Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular CD San Fernando

escudo CD San Fernando

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo San Fernando
  • Ciudad: San Fernando
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 19 de septiembre de 1940
  • Fecha de federación: 1940

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Once Diablos (1940-1943)
  • Club Deportivo San Fernando (1943-2009)

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 1978/79
  • 1995/96
  • 2007/08

ESTADIO:

estadio Iberoamericano 2010

  • Nombre: Estadio Iberoamericano 2010
  • Año de inauguración: 1992
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Bahía Sur (1992-2010)
  • Estadio Iberoamericano 2010 (2010-)
  • Capacidad: 6.461 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Deportes Marqués de Varela / Madariaga (1940- 1992)
  • Estadio Municipal Bahía Sur / Estadio Iberoamericano 2010 (1992-2009)

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD San Fernando

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la Bahía de Cádiz y conocida antiguamente como Isla de León, la ciudad de San Fernando conoció el fútbol casi al unísono que el resto de las localidades de su entorno geográfico. La primera referencia de una sociedad dedicada a este deporte al encontramos  hacia 1910 cuando surge el San Fernando Foot-ball Club, entidad que permanecerá en activo durante pocos años hasta su desaparición un lustro después, aunque no el fútbol de la localidad, pues en estos años se disputa el Trofeo de San Mauro organizado por la Escuela Naval Militar que tiene en este deporte uno de los mejores elementos para mantener en forma a sus alumnos. En 1919, tras unos años de apatía y no demasiado seguimiento por parte de la población civil autóctona, surge de nuevo la ilusión por el fútbol y se crea un segundo San Fernando F.C., el cual correrá una suerte similar al anterior dejando de existir en 1923.

Pese a las dificultades iniciales que encuentra este deporte, los años veinte van a significar la eclosión definitiva en la ciudad con el nacimiento de multitud de sociedades puesto que en 1921 surgen el Racing F.C. y la Academia Olivera, esta última patrocinada por la famosa institución dedicada a la formación para cursar carreras militares, a las cuales les siguen en 1924 el Andalucía F.C. y el que va a convertirse en principal entidad durante esta década, la S.D. Constructora Naval F.C., un club que juega en el Campo de Madariaga y esta dirigido por la Empresa San Carlos, vistiendo camisa azul y pantalón negro. La Constructora a finales de los años veinte llega a adquirir bastante nivel al alcanzar la militancia en el Grupo B de Primera Categoría, descendiendo sus prestaciones en los años treinta al pasar a la Tercera Categoría. En 1925 surge la Balompédica de San Fernando y en 1926 la Unión Sporting San Fernando, ambos con escasa trayectoria, al igual que sucede con la Unión Deportiva San Fernando, de 1929.

En 1930 se constituye un tercer San Fernando F.C., entidad que viste camisa azulina con pantalón blanco y juega en el Campo de Madariaga. Este club nace con el ánimo de convertirse en el más importante del municipio y en 1933 consigue alcanzar la Segunda Categoría, pasando en 1934 a Primera Categoría tras ser reestructuradas las categorías territoriales por la Federación Regional del Sur en cumplimiento de los dictámenes de la Federación Española quien ha decidido suprimir los campeonatos de Tercera División y sustituirlos por torneos mancomunados interregionales, pasando los por entonces clubs de Primera Categoría a formar parte de Primera y Segunda División de Liga.

Durante los primeros años de la II República surgen en la ciudad un buen número de sociedades como el Athletic Club de San Fernando en 1931, que viste camisa rojiblanca y pantalón negro pretendiendo sin alcanzarlo ser el máximo rival del San Fernando F.C. y el más modesto Hércules F.C., a los que les acompañarán en lo sucesivo otros como el Balompié F.C., el Arenas F.C., el C.D. Politécnica, el Excelsior F.C., el Metropolitano F.C., el Español F.C., el Betis F.C., el Deportivo España F.C, y el O’Dogherty F.C., todos ellos con suerte dispar y que hacia 1934 habrán desaparecido en su mayoría.

En febrero de 1935 y en medio de una ciudad que no sigue el fútbol y el deporte en general con mucho interés, surge el Arsenal F.C., conjunto que acompaña al San Fernando F.C. como abanderado del balompié isleño y con quien en julio de 1936 se verá sorprendido por la irrupción de la Guerra Civil. En este periodo San Fernando permanece desde sus inicios bajo el bando nacional, propiciándose durante el conflicto encuentros entre equipos militares formados para la ocasión en beneficio de los damnificados por la guerra, además de los correspondientes al Campeonato Provincial Amateur.

HISTORIA DEL CLUB:

1940 – 1950

En 1939, una vez el conflicto armado finalizado, el fútbol ocupa un papel secundario subsistiendo en la antigua Isla de León tan solo el Arsenal F.C., radicado en el barrio de La Carraca y presidido por Serafín Gómez, mientras las otras sociedades importantes se muestran incapaces de reaparecer. Las autoridades, apremiadas por el estreno de la inminente temporada 39/40, inciden en la importancia de contar con una sociedad de fútbol que represente la ciudad oportunamente, presión que ocasiona en 1940 que el máximo representante del Arsenal F.C. y los antiguos representantes de los inactivos Athletic Club San Fernando, Luís del Corral y San Fernando F.C., Horacio Aldea, tras mantener varias conversaciones acuerden aportar varios jugadores con ficha anterior en estos clubs quienes, junto a algunos jóvenes valores en ciernes, den conformidad a un nuevo club con el cual competir bajo el nombre de C.D. Once Diablos.

Dicho y hecho, la nueva entidad queda inscrita en la sede del Gobierno Civil el 19 de septiembre presentando una directiva donde Agustín Rosete Nogales actúa como presidente, Antonio del Hombre es vicepresidente, Natalio Romero Utrera ejerce de secretario, José Barroso de vicesecretario y Enrique García Pérez de Tesorero, contando con Luís Montero como entrenador y José Bazán Torres como Delegado Deportivo. El C.D. Once Diablos, que viste camisa blanquiazul con pantalón negro, inicia su vida deportiva jugando en el Campo de Madariaga siendo inscrita en la Federación Regional del Sur, partiendo desde Tercera Categoría durante la temporada 41/42, la misma en la cual se encuentra el Arsenal F.C., quien cambia el 1 de enero de 1941 a C.D. Arsenal por la nueva Ley que prohíbe el uso de extranjerismos, consiguiendo ascender al término de la misma a Segunda Categoría.

En 1942 se crea el Esperanza C.F. mientras  los blanquiazules realizan paralelamente un gran torneo durante la campaña 42/43 que les lleva de nuevo a ascender, en esta ocasión a Primera Categoría. Lo que inicialmente parecía una aventura prontamente se confirma en realidad y la sociedad isleña se encarama en lo más alto del fútbol regional deseando a partir de ese instante la mayor parte de sus socios llevar el nombre de la ciudad por el resto de campos andaluces, voluntad que el 6 de julio de 1943 queda reflejada en sus Estatutos con el cambio de nombre oficial a Club Deportivo San Fernando. Los cambios, además de a su denominación, se amplían a los colores siendo a partir de la fecha azulina ó celeste para la camiseta y blanco para el pantalón – como lo hiciese el desaparecido San Fernando F.C. -. La sociedad, presidida ahora por Luís del Corral, cuenta con el apoyo de la ciudad entera que desea estrenarse lo antes posible en Categoría Nacional, máxime tras el anuncio de la reestructuración que va a sufrir la Tercera División para convertirse en la más alta categoría de los clubs modestos. Este paso todavía tardará cierto tiempo en llegar y antes de ello el flamante C.D. San Fernando debuta en Primera Categoría durante la temporada 43/44, torneo en el cual resulta subcampeón teniendo en sus filas a Ramallets, el gran portero que procedente del C.D. Europa realiza el servicio militar en la ciudad y más tarde triunfará en el C.F. Barcelona y en la Selección Nacional.

Los celestes no cesan en su empeño de ascender a una categoría superior y en la campaña 44/45 son subcampeones igualados a puntos con el Cádiz C.F., su gran rival, logrando el ansiado y perseguido ascenso a Tercera División al término de la campaña 45/46 al ser por fin Campeones. El estreno en Categoría Nacional es aceptable y el club queda quinto en su primera comparecencia de la edición 46/47, descendiendo a Regional en la sesión siguiente 47/48 al perder la Promoción de Permanencia. En la campaña 48/49 vuelve a recuperar la Tercera División, reestrenándose en la campaña 49/50 con un buen sexto puesto.

1950 – 1960

La década de los años cincuenta verá materializar el apogeo de los isleños con un deseado ascenso inimaginable tiempos atrás. El inicio no es muy espectacular, ocupando plazas en mitad de la tabla clasificatoria a excepción de la campaña 50/51 en la que es quinto. Estas temporadas irregulares sin embargo dan paso a la edición 53/54, campaña exitosa en la que es subcampeón de su grupo tras el Real Betis Balompié. Este puesto le permite promocionar a Segunda División, resultando primero de un grupo de aspirantes en el que le acompañan Club Real Murcia, C.D. Cacereño, U.D. Melilla y Orihuela Deportiva, consiguiendo el ascenso a la categoría de plata ante el júbilo de su incrédula afición y siendo presidente Angel Baleato Vázquez.

El club azulino debuta en Segunda División durante la temporada 54/55 con relevo presidencial, puesto que ocupa ahora Angel Baleato de Vergés, con el Campo de Madariaga a rebosar consiguiendo ser decimotercero, puesto que repite la edición siguiente 55/56, ambas en el Grupo Segundo ó Sur, grupo en el que permanecerá durante todas las temporadas en esta categoría. En la campaña 56/57 es decimocuarto en un grupo ampliado de dieciséis a veinte componentes, mientras que en la edición 57/58 es sexto en la mejor clasificación de su historia y en la que tan solo dos puntos le separan de promocionar a Primera División. En las siguientes dos temporadas, 58/59 y 59/60 ocupa el duodécimo y noveno puesto respectivamente, cerrando una década brillante en la que ha conseguido estabilizarse en el mundo profesional.

1960 – 1970

La década de los años sesenta verá al club isleño perder su situación de privilegio, pero antes de eso su afición todavía logra disfrutar de algunas campañas en la élite. En la temporada 60/61 es noveno, pero en la edición 61/62, tras ser decimocuarto, ha de afrontar una Promoción de Permanencia frente al aspirante Real Avilés. C.F. que supera holgadamente: 2-3 en la ciudad asturiana y 5-2 en casa. Después de una discreta campaña 62/63 en la que es duodécimo, el C.D. San Fernando desciende a Tercera División al ser decimoquinto en la edición 63/64 cerrando un ciclo exitoso de diez campañas consecutivas en Segunda División.

Destacan en esta época jugadores como Chispa, Lucas, Jiménez, Ayala, Elorriaga, Mendi ó Periñán. El resto de la década lo pasa en Tercera División con buenas plantillas pero sin ocasión de volver a la categoría abandonada hasta que al término de la campaña 69/70, siendo duodécimo, desciende a Regional por reestructuración de la categoría tras no superar el corte establecido por la RFEF.

1970 – 1980

Los años setenta los inicia en Preferente, una categoría convertida de facto en el cuarto nivel que no consigue atraer a la afición local como antaño, consiguiendo ascender a Tercera División en la campaña 71/72 tras ser segundo y ganar la Promoción de Ascenso al C.D. Cacereño; 2-2 en la ida y 2-0 en casa. Desde este momento intenta ascender a Segunda División, no consiguiéndolo aunque está próximo de hacerlo en la temporada 75/76. En 1977 la RFEF crea una categoría intermedia entre Segunda y Tercera División que resulta el tercer nivel nacional, la Segunda División B, teniéndose los isleños que conformar con perder una categoría. En la campaña 77/78 el C.D. San Fernando intenta denodadamente el ascenso pero es subcampeón de Liga en beneficio del C.P Cacereño quien le supera por un punto. Este logro se obtiene directamente al término de la sesión 78/79 al ser Campeón de Liga.

1980 – 1990

El club azulino compite sin demasiada fortuna en esta nueva categoría durante cuatro temporadas a excepción de la sesión debutante 79/80 en la que es octavo, endeudándose en exceso por la carestía de los jugadores, desplazamientos, poca recaudación, además de perder su plaza en la campaña 82/83 al ser decimonoveno. Por si no fuese poco la debacle es aún mayor y a lo deportivo se une la deuda contraída con parte de sus jugadores quienes denunciana la institución y es descendida administrativamente a Regional.

Tras una temporada 83/84 hundido en Preferente asciende a Tercera División no haciendo un buen papel en la campaña 84/85 en la que es decimonoveno y se salva por los pelos del descenso. Tras unas temporadas de aclimatización vuelve a opositar para el ascenso, perdiendo la oportunidad en la sesión 87/88 al ser segundo tras el Algeciras C.F. quien consigue el premio. En las dos ediciones siguiente ocupa puestos alejados de cualquier opción al ascenso.

1990 – 2000

La década de los años noventa la inicia continuando en Tercera División, con la salvedad de que el sistema competitivo ha cambiado y ahora promocionan los cuatro primeros clasificados al término del torneo de Liga. Tras un comienzo dubitativo, en la temporada 91/92 casi se llega al drama del descenso a Preferente tras una pésima campaña en la que quedan a dos puntos del abismo. Alertados, en la siguiente temporada 92/93 son terceros en Liga y disputan la Promoción de Ascenso, siendo terceros superados por Mármol Macael C.F. y U.B. Conquense mientras colista es el C.P. Moralo.

En 1992 abandonan el viejo Campo del Marqués de Varela y estrenan el dia 22 de noviembre el Estadio Bahía Sur, un recinto más moderno con capacidad para doce mil espectadores. El éxito se obtiene en la campaña 93/94 cuando tras ser igualmente tercero en Liga, en la Fase de Ascenso es líder superando a Guadix C.F., Atlético Ciudad Real y C.P. Cristian Lay, consiguiendo ascender a Segunda División B diez años después. La temporada 94/95 no resulta como se esperaba y el club anda durante casi todo el campeonato en la zona baja, no pudiendo evitar el descenso finalmente al ser decimoséptimo. De inmediato se piensa en ascender lo antes posible y en la campaña 95/96 conquista el torneo de Liga, no corroborándolo en la Fase de Ascenso al ser colista tras C.D. Manchego, C.P. Moralo y C.D. Motril.

La siguiente oportunidad llega en la campaña 97/98 al ser subcampeón, puesto que le da acceso a la Liguilla en donde es segundo tras el Jerez C.F., dejando atrás a Vélez C.F. y Puertollano Industrial C.F. En la sesión 99/00 que cierra el decenio es subcampeón de Liga, pero un mal partido ante los placentinos en casa proporciona el ascenso al Almería C.F. y queda segundo en la Promoción, acompañándoles en este fase U.P. Plasencia y Puertollano Industrial C.F. Sin embargo la suerte no les es esquiva del todo y el descenso administrativo del C.D. Manchego por deudas les permite ocupar la plaza de estos en Segunda División B.

2000 – 2009

El C.D. San Fernando estrena el s.XXI ocupando plaza en el tercer nivel realizando un aceptable campeonato 00/01 en el que finaliza en duodécimo puesto. La sesión 01/02 no es tan afortunada y el club isleño es incapaz durante la temporada de abandonar los puestos de descenso, abonándose a este tras ser decimonoveno. Instalado nuevamente en Tercera División, la campaña 02/03 resulta decepcionante y se ocupa la decimotercera plaza. Gracias a unos retoques profundos efectuados en la plantilla, en la temporada 03/04 se alcanza el cuarto puesto, consiguiendo entrar en la Promoción de Ascenso. En este torneo, ahora eliminatorio, es superado en semifinales por el C.D. Don Benito; 1-1 en casa y derrota por 1-0 en la ciudad pacense.

Pese a este relativo fracaso, la entidad isleña no cesa durante los años siguientes en el empeño de retornar a la categoría de bronce, disponiendo de varias ocasiones para ello. En la temporada 05/06 es subcampeón en Liga, cayendo en semifinales en casa ante el Motril C.F. en una eliminatoria muy reñida que se resuelve desde los penaltis tras imponerse ambos contendientes en sus respectivos feudos por 1-0. En la campaña 06/07 es cuarto en el torneo doméstico, siendo superado una vez más en semifinales, en esta ocasión por la U.B. Conquense; 0-0 en casa y 2-0 en Cuenca. El ansiado ascenso se logra al término de la temporada 07/08 tras ser Campeón de Liga y conseguir en la Promoción superar a C.D. Calahorra; 1-2 en la ciudad riojana y 0-1 en casa, con valor doble de los goles obtenidos a domicilio, y Club Amurrio; 0-0 en la localidad alavesa y 3-0 en el Bahía Sur. La edición 08/09 es catastrófica para el club puesto que al descenso deportivo tras ser decimoséptimo ha de unir el administrativo a Regional por no satisfacer la deuda contraída con su plantilla que asciende a seiscientos mil euros.

En Primera Andaluza milita el Unión Sporting San Fernando, dándose la circunstancia de que ambos compartirán categoría. Este hecho marca un punto de inflexión entre los socios que se debaten entre si continuar en tan baja categoría endeudados o disolver la entidad para partir de cero. El 16 de junio de 2009, mediante asamblea extraordinaria, más de dos tercios de los socios deciden la disolución de la entidad al no divisar continuidad condenando la gestión realizada por Ángel Serrano y Delfín Cañas, finiquitando una sociedad con más de sesenta años de historia.

La junta gestora creada para la finiquitación del club entabla conversaciones con Juan Rojas, presidente del Unión Sporting San Fernando, para adquirir la plaza que este conjunto tiene en Primera Andaluza, resolviéndose todo exitosamente a finales de junio con el pago de cerca de cien mil euros que permiten la creación de una nueva sociedad que toma los colores y escudo del anterior con muy leves modificaciones, el San Fernando Club Deportivo.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2009

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Algeciras CF

 

Escudo Algeciras CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Algeciras Club de Fútbol
  • Ciudad: Algeciras
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 10 de enero de 1923
  • Fecha de federación: 1923

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Algeciras Foot-ball Club (1923-1941)
  • Algeciras Club de Fútbol (1941-1956 )
  • España de Algeciras Club de Fútbol (1956-1957)
  • Algeciras Club de Fútbol (1957- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2002/03

7 Ligas de Tercera División:

  • 1955/56
  • 1961/62
  • 1987/88
  • 1999/00
  • 2006/07
  • 2012/13
  • 2014/15

 

ESTADIO:

estadio Nuevo Mirador

  • Nombre: Estadio Municipal Nuevo Mirador
  • Año de inauguración: 1999
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Nuevo Mirador (1999-)
  • Capacidad: 7.200 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Calvario (1923-1954)
  • Estadio El Mirador (1954-1999)
  • Estadio Nuevo Mirador (1999- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Algeciras CF

ESCUDOS:

escudos Algeciras CF

UNIFORMES:

uniformes Algeciras CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en el extremo sur peninsular y frente a la costa norteafricana, la ciudad de Algeciras es cabecera de la comarca del Campo de Gibraltar y sede de uno de los principales puertos marítimos del país.

Fruto de su estratégica situación geográfica, la empresa británica “Greenwood Company Ltd.”, con sede en Londres, se había adjudicado la concesión de la línea férrea Bobadilla-Algeciras en 1888 con extensión al enclave de Gibraltar, creando una nueva empresa denominada “The Algeciras-Gibraltar Railway Company Ltd.” que sería la encargada de la construcción y explotación de dicho tramo. Esta decisión supuso la llegada de un gran número de británicos, inaugurándose el ferrocarril en 1890 y quedándose algunos de ellos en la zona para la posterior edificación de hoteles tanto en Algeciras como en Ronda, estableciendo relaciones comerciales con Gibraltar.

Por entonces Gibraltar ya tenía un buen número de clubs, creándose en 1895 la Gibraltar Foot-ball League, campeonato que tuvo una amplia repercusión en la zona y cuya influencia fue vital para la práctica de este deporte por nativos de la propia Algeciras como de La Línea de La Concepción al poco tiempo.

Gracias a la presencia británica y el interés que los locales mostraban en el fútbol, a partir de 1905 surgen los primeros equipos, muy humildes, entre los que recordamos al Prim Club o al Algeciras Rail-Way Foot-ball, conocido también como Ferrocarril F.C., sociedad ésta participada por jugadores británicos y algecireños que jugaba en el Campo del Depósito de FF.CC., además de otras como el España Foot-ball Club, el Victoria Eugenia F.C. o el Albinos Foot-ball Club. Algecireños como los hermanos Cabello o José Soriano se forjarían en estas lides, siendo vital su experiencia para posteriores aventuras balompédicas.

Paralelamente surgían otras sociedades en Cádiz, Jerez de La Frontera y La Línea de La Concepción, cultivándose el germen para crear una entidad que llevase el nombre de la ciudad. La iniciativa tuvo al fin respuesta el 7 de junio de 1909 cuando surge el Algeciras Foot-ball Club, sociedad cuyo secretario era Emilio Infante, Arturo Casola hacía las labores de tesorero y Joaquín Almela ocupaba el puesto de capitán, una plaza muy importante en aquellos tiempos. Sin un terreno propio donde jugar, su desarrollo deportivo tenía que efectuarse en el Campo de la Era de Las Torres, transcurriendo los años sin apenas actividad y en condiciones muy difíciles que impedían su crecimiento condenándolo a la desaparición.

Desde el Café Las Delicias aquellos muchachos propagaron entre sus vecinos la idea de crear un nuevo club con carácter polideportivo a imagen y semejanza de los existentes en Cádiz y Jerez de La Frontera, centrándose su interés en la obtención de un feudo donde poder jugar. El Campo de la Era de Las Torres fue su elección y el 23 de noviembre de 1912 quedaba oficialmente constituido el Algeciras Sporting Foot-ball Club cuando llevaba ya varios meses de rodaje acumulados, una entidad que además de fútbol iba a practicar natación en el puerto y lawn-tennis. Su primer presidente fue Cristóbal Gómez Maresco, mientras Enrique Fillol era elegido secretario, ambos directivos-jugadores, vistiendo camisa con pantalón blanco y un escudo con las iniciales de la sociedad entrelazadas.

En su plantilla recordamos a jugadores como Emilio Infantes, Pepe Cabello, Abelardo Martínez, Ángel Cabello, Arturo Casola, José Soriano, Juan Furé, Luís Casola, Ramón Puigcarbó, Juan de La Paz, Pepper, Benzuza, Rafael Infantes, Enrique Fillol, Juan Herrera, Pepe González, Juan Roca, José Venancio Sagrario y José Sagrario.

El Algeciras Sporting F.C. se estrenó el 8 de abril de 1912 frente al Alexandra F.C., de Gibraltar, disputando a continuación y durante ese mismo mes encuentros frente al Sierra Nevada F.C. de Granada, conocido también como España F.C. y el gibraltareño Albion F.C. Gracias al apoyo institucional local del que gozaban llegaron a impulsar hasta tres ediciones de un trofeo denominado Copa Ayuntamiento que se celebraba coincidiendo con la Feria de Junio, siendo la primera de ellas frente al Ferrocarril F.C. al que se impusieron por 1-0. Luego llegarían los encuentros frente al gibraltareño The White Rose Heart y el Victoria Eugenia F.C., de La Línea de La Concepción. El 27 de octubre de 1912 quedan inscritos en la antigua y disuelta en 1913 Federación Española de Clubs de Foot-ball.

El impulso adquirido por el Algeciras Sporting F.C. seguiría en los años siguientes, convirtiéndose en una sociedad de referencia en toda la comarca y provincia de Cádiz, destacando durante este periodo por su carácter extraordinario la especial situación que atravesaron el Español F.C., de la ciudad de Cádiz, y el Algeciras Sporting F.C., dos sociedades con potentes plantillas quienes rehusaron enfrentarse durante años alegando mil y una escusas para justificarse. El Campo de la Era de Las Torres no era un recinto apropiado para albergar encuentros donde hacer taquilla y, desde el ayuntamiento, los sportinguistas recibieron la promesa de recibir pronto un terreno apto para sus intereses. Sin embargo el conjunto merengue nunca llegaría a estrenar el Campo del Polvorín y en su lugar fue el Athletic F.C., una sociedad creada alrededor de 1914 que vestía camisa rojiblanca con pantalón negro, quien tendría dicho honor el 20 de enero de 1916.

A partir de 1916 se pierde la pista totalmente al Algeciras Sporting F.C., coincidiendo con la aparición de otras sociedades que se generan por esas fechas como el Stadium F.C., sociedad ésta donde van a parar varios jugadores del Algeciras Sporting F.C., al igual que sucede con otras como el Romega F.C. y el Racing F.C., que vestía camisa con pantalón blanco. Del Stadium F.C. se recuerda que adoptó a finales de los años diez el popular estilo de la Escuela Sevillana que tan de moda había puesto el jugador catalán del Sevilla F.C., Juan Armet “Kinké”, fino y estilista en contraposición con el practicado por el Romega F.C., menos depurado y arrollador, resultando el Athletic F.C. el más importante de todos ellos y quien enarboló la bandera algecireña por toda la provincia durante el último lustro de la década, siendo recordado el encuentro disputado en abril de 1917 frente al Español F.C., de Cádiz, disputado en la capital provincial y que suscitó la atención de muchos aficionados.

En la primavera de 1921 y con motivo de la partida de soldados al frente Marruecos, se organiza un encuentro en el Campo del Polvorín -inaugurado en 1916- entre lo más distinguido del fútbol local al carecerse de un club puntero y el Español F.C., de Cádiz, imponiéndose los algecireños por 1-0. Aparte del resultado, cabe destacar el vuelco del vehículo de los españolistas por parte de los aficionados a consecuencia de una patada recibida por el jugador local Armando que solivianta los ánimos. Entre la selección algecireña se hallan jugadores procedentes del Athletic F.C., Stadium F.C., Romega F.C., Príncipe de Asturias F.C. y demás sociedades de la capital del Campo de Gibraltar.

HISTORIA DEL CLUB:

1923 – 1930

A finales de 1922 la diversidad de sociedades locales y el escaso peso que tienen en el panorama regional provocan que en el ambiente futbolístico algecireño se plantee la necesidad de crear una nueva entidad que reúna a lo más destacado de todos los clubs y consiga que Algeciras vuelva a sonar con fuerza en Andalucía, un peso perdido desde años antes ante la pujanza de otras localidades.

Las reuniones se suelen llevar a cabo en el Café Hércules y el 10 de enero de 1923 queda constituido el Algeciras Foot-ball Club, sociedad presidida por Rogelio Roca y vicepresidida por Marco Morante mientras Juan Casero es el tesorero. La mayor parte de sus integrantes proceden del Athletic F.C., conjunto recientemente desaparecido que lleva la iniciativa en todo momento aportando lo más destacado de su repertorio y contribuye con sus colores, rojiblanco para la camisa y negro para el pantalón, sumándose otros jugadores procedentes a menor escala del Racing F.C., Stadium F.C. y Romega F.C., sociedades que tras la pérdida de sus jugadores más destacados todavía siguen en activo durante ese periodo.

En la primera plantilla del Algeciras F.C. figuran jugadores como Paco Riva, Carrasco, Joaquín Benzuzán, Juan Díaz, Antonio Calderón y José Illesca, todos procedentes del Athletic F.C., a los que se añaden Juan Casero, Julio Sanz, Coca, procedente este último del Racing F.C., Pepe Burman, Antonio Hernández Marcet y José Olmo. Del Stadium F.C., club que desaparecerá en 1924 tras haber incorporado a jugadores procedentes del extinto Algeciras Sporting F.C., llegan Macister, Ricardo Torres, Aurelio Casero, Francisco Melgar, José Benroso, Joaquín Bianchi y Miguel Puyol, mientras que del Romega F.C. se incorporan Enrique Aparicio, Antonio Muñoz “Titón”, Extremera, Manuel Imossi y el guardameta Márquez.

En el Campeonato local de 1923 compiten Racing F.C., Stadium F.C., Español F.C., Algeciras F.C. y el nuevo Athletic F.C., sociedad de nueva creación y distinta a la recién desaparecida, siendo el triunfo para el Algeciras F.C. que arrasa a sus adversarios. El conjunto rojiblanco adelanta los plazos para hacerse con un terreno de juego, vital para poder competir dentro de los campeonatos organizados por la Federación Regional del Sur a la que se adhiere, consiguiendo en marzo de 1923 estrenar el Campo del Calvario, financiado con acciones reintegrables de cincuenta pesetas mientras las maderas de vallado se adquieren a Ricardo Casero quien, a su vez, las había comprado procedentes de un buque averiado en Gibraltar.

En 1924 Juan Furé sustituye a Rogelio Roca, estrenándose el Algeciras F.C. en el Grupo B de Primera Categoría -la segunda en importancia en Andalucía-, donde competirá sin hacerse notar demasiado. En 1925 José Soriano accede a la presidencia y se amplían las miras del club, ampliándose la superficie del Campo del Calvario al adquirir y nivelar los terrenos adyacentes por valor de veinte mil pesetas y adquirir más madera por un montante de treinta mil. El club sigue compitiendo en el Grupo B durante la sesión 25/26 y 26/27, campaña ésta en la cual se proclama Campeón del Grupo I. En la Promoción de Ascenso al Grupo A es superado por el Málaga F.C. por 6-5 en un emocionante encuentro decisivo, ascendiendo los malagueños, pero finalmente la ampliación de la Primera Categoría hace que los algecireños asciendan junto a un Real Club Recreativo de Huelva que acaba de reorganizarse recientemente tras varios años inactivo.

El club rojiblanco debuta en el Campeonato de Andalucía durante la temporada 27/28 dentro del Grupo Oriental siendo tercero, resultando efímero su paso por la más alta de las categorías andaluzas puesto que la Federación Regional del Sur decide en 1928 volver al formato original. El Algeciras F.C. compite en la sesión 28/29 dentro de la denominada Segunda Categoría Regional Preferente donde es quinto, resultando Campeón en la campaña 29/30 del Grupo II de Segunda Categoría y perdiendo el ascenso a Primera Categoría.

1930 – 1940 

Con la llegada de los años treinta el fútbol algecireño ha perdido el interés de muchos socios y el equipo no atrae a los aficionados tanto como antaño, siendo el campeonato de 1930 el último que disputa a nivel regional. Tras haber concluido este, todavía existe una última referencia del Algeciras F.C. en activo, siendo el encuentro del 4 de enero de 1931 llevado a cabo en el melillense Campo de la Hípica frente al Español F.C. el postrero del club gaditano.

La dejadez empieza a conquistar terreno y tras la instauración de la II República el Campo del Calvario sufre continuos robos y saqueos, llegándose al extremo de ser quemado por unos vándalos. El Algeciras F.C. se queda sin un feudo capaz de albergar hasta tres mil espectadores y con derecho a hacer taquilla, iniciándose una oscura época donde la ciudad no registra lamentablemente ni un solo club a nivel federado. El vandalismo ha arremetido fuerte, pero no es capaz de derrumbar la afición por el fútbol, naciendo a partir de entonces equipos sin mucha repercusión a nivel regional, pero sí capaces de forjar jugadores importantes que marcharán a clubs más importantes de otras localidades.

Los años treinta transcurren con Ligas locales donde coexisten clubs como los Bravo, el de La Pandilla, el de El Pugilato, el Betis, el Corajudo, el Barrio Chino, el Hotel Garrido, el de la Corchera Española F.C., el Racing F.C., el C.D. Obrero, el España F.C., el Levante F.C., el de la Plazoleta de San Isidro, el Nacional, etc., jugando casi todos ellos en un Llano del Calvario que en poco se parece a lo que fue hasta que en julio de 1936 estalla la Guerra.

Durante el conflicto bélico se pasan muchas calamidades, pero afortunadamente dentro de lo que cabe, el frente anda muy alejado y la zona queda sujeta bajo el bando nacional, pudiéndose organizar a partir de 1938 encuentros entre distintos cuerpos militares. Entre 1938 y 1939 surgen equipos ocasionales como el de Infantería, el de Automovilismo  y el de Ingenieros, a los cuales se añaden el España F.C., el Racing F.C. y el de la S.E.U. para conformar una Liga local tras la conclusión de la Guerra.

1940 – 1950

Contrariamente a lo que sucede en muchas localidades del resto del país donde sus clubs titulares reemprenden la actividad después de 1939 o a lo sumo en 1940, Algeciras no logra recomponerse rápidamente debido a la inexistencia de un terreno de juego en condiciones. En 1940 el Frente de Juventudes se encarga de reacondicionar el Campo del Calvario cerrándolo con un muro en su perímetro, todo ello en vistas a reorganizar un club que represente a la ciudad ante la insistencia de las autoridades que tienen un especial interés en recuperar el deporte como medio de confraternización. A lo largo de 1940 y 1941 se organizan distintas selecciones con los más distinguidos jugadores de los equipos locales que se enfrentan a sociedades de la provincia, incluso de provincias adyacentes, constituyéndose una Liga Municipal a la cual la Federación Regional del Sur otorga el rango de Tercera Categoría.

Tras muchas pruebas, el 15 de julio de 1941 queda organizado el Algeciras Club de Fútbol concediendo la Federación Regional del Sur la presidencia a Juan Casero, entidad que retoma el nombre del club desaparecido, que no disuelto en 1930, vistiendo en esta ocasión camisa granate con pantalón blanco, mientras a partir de 1942 queda en pantalón azul haciendo uso de los colores de la Selección Nacional, distintivos que serán sustituidos a mediados de década por los clásicos camisa rojiblanca con pantalón azul.

El Algeciras C.F., nombre adoptado en correspondencia al decreto gubernamental que prohíbe el uso de extranjerismos desde el 1 de enero de 1941, se estrena en Primera Categoría durante la temporada 41/42, siendo subcampeón de su grupo en la edición 42/43 ya bajo la presidencia de José Rivera Aguirre. En 1943 la Federación Española reemprende la instauración oficial del Campeonato Nacional de Tercera División, torneo que se inicia en la temporada 43/44. El Algeciras C.F. consigue deportivamente acceder a tal categoría, debutando con un séptimo puesto en el Grupo VIII junto a clubs andaluces a los que se les suma el Club Atlético Tetuán.

Precisamente en 1943 accede a la presidencia Bernardo Ardanaz, hombre que será determinante en el club durante los siguientes años y quien consolidará un proyecto que en el futuro alcanzará cotas muy altas. Ardanaz proporciona estabilidad y ambición, consiguiendo proclamarse Campeón de Andalucía de Aficionados en los años 1944 y 1945, además de asentar la sociedad en Tercera División, categoría donde es octavo en la temporada 44/45, décimo en la 45/46 y sexto en la edición 46/47, manteniéndose en ese nivel durante las restantes sesiones donde concluye noveno en la 47/48, séptimo en la 48/49 y décimo en la 49/50.

Durante los años cuarenta numerosos clubs algecireños son inscritos en la Federación Regional del Sur, destacando el España C.F. de E. y D., sociedad que viste enteramente de blanco y alcanza a jugar en Primera Regional. Otras entidades participantes en Tercera Categoría son la U.D. Automovilista, el Iberia C.F., el C.D. Español, el Recreativo Campo de Gibraltar, el Corchera Española C.F. y el Imperio del F.J.

1950 – 1960

La década de los años cincuenta supone un paso adelante del club gaditano. En 1950 Juan Casero retorna brevemente a la presidencia siendo sustituido en 1951 por Antonio González, coincidiendo con una temporada inicial 50/51 donde no se juega bien y se termina en decimoquinto puesto a punto de descender a Regional. En la campaña 50/51 se alcanza el octavo puesto y en la 52/53 se es cuarto en una remontada importante.

Tras una cómoda edición 53/54 en la que finaliza octavo, la llegada de refuerzos en 1954 aumenta sus posibilidades de éxito y la sesión 54/55 es notable quedando subcampeón de Liga precedido por el Cádiz C.F. con quien mantiene una dura pugna. Esta plaza le permite acceder a la Fase de Ascenso a Segunda División, quedando nuevamente subcampeón en el Grupo IV donde compiten ocho aspirantes y en el cual el Cádiz C.F., rival en la Liga regular, le usurpa el ascenso al mostrarse superior. El 16 de junio de 1954 abandona el Campo del Calvario e inaugura el nuevo Estadio del Mirador, más acorde para sus necesidades y dotado con capacidad para más de once mil espectadores. En la temporada 55/56 el Algeciras C.F. se proclama Campeón de Liga con dieciocho victorias, un empate y tres derrotas, accediendo al Grupo IV de la Fase de Ascenso donde no tiene excesiva fortuna y es tercero tras Córdoba C.F., quien asciende, y Real Balompédica Linense.

En el transcurso de 1956 la ONU concede la tramitación de la independencia del nuevo estado de Marruecos. El hasta entonces Protectorado Español en el norte de África ha de entregarse al país vecino, suponiendo este paso que los clubs participantes en la Liga española han de ser disueltos obligatoriamente o bien integrarse parte de su estructura, en el caso de ser clubs con profesionales, en clubs españoles.

La directiva de la U.D. España, un club ubicado en Tánger y que reúne un elenco de profesionales, se replantea su futuro inmediato acuciado por las circunstancias y decide disolver la entidad, buscando antes de ese decisivo fin en las plazas de Ceuta y Melilla junto a ciudades del sur peninsular, un aliado con el que unirse para tener cierta continuidad. Las negociaciones son arduas y los viajes en una dirección u otra, constantes. El Club Atlético Tetuán, quien atraviesa la misma situación como club norteafricano, parece tener el camino encauzado con la S.D. Ceuta, mientras la U.D. Melilla es descartada por sus graves problemas económicos. Por potencial tan solo quedan el Algeciras C.F. y la Real Balompédica Linense, siendo descartados otros clubs de mayor potencial como Cádiz C.F. y Real Club Recreativo de Huelva. Finalmente el compañero de viaje elegido es un Algeciras C.F. que acaba de proclamarse Campeón de Tercera División y no ha conseguido el ascenso en las distintas Promociones realizadas.

fusion Algeciras CF 1956

El Algeciras C.F., tras ofrecer como oferta doscientas setenta y dos mil quinientas pesetas al club tangerino por sus activos, acaba fusionándose con la U.D. España absorbiendo parte de sus jugadores más destacados, proceso en cuyo acuerdo entra el cambio de nombre a España de Algeciras Club de Fútbol con el beneplácito de la Federación Andaluza y de la RFEF. Los algecireños, con el presidente Eugenio Parrón al frente, se estrenan durante la campaña 56/57 en Segunda División al ocupar la plaza de los tangerinos, desarrollando un torneo pésimo en el que quedan decimoctavos y colistas con la consiguiente pérdida de categoría.

En la edición 57/58 Eugenio Parrón y su directiva deciden volver a la denominación original del club puesto que el nuevo nombre, pese al acuerdo inicial, no cuaja entre los aficionados. Bajo el nombre de Algeciras Club de Fútbol se afronta la edición 57/58 con ánimo del retornar lo antes posible a la categoría de plata, culminándose con una aceptable sexta plaza. En 1958 se incorporan nuevos jugadores y la sociedad queda tercera en Liga tras Adra C.F. y C.D. Linares, mejorándose las prestaciones en la temporada 59/60 cuando se alcanza el subcampeonato precedido por el C.D. Málaga. Esta plaza le permite promocionar para intentar ascender a Segunda División, eliminado en Primera Ronda al C.D. Puerto, de Sevilla, por 3-1 en casa y empate 0-0 en la capital andaluza. En Segunda Ronda supera al C.F. Calvo Sotelo, 1-0 en Puertollano y 2-0 en El Mirador, plantándose en una Final donde se juega el todo por el todo ante el gran rival Cádiz C.F., conjunto que será quien finalmente ascienda al empatar 1-1 en Algeciras e imponerse 2-1 en casa.

1960 – 1970

Los años sesenta van a ser sin duda la época gloriosa del club rojiblanco. Durante esta década conseguirán objetivos nunca alcanzados antes y militarán durante unas temporadas en uno de los dos grupos de Segunda División con una ciudad que se vuelca con su equipo y donde cada domingo se dan cita antes de cada encuentro multitud de aficionados en las calles. El inicio de la década empieza con un cuarto puesto en Liga durante la campaña 60&61, pero en la siguiente edición 61/62 se consigue el Campeonato de Tercera División por segunda vez en su historia. En la Fase de Ascenso de encuentran en Semifinales al C.F. Gandía, conjunto al que eliminan imponiéndose 0-2 en la localidad valenciana y empatando 1-1 en casa, pasando a una Final donde el C.D. Constancia es un gran escollo insuperable; 3-2 en El Mirador y derrota por 2-0 en la localidad mallorquina de Inca.

Apesadumbrados por no conseguir el objetivo, en la temporada 62/63 llegan nuevos fichajes y de la mano del técnico Paquirrín son subcampeones tras el Club Atlético Ceuta. En la Fase de Ascenso superan al C.D. Lugo en la Primera Eliminatoria; 3-0 en casa y nueva victoria, esta vez por 0-2, en la capital gallega, pasando a Semifinales donde no tienen problemas con el C.D. Atlético Ciudadela; 4-0 en casa y 0-2 en la localidad menorquina, accediendo a una Final donde el rival, C.D. Atlético Baleares, no se lo pone nada fácil; 3-1 en casa, derrota por 2-0 en Palma de Mallorca y encuentro de desempate disputado el 20 de junio de 1963 en el Estadio Vallejo de Valencia con victoria por 2-1 a favor de los rojiblancos. El ascenso es tomado con gran júbilo por los aficionados con el presidente Eugenio Parrón al frente, concentrándose más de treinta mil personas en la ciudad para dar la bienvenida al nuevo club de Segunda División.

El estreno en la categoría de plata se realiza en la sesión 63/64 dentro del Grupo II de la categoría compitiendo con los clubs del sur, cosechando un octavo puesto en un torneo muy competido donde la igualdad en la parte baja de la clasificación es notoria. En la temporada 64/65 es décimo manteniéndose en los mismos parámetros de la edición anterior, pero en la campaña 65/66, con Manuel García Alba en la presidencia, son sorprendentemente terceros, la mejor clasificación de toda su historia, quedando a dos puntos de jugar la Promoción de Ascenso a Primera División, un sueño que se lleva el Granada C.F. mientras el Hércules C.F. es Campeón del grupo y quien asciende directamente. En la sesión 66/67 pierde a muchos efectivos de gran valía y durante el torneo sólo se consiguen siete victorias, quedando decimoquinto en Liga a un punto del decimosexto y colista C.D. Condal, de Barcelona, una plaza que le hace descender a Tercera División además de acumular una deuda de tres millones y medio de pesetas.

Durante estos años de éxito pasan muchos jugadores de renombre que aún perduran en la memoria de gran cantidad aficionados y llenaron bastantes hojas en la prensa, pero el gran artífice de este logro hay que depositarlo en la figura de Eugenio Parrón, persona que dotó con su singular dirección una estructura profesional y dedicó un gran esfuerzo en vistas a reforzar la cantera. Parrón convirtió al C.D. Juan Sebastián Elcano, un club forjado en 1958 desde el barrio de Los Pescadores que jugaba en el Campo de La Era con superficie de albero, en su filial y vistiendo camisa amarilla con franja horizontal azul y pantalón del mismo color consiguió que durante cuatro temporadas consecutivas militase en Tercera División, desde la 63/64 a la 66/67, perdiendo su plaza en 1967 tras el descenso de la primera plantilla cuando ya era denominado Club Atlético Algeciras desde 1963.

En su época de Segunda División jugaron entre otros Omist, Torollo, Torres, Mendoza, Juan José, Nelly, Rafaelín, Hita, Gerardo, Antón, Bordones, Bruna, Navarro, Joselín, Tapia, Loren, Moli, Paco León, Larrauri, Polo, Garre, Yiyi, Totó, Garrido, Martiarena, José Mari, Juanito, Sosa, Babi, Unamuno, Benítez, Ríos, Sánchez, Marín, Antonio, Martín, etc., teniendo como técnicos a entrenadores de la talla de Santiago Núñez y Álvaro.

De nuevo en Tercera División, la temporada 67/68 se afronta con una plantilla muy renovada con gran presencia de caras nuevas. El objetivo es clasificarse al menos para la Promoción, pero unos ligeros tropiezos hacen que al final sea tercero sin opciones. En la campaña 68/69 la pérdida de calidad fue más evidente aún y los rojiblancos retroceden al noveno puesto, quedando bastante alejados de las primeras plazas. En 1969 la RFEF establece que, a consecuencia de la profunda remodelación que va a sufrir la categoría, los clasificados entre los puestos noveno al vigésimo -ambos inclusive-, descenderán a Regional. El Algeciras C.F. compite en el Grupo VII donde hay una pléyade de sociedades con gran potencial, llegando al término del torneo sin fuerzas y desmoralizado al no poder acercarse a las plazas de permanencia, siendo decimocuarto y esfumándose su presencia en Categoría Nacional.

1970 – 1980 

Los años setenta son vertiginosos para el club gaditano experimentando una serie de cambios continuos, siempre en forma ascendente, que le hacen recorrer hasta cuatro categorías en apenas unos años, pasando desde la primera de las categorías regionales hasta una categoría tan profesional como la Segunda División.

La entrada la vive en Regional Preferente durante la campaña 70/71 donde finaliza segundo tras el Linares C.F., club que asciende directamente a Categoría Nacional tras imponerse en la Promoción andaluza al otro Campeón, el Jerez Industrial C.F. El equipo no funciona como se espera y en la edición 71/72 es cuarto, mientras que en la sesión 72/73 ocupa el quinto puesto. En la temporada 73/74 se proclama Campeón de su grupo de Regional Preferente, disputando la Promoción andaluza al otro Campeón, el Granada C.F. “B” -sociedad esta que en el verano de 1974 se convierte en Real Granada C.F.-, siendo superado por el filial nazarí al perder 1-2 en casa y nuevamente en la vuelta por 1-0. Este resultado le obliga a disputar la Promoción de Ascenso como aspirante ante la U.D. Barbastro, consiguiendo ascender a Tercera División tras ganar 3-1 en El Mirador y empatar 0-0 en la localidad oscense.

El reestreno en Tercera División tras cuatro campañas sumido en Regional se realiza en un grupo muy fuerte como es el IV, coexistiendo con clubs castellano-manchegos, andaluces, valencianos, extremeños, norteafricanos y murcianos, ocupando finalmente un discreto undécimo puesto. En esos momentos el Algeciras C.F. es un club humilde, alejado de los años exitosos de la década anterior, pero no por ello poco ambicioso en sus opciones deportivas. Después de ser quinto en la sesión 75/76, en 1976 la RFEF anuncia que va a crear una nueva categoría intermedia entre Tercera División y Segunda División, la malamente denominada Segunda División B, una categoría que de facto se convertirá en el tercer nivel nacional.

El Algeciras C.F. lucha por entrar dentro de las diez primeras plazas que dan opción a colarse en la nueva categoría, consiguiendo felizmente el objetivo al ser séptimo en un reñido torneo. El estreno en Segunda División B de la campaña 77/78 se realiza dentro de un potente Grupo II repleto de sociedades de la zona meridional nacional, consiguiendo en una emotiva lucha ser subcampeón tras la Ag.D. Almería y después de un duelo espectacular con la A.D. Ceuta que le supone ascender a Segunda División.

Antonio Ruiz es el presidente durante la temporada 78/79, compitiendo los rojiblancos en una categoría que desde hace una década ha sido reducida a un grupo único y retiene un gran nivel deportivo, notable diferencia ésta respecto a su anterior estancia de los años sesenta. La igualdad es significativa entre los contendientes y la lucha tanto por el ascenso como por el descenso titánica, logrando los del Campo de Gibraltar la permanencia en un sprint final agónico donde quedan empatados con el Real Jaén C.F., entidad que desciende. En la campaña 79/80 la plantilla es debilitada y como consecuencia de la falta de competitividad se obtienen tan solo siete victorias, un bagaje insuficiente que le hace ser vigésimo y colista descendiendo a Segunda División B.

1980 – 1990

En la década de los años ochenta también paseará su nombre por cuatro categorías, empezando la edición 80/81 en Segunda División B con una plantilla que es cuarta en Liga, pasando en la edición 81/82 a ser sextos. En la edición 82/83 es sorprendentemente subcampeón tras los pasos del Granada C.F. y después de empatar a puntos con el Albacete Balompié con quien mantiene una enconada lucha, saliendo vencedor gracias al gol average y consiguiendo retornar a la categoría de plata. El regreso a Segunda División es acogido con gran júbilo por parte de su afición, conscientes de que pueden revivir los dorados años sesenta. Sin embargo la realidad no es como desean y la campaña 83/84 se salda con un decimoctavo puesto que les condena al descenso, quedando la permanencia a tan solo un punto de su alcance.

En la sesión 84/85 es cuarto ya en Segunda División B teniendo opciones de haber ascendido, pero en 1985 aflora una preocupante deuda que amenaza su futuro inmediato. La fuga de sus mejores jugadores y la debilidad con la que afronta el torneo hace que finalice decimonoveno, descendiendo a Tercera División. El club es denunciado por impago y la RFEF le desciende administrativamente encadenando su segundo descenso consecutivo de la temporada, en esta ocasión a Regional Preferente. La dimisión de la junta directiva y la ausencia de alguien que se haga cargo de la institución empieza a tomar cuerpo y la sombra de la desaparición se adueña de todo el entorno algecireño. Al final, y a pocos días de finalizar el plazo de inscripción, el empresario hostelero Juan Gandiaga asume el mando y el Algeciras C.F. puede salir a competir.

El esfuerzo de algunos jugadores locales, técnicos y el nuevo presidente hacen que la afición reflexione y haga piña con el club, consiguiendo bajo la tutela del técnico Fernando Gallego ascender a Tercera División. En la temporada 87/88 los rojiblancos realizan un gran torneo mostrando un gran poderío respecto a sus rivales, consiguiendo una vez concluida esta la primera plaza que le proporciona el ascenso directo a Segunda División B. La presencia en esta categoría, lejos de ser duradera, se conserva durante una sola campaña, resultando la edición 87/88 frustrante por cuando se termina decimoctavo. De nuevo en Tercera División, la campaña 89/90 proporciona una cuarta plaza que no satisface a nadie.

1990 – 2000

En los años noventa el Algeciras C.F. se convierte en un equipo ascensor: demasiado importante como para militar en Tercera División -el cuarto nivel nacional-, pero acusadamente débil para soportar la Segunda División B, compaginando su andadura deportiva con nuevas reglas a la de hora de acceder a esta última categoría.

La década comienza con un séptimo puesto en la campaña 90/91 que es seguido de una cuarta plaza en la edición siguiente 91/92. Esta posición le permite promocionar para intentar ascender a la categoría de bronce, pero en dicha Fase es superado por el C.D. Toledo quien se lleva el premio, quedando tras ellos el Moralo C.P. y el C.D. Mármol Macael. Tras el esfuerzo acometido para intentar ascender, llega la crisis y el club concluye decimoséptimo la edición 92/93 y cae al pozo de la Regional Preferente. En esta categoría permanecerá a lo largo de dos larguísimas y poco atractivas campañas, consiguiendo remontar el vuelo al final de la 94/95 cuando consigue retornar a Categoría Nacional.

Después de la travesía por regional y el paréntesis de la edición 95/96 donde queda decimocuarto, en la temporada 96/97 vuelve a la carga por intentar retornar a Segunda División B, torneo en el cual es tercero tras Atlético Ceutí y C.D. Isla Cristina. En la Promoción no gana ningún encuentro y sólo consigue un empate, clasificándose último superado por Motril C.F., C.D. Torrijos y C.D. Burguillos. La cumplida revancha llega en la campaña siguiente 97/98 cuando tras un cuarto puesto en Liga nadie sospecha su actuación en la Promoción. En esta Fase supera a todos sus rivales conquistando el primer puesto y con ello el ascenso a Segunda División B, manteniendo una dura pugna con el Club Hellín Deportivo y quedando más rezagados C.P. Mérida “B” y C.P. Granada 74.

Su paso por la categoría de bronce resulta efímero tal cual sucedió diez años antes en su anterior comparecencia, abandonando la Segunda División B después de ser decimosexto en Liga y disputar una larguísima Promoción de Permanencia donde, tras no superar en Semifinales al C.D. Aurrerá Vitoria: 3-0 en la capital alavesa y 0-0 en casa, pierda la última oportunidad de permanencia al no poder con el Caudal Deportivo; 2-0 en la asturiana localidad de Mieres y un insuficiente 1-0 en casa.

De vuelta a Tercera División, la campaña 99/00 resulta exitosa y el Algeciras C.F. consigue desarrollar un magnífico torneo al concluir Campeón del Grupo X con bastante suficiencia coincidiendo con la inauguración del Estadio Nuevo Mirador, un moderno recinto con capacidad para siete mil doscientos espectadores, inaugurado el día 9 de junio de 1999 con un encuentro frente al Real Betis Balompié con resultado final de 0-1. En la Promoción mantiene un gran pulso con el C.D. Don Benito a quien logra superar por dos puntos, quedando atrás U.D. Maracena y A.D. Torpedo 66, cosecha que le permite ascender nuevamente a la categoría de bronce.

2000 – 2010

El cambio de siglo se inicia compitiendo en Segunda División B dentro de un Grupo IV donde la competitividad es notoria y el club algecireño no sale bien parado al ser decimosexto. En la Promoción de Permanencia en esta ocasión si le acompaña la fortuna, consiguiendo superar al C.F. Fuenlabrada en Semifinales después de empatar ambos encuentros, 1-1 en casa y 1-1 en la localidad madrileña, obteniendo la permanencia desde la tanda de penaltis. En la temporada 01/02 es decimotercero, pero en la edición siguiente, 02/03, realiza un espléndido campeonato donde precede a todos sus rivales y alcanza el primer puesto con diecinueve victorias, quince empates y cuatro derrotas, fundamentando tal logro desde la fortaleza defensiva. En la Promoción, con José Luís Montes en el banquillo, se impone en su grupo a Athletic Club “B”, Burgos C.F. y Zamora C.F., consiguiendo el cuarto ascenso a Segunda División de su historia.

Después de veinte años de ausencia, la afición rojiblanca se dispone a ver nuevamente a su equipo en la categoría de plata. Existe una gran ilusión y el Nuevo Mirador parece el sitio idóneo para alargar la aventura algecireña en una Segunda División que es muy atractiva y donde la televisión hace acto de aparición retransmitiendo algunos de sus encuentros a todo el país. Sin embargo el campeonato depara una enorme desilusión: el Algeciras C.F. no levanta cabeza y, a medida que transcurren las jornadas, el equipo pronto ocupa el farolillo rojo. Josu Ortuondo sustituye a Montes, pero tras catorce encuentros no mejoran las expectativas y es relevado a su vez por José Antonio Asián. Al final es vigésimo segundo y colista descendiendo a Segunda División B.

Como sucediera en anteriores ocasiones, tras el paso por la categoría de plata el club gaditano encadena una gran crisis que le lleva a perder posiciones en el fútbol nacional. Así pues, después de una esperanzadora campaña 04/05 donde es sexto, pierde la categoría en la temporada 05/06 al finiquitar decimonoveno. El club logra recuperarse a medias y en la edición 06/07 se gana el campeonato de Tercera División del Grupo X obteniendo el ascenso a Segunda División B después de imponerse en la Promoción al Sangonera Atlético C.F. en Semifinales; 1-1 en la localidad murciana y 2-0 en casa, y en la Final al C.D. Toledo; 0-1 en la capital castellano-manchega y empate 1-1 en el Nuevo Mirador.

La temporada 07/08 es desastrosa a todos los niveles: deportivamente, financieramente y socialmente. Con Alberto Tenorio en la presidencia y poco dinero en las arcas para hacer frente a los pagos, la plantilla que dirige José Luís Montes obtiene unos resultados decepcionantes al sumar cuatro victorias, diez empates y veinticuatro derrotas, terminando la sesión vigésimo y colista, unos números que le hacen descender a Tercera División. La plantilla y el cuerpo técnico han sufrido a lo largo del torneo, dejando de percibir sus emolumentos y denunciando su situación a la AFE. La RFEF, ante el impago a final de temporada, decide descender administrativamente la sociedad otra categoría más, un hecho que se repite en su historia y es el segundo tras el de 1986, condenándose a los algecireños a militar en Primera Autonómica, la primera de las categorías regionales de Andalucía.

En la campaña 08/09 el Algeciras C.F. es Campeón de su grupo y consigue ascender a Tercera División, recobrando dentro de lo deportivo un lugar en Categoría Nacional. El paso durante la sesión 09/10 por esta categoría es discreto y siempre mirando de reojo la cola de la clasificación, consiguiendo una vez concluida esta el decimoquinto puesto.

2010 – 2020

La nueva década se empieza con un conjunto que quiere estabilizarse dentro de la categoría y, por qué no, aprovechar sus oportunidades para intentar llegar lo más lejos posible dentro de sus posibilidades. En la campaña 10/11 finaliza en quinto puesto escapándose la Promoción por escaso margen, algo que se vuelve a producir en la edición 11/12 cuando cierran el torneo en sexta plaza. En la sesión 12/13 y con Francisco Javier Gudiel en la presidencia acompañado de Manuel Real “Manolo Sanlúcar” en el banquillo, los rojiblancos realizan una gran campaña y se proclaman Campeones del Grupo X con un juego arrollador. Este puesto le permite promocionar, consiguiendo el ascenso directo a Segunda División B en la Eliminatoria de Campeones tras imponerse al C.D. Tropezón, de Tanos; derrota por 1-0 en Torrelavega y victoria en el Nuevo Mirador por un contundente 4-0.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2013

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Los Deportes. Diario deportivo
  • El Noticiero Gaditano. Diario.
  • Heraldo de Madrid. Diario.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

escudo Atletico Sanluqueno CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Atlético Sanluqueño Club de Fútbol
  • Ciudad: Sanlúcar de Barrameda
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 11 de enero de 1951
  • Fecha de federación: 27 de enero de 1951

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Atlético Sanluqueño (1951- 1958)
  • Atlético Sanluqueño Club de Fútbol (1958- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2011/12

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal El Palmar
  • Año de inauguración: 1917
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal El Palmar / Estadio Municipal El Palmar (1948-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal El Palmar (1951-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Atletico Sanluqueno CF

ESCUDOS DEL ATLÉTICO SANLUQUEÑO CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL ATLÉTICO SANLUQUEÑO CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SANLÚCAR DE BARRAMEDA:

Situada en las confluencias de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, la gaditana ciudad de Sanlúcar de Barrameda es el punto final del Guadalquivir y a la vez puerta de Doñana. Con un amplio bagaje histórico a cuestas gracias a su determinante situación geográfica, la ciudad fue creciendo entorno al río hasta reunir veinticinco mil almas en 1917. En ese año las carreras de caballos por las amplias playas sanluqueñas ya eran famosas, pero el fútbol, un incipiente deporte que había encontrado acomodo en la vecina Huelva y en toda la comarca de la Bahía de Cádiz, empezaba a ganar adeptos y simpatizantes entre los jóvenes de la localidad que peloteaban en la arena incordiando a los paseantes.

Héctor Abreu, fue el impulsor y alma mater de la primera sociedad local, el Sanlúcar Foot-ball Club, una entidad que vestía camisa con pantalón blanco y nada más constituirse hizo uso de unos terrenos situados en El Palmar de San Sebastián, entonces a las afueras de la localidad. Su estreno fue el 25 de julio frente a la Deportiva Chipionera con un abultado 6-1, emprendiendo desde ese instante una carrera deportiva que le hizo enfrentarse a los clubs más importantes de Cádiz primero y de Sevilla después.

En los primeros años veinte surgieron varios clubs a la estela del Sanlúcar F.C., algunos de ellos desde la fértil cantera del colegio lasaliano como el Lanflis Quespia F.C. y otros bajo iniciativa popular como los nacidos entre 1923 y 1924 Trabajo F.C., el Deportivo Sanlúcar, el Escolapio F.C., el Racing F.C. y el San Telmo F.C. quienes, dada su gran afición y devoción por el fútbol, obligaron al consistorio a realizar mejoras en el Campo de El Palmar que, aun viniendo siendo sede del balompié local desde 1917, fue inaugurado oficialmente a finales de agosto de 1923 en un encuentro disputado entre Sanlúcar F.C. y Deportivo Jerezano.

Ninguno de ellos estaba federado y sus trayectorias eran casi siempre efímeras, durando lo que el capricho de sus componentes decidía. El Sanlúcar F.C. en cambio era el decano, el club importante que visitaba a otros clubs provinciales y el de más raigambre, recibiendo a mitad de 1926 el título honorífico de Real, un prestigioso ornamento que mitificaba su existencia pero que no le reportó grandes beneficios. El Real Sanlúcar F.C. fue siempre un club muy modesto y fruto de sus males económicos se vio desprovisto de competir en las más altas categorías de la por entonces Federación Regional del Sur, un hito que sí alcanzarían otras sociedades de localidades colindantes a la Bahía gaditana con mayores rentas.

En 1931 y con la implantación de la Segunda República se vio desprovisto de su título y quedó simplificado a Sanlúcar F.C., compitiendo en los torneos comarcales que tan frecuentemente se organizaban en la provincia. Durante estos años le surgió un rival, el Bodega F.C., inspirado en las tan famosas industrias vinícolas de la ciudad, club que se vio acompañado por distintas iniciativas, todas ellas sin apenas recorrido, como el Santa María, el de La República, el Cábila y el Solear, constituyéndose alrededor de 1935 el Barrameda F.C., conjunto creado expresamente para desbancar al Sanlúcar  F.C. En julio de 1936 todos ellos se vieron sorprendidos por el estallido de la Guerra Civil, deteniéndose la práctica deportiva durante bastante tiempo al igual que bastantes actividades habituales del quehacer diario.

Pasado el conflicto bélico llegaron tiempos muy difíciles para la localidad apoderándose el hambre de bastantes hogares a los que se sumaban condiciones higiénicas deplorables, falta de trabajo y un emergente alcoholismo que se convirtió en un grave problema social. En lo que respecta al fútbol, sin apenas medios pero siguiendo las directrices de la DND quien requería que cada localidad contase con un club de fútbol representativo, el Sanlúcar F.C., con camisa roja, pantalón negro y sede en el número 26 de la calle Regina, fue inscrito inicialmente en la Federación Regional del Sur como club adherido sin derecho a competir en cualquiera de las categorías que ésta organizaba, paso que se superó años después al jugar en Categoría Provincial. A pesar de contar con el recinto del Campo de El Palmar desde hacía una par de décadas, la afición local, muy afectada por los problemas postbélicos, no pudo apostar por el fútbol ni por el ya Sanlúcar C.F., nuevo nombre desde 1941 tras la prohibición de extranjerismos por parte gubernamental, y poco a poco fue dando la espalda a un club quien a finales de 1949 empezó a languidecer.

HISTORIA DEL CLUB:

1951 – 1960 

A finales de los años cuarenta Sanlúcar de Barrameda contaba con cerca de treinta y cinco mil almas, pero no con un club importante. El fútbol seguía siendo el deporte más practicado con diferencia y desde la localidad y sus peñas salían jugadores con calidad suficiente como para jugar en las más importantes sociedades de las localidades limítrofes. En 1948, bajo el impulso del gran aficionado Rafael Bartel Velázquez y la ayuda que prestaba Falange Española hacia el deporte juvenil, se creó la S.D. Emperador Carlos V, un club con escasos recursos que se limitó a mantener viva la llama futbolística en la ciudad dando cobijo a aquellos jóvenes que deseaban iniciarse. Sus aspiraciones no iban más allá de competir en los diversos campeonatos locales de la ciudad y en los comarcales a los que pudiera asistir, transcurriendo su trayectoria sin novedad hasta que en 1950 el Sanlúcar C.F. desapareció.

El hueco que dejó el hasta entonces club representativo había que cubrirlo de alguna forma y Rafael Bartel, junto a otros aficionados interesados en la misma causa, empezaron a finales de ese mismo año a dar forma a un nuevo proyecto que garantizara la continuidad de este deporte en Sanlúcar de Barrameda. Fruto de las conversaciones mantenidas, el 11 de enero de 1951 quedó constituido el Club Atlético Sanluqueño con Rafael Bartel Velázquez en la presidencia rodeado en su primera junta directiva por Ricardo Jiménez González como secretario, Manuel Montaño Muñoz en el puesto de tesorero, Antonio Rosa Rueda como encargado de material mientras entrenador sería Antonio Sánchez Racero. Después de elegirse como colores titulares una camiseta con columnas verdiblancas y pantalón blanco, la nueva sociedad fue inscrita en la Federación Andaluza dos semanas después, el 27 de enero, iniciando su trayectoria oficial  desde el Campo de El Palmar el 24 de agosto de 1951 durante la campaña 51/52 en Categoría Provincial, la misma que había ostentado el Sanlúcar C.F., su antecesor siendo sus Estatutos y Reglamentos aprobados el 31 de agosto por la federación territorial.

Los blanquiverdes, pese a su ilusión, tardan en acoplarse y tras unas temporadas en Categoría Provincial al término de la sesión 54/55 ascienden a Segunda Regional donde debutan en la edición 55/56 consiguiendo encadenar bajo la presidencia de Antonio Sánchez Racero un nuevo ascenso, en esta ocasión a Primera Regional. En esta categoría permanecerán dos campañas puesto que la directiva tiene la mente puesta en la Tercera División y es el objetivo a conseguir. Para ello se refuerzan todas las líneas y al final, tras mucho esfuerzo se consigue debutar en Categoría Nacional durante la temporada 58/59, ya bajo el nombre de Atlético Sanluqueño Club de Fútbol, en medio de un grupo con clubs del occidente andaluz donde finalizan decimoquintos. Amenazados con perder la categoría, en 1959 se refuerzan convenientemente y consiguen ser sextos en la sesión 59/60.

1960 – 1970

La década de los años sesenta será irregular y el inicio es traumático ya que en la campaña 60/61 con una plantilla muy floja son decimosextos y colistas descendiendo a Primera Regional. El encuentro con esta categoría es duro y fruto de los gastos ocasionados en los años anteriores los gaditanos tardan en recuperar su nivel coincidiendo con el nacimiento del C.D. Rayo Sanluqueño, una entidad que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco que se convertirá en su principal rival.

El ansiado ascenso llega en la sesión 64/65 cuando es subcampeón tras el C.D. Alcalá. El reencuentro con la Terrcea División es discreto y los sanluqueños terminan la temporada 65/66 en décimo puesto, una plaza que mejorarán sensiblemente en las campañas 66/67 y 67/68 cuando son en ambas octavos. En 1968 la RFEF anuncia una fuerte reestructuración de la categoría que será acometida en las dos siguientes ediciones, comenzando con una temporada 68/69 donde el nivel es más fuerte y donde el Atlético Sanluqueño C.F. concluye decimoquinto. En la edición 69/70 las cosas se complican más si cabe y sólo subsistirán aquellos clasificados entre los ocho primeros puestos, una meta que no se alcanza al ser decimosextos dentro de un grupo donde coexisten andaluces, manchegos y murcianos.

1970 – 1980

Los años setenta van a ser muy complicados para los verdiblancos puesto que son tiempos de vacas flacas y la suerte tampoco les acompaña. Durante este periodo su supremacía local se verá ampliamente cuestionada y no serán pocas las voces que anuncien su fin. Este extremo no se alcanzará, pero los verdiblancos lo pasarán francamente mal. En la temporada 70/71 el Atlético Sanluqueño C.F. pierde la categoría y desciende a Segunda Regional donde tras competir sin éxito en la sesión 71/72, se encuentra durante la campaña 72/73 al C.D. Rayo Sanluqueño que acaba de ascender desde Tercera Regional.

El conjunto rayista que preside Juan Becerra Roldán lleva una trayectoria ascendente y así en la temporada 73/74 los rayistas estarán en Primera Regional mientras los atléticos permanecerán en Segunda Regional, todo un varapalo para el orgullo verdiblanco. En las ediciones 74/75 y 75/76 ambos contendientes compiten en Primera Regional, consiguiendo los atléticos ascender a Regional Preferente al término de esta última. La estabilidad parece al fin llegar y los verdiblancos se instalan cómodamente en una categoría que anda más cerca de sus pretensiones deportivas. Aún así no será todo fácil y salir del final del túnel requiere un esfuerzo, consiguiendo retornar a Tercera División al término de la temporada 79/80 cuando esta categoría se amplíe y se creen nuevos grupos.

1980 – 1990

La Tercera División de principios de los años ochenta no tiene el mismo peso que diez años antes y en realidad es el cuarto nivel a escala nacional. Aún así es un atractivo y el Atlético Sanluqueño C.F. toma la campaña 80/81 con ilusión quedando tercero en un grupo donde hay andaluces y extremeños, perdiendo gas en las siguientes ediciones al ser duodécimo en la 81/82 y decimonoveno en la 82/83. Este puesto le ocasiona el descenso a Regional Preferente pero una reestructuración de los grupos con la creación de un grupo extremeño único le salva in extremis. Los verdiblancos aprovechan la ocasión y son terceros en la campaña 83/84 estando a punto de promocionar, teniendo un ligero desliz en la 84/85 y recuperando terreno en las ediciones 85/86 con el cuarto puesto y 86/87 con un tercer puesto que les sabe a gloria puesto que significa su ascenso a Segunda División B al ser ampliada esta categoría tras una profunda reestructuración.

Su paso por el tercer nivel, al contrario de lo que en un principio se preveía, dura cinco largas temporadas que recompensan en parte el sufrimiento almacenado tras su peregrinaje por Categoría Regional durante los años setenta, pasando por el Campo de El Palmar clubs ilustres como la U.D. Salamanca, Getafe C.F., Córdoba C.F., Real Jaén C.F., Albacete Balompié, Granada C.F., C.P. Mérida, Real Club Recreativo de Huelva y Extremadura C.F. entre otros. En su primera temporada, 87/88, es decimoquinto salvándose en el último instante de un descenso casi seguro, mientras en la edición 88/89 realiza el mejor campeonato de su historia y finaliza tercero, considerándose todo un éxito sin precedentes. En la campaña 89/90 desciende a la novena plaza tras perder algunos mimbres importantes y en la campaña 90/91 es decimotercero.

1990 – 2000

En la sesión 91/92 pone fin a su paso por la categoría de bronce al ser decimoséptimo, aún cuando se queda a tan solo dos puntos de la salvación. Descendido a Tercera División, su vuelta es aceptable pues en la temporada 92/93 es quinto, muy cercano a la Promoción, pensándose que en el futuro inmediato se podrá armar una plantilla que le devuelva la categoría recién disfrutada. La fuga de algunas piezas importantes hace que sea séptimo en la campaña 93/94 y duodécimo en la 94/95. En la temporada 95/96 es subcampeón de Liga a tres puntos del C.D. San Fernando, consiguiendo entrar en la Promoción de Ascenso. En esta fase realiza una gran competición pero al final, en un mano a mano durísimo, es superado por un solo punto de diferencia por el Club Polideportivo Ejido SAD quien se lleva el gato al agua. C.P. Mérida B y Puertollano Industrial C.F. son los otros dos participantes. De aquí hasta el final de la década el club verdiblanco intenta volver a entrar en la Promoción, pero la calidad de sus plantillas se lo impide postergando un deseo que parecía fácil y que termina en alargarse más de la cuenta.

2000 – 2010

El cambio de siglo trae esperanza y en su primera edición 00/01 son cuartos en el campeonato doméstico. En la Promoción no tiene excesiva fortuna y queda segundo tras el C.P. Mérida B, siendo los otros dos participantes C.D. Cuenca y U.P. Plasencia. Sin embargo cuando todo parecía encarrilado para intentar el ascenso, en la temporada siguiente 01/02 desciende hasta el puesto decimoquinto con muchos problemas para seguir en la categoría. En las dos campañas siguientes rectifica algo su clasificación con puestos meridianos en la tabla, pero en la sesión 04/05 sufre un nuevo bache y casi pierde la categoría al ser decimosexto. La llegada de mimbres de más calidad y un nuevo preparador hace que sorprendentemente quede quinto en la edición 05/06, para bajar con la misma intensidad a la plaza decimoséptima en la 06/07.

La trayectoria verdiblanca sigue el patrón de los dientes de sierra y tan pronto está arriba como está abajo, siendo la incertidumbre su característica más destacada y no encontrándose explicación convincente para ello. Siguiendo con la tendencia es sexto en la temporada 07/08 y decimosexto en los torneos 08/09 y 09/10, despidiéndose de una década forzosamente irregular.

2010 – 2020

Los años diez los inicia siendo octavo clasificado en la campaña 10/11, pensándose en 2011 configurar una plantilla de garantías con la cual poder promocionar. La evolución durante la temporada 11/12 es espectacular y el Atlético Sanluqueño C.F. apenas encuentra oposición en su grupo de Tercera División, contando con José Carrete en el banquillo y Manolo Fernández en la presidencia, tandem con el cual son Campeones de Liga. Este éxito necesita ser corroborado con el ascenso a Segunda División B, pero en la Fase de Campeones no consigue superar al barcelonés A.E. Prat; 0-0 en casa y derrota por 2-0 en El Prat de Llobregat. El sistema competitivo le da otra oportunidad y el club gaditano no la desaprovecha eliminando en Semifinales al C.D. Montuïri; 1-1 en la localidad mallorquina y 4-1 en casa, y al Extremadura U.D. en la Final; 0-1 en Almendralejo y 2-1 en casa ante la alegría de sus seguidores que se ven en la categoría de bronce veinte años después.

El reestreno del Atlético Sanluqueño C.F. en el tercer nivel nacional se llevó a cabo dentro del Grupo IV donde competían clubs extremeños, andaluces, castellano-manchegos, murcianos y norteafricanos consiguiendo durante la campaña 12/13 una plácida permanencia con la decimoprimera plaza pues, durante el desarrollo del campeonato, no se vio amenazada su continuidad. Distinta resultaría, sin embargo, su segunda edición consecutiva puesto que, con una plantilla debilitada respecto al curso anterior, apenas se pudo luchar por seguir en la categoría sumando diez victorias y cuatro empates consumando su descenso a Tercera División al finalizar decimonoveno.

La vuelta e la sesión 14/15 al Grupo X del cuarto nivel nacional se disputó con un plantel etiquetado como favorito al título que, sobre el terreno de juego, a pesar de su buena marcha finalizó en cuarto puesto. Dicha plaza le permitió colarse en la Promoción de Ascenso, fase extra competitiva donde en Cuartos de Final eliminó al C.D. Teruel; derrota 1-2 en casa, de nuevo 1-2 en la capital aragonesa con lanzamiento favorable desde la línea de penaltis por el guarismo de 5-6 y en Semifinales a la S.D. Formentera; 1-0 en casa y empate 0-0 en la localidad balear, cayendo en la Final ante el Atlético  Levante U.D. al empatar 0-0 en casa y ser derrotado en la localidad de Buñol por 2- 1 delante del lamento de sus seguidores. En la temporada 15/16, con parte de la plantilla del año anterior, los blanquiverdes estuvieron todo el torneo acechando la primera plaza sin conseguir hacerse con el título, honor que recayó en el Córdoba C.F. “B” por seis puntos de margen. Clasificado para la Promoción consiguió eliminar en Cuartos de Final al Náxara C.D.; 0-0 en la localidad riojana de Nájera y 1-0 en casa, así como a Las Palmas Atlético en Semifinales; derrota por 3-1 en la ida y victoria por 2-0 en casa, plantándose en la Final ante el C.C.D. Cerceda; 0-0 en casa y victoria en la localidad lucense por 0-2 que le proporcionaba el segundo ascenso de la década en poco tiempo,

La campaña 16/17 se afrontó con ilusión y reserva a la par al saberse de antemano que la permanencia era el objetivo a conseguir. Dentro del Grupo IV nuevamente con participantes del sur peninsular, el plantel pasó por numerosas dificultades deportivas que le impidieron estar más arriba quedando decimoséptimos, plaza que les condenaba al descenso y a competir en Tercera División a partir de la edición siguiente. El campeonato 17/18 se inició con la voluntad de regresar a la categoría recién perdida encontrándose en el Grupo X con rivales más fuertes que le apartaron del primer puesto como el Cádiz C.F. “B”, A.D. Ceuta F.C. y Algeciras C.F. Con el cuarto puesto bajo el brazo los sanluqueños consiguieron eliminar en Cuartos de Final al C.D. Mensajero; 1- 0 en casa y 0-1 en la localidad canaria de Santa Cruz de la Palma, haciendo lo propio en Semifinales aunque con más problemas ante el R.C.D. Mallorca “B”; 1-0 en casa y derrota por 2-1 en la capital balear pasando gracias al gol average favorable. Para la Final, con gran expectación de sus seguidores, se labraron grandes expectativas frente al Yeclano Deportivo al imponerse por 3-0 en el encuentro de ida corroboradas una semana después al imponerse de nuevo en tierras murcianas por 2-3. El tercer ascenso de la década estaba consumado.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:
  • www.atleticosanluquenocf.com (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,







DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: San Fernando Club Deportivo Isleño
  • Ciudad: San Fernando
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 18 de septiembre de 2000
  • Fecha de federación: septiembre de 2000



CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva San Fernando (2000- 2007)
  • Unión Sporting San Fernando (2007- 2009)
  • San Fernando Club Deportivo (2009- 2014)
  • San Fernando Club Deportivo Isleño (2014- )



TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional



ESTADIO:

estadio Iberoamericano 2010

  • Nombre: Estadio Iberoamericano 2010
  • Año de inauguración: 1992
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Bahía Sur (1992-2010)
  • Estadio Iberoamericano 2010 (2010-)
  • Capacidad: 6.461 espectadores

 



OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Sacramento / Campo Municipal de Fútbol Bazán (2000-2010)
  • Estadio Municipal Bahía Sur / Estadio Iberoamericano 2010 (2010-)



TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales San Fernando CD

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la Bahía de Cádiz y conocida antiguamente como Isla de León, la ciudad de San Fernando conoció el fútbol casi al unísono que el resto de las localidades de su entorno geográfico. La primera referencia de una sociedad dedicada a este deporte al encontramos hacia 1910 cuando surge el San Fernando Foot-ball Club, entidad que permanecerá en activo durante pocos años hasta su desaparición un lustro después, aunque no el fútbol de la localidad, pues en estos años se disputa el Trofeo de San Mauro organizado por la Escuela Naval Militar que tiene en este deporte uno de los mejores elementos para mantener en forma a sus alumnos. En 1919, tras unos años de apatía y no demasiado seguimiento por parte de la población civil autóctona, surge de nuevo la ilusión por el fútbol y se crea un segundo San Fernando F.C., el cual correrá una suerte similar al anterior dejando de existir en 1923.

Pese a las dificultades iniciales que encuentra este deporte, los años veinte van a significar la eclosión definitiva en la ciudad con el nacimiento de multitud de sociedades puesto que en 1921 surgen el Racing F.C. y la Academia Olivera, esta última patrocinada por la famosa institución dedicada a la formación para cursar carreras militares, a las cuales les siguen en 1924 el Andalucía F.C. y el que va a convertirse en principal entidad durante esta década, la S.D. Constructora Naval F.C., un club que juega en el Campo de Madariaga y esta dirigido por la Empresa San Carlos, vistiendo camisa azul y pantalón negro. La Constructora a finales de los años veinte llega a adquirir bastante nivel al alcanzar la militancia en el Grupo B de Primera Categoría, descendiendo sus prestaciones en los años treinta al pasar a la Tercera Categoría. En 1925 surge la Balompédica de San Fernando y en 1926 la Unión Sporting San Fernando, ambos con escasa trayectoria, al igual que sucede con la Unión Deportiva San Fernando, de 1929.

En 1930 se constituye un tercer San Fernando F.C., entidad que viste camisa azulina con pantalón blanco y juega en el Campo de Madariaga. Este club nace con el ánimo de convertirse en el más importante del municipio y en 1933 consigue alcanzar la Segunda Categoría, pasando en 1934 a Primera Categoría tras ser reestructuradas las categorías territoriales por la Federación Regional del Sur en cumplimiento de los dictámenes de la Federación Española quien ha decidido suprimir los campeonatos de Tercera División y sustituirlos por torneos mancomunados interregionales, pasando los por entonces clubs de Primera Categoría a formar parte de Primera y Segunda División de Liga.

Durante los primeros años de la II República surgen en la ciudad un buen número de sociedades como el Athletic Club de San Fernando en 1931, que viste camisa rojiblanca y pantalón negro pretendiendo sin alcanzarlo ser el máximo rival del San Fernando F.C. y el más modesto Hércules F.C., a los que les acompañarán en lo sucesivo otros como el Balompié F.C., el Arenas F.C., el C.D. Politécnica, el Excelsior F.C., el Metropolitano F.C., el Español F.C., el Betis F.C., el Deportivo España F.C., y el O’Dogherty F.C., todos ellos con suerte dispar y que hacia 1934 habrán desaparecido en su mayoría. En febrero de 1935 y en medio de una ciudad que no sigue el fútbol y el deporte en general con mucho interés, surge el Arsenal F.C., conjunto que acompaña al San Fernando F.C. como abanderado del balompié isleño y con quien en julio de 1936 se verá sorprendido por la irrupción de la Guerra Civil. En este periodo San Fernando permanece desde sus inicios bajo el bando nacional, propiciándose durante el conflicto encuentros entre equipos militares formados para la ocasión en beneficio de los damnificados por la guerra, además de los correspondientes al Campeonato Provincial Amateur.

En 1939, una vez el conflicto armado finalizado, el fútbol ocupa un papel secundario subsistiendo en la antigua Isla de León tan solo el Arsenal F.C., radicado en el barrio de La Carraca y presidido por Serafín Gómez, mientras las otras sociedades importantes se muestran incapaces de reaparecer. Las autoridades, apremiadas por el estreno de la inminente temporada 39/40, inciden en la importancia de contar con una sociedad de fútbol que represente la ciudad oportunamente, presión que ocasiona en 1940 que el máximo representante del Arsenal F.C. y los antiguos representantes de los inactivos Athletic Club San Fernando, Luís del Corral y San Fernando F.C., Horacio Aldea, tras mantener varias conversaciones acuerden aportar varios jugadores con ficha anterior en estos clubs quienes, junto a algunos jóvenes valores en ciernes, den conformidad a un nuevo club con el cual competir bajo el nombre de C.D. Once Diablos.

Dicho y hecho, la nueva entidad queda inscrita en la sede del Gobierno Civil el 19 de septiembre presentando una directiva donde Agustín Rosete Nogales actúa como presidente, Antonio del Hombre es vicepresidente, Natalio Romero Utrera ejerce de secretario, José Barroso de vicesecretario y Enrique García Pérez de Tesorero, contando con Luís Montero como entrenador y José Bazán Torres como Delegado Deportivo. El C.D. Once Diablos, que viste camisa blanquiazul con pantalón negro, inicia su vida deportiva jugando en el Campo de Madariaga siendo inscrita en la Federación Regional del Sur, partiendo desde Tercera Categoría durante la temporada 41/42, la misma en la cual se encuentra el Arsenal F.C., quien cambia el 1 de enero de 1941 a C.D. Arsenal por la nueva Ley que prohíbe el uso de extranjerismos, consiguiendo ascender al término de la misma a Segunda Categoría.

En 1942 se crea el Esperanza C.F. mientras los blanquiazules realizan paralelamente un gran torneo durante la campaña 42/43 que les lleva de nuevo a ascender, en esta ocasión a Primera Categoría. Lo que inicialmente parecía una aventura prontamente se confirma en realidad y la sociedad isleña se encarama en lo más alto del fútbol regional deseando a partir de ese instante la mayor parte de sus socios llevar el nombre de la ciudad por el resto de campos andaluces, voluntad que el 6 de julio de 1943 queda reflejada en sus Estatutos con el cambio de nombre oficial a Club Deportivo San Fernando. Los cambios, además de a su denominación, se amplían a los colores siendo a partir de la fecha azulina ó celeste para la camiseta y blanco para el pantalón –como lo hiciese el desaparecido San Fernando F.C.-. La sociedad, presidida ahora por Luís del Corral, cuenta con el apoyo de la ciudad entera que desea estrenarse lo antes posible en Categoría Nacional, máxime tras el anuncio de la reestructuración que va a sufrir la Tercera División para convertirse en la más alta categoría de los clubs modestos. Este paso todavía tardará cierto tiempo en llegar y antes de ello el flamante C.D. San Fernando debuta en Primera Categoría durante la temporada 43/44, torneo en el cual resulta subcampeón teniendo en sus filas a Ramallets, el gran portero que procedente del C.D. Europa realiza el servicio militar en la ciudad y más tarde triunfará en el C.F. Barcelona y en la Selección Nacional. El C.D. San Fernando desarrollará una extensa carrera deportiva que le llevará a permanecer cerca de siete décadas en la élite del fútbol nacional consiguiendo militar durante varias temporadas en Segunda División, su techo competitivo, hasta que graves problemas económicos surgidos en la primera década de los años dos mil den al traste con un club tan representativo.

En el inicio de los años setenta el fútbol isleño no atravesaba por un buen momento y sus dos máximos representantes, C.D. San Fernando y Hércules San Fernando C.F., sociedad esta que vestía completamente de blanco, jugaban en Primera Regional compartiendo el estadio azulino. Al término de la temporada 71/72 el C.D. San Fernando asciende a Tercera División coincidiendo con una intensa remodelación de las distintas categorías que organiza la Federación Andaluza, creándose nuevos grupos y surgiendo un sinfín de nuevos clubs. San Fernando se convierte en un hervidero y en Tercera Regional el municipio cuenta con sociedades como el Águila Imperial, el G.E. Bazán C.F., el Club Corbeta Atrevida, el C.D. Estudiantes, el San Fernando Industrial, el San Marcos C.F. y el Sporting C.F.

A todos ellos se une el C.D. Pastora, una entidad creada en 1972 por el incombustible Francisco Blanca García bajo cuyo mando se convertirá en todo un histórico del fútbol local. El C.D. Pastora vestirá camisa verdiblanca con pantalón verde y poco a poco irá progresando alcanzando la Segunda Regional a finales de los años setenta y la Primera Regional recién empezada la década de los años ochenta, categoría en la que se desenvolverá perfectamente durante muchísimo tiempo suponiendo a la vez su techo deportivo.

HISTORIA DEL CLUB:

2000 – 2010

El cambio de siglo insufla nuevos aires al fútbol isleño y los dirigentes del C.D. Pastora -hastiados de tantos años en Regional-, observan cómo la única posibilidad de crecimiento subsiste en fusionarse con otro club que posea una potente cantera, ya que sus limitaciones en este aspecto son manifiestas. La idea es sólida y el pretexto convertirse en el segundo club de la ciudad tras el C.D. San Fernando. La directiva pastoril intercambia propuestas con la U.D. San Germán, un club creado en 1985 por Joaquín Ruiz Benítez que posee una serie de equipos en edad formativa muy interesantes, cuajando la fusión en el verano de 2000 con el nacimiento de un nuevo club perfectamente saneado que se denomina Unión Deportiva San Fernando. La nueva entidad queda inscrita en el Registro de Entidades Deportivas el 18 de septiembre y ocupa la plaza que el C.D. Pastora venía empleando en Primera Regional, adoptando como colores camisa grana con pantalón azul marino y teniendo como terreno de juego el Campo de Bazán. El U.D. San Fernando empieza a crecer y al término de la campaña 01/02 obtiene sus primeros frutos con el ascenso a Regional Preferente, categoría donde se estrena durante la temporada 02/03 finalizando decimoséptimo y descendiendo.

Tras este hito deportivo se suceden una serie de temporadas en las cuales el club isleño permanece estancado, consiguiendo al fin de la campaña 06/07 ascender a Primera Andaluza, la más alta categoría a nivel regional. En 2007 y coincidiendo con el ascenso, une a su estructura la cantera de la Escuela Sporting Bahía, club canterano que está obteniendo buenos resultados y del cual espera obtener en poco tiempo jóvenes jugadores que se unan a la primera plantilla. Esta fusión acarrea el cambio de nombre pasando a ser conocido como Unión Sporting San Fernando y de uniforme, que pasa a ser camisa naranja con detalles azul amarino y pantalón del mismo color. Deportivamente la edición 07/08 es discreta y termina undécimo, retrocediendo un tanto en la sesión 08/09 cuando ocupa la plaza decimocuarta.

A punto de cumplirse la campaña 08/09 y estando el Unión Sporting San Fernando en Primera Andaluza, el C.D. San Fernando se haya inmerso en una difícil coyuntura deportiva y económica puesto que acaba de descender a Tercera División tras ser decimoséptimo en su grupo de Segunda División B y de ahí a Primera Andaluza administrativamente por no satisfacer las deudas contraídas con parte de sus jugadores. Este hecho marca un punto de inflexión entre los socios del C.D. San Fernando que se debaten entre si continuar en tan baja categoría endeudados con cerca de seiscientos mil euros o disolver la entidad para partir de cero. El 16 de junio de 2009, mediante asamblea extraordinaria, más de dos tercios de los socios deciden la disolución de la entidad al no divisar continuidad condenando la gestión realizada por Ángel Serrano y Delfín Cañas, finiquitando una sociedad con más de sesenta años de historia que estuvo diez temporadas en Segunda División A, ocho en Segunda División B y cuarenta y una en Tercera División.

La junta gestora creada para la finiquitación del club entabla una serie de conversaciones de inmediato que se convertirán en tensas con Juan Rojas, presidente y alma mater del Unión Sporting San Fernando, para adquirir la plaza que este conjunto tiene en Primera Andaluza y no tener que empezar desde la última de las categorías del fútbol andaluz, resolviéndose todo exitosamente el 30 de junio con el pago de cerca de noventa mil euros de los cuales treinta y ocho mil son entregados durante la venta y el resto en varios plazos. El hasta entonces Unión Sporting San Fernando pasa a denominarse San Fernando Club Deportivo, adoptando como colores celeste para la camiseta y blanco para el pantalón con un escudo muy similar al lucido por el club extinto.

Trasladados durante la temporada 09/10 al Campo de Sacramento por estar el Estadio Iberoamericano 2010 en obras – estadio inaugurado el 22 de noviembre de 1992 bajo el nombre de Estadio Municipal Bahía Sur y cuya nueva denominación es adpotada tras ser aprobado por la junta de gobierno el 21 de diciembre de 2009 -, los azulinos son subcampeones de Primera Andaluza tras el Conil C.F., consiguiendo ascender a Tercera División gracias a la renuncia de la plaza que el Mueco Ceuta C.F. había obtenido tras la Promoción entre los campeones de Preferente de Ceuta y Melilla.

2010 – 2020

El 22 de mayo de 2010 se inaugura la remodelación del Estadio para la celebración de los XIV Campeonatos Iberoamericanos de Atletismo en el mes de junio. La fortuna parece sonreir a los isleños y ya desde el Estadio Iberoamericano 2010, reforzados convenientemente para la ocasión debutan durante la campaña 10/11 en Tercera División siendo subcampeones tras la Real Balompédica Linense. Esta plaza les permite promocionar para acceder a Segunda División B, eliminando a Jerez C.F.; 0-1 en la localidad pacense y 3-1 en casa, y Loja C.D.; 3-2 en la localidad granadina y 4-0 en casa, cediendo en la Final ante La Roda C.F.; 3-0 en la localidad albaceteña y nueva derrota en casa por 0-1. En la edición 11/12 son subcampeones de Liga tras un inalcanzable Atlético Sanluqueño C.F., consiguiendo ahora sí ascender a Segunda División B por primera vez en su historia al superar consecutivamente a U.D. Mutilvera en Cuartos; 1-1 en la localidad navarra y 0-0 en casa, Levante U.D. B en Semifinales; 2-0 en casa y 0-1 en Valencia, y C.D. Laudio en la Final; 2-0 en casa y 0-1 en la localidad alavesa. En su debut en la categoría de bronce la sesión 12/13 se termina en un meritorio séptimo puesto, descendiendo nuevamente la 13/14 al ser decimoctavo. Con el regreso a Tercera División, el club incluye un cambio en su denominación para la temporada 14/15, pasando a ser conocido como San Fernando Club Deportivo Isleño.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2012



BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles (Tomo III). Vicent Masià Pous (2012).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Luís Villegas.
  • Archivo privado de Antonio Gutiérrez Rivero.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.diariodecadiz.com Diario.
  • www.sanfernandocd.com (Web oficial).
  • www.elguichidecarlos.com (Web no oficial).
  • www.sentirseazulino.blogspot.com (Web no oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

escudo Real Balompedica Linense

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Balompédica Linense
  • Ciudad: La Línea de La Concepción
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 3 de diciembre de 1921
  • Fecha de federación: 1922

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Balompédica Linense (1921-1922)
  • Real Balompédica Linense (1922-1931)
  • Balompédica Linense (1931-1940)
  • Real Balompédica Linense (1940-)

TÍTULOS NACIONALES:

5 Ligas de Tercera División:

  • 1965/66
  • 1967/68
  • 1982/83
  • 1998/99
  • 2010/11

ESTADIO:

estadio Municipal de La Linea

  • Nombre: Estadio Municipal de La Línea de La Concepción
  • Año de inauguración: 1969
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal José Antonio (1969-1977)
  • Estadio Municipal de La Línea de La Concepción (1977-)
  • Capacidad: 20.120 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de la Puerta de Tierra (1921-1924)
  • Campo del Aurora (1924-1927)
  • Campo de La Balompédica (1927-1952) / Estadio San Bernardo (1952-1969)

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Balompedica Linense

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La gaditana localidad de La Línea de la Concepción, enclavada en el Campo de Gibraltar, fue una de las puertas por donde entró el fútbol en nuestro país gracias a su proximidad con la colonia británica enclavada en el sur español, colonia que ya disfrutaba de una asociación de clubs en 1895. Desde finales del s.XIX muchos eran los marineros mercantes y tripulantes de la armada británica que tuvieron ocasión de desplegar este juego en los descampados próximos a la frontera, constituyéndose en la ciudad autónoma varios clubs que terminarían siendo objeto de imitación por parte de los muchos trabajadores linenses que, con ocasión de los trabajos que realizaban relacionados con la carga de carbón para los navíos, solían patear el balón ocasionalmente en las playas cercanas cubriendo su tiempo de ocio.

Tras la boda real protagonizada el 31 de mayo de 1906 por S.M. El Rey D. Alfonso XIII y la princesa británica Victoria Eugenia de Battenberg, muchos serían los grupos de jóvenes que optaron por denominar con cualquiera de los nombres de los dos consortes a su equipo, surgiendo a continuación y en torno a 1908 en La Línea de la Concepción dos clubs: el Alfonso XIII F.C. que vestía camisa blanquiazul y tenía su sede en la calle Moreno de Mora y el Victoria Eugenia F.C., quien vestía rayas horizontales gualdirojas con sede en la calle San Pablo. No fueron los únicos clubs creados por empleados relacionados con el carbón y pronto les seguirían La Estrella Blanca y el Serapio, a los que más tarde se uniría el de La Llave, club este que terminaría por adoptar el nombre de Athletic F.C. ya en los años veinte, careciendo todos ellos de terreno de juego propio y teniendo que disputar sus encuentros en la Banqueta de San Felipe.

El Victoria Eugenia F.C. fue de todos ellos quien adquirió más resonancia y en los años diez era un rival de prestigio que se enfrentaba a sociedades importantes como lo eran el Cádiz F.C., el F.C. Malagueño y el Sporting F.C., de Algeciras hasta que terminó esfumándose en plena década. La ciudad durante estos años no disponía de un terreno de juego acorde a la exigencia de este deporte y el Huerto de Pedro Vejer y los Llanos del Campamento se convirtieron en terrenos improvisados cuando no lo era la misma Plaza de Toros. Los militares también contaron con su equipo y a mitad de década surgía el originado en el Batallón de Cazadores de Chiclana, conjunto este que solía enfrentarse con los militares de la vecina Gibraltar. Hacia 1915 surge el Sporting Club Linense y más tarde el Aurora F.C., sociedad esta dependiente de la compañía de seguros del mismo nombre que viste camisa blanquivioleta y pantalón blanco mientras en 1919 un grupo de muchachos crea el Club Recreativo Linense que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco.

HISTORIA DEL CLUB:

1921 – 1930

A principios de los años veinte el municipio cuenta con una gran población rebasando los sesenta mil habitantes, pero el fútbol local – para una ciudad de esas características -,  se encuentra adormecido no destacando en el panorama regional ninguna de sus más relevantes sociedades. El progreso es lento y en 1920 se funda el Central F.C., sociedad que toma nombre del café-bar del mismo nombre. Sin embargo todo adquiere un repentino vuelvo en 1921 a raíz de un par de encuentros que disputa el Sevilla F.C. de los Kinké, Spencer, Brand, Herminio y Ocaña en los terrenos de la Puerta de Tierra. La sociedad hispalense se enfrenta a los gibraltareños Britannia F.C. el 28 de mayo y Prince of Wales F.C. el día siguiente, creando una verdadera conmoción entre la juventud local. De repente el fútbol se revitaliza y en la ciudad hay un auténtico hervor balompédico que repercute en la consolidación de este deporte, saliendo favorecido el Aurora F.C. quien se convierte en una sociedad determinante. Los encuentros disputados en la Puerta de Tierra inician el despegue futbolístico de la ciudad fronteriza y pronto surgen entidades como el Arenal F.C., el Fortuna, la Unión Deportiva y el recordado Old Fellows Balompié, sociedad esta que viste camisa grana con pantalón negro y llegará lejos en la categoría regional andaluza.

El gran acontecimiento durante 1921 tiene lugar en la sede social del Club Taurino Joselito sito en la calle Real. Allí varios jugadores que habían jugado en el Club Recreativo Linense con la suma de varios aficionados - todos ellos aficionados a la tauromaquia -, constituyen la Balompédica Linense, aprobando su reglamento el 29 de octubre y quedando definitivamente constituido el 3 de diciembre con José Morales como presidente. Inicialmente la entidad carece de terreno de juego, estrenándose en Algeciras el 21 de diciembre frente al conjunto local Racing F.C. al que se imponen por 1-2, adquiriendo su particular camisa blanquinegra en 1922 tras inscribirse en la por entonces Federación Regional del Sur, colores que combina con el azul del pantalón aunque posteriormente pasará a ser negro. El conjunto blanquinegro hace uso entre 1922 y 1924 de la Puerta de Tierra situado en Gibraltar hasta que en 1924 comparte terreno de juego con el del Aurora F.C. situado en la calle Mateo Inurria, sociedad cuyos accionistas habían costeado el primer campo dedicado en exclusividad al fútbol y que precisamente se había estrenado ese mismo año. En 1927 y después de multitud gestiones consiguen inaugurar su propio terreno, el de La Balompédica.

Su primer secretario y presidente en 1922, Don Cristóbal Becerra García junto a la intervención de la Marquesa de Marzales, hacen que se consiga la presidencia de honor por parte de S.M. El Rey D. Alfonso XIII, recibiendo el título de Real en 1922 y pasando a ser la sociedad denominada Real Balompédica Linense. El 5 de septiembre de ese mismo año se inscribe en la Federación Regional del Sur para poder competir en los torneos andaluces y en la campaña 22/23 es Campeón de Segunda Categoría. Plantado en Primera Categoría, es subcampeón en la edición 24/25 y Campeón de la zona oriental en la 26/27, además de amateur en la sesión 27/28, conquistando un hueco como una de las mejores sociedades de la región y compartiendo espacio a nivel local con otros clubs como el Aurora-Línea F.C., el Arenal F.C. y el también potente Old Fellows Balompié, una sociedad que vistió camisa grana con pantalón negro y alcanzó meritorios puestos a nivel regional.

1930 – 1940

En los años treinta desciende su nivel deportivo y es encuadrado en Segunda Categoría, destacando el cambio de nombre que experimenta en 1931 tras la instauración de la II República, un suceso que le confiere el de Balompédica Linense. En la temporada 33/34 obtiene una mala clasificación y afectado por una crisis deportiva, en los años siguientes deja de competir a nivel oficial, dedicándose a jugar amistosos y torneos locales. Con el estallido de la Guerra en julio de 1936 cesa sus actividades y durante casi tres años permanecerá ausente.

1940 – 1950

Finalizada la contienda, la Balompédica Linense se reorganiza de inmediato y compite en Segunda Categoría durante la campaña 39/40, saliendo Campeón de su grupo y ascendiendo a Primera Categoría. Estando en esta recupera el título perdido una década antes y pasa nuevamente a ser conocida como Real Balompédica Linense, siendo subcampeón en la sesión 40/41 y consiguiendo entrar en el campeonato de Tercera División que en esas fechas no es más que un torneo disputado en un margen de tiempo muy estrecho para dirimir quienes ascienden a Segunda División.

En 1943 la FEF decide dar un impulso al fútbol modesto y relanza la Tercera División con fines deportivos y sociales, pasando a formar parte de ella en la campaña 43/44 e instalándose plácidamente en los siguientes años donde consigue asentarse entre los más fuertes. Con la entrada de Antonio Belizón en la presidencia, el club sufre una metamorfosis económica y deportiva que hace que lleguen grandes jugadores, los cuales en la temporada 48/49 le proporcionan el deseado ascenso a Segunda División al imponerse brillantemente en la Promoción a C.D. Mallorca, C.F. Badalona y Cartagena C.F. Debido a la ampliación de la categoría de plata a dos grupos, esta Promoción queda sin efecto, pasando a militar en ella incluso aunque no se hubiese clasificado sobre el terreno de juego.

1950 – 1960

La Real Balompédica Linense debuta en Segunda División en la temporada 49/50 finalizando duodécima, puesto que mejora en las siguientes campañas al ser novena, su mejor clasificación, en la 50/51, y undécima en la 51/52. El club vive durante estos años luchando por la permanencia, consciente de su inferioridad económica respecto a otros clubs, pero aún así consigue aguantar tres temporadas más, siendo décimo en las 52/53 y 53/54, hasta que pierde la categoría al término de la edición 54/55 tras ser colista con tan solo seis victorias. En 1952 el Estadio de La Balompédica cambia de denominación, adoptando el de Estadio de San Bernardo. De esta época destaca el paso de grandes jugadores como Pujolrás, Uceda, Román, Martí, Virgili, Julián, Vvet, Bertral, Gallardo, Ayala, Jimeno, Hinojosa, Devesa ó Vázquez.

De nuevo en Tercera División, el club albinegro realiza una buena campaña 55/56 y queda en segundo puesto, consiguiendo pasar a la Fase Final en la que es nuevamente segundo. Este puesto le permite promocionar para ascender, siendo eliminado por el C.D. Pontanés; 2-0 en Puente Genil, 2-0 en casa y 0-1 en el partido de desempate. Desde aquí hasta el final de la década, la entidad tiene opción de ascender pero nunca llega a clasificarse para las promociones destacando   que desde 1957 cambia su clásico pantalón negro por el nuevo blanco.

1960 – 1970

La década de los años sesenta la pasa íntegramente en Tercera División luchando por conseguir el ascenso, objetivo que nunca alcanzará pese a rozarlo con la punta de los dedos en varias ocasiones. En la temporada 64/65 es subcampeón de Liga, eliminando en la Promoción al C.D. Menorca; 4-1 en casa y 1-2 en Mahón, y siendo eliminado a su vez por el C.D. Béjar Industrial; 1-1 en casa y 1-0 en la localidad salmantina. En la campaña 65/66 es Campeón, pero es superado en la Promoción por la Ag.D. Plus Ultra; 0-0 en casa y 1-0 en Madrid, repitiendo título en la temporada 67/68, campaña en la que supera al C.D. Terrasa; 3-0 en casa y 2-1 en la ciudad barcelonesa, cayendo en la Final ante la S.D. Indauchu; 1-0 en Bilbao y 1-1 en casa. En 1969 el gobierno suprime el paso terrestre hacia Gibraltar, ocasionando un gran daño a la economía local linense quien se ve recompensada levemente por la construcción del Estadio Municipal, todo un coloso para la ciudad. El nuevo Estadio Municipal José Antonio se inauguró el 15 de eoctubre de 1969 con motivo de la fase de clasificación para la Copa del mundo, con un encuentro entre la Selección Española y la de Finlandia, con resultado final de 6-0. En 1968 la Tercera División es reestructurada, al igual que lo será en 1969 y 1970, pasando la Real Baolmpédica Linense a competir en una categoría de gran nivel y bastante dura.

1970 – 1980

Fruto de ello, en la campaña 70/71 es decimosexto y ha de defender su plaza frente al aspirante C.D. Real de Melilla; 7-0 en casa y 1-1 en la ciudad autónoma, susto que vuelve en la campaña 72/73 al repetir puesto y salvar nuevamente su plaza, en esta ocasión frente al conjunto gallego Arosa S.C.; 0-1 en la localidad pontevedresa y 3-1 en casa. Tras estos traspiés, en la sesión 73/74 queda quinto, empezando un declive que le conduce a ser decimonoveno en la campaña 75/76 y a perder la categoría. La Balona pasa un año en Regional Preferente, saliendo de esta rápidamente al ascender a Tercera División, categoría en la que se convierte en uno de los gallitos en los últimos años setenta con opciones siempre de conseguir el ascenso.

1980 – 1990

Los años ochenta van a ser diferentes, dado que tras un inicio irregular, pronto se convierte en Campeón y consigue ascender a Segunda División B. Esto sucede en la campaña 82/83 y previamente ha de eliminar en la Promoción a la Ag.D. Sabiñánigo; 1-0 en la localidad oscense y 2-0 en casa, y a la S.D. Eibar; 3-1 en casa y 1-0 en Ipurúa. La temporada 83/84 es la del debut en Segunda División B, pasando muchos apuros y resultando decimoquinto. Con esta campaña inicia un ciclo de diez temporadas consecutivas en la categoría, cosechando éxitos y fracasos a partes iguales, pero destacando en lo positivo su segundo puesto de la sesión 85/86 en la que queda a un solo punto del ascenso a Segunda División en beneficio del Xerez C.D.

1990 – 2000

Iniciados los años noventa, la Real Balompédica Linense a punto esta de descender a Tercera División en la campaña 90/91 y gracias al gol average se mantiene entre la élite. Un año después recompone su plantilla y durante la sesión 91/92 consigue clasificarse en cuarto puesto y opta a disputar la Liguilla de Ascenso, torneo en el que es colista precedido por Villarreal C.F., Girona F.C. y U.D. Salamanca. La temporada 92/93 es totalmente distinta y lamentablemente significa la despedida temporánea de la categoría al ser decimoctavo. En la campaña 93/94 inicia una travesía en el desierto de Tercera División que le hace entrar en crisis y de la que no saldrá durante seis largos años, convirtiéndose en una de las épocas más penosas de la entidad albinegra. Gracias al apoyo de su afición y de sus directivos, en la campaña 98/99 es Campeón y asciende al ser líder en su grupo de Promoción superando a Hellín Deportivo, S.P. Villafranca y U.D. Maracena, todo un soplo de aire fresco. La temporada 99/00, última del s.XX, la disfruta en Segunda División B finalizando en un aceptable octavo puesto.

2000 – 2010

En la primera década del nuevo siglo, la Balona permanece en la categoría de bronce en sus dos primeras temporadas, 00/01 y 01/02, descendiendo a Tercera División una vez finalizada esta última tras ser decimoséptimo. El club vuelve a entrar en una crisis deportiva que le lleva a estar nuevamente seis temporadas consecutivas en la última de las categorías nacionales, no pudiendo salvar con éxito la mayor parte de las oportunidades de las que dispone en esos años.

En la campaña 03/04 es tercero en Liga, cayendo en la semifinal de la Promoción ante el C.D. Diter Zafra; 1-1 en casa y 2-1 en la localidad pacense. En la edición 04/05 es cuarto y vuelve a naufragar en las semifinales, ahora ante la U.D. Mérida; 2-1 en casa y 1-0 en la vuelta, pasando los emeritenses por el valor doble de los goles obtenidos a domicilio. Por fin en la campaña 07/08 consigue el merecido ascenso a Segunda División B al ser tercero en Liga y superar la Promoción, tanto en semifinales ante el C.D. Anguiano; 1-0 en casa y 2-1 en la localidad riojana, y en la Final frente al C.D. Mirandés; 1-1 en casa y 3-3 en El Anduva. Sin embargo su paso por el tercer nivel es testimonial y los albinegros no cumplen las expectativas creadas, obteniendo tan solo dos victorias a domicilio y cinco en casa, unos triunfos que le impiden alcanzar la permanencia y le condenan al descenso. De vuelta a Tercera División, la campaña 09/10 no es satisfactoria y el club queda quinto clasificado, escapándose la Promoción.

2010 – 2020

Con el cambio de década obtiene el éxito buscado al ser Campeón de su grupo e imponerse en la Promoción de campeones al C.D. Tudelano; 1-0 en la localidad Navarra y 4-0 en casa, consiguiendo el pase directo a Segunda División B. El reestreno en la categoría de bronce durante la edición 11/12 se vive con entusiasmo en la localidad gaditana con una plantilla que es llevada en volandas hasta conseguir el subcampeonato tras el Cádiz C.F. SAD. En la Promoción consigue eliminar en Cuartos a la S.D. Amorebieta; 1-1 en la localidad vizcaína y 2-1 en casa, siendo superado en Semifinales por el C.D. Tenerife SAD; 0-1 en casa y nueva derrota en la capital tinerfeña por 2-1.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Jerez Industrial

 

escudo Jerez Industrial CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Jerez Industrial Club de Fútbol
  • Ciudad: Jerez de la Frontera
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 15 de agosto de 1950
  • Fecha de federación: 15 de mayo de 1951

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Juventud Jerez Industrial Club de Fútbol (1950-1956)
  • Jerez Industrial Club de Fútbol (1956-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 1957/58
  • 1963/64
  • 1965/66

 

ESTADIO:

Campo Municipal La Juventud

  • Nombre: Campo Municipal de La Juventud
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de La Juventud (1988-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Domecq (1951-1988)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Jerez Industrial CF

ESCUDOS:

escudos Jerez Industrial CF

UNIFORMES:

uniformes Jerez Industrial CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la andaluza provincia de Cádiz de cuyas tierras es la primera localidad en número de habitantes y localizada a escasa distancia del mar, la ciudad de Jerez de la Frontera es un extenso municipio dotado con una vasta campiña dedicada preferentemente al cultivo de la vid cuyos caldos, conocidos internacionalmente, le han dado una gran popularidad hasta el punto de ponerle nombre propio a su denominación de origen. Encorsetada entre los grandes núcleos de Cádiz y Sevilla, ambas capitales provinciales, al perder los favores administrativos Jerez se decantó por la industrialización centrando su intervención en el vino, no olvidándose de otros menesteres agrícolas y ganaderos, los dos con notable peso, reforzados en las últimas décadas de sectores como los de servicios y turístico debido a su rica fisonomía y atractiva arquitectura.

Para conocer su relación con el deporte moderno hemos de rememorarnos a tiempos pasados cuando en el siglo XVIII y, sobre todo, en el siglo XIX, el atractivo de sus vinos provocó que un buen número de comerciantes y empresarios procedentes del Reino Unido se establecieran en la ciudad levantando impresionantes bodegas que, años después, formarían un gran entramado industrial. Estos, además de prosperidad y una puerta abierta para los negocios, trajeron consigo sus costumbres siendo la predilección por el caballo y los juegos a campo abierto sus más apasionadas distracciones para los ratos de ocio.

Fruto de contar con mano de obra autóctona y extensa relación con grandes familias locales bodegueras como los González, a finales de los años sesenta decimonónicos surgieron varias asociaciones mixtas jerezano-británicas de marcado carácter deportivo como el Jerez Gun Club, constituido en 1869 y el Jerez Polo Club, en 1870, ambos impulsados por el poderoso comerciante Pedro Nolasco González de Soto quien había cursado estudios en Liverpool y era un gran amante del por entonces denominado sport. Las dos iniciativas, junto a otras que vendrían después, fueron ampliamente secundadas por la ciudadanía británica quien se volcó en masa.

Consecuencia de disponer de un amplio recinto como el Hipódromo de Caulina, situado a las afueras de la localidad, fue la disputa el 1 de noviembre de 1870 del primer encuentro de fútbol del que se tiene noticias en suelo español, protagonizado por los socios del Jerez Cricket Club, asociación constituida en agosto de 1864 la cual solía practicar diversas actividades teniendo siempre como protagonista una pelota o bola y tuvo posteriormente su sede en las proximidades del Paseo de Capuchinos. Por razones desconocidas, quizás la falta de rivales en la zona y la escasa atención que el pueblo prestaba a los juegos de origen británico, el fútbol no prosperó todo lo contrario que las carreras de caballos o las regatas, existiendo aun así constancia de práctica balompédica por parte de los empleados de las bodegas, incluso en zonas habilitadas en las décadas de los años setenta y ochenta.

La entrada del fútbol por la puerta grande deberá esperar todavía cierto tiempo y no será hasta empezado el siglo XX, cuando los españoles se impliquen en diversas ciudades de todo el Estado, surja a imitación de esta tendencia la primera iniciativa seria en Jerez impulsada y presidida por Thomas Spencer, un ciudadano de origen británico nacido en Gibraltar llegado a la localidad en 1907 que, empleado en la bodega William & Humbert años después, concretamente en 1911, constituye el Jerez Foot-ball Club cuya primera sede de sus evoluciones será la denominada Finca de San Benito, propiedad del empresario bodeguero Garvey. El conjunto jerezano hará su debut oficial el 2 de mayo en un torneo triangular con motivo de los actos correspondientes a la Feria del Ganado donde se enfrentará en esa fecha ante el Cádiz F.C. al que se le derrota, jugando el día siguiente la gran final con el también gaditano Español F.C. ante el cual se pierde yendo el trofeo donado por los locales a parar a manos azulgranas.

Uniformado enteramente de blanco con calzas negras en su primeras apariciones, al poco tiempo se pasará a vestir con camiseta blanquiazul desempeñando su actividad en los terrenos de la Venta de los Negros, en el Camino de La Cartuja, adquiriendo gran notoriedad entre sus convecinos gaditanos y de las provincias colindantes al derrotar a rivales tan cualificados como el Español F.C., de Cádiz y los representantes de Algeciras, San Fernando y Huelva.

En el año 1914 el máximo representante jerezano se fusiona con el Fortuna F.C., tradicional rival ciudadano nacido en 1912 que vestía camiseta gualdinegra con pantalón blanco, integrando a éste último dentro de su estructura dentro de una etapa muy fecunda en el fútbol local con el nacimiento de multitud de clubs aunque de escasa vida la mayoría de ellos como el Patronato Católico F.C., el recordado Jerez Balompié Club en 1912 que vestía camiseta azulgrana con pantalón blanco, el Athletic Club Jerezano también de 1912, el España-Mundo Nuevo F.C. que se uniformaba con camiseta rojiblanca y pantalón blanco, el Infantil F.C., el Deportivo F.C. y el popular Jerez Bote Club, todos ellos nacidos en 1913 y el Racing Club Jerezano en 1914 a los que se sumarán San Estanislao F.C. en 1915 e Hispania F.C. ya en 1916.

De todos ellos el Jerez Foot-ball Club será la asociación preponderante gozando por encima del resto de mayor popularidad y apoyo hasta el punto de existir una notable diferencia entre unos y otros, siendo el club jerecista quien lleve la batuta en el fútbol local y el único capaz de organizar torneos donde se invitan a clubs forasteros. Lamentablemente esta situación de privilegio no se alargará demasiado y en 1917, tal cual sucede con gran parte de las demás asociaciones, el club desaparecerá al no contar con un mecenas como tampoco de un campo en condiciones, grave problema que impedirá la evolución de un deporte que parecía lanzado a alcanzar cotas mayores dentro de su ámbito geográfico.

Entre 1917 y 1922 el Jerez Balompié Club defenderá a duras penas la representación de la ciudad, surgiendo a mediados de 1922 una nueva iniciativa gracias a la intervención del por entonces coronel Francisco Merry y Ponce de León que desea rescatar lo que fue el club hegemónico apenas unos años antes, el Jerez Foot-ball Club. En esta ocasión, vistiendo camiseta blanquinegra con pantalón blanco, se dispone de un modesto recinto junto a los almacenes de la estación de ferrocarril de Pequeña Velocidad entre las calles Medina y Porvenir, instándose tras su reorganización casi de inmediato al ayuntamiento a levantar el campo de deportes tan necesario que se lleva reclamando desde años atrás puesto que se pretende competir a nivel federado. Pasados unos meses el ayuntamiento no responde, pero gracias al acuerdo de arriendo que establecen el club y José Paz Partida, propietario de unos terrenos situados en Villa Mercedes, dentro del Parque González Hontoria, se consigue adecentar un campo de juego vallado bautizado como Stadium del Parque que será inaugurado oficialmente el 14 de enero de 1923 ante el Mirandilla F.C., de Cádiz, con victoria local por 2-1.

Durante las siguientes temporadas el Jerez F.C. crecerá deportivamente alcanzando el Grupo B de Primera Categoría, es decir, el segundo nivel regional dentro de la Federación Regional del Sur, emprendiendo el ayuntamiento en 1926 la construcción de un estadio situado en la zona de recreo de Villa Elena junto a la carretera de Lebrija que será inaugurado el 27 de marzo de 1927 frente al Español F.C., de Cádiz, con el que se pierde por 2-4. El bautizado como Estadio González Byass verá pasar por su césped a multitud de equipos andaluces, concretándose a finales de 1928 por parte de la RFEF la creación de dos campeonatos de Liga profesionales denominados Primera y Segunda División Nacional donde los jerezanos, con poco bagaje deportivo, quedarán excluidos.

La medida federativa resultará dañina para los intereses del Jerez F.C. puesto que, alojados en el Grupo B de Primera Categoría y rodeados de un mundo futbolístico cada vez más profesionalizado, las taquillas menguarán y la posibilidad de incorporarse al carro de los primeros clubs nacionales se esfumará por completo. El torneo 28/29 empezará con retraso y causará malestar en la entidad, declinando la directiva blanquinegra participar en la edición 29/30. En la temporada 30/31 se regresará a la competición pero en esta ocasión jugando en Tercera Regional debido al abandono experimentado en 1929, compitiendo junto a Marchena Balompié, C.D. Mairena y Coria F.C., retirándose el equipo en el primer encuentro de la segunda vuelta tras un gran escándalo en la localidad sevillana de Marchena. La merma de las taquillas y la deuda acumulada, causará la disolución de la asociación a mediados de 1931.

Heredero directo de sus restos será el Jerez Sporting Club, asociación constituida el 3 de julio de 1931 que, en memoria del club hegemónico recién desaparecido, ostentará como colores los blanquinegros para la camiseta y el blanco para el pantalón, teniendo como presidente electo el 10 de octubre a Lorenzo Ivison. El Jerez Sporting Club quedará inscrito en la Federación Regional del Sur empleando como terreno de juego el Estadio González Byass y empezando por Tercera Categoría durante la campaña 31/32 en la que pasará casi desapercibido.

Por otro lado y de forma paralela, cobrará importancia otra asociación dotada con equipo futbolista como la Unión Deportiva Jerezana, club constituido como Jerez Balompié F.C. en diciembre de 1928 que justo tres años después, en diciembre de 1931, experimenta una metamorfosis total al albergar otras disciplinas deportivas al margen del balompié. La U.D. Jerezana, con su presidente José Dionisio García Rodríguez al frente, presentará un proyecto ambicioso para convertirse en la principal fuerza deportiva de la ciudad remodelando ampliamente el Stadium del Parque que será reestrenado el 17 de abril de 1932 frente al Sevilla F.C. Amateur con resultado favorable a los locales por 3-2.

A punto de inaugurarse la temporada 32/33, a principios de septiembre la Federación Regional del Sur oficializará el calendario para la Segunda Categoría Preferente donde, en el Grupo IV, constan el Coria F.C., el Victoria F.C., de San Juan de Aznalfarache y los dos conjuntos jerezanos; Unión Deportiva Jerezana y Jerez Sporting Club, siendo no obstante significativo que a finales de mes no haya referencia alguna a ninguno de los dos participantes locales. Y es que el sentir general de la prensa, acostumbrados a asociaciones plagadas de jugadores aficionados, pocos profesionales y estructuras de club muy arcaicas, se manifiesta contrario a estas tendencias y, por el contrario, aboga por que Jerez disponga de un club fuerte, bien organizado, con respaldo social y empresarial que, en definitiva, sea capaz de costear buenos jugadores que confeccionen buenas plantillas.

Una serie de movimientos en las esferas del fútbol local contribuirán a que ambos clubs cesen en sus pretensiones deportivas y sacrifiquen su escasa trayectoria desapareciendo al unísono en beneficio de un nuevo proyecto donde, ahora sí, quedan implicados empresarios, ayuntamiento y todos aquellos aficionados que desean un club potente; el Xerez Foot-ball Club. Constituido en diciembre de 1932 bajo la iniciativa de Ventura Ochoa, presidido por José Manuel Domecq Rivero y secundado por la familia Domecq quien se vuelca con el proyecto apoyándolo económicamente, el día 14 se presentan los Estatutos en el Registro de Asociaciones del Gobierno Civil, siendo aprobados el día 22.

El Stadium del Parque pasa a ser denominado Estadio Domecq, partiendo los jugadores del Xerez F.C., quienes visten camiseta blanquiazul con pantalón blanco, desde la Segunda Categoría en la temporada 33/34 en la que resultarán campeones, accediendo al Grupo VI de Tercera División que en realidad es un torneo eliminatorio para dilucidar qué clubs ascienden a Segunda División. Los jerecistas son superados por el Club Recreativo Granada quien consigue la categoría de plata, estrenándose los blanquiazules del Xerez F.C. en el Campeonato Superregional de Andalucía de la campaña 34/35 con un tercer puesto igualados a puntos con Malacitano F.C. y Club Recreativo Granada mientras en el torneo de Primera Categoría son primeros. En la edición 35/36, compitiendo con el grueso de los grandes clubs andaluces dentro del Superregional será segundo tras el Sevilla F.C., perdiendo el primer puesto al ser derrotado en el último encuentro de Liga en terreno granadino ante el titular por 2-0. Esta clasificación le permite, acto seguido, debutar en el Campeonato de Segunda División dentro del Grupo III donde finaliza segundo a tres puntos del Murcia F.C., accediendo a la Fase Final para tratar de ascender a Primera División en la cual es sexto y colista perdiendo todos los encuentros a domicilio.

El Xerez F.C. se verá sorprendido, como el resto de clubs del país, por la Guerra Civil en julio de 1936, dejando escapar un momento idóneo para dar el salto a Primera División y con un proyecto ideado en agosto de 1934 en el cual el prestigioso bodeguero Pedro Domecq tenía calculado construir y financiar con cien mil pesetas un gran estadio.

A finales de 1938 el Xerez F.C. será reorganizado antes de que concluya el lamentable y trágico conflicto armado, compitiendo durante la temporada 39/40 en el Campeonato de Primera Categoría donde finaliza quinto, misma plaza que ocupa en el Grupo V de Segunda División. Presididos por Enrique Del Pino Balbontín y habiendo permutado su camiseta blanquiazul por una camisa azulina, en la campaña 40/41 son sextos en el Grupo II de Segunda División. Renombrado Xerez Club desde el 1 de enero de 1941 en cumplimiento con las nuevas ordenanzas de la DND que preside el general José Moscardó, la trayectoria de los jerezanos en el campeonato de Segunda División es ascendente siendo séptimos en la campaña 41/42 y segundos en la sesión 42/43 en la que acceden a la Fase Final para intentar ascender a Primera División. La suerte les será esquiva y, al final, resultan sextos y colistas. En las temporadas 43/44 y 44/45 serán quintos, estas dos últimas dentro de un grupo único, llegando la hecatombe en la temporada 45/46 cuando, endeudados y casi sin recursos, son decimosegundos teniendo que jugarse su futuro inmediato a un solo encuentro. En el horizonte, pese a la negatividad reinante, todavía se vislumbra algo de luz al tener que defender la categoría ante el aspirante Baracaldo Altos Hornos, pero en el partido vital disputado en Madrid se cae ante los vizcaínos por 0-2 descendiendo irremediablemente a Tercera División.

Reunida la directiva constantemente para estudiar la situación, sin el apoyo del consistorio que no puede prestar más dinero junto a la negativa del empresariado local que no desea parchear los errores cometidos por el club, la continuidad en Tercera División se hace imposible al no ser garantizados los desplazamientos así como la disponibilidad de una plantilla apropiada. Sin más por lo que luchar, el 26 de agosto de 1946 se disuelve mediante Asamblea General la asociación jerezana dejando a la ciudad huérfana de fútbol en Categoría Nacional y a la afición sin su más preciado referente, hueco que será ocupado por el Club Deportivo Jerez, entidad fundada el 4 de junio de 1942 que compite en Primera Categoría y venía desarrollando el papel de filial de los xerecistas. El 24 de septiembre de 1947, el C.D. Jerez al recibir a gran parte de los antiguos mandatarios del club extinto cambia su denominación tomando la de Jerez Club Deportivo, club que ha perdurado hasta nuestros días y alcanzado buen nivel deportivo, denominándose Xerez Club Deportivo desde 1963 y siendo en la actualidad una Sociedad Anónima Deportiva, consiguiendo el ascenso a Primera División y el honor de militar en la máxima categoría de nuestro fútbol.

Al margen del principal club de la ciudad, en el segundo lustro de la década de los cuarenta aparecen multitud de clubs que dan fe del fervor emergente por este deporte, como son: C.D. Español, C.D. Victoria, Unión C.F., Kendú C.F., S.D. Imperial, S.D. Policía Urbana, S.D. Rayo, Chamartín C.F., C.D. Hispania, C.D. Olivar, C.D. Hércules Jerezano, C.D. Jandilla, C.D. Jerezano, Atlético Club Jerez, Aviación C.D., etcétera.

HISTORIA DEL CLUB:

1950 – 1960

Uno de estos clubs es el Juventud C.F., fundado por estudiantes de la Escuela de Comercio en 1945 y que tenía su sede en la calle Puerto número 13,  el cual participa en Tercera Categoría Regional. El 12 de octubre de 1947 se fusiona con el Jerez Industrial, equipo de las empresas dirigidas D. Antonio Salido Paz -empresario local precursor de las artes gráficas vinculadas a la actividad vitivinícola- y que compite al margen de las competiciones federadas. Sin embargo, no será hasta el 15 de agosto de 1950 cuando se costituye de forma oficial el Juventud Jerez Industrial Club de Fútbol, aprobándose a continuación los estatutos del club.

Recién iniciado el año 1951 y en pleno crecimiento del fútbol a nivel nacional, varios empresarios jerezanos se unen con el ánimo expreso de impulsar el nuevo club para que sirva de alternativa al Jerez C.D. y que aloje a los jóvenes de la localidad que no encuentran plaza en este. Presidido por Alberto Durán Tejera y bajo el apoyo económico del mecenas y fundador D. Antonio Salido Paz, el 15 de mayo de 1951 se inscribe el Juventud Jerez Industrial C.F. en la Federación Regional del Sur, y que al igual que sus antecesores viste camisa blanquiazul y pantalón blanco, empleando como terreno de juego el Estadio Domecq.

El novel club se estrena durante la campaña 51/52 en Primera Provincial finalizando en tercer puesto, consiguiendo el ascenso a Segunda Regional en la siguiente 52/53 al resultar Campeón, título que repite en la 53/54 ascendiendo a Primera Regional. En esta categoría permanece un par de temporadas consiguiendo ascender a Tercera División al término de la campaña 55/56. El estreno en Categoría Nacional lo efectúa ya bajo el reducido nombre de Jerez Industrial Club de Fútbol y con un aceptable undécimo puesto en la temporada 56/57, reforzándose durante el verano y conformando una potente plantilla que conquista la edición 57/58. Este exitoso primer puesto le permite promocionar para ascender a Segunda División, pero en la primera eliminatoria es superado de forma contundente por el Elche C.F.: 8-0 en Altabix y 3-4 en casa, no disponiendo de más oportunidades hasta la década siguiente.

1960 – 1970

Los años sesenta se convierten en la época dorada del club jerezano, pues durante toda la década la entidad presenta buenos resultados y aspira en cada temporada al ascenso, manteniendo durante muchas temporadas encarnizadas luchas con su rival ciudadano, el Jerez C.D. al que supera en algunas ocasiones. Este reto del ascenso sin duda va a ser la gran misión de los blanquiazules, pero su obtención no será nada sencillo, pues en sus tres primeras tentativas cae eliminado. En la campaña 63/64 lo hace ante el Albacete Balompié: 2-0 en la capital manchega y 2-1 en casa, tras ser Campeón de Liga.

En la edición 65/66 repite título y tras eliminar a la U.D. Mahón: 2-0 en la ciudad menorquina y 3-0 en casa; cae eliminado en la Final ante el C.D. Logroñés: 2-1 en Logroño, 4-3 en el Estadio Domecq y 0-1 en el desempate disputado en Madrid. La tercera oportunidad es en la campaña 66/67 tras ser subcampeón, cayendo en la primera eliminatoria ante el Real Unión Club de Irún: 2-0 en la ciudad fronteriza y 2-2 en casa. El ascenso a Segunda División llegará de una forma impredecible, pues tras ser tercero en Liga durante la temporada 67/68, la condición de filial del Sevilla Atlético Club hace que este no pueda promocionar y sean los blanquiazules quienes ocupen su puesto. En esta fase elimina al Talavera C.F.: 1-1 en la ciudad de la cerámica y 4-2 en casa; a la S.D. Eibar: 1-1 en casa y 0-1 en la localidad guipuzcoana; y por último al Club Atlético de Ceuta en la Final tras tres encuentros: 0-0 en casa, 1-1 en la ciudad norteafricana y un favorable 1-0 en el desempate disputado en Madrid. El ansiado ascenso se produce el 7 de julio en el Campo de Vallecas, tras un gran gol de Vega a cinco minutos del final. El once industrial estuvo formado por: Cazalla, Ojeda, Garrido, Juanele, Chito, Romualdo, García Pérez, Vega, Toto, Yeyo y Blas.

La temporada 68/69 es muy emotiva para la entidad jerezana dado que representa el estreno en Segunda División en un grupo único en el que destaca la presencia de históricos como el Sevilla C.F., Real Club Celta de Vigo, Real C.D. Mallorca, Real Betis Balompié ó Real Valladolid Deportivo, entre otros. Consciente de sus posibilidades, el club que preside Eduardo García Pérez compite humildemente en la categoría de plata cosechando fuertes goleadas lejos de Jerez más seis victorias y seis empates en casa, perdiendo su plaza en Segunda al ser colista destacado. Descendido a Tercera División, la temporada 69/70 la culmina en décimo puesto no pudiendo superar el corte establecido por la RFEF para seguir en la categoría, encadenando su segundo descenso consecutivo, a Regional en esta ocasión.

1970 – 1980

Iniciados los años setenta el club pelea por recuperar la Categoría Nacional lo antes posible, pero sus intentos son baldíos al no conseguir ningún primer puesto que le clasifique directamente y debe de disputar un para de promociones que no supera. En la primera de ellas, campaña 70/71, es eliminado como aspirante por el Club Atlético Malagueño: 3-0 en La Rosaleda y 1-0 en casa; mientras en la segunda, campaña 72/73 lo es por el Vinaroz C.F.: 2-1 en la ciudad castellonense y 0-0 en casa. El ansiado ascenso habrá de esperar al término de la temporada 74/75 cuando por fin sea Campeón y lo haga por la vía directa. Su acoplamiento a la nueva categoría no está exento de problemas y durante el último tramo de los setenta se mantendrá con dificultades clasificatorias, esquivando un descenso a Regional en la 79/80 gracias a la reestructuración de la Tercera División.

1980 – 1990

En los años ochenta el conjunto industrialista es capaz de mantenerse en Tercera División durante seis temporadas consecutivas y a pesar de ser sexto en la campaña 81/82, en el resto de ellas ha de luchar hasta el último extremo para conservar su plaza, lucha que no supera en la campaña 85/86 al ser decimoséptimo y descender a Regional Preferente. En esta categoría permanece cuatro largas temporadas ante el desánimo de su afición, consiguiendo finalmente al término de la campaña 89/90 retornar a Categoría Nacional, momento que coincide con el abandono del viejo Estadio Domecq y su traslado al Estadio de La Juventud.

escudo Juventud Jerez Industrial

Finalizada la temporada 90/91, el club de la venencia y el catavino decide prescindir de sus equipos de fútbol base, por lo que un grupo de aficionados funda el 10 de enero de 1992 el nuevo Juventud Jerez Industrial C.F. para mantener en activo la cantera blanquiazul.

1990 – 2000

La década de los noventa tiene un mimetismo casi total con la anterior y en sus presencias durante la Tercera División de los primeros años continúa manteniendo la tensión durante cada temporada para evitar el descenso. Serán seis en total las temporadas de manera consecutiva en el cuarto nivel del fútbol nacional, con posiciones finales de mitad de tabla hacia abajo y pasando apuros en todas estas para poder mantener la categoría. Al final no lo consigue y en la campaña 95/96 desciende nuevamente a Regional Preferente.

2000 – 2010

Cuatro serán las campañas en las que milite en Regional, regresando con fuerza a Tercera División la temporada 00/01 en la que es quinto y a punto está de promocionar. Si buena es esta para el club presidido por Paco Narbona, excelente es la campaña 01/02 con Antonio Camas como entrenador en la que se proclama subcampeón y entra en la Promoción de Ascenso. En esta fase es tercero superado por C.P. Moralo y C.D. Mármol Macael, acabando colista el Tomelloso C.F. En las campañas siguientes no consigue promocionar y con el cambio de directiva empieza a perder capacidad, convirtiendo su objetivo en mantener la categoría. Sin embargo, la entrada de potencial económico en la temporada 08/09 hace que la dinámica industrialista cambie ciento ochenta grados y el conjunto blanquiazul ocupe el segundo puesto en Liga. Esta plaza le permite promocionar consiguiendo eliminar al C.D. Calahorra: 0-1 en la ciudad riojana y 2-0 en casa; a C.D. Santanyí: 0-0 en la localidad balear y 3-0 en casa; pero finalmente sucumbiendo ante el C.D. Mirandés: 0-1 en casa y 3-2 en la ciudad burgalesa. Cuando todo parecía perdido respecto al posible ascenso de la entidad jerezana a Segunda División B, desde los despachos se encuentra la solución puesto que otro conjunto andaluz, el C.D. Linares, es descendido a Tercera División por no poder sufragar las deudas contraídas con su plantilla. La plaza libre que queda en el Grupo IV es ofrecida al Jerez Industrial C.F. como mejor conjunto andaluz sin ascenso, aceptando estos de buen agrado dicho ofrecimiento.

El debut en Segunda División B es acogido con gran entusiasmo por su afición quien sueña con hacer un digno papel y conseguir la permanencia rememorando tiempos pretéritos que la mayoría de sus seguidores no han vivido, objetivo que finalmente no se cumple al mostrarse el equipo muy ajustado para la competición tras arrastrar graves problemas económicos desde el comienzo de la temporada que desembocan en la salida de Ricardo García como presidente y la fuga masiva de jugadores en enero de 2010. Tras esta delicada situación, desembarcan en la entidad jerezana 12 jugadores británicos procedentes de la Glenn Hoddle Academy para tratar de salvar la categoría, además de realizar un préstamo a la entidad jerezana de 160.000 euros para poder continuar, pero pese al intento se suman diez victorias y cinco empates, terminando decimoctavo clasificado y regresando a Tercera División.

2010 – 2020

La sesión 10/11 en Tercera no será mucho mejor que la anterior, y tras las promesas incumplidas por el Ayuntamiento, Hoddle abandona el club el 7 de marzo tras no recibir cantidad alguna de las prometidas por el consistorio, llevándose consigo la prácticamente totalidad de la plantilla formada por extranjeros. Con efectivos mínimos se presentan a los últimos encentros, pero finalmente descienden en un triple empate a puntos con Ayamonte C.F. y U.D. Marinaleda, pesando como una losa los tres puntos descontados por incomparecencia al jugar con juveniles frente al C.D. Pozoblanco. Si no fuera suficiente el descalabro deportivo, económicamente el club presidido por Juan Manuel Delgado es denunciado por impagos a jugadores que se remontan a la temporada en Segunda B, ascendiendo la deuda a más de 52.300 euros, siendo sancionados el 2 de julio con un nuevo descenso administrativo a Regional Preferente.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,