Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular Club Portugalete

escudo Club Portugalete

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Portugalete
  • Ciudad: Portugalete
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 12 de julio de 1944
  • Fecha de federación: 1944

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Nuevo Club Portugalete (1944-1953)
  • Club Portugalete (1953-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 2004/05
  • 2007/08
  • 2014/15

 

ESTADIO:

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal La Florida
  • Año de inauguración: 1951
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Municipal La Florida (1951-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de San Mamés, Bilbao / Campo de Ibaiondo, Leioa (1944-1946)
  • Campo de San Roque (1946-1951)
  • Campo de La Florida (1951-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Club Portugalete

ESCUDOS:

escudos Club Portugalete

UNIFORMES:

uniformes Club Portugalete

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Emplazado sobre una colina situada entre la Margen Izquierda de la Ría de Bilbao y el Río Ballonti a apenas unos kilómetros de la capital provincial, el municipio de Portugalete es un importante centro comercial e industrial que experimentó un gran crecimiento en los años cincuenta alcanzando su cénit en los ochenta, disminuyendo su población en los noventa hasta estabilizarse en la actual.

Cuentan las crónicas que Pedro Larrañaga, estudiante portugalujo en Inglaterra, introdujo el fútbol en la localidad portuaria siendo ya la práctica de este deporte común en estas tierras desde hacía unos cuantos años por la presencia de numerosos ciudadanos de origen británico ocupados en industrias siderúrgicas y comerciales del entorno, constituyéndose en el lejano 23 de febrero de 1902 el Portugalete Athletic Club, conocido popularmente como “Portugalete”, sociedad que tomó su nombre influenciada por el popular club radicado en Bilbao, así como sus mismos colores, camisa azul y blanca dividida en dos grandes mitades verticales.

Del Portugalete A.C. se mantienen pocas referencias, salvo que Miguel Carranza de los Campos fue su primer presidente y que entre esta fecha y 1907 tuvo su esplendor disputando algunos encuentros frente al principal club de la provincia. Fueron algunos de sus fundadores jugadores como: Arambarri, Iralagoitia, Alberto Larrañaga, Hills, Cockram, Ticker, Davies, González, Dyer, Azpeitia y Alday.

escudos CD Portugalete

Desaparecido este en la primera década del siglo XX, en 1909 tomó su relevo una nueva entidad: el Club Deportivo Portugalete, presidido por Alfredo Hervías en primera instancia y por Ramón Lezama en mayo de 1910, el cual contaba con una amplia plantilla de jugadores como: Gaviña, A. Meléndez, A. Salaverri, J. Meñaca, D. López, A. Suárez, Funi, Aguado, Fausto, Bravo, y Sasía; disputando encuentros frente a clubs de las localidades vecinas y compitiendo en torneos como la Copa Athletic Club, organizado por el club vizcaíno en mayo de 1913 donde los portugalujos empataron 1-1 en la final frente al Arenas Club de Getxo, declarado Campeón, consiguiendo que se les entregara como premio un lote de camisetas nuevas con los colores de la sociedad: listada en amarillo y negro, negro para el pantalón.

El fútbol empezaba a extenderse y, paralelo al C.D. Portugalete, nace en 1912 el The Eleven Silly Boys, equipo de escasa trayectoria entre los cuales forman: Larrabeiti, J. M., Meléndez, Campos, Bereciartúa, Apaolaza, Babio, Morris, F. López, Garayo y Ardanza. El 7 de septiembre de 1913 se constituye al fin la Federación Regional del Norte de Clubs de Foot-ball con sede en Bilbao, englobando a clubs de las tres provincias vascas, Navarra y las por entonces conocidas como Santander -actual Cantabria- y Logroño -actual La Rioja-, inscribiéndose el C.D. Portugalete en ella dentro de los clubs de Segunda Categoría.

En la temporada 14/15, siendo presidente Inza y con un grupo de jugadores formado por: Zubeldia, Campos, Salaverri, Basañez, Meñaca, Babio, Bilbao, Monasterio, Davalillo, Argandoña, Bellido, Uruñuela y Amezaga; se consigue ascender a Primera Categoría, la más alta de las organizadas por la Federación Norte, militando durante la campaña 15/16 bajo la presidencia de Jesús Aqueche con sociedades de la talla de: Athletic Club de Bilbao, Real Unión Club de Irún, Real Sociedad de Foot-ball de San Sebastián, Ariñ Sport de Bilbao, S.D. Jolastokieta de San Sebastián y Arenas Club de Getxo. Mantenida la categoría deportivamente, administrativamente se padece la reestructuración efectuada a nivel federativo, pasando los jarrilleros a ocupar plaza en la Serie B y descendiendo su contribución deportiva hasta dejar de competir en los torneos organizados oficialmente por la Federación Regional del Norte.

En 1921 retomará pulso el fútbol local con el nacimiento de una nueva sociedad: el Portugalete Foot-Ball Club, que viste inicialmente camisa blanca con pantalón negro para cambiar, unos años después como lo hiciera su antecesor, a camisa gualdinegra con pantalón negro. Presidido por Ángel Astobiza, queda inscrito ese mismo año en la Federación Regional del Norte, partiendo desde Segunda Categoría con una vocación polideportiva como demuestra la asimilación de otras disciplinas deportivas como el remo, a través de la formación de equipos de traineras, atletismo y waterpolo, deporte este último sin mucho seguimiento a nivel nacional.

escudos Portugalete FC

Dentro de la Federación Vizcaína de Fútbol -nombre adoptado en 1922 tras la escisión de los clubs cántabros, pues navarros y guipuzcoanos lo hicieron en 1918-, el Portugalete F.C. progresa deportivamente y al poco tiempo compite en el Grupo B de Primera Categoría, el segundo nivel regional, inaugurando en el año 1924 -bajo la presidencia de Dionisio Babio y con Teodoro Basterrechea en la directiva- el Campo de La Florida en régimen de alquiler, feudo donde asentará su juego y convertirá en un importante club vizcaíno.

En 1925 se constituye el Campanzar Foot-ball Club, entidad que alberga a lo más destacado de la juventud local y sirve como plataforma filial para ascender a sus jugadores más granados a la primera plantilla del Portugalete F.C. Durante el segundo lustro de la década el Campanzar F.C. y un recuperado C.D. Portugalete -que regresa a la competición federada tras varios años de ausencia-, serán los pilares del fútbol portugalujo, aportando grandes jugadores a clubs de superior categoría, algunos de ellos de primer nivel.

El Portugalete F.C. inicia la década de los años treinta en Segunda Categoría Ordinaria, tercer nivel regional, resultando Campeón en la edición 30/31 pero sin conseguir ascender, mientras Campanzar F.C. y C.D. Portugalete se retiran de la competición, este último en 1931 al dar de baja su equipo de fútbol. Sin embargo, la práctica del fútbol no sólo se reduce a estos, sino que surgen otros clubs como: el Diluvio, el Estrella, el Ojillo, Los Cachorros, el Deportivo Pando, ó El Lucero del barrio de Repélega. Debido a la reestructuración del fútbol nacional, en 1934 el Portugalete F.C. es ascendido a Primera Categoría después de haber sido segundo en Segunda Categoría Ordinaria en la campaña 33/34. Bajo la presidencia de Alfredo Santamaría el conjunto gualdinegro no resiste el ritmo de sus adversarios y, octavo clasificado en la temporada 34/35, desciende a Segunda Categoría, nivel en el que le sorprenderá el estallido de la Guerra Civil en julio de 1936 habiendo sido previamente descalificado durante el campeonato 35/36 al alinear -en un encuentro de Liga acaecido en enero-, al jugador Tomás Fernández, inhabilitado federativamente hasta el 4 de mayo.

Durante el conflicto bélico el fútbol jarrillero prácticamente desaparece, siendo ocupada la localidad en junio de 1937 por las fuerzas nacionales. El Portugalete F.C. es disuelto y, según sus estatutos, los bienes y enseres de la entidad entregados al Hospital-Asilo de San Juan Bautista. Extinguido el club gualdinegro, ese mismo año de 1937 se constituye un nuevo club que recoge a la juventud local que no ha sido llamada a filas: el Portugalete-Chiqui, conjunto que participará en los torneos para juveniles organizados por el Athletic Club en los últimos años de la guerra y, concluida esta, será inscrito en Segunda Categoría bajo la denominación de C.D. Portugalete al haber sido prohibido gubernamentalmente con fecha 1 de enero de 1941 el empleo de extranjerismos y, especialmente, el catalán. El C.D. Portugalete, en realidad una extensión del Portugalete F.C. al emplear todo el material que éste dejó, permanecerá en activo hasta la temporada 41/42.

HISTORIA DEL CLUB:

1944 – 1950

Después de varios años sin fútbol federado, el deporte rey no dejó de ser practicado en la localidad, al contrario, surgieron varios equipos de carácter aficionado que mantuvieron la llama encendida hasta que en 1944 José Antonio Martínez, “Belauste”, convenció a un grupo de muchachos que habían concurrido en un torneo organizado por el Athletic Club para volver a tener un club federado. Alfredo Santamaría, presidente del Portugalete F.C. entre 1932-1937, propuso emplear el nombre de Portugalete Club de Fútbol para recuperar la esencia del anterior club, pero los nuevos jugadores se opusieron rotundamente dadas sus ganas de empezar un nuevo proyecto desde cero que fue bautizado el 12 de julio de 1944 como Nuevo Club Portugalete.

La recién nacida sociedad, que volvía a emplear los colores de sus antecesores, camisa gualdinegra con pantalón negro, tras aprobar sus estatutos y depositarlos en la sede de la Federación Vizcaína de Fútbol, fue inscrita en Segunda Categoría, deambulando en sus primeros años de vida por varios terrenos de juego como San Mamés e Ibaiondo hasta que las instituciones tomaron carta en el asunto. Construido por el Frente de Juventudes local frente a las antiguas instalaciones empleadas por clubs anteriores, con la gran implicación del Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, Genaro Riestra, en 1946 se inauguraba el nuevo Campo de San Roque, dotado de campo de fútbol, pista de atletismo alrededor con ceniza, una bolera y un chalet que hacía las funciones de vestuario.

Al término de la temporada 47/48 asciende a Primera Categoría al ser primero en su Grupo de Abando y de nuevo proclamarse Campeón en el Torneo de Campeones. Con Antonio Gaviña en la presidencia serán terceros la sesión 48/49, tomando su relevo Julio Susaeta y siendo la campaña 49/50 segundos tras el C.D. Basconia, que le arrebata el ascenso a Categoría Nacional.

1950 – 1960

El comienzo de la década de los cincuenta no podía ser mejor al terminar proclamándose Campeón en la edición 50/51. Clasificado para jugar la Promoción junto a clubs vizcaínos y cántabros, consigue ascender a Categoría Nacional tras quedar subcampeón precedido por el santanderino Rayo Cantabria, estrenándose en Tercera División en la temporada 51/52 dentro del Grupo II con un octavo puesto en medio de sociedades vascas, riojanas, castellano-leonesas, cántabras y navarras. La exigencia de la categoría urge la construcción de un nuevo recinto deportivo, estrenándose el 25 de diciembre de 1951 el Campo de La Florida, próximo al antiguo levantado en 1924.

Los años cincuenta contemplan la emergencia de los jarrilleros, encadenando un ciclo de siete temporadas consecutivas en Tercera División, por entonces potente categoría, en la cual resultará decimoprimero en la edición 52/53, para ser sexto en la 53/54 con Serafín Navarro en la presidencia, torneo este último en el que adquiere el nombre de Club Portugalete. Décimo será durante la sesión 54/55 en una Tercera División reestructurada donde finaliza colista, debiendo disputar la Promoción de Permanencia y séptimo en la siguiente 55/56, volviendo a disputar la Fase de Permanencia la cual logra superar. En la campaña 56/57 es nuevamente decimoprimero, descendiendo a Primera Regional al término de la sesión 57/58 cuando concluye decimotercero ocupando la primera de las plazas de descenso.

De regreso a la primera de las categorías regionales, en la campaña 58/59 es tercero en Liga y disputa la Promoción de Ascenso, pero sin éxito al quedar apeado, cerrando la década en la temporada 59/60 con una discreta novena plaza, pero con la satisfacción de conquistar la Copa de Vizcaya.

1960 – 1970

En los años sesenta se suceden varios presidentes como Roberto Álvarez, Eduardo Garaizabal y Francisco Opitz quien accede a un segundo mandato, compitiendo inicialmente en una dura Primera Regional donde finaliza décimo en la campaña 60/61 y quinto en la 61/62. En la temporada 62/63 es Campeón y puede retornar a Tercera División tras un paréntesis de cinco años. En este su segundo ciclo en el tercer nivel nacional de la época, permanece tres ediciones seguidas, siendo la temporada 64/65 la mejor con diferencia al quedar cuarto clasificado tras el decimoprimero puesto de la 63/64. En la siguiente edición 65/66 es decimotercero y desciende a Primera Regional tras perder la Promoción de Permanencia con el C.D Villosa de Llodio.

Su paso por la primera de las categorías regionales es breve y la temporada 66/67 la concluye como Campeón, retornando a Tercera División por la puerta grande. Durante la campaña 67/68 la RFEF acuerda la reestructuración de la categoría, estableciendo un corte que el conjunto jarrillero no supera al concluir decimocuarto. De nuevo en Categoría Regional, es encuadrado en la Regional Preferente, nueva categoría creada entre la Primera Regional y la Tercera División, siendo esta su categoría durante la edición 68/69 finalizando en decimoprimero puesto. La última temporada de la década la afronta de nuevo en Regional Preferente, repitiendo una vez más la undécima plaza que le supone la pérdida de categoría.

1970 – 1980

El Club Portugalete comienza la década de los setenta en Primera Regional siendo octavo la sesión 70/71, proclamándose Campeón la siguiente 71/72 logrando ascender a Regional Preferente. Lo que resta de la década de los años setenta la pasa sumido en Regional Preferente, con un séptimo puesto la sesión 72/73 y siendo la mejor campaña la 73/74 con un tercer puesto. Durante estos años, en los que Pedro López, Bernardo Molinuevo y José María Pérez Larrinaga ejercen de presidentes, los jarrilleros se mantienen separados de los puestos de cabeza y realizan discretos campeonatos alejados de cualquier atisbo de reacción para militar en superior categoría.

A pesar del espectacular crecimiento de la población que experimenta la localidad, la afición es reacia a acudir al Campo de La Florida y consecuentemente el taquillaje se resiente, así como el presupuesto destinado a la primera plantilla para incorporar buenos jugadores. Con todo, el nivel ofrecido por los distintos equipos confeccionados en los últimos años es aceptable y poco a poco se van rondando las primeras plazas, siendo sextos las ediciones 76/77 y 77/78, para finalizar la sesión 79/80 que cierra la década en la séptima plaza.

1980 – 1990

Iniciados los años ochenta, toda ella vivida bajo la presidencia de José María Pérez Larrinaga, el club pasa por malos momentos y progresivamente se va retrocediendo en la clasificación, empezándose por un esperanzador cuarto puesto en la edición 80/81, un peligroso decimocuarto puesto en la 81/82, tocando fondo en la temporada 82/83 cuando desciende a Primera Regional al ser decimoséptimo. Mejores resultarán los siguientes años, pues en breve tiempo se obtienen dos ascensos consecutivos: un primero la edición 83/84 a Regional Preferente al proclamarse Campeón del grupo primero de Primera Regional; y un segundo ascenso, conseguido en la campaña 84/85 a Tercera División tras ser Campeón de Regional Preferente, después de diecisiete años de ausencia.

Su presencia en el ya cuarto nivel nacional tras la creación de la Segunda División B en 1977 es discreta, alcanzando el octavo puesto en la edición 85/86 y el decimocuarto en la siguiente 86/87. Peor resultará la temporada 87/88 cuando concluya decimoctavo y descienda de nuevo a Regional Preferente. En esta categoría será octavo en las ediciones 88/89 y 89/90.

1990 – 2000

El conjunto jarrillero, inmerso en la Regional Preferente vizcaína, pasará toda la década de los años noventa luchando por ascender a Tercera División, categoría en la que como mínimo en obediencia a su tradición debe militar. La sesión 90/91 será quinto, para terminar la siguiente 91/92 tercero a tan sólo un punto de la S.D. Deusto, que le arrebata el poder disputar la Promoción de Ascenso. Sin embargo sus intentos serán vanos pues, unas veces la escasez de cualificación en la plantilla y en otras la mala suerte llegada la hora de la verdad en la disputa de la Promoción, como sucede en la campaña 94/95 donde es apeado por la Universidad del País Vasco, serán lo que impedirá dar el ansiado salto.

La temporada 95/96 será de nuevo tercero, ocupando la plaza de Promoción la S.D. San Pedro de Sestao. La siguiente 96/97 es subcampeón, teniendo una nueva oportunidad y disputando la Fase de Ascenso en la que queda primero. Sin embargo, no consigue ascender debido a que solamente dos de los cuatro clubs vascos que promocionan logran el ascenso a Segunda División B mientras que desde esta categoría descienden tres, no dejando vacante libre para que puedan los portugalujos ocupar dicha plaza de ascenso. La 97/98 repite subcampeonato, y en la Fase de Ascenso termina otra vez primero, pero nuevamente la mala suerte se cruza en su camino, pues ninguno de los cuatro aspirantes vascos al ascenso de la categoría de bronce logra el objetivo -con la salvedad del C.D. Basconia, que pese a quedar primero de su grupo, no puede ascender por ser filial del Athletic Club “B”-. Tercero será la sesión 98/99, para finalizar segundo dentro del grupo vizcaíno la 99/00, en la que tras terminar de nuevo primero en la Fase de Ascenso, no logra dar el salto debido a la falta de vacantes libres por tercera vez en lo que va de década.

2000 – 2010

Siendo presidente José Ángel Arrillaga -electo en 1994-, el nuevo siglo se inicia con buen pie pues en la temporada inicial, 00/01, se alcanza el primer puesto con tan sólo tres derrotas y se consigue el soñado ascenso a Tercera División después de más de diez años sin poder conseguirlo. El reenganche con el cuarto nivel nacional se vive con ilusión, pero también con los pies en el suelo al ser conscientes de sus limitaciones frente a entidades con mayor poder económico y, por lo tanto, deportivo. Así pues, mientras en la campaña 01/02 entrenados por Ricardo Moreno son décimos y en la 02/03 decimoprimeros, en la edición 03/04 se reúne un buen equipo y se finaliza el campeonato en quinto puesto. A consecuencia de que el C.D. Basconia -tercer clasificado-, no puede promocionar para tratar de ascender a Segunda División B al ser filial del Athletic Club y encontrarse el primer dependiente Athletic Club “B” en Segunda División B, los gualdinegros ocupan su lugar jugando las Semifinales ante el C.M. Peralta, conjunto navarro que les elimina después de imponerse los jarrilleros 1-0 en La Florida y perder el encuentro de vuelta por 5-3.

La aspiración por conseguir ascender a la división de bronce no cesa tras la desilusión de 2004 y en la campaña 04/05, de nuevo bajo la presidencia de José Ángel Arrillaga y la dirección técnica de Fernando Javier González Etxevarría, el club jarrillero asciende brillantemente tras proclamarse por primera vez en su historia Campeón de Tercera División y en la Promoción de Ascenso eliminar en Semifinales a la S.D. Noja: 1-0 en la localidad cántabra y 2-0 en casa; y jugárselo todo a una carta en la Final con el Utebo F.C. zaragozano, al que derrota en ambos partidos imponiéndose 0-1 en la ida y 4-0 en casa con un abarrotado Campo de La Florida.

El estreno en Segunda División B se efectúa en la temporada 05/06 dentro del Grupo II donde coparticipan clubs vascos, castellano-leoneses, asturianos y cántabros, proclamándose Campeón la U.D. Salamanca mientras el Club Portugalete tiene un pésimo rendimiento, especialmente a domicilio donde apenas suma unos puntos que no son suficientes para compensar y sumar lo obtenido en casa. Al final es decimonoveno con treinta y siete puntos perdiendo la categoría. Formaron parte de la plantilla de esta sesión los siguientes jugadores; Porteros: Txemi e Iker Fernández; Defensas: Gorka, Marcos, Aurre, Cuco, Cefe, Elorriaga y Zigor; Centrocampistas: Correa, Lander, Alfonso, Egoitz, Antxón y Ceballos; Delanteros: Urretxaga, Méndez, Larreina, Mario, Jagoba, Iker, Alain y Alberto.

De regreso a Tercera División, en la temporada 06/07 queda tercero en el campeonato regular, entrando en la Promoción de Ascenso donde es eliminado en Semifinales al no poder superar al C.D. Don Benito: 0-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad pacense llegándose a disputar la prórroga. En su debut en el Campeonato de España la edición 2006, y tras eliminar a la S.D. Ponferradina, caerá en segunda ronda por 0-1 frente al Real Unión Club de Irún. En la campaña 07/08 bajo la presidencia de Amable Martín se obtiene su segundo título en la categoría después de un vibrante torneo, pero cuando las expectativas de ascender eran las máximas para el equipo dirigido por Javi Bermúdez, llegados a las Semifinales de la Promoción de Ascenso son eliminados por el C.D. Villanueva de Córdoba: 2-0 en la localidad andaluza y un insuficiente 1-0 en casa.

En la temporada 08/09 se llega lejos en el Campeonato de España pues se alcanzan los Dieciseisavos de Final después de eliminar a: S.D. Ciudad de Santiago, Écija Balompié y C.D. Don Benito;  y se juegan el paso a Octavos frente al Valencia C.F. El encuentro de ida se disputa en el barakaldés estadio de Lasesarre, con mayor capacidad que La Florida, donde se pierde por 1-4, perdiendo nuevamente en la vuelta por 3-0 en Mestalla. En Liga se es cuarto en un grupo muy igualado, consiguiendo entrar en la Promoción de Ascenso pero con resultado adverso al ser eliminado en Semifinales por el A.D. Universidad de Oviedo, con quien empata 2-2 en casa y cae estrepitosamente en la vuelta por 4-1 pudiendo haber encajado más tantos. En la edición 09/10 es subcampeón de Liga tras la Real Sociedad de Fútbol “B”, disputando una emocionante Promoción en la que finalmente no consigue el objetivo. En Cuartos elimina al C.D. Anguiano: 0-2 en la localidad riojana y 0-0 en casa; pasando a Semifinales donde supera al C.D. Illescas: 0-0 en la localidad toledana y 2-1 en casa; accediendo a una Final donde no puede con el Getafe C.F. “B”: 1-0 en la localidad madrileña y 2-2 en La Florida ante la consecuente decepción de la afición.

2010 – 2020

El Club Portugalete de estos tiempos es una sociedad fortalecida dentro del ámbito regional vasco que aspira a militar en Segunda División B, un tercer nivel futbolístico a nivel nacional que se convierte en su máximo objetivo temporada tras temporada. De este modo en la campaña inicial de la década, 10/11, se intenta promocionar sin éxito al concluir sexto a pocos puntos del cuarto clasificado, reconduciéndose la situación en la sesión 11/12 cuando se es tercero tras el C.D. Laudio y Barakaldo C.F. En la Promoción de Ascenso logra eliminar al Mar Menor C.F. en Cuartos: 1-1 en la localidad murciana de San Javier y 1-0 en casa; siendo apeado por el también conjunto murciano Águilas F.C. en Semifinales: 2-2 en casa y derrota por 3-2 en el encuentro de vuelta. En su tercera participación en Copa, edición de 2011, elimina a la S.D. Noja y C.D. Castellón, e intenta colarse en Octavos enfrentándose al Getafe C.F. empatando ambos encuentros: 1-1 en la ida y 0-0 en la localidad madrileña, pasando el club getafense por valor doble de los goles fuera de casa.

En la campaña 12/13 se repite el tercer puesto en el torneo doméstico, en esta ocasión tras los pasos de C.D. Laudio y Arenas Club de Getxo, accediendo a una Promoción donde es eliminado en Cuartos por la U.D. Alzira: 2-2 en casa y derrota por 2-1 en la localidad valenciana. La temporada 13/14 es muy similar a la anterior, siendo los jarrilleros subcampeones de Liga tras una inalcanzable S.D. Leioa con quien les distancia once puntos. En la Promoción se depositan muchas esperanzas pero en Cuartos es superado por el Pontevedra C.F.: 1-1 en la ida y 1-2 en casa.

La temporada 14/15 resulta vibrante y, tras unos intensos duelos con la S.D. Gernika Club y Arenas Club, la plantilla gualdinegra se proclama Campeón del Grupo IV de Tercera División con Ezequiel Loza en el banquillo y Eduardo Rivacoba en la presidencia -elegido este último el 29 de abril de 2014 sustituyendo en el cargo a D. Amable Martín que lo ostentaba desde 2006-. En la Promoción de Campeones tiene como rival al C.F. Talavera de La Reina con quien se disputa el ascenso directo, no obteniendo premio al empatar 0-0 en casa y perder en la localidad toledana por 2-0. Tras la desilusión se accede a Semifinales, enfrentándose al Martos C.D. al que se le vence 0-3 en la localidad jiennense, pero con quien se pierde en casa por 1-2 ante la evidente relajación; pasando a una Final donde el rival es el C.D. Cayón. Jugado el encuentro de ida en la localidad cántabra se consigue un trabajado empate 0-0, decidiéndose todo en el Campo de La Florida con un contundente 3-0 que le permite ascender a Segunda División B por segunda ocasión en su historia.

Texto: Vicent Masià © 2015

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

ENLACES EXTERNOS:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular SD Leioa

 

escudo SD Leioa

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Leioa
  • Ciudad: Lejona / Leioa
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1925
  • Fecha de federación: 1925

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Lejona (1925-1953)
  • Lejona Club de Fútbol (1953-1974)
  • Club de Fútbol Lejona (1974-1979)
  • Lejona Fútbol Club (1979-1981)
  • Sociedad Deportiva Leioa (1981- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2013/14

 

ESTADIO:

estadio SD Leioa

Campo Municipal Sarriena

  • Nombre: Campo Municipal de Sarriena
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de Sarriena (1988-)
  • Capacidad: 2.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Ibaiondo (1925-1928)
  • Campo de Lamiako (1928-1949)
  • Campo de Ibaiondo (1949-1974)
  • Varios (1974-1988)
  • Campo de Sarriena (1988- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales SD Leioa

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en el margen derecho de la Ría de Bilbao, la localidad de Leioa (Lejona) mantiene desde hace muchos años un especial vínculo con el mundo del deporte y, sobre todo, con el futbol, disciplina con amplio arraigo. La fértil Vega de Lamiako, antaño marisma hasta 1856 cuando los terrenos fueron transformados en cultivo, fue en 1887 objeto de la creación de un gran espacio deportivo capaz de albergar un hipódromo y en sus aledaños un terreno para jugar al polo y posteriormente varios campos de fútbol que fueron incrementándose a medida que aumentaba la afición. Sede también para la práctica de tiro de pichón y próximo a un aeródromo, Lamiako se convirtió en los años noventa decimonónicos en destino frecuente de deportistas burgueses y británicos que, empleados en las industrias siderúrgicas del entorno, acampaban cada domingo para patear tras un balón.

En el Hipódromo de Lamiako hacían deporte los miembros del Club Atleta de los Astilleros del Nervión primero y los de la Sociedad Gimnástica Zamacois, de Bilbao, pocos años después hasta que de una simbiosis de ambos grupos nació el Athletic Club en 1898 y poco después, en 1900, el Bilbao Foot-ball Club, asociaciones ambas con gran peso en la historia del fútbol vizcaíno claves para el desarrollo del nacional, como luego sería el Arenas Club en las siguientes décadas, también forjado en Lamiako.

El antecedente más remoto de raigambre plenamente local lo encontramos en 1903 cuando entre los meses de mayo y junio el Athletic Club, asociación que tuvo su terreno de juego en Leioa hasta 1910, organizó un torneo infantil -para menores de diecisiete años- donde se inscribieron las asociaciones Arenas Club, de Getxo, Victoria F.C., Estrella, Vizcaya F.C., Iberia F.C., Small Athletic, Hispania, Basconia y The Rival, casi todas ellas formadas por jóvenes residentes en Bilbao y el Lejona Foot-ball Club, representante esta última de la juventud local. El Lejona F.C. sobrevivió algunos años más, recordándose el encuentro disputado en Lamiako el 21 de julio de 1912 ante el Arenas Club y convirtiéndose en espléndida cantera de donde saldrían importantes jugadores que recalaron en el club de Getxo y en otros de la zona de reciente constitución.

Paralelamente, a principios de los años diez surge el Arrapatzen Bazaitut F.C., modesto club formado por jóvenes que acceden a Lamiako y practican su deporte favorito. Leioa, una pequeña localidad que en aquellas fechas apenas rozaba los tres mil habitantes, se convirtió en puerta de entrada de la corriente futbolística y años más tarde se crearía Los Diablos Azules, otra asociación humilde sin demasiado futuro. A pesar de no contar con una gran institución como el Athletic Club o el Arenas Club, vecino nacido en Getxo, leiotarras fueron grandes jugadores que acabaron enrolados en estos clubs y luego fueron internacionales como Félix Sesúmaga y Sabino Bilbao, presentes en numerosas alineaciones en los primeros años veinte.

HISTORIA DEL CLUB:

1925 – 1930

Una vez creada la Federación Regional del Norte con sede en Bilbao el 7 de septiembre de 1913 -Federación Vizcaína a partir de 1918 con la escisión de los clubs guipuzcoanos y navarros en 1918-, el aumento de población que experimentó Leioa y la ferviente propagación de jugadores residentes en la localidad posibilitaron que en 1925 se constituyera la Sociedad Deportiva Lejona, club que vestiría camisa azulgrana con pantalón negro empleando habitualmente como terreno de juego el Campo de Ibaiondo, un recinto con capacidad para doce mil espectadores y que era propiedad del Arenas Club desde 1924 habiéndose inaugurado el 13 de septiembre de 1925 en un encuentro entre los areneros y el Athletic Club.

La S.D. Lejona fue inscrita de inmediato en la Federación Vizcaína, figurando desde sus inicios en Segunda Categoría con dignos resultados, pero sin alcanzar en los años inmediatos el Grupo B de la Primera Categoría, la división inmediatamente inferior al Grupo A donde figuraban los grandes del fútbol vizcaíno. Desde 1928 pasó a jugar en los terrenos de Lamiaco, recinto local de gran historia y con capacidad para mil quinientos espectadores.

1930 – 1940

Iniciados los años treinta se inaugura el Campo de Lamiako, estrenado en un encuentro frente al Baracaldo F.C., siendo que la situación del conjunto leioarra no difiere mucho de la vivida en el quinquenio anterior, continuando compitiendo en Segunda Categoría muy lejos de los puestos que dan acceso al Grupo B. La llegada a la presidencia de Gumersindo Ugarte, exjugador del club, revierte la tendencia y la S.D. Lejona consigue al término de la temporada 34/35 proclamarse Campeón de Segunda Categoría por delante de C.D. Irrintzi, de Barakaldo y Padura Club, de Arrigorriaga, ascendiendo los tres a Segunda Categoría Preferente, la nueva denominación del que fuera Grupo B.

La estancia en Segunda Preferente sólo se disfrutó durante una campaña, 35/36, pues la Guerra Civil terminó estallando en julio de 1936 y cercenando la progresión de un club que, con buenos mimbres, aspiraba a más al concluir sexto en su primera comparecencia.

1940 – 1950

La Guerra Civil dejó muy tocado al municipio vizcaíno y a pesar de seguir contando con cinco mil habitantes y una serie de industrias importantes dedicadas al vidrio plano o a la siderurgia, nadie en la localidad hizo lo posible para reorganizar la S.D. Lejona y formar una plantilla de jugadores que compitieran oficialmente en las Ligas dirigidas por la Federación Vizcaína. A finales de los años cuarenta y concretamente en 1949, al fin se da este paso con la reaparición de los azulgranas, inscribiéndose en Segunda Regional con el ánimo de progresar en los años sucesivos y alcanzar el lugar que ocupó en la década anterior.

1950 – 1960 

Restituido el fútbol a nivel federado, los leioarras se vuelcan con su club y nuevamente una localidad con tanta tradición futbolística vuelve a contar con una asociación deportiva. La Segunda Regional de los años cincuenta, comparable a la División de Honor vizcaína actual y quinto nivel de la época, ofrece cierto nivel deportivo y los azulgranas competirán en esta categoría durante casi toda la década, adoptando en 1953 el nombre de Lejona Club de Fútbol.

El Campo de Ibaiondo, por su capacidad y grandes dimensiones, fue destino como terreno titular para muchos clubs asociados a la Federación Vizcaína del margen derecho carentes de un feudo propio, convirtiéndose en una gran factoría de la cual promocionaron un buen número de jugadores. Desde sus instalaciones, el Lejona C.F. consigue al término de la temporada 58/59 alcanzar la Primera Regional, el máximo nivel provincial, siendo decimocuarto en la campaña 59/60 que cierra la década.

1960 – 1970

Iniciados los años sesenta el Lejona C.F. sigue compitiendo en Primera Regional bajo la presidencia de Francisco González Garrido, teniéndose que desplazar al vecino Campo de Ibaiondo para realizar los entrenamientos y disputar sus encuentros como local. La trayectoria del club azulgrana, pese al gran crecimiento que experimenta la localidad duplicando el número de habitantes con la masiva llegada de inmigrantes procedentes de otras provincias atraídos por la industria, es decadente y las clasificaciones deportivas no acompañan. En la temporada 62/63 desciende a Segunda Regional, resultando decimotercero en la campaña 63/64 y decimocuarto en la 64/65, torneo este último tras el cual no se encuentra sustituto que releve a la dimitida directiva. Abandonado a su suerte, Leioa permanecerá casi una década sin fútbol a nivel federado.

1970 – 1980

En 1974, tras nueve años sin nadie en la localidad que quiera hacerse cargo de los mandos del club, un grupo de aficionados del barrio de Txoierri deciden retomar la historia del club y completar una plantilla que juegue en categoría juvenil. Sin apenas medios se solicita a la directiva del F.C. Barcelona un juego completo de uniformes, atendiendo el club catalán a la demanda leioarra sin objeciones con el consiguiente regalo en atención a la gran historia de la localidad vizcaína en el fútbol nacional. El club azulgrana de la margen derecha de la Ría, con Juan Ignacio Azkueta en la presidencia desde 1975, compite en esa categoría hasta 1977 bajo el nombre de Club de Fútbol Lejona, decidiéndose para la campaña 79/80 organizar un equipo senior que compita en Segunda Regional que se inscribe como Lejona Fútbol Club para priorizar el nombre de la localidad.

1980 – 1990

La década de los años ochenta observa a un club dispuesto a crecer deportivamente y en cuyo horizonte deportivo está conseguir el ascenso a Primera Regional en cuando se tenga la menor opción. Tras competir unas cuantas temporadas con la anterior denominación, la directiva que preside Juan Ignacio Azkueta opta por renombrar a la institución en lengua autóctona adoptando la nueva de Sociedad Deportiva Leioa en 1981, siguiendo compitiendo en los años siguientes en esta categoría hasta que al término de la edición 87/88 consigue ascender a la ansiada Primera Regional con Pedro Antonio Niembro en el banquillo.

La S.D. Leioa es desde su reorganización en 1974 un club itinerante que deambula cada temporada por distintos terrenos de juego situados en sus más próximas inmediaciones como el Campo de San Ignacio, el Campo de La Arboleda, en Trapagarán, el Campo de Askartza, en Bilbao, las instalaciones de Lezama, el campus de la Universidad del País Vasco y el Campo de La Txopera, ambos en el mismo Leioa, o los vecinos de Sondika, Derio o Neguri hasta que en 1988 se levanta el complejo deportivo de Sarriena en el norte de la localidad con un campo de ceniza, el número 3, relevado en al año siguiente por uno de hierba natural, el cuatro.

1990 – 2000

Iniciada la nueva década, la S.D. Leioa es un club que dispone de una aceptable cantera de la cual salen ocasionalmente buenos jugadores que terminan enrolados en conjuntos de superior categoría. Cómodamente asentados en Primera Regional, en 1992 accede a la presidente Txus Bun quien sustituye al apreciado y distinguido Juan Ignacio Azkueta, planeando en la mente de los azulgranas el conseguir ascender a Regional Preferente, una idea para la cual todavía transcurrirán varios años hasta solventarse.

Tras ser cuarto en la campaña 95/96, al término de la temporada 96/97 consigue ascender un peldaño más, situándose en Regional Preferente dirigido por Andrés Pascual después de ser Campeón de su grupo. Los azulgranas debutan en la más alta de las categorías regidas por la Federación Vizcaína con un decimosegundo puesto, consiguiendo ser decimoquinto en la edición 98/99 y retrocediendo a la decimotercera plaza en la sesión 99/00, destacando en este periodo un intento frustrado en 1997, tras conseguirse el ascenso, para convertirse en el segundo filial del Athletic Club, de Bilbao, tras la respuesta afirmativa del C.D. Baskonia quien sí accede a tal propuesta.

2000 – 2010

Iniciado el cambio de siglo, la S.D. Leioa inaugura la nueva década con un decoroso décimo puesto en Liga durante la temporada 00/01, obteniendo una puntuación muy similar en la siguiente campaña 01/02 cuando finaliza noveno. En 2002, coincidiendo con el acceso a la presidencia de José Ángel Basauri, la Federación Vizcaína crea una nueva categoría, la División de Honor, la cual a partir de entonces será el máximo nivel a nivel regional dentro de sus clubs asociados. Dicha categoría se nutre con todos los clubs que han sobrevivido en Regional Preferente en la sesión anterior más los descendidos de Tercera División y ascendidos de Primera Regional, disputando los leioarras en la temporada 02/03 uno de sus mejores torneos al ser terceros tras C.D. Sondika y Club Portugalete, aunque sin opciones reales de poder ascender. Después de tan magnífica temporada, la campaña 03/04 significa una vuelta a la zona media de la clasificación, concluyendo noveno para mejorar en la edición 04/05 cuando son sextos.

En la edición 05/06 la S.D. Leioa está a punto de descender a Regional Preferente al ser decimotercero en Liga y casi dejarse arrastrar por los descensos procedentes de Tercera División, un punto de inflexión que trae consigo la llegada al banquillo azulgrana del que será su técnico talismán, David Movilla. El exjugador toma las riendas en la temporada 06/07 y deja al equipo en cuarto puesto, consiguiendo en la siguiente campaña proclamarse Campeón de la categoría tras una gran disputa con Gatika K.T. y S.D. Ugeraga que le abre las puertas de Tercera División.

El estreno en el cuarto nivel de las Categorías Nacionales a lo largo de la sesión 08/09 es discreto siendo decimoprimero pero con la satisfacción de haber obtenido la permanencia. Más complicada resultará sin embargo la temporada 09/10, pues los azulgranas tienen que realizar un gran esfuerzo para evitar a toda costa el descenso, logrado con tesón y el decimosexto puesto.

2010 – 2020

Con la edición 10/11 llega la calma y los azulgranas son novenos en Liga sin pasar tantos sobresaltos como en la campaña anterior, trazándose la directiva como objetivo el poder entrar en plaza de Promoción en el futuro inmediato. En la temporada 11/12 son octavos recibiendo pocas derrotas, cimentándose a partir de entonces una plantilla que será cuarta en la Liga 12/13, cumpliéndose la meta de promocionar dentro del plazo previsto. En esta Fase eliminatoria se enfrenta en Cuartos de Final a la U.D. Poblense, perdiendo en Sarriena por 1-2 y nuevamente en la localidad mallorquina de Sa Pobla por el mismo resultado, 2-1.

En la campaña 13/14, con José Ángel Basauri en la presidencia y el técnico David Movilla, se consigue reunir una excelente plantilla que sale cada jornada del torneo a ganar y que, paso a paso, va sumando puntos hasta separarles una cómoda distancia respecto a sus más directos rivales. El conjunto azulgrana consigue finalmente proclamarse Campeón de Tercera División por primera vez en su historia, accediendo a una Promoción de Campeones donde se enfrenta al C.D. Varea, de Logroño, con el ascenso directo a Segunda División B en juego, ambición que se alcanza tras imponerse en la capital riojana por 1-4 y en un abarrotado Campo de Sarriena por 3-0 en el encuentro de vuelta.

Texto: Vicent Masià © 2014

Última actualización: 2014

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951)
  • Athletic Club, 1898-1998: Crónica de una leyenda. Alfonso Carlos Sáiz Valdivieso. Editorial Everest (1998).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice 2014.
  • Anuarios de la RFEF.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sestao Sport Club, S.A.D.
  • Ciudad: Sestao
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1916
  • Fecha de federación: 1916

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sestao Sport Club (1916-1941)
  • Club Sestao (1941-1953)
  • Sestao Sport Club (1953-1992)
  • Sestao Sport Club, S.A.D. (1992-1996)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 1984/85

1 Liga de Tercera División:

  • 1953/54

1 Copa de la Liga de Segunda División B – Grupo I:

  • 1984/85

 

ESTADIO:

estadio Las Llanas

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal de Las Llanas
  • Año de inauguración: 1923
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Municipal de Las Llanas (1923-)
  • Capacidad: 8.905 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Explanada de Las Llanas (1917-1923)
  • Campo de Las Llanas (1923-1996)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada a escasa distancia de la capital provincial, Bilbao, la localidad de Sestao era a finales del s. XIX un importante centro metalúrgico con sede de varias empresas relacionadas con la fabricación de acero y derivados de entre las cuales destacaba Altos Hornos de San Francisco. A partir de 1912 comparte con la vecina Barakaldo la instalación de los Altos Hornos de Vizcaya y el municipio experimenta un fuerte crecimiento que se ve refrendado en 1915 con el astillero La Naval.

La pujanza de la sociedad sestaotarra crece a la par que el deporte y en la primera década del s. XX la afición por el ciclismo, las traineras y los sports tradicionales vascos se incrementa notablemente ocupando el ocio de la juventud. El fútbol hasta el momento ha sido una cuestión reservada a los británicos residentes en las fábricas locales y principalmente a la villa de Bilbao donde existen varias sociedades que practican este novedoso deporte. Los éxitos de uno de ellos a nivel nacional, el Athletic Club, no son ajenos en las localidades circundantes y bien pronto la influencia de los rojiblancos se hará sentir en la vecina Sestao.

HISTORIA DEL CLUB:

1916 – 1920

El deseo de crear una entidad que abrace varias modalidades deportivas comienza a desarrollarse a mitad de los años diez y el fútbol se convierte, además de una de las elegidas, en una de las preferentes. La cultura de fomentar la higiene y la salud empieza a estar de moda y los primeros pasos de la Federación del Norte en torno a la regulación del fútbol regional vasco además del cántabro ya se han producido. La senda está abierta, todo es favorable y en 1916 se concreta la creación del Sestao Sport Club, una sociedad multideportes que disfruta de fútbol, traineras, ciclismo y atletismo a partes iguales – sección esta última en la cual destaca el corredor de media distancia Amador Palma en los años veinte con varios Campeonatos de España -, y otras como el alpinismo.

Con su característica camisa verdinegra a líneas verticales y pantalón negro, el Sestao S.C. empieza desde la explanada de Las Llanas donde establece su terreno de juego a destacar en los campeonatos vizcaínos y, tras conquistar las series C y B, asciende al primer escalafón deportivo situándose entre los grandes de Primera Categoría Serie A a principios de los años veinte.

1920 – 1930

En esos años la sociedad sestaotarra acoge más de mil socios y numerosos son los campeonatos atléticos que algunos de sus integrantes obtienen a nivel nacional. El gran crecimiento del club y la aparición de otros clubs en la ciudad como el Racing Club o el San Pedro Sport – entidad que en su origen viste camisa azulgrana con pantalón negro y que en el futuro será un club importante -, provoca que bajo la presidencia de Ricardo Roda en 1923 la explanada de Las Llanas sea remozada y convertida en un gran estadio capaz de albergar a cerca de veinte mil espectadores tanto a pie como sentados. La inauguración oficial del Campo de Las Llanas tiene lugar el 9 de septiembre de 1923 con un encuentro entre el Sestao S.C. y el Athletic Club, con resultado final de 1-3 para los bilbaínos y anotando el primer gol el rojiblanco Aguirre-Begoña. Durante esta década el club verdinegro milita en Primera Categoría y en alguna ocasión es capaz de derrotar al poderoso vecino Athletic Club, una entidad que da cobijo a algunos jugadores sestaotarras y que suele ser un acontecimiento celebrado con gran júbilo por su animosa afición, rivalizando además con otros grandes como el vecino Baracaldo F.B.C., Arenas Club de Getxo ó el C.D. Alavés.

La afición por el fútbol en Sestao crece y hacen aparición numerosos clubs que compiten a nivel federado, como son: S.D. Kaiku, S.D. Chávarri, Rivas F.C., Español F.C. ó el C.D. Siempre Adelante. Una vez creado el Campeonato Nacional de Liga en sus distintas categorías, el Sestao S.C. consigue acceder un par de temporadas, 29/30 y 30/31, a disputar la Fase Final de Tercera División que no es más que un breve torneo para decidir quién asciende a Segunda División.

1930 – 1940

Con la llegada del profesionalismo los clubs poderosos aumentan su elitismo al distanciarse de los más modestos por sus grandes diferencias económicas y coincidiendo con el establecimiento de la II República los verdinegros pierden el potencial de antaño y descienden a Segunda Categoría Preferente la sesión 30/31, manteniéndose en esta división hasta la temporada 33/34 tras la cual recobran la Primera Categoría al crearse los campeonatos superregionales, aunque su papel a nivel nacional no es destacado todavía a pesar de gozar de una excelente reputación. Pasarán por la presidencia de la sociedad verdinegra Fermín Rúa y Ángel Carreras entre otros.

Estallada la Guerra Civil en julio de 1936, el club sufre un paro en su actividad, recobrándola lentamente a partir de 1938 una vez calmada la zona a nivel militar. En 1939 traspasa al Athletic Club al jóven centrocampista de diecisite años José Luis López Panizo, natural de Sestao, el cual llegará a ser internacional con la selección.

1940 – 1950

Finalizada la contienda y tras sus logros competicionales en la temporada 39/40, el Sestao S.C. es invitado por las autoridades a formar parte de una Segunda División que ha sido ampliada en número de clubs participantes y grupos en un intento de normalizar la situación social de posguerra a nivel estatal, consiguiendo ser estos cuartos clasificados en el grupo que le es asignado. Esta transición es escueta y la fuerte reestructuración que sufre la categoría hace que en la siguiente campaña 40/41 luche en Tercera División quedando segundo y apeado de la Fase Final para dilucidar el ascenso a Segunda División.

En 1941 con la Ley promovida por el general Moscardó que suprime el uso de extranjerismos en las denominaciones cambia a Club Sestao, siendo este su nombre durante unos años. A nivel deportivo en la temporada 42/43 accede nuevamente a la Fase Final de Tercera División, siendo esta la categoría en la que se establece durante el resto de la década manteniéndose sin excesivos problemas. Durante estos años surgen de su prolífica cantera numerosos jugadores que pasarán los unos a formar parte del Athletic Club y los otros a engrosar las filas de un buen número de clubs de primer orden nacional.

1950 – 1960

Pese a un titubeante inicio en la primera de las campañas de los años cincuenta, en la temporada 52/53 el club se proclama subcampeón de Tercera División con las miras puestas en el ascenso, pero en la Promoción queda quinto y colista perdiendo todas sus opciones. En la campaña siguiente, 53/54, coincidiendo con la recuperación del primitivo nombre de Sestao Sport Club, se proclama de manera brillante Campeón de Liga y asciende directamente a Segunda División ante la alegría de sus aficionados que al fin ven reconocidos sus méritos. En su reestreno de la temporada 54/55 dentro de la categoría de plata, la sociedad vizcaína presidida por Ildefonso Cortadi Garmendía tras un campeonato muy competido salva la categoría gracias al gol average.

En la campaña 55/56 el club resulta decimoquinto y en teoría debería de haber descendido a una categría inferior con las reglas de los torneos precedentes, pero la ampliación del número de participantes hace que continúe en Segunda División consiguiendo mantenerse durante cinco temporadas más. Finalizada la campaña 59/60 es decimocuarto – contando entre sus filas con el mítico portero Raimundo Pérez Lezama – y ha de defender su puesto en la Promoción frente al aspirante C.D. Manresa solventándose con éxito: 1-1 en la ida y 3-0 en Las Llanas; repitiendo puesto en la edición 60/61 pero esta vez con resultado adverso en la Promoción frente a la U.D. Cartagenera: 3-0 en la ida y 1-1 en Las Llanas.

1960 – 1970

Descendido a Tercera División, en los años sesenta la entidad sestaotarra consigue reunir buenas plantillas y mantiene un status deportivo importante en su ámbito de acción, intentando por todos los medios regresar a la categoría perdida, pero sus intentos en un grupo con mucho nivel son desesperadamente vanos. No obstante en la campaña 64/65 es segundo y promociona a la categoría superior eliminando al C.F. Gandía: 4-0 en casa y 3-0 en la ciudad valenciana; siendo eliminado por el Club Gimnástico de Tarragona: 3-0 en la ida y 2-0 en Las Llanas.

En la temporada 66/67 es nuevamente subcampeón, pero es eliminado a las primeras por el C.D. Lugo: 1-2 en casa y 1-1 en la capital gallega, cerrándose un decenio en el cual pese al pundonor demostrado los resultados no son los esperados. Pasaran en esta década por la presidencia de la sociedad José Manuel Esparza, Ángel San Miguel, Ignacio Delgado o Juan de Zubiaga entre otros.

1970 – 1980

En los años setenta se instala en una remozada Tercera División que adquiere una gran fortaleza con cuatro grupos de veinte participantes cada uno, resultando subcampeón en la sesión 71/72 en el que le corresponde tras el vecino Baracaldo C.F. Este puesto le permite promocionar como aspirante ante el Cádiz C.F. siendo eliminado: 1-2 en casa y 2-2 en el Ramón de Carranza.

En las campañas siguientes no consigue entrar en los primeros puestos aunque anda muy próximo a ellos como en la edición 75/76 en la que es tercero a tan solo dos puntos del primer puesto que ocupa el Pontevedra C.F. quien comparte puntuación con el Baracaldo C.F. En la temporada 76/77 es quinto y consigue una de las plazas que dan derecho a debutar para la siguiente 77/78 en la recién creada Segunda División B, una categoría intermedia de inquietante futuro en la cual se intenta recoger a lo mejor de las sociedades modestas. En esta categoría tiene un inicio complicado, consiguiendo asentarse en las posteriores campañas a base de tesón, y consiguiendo hacer buenas campañas como la 79/80 con el esfuerzo de la directiva de Jon de Zubiaga Urbina.

1980 – 1990

Iniciados los años ochenta la entidad verdinegra empieza a resurgir de sus cenizas y a alcanzar cierto nivel, destacando dos sendos cuartos puestos en las ediciones 81/82 y 82/83, entrenados esta última por Jose Manuel Esnal “Mané”. Pero el gran éxito llega en la campaña 84/85 dirigidos por Javier Irureta cuando se proclama Campeón de la categoría con holgura y asciende directamente a Segunda División A tras un cuarto de siglo ausente, gracias a la gestión en la presidencia de Juan José Azpitarte desde 1982. Esta misma sesión se proclama Campeón de la Copa de la Liga dentro de su grupo al derrotar en la Final al Pontevedra C.F.: empate de 1-1 logrado en tierras gallegas y victoria por 4-0 en la vuelta, celebrada en Las Llanas.

El conjunto verdinegro hace un buen papel en la campaña 85/86 finalizando en décimo puesto con un jóven Ernesto Valverde en la delantera, pero casi inmejorable es la siguiente 86/87 en la que con un modestísimo presupuesto es capaz de alcanzar el cuarto puesto y coquetear con el ascenso a la división de honor del fútbol nacional, gracias a la labor del irunés Javier “Jabo” Irureta y contando entre sus filas con el gran defensa central Alberto Albístegi. Esta temporada es la famosa del play-off, un sistema competitivo que fracasó estrepitosamente, pero en el que el club sestaotarra es capaz de quedar a dos puntos del ascenso a Primera División. En la temporada 88/89 se incorpora al banquillo Blas Ziarreta quien con el presidente Azpitarte forman un gran binomio. Los verdinegros se asientan en la competición y proporcionan jugadores a clubs de superior categoría como Mendilíbar, Eduardo Estíbariz ó Jon García.

1990 – 1996

Al comenzar la década de los años noventa la economía de la entidad sestaotarra empieza a presentar preocupantes síntomas de desequilibrio económico ante el elevado coste que supone mantenerse dentro de la categoría. Pese a ello, el club pelea con todas sus armas desde la humildad alcanzando el octavo puesto la sesión 90/91 con Paco Liaño en la portería y el defensa central Carlos García en su plantilla, y consigue desenvolverse varias temporadas en la categoría de plata. Sin embargo, tanto los intentos de su presidente como del técnico Nicolás Estefano, llegado en 1991, son baldíos. Desde 1992 y con la nueva Ley del Consejo Superior de Deportes, el club es obligado a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, culminando tal proceso el 30 de junio con un capital de setenta millones de pesetas, pasando a ser Sestao Sport Club, S.A.D.

La campaña 92/93 será en la que desciende a Segunda División B al resultar decimonoveno clasificado tras pasar por el banquillo sestaotarra hasta cuatro entrenadores, destacando a Luis Astorga. La temporada 93/94 la disputa en Segunda División B con la vuelta al banquillo de Blas Ziarreta, consiguiendo la segunda plaza al final del torneo. Con el nuevo sistema competitivo establecido en 1990 entra en la Promoción, liguilla en la que es tercero tras un mal partido en casa frente al C.D. Orense. Al final es superado por estos y por el Real Jaén C.F., siendo colista la U.D. Atlético Gramanet. En la siguiente campaña, 94/95, el club se refuerza con jugadores de su área de influencia y con el binomio Azpitarte-Ziarreta queda en tercer puesto. En la Promoción la plantilla verdinegra echa el resto y en un grupo extremadamente igualado consiguen ser primeros por un escaso pero suficiente punto superando a: Córdoba C.F., C.D. Castellón y C.D. Mensajero.

El club regresa a Segunda División A en la temporada 95/96 dentro de una campaña que se presenta dura a priori por cuanto se conserva profundamente debilitada a consecuencia de las pérdidas que se arrastran desde años anteriores y al tremendo esfuerzo que ha supuesto la Fase de Promoción de la temporada recién finalizada. Pese a todo, finalmente presenta la documentación requerida por la LFP y el club realiza unos cuantos fichajes y se presenta ilusionado con el ánimo puesto en mantenerse. Durante toda la sesión se ocupan puestos rezagados y finalmente, por escasamente dos puntos, no se consigue salvar la categoría, descendiendo a Segunda División B.

A este mal se une que la caja esta vacía y el club no ha podido satisfacer las nóminas de gran parte de sus jugadores, siendo denunciado por estos y descendido nuevamente, ahora vía administrativa, a Tercera División. Ante tan delicada situación, extrema y crítica, con una deuda acumulada de más de doscientos cincuenta millones de pesetas de la época, el club recurre a entidades como el ayuntamiento, empresarios de la localidad y demás con la esperanza de tapar el gran agujero formado en su caja. Ante la imposibilidad de encontrar un mecenas que se preste a tal labor y en medio de una crisis que afecta profundamente al sector siderúrgico – ese año se cierran los Altos Hornos de Vizcaya -, la directiva verdinegra mediante asamblea extraordinaria disuelve la S.A.D. y el club sestaotarra desaparece.

Con una afición hundida moralmente ante la desaparición de una entidad con ochenta años de historia, ese verano de 1996 se crea el Sestao River Club, entidad creada con la firme convicción de rescatar el fútbol en la localidad y sustituir al Sestao Sport Club que históricamente tantas alegrías les proporcionó.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Arenas Club de Getxo

escudo Arenas Club de Getxo

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Arenas Club de Getxo
  • Ciudad: Guecho / Getxo
  • Provincia: Vizcaia / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1909
  • Fecha de federación: 1913

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Arenas Foot-ball Club (1909- 1912)
  • Arenas Club (1912- 1917)
  • Arenas Club de Guecho (1917- 1984)
  • Arenas Club de Getxo (1984- )

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 1945/46
  • 1946/47
  • 1959/60

1 trofeo de Copa:

  • 1919

ESTADIO:

estadio Gobela

Nuevo Municipal de Gobela

  • Nombre: Estadio Nuevo Municipal de Gobela
  • Año de inauguración: 2004
  • Cambios de nombre: Estadio Nuevo Municipal de Gobela
  • Capacidad: 1.200 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Lamiako (1909- 1913)
  • Campo de Jolaseta (1913- 1925)
  • Campo de Ibaiondo / Gobela (1925- 2004)

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Arenas Club de Getxo

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en el margen derecho del Nervión, la localidad de Getxo se convirtió a finales del s.XIX en zona residencial de la alta burguesía bilbaína la cual poco a poco fue pasando de población temporal a fija. A principios del nuevo siglo los barrios emergentes de Neguri y Las Arenas son ya un hecho convirtiéndose la proximidad de este último con el Campo de Lamiako, feudo del Athletic Club bilbaíno y situado en Leioa, en foco de atracción para la juventud que en 1901 ya observa corretear a los athléticos tras un balón. El núcleo de Las Arenas empieza a desarrollarse y como residencia de industriales que mantienen grandes relaciones comerciales con los británicos, muchos son los hijos de getxotarras que llegan procedentes del Reino Unido donde han aprendido a jugar a fútbol durante sus estudios.

En pocos años el fútbol es ya un deporte conocido y la cantidad de localidades que cuentan con un club empieza a crecer considerablemente. Getxo, quien cuenta con practicantes que bien juegan en los terrenos del Campo de Santa Eugenia emplazado en Romo o bien en el Campo de Lamiako de manera ocasional, sin embargo parece esquiva a esta tendencia hasta que la creación de la Federación Española parece darle el impulso que precisaba y comienza a generarse lo que van a ser sus primeras sociedades.

HISTORIA DEL CLUB:

1909 – 1920

Estas se forman en 1909 coincidiendo con el abandono del Athletic Club de las instalaciones de Lamiako, decisión que deja pista libre para que se constituya el Arenas Foot-ball Club, entidad que emplea este campo. El club elige su primera junta directiva el 17 de mayo de 1910 con Pedro de Gaztañaga en la presidencia, junto a otros como Felipe Tejedor, Luis Ghia, Cándido Bilbao, Federico Landa, Santos Eguidazu, León Saunet y Aurelio López. La otra institución es el Algorta Foot-ball Club, originada en el primitivo barrio origen de Getxo. Ambas sociedades compiten por la supremacía local y a principios de la década de los años diez ya se enfrentan a clubs de otras localidades de su entorno como el propio Athletic Club ó el C.D. Portugalete, otra población con gran tradición futbolística.

La fragilidad que muestran los combinados getxotarras frente a sus poderosos vecinos hace mella en sus dirigentes y a inicios de 1912 ya se empiezan las conversaciones para fusionarse en uno solo. Este acontecimiento tiene lugar el 11 de abril de ese año y el nombre elegido es el de Arenas Club por ser este el barrio donde jugará el resultante de la unión y por ser sede de la mayoría de sus socios. Los colores elegidos son camisa rojinegra con pantalón blanco, el feudo sigue siendo Lamiako, mientras Feliciano Etxebarría resulta elegido presidente.La sociedad se inscribe durante 1913 en la Federación del Norte, recién creada tras las decisiones tomadas en Madrid por la nueva Federación Española de Foot-ball de dividir el país en subdivisiones geográficas, pasando a competir en Segunda Categoría.

Este año es fecundo para la entidad arenera puesto que Manuel Morán, párroco al cargo de la Iglesia de Las Mercedes, compone un grupo de jugadores juveniles de gran proyección que conquista la Copa Athletic que el club rojiblanco bilbaíno pone en disputa para los clubs vizcaínos de esta categoría. El éxito obtenido no cae en balde y en la temporada 14/15 los rojinegros pasan a Primera Categoría donde se encuentran con los grandes de la misma como son el Athletic Club, Racing Club de Santander, Real Unión Club y Real Sociedad de Foot-ball. En 1914 abandonan el Campo de Lamiako y estrenan su propio recinto situado en el barrio de Neguri; el Campo de Jolaseta, terreno que ha venido empleando el Athletic Club desde 1910 y quien lo ha acaba de abandonar con motivo de su traslado al nuevo Campo de San Mamés.

Los areneros no hacen mal papel y pronto empiezan a distinguirse como uno de los clubs más potentes, corroborándolo en la edición 16/17 al adjudicarse el primer Campeonato, ya con el nombre de Arenas Club de Guecho, con jugadores como Jáuregui, Vallana, Careaga, Chacho o los hermanos Peña entre otros. Este éxito les permite representar a su Federación en el Campeonato de España, torneo en el que ante la sorpresa de todos llegan hasta la mismísima Final que se disputa en Barcelona y donde ceden ante el potente Madrid F.C. tras dos vibrantes encuentros, el primero finalizado con 0-0 y el segundo con 1-2 favorable a los merengues en plena prórroga tras finalizar 1-1 en el tiempo reglamentario.

Llegados al año 1918, los conjuntos guipuzcoanos deciden abandonar la Federación del Norte por desavenencias con el todopoderoso Athletic Club y crean la Federación Guipuzcoana. Este paso propicia que las posibilidades de los rojinegros aumenten de cara a obtener títulos y es esa misma edición cuando conquistan el campeonato 1918/19. Cargados de moral, con una estructura sólida respaldada por el empresariado local, nuevamente se presentan en el Campeonato de España y llegan a la Final, obteniendo esta vez sí la Copa al imponerse brillantemente al F.C. Barcelona por 5-2 en la prórroga tras haber finalizado el encuentro con 2-2 en el tiempo reglamentario. Los jugadores rojinegros Jáuregui, Vallana, Monacho, Uriarte, Arruza, J.M.Peña, Ibaibarriaga, Pagazaurtundua, Sesumaga, Barturen y F.Peña pasarán a la posteridad como los héroes de Madrid al ser el campo del Racing Club de esta capital donde se juega la gran final. Dos jugadores de este excelente plantel, Sesumaga y Pagazaurtundua, conseguirán posteriormente la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920.

1920 – 1930

En 1922 los clubs cántabros siguen la estela que marcaron los guipuzcoanos años antes y crean la Federación Montañesa. El Arenas Club de Guecho conquista el recién instaurado Campeonato de la Federación Vizcaína de la temporada 21/22, título que repite en la edición 24/25. En esta ocasión, al contrario que en la anterior, sí llega lejos en el Campeonato de España y se planta en la Final que se disputa en Sevilla donde se encuentra como rival al F.C. Barcelona, conjunto con mayor potencial el cual se impone por 0-2. Con una afición creciente ante los éxitos rojinegros, el Campo de Jolaseta se queda pequeño y se emprende la construcción del nuevo de Ibaiondo estrenado en septiembre de 1925 con capacidad para diez mil localidades.

El club arenero crece y se adjudican el Campeonato 26/27. En el Campeonato de España o Copa de S.M. El Rey D. Alfonso XIII llega a la Final – la cuarta en su corta historia – que se disputa en Zaragoza, cayendo en la prórroga por 0-1 ante el Real Unión de Irún. En 1927 nace en el núcleo primitivo de Algorta una nueva sociedad que en el futuro será su rival dentro de la ciudad; el C.D. Guecho, con el que mantiene una disputa por la hegemonía en una localidad en la que los barrios están muy definidos y los clubs de cada uno de ellos respiran independencia respecto al resto. En Getxo el fútbol es una pasión y la membresía de clubs es abundante, destacando a parte de los dos citados otros como el histórico Romo F.C. y otros conjuntos menores como el Galea, el Bizkerre, el Arraultzaldeon, el Iturgitxi y el Neguri.

A mitad de los años veinte el profesionalismo empieza a emerger de forma imparable de modo que la presencia de dinero arremete cada vez más en contra de los clubs modestos que han de defenderse del intrusismo que practican los clubs poderosos. La sociedad guetxotarra se mueve a caballo entre ambas tendencias puesto que a pesar de ser un club de una localidad pequeña, su entramado social y empresarial se presta para reunir plantillas semiprofesionales. Paralelamente a estos hechos la necesidad de crear un Campeonato de Liga en el que se enfrenten varios clubs a partidos de ida y vuelta retoma inusitada fuerza, siendo un miembro de la directiva arenista quien tomará gran protagonismo. Se trata de José María Atxa, vicepresidente del club bajo cuyas manos se organiza el primer Campeonato de Liga de la temporada 28/29, la primera edición de un torneo para clubs profesionales que pronto se convertirá en una pasión para todos los aficionados del país.

En esta Liga entran los clubs históricos que han conquistado el Campeonato de España y parte de sus finalistas, predominando en su composición la presencia destacada de clubs vascos, madrileños y catalanes, las tres grandes fuerzas futbolísticas del momemnto. El Arenas Club de Guecho es uno de los afortunados y en su largo historial tiene el orgullo de ser uno de los fundadores. La entidad rojinegra pasa a competir en ambos Campeonatos, el de Vizcaya y el de Liga, multiplicando sus esfuerzos denodadamente para estar a la altura. En su estreno de la campaña 28/29 es quinto clasificado, siendo en la edición 29/30 cuando adquiere su mejor clasificación, tercero.

1930 – 1940

A comienzo de los años treinta todavía posee un conjunto potente y queda quinto en las ediciones 30/31 y 31/32, pero es a partir de 1932 cuando el profesionalismo derriba todas las puertas de la entidad y empieza a llevarse lo mejor de sus filas. El club arenero que basa toda su fuerza en la gran calidad de sus hombres y en la garra y lucha que estos demuestran para llevar el nombre de su localidad por todo el país, cede ante la entrada de dinero procedente de los grandes clubs de las capitales, los cuales disminuyen las posibilidades de este en sobrevivir entre la élite.

El Arenas Club de Guecho ve impotente cómo no surgen nuevos valores en la localidad y alrededores, siendo séptimo en la sesión 32/33, décimo en la campaña 33/34 y duodécimo en la posterior 34/35. Este puesto le hace descender a Segunda División tras siete temporadas interrumpidas entre los mejores, una categoría más baja, pero económicamente más adecuada a su presupuesto. En la temporada 35/36 es segundo clasificado en su grupo y pasa a disputar la Fase Final para ascender a Primera División. En esta es tercero y se queda con la miel en los labios pues tan solo ascienden los dos primeros. En julio de 1936 la Guerra Civil estalla y la entidad deja de competir momentáneamente, pasando un par de años hasta que vuelve a reorganizarse al encontrarse Vizcaya en zona pacificada, lejos del frente. Tras el fin del conflicto algunos jugadores son baja y por relevo generacional se incorporan otros mientras el club arenero concluye la edición 39/40 en séptimo puesto.

1940 – 1950

En las siguientes campañas mantiene el mismo nivel pero en la edición 42/43 sorprendentemente queda cuarto tras un buen campeonato. La fuga de algunos de sus talentos a clubs de superior categoría debilita el plantel, siendo duodécimo en la edición siguiente 43/44. El Arenas Club de Guecho se ve obligado a defender su plaza en la Promoción de Permanencia, perdiéndola ante el aspirante Club Ferrol por 0-1 en encuentro disputado en Madrid. Esta sin saberlo es su última campaña entre la élite y a partir de entonces el club deambula por una vida deportiva en categorías más bajas.

Durante la temporada 44/45 debuta en Tercera División quedando subcampeón, pasando a jugar la Fase Intermedia en la que solo el campeón de un grupo de seis clubs aspirantes llegará a la Final. El club rojinegro es segundo y sus opciones terminan. En la temporada 45/46 es Campeón de Liga, pero la mala fortuna le lleva al cuarto puesto en la Fase Intermedia, situación que se repite en la sesión 46/47 cuando tras ser nuevamente Campeón es ahora octavo en la Fase Intermedia. En lo que resta de década obtiene resultados con altibajos, mostrándose tan pronto con posibilidades de ascender como de descender a Regional. En 1948 pasan a jugar al Campo de Gobela, también denominado Ondategui, situado en el barrio de Las Arenas.

1950 – 1960

Los años cincuenta reafirman su nueva situación deportiva y su status de club importante pero sin opciones a volver a la élite, presentando dos caras totalmente contrapuestas dentro de un decenio en el que no se mueve de la Tercera División. En el primer lustro atraviesa por problemas financieros y deportivos que casi le cuestan el descenso a Regional, mientras que a partir del segundo lustro cambia su imagen y empieza a contar para el ascenso, destacando el sprint final de la temporada 59/60 en la que es Campeón de Liga. Tal esfuerzo no tiene recompensa y en la Fase de Ascenso cae eliminado ante el Burgos C.F.; 2-1 en la ida y 0-2 en casa.

1960 – 1970

La década de los años sesenta empieza con un conjunto fuerte en su categoría, lleno de aspiraciones de ascender a segunda División, pero que se ha de conformar con tocar con los dedos este sueño pues unas veces no llega y cuando está a punto de lograrlo, caso de la campaña 62/63, sucumbe en la Fase de Ascenso donde tras eliminar a la S.D. Huesca; 1-0 en la ciudad aragonesa y 5-1 en casa, al Real Unión Club, de Irún; 1-1 en la ciudad fronteriza y 3-1 en casa, cae en la Final ante la U.P. Langreo; 0-0 en casa y derrota por 2-0 en la vuelta.

Hacia finales de década el conjunto getxotarra va perdiendo protagonismo dentro de su grupo y las diferentes reestructuraciones que sufre la categoría inciden en la merma de sus posibilidades. La definitiva sentencia llega en la temporada 69/70 cuando es decimoquinto y no puede superar el corte establecido por la RFEF para seguir compitiendo en la categoría.

1970 – 1980

El castigo por la Regional Preferente se prolonga durante seis largas temporadas en las que lucha denodadamente pero sin éxito por volver a la Tercera División. Su mayor aproximación se produce en la campaña 73/74 en la que es subcampeón y fracasa como aspirante ante el Tercera División C.D. Mirandés; 0-0 en casa y 1-0 en la ciudad burgalesa. El deseado ascenso se produce con la conquista del Campeonato 75/76 que le da plaza en la categoría de bronce sin promoción mediante. Tras este ascenso el club arenero tiene unos inicios titubeantes dentro de su grupo de Tercera División durante un par de temporadas, mostrándose más aguerrido y con aspiraciones a final de década.

En la temporada 78/79 mantiene un disputado duelo con el navarro C.D. Sangüesa que se resuelve a favor de estos últimos por un escaso punto de diferencia. Cuando todo parecía estar a favor de los navarros para ascender, estos renuncian a participar en Segunda División B por la escasez de medios económicos a la hora de afrontarla, ocupando y siendo beneficiados de tal decisión el Arenas Club de Guecho, quien acepta encantado tal reto. El debut en Segunda División B se produce en la temporada 79/80 sin mucha suerte, dentro de un grupo en el que también figura el conjunto getxotarra C.D. Guecho, rival con el que se dirimen el seguir en la categoría. Al final en un cruento año para el fútbol local ambos descienden a Tercera División resolviéndose sus respectivos encuentros con los resultados de 0-0 en el campo del C.D. Guecho y 4-1 en Gobela favorable a los areneros.

1980 – 1990

El descenso no hace mella en la entidad y consigue proclamarse subcampeón en la edición 80/81. Lamentablemente en la Promoción de Ascenso son eliminados por la U.D. Poblense; 1-1 en casa y derrota por 2-0 en la localidad balear de Sa Pobla. La fuga de algunas de sus figuras es inevitable y el equipo queda muy mermado, finalizando la temporada 81/82 en decimoctavo puesto y descendiendo a Preferente. Los rojinegros se recuperan rápidamente de este trance considerado como un accidente y ascienden rápidamente, militando en lo que resta de década en Tercera División donde realizan unas campañas sin ton ni son y alejado siempre de las primeras plazas, con más preocupación por sobrevivir que de realizar algo grande, dándose la circunstancia que desde 1984 vienen actuando bajo el nombre de Club Arenas de Getxo.

1990 – 2000

Empezada la década de los años noventa mejora su imagen y se sitúa entre los diez primeros, pero un inesperado revés en la campaña 94/95 da con sus huesos en Regional Preferente una vez más. En esta ocasión el resbalón dura un par de temporadas y no es hasta finalizada la edición 96/97 cuando se abandona la Regional. Su nueva cita con Tercera División se produce en la campaña 97/98, mostrando una imagen que poco a poco mejora y que acaba dándole el tercer puesto de la sesión 99/00. Tras esta plaza y debido al nuevo sistema promocional lucha por el ascenso a Segunda División B, desvaneciéndose este al ser tercero tras el C.D. Tropezón y C.D. Logroñés B mientras colista es la U.D. Fraga.

2000 – 2010

Con el cambio de siglo y en su primera década la entidad rojinegra se mantiene sin demasiados problemas en el campeonato de Tercera División, expectante a lo que sucede en su entorno y sin dar muestras de optar a metas superiores, contando sus presencias sin éxitos a excepción de la campaña 05/06 en la que se clasifica quinto. Nota a destacar es que en el año 2002 se derrumba por completo el vetusto Campo de Gobela y se procede a una remodelación total de sus instalaciones, construyéndose una nueva tribuna, sembrándose césped artificial y estrenándose todo el 4 de septiembre de 2004 en un adecuado entorno para un club moderno del s.XXI.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2010

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Un siglo de Arenas Club (1909-2009). Antonio Valencia y Gotzón Toral (2009).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  •  www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.arenasclub.com (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

escudo SD Amorebieta

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Amorebieta
  • Ciudad: Amorebieta-Echano / Amorebieta-Etxano
  • Provincia: Vizcaya  / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1925
  • Fecha de federación: 1925

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Amorebieta (1925- 1930)
  • Club Deportivo Amorebieta (1930- 1933)
  • Sociedad Deportiva Amorebieta (1933- )

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2010/11

ESTADIO:

Campo Municipal Nuevo Urritxe

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal Nuevo Urritxe
  • Año de inauguración: 2002
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Municipal Nuevo Urritxe (2002-)
  • Capacidad: 3.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal de Urritxe / Campo Municipal de Urriche (1925-2001)
  • Campo de Fútbol de Txolón (2001-2002)
  • Campo de Larrea (2001-2002)
  • Campo Municipal Nuevo Urritxe (2002-)

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales SD Amorebieta

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la comarca vizcaína del Duranguesado y apenas unos kilómetros de distancia de la capital, Bilbao, la influencia de esta ciudad en la introducción y desarrollo del fútbol fue vital desde principios de siglo. El primer terreno de juego dedicado a la práctica del fútbol en la localidad se creó en el año 1915. La popularidad que adquirieron los clubs bilbaínos fue notoria y muchos de los habitantes, tanto del Gran Bilbao como de las comarcas circundantes, pronto tomaron ejemplo de estos e imitando los encuentros que se disputaban  en Jolaseta primero y en San Mamés después, trasladaron sus respectivos feudos la práctica de este deporte que venía a complementar la del ciclismo, el deporte por excelencia en esas tierras y que desde principios de siglo arrastraba a tantos jóvenes y no tan jóvenes.

Muchas de las sociedades existentes que tenían dedicación exclusiva a la bicicleta cambiaron los pedales por balones o en la mayoría de los casos dieron cabida a futbolistas que se iniciaban en su práctica. La S.D. Beti-Arin fundada el 12 de diciembre de 1923 y quien en 1924 adoptó el nombre de Sociedad Olímpica Zornotza, el nombre de la antigua merindad de la que formaban parte los núcleos poblacionales de Amorebieta y Etxano, era uno de esos clubs polideportivos que albergaban varias disciplinas deportivas y en ella se originó durante ese escaso periodo de tiempo el que sería máximo representante local.

HISTORIA DEL CLUB:

1925 – 1930

La Sociedad Deportiva Amorebieta se funda oficialmente en 1925 teniendo como primer presidente electo la figura de Antonio de Gorostiaga, empleando como terreno de juego el Campo de Urritxe, vistiendo camisa y pantalón azules e ingresando de inmediato en la Federación Vizcaína para poder formar parte de las competiciones que esta organiza. Humilde desde su fundación entre tantos buenos clubs, la sociedad zornotzarra no sobrepasa la Tercera Categoría durante los años veinte, limitándose a competir dignamente y a distraer cada fin de semana a sus incondicionales.

1930 – 1940

Iniciados los años treinta cambia a Club Deportivo Amorebieta, continuando participando en una Tercera Categoría que es la más baja de todas hasta que en la temporada 33/34 ingresa en la Segunda Categoría Ordinaria. En estas fechas recupera su denominación original de S.D. Amorebieta y tras competir una sola campaña en esta categoría retira el equipo de las competiciones oficiales en 1934 para pasar a disputar encuentros amistosos y torneos, alejado del fútbol federado hasta que en 1936 detiene su actividad con el estallido de la Guerra Civil.

1940 – 1960

Pasada esta regresa a la competición oficial participando en Segunda Categoría  donde gana el Campeonato la sesión 41/42, ingresando durante la campaña 42/43 en el Grupo B de Primera Categoría y volviendo de forma casi inmediata a Segunda Categoría, un nivel que no abandonará el resto de la década al igual que sucederá en la de los años cincuenta. La S.D. Amorebieta durante este periodo de tiempo tan prolongado carece de un caudal económico que le permita intentar acceder a la categoría más alta del fútbol vasco, aunque futbolísticamente proporciona desde Urritxe grandes jugadores que se incorporan a clubs de superior categoría llegando algunos de ellos a militar en Primera División y alcanzar un gran prestigio como el meta Carmelo Cedrún, internacional con el Atlético de Bilbao como así era denominado en esas fechas. Deportivamente el hecho más destacable es la consecución  en 1944 del Subcampeonato de Vizcaya de Aficionados, un hito que no tendrá continuidad en lo sucesivo.

1960 – 1970

La explosión deportiva del club vizcaíno se produce a principios de los años sesenta gracias a la entrada de sabia nueva en la dirección y la obtención de ingresos que le permiten reunir jugadores más talentosos en sus plantillas. De este modo al término de la temporada 60/61 consigue ascender a Primera Regional, categoría en la que se aúpa a los primeros puestos y le permite disputar una Promoción de Ascenso para jugar en Tercera División. El equipo azulado está a la altura y no falla eliminado en esta fase a la S.D. Barreda Balompié y S.D. Deusto, consiguiendo un ascenso que le permite estar en la élite del fútbol vasco y codearse con clubs de otras provincias. Con una gran plantilla se estrena fuerte y en la edición 62/63 queda clasificado tercero a un solo punto de conseguir promocionar para ascender a Segunda División, dándose la coincidencia además de proclamarse Campeón de Vizcaya de Aficionados.

En esas fechas el grupo en el que compite esta formado por clubs cántabros y vizcaínos, siendo su nivel elevado y pasando por Urriche sociedades de gran prestigio. En la sesión 63/64 es décimo, siendo séptimo en la 64/65 para en la 65/66 realizar otra gran campaña y ser de nuevo tercero en Liga, esta vez a seis puntos del segundo clasificado. Tras esta meritoria campaña en las ediciones siguientes pierde potencial y ocupa el duodécimo puesto de forma consecutiva en las temporadas 66/67 y 67/68. En esta última se da la circunstancia de que la RFEF anuncia cambios en la categoría para acometer una reestructuración y que tan solo los diez primeros clasificados tendrán continuidad. La S.D. Amorebieta con su puesto queda fuera, perdiendo la categoría y descendiendo a Regional.

1970 – 1980

Los años setenta apenas van a aportar cambios y su presencia en Regional Preferente en prácticamente toda la década será lo más significativo a excepción de un pequeño resbalón al término de la campaña 71/72 cuando finaliza decimoctavo y pierde la categoría descendiendo a Primera Regional. Este pinchazo que le hace tocar fondo es efímero y una vez concluida la edición 72/73, pese al quinto puesto cosechado, vuelve a Preferente manteniéndose durante unas temporadas en la parte baja de la clasificación y con plantillas muy justitas con las que se preocupa más de conseguir la permanencia que de aspirar a cotas más altas. El afortunado cambio de objetivo se produce en las últimas ediciones cuando la nueva directiva presenta un mayor potencial presupuestario que le ayuda a confeccionar mejores plantillas con las cuales acechar la Tercera División, un deseo que se hace esperar.

1980 – 1990

En la década de los años ochenta la entidad del Duranguesado al fin recupera parte del prestigio que gozó en los años sesenta gracias a lograr el ascenso a Tercera División al término de la campaña 80/81 tras ser subcampeón en Preferente. El reestreno se realiza en la temporada 81/82 siendo quinto clasificado, puesto que mejora en la edición 82/83 con un magnífico tercer puesto. En la edición 83/84 retrocede a la novena plaza, mostrando mejor cara en la temporada 84/85 tras ser nuevamente tercero y dando una buena imagen en las ediciones 85/86 y 86/87, ambas saldadas con el quinto puesto. A partir de este momento las prestaciones de los azules decrecen y en la sesión 87/88 son novenos, estando a punto de descender en la campaña 88/89 cuando son decimosextos a solo un punto de perder la categoría, mientras cierran la década con un discreto duodécimo puesto.

1990 – 2000

El inicio de la década de los años noventa es fulgurante y trae un nuevo sistema competitivo que permite a los cuatro primeros clasificados optar al ascenso. La S.D. Amorebieta no desaprovecha la oportunidad y tras quedar cuarto en Liga disputa su primera Promoción a Segunda División B. La Suerte le es esquiva y queda segundo superado por la U.D. Fraga, acompañándoles en el grupo F.C. Peña Sport y C.D. Laredo. En la temporada 91/92 tiene una nueva oportunidad tras repetir el cuarto puesto en Liga, siendo superado en esta ocasión por otro conjunto aragonés, el C.D. Endesa Andorra mientras detrás quedan Club Atlético Artajonés y C.D. Marina Cudeyo.

La marcha de algunos titulares y el relevo generacional ocasionan que sean decimocuartos en la campaña 92/93, siendo peor la 93/94 cuando la falta de presupuesto hace tambalear la sociedad con una decimoséptima plaza que a punto esta de costarles un disgusto. En la edición 94/95 se recuperan un tanto y finalizan decimosegundos, mejorando ligeramente en la edición 95/96 con el décimo puesto y yendo al decimotercero en la sesión 96/97. Cuando nadie lo esperaba y con ligeros retoques se alcanza la cuarta plaza en la campaña 97/98, puesto que le permite promocionar para el ascenso aunque nuevamente sin suerte, quedando en esta ocasión colista superado por C.D. Tropezón, U.D. Fraga y C.D. Logroñés B. La inercia del cuadro vizcaíno es irregular y en la temporada siguiente 98/99 ocupan el decimocuarto puesto, muy alejados de la cabeza y sin opciones a nada, maquillando el final de década con un duodécimo puesto en zona de nadie.

2000 – 2010

El cambio de siglo no traerá demasiadas alteraciones en el conjunto azulón y la tónica deportiva será la misma, cuajar buenas temporadas, contentar a la afición y si se tiene la oportunidad, intentar el ascenso a superior categoría. En la campaña inicial, 00/01, son decimocuartos pero en la siguiente, 01/02, alcanzan la cuarta plaza disputando sus encuentros de manera provisional en el Campo de Txolón y en el Campo de Larrea mientras se construye un nuevo campo, disputando una Promoción en la que no hacen un buen papel al quedar colistas y superados por Real Racing Club de Santander B, U.D. Fraga y C.D. Recreación La Rioja.

El 12 de octubre de 2002 es inaugurado el Campo de Fútbol Municipal Nuevo Urritxe con un encuentro entre el Athletic Club de Bilbao y el Real Racing Club de Santander. Después de alcanzar el cuarto puesto el mimetismo con la tendencia de la década anterior parece idéntico y el club vizcaíno repite el decimotercero puesto en las ediciones 02/03, 03/04 y 04/05, recuperándose asombrosamente en la campaña 05/06 al terminar tercero en Liga. El sistema promocional ha cambiado y se enfrentan en Primera Eliminatoria a la U.D. Barbastro quien les supera al empatar 0-0 en el Nuevo Urritxe y derrotarles 3-2 en la localidad oscense. En la sesión 06/07 es subcampeón tras el Zalla U.C., enfrentándose en la Promoción a la S.D. Negreira quien les elimina; 1-0 en la localidad coruñesa y 0-0 en casa.

Tras esta brillante temporada desciende su nivel deportivo y repite puesto de forma consecutiva en las ediciones 07/08 y 08/09 al ser décimo clasificado. En el torneo 09/10 realiza un buen trabajo y queda tercero en Liga, enfrentándose en la Primera Eliminatoria al Ct.D. El Palo; 3-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad malagueña, pasando a una Segunda Eliminatoria en la que es superado por La Roda C.F.; 1-1 en Urritxe y derrota por 2-1 en la localidad albaceteña.

2010 – 2020

El cambio de década trae la alegría a la sociedad zornotzarra pues por primera vez en su dilatada historia se proclama Campeón de Tercera División. A la alegría por el título se suma el tremendo éxito que supone imponerse en la Fase de Campeones al C.D. Manacor, conjunto balear al que se imponen en ambos encuentros; 3-0 en casa y 0-1 en Na Capellera que le suponer alcanzar la Segunda División B por la puerta grande con Joseba Barrenetxea en la presidencia y Alfonso Barasoain en el banquillo. El estreno en la categoría de bronce durante la edición 11/12 es muy significativa y el conjunto vizcaíno realiza un gran torneo quedando finalmente cuarto clasificado con el hecho positivo de que ocupan puesto de Promoción en un gran número de  jornadas, algo que le convierte en el club revelación del grupo. La Promoción exige mucho a los azules y aunque la ilusión depositada es máxima, la Real Balompédica Linense se cruza en su camino y los elimina tras empatar 1-1 en Amorebieta y derrotarles 2-1 en la ciudad gaditana.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Sestao River

 

escudo Sestao River Club

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sestao River Club
  • Ciudad: Sestao
  • Provincia: Vizcaya / Bizcaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 4 de septiembre de 1996
  • Fecha de federación: 1996

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sestao River Club (1996-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2013/14

2 Ligas de Tercera División:

  • 2003/04
  • 2005/06

 

ESTADIO:

estadio Las Llanas

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal de Las Llanas
  • Año de inauguración: 1923
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Municipal de Las Llanas (1923-)
  • Capacidad: 8.905 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Fútbol Municipal de Las Llanas (1996-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Sestao River Club

ESCUDOS:

escudos Sestao River Club

UNIFORMES:

uniformes Sestao River Club

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada a escasa distancia del núcleo de Bilbao, la localidad de Sestao era a finales del s. XIX un importante centro metalúrgico con sede de varias empresas del acero. En 1912 comparte con la vecina Barakaldo la instalación de los Altos Hornos de Vizcaya y el municipio experimenta un fuerte crecimiento que se ve refrendado en 1915 con el astillero La Naval. Los éxitos del club de la capital, el Athletic Club de Bilbao, no pasan desapercibidos y entre la juventud local surge el ansia de crear una sociedad que albergue la práctica del fútbol y otros deportes con el espíritu de competir y fomentar la higiene y la salud. Fruto de esta inquietud se crea en 1916 el Sestao Sport Club, una sociedad multideportes en la que destaca el fútbol, el cual debuta en el campeonato de infantiles del Athletic Club y otros como el ciclismo, el deporte autóctono de las traineras y el atletismo.

Con su característica camisa verdinegra y pantalón negro, el Sestao S.C. empieza desde el complejo deportivo de Las Llanas a destacar en los campeonatos vizcaínos y tras conquistar las series C y B, asciende al primer escalafón deportivo situándose entre los grandes de Primera Categoría Serie A a principios de los años veinte, iniciando un camino que le llevará a militar futuramente treinta y una temporadas en Tercera División, diez en Segunda División B y diecisiete en Segunda División A.

En 1992 se transforma en Sociedad Anónima Deportiva compitiendo en la categoría de plata y adoptando el nombre de Sestao Sport Club, S.A.D., paso tras el cual iniciará un camino descendente que le lleva a perder la categoría, pasar por Segunda B, ascender a Segunda División A nuevamente y descender a Segunda B al término de la campaña 95/96. Ante tan delicada situación, extrema y crítica, con una deuda acumulada de 137 millones de pesetas el club recurre a entidades como el Ayuntamiento, empresarios de la localidad y demás, con la esperanza de tapar el gran agujero formado en su caja. Ante la imposibilidad de encontrar un mecenas que se preste a tal labor, sin apoyo de las instituciones públicas y en medio de una crisis propia de la sociedad sestaotarra, pues ese mismo año se cierran los Altos Hornos de Vizcaya, el club es descendido administrativamente a Tercera División por imago a jugadores, disuelve la S.A.D. y lamentablemente desaparece tras ochenta años de historia.

HISTORIA DEL CLUB:

1996 – 2000

El Sestao River Club nace en el verano de 1996 tras la desaparición del mítico Sestao Sport Club, eligiendo oportunamente el nombre de River, apelativo con el que fuera conocida la anterior entidad de forma extraoficial por todos sus aficionados. Tras anunciarse el 27 de junio la declaración de quiebra técnica por el consejo de administración del Sestao S.C., el martes 2 de julio se realiza la última asamblea de socios para intentar salvar la entidad de la desaparición. Con 24 millones de pesetas acumuladas de deuda debidas a ex jugadores, se llega a la fatídica fecha del 1 de agosto en que no se presentan a la RFEF los avales necesarios para cumplir con sus obligaciones contraídas con los jugadores acompañado por la denuncia de parte de sus jugadores ante la falta de cobro, consumándose el descenso a Tercera División.

Ante esta situación, un grupo de ex dirigentes y socios deciden partir desde cero, y el 10 de julio se anuncia la intención de crear un club nuevo denominado Sestao Club de Fútbol. Finalmente, el 4 de septiembre se anuncia que será Sestao River Club el nombre elegido. Con un presupuesto de cuatro millones de pesetas y con Luís María Boada Altuna como presidente del novel club sestaotarra, el equipo comenzará a competir en la categoría más baja, es decir, desde Segunda Regional Vizcaina bajo las órdenes de Melchor Maixi. El Sestao R.C. fue escalando divisiones temporada a temporada hasta ascender en la campaña 98/99 con Iñaki Zurimendi como entrenador a Tercera División, encadenando tres ascensos de manera consecutiva. En esta categoría, más acorde a las necesidades del club, anduvo estancado durante algunos años, pues siendo la verdadera pretensión y objetivo del club verdinegro subir a Segunda División B, esta se le resistió en los primeros envites. Así pues, en su primera temporada en Tercera División 99/00, queda sexto clasificado cercano a las plazas de Promoción de Ascenso.

2000 – 2010

En la sesión 00/01 queda tercero en Liga y ahora sí accede a la Liguilla. En ella es claro favorito junto al C.D. Logroñés, pero este consigue más puntos y asciende. Últimos serán C.F. Figueruelas y S.D. Bezana. En la temporada siguiente, 01/02, se refuerza la plantilla para intentar ir con más garantias a la Liguilla. En el campeonato regular es subcampeón, a seis puntos de la S.D. Lemona, pero en la Promoción la S.D. Noja se le anticipa y al final desanimado concluye segundo. Detrás quedarán C.D. Zuera y C.D. Burladés.

En la temporada 02/03 retrocede puestos en la clasificación, quedando imposibilitado para luchar por el ascenso, objetivo que sí alcanza en la siguiente edición 03/04, con José Carlos Garaizar Dorado como presidente y Juan Carlos Pouso Lejonagoitia como técnico, cuando queda Campeón por primera vez de Tercera División. En las eliminatorias por el ascenso, nuevo sistema instaurado desde esa campaña, se enfrenta en primera instancia al Club Haro Deportivo, con el que empata 1-1 en la localidad riojana y derrota por 1-0 en Las Llanas. En la segunda y final eliminatoria se deshace del C.D. Tropezón, venciendo en la pedanía de Tanos sita en Torrelavega por 0-1 y empatando 1-1 en Las Llanas, resultados que le sirven para ascender de categoría.

El retorno de un equipo de la ciudad a Segunda División B es ampliamente celebrado por la afición local, debutando el Sestao River Club en la temporada 04/05. Pero la plantilla, pese a un buen inicio de campaña, resulta insuficiente para afrontar la categoría, realizando una pésima segunda vuelta en la que tan sólo es capaz de hacer nueve puntos, quedando al final en el decimonoveno puesto y retornando a la categoría de donde procedía apenas un año antes.

De nuevo en Tercera División, la entidad sestaotarra se propone volver lo antes posible a la categoría perdida, reforzando el equipo en sus partes más débiles. Este buen trabajo se ve refrendado al obtener el primer puesto y quedar Campeón del grupo vasco, con un fútbol espectacular que le hace llegar a los noventa puntos y perder sólo cuatro encuentros. En las eliminatorias de ascenso va a por todas y el primer rival, la A.D. Sabiñánigo, sucumbe en casa 1-4 y empata 1-1 en Las Llanas, cayendo eliminado por los verdiblancos. En la segunda eliminatoria la cosa está mucho más reñida y el rival, Peña Sport F.C., ofrece una gran resistencia al empatar 2-2 en la localidad navarra de Tafalla y 0-0 en Sestao, valiéndole el valor doble de los goles fuera de casa el ascenso al club verdinegro. Con estos resultados, el Sestao River Club desea empezar una época de éxitos en Segunda B que le lleven en un futuro próximo a aspirar a conseguir cotas mayores, siendo la Segunda División A el nuevo objetivo del club. En la temporada 06/07, tras un gran torneo en el que se piensa en conseguir acceder a los puestos de Promoción queda finalmente quinto, empatado a puntos con C.F. Palencia y Real Unión Club de Irún quienes sí promocionan en lugar de los vizcaínos.

En las últimas comparecencias en la categoría de bronce el conjunto verdinegro parece perder algo de fuelle y sus clasificaciones finales le conducen a la zona meridional de la tabla clasificatoria, siendo muy apurada su estancia a lo largo de la campaña 08/09 con un decimoquinto puesto con Luis Alfonso del Barrio de entrenador. Confirmando las peores expectativas, la campaña 09/10 es muy discreta en cuanto a resultados cosechando once victorias y once empates. El conjunto sestaotarra baila al filo de la navaja durante todo el torneo y al final desciende a Tercera División quedándose a tan sólo un punto de la permanencia.

2010 – 2020

Con unos retoques en su plantilla, en la temporada 10/11 se aúpa al tercer puesto en el grupo vasco entrenados por Carlos Docando consiguiendo entrar en una Promoción donde se impone uno a uno a todos sus rivales, superando a: C.D. Tenerife “B”: 0-1 en la ida y 2-0 en Las Llanas; Las Palmas Atlético: 1-0 en casa y derrota por 3-2 en la capital grancanaria; y C.F. Montañesa: 2-1 en casa y empate 2-2 en Barcelona, consiguiendo el ascenso de nuevo a Segunda División B. La edición 11/12 es tranquila y con una plantilla ajustada a la categoría no se pasan excesivos problemas para mantenerse consiguiendo finalmente la décima plaza.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Historial del Barakaldo Club de Fútbol

titular Barakaldo

 

escudo Barakaldo CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Barakaldo Club de Fútbol
  • Ciudad: San Vicente de Baracaldo / Barakaldo
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1917
  • Fecha de federación: 1919

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Baracaldo Foot-ball Club (1917-1937)
  • Club Deportivo Baracaldo- Oriamendi (1937-1942)
  • Club Deportivo Baracaldo-Altos Hornos (1942-1958)
  • Club Baracaldo Altos Hornos (1958-1971)
  • Baracaldo Club (1971-1973)
  • Baracaldo Club de Fútbol (1973-1995)
  • Barakaldo Club de Fútbol (1995-)

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Segunda División B

  • 1979/80
  • 1997/98
  • 2001/02

8 Ligas de Tercera División

  • 1929/30
  • 1930/31
  • 1957/58
  • 1962/63
  • 1963/64
  • 1971/72
  • 1976/77
  • 1987/88

ESTADIO:

estadio Nuevo Lasesarre

  • Nombre: Estadio Nuevo Lasesarre
  • Año de inauguración: 30 de septiembre de 2003
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nuevo Lasesarre (2003-)
  • Capacidad: 7.960 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de El Barracón (1917-1918)
  • Campo de Lasesarre (1918-1922)
  • Estadio de Lasesarre (1922-2000)
  • Ciudad Deportiva de San Vicente (2000-2003)
  • Estadio Nuevo Lasesarre (2003- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Barakaldo CF

ESCUDOS DEL BARAKALDO CLUB DE FÚTBOL:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL BARAKALDO CLUB DE FÚTBOL:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN BARAKALDO:

Situado a escasa distancia de la capital provincia, Bilbao, con el cual está conurbado, el municipio de Barakaldo es uno de los principales enclaves industriales del país siendo sede de numerosas e importantes factorías siderúrgicas que, desde su aparición a caballo de finales del siglo XIX y principios del XX, han proporcionado una gran riqueza al municipio y favorecido su crecimiento rebasando hoy en día los cien mil habitantes. Azotado por la gran crisis industrial de los años ochenta, desde entonces la localidad se ha adaptado a los nuevos tiempos combinando su apuesta tradicional con la del sector servicios, siendo el turismo, comercio y ocio sus principales actividades.

Influenciada por su cercanía con Bilbao, donde el Athletic Club era una referencia a nivel estatal por la calidad de sus jugadores y éxitos obtenidos, pronto en los primeros años del siglo XX empezó a rodar el balón por las inmediaciones de la localidad de Barakaldo, apareciendo en 1910 un club infantil -hoy juvenil- titulado Euzkotarra formado por chavales con una gran ilusión pese a lo cual al poco tiempo acabó desapareciendo. El testigo acto seguido lo tomó la Sociedad Deportiva Baracaldo, entidad polideportiva constituida a principios de 1915 que, además de disponer de un equipo de fútbol, organizaba carreras ciclistas, carreras a pie y propulsaba otras disciplinas como el culto al físico, inaugurando en marzo un espléndido gimnasio con todo tipo de artilugios y máquinas para sus asociados.

A pesar de contar con una sección balompédica, la S.D. Baracaldo se vio superada casi de inmediato en primer lugar por el Club Alfonso XIII y luego por el Carmen Foot-ball Club, sociedad esta última con sede en la calle del mismo nombre, ambas muy humildes pero dedicadas exclusivamente al fútbol, deporte en el cual empezaron a acaparar a los mejores futbolistas locales. En 1916 el Carmen F.C. ya jugaba y se desplazaba hasta localidades vecinas, así como Bilbao para contender con sus respectivos clubs, aglutinando una formidable plantilla donde destacaban algunos jugadores que luego pasarían a formar parte de otros destacados clubs.

HISTORIA DEL BARAKALDO CLUB DE FÚTBOL:

1917 – 1920

Centrado en la actividad atlética en la que destacaban algunos de sus miembros, la S.D. Baracaldo se dio de alta en 1917 en la prestigiosa Federación Vizcaína de Atletismo, una de las más importantes de España, acogiendo la ciudad importantes eventos donde se reunían parte de los mejores deportistas de la región. Sin embargo el fútbol no pasaba desapercibido. Conscientes sus dirigentes de la relevancia de este deporte y de que en el Carmen F.C. se daban cita los mejores de la localidad, durante el año se mantuvieron varias reuniones entre ambos clubs para alcanzar una entente en la que los dos salieran beneficiados. Fruto de las conversaciones y de la buena sintonía, al poco tiempo quedaban los dos fusionados bajo el nombre de Sociedad de Deportes Baracaldo Foot-ball Club, convirtiéndose a partir de entonces el fútbol en absoluta prioridad y jugando en el Campo de El Barracón, modesto recinto junto a la estación de ferrocarril que solían emplear los carmenistas.

Ataviado con camiseta gualdinegra y pantalón negro, el paso de inscribirse en la Federación Regional del Norte de Clubs de Foot-ball todavía debió esperar un tiempo hasta que se habilitó un nuevo campo en las campas de Lasesarre, siendo en 1918 cuando el club se dio de alta quedando ubicado, por su nivel, en la Serie C o tercer nivel regional donde se proclamó campeón al término de la temporada 18/19 ascendiendo a la Serie B.

1920 – 1930

Campeón en las ediciones 19/20, 20/21 y 21/22, el ascenso a la Serie A en estos tiempos exigía algo más que tener un buen equipo pues había de contar con el beneplácito federativo y, sobre todo, de un recinto en condiciones vallado y cerrado. La marcha de los clubs cántabros quienes se independizaron en 1922 constituyendo la Federación Cántabra fueron la primera piedra, suponiendo la segunda la habilitación de un terreno en las campas inundables de Lasesarre donde venía jugando al lado de las cuales se levantó el campo del mismo nombre. Conseguido el consentimiento de la ahora Federación Vizcaína quien autorizó su pase a la Serie A, la inauguración del estadio el 17 de septiembre de 1922 en encuentro perdido ante el Athletic Club, de Bilbao, por 1-3, proporcionó un salto cualitativo al club baracaldés que en la campaña 22/23 alcanzó el tercer puesto tras el principal club bilbaíno y el Arenas Club.

Paralelamente a este ascenso, la localidad experimentó un gran crecimiento poblacional en correspondencia al éxito de sus industrias, aproximándose hacia 1930 el número de habitantes a cerca de treinta mil. Impulsado por el desarrollo fabril y la estela dejada por el Baracaldo F.C., en los años veinte quedaron constituidas varias sociedades que, con el paso del tiempo, tendrían continuidad o, por lo contrario, terminarían desapareciendo. Así pues, por orden de aparición, surgió el Euzkotarra Club, vinculado al apartido nacionalista vasco con camisa rojiverde y pantalón negro en un rebrote establecido en 1918, la S.D. Arana vistiendo camisa rojiblanca con pantalón negro y el Club Deportivo Irrintzi uniformado con camisa roja y pantalón blanco que jugaba en el Campo de Lasesarre, ambos en 1921, acompañándoles en 1922 el Oriamendi Sport Club.

En 1923 fueron constituidas varias sociedades más como el Sporting Club de Lutxana, que vestía camisa rojiblanca con pantalón negro, la S.D. Retuerto Sport que vestía como el anterior, el Unión Sport de San Vicente que vestía camisa blanquiazul con pantalón negro y jugaba en el Campo Geuk-Egiña y el C.D. Larramendi, con camisa blanca y pantalón azul perteneciente a la barriada de Alonsotegi, hoy municipio independiente segregado de Barakaldo. Con posterioridad surgieron otros como el Desierto F.C., el Villalonga F.C., el de Los Fueros Sport, el Zaballa Sport, el Español F.C. nacido en 1930 o el Portu, club este que jugó en el recinto del Oriamendi S.C., entidades que sirvieron de cantera y escaparate del primer club local, el Baracaldo F.C., gracias a los cuales este pudo hacer frente al profesionalismo y aguantar el envite de los denominados grandes durante los años treinta. De allí surgieron también, como era de esperar, grandes jugadores como Prats, Lafuente, Travieso, Quincoces, Bata, Urquiaga, Aedo, Antero, Bustos, Mundo, Lezama, Llorente, Alconero y Panizo entre otros muchos, yendo a parar la mayoría de ellos a los principales clubs nacionales y confirmando con ello la excelencia de la cantera baracaldesa.

Ausente de los Campeonatos de Liga de Primera y Segunda División al tratarse de un club modesto, sin títulos regionales y sin el caché necesario para superar a otros clubs, como compensación disputó la Serie B de Segunda División en le edición 28/29, siendo su papel muy discreto al ocupar la novena plaza entre los diez concursantes que se dieron cita y no repitieron en el curso siguiente. En lo que respecta al Campeonato de Vizcaya, el resultado fue nefasto sumando sólo dos empates, puntuación con la que fue cuarto y colista. En la sesión 29/30, nuevamente su paso por la Serie A vizcaína fue desastroso con dos empates, ocupando en esta ocasión la quinta plaza como colista mientras, a nivel nacional, se inscribió para competir en Tercera División, nueva categoría que era una especie de Fase Final donde los clubs modestos competían entre sí para tratar de ascender a Segunda División. Ubicado en el Grupo II, el Baracaldo F.C. esta vez sí dio la talla y quedó campeón entre una apretada selección de cinco clubs, accediendo a Cuartos donde supero primeramente al Club Gijón; 3-2 en casa y empate 1-1 en la localidad asturiana y a continuación al Club Patria Aragón, de Zaragoza, después de empatar 2-2 en la capital maña y vencer 4-1 en casa. En la Final, donde estaba en disputa el ascenso de categoría en partido único frente al C.D. Castellón, reunidos en Zaragoza ambos clubs el triunfo fue para los valencianos por 3-2, quedando el esfuerzo baracaldés en balde.

1930 – 1940

Frustrados por no conseguir el ascenso a la categoría de plata en el curso anterior, la década de los años treinta empezó con el objetivo de alcanzar la Segunda División en cuando fuera posible a la par que, en el campeonato vizcaíno, cada vez se constataba más la distancia existente entre unos y otros clubs. En la temporada 30/31 los gualdinegros fueron cuartos en el torneo doméstico consiguiendo la cuarta plaza, pero con una victoria y siete derrotas, accediendo a la fase de Tercera División donde, dentro del Grupo II, consiguió la primera plaza pasando a la Fase Final en la cual se le escapó el ascenso ante el Club Celta de Vigo. En la campaña siguiente, 31/32, con tres puntos ocupó el quinto puesto y colista en el torneo vizcaíno, participando una vez más en Tercera División donde fue segundo de su grupo tras el Club Atlético Osasuna pamplonés.

En la edición 32/33 llegaron nuevos jugadores y hubo un mayor compromiso desde la directiva para subir por fin un peldaño más en su carrera. En el Campeonato de Vizcaya se obtuvo la tercera plaza empatado a puntos con el Arenas Club, siendo a continuación designado por el Comité Nacional para competir en Tercera División. Dentro del Grupo III quedó segundo tras el C.D. Logroño, pasando a la la Fase Final donde resultó eliminado por el Zaragoza F.C. En 1933 el Baracaldo F.C. consiguió mejorar aún más su plantel, aproximándose al Athletic Club al que se consiguió derrotar en Lasesarre. En Tercera División fue segundo precedido por el Valladolid Deportivo, quedando descalificado en la Fase Final.

El fútbol avanzaba y con él la Federación Española quien en 1934 planteó una profunda reestructuración a nivel nacional creando los Campeonatos Superregionales, potenciando la Segunda División con más grupos y participantes además de suprimir la Tercera División. Los mejores clubs vizcaínos, guipuzcoanos y navarros quedaron asignados al Grupo III en lo que fue denominada popular y regionalmente como Copa Vasca, ocupando los baracaldeses la sexta plaza mientras que, paralelamente, el Comité Nacional de la Federación Española designaba veinte de los participantes en Segunda División siendo el Baracaldo F.C. uno de ellos. El estreno en la categoría de plata dentro del Grupo I deportivamente no fue satisfactorio al resultar sexto de un total de ocho clubs, pero económicamente Lasesarre reunió cada fin de semana grandes entradas para ver a contrincantes de gran nivel. En la temporada 35/36, con una gran plantilla, se superó al Athletic Club en la Copa Vasca concluyendo tercero, repitiendo el mismo puesto en el Grupo II de Segunda División donde se enfrentó a nuevos rivales procedentes de localidades distantes de su tradicional entorno. Durante el mes de julio de 1936, en plena pretemporada y preparando los fichajes para la nueva temporada, España quedó rota en dos y ya nada volvería a ser igual.

Tras el estallido de la Guerra Civil la localidad fue controlada por las fuerzas afines al gobierno republicano durante unos meses, siendo sometida a constantes bombardeos desde el aire que sembraron el terror entre sus ciudadanos, drama pese al cual no se logró detener la práctica futbolística manteniéndose el Baracaldo F.C. en activo hasta principios de junio de 1937 cuando todavía se disputó un encuentro frente al equipo reserva del Athletic Club bilbaíno. Con la entrada de las fuerzas nacionales el 22 de junio de 1937, una aparente normalidad se adueñó de la situación cesando la actividad bélica en la localidad y consiguiéndose restablecer algunos servicios básicos para, a continuación, reemprenderse paulatina y lentamente con el paso del tiempo la actividad fabril.

Lo mismo sucedió con el fútbol. Elegido Federico Gómez Rubiera, ingeniero de Altos Hornos, en principio como Autoridad Militar de la ciudad, éste fue sustituido en breve por el tradicionalista José Llaneza Zabaleta en el puesto de alcalde rodeándose de miembros de su partido entre los que destacaban Juan Antonio Meléndez y Benito López Pérez, destacado vicepresidente de un club constituido en 1922 que vestía camisa azul con pantalón blanco, por entonces de Segunda Categoría, como el Oriamendi Sport Club. Con la intención de devolver la actividad al BaracaldoF.C. lo antes posible, desde el consistorio se facilitó la fusión entre ambas sociedades dando lugar al Club Deportivo Baracaldo-Oriamendi, popularmente conocido como Oriamendi, adueñándose los tradicionalistas de la dirección deportiva mientras que jugadores, campo y uniforme eran los gualdinegros. Paralelamente, para elevar el nivel de un plantel que había sufrido bastantes vacantes, aprovechando el discurso lanzado en 1936 por el secretario de la Federación Española, Ricardo Cabot, por el cual los futbolistas podían recalar transitoriamente en otros clubs en tiempos de conflicto, se contrataron los servicios de futbolistas veteranos y noveles de otros clubs albergando los baracaldeses algunos destacados del Athletic Club como Gárate, Oceja, Zabala, Mundo y Bata.

En diciembre de 1937 el club ya estaba definido con Juan Antonio Meléndez en la presidencia habiéndose reclamado el regreso de los que habían sido socios en la etapa anterior. Tan solo restaba empezar a competir. Aprovechándose la iniciativa lanzada por la vecina Federación Guipuzcoana quien anunció la disputa del Campeonato Regional de la temporada 37/38, tras la negativa de un desorganizado Athletic Club a quien se le cursó una invitación para aumentar el caché y después de ser estudiada en enero de 1938 la inclusión del C.D. Baracaldo-Oriamendi en dicho torneo, los gualdinegros fueron el séptimo participante de un Campeonato de Liga guipuzcoano iniciado en febrero y concluido en mayo donde resultaron segundos tras el Deportivo Alavés contando con el concurso de Donostia F.C., Club Atlético Osasuna, C.D. Logroño, Tolosa F.C. y Unión Club, de Irún. Siguiendo la estructura y ritmo de la Federación Española, al Campeonato de Liga le siguió el Campeonato de Copa con la tradicional fórmula de eliminatorias, torneo que fue titulado Copa de las Brigadas Navarras donde los baracaldeses llegaron hasta la Final perdiéndola ante el Deportivo Alavés por 2-1.

Empezado 1939, la D.N.D. encabezada por el general José Moscardó instó a la Federación Española a organizar un Campeonato Nacional con formato Copa que sirviera de homenaje al general Francisco Franco donde se reunieran los clubs más distinguidos en zona nacional quedando excluidos los todavía en zona republicana. A este torneo concurrieron los primeros clasificados en los respectivos Campeonatos Regionales, teniendo parte el C.D. Baracaldo-Oriamendi al haber sido subcampeón del Campeonato de Vizcaya 38/39 tras el Bilbao Athletic, club formado por reservas y jóvenes que no tenían el nivel exigible para entrar en la primera plantilla de un Athletic Club en plena reorganización. El camino desarrollado por los gualdinegros, con un buen equipo, les permitió alcanzar las Semifinales siendo eliminados por el Racing Ferrol F.C. mientras, poco después, el Sevilla F.C. se adjudicaba el título.

Terminado por fin el conflicto bélico en abril de 1939, la F.E.F. dispuso que la situación deportiva vigente hasta el año 1936 debía ser respetada en el ámbito competitivo, con lo cual el fútbol baracaldés mantenía la plaza que ostentara en Segunda División durante la temporada 35/36. Bajo el control de las nuevas autoridades y una categoría dividida en cinco grupos agrupados geográficamente de ocho participantes cada uno, el C.D. Baracaldo-Oriamendi se dispuso para competir convenientemente en la temporada 39/40, quedando quinto en un grupo compuesto totalmente por clubs vascos más la suma del navarro Club Atlético Osasuna.

1940 – 1950

Acondicionado el Campo de Lasesarre para la práctica del fútbol, el C.D. Baracaldo-Oriamendi aprovechó tan modélicas instalaciones para defender con uñas y dientes su supervivencia en una cambiante Segunda División que en la campaña 40/41 quedó reducida a dos grupos de doce participantes, pasando los gualdinegros penalidades hasta concluir decimoprimeros. En la edición 41/42, con una maltrecha economía, la categoría sufrió otra remodelación siendo tres los grupos en competición, ahora con ocho participantes, ocupando los baracaldeses la sexta plaza.

En 1941 Educación y Descanso, organización dependiente de la Organización Sindical Española con fines culturales y recreativos, decidió establecer un Campeonato Nacional para Productores destinado a clubs formados por jugadores con ficha de aficionado. Altos Hornos de Vizcaya, empresa siderúrgica con instalaciones fabriles en Barakaldo, decidíó crear un club denominado C.D. Altos Hornos de Vizcaya para sus operarios bien fueran ingenieros u obreros viéndose reforzados prontamente para competir por jóvenes jugadores aficionados del C.D. Baracaldo-Oriamendi, consiguiendo en la primera edición disputada en 1942 coronarse como campeón de Vizcaya. Clasificado para acceder junto a otros tres clubs del resto del país a la Fase Final a disputar en el madrileño Estadio de Chamartín, tras imponerse al representante de Granada por 5-0 y ser descalificado el de Lugo vencedor del representante catalán por alinear a un jugador profesional, el comité organizador lo proclamó Campeón de España, causando el éxito obtenido un gran revuelo entre la directiva baracaldesa y sus empleados.

Basado en el Campo de Lasesarre al igual que el C.D. Baracaldo-Oriamendi, la directiva fabril se planteó seguir su carrera en solitario tramitando una licencia federativa o bien converger con el principal club de la ciudad prestándole su ayuda económica ante el delicado momento que se vivía en el club gualdinegro en Segunda División, llevándose a cabo la unión de ambos durante el verano de 1942 que tuvo como resultado el cambio de denominación del club histórico quien adoptó el de C.D. Baracaldo-Altos Hornos con Federico Gómez Rubiera en la presidencia. Los cambios, al margen del título de la sociedad, afectaron a su indumentaria acogiendo los colores fabriles, camisa azul con pantalón blanco sustituido casi de inmediato por uno negro y escudo, fusionando el logo de la empresa con el nombre de la localidad.

La sección tradicionalista del club baracaldés, una vez conseguido el apoyo de A.H.V. y asegurado su porvenir más inmediato, decidió acto seguido reorganizar el Oriamendi S.C. con Ramón Díaz Teja como presidente y teniendo como feudo el tradicional Campo de Landabeko, inscribiéndolo nuevamente en la Federación Vizcaína donde quedó ubicado en la Serie B de Primera Categoría, ahora bajo el título de C.D. Oriamendi debido al Decreto gubernamental que prohibía el uso de extranjerismos.

El C.D. Baracaldo-Altos Hornos encaró la temporada 42/43 con optimismo tras tan significativo y trascendental acuerdo alcanzando el quinto puesto en Liga con el mismo formato del curso anterior, quedando la Segunda División en la sesión 43/44 reducida a un grupo único de catorce participantes. Competir en esta categoría, equiparable a la Primera División con desplazamientos a todo el país, requería de una gran inversión para ocuparse de los desplazamientos y hospedaje, amén del aspecto competitivo, logrando los azules la decimoprimera plaza con grandes dificultades empatados con el Arenas Club, de Guecho, quien descendió junto a Club Atlético Osasuna y Real Valladolid Deportivo. En la edición 44/45, con un equipo de circunstancias y después de sumar cinco victorias, tres empates y sufrir grandes goleadas, se terminó decimocuarto y colista perdiendo la categoría y descendiendo a Tercera División.

En la campaña 45/46 los azules se estrenan en una remodelada Tercera División que ya no es una Fase Final donde acudían los mejores clubs de Primera Regional para luchar por un puesto en Segunda División. Ampliamente modificada en 1943, la categoría ofrece cimientos y estructura firmes, compitiendo los vizcaínos en el Grupo III donde son terceros tras Arenas Club y Sestao S.C. accediendo con ello a la Fase Intermedia. En este torneo, válido para eliminar aspirantes, queda primero de un grupo de seis participantes y obtiene pase a la Fase Final, siendo tercero de un grupo de cinco en el que ascienden los dos primeros.

Aún le queda una última oportunidad y promociona a partido único con el Jerez C.D. en encuentro disputado en Madrid en el que se imponen por 2-0 consiguiendo un merecido y trabajado ascenso a Segunda División. Tras este ascenso, el C.D. Baracaldo-Altos Hornos recupera su tradicional vestimenta con camisa gualdinegra y pantalón negro adaptándose perfectamente al segundo nivel nacional y se convierte durante unos lustros en un clásico de la categoría empezando la temporada 46/47 con un decimoprimero puesto y esquivando por pelos la Promoción de Descenso y el descenso en una categoría que sigue contando con catorce contendientes.

A partir de este punto de inflexión el club empieza a contar con excelentes plantillas y muchos jugadores nacidos en la localidad, convirtiéndose en uno de los grandes del fútbol nacional coincidiendo con una época de esplendor deportivo. De este modo es noveno en la edición 47/48 y quinto en la sesión 48/49, pasando en la temporada 49/50 al Grupo I o Norte de una Segunda División que acaba de ser dividida en dos grupos por razones geográficas con dieciséis participantes respectivamente. Aumentado el nivel competitivo, los gualdinegros serán décimos aunque mirando con el rabillo del ojo los puestos de cola.

1950 – 1960

Durante la década de los años cincuenta Baracaldo vive apasionadamente cada temporada inmerso en la Segunda División, a excepción de la campaña 57/58 en la que pasa brevemente por Tercera División. Socialmente el club cala hondamente entre los aficionados locales y dos presidentes marcan la trayectoria, Lorenzo Lahuerta entre 1950 y 1955 y José Rodríguez entre 1955 y 1959. La sesión 50/51 es subcampeón de la Copa Federación al perder 6-3 en la Final disputada en el estadio zaragozano de Torrero frente al R.C.D. Córdoba. Deportivamente el patrocinio de A.H.V. redunda en la contratación de buenos jugadores, no pasando durante el primer lustro apuro alguno y consiguiendo en la temporada 53/54 el éxito de proclamarse subcampeón de Liga. Este puesto le permite entrar en la Promoción de Ascenso, quedando cuarto de un grupo de seis candidatos en el cual tan solo ascienden los dos primeros clasificados.

En el segundo lustro el equipo sufre un decaimiento y retrocede unos puestos, resultando la campaña 56/57 lamentable, acabando decimoctavo y perdiendo la categoría. Afortunadamente su paso por Tercera División durante la campaña 57/58 resulta triunfal pues se proclama Campeón de Liga y en la Promoción consigue el ascenso al eliminar a la S.D. Ponferradina; 2-1 en casa, 1-0 en la ciudad leonesa y 2-1 favorable en el partido de desempate, y a la U.D. El Entrego; 4-2 en Gijón y 5-0 en Lasesarre. En las dos temporadas que restan para finalizar el decenio consigue la permanencia con holgura en Segunda División, siendo sexto en la 58/59 ya bajo el nombre de Club Baracaldo Altos Hornos, y noveno en la 59/60.

1960 – 1970

Los años sesenta deportivamente no fueron tan fructíferos como la década anterior, pues el club gualdinegro se convirtió en un conjunto ascensor que dominaba el panorama regional, pero que era uno más en el ámbito nacional. Así en el primer campeonato de estos años, campaña 60/61, pierde la categoría al ser decimoquinto con un total de siete victorias y ocho empates, descendiendo a Tercera División. En la categoría de bronce por entonces tiene un mal inicio en la temporada 61/62, recuperándose rápidamente en la siguiente, 62/63, en la cual obtiene el campeonato. Este puesto le permite promocionar pero a la primera de cambio sufre la eliminación en manos del Club Atlético Ceuta; 4-0 en la ciudad caballa y 2-0 en Lasesarre.

En la edición 63/64 repite triunfo liguero y en esta ocasión tiene mejor suerte y consigue ascender al eliminar al C.D. Calvo Sotelo; 3-1 en casa y 2-1 en la turolense localidad de Andorra. De nuevo en Segunda División, consigue mantenerse en la campaña 64/65 tras ser noveno, pero en la 65/66 vuelve a las andadas y desciende a Tercera División al ser decimosexto y último con tan solo cinco victorias y cuatro empates. Su apuesta por retornar a Segunda División pronto pierde fuelle, pues durante los años siguientes no es capaz de conseguir el ascenso, a pesar de que en la edición 67/68 tiene la oportunidad, siendo desaprovechada al ser eliminado por la U.D. Salamanca en la Promoción; 0-0 en casa y 3-0 en la capital charra.

1970 – 1980

Los setenta son años de esplendor futbolístico para los gualdinegros. Encuadrados en una potente Tercera División consiguen el campeonato y el ascenso directo a Segunda División en la temporada 71/72 siendo presidente Juan Bautista Causo. En esta temporada A.H.V. retira su patrocinio y el club pasa a denominarse Baracaldo Club. El club vizcaíno consigue durante tres campañas consecutivas mantenerse en Segunda División, objetivo difícil en la época y teniendo en cuenta que no cuenta con un gran presupuesto y más bien el apartado económico no es tan potente como otrora. En 1973 pasa a denominarse Baracaldo Club de Fútbol. La alegría dura poco y en la edición 74/75 son decimoquintos en Liga. Este puesto que hoy en día le daría la salvación, en aquellas circunstancias le obliga a promocionar para guardar la categoría. La mala fortuna hace que sea eliminado por el aspirante C.D. Ensidesa; 1-2 en casa y 3-1 en Avilés, descendiendo a Tercera División.

En la campaña 75/76 se proclama subcampeón de grupo y promociona por el ascenso como aspirante, enfrentándose al Cádiz C.F.; 3-0 en el Ramón de Carranza y 3-2 en Lasesarre que el mantienen en Tercera División. En la campaña 76/77 es Campeón de grupo y consigue el ascenso directo a Segunda División sin mediar Promoción. La temporada 77/78 es una de las mejores realizadas por el conjunto vizcaíno en toda su historia. Recién ascendido de Tercera División, es capaz de hacerse fuerte en casa y arañar bastantes puntos fuera de ella, abastando la cuarta plaza y quedando sólo a dos puntos del segundo y tercer clasificados, quienes sí ascienden a Primera División. La venta de jóvenes valores a clubs de superior entidad causa un gran desequilibrio en el seno del club, bajando a la decimonovena plaza en la sesión 78/79 y perdiendo la categoría. En la campaña 79/80 se estrena en la Segunda División B, temporada que jamás había ocupado, proclamándose brillantemente Campeón de su grupo y consiguiendo en un breve espacio de tiempo retornar a Segunda División.

1980 – 1990

En los años ochenta el Baracaldo C.F. inicia la década con una efímera presencia en Segunda División, pues el conjunto gualdinegro no consigue mantenerse en la categoría a pesar de obtener once victorias y nueve empates, descendiendo a Segunda División B rápidamente. Tras un meritorio campeonato 81/82 en Segunda B en que finaliza en sexto lugar, el club experimenta una cierta crisis deportiva que le lleva a perder puestos en Liga y acabar por descender a Tercera División al término de la campaña 83/84. Lo que en principio parecía un traspiés deportivo pasajero, pronto se consolida como una pesadilla, pues cuatro son las temporadas consecutivas en las que permanece en el pozo de esta división al no poder culminar de forma satisfactoria los proyectos emprendidos. En la campaña 85/86 tiene una oportunidad tras ser subcampeón de grupo, desperdiciándola al caer eliminado por el C.D. Mallorca Atlético; 3-1 en Lasesarre y 3-0 en el Luís Sitjar palmesano.

El ascenso a Segunda División B se materializa en la temporada 87/88 cuando se proclama Campeón de grupo y asciende directamente sin mediar Promoción alguna. La temporada 88/89 se puede catalogar de magnífica, pues el Baracaldo C.F. pese a ser un club recién ascendido a la categoría de Segunda División B, realiza un gran torneo y termina segundo clasificado, a pocos puntos del ascenso a Segunda División. En la sesión 89/90 pierde algunas piezas importantes y se ve relegado al décimo puesto.

1990 – 2000

La década de los años noventa la verá pasar íntegramente en Segunda División B, categoría de la que tiene a lo largo de estos años hasta seis oportunidades de abandonar para dar un paso a la inmediatamente superior, desperdiciándolas todas, las últimas cuatro de forma consecutiva. Tras dos primeras temporadas iniciales en las que termina en el séptimo puesto, en la campaña 92/93 tiene su primera ocasión tras ser subcampeón de Liga. En la Promoción es tercero superado por Real Murcia C.F. y Getafe C.F., quedando último el Granada C.F. En la campaña 93/94 llega la segunda ocasión tras un cuarto puesto en Liga. En la Liguilla es último superado por U.D. Salamanca, U.D. Las Palmas y Levante U.D.

En el verano de 1995 la entidad decide adaptar el nombre del club a la lengua vasca y cambia a Barakaldo Club de Fútbol. Un par de años sin poder clasificarse para la Promoción y en la sesión 96/97 vuelve a la carga tras ser tercero. En la Liguilla tan solo obtiene un par de empates y queda rezagado a la cola tras Elche C.F., Córdoba C.F. y Real C.D. de La Coruña B. En la campaña 97/98 realiza un magnífico campeonato y se proclama campeón de Liga. Cuando todo parecía serle propicio para el ascenso, un Real Club Recreativo de Huelva intratable en la Liguilla le aparta de tan deseado objetivo, superando a Real C.D. Espanyol B y Real C.D. de La Coruña B. El conjunto gualdinegro no pierde la fe y en la temporada 98/99 tiene una nueva oportunidad tras ser tercero en Liga. En esta ocasión es el Getafe C.F. quien le arrebata el sueño, siendo Real Murcia C.F. y Sevilla F.C. B los restantes pretendientes. La década la termina como cuarto clasificado en su grupo y aun solo punto del ascenso, pues en la Liguilla el Racing Club de Ferrol es el que asciende. Les acompañan en la aventura A.D. Ceuta y C.F. Gandía.

2000 – 2010

En los primeros años del s.XXI, los baracaldeses luchan por meterse entre los cuatro primeros clasificados y optar al ascenso, objetivo marcado desde hace tiempo que coincide con el traslado provisional a la Ciudad Deportiva de San Vicente como nuevo marco para sus encuentros. El inicio no es bueno y se termina la sesión 00/01 en duodécimo puesto, lugar que es ampliamente sobrepasado en la edición 01/02 cuando se proclama Campeón de grupo. En la Promoción sufre el paso del intratable Terrassa F.C., quien gana todos los encuentros, conformándose con el segundo puesto y superando a Hércules C.F. y A.D Ceuta. En la siguiente campaña, 02/03, queda subcampeón de Liga y en la Promoción no consigue realizar un buen papel, con lo cual es relegado al tercer puesto detrás de Ciudad de Murcia C.F. y C.D. Castellón. Última es la S.D. Ponferradina.

Recién iniciada la campaña 03/04 el Barakaldo C.F. abandona las instalaciones de la Ciudad Deportiva de San Vicente y el 30 de septiembre de 2003 queda inaugurado el moderno Nuevo Estadio de Lasesarre en encuentro amistoso ante el Athletic Club con resultado favorable a los bilbaínos por 2-3, recinto con capacidad para alrededor de ocho mil localidades que presenta un innovador aspecto. El torneo oficial de Liga no es bueno y se teme por su supervivencia en la categoría consiguió finalizar decimocuarto y con el susto en el cuerpo, mejorando ostensiblemente en la siguiente edición 04/05 con la séptima plaza. En la temporada 05/06 se encontró con un nuevo bache deportivo, bastante complicado y duro de superar, terminando decimoquinto con apuros. Tras ser sexto en la campaña 06/07 por fin consiguen remontar el vuelo y ocupar el cuarto puesto en la Liga 07/08, clasificación que le permite promocionar pero sin fortuna al ser eliminado en semifinales por el Girona F.C.; 0-0 en casa y 2-0 en la capital catalana. En las dos últimas campañas de la década, los gualdinegros ocupan discretas posiciones en la categoría resultando décimos en la 08/09 y decimoprimeros en la 09/10.

2010 – 2020

En la campaña 10/11 se produce el desastre. Con poco presupuesto y una plantilla que anda muy alejada de tiempos no demasiado lejanos, se ocupan las últimas plazas durante todo el torneo presagiándose lo peor, un descenso a Tercera División que se produce con bastante antelación a la posterior jornada cosechando la entidad vizcaína tan solo cuatro victorias y doce empates, un bagaje muy escaso para tan histórica sociedad. Incómodo en una categoría lejos de sus pretensiones, los gualdinegros afrontan el ejercicio 11/12 con la mente puesta en el ascenso. El ojetivo está claro, pero el camino será duro aunque finalmente se consigue, puesto que es subcampeón tras un sorprendente C.D. Laudio, teniendo en la Promoción que esforzarse para superar a Ag.D. Parla; 0-2 en la localidad madrileña y 2-1 en casa, Real Ávila C.F.; 0-0 en la ida y 1-0 en casa, y C.D.A. Águilas F.C. en la Final; 0-0 en casa y empate 1-1 en la localidad murciana.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Barakaldo C.F. 75 años de fútbol (1917-1992). Carlos Ibáñez (1992)
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002)
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • El Nervión. Diario.
  • La Gaceta del Norte. Diario.
  • El Correo Español. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.deia.com Diario.
  • www.elcorreodigital.com Diario.
  • www.ezagutubarakaldo.net Blog
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:
  • www.barakaldocf.com (Web oficial).
  • www.canalbarakaldo.com (Web no oficial).
  • www.historicobarakaldocf.com (Web no oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Lemona

 

escudo SD Lemona

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Lemona
  • Ciudad: Lemona / Lemoa
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1923
  • Fecha de federación: 1927

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Sagarra (1923-1927)
  • Sociedad Deportiva Lemona (1927-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

 2 Ligas de Tercera División:

  • 2000/01
  • 2001/02

 

ESTADIO:

Estadio Arlonagusia

  • Nombre: Estadio Arlonagusia
  • Año de inauguración: 1923
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Arlonagusia (1923-1941)
  • Campo de Fútbol San Ignacio (1941-1979)
  • Estadio Arlonagusia (1979-)
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Arlonagusia (1923-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos SD Lemona

UNIFORMES:

uniformes SD Lemona

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La pequeña localidad vizcaína de Lemona, Lemoa en euskera, con apenas algo más de tres mil habitantes tiene el orgullo de tener una larga tradición futbolística gracias al trabajo y buen hacer que han conseguido mantener desde principios de los años veinte los aficionados al fútbol. Próxima a la capital, Lemona pronto recibió la influencia de esta en relación a aquel deporte que triunfaba en los terrenos de Lamiako, siendo a finales de los años diez cuando se empieza a practicar en las inmediaciones de sus calles por jóvenes aficionados.

HISTORIA DEL CLUB:

1923 – 1940

En el año 1923 por los señores Gil, Mimenza, Amorrortu, Ugarte, Miranda, Bodegas y Arregui es fundada la Sociedad Deportiva Sagarra, primer club organizado en la localidad que se convertirá en el único representante hasta hoy en día, habiendo experimentado una progresión inimaginable respecto a su humilde origen. En 1927 la directiva del club vizcaíno decide cambiar la denominación de la entidad y adoptar el nombre de la población cambiando a Sociedad Deportiva Lemona. Su primer encuentro bajo este nuevo nombre acabó en derrota por 1-3 ante la S.D. Amorebieta, empezando a tomar parte en el Campeonato comarcal de Arratia y en el del Regional, ganando en varias ocasiones las Copas Arrati e Ibaizábal. Cabe destacar que el club en sus primeras décadas de existencia vestía con camisa roja y pantalón negro, siendo la Primera Categoría la división más alta alcanzada.

La S.D. Lemona ha sido siempre un club peculiar pues puede considerarse que es un club de empresa con un amplio y extenso arraigo social en la localidad de Lemona. Todo ello gracias a ser patrocinado desde su fundación en gran parte por la empresa cementera Cementos Lemona, creada en 1917, de gran prestigio y tradición en su zona de influencia y en la actualidad integrada en el Grupo Valderribas, verdadero impulsor y soporte económico para sufragar los gastos del club rojinegro.

Desde su fundación en el lejano 1923 hasta los años setenta anduvo inmerso en Categoría Regional alternando buenas con malas campañas, pero siempre siendo un club considerado en el entorno futbolístico de Euskadi. Participando en sus inicios en Segunda Categoría, en la década de los años treinta pasa a formar parte de la Segunda Categoría Ordinaria (por debajo de la Segunda Categoría Preferente). Tras la reorganización efectuada la 34/35 por la Federación Vizcaína, el club vuelve a integrarse en el grupo único de Segunda Categoría hasta que la Guerra Civil paraliza las competiciones.

1940 – 1950

Reanudada la Liga, el club llega a participar en Primera Categoría Serie B, con un quinto puesto en la 42/43 y posteriormente pasa de nuevo a la Segunda Categoría, permaneciendo en ella lo que resta de la década de los años cuarenta. El equipo mantiene durante estos años su indumentaria clásica de elástica roja con puños y cuello en negro, y pantalón negro.

1950 – 1960

En la temporada 52/53 asciende a Primera Categoría tras su buena clasificación en la Promoción de Ascenso. Desde su Campo de San Ignacio, el club se asienta la década de los cincuenta en la categoría, com puestos en la parte media y baja de la tabla, y destacando un segundo puesto de la sesión 60/61.

1960 – 1970

La década de los años sesenta transcurre en la misma tónica que la anterior, con puestos finales en la zona tranquila sin más sobresaltos, hasta que la temporada 68/69 da un salto de calidad y asciende a Preferente tras terminar segundo con 41 puntos, dos menos que el campeón C.D. Padura. La sesión de debut 69/70 en Preferente se salda con un meritorio pero insuficiente décimosegundo puesto que le relega a Primera Categoría de nuevo.

1970 – 1980

Iniciada la década de los años setenta, la temporada 70/71 de nuevo asciende al ser quinto clasificado. La 71/72, como ya ocurriera anteriormente, el equipo termina decimonoveno consumándose de nuevo el descenso. La campaña 72/73 termina como Campeón de Primera Categoría, pero no asciende en la Promoción de Ascenso. Por fin, será en la 74/75 cuando nuevamente ascienda a Preferente tras ser subcampeón en la Promoción por detrás del C.D. Elorrio. Tras una campaña de asentamiento en que finaliza décimosegundo, la siguiente 76/77 será la del ascenso a Tercera División tras acabar segundo clasificado por detrás del Valmaseda F.C.. Con el ascenso, el club cementero cambió su atuendo a camisa rojinegra a listas y pantalón negro. Debutante en Categoría Nacional en la campaña 77/78, obtiene una meritoria séptima plaza con Víctor Menéndez, puesto que no repetirá hasta la edición 81/82, pasando por en medio varias temporadas en las que hubiera descendido seguramente de no ser por las ampliaciones y modificaciones que sufren los grupos de Tercera División y una Promoción ganada en la campaña 79/80 frente a la S.D. Amorebieta.

1980 – 1990

Las temporadas 82/83 y 83/84 las vive en puestos meridionales sin obtener demasiados problemas para mantenerse, pero en la edición 84/85 desciende a Preferente al ser decimoctavo. Desde la Regional Preferente, en la temporada 85/86 el club recibe un fuerte impulso de la empresa cementera que ve en el equipo de fútbol una forma de promocionar su identidad, siendo desde entonces el actual presidente de la sociedad D. José Luis Ordeñana “Mitxi”. Así pues, esa misma temporada asciende a Tercera División de la mano de Alfredo Pascual y en la siguiente 86/87, queda tercero con Pedro Elorduy en el apartado técnico, ganándose una de las tres plazas que la RFEF adjudica a la Federación Vasca para ascender a Segunda División B tras la ampliación que experimenta esta, al pasar de un grupo único a cuatro con ochenta participantes.

Casi de rebote pero de forma muy merecida se ve instalado en Segunda División B, iniciándose la época dorada del club cementero, etapa que va a durar doce temporadas consecutivas nada menos en la categoría ante el asombro de muchos rivales. En su primera temporada, 87/88, es séptimo con Blas Ciarreta en el banquillo, retrocediendo al decimoquinto puesto en la campaña 88/89 y repitiendo séptimo puesto en la 89/90 con Félix Zubiaga de entrenador.

1990 – 2000

En la temporada 90/91 mejora su clasificación anterior siendo sexto, pero en las siguientes retrocede varios puestos rondando siempre la zona media de la tabla hasta que en la sesión 96/97, la mejor de todas ellas, es cuarto ante la sorpresa generalizada dirigidos por el ex jugador lemonés Jose Luís García “Utxu”. Esta plaza tiene como premio el disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División A, pero en el grupo que le toca en sorteo ofrece un papel de comparsa consiguiendo tan sólo un empate. Sus rivales serán Xerez C.D., U.D. Atlético Gramanet-Milán y Real Sporting de Gijón “B”.

En la siguiente edición 97/98 decae a la novena plaza, para descender en la campañá 98/99 tras ser decimoctavo, culminando así su gran aventura por la división de bronce. Descendido a Tercera División, en la primera ocasión que tiene promociona al ser subcampeón de grupo tras la Real Sociedad de Fútbol “B”. Una derrota en casa frente al Peña Sport F.C. le quita el ascenso, siendo últimos C.D. Miengo y C.D. Endesa Andorra. La S.D. Lemona es un club importante dentro de la Tercera División vasca y maneja un presupuesto económico importante, captando jóvenes promesas y jugadores que ya lo han dado todo cuya combinación le permite aspirar siempre a lo máximo dentro de sus posibilidades.

2000 – 2010

En la temporada 00/01 se nombra entrenador a Iñigo Liceranzu, cargo que ocuparía cuatro temporadas, y es Campeón de grupo perdiendo sólo dos encuentros en Liga y con una gran ventaja sobre el segundo clasificado. Pero en la Promoción una derrota en Huesca frente al equipo local, la S.D. Huesca, le priva nuevamente del ascenso. C.D. Mirandés y S.D. Textil Escudo serán los otros rivales. En la campaña 01/02 repite título como Campeón de Tercera División, en esta ocasión con registros más discretos, pero en la Promoción nuevamente el Peña Sport F.C. se cruza en su camino y le arrebata el ascenso. Las sociedades C.D. Tropezón de Tanos y C.D. Ebro de Zaragoza serán los otros dos contendientes. En la temporada 02/03 retrocede a la cuarta posición, suficiente para promocionar, pero es ahora el C.D. Mirandés quien le precede en la lucha por el ascenso. Detrás quedarán dos viejos conocidos, la S.D. Huesca y el C.D. Tropezón. Por fin en la temporada 03/04, con la llegada al banquillo de Iñaki Zurimendi, se desquitará de tanta frustración y tras ser segundo en el campeonato regular, en las eliminatorias de ascenso se deshará primero del C.D. Burladés, derrota por 2-1 en Burlada y victoria por 3-0 en casa; y en segundo lugar del Utebo F.C., con resultado de 3-0 en casa y victoria por 0-1 en la localidad zaragozana.

Recuperada la Segunda División B, su retorno es bastante satisfactorio por el momento, ocupando puestos en la zona media-alta de la clasificación y sin pasar ningún tipo de apuros durante las seis campañas que lleva de forma consecutiva en la categoría. Iñaki Alonso será el técnico encargado de llevar al octavo puesto al equipo la sesión 06/07, mientras que las siguientes, 07/08  y 08/09, será Javier Gonzalez Etxebarría el técnico que ocupa el banquillo cementero mejorando las posiciones finales como séptimo y sexto clasificado respectivamente. La S.D. Lemona se ha convertido ya en un clásico de la Segunda División B y no es descartable que en el futuro consiga en alguna ocasión inmiscuirse en una de las promociones a Segunda División A. Mientras tanto seguirá dando guerra en cada campaña, dirigido por el bilbaíno Aitor Larrazabal.

2010 – 2020

El cambio de década supone la pérdida de algunos puestos respecto a la última temporada ocupando el noveno lugar al término de la campaña inicial 10/11, siendo sus prestaciones similares a la de las anteriores. Durante la edición 11/12 las predicciones iniciales apuntan a que el desarrollo de la campaña va a ser movido por las dificultades financieras del club, máxime cuando la deuda empieza a ser considerable y la empresa Cementos Lemona, que no atraviesa por un buen momento debido a la crisis, no está dispuesta a seguir sufragando la mayor parte del presupuesto. Perdido el apoyo económico se recurre a otras vías pero todas las puertas se le cierran una a una. En medio de esta situación la plantilla compite en el Grupo II de la categoría de bronce con resultados muy desalentadores ocupando desde el principio puestos de descenso, aunque sorprendentemente llega a la Final de la Copa RFEF ante el C.D. Binissalem, perdiéndola tras ser derrotado por 5-0 en la localidad mallorquina y después de un intenso encuentro en casa donde se vence por 6-1 y donde se roza el milagro. Al final en Liga no se puede evitar el descenso tras ser decimonoveno y se pierde la categoría.

Este descenso no es el único y dada la imposibilidad de satisfacer los ciento setenta y cinco mil euros adeudados a la plantilla profesional, la RFEF condena a los cementeros a perder una categoría más, pasando de Tercera División a División de Honor. El viernes 6 de julio de 2012 y en Asamblea Extraordinaria donde acuden 32 de los 400 socios con que se cuenta, la junta directiva que preside José Luís Ordeñana -presidente del club durante sus últimas 29 temporadas-, plantea a los socios que existen dos únicas alternativas: continuar compitiendo en División de Honor vizcaína arrastrando unas deudas que alcanzan los doscientos cincuenta mil euros y viendo limitadas sus posibilidades futuras de ascender si no se desprende de ellas, o bien liquidar la entidad y empezar un nuevo proyecto desde Tercera Regional. Ante esta disyuntiva se decide mayoritariamente por 25 votos a favor y 7 en contra disolver la institución rojinegra tras casi noventa años de historia.

escudo CD Lemoaberri

El 18 de julio de 2012 y bajo la presidencia de José Luís Ordeñana se crea el Club Deportivo Lemoaberri con los mismos colores del desaparecido, imperando el ánimo de recoger a los más destacado del fútbol local y poblaciones del alrededor además de tener en mente ir ascendiendo categorías desde la Tercera Regional paulatinamente.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Bilbao Athletic

 

escudo Bilbao Athletic

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Bilbao Athletic
  • Ciudad: Bilbao / Bilbo
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1964
  • Fecha de federación: 1964

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Atlético de Bilbao Amateur (1964-1966)
  • Bilbao Atlético Club (1966-1972)
  • Bilbao Athletic Club (1972-1991)
  • Athletic Club “B” (1991-2006)
  • Bilbao Athletic (2006-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Segunda División B:

  • 1982/83
  • 1988/89

2 Ligas de Tercera División:

  • 1966/67
  • 1968/69

 

ESTADIO:

Ciudad Deportiva de Lezama

  • Nombre: Ciudad Deportiva de Lezama
  • Año de inauguración: 1971
  • Cambios de nombre:
  • Ciudad Deportiva de Lezama (1971-)
  • Capacidad: 2.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de San Ignacio (1964-1966)
  • Estadio San Mamés (1966-1997)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Athletic Club B

ESCUDOS:

escudos Athletic Club B

UNIFORMES:

uniformes Athletic Club B

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Tras la fusión realizada el 29 de marzo de 1903 entre el Athletic Club y el Bilbao Foot-ball Club, el ahora reforzado Athletic Club de Bilbao adquirió un potencial deportivo considerable que hizo que al poco tiempo, desde Madrid, la amplia colonia vasca allí residente sintiese la necesidad de fundar en la capital un apéndice de este con sus mismos estatutos y derechos. Esto sucedía el 26 de abril y el Athletic Club de Madrid se convertía en sucursal -término empleado en la época-, de los bilbaínos. Esta relación vinculante entre ambas sociedades permitía el libre paso de jugadores entre uno y otro club, siendo alargada hasta 1912, año en el que el Athletic Club de Madrid a través de su presidente Julián Ruete se independiza del club vizcaíno.

En los años siguientes, el Athletic Club de Bilbao empieza a tomar cuerpo dentro del panorama nacional y a estabilizarse económica y deportivamente, consiguiendo dar continuidad a un proyecto que le convierte en un club referente. Muchos jugadores vizcaínos ansían formar parte del club de Bilbao y este no tiene demasiados problemas en alojar la flor y nata de lo mejor de la extensa cantera vizcaína. Clubs vecinos como el Baracaldo F.C., Arenas Club de Guecho, C.D. Basconia, Sestao S.C. ó Portugalete F.C. se convierten en fuentes inagotables de jugadores, siendo especialmente numerosa la aportación de estos a partir de finales de los veinte cuando la profesionalización invade el país.

En la década de los años treinta, el Athletic Club de Bilbao es el conjunto más importante de España y tan sólo el estallido de la Guerra Civil es capaz de frenar su reinado. Poco antes de acabar esta, el debilitamiento que había sufrido el Athletic Club al perder jugadores clave por la contienda, surge la necesidad de proteger el nombre de la entidad ante las pocas garantías que ofrecían los escasos jugadores con los que contaba entre sus filas, por lo que en 1938 inscriben un equipo amateur para competir en el Campeonato Regional bajo el nombre de Bilbao Athletic Club, evitando ensuciar el nombre del club en caso de descalabro deportivo. La sesión 39/40 termina tercero tras la S.D. Deusto y el C.D. Basconia.

Tras la finalización de la Guerra Civil, el ahora denominado Atlético de Bilbao crea su propio filial en forma del Club Deportivo Bilbao, entidad que viste como los leones y juega igualmente en San Mamés. El C.D. Bilbao pronto muestra su potencial y en breve tiempo ocupa los primeros puestos de la Primera Categoría vizcaína, consiguiendo ser admitido en la temporada 43/44 en la reestructurada Tercera División. Sin embargo, un par de meses antes de la iniciación del torneo la ejecutiva del primer club bilbaíno declina que su filial actúe en el tercer nivel nacional y cede sus jugadores más destacados al Arenas Club de Guecho, conjunto que pasa a jugar en San Mamés y actuará durante unos años como filial, arrastrando al C.D. Bilbao a la desaparición.

En los años cuarenta y cincuenta se conquistan títulos de Liga y Copa con parte de jugadores formados en el Arenas Club de Guecho, pero la irrupción en la ciudad de Bilbao a mediados los cincuenta de una potente S.D. Indauchu resta potencialidad a los atléticos, siendo los indautxutarras capaces de mantenerse de forma ininterrumpida en Segunda División durante doce años, siendo la 68/69 la última en la categoría de plata.

HISTORIA COMO CLUB:

1964 – 1970

En los años sesenta, los títulos empiezan a ser caros y difíciles de lograr siendo el equipo juvenil el único que presta alegrías. Dado que no existe un puente que conecte a los noveles jugadores juveniles con la primera plantilla, desde el club se reclama la creación de un club intermedio que foguee a los más destacados, naciendo en 1964 ya una vez avanzada la temporada, el Club Atlético de Bilbao Amateur.

En la temporada 65/66, bajo la presidencia de Julio Egusquiza Echave, debuta en Primera Regional jugando en el Campo de San Ignacio, en el barrio de Deusto, de la mano del ex jugador Piru Gainza, resultando Campeón y ascendiendo a Tercera División. Ya en Categoría Nacional, para no coincidir con el club de Primera División, cambia de nombre a Bilbao Atlético Club, trasladándose al Estadio de San Mamés. El filial bilbaíno debuta en Tercera División durante la campaña 66/67 proclamándose Campeón de su grupo. En la Fase de Ascenso elimina a la S.D. Huesca: 0-0 en la ida y 1-0 en casa; pasando a una Final en la que es eliminado por el C.D. Badajoz: 2-0 en El Vivero y 2-1 en San Mamés. Tras obtener un tercer puesto en la sesión 67/68, en la campaña 68/69 resulta de nuevo Campeón con el técnico Rafael Iriondo, y en la Fase de Ascenso se enfrenta al C.D. Orense siendo eliminado: 2-1 en la capital gallega y 0-1 en casa. Como equipo eliminado acude a la Promoción de Permanencia, encontrándose al Deportivo Alavés al cual logra vencer: 3-0 en San Mamés y 1-0 en Vitoria, consiguiendo ascender a Segunda División. El estreno en la categoría de plata se produce en la temporada 69/70 bajo la presidencia de Ramón Barbier Uría, no consiguiendo los bilbaínos el objetivo de la permanencia. En una Liga muy igualada, pese al buen arranque de temporada obtenido al final es decimotercero y ha de defender su plaza frente al aspirante Villarreal C.F. al que no supera: 2-1 en casa, 2-1 en El Madrigal y 1-2 en el desempate disputado en Madrid. Por sus filas pasan esa temporada promesas como: el meta Víctor Marro, José Ángel Rojo, Carlos Ruiz, Félix Zubiaga, Daniel Astrain ó Josu Ortuondo.

1970 – 1980

Descendido a Tercera División, inicia la década de los años setenta obteniendo puestos discretos en la tabla clasificatoria en unas campañas y próximos al ascenso en otras, en una categoría de bronce muy competitiva formada por cuatro grupos, destacando las temporadas 70/71 y 72/73 en el primer lustro al terminar en quinto puesto en sendas campañas, pero lejos de conseguir una de las dos primeras plazas con opciones de ascenso directo y promoción. En este periodo destaca ante todo la inauguración el 12 de enero de 1971 de la Ciudad Deportiva de Lezama, instalación llevada a cabo bajo la presidencia de Félix Oraá San Martín, en la que hay cabida para varios campos de fútbol y en la que la cantera inicia su formación; así como que en 1972 el club filial bilbaíno cambia de nombre pasando a ser conocido como Bilbao Athletic Club.

En el segundo lustro de la década, siendo presidente de la entidad José Ignacio Olascoaga, el filial mejora su rendimiento y termina cuarto la sesión 75/76, para repetir el cuarto puesto en la temporada siguiente 76/77, en la que termina con cuarenta y nueve puntos en un triple empate con C.D. Orense y C.D. Ensidesa, pasando a integrar parte de la recién estrenada Segunda División B al ascender los clasificados entre el segundo y décimo puesto de cada grupo. En la nueva categoría de bronce, que se inicia en la campaña 77/78, termina con un quinto puesto y mantiene sin problemas en los años posteriores de lo que resta de década.

1980 – 1990

Pero sin duda el gran salto cualitativo se produce en los primeros ochenta coincidiendo con la obtención de dos Ligas consecutivas por la primera plantilla. En la campaña 82/83 el filial rojiblanco conquista el título liguero con autoridad, ascendiendo por segunda vez en su historia a la categoría de plata y destacando jugadores como Patxi y Julio Salinas, Andrinúa, Pizo Gómez y Joseba Agirre. El reestreno en Segunda División A se produce en la campaña 83/84 siendo presidente Juan Ignacio Apoita y tiene como protagonista a un joven Julio Salinas que marca veintitrés tantos. El Bilbao Athletic Club dirigido por el técnico José Ángel Iribar es subcampeón empatado a cincuenta puntos con el Castilla C.F. y sólo la reglamentación impide su ascenso a Primera División.

El paso de sus estrellas a la primera plantilla merma su potencial y en la temporada 84/85 a punto están de descender pese a contar todavía con jugadores como Ayúcar, Sarriugarte, Iñigo Lizarralde o Ferreira. Tras una brillante campaña 85/86 en la que son séptimos con jóvenes promesas como Rafael Alkorta o Ander Garitano, su fútbol decae y salva la temporada 86/87 llamada del Play-off con apuros, bajo las órdenes de Txetxu Rojo y José María Arrate presidente, no siendo así en la siguiente 87/88 en la que es decimoséptimo. En esta última temporada vuelve Iribar al banquillo, pero en la jornada quince es sustituido por Iñaki Sáez tras ser colista desde la segunda jornada. Pese a la entrada del técnico bilbaino, la reacción llega tarde y tras quedar empatado a 31 puntos con el R.C. Deportivo de La Coruña, el gol avarge le es desfavorable, consumándose el descenso. Pese al duro golpe que significa la pérdida de categoría, la temporada 88/89 resulta magnífica y la plantilla de los jóvenes leones se lleva el campeonato sin problemas, ascendiendo directamente a Segunda División A.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1990 – 2000

Esta tercera estancia en la categoría de plata la empieza fuerte al ser tercero en la campaña 89/90 dirigidos por Sáez, sin embargo, a pesar de que este ciclo va a ser el más longevo de todos, el esfuerzo para mantenerse en cada una de las sesiones será una lucha sin cuartel, finalizando cada una de ellas rozando el descenso. Aún así, siete son las campañas consecutivas que aguanta, proporcionando notables jugadores a la primera plantilla del Athletic Club como: Valencia, Iñaki Lafuente, Imanol Etxeberría, Aitor Larrazábal, Josu Urrutia, Tabuenka, Carlos García, Aitor Karanka, Óskar Vales, Mikel Kortina, Javi González, Bolo ó Julen Guerrero.

En 1990 la RFEF modifica su Reglamento General incluyendo la nueva Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas, obliga a los clubs profesionales a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. El Athletic Club, pese a no convertirse en SAD, sigue siendo un club profesional y cumpliendo con la Ley, el Bilbao Athletic Club se disuelve en el verano de 1991 desapareciendo como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Athletic Club “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio.

En la campaña 95/96 se finaliza este periodo de lucha y entrega con el consabido descenso a Segunda División B. En esta categoría, el equipo dependiente bilbaíno pelea por volver a tomar el camino recién abandonado, pero las cosas no son fáciles a pesar de su voluntariedad. En la temporada 97/98 tiene una oportunidad tras ser subcampeón de Liga, pero la desaprovecha siendo tercero en la Liguilla de Ascenso al ser superado por: Real C.D. Mallorca “B” y Granada C.F., mientras colista es el C.P. Cacereño. Lo que resta de década terminará en la zona tranquila de la tabla, cerca de los puesto de promoción.

2000 – 2010

En los inicios del nuevo siglo, el Athletic Club “B” entra en una recesión deportiva y las aportaciones a la primera plantilla pese a ser numerosas no contienen la calidad de las pasadas décadas, resintiéndose sin duda el conjunto de San Mamés muy precisado de estas aportaciones debido a su característica y personal forma de confeccionar las plantillas sin extranjeros y jugadores no vascos. La sesión 00/01 termina en un meritorio sexto puesto dirigidos por Edorta Murúa, a tan sólo dos puntos de jugar la promoción. La siguiente 01/02 repetirá puesto al ser sexto, esta vez bajo las órdenes de Carlos Terrazas, pero más alejado de los puestos que otorgan plaza para jugar la liguilla de ascenso. Destacar la temporada 02/03 con la obtención de un cuarto puesto en Liga dirigidos por Ernesto Valverde, situación que le permite luchar por el ascenso pero que no solventa por un solo punto de margen al ser superado por el Algeciras C.F. Les acompañaron en esta Promoción el Burgos C.F. y el Zamora C.F., que termina colista de grupo. Aceptable será la campaña 05/06 en la que será sexto con Sarriugarte como entrenador. El Athletic Club “B” cambia para la temporada 2006/07 su denominación oficial a Bilbao Athletic porque la primera denominación, impuesta en 1991 con la aplicación de la Ley del Deporte, no era del agrado de los socios. A pesar de que el club emplea este nombre desde 2006, la RFEF no lo ha hecho oficial y sigue empleando la denominación Athletic Club “B” en los calendarios de la competición.

En los últimos años de la década viene manteniendo problemas para seguir en la categoría y en varias de ellas sufre más de la cuenta, como en la 09/10 con un decimoquinto puesto, pero en la fértil cantera vizcaína, a pesar de todo reina el optimismo y en cualquier instante puede surgir una pléyade de figuras que nutran al primer equipo. Ejemplos de ello son jugadores como: Aritz Adúriz, Carlos Gurpegui, Unai Expósito, Andoni Iraola, Javi Casas, Ustaritz, Amorebieta, Fernando Llorente, Susaeta, Beñat, Iturraspe ó Iker Muniain.

2010 – 2020

La temporada 10/11 resulta insulsa y la plantilla rojiblanca queda decimosegunda, empleando el técnico De la Fuente un sinfín de jugadores que se mantienen alejados de las primeras plazas y afortunadamente, también de las últimas. En la edición 11/12 mejora el rendimiento de los cachorros y se alcanza el octavo puesto aunque muy alejado de las plazas que dan opción a promocionar, un objetivo por el cual al menos durante este torneo no se acaba de perseguir.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Historia del Athletic Club. José Mari Múgica, Paco Crespo y Juanjo Baños. Ed. Athletic Club de Bilbao (1985).
  • Athletic Club, 1898-1998: Crónica de una leyenda. Alfonso Carlos Sáiz Valdivieso. Editorial Everest (1998).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002)
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.deia.com Diario.
  • www.elcorreodigital.com Diario.
  • www.athletic-club.net (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,