Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular Burgos CF 1

escudo Burgos CF 1

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Burgos Club de Fútbol
  • Ciudad: Burgos
  • Provincia: Burgos
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 3 de mayo de 1936
  • Fecha de federación: 1939

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Gimnástica Deportiva Burgalesa (1936-1946)
  • Gimnástica de Burgos (1946-1948)
  • Burgos Club de Fútbol (1948-1983)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1975/76

5 Ligas de Tercera División:

  • 1946/47
  • 1951/52
  • 1954/55
  • 1955/56
  • 1959/60

 

ESTADIO:

estadio El Plantio

  • Nombre: Estadio Municipal El Plantío
  • Año de inauguración: 1964
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal El Plantío (1964-)
  • Capacidad: 12.200 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Laserna (1936- 1943)
  • Campo de Zatorre (1943- 1964)
  • Estadio de El Plantío (1964- 1983)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Burgos CF 1

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad de Burgos es compleja y desde sus inicios en la segunda década del pasado siglo siempre se ha caracterizado por males endémicos con tono económico que han afectado a todos sus clubs. Ya en 1912 surgen las dos primeras entidades, Burgos Foot-ball Club y la Congregación Mariana, a los que les seguirán Koscas y Athletic Club Burgalés en 1914, y Club Deportivo Burgos, Sporting Club Burgalés, Juventud Católica Social y Cid F.C. en 1916. Casi todos ellos tienen una vida efímera y tan pronto nacen como desaparecen, ocurriendo lo mismo con los Hermanos Maristas y Racing Club de Burgos, ambos de 1917 y Corona F.C. y Unión Sportiva Obrera de 1918. A estos se suman equipos ocasionales fundados por militares, todos ellos de carácter temporal como el Lanceros de Borbón e Intendencia, de 1920 y los San Marcial, Lealtad y Lanceros de España, todos ellos de 1921.

En 1922 nacen el C.D. Castilla y los militares Artillería y Alfonso XIII, destacando en ese año la creación el 11 de enero del segundo Burgos Foot-ball Club, quien juega en el Campo de Lilaila y viste con camisa rojiblanca y pantalón negro. Son los primeros pasos y en 1923 se inaugura el Campo de Laserna con terrenos cedidos por la Compañía de Ferrocarriles del Norte. Ese mismo año nace el Deportivo Castilla Burgos, conjunto que viste con camisa morada y pantalón negro, fruto de la fusión realizada por el Burgos F.C., C.D Castilla y Laserna F.C. Esta joven entidad es la primea en federarse, haciéndolo en la Cántabra, pero tendrá poca vigencia y pronto acaba desapareciendo, fracaso del cual también será partícipe otro club burgalés; la Unión Deportiva Burgalesa, también conocida como U.D. Burgos, la cual nace en 1926 y desaparece en 1929 habiendo vestido camisa rojiblanca y pantalón negro.

Tras la desaparición en 1929 de la U.D. Burgos, su plantilla se divide en dos nuevas formaciones, un nuevo Burgos F.C. y meses después, ya en 1930, la Cultural Deportiva de Burgos, quien se extingue meses después. De todos los clubs mencionados el Burgos F.C. es quien más perdura en el tiempo dentro del complicado panorama burgalés, perdurando hasta 1935 en el que acaba desapareciendo ante la falta de interés de la afición por sus malos resultados deportivos. Previamente, en 1934, surge una nueva Cultural Burgalesa distinta a la de 1930 y que desaparece ese mismo año mientras en 1936 nacerá el Júpiter F.C.

HISTORIA DEL CLUB:

1936 – 1940

La desaparición del Burgos F.C. origina un gran hueco entre la afición local que pierde a su máximo exponente. Crear un nuevo club no es sencillo puesto que existe poco dinero, no demasiada afición y el momento político no es el más idóneo. Pese a estos escollos un grupo de ex-socios del extinto Burgos F.C. decide continuar con la trayectoria futbolística local y el domingo 3 de mayo de 1936 queda constituida la sociedad Gimnástica Deportiva Burgalesa, presidida por Juan Riu Deván quien viste camisa blanca con pantalón negro y que contará con varias secciones deportivas entre las cuales destacan la de fútbol y la de pedestrismo. La nueva entidad tiene ocasión de estrenarse en el Campo de Laserna frente al Tolosa Sport el 25 de mayo con victoria por 2-0 y de organizar varias carreras pedestres en los primeros días de julio hasta que el día 18 se produce el alzamiento militar y el país entra en guerra.

El cese de la actividad deportiva es inmediata y la entidad burgalesa se ve privada de iniciar su debut deportivo en la campaña 36/37, aunque el fútbol no desaparece del todo de la ciudad durante el conflicto y Burgos, cabeza visible de las tropas nacionales, se mantiene alejada del frente e inmersa dentro de una zona pacificada. Esta situación privilegiada permite que se disputen encuentros para recaudar fondos entre distintos equipos militares y que la Gimnástica reemprenda el vuelo antes que otros muchos clubs de la región.

1940 – 1950

Finalizada la contienda el club burgalés queda inscrito en la recién nacida Federación Astur-Montañesa. Tras un par de temporadas mediocres sin aspiraciones, en la campaña 41/42 conquista el primer puesto y accede a una Tercera División oficiosa en busca de una plaza que le de opción a ascender a Segunda División. En este breve torneo es tercero y la plaza se la adjudica el C.D. Baracaldo Oriamendi, quien asciende directamente. En la temporada 43/44 comienza el Campeonato de Tercera División de forma ortodoxa con una reestructuración a todos los niveles que cuenta con la inestimable colaboración de las autoridades nacionales quienes pretenden convertir esta categoría en la primera de los clubs modestos, puesto que hasta la fecha era un torneo en el que solo participaban los campeones regionales para dilucidar quien ascendía a Segunda División.

El club queda cuarto en su debut liguero y destaca durante esta campaña la inauguración del Campo de Zatorre, el nuevo feudo burgalés. Finalizada la campaña 44/45, el club blanquinegro es subcampeón logrando pasar a la Fase Intermedia, torneo en el que es segundo de un grupo de seis componentes en el que consigue pasar a la Fase Final la U.D. Salamanca como primera de grupo. Durante el año 1946 se produce el relevo de la presidencia pasando Tomás Rodríguez a tomar el cargo en sustitución de Juan Riu. Llegan cambios y el club cambia de denominación adquiriendo el de Gimnástica de Burgos, nombre con el cual conquista el Campeonato 46/47. En la Fase Intermedia queda tercero sin premio.

Tal denominación no acaba de cuajar entre la afición local y en 1948 se cambia a Burgos Club de Fútbol. La temporada 49/50 cierra la década de los años cuarenta y lo hace en falso con Mariano Martínez en la presidencia, pues el Burgos C.F. finaliza decimoctavo y colista, salvándose del descenso gracias a lograr imponerse en la Fase de Permanencia al C.D. Valdepeñas; 5-0 en casa y 0-1 en la localidad manchega. Con Mariano Martínez el club ingresa en la Federación Guipuzcoana tras el malestar que ocasiona competir con clubs asturianos y cántabros principalmente y por la proximidad geográfica que ofrecen los clubs vascos, institución la cual abandonará años después para ingresar en la naciente Federación del Oeste.

1950 – 1960

La década de los años cincuenta supone el ingreso, aunque esporádico, del Burgos C.F. dentro del fútbol profesional tras una primera campaña 50/51 en la que es tercero y sobre todo tras una magnífica temporada 51/52 en la que reune una gran plantilla con la cual consigue merecidamente el ascenso a Segunda División de forma directa, todo un reto deportivo en el club. En el aspecto económico las cosas no ruedan tan bien y 1952 es el año en el cual el ex presidente Juan Riu embarga el club por una deuda de cincuenta y cinco mil pesetas, causando la dimisión en bloque de la junta directiva.

El estreno en la categoría de plata con la entidad plena en litigios y sin una directiva fuerte no es muy satisfactorio para la afición, puesto que los burgaleses son colistas con seis victorias y seis empates, quedando muy descolgados y descendiendo a Tercera División. El Burgos C.F. pasa tres temporadas en Tercera División hasta que la suerte le sonríe y vuelve a ascender, aunque por el camino ocasiones no le faltan, caso de la temporada 54/55 en la cual tras ser Campeón de Liga es séptimo en la Fase Final. La revancha llega en la campaña 55/56 con un nuevo liderato en Tercera División y por extensión en la Fase de Ascenso siendo dirigidos por Anselmo Elizaga. Este ascenso no es refrendado en la temporada 56/57 dado que los blanquinegros, muy débiles respecto al resto de adversarios, son decimonovenos a tres puntos de la salvación.

En lo que resta de década se intenta desde Tercera División recuperar la categoría perdida pero los intentos son vanos ante la fortaleza de los componentes de su grupo y de los contrincantes que se encuentra en las eliminatorias. En la temporada 57/58 se es subcampeón y en la Fase de Ascenso esupera al C.D. Galdácano; 2-2 en la localidad vizcaína, 1-1 en casa y 3-0 en el desempate disputado en Logroño. Después es eliminado por el C.D. Orense; 3-1 en la capital gallega y 0-1 en Zatorre. En la campaña 59/60 es Campeón de Liga, pero como sucediese antes no solventa la Fase Ascenso positivamente ya que tras eliminar al Arenas Club; 2-1 en casa y 0-2 en Guecho, cae ante otro conjunto gallego, el Pontevedra C.F.; 3-1 en Pasarón, 2-0 en Zatorre y derrota por 0-1 en el desempate jugado en León.

1960 – 1970

El inicio de los años sesenta, contrariamente a la mala suerte experimentada en los últimos tiempos, no puede ser más propicio. En su primera sesión, 60/61, es subcampeón y asciende a Segunda División al eliminar a C.D. Vitoria; 2-2 en la capital alavesa y 4-0 en casa, Onteniente C.F.; 3-1 en casa, 2-0 en la localidad valenciana y 3-1 favorable en el desempate jugado en Zaragoza, siendo definitiva la eliminatoria frente al Real Gijón; 2-3 en El Molinón y 2-1 en Zatorre. Tras este ascenso recibido jubilosamente por la afición,  el conjunto albinegro se asienta en la categoría de plata durante todo lo que resta de década. Socialmente se incrementa el número de abonados debido a lo atractivo de los rivales y debido a ello surge la necesidad de construir un nuevo recinto. Tal aspiración culmina en 1964 con la inauguración del Estadio de El Plantío, una sede modélica que culmina la vieja aspiración de contar con un recinto deportivo acorde a la ciudad.

A pesar de ser unos años tranquilos con clasificaciones en la zona media baja, la sociedad burgalesa no queda exenta de protagonizar momentos difíciles y debe defender su plaza en dos Promociones de Permanencia para salvar la categoría. Estas se producen en las temporadas 66/67, favorable al derrotar al C.D. Aragón; 1-0 en Zaragoza y 4-1 en casa, y en la 69/70, igualmente solventada favorablemente al eliminar al aspirante C.D. Terrasa; 2-0 en la localidad fabril barcelonesa y 3-0 en El Plantío.

1970 – 1980

El inicio de los años setenta va a deparar a los blanquinegros una gran sorpresa. Una vez empezado el campeonato 70/71, de la mano del técnico Ignacio Eizaguirre el Burgos C.F. se sitúa en los primeros puestos, consiguiendo ser segundo en un campeonato liguero donde predomina la igualdad y en el cual los castellanos realizan un gran sprint final en el que concluyen cuatro clubs, Burgos C.F., Real Club Deportivo de La Coruña, Córdoba C.F. y Ag.D. Rayo Vallecano con la misma puntuación.

El debut en Primera División se realiza en la temporada 71/72. Para ello se llama al técnico Mariano Moreno y se consiguen las cesiones de grandes jugadores como Capón, Benegas y Jaquet procedentes del Club Atlético de Madrid y Aitor Aguirre, del Club Atlético de Bilbao. La entidad lucha denodadamente, es decimoquinta y elude el descenso por tan solo dos puntos, siendo la campaña en la que más socios se ha conseguido disponer al alcanzar un total de diez mil. La temporada 72/73 no es tan exitosa como la anterior y el Burgos C.F. pronto se convierte en el colista, puesto que mantendrá hasta el final con nueve victorias y seis empates en su haber.

El descenso de categoría no es aceptado de modo grato por la afición burgalesa tras disfrutar de la élite, realizando los albinegros una pésima campaña 73/74 en la que se ven obligados a disputar una Promoción de Permanencia frente a la S.D. Eibar al ser decimosexto clasificado. Afortunadamente esta eliminatoria es resuelta a favor al imponerse 2-0 en casa y perder por 2-1 en la ciudad guipuzcoana. Finalizada la temporada José Luís Preciado abandona la presidencia y es sustituido por Antonio Martínez Laredo. Llegan jóvenes promesas como el gran meta burgalés Manzanedo, Miguel Navarro, Viteri y el malogrado Juanito, quien triunfará posteriormente en el Real Madrid C.F. El club es noveno en la sesión 74/75, alcanzando el liderato y Campeonato en la siguiente edición 75/76, temporada en la cual se suman los primeros extranjeros de su historia; Sergio Kresic y Adzic mientras Lucien Müller es el técnico del éxito.

La temporada 76/77 significa el reestreno entre los grandes y a la primera de cambio surge la noticia con la venta de Juanito, la gran estrella del club, al Real Madrid C.F. La cantidad del traspaso por veintisiete millones es irrisoria y Martínez Laredo es criticado ampliamente por la afición. Deportivamente el club castellano finaliza en decimocuarto puesto y salva la categoría. En esta sesión y a nivel anecdótico, es destacable el encuentro en casa frente al F.C. Barcelona donde tras ser el marcador favorable 1-0 para los albinegros a tres minutos del final, el árbitro señala penalti a favor de los visitantes y se arma un gran revuelo, recibiendo una patada el trencilla y siendo Palmer expulsado. El penalti lo ejecuta el azulgrana Cruyff y falla venciendo los burgaleses finalmente. Martínez Laredo baja al césped y arremete al árbitro, siendo inhabilitado durante dos años.

En la campaña 77/78 José María Quintano sustituye a Laredo en la presidencia y empiezan los problemas económicos por la fuga masiva de socios teniendo que desprenderse de buenos jugadores, casos de Manzanedo, Palmer y Cabral que fichan todos en bloque por el Valencia C.F. quien se lleva hasta el entrenador Marcel Domingo. Lucien Müller se hace cargo del banquillo y consigue mantener al equipo en Primera División gracias al empate conseguido en el último encuentro de Liga frente al Hércules C.F. en Alicante. La temporada 78/79 comienza con el gallego Arsenio Iglesias en el banquillo, preparador con el que se consiguen buenos resultados y no se padece tanto durante el torneo. Aún así se termina en decimotercero puesto y la sede social del club, ante los continuos devaneos presupuestarios que aquejan a la entidad castellana, es embargada por la A.F.E.

Corren malos tiempos y el Burgos C.F. se desprende durante el verano de 1979 de gran cantidad de jugadores ante la imposibilidad de hacer frente al pago de sus fichas. Para la campaña 79/80 se incorporan nuevos futbolistas en gran número y se ficha a García Traid como técnico. Este no consigue sacar a la entidad de los puestos bajos y es relevado por Fernández Seguí y nuevamente por Müller con quien descienden a Segunda División tras ser decimoséptimos y quedar bastante descolgados.

1980 – 1983

La década de los años ochenta comienza pues con un conjunto en Segunda División, fuertemente endeudado y con una pérdida de socios muy significativa, alicientes todos ellos para presagiar una mala temporada. En efecto los resultados no se hacen esperar y durante casi todo el campeonato se ocupan puestos de descenso. El relevo en el banquillo de Müller por Luís Astorga hace que se salven en el último instante del descenso a Segunda División B. Sin embargo tal fin a corto plazo resulta casi insalvable y en la temporada 81/82 irremediablemente se desciende, aunque de una forma extradeportiva por cuando no sucede desde el campo deportivo, en el que es octavo clasificado, sino desde la parcela federativa al ser el club denunciado por los jugadores por impago y no satisfacer este sus deudas.

De este modo la temporada 82/83 sucede entre embargos casi diarios y con un club cuya plantilla pelea por quedar entre los dos primeros dentro de su grupo de Segunda División B. Al final de la misma se es tercero en Liga y el ascenso se escapa definitivamente. Tal ascenso, de haberse conseguido deportivamente, no habría tenido efecto dado que el club hubiese sido sancionado con la pérdida de la nueva categoría adquirida y el mal menor hubiese sido seguir en Segunda División B. Al no producirse los acontecimientos tal cual contamos, el Burgos C.F. desciende a Tercera División por unas deudas cifradas en doscientos cincuenta millones de pesestas y Quintano Vadillo, su presidente, junto a la Junta Gestora que rige el club, deciden liquidar la sociedad por lo inviable de la misma en categorías menores. En asamblea extraordinaria sucedida el 24 de mayo de 1983 el Burgos C.F. pasa a la historia con cincuenta votos a favor de la disolución por tan solo tres a favor de la continuidad, quedándose todos los acreedores sin cobrar.

En medio de tan anómala situación se da la circunstancia de que precisamente el filial burgalés, el Burgos Promesas que estaba en Preferente durante la temporada 82/83, consigue ascender a Tercera División. Este club es desvinculado como filial del primero con la autorización de la RFEF y toma el relevado del club desaparecido con un nuevo nombre, Real Burgos Club de Fútbol, vistiendo con los colores de la bandera municipal, camisa roja con franja vertical marrón y pantalón blanco. Su presidente Félix Castrillo.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2009

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  •  www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deposrtivo.
  • www.diariodeburgos.es Diario.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Atletico Astorga FC

 

escudo Atletico Astorga FC

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Atlético Astorga Fútbol Club
  • Ciudad: Astorga
  • Provincia: León
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 16 de noviembre de 1969
  • Fecha de federación: 1969

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Atlético Astorga (1969-73)
  • Atlético Astorga Fútbol Club (1973- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio Atletico Astorga FC

Estadio Municipal La Eragudina

  • Nombre: Estadio Municipal La Eragudina
  • Año de inauguración: 1943
  • Cambios de nombre:
  • Campo del Frente Juventudes (1943-1977)
  • Estadio Municipal La Eragudina (1977- )
  • Capacidad: 2.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Frente de Juventudes / La Eragudina (1943- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Atletico Astorga FC

ESCUDOS:

UNIFORMES:

 

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada al oeste de la capital provincial, León, la ciudad de Astorga es una localidad bimilenaria centro de la comarca de la Maragatería e importante centro turístico. Con algo más de cinco mil habitantes en 1909, fue precisamente en ese año cuando se estableció el Colegio de La Salle, siendo los hermanos de esta corriente religiosa los que incorporaron el fútbol como herramienta educativa con la cual mantener en forma a los niños y procurar, además, su formación lúdica y social. Emplazados en un pequeño centro, demasiado angosto, en 1912 recibieron de manos del obispo D. Julián de Diego y García Alcolea unos terrenos más amplios donde desplegar en mejores condiciones aquellas actividades al aire libre que precisaran de una mayor extensión de terreno, convirtiéndose a partir de entonces el colegio lasaliano en foco central de muchos jóvenes que deseaban practicar dicho deporte y fundamental para la constitución de la sociedad Sporting La Salle, el primer club netamente futbolístico de Astorga. La Salle, ligada al Círculo Católico, con el paso del los años fue ampliando su influencia a muchos vecinos que, cautivados por dicho deporte, emprendieron su práctica en 1914 de una forma igualmente organizada con la constitución del Club Deportivo Astorgano, entidad que vestía camisa rojiblanca con pantalón azul.

Con Magín Revillo Fuertes en la presidencia, su principal promotor, el C.D. Astorgano inició una carrera deportiva que le llevó a tener una gran fama en la comarca y en la capital provincial, además de las tierras vecinas de Zamora y Asturias, enfrentándose a multitud de rivales de estas áreas hasta que en 1932 quedó inscrito en la Federación Asturiana donde participó en varias ocasiones en el Campeonato Provincial de León, siempre dentro de la Segunda Categoría. Para entonces Astorga ya contaba con otro practicante igualmente organizado y mismamente federado, aunque con previa anterioridad, pues la Unión Deportiva La Salle-Astúrica, resultante de la fusión ente el Sporting La Salle y el Astúrica, -club formado apenas unos años antes-, ya a desde finales de los años veinte era miembro de la Federación Castellano-Leonesa, organismo de corta vida disuelto tras el inicio de la Segunda República.

Ambas asociaciones se mantendrían en activo hasta 1936 una vez fueron sesgadas sus respectivas trayectorias con motivo de la Guerra Civil, destacando el cambio de nombre del Club Deportivo a Astorga Foot-ball Club en 1933, quien jugaba en el Campo de Manjarín y la frustrada creación de la deseada Federación Leonesa de Fútbol, organismo en constitución que pretendía independizarse de la Federación Asturiana y contaba en 1936 con el compromiso de los clubs leoneses, zamoranos y palentinos.

Pasado el conflicto, la localidad estuvo sin club representante durante varios años hasta que en torno a 1942 e impulsado desde la alcaldía que encabezaba José Fernández y la ayuda del Jefe Provincial del Frente de Juventudes, el astorgano Luís González Pérez, se realizaron gestiones para la construcción de un nuevo campo que complementase el existente perteneciente al cuartel de Santocildes, de índole militar, consiguiéndose inaugurar en 1943 el Campo del Frente de Juventudes situado en la carretera de Madrid a La Coruña, actual Eragudina, inauguración que trajo consigo la constitución del Astorga Club de Fútbol en primavera de ese mismo año.

Presidido por Isidoro Pellitero Morán, el Astorga C.F. vestía camisa azulina con pantalón blanco, cumpliendo con las nuevas exigencias que, procedentes de la Delegación Nacional de Deportes regente de los destinos de la Federación Española, demandaba que cada localidad española dispusiera de al menos un club de fútbol. El club maragato fue inscrito en 1943 en la Federación Astur-Montañesa, iniciándose en Primera Categoría durante la temporada 43/44 y alcanzando su zénit en la campaña 46/47 cuando se proclamó Campeón del Grupo Leonés, éxito que no se vio recompensado con un merecido ascenso a Tercera División. No fue la única asociación dedicada al fútbol durante el periodo de posguerra y, tal como sucedió en las décadas anteriores, pronto tuvo un rival en forma del Renfe Club de Fútbol, entidad forjada bajo la autoridad ferroviaria que se estrenó en Segunda Categoría, viéndose las caras ambos clubs en esta misma división a partir de la campaña 49/50 coincidiendo con un descenso de prestaciones deportivas de los azulinos.

Durante los años cuarenta y cincuenta Astorga es testigo de la creación de varios clubs que comparten destino en los campeonatos locales, caso del Astur, el Santocildes, el Residencia, con base en el hospicio local o el Triana, destacando por encima de ellos el C.D. Cuatro Caminos, asociación presidida por Manuel Martínez García que viste camisa blanquiazul con pantalón azul, llegando a estar federada incluso alcanzando y permaneciendo en Primera Regional durante el primer lustro de los años sesenta.

En 1950 se constituye la Federación del Oeste conformada originalmente por las provincias de León, Valladolid, Salamanca, Zamora y Palencia a la cual posteriormente se irán sumando otras, un paso que será vital para la autogestión de los clubs de la zona durante muchos años dependientes de la Federación Asturiana. El Astorga C.F. cambia en 1952 a Club Deportivo Astorga con Juan Pousa Pousa en la presidencia adoptando como colores el verde para la camiseta y el azul para el pantalón en una decisión que no gusta a todos, compitiendo en la Primera Regional leonesa hasta que al término de la temporada 55/56 consigue ascender a Tercera División como Campeón de su grupo y gracias a imponerse en la Promoción de Ascenso.

El C.D. Astorga debuta en Categoría Nacional durante la temporada 56/57 dentro del Grupo XIV perteneciente a la Federación Oeste, finalizando decimoprimero y compartiendo destino con clubs afamados como la U.D. Salamanca, S.D. Ponferradina, Atlético Zamora y Atlético Palencia entre otros. En la siguiente campaña, 57/58, repite puesto en Liga, retrocediendo a la decimoquinta plaza en la edición 58/59 mientras que en la 59/60 es décimo, ambas compartidas con conjuntos castellano-leoneses y extremeños.

Con el cambio de década la situación del club maragato apenas varía y consciente de sus limitaciones económicas frente a asociaciones deportivas más poderosas, su papel queda reducido a llegar lo más lejos posible dentro de sus posibilidades. De este modo, con la mente fijada en obtener la permanencia, la plantilla verde será decimocuarta en la temporada inicial 60/61, décima en la 61/62 y decimoquinta en la 62/63, certificando sendos decimocuartos puestos en las ediciones consecutivas 63/64 y 64/65. En la temporada 65/66 es decimosexto y colista con tan sólo siete victorias, perdiendo la categoría hundido en la tabla después de un brillante ciclo de nueve emocionantes ediciones en Tercera División, un logro que no sospechaban conseguir apenas unos años antes y en donde la figura de su presidente, Juan Hilario Moya, pasa a erigirse como determinante en su historia.

En la sesión 66/67, ahora en Primera Regional, son subcampeones tras la S.D. Hulleras de Sabero, quedando algo descolgados en la edición 67/68 al ser séptimos, una plaza que no sienta demasiado bien entre los aficionados quienes se recomponen en la siguiente temporada 68/69 al proclamarse con autoridad Campeones. El C.D. Astorga, como líder del grupo leonés, lucha frente a otros rivales pertenecientes a otras provincias de la Federación Oeste para tratar de ascender a Tercera División, pero el objetivo no se alcanza y lamentablemente ha de seguir en la primera categoría provincial. En 1969 la Federación Oeste anuncia la creación de una nueva categoría para la temporada 70/71, la denominada Regional Preferente, categoría a la que darán pase los primeros clasificados de cada uno de los grupos provinciales. El club maragato no obtiene el resultado esperado y lejos de quedarse como mal menor donde estaba, deportivamente retrocede una categoría pasando al quinto nivel.

HISTORIA DEL CLUB:

1969 – 1980

Finalizada la temporada 70/71, Juan Hilario Moya cede la presidencia a José Antonio Fernández Pérez quien con una maltrecha economía y una plantilla muy ajustada no puede obrar el milagro y acaba descendiendo a Segunda Regional una vez terminada la sesión 71/72. Prácticamente sólo y con el club endeudado, nadie en la ciudad quiere tomar el relevo, disolviéndose la entidad en 1972 tras casi treinta años de historia.

El relevo del Club Deportivo lo toma una asociación constituida el 16 de noviembre de 1969, el Atlético Astorga, club que viste camisa roja con pantalón negro y dedicado por completo al fútbol juvenil, teniendo en esta categoría su tope de edad. Esta situación impide que la ciudad cuente con representación durante la temporada 72/73 a nivel regional dentro del campeonato de Segunda Regional, participando el Atlético Astorga durante la misma en el Campeonato de Aficionados tras modificar sus estatutos, abandonar el fútbol juvenil y adoptar el nombre de Atlético Astorga Fútbol Club gracias a la restitución por parte de la RFEF de uso de extranjerismos. El 16 de agosto de 1973 es aprobada por la Federación del Oeste su inclusión en Primera Regional para poder competir en la campaña 73/74, torneo del cual se proclama Campeón y consigue, de la mano de Alfredo Merino, quien fuera presidente del antiguo C.D. Astorga, ascender a Regional Preferente. La intención del club maragato que viste ahora camisa celeste con pantalón azul es ascender a Tercera División a corto plazo, aunque el reto es complicado y el sueño tardará unos años en materializarse, perdiendo además la categoría recién conquistada a las primeras de cambio tras finalizar decimonoveno en la edición 74/75.

De nuevo en Primera Regional, la temporada 75/76 es exitosa y como Campeones de su grupo consiguen regresar por la puerta grande a Regional Preferente, categoría donde militarán en lo sucesivo concluyendo decimoséptimos en la campaña 76/77, decimoterceros en la 77/78 y decimosextos en la 78/79, vistiendo en esta última campaña camisa verde. En 1979 la Federación Oeste obtiene de la Española la organización de un grupo propio de Tercera División, dándose aviso a los concursantes en Regional Preferente de la sesión 79/80 que los doce primeros clasificados lograrán el acceso directo. Los maragatos, séptimos en Liga, son uno de los beneficiados.

1980 – 1990

El Atlético Astorga F.C. se convierte durante la década de los años ochenta en un asiduo participante del Grupo VIII de Tercera División. Sus compromisos, lejos de etapas anteriores y aunque sea en el cuarto nivel nacional, satisfacen a la afición que se ve entre los mejores clubs de la región, consiguiendo clasificaciones honrosas y algún que otro puesto interesante. Séptimo en la temporada 80/81, la campaña 81/82 le llevará a ser decimosegundo, finalizando quinto en la edición 82/83 y tercero en la 83/84, la mejor clasificación hasta el momento.

Tras ser sexto en la edición 84/85, en 1985 empieza a vestir completamente de verde, repitiendo plaza en la campaña 85/86. En 1986 se crea la Federación de Fútbol de Castilla y León coincidiendo con el anuncio por parte de la Española del aumento de grupos y clubs para la Segunda División B. A dicha federación se le otorgan tres plazas para completar uno de los grupos, quedando los maragatos lejos de tal objetivo después de ser decimosegundos. En la campaña 87/88 son decimoprimeros, sobrepasando la mitad de la tabla clasificatoria en las ediciones 88/89 y 89/90 al concluir noveno y octavo respectivamente.

1990 – 2000

La década de los años noventa no será tan fructífera como la precedente y la entidad maragata pasará por diversos altibajos deportivos que tendrán resultados directos en la clasificación. Así pues, tras ser noveno en la temporada 90/91, en la edición 91/92 obtiene un gran logro al ser subcampeón quedando a tan solo un punto del líder Club Atlético Bembibre. Este puesto le permite promocionar por primera vez en su historia para tratar de ascender a Segunda División B, pero su testimonio es casi irrelevante al ser colista con una victoria y cinco derrotas siendo superado por Real S.D. Alcalá, C.D. Lealtad, de Villaviciosa y C.D. Carballino. En la campaña siguiente, 92/93, gran parte de la plantilla marcha a otros clubs y sin un presupuesto como en la anterior se cae estrepitosamente a Regional Preferente después de concluir decimonoveno.

El conjunto verde pasa dos temporadas en Regional Preferente, saliendo de este pozo al término de la 94/95 y retornando a una Tercera División donde se haya como pez en el agua en el aspecto económico pero no en el deportivo. Su regreso no es sencillo y en la edición 95/96 es decimoquinto mientras en la 96/97 decimotercero, siendo la sesión 97/98 nuevamente catastrófica al ser penúltimo y descender por segunda ocasión en la década a Regional Preferente. En esta ocasión su paso por Regional es efímero y en la temporada 99/00 ya disfruta de la Tercera División concluyendo decimoquinto.

2000 – 2010

El Atlético Astorga F.C. se convierte en un club ascensor y tan pronto se encuentra en Tercera División como en Regional Preferente. En la campaña 00/01 es decimoctavo y pierde la Categoría Nacional, sumiéndose en un ciclo de malos resultados de los que tardará en salir y teniéndose que conformar con participar en Regional. En esta categoría siempre se muestra inicialmente como uno de los aspirantes al ascenso, pero en unas ocasiones por acierto de los rivales y en otras por sus propios defectos, no será hasta la temporada 07/08 cuando, primero de su grupo, consiga retornar a Tercera División.

Las temporadas que dan cierre a la década no ofrecen guarismos esperanzadores y, aunque no se teme por el descenso, se sufre más de la cuenta para conservar la categoría tras ser decimoquinto en la 08/09 y decimoprimero en la 09/10. Paralelamente a todos estos acontecimientos, la ciudad cuenta desde 1997 con una nueva asociación futbolística, el Club Deportivo Astorga, constituido en 1997 y dedicado a la formación de jóvenes jugadores.

2010 – 2020

Durante el verano de 2007 el club astorgano atraviesa por momentos difíciles tras la dimisión de la junta directiva, accediendo al cargo como tabla salvatoria la hostelera Sagrario González. En su primera comparecencia la entidad maragata es duodécima, pero en la siguiente, 11/12, se nota el trabajo bien hecho y se consigue ser sexto. En la campaña 12/13 se logra un puesto similar, séptimo, pero en la temporada 13/14 se es subcampeón de Liga más de veinte años después, en esta ocasión tras el Real Valladolid C.F. B. De la mano del técnico Carlos Tornadijo, los maragatos acceden a la Promoción sobrepasando cada una de las eliminatorias. En Cuartos de Final superan al C.D. Binissalem; 1-1 en la localidad balear y victoria por 2-0 en casa, disputando una emocionante Semifinal ante el C.D. Mensajero; 4-0 en La Palma y 4-0 en casa, consiguiendo pasar a la Final gracias a los penaltis. En esta decisiva eliminatoria consigue el ansiado ascenso a Segunda División B después de imponerse al C.D. Laredo; 2-1 en la localidad cántabra y 1-0 en La Eragudina con tanto de Lago.

Texto: Vicent Masià © 2014

Última actualización: 2014

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice de 2014.
  • Anuarios de la RFEF.
  • Atlético Astorga 1969-2014. Historia del fútbol en Astorga 1910-2014. Manuel Jesús Álvarez, Amando Casado y Jesús Palmero. Editorial Héctor Escobar (2014).
  • El Faro Astorgano. Diario.
  • El Norte de Castilla. Diario.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Burgos Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Burgos
  • Provincia: Burgos
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 4 de agosto de 1983
  • Fecha de federación: 4 de agosto de 1983

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Real Burgos Club de Fútbol (1983- 1992)
  • Real Burgos Club de Fútbol, S.A.D. (1992-)

TÍTULOS NACIONALES:

1Liga de Segunda División:

  • 1989/90

2 Ligas de Tercera División:

  • 1983/84
  • 1984/85

ESTADIO:

Estadio Municipal El Plantío

  • Nombre: Estadio Municipal El Plantío
  • Año de inauguración: 1964
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal El Plantío (1964-)
  • Capacidad: 12.200 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal El Plantío (1983- 1996)

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad de Burgos es compleja y desde sus inicios en la segunda década del pasado siglo siempre se ha caracterizado por males endémicos con tono económico que han afectado a todos sus clubs. Ya en 1912 surgen las dos primeras entidades, Burgos Foot-ball Club y la Congregación Mariana, a los que les seguirán Koscas y Athletic Club Burgalés en 1914, y Club Deportivo Burgos, Sporting Club Burgalés, Juventud Católica Social y Cid F.C. en 1916. Casi todos ellos tienen una vida efímera y tan pronto nacen como desaparecen, ocurriendo lo mismo con los Hermanos Maristas y Racing Club de Burgos, ambos de 1917 y Corona F.C. y Unión Sportiva Obrera de 1918. A estos se suman equipos ocasionales fundados por militares, todos ellos de carácter temporal como el Lanceros de Borbón e Intendencia, de 1920 y los San Marcial, Lealtad y Lanceros de España, todos ellos de 1921.

En 1922 nacen el C.D. Castilla y los militares Artillería y Alfonso XIII, destacando en ese año la creación el 11 de enero del segundo Burgos Foot-ball Club, quien juega en el Campo de Lilaila y viste con camisa rojiblanca y pantalón negro. Son los primeros pasos y en 1923 se inaugura el Campo de Laserna con terrenos cedidos por la Compañía de Ferrocarriles del Norte. Ese mismo año nace el Deportivo Castilla Burgos, conjunto que viste con camisa morada y pantalón negro, fruto de la fusión realizada por el Burgos F.C., C.D Castilla y Laserna F.C. Esta joven entidad es la primea en federarse, haciéndolo en la Cántabra, pero tendrá poca vigencia y pronto acaba desapareciendo, fracaso del cual también será partícipe otro club burgalés; la Unión Deportiva Burgalesa, también conocida como U.D. Burgos, la cual nace en 1926 y desaparece en 1929 habiendo vestido camisa rojiblanca y pantalón negro.

Tras la desaparición en 1929 de la U.D. Burgos, su plantilla se divide en dos nuevas formaciones, un nuevo Burgos F.C. y meses después, ya en 1930, la Cultural Deportiva de Burgos, quien se extingue meses después. De todos los clubs mencionados el Burgos F.C es quien más perdura en el tiempo dentro del complicado panorama burgalés, perdurando hasta 1935 en el que acaba desapareciendo ante la falta de interés de la afición por sus malos resultados deportivos. Previamente, en 1934, surge una nueva Cultural Burgalesa distinta a la de 1930 y que desaparece ese mismo año y en 1936 nacen Júpiter F.C. y Gimnástica Burgalesa, ambos justo antes de la Guerra Civil y que no pueden estrenarse a nivel competitivo.

Finalizada la contienda, la Gimnástica Burgalesa que viste camisa blanca y pantalón negro, reemprende sus actividades y se inscribe en la recién nacida Federación Astur-Montañesa, cambiando en 1942 a Gimnástica Deportiva Burgalesa e inaugurando en 1944 el Campo de Zatorre, nuevo feudo burgalés. En 1946 con Tomás Rodríguez en la presidencia cambia a Gimnástica de Burgos, nombre que no cuaja entre la afición y en 1948 es permutado por el definitivo Burgos Club de Fútbol.

El Burgos Club de Fútbol conseguirá asentarse en el corazón de los burgaleses y emprenderá una carrera deportiva plagada de éxito en algunas ocasiones y también de muchos fracasos, culminando como sus antecesores en la desaparición por causas económicas el 24 de mayo de 1983 tras haber conseguido seis estancias en Primera División, diecisiete en Segunda División, una en Segunda División B y otras diecisiete en Tercera División.

HISTORIA DEL CLUB:

1983 – 1990

Antes de concluir la temporada oficial 82/83 y ante las evidentes pruebas de una inmediata desaparición del Burgos C.F., la sociedad blanquinegra se desvincula el 12 de abril de su hasta entonces filial, el Burgos Promesas C.F., un club que se hallaba entonces en Regional Preferente y en espera paradójicamente de ascender a Tercera División como finalmente ocurriría.

Esta entidad que entre 1963 y 1973 había ostentado el nombre de Burgos C.F. Aficionados, estaba llamada a ser la continuidad del extinto club burgalés, pero las ganas de romper con el pasado y la necesidad de inyectar savia regenerada a un proyecto ilusionante hicieron el 4 de agosto de 1983 descartar tal idea para empezar con uno nuevo: el Real Burgos Club Fútbol, una naciente apuesta que tras conseguir la cesión de los derechos federativos del ex-filial y por parte de la Casa Real tan honorífico título, andaba dispuesta a aglutinar el destino deportivo de todos aquellos aficionados burgaleses que habían quedado huérfanos de un representante como se merecían. El Real Burgos C.F. tras elegir a Félix Castrillo presidente, conseguía de las autoridades poder jugar en El Plantío, presentando como novedad un sorprendente uniforme que constaba de camisa roja con franja vertical parda en un lateral, los colores de la bandera municipal y pantalón blanco.

En la temporada de debut, 83/84, es Campeón de Liga con veintiocho victorias, seis empates y ciento once goles a favor. Tan magníficos registros sin embargo no obtienen premio pues en la Fase de Ascenso son eliminados en Primera Ronda por el segundo filial azulgrana, el Barcelona Aficionados; 1-0 en casa y 4-0 en el Mini Estadi. En la campaña 84/85 llega el meta Bastón, de grato recuerdo para la entidad, obteniendo el segundo entorchado de la categoría de forma consecutiva. En la Promoción ahora sí consiguen el objetivo al eliminar al C.D. San Martín; 0-0 en Sotrondio y 2-0 en El Plantío, y a la S.D. Huesca; 1-0 en casa y 0-0 en la capital aragonesa. En la sesión 85/86 debuta en Segunda División B con un grupo de jugadores muy compacto que demuestran su valía alcanzando el subcampeonato tras la U.E. Figueres, club que asciende a Segunda División en pugna con los burgaleses.

La reestructuración de la categoría hace que pese a ser segundo en Liga no pueda optar al ascenso. Tal espera no se alarga sin embargo demasiado y al término de la temporada 86/87 consiguen ascender a Segunda División al ser cuartos clasificados en un grupo único de Segunda División B en el cual los cuatro primeros obtienen recompensa. El debut en la categoría de plata llega en la temporada 87/88 con relevo en la presidencia. Martínez Navarro sustituye a Antonio Marañón y Sergio Kresic gobierna el banquillo. El club realiza un mediocre campeonato pero con la satisfacción de obtener la permanencia, objetivo que se alcanza tras quedar decimotercero en Liga.

La campaña 88/89 presenta a Luís Astorga como técnico y económicamente surgen los primeros problemas. La entidad es decimocuarta y salva la categoría casi por los pelos tras un final muy apurado. La entrada del antiguo presidente del desaparecido Burgos C.F., Martínez Laredo, trae consigo una inyección presupuestaria para la campaña 89/90 que se ve refrendada en la contratación del técnico José Antonio Naya y los jugadores Tocornal, Juric y Ribera entre otros. El Real Burgos C.F. se proclama campeón de Segunda División con dieciocho victorias, catorce empates y seis derrotas, ascendiendo directamente a Primera División ante el delirio de sus aficionados que en pocos años pasan del atolladero de Tercera División a la élite en un abrir y cerrar de ojos.

1990 – 2010

El club burgalés debuta en Primera División durante la temporada 90/91 consiguiendo buenos resultados y obteniendo la permanencia al ser undécimo. Jugadores como Elduayen, Joseba Aguirre, Balint, Ayúcar o Alejandro refuerzan la plantilla pardirojilla. Para la temporada 91/92 Martínez Laredo trae nuevos jugadores como Limperger, Emilio y Loren, consiguiendo la mejor clasificación de su historia al finalizar en noveno puesto con doce victorias y trece empates, además de ser una de las sensaciones positivas de la Liga. La campaña 92/93 es desgraciadamente la última entre los grandes. Theo Vonk sustituye a Novoa en el banquillo y el equipo ocupa los últimos puestos. En navidad es sustituido por Monchu y este por Miguel Sánchez. Finalmente el Real Burgos C.F. es vigésimo y colista con el triste balance de tan solo cuatro victorias y catorce empates. Durante esta temporada el club afronta la conversión en S.A.D., recibiendo ayuda del ayuntamiento y quedando al margen Martínez Laredo.

De nuevo en Segunda División se afronta la campaña 93/94 con el ánimo de aguantar lo mejor posible ante la precaria situación económica provocada por los grandes dispendios económicos realizados para subsistir en la categoría de oro. El gran cambio surgido en la plantilla donde se registra una llegada masiva de jugadores, hace que no se obtengan los resultados perseguidos y se concluya en decimonoveno puesto con diez victorias y seis empates, descendiendo a Segunda División B y encadenando un nuevo descenso. Por si fuera poco en el verano de 1994 los problemas económicos vuelven a la palestra y el ahora Real Burgos C.F., S.A.D. es embargado por sus acreedores tras declararse en suspensión de pagos y en quiebra. Ante tan desagradable situación la RFEF condena al club a descender a Tercera División, categoría que al igual que sucediese años antes con el desaparecido Burgos C.F. resulta infranqueable para la entidad burgalesa. Este descenso administrativo arrastra al entonces filial pardirojillo, Atlético Burgalés, a Regional Preferente ante la falta de previsión de la directiva que no esperaba un desenlace tan trágico para el cual no estaba preparado.

El Real Burgos C.F., SAD afronta la temporada 94/95 con una deuda de dos mil millones de pesetas, con lo que la Federación Castellano-Leonesa le impide participar en el Campeonato de Tercera División. Tras un año sin jugar el club recurre esta decisión y es aceptado a trámite su recurso, siendo readmitido para disputar la temporada 95/96. En esta es décimo y cuando se disponía a competir en la sesión 96/97 una orden judicial se lo impide una vez inscrito. El Real Burgos C.F., SAD se convierte desde entonces en un club federado y sin animo de disolver la S.A.D., celebrando asambleas anualmente según marca la ley pero sin poder competir oficialmente en los siguientes quince años ante lo elevado de la deuda acumulada no satisfecha.

Paralelamente y desde 1994, José María Quintano Vadillo da paso a un nuevo Burgos Club de Fútbol, club que con los jugadores más interesantes del Atlético Burgalés empieza desde Regional y en los años siguientes va escalando peldaños hasta ascender a Tercera División y pasar de esta a Segunda División B, permaneciendo a cuestas entre una y otra categoría durante estos años mientras recoge a gran parte de la afición burgalesa.

2010 – 2020

Una vez transcurridos los eternos quince años de espera, Juan Antonio Gallego, presidente de la entidad pardiroja, solicita permiso en la primavera de 2011 para inscribir al primer equipo en la Primera División Provincial de Burgos, apurando la Federación Castellano-Leonesa su resolución y demorando una respuesta que al final se convierte en favorable y permite a tan histórica sociedad volver a estar activa deportivamente.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.diariodeburgos.es Diario.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

escudo Burgos CF

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Burgos Club de Fútbol
  • Ciudad: Burgos
  • Provincia: Burgos
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 13 de agosto de 1985
  • Fecha de federación: 18 de octubre de 1994

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Burgos Club de Fútbol (1985-)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2000/01

4 Ligas de Tercera División:

  • 1996/97
  • 2009/10
  • 2010/11
  • 2012/13

1 Copa RFEF:

  • 1997

ESTADIO:

estadio El Plantio

  • Nombre: Estadio Municipal El Plantío
  • Año de inauguración: 1964
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal El Plantío (1964-)
  • Capacidad: 12.200 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • El Plantío (1994- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Burgos CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad de Burgos es compleja y desde sus inicios en la segunda década del pasado siglo siempre se ha caracterizado por males endémicos con tono económico que han afectado a todos sus clubs. Ya en 1912 surgen las dos primeras entidades, Burgos Foot-ball Club y la Congregación Mariana, a los que les seguirán Koscas y Athletic Club Burgalés en 1914, y Club Deportivo Burgos, Sporting Club Burgalés, Juventud Católica Social y Cid F.C. en 1916. Casi todos ellos tienen una vida efímera y tan pronto nacen como desaparecen, ocurriendo lo mismo con los Hermanos Maristas y Racing Club de Burgos, ambos de 1917 y Corona F.C. y Unión Sportiva Obrera de 1918. A estos se suman equipos ocasionales fundados por militares, todos ellos de carácter temporal como el Lanceros de Borbón e Intendencia, de 1920 y los San Marcial, Lealtad y Lanceros de España, todos ellos de 1921.

En 1922 nacen el C.D. Castilla y los militares Artillería y Alfonso XIII, destacando en ese año la creación el 11 de enero del segundo Burgos Foot-ball Club, quien juega en el Campo de Lilaila y viste con camisa rojiblanca y pantalón negro. Son los primeros pasos y en 1923 se inaugura el Campo de Laserna con terrenos cedidos por la Compañía de Ferrocarriles del Norte. Ese mismo año nace el Deportivo Castilla Burgos, conjunto que viste con camisa morada y pantalón negro, fruto de la fusión realizada por el Burgos F.C., C.D Castilla y Laserna F.C. Esta joven entidad es la primea en federarse, haciéndolo en la Cántabra, pero tendrá poca vigencia y pronto acaba desapareciendo, fracaso del cual también será partícipe otro club burgalés; la Unión Deportiva Burgalesa, también conocida como U.D. Burgos, la cual nace en 1926 y desaparece en 1929 habiendo vestido camisa rojiblanca y pantalón negro.

Tras la desaparición en 1929 de la U.D. Burgos, su plantilla se divide en dos nuevas formaciones, un nuevo Burgos F.C. y meses después, ya en 1930, la Cultural Deportiva de Burgos, quien se extingue meses después. De todos los clubs mencionados el Burgos F.C es quien más perdura en el tiempo dentro del complicado panorama burgalés, perdurando hasta 1935 en el que acaba desapareciendo ante la falta de interés de la afición por sus malos resultados deportivos. Previamente, en 1934, surge una nueva Cultural Burgalesa distinta a la de 1930 y que desaparece ese mismo año y en 1936 nacen Júpiter F.C. y Gimnástica Burgalesa, ambos justo antes de la Guerra Civil y que no pueden estrenarse a nivel competitivo.

Finalizada la contienda, la Gimnástica Burgalesa que viste camisa blanca y pantalón negro, reemprende sus actividades y se inscribe en la recién nacida Federación Astur-Montañesa, cambiando en 1942 a Gimnástica Deportiva Burgalesa e inaugurando en 1944 el Campo de Zatorre, nuevo feudo burgalés. En 1946 con Tomás Rodríguez en la presidencia cambia a Gimnástica de Burgos, nombre que no cuaja entre la afición y en 1948 es permutado por el definitivo Burgos Club de Fútbol.

El Burgos Club de Fútbol conseguirá asentarse en el corazón de los burgaleses y emprenderá una carrera deportiva plagada de éxito en algunas ocasiones y también de muchos fracasos, culminando como sus antecesores en la disolución por causas económicas el 24 de mayo de 1983 tras acumular una deuda de doscientos cincuenta millones de pesetas y ser liquidado mediante asamblea de socios con cincuenta votos a favor de la disolución por tan solo tres para su continuidad. Los burgaleses pasan a la historia después de haber conseguido seis estancias en Primera División, diecisiete en Segunda División, una en Segunda División B y otras diecisiete en Tercera División, habiendo inaugurado el 13 de septiembre de 1964 el nuevo Estadio de El Plantío con un encuentro de Liga frenta a la S.D. Indauchu con resultado final de 2-0 para los locales. Este club es sustituido por su filial Burgos Promesas C.F., una entidad fundada en 1963 que acaba de ascender a Tercera División al término de la campaña 82/83 y que previamente ha sido desvinculado con la autorización de la RFEF para no verse afectado por la eminente desaparición del Burgos C.F. Gran parte de los aficionados se integran en este club y mediante asamblea extraordinaria deciden cambiar su denominación y colores pasando a denominarse Real Burgos Club de Futbol, vistiendo camisa roja con franja vertical marrón en banda lateral con pantalón blanco, los colores de la bandera municipal.

La historia del Real Burgos C.F. será lamentablemente muy similar a la de su precedente a diferencia de que los problemas económicos surgirán de forma precipitada. En 1993 se transforma en S.A.D. pero sus cuentas se encuentran en números rojos fruto de su paso por Primera División, afrontando la temporada 94/95 con una deuda de dos mil millones de pesetas, con lo que la Federación Castellano-Leonesa le impide participar en el Campeonato de Tercera División. Tras un año sin jugar el club recurre esta decisión y es aceptado a trámite su recurso, siendo readmitido para disputar la temporada 95/96. En esta es décimo y cuando se disponía a competir para la 96/97 una orden judicial se lo impide una vez inscrito. El Real Burgos C.F, SAD en la actualidad sigue federado y sin disolver la S.A.D, celebrando asambleas pero sin poder competir ante lo elevado de su deuda.

HISTORIA DEL CLUB:

1985 – 1994

La asamblea extraordinaria del 24 de mayo de 1983, aparte de suponer la disolución de un club histórico como el Burgos C.F., dejó un sabor muy amargo en José María Quintano Vadillo, uno de los tres socios que votaron en contra de llegar a tan amargo fin. Hábil como pocos, aprovechando la no renovación en el Registro de Marcas y Patentes del extinto Burgos C.F. tras haber transcurrido dos años, el 13 de agosto de 1985 quedaba constituido el nuevo Burgos Club de Fútbol, sociedad distinta de la anterior, pero quien decidió emplear sus mismos colores y escudo.

La sociedad neonata quedaba presidida por el propio Quintano Vadillo, siendo vicepresidente Alfredo Ortega Micieses, secretario Víctor Álvarez y tesorero Alfredo Ortega Martínez, fijándose un presupuesto de partida de ciento cincuenta mil pesetas. Posteriormente, el día 1 de octubre quedaba inscrito en el Registro de Clubs y Asociaciones Deportivas  de Castilla y León con sede en Valladolid.

La apuesta de Quintano, quien estaba acompañado en esta aventura por ex-dirigentes del extinto Burgos C.F. y viejos compañeros del Burgos Promesas C.F., contrariamente a lo que se supone no fue competir de inmediato, sino esperar el momento propicio para hacerlo, instante que llegaría en 1994 cuando el Real Burgos C.F. pasaba por un trance económico delicadísimo y todo hacía prever que con el paso del tiempo terminaría su historia radicalmente.

1994 – 2000

Durante el verano de 1994 y después de casi nueve años inactivo deportivamente, Quintano mueve los hilos para poner en marcha su proyecto tras hacerse oficial que el Real Burgos C.F. no va a competir en la edición 94/95. Advertidos todos los implicados, el 23 de septiembre se celebra una Junta donde se decide competir, temiéndose no poder hacerlo al haber cambiado la Ley del Deporte en 1990. La directiva transmite su duda el 26 del mismo mes al Registro de Clubs y Asociaciones Deportivas de Castilla y León, recibiendo como respuesta que oficialmente no cumple con la normativa vigente. El 18 de octubre registra una solicitud para poderse adaptar, demanda que será dos años después aceptada, concretamente el 13 de septiembre de 1996.

A falta de jugadores y casi de improvisto, durante el mes de septiembre de 1994 Quintano y su directiva reclutan destacados jugadores del Club Atlético Burgalés y otros procedentes de distintos clubs locales y de la provincia, empezando su carrera deportiva desde Regional Ordinaria tras federarse el 18 de octubre y alcanzando al término de la temporada 95/96 la Tercera División. Su debut en Categoría Nacional es inmejorable pues concluida la campaña 96/97 se proclama Campeón de grupo perdiendo tan solo cuatro encuentros. Este puesto le permite promocionar y en esta fase consigue el ascenso a Segunda División B tras superar a Ponte Ourense C.F., S.D. Alcalá y C.D. Lealtad. Así mismo, consigue coronarse como Campeón de la Copa Federación al vencer en la Final a la U.D. Gáldar, con empate de 1-1 en la ida y vencer por 4-1 en la ciudad burgalesa. El estreno en la categoría de bronce no está exento de emoción y el club blanquinegro debe de aplicarse lo máximo para salvar la categoría y eludir la Promoción de Permanencia, quedando finalmente decimoquinto.

Alertados por el susto y en vistas a no repetirlo, en el verano de 1998 se incorporan nuevos jugadores y la sociedad queda cuarta en Liga, consiguiendo una de las plazas que dan derecho a promocionar por el ascenso a segunda División. Sin embargo el Burgos C.F. no tiene fortuna y es superado por el Elche C.F., acompañándoles en el grupo Universidad de L.P.G.C. C.F. y U.D. Melilla. En la campaña 99/00 se refuerzan en sus puestos más débiles, contratan a Félix Arnáiz como técnico y obtienen el tercer puesto, consiguiendo promocionar por segundo año consecutivo. En esta ocasión se compite en un grupo muy igualado que se resuelve por escaso margen, siendo el club blanquinegro tercero tras los pasos de Real Murcia C.F. y Granada C.F, mientras que colista es el C.D. Mensajero.

2000 – 2010

Con el estreno del nuevo milenio la voluntad del Burgos C.F. por conseguir ascender por fin se verá complacida, puesto que tras firmar a Carlos Terrazas como entrenador el equipo realiza un gran campeonato y conquista la Liga 00/01 con bastante suficiencia. En la Promoción luchan con acierto ganando cinco encuentros y empatando uno solo, lo cual les sirve para liderar su grupo y conseguir el ascenso a segunda División, habiendo logrado superar a A.D. Ceuta, C.d’E. Sabadell y C.D. Ourense. El conjunto burgalés se estrena en la categoría de plata con el técnico Enrique Martín Monreal durante la campaña 01/02 en un torneo en que los problemas financieros están a la orden del día, pese a lo cual la plantilla rinde profesionalmente y con tesón consiguen la permanencia al ser decimosextos aunque no sobradamente.

Sin embargo la carga económica que afecta a la entidad que preside Quintano es muy grande y esta no puede satisfacer la conversión en S.A.D. antes del plazo establecido, requisito indispensable para competir en categoría profesional, siendo descendida a Segunda División B y echando a perder todo el trabajo anteriormente realizado con una plantilla en la que destacan jugadores como Tito, Dani Pendín, Angel Merino, Isailovic, Aitor Arregi, Iñaki, Cuyami, César Esteban o el capitán Lucio entre otros.

Nuevamente en Segunda División B, la temporada 02/03 la encaran con modesto optimismo conscientes de cómo esta la situación financiera y cuáles son los objetivos deportivos de la sociedad. Valentín Germán sustituye al recién dimitido José María Quintano en la presidencia y con Carlos Terrazas una vez más en el banquillo el club es tercero en Liga. Sin embargo la Promoción no se le da demasiado bien y resulta tercero superado por Algeciras C.F. y Athletic Club B, terminando colista el Zamora C.F. La campaña 03/04 comienza con los mismos objetivos que la anterior, pero el conjunto burgalés aunque roza constantemente los puestos de Promoción durante todo el torneo finalmente no los atrapa, quedándose a las puertas con un quinto puesto. En la temporada 04/05 Fede Castaños es quien ocupa el banquillo llevando al equipo al tercer puesto en un tramo final de Liga muy emocionante por lo igualado del mismo. En la Promoción se enfrenta en eliminatoria directa con la U.B. Conquense siendo derrotado; 0-0 en casa y 1-0 en la capital castellana.

En el año 2005, en base al Decreto 39/2005, de 12 de mayo de Entidades Deportivas de Castilla y León, el club pasa a quedar inscrito como C.D. Burgos C.F. La campaña 05/06 verá en El Plantío pasar una nueva Promoción tras repetir puesto en Liga. En esta ocasión Fabri González será el técnico que los conduzca en un campeonato tranquilo que solo se ve enturbiado por la pronta eliminación en la Fase de Ascenso al caer ante el Levante U.D. B; 0-1 en casa y 1-0 en Valencia. La temporada 06/07 resulta mejor de lo esperado al ser subcampeón con un gran sprint final en el que consigue muchos puntos de la mano del entrenador Gonzalo Arconada, pero en el que la Promoción, una vez más, supone un muro infranqueable puesto que tras eliminar al C.D. Alcoyano en los penaltis; 0-0 en Alcoy y 0-0 en casa, cae ante el Sevilla Atlético; 0-0 en casa y 1-0 en la capital hispalense durante la prórroga. La campaña 07/08 supone su adiós momentáneo a la categoría tras pasar tres técnicos por la entidad y ocupar el decimoctavo puesto en Liga en un campeonato que no hacía presagiar tal fin. El regreso a Tercera División tras más de una década en el tercer nivel nacional es un paso atrás y el conjunto blanquinegro inicia desde el principio un camino tortuoso del que no va a salir tan pronto como se espera.

En la campaña 08/09 queda tercero en Liga y empieza eliminando en la Primera Fase de la Promoción al C.D. Elgoibar; 2-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad guipuzcoana, pero en la siguiente no puede superar al C.F. Sporting Mahonés; 2-2 en la ida y 1-0 en la capital menorquina. Reforzado en sus líneas se proclama Campeón en la temporada 09/10 cediendo tan solo dos derrotas en Liga, pero en la Promoción es apartado del ascenso en el grupo de campeones por el Real C.D. de La Coruña B; 0-0 en El Plantío y 0-0 en la capital gallega, pasando el equipo dependiente en los penaltis. Tiene una nueva oportunidad frente a otro dependiente, la U.D. Almería B, pero nuevamente no la supera quedando apeado tras empatar 0-0 en la capital andaluza y perder 1-2 en casa.

2010 – 2020

A la tercera va la vencida y en la edición 10/11, tras ser Campeón por segundo año consecutivo, accede a Segunda División B por la puerta grande al imponerse en el grupo de campeones a la U.D. Lanzarote; derrota por 2-1 en Arrecife y victoria en casa por 4-0. Su participación en la edición 11/12 es pésima y la plantilla burgalesa cosecha numerosas derrotas y unos resultados deportivos muy pobres que le encasillan en los puestos de descenso desde el principio, cosechando una recuperación puntual en mitad de campaña pero sin visos de tener la contiunidad necesaria para mantener la categoría y terminando colista.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

escudo Gimnastica Segoviana CF
DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Gimnástica Segoviana Club de Fútbol
  • Ciudad: Segovia
  • Provincia: Segovia
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 28 de junio de 1928
  • Fecha de federación: 1934

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Gimnástica Segoviana (1928- 2006)
  • Gimnástica Segoviana Club de Fútbol (2006- )

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 2003/04
  • 2005/06
  • 2016/17

ESTADIO:

estadio La Albuera

  • Nombre: Estadio Municipal La Albuera
  • Año de inauguración: 1977
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal La Albuera (1977-)
  • Capacidad: 6.000 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Dehesa (1928-1932)
  • Campo de Chamberí (1932-1942)
  • Campo de El Peñascal (1944-1977)

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La introducción del fútbol en la histórica ciudad de Segovia se produce a principios del siglo pasado y más concretamente en 1907, cuando los cadetes de la Academia de Artillería sita en la localidad inician su práctica, casi con total seguridad, aprendida en los distintos campos existentes en la cercana capital madrileña en donde ya existen varias sociedades que gozan de prestigiosa fama. El fútbol se convierte en esos tiempos en un deporte muy apreciado por los militares quienes llenan con él sus ratos de ocio, hasta que la iniciativa alcanza más altas instancias y se crea un equipo que representa al cuerpo.

Por circunstancias todavía desconocidas, varias fueron las academias militares que fueron invitadas a participar en el Campeonato de España de 1911 disputado en Bilbao, máxime cuando eran sociedades que no estaban debidamente registradas en la Federación Española, inscribiéndose en el número de cuatro, Academia de Artillería de Segovia, Academia de Caballería de Valladolid, Academia de Infantería de Toledo y la Academia de Ingenieros de Guadalajara. De todas ellas tan solo concurrieron las tres primeras, declinando su participación en el último instante la de Ingenieros de Guadalajara. El equipo segoviano se enfrentó en la primera eliminatoria al Bilbao F.C., perdiendo 1-2 y quedando apeado del torneo. Posteriormente y en 1913 la nueva RFEF crea un campeonato nacional exclusivo para las academias militares, fundando la segoviana una Sociedad Deportiva que construye un terreno de juego en el mismo recinto militar denominado La Dehesa. Desde esta fecha hacia delante, el fútbol en la ciudad será patrimonio de los militares y la población civil se mantendrá al margen hasta ya iniciados los años veinte.

Con el cambio de década y ante la importancia que este deporte esta adquiriendo en el resto del país, numerosos son los segovianos que ocasionalmente y bajo lazos de amistad, entre 1922 y 1923 crean efímeros equipos que compiten entre ellos con la escusa de practicar deporte y divertirse, caso del Sporting Club, el Internacional, el Ugarte F.C., el Racing Club de Segovia, el Club de los 25, el Cañón Club, el Stadium, el Iberia, el Hispania, el Goma, el Castilla, el de las Juventudes Antonianas ó el Conejo Blanco entre otros.

En 1922 surge la Cultural y Deportiva Segoviana, primer club medianamente organizado y con visos de adquirir seriedad, formado por civiles segovianos que junto a la S.D. Academia de Artillería extenderán la práctica del fútbol en la ciudad consiguiendo los primeros jugar en el Campo de Baterías o de La Dehesa, cedido por la Academia. Ambos compartirán peripecias y numerosos serán los encuentros que disputarán en el Campo de la Dehesa, teniendo como contrincantes de su altura al Athletic Club Segoviano, hasta que poco tiempo después desaparezcan los primeros al carecer de un terreno propio donde desenvolverse. Poco tiempo después surge desde el Colegio de los Jesuitas un nuevo club integrado completamente por alumnos, el Racing Club Luises, sociedad que se enfrentará a clubs de otras localidades de la provincia y que posteriormente se convertirá en Racing Club Segoviano tras fusionarse con el Castilla.

HISTORIA DEL CLUB:

1928 – 1930

La fundación del club que nos ocupa tiene lugar en la peluquería de Eusebio del Barrio, lugar donde varios aficionados se dan cita frecuentemente y donde se comenta la posibilidad de crear un club que represente a la ciudad. Las conversaciones dan paso a la realidad y el 28 de junio de 1928 se crea oficialmente la S.D. Gimnástica Segoviana que viste camisa verdiblanca, siendo Francisco del Barrio elegido primer presidente aunque el club, dada su precariedad, carece de campo de fútbol propio y ha de conformarse con el de La Dehesa, con las dimensiones al margen de lo que marca la Ley.

1930 – 1940

Este contratiempo es determinante en su crecimiento y aunque se enfrenta a clubs de otras localidades disponiendo de terreno, no es aceptado su ingreso en la Federación Castellano-Leonesa. En 1932 construye un campo cerrado en el barrio de Chamberí inaugurado el 28 de junio, primer paso para federarse y competir oficialmente, pero se da la circunstancia que la Federación Castellano-Leonesa esta expirando. Ese mismo año las provincias que daban vida a esta federación ingresan en la Federación del Centro, la cual a partir de entonces pasa a denominarse Federación Castellana. En 1934 la S.D. Gimnástica Segoviana estrena indumentaria adoptando camisa azulgrana con pantalón azul y decide inscribirse en la Federación Castellana formando parte de la Segunda Categoría de la edición 34/35 junto a clubs vallisoletanos preferentemente, declinando su participación en la temporada 35/36 por lo largo de los desplazamientos y limitándose a jugar en encuentros amistosos.

1940 – 1950

Tras la finalización del conflicto tan solo subsisten el Racing Club Segoviano y la S.D. Gimnástica Segoviana, aunque ambos no pueden hacer uso de sus respectivos campos, el racinguista por haber vendido el Campo de Jauja a una empresa industrial y el gimnástico Campo de Chamberí por estar ocupado por vehículos militares. Se decide fusionar ambas entidades bajo la denominación de Segovia F.C., pero finalmente la retirada de los vehículos de Chamberí en marzo de 1940 y la negativa federativa a dar permiso para emplear dicho nombre, permite dar continuidad a los gimnásticos que integran bajo su estructura al Racing Club Segoviano participando ya conjuntamente en el Campeonato Mancomunado de Castilla en el cual se inscribe el 28 de mayo de 1940, el de aficionados de España, en la Copa de Castilla y en el popular Trofeo Primavera durante las temporadas 40/41 y 41/42.

En 1942 el Campo de Chamberí pasa a manos del Frente de Juventudes, quedándose los gimnásticos sin terreno de juego y tener que deambular por Valladolid para medirse a otros clubs en los distintos torneos donde participa. En 1943 la FEF decide relanzar la Tercera División para dar cobijo a los clubs modestos, pero el club azulgrana (que en estos momentos de austeridad viste camisa blanca y pantalón azul), pese a pertenecer a una capital provincial y disponer de buenos mimbres, no puede hacerse partícipe al carecer de campo de juego. Ese año se inician las obras del nuevo estadio comenzándose en abril e inaugurándose  un año después, el dia 23 de abril de 1944 con un encuentro entre la Gimnástica y el Regimiento nº 41 con resultado final de 3-4.

El Campo de El Peñascal (también conocido como Los Peñascales) sirve para que el club participe como invitado en Tercera División durante la temporada 44/45 pese a no haber reunido los suficientes méritos deportivos, finalizando sexto. En la campaña 45/46 será décimo y sorprendentemente tercero en la 46/47, siendo sexto en la 47/48 y decimotercero en la edición 48/49. En 1949 la situación financiera de los azulgranas es crítica y no pueden hacer efectivas las cuotas federativas, ante lo cual es apartado y sancionado de participar en cualquier competición siendo ocupada su vacante por el C.D. Valdepeñas. Cabe destacar que durante el final de los años cuarenta, Segovia parece un hervidero futbolístico con gran presencia de clubs que comparten destino con la entidad azulgrana, caso del C.D. Imperial, el C.D. Rayo, el C.D. Español, el Club Anís Castellana, el C.D. Cruz Blanca y el C.D. La Granja. Todos ellos desaparecerán más tarde.

1950 – 1960

En 1950 los azulgranas consiguen satisfacer las cuotas federativas y son readmitidos en Tercera División, quedando octavos en la campaña 50/51 y decimoquintos en la 51/52, un puesto que les conducían al descenso. Sin embargo la ampliación que iba a sufrir la categoría albergaba ciertas esperanzas de tener continuidad en ella, frustradas radicalmente al deber dinero y no pagar, motivos que le condenan a Regional. En Regional se encuentra con otro club segoviano, el C.D. Acueducto, fundado en 1930 y que tras reaparecer en 1939 después de la Guerra, volvía a inscribirse en 1953 como club federado. Tras dos temporadas consecutivas en Primera Regional, la entidad azulgrana segoviana consigue tener superávit y es invitada a participar nuevamente en Tercera División, iniciando un tránsito esta vez no tan complicado en lo económico, pese a recibir una sanción en la campaña 55/56 por alineación indebida. En la temporada 57/58 desciende a Primera Regional pese a quedar decimoséptimo al ser reestructurada la categoría, concluyendo la década alejado de Categoría Nacional.

1960 – 1970

Iniciados los años sesenta continúa en Regional hasta que se proclama Campeón en la Liga 61/62 y consigue ascender a Tercera División. Pensando en el futuro decide crear un equipo juvenil para fomentar la cantera y no depender tanto de los jugadores procedentes de Madrid, iniciándose un ciclo de ocho campañas consecutivas en la categoría. Durante esos años la Gimnástica cuenta con muy buenas plantillas y en la temporada 67/68 se anda muy cerca del ascenso tras ser tercero en el campeonato. Sin embargo los planes que la RFEF tiene con la categoría van a actuar en su contra, ingresando en la edición 68/69 en un complicado grupo con castellanos, extremeños y tinerfeños que le relega al decimoctavo puesto. En la temporada 69/70 la RFEF anuncia que los primeros ocho clasificados tendrán continuidad, perdiendo los azulgranas su plaza al ser decimoctavos nuevamente.

1970 – 1980

Los años setenta son un calvario para los segovianos puesto que en la campaña 70/71 se encuentran sumidos en Primera Regional, disfrutando eso sí de jugar con el C.D. Acueducto, pero con unas plantilla escasa de calidad que le conduce a rozar el descenso a Segunda Regional en la edición 71/72. La creación de la Regional Preferente en 1973 le condena a perder una categoría más, puesto que no sobrepasa el corte para insertarse en ella. Se renuncia a los caros jugadores madrileños y se confecciona una plantilla autóctona que se proclama Campeona en la sesión 73/74 ascendiendo a Preferente.

A partir de entonces se convierte en un club ascensor y sus presencias tanto en  Primera Regional como en Preferente serán asiduas en lo que resta de década, destacando en estos años la inauguración del nuevo Estadio de La Albuera (estrenado el 27 de junio de 1977 con un encuentro de juveniles entre la Selección de Segovia y la Selección de Cuenca con resultado final de 1-2), aunque el club alternase durante la sesión 77/78 los dos campos y no hiciese uso exclusivo de este hasta la temporada 78/79.

1980 – 1990

Los años ochenta van a proporcionar un giro deportivo en la sociedad, abandonándose al fin la categoría Regional tras superar la Preferente al término de la campaña 81/82 y conseguir el ansiado ascenso a Tercera División. Con este éxito se inicia una larga estancia en el cuarto nivel del fútbol nacional, siendo su estancia durante esta década fructífera por cuando se recupera una categoría que por afición se merece y en la que deportivamente se encuentra más a gusto a pesar de que siempre se encuentra alejado de las primeras plazas y de que su mejor clasificación es el quinto puesto obtenido en la temporada 85/86. En 1983 mediante asamblea se decide permutar el uniforme pasando a lucir camisa celeste con pantalón blanco, un cambio que no gusta y que rápidamente es sustituido en la sesión 84/85 por el tradicional azulgrana.

1990 – 2000

La década de los años noventa supone la vuelta de la S.D. Gimnástica Segoviana a la élite, aunque este paso llegará al final y previamente pasarán muchas cosas antes de tal suceso. Inicialmente la temporada 90/91 no es satisfactoria al ser decimoquinto, mejorando ostensiblemente en las siguientes campañas en las que se alcanza la séptima y sexta plaza en distintas ocasiones, pero en las que no se llegan a rematar las aspiraciones de la entidad cuales pasan por clasificarse entre los cuatro primeros para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B.

Por si fuera poco en la sesión 96/97 a punto se está de perder la categoría, recibiéndose un serio aviso de que hay que mejorar. Dicho y hecho en la edición 97/98 se confecciona una gran plantilla y se logra el subcampeonato de Liga quedando a un solo punto del líder C.F. Palencia. Este puesto le permite promocionar, pero a pesar de ganar todos los partidos de casa en la Liguilla, fuera no corre igual fortuna viéndose al final superado por el C.D. Lealtad quien asciende. Atrás quedan Betanzos C.F. y Real Madrid C.F. C.

En la temporada 98/99 resulta igualmente subcampeón, en esta ocasión tras el Zamora C.F., situado a cuatro puntos de distancia. Sin embargo la experiencia del año anterior más algunos retoques en la plantilla hacen que esta vez sí se alcance el objetivo tras una buena Liguilla en la que se supera a C.P. Amorós, de Madrid, Club Marino de Luanco y C.C.D. Cerceda, ascendiendo a Segunda División B por primera vez en su historia y disfrutando de un tercer nivel nacional del que no hacía gala desde hacía treinta años. En la temporada 99/00 se debuta en Segunda División B con una plantilla remozada y con las ilusiones lógicas de empezar en una nueva categoría. Sin embargo las expectativas no se cumplen y el objetivo de la permanencia queda lejos nada más iniciarse el campeonato en el cual se ve que la plantilla, pese a los refuerzos, es de escaso nivel para el reto. Al final son penúltimos y regresan a Tercera División.

2000 – 2010

El regreso a la última de las Categorías Nacionales deja en el aire una corriente de frustración que necesita ser reparada lo antes posible. La directiva azulgrana confecciona plantillas para garantizar el retorno, pero este se resiste más de la cuenta pese a las buenas maneras y perspectivas que se depositan. En la temporada 00/01 queda cuarto en la Liga regular y en la Promoción es superado por Real Oviedo C.F. B y C.F. Rayo Majadahonda, quedando último el Ponte Ourense C.F. En la campaña 01/02 es subcampeón tras el Real Avila C.F., pero de nuevo la Promoción le es adversa y cumple un mal papel al quedar colista con tan solo un punto tras Ribadesella C.F., U.D. San Sebastián de los Reyes y Betanzos C.F.

En la sesión 02/03 queda séptimo, tras una decepcionante campaña, pero en la siguiente 03/04 se proclama Campeón por vez primera de la Tercera División. Tras dominar su campeonato doméstico con holgura llegan las semifinales de la Promoción dea siguiente 03/04 se proclama cs maneras y perspectivas que se depositan. ero este se resiste ascenso a Segunda División B y, a la primera de cambio, tras vencer en Luanco frente al Club Marino por 0-1, cae derrotado de forma inesperada en casa por 1-3 ante la desilusión de la afición local. En la edición 04/05 se obtiene la tercera plaza, a dos puntos de la Ponferradina Promesas C.F., sorprendente Campeón. En esta ocasión es eliminado por el C.D. Móstoles quien le derrota en Segovia 0-1 y en la localidad madrileña por 2-1.

En la temporada 05/06 se vuelve a proclamar Campeón por segunda vez en su historia con una amplia ventaja sobre sus perseguidores. La Promoción en esta ocasión es diferente pues en la Primera Eliminatoria se enfrenta al Getafe C.F. B, al que derrota en ambos encuentros, 0-1 en Getafe y 2-0 en Segovia y en la segunda y Final es superado por el C.D. Lugo, quien le derrota 3-1 en tierras lucenses y empata 1-1 en la ciudad castellana. Terminada la temporada 06/07 es subcampeón tras el C.D. Mirandés, pero en la Promoción es eliminado en semifinales por el C.D. Villa de Santa Brígida tras empatar 0-0 en las islas y 2-2 en casa ante una nueva decepción de su hinchada que desde 2006 denomina a su club como Gimnástica Segoviana C.F. para corresponder con la política implantada por la Junta de Castilla y León.

En la campaña 07/08 tiene una nueva oportunidad de ascender, la séptima, desbaratándola una vez más tras ser subcampeón de Liga  a gran distancia de un intratable C.D. Mirandés. En esta ocasión es el C.F. Villanovense quien le apea; 2-1 en la localidad pacense y 1-1 en casa. El infortunio parece adueñarse de los segovianos y en lo que resta de década no se alcanza el objetivo mínimo de jugar la Promoción, saldándose las temporadas 08/09 y 09/10 con dos sendos octavo puesto.

2010 – 2020

La alegría vuelve con el cambio de década cuando la Gimnástica Segoviana C.F. queda tercero en Liga y en la Promoción supera todas las eliminatorias, cayendo de forma consecutiva Arroyo C.P.; 1-2 en la localidad cacereña y 0-0 en casa, S.D. Noja; 2-0 en La Albuera y derrota por 4-2 en la localidad cántabra y finalmente S.D. Logroñés; 0-1 en casa y un inesperado y sorprendente 0-3 en la capital riojana que le proporciona el tan deseado ascenso a Segunda División B. La edición 11/12 es totalmente diferente y los azulgranas no pueden soportar el ritmo impuesto por sus rivales, concluyendo su estancia en la categoría de bronce con un insatisfactorio decimoctavo puesto que les supone el descenso.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

escudo Arandina CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Arandina Club de Fútbol
  • Ciudad: Aranda de Duero
  • Provincia: Burgos
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 29 de julio de 1987
  • Fecha de federación: julio de 1987

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Arandina Club de Fútbol (1987-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2014/15

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal El Montecillo
  • Año de inauguración: 1977
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal El Montecillo (1977-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

estadio El Montecillo

 

OTROS ESTADIOS:

  • El Montecillo (1987-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Arandina CF

ESCUDOS:

escudos Arandina CF

UNIFORMES:

uniformes Arandina CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la Ribera del Duero burgalesa, la industriosa ciudad de Aranda de Duero desde siempre se ha caracterizado por su pasión deportiva en muchas de sus manifestaciones, siendo la que nos ocupa, una de las más renombradas. Desde finales de la segunda década del pasado siglo y concretamente desde 1918, estudiantes locales residentes en Burgos y Valladolid, trajeron de estas el fútbol a las calles arandinas donde se improvisaron partidos en El Rollo y en las eras de Santo Domingo, popularizándose entre la juventud de la cual con más o menos fortuna nació el Club Deportivo Aranda, fundado en 1920 y que vestía camisa gualdinegra con pantalón azul.

El C.D. Aranda no tuvo una vida prolongada ni exitosa y aunque jugó encuentros frente a rivales provinciales y de la geografía más próxima, lo bien cierto es que acabó devorado por la precariedad, un handicap que también hizo efecto sobre su contrincante, el Garrofón, un equipo formado por aficionados que mantendría una exigua rivalidad durante un corto espacio de tiempo. El C.D. Aranda estrenó el Campo de Prado Marina, un recinto con hierba pero sin cercar que empleó como terreno habitual, distando de la ciudad lo suficiente como para hacer necesario el uso de bicicletas o largas caminatas a pie.

En el año 1923 un grupo de amigos que solían reunirse en el Círculo de Recreo sito en la Plaza Mayor dan forma a la Sociedad Deportiva Gimnástica Arandina, una sociedad que toma el relevo de los anteriores y que en el mes de septiembre se enfrenta en un torneo de carácter festivo con los conjuntos también locales de la Estación y el del Comercio, formado este último por dependientes. La trayectoria inicial de la Gimnástica es dubitativa y en 1925 se da cita en las fiestas locales otra entidad, el Aranda Foot-ball Club, conjunto del que apenas hay constancia y de cuya vida poco más se supo.

Al fútbol arandino le cuesta despegar y a pesar de tener sustento poblacional suficiente, la idea de registrarse y federarse para competir no se consolida entre los distintos clubs existentes. Llegados a 1927 y gracias al empuje del empleado en los ferrocarriles MZA, Julio Mitjavila, la Gimnástica adquiere más notoriedad culminando en la cesión de una sede consistorial y su popularización entre los aficionados, refrendado el 8 de enero de 1928 con la elección de su primera junta directiva en la que es presidente Alberto Martínez. Esta junta elige definitivamente como colores los blanquiazules para la camiseta y el azul para el pantalón, iniciándose un breve periodo de esplendor que comporta la aparición de un equipo juvenil, Los Águilas Imperiales, y el uso de un gimnasio provisto de todos los utensilios propios.

Sin embargo, pese a todo, la estructura de la sociedad no es firme y cuando nadie se lo esperaba, la marcha de Mitjavila de la ciudad en 1931 ocasiona la desmembración del club. La orfandad local será cubierta a finales de 1932 con la Cultural Arandina, equipo que viste camisa blanca con pantalón negro y que participa en algunos torneos provinciales hasta que a principios de 1933 se extingue y es sustituido por el Club Deportivo Imperial. La afición futbolística de la ciudad se encuentra en 1934 fragmentada en varios equipos, organizándose casi todos ellos entorno a sus ideales políticos en medio de una época convulsa que estallará poco después. Fruto de esta división, Aranda de Duero cuenta entre 1934 y 1936 con el C.D. Imperial que suele vestir camisa azul, el Juventud Católica Arandina que lo hace de blanquiverde, el Juventud Aranda F.C. con camisa roja, y el Ifni F.C. que lo hace con camisa blanca. En julio de 1936 se inicia la Guerra Civil y el fútbol local desaparece, no así su práctica ocasional puesto que el Campo de Prado Marina es empleado por equipos militares representantes de la Aviación y de Sanidad residentes en la zona.

Pasado el conflicto, la vuelta de la actividad deportiva no se hace de rogar y será el equipo de E. y D. Aranda quien tome la iniciativa y empiece a jugar encuentros, organizándose torneos dentro del programa de las fiestas locales frente a otros de la misma línea, principalmente burgaleses. En 1942 se inicia la construcción de un nuevo feudo municipal, el Campo de Fútbol Virgen de Las Viñas, inaugurado oficialmente el 15 de septiembre de 1946 -con un encuentro entre la Gimnástica de Burgos y Real Madrid C.F. con resultado de 0-1 para los madrileños-, y posteriormente llamado Campo de Educación y Descanso. La necesidad de crear un club que represente a la ciudad a nivel nacional se acrecienta y en 1946 se da forma a la S.D. Gimnástica Arandina, recuperándose el nombre de una sociedad existente casi veinte años antes y que dejó un buen sabor de boca. El nuevo club fundado por Miguel Alás, César Cabestrero y Antonio Velasco entre otros, es registrado e inscrito en la Federación Astur-Montañesa en mayo de 1948 donde compiten los clubs burgaleses, estrenándose en la temporada 48/49 en Primera Categoría y luciendo camisa blanquiazul con pantalón blanco.

escudo SD Gimnastica Arandina

El club arandino permanecerá en Categoría Regional, formando parte entre 1950 y 1953 de la Federación Guipuzcoana y a partir de 1954 de la Federación Oeste, accediendo en la campaña 56/57 a Tercera División fruto de la ampliación que sufre la categoría y gracias en parte a poseer un terreno de juego cerrado. En esta división se adaptará perfectamente y durante doce temporadas consecutivas disfrutarán sus aficionados de buen fútbol, perdiendo su plaza en la sesión 67/68 debido a una reestructuración. Desde la temporada 68/69 hasta la 76/77 compite de nuevo en Regional, ascendiendo a Tercera División al término de esta coincidiendo con la inauguración del Estadio Municipal El Montecillo, inaugurado el 8 de diciembre de 1977 con un encuentro de la S.D. Gimnástica Arandina frente al C.D. Guadalajara, con resultado final de 1-0 para los locales.

En la campaña 79/80 con Malaquías de Blas Sanz en la presidencia conquista la primera plaza de su grupo y asciende directamente a Segunda División B, debutando en esta categoría en la sesión 80/81, donde logra imponerse en tan solo cuatro encuentros y acaba siendo colista. La entidad burgalesa sufre tras su paso por el tercer nivel nacional y las deudas empiezan a ser una carga insoportable, yendo sus clasificaciones a la par de su presupuesto hasta que en 1986 la situación es insostenible y el club se retira del torneo 86/87 en el mes noviembre debido a los graves problemas económicos tras haber jugado diez jornadas, siendo anulados los resultados de todos los partidos que había disputado hasta ese momento. La retirada ocasiona que, en el caso de hacerlo, empiece la temporada 87/88 en Primera Regional, dos categorías más abajo, disolviéndose poco tiempo más tarde al no aceptar tal fin.

HISTORIA DEL CLUB:

1987 – 1990

Tras la desaparición de la histórica S.D. Gimnástica Arandina, en 1987 la representación del fútbol local pasa a manos de la Unión Deportiva Aranda. Este club fundado en 1983 que viste camisa azul y pantalón blanco desempeña la función de filial de la Gimnástica, que tras proclamarse Campeón de Segunda Regional la sesión 83/84 y de nuevo alzarse con el Campeonato la 84/85 y ascender, en ese preciso instante compite en Regional Preferente bajo la presidencia de Francisco Serrano López. La voluntad de la afición es que el máximo estandarte lleve el nombre del club recién desaparecido y tras hablar con los dirigentes de la Unión Deportiva, se celebra una asamblea el 29 de julio de 1987 en los salones de la Caja de Ahorros Municipal de Burgos donde se decide retirar este club y emplear parte de sus jugadores más destacados junto a otros nuevos para formar un nuevo club que ocupe la plaza de este en Regional Preferente: la Arandina Club de Fútbol.

La sociedad recién nacida con Francisco Serrano en la presidencia emplea camisa blanquiazul con pantalón azul, estrenándose en Regional Preferente de forma exitosa durante la campaña 87/88 al conseguir ascender a Tercera División de forma inmediata. La afición local celebra el ascenso como se merece -pero con el llanto de haber dejado atrás muchos años de historia sin continuidad-, debutando en Tercera División con un decimotercero puesto en la temporada 88/89. En la siguiente, 89/90, se da un gran paso y termina en un excelente cuarto puesto, volviendo al decimotercero en la edición 89/90 que cierra la década.

1990 – 2000

Iniciados los años noventa el sistema competitivo varía sustancialmente y los cuatro primeros clasificados tendrán opción a promocionar para ascender a Segunda División B. El cuadro arandino es consciente de todo ello, pero su presupuesto no da para más y ha de conformarse por luchar por la permanencia y ofrecer lo mejor a su afición dejándose de metas como esta. En la edición 91/92 casi está a punto de descender tras ser decimoséptimo, mejorando en la sesión 92/93 al ser undécimo. La Arandina C.F. parece al fin asentarse en la categoría y en las temporadas siguientes: 93/94, 94/95 y 95/96 -con Mariano García como entrenador-, repite el séptimo puesto en Liga. Sin embargo la alegría no durará mucho y tras una mediocre edición 96/97 en la que son decimoquintos, en la 97/98 descienden a Regional Preferente al ocupar la decimoctava plaza en Liga. La decepción es grande, pero a base de poner calidad donde no la había, la plantilla consigue retornar a Tercera División al término de la campaña 98/99 -al ser segundos en el grupo A tras la S.D. Almazán-, consiguiendo la duodécima plaza en la temporada 99/00.

2000 – 2010

El nuevo siglo no se inaugura tal cual tenían pensado y su presencia en la edición 00/01 es pésima, cerrando el campeonato con un decimonoveno puesto que le envía a Regional Preferente. En esta categoría pasa dos duras campañas, terminando decimocuarto la sesión 01/02 en la que a punto está de encadenar un nuevo descenso, saliendo al fin tras la finalización de la 02/03 al proclamarse Campeón de grupo. Instalado una vez más en Tercera División, la temporada 03/04 es intensa y cualquier punto necesario para obtener la permanencia, rematando al final con un decimoséptimo puesto y a un solo punto del descenso. La llegada de algunos fichajes oportunos refuerza el plantel y en la campaña 04/05 son quintos a dos puntos de poder promocionar, plaza que le arrebata el Real Valladolid C.F. “B”.

Más discreta será la edición 05/06 cuando retroceden al noveno puesto, resarciéndose en la 06/07 tras ser sextos. En 2007 la Arandina C.F. ya tiene un presupuesto que le permite afrontar metas distintas hasta las ahora previstas, proponiéndose entrar en la Promoción de Ascenso e intentar acceder al la categoría de bronce. En la campaña 07/08 queda cuarto clasificado en Liga, promocionando en Primera Eliminatoria frente a una S.D. Ejea a la que supera: 1-0 en El Montecillo y 1-1 en la localidad zaragozana; cayendo en la Segunda y Final ante la U.E. Sant Andreu: 0-2 en casa y 3-0 en Barcelona. En la edición 08/09 entrenados por Carlos Rivero persigue la Promoción pero no la obtiene al ser quinto clasificado a dos puntos de esta, siendo la plaza para el Real Ávila C.F. Con renovados mimbres es tercero en la sesión 09/10, enfrentándose a un F.C. Santboià que le elimina a las primeras de cambio: 1-0 en Sant Boi de Llobregat y empate 1-1 en casa.

2010 – 2020

El cambio de década será más afortunado y la temporada 10/11, le trae al fin el deseado ascenso tras ser cuarto en Liga entrenados por el abulense José “Chino” Zapatera, y conseguir en la Promoción de Ascenso eliminar a todos sus rivales. El Albacete Balompié “B” es el primero: 2-1 en casa y 2-1 en la capital manchega imponiéndose en los penaltis; cayendo poco después el Costa Cálida C.F.: 0-0 en casa y 0-2 en la murciana localidad de Beniaján; alcanzando una Final en la que se impone al Fútbol Alcobendas Sport en ambos encuentros: 1-0 en El Montecillo y 1-2 en la localidad madrileña.

Su debut en la categoría de bronce es agridulce puesto que en la edición 11/12 pasarán por El Montecillo clubs de envergadura que no han sido visto con anterioridad en Aranda de Duero, pero contra los cuales apenas se puede luchar por la diferencia de presupuestos existente. Pese a ello, la plantilla blanquiazul dirigida por José Zapatera se exprime al máximo realizando una primera vuelta aceptable en los puestos medios de la tabla y se trata por todos los medios de alcanzar la permanencia, un objetivo que finalmente no se alcanza al realizar una mala segunda vuelta en la que no logra salir de los puestos de descenso en el último tramo de la competición, resultando decimoséptimos.

De nuevo en Tercera División, la sesión 12/13 se vuelve a confiar en el técnico José Zapatera, logrando alcanzar el tercer puesto que le permitirá una vez más disputar la Promoción de Ascenso. En la Primera Eliminatoria supera al C.E. Europa: 0-1 en Barcelona y 2-0 en la vuelta disputada en casa; imponiéndose en semifinales a la S.C.R. Peña Deportiva de Santa Eulalia del Río: victoria por 2-1 en El Montecillo y empate 3-3 en tierras baleares; y cayendo en la Final ante la U.E. Olot: victoria por 3-2 en casa y derrota por 5-1 en la vuelta. En la sesión 13/14 con Pepe Calvo como entrenador son de nuevo terceros, pero sin fortuna en la Promoción de Ascenso, donde tras superar al C.D. Alcalá de Guadaira en la Primera Eliminatoria: 1-0 en casa y de nuevo victoria por 0-1 en la localidad sevillana; son eliminados en Semifinales por el C.D. Eldense: 0-0 en la ida y derrota por 2-0 en la localidad alicantina de Elda. Al tercer intento será el definitivo, pues la entidad presidida por Pedro García Martínez se refuerza para la temporada 14/15, proclamándose Campeones con el bilbaíno Javier Bermúdez como entrenador. En la Eliminatoria de Campeones echan el resto y se imponen al Algeciras C.F.: empate 0-0 en la ida y de nuevo empate 1-1 en El Nuevo Mirador con gol de Gustavo, ascendiendo por el doble valor de los tantos marcados en campo contrario.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA:


 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Numancia

 

 

PLANTILLA 2017-2018:

plantilla cd numancia de soria 2017-2018

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D.
  • Ciudad: Soria
  • Provincia: Soria
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 9 de abril de 1945
  • Fecha de federación: mayo de 1945

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Numancia (1945-1998)
  • Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D. (1998-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 2007/08

4 Ligas de Tercera División:

  •  1961/62
  • 1962/63
  • 1965/66
  • 1988/89

 

ESTADIO:

  • Nombre: Nuevo Estadio Los Pajaritos
  • Año de inauguración: 1999
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio Los Pajaritos (1999-)
  • Capacidad: 9.025 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de San Andrés (1945-1973)
  • Campo de La Arboleda, Almazán (1973/74)
  • Campo de Fútbol Municipal, El Burgo de Osma (1973/74)
  • Campo de San Juan, Garray (1974-1989)
  • Estadio Municipal Los Pajaritos (1989-1999)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Numancia Soria

ESCUDOS:

UNIFORMES:

uniformes CD Numancia Soria

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad castellana de Soria comienza en los años veinte en pleno apogeo y expansión de este deporte con la creación de varios clubs, muy humildes todos ellos, en los que se enrolan los jóvenes de la época. Así, clubs como el Urbión, el Stade Soriano y el Águila Roja se convertirán en los pioneros, aunque rodeados de multitud de problemas tendrán una vida efímera por no disponer de un terreno de juego en condiciones para llevar a cabo sus inquietudes deportivas. Más tarde, alrededor de los años treinta, surge el primitivo Numancia F.C., una entidad más organizada que las anteriores pero que carece, al igual que los citados proyectos, de un campo propio. Pese a todo consigue asentarse en la ciudad y captar la atracción de los aficionados, disputando ya encuentros con rivales castellanos de su zona de ámbito y clubs aragoneses principalmente.

Tras el paso de la Guerra Civil, Soria se encuentra con un panorama de posguerra en el que no hay ni el menor atisbo de práctica deportiva. Mientras el resto del país se está organizando para presentar sus clubs y empezar a competir, en la ciudad pasan varios años hasta que en el verano de 1942 aparece en escena el C.D. Numanciano, precursor del actual club. La nueva entidad deportiva es precaria y no llega a consolidar entre la afición, desapareciendo pocos años después.

HISTORIA DEL CLUB:

1945 – 1950

Sin embargo, el fútbol crece entre las masas y empieza a convertirse en un fenómeno social. Soria, quien no quiere vivir ajena a este movimiento, como capital de provincia y al igual que sucede con otras tantas capitales del Estado, es invitada a participar en el Campeonato de Liga de Tercera División organizado por la RFEF. El problema con el que se encuentran las autoridades es que no tiene club que le represente, con lo cual ha de empezar un nuevo proyecto futbolístico desde cero encargándose de reclutar a futbolistas procedentes de la misma ciudad y de las poblaciones limítrofes. Mediante una escrupulosa selección se escoge a un grupo de jugadores que han destacado recientemente y el 9 de abril de 1945 la nueva sociedad Club Deportivo Numancia se pone en marcha al quedar constituida. Inscrita en el Gobierno Civil, se afilia en el mes de mayo a la Federación Aragonesa por proximidad geográfica y como terreno de juego acondiciona el Campo de San Andrés, siendo su primer presidente Eusebio Brieva.

Deportivamente empieza en la Primera Regional Aragonesa, institución esta en la que tradicionalmente los clubs sorianos se adscriben, consiguiendo ascender al final de la campaña 45/46 a Tercera División tras una gran temporada. En su debut dentro de la categoría recién adquirida alcanza un meritorio cuarto puesto al término de la edición 46/47. En la temporada 47/48 no cuaja un buen rendimiento y es desplazado al décimo puesto, teniendo que disputar una Promoción de Permanencia frente a C.D. Alavés, C.D. Mirandés y S.D. Cultural Durango. El club rojillo no consigue, lamentablemente, estar a la altura de sus rivales y es tercero, perdiendo la categoría. Sin embargo, una disposición de la Federación Española lo vuelve a incluir en Tercera División, quedando anulado su descenso. En la edición 48/49 queda encuadrado en un grupo en el que los desplazamientos son más largos compitiendo con clubs manchegos, madrileños, extremeños y castellanoleoneses, provocando una pequeña crisis económica por los altos gastos ocasionados. En el aspecto deportivo sin embargo son terceros, con lo cual optan al ascenso de categoría. El C.D. Numancia se enfrenta mediante Promoción a Club Ferrol, S.D. Gimnastica Lucense y S.D. Erandio, quedando primero de grupo de forma sorpresiva y consiguiendo ascender a Segunda División con la paradójica cifra de catorce tantos a favor y diecisiete en contra.

El debut en Segunda División llega en la temporada 49/50, enmarcado en el grupo norte con fuertes rivales de la zona. Pese a empezar mal, el equipo se recupera en la segunda vuelta y finaliza decimotercero.

1950 – 1960

En la campaña 50/51 no puede repetir la hazaña de la edición anterior y desciende a Tercera División al concluir decimoséptimo y último, destacando la pérdida de puntos por sanción al alinear varios jugadores en plena mitad de temporada de forma no reglamentaria. En la temporada 51/52 acaba decimotercero inmerso en la categoría de bronce, repitiendo alineaciones indebidas, por lo que es nuevamente sancionado. En un principio, al reducirse el número de grupos para la próxima temporada en Segunda y Tercera División, se establece que deberán descender todos los equipos clasificados del séptimo puesto en adelante y que el sexto clasificado de cada grupo deberá de disputar una Fase de Permanencia junto a los dos últimos clasificados de cada grupo. Finalmente, tal medida no prospera y la temida reducción no se lleva a efecto, aunque sí se llega a jugar la Fase de Permanencia, librándose el C.D. Numancia de un descenso seguro.

Con esta campaña, el club soriano empieza un ciclo que le llevará a permanecer durante dos décadas en Tercera División, pasando con los lógicos altibajos. En la temporada 53/54 es duodécimo con una plantilla prácticamente local, mejorando considerablemente en la sesión 54/55 en la que es tercero. En el resto de la década de los cincuenta nada resalta en particular, a excepción de la dimisión en bloque de la junta directiva producida en la sesión 55/56 y del gran susto deportivo de la campaña 59/60 en la que es decimoquinto y a punto está de descender al encontrarse igualado a puntos con el C.D. Binéfar. Cuando el descenso era prácticamente seguro, la retirada de algunos clubs como C.D. Gallur y S.D. Triasú por problemas económicos, hace que el C.D. Numancia sea repescado para la temporada siguiente.

1960 – 1970

La década de los años sesenta se caracteriza por sus buenas campañas deportivas, sobre todo en el primer tramo, en las cuales inicia un continuo asalto sin premio a la Segunda División. En la temporada 61/62 consigue su primer campeonato de Tercera División, con tan sólo una derrota, pero en la primera eliminatoria de la Promoción cae ante la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 1-1 en casa y 2-1 en la ciudad montañesa. En la campaña 62/63 consigue su segundo campeonato, pero nuevamente en la Promoción no está afortunado y sucumbe, en esta ocasión frente al C.D. Calvo Sotelo: 6-0 en Puertollano y 1-1 en casa. En la temporada 63/64 es subcampeón y dispone de otra oportunidad, pero contrario a sus intereses el Club Gimnástico de Tarragona se interpone y lo elimina: 2-0 en casa y derrota por 4-0 en Tarragona. Tercero es en la edición 64/65, consiguiendo su tercer título de la categoría en la campaña 65/66. Un viejo conocido lo elimina en la Fase de Ascenso, se trata de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 2-0 y 1-1 en casa.

Tras este periodo de intentos frustrados de ascenso, el club rojillo entra en receso y deportivamente se encuentra muy lejos de las primeras plazas. Tal es así que en la campaña 66/67 se ha de jugar el descenso con el Grupo Deportivo Lamusa de Huesca, conservando la categoría finalmente. En la temporada 69/70, los clasificados entre los puestos noveno y vigésimo han de descender a Regional por reestructuración de la categoría. El C.D. Numancia resulta duodécimo, abandonando la Tercera División casi veinte años después de haber ingresado en ella.

1970 – 1980

La década de los años setenta la empieza en Primera Regional, pasando poco después a la recién creada Regional Preferente. Son años duros y casi nadie quiere tomar la dirección de la entidad. A los graves problemas deportivos se les suman los económicos, siendo ocho las temporadas consecutivas en las que milita en Regional, lejos de su ubicación natural. En este periodo sombrío cabe destacar que en octubre de 1973 abandona su clásico Campo de San Andrés por remodelación de este, teniendo que migrar a las localidades sorianas de El Burgo de Osma y Almazán para poder jugar sus encuentros como local. Sin embargo, la remodelación no es llevada con diligencia y se convierte en un fracaso, encontrándose el C.D. Numancia sin campo en la campaña 74/75. La presión de encontrar una sede hace que se traslade a la localidad de Garray, emprendiendo al mismo tiempo un nuevo terreno de juego en Soria que será finiquitado en pocos meses, el Campo de San Juan, el cual se convertirá en sede del club hasta 1989. Siendo Vicente Valero presidente se consigue ascender a Tercera División en la temporada 77/78, culminando así una etapa de sufrimiento. El club es quinto en la campaña 78/79 y decimocuarto en la 79/80.

1980 – 1990

La década de los años ochenta la empieza con gran parte de su plantilla empleando jugadores procedentes de Madrid. En las primeras temporadas la sociedad, que disputa sus encuentros con clubs aragoneses y navarros, no alcanza ningún hito deportivo que deba ser destacado, hasta que en la campaña 83/84 consigue ser subcampeón de su grupo. Sin embargo, la mala suerte hace que el C.D. Numancia quede excluido de jugar la Promoción de Ascenso por ser uno de los dos peores segundos de todos los grupos de Tercera División, sin contar el X y el XIV. En las campañas posteriores el club soriano, conocedor de la dificultad de militar junto a entidades aragonesas que le suponen una gran rivalidad y un escollo casi insalvable, intenta integrarse en el grupo riojano, más asequible, pero sin éxito alguno. Pese a todo el club sigue reforzándose y en la temporada 87/88 queda cuarto.

Durante el verano de 1988 absorbe al Soria C.F., un club fundado en 1979 que pasa a ser filial con el nombre de C.D. Numancia Promesas, para posteriormente ser C.D. Numancia “B”. En la temporada 88/89 se contrata a Mezquita como entrenador y se confecciona una plantilla de garantías para intentar ascender a Segunda División B, el gran objetivo del conjunto soriano. El equipo responde a la perfección y concluye el campeonato como líder. El debut en Segunda División B llega en la temporada 89/90 y con la novedad de disputar sus encuentros por fin en casa. El 5 de agosto de 1989 se inaugura el Estadio Municipal Los Pajaritos con una reunión atlética (donde no podían faltar los atletas Abel Antón y Fermín Cacho) y con un partido amistoso ante el Real Valladolid C.F. que concluye 0-3. El campo es cedido por el Ayuntamiento al club por un periodo de 25 años. Al final de la temporada en Liga acaba siendo decimotercero.

1990 – 2000

En el inicio de los años noventa el C.D. Numancia se muestra dubitativo, pero consigue mantenerse sin problemas en una categoría en la que se está adaptando poco a poco. Algunas discrepancias entre entrenadores y presidentes parecen llevar algo de zozobra a la entidad, pero nunca traspasan la frontera de lo deportivo. En la temporada 93/94 llega Miguel Ángel Lotina al banquillo soriano. Tras unos comienzos difíciles, el equipo empieza a subir peldaños y al término del campeonato finaliza tercero. Este puesto le da derecho a promocionar para ascender a Segunda División. En su grupo las cosas no acaban de salir como se desea y se concluye tercero sin opciones tras C.F. Extremadura y A.D.C. Manlleu. Último clasificado es la U.P. Langreo.

En la campaña 94/95 se es subcampeón de grupo, cayendo en la Promoción al ser superado por el Ecija Balompié por un sólo punto. Detrás quedan Levante U.D. y Pontevedra C.F.. La temporada 95/96 se caracteriza por su gran intervención en el campeonato de la Copa del Rey, siendo capaz de eliminar a grandes clubs como U.D. San Sebastián de los Reyes, Real Sociedad de Fútbol, Real Racing Club de Santander y Real Sporting de Gijón, llegando a Cuartos de Final en los que se enfrenta al todopoderoso F.C. Barcelona. Frente a estos es eliminado al empatar a dos en Los Pajaritos y perder 3-1 en la ciudad condal. Una gran gesta para un club humilde. Lotina abandona el banquillo soriano y llega un nuevo técnico, Javier Yepes. En mente está el ascenso a Segunda División A y el club lo intenta con Antonio Gómez en el banquillo tras sustituir a Yepes, quedando segundo en la campaña 96/97 dentro de la Liga. En la Promoción no se pierde partido alguno y quedan campeones sorprendentemente superando a Real Club Recreativo de Huelva, Club Gimnàstic de Tarragona y C.D. Manchego.

El reestreno en Segunda División después de tantos años de ausencia formalizado en la campaña 97/98 sabe a gloria para el club numantino, pues consigue ser decimoséptimo y salvar la categoría en el último instante, cumpliendo además con el proceso de conversión en Sociedad Anónima Deportiva, trámite legal que le conlleva a adoptar el nombre de Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D.. En la campaña 98/99 vuelve Lotina al banquillo y con Francisco Rubio de presidente, el conjunto soriano desde la humildad, configura una plantilla equilibrada sin grandes figuras y mucha confianza que le lleva al tercer puesto en Liga y al ascenso directo a Primera División ante la desbordable alegría de sus seguidores. Con el equipo en la máxima categoría, el C.D. Numancia de Soria emprende la construcción de un nuevo feudo con el cual poder recibir a sus adversarios dado que el Campo de Los Pajaritos, a pesar de haber sido ampliado recientemente, no cumple del todo con los requisitos para albergar a una entidad instalada en la élite. El 14 de enero de 1999 y tras unos meses en obras, ve la luz en tiempo récord el Nuevo Estadio Los Pajaritos, con capacidad para más de nueve mil personas. El partido de inauguración enfrentó al club soriano con el Real Zaragoza, con resultado final de 1-3 para los maños y siendo Castaño el primer numantino en anotar en la historia del nuevo estadio. Ante la sorpresa de muchos, el estreno en Primera División de la campaña 99/00 es brillante, pues finaliza decimoséptimo convirtiendo Los Pajaritos en un fortín. Andoni Goikoetxea es su preparador y en el equipo destacan: Rubén Navarro, Pacheta, Barbu, Nagore, “Chispa” Delgado y Octavio.

2000 – 2010

En su segunda temporada en la élite, 00/01, el club soriano no puede resistir el embite de sus adversarios con un equipo muy modesto y desde mitad de la campaña ocupa los puestos rezagados, adueñándose del farolillo rojo bien pronto. Pese a todo, el conjunto da la cara y ofrece batalla en todos sus encuentros. En el descenso a Segunda División a punto esta de atragantársele la temporada 01/02, pues desde el principio no supera la zona media baja de la tabla, temiéndose el descenso. Rosu, Cuellar y la mano del técnico Manu Sarabia hacen el milagro. Los problemas económicos afloran en la entidad rojilla y se marca el objetivo de la permanencia, disputando una temporada 02/03 casi idéntica a la anterior. Unai Expósito, Marini, Kome, Pacheta, Cuéllar y Ojeda destacan en esta campaña dirigidos por Máximo Hernández en el tramo final. La temporada 03/04 supone un nuevo hito en el club soriano, pues se alcanza por segunda vez en pocos años la Primera División. Un fuerte sprint final unido a una gran solidez en casa, junto a la mano del técnico Quique Hernández, hacen que sea tercero con futbolistas como: Pulido, Pineda, Miguel Pérez, Jaime Molina y Juan Carlos Moreno.

La tercera estancia en Primera División se salda con un descenso, dado que en la temporada 04/05 con un presupuesto muy limitado y una plantilla luchadora pero muy ajustada, a poco se puede optar. Es colista durante casi todo el campeonato y tan sólo el Albacete Balompié estaá por debajo en la tabla. Tarantino, Juanlu, Tevenet, Palacios y Pignol son sus jugadores más aventajados, siendo Máximo Hernández el preparador más longevo que ocupa el banquillo tras sustituir a Francisco.

En la campaña 05/06 son octavos en el campeonato con una plantilla muy renovada y tras una primera vuelta bastante complicada. En la segunda parte van de menos a más y consiguen revitalizarse. En la siguiente temporada, 06/07, son de nuevo octavos con un equipo que parece indicar una recuperación deportiva en la entidad soriana, destacando jugadores como: Juan Pablo, Palacios, Nagore, Bolo y Kenji Fukuda. En el verano de 2007 se incorpora a la entidad el técnico Gonzalo Arconada, continuando en la presidencia el incansable Francisco Rubio, mimbres a los cuales se unen algunos jugadores poco reconocidos que finalmente le proporcionan el Campeonato de Liga y el tercer ascenso a Primera División en diez años. Esta nueva gesta del conjunto soriano no se verá refrendada en una cómoda estancia entre los grandes, pues en la campaña 08/09 pese al esfuerzo realizado y la voluntad depuesta, se ocupan puestos de descenso durante casi todo el torneo, siendo de nuevo ineludible la pérdida de categoría al ser decimonoveno clasificado.

Con todo, cabe ensalzar la humildad del cuadro soriano y el buen hacer de su directiva, capaz de enfrentarse con éxito evidente a rivales de más tradición y mayor presupuesto dentro del fútbol profesional, además de ser referencia para el resto de sociedades por su buena labor administrativa y económica, basado en un excelente modelo de gestión y de inversión en su cantera en la que presenta superávit por quinto año consecutivo en sus cuentas. Deportivamente, la campaña 09/10 bajo la tutela de Gonzalo Arconada sigue la trayectoria de las últimas ediciones en las que el club soriano cumple honradamente su cometido, quedando en un meritorio octavo puesto y mostrando sus armas a lo largo del campeonato en el que de vez en cuando asoma la cabeza en los primeros puestos, decayendo sus opciones en el último tramo de Liga en el que sus rivales se muestran firmes y se escapan siendo inalcanzables.

2010 – 2020

La campaña 10/11 la inicia con la ilusión de alcanzar al menos una de las plazas de Promoción, pero de forma temprana se observa que es un objetivo muy complicado y que su papel va a ser otro más alejado de los puestos de cabeza, conformándose con un décimo puesto que tampoco es  de desmerecer. En la edición 11/12 los sorianos cumplen a la perfección con su papel y se mantienen alejados tanto del descenso como de la Promoción, terminando en un tranquilo pero meritorio décimo puesto como en la sesión precedente.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • 90 años de fútbol en Soria. Carmelo Pérez Fernández de Velasco (1989).
  • Medio siglo de historia rojilla: 50 aniversario C.D. Numancia. Luis Martínez Mínguez. Diputación Provincial de Soria (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.diariodesoria.com Diario.
  • www.cdnumancia.com (Web oficial).

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Salamanca

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Salamanca, S.A.D.
  • Ciudad: Salamanca
  • Provincia: Salamanca
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 9 de febrero de 1923
  • Fecha de federación: 1923

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Española (1923-1931)
  • Club Deportivo Salamanca (1931-1932)
  • Unión Deportiva Salamanca (1932-1992)
  • Unión Deportiva Salamanca, S.A.D. (1992-2013)

 

TÍTULOS NACIONALES:

4 Ligas de Segunda División B:

  • 1987/88
  • 1991/92
  • 1993/94
  • 2005/06

8 Ligas de Tercera División:

  • 1944/45
  • 1947/48
  • 1955/56
  • 1956/57
  • 1964/65
  • 1966/67
  • 1968/69
  • 1972/73

 

ESTADIO:

estadio Helmantico

  • Nombre: Estadio Helmántico
  • Año de inauguración: 1970
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Helmántico (1970-)
  • Capacidad: 17.341 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de El Calvario (1923-1970)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Salamanca

ESCUDOS:

escudos UD Salamanca

UNIFORMES:

uniformes UD Salamanca

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Los inicios del fútbol en la ciudad de Salamanca datan del año 1905, fecha en la que un grupo de estudiantes de nacionalidad irlandesa que se encuentran cursando en la universidad, forman el Helmántica Foot-ball Club con el ánimo de disfrutar sus ratos de ocio. Esta sociedad es la pionera en la introducción de tan novedoso deporte, despertando la afición local que dos años más tarde una vez dominadas y practicadas sus reglas, en 1907 de la mano de Francisco Maldonado crea una nueva entidad, el Salamanca Team Foot-ball, basada con jugadores íntegramente salmantinos y el cual llega a participar en la Copa de España de ese año. Estos clubs tienen poco peso específico y acaban desapareciendo al poco tiempo de ser fundados. Sin embargo, la semilla del fútbol ya ha cuajado entre la juventud al igual que lo esta haciendo en el resto del país y en los años diez surgen gran cantidad de formaciones, sobre todo ligadas al ámbito universitario, pero sin la debida organización preceptiva la cual hace que no perduren demasiado. Entre ellos destaca el Exploradores de España.

Pasan los años y la eclosión en forma de un club plenamente organizado se hace de rogar, siendo ya en 1920 cuando nace la Sociedad Deportiva Helmántica, club sobrio y con buenos fundamentos que crea afición, disputando sus encuentros en varios recintos sin ubicación determinada por no existir uno fijo. Paralelamente a este hecho surgen al igual que en la década precedente, un sinfín de clubs universitarios que aparecen y desaparecen al ritmo que marcan las carreras de sus integrantes. Es la época del Calatrava, del Salesianos, del Stadium Salmantino y del Español, todos ellos de vida efímera.

HISTORIA DEL CLUB:

1923 – 1930

El 9 de febrero de 1923 se funda la Unión Deportiva Española, bajo la presidencia de Federico Anaya, adquiriendo los terrenos de El Calvario para construir un campo de juego reglamentario. Es una sociedad polideportiva y acoge varias disciplinas como tenis, natación, hípica, atletismo y fútbol. El club viste camiseta blanca con pantalón negro y es inscrito en la Federación Castellano-Leonesa para entrar a competir junto a otros clubs castellanos.

En la temporada 23/24 consigue ganar el Campeonato Regional de Primera Categoría siendo presidente Benigno González, mientras que en Segunda Categoría participa el también salmantino Luises Foot-ball Club, entidad juvenil adscrita al entorno religioso. El 15 de mayo de 1925 el Luises F.C. se fusiona con el Stadium Salmantino y se crea el Stadium Salmantino Luises, club que viste camisa blanquiazul, rivalizará con la U.D. Española y que alcanzará la Primera Categoría al término de la temporada 25/26, pero que tristemente acabará desapareciendo en 1928. En 1929 un recién nacido Deportivo Salmantino, que viste a cuadros blanquiazules y pantalón blanco, aprovecha la crisis económica establecida en el seno de la U.D. Española y se convierte en el club referencia.

1930 – 1940

El 14 de abril de 1931 se instaura la II República y la U.D. Española cambia de nombre por orden gubernamental al considerarse una denominación políticamente incorrecta, pasando a ser Club Deportivo Salamanca. El nombre impuesto no gusta a los directivos la entidad charra y meses más tarde, el 15 de enero de 1932 mediante junta presidida por José Tejero, se decide cambiar a Unión Deportiva Salamanca. Durante estos años de cambios continuos y situación inestable, deportivamente el club se encuentra en Regional y en la temporada 35/36 consigue proclamarse Campeón de la Primera Categoría.

Este hito le da derecho a luchar por el ascenso a Segunda División mediante la disputa de eliminatorias con otros clubs, quedando en la primera eliminatoria exento y enfrentándose en la segunda al Santoña F.C.: 2-0 en la localidad cántabra y 8-0 en El Calvario, lo cual le permite ascender a la categoría de plata. La U.D. Salamanca que se ha ganado el ascenso de forma plenamente deportiva no puede disfrutar del merecido éxito hasta la posterior temporada 39/40, pues la infausta Guerra Civil corta de raíz la vida social y deportiva nacional además del desarrollo del país.

Es en la temporada 39/40 cuando reinicia sus actividades consiguiendo finalizar quinto en su debut en la categoría de plata de la mano del preparador Carlos Rumbold.

1940 – 1950

Tras una irregular campaña 40/41, el club charro realiza una magnífica temporada 41/42 que le lleva a ser subcampeón de grupo. Este éxito le permite entrar en la Fase Final para luchar por el ascenso, pero la superioridad de los rivales hace que sea sexto y quede pronto sin posibilidades de cumplir su sueño. En la sesión 42/43 se acometen obras de ampliación del Campo de El Calvario que suponen un gran desembolso económico para la entidad, mermando considerablemente el potencial de la plantilla y descendiendo finalmente a Tercera División.

Este descenso incide en la marcha del club quien necesitará de dos temporadas para salir de esta categoría, objetivo que se alcanza en la campaña 44/45 cuando se proclama Campeón de grupo y de la Fase Intermedia, para ser segundo en la Fase Final y conseguir una de las dos plazas que dan derecho al ascenso. Sin embargo, tanto esfuerzo deportivo apenas se ve recompensado al contar con una solitaria temporada en Segunda División, dado que la campaña 45/46 es muy negativa y finaliza decimotercero, descendiendo una vez más a Tercera División. Desde este momento la U.D. Salamanca pasa unos años en los que se convierte en serio aspirante a reconquistar la categoría perdida, fracasando en varios de los intentos que se le presentan. En la temporada 46/47 es segundo al igual que resulta en la Fase Intermedia, pero la gran decepción viene en la Fase Final cuando superado por sus rivales es quinto.

En la edición 47/48 lo vuelve a intentar y tras ser Campeón de grupo resulta segundo en la Fase Intermedia. En la Fase Final es tercero y una vez más no consigue ascender. La temporada 48/49 es durísima en lo económico a consecuencia de las grandes sumas de dinero invertidas en los proyectos anteriores, permaneciendo agobiado por las deudas y luchando por sobrevivir a base de las aportaciones que recibe de aficionados y autoridades, estando por ello muy próximo a la desaparición. A nivel competitivo sin embargo la cosas funcionan mucho mejor y la entidad es segunda en su grupo, consiguiendo ascender directamente a Segunda División sin Promoción mediante dada la ampliación a dos grupos que sufre esta. La U.D. Salamanca inicia el campeonato 49/50 en Segunda División siendo cuarto, con la gran novedad de emplear el avión para sus desplazamientos por primera vez en varias ocasiones.

1950 – 1960

En la campaña 50/51 con Manuel Rosell de presidente y una plantilla compuesta por jóvenes universitarios en gran parte, el club queda segundo en su grupo, lo que le da derecho a disputar la Promoción de Ascenso a Primera División. En esta se clasifica sexto en un grupo en el que tan sólo ascienden los dos primeros clasificados, malogrando tal oportunidad. Pese a su relativo éxito deportivo, en el aspecto económico la caja se sigue encontrando vacía y el equipo pasa por momentos angustiosos como la temporada 52/53 en la que tiene que disputar una Liguilla de Permanencia. En esta es cuarto dentro de un grupo de cinco equipos en el cual sólo los dos primeros permanecen en Segunda División, ocasionándole la pérdida de categoría.

Paralelamente cabe destacar que el 22 de octubre de 1952 se crea el conjunto filial denominado Club Deportivo Salmantino, club en el que militarán aquellos jugadores que no tengan sitio en la primera plantilla y además aquellos que sean promesas interesantes con el fin de abaratar costes en fichajes. El filial tendrá total independencia de la U.D. Salamanca al tener directiva propia y en el futuro se convertirá en un gran vivero de jugadores. Cuando todo apuntaba a disputar una campaña 53/54 en Tercera División, la inesperada renuncia por problemas económicos del barcelonés U.D. San Andrés a seguir en Segunda División provoca que la RFEF invite al club charro a seguir en la categoría, propuesta que se acepta de inmediato con gran entusiasmo. Pero la situación del conjunto blanquinegro no es mucho mejor que la del renunciante y tras una campaña aciaga se desciende a Tercera División tras ser decimoquinto y penúltimo. En 1954 la U.D. Salamanca decide albergar otras disciplinas deportivas como baloncesto, balonmano, jockey, atletismo y rugby, convirtiéndose en un club multideportivo como lo fueran muchos otros en los años diez y veinte.

En lo que resta de década de los cincuenta, la U.D. Salamanca intenta volver a Segunda División sin demasiada fortuna siendo constantes los intentos que efectúa, a excepción de la campaña 57/58 en la que no consigue el objetivo de entrar en las Fases de Ascenso. Así en la edición 54/55 es segundo de grupo y en la Liguilla cuarto de un grupo de ocho clubs en el que tan solo asciende el primero. En la campaña 55/56 se proclama Campeón, repitiendo cuarto puesto en la Liguilla. En la temporada 56/57 es nuevamente primero, pero el sistema de ascenso cambia para disputar eliminatorias directas.

El conjunto charro se enfrenta al C.D. Basconia: empate a cero en casa y derrota por 1-0 en Basauri que lo elimina. En la sesión 58/59 es segundo en la Liga regular mientras que supera al C.D. Caudal: 1-0 en Mieres y 2-0 en casa; siendo eliminado a su vez por la S.C. Turista: 6-1 en Vigo y 2-1 en casa. El deseado ascenso a Segunda División llega al término de la década cuando tras ser segundo en Liga, es capaz de eliminar a la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 1-0 y 8-0 en casa; y al asturiano Círculo Popular de La Felguera: 3-0 en Langreo y 6-0 en casa; disputando la Final frente al C.D. Alavés: 2-0 en casa y empate a uno en Vitoria.

1960 – 1970

La década de los años sesenta va a ser prácticamente un calco de la recién acabada década anterior. Con una plantilla establecida en Segunda División inicia el campeonato 60/61 siendo décimo. Tres campañas más aguantará en la categoría, pues la U.D. Salamanca nunca sobrepasa el décimo puesto y numerosos son los problemas deportivos que circundan a la sociedad. El temido descenso llega en la temporada 63/64 cuando finaliza decimoquinto. Como sucediese en la década anterior, el conjunto charro resulta demasiado pequeño para Segunda División y demasiado grande para Tercera División, quedándose esta última categoría insuficiente para su entidad. Pese a ello, cinco son las temporadas en las que se ve atrapado en ella sin ser capaz de poder abandonarla. En la edición 64/65 es Campeón, siendo eliminado por el Club Ferrol en la Promoción: 2-2 en El Calvario, 1-1 en Ferrol y 2-3 en el desempate disputado en La Coruña.

En la campaña 66/67 vuelve al ataque tras ser nuevamente primero. En la Promoción elimina al Real Avilés C.F.: 3-1 en casa y 1-1 en la ciudad asturiana; pero en la siguiente ronda es eliminado por el Jerez C.D.: 2-1 en casa y 3-1 en la ciudad gaditana. La temporada 67/68 discurre por el mismo sendero pero llegando a la Final; es segundo en Liga y tras eliminar al Baracaldo C.F.: 0-0 en la ciudad vizcaína y 3-0 en casa, elimina al Calella C.F. con tres encuentros: 2-1 en la localidad barcelonesa, 2-1 en El Calvario y 3-0 en el desempate disputado en Salamanca. En la Final se enfrenta al Club Ferrol que le cierra las puertas de Segunda División: 1-2 en El Calvario y 2-1 en la ciudad coruñesa.

Cabe citar que en 1967 los terrenos de El Calvario convertidos en sede del club durante varias décadas son calificados como edificables, iniciándose las gestiones para adquirir un nuevo campo. En la campaña 68/69 se toma el desquite y tras ser Campeón de Liga consigue eliminar al Real Club Recreativo de Huelva: 2-3 en Huelva y 0-0 en casa para ascender a Segunda División. Tanto esfuerzo y tanta lucha queda simplificado en nada, dado que la campaña 69/70 es bastante mediocre y la U.D. Salamanca se ve condenada al descenso tras ser decimonovena.

1970 – 1980

Inicia así pues la década de los años setenta en una remozada Tercera División en la que el sistema de ascenso varía respecto a lo que se estaba haciendo en los años anteriores. Su reestreno no es bueno y termina décimo, lejos de cualquier opción. La novedad en curso es que con la presidencia de Augusto Pimienta de Almeida el 8 de abril de 1970 se estrena el nuevo Estadio Helmántico tras venderse las viejas instalaciones de El Calvario, el cual será a partir de la fecha la nueva casa de la entidad. El partido de inauguración enfrentó a los charros contra el Sporting Clube de Portugal lisboeta, terminando el encuentro con 0-0 en el marcador. En la campaña 71/72 el club blanquinegro es segundo en Liga, pero en la Promoción es eliminado por el Real Santander S.D.: 2-0 en la capital cántabra y un insuficiente 1-0 en el Helmántico.

En la edición 72/73 recompone sus líneas y se proclama Campeón de su grupo, ascendiendo directamente a Segunda División con García Traid en el banquillo. La temporada 73/74 es la mítica del ascenso a Primera División con un conjunto dirigido por su técnico talismán García Traid en el que militan jugadores como: Aguinaga, Lacasa, Muñoz, Febrer, Iglesias, Chaves, Robi y Rial, al conseguir terminar tercero en Liga. Este hecho histórico se ve refrendado con la comparecencia durante siete temporadas consecutivas en la división de honor, siendo esta la gran época del club. Durante estos años la U.D. Salamanca adquiere notoriedad en el panorama nacional con jugadores como D’Alesandro, Corominas, Pedraza, Enrique, Amiano ó Cino, y realiza excelentes campeonatos en los que mayoritariamente no pasa problemas deportivos, hasta que en la temporada 80/81 todo finaliza con el descenso a Segunda División tras ser decimoséptimo y penúltimo.

1980 – 1990

El paso por Segunda División en la campaña 81/82 es breve y el club finaliza segundo ascendiendo nuevamente entre los grandes. Sin embargo, el sueño de Primera División tan sólo dura un par de temporadas pues en la edición 83/84 se pierde la categoría al ser decimoctavo. El club entra en declive y experimenta un descenso en picado durante la campaña 84/85 que le conduce a terminar en Segunda División B tras ser decimoséptimo clasificado. La temporada 85/86 la inicia en Segunda División B siendo tercero y viendo frustrado el ascenso por escaso margen al existir sólo dos plazas para este fin.

Tres serán las largas temporadas que necesitará para abandonar esta categoría y volver a Segunda División. En esta ocasión será nuevamente García Traid quien lo consiga y lo rescate del pozo en el que se encuentra al proclamar a la U.D. Salamanca Campeón de su grupo en la sesión 87/88 y abastar con ello el ascenso directo. Pese a que la campaña 88/89 es aceptable en Segunda División, en las dos campañas siguientes se muestran irregulares y en la temporada 90/91 se desciende nuevamente al pozo de Segunda División B.

1990 – 2000

Salir de ella va a costar tres interminables campañas a consecuencia del nuevo sistema de ascenso que introduce el sistema selectivo de Liguilla. En la campaña 91/92 es brillantemente Campeón de grupo, pero en la liguilla resulta tercero superado por Villarreal C.F. y Girona C.F., siendo último la Real Balompédica Linense. Durante 1992 culmina el proceso de transformación en Sociedad Anónima Deportiva, pasando a ser denominado Unión Deportiva Salamanca, S.A.D.

En la edición 92/93 es subcampeón de Liga, cayendo en la Liguilla al ser segundo sin opciones tras el Hércules C.F.. Les acompañan en esta Fase U.D. Las Palmas y Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega. En la campaña 93/94 con Juan Manuel Lillo llega el ansiado ascenso tras ser Campeón de Liga y su correspondiente grupo de clasificación, pues en este supera a U.D. Las Palmas, Levante U.D. y Barakaldo C.F. El equipo va lanzado y con Lillo es cuarto en Segunda División durante la campaña 94/95. Este puesto le da opción a disputar la Promoción de Ascenso como aspirante frente al Albacete Balompié. El primer encuentro se salda con una frustrante derrota por 0-2 en el Helmántico que cunde el desánimo entre su afición. Sin embargo, la vuelta en Albacete es triunfal y tras llegarse a un 0-2 en el tiempo reglamentario, durante la prórroga se impone al cuadro manchego por un contundente 0-5.

Su paso por Primera División dura un sólo año pues al término de la temporada 95/96 desciende a Segunda División al ser vigésimo segundo y último, contando con jugadores como: Claudio, Stinga, Barbará, Del Solar, Torrecilla, Vellisca y Ayúcar. En la sesión 96/97 se rehace de inmediato y alcanza el segundo puesto con Andoni Goikoetxea en el banquillo, recuperando la categoría perdida un año antes.

Nuevamente entre los grandes, en la campaña 97/98 destacan sus goleadas en casa en varios encuentros, lo que le permite sumar muchos puntos vitales para hacerse fuerte y salvarse al ser decimoquinto, destacando además la presencia de jugadores como: Pauleta, Popescu, César Brito, Giovanella, Zegarra, Silvani y Rogelio. En la temporada 98/99 el cuadro charro pierde a varios de sus jugadores más efectivos y se haya profundamente debilitado a pesar de contar con: Vellisca, Edu Alonso, Cardetti, Casartelli y Pavlicic, finalizando vigésimo y último, consumando su descenso a Segunda División. En esta categoría permanecerá durante seis temporadas consecutivas, siendo la mejor de ellas la posterior al descenso, 99/00, en la que es cuarto.

2000 – 2010

En el resto se muestra conforme con la permanencia al contar con presupuestos bajos que le impiden realizar buenos fichajes, merodeando por la zona media de la tabla hasta que en la temporada 04/05 se desciende a Segunda División B tras una nefasta campaña en la que finalizan en el vigésimo primer puesto. Con el técnico Javi López se consigue el campeonato de Segunda Divisdión B en la campaña 05/06 y a continuación el ascenso a Segunda División tras eliminar en la Promoción a la U.D. At. Gramanet: 2-3 en Santa Coloma y 3-1 en casa; y a Sevilla F.C. “B” en la Final: 0-0 en la capital andaluza y 1-0 en casa.

La siguiente temporada 06/07 del regreso a la categoría de plata es duodécimo clasificado con Javi López en el banquillo. La 07/08 con Juan Ignacio Martínez de entrenador es séptimo, pero a nivel extradeportivo, el club se encuentra en una situación económica al límite por las deudas con jugadores de años anteriores. Debido a la falta de apoyo económico se plantea la posibilidad de vender la plaza de Segunda División pero al final el Ayuntamiento aprueba una permuta de los terrenos de el Helmántico, salvando finalmente su puesto en la categoría. La campaña 08/09 con David Amaral en el banquillo deja al club en la parte templada de la tabla al acabar en noveno puesto con el venezolano Miku como máximo artillero, puesto que no es refrendado en la siguiente edición 09/10 al pasar por numerosos problemas que le conducen a coquetear con el descenso salvándose casi in extremis en la última jornada.

2010 – 2020

La deficiente planificación de la última temporada tiene continuidad en la edición 10/11, en este caso con el agravante de perder la categoría y descender a Segunda División B tras realizar un torneo en el que muestra dos caras, una positiva en la primera vuelta situado en zona media y una muy negativa en la segunda donde encadena una serie de derrotas y escaso poder de puntuación que le condenan al fracaso. En la edición 11/12 los salmantinos no destacan en el Grupo II y pronto demuestran que el torneo se les hará largo. Al final son novenos alejados de las primeras plazas.

En los años diez la crisis económica se cebará con los salmantinos, agudizándose cada campaña más y más entrando en una situación tan preocupante que desemboca en la solicitud de Ley Concursal cuando la salvación parece utópica. Con la llegada de administradores concursales en octubre de 2011, el problema financiero lejos de solucionarse se enreda todavía en mayor grado, iniciándose la temporada 12/13 con el temor de un futuro incierto.

Juan José Hidalgo, reconocido empresario y persona que más dinero ha apostado en los últimos veinticinco años por el club, declara en octubre de 2012 que hará todo lo posible económicamente por salvar a la entidad charra de una lamentable desaparición, promesa que con el paso de los meses no se cumple y que ahuyenta de paso a posibles inversores. En el mes de mayo Hidalgo manifiesta que la mejor solución posible es dejar morir al club -se adeudan 23 millones de euros- para revivirlo posteriormente, declaración de intenciones que disgusta a la afición y supone un duro golpe para la sociedad.

Los administradores concursales convocan para el 18 de junio una decisiva junta de acreedores para dar una posible salida donde el Banco Popular es el principal afectado, no presentándose ninguna voz autorizada de la entidad bancaria que demuestra su material desinterés. Máximo Mayoral, administrador concursal, comunica ese mismo día al Juzgado de Instrucción nº4 y Mercantil de Salamanca que la convocatoria ha sido un fiasco y este centro hace efectivo un edicto por el que se hace saber que los bienes del club van a ser subastados como primer paso para la liquidación, una sentencia que supone la lamentable y traumática desaparición de la U.D. Salamanca SAD tras noventa años de historia en el fútbol español, doce temporadas de ellas en Primera División, treinta y cuatro en Segunda División A, nueve en Segunda División B y diecinueve en Tercera División.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2013

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Unión Deportiva Salamanca 1923-1974. Carlos Gil-Perez. Edit. Montepio Agrario Salmantino (1974).
  • UDS: 75 años de historia (1923-1998). Chema Blanco y Manuel Benito. Grupo Promotor Salmantino (1997).
  • Historia de la Unión Deportiva Salamanca. Lorenzo Ruano. Publicaciones Regionales (1999).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.tribuna.net Diario.
  • www.udsalamanca.net (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Cultural

 

escudo Cultural y Deportiva Leonesa

 

PLANTILLA 2017-2018:

plantilla cultural deportiva leonesa 2017-2018

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Cultural y Deportiva Leonesa, S.A.D.
  • Ciudad: León
  • Provincia: León
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 30 de abril de 1922
  • Fecha de federación: 2 de abril de 1923

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Cultural y Deportiva Leonesa (1922-2001)
  • Cultural y Deportiva Leonesa, S.A.D. (2001-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Segunda División:

  • 1928/29
  • 1954/55

 

2 Ligas de Segunda División B:

  • 1998/99
  • 2016/17

 

1 Copa de Campeón de Segunda División B:

  • 2016/17

 

6 Ligas de Tercera División:

  • 1958/59
  • 1967/68
  • 1970/71
  • 1973/74
  • 1985/86
  • 1994/95

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Reino de León
  • Año de inauguración: 2001
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio Antonio Amilivia (2001-2008)
  • Estadio Municipal Reino de León (2008-)
  • Capacidad: 13.451 espectadores

estadio Reino de Leon

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Guzmán (1923-1931)
  • Campo de San Mamés (1939-1940)
  • Campo de La Corredera (1940-1945)
  • Campo de El Ejido (1945-1955)
  • Campo de La Puentecilla / Antonio Amilivia (1955-2001)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Cultural Deportiva Leonesa

ESCUDOS:

escudos Cultural y Deportiva Leonesa

UNIFORMES:
uniformes Cultural y Deportiva Leonesa

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

El comienzo del fútbol en la ciudad de León tuvo lugar alrededor de principios de la segunda década del s. XX, concretamente hacia 1911 cuando el ex-jugador del Real C.D. de La Coruña Arturo Zato realiza en el Parque de la capital leonesa las primeras exhibiciones de balón junto al gran aficionado Bernardo Quijano. Estas muestras no pasan desapercibidas entre la juventud local que se concentra llena de curiosidad junto a Zato y tras un tiempo de aleccionamiento, ese mismo año confeccionan una selección que se enfrenta al Gijón Sport Club.  La semilla ya está plantada y desde entonces se disputan encuentros teniendo como principales protagonistas a estudiantes del Colegio de los Agustinos, una semilla que sin embargo tarda en fructificar en forma de club, surgiendo a finales de década el Club Victoria.

Con posterioridad surge su gran rival, la Sociedad Gimnástica Leonesa, entidad con la cual mantiene una tremenda rivalidad que llega a causar más de un disgusto a jugadores propios y aficionados. Ambas son sociedades con escasa organización, pocos medios y aún menos experiencia pero que cuentan con una gran ilusión y ganas de aprender para convertirse en referentes para sus aficionados. León en esas fechas carece de un terreno de juego apropiado para estos menesteres y tal precariedad hace que ambas sociedades sigan disputando sus encuentros en el Parque, llevando prácticamente todo el avío los jugadores desde casa y jugando sin árbitro que medie entre los contendientes. La grandiosidad de este deporte va calando entre el público que poco a poco se da cita en este singular campo de juego y con el paso del tiempo los aficionados y curiosos que se acercan al Parque leonés empiezan a tomar partido en pos de apoyar a uno u otro club en función de la simpatía que les ocasionen.

Tras los éxitos de las Olimpiadas de Amberes en 1920, los dos clubs que recogen las inquietudes de la juventud local deseosa de practicar un deporte que causa sensación en todo el país, contienden frente a otros clubs de la provincia y limítrofes surgiendo la necesidad de crear una federación en el ámbito castellano-leonés que sea independiente de la Federación Regional Asturiana de Clubs de Foot-ball, organismo en el cual desde el 30 de junio de 1919 están adscritos los clubs asturianos, leoneses y palentinos, habiéndose incorporado más tarde zamoranos y burgaleses. Esta necesidad no cuaja en los primeros años veinte y mientras tanto, los enfrentamientos de los clubs leoneses encuentran como principales rivales a clubs asturianos con gran asiduidad.

Iniciados los años veinte, la ciudad de León alberga además de la citadas, otras asociaciones que practican fútbol como el Atlétic Leonés, el Sparta F.C., el Salvador F.C., el Sport Fortuna F.C., el representante del Colegio de los PP. Agustinos ó el Santa Marina F.C., clubs todos ellos plenamente amateurs que animan el ambiente futbolístico pero que no llegan a constituir por sí solos una poderosa entidad que cautive la atención de gran parte de los aficionados leoneses.

HISTORIA DEL CLUB:

1922 – 1930

A principios de 1922 surge en la ciudad una iniciativa deportiva que pretende ofrecer un concierto deportivo diferente al existente. Liderado por Miguel Díez Gutiérrez-Canseco y presidido por Ignacio García, se confecciona un comité cuya misión es constituir una nueva asociación que reúna lo más variado del deporte leonés e integre a las mujeres como parte fundamental dentro de un proyecto que pretende convertirse en toda una hermandad. En las distintas asambleas que se realizan en los meses de marzo y abril se abren las puertas al excursionismo, al turismo, a la gimnasia y a cualquier actividad deportiva que suponga una fuente de cultura, adquiriendo el proyecto leonés una dimensión muy similar a la de los antiguos clubs recreativos onubenses constituidos por los británicos.

Llegados a finales de abril la iniciativa está muy avanzada y el domingo día 30 se celebra una asamblea constitutiva en el salón de actos del Casino de León en la cual se elige una junta directiva presidida por Miguel Díez Gutiérrez-Canseco, se redacta el acta de nacimiento de la sociedad Cultural y Deportiva Leonesa, nombre definitivo de la asociación que responde a su voluntad y finalmente se aprueban unos estatutos que han venido estudiándose con antelación. Entre los deseos de la sociedad urge la posesión de un terreno de juego donde poder desarrollar sus actividades al aire libre, entre ellas el fútbol, una sección habilitada en junio cuyo responsable es Valentín Belinchón, iniciándose conversaciones con el ayuntamiento para la cesión de unos terrenos junto al Parque. La construcción del campo de deportes se retrasa más de la cuenta y a los problemas administrativos se unen los técnicos, tardándose en allanar los montículos existentes en el Parque varios meses hasta que en 1923 se consigue el propósito con la inauguración de un terreno de juego que será bautizado como Campo de Guzmán. La apertura del recinto deportivo supone un espaldarazo importante para las ansias de los aficionados locales y de los distintos clubs existentes, deseosas de constituir una federación regional que sea autónoma respecto a la Federación Asturiana de la que han dependido durante años.

La Cultural y Deportiva Leonesa no es ajena a este movimiento y junto a la Gimnástica Leonesa, delega en un representante que transmite su sentir en la reunión constitutiva de la flamante Federación Castellano-Leonesa de Clubs de Foot-ball que tiene lugar el 2 de abril de 1923 en la ciudad de Valladolid.  Meses después y en pleno verano se procede a la inauguración del campo situado frente al Hostal de San Marcos, lugar en el que se habilita un terreno de juego en el que debuta la Cultural y Deportiva Leonesa el 5 de agosto teniendo como invitado al conjunto palentino de La Salle con el resultado favorable de 3-0. Los culturales emplean camisa gris con pantalón azul, luciendo en su elástica el escudo diseñado por Máximo Sanz, constando entre sus filas algunos jugadores procedentes de la Gimnástica Leonesa y del Club Victoria como: Pereira, Argüello, Larraz, Manolo, Camilo y Ardilla; a los cuales posteriormente se sumarán otros formados en el Colegio Belinchón. En enero de 1924 es eligido presidente D. Valentín Belinchón.

Miembro fundador de la Federación Castellano-Leonesa, ese mismo año empieza a competir en la Primera Categoría Grupo A adoptando como uniforme definitivo camisa y pantalón blancos, colores que ya nunca reemplazará. Varias son las ediciones que se adjudica con una cantera plenamente local a la que a partir de 1927 se le añaden jóvenes futbolistas procedentes de Asturias y provincias limítrofes. El club comienza a competir en la península frente a rivales de renombre y con una plantilla de bastante nivel gana varios trofeos consiguiendo ingresar en la edición inicial 28/29 en el Grupo B de Segunda División del recién estrenado Campeonato de Liga, torneo en el que se proclama Campeón tras quedar empatado a puntos con el Real Murcia F.C. En la edición 29/30, el club presidido por D. Crisanto Sáenz de la Calzadano no corre la misma suerte dentro de una categoría que ha quedado reducida a un grupo único, resultando décimo y colista, descendiendo a Tercera División.

1930 – 1940

La campaña 30/31 la disputa en el Grupo I de Tercera División finalizando sexto en un campeonato en el cual aflora la pérdida de calidad en su plantilla y se evidencia una decadencia que comienza a ser alarmante. Es la época del profesionalismo y las mejores figuras sufren la tentación del dinero y marchan a otros clubs. Este éxodo provoca que el nivel del equipo descienda alarmantemente y los resultados no acompañen cosechándose unas derrotas muy abultadas. El público antes entusiasta ya no acude, se vacía el Campo de Guzmán y no hay dinero para desplazamientos y nuevos fichajes. La tensión se palpa en el ambiente y el 5 de julio la junta directiva dimite siendo sustituida por otra que se muestra incapaz en los meses posteriores de conformar una plantilla capaz de luchar en el torneo de Tercera División.

Paralelamente la afición disgustada se divide y surge un nuevo proyecto en forma de Unión Deportivo Leonés, sociedad nacida el 14 de agosto de 1931 cuyos miembros proceden desencantados mayoritariamente de la Cultural. Tal es la magnitud de los acontecimientos que desbordada por la escasa respuesta de aficionados y clubs hermanos en la ciudad, los cuales se niegan a cederles jugadores, que a finales de 1931 la sección balompédica de la Cultural se disuelve ante la imposibilidad de continuidad y sin haber podido estrenar el nuevo Campo de San Mamés recientemente construido.

El relevo futbolístico lo asume a partir de entonces el Unión Deportivo Leonés, club que deambulará a caballo entre la Primera y Segunda Categoría hasta que desaparezca en 1934. León no consigue tener un club poderoso y posteriormente surge el Recreo Industrial Club, quien impulsado por empresarios consigue llegar a Segunda Categoría y convivir con el U.D. Leonés en la campaña 33/34, aunque acabará desapareciendo en 1935. En abril de 1935 se funda el León Foot-ball Club con la base del desaparecido Recreo Industrial Club en lo que parece el enésimo proyecto de consolidar un club entre la sociedad local. Este es más efímero y desaparece en agosto de 1935. Entre septiembre y octubre de 1935 llega el turno de la Sociedad Cultural Leonesa, con mimbres del antiguo León F.C. y otros procedentes de distintos lares. Disputa el campeonato de Primera Categoría y con el estallido de la Guerra cesa sus actividades y desaparece.

Una vez finalizada esta, existen en el verano de 1939 varios equipos de reciente cuño que disputan amistosos a falta de competición oficial. El que más destaca es el S.E.U. de León, formado por miembros del sindicato de estudiantes universitarios, el cual dispone como terreno de juego el Campo de San Mamés. Son nuevos tiempos, mandan los militares y afines al nuevo régimen y desde la FEF se invita a las grandes ciudades a participar en sus Ligas poniendo especial hincapié en que se conformen escuadras que ofrezcan un nivel cualitativo aceptable. Las autoridades leonesas informadas de tal solicitud prenden la idea de recuperar y reflotar la sección futbolística de la Cultural y Deportiva Leonesa que cesó su actividad en 1931 y cuyo brillante historial fue motivo de orgullo para los leoneses.

Tras varias reuniones con la directiva del S.E.U de León se establece tomar como base para la nueva plantilla de la Cultural a gran parte de sus jugadores a los que se sumarán otros seleccionados entre los distintos clubs locales existentes y otros procedentes del resto del país, consolidandose el nuevo proyecto el 12 de noviembre después de una inactividad de siete años y en el que el sustento popular tiene un gran peso con las aportaciones económicas de parte de los vecinos, así como por parte de las autoridades, con las quinientas pesetas donadas por Gobernador Civil de León, D. Carlos Pinilla. Electo presidente resulta Francisco González Valdés. En principio juegan en el Campo de San Mamés, para en 1940 pasar al Campo de la Corredera.

1940 – 1950

El club debuta en Primera Categoría en la temporada 40/41, proclamándose Campeón absoluto y consiguiendo participar en el torneo de clasificación para ascender a Segunda División, torneo este que domina de la mano del entrenador Amadeo Sánchez. En prácticamente dos años la Cultural y Deportiva Leonesa ya esta en Segunda División, estrenándose en la temporada 42/43 bajo la presidencia de Francisco González García con un tercer puesto que casi le permite ascender. A partir de aquí muchos jugadores se disgregan y la entidad pierde enteros, culminando con el descenso a Tercera División de la temporada 44/45. En esta categoría pasa en 1945 a jugar al Campo de El Ejido, sede del Deportivo Maestranza de León -club fundado en 1943 como Maestranza Balón Club por miembros de la Maestranza Aérea de León, el cual se fusiona en 1945 con el Club Deportivo Leonés- y en ella permanecerá durante ocho temporadas consecutivas, asentándose cómodamente y teniendo opciones de ascender a Segunda División, caso de la temporada 46/47 en la que tras ser segundo participa en la Fase Intermedia de la cual es eliminado por dejarse vencer ante el Albacete Balompié.

1950 – 1960

En la década de los años cincuenta, la mejor de la entidad leonesa, entra en la presidencia D. Antonio Amilibia Zubillaga en el mes de junio de 1951, quien rodeado de gente experta hace que el club suba enteros, pues en la campaña 52/53 consigue de nuevo retornar a Segunda División al ser subcampeón en Liga y segundo en la Liguilla tras la R.S. Gimnástica de Torrelavega, y por delante del C.D. Mataró, U.D. Salamanca y Club Sestao.

escudo CF Jupiter Leones

En 1953 firma un convenio de filiación con el C.F. Júpiter Leonés, club nacido en 1929 que viste en sus inicios camisa grana y pantalón negro, el cual acaba de ascender a Tercera División, pasando a vestir totalmente de blanco. En la temporada 53/54 queda cuarto y acaricia con la yema de los dedos la Primera División, objetivo que no se le escapa en la siguiente edición, 54/55, en la que se proclama Campeón siendo entrenador Román Galárraga.

La Cultural y Deportiva Leonesa debuta en Primera División durante la temporada 55/56, su única temporada, finalizando decimoquinto y penúltimo, muy descolgado y con tan solo cinco victorias. Por su plantilla pasarán hombres como: Cosme, Ponte, Foces, Barragán, Chiki, Barbeito, Rabadán, Vallejo, Nino, Galbis, Gallo, César Rodríguez, Chas, Pueyo, Miche ó Raúl. Pese a ello, la afición no se desilusiona y socialmente se consigue estrenar el Campo de la Puentecilla el 23 de octubre de 1955, sede que será del equipo hasta 1998. Tras el descenso, el club inicia un periodo en el que consigue mantenerse en Segunda División la temporada siguiente 56/57 -en la que finaliza sexto entrenados por el chileno Higinio Ortúzar-, pero no en la 57/58, en la que desciende a Tercera División. Su paso por la categoría de bronce resulta efímero y al final del campeonato 58/59, tras ser primero en su grupo se impone en la final a la U.D. Amistad de Zaragoza y asciende a Segunda División: empate 0-0 en la ida y victoria por 4-2 en casa.

1960 – 1970

Tres serán en esta ocasión las temporadas en las que milite en Segunda División bajo el mandato de Demetrio Villalón, destacando el séptimo puesto de la campaña 60/61 entrenados por el bilbaíno Juan Ruiz. En la sesión 61/62 desciende a Tercera División al ser colista del grupo I e inicia un calvario de casi una década en la categoría de bronce de la que se muestra incapaz de salir pese a tener varias ocasiones de hacerlo. Ya en la campaña 65/66 queda subcampeón y pierde el ascenso ante el C.D. Cartagena después de tres encuentros: derrota por 2-1 en la ciudad departamental, 1-0 en casa y desempate en Madrid con igualdad final 0-0. Se decide resolver la eliminatoria por el mayor número de corners lanzado y vencen los cartageneros por once a diez. En la edición 67/68 queda Campeón de su grupo y disputa dos eliminatorias para ascender. En la primera supera a la S.D. Huesca tras tres encuentros: derrota por 2-1 en Huesca, 1-0 en casa y 2-0 favorable en el desempate celebrado en León. En la Final pierde 2-0 frente al Onteniente C.F. y en casa no supera el empate con 1-1.

1970 – 1980

El ascenso llega en la temporada 70/71 cuando se proclama Campeón de grupo con un punto de ventaja sobre el C.D. Orense. En la temporada 71/72 el equipo blanco tiene una buena plantilla y quedan quintos en la categoría de plata entreandos por el toledano Rafael Yunta, pero la desbandada de algunos miembros importantes como: Godoy, Maño, Larrauri ó el goleador Marianín; hace que descienda a Tercera División en la sesión 72/73. En su grupo de la campaña 73/74 no encuentra oposición y al final consigue el ascenso con holgura. Su paso por Segunda División en la temporada 74/75 es efímero, pues sólo se consiguen cinco victorias y acaba último, descolgado y con problemas. Esta es su última campaña en la élite, ya que desde entonces el club leonés inicia un camino descendente que le lleva a peregrinar entre la Segunda División B y la Tercera División en lo sucesivo. En las temporadas 75/76 y 76/77 milita en Tercera División, escapándose el ascenso a Segunda División por escaso margen en esta última. El segundo puesto obtenido hace que ingrese en la recién creada Segunda División B durante la sesión 77/78.

1980 – 1990

En esta categoría permanece seis campañas consecutivas con unas plantillas que no consiguen devolver a la entidad leonesa a Segunda División A. Con el paso del tiempo la desilusión se apodera del club y tras el aviso de la campaña 81/82 llega el descenso a Tercera División de la edición 82/83. El club toca fondo en esta categoría y pese a los esfuerzos que realiza por escapar de ella pocos son los resultados que obtiene. En la temporada 83/84 es subcampeón y disputas dos eliminatorias: se impone al C.D. Eldense, con empate 0-0 en casa y victoria por 0-1 en Elda. En la Final cae ante el F.C. Barcelona Aficionados: empate a uno en casa y derrota por 2-0 en la ciudad condal.

En la sesión 84/85 es nuevamente subcampeón. Se enfrenta nuevamente en la Promoción con el C.D. Eldense: victorias por 2-0 en casa y 1-2 en Elda. En la final cae con estrépito ante el Betis Deportivo Balompié: 9-1 en Sevilla y 1-2 en casa. En la edición 85/86 es Campeón, pero cae otra vez en la Promoción, ahora frente al C.D. Endesa As Pontes:  empate a uno en la localidad coruñesa y a cero en casa. En los penaltis es eliminado. Es por fin en la campaña 86/87 cuando asciende a Segunda División B debido a la ampliación de grupos que sufre esta, al ser segundo y ocupar una de las tres plazas en juego que conceden el ansiado ascenso.

1990 – 2000

Con este ascenso el club leonés inicia un ciclo de veinte años casi consecutivos en Segunda División B, a excepción de la campaña 94/95 en Tercera División. Durante esta temporada en la ahora cuarta división disputa una Promoción de Ascenso a Segunda División B que resuelve favorablemente al imponerse a: C.D. Carabanchel, Viveiro C.F. y Real Titánico; retornando a la categoría de bronce, mientras que en su ya larga estancia en esta categoría seis son los intentos que realiza para ascender a Segunda División A, todos malogrados. Ya en la edición 95/96 tras ser cuarto en Liga entrenados por el pontevedrés Manuel Tomé, realiza una pésima Promoción con ninguna victoria a su favor que le lleva a ser superado por: U.D. Las Palmas, Elche C.F. y Club Gimnàstic de Tarragona. En la campaña 97/98 llega la segunda oportunidad tras ser cuarto, esta vez bajo las órdenes del técnico leonés Álvarez Tomé. En esta ocasión repite las cero victorias y es superado por: F.C. Barcelona “B”, Real Madrid C.F. “B” y Cádiz C.F. En febrero de 1998 entra en la presidencia Juan Díez Guisasola. La temporada 98/99 se proclama Campeón de su grupo, pero en la liguilla falla al ser último tras: Córdoba C.F., Cartagonova F.C. y Racing Club de Ferrol.

2000 – 2010

En la sesión 00/01 es subcampeón con el vigués Antonio Gómez y en la Liguilla queda a un punto del Xerez C.D., superando a C.D. Toledo y U.D. Atlético Gramanet, coincidiendo con su tranformación en Sociedad Anónima Deportiva tras completarse el proceso el 6 de junio de 2001, paso tras el cual adopta el nombre de Cultural y Deportiva Leonesa, S.A.D. Jose Luís García de Celis toma la presidencia del club leonés. En la campaña 01/02 es otra vez subcampeón; en la Liguilla el equipo dirigido por Álvarez Tomé es último tras: Getafe C.F., C.D. Motril y Cte. d’E. L’Hospitalet. En la 03/04 tras ser cuarto en Liga realiza una buena Liguilla y queda a un punto de la U.E. Lleida. Detrás quedarán Real Club Celta de Vigo “B” y U.D. Pájara Playas de Jandía. En los años siguientes el club entra en un profundo bache y sus resultados no son los esperados tanto por afición como por entidad, siendo relegado a puestos rezagados en los que incluso se teme por su descenso.

A partir de la temporada 08/09 los leoneses empiezan a respirar y en esta precisa campaña son subcampeones entreandos por Álvaro Cervera, entrando en una Promoción en la que son eliminados por el Cte. d’E. Sabadell F.C.: 1-1 en la ciudad barcelonesa y 0-1 en casa; siendo sin lugar a dudas menos productiva la campaña 09/10 en la que son duodécimos. Cabe destacar que entre 1998 y 2001 juega en el Municipal de Puente Castro, inaugurando el Nuevo Antonio Amilibia el dia 20 de mayo de 2001, en un partido de promoción de ascenso a Segunda División A frente al Xerez C.D., con resultado de 1-0 favorable para los leoneses con gol de Iban Espadas.

2010 – 2020

La campaña 10/11 es un gran paso atrás en tan histórica entidad. Sumida desde el principio en una gran crisis económica, los leoneses se muestran en el primer tercio de Liga incapaces de puntuar de forma continua, cosechando una escasa renta de puntos que marca el desarrollo posterior del torneo. Recuperados de tan irregular inicio, la plantilla empieza a sumar puntos hasta que al final consigue la permanencia. Sin embargo no todo acaba aquí y el club es denunciado por impago, mostrándose incapaz de satisfacer tal deuda. La RFEF es implacable y desciende administrativamente a la entidad leonesa, bajando a una Tercera División que no cuadra con su hoja de servicios. En la edición 11/12 termina tercero en Liga adquiriendo una plaza para promocionar, fase en la cual resulta eliminado en Cuartos por el Real Racing Club de Santander “B” al empatar 2-2 en casa y en la capital cántabra 0-0.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002)
  • Archivo privado de Eugenio Llamas García.
  • Historia de la Cultural y Deportiva Leonesa. Roberto Fernández García.
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.culturalydeportivaleonesa.es (Web oficial).
  • www.aupacultural.com (Web no oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Guijuelo

 

escudo CD Guijuelo

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Guijuelo
  • Ciudad: Guijuelo
  • Provincia: Salamanca
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 18 de julio de 1974
  • Fecha de federación: 1974

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Guijuelo (1974-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional

 

ESTADIO:

Campo Municipal de Guijuelo

  • Nombre: Campo Municipal de Deportes
  • Año de inauguración: 1973
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de Deportes (1973-)
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Municipal de Deportes de Guijuelo (1973-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Guijuelo

ESCUDOS:

escudos CD Guijuelo

UNIFORMES:

uniformes CD Guijuelo

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Guijuelo a menudo ha contado durante un buen número de ocasiones con aficionados que formaban equipos para enfrentarse con los pueblos de los alrededores, tales como el equipo de Acción Católica. Siempre hubo intenciones de federarse, pero estas nunca se confirmaron lo suficiente para afianzarse como el equipo o club que representara a esta localidad en competiciones oficiales. Así pues, durante tres largas décadas, desde el final de la Guerra Civil hasta principios de los años setenta, de esta manera se mantuvo la práctica del deporte rey en la localidad charra.

HISTORIA DEL CLUB:

1974 – 1980

Esta situación sufre un revulsivo durante el año 1973 con la llegada de Damián Martín Barriguete, aficionado al fútbol que contaba con una amplia experiencia en diversos equipos tanto de la comarca como de otras zonas, caso de Madrid. Este reunió a los aficionados de esta localidad para enfrentarse a equipos de poblaciones cercanas, en lo que sería el equipo previo a la creación del Club Deportivo Guijuelo. Al no contar la población con un lugar adecuado para la práctica del fútbol, este grupo de amigos se trasladó hasta Fuentes de Béjar para realizar sus entrenamientos, dado que esta localidad contaba con el mejor campo de la zona, incluso tenía gradas, algo inusual en los contornos.

Allí fue donde Barriguete tomó el compromiso con sus compañeros de federarse para la campaña siguiente y así poder competir en el ámbito provincial. Poco después, éste inició los contactos con algunos guijuelenses, los que después serían socios fundadores y constituirían la primera Junta Directiva. Del mismo modo comenzaron los contactos con la Federación de fútbol de Salamanca y en el verano de 1974 dio comienzo la historia del club, cuya primera junta directiva se crea en julio de 1974 siendo elegido como primer presidente de la sociedad verdiblanca a David Hernández Ingelmo.

Los primeros años del C.D. Guijuelo fueron difíciles como en todos los comienzos, siendo una de las primeras acciones el mejorar las infraestructuras del club y contactar con el Ayuntamiento para ayudar a remodelar el Campo de Fútbol de la Dehesa, donde ya existía una zona empedrada en la que se jugaban algunos partidos, pasando a ser éste el lugar elegido para albergar los partidos del equipo de la localidad. En cuanto al color de la camiseta, el C.D. Guijuelo utilizaba las prendas que tenían los jugadores antes de formar el equipo federado, que era a listas de color rojo y blanco.

Con el comienzo de la primera Liga, ante la obligación de contar con un segundo equipaje por si coincidían los colores con la de algún equipo, se decidió comprar una camiseta de color verde, que al ser nueva, pasó a ser la primera indumentaria del equipo. El diseño del escudo fue obra del jóven portero José Antonio Muñoz Bernardo. De esta forma, el C.D. Guijuelo vistió desde sus inicios con camiseta verde, pantalón blanco y medias verdes con ribete blanco. El equipo debuta en competición oficial el 6 de octubre, en un partido frente al Sporting Educación y Descanso de Salamanca con resultado final de 1-4 para los visitantes.

El club emprende su camino desde las categorías inferiores de la Regional Castellanoleonesa con Baltasar Ruiz de la Peña en la presidencia, entrando a ocupar el puesto Vicente Díaz Rodilla ya en la sesión 76/77. Con él se lograría el primer ascenso la temporada 77/78 a Primera Categoría, debutando en esta la sesión 78/79, pero descendiendo de nuevo a Segunda Regional al término de la sesión 80/81. Durante estas siete primeras temporadas, Antonio Martín Aparicio “Pititi” fue el entrenador del equipo guijuelense.

1980 – 1990

Poco durará su andadura en la última división Regional, ya que de nuevo asciende a Primera Regional la campaña 82/83. Con Antonio Martín Aparicio de presidente, el equipo pasa a vestir camiseta a rayas blancas y verdes con pantalón blanco en este periodo. Cabe destacar la etapa entre las temporadas 86/87 presidido por José Ambrosio Fernández Jiménez y 89/90 en las que llega a militar en Regional Preferente, volviendo a emplear camisa verde en su totalidad. Tras esta etapa desciende a Primera Ordinaria y permanece durante una década estancado en ella.

1990 – 2000

En 1999 acontece un hecho que va a ser determinante en la historia reciente de la entidad chacinera, la entrada del industrial Luís Ramos Castro, verdadero alma mater del club y que gracias a su esfuerzo económico y emprendedor va a propulsar al C.D. Guijuelo a cotas antes no imaginadas. En su primera temporada 99/00 asciende al equipo a Preferente desde Primera Ordinaria con Carlos Trujillo como entrenador.

2000 – 2010

Trujillo permanece dos temporadas, pues si bien la primera queda en los primeros puestos, en la segunda 01/02 se proclama Campeón absoluto y asciende directamente a Tercera División gracias a la labor de su técnico Pedro Luis Hernández “Perico”. Este paso marca un hito histórico para la entidad pues nunca antes se había alcanzado tal cota deportiva, y mas siendo el club representativo de una localidad de apenas 5.000 habitantes. La ilusión es tremenda y se afronta la temporada 02/03 con la ambición propia del debutante. El 2 de noviembre se estrena césped en el terreno de juego, hasta ahora de tierra. El equipo queda cuarto empatado a puntos con el Atlético Tordesillas, pero con mejor gol average, ganándose el derecho a promocionar. Sin embargo, el papel desempeñado no es bueno y queda último en esta fase con un solo punto tras U.D. San Sebastián de los Reyes, Real C.D. de La Coruña “B” y Real Sporting de Gijón “B”.

Para la temporada siguiente 03/04 y empleando camiseta blanquiverde a rayas, se refuerza la plantilla con vistas a intentar repetir presencia en la Promoción. El C.D. Guijuelo dirigido por Antolín Gonzalo queda tercero en la Liga regular y en la Promoción, esta vez con eliminatorias directas, se enfrenta en primera instancia al Oviedo Astur C.F., derrotándolo en casa 2-1 y perdiendo en Oviedo por idéntico resultado. Tras la prórroga, el club guijuelense vence en los penaltis. La segunda y definitiva eleminatoria la efectúa con el C.D. Móstoles, con resultado de empate 1-1 en casa y victoria en tierras madrileñas por 1-3. El ascenso a Segunda División B está hecho.

El debut en Segunda División B de la temporada 04/05 lo realiza encuadrado con conjuntos vascos, riojanos, astures y castellanoleoneses. De la mano de Antolín Gonzalo primero y Toni Cruz después, pese a los refuerzos y el talante ofensivo que muestra en los partidos de casa no sucede lo mismo en los de fuera, perdiendo al final de la campaña la categoría al quedar decimoséptimo, a tan sólo tres puntos de la salvación. De vuelta a la Tercera División, Luís Ramos retoca el plantel en vistas a retornar lo antes posible a Segunda División B y de hecho lo consigue, pues tras quedar tercero en la Liga, ejecuta una brillante Promoción en la que se deshace primero del Unión Popular de Langreo, con 2-0 en casa y victoria por 1-2 en tierras astures; y del Real Madrid C.F. “C”, con el marcador de 1-0 en casa y derrota por 2-1 en la capital.

En la temporada 06/07 disfruta de las mieles de la Segunda División B quedando duodécimo y se tiene en mente la construcción de un nuevo campo, más acorde con la categoría y un proyecto de futuro para asentarse la mayor cantidad de años posibles. El cuadro chacinero en las comparecencias de las campañas 07/08 y 08/09 obtiene idéntico resultado al resultar noveno clasificado, convirtiéndose en el segundo club en importancia de la provincia de Salamanca. La temporada 09/10 no resulta tan favorable como las anteriores y numerosas son las adversidades que se han de superar para continuar en la categoría. En Liga se termina en decimosexto puesto teniéndose que jugar todo a una sola carta ante el Real C.D. Espanyol de Barcelona “B”, resolviéndose favorablemente al empatar 2-2 en la capital condal e imponerse 1-0 en casa en el último suspiro del encuentro con gol de Romero.

2010 – 2020

En la campaña 10/11 se coquetea con el descenso durante muchas jornadas en el tramo final de Liga cuando no se esperaba tal desenlace, salvándose casi in extremis al puntuar en los últimos encuentros decisivos y escapándose de una Promoción de Descenso y una pérdida de categoría de las cuales estuvo demasiado cerca. La edición 11/12 resulta muy distinta y el conjunto chacinero arma una plantilla que va de menos a más empezando a sumar puntos sobre todo en la segunda vuelta, tras sustituir José María Hernández a Antonio Cazalilla en el banquillo, un sprint que le permite terminar séptimo aunque sin opciones de promocionar por la conclusión del torneo.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,