Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular UD Somozas

 

escudo UD Somozas

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Somozas
  • Ciudad: Somozas / As Somozas
  • Provincia: La Coruña / A Coruña 
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 30 de mayo de 1985
  • Fecha de federación: 1985

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Somozas (1985- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2013/14

 

ESTADIO:

estadio UD Somozas

Campo Municipal de Pardiñas

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal de Pardiñas
  • Año de inauguración: 1985
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Municipal de Pardiñas (1985-)
  • Capacidad: 1.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Fútbol Municipal de Pardiñas (1985- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Somozas

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situado al este de Ferrol, el municipio de As Somozas es un pequeño núcleo con algo más de mil trescientos habitantes dedicado tradicionalmente a la agricultura y que en el pasado perdió bastante población en busca de mayor fortuna, siendo constituido en 1836 bajo el nombre de Santiago seré das Somozas. La apertura del término municipal para la instalación de plantas de reciclaje industrial de todo tipo, entiéndase pilas, vehículos, metales, aceites, neumáticos y residuos orgánicos como el recordado chapapote en un enorme polígono, fue clave para su transformación y enriquecimiento, variando sustancialmente los fondos presupuestarios. Desde 2005 cuenta con una planta dedicada a la fabricación de aerogeneradores eólicos, sector actualmente en crisis, pero aun importante en el panorama energético nacional.

Sobre la implantación del fútbol apenas se recuerda nada en la localidad, no habiendo constancia alguna sobre la existencia de algún club federado hasta la década de los años ochenta en la que el destino de As Somozas empezó a dar un giro radical para bien de sus habitantes.

HISTORIA DEL CLUB:

1985 – 1990

La implantación del fútbol en As Somozas y la preparación de todo el entorno e infraestructura necesarios para que todo llegase a buen fin, obedece al incansable trabajo de una persona, Manuel Candocia Pérez, el sempiterno alcalde de la localidad que durante treinta años ocupara el mando municipal. Candocia fue quien, arrastrado por su ímpetu y ganas de mejorar, impulsó entre sus convecinos la idea de constituir un club de fútbol y salir a competir en las distintas categorías de la Federación Gallega. Convencidos todos pese a sus reticencias iniciales al tratarse de una pequeña localidad, el 30 de mayo de 1985 quedaba constituido el Unión Deportiva Somozas con el propio Candocia al frente, vistiendo la neonata entidad camisa verdiblanca con pantalón blanco. Sólo faltaba buscar un terreno de juego apto para desarrollar su actividad, ocupándose de la construcción del Campo de Pardiñas en los alrededores para, desde ese momento, convertirse en su feudo.

Dado lo avanzado de la temporada 84/85, la U.D. Somozas no pudo competir desde el momento en nacer, dedicando gran parte del verano de 1985 a disputar encuentros amistosos frente a otros clubs de la comarca ferrolana para facilitar su puesta a punto. Inscrito en la Federación Gallega, la campaña 85/86 fue la de su debut estrenándose en una Segunda Regional donde fue cuarto y obtuvo el ascenso a Primera Regional debido a la reestructuración de las categorías. A partir de ese instante los verdiblancos lograron asentarse consiguiendo ser novenos en la temporada 86/87, terceros en la 87/88 y quintos en la 88/89, cerrando la década como Campeón de la categoría en la edición 89/90 lo cual le suponía el ascenso directo a Regional Preferente. Conscientes de sus limitaciones económicas con apenas un centenar escaso de socios, el club acabó renunciando al merecido ascenso, continuando su lucha en Primera Regional con el ánimo de jugar por jugar.

1990 – 2000

Sorprendidos por el éxito de la campaña anterior, en la temporada 90/91 los verdiblancos buscan apoyos económicos en su entorno por si acaso repiten el éxito, objetivo que con gran parte de la plantilla anterior se obtiene repitiendo alirón. En esta ocasión sí aceptan el ascenso, estrenándose en Regional Preferente durante la edición 91/92 donde concluyen novenos. La creación de un vasto polígono industrial y el asentamiento de diversas empresas empiezan a dar sus frutos económicos sobre las arcas del ayuntamiento, destinando este cada año mayor partida presupuestaria a su mayor representante deportivo. En la sesión 92/93 son subcampeones de grupo tras los pasos del Betanzos C.F., disputando una Promoción que les enfrenta al Alondras C.F. a quien superan; 3-2 en la ida y victoria por 2-0 en Pardiñas que les supone el ascenso a Tercera División.

El ascenso a Categoría Nacional es ya un logro considerable y el U.D. Somozas se presta para debutar con firmeza en Tercera División con el claro objetivo de obtener la permanencia. Decimoterceros en la campaña 93/94, en la edición 94/95 sufrirán más de la cuenta para subsistir entre los grandes de la región, finalizando decimoséptimos y mejorando ligeramente en la temporada 95/96 con un decimoquinto puesto. Dotado de un presupuesto ajustado pero con determinación, los verdiblancos se ganan el respeto de sus rivales y la atracción del Racing Club Ferrol, el poderoso vecino comarcal con el cual establece un convenio de filiación para hacer probaturas con jóvenes promesas. El acuerdo será breve, pero gracias al mismo se es decimosegundo en la edición 96/97, decimoséptimo en la 97/98 y lamentablemente vigésimo en la 98/99 causándose su descenso a Regional Preferente. Sin la ayuda del club ferrolano y con un presupuesto muy mermado, la directiva encabezada por Candocia renuncia a competir no sólo en Regional Preferente, sino también en Primera Regional, controlando sus gastos sin entrar en deudas y aceptando la Segunda Regional como su ubicación deportiva. Pese a todo, la Unión Deportiva es subcampeona de grupo tras la S.D.R. Numancia de Ares.

2000 – 2010

Las estrecheces económicas de principios de siglo y la política somocense de no arriesgar más de la cuenta asumiendo gastos innecesarios en categoría superior, no es óbice para que las distintas plantillas verdiblancas que se conforman consigan alcanzar el primer puesto clasificatorio en las temporadas 00/01, 01/02 y 02/03, renunciando por decisión propia a una Primera Regional ganada a pulso sobre los terrenos de juego. En la campaña 03/04 será tercero, repitiendo el primer puesto en la edición 04/05 y renunciando una vez más a abandonar la Segunda Regional.

El año 2005 va a ser fundamental en el desarrollo de la entidad coruñesa. El parque industrial sito en la localidad genera grandes dividendos que son recogidos por las arcas municipales incrementándose los presupuestos de forma considerable. Desde la alcaldía que gestiona Manuel Candocia -presidente igualmente de la Unión Deportiva-, empiezan a destinarse partidas cada vez más cuantiosas al club que conllevan una inmediata repercusión en lo deportivo y en económico. La U.D. Somozas , habituada en los últimos años a no ascender, conseguirá encadenar hasta tres consecutivos llegando el primero de ellos en la temporada 05/06 al ser Campeón de su grupo. Alcanzada la Primera Regional, en la campaña 06/07 será subcampeón tras la S.D. Dubra ascendiendo a Regional Preferente, categoría donde es nuevamente subcampeón pero en esta ocasión tras la S.D. Compostela de quien le separa un punto. Este puesto le permite promocionar para intentar ascender a Tercera División, reto que consigue imponiéndose a la U.D. Barbadás; 0-1 en la ida y 2-0 en Pardiñas. Con el apoyo sin reservas del consistorio que le patrocina, los verdiblancos se reestrenan en Categoría Nacional durante la sesión 08/09 con un decimoprimero puesto, pasando más problemas en la 09/10 cuando es decimosexto.

2010 – 2020

El cambio de década no será especialmente significativo, salvo que con una renovada plantilla el equipo es quinto en Liga estando a un paso de poder promocionar, un sueño de difícil consecución. En la temporada 11/12 la U.D. Somozas retrocede en la clasificación y finaliza decimoprimera, no siendo muy diferente la edición 12/13 al ser decimosegunda. Durante estos años de estancia en Tercera División el club se caracteriza por su firmeza y seriedad en el pago de las nóminas, algo que agradecen los jugadores quienes a pesar de cobrar menos que en otras partes, saben plenamente que no les va a faltar nada.

Con esta confianza se confecciona una gran plantilla en la temporada 13/14 que no funciona demasiado bien al principio, pero que a medida que va avanzando el torneo se sitúa en los primeros puestos. Sin embargo el gran mazazo se produce el 19 de enero de 2014 cuando en pleno encuentro como local ante el C.C.D. Cerceda fallece Manuel Candocia por un fulgurante infarto. El repentino óbito del presidente somocense impacta a los jugadores, produciéndose una unión en todos ellos para no perder en lo sucesivo y rendir con ello un homenaje al que fuera presidente desde su constitución del club gallego. La U.D. Somozas encadena una quincena de encuentros sin perder, consiguiendo proclamarse Campeón del Grupo I gallego por primera vez en su historia y superar a importantes rivales. En la Eliminatoria de Campeones le espera el Real Valladolid C.F. B quien logra el ascenso directo; 3-1 en Pucela y 2-1 en casa. El sistema competitivo le permite seguir, enfrentándose en Semifinales a la U.D. San Sebastián de los Reyes a quien derrota en la localidad madrileña por 2-3, perdiendo en casa ante su afición por 0-1 e imponiéndose el valor doble de los goles conseguidos a domicilio. En la Final se lo juega todo ante el C.D. Tenerife B, venciendo 1-5 en la capital tinerfeña y perdiendo 0-1 en casa, resultados que le permiten ascender a Segunda División B, algo impensable unos años atrás.

Texto: Vicent Masià © 2014

Última actualización: 2014

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice de 2014.
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Jorge Deza.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular SD Compostela SAD

 

escudo SD Compostela SAD

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Compostela, S.A.D.
  • Ciudad: Santiago de Compostela
  • Provincia: La Coruña / A Coruña
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 26 de junio de 1962
  • Fecha de federación: 1962

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Recreativa Compostela (1962)
  • Sociedad Deportiva Compostela (1962-1992)
  • Sociedad Deportiva Compostela, S.A.D. (1992-2007)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 1963/64
  • 1979/80
  • 1989/90

 

ESTADIO:

estadio Multiusos de San Lazaro

  • Nombre: Estadio Multiusos de San Lázaro
  • Año de inauguración: 1993
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Multiusos de San Lázaro (1993-)
  • Capacidad: 13.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Residencia Universitaria (1962-1963)
  • Estadio Municipal de Santa Isabel (1963-1993)
  • Estadio Multiusos de San Lázaro (1993-2007)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos SD Compostela SAD

UNIFORMES:

uniformes SD Compostela SAD

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La ciudad de Santiago de Compostela, hoy en día capital de Galicia, es pionera en la práctica del fútbol y, aunque no resultó tan avanzada en el tiempo como Vilagarcía de Arousa, A Coruña, Vigo o Pontevedra por citar ciudades de su entorno, sí colaboró en expandir este desconocido deporte en aquellas tierras gracias a la determinación de una parte de sus vecinos.

Ciudad universitaria desde tiempos remotos, alumnos vigueses y pontevedreses fueron los primeros en dejar constancia de dicho deporte apenas iniciado 1905, surgiendo en 1907 la primera sociedad local, el Italia Foot-ball Club, entidad de brevísima existencia que no cuajó en lo sucesivo.

Las inquietudes higienistas de la época y el gusto por el deporte en sus distintas modalidades llevaron a la constitución del Club Deportivo Compostela en el mes de marzo de 1907, sociedad conocida también popularmente como Club Compostela, la cual tenía su sede en la Rúa das Carretas. Con Antonio Revuelta Fernández en el puesto de presidente, Luís López Somoza como vicepresidente, Enrique González Luaces en la secretaría, Rafael López Ayora como vicesecretario, Abelardo Labandeira Freire tesorero, Javier Hidalgo Serrano vicetesorero, Mariano Cedrón Noguerol en el puesto de contador y José Sánchez Arcilla Navarro como vicecontador, bien pronto tomaron conciencia de que el fútbol era el deporte de moda y un gran atractivo para la juventud, organizando a partir de julio de ese mismo año con la ayuda del ayuntamiento y, con carácter anual, una competición para los más ilustres clubs gallegos denominada Copa Compostela que se disputaba en el Parque de Deportes de Santa Isabel y en la cual al vencedor se le hacía entrega de una hermosa copa de plata.

El Club Compostela dispuso casi desde su origen de una sección futbolística reclutando a jóvenes universitarios y otros dispuestos a experimentar nuevas sensaciones con aquel divertido deporte, pero el escaso nivel alcanzado en comparación con los clubs vigueses, coruñeses y pontevedreses, casi todos ellos con británicos en sus filas, hicieron mella en su moral y declinaron participar en la Copa Compostela.

En marzo de 1912 el Club Compostela valla el perímetro del campo de fútbol de los terrenos de Santa Isabel y lo inaugura oficialmente el 14 de abril con su flamante sección balompédica ya independizada como Compostela Foot-ball Club vistiendo camisa azul con pantalón blanco bajo la presidencia de Rey Rego, convirtiéndose en el club referente de la ciudad durante bastantes años y disputando numerosos encuentros frente a los rivales que antes veía inalcanzables. El fútbol empieza a adquirir fuerza en la ciudad y hacia 1918 se constituye el Sporting de Santiago F.C., entidad que tiene su sede en la calle Entre Ríos, viste camisa de color rojo con pantalón negro y disputa sus encuentros en el Campo de Don Mendo. Esta sociedad será junto al Compostela F.C. la más importante durante la década de los años veinte y a finales de ella acabará desapareciendo, no siendo el único club emergido durante este periodo, pues la capital gallega es testigo del nacimiento alrededor de 1918 del Mercantil y del Athletic Club Compostelano, entidad esta última que mantendrá un intenso pulso con el Compostela F.C. hasta que ambas entidades acaben fusionándose en una sola.

Tras el paso de clubs efímeros sin apenas trascendencia como el Nireiris Curding Club y el Taurino F.C., a principios de los años veinte surgen el Universitario F.C., el Rápido F.C., el Español Club, el Giralda F.C., el Stadium F.C., el Celta F.C., el Pirelli F.C. fundado por el industrial Jacobo Rey González o el Alfonsino F.C., entidades estas dos últimas que acabarán fusionándose, siendo muchos de ellos proyectos constituidos por universitarios que no tendrán continuidad y son fruto de la pujanza del fútbol a nivel nacional.

A principios de los años veinte Compostela F.C. y Sporting de Santiago F.C. mantienen grandes duelos donde casi siempre acaban imponiéndose los azules compostelanos hasta que a mediados de década ambos quedan inactivos. En 1928 el empresario transportista propietario de varias líneas de autobuses, Ramón Castromil, después de un relevo generacional  accede a la presidencia y activa la Sociedad Cultural Compostela F.C., conocida popularmente como Compostela F.C., rodeándose de jóvenes jugadores no exentos de calidad que vistiendo camisa partida a dos mitades celeste y blanca inauguran el Campo de A Choupana. Esta sociedad, conocida como la de “los señoritos”, ingresa en la Federación Gallega, permaneciendo en Segunda Categoría donde es segundo en la temporada 29/30 junto a otro club local, también recién constituido en 1929 como es el Santiago F.C., proclamándose Campeón en la temporada 30/31 y nuevamente en la edición 31/32. En la 32/33 será subcampeón.

Paralelamente a estos hechos, en la ciudad surge un nuevo club coincidiendo con 1928, el Racing Club de San Lorenzo que viste camisa roja con pantalón y medias negras, entidad fruto de los deseos de unificación por parte de dos sociedades recién disueltas, el Sarela F.C. y el San Lorenzo F.C. nacido en 1919. El Racing Club de San Lorenzo, quien toma su nombre del exitoso Racing Club de Ferrol, crece como la espuma y durante los años treinta mantiene una enorme rivalidad con el Compostela F.C. siendo habituales los tensos enfrentamientos entre jugadores, incluso yendo más allá, entre aficionados. La presencia de la fuerza pública es habitual y los triunfos de los racinguistas a nivel local también, adjudicándose los campeonatos de las temporadas 28/29, 30/31, 31/32, 32/33 y 33/34 en franca competencia con los compostelanos quienes compiten a nivel federado, no siendo el caso de los rojinegros.

Durante la Guerra Civil, Galicia se mantiene alejada del frente y, relativamente apaciguada, no resulta tan afectada en su territorio como lo son otras comunidades, iniciándose a finales de 1938 los primeros movimientos a nivel deportivo personificados en la constitución del Arenal Sport Club el 10 de octubre.

Finalizada la contienda, la ciudad es casi un páramo futbolístico respecto a los primeros años treinta hasta que, poco a poco, se toma pulso a la situación siendo el primer club en reorganizarse el Racing Club de San Lorenzo que preside Emilio Gradín acompañado por su secretario Jesús Juanetey. El Racing Club, atado a un pasado reciente identificado con posturas antagónicas al nuevo Régimen del que muestra cierta desafección, concretamente a través de jugadores y aficionados que fueron su soporte antes de la guerra, es elegido por los falangistas y consistorio como club representativo y sociedad a ser obligatoriamente adoctrinada en demérito de un Compostela F.C. que no da señales de vida, consiguiendo ante el delegado gubernativo presente en la Federación Gallega que se les permita usar el nombre de éste a finales de octubre de 1939. Sin embargo lo que se les concede desde la Federación, no se consolida ante el Gobierno Civil, negándoseles tal cambio al no haberse tramitado la disolución del Compostela F.C. constituido en 1928. Ramón Castromil, antiguo presidente del Compostela F.C. entra en acción y reivindica sus derechos legítimos empleando ahora como nombre el de Compostela Sporting Club, quedando todo como estaba pero con los dos clubs nuevamente en activo y federados.

Durante la temporada 40/41 el Compostela S.C. cuenta en sus filas con los servicios de varios jugadores de origen catalán y valenciano quienes, presos en el Cuartel de Infantería de Santa Isabel por motivos políticos y bajo el permiso de las autoridades, se les permite jugar cada fin de semana para inmediatamente volver a ser recluidos. Dichos jugadores, conocidos como los catalanes por su idioma, ofrecen un gran nivel y serán quienes inclinen la balanza a nivel local por unos años.

A finales de 1940 el Gobierno prohíbe el uso de extranjerismos con fecha efectiva a partir del 1 de enero de 1941, decisión que afecta a ambos clubs quienes se ven arrastrados a cambiar de denominación, adoptando los blanquiazules el nombre de Compostela Club de Fútbol, popularmente Club Compostela, mientras que los rojinegros permutan a Club Santiago S.D. dándose la circunstancia de que comparten al unísono el Campo de la Residencia Universitaria como terreno de juego. Precisamente estos colores les causarán más de un disgusto, pues el rojo es identificado con el comunismo y el negro con el anarquismo, cuestión que no preocupa en exceso a los dirigentes del club al ser la combinación de ambos también los de la bandera falangista. En cuanto al Arenal Sport Club, este se convierte en Club Arenal.

El Club Santiago S.D. será Campeón de Aficionados de la Zona Sur en la campaña 40/41 y finalista en la sesión 42/43, consiguiendo en vistas a la temporada 43/44 de Tercera División ser admitido en esta y contar con los servicios de los denominados “catalanes”, jugadores quienes abandonan la disciplina blanquiazul y pasan en bloque a la rojinegra al ofrecérseles Jesús Juanetey cien pesetas a cada uno en lugar de las cincuenta que llega a ofrecer Ramón Castromil, presidente compostelano, para que no marchen.

La trayectoria deportiva del histórico Club Compostela, finaliza en 1946 superado por la relevancia del Club Santiago S.D. a nivel nacional tras ser apoyado por las fuerzas vivas locales y el auge que experimenta el Club Arenal. Los rojinegros, instalados en Tercera División, inaugurarán el 7 de octubre de 1945 el nuevo Campo de Santa Isabel ante la S.D. Ponferradina perdiendo por 0-3, desenvolviéndose plácidamente en esta categoría hasta finales de la década de los años cuarenta, momento a partir del cual sufre para no descender y sobrevive gracias a las continuas reformas que experimenta la Tercera División. En la temporada 61/62, dentro del grupo gallego de la categoría, muy endeudado y con una plantilla de circunstancias, realiza un pésimo campeonato en el que es colista y alcanza registros muy deplorables con una sola victoria, cinco empates y veinticuatro derrotas, anotando treinta goles a favor por ciento veintiocho en contra. Penalizado además con cinco puntos por sanción federativa, su futuro queda en manos de sus socios, acudiendo una escasa veintena a la asamblea extraordinaria que cierra la campaña y en donde se aprueba la disolución de la entidad.

HISTORIA DEL CLUB:

1962 – 1970

La situación en la que se encuentra el fútbol santiagués durante el verano de 1962 es desconsoladora sin un solo club en Categoría Nacional y con unas perspectivas nada halagüeñas hasta que personas vinculadas al mundo del fútbol emprenden a principios de junio la constitución de un nuevo club. La intención es cortar con reminiscencias del pasado y crear una sociedad donde se alberguen las modalidades deportivas más populares, estableciéndose el día 26 bajo la presidencia del cirujano Elisardo García Fernández la flamante Sociedad Recreativa Compostela.

La crisis instalada en el seno del malogrado Club Santiago S.D. no es la única que se ceba con una entidad deportiva local y paralelamente el Club Arenal, otro histórico que llegó incluso a militar en Tercera División durante la temporada 57/58 con escaso éxito, pasa por una situación similar igualmente preocupante. Las negociaciones entre la S.R. Compostela y el Club Arenal se afrontan de forma inmediata y el 8 de julio, pese a la oposición de algún sector de socios del Club Arenal, se decide que ambos clubs queden unificados bajo el nombre de Sociedad Deportiva Compostela, siendo los colores elegidos camisa azul y blanca a dos mitades con pantalón blanco, es decir, los colores del antiguo Compostela C.F.

El acuerdo debe ser refrendado por los socios del Club Arenal que preside en esos momentos Javier Pérez Cabezas mediante asamblea extraordinaria para adquirir validez, acto registrado el 10 de septiembre que contiene una respuesta positiva, certificándose la fusión definitiva el 28 de octubre. La nueva S.D. Compostela ocupa la plaza del Club Arenal pasando este, como segundo equipo, a actuar como filial manteniendo nombre, escudo y colores propios.

La S.D. Compostela debuta en Primera Regional y al final de la temporada 62/63 se proclama Campeón con Degomerto Moll como entrenador ascendiendo directamente a Tercera División. Esa primera temporada juega en el Campo de la Residencia Universitaria pasando en 1963 al Estadio Municipal de Santa Isabel, inaugurado el 22 de septiembre. La nueva entidad nace saneada y con un potencial deportivo considerable. En la campaña de su debut en Tercera División, 63/64, es Campeón de su grupo pasando a disputar la Fase de Ascenso. En este torneo el equipo entrenado por Santiago Sanz “Yayo” es eliminado por el C.D. Calvo Sotelo en la Promoción de Ascenso: 3-0 en la localidad turolense de Andorra y 3-1 en Santa Isabel.

En la temporada siguiente 64/65 es subcampeón y como sucediese en la campaña anterior sucumbe en la Promoción, en esta ocasión frente al C.D. Béjar Industrial, su verdugo: 1-0 en casa, 1-0 en Santa Isabel y 1-3 desfavorable en el desempate disputado en Madrid. El club santiagués no ceja en su empeño de ascender a Segunda División y tras un par de temporadas en las que no consigue promocionar, en la campaña 67/68 tiene una nueva oportunidad tras ser subcampeón con Ángel J. López Guerrero en la presidencia blanquiceleste. A diferencia de las ocasiones anteriores, la S.D. Compostela llega más lejos y elimina al C.D. Eldense: 2-0 en casa y 0-1 en la localidad alicantina; C.D. Almería: 0-3 en el Franco Navarro y 1-1 en casa; aunque finalmente cae como aspirante ante el C.D. Mestalla: 0-0 en casa y 5-1 en Valencia.

En 1968 nacen otras secciones deportivas del club como son las de baloncesto, atletismo o ajedrez. La Tercera División a finales de los años sesenta vive años de profundas reformas y se muestra totalmente inestable. En la temporada 69/70 tan sólo los primeros ocho clasificados permanecerán en la categoría ante la enésima reestructuración que padece, siendo el club gallego presidido por Pedro Romero Puente décimo clasificado y descendiendo a Regional. El club debuta en el Campeonato de España en su edición de 1970 eliminado al C.D. Laredo en primera ronda y cayendo en la siguiente frente a la S.D. Ponferradina.

1970 – 1980

La década de los años setenta es irregular y la entidad tan pronto esta encaramada en la cima como al borde del precipicio. Empieza en Regional y en su primera temporada 70/71, ahora bajo el mandato de José Albarrán Juárez, se proclama Campeón ascendiendo directamente a Tercera División. El club sólo puede aguantar un par de campañas dentro de la misma y al término de la sesión 72/73 desciende de nuevo a Regional al ser decimoctavo clasificado. En la temporada 73/74 es subcampeón y debe promocionar como aspirante ante la Ag.D. Ceuta: los resultados de 1-0 en casa y 2-0 en la ciudad norteafricana le cortan el paso.

En la edición 74/75 se repite la historia: nuevamente subcampeón en Liga y una vez más eliminado en la Promoción, ahora por el C.F. Calella: 1-0 en casa y 2-0 en la localidad barcelonesa. El deseado ascenso por fin se produce al término de la campaña 75/76 tras ser Campeón de su categoría y conseguir el paso de forma directa entrenados por Rodríguez Vaz. La S.D. Compostela emprende un ascenso imparable que le lleva en tan sólo dos temporadas a subir dos categorías dado que en la campaña 76/77 es novena con Carlos Torres como técnico y los clubs clasificados entre los puestos segundo al décimo inclusive conformarán uno de los nuevos grupos de la recién inaugurada Segunda División B.

El 1 de septiembre de 1977 entra en la presidencia José Manuel Mayán Santos. El estreno en esta nueva categoría es negativo y a la conclusión de la campaña 77/78 desciende a Tercera División al ser decimoctavo. En esta división, convertida en el cuarto nivel, transcurre un par de ediciones ya que en la campaña 79/80 consigue remontar el vuelo al ser Campeón de su grupo con el buen hacer de José López como entrenador de la plantilla y ascender directamente a Segunda División B.

1980 – 1990

Las seis primeras temporadas de la década de los años ochenta la entidad blanquiceleste las pasa en Segunda División B destacando entre todas ellas la primera, temporada 80/81, en la que es séptimo clasificado. En el resto de sus comparecencias los problemas que muestra para mantenerse son más que evidentes permaneciendo el corazón de sus aficionados en un puño y la lucha por evitar el acecho del descenso es constante a lo largo de las mismas. Durante la sesión 83/84 entrará en el cargo de presidente Antolín Porto Vázquez para dejar paso en la siguiente a Francisco Estepa Santos.

Desgraciadamente la situación se vuelve irremediable y al término de la sesión 85/86 acaba decimoctavo perdiendo la categoría y descendiendo a Tercera División. El presidente Estepa dimite tras no denunciar un presunto éscandalo con el Pontevedra C.F. implicado en un supuesto amaño de resultados. Sin equipo y sin presidente, la sociedad pasa por amargos momentos en los que se baraja incluso con la desaparición de la misma. Finalmente será Manuel Carballal Pazos quien tome las riendas de la sociedad compostelana. El paso atrás de los santiagueses cae como un jarro de agua fría en su afición, aunque la plantilla responde aceptablemente y tanto en las temporadas 86/87 como 87/88 ocupa elevados puestos y está a un paso del ascenso.

En 1988 llega a la S.D. Compostela un hombre que dará un vuelco a la institución en pocos años. Se trata de José María Caneda, un empresario que toma posesión del club, se convertirá en pieza clave del futuro de la sociedad por su peculiar forma de dirigirla y quien empieza a transmitir ilusión para alcanzar categorías superiores en pocas fechas. En la temporada 89/90, tras un vibrante torneo y junto con el gran trabajo realizado por el técnico pontevedrés Fernando Castro Santos, aúpa la entidad al Campeonato de Liga y al ascenso de categoría.

1990 – 2000

La temporada del reestreno en Segunda División B, 90/91, es contrariamente a lo que se presuponía un verdadero éxito pues al final de la misma es tercero y consigue promocionar para luchar por una plaza en Segunda División A. En dicho torneo toma la iniciativa y consigue ser el líder sorprendentemente superando a C.D. Badajoz, C.D. Alcoyano y Deportivo Alavés. Por vez primera en su historia la ciudad de Santiago tiene un club en Segunda División y la afición lo celebra por todo lo alto. El club blanquiceleste debuta en Segunda División A durante la temporada 91/92 con un aceptable octavo puesto que satisface a su parroquia, finalizando en la edición 92/93 duodécimo.

El 30 de junio de 1992 y en cumplimiento de la nueva situación del deporte español se convierte en Sociedad Anónima Deportiva con un capital de 87.700.000 pesetas pasando a ser S.D. Compostela, S.A.D. En la pretemporada de la campaña 93/94 reúne una experimentada plantilla y a resultas de ello es cuando se obtiene la gran alegría que siempre ha soñado la entidad: ascender a Primera División. Con jugadores como Ohen, Abadía, Bellido, Lucas y Tocornal el equipo queda tercero en Liga. Este puesto le concede la oportunidad de disputar la Promoción de Ascenso frente a la A.D. Rayo Vallecano: 1-1 en la capital estatal y 0-0 en casa precisan de un desempate que se disputa en Oviedo, acabando favorablemente para los gallegos quienes se imponen 3-1 con dos goles de Ohen y uno de José.

Este hito histórico coincide precisamente con el estreno en 1993 de su nuevo recinto deportivo, el Multiusos de San Lázaro, que sustituye al viejo Campo de Santa Isabel. El nuevo estadio se inaugura el 24 de junio con un torneo amistoso donde participan R.C. Deportivo de La Coruña, C.D. Tenerife, el brasileño Santos F.C. y el argentino C.At. River Plate.

Fernando Castro Santos, quien había llevado al club de Tercera División a Primera División, es agasajado por la afición y convertido en héroe por su difícil logro. En su primera campaña entre la élite, 94/95, los blanquicelestes tienen bastantes problemas clasificatorios siendo decimosextos finalmente. En la campaña 95/96 se ficha a Fernando Vázquez como técnico y el equipo es capaz de estar entre los primeros durante el primer y segundo tercio de campeonato. Al final es décimo siendo esta la mejor clasificación de toda su historia, contando su plantilla con jugadores como Falagán, Mauro, Nacho, Villena, Eraña, José Ramón, Ángel Lekumberri, el brasileño Fabiano, el francés Franck Passi o el goleador hispano-danés Christensen.

En la edición 96/97 mantiene la tónica emprendida en la campaña anterior y con una fuerza destacable en casa consigue mantener la categoría y ser undécimo gracias en gran medida a la dupla atacante formada por el búlgaro Penev y el nigeriano Ohen. El ciclo entre los grandes y la gran época dorada termina en la temporada 97/98 cuando tras ser decimoséptimo en Liga ha de disputar la Promoción de Permanencia frente al aspirante Villarreal C.F. El resultado de esta eliminatoria a vida o muerte es muy negativo dado que se empata 0-0 en El Madrigal y luego se obtiene un desesperante 1-1 en casa. Dado el valor doble de los goles obtenidos a domicilio son los valencianos quienes ascienden, sumergiéndose la S.D. Compostela en Segunda División A.

El reencuentro con la categoría de plata no es placentero tras pasar por el banquillo compostelano hasta cuatro entrenadores en la sesión 98/99 y esto lleva al cuadro santiagués a ser octavo pese a los goles del surinamés Romano Sion y los brasileños Fabiano Soares y Mauricio, además de contar con los refuerzos de Nando y Radchenko. Los altos sueldos y la menor entrada de dinero en esta división producen que el déficit empiece a preocupar ocasionando que en la campaña 99/00 el equipo luche lo indecible para no descender, reto que supera al finalizar en decimoctavo puesto con el coruñés Changui como máximo goleador del plantel.

2000 – 2007

Con el inicio del nuevo siglo la situación deportiva lejos de mejorar empeora considerablemente y en la siguiente edición, 00/01, se es decimonoveno y se pierde la categoría rematando una trayectoria en la que todo parecía indicar que así ocurriría todo. En el Campeonato de España el club logra su mayor éxito al llegar a cuartos de final tras eliminar a C.D. Numancia de Soria, C.D. Tenerife y Villarreal C.F., cayendo ante el Real C.D. Espanyol de Barcelona. La campaña 01/02 se presenta con un presupuesto muy elevado para lo que es la Segunda División B y unos sueldos igualmente altos. Surgen los primeros problemas por impago en algunas nóminas pero la plantilla se mantiene firme y se termina tercero con Luis Ángel Duque como entrenador. Este puesto le permite promocionar y en un alarde de profesionalidad son campeones superando a Valencia C.F. “B”, F.C. Barcelona “B” y U.D. Mérida.

Su regreso a la categoría de plata es un soplo de aire fresco para la afición y con una plantilla bastante apañada finaliza la temporada 02/03 noveno en Liga con los diecinueve tantos del hispano-alemán Maikel. Sin embargo la economía del club se sostiene entre algodones y llegado el verano la S.D. Compostela es descendida administrativamente por la RFEF a Segunda División B al no poder cubrir una ampliación de capital valorada en trece millones de euros. Su plaza es ocupada por el C.D. Leganés. De nuevo en Segunda División B, durante la campaña 03/04 presenta una gran deuda económica y la fuga de jugadores es masiva respecto a la sesión anterior acabando decimonoveno y bastante descolgado. El desastre se confirma y el club gallego desciende de una sola tajada deportivamente a Tercera División y de nuevo administrativamente a Regional Preferente por no satisfacer las deudas contraídas con sus jugadores y ante la falta de ayudas o promesas económicas incumplidas. La entidad se acoge entonces a la novedosa Ley Concursal creada un año antes mediante concurso voluntario de acreedores, para intentar satisfacer una deuda que asciende a 10,8 millones de euros.

La temporada 04/05 en el grupo Norte de Regional Preferente el club termina en la parte baja de la tabla al ser decimosexto clasificado. La siguiente, 05/06, no será mejor y asfixiado por las deudas sólo puede formar una plantilla para no descender, acabando en la posición decimocuarta. La S.D. Compostela, S.A.D. entra de inmediato en proceso de liquidación al ser un proyecto inviable y empieza a ser gestionada por un grupo de administradores que envía el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña bajo la supervisión de Gerardo Sánchez-Brunete, quien ejerce de presidente concursal.

Paralelamente a estos acontecimientos, en la ciudad se crea un nuevo club que registra el nombre de S.D. Campus Stellae presidido por José Luís Balboa con el ánimo de empezar de cero y en el futuro devolver a la ciudad al sitio que se merece, recogiendo a una afición que se ha quedado sin club. Esta nueva sociedad compite en Tercera Regional y mientras tanto la S.D. Compostela, S.A.D. ya en junio de 2006 inicia una liquidación que finaliza en 2007, adquiriendo la S.D. Campus Stellae mediante subasta pública la cesión de los derechos deportivos de todos los equipos del club, José María Caneda comprando el nombre comercial y derechos de la marca S.D. Compostela, S.A.D. y el ex presidente José Albarrán haciendo lo propio con los trofeos para que no se pierda su historia. La directiva de la S.D. Campus Stellae toma la gestión de la S.D. Compostela, S.A.D. aún en periodo de liquidación previo aval de doce mil euros y compiten en la edición 06/07 en Preferente.

Con una plantilla reforzada el club termina tercero por detrás de Montañeros C.F. Banco Gallego y de la S.D. Ciudad de Santiago, fuera de los puesto de ascenso y promoción, debiéndose conformar con una eliminatoria de repesca entre terceros clasificados que disputa frente a Gran Peña F.C. al cual derrota por 1-0 en casa y 0-1 en campo de los vigueses. Sin embargo, el ascenso no llega a producirse tras sólo conseguir ascender a Segunda División B el Real C.D. de La Coruña “B”, fracasando el resto de aspirantes gallegos en el intento y haciendo estéril la victoria en la promoción de los compostelanos, convirtiéndose así en el último encuentro en la historia de la antigua S.D. Compostela, S.A.D. como tal.

Tras un largo periodo de situación concursal, el 20 de septiembre de 2010 se emite la resolución del concurso mediante auto de conclusión por el magistrado Pablo González, siendo publicado el 22 de noviembre en el BORME. Finalmente se declara la extinción de la sociedad el 26 de enero de 2011 en el BOE, mediante un edicto del juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña en virtud del cual se declara la conclusión y archivo del concurso voluntario ordinario de la entidad S.D. Compostela S.A.D. (en liquidación), y ello por inexistencia de bienes y derechos con los que satisfacer a los acreedores.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2014

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia do fútbol galego. Anxo Varela. Edicions Lea (1997).
  • Historia de los clubes de Primera División 94-95. Coleccionable, Revista semanal Interviú (1995).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Archivo privado de Jorge Deza.
  • El Orzán. Diario.
  • El Eco de Santiago. Diario.
  • Hoja del Lunes de La Coruña. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.canaldeportivo.com Diario deportivo.
  • www.elcorreogallego.es Diario.
  • www.sdcompostela.net (Web oficial).
  • www.sd.com.es Blog extraoficial.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Compostela

 

escudo SD Compostela

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Compostela (S.D. Campus Stellae)
  • Ciudad: Santiago de Compostela
  • Provincia: La Coruña / A Coruña
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 2004
  • Fecha de federación: 2007

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Campus Stellae (2004-2007)
  • Sociedad Deportiva Compostela (2007-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 2008/09
  • 2017/18

 

ESTADIO:

estadio San Lazaro

  • Nombre: Estadio Multiusos de San Lázaro
  • Año de inauguración: 1993
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Multiusos de San Lázaro (1993-)
  • Capacidad: 13.000 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Multiusos de San Lázaro (2007-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales SD Compostela

ESCUDOS:

escudos SD Compostela

UNIFORMES:

uniformes SD Compostela

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La ciudad de Santiago de Compostela, hoy en día capital de Galicia, es pionera en la práctica del fútbol y, aunque no resultó tan avanzada en el tiempo como Vilagarcía de Arousa, A Coruña, Vigo o Pontevedra por citar ciudades de su entorno, sí colaboró en expandir este desconocido deporte en aquellas tierras gracias a la determinación de una parte de sus vecinos.

Ciudad universitaria desde tiempos remotos, alumnos vigueses y pontevedreses fueron los primeros en dejar constancia de dicho deporte apenas iniciado 1905, surgiendo en 1907 la primera sociedad local, el Italia Foot-ball Club, entidad de brevísima existencia que no cuajó en lo sucesivo.

Las inquietudes higienistas de la época y el gusto por el deporte en sus distintas modalidades llevaron a la constitución del Club Deportivo Compostela en el mes de marzo de 1907, sociedad conocida también popularmente como Club Compostela, la cual tenía su sede en la Rúa das Carretas. Con Antonio Revuelta Fernández en el puesto de presidente, Luís López Somoza como vicepresidente, Enrique González Luaces en la secretaría, Rafael López Ayora como vicesecretario, Abelardo Labandeira Freire tesorero, Javier Hidalgo Serrano vicetesorero, Mariano Cedrón Noguerol en el puesto de contador y José Sánchez Arcilla Navarro como vicecontador, bien pronto tomaron conciencia de que el fútbol era el deporte de moda y un gran atractivo para la juventud, organizando a partir de julio de ese mismo año con la ayuda del ayuntamiento y, con carácter anual, una competición para los más ilustres clubs gallegos denominada Copa Compostela que se disputaba en el Parque de Deportes de Santa Isabel y en la cual al vencedor se le hacía entrega de una hermosa copa de plata.

El Club Compostela dispuso casi desde su origen de una sección futbolística reclutando a jóvenes universitarios y otros dispuestos a experimentar nuevas sensaciones con aquel divertido deporte, pero el escaso nivel alcanzado en comparación con los clubs vigueses, coruñeses y pontevedreses, casi todos ellos con británicos en sus filas, hicieron mella en su moral y declinaron participar en la Copa Compostela.

En marzo de 1912 el Club Compostela valla el perímetro del campo de fútbol de los terrenos de Santa Isabel y lo inaugura oficialmente el 14 de abril con su flamante sección balompédica ya independizada como Compostela Foot-ball Club vistiendo camisa azul con pantalón blanco bajo la presidencia de Rey Rego, convirtiéndose en el club referente de la ciudad durante bastantes años y disputando numerosos encuentros frente a los rivales que antes veía inalcanzables. El fútbol empieza a adquirir fuerza en la ciudad y hacia 1918 se constituye el Sporting de Santiago F.C., entidad que tiene su sede en la calle Entre Ríos, viste camisa de color rojo con pantalón negro y disputa sus encuentros en el Campo de Don Mendo. Esta sociedad será junto al Compostela F.C. la más importante durante la década de los años veinte y a finales de ella acabará desapareciendo, no siendo el único club emergido durante este periodo, pues la capital gallega es testigo del nacimiento alrededor de 1918 del Mercantil y del Athletic Club Compostelano, entidad esta última que mantendrá un intenso pulso con el Compostela F.C. hasta que ambas entidades acaben fusionándose en una sola.

Tras el paso de clubs efímeros sin apenas trascendencia como el Nireiris Curding Club y el Taurino F.C., a principios de los años veinte surgen el Universitario F.C., el Rápido F.C., el Español Club, el Giralda F.C., el Stadium F.C., el Celta F.C., el Pirelli F.C. fundado por el industrial Jacobo Rey González o el Alfonsino F.C., entidades estas dos últimas que acabarán fusionándose, siendo muchos de ellos proyectos constituidos por universitarios que no tendrán continuidad y son fruto de la pujanza del fútbol a nivel nacional.

A principios de los años veinte Compostela F.C. y Sporting de Santiago F.C. mantienen grandes duelos donde casi siempre acaban imponiéndose los azules compostelanos hasta que a mediados de década ambos quedan inactivos. En 1928 el empresario transportista propietario de varias líneas de autobuses, Ramón Castromil, después de un relevo generacional accede a la presidencia y activa la Sociedad Cultural Compostela F.C., conocida popularmente como Compostela F.C., rodeándose de jóvenes jugadores no exentos de calidad que vistiendo camisa partida a dos mitades celeste y blanca inauguran el Campo de A Choupana. Esta sociedad, conocida como la de “los señoritos”, ingresa en la Federación Gallega, permaneciendo en Segunda Categoría donde es segundo en la temporada 29/30 junto a otro club local, también recién constituido en 1929 como es el Santiago F.C., proclamándose Campeón en la temporada 30/31 y nuevamente en la edición 31/32. En la 32/33 será subcampeón.

Paralelamente a estos hechos, en la ciudad surge un nuevo club coincidiendo con 1928, el Racing Club de San Lorenzo que viste camisa roja con pantalón y medias negras, entidad fruto de los deseos de unificación por parte de dos sociedades recién disueltas, el Sarela F.C. y el San Lorenzo F.C. nacido en 1919. El Racing Club de San Lorenzo, quien toma su nombre del exitoso Racing Club de Ferrol, crece como la espuma y durante los años treinta mantiene una enorme rivalidad con el Compostela F.C. siendo habituales los tensos enfrentamientos entre jugadores, incluso yendo más allá, entre aficionados. La presencia de la fuerza pública es habitual y los triunfos de los racinguistas a nivel local también, adjudicándose los campeonatos de las temporadas 28/29, 30/31, 31/32, 32/33 y 33/34 en franca competencia con los compostelanos quienes compiten a nivel federado, no siendo el caso de los rojinegros.

Durante la Guerra Civil, Galicia se mantiene alejada del frente y, relativamente apaciguada, no resulta tan afectada en su territorio como lo son otras comunidades, iniciándose a finales de 1938 los primeros movimientos a nivel deportivo personificados en la constitución del Arenal Sport Club el 10 de octubre.

Finalizada la contienda, la ciudad es casi un páramo futbolístico respecto a los primeros años treinta hasta que, poco a poco, se toma pulso a la situación siendo el primer club en reorganizarse el Racing Club de San Lorenzo que preside Emilio Gradín acompañado por su secretario Jesús Juanetey. El Racing Club, atado a un pasado reciente identificado con posturas antagónicas al nuevo Régimen del que muestra desafección, concretamente a través de jugadores y aficionados que fueron su soporte antes de la guerra, es elegido por los falangistas y consistorio como club representativo y sociedad a ser obligatoriamente adoctrinada en demérito de un Compostela F.C. que no da señales de vida, consiguiendo ante el delegado gubernativo presente en la Federación Gallega que se les permita usar el nombre de éste a finales de octubre de 1939. Sin embargo lo que se les concede desde la Federación, no se consolida ante el Gobierno Civil, negándoseles tal cambio al no haberse tramitado la disolución del Compostela F.C. constituido en 1928. Ramón Castromil, antiguo presidente del Compostela F.C. entra en acción y reivindica sus derechos legítimos empleando ahora como nombre el de Compostela Sporting Club, quedando todo como estaba pero con los dos clubs nuevamente en activo y federados.

Durante la temporada 40/41 el Compostela S.C. cuenta en sus filas con los servicios de varios jugadores de origen catalán y valenciano quienes, presos en el Cuartel de Infantería de Santa Isabel por motivos políticos y bajo el permiso de las autoridades, se les permite jugar cada fin de semana para inmediatamente volver a ser recluidos. Dichos jugadores, conocidos como los catalanes por su lengua, ofrecen un gran nivel y serán quienes inclinen la balanza a nivel local por unos años.

A finales de 1940 el Gobierno prohíbe el uso de extranjerismos con fecha efectiva a partir del 1 de enero de 1941, decisión que afecta a ambos clubs quienes se ven arrastrados a cambiar de denominación, adoptando los blanquiazules el nombre de Compostela Club de Fútbol, popularmente Club Compostela, mientras que los rojinegros permutan a Club Santiago S.D. dándose la circunstancia de que comparten al unísono el Campo de la Residencia Universitaria como terreno de juego. Precisamente estos colores les causarán más de un disgusto, pues el rojo es identificado con el comunismo y el negro con el anarquismo, cuestión que no preocupa en exceso a los dirigentes del club al ser la combinación de ambos también los de la bandera falangista. En cuanto al Arenal Sport Club, este se convierte en Club Arenal.

El Club Santiago S.D. será Campeón de Aficionados de la Zona Sur en la campaña 40/41 y finalista en la sesión 42/43, consiguiendo en vistas a la temporada 43/44 de Tercera División ser admitido en esta y contar con los servicios de los denominados catalanes, jugadores quienes abandonan la disciplina blanquiazul y pasan en bloque a la rojinegra al ofrecérseles Jesús Juanetey cien pesetas a cada uno en lugar de las cincuenta que llega a ofrecer Ramón Castromil, presidente compostelano, para que no marchen.

La trayectoria deportiva del histórico Club Compostela, finaliza en 1946 superado por la relevancia del Club Santiago S.D. a nivel nacional tras ser apoyado por las fuerzas vivas locales y el auge que experimenta el Club Arenal. Los rojinegros, instalados en Tercera División, inaugurarán el 7 de octubre de 1945 el nuevo Campo de Santa Isabel ante la S.D. Ponferradina perdiendo por 0-3, desenvolviéndose plácidamente en esta categoría hasta finales de la década de los años cuarenta, momento a partir del cual sufre para no descender y sobrevive gracias a las continuas reformas que experimenta la Tercera División. En la temporada 61/62, dentro del grupo gallego de la categoría, muy endeudado y con una plantilla de circunstancias, realiza un pésimo campeonato en el que es colista y alcanza registros muy deplorables con una sola victoria, cinco empates y veinticuatro derrotas, anotando treinta goles a favor por ciento veintiocho en contra. Penalizado además con cinco puntos por sanción federativa, su futuro queda en manos de sus socios, acudiendo una escasa veintena a la asamblea extraordinaria que cierra la campaña y en donde se aprueba la disolución de la entidad.

La situación en la que se encuentra el fútbol santiagués durante el verano de 1962 es desconsoladora sin un solo club en Categoría Nacional y con unas perspectivas nada halagüeñas hasta que personas vinculadas al mundo del fútbol emprenden a principios de junio la constitución de un nuevo club. La intención es cortar con reminiscencias del pasado y crear una sociedad donde se alberguen las modalidades deportivas más populares, estableciéndose el día 26 bajo la presidencia del cirujano Elisardo García Fernández la flamante Sociedad Recreativa Compostela.

La crisis instalada en el seno del malogrado Club Santiago S.D. no es la única que se ceba con una entidad deportiva local y paralelamente el Club Arenal, otro histórico que llegó incluso a militar en Tercera División durante la temporada 57/58 con escaso éxito, pasa por una situación similar igualmente preocupante. Las negociaciones entre la S.R. Compostela y el Club Arenal se afrontan de forma inmediata y el 8 de julio, pese a la oposición de algún sector de socios del Club Arenal, se decide que ambos clubs queden unificados bajo el nombre de Sociedad Deportiva Compostela, siendo los colores elegidos camisa azul y blanca a dos mitades con pantalón blanco, es decir, los colores del antiguo Compostela F.C.

El acuerdo debe ser refrendado por los socios del Club Arenal que preside en esos momentos Javier Pérez Cabezas mediante asamblea extraordinaria para adquirir validez, acto registrado el 10 de septiembre que contiene una respuesta positiva, certificándose la fusión definitiva el 28 de octubre. La nueva S.D. Compostela ocupa la plaza del Club Arenal pasando este, como segundo equipo, a actuar como filial manteniendo nombre, escudo y colores propios.

La S.D. Compostela durante muchas décadas será el máximo exponente del fútbol local accediendo al término de la temporada 93/94 a Primera División y contabilizando hasta un total de cuatro campañas entre los grandes, convirtiéndose en la tercera fuerza gallega tras el Real Club Celta de Vigo y el Real C.D. de La Coruña. Sin embargo, su rápida ascensión en la que se convierte en Sociedad Anónima Deportiva en 1994 pasando a ser Sociedad Deportiva Compostela, S.A.D., pronto se tornará en su contra y los desfases económicos para retener o adquirir nuevas incorporaciones le pasarán factura provocando una agónica desaparición en 2007. Previamente a esta, en la campaña 01/02 estando en Segunda División B se presenta con un presupuesto muy elevado para la categoría y unos sueldos igualmente altos. Surgen los primeros problemas por impago en algunas nóminas pero la plantilla se mantiene firme y se termina tercero. Este puesto le permite promocionar y en un alarde de profesionalidad son Campeones superando a: Valencia C.F. “B”, F.C. Barcelona “B” y U.D. Mérida., ascendiendo de nuevo a Segunda División A.

En la temporada 02/03 finaliza noveno en Liga, pero llegado el verano la S.D. Compostela es descendida por la RFEF a Segunda B al no poder cubrir una ampliación de capital valorada en trece millones de euros. Su plaza es ocupada por el C.D. Leganés. En Segunda División B durante la campaña 03/04 presenta una gran deuda económica cercana a los seis millones de euros y la fuga de jugadores es masiva acabando decimonoveno y bastante descolgado. El club gallego casi a punto de estrenarse la campaña 04/05 desciende deportivamente a Tercera División y administrativamente a Regional Preferente al ser denunciado por la plantilla por impago. El club se acoge a la nueva Ley Concursal entrando en un concurso de acreedores voluntario con una deuda estimada en 10,8 millones de euros. La S.D. Compostela, S.A.D. entra de inmediato en proceso de liquidación al ser un proyecto inviable y empieza a ser gestionada por administradores que envía el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña bajo la supervisión de Gerardo Sánchez-Brunete quien ejerce de presidente concursal.

HISTORIA DEL CLUB:

2004 – 2010

Paralelamente a estos acontecimientos, en la ciudad se crea un nuevo club que registra el nombre de S.D. Campus Stellae presidido por José Luís Balboa con el ánimo de empezar de cero y en el futuro devolver a la ciudad al sitio que se merece, recogiendo a una afición que se ha quedado sin club. Sin embargo, esta nueva sociedad no compite en categoría alguna durante la sesión 04/05. La temporada 05/06 será la de debut participanado en el grupo 11 de Tercera Regional, siendo décimoprimeros de dieciocho participantes. La siguiente 06/07 pasará al grupo 12 en la que termina tercero de catorce participantes, y mientras tanto, la S.D. Compostela, S.A.D. ya en junio de 2006 inicia una liquidación que finaliza en 2007, adquiriendo la S.D. Campus Stellae mediante subasta pública la cesión de los derechos deportivos de todos los equipos del club, José María Caneda comprando el nombre comercial y derechos de la marca S.D. Compostela, S.A.D. y el ex presidente José Albarrán haciendo lo propio con los trofeos para que no se pierda su historia.

Acto seguido, todavía en el verano de 2006, varios ex directivos relacionados con la S.D. Compostela, S.A.D. ingresan en la S.D. Campus Stellae siendo uno de ellos José María Caneda, quien accede a la presidencia de un club que figura sin trabas económicas. Caneda y la S.D. Campus Stellae toman la gestión de la S.D. Compostela, S.A.D. aún en periodo de liquidación previo aval de doce mil euros y compiten en la edición 06/07 en Preferente, categoría a la que había sido descendido el club administrativamente en 2004.

En la temporada siguiente, 07/08, una vez liquidada la S.D. Compostela, S.A.D. definitivamente, la S.D. Campus Stellae adquiere la plaza que deja esta entidad en Preferente y solicita a la RFEF y a la Federación Gallega la fusión de los derechos deportivos de todos los equipos adquiridos a la S.D. Compostela, S.A.D. y los de la S.D. Campus Stellae, accediendo ambas instituciones a tal demanda. Esta concesión es aprovechada hábilmente para cambiar de nombre a la S.D. Campus Stellae y adoptar el nuevo de Sociedad Deportiva Compostela adquirido por Caneda apenas un año antes de forma privada. Pese a no ser la S.D. Campus Stellae una Sociedad Anónima Deportiva, el nombre comercial de S.D. Compostela, S.A.D. queda en desuso al haberse liquidado la entidad que lo ostentaba recientemente con lo cual ya puede ser empleado por su propietario dando continuidad a un sentimiento muy relacionado con el fútbol local, pero ahora sin cargas económicas que puedan impedir su participación en Categoría Nacional. Puntualizar que el nombre que ostenta la nueva sociedad, tanto a nivel jurídico como a nivel federativo, es el de S.D. Campus Stellae.

Deportivamente la campaña 07/08 es exitosa al quedar el primer equipo de la novel sociedad Campeón con un punto de ventaja sobre la U.D. Somozas dentro del Grupo Norte de Preferente, consiguiendo ascender a Tercera División por vez primera en su corta historia. Por otro lado, el club conserva un segundo equipo en Tercera Regional bajo la denominación de S.D. Campus Stellae, siendo la sesión 07/08 décimos de un total de catorce clubs encuadrado en el grupo 11.

Inmerso ya en Categoría Nacional, durante la temporada 08/09 realiza un gran torneo y consigue proclamarse Campeón con veinticinco victorias, diez empates y tan sólo tres derrotas. En la Promoción de Ascenso aborda la eliminatoria de campeones con gran fuerza y derrota en San Lázaro al Club Atlético Monzón por 3-0, perdiendo en la localidad oscense por 2-1 y consiguiendo el ascenso a Segunda División B. El segundo equipo de la sociedad participa por última vez en Tercera Regional la sesión 08/09, en la que será octavo del grupo 11 formado por dieciocho participantes.

El estreno en la categoría de bronce de la campaña 09/10 supone todo un calvario para la entidad santiaguesa, puesto que los problemas económicos afloran desde el principio y se hacen palpables a lo largo de todo el campeonato. Deportivamente las cosas tampoco funcionan y pese a los refuerzos adquiridos se ocupa finalmente la última plaza tras obtener siete victorias y ocho empates. Descendido a Tercera División sus problemas no acaban aquí y denunciado por sus jugadores por impago encadena un nuevo descenso, esta vez de carácter administrativo a Regional Preferente, tras acumular una deuda de cien mil euros que no pueden satisfacer.

De nuevo en Regional Prefrente, el club sigue arrastrando problemas internos, económicos y deportivos, terminando con más pena que gloria la campaña 10/11 dentro del grupo Norte, en la que resulta octavo clasificado, un puesto por detrás del vecino Santiago de Compostela C.F. -club fundado en 2004 producto de la fusión entre A.D. Colexiata do Sar y Rosalía C.F.-, denominado C.D. Compostela Sar durante la temporada 04-05. A principios de 2011 toma la presidencia de la sociedad el empresario Antonio Quintero, asumiendo las deudas de la misma. Con una directiva totalmente renovada y profesional se logra recuperar en verano de 2011 el nombre federativo del club histórico desaparecido, pasando a denominarse nuevamente como Sociedad Deportiva Compostela. La sesión 11/12 logra alzarse con el título de Campeón al conseguir ochenta y siete puntos, ascendiendo de manera directa a Tercera División.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2014

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia do fútbol galego. Anxo Varela. Edicions Lea (1997).
  • Historia de los clubes de Primera División 94-95. Coleccionable, Revista semanal Interviú (1995).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Archivo privado de Jorge Deza.
  • El Orzán. Diario.
  • El Eco de Santiago. Diario.
  • Hoja del Lunes de La Coruña. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.canaldeportivo.com Diario deportivo.
  • www.elcorreogallego.es Diario.
  • www.sdcompostela.com (Web oficial).
  • www.sd.com.es Blog extraoficial.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Racing Ferrol

 

escudo Racing Club Ferrol

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Racing Club de Ferrol, S.A.D.
  • Ciudad: Ferrol / El Ferrol
  • Provincia: La Coruña / A Coruña
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 19 de noviembre de 1919
  • Fecha de federación: diciembre de 1920

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Racing Ferrol Foot-ball Club (1919-1941)
  • Club Ferrol (1941-1972)
  • Racing Club de Ferrol (1972-2001)
  • Racing Club de Ferrol, S.A.D. (2001-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Segunda  División B:

  • 1977/78
  • 1994/95

10 Ligas de Tercera División:

  • 1929/30
  • 1931/32
  • 1943/44
  • 1960/61
  • 1962/63
  • 1964/65
  • 1965/66
  • 1987/88
  • 1991/92
  • 2012/13

 

ESTADIO:

estadio A Malata

  • Nombre: Estadio Municipal A Malata
  • Año de inauguración: 1993
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal A Malata (1993-)
  • Capacidad: 12.043 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Caranza (1919-1921)
  • Estadio Municipal de Inferniño (1921-1954), Estadio Municipal Manuel Rivera (1954-1993)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Racing Club Ferrol

ESCUDOS:

escudos Racing Club Ferrol

UNIFORMES:

uniformes Racing Club Ferrol

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Es a principios del s. XX cuando tiene lugar el nacimiento del fútbol en la ciudad de Ferrol, aunque desde 1892 existe constancia de la práctica de este deporte. Ramón Piñeiro, joven que realiza sus estudios en tierras suizas, es el encargado de introducirlo en la ciudad cuando en 1904 crea el Unión Club La Graña, con sede en el campo del mismo nombre. A este ese mismo año le sale un fuerte competidor, se trata del Ferrol Foot-ball Club, quien viste de rojo y azul a mitades con pantalón blanco.

Ambos se legalizan en 1908 y se disputan la hegemonía local con otros clubs como España F.C. y Floreal F.C.. En el año 1914 nace el Hispania F.C., quien viste con camisa verde, mientras que el Ferrol F.C. desaparece de la escena, siendo sustituido tiempo después por un nuevo Ferrol F.C. formado por la fusión de British Club, U.D. Ferrol y Círculo de Deportes de Ferrol, durando tan sólo un año de existencia.

Tiempo antes aparecen tres clubs que marcarán el devenir del fútbol ferrolano en la década de los años diez: el Alfonso XIII F.C., nacido en 1911 y desaparecido en 1920 siendo presidido por Francisco Abrodes; el Giralda F.C., fundado en 1912 , el cual vestía con camisa roja y llevaba el nombre del yate real; y finalmente el Jaime I F.C., fundado en abril de 1912 y quien vestía con camisa verdiblanca siendo en otras ocasiones verdinegra. Este club poco a poco iría tomando fuerza y convirtiéndose en el de mayor peso dentro de la ciudad.

HISTORIA DEL CLUB:

1919 – 1920

El 13 de julio de 1919 debe inaugurarse el Campo de Caranza siendo el invitado el Real C.D. de la Coruña, creándose para tal evento una selección local en la que intervienen jugadores procedentes del Jaime I F.C. y Giralda F.C.. A este equipo se le denomina Racing Club y vestirá como el club jaimista, es decir con camisa verde y blanca a dos mitades y pantalón negro. En septiembre de ese mismo año, la Federación Gallega de Clubs de Foot-ball invita a varios clubs no federados a ingresar en ella, siendo dos los equipos ferrolanos en inscribirse, el Racing Club y el Alfonso XIII F.C.. El Racing Club, en realidad la selección citada y capitalizada por jugadores del Jaime I F.C., decide absorber a otro equipo local, el Club Ferrol, nacido en 1917 y denominado hasta enero de 1919 como Círculo Rojo F.C. y el resultado es el Racing Ferrol Foot-ball Club, con cuyo nombre se federa el 19 de noviembre de 1919. Un mes y pico después se retira de la Federación porque se estima como ilegal el modo en que ha ingresado (había muchas turbulencias en el seno de la FGCF) y no puede competir en el Campeonato Gallego de la temporada 19/20.

1920 – 1930

Paralelamente a estos hechos en marzo de 1920 el Jaime I F.C. se disuelve como sociedad y la sociedad resultante de esta, o sea, el Racing Ferrol F.C., se legaliza nuevamente ahora de forma correcta llevándose a cabo el 10 de julio de 1920 bajo la presidencia de Manuel Yáñez Niebla, regresando a la FGCF en diciembre de ese año. En 1921 empieza a emplear la camisa verde y el pantalón negro mientras el 29 de mayo del mismo pasa a jugar al Campo de Inferniño, terreno de juego que será inaugurado en un encuentro frente a L’Avenç del Sport andresense, con resultado desfavorable final de 1-3 para los barceloneses. Desde este campo de juego, el Racing Ferrol F.C. empieza a progresar y a convertirse en un club importante dentro del panorama deportivo gallego. Compite en el Campeonato Regional Gallego, encuadrado en la Serie B y asciende debutando la sesión 23/24 en Serie A.

Finalmente será en diciembre de 1928 cuando alcanza su primer título dirigidos por el técnico José Planas con Enrique Herrero Escobar en la presidencia. Esta hazaña hace que empiece a sonar en el país, de modo que es integrado en el Campeonato de Liga de Tercera División de la temporada 29/30. En esta edición se proclama Campeón de su grupo, disputando una Promoción de Ascenso a Segunda División que le enfrenta con el Club Gijón, perdiendo 2-1 en la ciudad asturiana y empatando 2-2 en casa.

1930 – 1940

Con la llegada de la II República alcanza su segundo título liguero, disputando una nueva Promoción de Ascenso, en esta ocasión frente al C.D. Nacional de Madrid: 4-2 en la capital y 3-1 en casa. En el desempate pierde por 1-0 en encuentro celebrado en Madrid. En la temporada 34/35 consigue entrar en la recién ampliada Segunda División, cosechando un octavo puesto con el técnico Antonio Castro y Don Manuel Corzo de Lamuela como presidente racinguista. Tras esta temporada de debut en la categoría de plata, el club padece graves problemas económicos que casi lo llevan a la desaparición. Con esfuerzo y apoyo de la sociedad ferrolana salva la situación, hasta que la Guerra Civil paraliza sus actividades. Pese a ello, pronto se rearman y participa las tempordas 37/38 y 38/39 en el campeonato gallego denominado Copa General Arganda, debido al orden que pronto se instaura en la región, proclamándose Campeón de nuevo dirigidos por José Planas.

Tras el paso de la Guerra Civil es invitado a participar en el Campeonato de Segunda División de la campaña 39/40, además de haber logrado su segundo Campeonato Gallego, consiguiendo un meritorio subcampeonato en el que iguala a puntos con el C.D. Coruña. Este, por escaso margen de goles, será quien promocione a Primera División. Sin embargo, el hecho más notable en este año es la disputa de la Final de la Copa de España frente al Sevilla F.C., trofeo que va a parar a manos sevillistas al imponerse por un contundente 6-2. La alineación verdinegra estuvo integrada por: Alberty, Caliche, Moreno, Bartolí, Silvosa, Bastarrechea, Lelé, Gallart, Barón, Edelmiro y Portugués; siendo entrenador Pepe Planas.

1940 – 1950

El 21 de enero de 1941 cambia de nombre por la nueva normativa legal que prohíbe el uso de extranjerismos y pasa a denominarse Club Ferrol, tambien conocido popularmente como Club de Fútbol Ferrol. El club ferrolano ya es un club importante y toda la década de los cuarenta la disfruta en Segunda a excepción de la temporada 43/44 que lo hace en Tercera por reestructuración. Con José Rodríguez Ollero en la presidencia racinguista, en esta campaña se proclama Campeón y en la Fase de Ascenso sube al ser segundo tras el Real Santander S.D. Destacan en estos años dos sendos terceros puestos en las temporadas 41/42 (quedando a tan sólo un punto de disputar la Fase Final para el ascenso) y 47/48 (a cinco puntos del vecino Real C.D. Deportivo de La Coruña, el cual sí acaba en puesto de ascenso). En el año 1949 es remozado el Estadio Municipal de Inferniño, modernizando sus instalaciones convenientemente y siendo inauguradas oficialmente el 2 de septiembre de 1951 con un encuentro entre el Atlético de Bilbao y el Club Atlético de Madrid.

1950 – 1960

Si los años cuarenta son buenos, no menos lo son los cincuenta, década en la que participa en todas las ediciones ligueras de Segunda División. Aunque el conjunto verdinegro nunca aspira al ascenso, en la campaña 51/52 se cuela inesperadamente en la Fase de Ascenso al ser tercero. En esta será colista. En cambio sí son loables su competitividad y garra para permanecer en la categoría, aún a pesar de pasar por numerosos problemas en algunas ediciones como la 56/57 en la que es decimosexto y ha de promocionar para no descender. El rival es el Club Turista, al que vence cómodamente en ambos encuentros: 1-0 en casa y 0-2 en Vigo. La campaña final de la mejor etapa en su historia la concluye en el campeonato 59/60 en el que es decimosexto y último, descendiendo a Tercera División. Con la entrada de 1954, el Campo de Inferniño pasa a ser denominado Estadio Manuel Rivera.

1960 – 1970

El primer tramo de los años sesenta se convierte en un quiero y no puedo ante el reto de ascender y recuperar la categoría recientemente abandonada. Para tal fin invierte un total de cinco tentativas, resultando fracasadas las cuatro primeras. En la campaña 60/61 es Campeón de su grupo, pero en la eliminatoria por el ascenso cae ante el Real Club Recreativo de Huelva: 1-2 en casa y empate a uno en la ciudad onubense. En la campaña 61/62 es subcampeón, siendo eliminado por el Jerez C.D.: 2-1 en casa y 3-1 en la ciudad andaluza. En la edición 62/63 es Campeón nuevamente, mientras que en la primera eliminatoria cae ante el C.D. Abarán: 1-0 en casa, 2-1 en la localidad murciana y derrota por 4-2 en el desempate de Madrid con un polémico arbitraje que deja a los ferrolanos con siete jugadores.

En la sesión 64/65 consigue su sexta Liga, pero la U.D. Salamanca le pone freno al ascenso: 2-2 en la ciudad del Helmántico, 1-1 en casa y derrota por 3-2 en el desempate disputado en La Coruña. Por fin, en la quinta oportunidad conseguirá el objetivo cuando sea Campeón de Liga y elimine al C.D. Praviano: 5-0 en casa y 1-3 en Pravia; y a la U.D. Sans: 1-0 en casa y 0-2 en Barcelona. La vuelta a Segunda División es vivida con gran entusiasmo por el club verde, el cual permanecerá por seis temporadas consecutivas en la categoría de plata. En este ciclo destaca sin duda la temporada 68/69, campaña en la que es cuarto clasificado y supone la vez que más cerca ha estado de ascender a Primera División. Fue esta una temporada en la que bajo la presidencia de Ramón Sánchez Dopico y teniendo como entrenador a Juan Ramón, el equipo se mantuvo diecisiete jornadas consecutivas sin conocer la derrota y ocupó puestos de ascenso en un total de dieciocho jornadas. Una inesperada derrota ante el colista S.D. Indauchu le privó de mantener sus posibilidades de ascenso.

1970 – 1980

En la temporada 71/72 se desciende a Tercera División, categoría esta con un nuevo y competitivo formato en la que milita cinco temporadas sin mostrar opciones reales y prácticas a opositar por el ascenso. El 14 de marzo de 1972 cambia de denominación por gestiones de su directiva, consiguiendo pasar a ser Racing Club de Ferrol. En la temporada 76/77 es sexto clasificado y consigue meterse en la recién creada Segunda División B, categoría que viene a parchear la penosa situación deportiva en la que se encuentra la Real Federación Española de Fútbol. Su debut en esta nueva categoría es inmejorable, pues a la primera de cambio se proclama Campeón absoluto de forma inesperada. Este puesto le permite ascender directamente a Segunda División A bajo la dirección técnica de Luís Rodríguez Vaz y la presidencia de Manuel Rico Dopico. La temporada 78/79 no resulta tan buena como se esperaba y el conjunto ferrolano realiza un pésimo campeonato que le conduce de inmediato a Segunda B con tan sólo cuatro victorias y siete empates.

1980 – 1990

Este descenso no sólo supone una pérdida de calidad deportiva, sino el inicio de una crisis económica que incide en la confección de las plantillas. De este modo empieza a retroceder en las clasificaciones finales de cada temporada y en la sesión 83/84 desciende a Tercera División. Bajo el mandato de Ángel López Sueiro, en esta categoría que no pisaba desde hacía unos años no consigue sobreponerse de forma rápida y cuatro son las campañas en las que se ve involucrado, temiéndose incluso un descenso con tintes catastróficos a Regional en la campaña 86/87. En la temporada 87/88 las fuerzas locales se mantienen unidas y consiguen aupar al equipo a la cima del Campeonato, consiguiendo regresar a Segunda División B. La entidad verdiblanca es un gigante con pies de barro y no consigue asentarse en esta dura categoría, con lo cual, tras el paso de dos duras temporadas retorna a la cruda realidad que supone la Tercera División Nacional.

1990 – 2000

En este periplo permanece dos campañas, puesto que al término de la edición 91/92 consigue ascender a Segunda División B tras ser Campeón del grupo gallego e imponerse en la Promoción de Ascenso de forma holgada a: C.D. Caudal, Cultural de León y C.D. Móstoles. Lo que resta de década de los noventa lo pasa en Segunda B, mostrándose como un club capaz de aspirar a cotas mayores tras unos titubeantes comienzos en los que se teme por su continuidad en la categoría. El 18 de abril de 1993 se estrena el nuevo Estadio de A Malata en un partido oficial de Liga de Segunda B ante el Club Atlético de Madrid “B” con resultado de 3-2 para los racinguistas. La inauguración oficial se efectua el 29 de agosto con un encuentro amistoso entre el R.C. Celta de Vigo y el R.C. Deportivo de La Coruña con resultado final de empate 0-0. En la temporada 94/95 se proclama sorpresivamente en Campeón de su grupo con el técnico ya conocido por la afición Luís Rodríguez Vaz, entrando en la Fase de Ascenso. En esta es tercero en un grupo que se muestra muy competido, siendo superado por escaso margen por Almería C.F. y Valencia C.F. “B”. Último del grupo es la S.D. Beasain.

En la temporada 95/96 conserva parte de la plantilla que le lleva al éxito en el año anterior y en esta ocasión termina subcampeón. En la Promoción sin embargo no cumple las expectativas y queda último tras: Levante U.D., Córdoba C.F. y Real Avilés Industrial C.F.. En las campañas 96/97 y 97/98 anda rondando las primeras plazas que dan derecho a competir por el ascenso, escapándose por poco margen. Es en la temporada 98/99 cuando de nuevo optará a tal objetivo al ser cuarto en Liga. En esta ocasión es tercero sin opciones siendo superado por Córdoba C.F. y Cartagonova F.C., aventajando tan sólo a la Cultural y Deportiva Leonesa.

El deseado ascenso a Segunda División A llega en la temporada 99/00 bajo la presidencia de Isidro Silveira y el técnico José Ramón Arteche, tras ser tercero en Liga y comandar su grupo de Promoción en el que se impone a Barakaldo C.F., A.D. Ceuta y C.F. Gandía.

2000 – 2010

La entidad ferrolana inicia el s. XXI con tres temporadas consecutivas en Segunda División A y convirtiéndose en Sociedad Anónima Deportiva el 26 de julio de 2001, tras cuatro meses de esfuerzo y conseguir reunir los 427 millones de pesetas establecidos por el CSD como capital social para su conversión, con lo cual adquiere el nombre de Racing Club de Ferrol, S.A.D. siendo el Concello de Ferrol el accionista mayoritario. Dicha conversión supone una modernización del club verde, lo que constituye un futuro esperanzador para los racinguistas. La campaña 01/02 con el técnico Luis César acaba en un aceptable noveno puesto. En la campaña 02/03 desciende a Segunda División B al ser vigésimo y sin aspiraciones a salvar la categoría durante muchas jornadas. El retorno a la categoría de bronce, lejos de convertirse en un largo periodo como en etapas anteriores, es solventado a la primera tras ser subcampeón en Liga y Campeón en la Promoción, imponiéndose a Sevilla F.C. “B”, C.D. Castellón y Club Atlético de Madrid “B” por un margen muy escaso de puntos.

Dos serán las temporadas en las que consiga aguantar en Segunda División A en este nuevo ciclo, pues unas plantillas muy ajustadas hacen que no se pueda pedir más y se acabe descendiendo a Segunda División B al término de la 05/06. El club ferrolano se convierte en esta década en un auténtico club ascensor, pues en la siguiente temporada 06/07 consigue retornar a la división de plata tras ser tercero en su grupo de Liga y eliminar en la Fase de Ascenso a C.D. Linares en la primera eliminatoria: 2-0 en casa y 2-0 en la ciudad jiennense con victoria por penaltis; y al Alicante C.F. en la segunda y definitiva eliminatoria: 2-0 en casa y 1-0 en Alicante.

Sin embargo, el paso por Segunda División A no resulta como a priori se esperaba y el club ferrolano dentro de un grupo tremendamente igualado por la cola pierde la categoría al ser decimonoveno. La temporada 08/09 la pasa en Segunda División B mostrando un juego aceptable que le lleva a concluir el campeonato en séptimo puesto, siendo en cambio dramática la campaña 09/10 puesto que deportivamente no levanta cabeza y durante todo el torneo ocupa plaza de descenso, consumándose este al ser decimonoveno con tan sólo siete victorias y dieciséis empates en su haber, en un año muy gris para los verdiblancos.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia do fútbol galego. Anxo Varela. Edicions Lea (1997).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002)
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Archivo privado de Jorge Deza.
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.canaldeportivo.com Diario deportivo.
  • www.racingclubferrol.net (Web oficial).
  • www.racingferrol.com (Web no oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,