Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Melilla Club de Fútbol

 

titular Melilla CF

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Melilla Club de Fútbol
  • Ciudad: Melilla
  • Ciudad Autónoma: Melilla
  • Fecha de constitución: 15 de agosto de 1940
  • Fecha de federación: 15 de mayo de 1946

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Tesorillo (1940-1956)
  • Melilla Club de Fútbol (1956-1976)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 1956/57

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Alvarez Claro
  • Año de inauguración: 1945
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Alvarez Claro (1945-)
  • Capacidad: 12.000 espectadores
estadio Municipal Alvarez Claro

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de la Hípica (1940-1946)
  • Estadio Municipal Álvarez Claro (1946-1976)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL MELILLA CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL MELILLA CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MELILLA:

Situada en el norte de África y enclavada en la región del Rif, a orillas del mar Mediterráneo siendo fronteriza con Marruecos, la ciudad autónoma de Melilla es con sus algo más de ochenta y cinco mil vecinos un importante punto estratégico, militar, cultural y económico destacando una importante actividad comercial que gira alrededor del sector servicios y marítimo gracias a su puerto franco existiendo un elevado índice ocupacional destinado a funcionarios, distintos cuerpos de seguridad del Estado, administraciones locales y Ejército. Bien comunicada con la península, en su escaso territorio reúne interesantes edificios civiles y militares que atraen también turismo.

La ciudad autónoma de Melilla siempre ha contado en mayor o menor medida con importantes clubs de fútbol, un deporte introducido en la región sobre todo por militares españoles que procedentes de la península habían tomado contacto con este. A finales de la primera década del siglo XX ya se jugaba al fútbol en la explanada de Alfonso XIII, siendo en 1912 cuando se fundan las primeras sociedades, Melilla Foot-ball Club y Sporting Club Melilla, entidad esta última constituida por Bernardi, Salama y Santamaría entre otros.

En 1914 desaparece el Sporting Club y durante un par de años sólo los militares organizan partidos entre los distintos regimientos destinados en la ciudad. Es en 1916 cuando surge de nuevo la iniciativa civil en manos del Iris F.C., un club basado en el ímpetu del Colegio de los Hermanos de Doctrina Cristiana quien arrastrará el nacimiento de otros en 1917 como el Reina Victoria Eugenia, el África 68, el Santa Bárbara y el San Fernando, todos ellos con talante militar. Es precisamente 1917 el año en el que se funda la Federación Africana de Clubs de Foot-ball, con sede en Melilla y la cual organiza el primer Campeonato local. Llegados a 1918 parte de los clubs militares cambian de nombre y así vemos como el África 68 se convierte en Alfonso XIII F.C., el San Fernando en Club Melilla y el Santa Bárbara en Athletic Club de Melilla. En el verano de 1918 el Iris F.C. desaparece y parte de sus jugadores dan forma al Fortuna F.C.

Esta sociedad junto a las cuatro restantes en activo compiten en la Liga local hasta 1921, fecha en la que se paraliza la actividad deportiva y social por la rebeldía de las tropas rifeñas en el norte de África, acto de guerra conocido como la Batalla de Annual.

Ya en 1922, una vez controlada la rebelión de los insurgentes, sobreviven Athletic Club de Melilla, Club Melilla y C.D. España, mientras que en 1923 se les suman los recién creados Sanidad y Vasconia, ambos de procedencia militar. En 1923 nace la Real Sociedad Hípica con el apadrinamiento del Rey D. Alfonso XIII, en principio formado por civiles y quien viste con camisa y pantalón blancos, entidad que poco tiempo más tarde pasa a ser tutelada por los militares cambiando su camisa por una rojiblanca.

Durante el verano de 1923 desaparece el Club Melilla y con sus restos surge el Melilla Foot-ball Club, quien en principio viste camisa azul con escapulario y pantalón blancos. La profusión de clubs en 1924 y la constante crecida de aficionados hacen que el Campo de la Hípica, sito en la Explanada de Alfonso XIII y sede de la mayoría de los clubs, sea ampliado y remodelado para dar mayor cabida al gran número de espectadores que cada domingo se dan cita en este. Entre tal bullicio surge la S.D. Melillense que viste con camisa y pantalón blancos y con esto llegamos a 1930.

Este es un año importante en la historia del fútbol local; el 5 de enero el Melilla F.C., quien viste camisa rojinegra con pantalón negro desde hace unos años, estrena el Campo de El Real frente al Racing Club de Madrid y numerosos clubs patrocinados por los militares desaparecen, quedando en la ciudad el mencionado más la Real Sociedad Hípica, S.D. Melillense y C.D. España.

En 1931 suceden dos acontecimientos que van a marcar el futuro inmediato: de una parte el 5 de enero se constituye oficialmente la Federación Hispano-Marroquí de Clubs de Foot-ball organismo reclamado por la mayoría de clubs norteafricanos que precisaban de un ente propio para unificar su destino y desarrollar el fútbol en la región, y de otra el 14 de abril se instaura la II República. La Real Sociedad Hípica pierde el título de Real, la S.D. Melillense adopta como camisa los colores blanquiazules y nacen nuevos clubs como el Nador F.C., de camisa y pantalón blancos, el C.D. Español, con idéntica indumentaria y la Unión Balompédica de Melilla, quien viste camisa gualdiroja y pantalón azul.

En el verano de 1935 se disuelve la Sociedad Hípica y en la ciudad tan solo tres clubs continúan federados; Melilla F.C., C.D. Español y S.D. Melillense, llegando así hasta julio de 1936 en el que estalla la Guerra Civil. Durante este triste periodo Melilla interrumpe el fútbol oficial a nivel federado aunque no su práctica, pues en las temporadas 37/38 y 38/39 los militares sitos en la localidad instauran la Copa Falange que domina el equipo de Sanidad.

Acabada la Guerra resurgen de inmediato Melilla F.C., S.D. Melillense y C.D. Español, incorporándose como nuevo el Juventud Deportiva. En el verano de 1940 Juventud Deportiva y C.D. Español se fusionan bajo el nombre de Club Unión Juventud Español, quien viste camisa rojiblanca con pantalón azul, trasladándose paralelamente la S.D. Melillense a Nador donde se fusiona con los locales del Nador F.C. de cuya unión nace la S.D. Villa Nador F.C. En febrero de 1941, tras la ley que prohíbe el uso de extranjerismos el Melilla F.C. cambia a Melilla C.F. y la S.D. Villa Nador F.C. a S.D. Villa Nador C.F.

Comoquiera que el fraccionado fútbol melillense no puede colocar ningún club en Categoría nacional y más después del anuncio por parte de la FEF de la instauración de una Tercera División de ámbito nacional destinada para los clubs modestos, tras varias conversaciones se acuerda el 6 de febrero de 1943 unir a Melilla C.F. y C.U. Juventud Español en una sola entidad, la Unión Deportiva Melilla, quien adopta los colores del Duque de Medina-Sidonia, camisa azulina con pantalón blanco y se convierte en la sociedad más importante de la ciudad. La U.D. Melilla conseguirá militar ocho temporadas en Tercera División y cuatro en Segunda División, las comprendidas entre las ediciones 50/51 y 53/54, entrando en barrena a partir de 1954 con el descenso y sumiéndose en una deuda considerable.

HISTORIA DEL CLUB:

1940 – 1956

El balance final de la temporada 55/56 abrió para el fútbol de la ciudad norteafricana un panorama lleno de claros y oscuros por cuando su máximo representante, la U.D. Melilla, había quedado subcampeón del Grupo XIII de Tercera División tras la S.D. Ceuta promocionando para tratar de ascender a Segunda División en un grupo de ocho candidatos donde resultó sexto quedando apeado y, de otro lado, un modesto club de la localidad, el Club Deportivo Tesorillo, sobre el terreno de juego conseguía ascender deportivamente a Tercera División después de proclamarse campeón de Primera Regional.

Lo que a priori iba a ser un curso 56/57 con dos clubs melillenses en Tercera División, en el transcurso del verano de 1956 todo cambió radicalmente tras la declaración de independencia de Marruecos como estado autónomo. La decisión, estrictamente política, conllevó la desaparición de la Federación Hispano-marroquí al carecer ésta de sentido quedando los clubs melillenses y ceutíes desamparados mientras que dos clubs con plaza en Segunda División y residencia en tierra marroquí, Club Atlético de Tetuán y U.D. España, de Tánger, buscaban una salida a su situación negociando con diversos clubs peninsulares una fusión para tener continuidad. El Club Atlético de Tetuán encontró su media naranja con la S.D. Ceuta, club de Tercera División que no había podido ascender y quién contando con ayudas municipales, tras abonar y asumir la deuda de los tetuaneses, adoptó el nombre de Club Atlético Ceuta conservando plaza en la categoría de plata. En el caso de la U.D. España, todo fue distinto.

Postulado la U.D. Melilla como máximo candidato a fusionarse con los tangerinos, las deudas que arrastraban los melillenses tras su paso por Segunda División más lo acumulado por la U.D. España en esta categoría cifraban el montante de la operación en cuatro millones de pesetas, cantidad inasumible para los azulinos quienes, no contando con la colaboración del consistorio y del entramado industrial local, desestimaron cualquier acuerdo. Sin el respaldo de una federación territorial y sin los apoyos económicos necesarios, la directiva que presidía Antonio Gómez Goya decidió disolver la sociedad el 9 de agosto perdiendo Melilla a su máximo representante mientras la U.D. Tánger quedaba fusionada con el Algeciras C.F., club gaditano en aquellos momentos con más posibles que los melillenses.

El paso de los días puso en un brete al C.D. Tesorillo quien, viendo el oscuro panorama, reclamó la ayuda del consistorio a través de su presidente Adolfo Rivera Domínguez consiguiendo en esta ocasión un total respaldo al presionar a la Federación Española para arreglar el roto creado. Ésta, como era de esperar, tardó en hacerlo pero lo hizo aprobando la constitución de la Federación Norteafricana con cabida para los clubs de Ceuta y Melilla permitiendo a los clubs de ambas localidades seguir compitiendo y, además, con un imprescindible respaldo federativo.

El C.D. Tesorillo era un modesto club fundado el 15 de agosto de 1940 por los señores Alvarado, Sánchez y García que, haciendo uso del Campo de la Hípica, se estrenó ante el también melillense C.F. Marina con victoria por 4-1 habiendo permanecido al margen del fútbol federado durante sus primeros años de existencia hasta que en fecha 15 de mayo de 1946 quedó inscrito en la Federación Hispano-marroquí partiendo desde Segunda Categoría y pasando a jugar en el Estadio Álvarez Claro. Vistiendo camisa roja y pantalón blanco en sus orígenes, avanzados los años cuarenta permutó el color de su pantalón por uno negro aumentando en esos tiempos la cantidad de socios y simpatizantes hasta disponer de un conjunto infantil, el titulado Atlético Tesorillo donde formaba a futuros jugadores. Alcanzada la Primera Categoría antes de iniciarse los años cincuenta y campeón de la Copa de Marruecos de 1949, el C.D. Tesorillo se convirtió en el segundo club en importancia dentro de la ciudad melillense siendo frecuente el paso de jugadores de éste hacia la U.D. Melilla debido a la excelente relación entre ambas directivas. Compitiendo la Zona Oriental donde competían los clubs locales y del área más próxima geográficamente a Melilla, los rojillos fueron adquiriendo galones hasta conquistar la edición 55/56 y competir en la Fase de Permanencia de Tercera División donde competían los últimos clasificados de esta categoría y aspirantes regionales en la cual, debido a sus limitaciones, no logró ascender.

Todavía inmerso el C.D. Tesorillo en aclarar su situación deportiva de cara a la temporada 56/57 y sin plaza asegurada, su presidente Adolfo Rivera Domínguez solicitó el 10 de agosto el cambio de denominación a Melilla Club de Fútbol, solicitud que fue aprobada decidiendo además sus directivos adoptar como colores los que en su día empleara el extinto Melilla C.F. desaparecido en 1943, es decir, camiseta rojinegra con pantalón negro, distintivo con los cuales quedó emplazado en el Grupo XVI donde quedaron emparejados seis sociedades naturales de Ceuta, Melilla y la provincia de Cádiz. Primero en su año de debut en Categoría Nacional, en la Fase de Ascenso sin embargo no tuvo tanta fortuna y fue eliminado por el Real Club Recreativo de Huelva; derrota 3-0 en el Estadio Colombino y victoria por 1-0 en casa, desapareciendo cualquier posibilidad con ello de ascender a Segunda División.

A partir de 1957 y con la independencia de Marruecos, los clubs norteafricanos de Ceuta y Melilla pasaron a formar parte de los grupos andaluces de Tercera División, aumentando con ello la dificultad de poder optar a los primeros puestos. Fruto de ello, el club melillense pasó varios años ocupando posiciones rezagadas en la tabla clasificatoria y en espera de tiempos mejores siendo decimocuarto en la temporada 57/58, decimotercero en la campaña 58/59 y noveno en la 59/60.

1960 – 1970

Estos llegan paralelamente al estreno de la década de los años sesenta con la entrada de nuevos directivos y un proyecto serio de conducir al club norteafricano a Segunda División, etapa que coincide con el cambio de indumentaria pasando a vestir camisa azul con pantalón blanco. Ya en la temporada 60/61 se consigue ser subcampeón de grupo tras el Sevilla Atlético Club y abastar la Fase de Ascenso. En esta se enfrenta al C.D. Galdácano, quien los elimina; 2-4 en casa y 2-2 en la localidad vizcaína. En la siguiente campaña, 61/62, es nuevamente subcampeón, ahora tras el Algeciras C.F., consiguiendo en la Fase de Ascenso eliminar a Imperial C.F.; 2-0 en casa y 2-2 en Murcia, y al Albacete Balompié en la Final; 0-0 en casa, 0-0 en el Carlos Belmonte y 2-0 favorable en el encuentro de desempate disputado en Madrid.

Por fin la ciudad cuenta con un club en Segunda División y para ello destina todos los esfuerzos posibles en conseguir un equipo competitivo. El estreno en la categoría de plata durante la temporada 62/63 es satisfactoria quedando en decimotercero puesto con bastantes apuros pero consiguiendo salvar la categoría, su principal objetivo. En la temporada 63/64 baja un puesto y queda duodécimo al igual que sucede en la sesión 64/65. El club azulino se acostumbra a vivir al borde del abismo y sus participaciones empiezan con el único ánimo de conseguir la permanencia. En la campaña 65/66 el Melilla C.F. realiza un mal torneo liguero y consigue tan solo siete victorias y seis empates, quedando descolgado y decimoquinto. El descenso a Tercera División se consuma tras cuatro años consecutivos en la categoría de plata.

En la temporada 66/67 el Melilla C.F. vuelve a militar en el tercer nivel nacional junto a clubs andaluces finalizando sexto. A pesar de que la intención es volver a Segunda División lo antes posible y se preparan buenos combinados para intentarlo, lo cierto es que la entidad melillense no consigue el objetivo, pues el final de los años sesenta se caracteriza por ser una época en la que el privilegio de ascender queda reservado para el campeón de grupo y además se ha de pasar por el filtro de la Promoción en varias ocasiones.

1970 – 1976

Con estas premisas el Melilla C.F. inicia la década de los años setenta en una Tercera División que ha quedado reducida a cuatro grupos y que adquiere un potencial bastante fuerte. Si antes lo tenía difícil, ahora mucho más. Sin embargo la directiva no cesa en su empeño y consigue reunir varias plantillas con buenos jugadores capaces de ser quintos en la temporada 71/72 y séptimos en la sesión 72/73. El paso de los años y la pérdida de ilusión de la afición, la cual es realista y ve cada vez más lejos la posibilidad de regresar a Segunda División, hace que el Estadio Álvarez Claro empiece a despoblarse de seguidores.

Todo esto sumado a una crisis causada por la elevada inversión en jugadores que luego no dan la talla, significa que el club melillense retroceda al decimocuarto puesto en la campaña 73/74 y deba defender su plaza en la categoría ante el aspirante S.D. Unión África Ceutí; 1-4 en Ceuta y 5-0 en casa son suficientes para seguir. En la temporada 74/75 retrocede un puesto en Liga finalizando decimoquinto, encontrándose en la Fase de Permanencia con el C.D. Manchego, quien le opone una fuerte resistencia; 1-0 en Ciudad Real y 1-0 en casa. Estos resultados obligan a disputar un encuentro de desempate que se efectúa en Granada, consiguiendo los melillenses imponerse por el favorable resultado de 3-1. En la campaña 75/76 llega la debacle con la pérdida de categoría al resultar decimoctavo con diecinueve derrotas en su haber.

El descenso del Melilla C.F. a Preferente resulta traumático para los intereses del club puesto que significa sumergirse en una categoría compuesta única y exclusivamente por sociedades melillenses, un panorama ciertamente desolador para su reestablecimiento económico. Paralela y contrariamente a este descenso otro club local, el Club Gimnástico de Cabrerizas, nacido en 1973 y que se había proclamado Campeón de Preferente en la campaña recién finalizada 75/76 de la mano del técnico Antonio Casado, acaba de ascender a Tercera División tras eliminar al campeón ceutí C.D. O’Donnell. Las carreras deportivas en sentido opuesto que ambos clubs desarrollan, uno hacia arriba y otro hacia abajo pero con el nexo común de carecer de suficientes medios económicos, hacen que su historia confluya en la fusión de los dos el 29 de junio de 1976 dando origen a una nueva sociedad, el Gimnástico Melilla C.F. que será presidido por Arjan Lalchandani y vestirá camisa azul con pantalón blanco adoptando en 1980 el nombre de Unión Deportiva Melilla.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Deportiva Melilla

 

titular Melilla

Escudo U.D. Melilla

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Melilla
  • Ciudad: Melilla
  • Ciudad Autónoma: Melilla
  • Fecha de constitución: 29 de junio de 1976
  • Fecha de federación: 1976

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Gimnástico Melilla Club de Fútbol (1976-1980)
  • Unión Deportiva Melilla (1980-)

TITULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B

  • 1998/99

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Álvarez Claro
  • Año de inauguración: 29 de septiembre de 1945
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Álvarez Claro (1945-)
  • Capacidad: 12.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal Álvarez Claro (1976-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA MELILLA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA MELILLA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MELILLA:

Situada en el norte de África y enclavada en la región del Rif, a orillas del mar Mediterráneo siendo fronteriza con Marruecos, la ciudad autónoma de Melilla es con sus algo más de ochenta y cinco mil vecinos un importante punto estratégico, militar, cultural y económico destacando una importante actividad comercial que gira alrededor del sector servicios y marítimo gracias a su puerto franco existiendo un elevado índice ocupacional destinado a funcionarios, distintos cuerpos de seguridad del Estado, administraciones locales y Ejército. Bien comunicada con la península, en su escaso territorio reúne interesantes edificios civiles y militares que atraen también turismo.

La ciudad autónoma de Melilla siempre ha contado en mayor o menor medida con importantes clubs de fútbol, un deporte introducido en la región sobre todo por militares españoles que procedentes de la península habían tomado contacto con este. A finales de la primera década del siglo XX ya se jugaba al fútbol en la explanada de Alfonso XIII, siendo en 1912 cuando se fundan las primeras sociedades, Melilla Foot-ball Club y Sporting Club Melilla, entidad esta última constituida por Bernardi, Salama y Santamaría entre otros. En 1914 desaparece el Sporting Club y durante un par de años sólo los militares organizan partidos entre los distintos regimientos destinados en la ciudad.

Es en 1916 cuando surge de nuevo la iniciativa civil en manos del Iris F.C., un club basado en el ímpetu del Colegio de los Hermanos de Doctrina Cristiana quien arrastrará el nacimiento de otros en 1917 como el Reina Victoria Eugenia, el África 68, el Santa Bárbara y el San Fernando, todos ellos con talante militar. Es precisamente 1917 el año en el que se funda la Federación Africana de Clubs de Foot-ball, con sede en Melilla y la cual organiza el primer Campeonato local. Llegados a 1918 parte de los clubs militares cambian de nombre y así vemos como el Africa 68 se convierte en Alfonso XIII F.C., el San Fernando en Club Melilla y el Santa Bárbara en Athletic Club de Melilla. En el verano de 1918 el Iris F.C. desaparece y parte de sus jugadores dan forma al Fortuna F.C.

Esta sociedad junto a las cuatro restantes en activo compiten en la Liga local hasta 1921, fecha en la que se paraliza la actividad deportiva y social por la rebeldía de las tropas rifeñas en el norte de África, acto de guerra conocido como la Batalla de Annual.

Ya en 1922, una vez controlada la rebelión de los insurgentes, sobreviven Athletic Club de Melilla, Club Melilla y C.D. España, mientras que en 1923 se les suman los recién creados Sanidad y Vasconia, ambos de procedencia militar. En 1923 nace la Real Sociedad Hípica con el apadrinamiento del Rey D. Alfonso XIII, en principio formado por civiles y quien viste con camisa y pantalón blancos, entidad que poco tiempo más tarde pasa a ser tutelada por los militares cambiando su camisa por una rojiblanca. Durante el verano de 1923 desaparece el Club Melilla y con sus restos surge un nuevo Melilla Foot-ball Club, quien en principio viste camisa azul con escapulario y pantalón blancos. La profusión de clubs en 1924 y la constante crecida de aficionados hacen que el Campo de la Hípica, sito en la Explanada de Alfonso XIII y sede de la mayoría de los clubs, sea ampliado y remodelado para dar mayor cabida al gran número de espectadores que cada domingo se dan cita en este. Entre tal bullicio surge la S.D. Melillense que viste con camisa y pantalón blancos y con esto llegamos a 1930.

Este es un año importante en la historia del fútbol local; el 5 de enero el Melilla F.C., quien viste camisa rojinegra con pantalón negro desde hace unos años, estrena el Campo de El Real frente al Racing Club de Madrid y numerosos clubs patrocinados por los militares desaparecen, quedando en la ciudad el mencionado más la Real Sociedad Hípica, S.D. Melillense y C.D. España.

En 1931 suceden dos acontecimientos que van a marcar el futuro inmediato: de una parte el 5 de enero se constituye oficialmente la Federación Hispano-Marroquí de Clubs de Foot-ball organismo reclamado por la mayoría de clubs norteafricanos que precisaban de un ente propio para unificar su destino y desarrollar el fútbol en la región, y de otra el 14 de abril se instaura la II República. La Real Sociedad Hípica pierde el título de Real, la S.D. Melillense adopta como camisa los colores blanquiazules y nacen nuevos clubs como el Nador F.C., de camisa y pantalón blancos, el C.D. Español, con idéntica indumentaria y la Unión Balompédica de Melilla, quien viste camisa gualdiroja y pantalón azul. En el verano de 1935 se disuelve la Sociedad Hípica y en la ciudad tan solo tres clubs continúan federados; Melilla F.C., C.D. Español y S.D. Melillense, llegando así hasta julio de 1936 en el que estalla la Guerra Civil. Durante este triste periodo Melilla interrumpe el fútbol oficial a nivel federado aunque no su práctica, pues en las temporadas 37/38 y 38/39 los militares sitos en la localidad instauran la Copa Falange que domina el equipo de Sanidad.

Acabada la Guerra resurgen de inmediato Melilla F.C., S.D. Melillense y C.D. Español, incorporándose como nuevo el Juventud Deportiva. En el verano de 1940 Juventud Deportiva y C.D. Español se fusionan bajo el nombre de Club Unión Juventud-Español, quien viste camisa rojiblanca con pantalón azul, trasladándose paralelamente la S.D. Melillense a Nador donde se fusiona con los locales del Nador F.C. de cuya unión nace la S.D. Villa Nador F.C. En febrero de 1941, tras la ley que prohíbe el uso de extranjerismos el Melilla F.C. cambia a Melilla C.F. y la S.D. Villa Nador F.C. a S.D. Villa Nador C.F.

Comoquiera que el fraccionado fútbol melillense no puede colocar ningún club en Categoría nacional y más después del anuncio por parte de la FEF de la instauración de una Tercera División de ámbito nacional destinada para los clubs modestos, tras varias conversaciones se acuerda el 6 de febrero de 1943 unir a Melilla C.F. y C.U. Juventud-Español en una sola entidad, la Unión Deportiva Melilla, quien adopta los colores del Duque de Medina-Sidonia, camisa azul cobalto con pantalón blanco y se convierte en la sociedad más importante de la ciudad. La U.D. Melilla conseguirá militar ocho temporadas en Tercera División y cuatro en Segunda División, las comprendidas entre las ediciones 50/51 y 53/54, entrando en barrena a partir de 1954 con el descenso a Tercera División y sumiéndose en una deuda considerable de la que no saldrá consumándose su desaparición en agosto de 1956.

El relevo lo tomará un recién ascendido a Tercera División, el C.D. Tesorillo, club fundado el 15 de agosto de 1940 que se estrena en la categoría durante la temporada 56/57 bajo el nombre de Melilla C.F. y quien ostentará la máxima representación futbolística local durante dos décadas con cuatro presencias en Segunda División, consecutivas entre las ediciones 62/63 y 65/66, más dieciséis en Tercera División repartidas en dos fases, una entre las ediciones 56/57 y 61/62, y otra entre las sesiones 66/67 y 75/76, campaña esta última en la cual es decimoctavo y desciende a Preferente.

HISTORIA DEL CLUB:

1976 – 1980

El descenso del Melilla C.F. a Preferente resulta traumático para los intereses del club puesto que significa sumergirse en una categoría compuesta única y exclusivamente por sociedades melillenses, un panorama ciertamente desolador para su restablecimiento económico. Paralela y contrariamente a este descenso otro club local, el Club Gimnástico de Cabrerizas, nacido en 1973 y que se había proclamado Campeón de Preferente en la campaña recién finalizada 75/76 de la mano del técnico Antonio Casado, acaba de ascender a Tercera División tras eliminar al campeón ceutí C.D. O’Donnell. Las carreras deportivas en sentido opuesto que ambos clubs desarrollan, uno hacia arriba y otro hacia abajo pero con el nexo común de carecer de suficientes medios económicos, hacen que su historia confluya en la fusión de los dos el 29 de junio de 1976 dando origen a una nueva sociedad, el Gimnástico Melilla C.F. que será presidido por Arjan Lalchandani y vestirá camisa azul con pantalón blanco.

Iniciado julio se contrata al técnico Evaristo Carrió quien incorpora varios jugadores valencianos y se inician conversaciones para sumarlo a la fusión con el otro club de la ciudad presente en Tercera División, la S.D. Melilla que acaba de conservar la categoría de forma apurada tras resolver una Promoción de Permanencia frente al Real Avilés C.F. y quien también atraviesa serios problemas financieros. El acuerdo tarda un tanto en llegar y la RFEF emite el 10 de julio el calendario del Grupo IV de Tercera División para la campaña 76/77, emisión tras la cual la S.D. Melilla y el Gimnástico Melilla C.F. alcanzan el 14 de julio el acuerdo de incorporar a los primeros en la nueva sociedad donde firman varios jugadores blanquiazules. Tan solo falta la confirmación federativa pero esta no llega puesto que la RFEF la desautoriza al considerar que la temporada 76/77 está iniciada desde el 1 de julio, el calendario aprobado desde el día 10 y no hay marcha atrás.

Esta decisión deja a la S.D. Melilla en una encrucijada dado que no puede legalmente sumarse a la fusión, ha traspasado a sus jugadores más destacados al Gimnástico Melilla C.F. y se encuentra casi sin tiempo material para confeccionar una plantilla con vistas a iniciar el campeonato. Dadas las circunstancias la directiva de la S.D. Melilla comunica el 25 de agosto de 1976 a la RFEF que renuncia a la plaza en Tercera División porque no dispone ni de jugadores ni de medios económicos, decisión que junto al pase del Yeclano C.F. al Grupo III, deja el Grupo IV con tan solo dieciocho participantes. La S.D. Melilla queda en tierra de nadie y desde entonces diluida dentro del Gimnástico Melilla C.F., club que adopta en nombre de las tres sociedades intervinientes camisa color blanco con pantalón azul.

En su primera participación en Liga arrancó desde la Tercera División ocupando la plaza de uno de los dos integrantes de la fusión, la extinta S.D. Melilla. Al final después de muchos vaivenes terminó decimoséptimo, no descendiendo de categoría gracias a la consiguiente ampliación en número de clubs que experimentó la Tercera División para la campaña siguiente 77/78. Precisamente en esa temporada acabaría cuarto. Más exitosa sería su tercera presencia, en la que el C.D. Gimnástico Melilla con una plantilla bastante más reforzada que en anteriores ocasiones se proclama subcampeón a cuatro puntos del C.D. San Fernando, prestando un magnífico juego que a punto esta de hacerle ascender. En la sesión 79/80 sufre un descenso en su juego y finaliza décimo.

1980 – 1990

En el verano de 1980 la directiva melillense decide cambiar el nombre de la entidad adoptando el de Unión Deportiva Melilla, decisión que toma junto al firme  propósito de alcanzar la Segunda División B lo más inmediatamente posible, pero este desafío se resiste durante unos cuantos años más de la cuenta puesto que o bien unas veces la plantilla no cumple las expectativas y o bien en otras, cuando las cumple, es rebasado por otros clubs con mayor potencial de forma inesperada. Con esta tesitura se mantendrá cómodamente instalado en la zona media-alta de la tabla durante los primeros años ochenta.

En la temporada 86/87 se anuncia la reestructuración de la Segunda División B, que pasará de uno a cuatro grupos. Del grupo IX de Tercera División se clasifican los cuatro primeros clasificados por decisión de la RFEF, siendo la tercera plaza para la U.D. Melilla quien gracias a esta medida accede por vez primera a la división de bronce. Su estreno en la campaña 87/88 es bastante aceptable consiguiendo quedar séptimo, pero sin embargo en la inmediata 88/89 pasa por numerosos problemas y al final salva la categoría con muchos apuros. La directiva hace balance y recompone la plantilla haciendo numerosos fichajes, de forma que mejora considerablemente la clasificación anterior y consigue el subcampeonato durante la temporada 89/90, quedando solo por detrás del Albacete Balompié, quien asciende a Segunda División.

1990 – 2000

De pasar a optar por el ascenso a finales de los años ochenta pasa en las campañas sucesivas a luchar por evitar el descenso, siendo en especial las temporadas 92/93 y 93/94 casi dramáticas y viviendo siempre al lado del precipicio. Será ya a partir de la sesión 97/98 cuando se empiece a vislumbrar una mejoría en su rendimiento, alcanzando el quinto puesto en la conclusión del campeonato, si bien la Promoción no queda lejos. Es la campaña 98/99 sin duda la mejor de la reciente historia del club azulado, temporada cimentada sobre todo en una gran segunda vuelta en la que se consolida en los puestos de honor para acabar proclamándose Campeón de la mano de Juan Ramón López Caro en el banquillo. Este éxito desafortunadamente no conllevará el ascenso de categoría, premio a priori lógico, puesto que en la Promoción no realiza un buen torneo y es superado por sus rivales quedando colista tras Elche C.F., Burgos C.F. y Universidad de L.P. de G.C. C.F. Sin embargo, en las siguientes ediciones 99/00 y 00/01 el club se aleja de las primeras plazas y pasa a un segundo plano quedando clasificado en la zona media.

2000 – 2010

De ahí a menos, ya que las temporadas 01/02 y 02/03 son penosas, siendo especialmente dramática la primera en la que tras acabar decimosexto ha de disputar una eliminatoria de supervivencia contra la S.D. Beasain, resuelta favorablemente al vencer 2-0 en casa y empatar 1-1 en la ciudad vagonera guipuzcoana. En las últimas campañas la U.D. Melilla ha mejorado ostensiblemente mostrando mejor juego e intentando no caer en errores del pasado. El bajo presupuesto que maneja es de momento un handicap bastante serio para intentar conseguir cotas mayores limitándose por el momento a configurar plantillas que le garanticen la permanencia en la categoría de bronce y probando suerte a ver si alguna de ellas cuaja y le proporciona el ascenso.

En la temporada 06/07 finaliza noveno tras una buena remontada clasificatoria en la segunda vuelta de la que se presagiaba que iba a ser peor. En el presente conjuga una buena plantilla y vista la clasificación de las últimas temporadas en las que ha ido a más se espera que le de buenos resultados como en la temporada 09/10 en la que es subcampeón de Liga empatado a puntos con el Granada C.F. y en la que durante la Promoción de Ascenso es eliminado por la Universidad de L.P. de G.C. C.F.; 1-0 en Las Palmas y un sorprendente 0-3 en casa.

2010 – 2020

Iniciada la segunda década del nuevo siglo y continuando el técnico Andrés Tébar al frente del banquillo, el conjunto azulino consigue nuevamente colarse en la Promoción tras obtener un notable tercero puesto precedido por Real Murcia C.F. y Sevilla Atlético, accediendo a unos Cuartos donde carece de fortuna y es eliminado por el Deportivo Alavés después de empatar 1-1 en el Álvarez Claro y caer derrotado en la capital vasca por 1-0. En la temporada 11/12, con nuevo inquilino en el banquillo al acceder Óscar Cano, su presencia en el Grupo IV sigue teniendo un papel destacado aunque, lamentablemente para sus intereses, unos resultados en contra le hacen quedar quinto esfumándose la posibilidad de promocionar. Sustituido Cano por Juan Moya en la campaña 12/13, pese a los cambios efectuados en la plantilla ésta no responde como se pensaba quedando los primeros puestos alejados y debiéndose conformar con una insulsa novena plaza, situación que, con el mismo técnico, se repetirá a lo largo de la edición siguiente 13/14 aunque finalizando en octavo puesto.

La directiva azulina, dispuesta a estar en la parte más alta de la tabla clasificatoria, no cesa en su empeño y para la sesión 14/15 se contratan los servicios del técnico Fernando Currás esperándose mejorar los resultados obtenidos en los cursos anteriores. La apuesta, sin ser fallida, no funciona y el equipo obtiene una séptima plaza que hace renovar al técnico de cara a la temporada 15/16, campeonato donde  al final de la primera vuelta se cesa a Currás siendo relevado por José Carlos Granero, técnico que deja a los norteafricanos en noveno puesto. En la campaña 16/17 se confía el proyecto a Jesús Uribe para remontar el vuelo y acceder a los puestos de Promoción, objetivo que se acaricia pero no se consigue a medida que transcurren la jornadas. A falta de nueve para concluir el torneo, Uribe es cesado y sustituido por Juan Moya obteniéndose un sexto puesto a tan solo dos puntos de quedar entre los cuatro primeros.

Pese a los buenos resultados Uribe no sigue en el cargo y de cara a la edición 17/18 Manolo Herrero ocupa la dirección del conjunto azulino permaneciendo durante muchas jornadas en puestos de Promoción, meta que finalmente se pierde ante el Extremadura U.D. por cuando, empatados ambos a puntos, el gol average particular favorece a los almendralejenses. En la sesión 18/19 Luis Miguel Carrión asume la gestión de la plantilla con la firme propuesta de concluir en una de las cuatro primeras plazas dentro de un siempre competitivo Grupo IV plagado de clubs andaluces, murcianos y extremeños. El torneo, muy favorable y con el viento de cara, depara a los norteafricanos un brillante tercer puesto tras Real Club Recreativo de Huelva y F.C. Cartagena, accediendo a la disputa de la Promoción de Ascenso a Segunda División donde le espera en Cuartos el Villarreal C.F. «B», conjunto valenciano al que se derrota en la localidad castellonense por 0-2 y una semana más tarde en casa 2-1 pasando a Semifinales. En esta segunda ronda, pese al aliento de su afición, los azulinos empatan 0-0 en casa ante el C.D. Atlético Baleares debiendo resolverse su futuro en la ciudad de Palma, localidad en la que se pierde 1-0 quedando eliminados pero con el buen sabor de boca por la competición realizada.

En la edición 19/20 la U.D. Melilla cambia de ubicación compitiendo en el Grupo I junto a clubs madrileños, asturianos, gallegos, canarios y baleares estando dirigido primeramente por Víctor Cea con quien no se consiguen buenos resultados, siendo relevado por Manolo Herrero transcurridos unos encuentros no remontando el vuelo. Coincidiendo con la crisis sanitaria abierta en marzo y a falta de once jornadas el campeonato es suspendido reanudándose a mitad de junio cerrándose el curso con un discreto decimotercero puesto a pocos puntos del descenso.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,