, naciendo el grupo granadino donde a partir de la fecha participarán los blanquiazules. Lejos de ocupar los primeros puestos, el filial concluye decimosegundo en la temporada 86/87 y undécimo en la edición 87/88, reforzándose la plantilla para intentar regresar a Tercera División durante el verano de 1988. El intento conduce a los blanquiazules al primer puesto, pero en la Promoción son eliminados, teniendo que continuar en una categoría que es un quinto nivel poco atractivo. La década será cerrada con una discreta séptima plaza en la campaña 89/90.

1990 – 1997

En la temporada 90/91 se proclama nuevamente Campeón de su grupo de Regional preferente, logrando esta vez sí el ansiado ascenso a Tercera División tras superar la Promoción. El Club Recreativo Granada pasa al Grupo IX donde compiten los clubs del este andaluz, resultando décimo en la campaña 91/92 y decimoctavo en la sesión 92/93, librándose del descenso gracias a una reestructuración de las categorías inferiores. En la edición 93/94 ocupa el noveno puesto, pero en la campaña 94/95 no consigue levantar cabeza y con tan solo catorce puntos en su cuenta es vigésimo de un total de veintiún participantes, regresando nuevamente a Regional Preferente.

El paso por esta categoría afortunadamente es breve, resolviéndose la temporada 95/96 exitosamente al conseguir el ascenso a Tercera División. La Categoría Nacional resulta complicada para el filial nazareno y la edición 96/97 la concluye en duodécimo puesto.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1997 - 2000

En 1991 la FIFA dictamina una Ley por la que no puede haber libre circulación de jugadores entre dos clubs diferentes sin transacción económica o pago de derechos de formación, con lo cual la RFEF se ve obligada a impulsar una nueva Ley del Deporte en la que todos los filiales deben tomar la decisión de desaparecer como clubs independientes e integrarse como equipos dependientes en otros clubs o desvincularse definitivamente del club del cual dependen a partir del verano del mismo año. El Club Recreativo Granada conserva su independencia hasta 1997 mientras el Granada C.F. se encuentra en una categoría no profesional como es la Segunda División B, año en el que desaparece como club, decisión que le hace perder su indumentaria y escudo tradicionales quedando su estructura asimilada por el club rojiblanco. El antiguo Club Recreativo Granada pasa a ser un nuevo equipo, que no club, denominado Granada C.F. “B”, conservando su plaza en la última categoría disputada.

La temporada 97/98 se desarrolla en Tercera División con mala fortuna, pues el equipo termina en decimoctavo puesto y pierde la categoría regresando años después a una Regional Preferente donde cierra la década sin demasiadas oportunidades para regresar a Categoría Nacional.

2000 – 2010

El Granada C.F. “B” inicia el nuevo siglo dubitativo y sin mucho apoyo por parte del club, siendo séptimo en la campaña 00/01 y decimoquinto en la sesión 01/02, plaza que le lleva directamente a Primera Regional donde toca fondo. Esta categoría es el sexto nivel nacional y la temporada 02/03 se convierte en una pesadilla dentro de su historial, confeccionándose una plantilla con garantías para abandonarla lo antes posible. El objetivo se cumple y en la edición 03/04 se compite nuevamente en el grupo granadino de Regional Preferente finalizando en sexto puesto.

En 2004 la Federación Andaluza crea la Primera Andaluza, categoría intermedia entre Tercera División y Regional Preferente, pasando los rojiblancos a formar parte de la primera de las categorías del fútbol andaluz donde no tiene continuidad al ser decimocuarto y con esta plaza descender a Regional Preferente. En esta categoría competirá durante tres largas temporadas, 06/06, 06/07 y 07/08, consiguiendo en esta última regresar a la neonata Primera Andaluza.

El 29 de noviembre de 2008 se inaugura oficialmente la remodelación llevada a cabo en el Campo de La Federación tras una inversión de 700.000 euros. En marzo de 2009 fallece el presidente de la Federación Granadina desde 1982, Don Miguel Prieto, pasando el Campo de la Federación a llevar en su honor el nombre Campo Miguel Prieto. El papel del equipo granadino es discreto en sus primeras estancias, finalizando octavo en la temporada 08/09 y sexto en la edición 09/10, con unas plantillas confeccionadas para mantenerse con suficiente holgura y no pasar por excesivos problemas.

2010 – 2020 

Esta tendencia es continuada en la campaña 10/11 cuando se alcanza el séptimo puesto en Liga, pero en 2011 se piensa desde el club potenciar el equipo dependiente y darle más calidad para afrontar un acceso a Tercera División. El 2 de agosto de 2011 la entidad granadina culmina su conversión en Sociedad Anónima Deportiva, pasando el equipo dependiente a ser Granada Club de Fútbol, S.A.D. “B”. La llegada de nuevos jugadores y el buen trabajo de sus dirigentes liderados por su presidente Quique Pina, más profesionales que en los últimos tiempos vividos por la sociedad nazarí, catapultan al Granada C.F. “B” a Categoría Nacional durante la temporada 11/12 al alcanzar el primer puesto en su grupo.

El éxito no se detiene en este punto y el equipo dependiente, instalado en el Grupo IX, realiza una extraordinaria competición durante la edición 12/13 terminando tercero tras los pasos de C.D. El Palo y Atlético Mancha Real. En la Promoción se enfrenta en la Primera Eliminatoria al C.F. Trival Valderas de Alcorcón, empatando 1-1 en la localidad madrileña e imponiéndose en casa por 3-1. En Semifinales se encuentra en un duelo fraticida a otro dependiente, el Córdoba C.F. “B”, venciendo 1-0 en casa y cayendo derrotado por 2-1 en la vuelta donde pasa la eliminatoria gracias al valor doble de goles obtenidos a domicilio. En la Final se juega el ascenso ante el Extremadura U.D., conjunto de la localidad pacense de Almendralejo al que superan con los mismos guarismos: 1-0 en casa y 2-1 en el Francisco Heras, resultados que le permiten el ascenso directo a Segunda División B, una categoría donde nunca ha competido.

Texto: Vicent Masià © 2013

Última actualización: 2013

BIBLIOGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Bodas de Oro del Granada C.F. José Luis Piñero. Editorial Imprenta Nueva (1982).
  • Paso a paso rojiblanco: Granada C.F., 75 años de historia. Antonio Prieto Castillo. Editorial Santa Rita (2006).
  • Pidiendo la hora: 75 años de pasión rojiblanca. Raúl Alcover, Martín Domingo y Jose G. Ladrón de Guevara. Editorial Comares (2006).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Granada Club de Fútbol, S.A.D.

titular Granada

 

escudo Granada CF

 

PLANTILLA 2017-2018:

plantilla granada cf 2017-2018

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Granada Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Granada
  • Provincia: Granada
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 6 de abril de 1931
  • Fecha de federación: 18 de diciembre de 1931

 

DATOS SOCIALES:

  • Presidente: D. Jiang Lizhang
  • Dirección social: c/ Pintor Manuel Maldonado, s/n – 18.007 Granada
  • Teléfono: 958253300
  • Correo electrónico: prensa@granadacf.net
  • Dirección del estadio: c/ Pintor Manuel Maldonado, s/n – 18.007 Granada
  • Web oficial: www.granadacf.es
  • Facebook oficial: Granada CF
  • Twitter oficial: @GranadaCdeF
  • Canal Youtube oficial: GCFTV

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Recreativo Granada (1931-1940)
  • Granada Club de Fútbol (1940-2011)
  • Granada Club de Fútbol, S.A.D. (2011-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

 2 Ligas de Segunda División A:

  • 1956/57
  • 1967/68

3 Ligas de Segunda División B:

  • 1982/83
  • 1999/00
  • 2009/10

3 Ligas de Tercera División:

  • 1933/34
  • 2003/04
  • 2005/06

1 Copa de Campeón de Segunda División B:

  • 2009/10

 

ESTADIO:  

  • Nombre: Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes
  • Inauguración: 6 de junio de 1995
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes (1995-)
  • Capacidad: 22.524 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de las Eras de Cristo (1931)
  • Campo de La Tablas (1931-1934)
  • Stadium de Los Cármenes / Estadio Los Cármenes (1934-1995)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Granada CF

 

ESCUDOS DEL GRANADA CLUB DE FÚTBOL, SAD. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Granada CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL GRANADA CLUB DE FÚTBOL, SAD. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Granada CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN GRANADA:

Situada en la cabecera de una amplia y fértil vega junto al Río Genil y a pie de las estribaciones occidentales del macizo de Sierra Nevada, la ciudad de Granada es una dinámica ciudad que cuenta con un considerable patrimonio histórico-artístico, monumental, cultural y etnológico que, junto a su universidad, la han convertido en un destacado foco de relevante atracción turística y estudiantil.

Los orígenes del fútbol, más antiguos de los reconocidos tradicionalmente, se inician en 1897 cuando ya en la prensa local se cuentan los progresos de algunos jóvenes quienes se caracterizan, a criterio del periodista, “por jugar con una pelota del tamaño de un melón no muy grande”. Nada más se sabe hasta 1903, año en el cual dentro de las fiestas de Corpus Christi, se incluye en su programación la ejecución de un encuentro de exhibición a disputar por un grupo de aficionados madrileños en el Hipódromo de Armilla debido a la falta de un espacio reglamentario en condiciones.

Con inmediata posteridad el protagonismo lo adquiere Percy Thackeray, profesor de inglés de origen británico cultivado futbolísticamente en Londres quien, rodeado de jóvenes alumnos, los adiestra en el arte del balompié. Como consecuencia de sus lecciones en 1907 será constituido el primer club nazarí con carácter serio, la denominada Sociedad de Foot-ball Granada o como consta oficialmente, Granada Foot-ball Club, entidad presidida por Emiliano Rodríguez Marchena.

Thackeray y su alumno más aventajado, Melchor Almagro Sanmartín, se encargarán con motivo del Corpus de 1909 de organizar el Campeonato de Granada, torneo donde se ofrece una copa de plata donada por el ayuntamiento al vencedor del encuentro disputado entre los dos opositores: Granada F.C. y el Athletic Club de Granada, conjunto fundado apenas un tiempo antes. Llevado a cabo el 16 de junio en el Hipódromo de Armilla, los foot-ballistas se impondrán a los athléticos por 2-0.

El progreso de Granada F.C. y Athletic Club Granada será efímero desapareciendo ambos casi de inmediato ante la falta de escenarios deportivos en la ciudad y el inconveniente que supone, para mantener un grupo cohesionado, desplazarse hasta la vecina localidad de Armilla. En febrero de 1913 Granada experimenta una segunda acometida futbolística con la constitución del Sierra Nevada F.C., sociedad que viste camiseta rojiblanca con pantalón blanco, centra su actividad nuevamente en el Hipódromo de Armilla teniendo su sede social en la Gran Vía y en 1914, fruto del interés de sus socios pasa a ser denominada Real Sociedad Sierra Nevada F.C. al ser apadrinada por S.M. D. Alfonso XIII. Contrariamente a sus antecesores, la entidad granadina se mantendrá viva durante un mayor periodo de tiempo arrastrando a otros grupos de aficionados a constituir nuevas sociedades como el Sacro Monte F.C., rival con el que se enfrentará a partir de 1917 o el Sporting Club, sociedad de corte similar a la anterior.

A finales de los años diez el Real Sierra Nevada F.C. reduce considerablemente su presencia en los campos de fútbol y desaparece definitivamente surgiendo algunos clubs sin trascendencia como el Alhambra F.C. y el Alfonso XIII F.C. En 1920 algunos antiguos jugadores sierraneveños junto a otros de nueva generación constituirán el España F.C., sociedad que construirá su propio terreno de juego en el Callejón del Pretorio, principio del camino a Huétor Vega. El España F.C. tiene aires de grandeza y, como ya sucediera con la Real Sociedad Sierra Nevada F.C., en 1921 solicita y consigue de S.M. D. Alfonso XIII la presidencia honoraria del club pasando a ser denominado en lo sucesivo Real Sociedad España F.C. Uniformados igualmente con camisa rojiblanca y pantalón blanco, los granadinos se inscribirán en la Federación Regional del Sur, participando en la Serie B de Primera Categoría donde no obtienen buenos resultados al ser su nivel balompédico inferior al de otras sociedades andaluzas preferentemente de Sevilla y Málaga con más años de experiencia.

La contratación de un par de encuentros de exhibición del R.C.D. Español, de Barcelona, con Ricardo Zamora como gran atracción para enfrentarse ante el anfitrión Real Sociedad España F.C., despertará el interés de muchos jóvenes y aficionados adaptándose en 1923 dos nuevos recintos que, aunque sin apenas condiciones, permiten la práctica del fútbol: el Campo del Aeródromo, administrado por el Ejército del Aire junto al Hipódromo de Armilla y el Campo de Cocheras, junto a las naves donde la empresa Tranvías Eléctricos de Granada S.A. guarda sus vehículos. Los dos recintos propiciarán la constitución de nuevos clubs que darán un gran impulso al balompié local siendo la del Español F.C. en septiembre de 1923 la que más repercusión alcance. Con camisa grana y pantalón azul, el Español F.C. competirá durante la temporada 23/24 en Segunda Categoría junto al Granada F.C., conjunto también de reciente creación sin relación alguna con su homónimo antecesor donde militan algunos veteranos con pasado futbolístico en los años diez.

El conjunto españolista no querrá ser menos que la R.S. España F.C. y, tras ser solicitado el apadrinamiento, en diciembre de 1923 y con apenas unos meses de vida se le concede el título honorífico buscado pasando al ser conocido como Real Sociedad Español F.C. Entre 1923 y 1924 Granada experimenta un gran desarrollo deportivo y a estos clubs se les unen otros como el Patria F.C., con base en el aeródromo tutelado por el suboficial Luis Dorado Ríos, un segundo Athletic Club y los repletos de estudiantes Real Colegio de Santiago y Real Colegio de San Bartolomé.

Real Sociedad España F.C. y Real Sociedad Español F.C. mantendrán durante un año hasta cinco desafíos donde los españistas, los Decanos, nunca lograrán imponerse a los españolistas, consiguiendo en la campaña 24/25 estos últimos competir en la Grupo B regional donde militan los rojiblancos. La contratación de jugadores foráneos, muchos de ellos sevillanos, el poco atractivo de la Serie B con clubs que no llenan los respectivos aforos del Campo de Cocheras y del Campo del Pretorio, más los desacertados encuentros amistosos que se contratan con clubs de las provincias vecinas para tratar de compensar las cuentas, serán la ruina de las dos sociedades disolviéndose el 28 de octubre de 1924 los españistas con una deuda superior a las treinta y cinco mil pesetas y un año después, el 9 de diciembre de 1925, los españolistas.

El fútbol local entra en crisis y los conjuntos modestos asumen la continuidad de este deporte surgiendo paralelamente en 1924 el Salinas F.C., que viste camisa gualdinegra con pantalón negro, la Balompédica de Granada, conocida popularmente como del Realejo, el Mondragón B.B., el Racing Club, el Pescadería F.C. y el Regional F.C. en una primera acometida, apareciendo poco después y en el mismo año la S.D. La Paz, el Himalaya F.C., el Estrella F.C., la sección balompédica del Club Ciclista, el Hispania F.C. y la Unión Sportiva.

En 1926 se levanta un nuevo recinto: el Campo de los Mondragones, sede de la Balompédica de Granada quien se convierte durante el segundo lustro de los años veinte en el único club federado en la ciudad compitiendo dentro de la Segunda Categoría. Son años de vacas flacas y desde la prensa se reclama la construcción de un Campo de Deportes como los que hay en las grandes capitales andaluzas y en otras localidades de la región con menos habitantes que la ciudad nazarí.

Los síntomas de recuperación son muy tibios y cuando los hay tienen como protagonistas a jóvenes universitarios. En la campaña 28/29, a raíz de la implementación del Campeonato de Liga por parte de la RFEF, desde el sindicato estudiantil F.U.E. se establece un campeonato para clubs locales que conquista el Sporting Club Universitario. En la edición siguiente, 29/30, son siete los aspirantes: Granada F.C., el gran favorito, Unión Granada, el novel Bataclán F.C., el Sporting Club Universitario, el C.D. Granadino, quien a la postre será el ganador del torneo con el mejor equipo, el Sur de España F.C. y el Club Recreativo Español, sociedad ésta última que tendrá una relevante importancia en el futuro próximo.

En el Campeonato de la sesión 30/31 una vez más Granada F.C. y C.D. Granadino rivalizarán por determinar quién de los dos ostenta la hegemonía en la ciudad, apareciendo nuevos clubs como el Iliberis F.C. que aporta mucha juventud, pero especialmente uno que en breve adquirirá una gran trascendencia.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1931 – 1940

A principios de 1931 la ciudad de Granada contaba con casi una decena de clubs muy humildes, cada uno con su limitado grupo de seguidores, pero la realidad marcaba un solar futbolístico a nivel federado. Todas las iniciativas nacidas con ese pretexto durante los años veinte habían, por una causa u otra, fracasado. La falta de un Campo de Deportes con medidas reglamentarias, condiciones higiénicas, vallado y comodidades para los espectadores era una cuestión pendiente que nunca se pudo atender correctamente y, por si fuera poco, ninguno de los distintos clubs que habían osado, con mayor o menor fortuna, federarse logró contar con un patrimonio y liquidez suficientemente holgados como para poder sufragar los costes del profesionalismo encubierto o marrón tan de moda a lo largo de la década y a su vez tan imprescindible si se quería estar arriba.

Granada siempre dio buenos clubs amateurs, con una cantera inagotable donde jugar por jugar era la premisa más importante. Uno de ellos, el Club Recreativo Español, había sido constituido en 1924 como resultado de la afición de una numerosa familia del barrio del Albaicín, los Amigo, donde un grupo de primos hermanos junto a distintos amigos daban rienda suelta cada domingo por la mañana a su vigor juvenil. Durante sus primeros años de existencia, con medios muy exiguos, permanecieron siempre ajenos a los campeonatos locales y en 1929, arrastrados por la tendencia general que había en todo el país con la creación de las Ligas profesionales, lograron poner una pica en Flandes apuntándose al torneo organizado por la F.U.E.

El Campo de los Mondragones por esas fechas era el principal recinto nazarí y raro era que aficionados, curiosos y transeúntes no se dieran cita allí para comprobar las evoluciones de los clubs y campeonatos. Un grueso de la familia Amigo, dedicada a la madera, mantenía una gran amistad con Julio López Fernández, ebanista y tallador de la calle Portería de Santa Paula, con lo cual éste, asiduo como era, no tardó mucho en simpatizar con los miembros del Club Recreativo Español y proponerles la idea de crear un club que representara a toda la ciudad a nivel federado. La propuesta no cayó en balde y, con la ayuda financiera de aquel inesperado mecenas, los muchachos del casi insignificante club recreativista decidieron poner punto y final a aquel proyecto que les había mantenido unidos desde 1924 y crear uno nuevo más ambicioso.

Constituido el 6 de abril de 1931, en su primera reunión adoptaron el nombre de Club Recreativo Granada, eligiéndose una junta directiva donde, como era de esperar, la presidencia recayó en Julio López Fernández mientras secretario y tesorero era José Amigo Vico viéndose acompañados por Manuel del Río y Antonio Trujillo. Confeccionados los Estatutos a lo largo de la semana siguiente, el día 12 fueron depositados en la Federación Regional del Sur y, en segunda instancia, como mandaba la Ley de Asociaciones y era preceptivo, en el Registro de Asociaciones sita en la sede del Gobierno Civil el día 14 para ser estudiados por el Gobernador, aprobándose una semana después para alegría de todos.

Decidido el uso de camiseta blanca con pantalón blanco, los colores del antiguo Club Recreativo Español como los distintivos de la sociedad, el asunto más urgente que se convirtió en amplio tema de debate de todos los socios fue la disponibilidad de un terreno de juego, objetivo que gracias a la intermediación de Julio López y la inestimable ayuda de Eufrasio Martínez, funcionario del ayuntamiento y cronista deportivo del periódico El Defensor Granadino, se pudo conseguir del consistorio aprovechándose una Ley que obligaba a las localidades con más de cien mil habitantes a disponer de una Campo de Deportes. En el mes de mayo, fruto de la insistencia tanto de palabra como a través de la prensa, les eran cedidos provisionalmente unos terrenos en las Eras de Cristo junto a la antigua cárcel de la carretera de Jaén.

Conseguido un espacio donde jugar, el paso siguiente para cumplir con las normas federativas era vallarlo y adecentarlo, aprovisionándose el club de unas tablas de álamo negro que se pudieron adquirir gracias a un familiar de los Amigo quien costeó el cargo. Perímetro del campo, vestuarios y caseta para el árbitro salieron de allí, aprovechándose algunas tablas sobrantes para levantar una pequeña tribuna con cinco alturas. Cumplida toda la tramitación burocrática y bien encaminado el club, con la conciencia tranquila por el trabajo hecho Julio López presentó la dimisión el 3 de diciembre siendo sustituido por Enrique Carmona Ros, debutándose oficialmente en Liga el día 6 dentro de la Tercera Categoría en un encuentro disputado en Jaén frente al Deportivo Jiennense, el segundo club en importancia tras la Olímpica Jiennense, con victoria por 1-2, ambos tantos de Bombillar. Con nueva sede en la calle Sierpe Alta, 6, el Club Recreativo Granada fue segundo esa campaña tras la U.D. Andújar.

Dimitido Enrique Carmona el 20 de julio tras unos meses llevando el timón y sustituido por Gabriel Morcillo, en la edición 32/33 la Federación Regional del Sur creó un grupo de Segunda Categoría para los clubs malagueños y granadinos, pasando los recreativistas a formar parte de este por categoría y condiciones de su feudo deportivo. Con Morcillo al frente, el club adoptó los colores blanquiazules para la camiseta y el negro para el pantalón, regresando al blanco original dos años después con el cambio de directiva.

Paralelamente a todos estos sucesos Granada disfrutó a partir de la temporada 32/33 con un segundo club federado que coincidió con el Club Recreativo Granada, el C.D. Español, sociedad que tuvo su sede en la Gran Vía, 65 y vistió camiseta azulgrana con pantalón azul empleando como terreno de juego el del Club Recreativo Granada. La trayectoria de este club en la competición andaluza no se alargó demasiado y, terminada la campaña 33/34, en la siguiente sesión se retiró a la competición doméstica.

En cuanto al Club Recreativo Granada fue segundo tras el Antequera F.C., consiguiendo ascender a Primera Categoría a la par que se clasificó para jugar en Tercera División, fase en aquellos tiempos eliminatoria para decidir qué clubs ascendían a Segunda División.

Durante este periodo de tiempo el Campo de las Tablas situado en las Eras del Cristo se quedó de repente corto de aforo. Los aficionados granadinos se habían volcado con el club y, fruto de sus éxitos, distintas personas con haberes fueron llegando paulatinamente a la directiva. En la mente de todos estaba construir un gran estadio y su presidente, Gabriel Morcillo, encargó al arquitecto Matías Fernández-Figares levantar uno nuevo en unos terrenos que se adquirieron el 17 de noviembre de 1933 en las proximidades de la Plaza de Toros y el que iba a ser Hospital Clínico. El elevado coste de la inversión y la dificultad en conseguir el dinero provocó una trifulca entre el periodista Eufrasio Martínez y Morcillo que tuvo como consecuencia la dimisión de este último y su vicepresidente Enrique Carmona el 10 de marzo de 1934, haciéndose cargo del club y proyecto Matías Fernández-Figares quien, con mucho trabajo y tesón, inauguró el Stadium -popularmente reconocido como Los Cármenes- el 23 de diciembre de 1934 en un encuentro de Liga frente al C.D. Malacitano con resultado final de 2-1 para los locales.

En la temporada 33/34 se debutó en Primera Categoría y su buena clasificación posibilitó que compitiera en Tercera División, fase eliminatoria en esa época que dilucidaba qué clubs podían acceder a Segunda División mediante un rápido torneo una vez finalizada la Liga doméstica. Se fichó al entrenador húngaro Lippo Hertz y a jugadores de prestigio como Manolo Valderrama, dando un toque de calidad que hicieron que el Club Recreativo Granada quedase primero en el Grupo VI delante de Xerez F.C. y C.D. Malacitano, pasando a la Fase Final. En esta quedó exento en la Primera Eliminatoria, superando en Semifinales al Gerona F.C. tras empatar a 2-2 en la ida y vencer 2-0 en Granada, teniendo en la Final que verse las caras con el Gimnástico F.C., de Valencia: 3-0 en Valencia y 4-1 en casa igualaban la contienda. En Madrid se disputó el desempate en febrero de 1934 empatando 1-1, con lo cual precisaron de un segundo desempate el día 24 que se resolvió favorablemente a los valencianos por 3-0 en el Campo de El Parral. Sin embargo, tanta eliminatoria se quedó finalmente en nada pues la FEF, que contaba con una Segunda División de diez equipos, decidió ampliarla a tres grupos de ocho clubs cada uno (en cuanto originariamente era un grupo de doce participantes), consiguiendo el club granadino meterse en ella.

El debut en Segunda División llegó pues en la temporada 34/35 con Matías Fernández-Figares Méndez en la presidencia, vistiéndose de blanco, finalizando séptimo y siendo protagonistas los granadinos de una carrera fulgurante en la que habían ascendido cuatro categorías en apenas cuatro temporadas, desde Tercera Categoría en la 31/32 hasta Segunda División en la 34/35. En la campaña 35/36, los grandes gastos realizados para mantenerse en tan costosa competición pasaron factura y la crisis económica se instaló en Los Cármenes con inusitada fuerza. Aunque fueron sextos en Liga, destacaron sobremanera las varias Asambleas Extraordinarias que se llevaron a cabo, eligiéndose en mayo una Junta Gestora presidida por Ricardo Martín Campos que no consiguió erradicar los gravísimos problemas económicos que acosaban a la sociedad. Sin jugadores durante la pretemporada 36/37, paradójicamente el levantamiento militar de julio de 1936 les acabó salvando de una posible desaparición, manteniéndose inactivos forzosamente durante casi tres años que paliaron todo lo sucedido en la última temporada en activo.

Durante el transcurso de la guerra apenas hubo fútbol en la ciudad, siendo los equipos de flechas (falangistas) y pelayos (requetés) quienes protagonizaron algún que otro encuentro hasta que el 9 de enero de 1938 la Selección Nacional, con jugadores en la zona del mismo bando, protagonizaron un partido de preparación frente a un combinado de militares y jugadores locales reclamados de urgencia que actuaron en representación del Club Recreativo Granada.

Terminado el conflicto bélico y tras la obligada depuración de jugadores y directivos, el trabajo se acumuló en la sede granadina pues, además de una cuantiosa deuda de treinta y cinco mil pesetas, no había ni un solo jugador. Ricardo Martín Campos, presidente de la Comisión Ejecutiva, se hizo con los servicios de Antonio Bombillar como entrenador fichándose una plantilla nueva que, con muchos jugadores locales, resultó sexta en el Campeonato Regional sumando abultadas derrotas y no dejando buen sabor de boca. El campeonato de Segunda División 39/40 estaba a la vuelta de la esquina y había que tomar decisiones rápidas. Estas vinieron de Madrid; de allí se trajo al preparador Manuel Valderrama y varios futbolistas recomendados como Trompi, Floro, González, Maside y Santos que transformaron el equipo. Al final segundos en el Grupo V a un solo punto del líder Cádiz F.C. y con nuevos colores: camisa rojiblanca y pantalón azul al no encontrarse ni blanquiazules ni blancas como antaño.

1940 – 1950

En el verano de 1940 el club presidido por Ricardo Martín experimenta una fuerte reestructuración y la entrada de nuevos directivos provoca que se plantee cambiar el nombre de la sociedad ajustándola a los nuevos tiempos y la finalidad de la actividad que desempeña. Tal propósito culmina con la adopción del nombre actual de Granada Club de Fútbol, tercer club local en ostentar dicha denominación.

La eliminación de los extranjerismos en las denominaciones de las asociaciones según la Orden del Gobierno de 16 de mayo de 1940, hizo que la junta directiva tomara la decisión además de otros factores, comunicándolo a la RFEF antes de comenzar la temporada 40/41. Poco después, con el Decreto de 21 de enero de 1941 del Ministerio de la Gobernación, todos los nombres de los clubs españoles sujetos a tales cambios fueron castellanizados. En el ámbito deportivo son segundos en su grupo de Segunda División con Victoriano Santos, consiguiendo entrar en la Fase Final. En este ciclo compite con otros tres clubs que aspiran a ascender al primer nivel nacional, reto que es conquistado por el conjunto nazarí quien al final consigue auparse al primer puesto y ascender a Primera División superando a Real Sociedad de Fútbol, Real C.D. de La Coruña y C.D. Castellón.

A la par que la afición regresa al fútbol y llena Los Cármenes, surgen nuevas sociedades todas ellas muy modestas donde la juventud, sobre todo muchachos adolescentes, esparcen sus ganas de hacer deporte a través del Boquerón F.C., el Alcázar F.C., el Numancia F.C. o el Once Azul F.C.

El debut en División de Honor llega en la temporada 41/42, finalizando décimo y salvando la categoría con el famoso Paco Brú como entrenador. En la campaña siguiente, 42/43, se ve relegado al puesto duodécimo, teniendo que disputar una promoción de permanencia frente al aspirante Real Valladolid Deportivo que se celebra en Barcelona y en la que vencen los granadinos por 2-0. En la 43/44 mejoran su plantilla y Esteban Platko toma el mando de esta, y el equipo accede a la octava plaza al término del campeonato. La temporada 44/45 supone la de su despedida momentánea de Primera División, pues al concluir duodécimo en Liga ha de disputar una nueva promoción de permanencia, que en esta ocasión pierde frente al aspirante Real Club Celta de Vigo por 4-1 en encuentro realizado en Madrid. En esta temporada, Pepe Millán se convierte en el primer jugador internacional del club. Nuevamente en Segunda División, durante la temporada 45/46 es cuarto en Liga, destacando el paso de tres presidentes.

Con el fin de la guerra, aparece toda una pléyade de nuevos clubs durante la década de los cuarenta y numerosos son los equipos de la ciudad que se federan compitiendo en las categorías más bajas de la Regional andaluza, casos de: Alhambra C.F., C.D. Numancia, Andaluz C.F., Cartuja C.F., Atlético Granadino, C.D. Albaicín, Betis Cruz Blanca, Peligro C.F., Sur España C.F., C.D. Ferroviaria, Español C.F., Imperio C.F., Júpiter C.F., Patria C.F., C.D. Universal, C.D. Imperial, C.D. Iberia, C.D. Sindicato Español Universitario, C.D. Publisol, C.D. Neptuno, Cultural Deportiva, Unión Granadina, Balompédica Deportiva, Unión Calasancia, Mercado Bajo de Cartuja C.F., etc, destacando de entre ellos el Educación y Descanso de Granada, que vistiendo camiseta verde y pantalón negro alcanza la Primera Categoría.

El Granada C.F. ficha jugadores de entre estos clubs locales para reforzar el equipo. Sin embargo, el club rojiblanco no dispone de equipo filial propio, por lo que el 10 de julio de 1947 se inscribe en la Federación Sur el nuevo Club Recreativo Granada de la mano de Ricardo Martín Campos, nombre emblemático para la afición granadina recuperado para la nueva entidad, la cual viste camisa blanquiazul a listas con pantalón azul y tiene como objetivo pricipal el formar jugadores para el primer equipo.

El Granada C.F. intenta el ascenso pero por una serie de motivos u otros no lo consigue, teniéndose que adaptar a la categoría. En la 48/49 realiza un gran campeonato y cuando todo parecía indicar que se iba a ascender, se llega a un triple empate con Real Sociedad de Fútbol y C.D. Málaga a puntos, siendo desfavorable el gol average granadino respecto a estos dos y quedándose tercero sin poder ascender.

1950 – 1960

Los inicios de la década de los años cincuenta no son propicios en el aspecto deportivo, pues el Granada C.F. pierde fuelle y se ve relegado a puestos peligrosos. Tan mal van las cosas que en la temporada 51/52 se finaliza decimotercero, teniendo que perder la categoría y descender a Tercera División. Esto hubiese ocurrido de no existir una ampliación de la categoría y salvarse del precipicio en el último instante.

El susto es grande y en los años siguientes se refuerza la plantilla para evitar males mayores, llegando gran cantidad de jugadores, la mayoría de ellos de la tierra. El equipo empieza a progresar y en la 53/54 son cuartos, puesto que mejora en la siguiente 54/55, en la que finalizan terceros bajo las órdenes de Rogelio Díaz “Lelé”. Con esta clasificación pasan a la disputa de la Promoción de Ascenso, pero un encadenamiento de malos resultados hace que sean últimos de los seis aspirantes. Tras una decepcionante 55/56 en la que son sextos, llega el éxito de la temporada 56/57, gran campaña esta en la que finalizan Campeones de Liga y consiguen el ascenso directo a Primera División.

El regreso a Primera División es celebrado con gran algarabía por su afición, contenta de verse entre las estrellas. El Granada C.F. se refuerza convenientemente y consigue finalizar decimotercero sin apuros. En la siguiente campaña 58/59, repiten puesto en Liga pero en esta ocasión el sistema de competición les obliga a disputar una promoción de permanencia que les lleva a enfrentarse con el aspirante Cto. de Dep. Sabadell C.F.. Un 5-0 en casa es determinante y en la vuelta empatan 1-1. A destacar que en esta temporada el club rojiblanco dirigido por el húngaro János Kalmar llega a la Final de la Copa del Generalísimo tras eliminar a grandes clubs como Elche C.F., Cádiz C.F., A.D. Plus Ultra y Valencia C.F., enfrentándose al C.F. Barcelona de Ramallets y Kubala que les derrota por 4-1, en lo que supone uno de los mayores éxitos del club a lo largo de su historia. En la campaña 59/60 se convierte en presidente de la entidad José Jiménez Blanco sustituyendo a Luis Rivas Gálvez, y el equipo realiza un meritorio campeonato y son duodécimos. Es la época de grandes jugadores como Arsenio Iglesias, Becerril, Pellejero, Larrabeiti, Carranza, Ben Barek y Ramírez, entrenados por el famoso Alejandro Scopelli.

1960 – 1970

La llegada de los años sesenta no trae buenos presagios, pues en la campaña 60/61 es último clasificado con tan sólo cinco victorias y siete empates, cosechando dieciocho derrotas que le hacen descender a Segunda División. Con el descenso se renueva la plantilla en algunos puestos y se intenta el regreso, sin embargo un tercer puesto en la edición 61/62 es insuficiente para cumplir tal objetivo. En las temporadas siguientes se realizan nuevos fichajes intentando el sueño, pero los proyectos fracasan, aunque sin pasar por apuros.

Dado que la fe nunca se pierde en la entidad rojiblanca, con el esfuerzo y tesón de directiva y jugadores, en la sesión 65/66 se es subcampeón de Liga de nuevo con Janos Kalmar en su segundo ciclo como entrenador del equipo granadí, consiguiendo disputar la Promoción de Ascenso en la que se enfrenta al C.D. Málaga. Un ajustado 2-1 en casa y un empate 1-1 en La Rosaleda le dan el ascenso a Primera División. Su nuevo paso por la categoría reina es efímero al ser decimocuarto en Liga y perder los dos encuentros de la Promoción de Descenso frente al aspirante Real Betis Balompié: 2-0 en Sevilla y 0-1 en casa. Lo que parecía un duro golpe al club granadino del cual no se iba a recobrar, pronto se transforma en alegría tras hacerse cargo del equipo José Iglesias Fernández, y conseguir proclamarse Campeón de Segunda en la campaña 67/68, obteniendo el pase directo a la División de Honor. Zubiarre, Santos, Barrachina, Almagro y Ureña son sus estrellas. En lo que queda de década permanecen en Primera División, destacando la campaña 68/69 en la que alcanzan el octavo puesto.

1970 – 1980

Los años setenta los inicia con un equipo asentado en la categoría que va claramente a más en su andadura por Primera División, siendo presidente durante esta Cándido Gómez Álvarez. Es décimo en la edición 70/71, pero en la sesión 71/72 asciende hasta el sexto puesto de nuevo con José Iglesias “Joseíto” de entrenador, inimaginable algunos años antes. Izcoa, Ñito, De la Cruz, Aguirre Suárez, Vicente, Porta y Barrios entre otros todavía hoy son recordados. En la campaña 72/73 el banquillo es dirigido por Bernardino Pérez “Pasieguito”, pero retroceden hasta el decimotercero puesto en una campaña no tan halagüeña como la anterior, mejorando considerablemente en la temporada 73/74 en la que de nuevo son sextos en la que es el tercer ciclo de José Iglesias como entrenador rojiblanco. En esta sesión debutan con su distinguida camisa rojiblanca a rayas horizontales en la equipación, gran novedad en el campeonato y diferenciadora con el resto de clubs.

En la sesión 74/75 se realizan grandes fichajes y se opta a cotas mayores, pero la decepción es muy grande cuando avanzada la competición se lucha por evitar el descenso. Al final son decimoquintos. En la campaña 75/76 llega el temido descenso a Segunda División dirigidos por Miguel Muñoz, tras una temporada en la que estuvo en mitad de la tabla durante gran parte de ella y un desastroso último tramo le condena a perder la categoría que había defendido ocho años consecutivos. Tras el descenso se milita en Segunda División, renovándose muchos jugadores y manteniéndose alejado de los primeros puestos, pese a contar con entrenadores internacionales de prestigio como el uruguayo Héctor Nuñez, el brasileño Edvaldo Izidio “Vavá” ó el marroquí Abdallah Ben Barek. En lo que queda de años setenta la crisis económica se cierne sobre el club granadí, viéndose este obligado a plantearse vender Los Cármenes para solventar la deuda.

1980 – 1990

Iniciados los años ochenta llega el desastre de descender a Segunda División B en la temporada 80/81, pues si bien se ficha al mítico Paco Gento como entrenador, su dimisión por la mala trayectoria del equipo hace que José Iglesias Fernández y Manolo Ibáñez tomen las riendas del equipo, pero finalizando decimoséptimo en la fecha de su cincuenta aniversario. El campo no encuentra comprador y llegan a ser embargados sus trofeos. El 25 de marzo de 1981, con motivo de las Bodas de Oro del club granadino, la Selección Nacional de España “B” disputó un encuentro amistoso en el Estadio Los Cármenes frente a la Selección Nacional de Inglaterra “B” con resultado final favorable de 3-2. Mientras, la Selección “A” disputaba un encuentro en Wembley y por primera vez en la historia vencía a Inglaterra en su feudo, con resultado final de 1-2. Es décimo en la campaña 81/82, ocupando la presidencia Cándido Gómez hasta el fin de campaña 85/86. La no venta de Los Cármenes empieza a ser una gran losa para los granadinos, teniendo que formular otras alternativas a la solución del problema. Se crean los pases de socio valederos para veinte años, consiguiendo vender tres mil y paliar la castigada economía. Deportivamente son Campeones y ascienden a Segunda División A. Dada la endeblez económica de los rojiblancos, no se pueden acometer grandes fichajes y tan sólo dos temporadas, 83/84 y 84/85, consiguen aguantar en la categoría de plata, descendiendo en esta última al ser decimoctavos.

Un par de años permanecerá en Segunda División B, pues gracias a la reestructuración de la categoría en la temporada 86/87 con la cual ascienden los cuatro primeros clasificados de un grupo único y en la que los granadinos son terceros, los chicos de Joaquín Peiró consiguen volver a Segunda División por la puerta grande. La temporada 87/88 significa el último paso por la categoría de plata a la que no regreserá en más de dos décadas, pues tras un campeonato en el que de nuevo Joaquín Peiró como entrenador mantuvo al club en la tranquilidad, su precipitada destitución hizo que se bajase hasta el decimonoveno puesto y se descendiera a Segunda B. En la siguiente, edición 88/89, casi desciende a Tercera División, con un campeonato nefasto en el que son decimosextos y pasan por muchos apuros. En la campaña 89/90 se recomponen y acaban quintos.

1990 – 2000

Los años noventa los pasa íntegramente en Segunda División B, destacando sus cuatro intentos en temporadas alternativas para ascender a Segunda División A. En ellas nunca alcanza el objetivo y siempre unos u otros le arrebatan tal empresa. Así, en la campaña 92/93 tras ser terceros en Liga, quedan cuartos en la Promoción de Ascenso superados por Real Murcia C.F., Getafe C.F. y Barakaldo C.F.

En la sesión 95/96 son subcampeones, pero en la Liguilla otra vez cuartos, superados por C.D. Ourense, Real Sporting de Gijón “B” y Valencia C.F. “B”. El 16 de mayo tiene lugar la inauguración del moderno Estadio Nuevo Los Cármenes, disputándose un encuentro amistoso el 6 de junio entre el Real Madrid C.F. y el T.S.V. Bayer 04 Leverkusen con resultado final de 1-0 para los madrileños. En la edición 97/98 asume la presidencia nazarí Francisco Jimena Ruiz, y deportivamente son cuartos en Liga y segundos en la Promoción de Ascenso tras el Real C.D. Mallorca “B”. Detrás quedan Athletic Club “B” y C.P. Cacereño. La cuarta y última oportunidad es en la temporada 99/00, dirigidos inicialmente por Francisco Chaparro y por Felipe Mesones en la segunda vuelta, cuando tras ser Campeones de Liga un sólo punto les separa del Real Murcia C.F., siendo segundos y escapándose el ascenso, superando en la Liguilla a Burgos C.F. y C.D. Mensajero.

2000 – 2010

Entrados en el s. XXI, el Granada C.F. se mantiene como un eterno aspirante al ascenso, aunque es un gigante con los pies de barro, pues su maltrecha economía le va a causar una mala pasada. En la temporada 00/01 es quinto, no consiguiendo entrar en la Promoción de Ascenso, pero en la acampaña 01/02 se afrontan una serie de fichajes con el ánimo de ascender y al final de la campaña no se paga lo estipulado, con lo cual es denunciado por algunos jugadores. Pese a ser décimo y cuajar una regular actuación, la RFEF lo desciende de manera administrativa a Tercera División, siendo reemplazado por el Málaga C.F. “B” que era el mejor clasificado del Grupo IX y que no había logrado el ascenso en la Liguilla. Abandonar el pozo de la Tercera División le va a costar bastante tiempo y esfuerzo, pues ni más ni menos que cuatro temporadas va a militar en esta categoría. En la sesión 02/03 es cuarto en Liga, finalizando tercero en la Promoción, a un sólo punto de Villanovense C.F. y C.D. Quintanar. Último es el Villanueva C.F.

En la edición 03/04 se proclama Campeón de su grupo de Tercera División, pero en la Primera Ronda de las eliminatorias por el ascenso es frenado en seco por La Roda C.F.: 1-0 en la ciudad manchega y 3-2 en casa. El peleado ascenso a Segunda División B llega en la campaña 05/06 tras ser nuevamente Campeón de Liga bajo las órdenes de José Víctor Rodríguez. En esta ocasión elimina a la Real Balompédica Linense: 1-0 y 1-0 en casa, con prórroga y penaltis incluidos; y al C.D. Guadalajara: 1-0 en la capital alcarreña y 3-0 en el Nuevo Los Cármenes. La familia Sanz, encabezada por Paco Sanz (hijo del ex mandatario madridista Lorenzo Sanz), se hace cargo del club y pasa a dirigir el futuro de la entidad nazarí.

El regreso de los granadinos a Segunda División B no es muy placentero y en su primera temporada 06/07 se finaliza decimotercero con apuros, puesto que mejorará ostensiblemente en la siguiente edición 07/08 al ser quinto y rozar con la yema de los dedos la Promoción. Tras ser décimo en la campaña 08/09, en el verano de 2009 accede a la presidencia del club el empresario murciano Quique Pina quien viene acompañado por su socio italiano Gino Pozzo, propietario del Udinese Calcio y del cual llegan jugadores cedidos para reforzar la plantilla, iniciándose también el proceso para la conversión de la entidad en Sociedad Anónima Deportiva. La deuda que se arrastraba es cubierta y se refuerza la plantilla considerablemente, dando sus frutos al ser Campeón de Liga. Dirigidos inicialmente por Miguel Ángel Álvarez Tomé, tras treinta jornadas es destituido y su lugar lo ocupa Fabriciano González “Fabri”. En la Promoción se enfrenta a doble encuentro con la Agrupación Deportiva Alcorcón, imponiéndose 2-0 en casa y perdiendo 1-0 en la localidad madrileña, resultados que le abren las puertas de la Segunda División A tras veintidos años sin competir en ella. Para terminar de celebrar la temporada, el Granada C.F. gana el título de Campeón de Segunda División B  al vencer 0-1 en El Toralín a la S.D. Ponferradina con gol de Jesús Berrocal y empatar 0-0 en el Nuevo Los Cármenes.

2010 – 2020

Su reestreno en Segunda División A es increíble y tras un gran torneo queda quinto clasificado accediendo a la Promoción de Ascenso. En esta fase elimina en Semifinales al Real Club Celta de Vigo SAD tras perder 1-0 en la ida, imponerse igualmente 1-0 en casa y solventar su acceso a la Final desde el punto de penalti por 5-4. En la eliminatoria decisiva empata 0-0 en casa con el Elche C.F. SAD, materializando su segundo ascenso consecutivo y este a Primera División, al empatar 1-1 en la ciudad alicantina ante su entusiasmada afición. El 2 de agosto de 2011 la entidad granadina culmina su conversión en Sociedad Anónima Deportiva tras realizar la inscripción de los estatutos de la sociedad ante notario y tras depositar en el C.S.D. los 5,3 millones de euros necesarios para cubrir el capital social exigido, pasando el club a ser Granada Club de Fútbol, S.A.D.. Esta conversión garantiza su viabilidad económica debido al buen trabajo de sus dirigentes liderados por su presidente Quique Pina, habiendo superado la situación de Ley Concursal a la que se había acogido en junio de 2009 como medida previa necesaria a su conversión. En la edición 11/12 se reestrenan entre los grandes con el objetivo de lograr la permanencia, meta que consiguen con muchas dificultades en el último encuentro disputado en Madrid frente al Rayo Vallecano de Madrid SAD cuando jornadas antes estaban prácticamente a un punto de lograrlo. Pese a este sufridísimo final el equipo convence en casa y realiza un meritorio campeonato con una ajustada plantilla dirigida por Abel Resino.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Bodas de Oro del Granada C.F.. José Luis Piñero. Editorial Imprenta Nueva (1982).
  • Paso a paso rojiblanco: Granada C.F., 75 años de historia. Antonio Prieto Castillo. Editorial Santa Rita (2006).
  • Pidiendo la hora: 75 años de pasión rojiblanca. Raúl Alcover, Martín Domingo y Jose G. Ladrón de Guevara. Editorial Comares (2006).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Historia del Granada C.F. José Luis Entrala y José Luis Ramos (2010).
  • Anuarios de la RFEF.
  • El Defensor de Granada. Diario.
  • La Publicidad. Diario.
  • Granada Gráfica. Revista ilustrada mensual.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.diariogranada.es Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,