Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Club Deportivo Logroñés S.A.D.

 

titular CD Logrones

Escudo C.D. Logroñés, S.A.D.

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Logroñés, S.A.D.
  • Ciudad: Logroño
  • Provincia: La Rioja
  • Comunidad Autónoma: La Rioja
  • Fecha de constitución: 30 de mayo de 1940
  • Fecha de federación: 1940

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Logroñés (1940- 1992)
  • Club Deportivo Logroñés, S.A.D. (1992-2009)

TÍTULOS NACIONALES:

6 Ligas de Tercera División:

  • 1943/44
  • 1958/59
  • 1965/66
  • 1969/70
  • 1977/78
  • 2000/01

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Las Gaunas
  • Año de inauguración: 2002
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nuevo Las Gaunas / Estadio Municipal Las Gaunas (2002-)
  • Capacidad: 16.000 espectadores

Estadio Las Gaunas C.D. Logroñés

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de Las Gaunas (1940-2002)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Logrones

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO LOGROÑÉS S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos CD Logrones

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO LOGROÑÉS S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes CD Logrones

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LOGROÑO:

Situado en el norte peninsular y colindante con las provincias de Álava y Navarra, el municipio y ciudad de Logroño, bañado por el Río Ebro, es la capital de la comunidad autónoma uniprovincial de La Rioja del cual es su principal núcleo cultural, económico y de ocio. Tradicional cruce de caminos y frontera de diversas culturas, contando actualmente con ciento cincuenta mil vecinos la localidad experimentó a partir de los años ochenta un gran crecimiento poblacional a raíz de ser declarada capital administrativa de La Rioja, siendo su término municipal sede de importantes bodegas y asentamiento de varios polígonos industriales. Dedicado en gran parte a los servicios y bien comunicada, la ciudad ha transformado en los últimos tiempos su fisonomía creando, a la par, una red de municipios que giran a su alrededor siendo, gracias a su posición, cabeza de una importante industria vinícola que goza de gran fama mundial como es la denominación La Rioja.

La sociedad logroñesa de principios del s.XX no era ajena a los movimientos asociacionistas de carácter recreativo que circulaban entre los grupos más elitistas de todas las ciudades españolas, creándose el 11 de mayo de 1905 el Gran Casino de Logroño, una entidad que tenía en la organización de bailes, excursiones y promoción de juegos y espectáculos su modus vivendi. En 1910 la directiva de esta sociedad decide fomentar la práctica deportiva para cultivo de mente y espíritu siguiendo las corrientes higienistas tan de moda en la época, siendo un deporte que triunfa en las provincias vecinas de Vizcaya y Guipúzcoa donde se han alcanzado recientemente diversos títulos a nivel nacional, el fútbol, incorporado como pieza de relieve.

El 17 de agosto de 1910 queda registrada la Agrupación Deportiva Logroñesa teniendo a Isaac Romanos como primer presidente, entidad totalmente dependiente del Gran Casino que es conocida popularmente como “La Deportiva” y que desde la campa militar y el descampado de la Vuelta del Peine, tomará sus primeros contactos con este novedoso deporte. El primer encuentro oficial de “La Deportiva” o Agrupación Deportiva del Gran Casino como también es conocida, se disputa el 8 de junio de 1912 en una campa situada en la carretera de Villamediana teniendo como rival al Pamplona F.C., siendo un verdadero éxito de público y estrenándose con camisa rojiblanca y pantalón blanco, a imagen y semejanza del Athletic Club bilbaíno.

El impulso de la sección deportiva del Gran Casino no cae en saco roto y el 4 de julio de 1912 nace el Logroño Recreation Club, entidad presidida por Juan Díaz Quincoces que será una alternativa seria para aquellos jóvenes no socios del Gran Casino. Esta sociedad adquirirá gran notoriedad y entre ambas conseguirán en 1913 que el consistorio organice varios encuentros con motivo de las fiestas de San Mateo. Poco tiempo después surgen otras entidades de escasa perdurabilidad como el Logroño Foot-ball Club, convirtiéndose el Logroño Recreation Club en el máximo exponente local en cuestiones futbolísticas.

Esta sociedad, que viste camisa rojiblanca con pantalón negro aunque en ocasiones se la ve enteramente de blanco, tiene en sus instalaciones de la carretera de Zaragoza una verdadera base deportiva con pistas de atletismo y tenis que la convertirán en la más importante de la ciudad durante toda la década. El Logroño Recreation Club será inscrito en la Federación Guipuzcoana donde participan clubs de la tierra y navarros, compitiendo en distintas categorías hasta que al término de la campaña 23/24 y estando en Primera Categoría Grupo B, deja de hacerlo.

Antes de que llegue ese momento otra sociedad que tendrá una relevante importancia ha sido constituida previamente, el Club Deportivo España F.C., entidad creada el 28 de octubre de 1922 cuyo presidente es Bernardo Ardanaz. El conjunto españolista carece de terreno de juego en sus primeros instantes de vida, estrenando sede el 3 de febrero de 1923 frente al San Antonio, el Campo de La Trilladora, aunque oficialmente lo es el 2 de septiembre de 1923 frente al Arenas Club, de Guecho y ya bajo su nueva denominación de Club Deportivo Logroño.

El club deportivista viste como sus antecesores, camisa rojiblanca con pantalón negro, haciéndose con un nombre dentro del panorama regional de la época y enfrentándose a club vascos, navarros, aragoneses y castellanos preferentemente, región esta última de la que por entonces formaba parte. El 15 de junio de 1924 inaugura el Campo de Las Gaunas, recinto más grande y con más condiciones que el anterior de La Trilladora que se convertirá en feudo futbolístico durante un buen número de décadas y por donde pasarán numerosísimos clubs de todo el estado. Fruto de su importancia y nivel deportivo, en los años treinta compite en Tercera División, categoría la cual no es sino una Fase de Ascenso entre campeones regionales para dilucidar qué clubs ascienden a Segunda División. En estos campeonatos los componentes son pocos y suele clasificarse para la Final el campeón de cada uno de los diferentes grupos.

El C.D. Logroño consigue pasar a una de estas finales en la campaña 32/33 después de ser Campeón, siendo eliminado por el Zaragoza F.C. en cuartos de final. En 1935, la fuerte carga económica de los desplazamientos y la difícil situación del momento en suma a una plantilla profesional, hacen mella en la entidad, causando que se abandone la competición y se retire de la vida deportiva desapareciendo como entidad. Pese a ello, posteriormente en los años de la Guerra, un grupo de ex jugadores seguirá empleando el nombre del desaparecido club para la disputa de encuentros amistosos en zonas no conflictivas.

HISTORIA DEL CLUB:

1940 – 1950

Finalizada la Guerra Civil, la normalidad se establece poco a poco y nuevos clubs como el Rayo y Junior o el formado por estudiantes del SEU, surgen entre la población, mientras paralelamente aparecen equipos de carácter militar como eran los representantes de Artillería e Infantería sitos en la ciudad. Desde las más altas instancias gobernativas se insiste y se tiene un enorme interés en crear un club que represente a la ciudad en Categoría Nacional y de la mano del gran aficionado José Guillén, se consigue el 30 de mayo de 1940 crear el Club Deportivo Logroñés, una nueva sociedad formada al unísono por una selección de los mejores jugadores de los clubs antes citados y otros procedentes de otros lugares.

El C.D. Logroñés accede a la disputa del Campeonato de Tercera División esa misma temporada 40/41, consiguiendo finalizar en cuarto puesto. Este torneo de Tercera División es una Fase en la que participan los campeones de Regional y los últimos clasificados de Segunda División, sistema que se mantendrá durante unos años más. En la temporada 41/42 es segundo, clasificándose para la disputa del Campeonato de España. En la campaña 43/44, la que se puede considerar la primera temporada pura de Tercera División de la historia tras la reorganización que sufre la misma, es Campeón de grupo y consigue pasar a la Fase Final. En esta queda cuarto y último, muy descolgado y sin aspiraciones de ascenso.

Desde aquí hasta final de la década de los años cuarenta, el C.D. Logroñés se convierte en un serio aspirante al ascenso de categoría, configurando buenas plantillas que sin embargo no le rinden éxito alguno, pues unas veces no llega a la Fase Final y en otras queda eliminado por el camino. En la sesión 45/46 llega una nueva oportunidad tras ser segundo en Liga. En la Fase Intermedia es segundo a un punto de la S.D. Arenas, de Zaragoza, quedando fuera de la Final. El sueño y aspiración de ascender tarda en llegar y se hacen largos, pero basándose en la paciencia como virtud se consigue por fin ascender a Segunda División al término de la temporada 49/50, tras ser subcampeón de Liga y en la Fase Final obtener el primer puesto.

1950 – 1960

A la alegría de la afición logroñesa se le suma el hecho de fundarse en 1950 el que va a ser su filial, el C.D. Recreación de Logroño, confeccionado expresamente para proporcionar jugadores a la primera plantilla rojiblanca tras la nueva situación deportiva alcanzada que la va a exigir incorporar buenos mimbres. El debut en Segunda División lo concluye en undécimo puesto, mejorando notoriamente en la campaña 51/52 al ser subcampeón de grupo y quedar a tres puntos del ascenso directo a Primera División. Este puesto le permite promocionar para subir de categoría, pero un mal fin de campeonato le hace ser quinto, perdiendo toda opción. En la edición 52/53 empiezan el torneo como filial del Real Valladolid Deportivo tras firmar un convenio, un Primera División asentado en dicha categoría y necesitado de un filial en el que foguear a jóvenes promesas, pero avanzada la temporada rompen la sociedad por motivos particulares y quedan libres de cualquier compromiso.

Poco a poco la crisis económica se va instalando en el club y en las temporadas siguientes cada vez resulta más caro el mantenerse, escapándose sus figuras y recurriendo a jugadores faltos de calidad. Así en la campaña 55/56 quedan decimosextos y últimos. Lo que debería ser un descenso seguro se convierte en mantenencia de la plaza en Segunda División al ampliarse la categoría y eliminarse los descensos directos. En la campaña 56/57 no hay tanta suerte y se termina decimoséptimo, a un punto de la salvación. El club rojiblanco cae al pozo de la Tercera División, categoría la cual le costará bastante tiempo de desprenderse por cuanto desaprovecha las pocas oportunidades que se le presentan. En la sesión 58/59 llega la primera tras ser Campeón de Liga, pero el C.D. Amistad, de Zaragoza, le corta el camino; 1-0 en Las Gaunas y 2-0 en la capital maña.

1960 – 1970

En los años sesenta se intenta la remontada de categoría pero los problemas económicos ahogan a un club que se encuentra asfixiado. Los jugadores no cobran y amenazan en plantarse. Finalmente todo se arregla con la llegada de Alberto Pastor a la presidencia en la campaña 61/62, temporada en la que son segundos y en la Promoción quedan eliminados por el C.D. Condal; 1-0 en Barcelona, 1-0 en casa y 2-1 en el desempate disputado en Pamplona. En las campañas siguientes se rozan las plazas de ascenso y promoción, quedando fuera de ambas por escaso margen.

Tan deseado objetivo se alcanza en la temporada 65/66 con Félix Andrés de presidente y Manuel de Nicolás en el banquillo, tras ser campeones de grupo y eliminar en la Fase de Ascenso al Jerez Industrial C.F.; 2-1 en casa y 4-3 en la ciudad gaditana. En el desempate celebrado en Madrid se imponen los riojanos por 1-0. El reestreno en Segunda División de la campaña 66/67 es efímero pues no se alcanza la permanencia, objetivo prioritario marcado a principio de la temporada, quedando decimoquinto con tan solo cinco victorias y ocho empates en su haber. Este lance deportivo supone un duro golpe para la entidad, que se ve nuevamente alejada del fútbol de élite e inmersa en Tercera División, principal razón de sus males y causa de la fuga de las Gaunas de parte de sus incondicionales.

Tres años le va a durar el castigo, pues no es hasta la temporada 69/70 cuando consigue volver a la categoría de plata. En esta temporada alcanza unos registros espectaculares dentro del grupo compuesto por riojanos, guipuzcoanos, aragoneses, navarros y sorianos, marcando la friolera de ciento veinte tantos, encajando veintisiete y perdiendo solo cinco encuentros. Pero tales logros casi van al traste en la Promoción de Ascenso que disputa frente al Hércules C.F.; 1-1 en Alicante, 2-2 en casa y victoria por 3-1 en el desempate celebrado en Madrid. Hernáez, Lavernia, Amantegui, Goicoechea y Arrieta son sus héroes.

1970 – 1980

Los años setenta empiezan con el club riojano en Segunda División. Cesáreo Remón es su presidente y Román Galárraga conduce el banquillo rojiblanco. En su primera comparecencia son decimoquintos, viéndose obligados a disputar la Promoción de Permanencia. En esta se encuentra con el aspirante C.D. Cartagena, consiguiendo eliminarles; 3-0 en casa y 2-0 en la ciudad departamental. En la edición 71/72 se sueña con el ascenso a Primera División tras un buen inicio de campeonato y la llegada de buenos jugadores, pero finalmente se concluye sexto. En la campaña 72/73 las cosas no funcionan bien y se finaliza decimoséptimo tras marcharse buenos jugadores a otros clubs, perdiendo la categoría. Nuevamente surgen los problemas financieros y casi nadie decide ocuparse de la presidencia. Al final una junta gestora toma las riendas y en enero de 1973 José Luís Lázaro se hace con la presidencia. El club concluye tercero en Liga, posición que repite en la sesión 74/75.

En la campaña 75/76 es subcampeón de Liga, consiguiendo entrar en la Promoción de Ascenso. En esta es eliminado por el Deportivo Alavés; 3-1 en Mendizorroza y 1-1 en Las Gaunas. Inmerso en la temporada 76/77 lucha por quedar clasificado entre los diez primeros, puestos que dictamina la FEF para pasar a la recién creada Segunda División B, una nueva categoría a estrenar en la inminente campaña 77/78. El club riojano es decimotercero y queda fuera de ella, perdiendo una categoría y desplazándose al cuarto nivel. En la temporada 77/78 queda Campeón de su grupo de Tercera División, con mucho menos nivel que el mantenido hasta la fecha desde la sesión 70/71, consiguiendo ascender directamente a Segunda División B.

El estreno en la ahora categoría de bronce termina en tierra de nadie, con un undécimo puesto tranquilo pero que no satisface a sus seguidores. En la última campaña de la década es décimo, repitiendo parámetros de la campaña anterior. A destacar en esta temporada su progreso en la Copa del Rey, competición en la que alcanza los octavos de final y es eliminado por el Real Madrid C.F.; 2-3 en casa y 2-0 en la capital del reino.

1980 – 1990

Los años ochenta se presentan con el mismo ánimo que la recién concluida década, con un equipo en Segunda División B que por presupuesto no aspira a más, pero que empieza a mirar de reojo la Segunda División. En la temporada 83/84 Delfín Álvarez es el entrenador y con él se consigue el subcampeonato, logrando ascender a Segunda División A sin apenas ruido y ante la alegría de la sufrida afición. Esa misma temporada es subcampeón de la Copa de la Liga de Segunda División B Grupo I, al caer en la Final frente al Club Gimnàstic de Tarragona: 3-2 en la ida celebrada en Las Gaunas, y mismo resultado de 3-2 en la vuelta, cayendo desde el lanzamiento de penaltis.

El encuentro con la división de plata es bueno, por cuanto se alcanza el sexto puesto en Liga tras un meritorio torneo. Sin embargo en la campaña 85/86 casi se pierde todo lo conseguido al ser decimosextos, muy cercanos al descenso. En la edición 86/87 llega la temporada famosa de los play-off, un novedoso sistema de dudoso éxito a priori que fracasa totalmente en su instauración, pero que da al C.D. Logroñés puntualmente el ascenso a Primera División por vez primera en su historia al ser segundo en Liga con Joaquín Negueruela de presidente y Jesús Aranguren de entrenador.

Tras el ascenso el club riojano debuta en la categoría de honor del fútbol español durante la temporada 87/88 siendo decimotercero y consiguiendo la permanencia. Este se convierte en el objetivo durante las ocho temporadas consecutivas que aguanta en la categoría, siendo decimocuarto en la sesión 88/89 y séptimo en la 89/90, sin duda la mejor clasificación lograda en su historia y que casi le permite entrar en competición UEFA. En mayo de 1988 llega a la presidencia el industrial Marcos Eguizábal, fundamental en los años posteriores. Grandes jugadores pasan por el club como Ruggieri, Abadía, Cristóbal, Salenko, Lopetegui y Aragón entre otros, convirtiéndose el ‘milagro’ logroñés en uno de los conjuntos más afamados de la década.

1990 – 2000

La década de los años noventa es la mejor del club, a pesar de su mal final, compitiendo en su primer lustro entre los grandes del país. El C.D. Logroñés nunca durante este periodo de tiempo reúne grandes plantillas ni grandes jugadores, pero sí un alto nivel de competitividad que le hace ser fuerte en casa y ser respetado por sus rivales. Socialmente se transforma en S.A.D. en 1992 adquiriendo el nombre de Club Deportivo Logroñés, S.A.D. y deportivamente lucha por asentarse en la categoría, aunque en ocasiones esta le cuesta mil y un problemas, como la edición 93/94 en la que queda al borde de la Promoción de Descenso.

Como todo ciclo que se precie este tiene un fin y desafortunadamente llega en la campaña 94/95 cuando es vigésimo y último con un balance muy negativo de tan solo dos victorias y nueve empates, siendo uno de los peores registros logrados por un club en Primera División. Sin embargo lo que parecía una pérdida irremediable de potencial futbolístico, se recupera rápidamente en la temporada 95/96 cuando con ligeros retoques se alcanza el subcampeonato de Segunda División y se asciende con todos los honores a Primera División en tiempo record. Esta prórroga que la sociedad se permite en la división de honor termina pronto, pues la temporada 96/97 resulta de nuevo aciaga para los intereses del club riojano y se desciende a Segunda División tras ser vigésimo segundo y último con nueve victorias y seis empates, lejos de cualquier atisbo de salvación.

Por si fuera poco el fantasma de la crisis económica se cierne sobre el club, que se ve implicado como sucediera años antes en problemas financieros, repercutiendo estos sobremanera en la confección de las plantillas sucesivas en Segunda División que finalizan con el descenso deportivo a Segunda División B en la temporada 99/00 al ser vigésimo clasificado y administrativo a Tercera División por impago a parte de sus jugadores.

2000 – 2010

El s.XXI empieza con un C.D. Logroñés hundido en Tercera División, el cuarto nivel futbolístico a nivel nacional, lejos de la élite que recientemente compartiese con otros ilustres. Un buen torneo 00/01 donde es la atracción a nivel regional le da el campeonato con suma facilidad y en la Promoción el ascenso a Segunda División B tras superar sin problemas a Sestao River Club, Figueruelas C.F. y C.D. Bezana. Recién instalado en la categoría de bronce concluye la sesión 01/02 en decimotercero puesto habiendo estrenado el moderno estadio del Nuevo Las Gaunas el 28 de febrero de 2002 con un encuentro amistoso que enfrentó a C.D. Logroñés y Deportivo Alavés, con resultado final de 2-1 a favor de los locales y marcando el primer gol el riojano Víctor Morales. En la siguiente edición 02/03 logra ser tercero tras haber invertido en la adquisición de buenos jugadores. Este resultado le hace aspirar al ascenso, pero en la Promoción es superado ampliamente por Cádiz C.F., F.C. Barcelona B y Universidad de L.P.de G.C. C.F. Tal desembolso económico no da sus frutos y además repercute negativamente en las ya castigadas arcas de los riojanos, descendiendo irremediablemente en la temporada 03/04 por impago a Tercera División tras haber sido denunciada la sociedad por parte de la plantilla y después de haber luchado por permanecer en Segunda División B deportivamente.

Este fiasco, el segundo en pocos años, hace que la afición se divida y abandone a su equipo de siempre buscando nuevas alternativas. Tal es la situación económica en la que se halla inmerso que en la campaña 04/05 ni se clasifica para disputar la Promoción al estar el grupo riojano limitado a dos plazas, objetivo que alcanza en la edición 05/06 tras ser subcampeón. En esta fase participa con el novedoso sistema de eliminatoria directa, deshaciéndose de la Unión Montañesa de Escobedo; 2-0 en casa y 1-0 en la localidad cántabra, y en la final del C.D. Universidad de Zaragoza; 4-0 en casa y 2-1 en la capital maña.

El regreso al tercer nivel es celebrado efusivamente por la sufrida afición rojiblanca, pero el gozo no durará demasiado y la entidad riojana pronto se ve rodeada de importantes deudas que hacen temer su futuro. En la temporada 06/07 resultan decimocuartos en Liga, superándose en la campaña 07/08 con el decimotercero puesto. Denunciado una vez más por no satisfacer las nóminas de sus jugadores, estos denuncian al club y el 1 de agosto se consuma su tercer descenso administrativo en menos de una década. La entidad rojiblanca debe cerca de cuatrocientos diez mil euros a la plantilla y aunque los jugadores retiran las denuncias, la directiva no hace efectivo el pago tras una moratoria de cinco días que le proporciona la RFEF.

El  C.D. Logroñés SAD inicia la temporada 08/09 en Tercera División con un nuevo gestor, Juan Hortelanao, que salda una ineludible deuda cercana a los doscientos mil euros contraída con la Federación Riojana. No es el último cambio y en noviembre de 2008 Javier Sánchez adquiere el club por un euro. La situación económica no mejora en absoluto y cada vez es más tensa hasta el punto de que en enero de 2009 los jugadores no se presentan a los encuentros y el club es descendido administrativamente a Regional Preferente. Finalizada la campaña se intenta inscribir la sociedad para el inicio de la temporada 09/10, pero a no haberse saldado las deudas federativas pendientes la Federación Riojana no acepta su inscripción, permaneciendo la histórica sociedad logroñesa actualmente inactiva.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Historial del Club de Fútbol Extremadura, S.A.D.

titular CF Extremadura

Escudo C.F. Extremadura, S.A.D.

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Fútbol Extremadura, S.A.D.
  • Ciudad: Almendralejo
  • Provincia: Badajoz
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Fecha de constitución: 1924
  • Fecha de federación: 1924

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Extremadura Foot-ball Club (1924-1941)
  • Club de Fútbol Extremadura (1941-1996)
  • Club de Fútbol Extremadura, S.A.D. (1996-)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 1993/94

3 Ligas de Tercera División:

  • 1953/54
  • 1965/66
  • 1989/90

 

ESTADIO:

 

  • Nombre: Estadio de Fútbol Francisco de la Hera
  • Año de inauguración: 1951
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal (1951-1968)
  • Estadio Municipal Francisco de la Hera (1968-1996)
  • Estadio de Fútbol Francisco de la Hera (1996-)
  • Capacidad: 11.580 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Santa Aurora (1928- 1935)
  • Campo de Santa Ana (1935- 1951)
  • Estadio Municipal Francisco De la Hera (1951- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CF Extremadura

ESCUDOS DEL CLUB DE FÚTBOL EXTREMADURA, S.A.D.:

Escudos CF Extremadura

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DE FÚTBOL EXTREMADURA, S.A.D.:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALMENDRALEJO:

Situada en la comarca pacense de Tierra de Barros, la ciudad de Almendralejo cuenta en su historial con el honor de haber sido la segunda localidad extremeña en tener un club en Primera División con el aliciente de no ser una capital de provincia, concretamente en 1996. Pero la historia del fútbol en la localidad se remonta a mucho tiempo antes puesto que a finales de los años diez ya se practicaba este deporte en los descampados habilitados para la ocasión.

Extremadura contaba ya con varios clubs asentados, el Campeonato de España estaba adquiriendo importancia y la RFEF era un hecho consumado desde hacía tiempo, sólo faltaba un club que refrendase esa inercia para sumar a Almendralejo en la nómina de localidades futbolísticas. Este paso se produce en 1921 cuando se crea el Club Deportivo Almendralejo, sociedad de la cual a penas se tienen datos salvo su existencia, pero que sin duda fue la pionera a la hora de materializar una iniciativa cada vez con más demanda.

HISTORIA DEL CLUB:

1924 – 1930

La madurez del fútbol extremeño y por ende, local, se confirma en 1924 con la creación de la Federación Territorial Extremeña de Foot-ball, una vieja aspiración regional que da origen a la creación de muchos clubs siendo uno de ellos el Extremadura Foot-ball Club, sociedad almendralejense que continua la obra iniciada por el desaparecido C.D. Almendralejo y que es federada ese mismo año. La entidad viste originariamente con camisa rojinegra y pantalón negro, jugando en las inmediaciones de la ciudad en terreno de nombre indeterminado. La afluencia cada vez más mayoritaria de público hace que en 1928 inauguren el campo de Santa Aurora, más acondicionado que el anterior para la práctica de este deporte.

1930 – 1940

El Extremadura F.C. compite durante varios años en Primera Categoría Grupo A dentro de la Federación Extremeña sin llegar nunca a conseguir título alguno en ninguna de sus ediciones. En 1932 la Federación Extremeña acepta, a instancias de la Federación Española, integrar en su seno a los clubs procedentes de la vecina provincia de Huelva, manteniendo sus estatutos pero pasando a ser denominada Federación Regional de Fútbol del Oeste.

Debido a que a partir de ese instante los desplazamientos necesariamente han de ser más largos, los almendralejenses declinan sumarse a dicho proyecto y permanecen hasta 1939 sin estar adscritos a federación alguna. El fútbol en la localidad decae notablemente y la llama continúa viva gracias a la disputa de torneos y partidos amistosos frente a clubs de la región. En 1935 inaugura el Campo de Santa Elvira, denominado también de Santa Ana, enfrentándose al Emérita F.C. a quien derrota por 3-0, estallando en 1936 la Guerra Civil que cesa toda la actividad deportiva.

1940 – 1950

Tras el cese de la Guerra después de tres años durísimos, el fútbol vuelve a la localidad a finales de 1939. En esos momentos la posguerra es muy dura en la zona y numerosos clubs han perdido sus terrenos de juego viéndose incapacitados para poder jugar. En esos instantes la Federación Extremeña se plantea organizar campeonatos y al final decide hacerlo con una decena escasa de sociedades. Tras organizar los campeonatos de las temporadas 39/40, 40/41 y 41/42, en verano de 1942 la FEF decide integrar a todos los clubs extremeños en la Federación Regional del Sur para darles cobertura mientras la situación vaya mejorando con el paso del tiempo y la región pueda sumar un mayor número de clubs con los cuales funcionar de forma independiente, situación que perdurará hasta 1950.

El Extremadura F.C. compite mientras en Primera Categoría dentro de la regional extremeña hasta 1942, cambiando a Club de Fútbol Extremadura en 1941 como resultado de la Ley que prohíbe el uso de extranjerismos y adoptando desde la vuelta a la actividad como indumentaria una camisa color rojo al ser más económica y fácil de obtener que la clásica rojinegra. Una vez integrado en la Federación Regional del Sur, empieza a competir en una categoría en la que la rivalidad es muy grande compitiendo con muchos clubs de sus mismas condiciones, pasando varios años sumido en la mediocridad sin apenas destacar.

Hay que esperar a 1946 para ver a la entidad pacense relanzada y con nuevos ánimos, sociedad la cual bajo la impronta y empuje de Francisco de la Hera – quien será presidente hasta 1968 -, adquiere los colores azulgranas y pronto tomará importancia dentro del panorama nacional. El C.F. Extremadura se haya en Tercera categoría la temporada 46/47 consiguiendo proclamarse Campeón al término de la misma, mientras la sesión 47/48 la disputa en Segunda Categoría resultando igualmente ascensor y consiguiendo militar durante unas campañas en Primera Categoría.

1950 – 1960

En 1950, con el panorama social más calmado, los clubs extremeños se separan de la Federación Regional del Sur y reconstituyen la Federación Territorial de Fútbol Extremeña, reingresando el C.F. Extremadura en ella. Durante la temporada 50/51 se juega en unos terrenos habilitados pertenecientes a Francisco De la Hera denominados Los Cañizos, inaugurándose el 12 de octubre de 1951 el nuevo Estadio Municipal en partido frente al Sevilla C.F. La sociedad va lanzada y se adjudica el Campeonato 51/52 consiguiendo ascender a Tercera División, la gran aspiración deportiva de la entidad en ese momento.

El debut en la categoría de bronce se produce en la temporada 52/53 siendo tercero y compartiendo grupo con clubs extremeños, castellanos y madrileños. Si la campaña 52/53 es buena la edición 53/54 es aún mucho mejor. Con veintidós victorias, seis empates y seis derrotas alcanza el primer puesto en Liga y el ascenso directo a Segunda División, una categoría impensable para el aficionado local que colma un sueño de su directiva la cual deposita todas sus esperanzas en tal logro deportivo. Con esta impresionante conquista empieza la primera era dorada de la entidad azulgrana en la cual bajo la presidencia de Francisco De la Hera permanecerá durante siete temporadas consecutivas en la categoría de plata.

Durante estos años prácticamente nunca pasa por problemas clasificatorios y cabe destacar un quinto puesto obtenido en la campaña 58/59 en la que casi acaricia la Promoción de Ascenso. A finales de los años cincuenta el cambio de generación y el relevo de jugadores hacen que merme el potencial de los azulgranas y el equipo empiece a decaer. Esta tendencia se consuma en la campaña 60/61 al ser decimoquinto y descender a Tercera División, quedando a tan solo un punto de la Promoción.

1960 – 1970

La década de los años sesenta trae un periodo de estabilización y tranquilidad en el seno de la entidad almendralejense, la cual permanece íntegramente en Tercera División durante estos años y quien adquiere compañía en sus primer lustro con el breve Club Deportivo Almendralejo, institución que viste de gualdiazul con pantalón azul y juega en el mismo Estadio Municipal llegando a jugar en Primera Regional. Con un pasado reciente esplendoroso no ceja en su empeño en volver a militar en la categoría de plata y desde luego oportunidades no le faltan.

La primera de ellas llega en la temporada 63/64 tras ser subcampeón de Liga. En la Promoción se enfrenta y elimina a U.D. Alcira; 3-1 en casa y 0-2 en la localidad valenciana, a Jerez C.D.; 2-0 en el Municipal y 2-1 en la ciudad gaditana, y en la Final se le escapa el ascenso al ser derrotado en ambos encuentros por un sorprendente C.D. Abarán; 1-2 en el Municipal y 2-1 en la localidad murciana. La siguiente oportunidad se presenta en la temporada 65/66 en la que tras conquistar el Campeonato es eliminado en la Promoción por el conjunto barcelonés de la U.D. Sans; 1-1 en Almendralejo y 3-1 en la ciudad condal, dándose la circunstancia de que permutan su clásico pantalón negro por un nuevo azul.

En el último tramo de los años sesenta el club cuenta con un filial, el Atlético Almendralejo, pasando la primera plantilla por varios grupos en una Tercera División que se encuentra en remodelación continua, quedando decimoquinto en la campaña 69/70 y no superando la barrera impuesta por la RFEF para seguir militando en la categoría, con lo cual desciende a Preferente.

1970 – 1980

La década de los años setenta es convulsa desde el aspecto en que el C.F. Extremadura se convierte en un club ascensor, pues tan pronto esta en Preferente como en Tercera División. En la temporada 70/71 es subcampeón llegando a una Promoción en la que se enfrenta como aspirante al C.D. Acero; 5-0 en El Port de Sagunt y 0-2 en el Municipal hacen que continúe en Preferente. En la campaña 71/72 se adjudica el Campeonato Regional y asciende a Tercera División directamente, categoría en la que solo aguanta una temporada, pues la sesión 72/73 la concluye en decimoctavo puesto.

En la edición 73/74 queda nuevamente Campeón de Preferente y asciende a Tercera División, categoría en la que como sucediese en el capítulo anterior tan solo resiste una temporada y acaba descendiendo a Preferente al término de la 74/75 tras ser decimonoveno. De nuevo en Preferente, durante la campaña 75/76 es subcampeón llegando a una Promoción en la que es eliminado por el C.D. Atlético Baleares; 0-2 en el Municipal y 1-0 en la ciudad de Palma. En la temporada 76/77 consigue ascender a Tercera División dentro de una categoría recién reestructurada que se ha convertido en el cuarto nivel nacional tras la creación de la Segunda División B y en donde alcanza el sexto puesto, siendo las campañas 78/79 y 79/80 mucho más discretas.

1980 – 1990

Los años ochenta van a significar una vuelta a la estabilidad y están claramente divididos en dos partes. En la primera de ellas continua la trayectoria iniciada a finales de los años setenta, sin opciones y luchando por no descender, mientras que a partir de campaña 83/84 se convierte en un claro candidato al ascenso. La entrada de nuevos directivos y la afluencia de caudal económico hacen que se dispare su presupuesto y opte a metas más importantes. En la temporada 84/85 queda subcampeón de su grupo pero desgraciadamente el privilegio de promocionar recae en la U.P. Plasencia.

El C.F. Extremadura lucha por alcanzar el primer puesto en Liga sabedor de que es esta plaza la que le proporcionará el ascenso. Sin embargo los diferentes proyectos van cayendo y, a pesar de rozarlo en la campaña 88/89, tal sueño se convierte en realidad por fin en la sesión 89/90 cuando tras un reñido campeonato queda igualado a puntos con el C.P. Cacereño y el gol average le permite ser Campeón y ascender a Segunda División B.

1990 – 2000

El conjunto de la Tierra de Barros debuta en Segunda División B en la temporada 90/91 realizando un discreto torneo en el que se clasifica en decimocuarto puesto. Unos ligeros retoques en su plantilla hacen que salga muy reforzado y presente batalla en la sesión 91/92 finalizando en tercer puesto. Esto le abre las puertas de la disputa de la Promoción de Ascenso siendo segundo a un solo punto del C.D. Lugo, quedando detrás U.E. Sant Andreu y Elche C.F. Durante la temporada 92/93 las cosas no funcionan tan bien y pese al esfuerzo realizado son sextos. Pedro Nieto, alma mater del proyecto no ceja en su empeño y refuerza a conciencia el plantel azulgrana, conquistando el Campeonato 93/94. En la liguilla de ascenso se muestra eficaz y contundente, finalizando primero y consiguiendo el ascenso a Segunda División tres décadas después al superar a A.E.C. Manlleu, C.D. Numancia y U.P. Langreo.

El reestreno en Segunda División durante la campaña 94/95 es duro y el equipo tiene serias dificultades para mantener la categoría. Un sprint final le permite ser decimoquinto. En la temporada 95/96 llega el gran éxito con Iosu Ortuondo en el banquillo. El club inesperadamente es quinto clasificado en Liga mientras el filial merengue Real Madrid C.F. B lo es cuarto. Los madridistas no pueden jugar la Promoción de Ascenso por su condición de filial y su puesto es relegado al C.F. Extremadura, quien encantado afronta la eliminatoria con ilusión. El rival es el Albacete Balompié, resultando los extremeños vencedores al derrotar en ambos encuentros a los manchegos por idéntico resultado; 1-0 en Almendralejo con gol de Manuel y 0-1 en Albacete con gol de Tirado. El C.F. Extremadura asciende a Primera División. Paralelamente Pedro Nieto y su directiva inician los trámites para conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva, confirmándose esta a lo largo de 1996 tras culminar el proceso el 19 de agosto mediante acta notarial. Una vez ascendidos a División de Honor la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento acometen las obras de reforma integral del viejo Estadio Francisco de la Hera, derribando todo lo existente y edificando en el mismo solar el nuevo estadio con capacidad para once mil quinientas personas.

Con estas premisas el ya C.F. Extremadura, S.A.D. debuta en Primera División la temporada 96/97, siendo Iosu Ortuondo su entrenador mientras la plantilla la forman Amador, Montoya, Cortés, Félix, Ferreira, Juanito, óscar, Padilla, Tirado, Ito, Basualdo, Luis Verde, Pedro José, Soler, Duré, Quique Estebaranz, Gluscevic, Iván Pérez, Pineda y Silvani. El 9 de septiembre de 1996 se produce la inauguración del nuevo estadio tras su remodelación, con un partido de Primera División correspondiente a la segunda jornada de Liga entre el C.F. Extremadura y el Real Betis Balompié, con resultado final de derrota por 0-3. El cuadro azulgrana realiza una campaña ajustada a lo que a priori se le presupone, sufriendo bastante, con opciones de permanencia pero sin llegar a alcanzarla, finalizando decimonoveno con once victorias y once empates y quedando muy cerca de la salvación con una plantilla que da la cara en todo momento y satisface a su afición. En la temporada 97/98 los azulgranas conservan gran parte de su plantilla contratándose como técnico a Rafa Benítez, todo un acierto pues al final de la misma se proclama subcampeón en una campaña que registra grandes llenos en el Municipal y le permite volver a la categoría de honor de nuestro fútbol.

El reestreno en Primera División de la campaña 98/99 mantiene unos parámetros deportivos muy similares a su anterior estancia, es decir, resolviéndose todo su futuro en el último encuentro. Un empate a dos frente al Villarreal C.F. le condena a disputar la permanencia, encontrándose como rival al Rayo Vallecano de Madrid; 0-2 en casa y 2-0 en el estadio Teresa Rivero le hacen descender a Segunda División. A partir de este momento el cuadro extremeño empieza a perder potencial y los problemas económicos surgen por el gran esfuerzo realizado para mantenerse entre la élite. Pese a todo el C.F. Extremadura conserva parte del potencial deportivo adquirido recientemente y es octavo en la edición 99/00.

2000 – 2010

El inicio del s.XXI con la edición 00/01 es similar a sus últimas comparecencias y finaliza undécimo, pero la temporada 01/02, con una evidente pérdida de potencial, supone el descenso a Segunda División B al ser vigésimo primero y descolgado con diez victorias y trece empates. En la temporada 02/03 queda quinto en su grupo de Segunda División B realizando un buen torneo en el que tiene opciones de promocionar. El descenso del presupuesto en las siguientes campañas hace mella y ocasiona que la aparición de jugadores con talento empiece a desvanecerse, retrocediendo las clasificaciones finales en las posteriores sesiones a puestos en mitad de la tabla clasificatoria.

La culminación a todo este proceso en el cual la parte económica con sus grandes deudas es más significativa que la deportiva culmina al término de la campaña 06/07 en la que el C.F. Extremadura es decimosexto y ha de disputar la Promoción por la Permanencia. En esta se enfrenta al conjunto canario U.D. Pájara Playas perdiendo 3-0 en Jandía y empatando 1-1 en casa, con lo cual desciende a Tercera División.

Por si no fuera esto poco al descenso deportivo se le une el administrativo, puesto que la entidad debe seiscientos mil euros a sus jugadores, su presidente y alma mater Pedro Nieto no desea satisfacer sus deudas y es sancionado con el descenso a Preferente. En esta categoría, con un estadio vacío de aficionados y sin nadie que intente paliar parte de la deuda contraída, los azulgranas deambulan por la región con más pena que gloria sobreviviendo a duras penas durante las campañas 07/08 y 08/09, perdiendo la categoría y descendiendo a Primera Regional al término de la edición 09/10. En ese instante Pedro Nieto entrega las llaves del club al ayuntamiento y desde entonces cesa su actividad.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Real Valladolid Promesas

 

 

Escudo Real Valladolid C.F., S.A.D. B

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Valladolid Promesas
  • Ciudad: Valladolid
  • Provincia: Valladolid
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 1943
  • Fecha de federación: 1943

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Recreativo Europa (1943-1944)
  • Recreativo Europa Delicias (1944-1973)
  • Real Valladolid Promesas (1973-1991)
  • Real Valladolid Deportivo “B” (1991-1992)
  • Real Valladolid, S.A.D. “B” (1992-1998)
  • Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B” (1998-2019)
  • Real Valladolid Promesas (2019-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

7 Ligas de Tercera División:

  • 1954/55
  • 1980/81
  • 1981/82
  • 1982/83
  • 1990/91
  • 2011/12
  • 2013/14

 

ESTADIO:

estadio Real Valladolid CF B

Anexo Estadio José Zorrilla

  • Nombre: Anexo al Estadio José Zorrilla
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Anexo al Estadio José Zorrilla (1988-)
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de la Federación (1943-52)
  • Estadio José Zorrilla (1952-1982)
  • Anexo al Nuevo Estadio José Zorrilla (1988- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Valladolid CF B

 

ESCUDOS DEL REAL VALLADOLID PROMESAS. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL REAL VALLADOLID PROMESAS. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN VALLADOLID:

Es a principios del pasado s. XX cuando la ciudad castellana de Valladolid empieza a tomar sus primeros contactos con el fútbol gracias todo ello por obra y gracia de Julio Alonso, un pucelano que importa desde Inglaterra la técnica y reglas necesarias para desempeñar este deporte, para que en 1904 ya se anuncie un encuentro con motivo de la Feria local. En el año 1906 se constituye el Valladolid Foot-ball Club, el primer embrión de sociedad organizada, la cual disputa sus encuentros en el Páramo de San Isidro, pero con escasa longevidad. El fútbol prende como una mecha en los colegios y pronto en el Ejército, formándose equipos castrenses -que no clubs- como el Reina Victoria Eugenia, el María Cristina, el Farnesio ó la Academia de Caballería, equipo este último que compite en el Campeonato de España de 1911.

Hacia el 1915, los jóvenes vallisoletanos se vuelcan con un deporte que está en pleno auge y surgen numerosos clubs con escasa trayectoria deportiva, caso de la Sociedad At. San Fernando, la Sociedad Turística Deportiva, la S.D. Cultural Vallisolitana, la U.D. Castellana (fundada el 29 de enero de 1918) o el Racing Club Valladolid. Sin embargo es a principios de la década de los años veinte cuando Valladolid toma conciencia real del fútbol, sobre todo tras la creación de la Federación Castellano-Leonesa el 16 de octubre de 1923, apareciendo alrededor de esta fecha los primeros club serios que darán un giro de ciento ochenta grados entre la afición local: la S.D. Ferroviaria el 6 de junio de 1923, el C.D. Español el 4 de enero de 1924, la U.D. Luises el 16 de junio de 1924, el Rubia F.C. el 11 de julio de 1925, el Iberia F.C. el 11 de agosto de 1925, la Sociedad Real Unión Deportiva el 21 de enero de 1926, la Unión Deportiva el 12 de mayo de 1927 y el Titán F.C. el 8 de agosto de 1927.

De todos ellos el más importante es la S.D. Ferroviaria, pero poco a poco cede el protagonismo a la U.D. Luises y al C.D. Español, quienes vienen protagonizando ya duros enfrentamientos entre sí desde hace un tiempo. Estas dos últimas sociedades marcarán el ritmo a finales de los años veinte y atraerán los favores de los aficionados pucelanos, dividiéndolos en principio para quedar unidos posteriormente. La U.D. Luises fue creada y patrocinada desde el Colegio de los Jesuitas y se convirtió en enero de 1926 en Sociedad Unión Deportiva, recibiendo poco después el título de Real y pasando a ser conocida como Sociedad Real Unión Deportiva. Vestía este club camisa rojiblanca con pantalón negro y pronto fue la entidad más poderosa resultando míticos sus enfrentamientos con la Cultural Deportiva Leonesa en su Campo de la Sociedad Taurina. Fruto de su fortaleza dentro de su ámbito geográfico consiguió alzarse con el Campeonato Regional en la temporada 26/27.

De otro lado, el C.D. Español era producto de la fusión realizada por Racing Club de Valladolid, Sociedad Española, Rubia F.C. y San Ildefonso. El conjunto españolista vestía con camisa roja y pantalón blanco, jugando en el Campo de La Victoria y entre sus éxitos estaba el haber conseguido el Campeonato Regional de la edición 24/25. La rivalidad entre ambos era enorme y las tendencias políticas que representaban a sus respectivos seguidores a veces se manifestaban de forma poco ortodoxa, provocándose graves altercados con peleas y apedreamientos que precisaron de la atención del orden en más de una ocasión.

En el año 1927, la idea de formar una Liga a nivel nacional empieza a tomar cuerpo y Valladolid es consciente de ello. Aprovechando un encuentro celebrado el 27 de marzo en la ciudad frente al Real C.D. Español de Barcelona, se alinea un combinado de jugadores procedentes del C.D. Español y de la Real Unión Deportiva que derrotan a los pericos. El éxito del resultado hace que ambas directivas tomen en serio la idea de disolución de sus respectivos clubs y la constitución de un nuevo club más potente con el que representar el fútbol local en el venidero Campeonato Nacional de Liga 28/29. De este acuerdo de voluntades nace el Real Valladolid Deportivo el 20 de junio de 1928. Como presidente es elegido Pedro Zuloaga Mañueco y los colores que les representarán son blanquivioleta para la camisa y blanco para el pantalón, siendo el campo adjunto a la Plaza de Toros el terreno de juego donde realizarán sus actividades. Cabe destacar que la S.D. Ferroviaria fue invitada en un principio a formar parte de la fusión, pero declinaron finalmente la oferta al desear seguir como entidad independiente.

Durante la Segunda República la ciudad de Valladolid se convierte en un verdadero hervidero de asociaciones deportivas apareciendo un sinfín de clubs como: la S.D. Española F.C., del barrio de San Andrés el 27 de enero de 1930, el Club Maravillas el 21 de enero de 30, el C.D. Europa el 11 de marzo de 1932, el Athletic Club el 27 de enero de 1932, el C.D. Delicias el 28 de julio de 1932, el S.C. San Miguel el 7 de julio de 1932, el C.D. Pintura el 9 de julio de 1932, la S.D. Unión Castilla el 8 de agosto de 1932, el Victoria F.C. el 6 de agosto de 1932, el C.D. San Isidro el 9 de septiembre de 1932, el C.D. Arenas el 2 de septiembre de 1932, el Amaika S.C. el 22 de mayo de 1933, el Canoe Valladolid Club el 16 de enero de 1935, el Club Marte F.C. el 15 de marzo de 1935 o el C.D. Isla el 5 de noviembre de 1935.

HISTORIA DEL CLUB:

1943 – 1950

Concluida la Guerra Civil muchos de los clubs previamente existentes atraviesan por grandes dificultades para reiniciar su actividad y los que lo hacen, si pueden, se encuentran en una situación muy precaria. Algunos de ellos, compañeros en Liga durante muchos años y cuyas directivas se conocen entre sí, optan por la fusión como única vía que les garantice un futuro más prometedor, siendo este el caso del club que nos ocupa.

En 1942 Valladolid contaba con parte de los clubs de la década anterior y con otros de reciente fundación a los cuales les quedaba mucho camino por recorrer. Entre los veteranos uno de ellos era el Club Deportivo Delicias, entidad constituida el 28 de julio de 1932 sin campo propio que deambulaba de un año para otro en recintos de alquiler luciendo como colores distintivos camisa blanca con pantalón negro. El C.D. Delicias era en importancia el segundo de la capital pucelana y tenía en su honor el competir en Primera Regional finalizada la temporada 41/42, donde fue cuarto, tras haberse proclamado Campeón de Segunda Regional en la campaña 40/41 dentro de la Delegación de Valladolid. En la edición 42/43 es quinto dentro de su grupo, perdiendo la categoría al final de la misma cuando se retira en plena Fase de Descenso al no poder costearse sus desplazamientos debido a lo elevados que económicamente le suponen. Descendido a Segunda Regional, la campaña 43/44 no es mucho más satisfactoria y plagado de deudas abandona la competición en pleno torneo.

Mientras el C.D. Delicias agoniza debatiéndose su futuro entre algodones, en 1943 se constituye otro club, el Recreativo Europa, asociación que viste camisa blanca con banda diagonal azulina y pantalón de este último color, partiendo de Tercera Regional dentro de la Delegación Comarcal de Valladolid adscrita a la Federación Castellana donde finaliza cuarto en el Grupo I. El Recreativo Europa finaliza cuarto en el Grupo I durante la edición 43/44, convirtiéndose durante el verano en la tabla salvadora del C.D. Delicias quien anda próximo a la disolución, conjunto con el que se fusiona integrándolo en su estructura y ocupando su plaza en Segunda Regional bajo la denominación Recreativo Europa Delicias. Conservando sus colores originales y jugando en el Estadio Municipal, conocido también como Campo de la Federación, sede empleada por un gran número de clubs locales en la calle Álvarez Taladriz, los pucelanos son terceros en la temporada 44/45, repitiendo plaza en la 45/46, puesto que les permite ascender a Primera Regional. En esta categoría se estrena siendo tercero en la edición 46/47, consiguiendo en la campaña siguiente, 47/48, proclamarse Campeón para concluir tercero en la 48/49 y cuarto en la 49/50 que cierra la década habiendo pasado en los últimos años a uniformarse con camisa arlequinada blanquiazul y pantalón azul.

1950 – 1960

En 1950 se crea la Federación Oeste de Fútbol, una vieja reivindicación de los clubs castellano-leoneses que tendrá su sede en Valladolid, continuando el Recreativo Europa Delicias en Primea Regional donde concluye tercero en la temporada 50/51 y primero en la 51/52, consiguiendo ascender por primera vez en su historia a Tercera División, una categoría de nivel nacional donde se encontrará con clubs de notable importancia que supone un gran paso en su carrera. Dicho ascenso no pasa desapercibido en el principal club referente de la ciudad, el Real Valladolid Deportivo, pasando ese mismo año de 1952 a ser filial de los blanquivioletas quienes les ceden el uso del Estadio de Zorrilla.

En el estreno de la temporada 52/53 recupera sus colores clásicos, camisa blanca con franja diagonal azulina y pantalón azul, pero este no es satisfactorio y el club finaliza decimotercero y penúltimo en un grupo donde comparte destino con castellano-manchegos, madrileños y extremeños, pasando en la campaña 53/54 a competir con gallegos, asturianos y leoneses para terminar tercero. En la edición 54/55 participa en un grupo configurado por clubs de la Federación Oeste exclusivamente, proclamándose Campeón por delante de clubs tan afamados como la U.D. Salamanca y S.D. Ponferradina, un puesto que le permite acceder a la Fase de Ascenso a Segunda División donde es sexto entre ocho aspirantes y consigue ascender la S.D. Indauchu, de Bilbao. Las temporadas siguientes, 55/56 y 56/57 son meritorias, saldadas ambas con un quinto puesto, siendo la trayectoria a partir de entonces descendente con tres campañas en las que se ve alejado de las primeras plazas no sobrepasando la mitad de la tabla clasificatoria.

1960 – 1970

Durante los años sesenta el club pucelano milita de forma íntegra en Tercera División con diferentes resultados deportivos iniciándose en la temporada 60/61 con un cuarto puesto que es superado en la siguiente edición, 61/62, cuando es subcampeón de Liga empatado a puntos con el C.F. Béjar Industrial. Este segundo puesto le permite promocionar para ascender a Segunda División, cayendo en la primera eliminatoria ante el C.D Galdácano a quien vence por 2-0 en Valladolid pero por quien es superado por 3-0 en tierras vizcaínas.

En las campañas siguientes el Recreativo Europa Delicias mantiene un buen nivel competitivo siendo quinto en la edición 62/63 y cuarto en la 63/64, retrocediendo en la 64/65 cuando es decimotercero quedándose al filo del descenso a Primera Regional. El club recreativista, que viste camisa blanquivioleta con pantalón blanco desde 1962, en los años sucesivos recicla su plantilla y con renovado semblante repite quinto puesto en las sesiones 65/66 y 66/67 para finalizar cuarto en la 67/68.

En 1968 la Tercera División sufre una primera reestructuración que desemboca en la reducción de grupos y conlleva a agrupar asociaciones de la Federación Oeste con otras cántabras y vascas que dan como resultado un décimo puesto en Liga. En la temporada 69/70 llega la segunda de forma consecutiva pasando los pucelanos a competir con madrileños, extremeños, castellano-manchegos y canarios en un grupo donde los desplazamientos son muy caros y el nivel bastante alto. El papel del filial es bueno quedando noveno, pero lamentablemente no supera el corte establecido por la RFEF antes de iniciarse el torneo que limitaba la continuidad a los ocho primeros, escapándose la permanencia por dos puntos y descendiendo a la recién creada Regional Preferente.

Paralelamente a estos acontecimientos, durante los últimos años sesenta el Real Valladolid Deportivo se halla en Segunda División y desde la directiva se plantea crear un equipo de aficionados tal cual están haciendo otras asociaciones. Faltos de presupuesto, durante la temporada 66/67 se establece un convenio con el Deportivo Arcés, un modesto club de Primera Regional constituido en 1942 que viste camisa azul con pantalón blanco, para emplearlo como puente antes de llegar las jóvenes promesas al Recreativo Europa Delicias de Tercera División. El convenio sólo garantiza un año de extensión, compitiendo el Deportivo Arcés Real Valladolid en la campaña 66/67 bajo esa denominación para desvincularse en 1967 una vez la entidad blanquivioleta crea el Real Valladolid Deportivo Aficionados, equipo que parte en Segunda Regional la temporada 67/68 proclamándose Campeón y ascendiendo a Primera Regional.

1970 – 1980

En el inicio de los años setenta el Real Valladolid Deportivo cuenta con dos filiales bajo su disciplina: de un lado el Recreativo Europa Delicias que milita en Regional Preferente; y de otro el Real Valladolid Deportivo Aficionados que lo hace en Primera Regional. En la temporada 70/71 los recreativistas ven mermada su plantilla y son quintos en Liga, debido en gran parte a que los jugadores más destacados del filial de Preferente ingresan a la primera plantilla del Real Valladolid Deportivo, conjunto que milita en Tercera División que acabará logrando el ascenso a Segunda División esa misma temporada. Los recreativistas quedan terceros en la siguiente edición 71/72, estando a un paso de promocionar para tratar ascender a Tercera División.

En la campaña 72/73 los recreativistas intentan de nuevo el asalto a Tercera División, pero son séptimos coincidiendo con una espléndida temporada del potenciado Real Valladolid Promesas -nueva denominación del equipo de aficionados desde junio de 1972-, que se proclama Campeón de Primera Regional y logra deportivamente el ascenso. La entidad blanquivioleta, de repente, se encuentra con la tesitura de tener en 1973 dos equipos en Regional Preferente con lo cual en estricto cumplimiento de las normas se han de desprender de uno de ellos o bien renunciar al ascenso del equipo de jóvenes promesas. Tras meditarse la decisión, los pucelanos deciden unificar ambas plantillas y conformar un único equipo que resulte más potente para situarlo en Tercera División lo antes posible, el ansiado objetivo, adoptando el histórico Recreativo Europa Delicias el nombre de Real Valladolid Promesas.

El estreno de los hasta entonces recreativistas con esta nueva denominación a lo largo de la temporada 73/74 tiene resultados positivos por cuando son subcampeones de Regional Preferente tras el C.F. Béjar Industrial, puesto que les permite promocionar como aspirante ante el C.D. Carabanchel, un rival superior que vence en Madrid por 2-0 y en Valladolid en esta ocasión por 0-1. En la edición 74/75 son terceros no pudiendo promocionar, pero en la 75/76 son segundos tras el líder S.D. Ponferradina teniendo una vez más la oportunidad de abandonar la Regional Preferente. El rival que se encuentran es la A.D. Torrejón, imponiéndose los madrileños en ambos encuentros; 0-1 en casa y 1-0 en la localidad de Torrejón de Ardoz.

En 1976 la RFEF anuncia la creación de una categoría intermedia entre Tercera División y Segunda División para la próxima campaña 77/78 que recibe el nombre de Segunda División B. Esta categoría, viciada desde su nacimiento y que será la tumba de muchos clubs, ocasiona que en la temporada 76/77 los cinco primeros clasificados de Regional Preferente puedan ascender directamente a Tercera División, categoría que incrementa el número de grupos y participantes. El equipo de promesas concluye cuarto y logra el objetivo.

El reestreno en Tercera División de la campaña 77/78, ya como cuarto nivel en el fútbol nacional, se vive en un grupo compuesto por asociaciones gallegas, asturianas, cántabras y castellano-leonesas, siendo el Real Valladolid Promesas decimotercero. En la edición 78/79 cambia de grupo y juega con madrileños, castellanoleoneses, canarios y aragoneses, siendo muy duro el torneo y sufriendo para ser decimosexto. Más sencilla resulta la sesión 79/80 dentro de un grupo donde cohabitan castellanoleoneses, navarros y cántabros donde es tercero quedando a dos puntos de lograr ascender a Segunda División B, premio que recae en la S.D. Gimnástica Arandina.

1980 – 1991

La década de los años ochenta, tal y como sucediese en los sesenta, transcurre íntegramente en Tercera División con la notable consideración de que es el cuarto nivel y no el tercero como antaño. El inicio del filial pucelano es fuerte y en sus tres primeras comparecencias alcanza el Campeonato con relativa facilidad pero sin obtener el ansiado ascenso de categoría. Así pues en la temporada 80/81 es eliminado por el Club Endesa Andorra; 1-0 en la localidad turolense y 1-2 en casa, mientras que en la edición 81/82 es el Talavera C.F. quien frustra sus intenciones; 0-2 en casa y nueva derrota en Talavera de la Reina por 3-0. En la temporada 82/83 sufre un serio correctivo ante el Deportivo Aragón; 1-0 en casa y derrota por 7-0 en Zaragoza, coincidiendo con su paso a las nuevas instalacaiones creadas en los anexos al nuevo Estadio José Zorrilla inaugurado con motivo de la Fase Final del Campeonato del Mundo disputado en España en 1982 .

En las siguientes ediciones, a pesar de tener una buena plantilla, es incapaz de obtener una de las dos plazas que dan opción a promocionar y queda relegado a puestos cercanos a la Promoción. En la edición 87/88 es subcampeón a tres puntos de la S.D. Gimnástica Medinense, pero el sistema competitivo ha variado respecto a temporadas anteriores y ahora el puesto de ascenso recae exclusivamente en el Campeón del grupo. En la temporada 89/90, tras haber sido cuarto en la 88/89, queda subcampeón empatado a puntos con el Zamora C.F. mostrando una gran renta goleadora, pero insuficiente para el objetivo, pues la desventaja en el gol average particular hace que ascienda el club zamorano. En la siguiente edición, 90/91, el filial blanquivioleta alcanza el primer puesto en el campeonato doméstico y consigue al fin después de muchos intentos frustrados alcanzar la Segunda División B, categoría donde nunca ha militado y en la cual hay depositadas grandes esperanzas de hacer un digno papel.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1991 – 2000

En 1990 la RFEF modifica su Reglamento General incluyendo la nueva Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas, obliga a los clubs profesionales a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. El Real Valladolid Promesas se disuelve en el verano de 1991 y desaparece como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Real Valladolid Deportivo “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio, es decir, la obtenida en Segunda División B durante la sesión 90/91.

El debut es meritorio y finaliza octavo durante la sesión 91/92. Finalizada la temporada el club se transforma en Sociedad Anónima Deportiva, pasando el equipo dependiente a llamarse Real Valladolid, S.A.D. “B”. Este acaba retrocediendo al decimoprimero puesto en la temporada 92/93 y pasando muchos apuros para conservar la categoría en la edición 93/94 al quedar decimosexto clasificado. Este puesto, según las reglas de la época, le obliga a disputar una Promoción para evitar el descenso con eliminatorias a partido único que se juegan en campo neutral. En la primera eliminatoria pierde en Tudela ante el C.E. Premiá llegándose a la prórroga por 2-1, teniendo que disputar una eliminatoria final que le enfrenta en Ponferrada con el Arosa S.C., imponiéndose por 2-1 lo cual le permite seguir en la división de bronce. En la edición 94/95 flirtea con el descenso, salvándose in extremis al ser decimoquinto, puesto que mejora en las siguientes campañas al ser sexto en la 95/96 y quinto en la 96/97. En las ediciones 97/98 y 98/99 ocupa plazas en mitad de la tabla sin pasar demasiados apuros pero sin tener opciones a estar arriba, siendo la temporada 99/00 la de su despedida de la categoría la ser decimoctavo. El 29 de junio de 1998, tras modificarse el nombre de la Sociedad Anónima Deportiva, el dependiente blanquivioleta pasa a llamarse oficialmente Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B”.

2000 – 2010

El retorno a Tercera División trae consigo un subcampeonato en la temporada 00/01 quedando a un solo punto del C.F. Palencia. En la Promoción no realiza un buen torneo y es tercero superado por Club Marino de Luanco y C.D. Móstoles, siendo colista la U.D. Xove Lago. En la campaña 01/02 es tercero, llegando al tramo final de la Promoción con opciones de ascender, pero la U.P. Langreo le arrebata el triunfo desplazándole al segundo puesto mientras detrás quedan C.D. Las Rozas y Club Lemos. Después de un par de temporadas más rozando los puestos privilegiados, en la campaña 04/05, tras quedar cuarto casi por los pelos, asciende a Segunda División B al imponerse en Semifinales al C.D. Las Rozas en ambos encuentros; 1-0 en Pucela y 1-2 en la ciudad madrileña, y en la Final al C.D. Lugo, al que vence 4-1 en casa y con el que empata 0-0 en la capital gallega.

En la temporada 05/06 el Real Valladolid C.F. B inicia su segunda etapa en la categoría de bronce, consiguiendo el décimo puesto y esperando aguantar muchas campañas más. En la temporada 06/07, sin embargo, no realiza un buen torneo y concluye decimosexto teniendo que disputar una Eliminatoria de Permanencia que le enfrenta al Valencia Mestalla de la que sale airoso al vencer en la ida 2-1 en casa y empatar 1-1 en Paterna, localidad donde juega el dependiente valencianista.

Sin menos apremios, en la campaña 07/08 es decimocuarto, pero en la siguiente edición, 08/09, realiza un pésimo torneo que le lleva bien pronto a alejarse de la permanencia y a entrar en un fondo de la tabla clasificatoria del cual ya no saldrá refrendando su descenso a Tercera División tras ser decimonoveno. En la edición 09/10, de nuevo en el Grupo VIII castellano-leonés, se muestra como un conjunto poderoso terminando segundo tras los pasos del Burgos C.F., pero en la Promoción es eliminado en Cuartos de Final por el C.D. Llanes; 1-2 en la localidad asturiana y 1-3 en casa después de verse sorprendido en el Anexo al Estadio José Zorrilla.

2010 – 2020

La segunda década del nuevo siglo empieza con un quinto puesto en Liga, perdiendo sus opciones de promocionar, pero en la edición 11/12 con renovadas ilusiones se proclama Campeón y sí consigue el objetivo. En la Eliminatoria de Campeones los pucelanos se ven sobrepasados por el conjunto granadino Loja C.D.; 0-1 en casa y empate 0-0 en la vuelta. El sistema competitivo le permite seguir promocionando resultando eliminado en Semifinales por el Coria C.F.; 3-0 en la localidad sevillana y un insuficiente 1-0 en casa.

En la temporada 12/13 es quinto en el campeonato doméstico, pero en la edición 13/14 llegará el éxito al ser Campeón del Grupo VIII y en la Eliminatoria de Campeones conseguir doblegar a la U.D. Somozas; 3-1 en casa y derrota por 2-1 en la localidad coruñesa, resultados que le permiten ascender por la vía rápida a Segunda División B. El 17 de junio de 2019 solicita a la RFEF el cambio de nombre a Real Valladolid Promesas, siendo autorizado el cambio para la sesión 19/20.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Historia del Real Valladolid. José Miguel Ortega. El Mundo de Valladolid (1999).
  • Cincuenta años del Real Valladolid Deportivo: 1928-1978. José Miguel Ortega. Editorial Palenque (1978).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.elnortedecastilla.es Diario.
  • www.tribunavalladolid.com Diario.

 

ENLACES REALCIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Sociedad Deportiva Leioa

 

titular SD Leioa

 

Escudo S.D. Leioa

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Leioa
  • Ciudad: Lejona / Leioa
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1925
  • Fecha de federación: 1925

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Lejona (1925-1953)
  • Lejona Club de Fútbol (1953-1974)
  • Club de Fútbol Lejona (1974-1979)
  • Lejona Fútbol Club (1979-1981)
  • Sociedad Deportiva Leioa (1981- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2013/14

 

ESTADIO:

estadio SD Leioa

Campo Municipal Sarriena

  • Nombre: Campo Municipal de Sarriena
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de Sarriena (1988-)
  • Capacidad: 2.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Ibaiondo (1925-1928)
  • Campo de Lamiako (1928-1949)
  • Campo de Ibaiondo (1949-1974)
  • Varios (1974-1988)
  • Campo de Sarriena (1988- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales SD Leioa

ESCUDOS DE LA SOCIEDAD DEPORTIVA LEIOA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA SOCIEDAD DEPORTIVA LEIOA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LEIOA:

Situada en el margen derecho de la Ría de Bilbao, la localidad de Leioa (Lejona) mantiene desde hace muchos años un especial vínculo con el mundo del deporte y, sobre todo, con el futbol, disciplina con amplio arraigo. La fértil Vega de Lamiako, antaño marisma hasta 1856 cuando los terrenos fueron transformados en cultivo, fue en 1887 objeto de la creación de un gran espacio deportivo capaz de albergar un hipódromo y en sus aledaños un terreno para jugar al polo y posteriormente varios campos de fútbol que fueron incrementándose a medida que aumentaba la afición. Sede también para la práctica de tiro de pichón y próximo a un aeródromo, Lamiako se convirtió en los años noventa decimonónicos en destino frecuente de deportistas burgueses y británicos que, empleados en las industrias siderúrgicas del entorno, acampaban cada domingo para patear tras un balón.

En el Hipódromo de Lamiako hacían deporte los miembros del Club Atleta de los Astilleros del Nervión primero y los de la Sociedad Gimnástica Zamacois, de Bilbao, pocos años después hasta que de una simbiosis de ambos grupos nació el Athletic Club en 1898 y poco después, en 1900, el Bilbao Foot-ball Club, asociaciones ambas con gran peso en la historia del fútbol vizcaíno claves para el desarrollo del nacional, como luego sería el Arenas Club en las siguientes décadas, también forjado en Lamiako.

El antecedente más remoto de raigambre plenamente local lo encontramos en 1903 cuando entre los meses de mayo y junio el Athletic Club, asociación que tuvo su terreno de juego en Leioa hasta 1910, organizó un torneo infantil -para menores de diecisiete años- donde se inscribieron las asociaciones Arenas Club, de Getxo, Victoria F.C., Estrella, Vizcaya F.C., Iberia F.C., Small Athletic, Hispania, Basconia y The Rival, casi todas ellas formadas por jóvenes residentes en Bilbao y el Lejona Foot-ball Club, representante esta última de la juventud local. El Lejona F.C. sobrevivió algunos años más, recordándose el encuentro disputado en Lamiako el 21 de julio de 1912 ante el Arenas Club y convirtiéndose en espléndida cantera de donde saldrían importantes jugadores que recalaron en el club de Getxo y en otros de la zona de reciente constitución.

Paralelamente, a principios de los años diez surge el Arrapatzen Bazaitut F.C., modesto club formado por jóvenes que acceden a Lamiako y practican su deporte favorito. Leioa, una pequeña localidad que en aquellas fechas apenas rozaba los tres mil habitantes, se convirtió en puerta de entrada de la corriente futbolística y años más tarde se crearía Los Diablos Azules, otra asociación humilde sin demasiado futuro. A pesar de no contar con una gran institución como el Athletic Club o el Arenas Club, vecino nacido en Getxo, leiotarras fueron grandes jugadores que acabaron enrolados en estos clubs y luego fueron internacionales como Félix Sesúmaga y Sabino Bilbao, presentes en numerosas alineaciones en los primeros años veinte.

HISTORIA DEL CLUB:

1925 – 1930

Una vez creada la Federación Regional del Norte con sede en Bilbao el 7 de septiembre de 1913 -Federación Vizcaína a partir de 1918 con la escisión de los clubs guipuzcoanos y navarros en 1918-, el aumento de población que experimentó Leioa y la ferviente propagación de jugadores residentes en la localidad posibilitaron que en 1925 se constituyera la Sociedad Deportiva Lejona, club que vestiría camisa azulgrana con pantalón negro empleando habitualmente como terreno de juego el Campo de Ibaiondo, un recinto con capacidad para doce mil espectadores y que era propiedad del Arenas Club desde 1924 habiéndose inaugurado el 13 de septiembre de 1925 en un encuentro entre los areneros y el Athletic Club.

La S.D. Lejona fue inscrita de inmediato en la Federación Vizcaína, figurando desde sus inicios en Segunda Categoría con dignos resultados, pero sin alcanzar en los años inmediatos el Grupo B de la Primera Categoría, la división inmediatamente inferior al Grupo A donde figuraban los grandes del fútbol vizcaíno. Desde 1928 pasó a jugar en los terrenos de Lamiaco, recinto local de gran historia y con capacidad para mil quinientos espectadores.

1930 – 1940

Iniciados los años treinta se inaugura el Campo de Lamiako, estrenado en un encuentro frente al Baracaldo F.C., siendo que la situación del conjunto leioarra no difiere mucho de la vivida en el quinquenio anterior, continuando compitiendo en Segunda Categoría muy lejos de los puestos que dan acceso al Grupo B. La llegada a la presidencia de Gumersindo Ugarte, exjugador del club, revierte la tendencia y la S.D. Lejona consigue al término de la temporada 34/35 proclamarse Campeón de Segunda Categoría por delante de C.D. Irrintzi, de Barakaldo y Padura Club, de Arrigorriaga, ascendiendo los tres a Segunda Categoría Preferente, la nueva denominación del que fuera Grupo B.

La estancia en Segunda Preferente sólo se disfrutó durante una campaña, 35/36, pues la Guerra Civil terminó estallando en julio de 1936 y cercenando la progresión de un club que, con buenos mimbres, aspiraba a más al concluir sexto en su primera comparecencia.

1940 – 1950

La Guerra Civil dejó muy tocado al municipio vizcaíno y a pesar de seguir contando con cinco mil habitantes y una serie de industrias importantes dedicadas al vidrio plano o a la siderurgia, nadie en la localidad hizo lo posible para reorganizar la S.D. Lejona y formar una plantilla de jugadores que compitieran oficialmente en las Ligas dirigidas por la Federación Vizcaína. A finales de los años cuarenta y concretamente en 1949, al fin se da este paso con la reaparición de los azulgranas, inscribiéndose en Segunda Regional con el ánimo de progresar en los años sucesivos y alcanzar el lugar que ocupó en la década anterior.

1950 – 1960 

Restituido el fútbol a nivel federado, los leioarras se vuelcan con su club y nuevamente una localidad con tanta tradición futbolística vuelve a contar con una asociación deportiva. La Segunda Regional de los años cincuenta, comparable a la División de Honor vizcaína actual y quinto nivel de la época, ofrece cierto nivel deportivo y los azulgranas competirán en esta categoría durante casi toda la década, adoptando en 1953 el nombre de Lejona Club de Fútbol.

El Campo de Ibaiondo, por su capacidad y grandes dimensiones, fue destino como terreno titular para muchos clubs asociados a la Federación Vizcaína del margen derecho carentes de un feudo propio, convirtiéndose en una gran factoría de la cual promocionaron un buen número de jugadores. Desde sus instalaciones, el Lejona C.F. consigue al término de la temporada 58/59 alcanzar la Primera Regional, el máximo nivel provincial, siendo decimocuarto en la campaña 59/60 que cierra la década.

1960 – 1970

Iniciados los años sesenta el Lejona C.F. sigue compitiendo en Primera Regional bajo la presidencia de Francisco González Garrido, teniéndose que desplazar al vecino Campo de Ibaiondo para realizar los entrenamientos y disputar sus encuentros como local. La trayectoria del club azulgrana, pese al gran crecimiento que experimenta la localidad duplicando el número de habitantes con la masiva llegada de inmigrantes procedentes de otras provincias atraídos por la industria, es decadente y las clasificaciones deportivas no acompañan. En la temporada 62/63 desciende a Segunda Regional, resultando decimotercero en la campaña 63/64 y decimocuarto en la 64/65, torneo este último tras el cual no se encuentra sustituto que releve a la dimitida directiva. Abandonado a su suerte, Leioa permanecerá casi una década sin fútbol a nivel federado.

1970 – 1980

En 1974, tras nueve años sin nadie en la localidad que quiera hacerse cargo de los mandos del club, un grupo de aficionados del barrio de Txoierri deciden retomar la historia del club y completar una plantilla que juegue en categoría juvenil. Sin apenas medios se solicita a la directiva del F.C. Barcelona un juego completo de uniformes, atendiendo el club catalán a la demanda leioarra sin objeciones con el consiguiente regalo en atención a la gran historia de la localidad vizcaína en el fútbol nacional. El club azulgrana de la margen derecha de la Ría, con Juan Ignacio Azkueta en la presidencia desde 1975, compite en esa categoría hasta 1977 bajo el nombre de Club de Fútbol Lejona, decidiéndose para la campaña 79/80 organizar un equipo senior que compita en Segunda Regional que se inscribe como Lejona Fútbol Club para priorizar el nombre de la localidad.

1980 – 1990

La década de los años ochenta observa a un club dispuesto a crecer deportivamente y en cuyo horizonte deportivo está conseguir el ascenso a Primera Regional en cuando se tenga la menor opción. Tras competir unas cuantas temporadas con la anterior denominación, la directiva que preside Juan Ignacio Azkueta opta por renombrar a la institución en lengua autóctona adoptando la nueva de Sociedad Deportiva Leioa en 1981, siguiendo compitiendo en los años siguientes en esta categoría hasta que al término de la edición 87/88 consigue ascender a la ansiada Primera Regional con Pedro Antonio Niembro en el banquillo.

La S.D. Leioa es desde su reorganización en 1974 un club itinerante que deambula cada temporada por distintos terrenos de juego situados en sus más próximas inmediaciones como el Campo de San Ignacio, el Campo de La Arboleda, en Trapagarán, el Campo de Askartza, en Bilbao, las instalaciones de Lezama, el campus de la Universidad del País Vasco y el Campo de La Txopera, ambos en el mismo Leioa, o los vecinos de Sondika, Derio o Neguri hasta que en 1988 se levanta el complejo deportivo de Sarriena en el norte de la localidad con un campo de ceniza, el número 3, relevado en al año siguiente por uno de hierba natural, el cuatro.

1990 – 2000

Iniciada la nueva década, la S.D. Leioa es un club que dispone de una aceptable cantera de la cual salen ocasionalmente buenos jugadores que terminan enrolados en conjuntos de superior categoría. Cómodamente asentados en Primera Regional, en 1992 accede a la presidente Txus Bun quien sustituye al apreciado y distinguido Juan Ignacio Azkueta, planeando en la mente de los azulgranas el conseguir ascender a Regional Preferente, una idea para la cual todavía transcurrirán varios años hasta solventarse.

Tras ser cuarto en la campaña 95/96, al término de la temporada 96/97 consigue ascender un peldaño más, situándose en Regional Preferente dirigido por Andrés Pascual después de ser Campeón de su grupo. Los azulgranas debutan en la más alta de las categorías regidas por la Federación Vizcaína con un decimosegundo puesto, consiguiendo ser decimoquinto en la edición 98/99 y retrocediendo a la decimotercera plaza en la sesión 99/00, destacando en este periodo un intento frustrado en 1997, tras conseguirse el ascenso, para convertirse en el segundo filial del Athletic Club, de Bilbao, tras la respuesta afirmativa del C.D. Baskonia quien sí accede a tal propuesta.

2000 – 2010

Iniciado el cambio de siglo, la S.D. Leioa inaugura la nueva década con un decoroso décimo puesto en Liga durante la temporada 00/01, obteniendo una puntuación muy similar en la siguiente campaña 01/02 cuando finaliza noveno. En 2002, coincidiendo con el acceso a la presidencia de José Ángel Basauri, la Federación Vizcaína crea una nueva categoría, la División de Honor, la cual a partir de entonces será el máximo nivel a nivel regional dentro de sus clubs asociados. Dicha categoría se nutre con todos los clubs que han sobrevivido en Regional Preferente en la sesión anterior más los descendidos de Tercera División y ascendidos de Primera Regional, disputando los leioarras en la temporada 02/03 uno de sus mejores torneos al ser terceros tras C.D. Sondika y Club Portugalete, aunque sin opciones reales de poder ascender. Después de tan magnífica temporada, la campaña 03/04 significa una vuelta a la zona media de la clasificación, concluyendo noveno para mejorar en la edición 04/05 cuando son sextos.

En la edición 05/06 la S.D. Leioa está a punto de descender a Regional Preferente al ser decimotercero en Liga y casi dejarse arrastrar por los descensos procedentes de Tercera División, un punto de inflexión que trae consigo la llegada al banquillo azulgrana del que será su técnico talismán, David Movilla. El exjugador toma las riendas en la temporada 06/07 y deja al equipo en cuarto puesto, consiguiendo en la siguiente campaña proclamarse Campeón de la categoría tras una gran disputa con Gatika K.T. y S.D. Ugeraga que le abre las puertas de Tercera División.

El estreno en el cuarto nivel de las Categorías Nacionales a lo largo de la sesión 08/09 es discreto siendo decimoprimero pero con la satisfacción de haber obtenido la permanencia. Más complicada resultará sin embargo la temporada 09/10, pues los azulgranas tienen que realizar un gran esfuerzo para evitar a toda costa el descenso, logrado con tesón y el decimosexto puesto.

2010 – 2020

Con la edición 10/11 llega la calma y los azulgranas son novenos en Liga sin pasar tantos sobresaltos como en la campaña anterior, trazándose la directiva como objetivo el poder entrar en plaza de Promoción en el futuro inmediato. En la temporada 11/12 son octavos recibiendo pocas derrotas, cimentándose a partir de entonces una plantilla que será cuarta en la Liga 12/13, cumpliéndose la meta de promocionar dentro del plazo previsto. En esta Fase eliminatoria se enfrenta en Cuartos de Final a la U.D. Poblense, perdiendo en Sarriena por 1-2 y nuevamente en la localidad mallorquina de Sa Pobla por el mismo resultado, 2-1.

En la campaña 13/14, con José Ángel Basauri en la presidencia y el técnico David Movilla, se consigue reunir una excelente plantilla que sale cada jornada del torneo a ganar y que, paso a paso, va sumando puntos hasta separarles una cómoda distancia respecto a sus más directos rivales. El conjunto azulgrana consigue finalmente proclamarse Campeón de Tercera División por primera vez en su historia, accediendo a una Promoción de Campeones donde se enfrenta al C.D. Varea, de Logroño, con el ascenso directo a Segunda División B en juego, ambición que se alcanza tras imponerse en la capital riojana por 1-4 y en un abarrotado Campo de Sarriena por 3-0 en el encuentro de vuelta.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951)
  • Athletic Club, 1898-1998: Crónica de una leyenda. Alfonso Carlos Sáiz Valdivieso. Editorial Everest (1998).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice 2014.
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unió Esportiva Cornellà, S.A.D.

 

titular UE Cornella

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unió Esportiva Cornellà, S.A.D.
  • Ciudad: Cornellà de Llobregat / Cornellá de Llobregat
  • Provincia: Barcelona
  • Comunidad Autónoma: Cataluña / Catalunya
  • Fecha de constitución: 29 de abril de 1951
  • Fecha de federación: 1951

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Cornellá (1951-1999)
  • Unió Esportiva Cornellà (1999-2017)
  • Unió Esportiva Cornellà, S.A.D. (2017-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2013/14

 

ESTADIO:

  • Nombre: Nou Estadi Municipal de Cornellà
  • Año de inauguración: 26 de agosto de 2012
  • Cambios de nombre:
  • Nou Estadi Municipal (2012-)
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Camp de la Via Férrea (1951-2012)
  • Nou Estadi Municipal (2012- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

 

ESCUDOS DE LA UNIÓ ESPORTIVA CORNELLÁ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DE LA UNIÓ ESPORTIVA CORNELLÁ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CORNELLÁ DE LLOBREGAT:

Ubicada a escasos kilómetros de la capital regional, Barcelona, la localidad de Cornellá de Llobregat fue durante muchos años un pequeño centro agrícola que vivía de los frutos de la fértil tierra que la rodeaba hasta que la industrialización iniciada en los años veinte y su cercanía con la ciudad condal ocasionaron un rápido crecimiento poblacional hoy estancado. La influencia de Barcelona, al igual que sucede con todas las localidades de su entorno, fue clave para la introducción de varios deportes que cuajaron en su seno como el rugby y el baloncesto, disciplinas de gran tradición, experimentando el fútbol un desarrollo menos espectacular pero no exento de dedicación.

El fútbol llegó a Cornellá de la mano del tejido industrial cuando iniciados los años veinte trabajadores de la empresa Sociedad General de Cables Eléctricos S.A., una industria instalada en 1910, dieron cuerpo al primer club local; Foot-ball Club Cables Eléctricos, constituido el 15 de abril de 1923. Dicha asociación, formada en principio por empleados, bien pronto cuajó entre la juventud y con el apoyo de esta ampliaron miras decidiendo inscribirse en la Federación Catalana y representar a todo el municipio. Acomodados en un terrenos próximos al cauce del río Llobregat, el Camp de Les Aigües, la asociación adoptó el nombre de Athletic Cornellá Foot-ball Club, vistiendo camisa rojiblanca con pantalón negro, compartiendo el fútbol con otras disciplinas como el pedestrismo y el ciclismo, tan de moda en aquellos tiempos y estrenándose durante la temporada 23/24 en Tercera Categoría.

El Athletic Cornellá F.C. fue en sus años de existencia un club muy modesto dentro del panorama barcelonés, no alcanzando nunca la Segunda Categoría Ordinaria y alternando las temporadas en juego tanto en competiciones federadas como en torneos de otra índole. La llegada de la Segunda República no modificó su status y, al contrario que sucedió con otras localidades de su entorno, más volcadas en el fútbol, el club rojiblanco transitó sin pena ni gloria durante los años treinta hasta que la Guerra Civil supuso un repentino frenazo que, una vez pasados los primeros meses, tuvo continuidad hasta que el conflicto se agravó en 1938 y Cataluña empezó a ceder terreno ante las fuerzas de los sublevados.

Pasada la guerra, al menos durante su primer año, Cornellá no pudo rearmar su club de fútbol surgiendo de nuevo este en 1940 cuando se recompone la asociación para competir en Segunda Categoría Ordinaria. En plena campaña 40/41 y obedeciendo la prohibición de extranjerismos, la asociación adopta la denominación de Club Atlético Cornellá a partir del 1 de enero de 1941, finalizando su trayectoria deportiva y existencial en 1942 cuando se disuelve. A principios de los años cuarenta la localidad ha triplicado su población y en su término cohabitan varias industrias con un notable número de empleados. El fútbol no cae en el olvido y en 1943 se constituye el Club Atlético Padró, una asociación novel que disfruta de las instalaciones del nuevo Campo Municipal de la Vía Férrea adjudicado al Frente de Juventudes local y levantado en 1941.

El Club Atlético Padró, quien toma nombre del popular barrio situado al norte, viste camisa verde con detalles blancos y pantalón azul alternándolo en ocasiones con camisa arlequinada blanquiazul, convirtiéndose desde su nacimiento en el máximo exponente de la ciudad ribereña en la Regional catalana. Sin embargo sus pretensiones deportivas, tal cual sucedió con su predecesor, no son demasiado ambiciosas, resultando intermitente su paso por las categorías más humildes hasta el punto de carecer de un equipo juvenil en el que se formen adecuadamente jóvenes promesas.

Alertados por dicha situación, dos serán las personas que tomen conciencia en relanzar a la juventud, de un lado Pedro Junyent, director de la academia docente que lleva su nombre y, del otro, Constancio Pérez, la mano derecha del anterior y sobre quien recae gran parte de la responsabilidad de la Academia Junyent, un club con plena dedicación formativa lleno de jugadores juveniles que visten camisa blanca con pantalón azul.

HISTORIA DEL CLUB:

1951 – 1960

Los éxitos cosechados por la Academia Junyent dentro del fútbol barcelonés sumando varias conquistas y la obtención de varios títulos comarcales no pasan desapercibidos en los conjuntos de su área de influencia, ingresando parte de sus jugadores más destacados en clubs de más enjundia. La fuga de sus estrellas y la no existencia de un campeonato juvenil para clubs que no dispongan de un equipo senior en competición regional, hace que Junyent y Pérez muevan los hilos para constituir en la localidad un club que lleve el nombre de la ciudad y aglutine las distintas corrientes futbolísticas presentes, fundamentándose todo el proyecto sobre la base del Club Atlético Padró, con jugadores seniors y sobre la Academia Junyent, cantera de juveniles con proyección.

El acuerdo entre ambos se consolida el 29 de abril de 1951 con el nombre de Unión Deportiva Cornellá, eligiéndose como colores representativos el verde con detalles blancos para la camiseta y el azul para el pantalón, los mismos de los padronenses. La figura de presidente recae en Pedro Junyent, siendo vicepresidente Tomás Anguera, Jaime Puig tesorero y Constancio Pérez secretario, además de principal artífice de la unión. El Club Atlético Padró seguirá en activo adoptando definitivamente como colores los arlequinados blanquiazules, estrenándose la Unión Deportiva en Segunda Categoría Regional la sesión 51/52 para pasar a Comarcal Preferente a lo largo de la temporada 52/53, categoría donde se mantiene en la 53/54. Durante lo que resta de década militará en Segunda Categoría Regional.

1960 – 1970

Iniciados los años sesenta el club asciende a Primera Regional, el cuarto nivel por aquel entonces, permaneciendo en esta categoría hasta que al término de la temporada 64/65 desciende a Segunda Regional tras concluir decimosexto. En esta categoría militará durante una sola campaña, 65/66, reestrenándose en Primera Regional durante la edición 66/67 donde finaliza decimosexto, pero encadenando un nuevo ascenso, en esta ocasión a la recién constituida Regional Preferente, una división que se convierte en la más distinguida de la Federación Catalana y en la cual noveno en la temporada 67/68, decimoquinto en la 68/69 y decimoprimero en la 69/70, una plaza que le condena a descender a Primera Regional al ser reestructuradas todas las categorías.

A lo largo de 1968 la U.D. Cornellá incorpora bajo su organigrama a parte de la estructura del Colegio San Miguel, un centro docente dotado de varios equipos juveniles e infantiles que sirven para instruir a la juventud local en el fútbol y, de paso, como cantera idónea para surtir de jóvenes valores que algún día terminarán en la primera plantilla.

1970 – 1980

El cambio de década no trae excesivos cambios y el conjunto de la Vía Férrea continua deambulando por la Regional catalana sin experimentar un gran salto que le lleve a ocupar una plaza en Categoría Nacional. En su primera temporada, 70/71, finaliza segundo tras el C.F. Andorra y se le escapa el ascenso, resultando tercero en la edición 71/72 y décimo en la 72/73 continuando un ciclo de temporadas en Primera Regional hasta que al término de la sesión 77/78 consigue ascender a Regional Preferente con ocasión de una nueva reestructuración en las categorías.

Durante los años que dan cierre a la década, la U.D. Cornellá queda quinto en la temporada 78/79 y decimotercero en la campaña 79/80 sin grandes alardes y con la humildad que marca su presupuesto, uno de los humildes de la categoría que le impide acceder a Tercera División, su objetivo a corto plazo.

1980 – 1990

Dar el salto a Categoría Nacional no es tarea fácil y, dada la gran competencia con la que se encuentra, los resultados no acompañan y el equipo se ve sumido a ocupar puestos muy discretos en la tabla clasificatoria siendo noveno en la edición 80/81, decimocuarto en la 81/82 y decimonoveno en la sesión 82/83.

Tras unos años más en Regional Preferente, la entidad barcelonesa pierde la categoría y desciende a Primera Regional, sumiéndose en un letargo del cual le costará salir varias temporadas.

1990 – 2000

Con el técnico Paco Pérez se persigue el ascenso a Regional Preferente, objetivo que tras un par de temporadas se logra satisfactoriamente una vez concluida la edición 90/91. En esta categoría la U.D. Cornellá logra asentarse y con una cantera que empieza a dar sus primeros frutos consigue alcanzar la Primera Catalana al término de la campaña 95/96 con Enrique Pérez Cabedo en el banquillo, una categoría intermedia de nuevo cuño entre la Regional Preferente y la Tercera División instaurada en 1991.

La U.D. Cornellá se estrena en Primera Catalana con la temporada 96/97 consiguiendo un notable quinto puesto y estando a punto de encadenar un nuevo ascenso a Tercera División quedándose prácticamente a las puertas de ello. En la campaña 97/98 son novenos, pero en la 98/99 se proclaman subcampeones quedando a tan solo dos puntos del líder Girona F.C. Esta plaza, con Ramón María Calderé en el banquillo, les permite acceder por primera vez en su historia a Tercera División, debutando en Categoría Nacional en una brillante sesión 99/00 donde, ante la sorpresa de muchos y ya bajo la denominación de Unió Esportiva Cornellà, finalizan en cuarto puesto y logran entrar en la Promoción de Ascenso a Segunda División B. En esta Fase no tienen excesiva fortuna y son superados por C.D. Burriana y C.D. Olímpico de Totana, finalizando terceros por delante de C.D. Manacor.

2000 – 2010

En la campaña 00/01 los verdes pasan por numerosos problemas y finalizan en un discreto decimoquinto puesto, resultando todavía más decepcionante la sesión siguiente 01/02 por cuando son decimoctavos y pierden la categoría. Nuevamente en Primera Catalana, el equipo que dirige Juan Toribio se traza en mente regresar lo antes posible a Tercera División, concretando una buena plantilla que le hace proclamarse Campeón aventajando al C.D. Banyoles en tan solo un punto.

Con el ascenso en la mano la U.E. Cornellá inicia un periodo de relativa estabilidad en el cual lucha por mantener la categoría. Tres serán las temporadas en las cuales lo logre al ser décimo en la 03/04, decimosexto en la 04/05, descendiendo a Primera Catalana en la 05/06 después de ser decimoséptimo. Durante estos años el club va forjando una gran cantera que proporciona jugadores a la primera plantilla, otros nutren a clubs de superior categoría y algunos más aspiran a más lejos llegando a clubs de primera fila. La fábrica de Cornellá rinde una pléyade de jugadores que lo convierten en uno de los más laureados en categorías inferiores, reflejándose dicha situación en el club que es catalogado como uno de los mejores catalanes del momento en labores formativas.

El ansiado regreso a Tercera División se larga más de la cuenta y pese a tener opciones, en la sesión 06/07 se termina en una sexta plaza que les deja como estaban. Mejor papel realizarán en cambio durante la sesión 07/08 cuando con una plantilla equilibrada se proclaman Campeones de la categoría y ascienden directamente de la mano de Diego Morata. La vuelta a Categoría Nacional no es espectacular y durante la campaña 08/09 se alcanza una discreta duodécima plaza. Mejorados sustancialmente todos sus puestos, la edición 09/10 es más afortunada y se concluye en quinto puesto, escapándose la Promoción a la categoría de bronce por escaso margen.

2010 – 2020

Con el inicio de la temporada 10/11 Enrique Pérez Cabedo repite en el banquillo verde conduciendo al club de Cornellá hasta el octavo puesto, plaza que es superada notablemente en la campaña 11/12 por Jordi Roger gracias a un óptimo quinto lugar que les acerca a las plazas de Promoción. La tendencia progresiva mostrada durante los últimos años no se detiene en ese punto y en l edición 12/13, de la mano del mismo técnico, se arma una poderosa plantilla con la cual se pretende logre entrar en las plazas de Promoción. El equipo conformado no defrauda y la U.E. Cornellá termina subcampeón del grupo catalán de Tercera División empatado a puntos con el primer clasificado, U.E. Olot, viéndose las caras en los Cuartos de Final de la Promoción ante el Real C.D. La Coruña «B» quien le elimina al derrotarle 3-1 en la capital gallega y ser vencido por 2-1 en el Nou Municipal, un recinto inaugurado el 26 de agosto de 2012 ante el F.C. Santboiá en Liga y con resultado de 4-0 favorable para los locales, que sustituye al clásico Vía Férrea.

Si en esta ocasión no se consigue el deseado ascenso, este sí llega en la segunda oportunidad que se le presenta pues en la temporada 13/14, de nuevo con Jordi Roger, se proclama Campeón de la categoría empatado a puntos con el C.F. Montañesa después de mantener un intenso duelo con el C.E. Europa, clasificándose para una Promoción de Campeones donde consigue ascender directamente a Segunda División B tras eliminar al C.D. Izarra; empate 1-1 en la localidad navarra de Estella y victoria por 3-1 en el Nou Municipal con tantos de Txemi, Dani Martín y Óscar Muñoz. El éxito deportivo, significa su estreno en una categoría inédita, es celebrado por toda la afición quien, expectante, acude entusiasmada al estreno de la campaña 14/15 en el Grupo III de Segunda División donde compiten clubs catalanes, valencianos, baleares y aragoneses. Con Jordi Roger en el banquillo y una plantilla que no ofrece el resultado esperado, el conjunto verde lucha durante todo el campeonato para evitar las últimas posiciones, objetivo que se consigue a punto expirar el torneo y, de paso, eludiendo la siempre peligrosa Promoción de Permanencia que otorga las decimosexta plaza.

La edición 15/16 empieza con serios cambios en la plantilla. Llegan nuevos jugadores, salen otros y, con el talismán de Roger, la U.E. Cornellá se convierte en el equipo revelación del campeonato al ser quinto en Liga a tan solo cuatro puntos de los puestos de Promoción. Sin embargo, la sesión 16/17 no resultará igual de notable en lo que a la clasificación se refiere pues, con ligeros cambios, la novena plaza es su puesto final aunque nueve puntos le distancian del éxito en un grupo muy igualado. Comenzada la temporada 17/18, en Cornellá de Llobregat se piensa en el futuro de la asociación iniciándose el 20 de diciembre los trámites necesarios para la conversión en S.A.D., operación que se concluye el 11 de abril de 2018 cuando, con un capital social fijado en 217.000 euros, la Unió Esportiva Cornellà, S.A.D. queda inscrita en el Registro Mercantil siendo publicada el día 19 del mismo. En el aspecto deportivo, el torneo es brillante culminándose una gran actuación con el cuarto puesto tras R.C.D. Mallorca, Villarreal C.F. «B» y Elche C.F. Clasificado para disputar la Promoción de Ascenso, la trayectoria de los verdes es frenada en Cuartos de Final cuando caen eliminados por el Real Sporting de Gijón «B» al empatar 2-2 en casa y ser derrotados en la localidad asturiana por 2-0.

Con la campaña 18/19 llega la despedida de Jordi Roger quien, tras muchos años como titular del banquillo, es sustituido por Xavier Calm. La U.E. Cornellà, un club asentado en la categoría y con aspiraciones, termina tras otro gran campeonato en cuarto puesto pasando, por segundo año consecutivo, a disputar la Promoción de Ascenso. Lamentablemente para sus intereses, tal cual sucediera en la edición anterior, los verdes carecen de fortuna y son eliminados en Cuartos de Final por la S.D. Ponferradina, conjunto berciano al que se derrota en casa por el escaso margen de 2-1 cayendo una semana más tarde por 2-0.

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice 2014.
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.jmartimata.blogspot.com.es Diario deportivo.
  • www.hemeroteca.mundodeportivo.com Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol

 

titular UD Socuellamos CF

 

Escudo U.D. Socuéllamos C.F.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol
  • Ciudad: Socuéllamos
  • Provincia: Ciudad Real
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 1960
  • Fecha de federación: 12 de enero de 1961

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol (1960- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 2018/19
  • 2019/20

 

ESTADIO:

estadio UD Socuellamos

Campo Paquito Giménez

  • Nombre: Campo de Deportes Paquito Giménez
  • Año de inauguración: 1940
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Deportes Paquito Giménez (1940- )
  • Capacidad: 2.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Paquito Giménez (1940- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Socuellamos CF

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA SOCUÉLLAMOS CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA SOCUÉLLAMOS CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SOCUÉLLAMOS:

La localidad castellano-manchega de Socuéllamos, situada en el extremo noreste de la provincia de Ciudad Real, es un gran centro productor de vid, destacando en los últimos años la producción de importantes vinos y un cierto énfasis industrial tras muchos años de plena dedicación agrícola. El contacto de sus habitantes con el mundo del fútbol es uno de los que cuenta con más arraigo en la región, surgiendo en torno a 1917 dos asociaciones que, rivales desde el primer momento, dieron fama a los jóvenes deportistas socuellaminos en todo su radio de acción. El más prematuro fue el Sporting Foot-ball Club, conocido también como Socuéllamos F.C., club que vestía camisa a rayas con pantalón azul y quien pronto encontró la horma a su zapato en forma del Club Deportivo Socuéllamos, entidad que vestía camisa con pantalón blanco.

Tras unos años plenos de dificultades por la escasez de medios logísticos y sobre todo, económicos, ambos sobrevivieron a duras penas como pudieron, alcanzando contra viento y marea el Club Deportivo su zénit futbolístico en 1923 cuando se proclamó campeón provincial. De poco le sirvió tal éxito, pues pese a permanecer imbatido durante bastantes meses, como se presagiaba dio fin a su existencia en junio de 1924, casualmente casi a la par que su rival local, el antiguo Sporting F.C.

El ocaso del fútbol socuellamino no se alargó demasiado y durante la primera semana de julio quedaba constituido un nuevo club, la Unión Deportiva Socuéllamos, asociación que recogía a ex jugadores de los dos disueltos y nuevas promesas de joven edad, llegando a contar desde su inicio con un equipo infantil, denominación que recibían los juveniles de hoy en aquellos lejanos días. La Unión Deportiva, que vistió originariamente camisa gualdirroja con pantalón negro, tuvo una vida azarosa estrenándose el 20 de julio de 1924 a domicilio ante la Gimnástica de Manzanares con empate a dos tantos, disputando durante los años veinte y los difíciles de la Segunda República, ahora con camisa blanquiazul con pantalón negro, gran cantidad de encuentros amistosos, además de pequeños torneos frente a clubs de la capital provincial y de un amplio entorno geográfico que alcanzaba las provincias limítrofes de Cuenca y Albacete. El 20 de marzo de 1932 la Unión Deportiva estrenó el recinto de la calle Humilladero ante el Red Star F.C., de Albacete, estallando en julio de 1936 la Guerra Civil que paralizó durante varios años la actividad deportiva.

Finalizado el conflicto fueron creados en 1940 el C.D. Socuéllamos F.J., que vestía camisa blanquiazul con pantalón blanco y agrupaba a juventud afiliada a Falange y el E. y D. Socuéllamos, donde militaban los jóvenes productores -obreros-, habilitándose ese mismo año un nuevo terreno a las afueras de la localidad que fue bautizado como Campo Paquito Giménez en honor al desaparecido falangista. Durante varios años el fútbol se circunscribió a estos dos clubs hasta que en 1943 la Delegación Comarcal de Ciudad Real consiguió de la Federación Castellana plenos poderes para organizar un Campeonato Provincial con clubs de Primera Categoría. Enteradas las autoridades locales y en vistas a la temporada 43/44, con el soporte económico del gran aficionado Virgilio López, se acondicionó el campo de fútbol y se organizó el 18 de julio un encuentro amistoso en la localidad de La Roda hasta donde se desplazó un combinado de jugadores del Frente de Juventudes y de Educación y Descanso, imponiéndose los socuellaminos por 1-3. Este firme paso dio pie a la constitución del Club Deportivo Socuéllamos, entidad que quedó presidida por el gran benefactor Virgilio López vistiendo camisa blanquiazul con pantalón blanco.

El C.D. Socuéllamos, inscrito en la Federación Castellana en 1943, debutó en la Primera Regional ciudadrealeña en la temporada 43/44 haciendo un buen papel pese a encadenar varias derrotas en el inicio del torneo, contando con un buen equipo que fue agasajado por sus rivales debido a su gran comportamiento deportivo. Sin embargo los problemas económicos empezaron a aflorar en su segunda comparecencia de la campaña 44/45, teniendo que recurrir a jugadores indebidamente alineados que repercutieron en su puntuación, penalizada y en su futuro, pues al término de la sesión cesó su actividad cargado de deudas. Entre los logros del Club Deportivo destaca especialmente la consecución de la Copa del Gobernador Civil en la edición de 1944 ante el Daimiel C.F., imponiéndose en la Final disputada en el Campo de la Puerta de Granada, de Ciudad Real, por 2-0 con ambos tantos de Dovaños.

Desde 1945 la plantilla del C.D. Socuéllamos se convirtió en el máximo representante local, disponiendo de buenos jugadores que dieron excelentes resultados a la delegación socuellamina al proclamarse Campeones de la provincia dentro de la Liga del Frente de Juventudes en las temporadas 46/47 y 48/49. Socuéllamos, pese a no contar con un club federado hasta años después, daba muestras de no olvidar el fútbol y durante los últimos años de la década de los cuarenta dio a luz varios equipos que se enfrentaban dentro del campeonato local que organizaba la delegación del Frente de Juventudes como fueron el Atlético Marina, el Aspirantado y el Gimnástico, todos ellos compuestos por jugadores en edad juvenil.

En 1950 se constituye nuevamente con miembros del Frente de Juventudes otra asociación, el Socuéllamos Club de Fútbol, quien viste camisa azul con pantalón blanco. La intención es ser inscrito para poder competir en el campeonato provincial, pero dicho paso no se da hasta 1952 cuando lo hace para participar en el campeonato provincial de la temporada 52/53. El Socuéllamos C.F. contará con un equipo juvenil y participará en la Primera Categoría provincial hasta la temporada 55/56 cuando, una vez más, surjan los inevitables problemas económicos que le acarreen deudas, le impidan acudir a disputar encuentros de Liga y den al traste con su progresión causando su desaparición. A partir de entonces la localidad vinícola se queda nuevamente sin representante federado, volviendo el Frente de Juventudes a abanderar cualquier iniciativa futbolística.

HISTORIA DEL CLUB:

1960 – 1970

A finales de 1960 la Delegación de Ciudad Real anuncia el calendario de Primera Regional para la edición 60/61 a comenzar en enero. Son nueve los participantes y desde Socuéllamos se piensa en armar un equipo de jóvenes locales que den paridad al grupo. Dicho y hecho antes de que concluya 1960 se constituye la Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol teniendo como presidente a Pascual Moreno Alcolea, vistiendo camisa azul con pantalón blanco y disfrutando del Campo Paquito Giménez como recinto deportivo. Pese a la celeridad de la operación la Liga empieza sin el conjunto socuellamino suficientemente preparado, teniendo que realizar éste el 6 de enero un encuentro frente a un combinado de Alcázar de San Juan para decidir descartes y puestos a reforzar, y precipitando su ingreso en la Federación Castellana el día 12. Conformada la plantilla, los azules se incorporan al torneo con unas jornadas de retraso consiguiendo asentarse a medida que transcurre el campeonato cerrándolo con decoro al ser quintos.

En la temporada 61/62 repiten puesto mientras que en la edición 62/63, con muy buenos mimbres, quedan imbatidos en un grupo de seis participantes proclamándose Campeones y consiguendo ascender a Tercera División tras superar en la Promoción al C.D. Guadalajara; 3-0 en casa y victoria de nuevo por 0-2 en la ciudad alcarreña bajo la dirección del preparador Herminio Mielgo y la presidencia de Lucio Cebrián. El estreno en Tercera División se produce en la temporada 63/64 con Leoncio Osa en la presidencia dentro del Grupo XV castellano-manchego-extremeño finalizando en un buen sexto lugar, plaza que se repite en la edición siguiente 64/65. En la campaña 65/66 se sufre más de la cuenta finalizando decimosegundos, alcanzándose el quinto puesto en la sesión 66/67 y perdiendo su presencia en la categoría durante la temporada 67/68 al ser remodelada esta y no superar los azules -decimosegundos- el corte que establece la Federación Española beneficiando a los diez primeros.

La U.D. Socuéllamos C.F. encara la recta final de la década con Santos Gómez Medina en la presidencia, siendo el equipo subcampeón en la temporada 68/69 tras el C.D. Toledo y tercero en la Copa Ramón Triana, un campeonato establecido por la Federación Castellana en 1943 donde competían las segundas plantillas de los clubs de Categoría Nacional y los de aficionados de Primera Regional. En la campaña 69/70 concluyen octavos.

1970 – 1980

La década de los años setenta va a significar un paso atrás para las aspiraciones de los socuellaminos. La proliferación de clubs madrileños, cada vez más presupuestados y con más potencial deportivo, le significa una dura competencia y con Félix Cuevas en la presidencia se es décimo en la campaña 70/71 y decimosegundo en la 71/72. Decimoséptimo será en la temporada 72/73, escapándose la posibilidad de militar en la edición 73/74 en la recién creada Regional Preferente, una categoría nueva que le supone quedar relegado al quinto nivel nacional, sufriendo la afición local un duro golpe. Las cosas van a peor y en la campaña 74/75 descienden a Segunda Regional, un sexto nivel que afronta como puede Francisco Gervasio Paredes, presidente al que le toca vivir años muy duros.

En la sesión 77/78 se consigue regresar a Primera Regional, compitiendo en dicha categoría hasta el final de la década y con muy lejanas opciones de regresar en un futuro próximo a Categoría Nacional. La falta de presupuesto frente a otros clubs de la región y la aparición durante cada temporada de clubs con sus mismos intereses, son obstáculos que no logra superar, conformándose con una categoría que no satisface al completo a la afición del Paquito Giménez.

1980 – 1990 

Los años ochenta se inician con un plantel asentado en Primera Regional que da continuidad a toda la trayectoria mantenida en los últimos tiempos. Sin opciones de ascender, la vida transcurre tranquila para el conjunto socuellamino produciéndose cambios a nivel directivo con la entrada de presidentes como Emilio Jareño y Rafael Gómez hasta que en 1985 los clubs castellano-manchegos consiguen de la Federación Española autorización para constituir una federación propia que rija su destino. La flamante Federación Castellano-Manchega nace el 7 de diciembre de 1985 estrenándose en la temporada 86/87 de forma independiente a como lo habían hecho sus afiliados a lo largo de más de setenta años, un logro que beneficia a todos sus asociados quienes a partir del momento, sin clubs madrileños mediantes, disponen de más oportunidades para competir en categoría superior.

El U.D. Socuéllamos C.F. es uno de ellos y los efectos del cambio son inmediatos proclamándose Campeón de su grupo en la temporada 86/87, éxito que le permite ascender a Regional Preferente. Los azules se estrenan en la campaña 87/88 con Virgilio Martínez siendo décimos, mejorando en la edición 88/89 con un cuarto puesto y rematando el trabajo en la sesión 89/90 al ser Campeones de su grupo y obtener el pase directo a Tercera División.

1990 – 2000

El regreso a Categoría Nacional es brillante y los socuellaminos consiguen durante la temporada 90/91 bajo la presidencia de Carmelo Díaz ser la gran sorpresa del grupo castellano-manchego de Tercera División finalizando cuartos. Esta plaza, dado el nuevo sistema competitivo, les permite promocionar para intentar dar el salto a Segunda División B, no obteniendo un buen rendimiento al ser colistas con una victoria, dos empates y tres derrotas superados por Racing Club Portuense, C.D. Don Benito y C.D. Mármol Macael. En la campaña 91/92 pierden a valiosos jugadores y retroceden al decimosegundo puesto, mejorando en la 92/93 al ser octavos, pero sufriendo un bajón considerable en la edición 93/94 cuando son colistas en el campeonato doméstico y pierden la categoría.

En Regional Preferente son terceros en la sesión 94/95 escapándose la Promoción por tan solo un punto de margen, consiguiendo en la temporada 95/96 retornar a Tercera División por la puerta grande al ser Campeones de grupo con bastante holgura. En 1996 empieza un nuevo ciclo resolviendo la campaña 96/97 en noveno lugar, pero estando a punto de perderla al ser decimoséptimo en la 97/98. Mejores resultarán las ediciones 99/99 y 99/00 cuando finalice decimoprimero y sexto respectivamente.

2000 – 2010

La primer década del nuevo siglo la pasa íntegramente en Tercera División a excepción de la temporada 01/02 que la vive en Primera Autonómica, nueva denominación de la tradicional Regional Preferente, tras el descenso sufrido en la campaña 00/01 en la que es decimonoveno. Como Campeón consigue el ascenso directo a Categoría Nacional, siendo decimosegundo en la edición 02/03 y décimo en la 03/04.

A partir de aquí el conjunto castellano-manchego se estabiliza en la categoría sin mostrar intenciones de optar a una categoría superior, resultando discretas sus participaciones y con escasos traspasos de la línea que separa la mitad de la tabla clasificatoria. Tan solo las temporadas 05/06 con un octavo puesto y la 08/09 con un quinto merecen cierta distinción. En 2008 la empresa bodeguera Cristo de la Vega empieza a patrocinar a la entidad a través de su marca El Yugo, hecho que redunda beneficiosamente en la estabilidad económica de los azules, aunque no garantiza la deportiva.

2010 – 2020

La década de los años diez abre un nuevo camino en la U.D. Socuéllamos C.F., aunque el inicio no es excesivamente afortunado, pues si en la campaña 10/11 son decimoprimeros en Liga, en la 11/12 son decimosextos y pierden la categoría arrastrados por el descenso desde Segunda División B de la U.B. Conquense quien ha perdido su Promoción de Permanencia. Su paso por Primera Autonómica es breve y como Campeón de su grupo asciende directamente con un balance de veintinueve victorias, cuatro empates y una derrota.

Con Jorge López Garrido en la presidencia y Ángel García Cosín en el banquillo, la temporada 13/14 es excepcional puesto que con un equipo muy compensado se es subcampeón de Liga tras un inalcanzable C.D. Puertollano y se entra por segunda vez en su historia en la Promoción. El sistema es de eliminatorias directas, imponiéndose los ciudadrealeños consecutivamente a C.D. Praviano en Cuartos de Final; 0-1 en la localidad asturiana y 2-1 en casa, C.E. Europa en Semifinales; 0-0 en Barcelona y 2-0 en casa, y en la Final al Linares Deportivo; 2-1 en el Paquito Giménez y empate 0-0 en el encuentro de vuelta disputado en la localidad jiennense ante la alegría de sus seguidores quienes ven alcanzar el sueño de militar en Segunda División B.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Popular de Langreo

 

titular UP Langreo

 

Escudo U.P. Langreo

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Popular de Langreo
  • Ciudad: Langreo / Llangréu
  • Provincia: Asturias
  • Comunidad Autónoma: Principado de Asturias
  • Fecha de constitución: 1 de julio de 1961
  • Fecha de federación: 1 de julio de 1961

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Popular de Langreo (1961- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

5 Ligas de Tercera División:

  • 1961/62
  • 1969/70
  • 1981/82
  • 1985/86
  • 2001/02

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Nuevo Ganzábal
  • Año de inauguración: 6 de enero de 1922
  • Cambios de nombre:
  • Campo de La Barraca (1922-1961)
  • Estadio de Ganzábal (1961- )
  • Estadio Municipal Nuevo Ganzábal (2006-)
  • Capacidad: 4.024 espectadores

estadio Ganzabal

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de Ganzábal (1961- )
  • El Florán, San Martín del Rey Aurelio (2005-2006)
  • Estadio Nuevo Ganzábal (2006- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA UNIÓN POPULAR DE LANGREO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DE LA UNIÓN POPULAR DE LANGREO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LANGREO:

El concejo asturiano de Langreo, situado al sureste de la capital provincial Oviedo, es un municipio de importante pasado minero donde, gracias a la extracción de carbón y hulla, se generaron una serie de industrias siderúrgicas, metalúrgicas, cerámicas y energéticas que situaron su población en cerca de setenta mil habitantes empezados los años sesenta. Desde la crisis minera originada en los años setenta, su población ha ido disminuyendo paulatinamente hasta situarse en alrededor de cuarenta mil habitantes estando el concejo dividido en seis distritos, separados unos de otros y bañados todos por el Río Nalón donde destaca la capital, La Felguera, con veinte mil vecinos, seguido de Sama de Langreo con algo más de diez mil y Riaño con cinco mil, no alcanzando dicha cifra Ciaño, Lada y Barros.

Prendida la mecha del fútbol en la cercana ciudad y capital provincial, Oviedo, desde principios del siglo XX, no tardó mucho esta disciplina deportiva en llegar a Langreo constituyéndose en el año 1905 por vecinos residentes en Sama y La Felguera el titulado Sama Foot-ball Club, sociedad que, durante su limitada carrera deportiva, adquirió renombre en el Principado enfrentándose a los principales clubs asturianos de la época y, sobre todo, a los equipos de aficionados que surgían en la comarca del Nalón. Con campo de fútbol indefinido durante sus primeros años de existencia, los prados del Nalón entre Sama y La Felguera fueron lugar habitual de juego, siendo recordados los encuentros que, con motivo de las fiestas dedicadas a San Lorenzo en agosto o de la vecina localidad de Pola de Laviana con ocasión de la Virgen del Otero se concertaban.

El Sama F.C. se mantuvo en pie hasta los primeros años diez decayendo su actividad en 1912, aunque no en el concejo puesto que en junio de 1913, gracias a la labor de José Nieto, un joven samense que estaba cursando sus estudios en el Real Colegio Alfonso XII de la madrileña localidad de San Lorenzo de El Escorial, quedó constituido el Racing Club Langreano siendo presidido por su buen amigo Manuel Fernández habilitando, como terreno de juego, un espacio junto al Río Nalón denominado Campo de los Llerones.

El Racing Club Langreano, con sede en Sama y nacido como club ocasional que se reunía en sus primeros tiempos durante el periodo estival a causa de las obligaciones estudiantiles de sus miembros y vestía camiseta blanquiazul con pantalón blanco, en abril de 1915 dio un paso al frente y se registró oficialmente, siendo su evolución seguida por muchachos residentes en el núcleo de La Felguera quienes, ya en 1916, constituyeron el Sporting Club Felguerino vistiendo camiseta rojiblanca con pantalón azul y compartiendo juntos el Campo de los Llerones.

Tras la constitución en fecha 9 de diciembre de 1915 de la Federación Regional Cantábrica de Clubs de Foot-ball con ámbito territorial en Asturias, el Racing Club Langreano se dio de alta para competir a nivel federado y quedó emplazado en Segunda Categoría alejado de los clubs ovetenses, gijoneses y de Avilés que dominaban el panorama regional. No obstante había mucha afición e ilusión contándose con un segundo equipo que militaba en la Tercera Categoría pero, para desgracia de los racinguistas, hacia 1917 todo empezó a rodar mal. A los problemas económicos se les sumaban las inundaciones puntuales del Campo de los Llerones por lo que, tras el verano de 1917, cesó su actividad en medio de una gran crisis.

El relevo lo tomaron otras sociedades con menos empuje para matar el gusanillo como el Sport Club Langreano y el Deportivo Langreano, de reciente constitución, pero quienes realmente rescataron el fútbol fueron parte de los socios del Círculo Popular, un casino con sede en La Felguera y gran dedicación a la cultura donde el arte y el deporte, iban unidos de la mano. Recientemente constituida una sección con vocación teatral, en 1917 algunos socios que militaban en el Sporting Club Felguerino junto a otros simpatizantes de este deporte pensaron por qué no hacer lo mismo pero con una sección de fútbol, quedando esta constituida como Sociedad Deportiva Círculo Popular. El nuevo club, que se formó con una quincena de miembros procedentes en su inmensa mayoría del Sporting Club Felguerino y unos pocos del desaparecido Racing Club Langreano, adoptó por colores los sportinguistas, rojiblancos para la camiseta y azul el pantalón, siendo su primer terreno el Campo de Meriñán donde actualmente se alza la fábrica de la empresa Bayer Hispania S.L.

Con el inicio de la década de los años veinte el fútbol se popularizó en toda España y Langreo se convirtió, a menor escala, en un gran centro futbolístico con el nacimiento de una serie de clubs tanto infantiles como de jóvenes que, prácticamente, se extendía a todas sus localidades. De este modo en la capital del concejo, Sama, se constituyeron el Club Fortuna, el Asturias F.C., Español, Cavite, Invencible, Foco Deportivo y el Escolar de Cuesta de Arco, en la localidad de La Felguera el Cruz Blanca, Club Hispania, Deportivo Felguerino, Ku-Klux-Klan y Arenas, en Ciaño sociedades como Deportivo de La Nueva, el Ciaño F.C., Pelayo, Urraca, Victoria y Sport Club, formándose en Barros el Stadium y el Athletic Club, mientras que en Lada se constituyó el Estrella, en Tuilla el Deportivo Asturiano y en Peñarrubia el C.D. Peñarrubia.

El 6 de enero de 1922 la S.D. Círculo Popular estrenará recinto propio, el Campo de La Barraca, mientras que el Racing Club de Sama no tardará mucho más en pasarse al Campo de la Torre de los Reyes. Ya en los años treinta ambas entidades comparten plaza en Segunda Categoría hasta que en 1934 son creados los Campeonatos Superregionales y pasan a integrar la Primera Categoría, sorprendiéndoles la Guerra Civil en julio de 1936 no sin antes haber pasado la sociedad proletaria local por graves disturbios como los vividos durante la denominada Revolución de octubre de 1934.

Pasado el conflicto bélico el Racing Club de Sama parece adquirir mayor protagonismo, pero pronto es neutralizado por la S.D. Círculo Popular, destacando que en 1941 el club blanquiazul debe de cambiar de nombre a consecuencia de la nueva Ley que prohíbe el uso de extranjerismos fomentada por el General Moscardó, delegado nacional de deportes, viéndose obligado a adoptar el de Club de Fútbol Langreano, aunque popularmente es reconocido como Club Langreano. A partir de la campaña 43/44 las dos asociaciones langreanas compartirán grupo en Tercera División, a excepción de la sesión 48/49 en la que los de Sama descienden brevemente a Regional para volver a reencontrarse en la campaña 49/50. Sus caminos se separan nuevamente en la temporada 52/53 cuando los felguerenses, que visten desde hace años camisa arlequinada rojiblanca con pantalón azul, consiguen ascender brillantemente a Segunda División, categoría profesional con amplia repercusión deportiva en donde permanecerán cinco campeonatos consecutivos, viéndose de nuevo juntos en la temporada 58/59 tras el descenso de La Felguera Siderúrgica Círculo Popular, nombre adoptado en 1954 por la S.D. Círculo Popular, a Tercera División.

A finales de los años cincuenta Langreo cuenta con un buen número de clubs que demuestran su pasión por el fútbol, entre ellos el Club Deportivo Tuilla, una asociación que reside en la parroquia del mismo nombre constituido en 1952 que viste camisa arlequinada blanquiazul con pantalón blanco y juega en el Campo del Candín, el Silka Langreano, conjunto radicado en Sama que disputa sus encuentros en el Campo de La Torre de los Reyes, el Duro Club de Fútbol, residente en La Felguera y que juega en el Estadio de Ganzábal, además del Barros Club de Fútbol, perteneciente a susodicho distrito que tiene como hogar el Campo de La Lariella. Otros clubs de la época, más modestos, son el Deportivo Nalón, de Lada y el Club Alcázar, de Sama.

HISTORIA DEL CLUB:

1961 – 1970

Iniciados los años sesenta ambos clubs, Club de Fútbol Langreano y La Felguera Siderúrgica Círculo Popular, tienen opciones reales de ascender a Segunda División, aunque el Círculo Popular de La Felguera se muestra más predispuesto con varias tentativas que acaban ahogándose en la Promoción. Esta barrera deportiva no superada con éxito y el hecho de tratarse de dos clubs langreanos, hace que desde el consistorio se alcen voces en pos de la unificación del fútbol local y se reivindique la creación de una nueva entidad que agrupe a ambas aficiones disponiendo de suficiente fuerza para afrontar cualquier obstáculo. Formadas dos respectivas comisiones deportivas encargadas de agilizar los trámites, el acuerdo es prácticamente total y el 4 de julio de 1961 en la sede del ayuntamiento se corrobora lo negociado constituyéndose la Unión Popular de Langreo, una nueva asociación que surge de las dos extintas escasos días antes por votación mediante respectivas asambleas extraordinarias que será presidida por el que fuera presidente circulista José Antonio Coto Álvarez, mientras que la vicepresidencia recae en el expresidente samense Honorino Montes Riera. El uniforme elegido es una mezcla de ambos clubs, siendo los colores camisa partida a dos mitades roja y azul con pantalón azul, mientras que el terreno de juego será el circulista de Ganzábal, un recinto inaugurado en 1920 como Campo de La Barraca dotado con mejores prestaciones y aforo, hasta siete mil localidades, que el blanquiazul de La Torre de Los Reyes, con capacidad para dos mil quinientos espectadores.

Deportivamente el nuevo U.P. de Langreo debuta en Tercera División realizando un gran torneo en el que se proclama Campeón arrollando a todos sus adversarios, pasando luego a disputar la Promoción, verdadero caballo de batalla, en el que elimina al C.D. Europa; 2-1 en Barcelona, 1-0 en casa y 1-0 en el desempate disputado en Burgos, y en la Final al C.D. Béjar Industrial; 5-0 en Ganzábal y derrota por 3-1 en la localidad salmantina, con lo cual obtiene el ascenso a Segunda División ante la alegría de su todavía recién dividida afición. El estreno en la categoría de plata se produce en la campaña 62/63 siendo decimotercero con guarismos muy discretos y teniendo que promocionar para defender la plaza recientemente adquirida, conservándola gracias a superar al aspirante Arenas Club, de Guecho; 0-0 en la localidad vizcaína y 2-0 en casa. En las temporadas 63/64 y 64/65 es undécimo y duodécimo respectivamente, jugando en ambas al filo de la navaja para evitar cualquier intrusión en la zona baja. En la campaña 65/66 es nuevamente decimotercero y ha de promocionar, eliminando al aspirante Club Atlético de Marbella; 1-0 en la localidad malagueña y 4-1 en casa.

En la sesión 66/67 el conjunto azulgrana repite puesto en Liga y otra vez acude a la Promoción, logrando una vez más la permanencia al imponerse en esta ocasión a la S.D Ponferradina; 2-2 en la ciudad templaria y 5-2 en Ganzábal. En el verano de 1967 la RFEF anuncia que en el siguiente campeonato 68/69 la Segunda División será reducida en su número de participantes y constará de un grupo único, determinando que los clasificados entre el noveno y decimosexto puesto, ambos inclusive, perderán la categoría. La U.P. de Langreo realiza la mejor clasificación de su historia al ser décima, pero este puesto no le sirve de nada y acaba descendiendo a Tercera División por tan solo cuatro puntos. En la campaña 68/69 intenta ser primero y conseguir el regreso, pero tras ser subcampeón en su grupo queda fuera de la Promoción, contratiempo que no ocurre en la siguiente edición 69/70 cuando es Campeón y en la Fase de Ascenso consigue superar al Villarreal C.F.; 1-0 en casa y 0-0 en la localidad castellonense, logrando su segundo ascenso a la categoría de plata, un éxito vitoreado por su afición.

1970 – 1980

La década de los años setenta la empieza reestrenándose en Segunda División con una plantilla muy ajustada dentro de un grupo único en el que se parte con un bajo presupuesto, hándicap que salva con pundonor siendo decimoséptimo y consiguiendo la permanencia en la Promoción tras eliminar al aspirante C.D. Orense; 1-1 en la capital gallega y 3-1 en casa. La temporada 71/72 va a ser diferente y la escasez de puntos obtenidos a domicilio hará que sea colista y pierda la categoría, despidiéndose de una categoría que, por ahora, es su techo a nivel deportivo. De nuevo en Tercera División, la campaña 72/73 la pasa discretamente consiguiendo un relegado octavo puesto pero en la edición 73/74 es subcampeón tras la Cultural y Deportiva Leonesa promocionando para el ascenso a Segunda División. En esta fase, pese a la ilusión de los aficionados, se enfrenta como aspirante a un dolido Ag.D. Rayo Vallecano que se muestra contundente y cierra sus opciones; 5-0 en Madrid y pírrica victoria por 1-0 en casa.

En las temporadas siguientes, coincidiendo con una crisis social que muestra síntomas inequívocos de retroceso económico, sufre un decaimiento deportivo y ocupa puestos meridianos en la tabla, discurriendo su vida deportiva sin grandes alteraciones hasta que en 1976 la RFEF anuncia la creación de una nueva categoría que servirá de puente entre los clubs modestos y los profesionales o semiprofesionales, la denominada Segunda División B. Esta categoría, nacida viciada y con graves defectos desde su inicio, será la tumba en el futuro de muchos clubs y, aunque su ánimo es potenciar el fútbol nacional, lo cierto es que socavará grandes historiales. Séptimo en la campaña 76/77, la U.P. de Langreo consigue estrenarse durante la temporada 77/78 en la citada categoría finalizando octavo, acomodándose posteriormente sin problemas mientras en el aspecto deportivo concluye decimocuarto en la edición 78/79 y quinto en la 79/80.

1980 – 1990

La década de los años ochenta no la inicia con buen pie y a la primera de cambio desciende a Tercera División tras ser decimonoveno en un mala campaña donde sus guarismos son bajos. Este descenso causa malestar en la afición, reticente a acudir a ver encuentros menos atractivos de los acostumbrados en años anteriores, iniciándose un ciclo de seis largas temporadas en Tercera División, el cuarto nivel del fútbol español, ante la imposibilidad de superar las distintas ocasiones que tiene de abandonarla. En la campaña 81/82 es Campeón de Liga, pero desgraciadamente cae en la Promoción al imponerse la U.D. Poblense en Semifinales; 3-1 en la localidad mallorquina de Sa Pobla y empate 1-1 en casa. En la sesión 82/83 es subcampeón tras el C.D. Ensidesa, pero la U.D. Olot le cierra el paso; 4-0 en la localidad gerundense y 4-1 con prórroga en casa. En la campaña 85/86 disfruta de una nueva oportunidad tras ser Campeón, aunque como las anteriores ocasiones acaba en fracaso pues es eliminado por el C.F. Gandía; 3-1 en la costera ciudad valenciana y un insuficiente 1-0 en casa.

El ansiado ascenso llega en la temporada 86/87 como consecuencia de la ampliación de grupos que experimenta la Segunda División B, otorgándose al grupo astur tres plazas y ocupando los azulgranas una de ellas al ser tercero en Liga. La U.P. de Langreo inicia en la campaña 87/88 un nuevo ciclo en la categoría de bronce que le va a mantener cuatro años consecutivos en la misma, no sobrepasando nunca el décimo puesto y siempre con el objetivo de mantenerse en la vista. Sus resultados, sin ser deficientes, no le permiten sobrepasar la primera mitad de la tabla concluyendo decimotercero en la edición del rencuentro, decimoprimero en la 88/89 y duodécimo en la 89/90.

1990 – 2000

La estancia en Segunda División B se truncará con el cambio de década cuando en la temporada 90/91 realice un mal torneo y sea decimoctavo, descendiendo a Tercera División. Los años noventa, al igual que sucede con la década anterior, van a transcurrir militando a caballo entre ambas categorías, tercer y cuarto nivel nacional, aunque la emoción no se va a alejar demasiado del viejo Estadio de Ganzábal. En la campaña 91/92 es tercero y con el nuevo sistema competitivo consigue una plaza para promocionar. En esta fase será tercero superado por Aranjuez C.F. y C.D. Bergantiños, siendo colista el C.At. Bembibre. En la siguiente campaña 92/93 sí consigue el ascenso tras repetir puesto en Liga y liderar su grupo de Promoción superando a Villalonga F.C., C.D. Fuenlabrada y C.D. Laguna. Este éxito deportivo le permite abrir una nueva era en Segunda División B que durará seis temporadas y en la que la primera de ellas, campaña 93/94, con una plantilla excelente será recompensado con una tentativa de ascenso a Segunda División. En esta edición es cuarto en Liga, pero en la Promoción sus sueños se rompen y, sin opciones, resulta colista detrás de C.F. Extremadura, A.E.C. Manlleu y C.D. Numancia.

En las temporadas siguientes el rendimiento de los langreanos desciende notablemente y a unas tranquilas campañas 94/95 donde es octavo y 95/96, décimo, les sucede una preocupante edición 96/97 que le hace retroceder al decimocuarto puesto. Tras mejorar en la campaña 97/98 con una decimoprimera plaza, en la edición 98/99 es decimoctavo y regresa a Tercera División en donde lucha constantemente por regresar a la categoría recientemente perdida, pero sin éxito al concluir quinto.

2000 – 2010

La Primera década del nuevo siglo se convierte en una constante lucha por ascender a Segunda División B. En alguna ocasión se conseguirá el objetivo, pero en otras este se alejará de Ganzábal, aunque oportunidades siempre tendrán los azulgranas quienes, dentro del grupo asturiano de Tercera División, siempre son un rival a batir.

En la sesión 00/01 son terceros en Liga, pero el ascenso no se consigue al ser segundo en la Promoción tras la Real S.D. Alcalá, acompañándoles C.D. Endesa As Pontes y C.F. Palencia. Es en la inmediata edición 01/02 cuando lo obtiene al ser Campeón de Liga y comandar en la Promoción un grupo donde compite con Real Valladolid C.F. B, C.D. Las Rozas y Club Lemos. Sin embargo su estancia en Segunda División B no es afortunada y tras ser decimosexto ha de defender su plaza en la categoría, cayendo lamentablemente en la Promoción por evitar el descenso superado por el C.D. Linares; 2-2 en casa y 4-1 en la vuelta, y C.D. Calahorra en la eliminatoria Final; 0-0 en casa y derrota por 2-1 en la ciudad riojana.

Con este descenso la U.P. de Langreo inicia la que va a ser su mayor estancia consecutiva en Tercera División, permaneciendo hasta un total de once campañas sin poder salir del cuarto nivel. Y no será por falta oportunidades. Los asturianos disponen en cada edición de una plantilla competitiva, pero en unas ocasiones los rivales del campeonato doméstico y en otras los rivales que se encuentra en las Promociones terminan cortándole de cuajo sus aspiraciones.

En la sesión 04/05 es cuarto en Liga y posteriormente eliminado en la Promoción por el Club Rápido de Bouzas; 0-0 en casa y 2-0 en Vigo, mientras que en la 05/06 lo es por el C.D. Guijuelo tras ser subcampeón de Liga precedido por la A.D. Universidad de Oviedo; 2-0 en la localidad salmantina y 1-2 en casa. El 3 de septiembre de 2006 reestrena con un encuentro de Liga frente al C.D. San Martín y resultado de 2-1 el remodelado Estadio de Ganzábal, reducido en capacidad a cuatro mil localidad de asiento y dotado de césped artificial, llegando nuevamente a la Promoción, pero se ve sorprendido por el Mazarrón C.F.; 0-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad murciana, desaprovechando otra tentativa en la campaña 07/08 al verse sobrepasado por la U.D. Barbastro; 2-1 en casa y 3-0 en la localidad oscense. En la temporada 08/09 es quinto a varios puntos de las cuatro primeras plazas, puesto que repite en la edición siguiente, 09/10.

2010 – 2020

El cambio de década empieza con un nuevo acoso a la Segunda División B. Tercero en el torneo doméstico, en la Promoción cae ante La Roda C.F.; 0-0 en casa y dolorosa derrota por 2-0 en la prórroga dentro de la vuelta en la localidad albaceteña. En la campaña 11/12 repite el tercer puesto, en esta ocasión tras Caudal Deportivo y Real Avilés C.F., siendo eliminado en Cuartos de Final por el conjunto balear C.D. Llosetense después de ser derrotado en ambos encuentros; 1-0 en Lloseta y 1-2 en casa. La tercera oportunidad de la década llega en la temporada 12/13 una vez sido cuarto, resultando una vez más eliminado en Cuartos de Final, ahora frente a la U.D. Mutilvera; 0-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad navarra de Mutilva Baja.

El campeonato 13/14 significa su vuelta a Segunda División B después de un sinfín de intentos frustrados sin recompensa. De la mano del técnico y exjugador Pablo Lago, los azulgranas son subcampeones de Liga empatados a puntos con un sorprendente C.D. Lealtad. En la Promoción, contrariamente a sus últimas actuaciones, se muestran fuertes y eliminan sucesivamente a Club Atlético de Monzón en Cuartos de Final; 0-1 en la localidad oscense y 2-0 en casa, Club Haro Deportivo en Semifinales; 1-0 en la localidad riojana y 2-0 en casa, consiguiendo el ascenso en la Final ante el Mérida A.D.; 0-0 en la ida y victoria por 1-0 en casa con gol de Pablo Aceval. El regreso a la categoría de bronce se vive en el Grupo I donde participan asturianos, gallegos, castellano-leoneses, riojanos, cántabros y la presencia puntual del Real Murcia C.F., manteniéndose los langreanos en los puestos de cola durante gran parte de la temporada 14/15 para, finalmente, no poder eludir el descenso al quedar a un punto de la salvación.

De regreso al Grupo II asturiano de Tercera División la U.P. Langreo intenta conseguir el primer puesto que le proporcione una plaza en la Eliminatoria de Campeones, objetivo que no se cumple al ser segundo precedido por el Caudal Deportivo. Clasificado para la fase más larga de la Promoción, el conjunto asturiano se enfrenta en Cuartos al C.D. Alcalá, perdiendo 2-1 en la localidad sevillana y venciendo 2-0 en casa por lo que accede a Semifinales siendo eliminado por el Club Haro Deportivo después de empatar 1-1 en la localidad riojana y en casa 2-2 con lo cual quedan apeados por el valor doble de los goles obtenidos a domicilio. En la campaña 16/17 los rojiblancos vuelven a la carga finalizando terceros tras Real Sporting de Gijón «B» y Real Avilés C.F. cayendo prontamente eliminados al no superar los Cuartos ante la U.D. Almería «B» al perder 0-1 en casa y empatar una semana más tarde 1-1 en la capital andaluza. Luchando nuevamente por tratar de ascender, en la sesión 17/18 son segundos en Liga tras el Real Oviedo «B» accediendo a Cuartos donde superan al Alondras C.F. después de vencer 0-3 en la localidad pontevedresa y caer derrotados 2-3 en casa, renovando sus aspiraciones en Semifinales ante el Náxara C.D. con el que pierden 2-1 en la localidad riojana y al que derrotan por un contundente 5-0 en casa. Clasificados para la Final consiguen su objetivo con muchos apuros ante el Orihuela C.F., conjunto alicantino que les derrota 2-1 en el encuentro de ida pero al que vencen por 1-0 en casa ante la alegría de todos sus seguidores.

De nuevo en Segunda División B, la edición 18/19 empieza con la ilusión de conseguir la permanencia y no sufrir demasiado, compitiendo en el Grupo II donde se dan cita asturianos, vascos, riojanos, navarros y el C.D. Mirandés, protagonizando un notable campeonato donde finalizan novenos.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • El Racing Club Langreano (1915-1961). Historia de un club popular. Editorial Luna de abajo. Francisco Palacios (1983).
  • Círculo Popular de La Felguera. Historia de un club muy popular. Fundación Marino Gutiérrez Suárez. Rebeca Orihuela Sancho (2004).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Región. Diario de la mañana. Diario.
  • La Voz de Asturias. Diario.
  • Asturias. Revista gráfica.
  • www.elcomercio.es Diario.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.elmundodportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular UD Somozas

 

Escudo U.D. Somozas

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Somozas
  • Ciudad: Somozas / As Somozas
  • Provincia: La Coruña / A Coruña 
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 30 de mayo de 1985
  • Fecha de federación: 1985

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Somozas (1985- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2013/14

 

ESTADIO:

estadio UD Somozas

Campo Municipal de Pardiñas

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal de Pardiñas
  • Año de inauguración: 1985
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Municipal de Pardiñas (1985-)
  • Capacidad: 1.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Fútbol Municipal de Pardiñas (1985- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Somozas

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situado al este de Ferrol, el municipio de As Somozas es un pequeño núcleo con algo más de mil trescientos habitantes dedicado tradicionalmente a la agricultura y que en el pasado perdió bastante población en busca de mayor fortuna, siendo constituido en 1836 bajo el nombre de Santiago seré das Somozas. La apertura del término municipal para la instalación de plantas de reciclaje industrial de todo tipo, entiéndase pilas, vehículos, metales, aceites, neumáticos y residuos orgánicos como el recordado chapapote en un enorme polígono, fue clave para su transformación y enriquecimiento, variando sustancialmente los fondos presupuestarios. Desde 2005 cuenta con una planta dedicada a la fabricación de aerogeneradores eólicos, sector actualmente en crisis, pero aun importante en el panorama energético nacional.

Sobre la implantación del fútbol apenas se recuerda nada en la localidad, no habiendo constancia alguna sobre la existencia de algún club federado hasta la década de los años ochenta en la que el destino de As Somozas empezó a dar un giro radical para bien de sus habitantes.

HISTORIA DEL CLUB:

1985 – 1990

La implantación del fútbol en As Somozas y la preparación de todo el entorno e infraestructura necesarios para que todo llegase a buen fin, obedece al incansable trabajo de una persona, Manuel Candocia Pérez, el sempiterno alcalde de la localidad que durante treinta años ocupara el mando municipal. Candocia fue quien, arrastrado por su ímpetu y ganas de mejorar, impulsó entre sus convecinos la idea de constituir un club de fútbol y salir a competir en las distintas categorías de la Federación Gallega. Convencidos todos pese a sus reticencias iniciales al tratarse de una pequeña localidad, el 30 de mayo de 1985 quedaba constituido el Unión Deportiva Somozas con el propio Candocia al frente, vistiendo la neonata entidad camisa verdiblanca con pantalón blanco. Sólo faltaba buscar un terreno de juego apto para desarrollar su actividad, ocupándose de la construcción del Campo de Pardiñas en los alrededores para, desde ese momento, convertirse en su feudo.

Dado lo avanzado de la temporada 84/85, la U.D. Somozas no pudo competir desde el momento en nacer, dedicando gran parte del verano de 1985 a disputar encuentros amistosos frente a otros clubs de la comarca ferrolana para facilitar su puesta a punto. Inscrito en la Federación Gallega, la campaña 85/86 fue la de su debut estrenándose en una Segunda Regional donde fue cuarto y obtuvo el ascenso a Primera Regional debido a la reestructuración de las categorías. A partir de ese instante los verdiblancos lograron asentarse consiguiendo ser novenos en la temporada 86/87, terceros en la 87/88 y quintos en la 88/89, cerrando la década como Campeón de la categoría en la edición 89/90 lo cual le suponía el ascenso directo a Regional Preferente. Conscientes de sus limitaciones económicas con apenas un centenar escaso de socios, el club acabó renunciando al merecido ascenso, continuando su lucha en Primera Regional con el ánimo de jugar por jugar.

1990 – 2000

Sorprendidos por el éxito de la campaña anterior, en la temporada 90/91 los verdiblancos buscan apoyos económicos en su entorno por si acaso repiten el éxito, objetivo que con gran parte de la plantilla anterior se obtiene repitiendo alirón. En esta ocasión sí aceptan el ascenso, estrenándose en Regional Preferente durante la edición 91/92 donde concluyen novenos. La creación de un vasto polígono industrial y el asentamiento de diversas empresas empiezan a dar sus frutos económicos sobre las arcas del ayuntamiento, destinando este cada año mayor partida presupuestaria a su mayor representante deportivo. En la sesión 92/93 son subcampeones de grupo tras los pasos del Betanzos C.F., disputando una Promoción que les enfrenta al Alondras C.F. a quien superan; 3-2 en la ida y victoria por 2-0 en Pardiñas que les supone el ascenso a Tercera División.

El ascenso a Categoría Nacional es ya un logro considerable y el U.D. Somozas se presta para debutar con firmeza en Tercera División con el claro objetivo de obtener la permanencia. Decimoterceros en la campaña 93/94, en la edición 94/95 sufrirán más de la cuenta para subsistir entre los grandes de la región, finalizando decimoséptimos y mejorando ligeramente en la temporada 95/96 con un decimoquinto puesto. Dotado de un presupuesto ajustado pero con determinación, los verdiblancos se ganan el respeto de sus rivales y la atracción del Racing Club Ferrol, el poderoso vecino comarcal con el cual establece un convenio de filiación para hacer probaturas con jóvenes promesas. El acuerdo será breve, pero gracias al mismo se es decimosegundo en la edición 96/97, decimoséptimo en la 97/98 y lamentablemente vigésimo en la 98/99 causándose su descenso a Regional Preferente. Sin la ayuda del club ferrolano y con un presupuesto muy mermado, la directiva encabezada por Candocia renuncia a competir no sólo en Regional Preferente, sino también en Primera Regional, controlando sus gastos sin entrar en deudas y aceptando la Segunda Regional como su ubicación deportiva. Pese a todo, la Unión Deportiva es subcampeona de grupo tras la S.D.R. Numancia de Ares.

2000 – 2010

Las estrecheces económicas de principios de siglo y la política somocense de no arriesgar más de la cuenta asumiendo gastos innecesarios en categoría superior, no es óbice para que las distintas plantillas verdiblancas que se conforman consigan alcanzar el primer puesto clasificatorio en las temporadas 00/01, 01/02 y 02/03, renunciando por decisión propia a una Primera Regional ganada a pulso sobre los terrenos de juego. En la campaña 03/04 será tercero, repitiendo el primer puesto en la edición 04/05 y renunciando una vez más a abandonar la Segunda Regional.

El año 2005 va a ser fundamental en el desarrollo de la entidad coruñesa. El parque industrial sito en la localidad genera grandes dividendos que son recogidos por las arcas municipales incrementándose los presupuestos de forma considerable. Desde la alcaldía que gestiona Manuel Candocia -presidente igualmente de la Unión Deportiva-, empiezan a destinarse partidas cada vez más cuantiosas al club que conllevan una inmediata repercusión en lo deportivo y en económico. La U.D. Somozas , habituada en los últimos años a no ascender, conseguirá encadenar hasta tres consecutivos llegando el primero de ellos en la temporada 05/06 al ser Campeón de su grupo. Alcanzada la Primera Regional, en la campaña 06/07 será subcampeón tras la S.D. Dubra ascendiendo a Regional Preferente, categoría donde es nuevamente subcampeón pero en esta ocasión tras la S.D. Compostela de quien le separa un punto. Este puesto le permite promocionar para intentar ascender a Tercera División, reto que consigue imponiéndose a la U.D. Barbadás; 0-1 en la ida y 2-0 en Pardiñas. Con el apoyo sin reservas del consistorio que le patrocina, los verdiblancos se reestrenan en Categoría Nacional durante la sesión 08/09 con un decimoprimero puesto, pasando más problemas en la 09/10 cuando es decimosexto.

2010 – 2020

El cambio de década no será especialmente significativo, salvo que con una renovada plantilla el equipo es quinto en Liga estando a un paso de poder promocionar, un sueño de difícil consecución. En la temporada 11/12 la U.D. Somozas retrocede en la clasificación y finaliza decimoprimera, no siendo muy diferente la edición 12/13 al ser decimosegunda. Durante estos años de estancia en Tercera División el club se caracteriza por su firmeza y seriedad en el pago de las nóminas, algo que agradecen los jugadores quienes a pesar de cobrar menos que en otras partes, saben plenamente que no les va a faltar nada.

Con esta confianza se confecciona una gran plantilla en la temporada 13/14 que no funciona demasiado bien al principio, pero que a medida que va avanzando el torneo se sitúa en los primeros puestos. Sin embargo el gran mazazo se produce el 19 de enero de 2014 cuando en pleno encuentro como local ante el C.C.D. Cerceda fallece Manuel Candocia por un fulgurante infarto. El repentino óbito del presidente somocense impacta a los jugadores, produciéndose una unión en todos ellos para no perder en lo sucesivo y rendir con ello un homenaje al que fuera presidente desde su constitución del club gallego. La U.D. Somozas encadena una quincena de encuentros sin perder, consiguiendo proclamarse Campeón del Grupo I gallego por primera vez en su historia y superar a importantes rivales. En la Eliminatoria de Campeones le espera el Real Valladolid C.F. B quien logra el ascenso directo; 3-1 en Pucela y 2-1 en casa. El sistema competitivo le permite seguir, enfrentándose en Semifinales a la U.D. San Sebastián de los Reyes a quien derrota en la localidad madrileña por 2-3, perdiendo en casa ante su afición por 0-1 e imponiéndose el valor doble de los goles conseguidos a domicilio. En la Final se lo juega todo ante el C.D. Tenerife B, venciendo 1-5 en la capital tinerfeña y perdiendo 0-1 en casa, resultados que le permiten ascender a Segunda División B, algo impensable unos años atrás.

Texto: Vicent Masià © 2014

Última actualización: 2014

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice de 2014.
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Jorge Deza.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Club Deportivo Eldense

titular CD Eldense

Escudo C.D. Eldense

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Eldense
  • Ciudad: Elda
  • Provincia: Alicante /Alacant
  • Comunidad Autónoma: Comunidad Valenciana / Comunitat Valenciana
  • Fecha de constitución: 17 de septiembre de 1921
  • Fecha de federación: 10 de noviembre de 1924

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Eldense (1921- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

12 Ligas de Tercera División:

  • 1955/56
  • 1961/62
  • 1965/66
  • 1966/67
  • 1978/79
  • 1982/83
  • 1983/84
  • 1984/85
  • 1985/86
  • 1991/92
  • 1997/98
  • 2013/14

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Nuevo Pepico Amat
  • Año de inauguración: 30 de septiembre de 2012
  • Cambios de nombre: Estadio Municipal Nuevo Pepico Amat
  • Capacidad: 4.036 espectadores

estadio Nuevo Pepico Amat

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Progreso (1921-23)
  • Campo del Parque (1923-1964)
  • Estadio Municipal Pepico Amat (1964-2012)
  • Estadio Municipal Nuevo Pepico Amat (2012- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Eldense

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO ELDENSE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO ELDENSE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ELDA:

Situado en la comarca alicantina del Medio Vinalopó de la que es cabecera y bañado por el río del mismo nombre sobre una fértil llanura rodeada de montañas, el municipio de Elda es un importante centro comercial e industrial donde destacan las fábricas de calzado que tanto nombre le dieron, hoy en receso, habiéndose mantenido una pujanza industrial sin descuidar la agricultura. Ciudad polifacética y muy activa, hoy cuenta con algo más de cincuenta y dos mil vecinos que residen en un casco urbano conurbado con el de Petrer formando una aglomeración apenas distinguible de noventa mil habitantes.

Contando con ocho mil vecinos nada más iniciarse los años diez, en 1912 apareció el fútbol en la localidad al constituirse el Victoria Foot-ball Club, club representante y dependiente de la sociedad Juventud Sport Eldense que, entre otras prácticas, tenía el balompié como una de sus favoritas disputando con motivo de las Fiestas Mayores en fecha 7 de septiembre un encuentro de exhibición frente al Calatrava F.C. de la vecina Petrer. El camino andado por el Victoria F.C. en unos tiempos complicados donde no había medios y apenas rivales desembocó en su temprana desaparición, debiendo esperar a 1920 cuando quedó constituido el Elda Foot-ball Club que vestía camiseta blanquiazul con pantalón negro.

Empleando como feudo un descampado sito en el naciente barrio de El Progreso gestionado por la empresa de dicho nombre, en las inmediaciones de la Plaza de Sagasta, el Elda F.C. inició una fructífera carrera deportiva que le llevó a enfrentarse a otros rivales comarcales como el vecino Petrel F.C. o del resto de su ámbito geográfico, especialmente alicantino y de su capital donde, debido a la falta de condiciones de su campo, solía desplazarse habitualmente como visitante jugando un buen número de encuentros.

HISTORIA DEL CLUB:

1921 – 1930

Iniciada la década de los años veinte y con ocasión de la medalla de plata obtenida por España en los juegos olímpicos de Amberes, el fútbol protagoniza un gran despegue a nivel nacional y lo que antes era una curiosidad experimentada por unos pocos, de repente se convierte en una gran atracción para la juventud. Un grupo de amigos de temprana edad autodenominados Los Cabezotas que, organizados en peña, tienen su punto de encuentro en las instalaciones del Casino Eldense de donde son socios, arrastrados por la moda y mentalizados para disputar la hegemonía local al todopoderoso Elda F.C. deciden emprender una iniciativa deportiva que ocupe su tiempo de ocio y les mantenga en buen tono físico; el Club Deportivo, una aventura plena de connotaciones polideportivas donde el fútbol es su principal disciplina entre las varias que practican sus jóvenes componentes. Ataviados con camisa azulgrana y pantalón negro, los colores del recién campeón de España -F.C. Barcelona-, el Club Deportivo Eldense se constituye el 17 de septiembre de 1921 bajo la presidencia de Joaquín Seguí Fernández, siendo vicepresidente Eloy Catalán Cantó, secretario Francisco Maestre mientras Emiliano Vera González cumple como tesorero.

El C.D. Eldense comparte terreno de juego con el Elda F.C., rival ante el cual se estrena el 1 de noviembre cayendo derrotado por 3-1. Los duelos entre ambos serán habituales en lo sucesivo, dirimiéndose la supremacía local tanto en el Campo del Progreso como en el alicantino Campo de La Florida, recinto más apropiado reservado para las grandes ocasiones. En 1923 las demandas de todos los futbolistas se ven por fin correspondidas con la habilitación del Campo del Parque, un terreno de juego vallado con asiento para dos mil personas y cuatro mil de pie más acorde respecto a las necesidades de ambos clubs ubicado en el Parque de Atracciones que además sirve de acomodo para otras actividades lúdicas como el boxeo, teatro, circo, ferias y becerradas taurinas. En esos momentos el C.D. Eldense cuenta con más simpatizantes que el decano Elda F.C., empezándose una progresiva decadencia de los blanquiazules que terminarán disolviéndose a mitad de década y pasando parte de sus jugadores a ingresar en las filas del rival.

El conocido como Club Deportivo, de Elda, no cesa en sus ambiciones y en 1924 su directiva decide inscribirse en la Federación Valenciana para competir a nivel federado. Realizado el formulismo el 10 de noviembre, el C.D. Eldense comparte grupo con otras asociaciones alicantinas como el Hércules F.C., Benalúa F.C. y Racing Club además del Boxing C.D. Alcoyano. En 1925 algunos de los jugadores de la primera y segunda plantilla azulgrana conforman un breve club que actúa con la denominación de Club Deportivo Español, resultando su aventura exigua al no lograr sobreponerse a la dura competencia y favor de los aficionados del que gozan los primeros.

Llegados al año 1927, a resultas de la escisión que protagonizan la gran mayoría de los clubs alicantinos a excepción de los de la comarca de Alcoy, el C.D. Eldense ingresa en la Federación Murciana permaneciendo durante las siguientes temporadas anclado en Segunda Categoría junto a clubs de la provincia y de las contiguas de Murcia y también Albacete. Los azulgranas, que tienen su sede social en la calle Nueva, son un conjunto en franca progresión, siendo su aspiración poder militar en el futuro inmediato en Primera Categoría junto a los grandes de la región y contando entre sus filas con jugadores como Vallana, Segarra, Ródenas o Coloma.

1930 – 1940

A inicios de los años treinta Elda cuenta con dos asociaciones federadas más, ambas con sede en la calle Libertad, 10; el Club Deportivo Idella y Terror Futbolístico Foot-ball Club que se desenvuelven entre la Tercera Categoría y los campeonatos de índole comarcal. En cuanto al C.D. Eldense queda subcampeón de Segunda Categoría en la temporada 30/31 dentro de su grupo, mientras que en la 31/34 es cuarto y penúltimo. En la temporada 32/33 resulta Campeón de su grupo y Campeón Amateur de Murcia, pero en la Fase de Ascenso a Primera Categoría es último siendo precedido por cinco aspirantes. El ansiado ascenso se produce en la campaña 35/36 cuando se proclama Campeón de su grupo y nuevamente Campeón Amateur, pero los azulgranas no podrán debutar al estallar la Guerra Civil en julio de 1936 en plena pretemporada. Son los años de una generación de futbolistas donde cabe recordar a algunos como Pepico Amat, Cerdá, Garrigós, Fito o Gómez.

Elda cuenta en tan duros momentos con dos asociaciones, la azulgrana que se ha trasladado a la calle Mayor y el C.D. Idella, continuando ambos en activo durante gran parte del conflicto a pesar de los rigores y estrecheces gracias a la lejanía de la provincia alicantina del frente. A mediados de 1937 los encuentros disminuyen a causa del incremento de las hostilidades bélicas en ciudades de su entorno como Alicante, pero la ciudad aún goza de cierta tranquilidad hasta convertirse entre febrero y marzo de 1939 en sede provisional del Gobierno de la Segunda República que encabeza Negrín.

1940 – 1950

Pasada la Guerra, el club azulgrana es purgado exhaustivamente para eliminar cualquier resquicio del pasado, renovándose sus dirigentes con la incorporación de afines al nuevo Régimen. La posguerra es complicada y a la ciudad le cuesta resurgir, convirtiéndose el fútbol en el pasatiempo favorito de sus habitantes ahora instalados en Primera Categoría. En la temporada 42/43 el C.D. Eldense es Campeón de la categoría y consigue ser uno de los que reestrenen la remozada Tercera División, un segmento reforzado por la iniciativa política quien pretende convertirlo en la división reina del fútbol modesto.

El conjunto del Medio Vinalopó se estrena en la campaña 43/44 con un tercer puesto en el Grupo VII junto a clubs alicantinos, murcianos y albaceteños, siendo sexto en la edición 44/45 y séptimo en la 45/46. En la sesión 46/47 es nuevamente sexto, mejorando en la 47/48 al ser quinto en un grupo que ha aumentado la cantidad de participantes.

En la temporada 48/49 los clubs de las federaciones Murciana y Valenciana quedan unidos en el mismo grupo resultando los eldenses décimos. La reestructuración del fútbol español de 1949 lleva a los azulgranas a ingresar en el Grupo IV, un grupo donde comparte destino con clubs castellano-manchegos, castellano-leoneses, madrileños y murcianos donde ocupa la decimoquinta plaza.

1950 – 1960

El cambio de década es complicado futbolísticamente y en la temporada 50/51 pierde la categoría al ser decimoquinto en un grupo conformado por clubs valencianos, baleares y murcianos y después de renunciar a disputar un encuentro de permanencia frente al C.D. Manacor. La crisis se instala en la asociación y pese a que la ciudad empieza a crecer debido al empuje de la industria zapatera convirtiéndose en un importante foco de atracción de mano de obra para las provincias colindantes, incluso de Alicante, su máximo estandarte no consigue revertir su situación. José María Román Vera, presidente azulgrana, se ve incapaz de retornar a Categoría Nacional ante la falta de apoyos y obligado por las circunstancias se inicia un periodo de paréntesis retirándose de la competición aunque sigue estando federado. Como alternativa se constituye en 1950 un nuevo club que atiende al nombre de Unión Deportiva Eldense, ideado con la voluntad de mantener el fútbol en activo dentro de la localidad y cuyo uniforme es blanco en su integridad.

La U.D. Eldense, presidida por Francisco Cuenca López, mantiene el tipo en Primera Regional durante la campaña 51/52 finalizando en séptimo puesto mientras que en la 52/53 queda sexto alcanzando el tercer puesto en el Campeonato de Aficionados. En 1953 el C.D. Eldense queda bajo la administración de Francisco Martínez Llanos, reformándose su estructura y creándose un filial del que surjan nuevos valores con el cual alimentar la primera plantilla; Elda Club de Fútbol, club inscrito en Segunda Regional. En cuanto al primer equipo, este consigue reestrenarse en Tercera División con una tranquila octava plaza.

En 1954 accede a la presidencia Luís Cremades Vicedo, uno de los hombres importantes en el devenir del club, alcanzándose el subcampeonato de Liga tras el Elche C.F. Dicha plaza le permite promocionar por primera vez en su historia para alcanzar la Segunda División, pero al final es segundo en un grupo comprendido por ocho aspirantes donde el C.D. Mestalla canta el alirón. Durante la exitosa temporada 54/55 la U.D. Eldense adopta el nombre de Unión Deportiva Elda, finalizando en segunda plaza tras el Callosa Deportiva con lo cual se le escapa el ascenso directo a Tercera División.

A mediados de los años cincuenta la ciudad experimenta un notable crecimiento económico producto del esfuerzo de sus habitantes que se concreta en un aumento considerable de su población. El fútbol no es ajeno a tal situación y los dos clubs más importantes lideran su categoría; el C.D. Eldense proclamándose Campeón de Tercera División en la campaña 55/56 y la U.D. Elda en Primera Regional tras la desaparición del Elda C.F. que queda integrado en su estructura convirtiéndose los merengues en filiales de los azulgranas bajo la presidencia de Emilio Ortiz Vera. El C.D. Eldense tiene ante sí la posibilidad de alcanzar la categoría de plata, un reto que no le va a resultar fácil puesto que en la primera oportunidad que le brinda el Grupo III, con ocho aspirantes, Levante U.D. y Alicante C.F. le preceden quedando finalmente tercero y con el ascenso para los valencianos. Pese a ello tiene una segunda oportunidad que no desaprovecha, imponiéndose a la A.D. Plus Ultra que defiende su plaza tras empatar 3-3 en Madrid y ganar 3-0 en una abarrotado Campo del Parque.

La U.D. Elda conseguirá durante cuatro temporadas establecerse en una categoría tan exigente como es la Tercera División, siendo octavo en su estreno de la campaña 55/56 y subcampeón del Grupo X murciano en la 56/57. Este éxito, a tres puntos del Elche C.F., le permite disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División donde milita el C.D. Eldense, cayendo en la primera eliminatoria ante el C.D. Iliturgi tras imponerse 4-2 en El Parque y perder en Andújar por 5-1. En la temporada 57/58 es decimoquinto y en la 58/59 decimosexto descendiendo a Primera Regional. Durante sus años de existencia será la cantera de los azulgranas proporcionando jugadores de la casa a la primera plantilla.

Con la categoría de plata en el bolsillo, el conjunto zapatero debuta en Segunda División durante la temporada 56/57 dentro del Grupo II o Sur con el ánimo de mantenerse consiguiendo un decimosexto puesto que le obliga a defender su plaza ante el aspirante Calvo Sotelo C.F., rival que le derrota en Puertollano por 4-1 consiguiendo remontar en El Parque con un abultado 7-0. En la edición 57/58 los azulgranas no pasan tantos problemas y finalizan el torneo en un decente octavo puesto, pero tras perder a varios de sus mejores hombres no están a la altura de lo esperado y en la campaña 58/59 descienden al ser decimosextos y colistas en una categoría que ha reducido su número de participantes. De vuelta a Tercera División, los azulgranas son séptimos en la temporada 59/60.

1960 – 1970

Con Luís Cremades en la presidencia, la nueva década presenta nuevas oportunidades a los alicantinos para regresar a Segunda División. En la primera de ellas, temporada 60/61, se rondan los puestos de arriba pero se concluye cuarto, teniendo más suerte en la campaña siguiente 61/62 cuando se proclaman Campeones. El ascenso no es directo y para obtenerlo se han de superar dos eliminatorias que se sobrepasan con relativa holgura, ante S.D. Éibar; 3-0 en la localidad armera y 7-0 en casa; y ante Real Sociedad Gimnástica; 2-1 en casa y 2-2 en Torrelavega.

Durante la temporada 62/63 se inicia su segundo ciclo en la categoría de plata de nuevo en el Grupo II. En esta ocasión se empieza con buen pie al ser séptimo en lo que es su mejor registro histórico, pero en la campaña 63/64 las cosas no funcionan y decimosexto se desciende justamente en el año en que inauguran el Estadio Municipal -Pepico Amat desde 1994-, estrenado oficialmente el 26 de abril de 1964 ante el Hércules C.F. con empate 1-1. En estos años prodigiosos de los azulgranas, la entidad del Vinalopó intenta regresar a Segunda División pero sus esfuerzos son vanos. Cuartos en la temporada 64/65, en la 65/66 son Campeones de Liga y tras superar a la S.D. Ponferradina; 2-1 en la localidad berciana y 5-0 en casa, son eliminados por el C.D. Castellón; 4-2 en la capital de La Plana y nueva derrota por 0-2 en casa.

En la edición 66/67 repiten el primer puesto en Liga pero a las primeras de cambio ceden ante el C.D. Alcoyano; 0-1 en casa y derrota por 4-0 en El Collao. En la campaña 67/68 son subcampeones tras el C.D. Ilicitano, cayendo en la primera eliminatoria de la Promoción ante la S.D. Compostela; 2-0 en Santiago y derrota por 0-1 en casa. En la edición 69/70 no supera el corte establecido por la RFEF para continuar en Tercera División y noveno desciende a Regional después de dieciséis temporadas de ausencia.

1970 – 1980

La economía eldense de los años setenta todavía es pujante y en la localidad se celebran ferias del calzado en el centro habilitado para tal fin en las afueras de la ciudad. Tras un breve paso por Regional durante la campaña 70/71, los azulgranas regresan a una remozada Tercera División que ha sido reducida a cuatro grupos. La fortaleza de la categoría es patente y algunos de los desplazamientos propios de una categoría superior, pero la pujanza eldense es fuerte y el equipo resiste. En la campaña 72/73 se es decimocuarto y ha de defender la plaza ante el aspirante Santoña C.F., club cántabro al que se impone por 3-0 en casa y 0-1 en la vuelta.

A partir de aquí sus presencias en el tercer nivel nacional mejoran siendo séptimo en la campaña 73/74 y cuarto en la 74/75. Tras una discreta temporada 75/76 donde finaliza decimoprimero, en la edición 76/77 concluye cuarto accediendo a una recién instaurada Segunda División B que nace viciada y sin capacidad para solventar parte de los males del fútbol español. La sesión 77/78 es penosa y los azulgranas terminan penúltimos descendiendo a una Tercera División que se ha convertido en el cuarto nivel real. Con una solvencia fuera de toda duda, la campaña 78/79 sirve de puente para enlazar nuevamente con la Segunda División B tras ser Campeón de Liga en un emocionante final por delante de Albacete Balompié y C.F. Gandía. La temporada 79/80 es vivida con tranquilidad y se concluye noveno.

1980 – 1990

La década de los años ochenta está llena de frustraciones mitigadas con algunas gotas que dejan buen sabor de boca como algunos ascensos, pero el cuadro eldense empieza a constatar la realidad de la nueva economía, la crisis del zapato ante los mercados emergentes y el despuntar del fútbol de la costa alicantina en donde se relanzan clubs sin tanto historial. Tras el duro revés de la temporada 80/81 donde se es colista y se pierde la categoría, los azulgranas intentan regresar al tercer nivel nacional, pero los resultados no son los deseados y el club se enrola en una serie de ascensos frustrados que minan la moral de la afición.

El primer contratiempo llega con la temporada 82/83 donde como Campeón del Grupo XIII murciano y tras superar al C.D. Manacor; 0-0 en la localidad mallorquina y 2-1 en casa, es eliminado en la Final por el Deportivo Aragón: 1-0 en Zaragoza y derrota por 0-1 en casa. En la campaña 83/84 repite primer puesto pero ahora es la Cultural y Deportiva Leonesa quien le cierra el paso tras empatar 0-0 en la capital castellano-leonesa y sucumbir 0-1 en el Pepico Amat. En la campaña 84/85 encadena su tercer alirón consecutivo y de nuevo se encuentra con la Cultural y Deportiva Leonesa; 2-0 en la ida y derrota por 1-2 en casa. No hay tres sin cuatro y en la sesión 85/86 repite primer puesto en Liga y fiasco en la Promoción; derrota por 1-0 ante la S.D. Ponferradina, victoria en casa por 1-0 y eliminación desde la tanda de penaltis ante la desesperación de su afición.

El ascenso a Segunda División B llega al fin en la temporada 86/87 pero de forma poco convencional. Ante la reestructuración de la categoría, la RFEF adjudica tres plazas a la Federación Murciana -donde se haya adscrito el conjunto alicantino- y el C.D. Eldense, subcampeón tras el C.D. Cieza, logra su objetivo. El rencuentro con el tercer nivel es satisfactorio a medias finalizando decimotercero en la campaña 87/88, quinto en la 88/89 y un frustrante decimosexto puesto en la 89/90 donde se sufre mucho.

1990 – 2000

Si mal acaba la década anterior, peor empieza la de los años noventa. Con un presupuesto ajustado y una plantilla discreta se es decimoctavo descendiendo por la vía rápida a Tercera División. Los zapateros regresan a la Federación Valenciana después de un largo éxodo de más de sesenta años vividos en la Federación Murciana instalándose en un Grupo VI que presenta dos subgrupos fruto de la incapacidad de sus gestores a la hora de resolver los problemas generados por sus asociados. Tal incongruencia se mantiene durante unos años mientras los eldenses, a lo suyo, son Campeones en la campaña 91/92. En la Promoción no tienen fortuna y empatados con la S.D. Ibiza, quien asciende, preceden a C.D. Júpiter, de Barcelona y C.F. Santomera.

En la sesión 92/93 son undécimos, muy alejados de los puestos de honor, recuperándose en la edición 93/94 tras ser cuartos. Esta plaza les permite promocionar pero sus opciones son pocas y escolista superado por Terrassa F.C., Real C.D. Mallorca B y C.D. Torrepacheco. La economía de los del Vinalopó no es la de antaño y en su grupo hay clubs que le superan en presupuesto. Las plantillas que se configuran no dan la talla para promocionar y los azulgranas deambulan por la mitad de la tabla siendo novenos en las temporadas 94/95 y 95/96, mientras en la 96/97 son octavos. La llegada de dinero revierte la situación y en la campaña 97/98 alcanzan el primer puesto consiguiendo su decimoprimero título de Tercera División. La fiesta no es total pues en la Promoción se es tercero superado por Palamós C.F. y Sangonera Atlético C.F. quedando colista el Vilafranca C.F. mallorquín.

En lo que resta de década se obtienen resultados discretos fruto de la bajada del presupuesto, siendo décimos en la edición 98/99 y aceptablemente quintos en la 99/00.

2000 – 2010

La primera década del nuevo siglo es un reto para los alicantinos puesto que si en el ánimo de directivos y aficionados está el volver a Segunda División B, la realidad del Grupo VI valenciano le supone un gran escollo por cuando existen un buen número de clubs con sus mismas aspiraciones, sino con presupuestos iguales o superiores al de los azulgranas. Bajo esta tesitura se desarrolla cada temporada, realizando el C.D. Eldense campañas discretas que oscilan entre el quinto puesto de la edición 01/02 hasta el decimoprimero puesto de la sesión 02/03.

A mediados de década los zapateros mejoran sus clasificaciones consiguiendo introducirse en las plazas que dan acceso a poder promocionar. En la campaña 04/05 son terceros en Liga, pero un sorprendente Sangonera Atlético C.F. les apea de algo más grande tras imponerse 1-0 en casa y caer derrotado en la localidad murciana por 2-0. En la temporada 05/06 repite el tercer puesto en el campeonato doméstico, siéndole mucho más favorable la Promoción puesto que consigue su objetivo al eliminar consecutivamente al C.D. Mar Menor; 2-1 en casa y 1-3 en San Javier, y Girona F.C. en la Final; 1-0 en casa y 0-2 en Montilivi. Su paso por la división de bronce es discreto pese a la ilusión de la afición, viéndose impotentes por salvar la categoría pese al esfuerzo y los gritos de apoyo de la grada que observan cómo finaliza decimoctavo a tres puntos de la permanencia.

Tras el amrgo descenso el club todavía conserva a parte de su plantilla, obteniendo la quinta plaza en la campaña 07/08 y la sexta en la 08/09. En la sesión 09/10 se pasan momentos dramáticos ante la situación deportiva de la plantilla, amenazada por el descenso a Regional con quien se debate durante todo el ejercicio. Finalmente concluyen decimoséptimos.

2010 – 2020

El inicio de la década de los años diez no mejora sustancialmente lo ya apuntado con anterioridad y los azulgranas terminan decimocuartos en la sesión 10/11, plaza que repiten en la siguiente edición 11/12. En la temporada 12/13 ascienden a la décima plaza, aún muy alejados de los primeros puestos, pero si el objetivo es la permanencia en la campaña 13/14 cambian radicalmente y de la mano del entrenador José Emilio Riquelme Galiana y del presidente Manuel Guill se confecciona una plantilla para ascender. El C.D. Eldense se proclama Campeón de Liga con holgura y en la Promoción de Campeones es superado por el Marbella F.C.; 1-0 en casa y derrota por 3-1 en la ciudad malagueña. Las oportunidades siguientes no las desaprovecha y con fe en su cometido consigue ascender a Segunda División B tras superar a Arandina C.F.; 0-0 en la localidad burgalesa y 2-0 en casa y S.D. Formentera en la Final; 0-0 en la ida y 2-1 en un abarrotado Nuevo Pepico Amat, el nuevo recinto inaugurado el 30 de septiembre de 2012 en un encuentro de Liga ante el C.F. Borriol y con resultado de 1-0 para los locales.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Història dels clubs de futbol. Jordi Finestres y Salvador Giménez. Edicions del País Valencià. Coleccionable: El Temps (1999).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Alborada. Revista local.
  • www.valledeelda.com. Publicación mensual.
  • www.diarioinformacion.com Diario.
  • www.laverdad.es Diario.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Atletico Astorga FC

 

Escudo Atlético Astorga F.C.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Atlético Astorga Fútbol Club
  • Ciudad: Astorga
  • Provincia: León
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 16 de noviembre de 1969
  • Fecha de federación: 1969

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Atlético Astorga (1969-73)
  • Atlético Astorga Fútbol Club (1973- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio Atletico Astorga FC

Estadio Municipal La Eragudina

  • Nombre: Estadio Municipal La Eragudina
  • Año de inauguración: 1943
  • Cambios de nombre:
  • Campo del Frente Juventudes (1943-1977)
  • Estadio Municipal La Eragudina (1977- )
  • Capacidad: 2.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Frente de Juventudes / La Eragudina (1943- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Atletico Astorga FC

ESCUDOS:

UNIFORMES:

 

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada al oeste de la capital provincial, León, la ciudad de Astorga es una localidad bimilenaria centro de la comarca de la Maragatería e importante centro turístico. Con algo más de cinco mil habitantes en 1909, fue precisamente en ese año cuando se estableció el Colegio de La Salle, siendo los hermanos de esta corriente religiosa los que incorporaron el fútbol como herramienta educativa con la cual mantener en forma a los niños y procurar, además, su formación lúdica y social. Emplazados en un pequeño centro, demasiado angosto, en 1912 recibieron de manos del obispo D. Julián de Diego y García Alcolea unos terrenos más amplios donde desplegar en mejores condiciones aquellas actividades al aire libre que precisaran de una mayor extensión de terreno, convirtiéndose a partir de entonces el colegio lasaliano en foco central de muchos jóvenes que deseaban practicar dicho deporte y fundamental para la constitución de la sociedad Sporting La Salle, el primer club netamente futbolístico de Astorga. La Salle, ligada al Círculo Católico, con el paso del los años fue ampliando su influencia a muchos vecinos que, cautivados por dicho deporte, emprendieron su práctica en 1914 de una forma igualmente organizada con la constitución del Club Deportivo Astorgano, entidad que vestía camisa rojiblanca con pantalón azul.

Con Magín Revillo Fuertes en la presidencia, su principal promotor, el C.D. Astorgano inició una carrera deportiva que le llevó a tener una gran fama en la comarca y en la capital provincial, además de las tierras vecinas de Zamora y Asturias, enfrentándose a multitud de rivales de estas áreas hasta que en 1932 quedó inscrito en la Federación Asturiana donde participó en varias ocasiones en el Campeonato Provincial de León, siempre dentro de la Segunda Categoría. Para entonces Astorga ya contaba con otro practicante igualmente organizado y mismamente federado, aunque con previa anterioridad, pues la Unión Deportiva La Salle-Astúrica, resultante de la fusión ente el Sporting La Salle y el Astúrica, -club formado apenas unos años antes-, ya a desde finales de los años veinte era miembro de la Federación Castellano-Leonesa, organismo de corta vida disuelto tras el inicio de la Segunda República.

Ambas asociaciones se mantendrían en activo hasta 1936 una vez fueron sesgadas sus respectivas trayectorias con motivo de la Guerra Civil, destacando el cambio de nombre del Club Deportivo a Astorga Foot-ball Club en 1933, quien jugaba en el Campo de Manjarín y la frustrada creación de la deseada Federación Leonesa de Fútbol, organismo en constitución que pretendía independizarse de la Federación Asturiana y contaba en 1936 con el compromiso de los clubs leoneses, zamoranos y palentinos.

Pasado el conflicto, la localidad estuvo sin club representante durante varios años hasta que en torno a 1942 e impulsado desde la alcaldía que encabezaba José Fernández y la ayuda del Jefe Provincial del Frente de Juventudes, el astorgano Luís González Pérez, se realizaron gestiones para la construcción de un nuevo campo que complementase el existente perteneciente al cuartel de Santocildes, de índole militar, consiguiéndose inaugurar en 1943 el Campo del Frente de Juventudes situado en la carretera de Madrid a La Coruña, actual Eragudina, inauguración que trajo consigo la constitución del Astorga Club de Fútbol en primavera de ese mismo año.

Presidido por Isidoro Pellitero Morán, el Astorga C.F. vestía camisa azulina con pantalón blanco, cumpliendo con las nuevas exigencias que, procedentes de la Delegación Nacional de Deportes regente de los destinos de la Federación Española, demandaba que cada localidad española dispusiera de al menos un club de fútbol. El club maragato fue inscrito en 1943 en la Federación Astur-Montañesa, iniciándose en Primera Categoría durante la temporada 43/44 y alcanzando su zénit en la campaña 46/47 cuando se proclamó Campeón del Grupo Leonés, éxito que no se vio recompensado con un merecido ascenso a Tercera División. No fue la única asociación dedicada al fútbol durante el periodo de posguerra y, tal como sucedió en las décadas anteriores, pronto tuvo un rival en forma del Renfe Club de Fútbol, entidad forjada bajo la autoridad ferroviaria que se estrenó en Segunda Categoría, viéndose las caras ambos clubs en esta misma división a partir de la campaña 49/50 coincidiendo con un descenso de prestaciones deportivas de los azulinos.

Durante los años cuarenta y cincuenta Astorga es testigo de la creación de varios clubs que comparten destino en los campeonatos locales, caso del Astur, el Santocildes, el Residencia, con base en el hospicio local o el Triana, destacando por encima de ellos el C.D. Cuatro Caminos, asociación presidida por Manuel Martínez García que viste camisa blanquiazul con pantalón azul, llegando a estar federada incluso alcanzando y permaneciendo en Primera Regional durante el primer lustro de los años sesenta.

En 1950 se constituye la Federación del Oeste conformada originalmente por las provincias de León, Valladolid, Salamanca, Zamora y Palencia a la cual posteriormente se irán sumando otras, un paso que será vital para la autogestión de los clubs de la zona durante muchos años dependientes de la Federación Asturiana. El Astorga C.F. cambia en 1952 a Club Deportivo Astorga con Juan Pousa Pousa en la presidencia adoptando como colores el verde para la camiseta y el azul para el pantalón en una decisión que no gusta a todos, compitiendo en la Primera Regional leonesa hasta que al término de la temporada 55/56 consigue ascender a Tercera División como Campeón de su grupo y gracias a imponerse en la Promoción de Ascenso.

El C.D. Astorga debuta en Categoría Nacional durante la temporada 56/57 dentro del Grupo XIV perteneciente a la Federación Oeste, finalizando decimoprimero y compartiendo destino con clubs afamados como la U.D. Salamanca, S.D. Ponferradina, Atlético Zamora y Atlético Palencia entre otros. En la siguiente campaña, 57/58, repite puesto en Liga, retrocediendo a la decimoquinta plaza en la edición 58/59 mientras que en la 59/60 es décimo, ambas compartidas con conjuntos castellano-leoneses y extremeños.

Con el cambio de década la situación del club maragato apenas varía y consciente de sus limitaciones económicas frente a asociaciones deportivas más poderosas, su papel queda reducido a llegar lo más lejos posible dentro de sus posibilidades. De este modo, con la mente fijada en obtener la permanencia, la plantilla verde será decimocuarta en la temporada inicial 60/61, décima en la 61/62 y decimoquinta en la 62/63, certificando sendos decimocuartos puestos en las ediciones consecutivas 63/64 y 64/65. En la temporada 65/66 es decimosexto y colista con tan sólo siete victorias, perdiendo la categoría hundido en la tabla después de un brillante ciclo de nueve emocionantes ediciones en Tercera División, un logro que no sospechaban conseguir apenas unos años antes y en donde la figura de su presidente, Juan Hilario Moya, pasa a erigirse como determinante en su historia.

En la sesión 66/67, ahora en Primera Regional, son subcampeones tras la S.D. Hulleras de Sabero, quedando algo descolgados en la edición 67/68 al ser séptimos, una plaza que no sienta demasiado bien entre los aficionados quienes se recomponen en la siguiente temporada 68/69 al proclamarse con autoridad Campeones. El C.D. Astorga, como líder del grupo leonés, lucha frente a otros rivales pertenecientes a otras provincias de la Federación Oeste para tratar de ascender a Tercera División, pero el objetivo no se alcanza y lamentablemente ha de seguir en la primera categoría provincial. En 1969 la Federación Oeste anuncia la creación de una nueva categoría para la temporada 70/71, la denominada Regional Preferente, categoría a la que darán pase los primeros clasificados de cada uno de los grupos provinciales. El club maragato no obtiene el resultado esperado y lejos de quedarse como mal menor donde estaba, deportivamente retrocede una categoría pasando al quinto nivel.

HISTORIA DEL CLUB:

1969 – 1980

Finalizada la temporada 70/71, Juan Hilario Moya cede la presidencia a José Antonio Fernández Pérez quien con una maltrecha economía y una plantilla muy ajustada no puede obrar el milagro y acaba descendiendo a Segunda Regional una vez terminada la sesión 71/72. Prácticamente sólo y con el club endeudado, nadie en la ciudad quiere tomar el relevo, disolviéndose la entidad en 1972 tras casi treinta años de historia.

El relevo del Club Deportivo lo toma una asociación constituida el 16 de noviembre de 1969, el Atlético Astorga, club que viste camisa roja con pantalón negro y dedicado por completo al fútbol juvenil, teniendo en esta categoría su tope de edad. Esta situación impide que la ciudad cuente con representación durante la temporada 72/73 a nivel regional dentro del campeonato de Segunda Regional, participando el Atlético Astorga durante la misma en el Campeonato de Aficionados tras modificar sus estatutos, abandonar el fútbol juvenil y adoptar el nombre de Atlético Astorga Fútbol Club gracias a la restitución por parte de la RFEF de uso de extranjerismos. El 16 de agosto de 1973 es aprobada por la Federación del Oeste su inclusión en Primera Regional para poder competir en la campaña 73/74, torneo del cual se proclama Campeón y consigue, de la mano de Alfredo Merino, quien fuera presidente del antiguo C.D. Astorga, ascender a Regional Preferente. La intención del club maragato que viste ahora camisa celeste con pantalón azul es ascender a Tercera División a corto plazo, aunque el reto es complicado y el sueño tardará unos años en materializarse, perdiendo además la categoría recién conquistada a las primeras de cambio tras finalizar decimonoveno en la edición 74/75.

De nuevo en Primera Regional, la temporada 75/76 es exitosa y como Campeones de su grupo consiguen regresar por la puerta grande a Regional Preferente, categoría donde militarán en lo sucesivo concluyendo decimoséptimos en la campaña 76/77, decimoterceros en la 77/78 y decimosextos en la 78/79, vistiendo en esta última campaña camisa verde. En 1979 la Federación Oeste obtiene de la Española la organización de un grupo propio de Tercera División, dándose aviso a los concursantes en Regional Preferente de la sesión 79/80 que los doce primeros clasificados lograrán el acceso directo. Los maragatos, séptimos en Liga, son uno de los beneficiados.

1980 – 1990

El Atlético Astorga F.C. se convierte durante la década de los años ochenta en un asiduo participante del Grupo VIII de Tercera División. Sus compromisos, lejos de etapas anteriores y aunque sea en el cuarto nivel nacional, satisfacen a la afición que se ve entre los mejores clubs de la región, consiguiendo clasificaciones honrosas y algún que otro puesto interesante. Séptimo en la temporada 80/81, la campaña 81/82 le llevará a ser decimosegundo, finalizando quinto en la edición 82/83 y tercero en la 83/84, la mejor clasificación hasta el momento.

Tras ser sexto en la edición 84/85, en 1985 empieza a vestir completamente de verde, repitiendo plaza en la campaña 85/86. En 1986 se crea la Federación de Fútbol de Castilla y León coincidiendo con el anuncio por parte de la Española del aumento de grupos y clubs para la Segunda División B. A dicha federación se le otorgan tres plazas para completar uno de los grupos, quedando los maragatos lejos de tal objetivo después de ser decimosegundos. En la campaña 87/88 son decimoprimeros, sobrepasando la mitad de la tabla clasificatoria en las ediciones 88/89 y 89/90 al concluir noveno y octavo respectivamente.

1990 – 2000

La década de los años noventa no será tan fructífera como la precedente y la entidad maragata pasará por diversos altibajos deportivos que tendrán resultados directos en la clasificación. Así pues, tras ser noveno en la temporada 90/91, en la edición 91/92 obtiene un gran logro al ser subcampeón quedando a tan solo un punto del líder Club Atlético Bembibre. Este puesto le permite promocionar por primera vez en su historia para tratar de ascender a Segunda División B, pero su testimonio es casi irrelevante al ser colista con una victoria y cinco derrotas siendo superado por Real S.D. Alcalá, C.D. Lealtad, de Villaviciosa y C.D. Carballino. En la campaña siguiente, 92/93, gran parte de la plantilla marcha a otros clubs y sin un presupuesto como en la anterior se cae estrepitosamente a Regional Preferente después de concluir decimonoveno.

El conjunto verde pasa dos temporadas en Regional Preferente, saliendo de este pozo al término de la 94/95 y retornando a una Tercera División donde se haya como pez en el agua en el aspecto económico pero no en el deportivo. Su regreso no es sencillo y en la edición 95/96 es decimoquinto mientras en la 96/97 decimotercero, siendo la sesión 97/98 nuevamente catastrófica al ser penúltimo y descender por segunda ocasión en la década a Regional Preferente. En esta ocasión su paso por Regional es efímero y en la temporada 99/00 ya disfruta de la Tercera División concluyendo decimoquinto.

2000 – 2010

El Atlético Astorga F.C. se convierte en un club ascensor y tan pronto se encuentra en Tercera División como en Regional Preferente. En la campaña 00/01 es decimoctavo y pierde la Categoría Nacional, sumiéndose en un ciclo de malos resultados de los que tardará en salir y teniéndose que conformar con participar en Regional. En esta categoría siempre se muestra inicialmente como uno de los aspirantes al ascenso, pero en unas ocasiones por acierto de los rivales y en otras por sus propios defectos, no será hasta la temporada 07/08 cuando, primero de su grupo, consiga retornar a Tercera División.

Las temporadas que dan cierre a la década no ofrecen guarismos esperanzadores y, aunque no se teme por el descenso, se sufre más de la cuenta para conservar la categoría tras ser decimoquinto en la 08/09 y decimoprimero en la 09/10. Paralelamente a todos estos acontecimientos, la ciudad cuenta desde 1997 con una nueva asociación futbolística, el Club Deportivo Astorga, constituido en 1997 y dedicado a la formación de jóvenes jugadores.

2010 – 2020

Durante el verano de 2007 el club astorgano atraviesa por momentos difíciles tras la dimisión de la junta directiva, accediendo al cargo como tabla salvatoria la hostelera Sagrario González. En su primera comparecencia la entidad maragata es duodécima, pero en la siguiente, 11/12, se nota el trabajo bien hecho y se consigue ser sexto. En la campaña 12/13 se logra un puesto similar, séptimo, pero en la temporada 13/14 se es subcampeón de Liga más de veinte años después, en esta ocasión tras el Real Valladolid C.F. B. De la mano del técnico Carlos Tornadijo, los maragatos acceden a la Promoción sobrepasando cada una de las eliminatorias. En Cuartos de Final superan al C.D. Binissalem; 1-1 en la localidad balear y victoria por 2-0 en casa, disputando una emocionante Semifinal ante el C.D. Mensajero; 4-0 en La Palma y 4-0 en casa, consiguiendo pasar a la Final gracias a los penaltis. En esta decisiva eliminatoria consigue el ansiado ascenso a Segunda División B después de imponerse al C.D. Laredo; 2-1 en la localidad cántabra y 1-0 en La Eragudina con tanto de Lago.

Texto: Vicent Masià © 2014

Última actualización: 2014

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice de 2014.
  • Anuarios de la RFEF.
  • Atlético Astorga 1969-2014. Historia del fútbol en Astorga 1910-2014. Manuel Jesús Álvarez, Amando Casado y Jesús Palmero. Editorial Héctor Escobar (2014).
  • El Faro Astorgano. Diario.
  • El Norte de Castilla. Diario.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,