Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Estadio UCAM Murcia C.F.

 

estadio La Condomina

 

Dirección:

 

Estadio de La Condomina,

Ronda de Garay, s/n

30003 Murcia

 

Teléfono: 968242812

Dimensiones del terreno: 102 x 68 metros

Aforo: 17.500 espectadores

Inauguración: 25 de diciembre de 1924

 

 

» Volver a Estadios

 

 

Tags: ,

titular Real Murcia

 

escudo Real Murcia CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Murcia Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Murcia
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: 6 de diciembre de 1919
  • Fecha de federación: 8 de febrero de 1920

 

DATOS SOCIALES:

  • Presidente: D. Jesús Samper Vidal
  • Dirección social: Avenida del Estadio, s/n – 30.110 Churra (Murcia)
  • Teléfono: 968242812 – 968900110
  • Correo electrónico: club@realmurcia.es
  • Dirección del estadio: Avenida del Estadio, s/n – 30.110 Churra (Murcia)
  • Web oficial: www.realmurcia.es
  • Facebook oficial: Real Murcia CF SAD
  • Twitter oficial: @realmurciacfsad
  • Canal Youtube oficial: -

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • R. Levante Foot-ball Club (1920)
  • Levante Foot-ball Club de Murcia (1920-1922)
  • Murcia Foot-ball Club (1922-1923)
  • Real Murcia Foot-ball Club (1923-1931)
  • Murcia Foot-ball Club (1931-1940)
  • Club Real Murcia (1940-1983)
  • Real Murcia Club de Fútbol (1983-1999)
  • Real Murcia Club de Fútbol, S.A.D. (1999-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

9 Ligas de Segunda División:

  • 1935/36
  • 1939/40
  • 1954/55
  • 1962/63
  • 1972/73
  • 1979/80
  • 1982/83
  • 1985/86
  • 2002/03

2 Ligas de Segunda División B:

  • 1992/93
  • 2010/11

3 Ligas de Tercera División:

  • 1971/72
  • 1976/77
  • 1995/96

1 Copa de Campeón de Segunda División B:

  • 2010/11

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Nueva Condomina
  • Año de inauguración: 2006
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nueva Condomina (2006-)
  • Capacidad: 31.179 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de la Torre de la Marquesa (1920-1924)
  • Campo de La Condomina (1924-2006)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Murcia CF

ESCUDOS:

escudos Real Murcia CF

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Empezó a practicarse el fútbol en la ciudad de Murcia allá por el año 1902 gracias al estudiante británico Edward Cook, alumno del Colegio San Antonio quien enseñó las reglas de este novedoso deporte entre sus compañeros. El primer encuentro oficial se disputó en 1903 entre dos combinados de los colegios San Antonio y San José, jugándose en el patio de este último recinto por sus mayores dimensiones. Gran colaborador de Cook fue el profesor de gimnasia Francisco Medel Asensi, quien se encargó de concertar encuentros alquilando la Plaza de Toros murciana en más de una ocasión, y más tarde en unos terrenos cercanos a la pedanía de Espinardo pertenecientes a la Sociedad de Tiro Nacional.

A pesar de estos mimbres el fútbol tarda en arrancar y es en 1905 cuando aparece el primer club organizado de la mano de Emilio Martínez, el Association Murcia Foot-ball Club, entidad la cual debido a la gran cantidad de jugadores que posee consta de varios equipos que juegan entre sí. Poco tiempo después, gracias a la voluntad de los hermanos Menoyo se funda en 1906 el Murcia Foot-ball Club, inscrito en el Gobierno Civil el 27 de marzo y que viste con camisa y pantalón blancos, colores estos que en ocasiones serán sustituidos por camisa rojiblanca y pantalón blanco.

Esta sociedad se convierte en la principal de la ciudad, siendo su primer presidente electo Antonio Manzanera. El club tiene varios equipos que disputan encuentros entre sí. Es a partir de 1909 cuando el Murcia F.C. empieza a despegar deportivamente con jugadores como: Manzanera, Casanova, Guillamón, Plaza, Bautista, Menoyo, Piquer, Amantes y Heredia; celebrando en abril su primer encuentro oficial, acto para el cual se invita al por entonces potente Alicante Recreation Club y eligiendo como escenario la Plaza de Toros con el resultado estrepitoso de 1-16 para los forasteros, con gol de Heredia para los locales.

Esta sociedad pasa en 1910 ante la demanda de un terreno en condiciones a jugar en el Campo de la Sociedad de Tiro Nacional situado en la pedanía de Espinardo, siendo inscrito en la Federación Española en el mes de marzo, cesando sus actividades en septiembre de 1912. Entre los años 1911 y 1918 aparecen una serie de clubs, tales como el Sporting Club de Murcia en 1911, la existencia de un efímero Athletic Club de Murcia que obtiene escaso seguimiento en 1915 y entidades que se les unen como son el Bremen de Murcia, el Atlético Murciano, el Deportivo Murciano, el River Thader F.C., el Ford F.C., el Óvalo F.C., ó el Iberia F.C. y el Estudiantil F.C., estos dos últimos fundados en 1917.

Es ya en el año 1917 cuando aficionados locales, la mayoría de ellos futbolistas, emprenden la creación de una nueva sociedad que recupere el liderato en la ciudad y en la región, dando como resultado un nuevo Murcia Foot-ball Club. Esta iniciativa deportiva empieza con la adquisición de los terrenos del Campo de la Torre de la Marquesa, dado que el Campo de Espinardo en el que habitualmente venían jugando los clubs murcianos no reúne las condiciones idóneas para la práctica de fútbol. El nuevo feudo es inaugurado el 27 de enero de 1918, con un encuentro frente al Hispania Foot-ball Club de Orihuela y con resultado final de 10-0 para los locales. Como presidente electo surge la figura de Alfonso Guillamón, iniciándose un periodo en el que el Murcia F.C. es ya un club asentado y poderoso con jugadores como Gilabert, Saura, Abellán, Maldonado ó Gálvez, enfrentándose mayormente a clubs cercanos como el Lucentum F.C. alicantino y los representantes respectivos de Lorca, Águilas y Cartagena.

A principios de 1919 graves problemas económicos y discrepancia de criterios hacen que Alfonso Guillamón se enfrente con Ramón Ángel Cremades, copropietario del Campo de la Torre de la Marquesa, y todo termine con el cierre de este terreno y la desaparición posterior del club, no inscribiéndose en el Campeonato Regional que organiza la Federación Levantina. Esta decisión resulta determinante para los intereses de la entidad y su futuro inmediato, viéndose el club obligado a buscar un nuevo recinto deportivo que no encuentra y que ha de conseguir fuera de Murcia. La situación alcanzada es extrema y a duras penas se resiste hasta el mes de agosto, fecha en la que desaparece.

HISTORIA DEL CLUB:

1919 – 1920

Tras medio año de desavenencias, el sábado 6 de diciembre de 1919 algunos socios del antiguo Murcia F.C. liderados por Ramón Cremades junto con algunos jugadores deciden constituir un nuevo club en el cual poder dar salida a su afición, la sociedad Levante Foot-ball Club, quedando reflejado tal acuerdo de voluntades el día siguiente en el periódico murciano El Liberal. Su artífice principal, Ramón Ángel Cremades es elegido presidente.

1920 – 1930

Iniciado el año 1920 la directiva del club murciano emprende el camino de inscribirse en la Federación Levantina de Clubs de Foot-ball para poder competir oficialmente y formalizar su situación conforme a la Ley de Asociaciones, quedando inscrito federativamente el 8 de febrero pero con la advertencia de que ha de modificar su nombre para competir en Primera Categoría, pues en dicho grupo ya participa una asociación de la ciudad de Valencia con la misma denominación. Dicho contratiempo no supone un significativo problema para los murcianos y así el día 10 se decide cambiar la denominación adoptándose la de R. Levante Foot-ball Club, siendo hasta la fecha de hoy una verdadera incógnita conocer con exactitud el significado de tan enigmática letra “R”. La entidad, que viste camisa verde con pantalón blanco, presenta sus estatutos en el Gobierno Civil el día 26, siendo aprobados por el Gobernador el día 28 con una junta directiva en la que José García Martínez es el presidente honorario, José Ángel Cremades el presidente efectivo, Ginés de Gea el vicepresidente, Justo Navarro el tesorero, Antonio Ariza el contador y Manuel García Calvo el secretario.

El R. Levante F.C. es identificado en los medios periodísticos como Levante F.C. si se trata de prensa murciana y como Levante F.C. de Murcia si es la valenciana, empleando como terreno de juego el Campo de la Torre de la Marquesa. Su inicio en el campeonato regional de Primera Categoría de la temporada 20/21 fue exitoso, pues en primera instancia se proclamó campeón del Grupo Sur donde militaban sociedades murcianas, albaceteñas y alicantinas, debatiéndose posteriormente con el campeón del Grupo Norte, Cervantes F.C., a quien se derrotó por 1-0 en casa y luego en el Stadium de Valencia por 0-2, sede esta con más aforo que la castellonense y que supuso su triunfo a nivel regional absoluto.

La temporada 21/22 no fue tan excelente como la anterior y parte de los clubs del Grupo Sur se retiraron del torneo rebajando el nivel competitivo y mostrando sus desavenencias con una Federación Levantina donde los clubs valencianos intentaban dominarla. Son tiempos agitados y en agosto de 1922 el club levantinista decide cambiar nuevamente de denominación y recuperar el de la ciudad que representa, adoptando el de Murcia Foot-ball Club y permutando sus colores, pasando a llevar camisa roja y pantalón azul. Paralelamente a estos acontecimientos, es en este mismo año 1922 cuando nace otra entidad que será importante en el futuro, el Imperial Foot-ball Club. El club pimentonero empieza a tomar fuerza y el 5 de julio de 1923 recibe el título de Real de manos de S.M. el Rey Don Alfonso XIII convirtiéndose la sociedad en Real Murcia Foot-ball Club. La expropiación parcial que sufre el Campo de la Torre de la Marquesa para construir la línea del ferrocarril provoca que el club se apresure en la construcción de un nuevo campo en el interior de la ciudad, inaugurándose así pues el 25 de diciembre de 1924 el Campo de La Condomina con un encuentro celebrado frente al F.C. Martinenc y resultado final de 3-1.

Las tradicionales desavenencias entre los clubs murcianos y los de Valencia capital se encrudecen en la campaña 23/24 llegándose al punto de considerar los murcianos que su cohabitación en la Federación Levantina es imposible. Distintos hechos acaecidos a lo largo de la competición y algunos puntuales con la selección regional abren la caja de los truenos y el Real Murcia F.C. decide apearse de la federación, un malestar que en el futuro sufrirán los clubs alicantinos quienes recorrerán el mismo camino. Ese mismo año se constituye la Federación Murciana que abarca los clubs pertenecientes a las provincias de Murcia y Albacete, provincias a las que se unen posteriormente en 1928 los clubs de Alicante a excepción de los de la comarca de Alcoi, enfrentados con la renombrada Federación Valenciana a la que venían perteneciendo.

Tras unos años en los que no se consigue organizar debidamente un Campeonato de Liga por parte de la RFEF, por fin en la temporada 1928/29 se consigue tal meta. El club pimentonero es ya en esas fechas campeón de varias ediciones del Torneo Regional Murciano y con estos méritos puede ingresar en la recién creada Segunda División, Grupo B, una categoría que puede ser considerada como la primera Segunda División B de la historia dado que en realidad era el tercer nivel y en ella se dilucidaban los ascensos a Segunda División. Su primera participación se salda con un brillante segundo puesto que le da el privilegio de competir de nuevo en Segunda División para la siguiente temporada, viéndose relegado al octavo lugar de la tabla clasificatoria en la campaña 29/30.

1930 – 1940

La década de los años treinta la empieza trazándose el objetivo de alcanzar la Primera División, hecho que lamentablemente no sucederá pese a los intentos del club. Unas veces el infortunio en la clasificación y otras repentinos cambios de última hora, caso de la temporada 33/34 con el plante de los clubs del norte que causó una grave crisis en el club y que casi causa su desaparición, hacen que no se consiga. Digna a destacar es la temporada 35/36 cuando se es campeón del grupo III y se accede a la Fase Final. En esta es cuarto y lamentablemente no consigue ascender. Previamente a estos acontecimientos, en 1931 con la entrada de la II República al club se le retira el nombre de Real pasando a ser conocido nuevamente como Murcia Foot-ball Club.

El paso de la Guerra hace estragos en la sociedad, que es incautada, y en el campo, que sufre grandes daños. Así empieza el campeonato 39/40 con José Iniesta Eslava como presidente y José Griera en el banquillo en una Segunda División con cinco grupos de ocho clubs cada uno. El Murcia F.C. es Campeón del suyo y se enfrenta en la Fase Final a C.D. de La Coruña, Donostia F.C., U.D. Levante-Gimnástico y Cádiz F.C.. El 5 de mayo de 1940 se juega el ascenso de categoría con el Cádiz F.C. en campo de este y siendo el resultado sorpresivamente favorable por 0-2 con jugadores como: Oro, Villaplana, Huete, Bravo y Castro; lo cual le conlleva el ascenso a Primera División.

1940 – 1950

El debut en Primera División se produce en la campaña 40/41 junto al cambio de nombre, pues recupera el título de Real y castellaniza sus siglas pasando a ser conocido como Club Real Murcia. Deportivamente la campaña resulta un fracaso y acaba último con sólo cinco victorias. Descendido a Segunda División, intenta recuperar la categoría perdida pero sus primeros intentos son infructuosos hasta que en la temporada 43/44, con un grupo único, se consigue ser subcampeón y ascender con Agustín Virgili Quintanilla en la presidencia del club. Tres son las temporadas consecutivas en las que va a permanecer en Primera División, desde la 44/45 a la 46/47, destacando jugadores como: Trias, Morera, Besco, Castro ó Tito. Las dos primeras las salva del descenso de forma in extremis siendo undécimo, pero en la campaña 46/47 la pérdida de categoría es irremediable. El club rojillo emplea otros tres años para volver a estar entre los grandes y así, en la temporada 49/50 es subcampeón y consigue ascender por segunda vez en la década.

1950 – 1960

Su presencia en Primera División cuenta con jugadores como: Heriz, Bernabé, Areito, Gómez, Martí ó Ruiz; pero es efímera pues al término de la campaña 50/51, con sólo ocho victorias y muy descolgado, acaba decimocuarto y desciende. En 1952 entra a presidir el club Manuel Guillén Cerezo. En el regreso a Segunda División, el equipo no tiene el protagonismo de la década anterior y en la campaña 53/54 a punto esta de dar un paso atrás y descender a Tercera División. Un cambio de planteamiento en su directiva y la entrada de nuevos jugadores hacen que en la temporada 54/55 se proclame Campeón del grupo II consiguiendo un merecido ascenso a Primera División. El Club Real Murcia se convierte en un equipo ascensor y la temporada 55/56 la salda con una nueva pérdida de categoría a las primeras de cambio. La recuperación en esta ocasión le va a costar más que en las ocasiones anteriores y siete serán las temporadas en las que sobreviva en Segunda División, destacando las 56/57 y 57/58 en las que es tercero.

1960 – 1970

Entrados ya en la década de los años sesenta, en la edición 62/63 tras perder sólo seis encuentros, se proclama por cuarta vez en su historia Campeón de Segunda División. En esta ocasión son dos las temporadas consecutivas en las que consigue estar en la élite, 63/64 y 64/65, contando con jugadores como: Tatono, Campillo ó Martínez. En ambas pasa muchos apuros para mantenerse y lamentablemente en la 64/65 desciende. El segundo tramo de los años sesenta es vivido sin pena ni gloria y el club pimentonero se encuentra en tierra de nadie lejos de las plazas de ascenso. Al final entra en crisis deportiva y en la temporada 69/70 desciende a Tercera División.

1970 – 1980

Son años difíciles y la sociedad murciana sufre un gran revés para sus intereses en la campaña 70/71 al ser noveno y no poder ascender, objetivo que es tomado en la siguiente temporada 71/72 cuando se proclama Campeón de su grupo e ingresa directamente en Segunda División. Animado por el triunfo consigue armar una buena plantilla en la sesión 72/73 y ante la sorpresa de todos sus rivales, alcanza el primer puesto holgadamente y con ello el merecido ascenso a Primera División por sexta vez en su historial. El Club Real Murcia cumple con su papel de ascensor y como antaño ha sucedido previamente tan sólo aguanta en la élite dos campañas, las 73/74 y 74/75, contando con jugadores como: Canito, Verza, Ojeda, Ruiz Abellán, Murciano, García Soriano, Taverna o Herrero.

Tan prontamente como asciende pierde categorías y así, de este modo, es decimoséptimo en la edición 75/76 descendiendo a Tercera División. Nueva crisis y nueva resurrección, pues al término de la campaña 76/77 es Campeón y asciende a Segunda División. El final de los años setenta se vive con altibajos, rozando en la edición 78/79 el descenso a la recién creada Segunda División B y proclamándose Campeón absoluto de Segunda A en la temporada 79/80 con José Pardo Cano de presidente.

1980 – 1990

La década de los años ochenta la va a ir alternando con presencias en Primera y Segunda División A, pues su sino es la de ser un club grande en la categoría de plata y pequeño en la de oro. Destacan dos campeonatos de Segunda División, 82/83 y 85/86, más el trienio 86-89 en el que disfruta de las mieles de la Primera División, contando durante estos años con jugadores de la talla de: Aquino, Guina, Miguel Tendillo, Brown, Figueroa, Núñez, Del Barrio, Sebas ó Cervantes. En 1983 mediante acuerdo común entre sus socios cambia de denominación, adoptando el de Real Murcia Club de Fútbol.

1990 – 2000

Los años noventa se van a convertir en un auténtico suplicio para el club murciano y su afición, ya que una grave crisis se apodera del entorno pimentonero y provoca continuos descensos, el primero de ellos en verano de 1992 al no tener fortuna y no consiguir los avales necesarios para su transformación en S.A.D, convirtiéndose en la primera víctima de la nueva Ley del Deporte 10/1990 de 15 de octubre, por lo que es descendido a Segunda División B al no reunir la cantidad exigida de 934 millones de pesetas. Sin embargo, la campaña 92/93 en la categoría de bronce se proclama Campeón y regresa por méritos deportivos a Segunda División A. De nuevo, una mala planificación desemboca en un segundo descenso a Segunda División B la temporada 93/94, y tocando fondo en la campaña 95/96 al encadenar un nuevo descenso -el tercero en esta década- a Tercera División al ser decimoséptimo clasificado con 33 puntos y empatado con U.E. Sant Andreu y Club Gimnàstic de Tarragona. El equipo pimentonero es subcampeón de la Copa Federación en 1996 tras caer en la Final frente al R.C.D. Mallorca “B”: ganando en la ida por 1-0 en La Condomina, y perdiendo por 3-1 en la vuelta disputada en Mallorca. La 96/97 la dsiputa en Tercera División, una categoría en la que no militaba desde hacía veinte años atrás. Tras acabar como líder destacado de su grupo con 91 puntos, en la Promoción de Ascenso supera sin perder un sólo encuentro a: C.D. Acero, Palamós C.F. y C.D. Atlético Baleares.

Así pues, en el tramo final de la década el Real Murcia C.F. consigue salir del bache parcialmente y se instala en Segunda División B, convirtiéndose en un aspirante durante varios años al ascenso a Segunda División A. Sus opciones de ascenso pasan por superar las Liguillas y en la primera de ellas, campaña 98/99, es tercero al ser superado por Getafe C.F. y Barakaldo C.F., siendo último el Sevilla F.C. “B”. En la siguiente edición 99/00, sí la supera con éxito y se clasifica por delante de sus oponentes: Granada C.F., Burgos C.F. y C.D. Mensajero, en un extraño torneo en el que gana todos sus encuentros como visitante y sólo gana uno en casa. El 22 de febrero de 1999 la entidad concluye el proceso de cambio en su organigrama social y su transformación en Sociedad Anónima Deportiva, adoptando el nuevo nombre de Real Murcia Club de Fútbol, S.A.D.

2000 – 2010

En la primera década del nuevo siglo el Real Murcia C.F. empieza con ímpetu, tras la llegada de Jesús Samper Vidal a la presidencia en 2001 y después de unos primeros campeonatos dubitativos, en la campaña 02/03 consigue ascender a Primera División con gran esfuerzo y tras proclamarse Campeón. Sin embargo, la tónica es la misma que siempre y no consigue consolidarse pese a contar con jugadores de la talla de: Karanka, Acciari, Jensen, Luís García, Cuadrado, Gancedo ó Esnaider; descendiendo a Segunda División tras ser último la sesión 03/04, muy descolgado y con tan sólo cinco victorias en su haber.

El castigo que sufre es aceptado con resignación volviendo a empezar de cero con la mirada puesta en el regreso. Este, sin embargo, tarda en llegar y tras un par de temporadas alejados de los puestos de cabeza, en la temporada 06/07 se ficha al técnico Lucas Alcaraz y después de ser tercero en Liga se alcanza el ascenso. El propósito que se traza la directiva liderada por Jesús Samper es convertir la ciudad de Murcia en una ciudad de Primera y la gerencia trabaja con ahínco para tal finalidad. De este modo y con la ayuda de los distintos estamentos locales y autónomos, cabe resaltar el magnífico impulso que resulta ser la construcción de la Nueva Condomina, gran estadio con capacidad para algo más de treinta y un mil espectadores e inaugurado el 11 de octubre de 2006 con un encuentro entre la Selección de España y la Selección de Argentina con resultado final de 2-1. Este hito no es acompañado en lo deportivo por el club anfitrión, al ser el Real Murcia C.F. la temporada 07/08 decimonoveno en la Liga de Primera División y descender por enésima vez a Segunda División A, pasando por la entidad pimentonera jugadores como: César Arzo, Pignol, Pablo García, Iván Alonso, Gallardo, De Lucas, Regueiro, Goitom ó Baiano.

La temporada 08/09 no depara buenos datos para los pimentoneros que realizan un primer tercio liguero deplorable, temiéndose por la continuidad en la categoría. Gracias a una aceptable recuperación conseguida cambiando el técnico, el equipo inicia un ascenso deportivo que lo conduce a la permanencia terminando decimocuarto clasificado. Si preocupante resulta la campaña anterior, trágica es la 09/10. Tras un inicio decepcionante en la que ocupa los últimos puestos, ni la llegada de nuevos jugadores durante el invierno que se suman a los fichados en verano, es capaz de enderezar el rumbo. Pese a las buenas intenciones de técnico y jugadores, que mantienen una ligera esperanza durante la segunda vuelta en pos de mantener al club en la categoría de plata tras una leve reacción, al final el desenlace es cruel y en el último encuentro disputado en Girona frente al titular cuando se vencía y expiraba el ulterior instante, un fatídico penalti en contra le supone el empate y la pérdida de dos puntos vitales que le condenan al descenso.

2010 – 2020

Herido en su orgullo y víctima de un accidente, el club afronta la campaña 10/11 con el deber de regresar lo antes posible, realizando un magnífico torneo que le catapulta al primer puesto con bastante holgura. En la Promoción de Campeones no defrauda a su sufrida afición y se impone al C.D. Lugo, un rival que no se lo pone fácil y con quien tras imponerse 2-0 en casa, cae derrotado por 1-0 en la vuelta, resultado que le da el ascenso a Segunda División A por méritos propios. En la Final por el título de la categoría remata tan grata edición al superar a un brillante Ct.d’E. Sabadell F.C.; 1-0 en la ciudad barcelonesa y 1-0 en casa, llevándose el título en la tanda de penaltis tras prórroga. El reencuentro con la categoría de plata durante la sesión 11/12 es bastante discreto y tras una primera vuelta aceptable, el equipo pimentonero realiza una segunda vuelta decepcionante que le confina a los últimos puestos salvándose de tener más problemas gracias al consabido descenso por arrastre del Villarreal C.F. B.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia del Real Murcia. Antonio Aullón Illán. Caja Murcia (1988).
  • Real Murcia: crónica de 100 años. Juan Ignacio de Ibarra. Fundación Real Murcia (2008).
  • Corazón grana: crónica de cuatro generaciones y un centenario. Damián Mora Tejada. ADC Alternativas de Comunicación (2008).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Historia del Real Murcia. Volúmen I y II. Quique Baeza, Juan Antonio Garre y Pedro García. Tres Fronteras Ediciones (2010).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Juan Antonio Garre Clemente.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.laverdad.es Diario.
  • www.laopiniondemurcia.es Diario.
  • www.realmurcia.es (Web oficial).
  • http://historiamurcianista.blogspot.com Blog de Historia del Real Murcia.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

escudo Real Murcia Imperial

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Murcia Imperial
  • Ciudad: Murcia
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: 1922
  • Fecha de federación: 7 de septiembre de 1924

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Imperial Foot-ball Club (1922-1941)
  • Imperial Club de Fútbol (1941-1993)
  • Real Murcia Club de Fútbol “B” (1993-1999)
  • Real Murcia Club de Fútbol, S.A.D. “B” (1999-2008)
  • Real Murcia Imperial (2008-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2006/07

 

ESTADIO:

Estadio Nueva Condomina

  • Nombre: Estadio Nueva Condomina
  • Año de inauguración: 2006
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nueva Condomina (2006-)
  • Capacidad: 31.179 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Zarandona (1922-1943)
  • Municipal de Alcantarilla (1943-1954)
  • La Condomina (1954-2007)
  • Estadio Nueva Condomina (2007-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos Real Murcia Imperial

UNIFORMES:

uniformes Real Murcia Imperial

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Fue introducido el fútbol en la ciudad de Murcia en el año 1902 por mérito del estudiante británico Edward Cook, un alumno del Colegio San Antonio que enseñaría las reglas de este deporte a sus compañeros, celebrándose el primer encuentro oficial en 1903 entre dos combinados de los colegios San Antonio y San José. En 1905 aparece el primer club organizado de la mano de Emilio Martínez, el Club Foot-Ball Association Murcia, el cual dispone de varios equipos que juegan entre sí, pero no es hasta 1906 cuando con los hermanos Menoyo se funda el Murcia Foot-ball Club bajo la presidencia de Antonio Manzanera, empleando como terreno de juego la Plaza de Toros. En 1910 pasa a jugar en el Campo de la Sociedad de Tiro Nacional situado en la pedanía de Espinardo, siendo inscrito en la Federación Española en el mes de marzo, hasta que cesan sus actividades en septiembre de 1912.

En 1917 unos aficionados locales, muchos de ellos futbolistas, crean un club que sea representativo de la ciudad y recuperan el nombre de Murcia Foot-ball Club para la misma, el cual será presidido por Alfonso Guillamón Conesa, quien realiza las gestiones para adquirir los terrenos del Campo de la Marquesa, inaugurado el 27 de febrero de 1918, dado que el Campo de Espinardo que venía empleando no reúne las condiciones idóneas para la práctica de fútbol. Paralelamente nace hacia 1915 otro club en la ciudad, el Athletic Club de Murcia, quien se convierte en rival local pero que tendrá una vida efímera. Durante 1919 surgen desavenencias entre Gillamón y Ramón Cremades, copropietario del campo, desapareciendo el Murcia F.C., sociedad que a finales de año es sustituida por la Sociedad Levante Foot-ball Club de Murcia, fundada por aficionados del anterior y quien sigue llevando los colores rojiblancos del Murcia F.C., pero sin estar federado.

El 8 de febrero de 1920, Ramón Cremades tras hacerse con la presidencia del club y conseguir nuevamente el Campo de la Marquesa, federa al nuevo club en la Federación Levantina y lo inscribe como Recreativo Levante de Murcia. En la primavera del mismo año cambian de equipación y pasan a jugar con camisa verde y pantalón blanco. Son tiempos agitados y en 1921 el club levantinista decide cambiar de nombre y recuperar el de la ciudad, adoptando el primitivo de Murcia Foot-ball Club. En 1922 cambian nuevamente de equipaje y pasan a llevar camisa roja y pantalón azul.

HISTORIA COMO CLUB:

1922 – 1930

Es precisamente en este momento de 1922 cuando nace el Imperial Foot-ball Club, una sociedad en principio humilde que carece de campo propio y que paso a paso, gracias a su nivel deportivo, va creándose un nombre entre sus rivales ciudadanos y regionales. Con ocasión de la creación de la Federación Regional Murciana de Fútbol en septiembre de 1924, el club es inscrito el domingo dia 7 en la Segunda Categoría para la sesión 24/25, dentro de la Sección Centro junto a Beniaján F.C., Ford F.C. de Murcia y Club Deportivo Español de Murcia, teniendo el honor de ser uno de los veintinueve clubs fundadores. Paralelamente, durante la primera temporada organizada por la Federación Regional Murciana, el Óvalo F.C., club fundado a mediados de la década de los años diez, inscribe su equipo infantil -el equivalente a los juveniles actualmente- en competición oficial proclamándose Campeón al final de la misma. El 26 de septiembre de 1924 se registra en la Diputación Provicincial como sociedad deportiva.

Con la disolución del Imperial F.C. para la sesión 25/26, la Federación pide a la directiva del Óvalo F.C. el cambio de nombre de su equipo de infantiles para que no desaparezca un club ya federado, pues de la primera temporada tan sólo terminaron la competición dieciséis equipos. El club aceptó y su equipo infantil pasó a integrar las filas del Imperial F.C., recibiendo numerosas críticas por la diferencia del físico de sus componentes juveniles en comparación con el resto de jugadores de otros clubs. Sin embargo, estos jóvenes consiguieron ser Campeones de su grupo por delante de otros cuatro clubs, y venciendo en la Promoción de Ascenso al Campeón del otro grupo, el River Thader F.C.. Ya en Primera Categoría, Grupo B, el club se mantine en esta dos temporadas, y pese a ganar por 2-1 en partido de desempate frente al Athletic F.C. de Murcia la sesión 27/28, no asciende por reestructuración de categorías.

El club al carecer de campo propio, jugaba en el barrio de El Carmen, y ese mismo año de 1928 comienza a construir su Campo de La Zarandona. El conjunto imperialista viste en un primer momento con camisa azul y roja con pantalón negro. La sesión 28/29 de nuevo se proclama Campeón, pero en la Promoción de Ascenso queda tercero sin posibilidades. El conjunto imperialista pasa a vestir con camiseta roja y pantalón negro, y su meteórica trayectoria no queda estancada aquí, puesto que la campaña 29/30 de nuevo se proclama Campeón, y promociona eliminando a las potentes escuadras de Lorca F.C., Hércules F.C. y Elche F.C., ascendiendo a Primera Categoría gracias al juego técnico de su plantilla compuesta por elementos muy jóvenes. Este hecho le permite el acceso a disputar la Fase de Ascenso a Segunda División, fase denominada también Tercera División, en la que es sexto y último clasificado.

1930 – 1940

El equipo rojinegro se convierte en la década de los años treinta en un club puntero dentro de la región y propiciado por sus buenas actuaciones accede en varias ocasiones a Tercera División, categoría en la que rinde honestamente pero ocupando las últimas posiciones de la tabla sin poder acceder a las eliminatorias que llevan a Segunda División. En 1934 son creados los Campeonatos Superregionales y la entidad murciana, presidida por Esteban Pérez y más tarde por José Ruiz Nares, dada su humildad no puede participar en ellos debido a la carestía que ello ocasiona, limitándose a competir en Primera Categoría en el Campo de La Zarandona hasta que la Guerra Civil le sorprende en 1936.

1940 – 1950

Tras el paso de esta y ante la nueva situación política, el nuevo Régimen decide en el verano de 1939 en un acto de conciliación, que clubs de capitales y ciudades importantes militen en Segunda División. El Imperial F.C. acepta la propuesta en buen grado y durante la temporada 39/40 se estrena en la categoría de plata compartiendo grupo con el Murcia F.C., grupo en el que resulta colista con tres victorias, dos empates y nueve derrotas, regresando la temporada siguiente a Primera Categoría.

Esta temporada de estreno en la categoría de plata, el equipo viste camiseta a rayas delgadas blancas y rojas, y la plantilla estuvo compuesta por los siguientes jugadores: Gualta, Sánchez, Eusebio, Ibáñez, Mosquera, Paños, Casullo, Castillo, Terodro, Merodio, Martos, Herrera, Mompea, Castel, Zamora, Morales, Ricardín II, Nicolás, Juanillo y Cano. En enero de 1941 y a consecuencia de la nueva Ley que prohíbe el uso de extranjerismos cambia su denominación con Miguel Ángel Cremades al frente del club, pasando a ser Imperial Club de Fútbol, nombre con el cual en la temporada 43/44 es invitado a formar parte de la remodelada Tercera División, una categoría que la RFEF decide potenciar dándole un formato igual al de las categorías superiores. Para tal fin ha de trasladarse al Campo Municipal de la vecina localidad de Alcantarilla, más apropiado para la nueva división y con mejores prestaciones, usando durante esta década un uniforme compuesto por camisa blanca y pantalón negro.

En el verano de 1944 el Club Real Murcia -denominación adoptada en 1940-, asciende a Primera División y establece un tratado de filiación con la sociedad imperialista, proporcionando esta muchos jugadores que en el futuro rendirán en el club pimentonero. El Imperial C.F. durante lo que resta de década de los cuarenta, consigue buenos resultados en sus comparecencias en la categoría de bronce y se convierte en el segundo club capitalino bajo la presidencia de Don José Rubio Pérez, reuniendo en la campaña 49/50 una extraordinaria plantilla que le conduce hasta el subcampeonato. Este puesto le permite disputar la Fase Final de Ascenso a Segunda División, siendo tercero y quedando a tan sólo dos puntos de la gesta.

1950 – 1960

El cambio de década trae una serie de resultados acomodados en el campeonato de Tercera División hasta que concluida la temporada 51/52 y después de haber sido séptimo, pierda la categoría por no hacer frente a una serie de deudas respecto a la Federación Murciana. El club rojinegro se asienta en Primera Regional, iniciando una recuperación que le lleva al término de la campaña 53/54 de nuevo a Tercera División. Desde el verano de 1954 pasa a compartir el Campo de La Condomina, y cambia los colores de su indumentaria a camiseta roja y pantalón azul tal cual viste el Club Real Murcia, emprendiendo un ascenso deportivo que le hará rozar en varias ocasiones la posibilidad de poder promocionar a Segunda División y destacando el tercer puesto de la 56/57, pero que finalmente no será capaz de materializar.

1960 – 1970

Los años sesenta los vive íntegramente en Tercera División con una serie de clasificaciones dispares en las que el Imperial C.F. nunca tiene problemas para conseguir la permanencia y llega incluso a aspirar al ascenso, como el caso de la temporada 61/62 en la que tras ser subcampeón de Liga, promociona y consigue eliminar al Gerona C.F.: 2-1 en La Condomina, 1-0 en la capital catalana y 2-0 en el desempate disputado en Castellón, siendo a su vez eliminado en la Segunda Ronda por el Melilla C.F.: 2-0 en la ciudad autónoma y 2-2 en casa. En la temporada 64/65 queda a tan sólo un punto de meterse en la Promoción de Ascenso.

En los últimos años de la década consigue superar las distintas cribas que efectúa la RFEF en la castigada categoría de bronce y empieza los setenta en una categoría que ha incrementado su nivel deportivo. En esta su primera presencia en la remozada división es decimoctavo y desciende a Regional Preferente, categoría en la que permanecerá durante todo lo que resta de década alejado del primer puesto que proporciona el ascenso directo, o del segundo que da derecho a promocionar, cambiando su uniforme a elástica blanca y pantalón negro durante varias temporadas a comienzos de la década.

1980 – 1990

En 1980 y con la reestructuración que sufre la Tercera División adaptándose a los límites geográficos que marcan las Comunidades Autónomas, el Imperial C.F. consigue pasar a Tercera División, iniciando un nuevo ciclo que le mantendrá durante muchos años en la categoría y pasando a vestir camiseta roja y pantalón blanco. En este periodo su mayor logro es el tercer puesto de la campaña 82/83, como también es destacado el cuarto puesto que consigue hasta en tres ocasiones, 80/81, 84/85 dirigidos por Vicente Carlos Campillo y la 89/90; siendo especialmente delicada su trayectoria en la campaña 81/82 en la que es decimosexto, mientras en el resto de la década se encuentra en tierra de nadie sin grandes aspiraciones, pero sin sufrir por la pérdida de categoría.

1990 – 1993

Con el cambio de década, la entidad continúa con la tímida recuperación emprendida en 1989 y en la campaña 90/91, gracias al nuevo sistema competitivo, consigue promocionar. En esta fase es tercero superado por Villarreal C.F. y C.F. Balaguer, siendo colista el C.D. Cala d’Or. En la siguiente temporada 91/92 es tercero en Liga y nuevamente promociona siendo colista, en esta ocasión tras Llíria C.F., C.D. Manacor y U.D. Atlético Gramanet.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1993 – 2000

En 1993 se acoge a la Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas, obliga a los clubs profesionales a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. Pese a que el Real Murcia C.F. en el verano de 1992 no logra la cantidad exigida para su transformación en S.A.D. siendo descendido por ello, el Imperial C.F. se disuelve durante el verano del año siguiente y desaparece como club tras celebrar el Real Murcia C.F. la asamblea del 21 de julio de 1993, en la que se aprobaba la asimilación del Imperial C.F. pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Real Murcia Club de Fútbol “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio. En la campaña 94/95 es decimoséptimo y desciende a Preferente, categoría en al que sólo milita la temporada 95/96 para regresar de inmediato a Tercera División. El Real Murcia C.F. “B” pasará el resto de década en la categoría en medio de la zona templada. Para la sesión 1999/2000 el club pasa a ser Real Murcia Club de Fútbol, S.A.D. “B” al transformarse el club pimentonero en el mes de febrero de 1999 en Sociedad Anónima Deportiva.

2000 – 2010

La década de los años noventa suponen un soplo de aire fresco y la promoción deportiva que experimenta la primera plantilla repercute de igual modo en el filial pimentonero, quien poco a poco a medida que pasan las temporadas va acercándose con sigilo hacia los primeros puestos y en la campaña 06/07 alcanza el Campeonato de Liga. Este éxito no es refrendado en la Promoción pues tras eliminar al C.D. Ciempozuelos: 1-1 en la localidad madrileña y 0-0 en casa; en la Final es superado por la U.D. Santa Brígida: 0-0 en la localidad canaria y 0-1 en casa.

El ansiado ascenso llega en la temporada 07/08 con el técnico José Miguel Campos después de ser tercero en Liga y conseguir en la Promoción imponerse al Puerto Real C.F.: 0-0 en casa y 0-1 en la localidad gaditana; y al C.D. Tudelano en la Final: 2-3 en la localidad navarra y 3-1 en casa. Con el debut en la categoría de bronce, el equipo pasa a llamarse el 29 de julio de 2008 como Real Murcia Imperial tras solicitar permiso a la RFEF gracias a las gestiones de José Luis Morga, ex presidente de la Federación Murciana de Fútbol y consejero del club pimentonero en esos instantes. Sin embargo, la FFRM por estar fuera de plazo no hará efectivo el cambio de nombre hasta la sesión 09/10 en la que es inscrito como Real Murcia Imperial Club de Fútbol pero sin que esta llegue a notificar a la RFEF, por lo que en los calendarios de liga de esta última sigue apareciendo como Real Murcia Club de Fútbol, S.A.D. “B”.

Empleando como terreno de juego el Estadio Sánchez Cánovas de Molina de Segura, consigue un magnífico quinto puesto en la edición 08/09, la de su estreno en Segunda División B, con el cartagenero Manolo Requena en la dirección tras la marcha de Campos en el mes de diciembre al primer equipo en sustitución de Javier Clemente. La temporada 09/10, con el objetivo de asentarse en la categoría de bronce y tras acabar en un aceptable decimotercer puesto en zona tranquila, el conjunto dependiente pimentonero es relegado a Tercera División al haber descendido el primer equipo a Segunda División B.

2010 – 2020

El nuevo paso por Tercera División no defrauda a la afición imperialista, y con el vigués Antonio Gómez Fernández en el banquillo del equipo dependiente pimentonero repleto de juveniles procedentes de División de Honor, son segundos dentro del grupo murciano, disputando la Promoción de Ascenso en la que cae eliminado en la primera eliminatoria a manos de la U.D. Almansa: empate 1-1 en la ciudad batalladora y derrota 0-1 en casa.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Archivo privado de Félix Martínez Martínez.
  • Archivo privado de Juan Antonio Garre Clemente.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.laverdad.es Diario.
  • www.realmurcia.es (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,