Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Real Club Deportivo Córdoba

Escudo R.C.D. Córdoba

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Club Deportivo Córdoba
  • Ciudad: Córdoba
  • Provincia: Córdoba
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 28 de agosto de 1934
  • Fecha de federación: 29 de agosto de 1934

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Racing Fútbol Club (1934-1941)
  • Club Deportivo Córdoba (1941-1944)
  • Real Club Deportivo Córdoba (1944-1954)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 1944/45

1 Copa Federación Española:

  • 1951

 

ESTADIO:

Estadio El Arcángel

  • Nombre: Estadio El Arcángel
  • Año de inauguración: 1945
  • Cambios de nombre:
  • Estadio El Arcángel (1945-1955)
  • Estadio Municipal El Arcángel (1955-1993)
  • Capacidad: 21.800 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Stadium de América (1934-1945)
  • Estadio El Arcángel (1945-1953)
  • Estadio de San Eulogio (1953-1954)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL REAL CLUB DEPORTIVO CÓRDOBA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL REAL CLUB DEPORTIVO CÓRDOBA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CÓRDOBA:

La ciudad y municipio de Córdoba, capital de la provincia andaluza homónima situada en la depresión del Río Guadalquivir muy próxima a Sierra Morena, concentra a trescientas veinticinco mil habitantes que residen en una localidad donde, gracias a los vestigios dejados por un buen número de civilizaciones y distintas culturas, es la que más títulos Patrimonio de la Humanidad posee. Capital del califato más importante de occidente, durante aquel periodo histórico fue la urbe más poblada, culta y opulenta de Europa decayendo su esplendor tras la cristianización. Convertida hoy en una ciudad donde predomina el sector servicios, su importante patrimonio ha generado una considerable industria turística acompañada de una red de museos que merecen su visita.

En cuanto al origen de la aparición del fútbol en la capital cordobesa a principios del s. XX, éste es poco conocido aunque existen muchas probabilidades de que fuese introducido por estudiantes residentes en Sevilla que lo practicaban de regreso a su localidad natal. Para poder constatar la primera puesta real en escena hemos de remitirnos hasta finales de la década de los años diez, prácticamente alrededor de 1920 cuando surgen dos clubs que van a monopolizar el fútbol en la ciudad: el Córdoba Sporting Club, sociedad fundada en 1919 que vistió camisa blanca con pantalón azul y jugaba en los aledaños de los Jardines del Duque de Rivas y; de otro lado, la S.D. Electro Mecánica F.C., originada en 1920 quien empleó camisa rojiblanca con pantalón negro jugando en las instalaciones de la empresa que le daba nombre. Como es lógico, desde sus inicios pronto se impuso una gran rivalidad entre ambas sociedades siendo constantes y muy seguidos los intensos duelos con sano protagonismo entre las aficiones de los dos clubs, encuentros disputados en gran parte dentro la por entonces conocida como Primera Categoría Grupo B bajo la batuta de la Federación Regional del Sur.

La pujanza del fútbol cordobés fue creciendo a medida que transcurrían los primeros años veinte y pronto, gracias a su éxito entre la juventud, fueron surgiendo nuevos clubs que se sumaron a la iniciativa emprendida por los dos primigenios convirtiendo la ciudad en un polvorín futbolístico. De entre ellos destacaron fundamentalmente dos, el Córdoba F.C. que vistió camisa rojiblanca con pantalón blanco y el Nacional F.C., entidades ambas inscritas en la Federación Regional del Sur tal cual sus antecesores, permaneciendo en los campeonatos locales sociedades con menor peso como el Club Unión Balompié, el Racing Club, el Wanderers F.C., el C.D. Ibérica, el Español F.C., el Sporting F.C. o el Stadium Balompié de Córdoba todos ellos con breves carreras deportivas.

En 1923 el industrial Jerónimo Padilla, propietario de una importante empresa metalúrgica, viendo el auge que venía experimentando el fútbol con cada vez más sociedades y personas volcadas en cada uno de los respectivos bandos, construyó como negocio el denominado Stadium de América. Dicha instalación, con capacidad para cinco mil localidades, dadas sus características albergó a partir de entonces los encuentros del Córdoba Sporting Club y del Córdoba F.C. convertidos en usufructuarios del recinto, inaugurándose el 27 de mayo con un enfrentamiento entre Córdoba Sporting Club y Granada F.C. Los sportinguistas, que empezaban a pisar fuerte a nivel regional, en el año 1924 gracias al empuje del monárquico Luis Ruíz de Castañeda -presidente del club-, solicitaron y obtuvieron de la Casa Real con fecha 27 de junio el título honorífico y destacado de «Real», pasando la institución blanquiazul a denominarse Real Córdoba Sporting Club. Los éxitos sociales obtenidos en los despachos pero, no fueron siempre unidos a la par que los deportivos y la S.D. Electro Mecánica F.C., menos aburguesada que su rival contó a partir de 1925 con mejores jugadores que los sportinguistas, proclamándose los rojiblancos subcampeones en el campeonato 26/27 de Primera Categoría Grupo B, una división donde coincidieron además de sportinguistas y electromecánicos, los también cordobeses del Nacional F.C.

Llegados a la temporada 28/29, la S.D. Electro Mecánica F.C. se hallaba en Primera Categoría Grupo B junto al Nacional F.C. estando el Real Córdoba Sporting Club en Segunda Categoría. Eran los tiempos de la implementación del Campeonato Nacional de Liga en sus primeras categorías y la capital cordobesa había quedado excluida por su bajo potencial futbolístico coincidiendo ocasionalmente con el peor momento deportivo de los clubs locales. De un lado, los sportinguistas se encontraban en una categoría por debajo de su nivel debido a problemas de índole económica y, de otro, la dirección de la empresa Sociedad Española de Construcciones Electro Mecánicas S.A. consideraba que la plantilla de jugadores de su primer equipo no rendía lo necesario tras volver lesionados muchos de ellos después de algunos encuentros siendo además el coste en Primera Categoría muy elevado, síntoma evidente de un profesionalismo marrón al que ninguno de los dos clubs podía hacer ya frente.

Alcanzado el año 1929, en medio de un panorama desolador donde los dos principales clubs sobrevivían con oxígeno asistido, de entre los círculos deportivos de la ciudad se pensó constituir un nuevo club que recogiese lo más granado de las distintas sociedades locales con el fin de aspirar a estar en el fútbol profesional, ya aceptado y legalizado, en lo más breve posible iniciándose movimientos para alcanzar dicho objetivo. Durante el verano de 1929 la S.D. Electro Mecánica F.C. fue finalmente disuelta por la carestía que le representaba a la empresa su manutención y parte de sus mejores jugadores, junto a otros procedentes de otros clubs cordobeses, dieron origen al flamante Córdoba Racing Club constituido el 3 de octubre. Presidido por Carlos Cáceres, en su primera Junta Directiva sería acompañado de los vicepresidente Benito Arana y José Alarcón, siendo secretario Mariano Melgaizo, vicesecreatrio Jerónimo Fernández y tesorero-contador Gaspar Gallegos.

Vistiendo los racinguistas camisa blanquiverde -los colores de la bandera andaluza- con pantalón azul y haciendo uso del Stadium de América como recinto deportivo, su encuentro de debut se disputó el 27 de octubre frente al equipo amateur del Real Betis Balompié, imponiéndose los locales por 1-0. Integrada la nueva sociedad por parte de algunos directivos del todavía activo Real Córdoba Sporting Club desilusionados con su situación deportiva, el club sportinguista quedó profundamente tocado siendo su futuro muy incierto salvo que se obrase algún milagro. Y éste llegó pues, pocos días antes del estreno de los racinguistas, el club fue reorganizado con fecha 20 de octubre siendo elegido presidente José Aparicio Martínez con las miras puestas en continuar la labor del hasta entonces club decano. El regreso a la actividad de los sportinguistas tras la gran crisis padecida fue sorprendente ya que, con un importante elenco de jugadores, encuadrado en Segunda Categoría consiguió ser Campeón de su grupo disputando una Promoción de Ascenso frente al Real Club Recreativo de Huelva, venciendo 3-2 en casa y siendo derrotado 2-0 en campo de los onubenses por lo que se les escapó el ascenso por muy poco.

Durante la temporada 30/31 Córdoba Racing Club y Real Córdoba Sporting Club compartieron grupo en Segunda Categoría mientras sociedades como el Athletic Club, quien también empleaba el Stadium de América, el Nacional F.C. y el Córdoba F.C. ocuparon categorías inferiores pero siempre dentro del fútbol federado. En 1931, con motivo de la instauración de la II República, los sportinguistas perdieron su condición de «Real» pasando a ser denominados Córdoba Sporting Club como en antaño, pero no fue su única pérdida pues a partir del momento empezaron a distanciarse deportivamente de los racinguistas. Al término de la campaña 30/31, el Córdoba Racing Club ascendió a Primera Categoría donde figuraban los grandes y más destacados clubs andaluces estrenándose durante la sesión 31/32 con una plantilla de gran nivel que luchó enconadamente por tratar de ascender a Segunda División mediante su intervención en la Fase Final de Tercera División, torneo por entonces eliminatorio en el que fue segundo.

En la temporada 32/33 los racinguistas repitieron puesto en la Fase de Ascenso, logrando pasar a Octavos de Final donde fueron eliminados por el Cartagena F.C.: 4-0 en la ciudad departamental y 1-0 en casa. La carrera meteórica del Córdoba Racing Club, que tan rápidamente creció, sin embargo se sustentó en un base artificial con poco soporte financiero por lo que, ante sus repetidos intentos por ascender, ambos frustrados y a consecuencia de la gran cantidad d dinero invertido, superior a sus ingresos, en agosto de 1933 su Junta Directiva se vio en la tesitura de pagar las deudas acumuladas o, por lo contrario, tomar una decisión más drástica como abandonar la actividad. Revisadas las cuentas, la agonía no tuvo solución y el club blanquiverd que tanto creció en poco tiempo, fruto de su desmesurada ambición desapareció.

En la edición 33/34 los sportinguistas compitieron en Segunda Categoría mientras Athletic Club, Nacional F.C. y el debutante Sparta Sporting Club lo hicieron en Tercera Categoría causando la desaparición del Córdoba Racing Club un gran hueco entre los aficionados.

HISTORIA DEL CLUB:

1934 – 1940

Transcurrida la primera mitad de 1934, exsocios que lo habían sido del desaparecido Córdoba Racing Club, añorando la historia acumulada por este club y algunos de los logros alcanzados, iniciado el verano empezaron a reunirse con la finalidad de constituir una nueva sociedad que, con el mismo sentimiento, volviera a encabezar el movimiento futbolístico en Córdoba. Nombrada una comisión comandada por Ángel Pozanco Barranco para acelerar y conducir las gestiones necesarias, contando con la supervisión de la Federación Regional del Sur el domingo 26, en el Bar Español, quedó constituido el Racing Fútbol Club siendo la primera Junta Directiva la compuesta por el propio Ángel Pozanco como presidente, Adofo Inchausti como vicepresidente primero, Antonio Díaz Rodríguez en el puesto de vicepresidente segundo, Jerónimo Fernández Pérez en la secretaría, Abdón Sánchez García como vicesecretario, Juan Villodres Herráiz como tesorero y Pedro De Vegas en el cargo de contador siendo elegidos como colores los mismos del club antecesor, camisa blanquiverde y pantalón azul.

Durante 1934, con la creación de los Campeonatos Superregionales, el recién creado Racing F.C. o Racing Club de Córdoba según en alguna fuentes, quedó exento de estos al tratarse de una sociedad de reciente constitución debiendo competir en Primera Categoría resultando cuarto clasificado en la campaña de debut 34/35 termina cuarto clasificado. En la sesión 35/36, con un buen plantel, se proclamó campeón del Grupo II con Jerónimo Fernández como presidente. En estos años compartió destino en Primera Categoría con los rivales locales Córdoba F.C., el decano Sporting Club de Córdoba -conjunto que desde hacía unos años jugaba arrendado en el municipal Estadio de España al ser el Stadium de América privilegio de los racinguistas- y la Balompédica Cordobesa, una sociedad que vistió camisa blanca con pantalón azul.

A comienzos de 1936 los racinguistas disputaron la Promoción de Ascenso a Segunda División en una eliminatoria frente al Racing Club Extremeño pacense, venciendo 1-0 en casa y cayendo derrotado 2-1 en Badajoz, debiendo disputarse un encuentro de desempate el 9 de febrero celebrado en Madrid donde los cordobeses se impusieron, ante la atenta mirada de sus incodicionales por 2-1, consiguiendo el virtual ascenso. Preparándose para el debute en esta categoría profesional, en el mes de julio de 1936 fueron, al igual que casi todo el fútbol español, sorprendidos por el levantamiento militar quedando durante dos años largos sin actividad. Pasada la Guerra Civil y en virtud de la pretendida reintegración de las distintas capas sociales que el nuevo Régimen intenta conseguir, el Racing F.C., único club importante en sobrevivir junto al Córdoba F.C., es invitado por méritos propios a participar en la Segunda División de la temporada 39/40 debutando con un magnífico cuarto puesto en su grupo.

1940 – 1950

Conseguida sobre los terrenos de juego su continuidad en la categoría de plata, en 1941 la reciente Ley que suprime el uso de extranjerismos provoca que el club cambie de nombre adoptando el de Club Deportivo Córdoba, -el Córboba F.C. sufrirá el mismo trance pasando a Córdoba C.F.-, siendo la campaña 40/41 decepcionante en lo deportivo por cuando son undécimos en Liga terminando por descender a Regional al verse superado en la Promoción de Permanencia, a partido único disputado en Madrid, por el Elche C.F. por 1-2.

El conjunto califal que preside Antonio Peralbo Caballero empieza a vestir camisa blanca con pantalón del mismo color desde la temporada 41/42 compitiendo en Primera Categoría durante dos temporadas consecutivas, siendo Campeón en ambas pero no logrando el ascenso en la primera de ellas, 41/42, al ser sexto y colista en la Fase de Permanencia en un grupo formado por campeones de Primera Categoría y colistas de Segunda División. En el verano de 1943 tiene más fortuna, puesto que la FEF decide potenciar la Tercera División convirtiéndola en la categoría de los modestos y le proporciona un formato de Liga en donde el club cordobés es invitado obligatorio tras clasificarse previamente.

El reestreno en Tercera División significa una apuesta por parte del conjunto andaluz de alcanzar la Segunda División lo antes posible y ya en la campaña 43/44 da muestras de su potencial siendo tercero con Don José Ramón De la Lastra y De Hoces que ha accedido a la presidencia recientemente y desea catapultar a la institución cordobesa. Precisamente en esta temporada otro club cordobés, el Club Deportivo Electro Mecánica, una sociedad formaba tras la Guerra al cargo de la gran empresa metalúrgica y heredero del extinguido S.D. Electro Mecánica F.C., queda Campeón de Primera Regional y promociona sin éxito para ascender a Tercera División.

En el transcurso de 1944, De la Lastra consigue gracias a sus convicciones monárquicas que el Régimen le conceda el título de Real, pasando la entidad a denominarse Real Club Deportivo Córdoba. Llegados a la campaña 44/45, el Real C.D. Córdoba recupera su fundacional camisa verdiblanca conservando el pantalón blanco, proclamándose Campeón de Liga y de la Fase Intermedia y pasando a una Fase Final en la que es tercero superado por Club Gimnástico de Tarragona y U.D. Salamanca. Esta tercera plaza le lleva como última oportunidad a jugarse el ascenso con el C.D. Constancia de Inca a partido único, logrando el objetivo de ascender a Segunda División al imponerse 3-2 en un gran encuentro disputado en Madrid el 24 de junio.

La ciudad se convierte en un verdadero hervidero de sociedades y durante los primeros años de la posguerra surgen entidades como la Gimnástica Cordobesa, el Español de Las Margaritas, el C.D. Patria, el C.D. Santa Marina, el C.D. Ciudad Jardín, la U.D. Ferroviaria en la Estación Central, el C.D. San Lorenzo, el C.D. Coliseo ó el C.D. San Rafael, a los que más tarde se incorporarán el Imperial F. de J., el C.D. Cruz Roja, el C.D. Español de Santiago, el C.D. Perla, el C.D. Juventud, el C.D. Cenemesa y el C.D. Candelaria, resultando el principal baluarte cordobés tras los verdiblancos el C.D. Electro Mecánica, dado que el conjunto industrial alcanza la Tercera División en 1946 para mantenerse en ella durante cuatro temporadas, desde la 46/47 hasta la 49/50.

Tras la demolición del Estadio de América y coincidiendo con dicha efeméride, De la Lastra construye con su financiación el Estadio de El Arcángel, estrenándolo el 8 de septiembre de 1945 con un encuentro frente al Sevilla C.F. con resultado de 1-0 para los cordobeses, y convirtiéndose en su nuevo feudo durante la campaña 45/46 en una categoría de plata en la que es quinto a cuatro puntos del ascenso a Primera División. En la siguiente edición 45/46 no correrá la misma suerte y el equipo retrocede al octavo puesto, resultando mucho peor la temporada 47/48 en la que es decimocuarto y último, quedando a un punto de alcanzar la permanencia y perdiendo la categoría.

El propósito del club blanco es recuperar su plaza de inmediato y bien pronto que lo consigue dado que en la campaña 48/49 es subcampeón en Tercera División y consigue el ascenso directo a Segunda División. Casualmente en esta temporada se encuentra con el C.D. Electro Mecánica, deparando un par de derbis en los que se impone el Real C.D. Córdoba por 5-2 en El Arcángel y 0-2 en estadio de los rojiblancos. La entidad cordobesa cierra la década de los años cuarenta siendo octavo en la posterior campaña 49/50.

1950 – 1954

Los años cincuenta pese a que empiezan bien deportivamente tras un quinto puesto en Liga durante la temporada inicial 50/51 con Juan Batista Gutiérrez en la presidencia, van a suponer en el futuro inmediato la lamentable desaparición de la entidad. La entidad cordobesa, que ya calza pantalón blanco, invierte grandes sumas de dinero en realizar fichajes que le conduzcan a Primera División, su gran sueño, pero la realidad es que las plantillas que confecciona no le proporcionan dicho objetivo y los números rojos empiezan a aflorar. Pese a ello, el club verdiblanco logra ser Campeón de la Copa Federación al vener 6-3 en la Final disputada en el estadio zaragozano de Torrero frente al C.D. Baracaldo Altos Hornos. En la temporada 51/52 son novenos con Antonio Bejarano Nieto en la presidencia, pero en la siguiente edición 52/53 - con Lino Devesa López como presidente -, son decimoterceros y han de luchar por defender su plaza en la Promoción de Permanencia. En esta fase se enfrenta en un mismo grupo a U.D. España de Tánger, Levante U.D. y C.F. Calvo Sotelo de Puertollano, quedando apeado al ser tercero y descendiendo a Tercera División.

La campaña 53/54 se vive con muchos problemas por la extrema situación financiera de una entidad inmersa en un mar de deudas que ocasionan su traslado al Campo de San Eulogio por no poder hacer frente al alquiler del Campo del Arcángel y, aunque deportivamente se es decimotercero lográndose la permanencia, el desesperante punto económico al que ha llegado la entidad – se debe un millón y medio de pesetas -, provoca que acosada por las deudas y los acreedores desaparezca el 31 de julio de 1954 mediante decisión tomada en asamblea general ante la imposibilidad de encontrar una solución por parte de la directiva que preside Manuel Franco Márquez.

La afición queda desamparada y pone sus miras en otra sociedad local que pueda servir de enlace mientras se supera el tiempo de crisis, el Club Deportivo San Álvaro, una entidad fundada en 1951 que juega en el Campo de San Eulogio, viste totalmente de blanco y que a pesar de su carácter modesto, esta saneada y ofrece un buen nivel deportivo. Tras la desaparición del Real C.D. Córdoba, el C.D. San Álvaro influenciado por las autoridades y directivos solicita a la Federación Andaluza cambiar de nombre, siéndole aprobada la demanda el 6 de agosto y adoptando el de Córdoba Club de Fútbol, habiendo llegado hasta nuestros días con un amplio historial deportivo a sus espaldas.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia del Córdoba Club de Fútbol. Ignacio Cid Luque. Gráficas Santa Marina (1998).
  • Córdoba C.F.: 50 años en blanquiverde (aniversario 1954-2004). Rafael Aranda Tamayo y José Cañadillas Rico. Diario de Córdoba (2004).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles (Tomo II). Vicent Masià Pous (2011).
  • El fútbol en Córdoba y provincia desde sus orígenes hasta 1954. Editorial Alfasur. José Manuel Zarco Tejada (2019).
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Voz. Diario.
  • Diario de Córdoba. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.cordobadeporte.com Diario deportivo digital.
  • www.diariocordoba.com Diario.

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,