Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

escudo CD Badajoz

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Badajoz,  S.A.D.
  • Ciudad: Badajoz
  • Provincia: Badajoz
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Fecha de constitución: 15 de agosto de 1905
  • Fecha de federación: noviembre de 1909

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sporting Club del Liceo (1905-1908)
  • Club Sportivo Pacense (1908-1910)
  • Badajoz Sporting Club (1910-1915)
  • Sport Club Badajoz (1915-1936)
  • Badajoz Foot-ball Club (1936-1939)
  • Sport Club Badajoz (1939-1941)
  • Club Deportivo Badajoz (1941-1994)
  • Club Deportivo Badajoz, S.A.D. (1994-2012)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 1990/91

7 Ligas de Tercera División:

  • 1944/45
  • 1945/46
  • 1952/53
  • 1964/65
  • 1966/67
  • 1985/86
  • 2009/10

 

ESTADIO:

estadio Nuevo Vivero

  • Nombre: Estadio Nuevo Vivero
  • Año de inauguración: 1998
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nuevo Vivero (1998-)
  • Capacidad: 15.198 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Liceo Artístico (1905-1908)
  • Real de la Feria (1908-1915)
  • Campo de Santa Marina (1915-1917)
  • El Vivero (1917-1998)
  • Nuevo Vivero (1998-2012)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos CD Badajoz

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad de Badajoz no se entiende sin la gran obra realizada por Luciano Sampérez Arroyo, un profesor de educación física que dirigió durante muchos años el Gran Gimnasio de Badajoz y gracias a cuya labor infatigable fue practicado este deporte desde 1899. Sampérez aleccionó a la juventud pacense en el culto al cuerpo y en la higiene, empleando el fútbol como juego ideal para estos fines y haciendo demostraciones cada año hasta bien adentrada la primera década del s. XX con motivo de las celebraciones anuales de la Feria local.

HISTORIA DEL CLUB:

1905 – 1910

Fruto de estas enseñanzas prontamente el fútbol empieza a cobrar importancia entre la juventud local destacando el 15 de agosto de 1905 cuando surge el Sporting Club del Liceo, un club amateur formado por jóvenes enraizados en el Liceo Artístico y Literario que tomando el ejemplo de Don Luciano desean llevar a cabo todo lo aprendido. Este germen futbolístico que durante sus primeros años no consigue salir de las fronteras propiamente físicas del Liceo, empieza a adquirir madurez y en 1908 da paso a una entidad más seria y organizada que adopta el nombre de Club Sportivo Pacense, sociedad que viste camisa y pantalón blancos y la cual en ese año empieza a jugar en el Real de la Feria situado junto al Vivero, disputando el 23 de noviembre su primer encuentro conocido frente a un rival local de muy reciente creación, el Club Politécnico, y con resultado favorable de 2-1 para los sportivos.

El año 1909 dará paso al nacimiento de otra sociedad, el Comercial Foot-ball Club, un club liderado por el empresario joyero Demetrio Medina que viste camisa blanca con pantalón negro, juega en los terrenos de la Dehesa de Palomas propiedad del conde de la Torre del Fresno y que empieza a rivalizar con el Club Sportivo Pacense, tomando a finales del mes de noviembre la iniciativa al inscribirse en la recién nacida Federación Española de Clubs de Foot-ball.

1910 – 1920

En 1910 el Club Sportivo Pacense cambia nuevamente de nombre y adopta el más identificativo de Badajoz Sporting Club, siguiendo a continuación los pasos de su rival ciudadano al inscribirse igualmente en la Federación Española de Clubs de Foot-ball. Ambos clubs se reparten los favores de los aficionados pacenses hasta que surge ese mismo año el Racing Club Pacense, tercero en discordia. Los encuentros disputados entre Badajoz S.C. y Comercial F.C. son muy intensos, perdurando hasta 1915 cuando las negociaciones mantenidas entre Demetrio Medina y Miguel Ávila, alma mater del Badajoz S.C., fructifican a la hora de fusionar ambas entidades y crear una más fuerte, el Sport Club Badajoz, sociedad que conserva la antigüedad de la más primitiva de ellas.

Esta sociedad empleará camisa blanquinegra con pantalón blanco, trasladándose a jugar al Campo de Santa Marina, propiedad de Demetrio Medina y convirtiéndose en la más importante de la región. Los jugadores del S.C. Badajoz adquirirán renombre en toda Extremadura y se enfrentarán exitosamente a clubs cacereños, emeritenses y algunos vecinos procedentes de Portugal hasta que en 1917 las desavenencias entre Medina y Ávila sean irreconciliables y Medina abandone la sociedad creando el 30 de septiembre una nueva, el Club Deportivo Extremeño, entidad que viste camisa gualdinegra con pantalón negro. La escisión provoca que el conjunto blanquinegro se quede sin terreno de juego, entrando al quite la figura del conde de la Torre del Fresno quien cede sus tierras en El Vivero para que el S.C. Badajoz continúe su actividad sin más alteraciones. Con anterioridad a estos sucesos, existe en 1916 una eclosión de nuevos clubs en la ciudad, surgiendo el Internacional F.C., el Balompié F.C., la Escuela Normalista F.C., el Rompebotas F.C. y el Gimnástico Club Extremeño.

1920 – 1930

Iniciados los años veinte las sociedades S.C. Badajoz y C.D. Extremadura son las más importantes en la ciudad y en la región, protagonizando duelos deportivos y extradeportivos en los cuales ambas directivas se acusan mutuamente de captar jugadores de forma no académica llegando incluso los señores Medina y Ávila a las manos en plena calle. Desde 1920 los dos clubs, en unión a otras entidades de la provincia y de la hermana Cáceres, solicitan a la Federación Española poder con una federación propia, comenzando una serie de campeonatos regionales oficiosos que en la mayoría de ocasiones no se culminan.

En 1924 se constituye la Federación Regional Extremeña de Clubs de Fútbol y a partir de la campaña 26/27 se organizan los primeros Campeonatos Regionales. El ahora ya Real C.D. Extremeño conquista las ediciones 26/27 y 28/29 en franca disputa con el S.C. Badajoz, entrando los blanquinegros en crisis y renunciando a participar en las temporadas 30/31 y 31/32 por decisión propia. No será el único en entrar en crisis puesto que el Real C.D. Extremeño en 1929 desaparece dejando un gran hueco dentro del fútbol regional.

1930 – 1940

Los años treinta traen bastantes cambios a nivel deportivo y social, estos últimas dramáticos, teniendo comienzo la década con el S.C. Badajoz ausente de las competiciones oficiales. En 1931 ocurren dos acontecimientos claves como son la donación en herencia del Campo de El Vivero y a finales de año el affaire que el Club Recreativo de Huelva mantiene enfrentándose con la Federación Sur, propiciando la creación de la Federación Oeste previo consentimiento de los clubs extremeños y onubenses a quienes arrastran los blanquiazules. El S.C. Badajoz decide competir en la primera edición 32/33 en la que resultan vencedores los onubenses y los clubs cacereños no participan, hechos que se repiten en la campaña 33/34 y 34/35 salvo que en esta última se da la entrada de los cacereños. En 1935 se da fin a la Federación Oeste y la Extremeña reinicia su camino por libre organizando la edición 35/36 que conquista el Racing Club Badajoz, una sociedad fundada en 1932 que viste camisa rojiblanca con pantalón negro, juega en el Campo de Pardaleras y que consta con un amplio poder económico el cual desde su nacimiento presenta una seria alternativa al S.C. Badajoz.

El Racing Club Badajoz como Campeón Regional de Primera Categoría opta en enero de 1936 al ascenso a Segunda División jugándoselo todo a una carta frente al poderoso Racing Club de Córdoba, eliminatoria que no sobrepasa tras perder 1-0 en la capital andaluza, imponerse 2-1 en casa y perder el encuentro de desempate disputado en Madrid el 9 de febrero por 1-2. La desilusión es evidente y las voces que desde hace tiempo vienen reclamando la unión de los principales clubs pacenses para crear una sociedad más fuerte empiezan a sonar con fuerza, siendo escuchadas en esta ocasión a pesar de las reticencias iniciales de algunos dirigentes. En los primeros meses del año empiezan una serie de conversaciones entre las respectivas directivas que tienen fin el 13 de marzo con la consabida fusión de ambos clubs, resultando elegido el nombre de Badajoz Foot-ball Club y acarreando la consiguiente desaparición del Racing Club de Badajoz, que pasa a integrarse en el Badajoz S.C., club de mayor antigüedad.

El club pacense se uniforma con camisa azul y pantalón blanco, juega en el Campo de El Vivero y en él recaen todas las esperanzas para ascender a la ansiada Segunda División, reconociéndose sus derechos por parte de la Federación Española el dia 28 del mismo mes. Estas ilusiones sin embargo desgraciadamente no se verán cumplidas, al menos en un plazo inmediato, puesto que tras ganar el Campeonato Extremeño de Aficionados y ser eliminado el 17 de mayo en el Campeonato de España en casa por el Sevilla F.C. por 1-3, estalla en julio la Guerra Civil paralizándose las actividades deportivas oficiales a nivel nacional. Pese a todo y al ser Extremadura una región alejada del frente, se disputan en la ciudad excepcionalmente algunos encuentros hasta 1937, todos ellos rodeados de grandes medidas de seguridad para evitar altercados entre los aficionados.

1940 – 1950

Tras el deseado final de la contienda, acceden a la directiva de la entidad militares y personas relacionadas con el bando vencedor, imponiendo el nombre de uno de los dos fundadores en 1936 y recuperando el uso de Sport Club Badajoz con el ánimo de borrar lo pasado en el periodo político anterior y restaurar la normalidad lo antes posible, además de pasar a vestir con camisa blanquinegra y pantalón blanco. El S.C. Badajoz compite durante  tres temporadas a las órdenes de una Federación Extremeña que atraviesa muchos problemas y que ocasiona el traslado en 1942 de todos los clubs extremeños a la Federación Sur, más y mejor organizada.

Deportivamente el club accede a la Fase Final ó Tercera División de las campañas 40/41, 41/42 y 42/43 que dilucidan quién asciende a Segunda División, habiendo adoptado el 21 de enero de 1941 el nombre de Club Deportivo Badajoz en cumplimiento de la nueva Ley estatal que prohíbe el uso de extranjerismos. En 1943 la RFEF decide reestructurar la Tercera División dándole más auge con la inclusión de clubs pertenecientes a capitales de provincia o ciudades importantes, compitiendo el club pacense en el Grupo VI junto a clubs de su región y de la Federación Castellana, un binomio que se mantiene hasta la temporada 45/46. En la sesión 43/44 es subcampeón tras el C.D. Cacereño, alcanzando el Campeonato en la siguiente edición 44/45 lo cual le permite jugar la Fase Intermedia para ascender a Segunda División. En esta es cuarto y cae eliminado. En la temporada 45/46 repite título pero en la Fase Intermedia es sexto y último. Desde aquí hasta el final de la década, aunque se confeccionan buenas plantillas, el club no vuelve a entrar en una Promoción de Ascenso y se mantiene plácidamente en Tercera División.

1950 – 1960

Tan deseado momento y objetivo llega en la campaña 52/53 de la mano del entrenador Pepe Sierra. Con un equipo totalmente nuevo y siendo presidente Francisco Reina son Campeones del Grupo IV consiguiendo el ascenso directo a Segunda División. Con este ascenso se inicia la primera época de esplendor del club pacense, pues siete serán las temporadas consecutivas en las que milita en la categoría de plata. Encuadrado en el Grupo II de la Segunda División, el club blanquinegro se adapta rápidamente a la categoría y no pasa apuros en la misma durante sus primeras campañas, consiguiendo establecerse en la zona media y destacando la sesión 56/57 en que termina séptimo clasificado.

Es en la temporada 58/59 cuando sufre su primer susto al quedar decimocuarto y tener que disputar una Promoción de Permanencia con un club de Tercera División. El rival es el gaditano Jerez C.D., con quien empata 0-0 en la ida y derrota por 4-0 en El Vivero. En la siguiente campaña 59/60, el C.D. Badajoz cae irremediablemente en desgracia y finaliza decimosexto y último clasificado, descendiendo a Tercera División.

1960 – 1970

Tras este descenso, el C.D. Badajoz entra en una gran crisis económica y deportiva estando a punto de bajar a Primera Regional en la edición 61/62. Afortunadamente en las dos campañas siguientes se reorganiza y con el empuje local acecha el Campeonato de Liga, objetivo que alcanza en la temporada 64/65 bajo la presidencia de Jesús Carrillo. Para ello tiene que disputar un par de eliminatorias deshaciéndose en primera instancia del C.D. Atlético Baleares: empate 1-1 en Palma de Mallorca y victoria por 2-0 en casa; y en segunda de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 2-0 en la ciudad cántabra y victoria por 3-1 en El Vivero. Al no existir gol average tiene que disputar un partido de desempate en Madrid el 8 de junio, resultando vencedor por 2-0: el ascenso a Segunda División se ha conseguido. Sin embargo, su paso por la división de plata es efímero y a la primera de cambio la abandona tras ser de nuevo decimosexto clasificado tras una decepcionante campaña 65/66 en la que tan sólo gana cuatro encuentros y cosecha numerosas derrotas en el casillero de resultados.

El regreso a Tercera División es vivido con profunda decepción por sus aficionados, pero esta se vuelve en alegría cuando al concluir la temporada 66/67 se proclama Campeón de su grupo con Abilio Rubio como entrenador bajo la presidencia de Antonio Ballesteros, y en las eliminatorias de ascenso consigue superar al C.D. Carabanchel en primer lugar con los resultados de 0-4 en Madrid y 8-1 en casa, y al Bilbao Atlético después tras victoria por 2-0 en casa y derrota en tierras vizcaínas por 2-1. En la campaña 67/68, pese a ser decimotercero en su grupo no consigue superar el corte que establece la RFEF para seguir en la categoría de plata ante la inminente reestructuración que va a experimentar la categoría, descendiendo nuevamente a Tercera División.

1970 – 1980

Con este descenso empieza un calvario para el club pacense en la categoría de bronce nacional, pues durante toda una década entera no consigue ascender a Segunda División a pesar de los continuos intentos de sus dirigentes y el apoyo incondicional de su masa social, destacando las campañas 69/70 y 72/73 que pese a la buena participación realizada no consigue encaramarse a la primera posición que otorga el ascenso directo. En la campaña 76/77 se consigue al fin el objetivo del ascenso bajo la presidencia de Vicente Folgado al entrar en la recién creada Segunda División B, categoría que viene a sustituir, aunque en formato reducido, la anterior Tercera División.

1980 – 1990

En esta categoría se mantiene durante casi un decenio sin pena ni gloria con grandes altibajos clasificatorios, manteniéndose alejado de los primeros puestos salvo la temporada 83/84 en la que termina cuarto, a tan sólo dos puntos del ascenso. En la sesión 84/85 desciende a Tercera División tras un apretado final que le lleva a ser decimonoveno, terminando subcampeón de la Copa de la Liga dentro del Grupo II de Segunda División B, al caer derrotado en la Final frente al Albacete Balompié:  resultado negativo en la ida de 3-0 en tierras manchegas y victoria insuficiente en la vuelta con resultado de 1-0.

Dos son las campañas en las que aguanta en Tercera División, pues en la edición 85/86 pese a ser Campeón de Liga y eliminar a Las Palmas Atlético en la primera eliminatoria de la Promoción: 0-2 en el Insular y 0-1 en casa; cae ante la S.D. Eibar en la Final: 2-0 en Ipurúa y empate 1-1 en casa. En la sesión 86/87 es subcampeón de su grupo y asciende directamente a Segunda División B, beneficiándose con la ampliación a cuatro grupos que sufre la categoría tras presentar un grupo único hasta la fecha con Antonio Guevara en la presidencia y Rogelio Palomo ejerciendo como entrenador del club pacense. El final de la década de los ochenta transcurre con campañas cercanas al ascenso, como el subcampeonato de la sesión 87/88, pero no es hasta los recién estrenados noventa cuando empieza a mostrar sus aspiraciones reales.

1990 – 2000

Así pues en la campaña 90/91 es meritoriamente Campeón de su grupo con Félix Castillo en la presidencia, pero en la Promoción de Ascenso no tiene excesiva fortuna y es superado por la S.D. Compostela, quedando atrás C.D. AlcoyanoDeportivo Alavés. Será en la siguiente temporada 91/92 cuando consiga ascender a Segunda División A al ser segundo en su grupo dirigidos por Rogelio Palomo en su sexta campaña consecutiva al frente del equipo y superar en la Promoción a: Cartagena F.C.Deportivo Alavés y Real Sporting de Gijón “B”.

Con este ascenso, el C.D. Badajoz inicia la segunda época de esplendor en su historia que se ve respaldada con once campañas consecutivas en la división de plata. Volviendo a la categoría profesional con Paco Herrera a los mandos del equipo en la temporada 92/93, el club termina decimoprimero, repitiendo puesto la siguiente sesión 93/94. Durante esta última temporada cabe reseñar la transformación del club en Sociedad Anónima Deportiva, con un capital social de 113 millones de pesetas y culminando el proceso el 31 de diciembre de 1993, cambiando la sociedad a Club Deportivo Badajoz, S.A.D. En este periodo destacan las temporadas 95/96, siendo entrenador el británico Colin Adisson en la que se alcanza un meritorio sexto puesto y casi se roza con la punta de los dedos la Primera División al empatar a 62 puntos con el C.F. Extremadura, quinto clasificado y que a la postre ascendería en la Promoción, repitiendo la 96/97 con Antonio Maceda como técnico y quedando de nuevo sexto por tercera vez consecutiva la sesión 97/98, esta vez bajo las órdenes de Miguel Ángel Lotina. Durante esta última sesión, se inaugura el Estadio Nuevo Vivero el día 2 de diciembre de 1998 con un encuentro amistoso disputado entre el C.D. Badajoz y el C.F. Extremadura, con resultado final de empate 0-0.

2000 – 2010

El cierre a este glorioso ciclo viene con la temporada 02/03 en la que se es último con veinticuatro derrotas y con un club endeudado ante los grandes dispendios realizados en los años anteriores para conservar la categoría de plata. El C.D. Badajoz inicia la campaña 03/04 en Segunda División B con vistas a recuperar la categoría perdida, pero falla en su primer intento tras ser cuarto en Liga y superado en la Promoción por Pontevedra C.F. y C.D. Mirandés, resultando colista el Lorca Deportiva C.F.. Como consecuencia a este naufragio deportivo, la entidad blanquinegra empieza a resentirse sobremanera con una crisis financiera que le afectará profundamente y la cual se afianza en las campañas posteriores.

En la sesión 05/06, pese a ser séptimo en Liga, es descendido administrativamente a Tercera División por impago a sus jugadores, entrando en un bache deportivo e institucional sin precedentes que la va costar mucho de abandonar. Esta situación acarrea la fuga de seguidores y aficionados ante la falta de interés que crea la nueva categoría, sumándose parte de esta a otros proyectos locales como el de la Agrupación Deportiva Cerro de Reyes Badajoz Atlético, una entidad surgida en 1980 y con trayectoria ascendente desde iniciado el nuevo siglo, ó en el de la Unión Deportiva Badajoz, una escisión creada en 2006 que pretende acoger a los descontentos con el club decano de la ciudad.

El tramo final de la primera década del s. XXI es preocupante y a la vez angustioso, siendo incapaz los blanquinegros de alcanzar siquiera una de las plazas que dan opción a promocionar, objetivo que al fin cumplen en una gran temporada 09/10 en la cual se proclaman Campeones y además acompañan con el ascenso de categoría al superar en la Fase de Campeones al Atlético Mancha Real: 2-1 en la localidad jiennense y 1-0 en el Nuevo Vivero.

2010 – 2020

El reencuentro de la temporada 10/11 con la categoría de bronce es vivido con gran intensidad, puesto que la ilusionada afición blanquinegra pronto es consciente de la cruda realidad financiera y de que nada va a ser sencillo. Tras una primera parte cómoda, la segunda se vuelve peligrosa y su coqueteo con el descenso es solventado al final en un triple empate del que sale favorecido para esquivar incluso la Promoción de Descenso.

La edición 11/12 será catastrófica para la entidad pacense. Los problemas económicos constriñen a los blanquinegros quienes no pueden soportar la sangría que les ocasiona la enorme deuda que arrastran, superior a los ocho millones de euros. Inmersos en Ley Concursal mantienen dos frentes abiertos; de un lado luchan por no descender deportivamente y por otro tratan de encontrar vías que les aporten dinero líquido para paliar sus deudas. El aspecto deportivo lo satisfacen a pocas jornadas del final cuando todo parecía indicar que el descenso a Tercera División era casi inevitable, encadenando varias victorias consecutivas que le llevan al duodécimo puesto en Liga. Sin embargo el tema financiero no seguirá la misma suerte.

Concluida la campaña 11/12 tanto Hacienda como el INSS ven imposible que el C.D. Badajoz, SAD tenga posibilidades reales a la hora de hacer frente a sus deudas y tras realizar un concienzudo estudio sobre la viabilidad del club, comunican a la juez que lleva la causa concursal que no van a apoyar cualquier convenio o prórroga y que la mejor solución es la liquidación de la SAD. El 19 de junio y tras varias manifestaciones en la ciudad arropando al club, se declara el finiquito de la entidad blanquinegra tras ciento siete años de existencia, dejando a la capital pacense sin su máximo exponente futbolístico.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Madrid Sport. Semanario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hoy.es Diario.
  • www.cdbadajozsad.com (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,