Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial de la Agrupación Deportiva Almería

titular AD Almeria

 

Escudo A.D. Almería

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Agrupación Deportiva Almería
  • Ciudad: Almería
  • Provincia: Almería
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 14 de junio de 1971
  • Fecha de federación: 14 de junio de 1971

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Agrupación Deportiva Almería (1971-1982)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1978/79

1 Liga de Segunda División B:

  • 1977/78

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Antonio Franco Navarro
  • Año de inauguración: 1976
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Antonio Franco Navarro (1976-)
  • Capacidad: 18.000 espectadores

estadio Antonio Franco Navarro

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Falange (1971-1976)
  • Estadio Antonio Franco Navarro (1976-1982)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA ALMERÍA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos AD Almeria

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA ALMERÍA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes AD Almeria

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALMERÍA:

Entró el fútbol en la ciudad de Almería a través del puerto durante los primeros años del pasado s. XX, cuando los marineros de los buques ingleses lo practicaban en sus ratos de ocio junto al Andén de Costa. Lo que en principio crea reticencias entre los jóvenes locales, pronto es tomado con entusiasmo y se pasa de ver encuentros sólo entre extranjeros, a la práctica efectiva por parte de los almerienses. Así pues, el primer testimonio lo encontramos en un anuncio de la Feria de 1907 en la que se proclama un partido de “foot-ball” en el citado Andén.

Sin embargo, el fútbol organizado surge en abril de 1909 cuando un grupo de muchachos intrépidos crea el Almería Foot-ball Club, sociedad esta quien empieza con camiseta roja y pantalón negro, para en 1914 pasar a emplear camisa rojiblanca con pantalón azul. El fervor creativo no se detiene ahí y pocos meses después nace el Almería Sporting Club, fuerte entidad rival de la anterior, que viste camisa blanca con pantalón negro. Son estos aún años de fuerte protagonismo taurino por cuando existe una gran tradición, pero el fútbol poco a poco va cautivando adeptos. Así, en 1914 se añade un nuevo club, el Athletic Club de Almería, de efímera vida pues desaparece hacia 1918. Hasta este mencionado año de 1918 los tres clubs juegan numerosos partidos entre sí, pero a partir de esta fecha resulta ya más emocionante para la afición el poder jugar con entidades forasteras.

En la década de los veinte, el Almería S.C. viste ya de rojiblanco con pantalón negro y su rivalidad con el Almería F.C. emprendida desde hace unos años durará hasta 1925 aproximadamente, cuando este último desaparece. El club sportinguista es tras este desenlace el más importante en la localidad y llega a estar inscrito en la Federación Regional Sur, hasta que en 1928 la llegada del profesionalismo acaba con su existencia.

Almería permanece tres largos años sin fútbol organizado, aunque se sigue jugando de manera no oficial, y no es hasta el 15 de noviembre de 1931 cuando se funda el Atletic Foot-ball Club Almería, siendo su presidente Carlos Amigó Barberá. Esta denominación es corregida en 1933 cuando en un cambio de estatutos se pasa a Athletic Club de Almería.

La directiva se empeña en llevarlo a Competición Nacional y gracias al mecenas Juan Rubio se consigue entrar en Tercera División durante la temporada 33/34. En esta campaña se está a punto de ascender a Segunda División, pero decisiones federativas inimaginables lo impiden. En la temporada 34/35 no existe Campeonato de Tercera División y el Athletic Club de Almería participa en Primera Regional. La asistencia de público es cada vez más escasa mientras los problemas económicos toman cuerpo y en enero de 1935, sin acabar la campaña, desaparece sumido en grandes deudas. El relevo lo toma la U.D. Almeriense en febrero de 1935 con jugadores procedentes del antiguo Athletic Club, pero la llegada de la Guerra Civil impide que llegue a materializarse su carrera.

Finalizado el conflicto bélico y coincidiendo con el mes de abril de 1939, los señores Manuel Martínez, Luis Pérez y Juan Espinar constituyeron el Club Recreativo de Almería contando de inmediato con el beneplácito del Gobernador Civil de la provincia, Rodrigo Vivar Téllez, paso que les abrió las puertas para convertirse en el representante almeriense atrayendo el ingreso de comerciantes y entidades oficiales. No fue sin embargo el único club y junto a este surgieron otros, aunque sin el mismo apoyo, caso del España Deportiva, el Grupo de Empresa Lanchafri, el equipo local del S.E.U. y el Frente de Juventudes de Almería.

Pasados los meses, a inicios de 1941 el politizado Club Recreativo de Almería no contaba con el apoyo de la población por diversos motivos, uno de ellos su predilección por la tauromaquia, pensando las autoridades en poner al frente a personas de prestigio que tirasen del carro, pero ni así hubo éxito y antes de llegar el verano el club se había disuelto.

Dadas las circunstancias, entre 1942 y 1943 Almería carece de un club importante que la represente y menos aun con cierto nivel deportivo, motivo por el cual tanto la ciudad como su provincia carecen de un club en el aperturista campeonato de Tercera División que el Gobierno pretende convertir en el gran torneo de los clubs modestos dándole el cariz de Liga y permitiendo su implementación en todas las regiones. Perdida la ciudad en muchos clubs de escaso peso, al final de la temporada 45/46 por fin uno de ellos, el C.D. Ferroviario, una sociedad constituida en 1942 bajo el nombre de Almería Club Deportivo y que nada tiene que ver con la sociedad disuelta en 1933, asciende a Tercera División causando la alegría tanto de aficionados como autoridades. El nombre de la sociedad, muy poco identificativo, no termina de convencer y las autoridades, preocupadas porque Almería disponga de un club importante y reconocible, median para que se adopte el de Almería Club de Fútbol, denominación con la cual se compite en la temporada 46/47 dentro del Grupo XII donde participan clubs norteafricanos y gaditanos preferentemente más el C.D. Antequerano sin éxito al ser décimo y colista. Para su fortuna, una ampliación de los grupos por parte de la Federación Española de diez a catorce participantes, le salva de un descenso a Primera Regional por otra parte inevitable.

Finalizado en la primera semana de enero de 1947 el campeonato del Grupo XII de Tercera División de la temporada 46/47 donde el Almería C.F. había terminado perdiendo la categoría y restando todavía meses hasta que la Federación Española decidiera ampliar en número la participación de los grupos, otro club en la ciudad estaba adquiriendo un notable protagonismo y creciendo a pasos agigantados; el Náutico Almería C.D.

Fundada a principios del siglo XX por Vicente Aznar Verón, la empresa Vicente Aznar S.L. que venía dedicándose a la fabricación de motores, maquinaria y componentes eléctricos, gracias a su dinamismo tras la guerra adquirió una gran fuerza llevándole a constituir en 1945 el Grupo de Empresa Moto-Aznar, proporcionando a sus empleados un Hogar del Productor en el que había dos equipos de fútbol con personal de talleres y oficinas, además de equipos de billar y natación. Dirigida la empresa desde 1944 por José Aznar Jurado, ligado a Educación y Descanso el G.E. Moto-Aznar compitió uniformado con camisa blanquiazul y pantalón azul durante la temporada 45/46 en el campeonato provincial sin demasiado éxito pero consciente de que, con unos arreglos, podía llegar más lejos. En 1946, junto a la carretera de Níjar, invirtió y construyó un magnífico terreno de juego denominado Campo de Moto-Aznar con capacidad para ocho mil localidades alcanzándose la importante cifra de dos mil socios, tras lo cual, para poder competir en Primera Regional por condiciones de campo y masa social, se desligó en agosto de Educación y Descanso quedando inscrito en la Federación Regional del Sur con el nombre de Náutico Almería C.D. al estar la directiva muy bien relacionada con la Marina.

Presidido inicialmente desde su fundación por el comandante de la Marina, José María Guitián y desde febrero de 1946 por José Aznar Jurado, la campaña 46/47 en la Primera Regional del Grupo Almería-Granada fue sobresaliente y en octubre de 1946 se proclamó campeón con cinco victorias y una sola derrota, accediendo a la Fase Intermedia para tratar de ascender a Tercera División. Exultante por su título, la directiva del Náutico Almería C.D. no quería saber nada de una posible fusión con el Almería C.F., todo lo contrario que los directivos de este último club, muy tocados por el descenso, intercediendo entonces el Gobernador provincial, Manuel Urbina Carrera. Entusiasmado éste con la posibilidad de contar con un gran club que compitiera en Tercera División y poder así acceder a Segunda División, desde Gobernación se hizo todo lo posible e imposible por unir ambos clubs llegándose en febrero al acuerdo de constituir uno nuevo mientras, para terminar la temporada, se les permitía a ambos seguir empleando sus respectivos nombres y entre paréntesis el nuevo.

El 26 de febrero de 1947 quedaba constituido definitivamente la Unión Deportiva Almería por unir a los dos principales clubs de la ciudad, formándose una Junta Directiva en la que José Aznar Jurado era presidente, Alfredo Esteller Rodríguez vicepresidente, Pedro Martínez Romero ejercía de contador y José Villalobos Valdivia de tesorero decidiéndose, por unanimidad, que la nueva sociedad vistiera camisa rojiblanca con pantalón azul y en el escudo figurasen esos colores y la simbología del escudo municipal además de emplear como terreno el Estadio de la Falange, un recinto inaugurado el 21 de abril de 1946 de muy reciente construcción.

Tras unos años iniciales en Regional, pronto adquieren nivel y alcanzan la Categoría Nacional permaneciendo durante gran parte de la década de los cincuenta en Tercera División y estando a punto de ascender a Segunda División en la campaña 51/52, después de un segundo puesto en Liga. Este objetivo se consigue al término de la temporada 57/58, cuando ya bajo la denominación de Club Atlético Almería (adoptada en verano de 1953), y ya incluido en la Federación Andaluza (lo había estado antes en la Federación Murciana), se proclama Campeón absoluto del grupo XI de Tercera División. Este título, aunque no le da el ascenso directo, le permite disputar una eliminatoria a doble partido con el Club Getafe Deportivo al que derrota por 5-1 en casa y 0-3 en Las Margaritas una semana después. El ascenso a Segunda División está hecho.

El Club Atlético Almería consigue en el grupo II de Segunda División de la temporada 58/59 un excelente tercer puesto que a punto está de impulsarle a Primera División. Nada más lejos de la realidad, la campaña siguiente 59/60, tras vender bastantes jugadores y en medio de una crisis económica, desciende a Tercera División al ser decimoquinto con sólo siete victorias. Las desgracias no quedan ahí y en verano de 1960 desaparece por deudas.

La ciudad queda huérfana de un club en Categoría Nacional y varias son las entidades que optan a ser el máximo representante local. De entre todos ellos el mejor situado es el Club Hispania Frente de Juventudes, una sociedad que viste camisa roja con pantalón azul, fundada el 2 de septiembre de 1955 y dedicada al fútbol aficionado que milita en Regional. Este club recibe el apoyo municipal y de inmediato parte de sus dirigentes empiezan a trabajar originando el Club Hispania de Almería, una nueva entidad ligada a la anterior que emplea los mismos colores y símbolos, de modo que uno ejerce de matriz y el otro de filial.

El Club Hispania de Almería debuta en Primera Regional durante la campaña 60/61 ascendiendo a Tercera División una vez concluida esta. En la temporada 62/63 se proclama Campeón del grupo XI y como rival en la eliminatoria por el ascenso a Segunda División se enfrenta al Onteniente C.F.. El conjunto almeriense vence 2-1 en casa, pero en la vuelta pierde por 1-0. Este resultado le obliga a disputar un tercer encuentro de desempate que se celebra en Murcia el 9 de junio de 1963, saldado con derrota por 0-1 tras prórroga y ante la desilusión de su afición.

En junio de 1964 cambia de nombre y adopta el de Club Deportivo Almería, pasando a lucir los clásicos colores rojiblancos con pantalón azul tan identificativos de los clubs locales más representativos. Esta es una época de bonanza deportiva y al término de la campaña 64/65 es subcampeón, promocionando para el ascenso. El rival con el que se encuentra es el C.D. Cartagena, quien le elimina al derrotarlo por 1-0 en el Almarjal y empatar a cero en la capital almeriense. En la temporada 66/67 es nuevamente subcampeón en su grupo y disputa su tercera Promoción de la década. El rival en esta ocasión es la S.D. Ponferradina a quien derrota 2-0 en casa. La ilusión se desvanece lamentablemente cuando en la vuelta recibe un exagerado 6-3 que le aparta del ascenso.

En la sesión 67/68, tanto C.D. Almería como Club Hispania Frente de Juventudes coinciden en el mismo grupo de Tercera División, descendiendo el filial presidido por el sempiterno ex entrenador Matías Pérez y disponiendo el C.D. Almería de un nuevo intento en sus aspiraciones de ascenso tras ser de nuevo segundo clasificado. El oponente en la primera eliminatoria es el Aragón C.F.: 2-1 en casa y empate a cero en Zaragoza. En la segunda eliminatoria se encuentra con la S.D. Compostela: derrota por 0-3 en casa y empate a uno en Santiago de Compostela. Tras varios intentos frustrados de ascender a Segunda División y dilapidar grandes sumas de dinero en fichajes y desplazamientos, el club entra en una tremenda crisis económica y social en 1969 por lo que la campaña 68/69 en Tercera División no la concluye, retirando al equipo de la competición y desapareciendo endeudado. En el momento de la retirada tras veintiocho encuentros, el club llevaba siete victorias, cinco empates y dieciséis derrotas, quedando el Club Hispania Frente de Juventudes al margen de todo lo sucedido y continuando su vida deportiva como hasta la fecha.

HISTORIA DEL CLUB:

1971 – 1980

El fútbol profesional en la capital andaluza queda bastante afectado por este hecho y los distintos clubs existentes no alcanzan el peso específico que venía ostentando el C.D. Almería. Duros resultan 1969 y 1970 con una afición dividida en sociedades con raigambre barrial o con propuesta eminentemente formativa como son los casos del Plus Ultra C.F. ó de la U.D. Pavía. A principios de 1971 la afición local empieza a demandar la constitución de un club que represente a toda la ciudad a nivel estatal y pueda rememorar éxitos pasados, demanda que sin duda alcanza el zenit cuando tras varios meses de negociaciones surge el 14 de junio la Agrupación Deportiva Almería.

La nueva entidad almeriense es el producto de la fusión de tres sociedades en donde cada una de ellas aporta a sus jugadores más destacados, recayendo el mayor peso en los dos que se encuentran en Primera Regional: Plus Ultra C.F. y U.D. Pavía, conjunto este fundado en 1955 que vestía camisa partida a dos mitades roja y verde con pantalón azul, y en menor nivel sobre el Arenas C.F., un club que milita en Categoría Provincial en esos momentos. La Ag.D. Almería, como ya hicieran sus antepasados, adopta como colores el rojiblanco para la camisa y el azul para el pantalón, siendo elegido como terreno de juego el Campo de La Falange y como presidente Don Ángel Martínez Rodríguez.

Su debut en Primera Regional durante la campaña 71/72 no puede ser más afortunado y con 94 tantos consigue proclamarse Campeón y ascender directamente a Tercera División, una categoría que acaba de ver reducida su composición y aumentada su calidad. Paralelamente, las que fueran partes implicadas en la fusión de 1971 empiezan a trazar su continuidad deportiva retomando el camino con nuevos proyectos como es el caso del C.D. Plus Ultra que compite en Segunda Regional durante la temporada 71/72, la Ag.D. Pavía que lo hace en la edición 72/73 en Primera Regional y el C.D. Arenas que se inicia esa misma sesión en Tercera Regional. Con el técnico Vilariño en el banquillo, la Ag.D. Almería debuta en Tercera División resultando undécimo en la campaña 72/73, puesto que supera en la siguiente 73/74 ocupando la presidencia del club Don Antonio Franco Navarro y con Ben Barek como técnico, al ser subcampeón a cuatro puntos del líder Real Club Recreativo de Huelva. Esta clasificación le permite disputar una Fase de Ascenso a Segunda División en la que es eliminado de primeras por el Córdoba C.F.:3-1 en El Arcángel y 3-2 en casa.

La fuga de algunas estrellas es sentida y en la campaña 74/75 queda decimosexto a un sólo punto del descenso, teniendo que emplear a los técnicos Cayetano Re y Lalo sucesivamente. La reglamentación le obliga a promocionar para conservar la categoría y en una tranquila eliminatoria consigue deshacerse del pretendiente C.D. Arenal de Melilla: 6-0 en casa y 2-4 en la ciudad norteafricana. Durante la edición 75/76 realizan un gran campeonato y son segundos en Liga tras el Real Jaén C.F. debiendo de promocionar a Segunda División. En el partido de ida de la eliminatoria empata 1-1 en tierras vallesanas frente al C.D. Tarrasa, pero cuando se le había puesto todo de cara para culminar el ascenso en su propio feudo el club barcelonés le denuncia por alineación indebida del portero Hierro y la RFEF decide que no se dispute el encuentro de vuelta, quedándose los rojiblancos apesadumbrados por el suceso.

El 24 de agosto de 1976 inaugura el nuevo Estadio Franco Navarro con un encuentro entre los locales y el Athletic Club de Bilbao con resultado final de 1-1. En su participación en Liga, la Ag.D. Almería del técnico Vicente Dauder es tercera en el campeonato 76/77, torneo en el que tras su conclusión consiguen ascender a la recién creada Segunda División B los nueve primeros clasificados. La temporada 77/78 se presenta ilusionante con Enrique Alés en el banquillo y la llegada de refuerzos como Jeromo y Marco que se unen a los Paniagua, Mantecón, Rocamora, Pino, Mendoza, Unamuno, Martínez, Rojas y Gregorio. Los rojiblancos se proclaman Campeones y con un tanto de Rojas en Jerez de La Frontera consiguen ascender a Segunda División A, la categoría de plata.

En verano de 1978 José Antonio Maguregui toma las riendas de la plantilla y el conjunto andaluz se convierte en el principal protagonista de una igualadísima campaña 78/79 al comandar finalmente una clasificación en la que es Campeón igualado a 47 puntos con el C.D. Málaga sin perder un solo encuentro en casa y obtener la nada despreciable cifra de 62 goles a favor, y consigue de esta manera el merecido ascenso a Primera División con veintiuna victorias, cinco empates y doce derrotas. Con el presidente Alfonso García Sánchez y el preparador Maguregui se estrena en la división de honor durante la temporada 79/80 con un once tipo formado por los jugadores: César, Paniagua, Piñero, Camacho, Maxi, Garay, Arias, Martínez, Corral, Rolón y Murúa; que resulta décimo (y finalmente noveno tras anularse con posterioridad el partido adulterado entre C.D. Málaga y U.D. Salamanca) en Liga para gran satisfacción de sus aficionados. Su presencia en la campaña 80/81 se inicia con los refuerzos de Tanco, Alvarito, Prados, Tarrés, Mino y Cándido más el técnico Arsenio Iglesias. Sin embargo las cosas no funcionan desde el principio y pronto el equipo ocupa las últimas posiciones, no abandonando tales puestos durante toda la temporada y viéndose abocado al descenso tras ser último y colista con seis victorias, siete empates y veintiuna derrotas.

1980 – 1982

El descenso a Segunda División A es nuevamente desastroso y el club, en medio de una gran crisis por las grandes sumas invertidas en las temporadas anteriores en la élite, finaliza la sesión 81/82 decimoctavo con el agravante de tener cuatro puntos de sanción por alineaciones indebidas. La sociedad desciende deportivamente a Segunda División B, pero al ser denunciado por la plantilla como consecuencia del impago de mensualidades y acumular una deuda de sesenta y tres millones de pesetas, es castigado federativamente a descender a Tercera División.

Esta es la puntilla final y la directiva, tras presentar la dimisión en bloque el 2 de septiembre, libera a la plantilla no presentándose a competir para la temporada 82/83. Pese a retirar el primer equipo de competición, las categorías inferiores seguirán disputando encuentros hasta 1983, fecha la cual como ocurriese años antes, supone la enésima desaparición de un club local después de haber alcanzado la cúspide y acumular un montante de deuda acumulada que asciende a 223 millones de pesetas. Almería no contará con un club en la élite durante un tiempo, siendo el encargado de recuperarla el Club Polideportivo Almería, sociedad fundada en 1983 con rescoldos del anterior y partiendo de la base del Polideportivo Campohermoso de Níjar, recién ascendido a Regional Preferente.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Relatos rojiblancos: Un siglo de fútbol en Almería. Ángel Acién. Edita Angel Acién, S.A. (2007).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Escudo C.D. Alcalá de Guadaira

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Alcalá
  • Ciudad: Alcalá de Guadaira
  • Provincia: Sevilla
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 13 de octubre de 1945
  • Fecha de federación: 20 de octubre de 1945

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Alcalá (1945-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

 2 Ligas de Tercera División:

  • 2003/04
  • 2009/10

 

ESTADIO:

Estadio Municipal Francisco Bono

  • Nombre: Estadio Municipal Francisco Bono
  • Año de inauguración: 1965
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de La Victoria (1965-1974)
  • Estadio Municipal Francisco Bono (1974-)
  • Capacidad: 3.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Deportes / Estadio Santa Lucía (1945-1965)
  • Estadio de La Victoria / Estadio Municipal Francisco Bono (1965-2010)
  • Campo de Fútbol San Sebastián, El Viso del Alcor (2010-2011)
  • Nuevo Estadio Municipal Ciudad de Alcalá (2011-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos CD Alcala Guadaira

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Apenas nada se sabe acerca de la introducción del fútbol en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira, aunque tal vez por su proximidad con la capital regional Sevilla y un número de habitantes cercano a los treinta mil que contaba en los años veinte, seguramente debiera de presentar ya clubs organizados. Estas sociedades nunca hasta una vez transcurrida la Guerra Civil decidieron inscribirse en las competiciones que organizaba la Federación Sur, manteniéndose al margen de esta y protagonizando encuentros amistosos y sin carácter oficial, estando documentadas algunas sociedades como el Alcalá F.C., el Victoria F.C. y el popular Once Diablos F.C. en mitad de los años treinta.

Transcurrido el conflicto bélico se les suman nuevas entidades como el Guadaira C.F., el Nacional C.F., el Arenas C.F. y el Alcalá U.D., permaneciendo federados Guadaira C.F., Arenas C.F. y el C.D. Victoria, nueva denominación del Victoria F.C. tras el decreto que prohíbe los extranjerismos de 1941.

HISTORIA DEL CLUB:

1945 – 1950

Pasados unos duros primeros años de posguerra, en mitad de la década de los años cuarenta el fútbol eclosiona en todo el país y las ciudades que cuentan con varios clubs deciden presentar una sola entidad competitiva que les represente en las categorías más altas existentes. Producto de esta idea y liderados por Julio García junto a otros aficionados, entre 1944 y 1945 las distintas sociedades alcalaínas empiezan a colaborar entre sí y deciden crear una nueva sociedad, que a modo de selección local y con todos los clubs anteriormente citados implicados, lleve el nombre de la ciudad dando como resultado la fundación del Club Deportivo Alcalá el día 13 de octubre de 1945, club nacido en un bar sito en la calle Nuestra Señora del Águila, junto a la antigua Plaza de Abastos. Inscrito el 20 de octubre en la por entonces conocida como Federación Sur, comenzaron desde Segunda Regional jugando en el Campo de Santa Lucía, categoría que abandonarían poco tiempo después al ascender a Primera Regional vistiendo camisa blanca y pantalón azul.

1950 – 1970

Durante todos los años de la década de los cincuenta y parte de los sesenta, el club alcalaíno militó en la Regional Andaluza hasta que en la temporada 64/65 consigue ascender a Tercera División, principal objetivo de la entidad durante muchos años y que hasta la fecha les había sido reacio. Precisamente en este último año y gracias a las gestiones de su presidente D. Juan Bozada, se inaugura el 12 de septiembre de 1965 el nuevo Campo Municipal de La Victoria, más acogedor y preparado que el precedente, terreno de juego que posteriormente será bautizado como Francisco Bono. Debutante en Tercera División, durante la temporada 65/66 finaliza duodécimo en un grupo formado por clubs sevillanos, gaditanos y onubenses, clubs a los que ocasionalmente se les sumará algún norteafricano. En la campaña 67/68 obtiene su mejor clasificación de la categoría siendo sexto con Don Francisco Bono Hartillo en la presidencia del club de San Isidro, retrocediendo unos puestos en las temporadas siguientes y descendiendo a Preferente al término de la campaña 69/70 al no ocupar una de las nueve primeras plazas que dictamina la RFEF para poder seguir compitiendo en la categoría.

1970 – 1980

Con la pérdida de la Categoría Nacional, la sociedad sevillana empieza una etapa de decadencia que le mantiene durante toda la década de los setenta en Preferente, siempre alejado de los primeros puestos y sin opciones de ascender. En estos tiempos cabe destacar que en 1974, el Campo Municipal cambia de nombre y pasa a ser denominado Campo Municipal Francisco Bono.

1980 – 2000

Habrá que esperar hasta la campaña 80/81 para ver de nuevo al C.D Alcalá ascender a Tercera División, inaugurando un segundo ciclo once años después de su última militancia en Categoría Nacional y tras un largo periodo sumido en Regional. En el reestreno de la temporada 81/82, el club blanquiazul lo pasa verdaderamente mal y al final acaba decimoséptimo igualado a 28 puntos con el decimoctavo clasificado, salvándose de milagro y evitando el descenso que recae en el C.D. Villanovense. En la siguiente edición 82/83 es duodécimo, pero en la sesión 83/84 llega lo inevitable y desciende a Preferente al terminar decimoctavo.

Esta pérdida de categoría, lejos de ser pasajera, se convertirá en todo un calvario y durante casi dos décadas permanecerá anclado en Regional, pasando los años sin poder asomarse por Tercer División y convirtiéndose en una verdadera utopía el sueño de poder alcanzar metas mayores, algo casi impensable para una ciudad de la categoría de Alcalá de Guadaira y con una población importante.

2000 – 2010

Felizmente ese momento tan deseado llega en la temporada 00/01 cuando se proclama subcampeón de la Preferente sevillana tras el Club Atlético Antoniano de Lebrija y se alcanza la Tercera División. Con este ascenso empieza la época dorada de un club que en los últimos años ha crecido mucho y ha conseguido asentarse en Segunda División B.

Su paso por Tercera División durante la temporada 01/02 es aceptable acabando duodécimo, pero en la siguiente campaña 02/03 el esfuerzo empresarial local y la dinámica directiva alcalareña consiguen hacer una buena plantilla que finaliza cuarta en el grupo oeste andaluz, entrando por primera vez en una Promoción de Ascenso a Segunda División B. En esta fase tan decisiva no tendrán excesiva suerte pese al valor demostrado y una derrota sufrida en casa frente a la U.D. Marbella les privará lamentablemente del ascenso, siendo segundos precediendo a C.D. Guadalajara y A.D. Cerro de Reyes Atlético. Alertados de los fallos cometidos refuerzan sus líneas en pos de asaltar la Segunda División B con las mayores garantías posibles, resultando Campeones de grupo por primera vez en su historia durante la campaña 03/04. Este gran éxito no viene solo y en la Promoción, disputada bajo el sistema de eliminatoria directa, se deshace en primer lugar en semifinales de la U.P. Plasencia con un cómodo 0-4 en tierras cacereñas y mismo resultado de 4-0 en casa. En la Final se enfrentan al Club Hellín Deportivo, con el que empatan 1-1 en la ida y al que derrotan por 3-0 en el Francisco Bono consiguiendo el ansiado ascenso a la categoría de bronce, todo un hito en el club sevillano.

Su estreno en Segunda División B llega en la temporada 04/05 bajo la presidencia de Francisco Javier Olivero Benítez, realizando un digno campeonato en el que se clasifican decimoquintos con bastantes apuros, pero con la meta de la permanencia en el bolsillo. La siguiente campaña 05/06 es mejor, pues dirigida por Pedro Buenaventura Ugía y con una plantilla reforzada con ligeros retoques abastan la octava posición, siendo la sorpresa del Grupo IV.

En la temporada 06/07 sin embargo tienen más problemas de los esperados en un principio y retroceden algunos puestos hasta ser decimocuartos. Si difícil fue la sesión precedente, más lo es la edición 07/08 en la que no realizan un buen campeonato y rozan constantemente los puestos de descenso cayendo finalmente en estos al ser decimoctavos. El C.D. Alcalá de la primera década de 2000 es un club fuerte a nivel andaluz y en sus planteamientos entra el permanecer en la categoría de bronce siempre que se pueda. Fiel a este principio, compone plantillas confeccionadas para este fin, siendo adversa la campaña 08/09 en la que tras ser cuarto en Liga con José Antonio Asián en el banquillo, durante la Promoción elimina a Moratalla C.F.: 2-0 en casa y 0-0 en la localidad murciana pero es eliminado a su vez en la ronda siguiente por el también conjunto murciano del Caravaca C.F.: 0-2 en casa y 2-0 en la vuelta.

La temporada 09/10 es mucho más positiva y el C.D. Alcalá queda Campeón de Liga con un equipo poderoso que en la Fase de Campeones de la Promoción de Ascenso consigue ascender directamente a Segunda División B tras eliminar al C.D. Corralejo, no sin antes luchar bastante: 2-0 en la localidad canaria y 3-0 en el Francisco Bono. El 8 de mayo se inaugura el Nuevo Estadio Municipal “Ciudad de Alcalá” con aforo para 2.261 espectadores, disputándose un encuentro frente al C.D. Puertollano con resultado final de empate 3-3.

2010 – 2020

Su reingreso en Segunda División B no es tan prolongado como la etapa anterior, perdiendo la categoría a la primera de cambio tras un campeonato 10/11 irregular en el cual siempre se anda cerca del abismo y donde en los últimos encuentros es incapaz de salvarse pese a estar a un paso de ello.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Deportiva Almería S.A.D. «B»

 

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Almería, S.A.D. “B”
  • Ciudad: Almería
  • Provincia: Almería
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 1997
  • Fecha de federación: 1997

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Almería Club de Fútbol, S.A.D. “B” (1997-2001)
  • Unión Deportiva Almería, S.A.D. “B” (2001-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Juan Rojas
  • Año de inauguración: 1976
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Antonio Franco Navarro (1976-1991)
  • Campo Municipal de Fútbol (1991-2000)
  • Estadio Municipal Juan Rojas (2000-2004)
  • Capacidad: 13.648 espectadores
estadio Juan Rojas

 
OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal Juan Rojas (1997-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Almeria B

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA S.A.D. «B»: EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA S.A.D. «B». EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALMERÍA:

La ciudad de Almería siempre ha contado con clubs destinados al fútbol base en sus distintos niveles formativos, y sociedades con equipos en Categoría Regional que han ido albergando a jugadores locales que no tenían cabida en el fútbol profesional, caso del Plus Ultra C.F., entidad merengue nacida en 1946 y con varias presencias en Tercera División en los años noventa; Los Molinos C.F., nacido en 1973 y con una longeva presencia en Nacional Juvenil; el C.D. Oriente; la U.D. Pavía, club fundado en 1955 que con su clásica camisa arlequinada rojiverde ha sido uno de los más laureados; y otras sociedades como el C.D. Cultural Zapillo Atlético, más reciente en el tiempo.

Ya en 1971 algunos de estos clubs mencionados tuvieron un gran protagonismo al ceder a parte de sus jugadores más destacados para dar lugar a la posteriormente desaparecida Agrupación Deportiva Almería, una sociedad que empleando como base la U.D. Pavía más el refuerzo en menor medida del Arenas C.F. y Plus Ultra C.F., llegó incluso a militar en Primera División durante dos temporadas, la 79/80 y 80/81.

En 1989 con el nacimiento del Almería Club de Fútbol a resultas del descontento de algunos socios en desacuerdo con la gestión llevada a cabo en el Club Polideportivo Almería, se intenta crear un club filial en el que dar cabida a las jóvenes promesas con el ánimo de abaratar la plantilla. Este paso no tiene éxito y durante los primeros años noventa los rojiblancos han de echar mano de la entidades existentes en la ciudad, firmando convenios de colaboración con clubs como la U.D. Pavía, el C.D.C. Zapillo Atlético ó Los Molinos C.F.. En 1995 el Almería C.F. asciende a Segunda División A y se acuerda pasar la filiación al C.D. Roquetas, un club del poniente almeriense que se encuentra en Tercera División en esos momentos. Dicho trato perdura dos temporadas, la 95/96 y la 96/97, finalizando al término de esta última tras el descenso de los rojiblancos a la categoría de bronce.

HISTORIA DEL EQUIPO DEPENDIENTE:

1997 – 2000

En el verano de 1997 encontrándose el Almería C.F., S.A.D. en Segunda División B, la directiva rojiblanca se propone crear un equipo filial en el cual foguear a jóvenes valores locales y de la provincia, rescatando la labor de cantera en visos de que los jugadores del juvenil más otras promesas tengan una base donde formarse adecuadamente. Nacido el Almería Club de Fútbol, S.A.D. “B”, el filial es inscrito en la Federación Andaluza en donde empieza jugando en Regional y convirtiéndose de inmediato en un equipo a tener en serio dentro de su provincia. En la campaña 98/99 es subcampeón de Preferente pero no consigue ascender, repitiendo puesto en la edición 00/01 en la que el descenso del Almería C.F. a Tercera División le impide promocionar a esta.

2000 – 2010

Tras los sucesos de enero de 2001 y los cambios efectuados, el por entonces Almería C.F., S.A.D. “B” permuta su denominación a Union Deportiva Almería, S.A.D. “B” durante el verano para adaptarse a la nueva realidad del club, permaneciendo inscrito en la ya denominada Primera Andaluza y consiguiendo al término de la campaña 01/02 el ansiado ascenso a Tercera División. En esta categoría se estrena durante la edición 02/03 finalizando en noveno lugar, puesto que repite en la siguiente sesión 03/04.

En la campaña 04/05 empieza titubeante el campeonato de Liga y avanzado este no muestra síntomas de recuperación, debiendo de luchar más de la cuenta para conservar su plaza y mantenerse alcanzando el decimoquinto puesto. En la sesión 05/06 enmienda su juego y es capaz de no sufrir tanto terminando noveno. El filial rojiblanco cumple durante estos años sus labores formativas prestando algunos jugadores a la primera plantilla dentro de un organigrama deportivo que funciona a la perfección y que pronto dará sus frutos con el ascenso a Primera División de la plantilla profesional.

La U.D. Almería “B” realiza torneos aceptables en las campañas 06/07 en la que es undécimo y 07/08 en la que es octavo, dándose un giro de 180º en las pretensiones del club, el cual en 2008 traza como meta el ascenso a una categoría superior del filial. Dicho y hecho, para la temporada 08/09 se configura una plantilla adecuada para sus aspiraciones renovándola casi por completo, ocupando Carlos Ríos el banquillo y gracias al cual se obtiene el subcampeonato tras quedar a tres puntos del Unión Estepona C.F. con 82 puntos. Este magnífico puesto le conduce hasta la disputa de la Promoción de Ascenso a Segunda División B no teniendo demasiada fortuna en esta fase, pues a la primera de cambio es eliminado por el Real Ávila C.F.: 0-0 en la capital avulense y 1-1 en casa.

En la campaña 09/10 renueva a gran parte de la plantilla y continúa con el mismo objetivo, haciéndose cargo del banquillo el ex jugador rumano Constantin Galca. El torneo liguero no es todo lo bueno que desea la entidad por lo que Galca es destituido en enero y su cargo lo pasa a ocupar José María Salmerón, y con la mejoría de resultados al final se obtiene plaza en la Promoción de Ascenso al resultar cuarto con 61 puntos, uno más que el C.D. Ronda. En esta fase eliminatoria supera a la P.D. Santa Eulália tras una reñidísima contienda: 2-1 en casa y 2-2 en la localidad ibicenca de Santa Eulària des Riu, con tanto definitivo obtenido a seis minutos de la conclusión de la prórroga; consiguiendo sobrepasar igualmente al Burgos C.F. casi en las mismas condiciones: 0-0 en casa y 1-2 en la capital castellana. En la Final se encuentra con el Cte. d’E. L’Hospitalet, conjunto con quien empata en ambos encuentros: 1-1 en casa y 0-0 en la localidad barcelonesa, quedando a las puertas del ascenso.

Una vez concluida la sesión y en terminando el mes de julio, los acontecimientos extradeportivos hacen que el conjunto murciano C.F. Atlético Ciudad sea descendido de categoría administrativamente al no poder hacer frente a la deuda contraída con su plantilla. La plaza vacante que deja la sociedad murciana tras su desaparición, en aplicación de la Ley, es ofrecida a los clubs de su propia federación pero con el agravante de que para ocuparla han de hacer frente a setecientos veinticinco mil euros, la cantidad adeudada por el club sancionado. Esta cantidad tan elevada es prohibitiva para los principales opositores murcianos quienes uno tras otro declinan el ofrecimiento al no poder hacerle frente, pasando entonces a ser ofrecida la plaza a conjuntos del mismo ámbito de las distintas federaciones que integran el grupo en el que ha permanecido el C.F. Atlético Ciudad durante la sesión 09/10. Llegado este momento, la directiva de la U.D. Almería estudia con detenimiento la situación consciente de que debe abonar la cantidad mencionada para inscribir al equipo dependiente en Segunda B, trámite que después de consensuar y ante la necesidad de tener un equipo en una categoría superior, acepta finalmente.

2010 – 2020

La sesión 10/11 será pues la del debut de la U.D. Almería “B” en Segunda División B, afrontando la temporada con ilusión y con el propósito de realizar un buen papel, consiguiendo el objetivo de la permanencia con meridiana soltura y finalizando en decimotercero puesto, plaza que repite en la edición 11/12 demostrando que desde el club almeriense se trabaja con esmero en las categorías inferiores.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Un equipo de primera: temporada 2006-2007. Publicaciones Edalme (2007).
  • Relatos rojiblancos: Un siglo de fútbol en Almería. Ángel Acién. Edita Ángel Acién, S.A. (2007).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2010).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  •  www.lavozdealmeria.com Diario.

 
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Córdoba Club de Fútbol, S.A.D.

Escudo Córdoba C.F., S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Córdoba Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Córdoba
  • Provincia: Córdoba
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 24 de octubre de 1951
  • Fecha de federación: 1951

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo San Álvaro (1951-1954)
  • Córdoba Club de Fútbol (1954-2000)
  • Córdoba Club de Fútbol, S.A.D. (2000-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1961/62

2 Ligas de Segunda División B:

  • 1994/95
  • 1996/97

1 Liga de Tercera División:

  • 1955/56

 

ESTADIO:

  • Nombre: Nuevo Estadio Municipal El Arcángel
  • Año de inauguración: 1993
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio Municipal El Arcángel (1993-)
  • Capacidad: 20.989 espectadores

OTROS ESTADIOS:

 

  • Estadio de San Eulogio (1951-1954)
  • Estadio El Arcángel (1954-1993)
  • Nuevo Estadio El Arcángel (1993- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Cordoba CF

ESCUDOS DEL CÓRDOBA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Cordoba CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CÓRDOBA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Cordoba CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CÓRDOBA:

La ciudad y municipio de Córdoba, capital de la provincia andaluza homónima situada en la depresión del Río Guadalquivir muy próxima a Sierra Morena, concentra a trescientas veinticinco mil habitantes que residen en una localidad donde, gracias a los vestigios dejados por un buen número de civilizaciones y distintas culturas, es la que más títulos Patrimonio de la Humanidad posee. Capital del califato más importante de occidente, durante aquel periodo histórico fue la urbe más poblada, culta y opulenta de Europa decayendo su esplendor tras la cristianización. Convertida hoy en una ciudad donde predomina el sector servicios, su importante patrimonio ha generado una considerable industria turística acompañada de una red de museos que merecen su visita.

En cuanto al origen de la aparición del fútbol en la capital cordobesa a principios del s. XX, éste es poco conocido aunque existen muchas probabilidades de que fuese introducido por estudiantes residentes en Sevilla que lo practicaban de regreso a su localidad natal. Para poder constatar la primera puesta real en escena hemos de remitirnos hasta finales de la década de los años diez, prácticamente alrededor de 1920 cuando surgen dos clubs que van a monopolizar el fútbol en la ciudad: el Córdoba Sporting Club, sociedad fundada en 1919 que vistió camisa blanca con pantalón azul y jugaba en los aledaños de los Jardines del Duque de Rivas y; de otro lado, la S.D. Electro Mecánica F.C., originada en 1920 quien empleó camisa rojiblanca con pantalón negro jugando en las instalaciones de la empresa que le daba nombre. Como es lógico, desde sus inicios pronto se impuso una gran rivalidad entre ambas sociedades siendo constantes y muy seguidos los intensos duelos con sano protagonismo entre las aficiones de los dos clubs, encuentros disputados en gran parte dentro la por entonces conocida como Primera Categoría Grupo B bajo la batuta de la Federación Regional del Sur.

La pujanza del fútbol cordobés fue creciendo a medida que transcurrían los primeros años veinte y pronto, gracias a su éxito entre la juventud, fueron surgiendo nuevos clubs que se sumaron a la iniciativa emprendida por los dos primigenios convirtiendo la ciudad en un polvorín futbolístico. De entre ellos destacaron fundamentalmente dos, el Córdoba F.C. que vistió camisa rojiblanca con pantalón blanco y el Nacional F.C., entidades ambas inscritas en la Federación Regional del Sur tal cual sus antecesores, permaneciendo en los campeonatos locales sociedades con menor peso como el Club Unión Balompié, el Racing Club, el Wanderers F.C., el C.D. Ibérica, el Español F.C., el Sporting F.C. o el Stadium Balompié de Córdoba todos ellos con breves carreras deportivas.

En 1923 el industrial Jerónimo Padilla, propietario de una importante empresa metalúrgica, viendo el auge que venía experimentando el fútbol con cada vez más sociedades y personas volcadas en cada uno de los respectivos bandos, construyó como negocio el denominado Stadium de América. Dicha instalación, con capacidad para cinco mil localidades, dadas sus características albergó a partir de entonces los encuentros del Córdoba Sporting Club y del Córdoba F.C. convertidos en usufructuarios del recinto, inaugurándose el 27 de mayo con un enfrentamiento entre Córdoba Sporting Club y Granada F.C. Los sportinguistas, que empezaban a pisar fuerte a nivel regional, en el año 1924 gracias al empuje del monárquico Luis Ruíz de Castañeda -presidente del club-, solicitaron y obtuvieron de la Casa Real con fecha 27 de junio el título honorífico y destacado de «Real», pasando la institución blanquiazul a denominarse Real Córdoba Sporting Club. Los éxitos sociales obtenidos en los despachos pero, no fueron siempre unidos a la par que los deportivos y la S.D. Electro Mecánica F.C., menos aburguesada que su rival contó a partir de 1925 con mejores jugadores que los sportinguistas, proclamándose los rojiblancos subcampeones en el campeonato 26/27 de Primera Categoría Grupo B, una división donde coincidieron además de sportinguistas y electromecánicos, los también cordobeses del Nacional F.C.

Llegados a la temporada 28/29, la S.D. Electro Mecánica F.C. se hallaba en Primera Categoría Grupo B junto al Nacional F.C. estando el Real Córdoba Sporting Club en Segunda Categoría. Eran los tiempos de la implementación del Campeonato Nacional de Liga en sus primeras categorías y la capital cordobesa había quedado excluida por su bajo potencial futbolístico coincidiendo ocasionalmente con el peor momento deportivo de los clubs locales. De un lado, los sportinguistas se encontraban en una categoría por debajo de su nivel debido a problemas de índole económica y, de otro, la dirección de la empresa Sociedad Española de Construcciones Electro Mecánicas S.A. consideraba que la plantilla de jugadores de su primer equipo no rendía lo necesario tras volver lesionados muchos de ellos después de algunos encuentros siendo además el coste en Primera Categoría muy elevado, síntoma evidente de un profesionalismo marrón al que ninguno de los dos clubs podía hacer ya frente.

Alcanzado el año 1929, en medio de un panorama desolador donde los dos principales clubs sobrevivían con oxígeno asistido, de entre los círculos deportivos de la ciudad se pensó constituir un nuevo club que recogiese lo más granado de las distintas sociedades locales con el fin de aspirar a estar en el fútbol profesional, ya aceptado y legalizado, en lo más breve posible iniciándose movimientos para alcanzar dicho objetivo. Durante el verano de 1929 la S.D. Electro Mecánica F.C. fue finalmente disuelta por la carestía que le representaba a la empresa su manutención y parte de sus mejores jugadores, junto a otros procedentes de otros clubs cordobeses, dieron origen al flamante Córdoba Racing Club constituido el 3 de octubre. Presidido por Carlos Cáceres, en su primera Junta Directiva sería acompañado de los vicepresidente Benito Arana y José Alarcón, siendo secretario Mariano Melgaizo, vicesecreatrio Jerónimo Fernández y tesorero-contador Gaspar Gallegos.

Vistiendo los racinguistas camisa blanquiverde -los colores de la bandera andaluza- con pantalón azul y haciendo uso del Stadium de América como recinto deportivo, su encuentro de debut se disputó el 27 de octubre frente al equipo amateur del Real Betis Balompié, imponiéndose los locales por 1-0. Integrada la nueva sociedad por parte de algunos directivos del todavía activo Real Córdoba Sporting Club desilusionados con su situación deportiva, el club sportinguista quedó profundamente tocado siendo su futuro muy incierto salvo que se obrase algún milagro. Y éste llegó pues, pocos días antes del estreno de los racinguistas, el club fue reorganizado con fecha 20 de octubre siendo elegido presidente José Aparicio Martínez con las miras puestas en continuar la labor del hasta entonces club decano. El regreso a la actividad de los sportinguistas tras la gran crisis padecida fue sorprendente ya que, con un importante elenco de jugadores, encuadrado en Segunda Categoría consiguió ser Campeón de su grupo disputando una Promoción de Ascenso frente al Real Club Recreativo de Huelva, venciendo 3-2 en casa y siendo derrotado 2-0 en campo de los onubenses por lo que se les escapó el ascenso por muy poco.

Durante la temporada 30/31 Córdoba Racing Club y Real Córdoba Sporting Club compartieron grupo en Segunda Categoría mientras sociedades como el Athletic Club, quien también empleaba el Stadium de América, el Nacional F.C. y el Córdoba F.C. ocuparon categorías inferiores pero siempre dentro del fútbol federado. En 1931, con motivo de la instauración de la II República, los sportinguistas perdieron su condición de «Real» pasando a ser denominados Córdoba Sporting Club como en antaño, pero no fue su única pérdida pues a partir del momento empezaron a distanciarse deportivamente de los racinguistas. Al término de la campaña 30/31, el Córdoba Racing Club ascendió a Primera Categoría donde figuraban los grandes y más destacados clubs andaluces estrenándose durante la sesión 31/32 con una plantilla de gran nivel que luchó enconadamente por tratar de ascender a Segunda División mediante su intervención en la Fase Final de Tercera División, torneo por entonces eliminatorio en el que fue segundo.

En la temporada 32/33 los racinguistas repitieron puesto en la Fase de Ascenso, logrando pasar a Octavos de Final donde fueron eliminados por el Cartagena F.C.: 4-0 en la ciudad departamental y 1-0 en casa. La carrera meteórica del Córdoba Racing Club, que tan rápidamente creció, sin embargo se sustentó en un base artificial con poco soporte financiero por lo que, ante sus repetidos intentos por ascender, ambos frustrados y a consecuencia de la gran cantidad d dinero invertido, superior a sus ingresos, en agosto de 1933 su Junta Directiva se vio en la tesitura de pagar las deudas acumuladas o, por lo contrario, tomar una decisión más drástica como abandonar la actividad. Revisadas las cuentas, la agonía no tuvo solución y el club blanquiverde que tanto creció en poco tiempo, fruto de su desmesurada ambición desapareció. En la edición 33/34 los sportinguistas compitieron en Segunda Categoría mientras Athletic Club, Nacional F.C. y el debutante Sparta Sporting Club lo hicieron en Tercera Categoría causando la desaparición del Córdoba Racing Club un gran hueco entre los aficionados.

Transcurrida la primera mitad de 1934, exsocios que lo habían sido del desaparecido Córdoba Racing Club, añorando la historia acumulada por este club y algunos de los logros alcanzados, iniciado el verano empezaron a reunirse con la finalidad de constituir una nueva sociedad que, con el mismo sentimiento, volviera a encabezar el movimiento futbolístico en Córdoba. Nombrada una comisión comandada por Ángel Pozanco Barranco para acelerar y conducir las gestiones necesarias, contando con la supervisión de la Federación Regional del Sur el domingo 26, en el Bar Español, quedó constituido el Racing Fútbol Club siendo la primera Junta Directiva la compuesta por el propio Ángel Pozanco como presidente, Adofo Inchausti como vicepresidente primero, Antonio Díaz Rodríguez en el puesto de vicepresidente segundo, Jerónimo Fernández Pérez en la secretaría, Abdón Sánchez García como vicesecretario, Juan Villodres Herráiz como tesorero y Pedro De Vegas en el cargo de contador siendo elegidos como colores los mismos del club antecesor, camisa blanquiverde y pantalón azul.

Empezando desde Primera Categoría, el Racing F.C. fue lentamente mejorando su proyecto hasta conseguir, al término de la temporada 35/36, ascender a Segunda División tras eliminar mediante una Promoción de Ascenso al pacense Racing Club Extremeño. Preparándose para su debut en la categoría de plata, el estallido de la Guerra Civil lo sorprendió en julio de 1936 debiendo esperar a tan deseado momento en la campaña 39/40 adoptando, ya en 1941, el nombre de Club Deportivo Córdoba al ser aplicada la Ley que prohibía el uso de extranjerismos. Descendido a Primera Regional, tras el ascenso a Tercera División y coincidiendo con el mandato de su presidente José Ramón De la Lastra, en 1944 consiguió el título de «Real» pasando a ser titulado Real Club Deportivo Córdoba, nombre con el que regresó a Segunda División disfrutando de esta categoría entre las temporadas 45/46 y 47/48 mientras en la campaña 48/49, descendido, jugó en Tercera División para cerrar la década con un nuevo ascenso a la categoría de plata mientras, desde el 8 d septiembre de 1945, jugaba en el Estadio del Arcángel.

Durante los años cuarenta la ciudad se convirtió en un verdadero hervidero de sociedades surgiendo entidades como la Gimnástica Cordobesa, el Español de Las Margaritas, el C.D. Patria, el C.D. Santa Marina, el C.D. Ciudad Jardín, la U.D. Ferroviaria en la Estación Central, el C.D. San Lorenzo, el C.D. Coliseo o el C.D. San Rafael, a los que más tarde se incorporarán el Imperial F. de J., el C.D. Cruz Roja, el C.D. Español de Santiago, el C.D. Perla, el C.D. Juventud, el C.D. Cenemesa y el C.D. Candelaria destacando, por encima de todos, el Club Deportivo Electro Mecánica quien, originado en la misma empresa de años antes, tuvo un momento de esplendor a finales d los años cuarenta ascendiendo y militando en Tercera División.

Al arrancar los años cincuenta el Real C.D. Córdoba continuó su andadura en Segunda División acentuándose cada año un poquito más una creciente deuda que parecía no tener visos de cancelación. Fruto de sus problemas financieros al término de la temporada 52/53 se descendió a Tercera División destapándose en la campaña 53/54 un débito en torno al millón y medio de pesetas, toda una fortuna de la época. Sin ninguna alternativa a tan crítica situación, el 31 de julio de 1954 el club blanquiverde desaparecía en decisión adoptada por su Asamblea General.

HISTORIA DEL CLUB:

1951 – 1960

Extinguido el hasta entonces club más representativo de la ciudad, a principios de agosto de 1954 se piensa en soluciones y la única vía se encuentra en el vecino Club Deportivo San Álvaro. El C.D. San Álvaro era un modesto club fundado el 24 de octubre de 1951 por la directiva del Patronato de Obras Sociales San Eulogio siendo el Presidente de Honor de la entidad el obispo de la ciudad, fray Albino González Menéndez-Reigada. El equipo empleaba camiseta y pantalón blancos y utilizaba el Estadio San Eulogio, construido por la Asociación Benéfica de La Sagrada Familia. Comenzada su andadura deportiva en Segunda Regional durante la temporada 51/52, en su debut se proclamó campeón ascendiendo a Primera Regional, categoría donde se estrenó en la campaña 52/53 siendo presidente Martín Moreno Roca. Tras encadenar un segundo ascenso que le catapultó hasta Tercera División, el conjunto cordobés compartió grupo con el Real C.D. Córdoba en la sesión 53/54 siendo apasionados los duelos que ambos contendientes mantuvieron en el campeonato. 

Desaparecido el Real C.D. Córdoba y en correspondencia a una serie de conversaciones mantenidas por los directivos de ambos clubs y las autoridades, el C.D. San Álvaro solicitó cambiar de nombre a la Federación Andaluza por el nuevo de Córdoba Club de Fútbol todo ello con vistas a ocupar el puesto recién dejado libre por los blanquiverdes llegando la conformidad federativa, interesada en mantener a la ciudad en un nivel deportivo elevado, en fecha 6 de agosto. El club filial del C.D. San Álvaro, el C.D. Constancia que vestía camisa roja y pantalón azul, acabaría finalmente desapareciendo mientras Andrés Jurado Alcántara fue elegido presidente de un club que, para conservar los colores que históricamente identificaban a los cordobesistas, modificó sus colores adoptando la camisa blanquiverde pero con pantalón blanco. Como resultado de esta unión, el Córdoba C.F. arrasa en la temporada 55/56 en su grupo de Tercera División y asciende directamente a Segunda División tras imponerse en la Fase de Ascenso. El 9 de febrero de 1955 se compra el Estadio El Arcángel a la familia De la Lastra, propietaria del terreno, convirtiéndose el mismo en Municipal. El club, ya saneado, emprende una etapa en la que consigue asentarse en la división de plata al final de los cincuenta, destacando la temporada 59/60 en la que finaliza subcampeón. Este puesto le permite disputar una eliminatoria de Promoción con la Real Sociedad de Fútbol: derrota por 2-1 en San Sebastián y victoria en casa por 1-0. En el desempate -entonces no había doble valor de goles fuera de casa-, 0-1 favorable a los realistas en encuentro celebrado en Madrid.

1960 – 1970

Casi se ha alcanzado la Primera División, objetivo que se consigue dos años después en la campaña 61/62 al ser Campeón de grupo en la última jornada de Liga con José Salinas de presidente y Roque Olsen en el banquillo blanquiverde. Con este ascenso se abre una época de esplendor en el club, la mejor sin duda de su historia, con siete temporadas consecutivas en Primera División en las cuales en El Arcángel pasan los primeros espadas del panorama nacional y algunos del internacional. El Córdoba C.F. aloja grandes jugadores como: Mingorance, Marañón, Homar, Miralles y Simonet. Durante estos años la entidad cordobesa deportivamente no destaca, salvo la gloriosa temporada 64/65 en la que finaliza quinto, pues es un club de escaso presupuesto que se conforma con mantenerse en la máxima categoría. En la edición 67/68 es decimotercero y ha de promocionar para no descender con el C.F. Calvo Sotelo, de Puertollano: 3-0 en El Arcángel y de nuevo victoria 1-3 en la vuelta. La campaña 68/69 es la del descenso a Segunda División al ser decimosexto y último con tan solo cinco victorias.

1970 – 1980

En Segunda División es quinto la temporada 69/70, pero en el transcurso de la campaña 70/71 la RFEF decide ampliar la Primera División a dieciocho clubs y que los cuatro primeros de Segunda División asciendan; el Córdoba C.F. es cuarto y consigue una de las plazas. La temporada 71/72 es la de su última estancia hasta la fecha en Primera Divisón, pues a pesar de su entusiasmo sólo se pudo vencer en seis encuentros y al final ocupó el decimoséptimo puesto, descendiendo a Segunda División. Seis son las temporadas que aguantará en la categoría de plata, pues al término de la sesión 77/78 desciende a Segunda División B. Las cosas no funcionan bien y en la campaña 78/79 casi desciende a Tercera División.

1980 – 1990

Un par de temporadas más y llega el ascenso a Segunda División de la campaña 80/81 tras ser segundo a un punto del Real C.D. Mallorca. Su paso por la categoría de plata despierta dudas en la afición pues no ve un club fuerte con el que competir. El resultado es que permanece dos temporadas, 81/82 y 82/83, descendiendo nuevamente a Segunda B. En la 83/84 llega el gran batacazo cuando es decimonoveno en su grupo con ocho victorias y muy descolgado, bajando a Tercera División. En la temporada 84/85 el Córdoba C.F. toca fondo, pero a base de paciencia queda subcampeón de su grupo y en la Promoción de Ascenso elimina al C.D. Mestalla: derrota por 1-0 en Valencia y 2-0 en casa; y en la Final al C.D. Valdepeñas: 4-1 en casa y 0-1 en la ciudad manchega. Con este ascenso empieza un ciclo de catorce temporadas consecutivas en Segunda División B, convirtiéndose en un clásico en la categoría. Varias son las oportunidades que se le presentan al club blanquiverde de ascender a Segunda División, pero en casi todas fracasa.

1990 – 2000

En la temporada 90/91 es tercero en Liga, acabando último con sólo dos empates en la Promoción y superado por Real Racing Club de Santander, Cartagena F.C. y Getafe C.F.. En 1993 se afronta la construcción de un nuevo estadio, el también denominado El Arcángel de forma oficial como su antecesor, dotado con pistas de atletismo y capacidad para 15.000 espectadores, el cual fue inaugurado el 7 de noviembre con un partido de Liga contra el R.C. Recreativo de Huelva con resultado final de 4-0 para los locales. La larga distancia que separa las gradas del terreno de juego, falta de visibilidad y cierta capacidad, harán que desde 2005 y ante las quejas recibidas por los aficionados, se inicie una gran y radical remodelación todavía no concluida para acercar las gradas y cubrir estas, además de aumentar la capacidad del recinto en su aforo a 25.100 espectadores.

Campeón de grupo es en la campaña 94/95, pero en la Promoción se queda a un punto del Sestao S.C., superando a C.D. Castellón y C.D. Mensajero. Cuarto es en la sesión 95/96, pero la tercera oportunidad también la desperdicia, ahora superado por el Levante U.D.. Detrás quedan Real Avilés Industrial C.F. y Racing Club de Ferrol. En la campaña 96/97 se conquista un nuevo título de Liga, pero en la Liguilla nueva decepción al ser superado por el Elche C.F. a consecuencia de tener el gol average desfavorable. Le acompañan en esta ocasión Real C.D. de la Coruña “B” y Barakaldo C.F.. El ansiado ascenso a Segunda División A llega al final de la temporada 98/99 cuando, tras ser tercero en su grupo, consigue superar a todos sus rivales en la dura Promoción: Cartagonova F.C., Racing Club de Ferrol y Cultural y Dep. Leonesa.

2000 – 2010

El regreso a la Segunda División A es vivido con gran entusiasmo por parte de la afición cordobesa, deseosa de ver jugar a su equipo en esta categoría casi veinte años después. Tanto en los inicios como en las campañas que va a permanecer el Córdoba C.F. en la categoría hasta su descenso en la 04/05, son bastante complicados en el aspecto deportivo, pues casi nunca alcanza posiciones de tranquilidad y en demasiadas ocasiones permanece con la soga en el cuello. Pese a todo, este cúmulo de adversidades siempre cuenta con el aliento de su afición, consumándose el 2 de julio de 2000 la transformación de la entidad en Sociedad Anónima Deportiva y adoptando el nombre de Córdoba Club de Fútbol, S.A.D..

De nuevo en el pozo de Segunda División B. Durante la campaña 05/06 es sexto y no puede acceder a disputar la Promoción, objetivo que si alcanza en la siguiente temporada 06/07 en la que es cuarto. En esta fase elimina con apuros al Pontevedra C.F. gracias al valor doble de los goles obtenidos a domicilio: 0-0 en casa y 2-2 en Pasarón; consiguiendo el ascenso al superar a la S.D. Huesca en la Final: 2-0 en el Nuevo Arcángel y 1-1 en la capital oscense. El alirón y consecución de la nueva categoría es celebrado con la lógica alegría por parte de sus aficionados y simpatizantes que de nuevo se ven en categoría profesional. Durante las temporadas 07/08 y 08/09 los cordobeses luchan por no perder su plaza en la categoría de plata, siendo la edición 09/10 la mejor de todas ellas al conquistar el décimo puesto en medio de un campeonato en el que no se padecen demasiados problemas y en el que se añora haber obtenido más puntos a domicilio para alcanzar e incluso soñar con cotas mayores.

2010 – 2020

El campeonato 10/11 no es satisfactorio para una entidad que aspira a más, realizando un torneo situado en zona de nadie donde las primeras plazas están muy alejadas aunque con la confianza de que no se van tampoco a pasar excesivos apuros para garantizar la permanencia, terminando decimosexto. En la edición 11/12 el conjunto que dirige Paco Jémez consigue dar un vuelvo radical a sus últimas actuaciones y tras consolidarse en casa como un equipo fuerte al fin entra en la Promoción. En esta fase se enfrenta en Semifinales al Real Valladolid C.F. SAD quien le elimina al empatar 0-0 en la capital andaluza y derrotarle en la vuelta por 3-0.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Córdoba C.F.: 50 años en blanquiverde (aniversario 1954-2004). Rafael Aranda Tamayo y José Cañadillas Rico. Diario de Córdoba (2004).
  • Historia del Córdoba Club de Fútbol. Ignacio Cid Luque. Gráficas Santa Marina (1998).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.diariocordoba.com Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Cádiz Club de Fútbol, S.A.D.

 

 

Escudo Cádiz C.F., S.A.D.

 

PLANTILLA:

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Cádiz Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Cádiz
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: mayo de 1908
  • Fecha de federación: 1923

 

DATOS SOCIALES:

  • Presidente: D. Manuel Vizcaíno Fernández
  • Dirección social: Plaza de Madrid, s/n – 11.010 Cádiz
  • Teléfono: 956070165
  • Correo electrónico: general@cadizcf.es
  • Dirección del estadio: Plaza de Madrid, s/n – 11.010 Cádiz
  • Web oficial: www.cadizcf.com
  • Facebook oficial: Cádiz C.F.
  • Twitter oficial: @Cadiz_CF
  • Canal Youtube oficial: Canal de cadizcf

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Mirandilla Foot-ball Club (1908-1931)
  • Sociedad Cultural y Deportiva Mirandilla Foot-ball Club (1931-1936)
  • Cádiz Foot-ball Club (1936-1941)
  • Cádiz Club de Fútbol (1941-1943)
  • Hércules de Cádiz Club de Fútbol (1943-1944)
  • Cádiz Club de Fútbol (1944-1992)
  • Cádiz Club de Fútbol, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Segunda División:

  • 1939/40
  • 2004/05

4 Ligas de Segunda División B:

  • 2000/01
  • 2008/09
  • 2011/12
  • 2014/15

2 Ligas de Tercera División:

  • 1954/55
  • 1969/70

1 Copa de Campeón de Segunda División B:

  • 2008/09

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Ramón de Carranza
  • Año de inauguración: 1955
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Ramón de Carranza (1955-)
  • Capacidad: 25.033 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Colegio Arcángel San Miguel, Mirandilla (1908-1923)
  • Campo de Las Balas (1923-1931)
  • Campo del Velódromo y Campo Ana de Viya (1931-1933)
  • Campo de Deportes Mirandilla (1933-1955)
  • Estadio Ramón de Carranza (1955- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Cadiz CF

ESCUDOS DEL CÁDIZ CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Cadiz CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CÁDIZ CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Cadiz CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CÁDIZ:

El origen del fútbol en la capital gaditana es más remoto de lo que hasta la fecha se ha divulgado, pues en distintas referencias encontradas recientemente tanto en la prensa onubense como en la sevillana decimonónica, en 1891 Cádiz contaba ya con un grupo de practicantes de origen británico que solía enfrentarse a los respectivos clubs constituidos en estas ciudades: Huelva Recreation Club y Sevilla Foot-ball Club. Lamentablemente no nos han llegado más noticias al respecto, pero lo cierto es que la comunidad británica gaditana formaba parte del círculo de localidades que jugaban al fútbol entre las que formaban parte Minas de Riotinto, Huelva, Sevilla, Tharsis, Jerez de La Frontera, Málaga y Gibraltar en esas fechas.

Del grupo británico residente en Cádiz nunca más se supo, ignorándose si llegaron a constituirse en club o por lo contrario se limitaron a dar rienda a este deporte como equipo, pero la semilla futbolística ya había prendido y sólo faltaba que los propios gaditanos se decidieran a formar su primera sociedad. Este hecho sucede el 20 de diciembre de 1903 cuando es citado en prensa la constitución del primitivo Cádiz Foot-ball Club, una entidad que el 19 de enero de 1904 elegiría su primera directiva y estaría presidido por Fernando Alemán, teniendo como terreno de juego el Campo de la Sociedad de Tiro Nacional, conocido popularmente como Campo de las Balas. El futuro de esta incipiente sociedad fue corto ante las vicisitudes del momento, pero sin duda marcó un camino a seguir por el resto de sociedades gaditanas. Más tarde, en 1908, aficionados locales y ante el auge que experimentaba el fútbol en todas las localidades de la bahía, crean un nuevo Cádiz Foot-ball Club que después de dos años de actividad será inscrito en el Registro Civil el 10 de septiembre de 1910. A esta entidad pronto le seguirán Cádiz Sporting Club y Foot-ball Club Gaditano, fundados ambos en 1910, además del Iberia Foot-ball Club, originado en noviembre de 1912 y el Santa Bárbara Foot-ball Club, creado en diciembre del mismo año.

Pero sin duda el que marcará toda una época será el Español Foot-ball Club, fundado el 14 de enero de 1911, presidido inicialmente por Emilio León y el cual viste originariamente con camiseta rojinegra y pantalón blanco, prenda esta última que convertirá en negra al poco tiempo. Gracias a la Sociedad de Tiro Nacional que preside José Aramburu e India, la cual le arropa, esta relevante sociedad futbolística gaditana hace uso del Campo de las Balas propiedad de los primeros y desde allí, pronto empieza a sumar una gran cantidad de victorias que le merecen ser reconocido como “el invencible”.

escudo Espanol FC Cadiz

La sociedad rojinegra se convierte en la más representativa de Cádiz y pujará fuerte por el desarrollo del fútbol en la ciudad liderando un movimiento desde donde empiezan a surgir gran cantidad de clubs, casi todos ellos formados por juveniles, entre los que se recuerda el Andalucía Club, fundado el 12 de marzo de 1911 siendo presidente José Juliá Pérez, el Fortuna Foot-ball Club en 1913, el Athletic Foot-ball Club, creado en noviembre de 1913, el Club Deportivo Gaditano, fundado el 18 de enero de 1914 bajo la presidencia de Pedro Jover y vistiendo camisa rojiblanca con pantalón blanco y la Gimnástica Foot-ball Club, constituida en marzo de 1914 siendo presidente Francisco Quirós. Durante 1914 se reactiva el Cádiz F.C. el cual parece ser va camino de convertirse en una sociedad importante, pero todo queda en un espejismo y pronto desaparece.

A finales de 1914 se pretende hacer del C.D. Gaditano una gran sociedad polideportiva como las existentes en otras ciudades españolas, pacto en el cual entra el Español F.C. que aporta una plantilla de jugadores bastante selecta para la sección de fútbol. Emilio León pasa a ser vicepresidente del C.D. Gaditano y Antonio Pérez-Díaz presidente en la reunión mantenida en enero de 1915, dándose la circunstancia de que los socios del Español F.C. pertenecen a ambas sociedades. Este proyecto, pese a su buena voluntad, terminará fracasando y los españolistas recuperando su independencia, adquiriendo los rojinegros nuevamente notoriedad en el panorama andaluz al ser capaz en 1916 de apropiarse del Campeonato Regional de la Federación Sur, el primero organizado por esta federación, tras vencer en la misma Final al todopoderoso Sevilla F.C. por 2-1. En los años sucesivos disputa numerosos amistosos, accediendo a la presidencia en 1917 Miguel de Aramburu.

En enero de 1920 se crea un nuevo Cádiz Foot-ball Club distinto del anterior y presidido por Pedro García Talavera, pero como ya resultase años atrás con una iniciativa similar, esta dura poco y en julio del mismo año se disuelve. La poca consistencia de las sociedades gaditanas es, debido a la falta de un campo de juego propio, alarmante. El Nacional Foot-ball Club tiene un amago de desaparición en noviembre de 1920 cuando gran parte de sus socios se integran en el club españolista, aunque poco tiempo después reflotan y consiguen inscribirse en la Federación Regional del Sur participando en sus competiciones durante los primeros años veinte. Otro club local, el Representación del Tiro Nacional, dependiente de la antigua organización deportiva del mismo nombre, compite también a nivel federado a lo largo de toda la década llegando a militar ya en el segundo lustro en Primera Categoría Grupo B.

El Español F.C., que desde años antes permuta su tradicional camisa rojinegra por una roja y azul a listas verticales, intenta sobrevivir como puede y el 22 de junio de 1923 inaugura el Campo Ana de Viya, un recinto construido por sus propios medios capaz de albergar diez mil espectadores y que le cuesta la nada despreciable cantidad de 30.000 pesetas de entonces. El conjunto rojiazul compite en el Campeonato Regional siendo todo un clásico de la Primera Categoría hasta que la llegada del profesionalismo ataca duramente a la entidad hacia 1926, empezándose un declive deportivo auspiciado por la fuga masiva de sus estrellas a clubs más fuertes económicamente. La marcha del que hasta entonces era el club más importante de la ciudad, el Español F.C., va en picado y de repente parece entrar en desgracia.

En la temporada 28/29 ya no juega en Primera Categoría sino que lo hace en una categoría más baja y además no entra en los planes del Campeonato Nacional de Liga orquestados por la Federación Española. Por si no fuesen poco sus males, un huracán arrasa el 18 de abril de 1929 el graderío del Campo Ana de Viya y el club se ve incapacitado de hacer taquilla, cesando sus funciones deportivas, aunque sigue en precario activo. Ante esta delicada situación, sin apoyo social ni de las instituciones, le llega el golpe definitivo con la expropiación del campo que padece ese mismo año por parte del Ayuntamiento para construir viviendas baratas, una promoción muy de moda entonces alentada por el Gobierno de Primo de Rivera que al final, por una serie de causas, nunca serán edificadas y que lamentablemente ocasionan que los propios socios del club decidan disolver la sociedad el 22 de julio mediante asamblea extraordinaria.

La vida futbolística de Cádiz durante los años diez y veinte va unida inevitablemente a la ausencia de campos para la práctica del deporte rey, razón a pesar de la cual no disminuye la afición y numerosos son los clubs que aparecen y desaparecen como la Gimnástica F.C., el Aurora F.C., el Cádiz Bote Club, el Hispania Sporting Club, etc. Llegados a 1930 dos entidades se disputan la hegemonía local tras resistirse enconadamente a su destino, de un lado el reorganizado Nacional F.C. y de otro el Real Tiro Nacional, nueva denominación del Representación del Tiro Nacional, sociedades que correrán finalmente la misma suerte que las anteriores.

HISTORIA DEL CLUB:

1908 – 1920

Sin embargo, todo no acaba aquí y felizmente existe desde muchos años atrás un colegio cuya labor deportiva será trascendental para el futuro gaditano. Se trata del Colegio de los Hermanos de la Doctrina Cristiana Arcángel San Miguel, conocido popularmente como La Mirandilla, una institución arraigada en Cádiz desde 1905 y fundada por la Orden de La Salle. Este centro educativo decide en 1908 fomentar el espíritu sano e higiénico del deporte como terapia que favorece el compañerismo y el cristianismo, creándose el Mirandilla Foot-ball Club con una base propiamente infantil de la época -juveniles de hoy-. En 1913 y desde el colegio, surge la Asociación de Antiguos Alumnos, un organismo íntimamente ligado a la docencia cuya aportación consolida las actividades tanto del alumnado en curso como de aquellos que formaron parte del centro, siendo el deporte una de sus máximas expresiones. De aquí en adelante el club lasaliano se convierte en uno de los más importantes de la ciudad a nivel juvenil, registrándose a lo largo de la década de los años diez un buen número de encuentros frente a sociedades tanto gaditanas como del resto de la provincia.

1920 – 1930

Iniciados los años veinte y concretamente en 1920 absorbe a parte de los jugadores del fracasado proyecto que bajo el nombre de Cádiz Foot-ball Club se había iniciado ese mismo año, empezando a ser un club importante en la ciudad aunque va tras la estela de otras sociedades que le proceden en orden de importancia como el Español F.C., inscribiéndose durante la temporada 23/24 en la Federación Regional del Sur para competir a un nivel más organizado. Reforzado con jugadores aficionados de más edad, el conjunto lasaliano viste por esas fechas y desde su origen camisa gualdinegra con pantalón blanco, quedando encajado en Segunda Categoría donde figura durante varias campañas seguidas haciendo uso del Campo de las Balas, terreno de juego que comparte junto a otras sociedades. La temporada 26/27 es la última que disputa a nivel federado y escaldado por los gastos regresa a la competición local y a protagonizar encuentros amistosos con rivales provinciales.

1930 – 1940 

Una vez desaparecido el admirado e histórico Español F.C. en 1929, la ciudad de Cádiz queda huérfana de un club importante que le represente, iniciándose una intensa lucha al mejor postor por un puesto honorífico que no tiene dueño aunque muchos son los candidatos que se encuentran en 1931: el Mirandilla F.C., el Club Gonzaga, el C.D. España, el República, la Gimnástica F.C., el Aurora F.C., el Iberia, el C.D. Balompié, el Hispania Sporting Club, incluso el Esparta y un nuevo Cádiz Foot-ball Club que juega en el Campo de Las Balas y se convierte en uno más de los distintos surgidos en la “Tacita de plata” con esta denominación.

El proyecto de los directivos lasalianos es firme y como aspirante a convertirse en un club importante el 15 de enero de 1931 rubrica su inscripción en el Registro del Gobierno Civil como Sociedad Cultural y Deportiva Mirandilla Foot-ball Club, aunque su nombre queda simplicado a nivel popular como Mirandilla F.C. En esta nueva etapa el club queda presidido por Rafael Díaz Pérez empleándose como terreno de juego el Campo del Velódromo hasta que el ayuntamiento local al fin y tras muchos años de reivindicación construye el Stadium Municipal, un recinto deportivo levantado en unos terrenos adyacentes a la Plaza de Toros que también es conocido como Stadium Mirandilla o Campo de Deportes Mirandilla. El hecho de disfrutar de un terreno de juego de estas características, inaugurado el 27 de agosto de 1933 frente al Betis Balompié con derrota por 3-5, habla a las claras de la ayuda que se recibe por parte del consistorio para propulsar la institución y de las fuerzas vivas, instigando a los dirigentes lasalianos a inscribirse en la Federación Regional del Sur nuevamente tras unos años de ausencia y debutando precisamente en Segunda Categoría durante la temporada 33/34 con una excelente plantilla donde muestra un buen nivel y donde estrenan uniforme con camisa auriazul y pantalón azul. En 1933 y de forma paralela surgirán nuevas sociedades como el Hércules Gadex Foot-ball Club y el Estrella Foot-ball Club.

Sin embargo el Mirandilla F.C. no lo tiene fácil en casa. Clubs como la Gimnástica F.C. y un poderoso Cádiz Sporting Club, sociedad fundada en 1933 que viste camisa verdiblanca con pantalón blanco y goza de la simpatía de gran parte de los antiguos aficionados de siempre junto a gran parte de la prensa que lo etiqueta como sociedad más preparada para heredar el glorioso pasado del Español F.C., le suponen una gran rivalidad. Lejos de amilanarse, los lasalianos siguen su camino con humildad pero sin pausa, convirtiéndose en el club más prometedor de la ciudad al ascender a Primera Categoría al término de la citada campaña. Este detalle no pasa desapercibido a los ojos de antiguos dirigentes del Español F.C. y demás aficionados con haberes, quienes ávidos de una plantilla potente que por fin conduzca a Cádiz donde se merece, deciden entrar en masa y volcarse económicamente en el club lasaliano durante el verano de 1934, ayudados en parte por la dimensión social que toma el hasta entonces casi desconocido club y el principio de desbordamiento que se apodera de los rectores mirandistas.

Luís Arroyo Cespo, industrial panadero, fabricante de pasta alimentaria y fabricante de harina además de persona muy conocida en la ciudad, toma las riendas del club al ser proclamado presidente el 21 de junio de 1934 sustituyendo a Tomás Alonso y con él el club empieza a profesionalizarse gracias a su espíritu financiero, entrando un flujo de gran capital que permite firmar grandes jugadores y un buen entrenador que los lleva a ascender a Segunda División al término de la campaña 34/35. En la temporada 35/36 debutan en la categoría de plata vistiendo camisa amarilla con pantalón azul y siendo séptimos en su grupo, por lo que descienden a Categoría Regional. El 27 de diciembre de 1935 los trofeos y parte del todavía existente patrimonio del desaparecido Español F.C., club del que pasan a ser dignos sucesores, pasan a ser custodiados por los auriazules, alternando el uso del Campo de Ana Viya así como el Stadium. La S.C.D. Mirandilla F.C. que ya venía disfrutando del anterior campo españolista desde el verano de 1935, una vez convertido en el club gaditano más ilustre propone en asamblea convocada el 31 de marzo de 1936 el cambiar de nombre y adoptar en el futuro el de Cádiz Foot-ball Club, una denominación más propicia para representar a la ciudad cuya aprobación final es consensuada el 25 de junio. El 17 de julio este será elegido presidente Antonio Sánchez, sustituyendo a Luís Arroyo quien había dimitido el 8 de abril.

A continuación, lo que en teoría debería ser una ilusionante campaña 36/37 sumido en Regional con el objetivo de volver a Segunda División lo antes posible, se transforma en un periodo de inactividad obligada a consecuencia de la Guerra Civil. En la temporada 39/40 reemprenden sus actividades, participando en el campeonato de Segunda División al ser invitados por la FEF al tratarse del club más ilustre de la capital gaditana, obteniendo el liderato en el Grupo V de forma sorprendente pero sin duda merecida. Este logro le permite pasar a la Fase Final, en la que es tercero empatado a puntos con Murcia F.C. y C.D. de La Coruña, ascendiendo el club murciano por gol average.

1940 – 1950

En la campaña 40/41 son octavos y en la 41/42 terceros, destacando el cambio de nombre a Cádiz Club de Fútbol sufrido en 1941 por la nueva normativa que prohíbe el empleo de extranjerismos. Desde este momento inician un descenso deportivo debido a la gran crisis económica que padece el club amarillo ahogado en un mar de deudas. Tal es la situación que en el verano de 1943 se teme por su desaparición. Desde la Federación Sur, organismo dirigido por el gaditano Antonio Calderón, existe gran preocupación y se hace todo lo posible para evitarla. Como medida de salvación se propicia la unión del Cádiz C.F. con otro club de la ciudad, el C.D. Hércules Gadex, que milita en Regional y se ofrece a prestar sus jugadores. De esta pretendida unión emprendida en septiembre sin la aprobación de las respectivas asambleas de socios y de forma no ortodoxa, resulta el Hércules de Cádiz C.F., una sociedad no inscrita en el Registro Civil pero que cuenta con el beneplácito de la Federación Sur, que milita la campaña 43/44 en Tercera División y el cual pese a todos los esfuerzos termina décimo. Este puesto le obliga a promocionar para continuar, perdiendo la categoría frente a la U.D. Melilla: 3-1 y 1-2 en Mirandilla con graves incidentes que le cuestan una gran multa, resultados además que ocasionan su descenso a Regional.

Tras este nuevo descenso deportivo la entidad gaditana parece conducida a la desaparición, pero milagrosamente la entrada de nuevos directivos acaudalados como Isaías Monforte y Eugenio Fuentes junto a la colaboración del Ayuntamiento, se corrobora con el fin del pacto y la posibilidad de restitución del nombre de Cádiz Club de Fútbol como consecuencia y gracia de no haberse formalizado la fusión oficialmente. Mientras tanto los herculanos continúan con su trayectoria deportiva con el nuevo nombre de C.D. Hércules Gaditano. En la temporada 44/45 se obtiene un ascenso a Tercera División rocambolesco, puesto que tras ser primero en Regional, ha de jugar unas eliminatorias frente a C.D. Electromecánicas de Córdoba al que supera, siendo eliminados a su vez por el Calavera C.F.. Cuando parecía abocado a seguir en Regional, el Calavera C.F. renuncia al ascenso por carecer de campo, teniendo el Cádiz C.F. que disputar una eliminatoria final frente al Club Atlético de Tetuán: 3-0 en la ida y 4-1 en Mirandilla. En el desempate disputado en Sevilla vencen 3-2 y ascienden. Tras el ascenso se trazan como meta el alcanzar la Segunda División, pero el reto le es esquivo y ya en la 46/47 tras ser segundos de grupo, no consiguen sobrepasar la Fase Intermedia al ser quintos de un total de ocho participantes.

1950 – 1960

Tendrán que pasar nada menos que ocho temporadas para intentarlo de nuevo y conseguirlo, pues en la campaña 54/55 obtienen el Campeonato y ganan la Fase Final al vencer en nueve encuentros y empatar uno con Diego Villalonga en el banquillo. Este ascenso viene acompañado de la inauguración del nuevo Estadio Ramón de Carranza el 3 de septiembre de 1955 frente al C.F. Barcelona con resultado final de 0-4, y de la implantación del no menos famoso Trofeo Carranza, de gran prestigio nacional. Deportivamente lo que resta de los años cincuenta pasa sin pena ni gloria, obteniendo clasificaciones alrededor de la zona media, a excepción de la temporada 59/60 en la que son decimocuartos y eluden el descenso al imponerse en la promoción al Algeciras C.F.: 1-1 y 2-1 en Carranza.

1960 – 1970

La década de los años sesenta se caracteriza por sus altibajos deportivos, pues combina algunas campañas, caso de las 60/61 y 62/63, en las que casi alcanza el ascenso a Primera División, con otras en las que pasa muchos apuros para mantenerse, caso de la temporada 64/65 en la que es decimocuarto y se salva del descenso al eliminar al aspirante S.D. Eibar: 2-0 en la ida y 2-0 en casa. En el desempate disputado en Madrid se imponen por 4-1. En la temporada 68/69 llega el desastre y descienden a Tercera División tras ser decimoctavos en un pésimo campeonato. En la temporada 69/70 se encuentran en Tercera División, consiguiendo proclamarse Campeones. Sin embargo, para poder retornar a Segunda División han de enfrentarse previamente al Real Santander S.D., empatando a cero en casa e imponiéndose por 0-1 en la capital cántabra.

1970 – 1980

En la década de los años setenta el club amarillo se asienta en Segunda División. Pese a unos inicios titubeantes, pronto encuentra la estabilidad necesaria para intentar el asalto a la Primera División, objetivo que alcanza en la temporada 76/77 cuando se proclama subcampeón y asciende directamente. Manuel de Diego es su presidente y Enrique Mateos el técnico del éxito. Sin embargo la euforia del ascenso pronto se torna en decepción, pues la aventura gaditana sólo dura la temporada 77/78 al concluir decimoctavo y último tras una decepcionante campaña en la que convive con los últimos puestos en la mayor parte del campeonato. El tramo final de los setenta lo finaliza con dos sendos octavos puestos en Segunda División.

1980 – 1990

La década de los años ochenta va a ser la mejor de la historia del club gaditano, ya que se convierte en la de mayor presencia de los amarillos en Primera División. Pero tal periodo lo podemos clasificar en dos grandes grupos; un primero en el que el Cádiz C.F. se convierte en un equipo ascensor, tan pronto ganando como perdiendo la División de Honor a las primeras de cambio. Así en las temporadas 81/82 y 83/84 compite en Primera División y desciende al ser decimosexto, mientras que en las 80/81, 82/83 y 84/85 ascienden al finalizar segundo en todas ellas. El segundo viene marcado por la supervivencia en Primera División durante el segundo lustro de los ochenta, caracterizándose por salvar la categoría in extremis en gran parte de ellas y alcanzando tintes de gestas heroicas por lo complicado de las mismas. Son los tiempos de Manuel Irigoyen en la presidencia y la de grandes futbolistas que marcan toda una época como Mágico González, Juan José, Carmelo, Cortijo, Francisco, Mejías, Quevedo o Barla, teniendo como entrenador a David Vidal entre otros.

1990 – 2000

En los años noventa continúa con la misma tónica del tramo final de los ochenta, luchando por sobrevivir entre los grandes, convirtiéndose en 1992 en Sociedad Anónima Deportiva y pasando a denominarse Cádiz Club de Fútbol, S.A.D.. Pero al final, después de tanta lucha épica y de tanto llevar el cántaro a la fuente, exhausto llega el inevitable descenso a Segunda División en la temporada 92/93 tras ser decimonoveno en Liga. La desgracia del conjunto amarillo no cesa ahí, ya que una pésima campaña en la temporada 93/94 les lleva a ser últimos en la categoría y a descender irremediablemente a Segunda División B. A este descenso se le suma una crisis económica y una afición frustrada por encontrarse lejos de la élite. El Cádiz C.F. no encuentra su sitio en la categoría de bronce nacional y tres son las temporadas en las que ni tan siquiera se acerca a las plazas de Promoción. Es por fin en la campaña 97/98 cuando queda tercero y consigue promocionar. El grupo que le toca es en teoría asequible, pero los dos filiales, F.C. Barcelona “B” y C. At. de Madrid “B” se muestran inaccesibles, quedando terceros y superando sólo a la Cultural y Deportiva Leonesa. En las dos temporadas que restan de los noventa no vuelve a entrar en plaza de ascenso.

2000 – 2010

El inicio del nuevo siglo trae bajo el brazo el campeonato de la edición 00/01 en Segunda B. Cuando todo parecía propicio para el ascenso a Segunda División se encuentra empatado a puntos con el Club Gimnàstic de Tarragona y con el gol average desfavorable, perdiendo la oportunidad de llegar a la categoría de plata. Amurrio C.F. y Zamora C.F. les acompañan en este grupo. Tan deseado logro no tarda en llegar y por fin en la temporada 02/03 lo consigue tras ser cuarto en Liga y primero y campeón en la Fase de Ascenso, superando no sin problemas, a F.C. Barcelona “B”, Universidad de L.P. de G.C. C.F. y C.D. Logroñés. El ascenso de la entidad gaditana es imparable y un par de temporadas le bastan para alcanzar la Primera División al término de la campaña 04/05 cuando se proclama brillantemente campeón de Segunda División con unos grandes registros de la mano del técnico Víctor Espárrago.

La imparable afición amarilla apoya incondicionalmente a su equipo durante la campaña 05/06 en Primera División, sin embargo, la falta de gol y los malos resultados en casa son demasiada losa para una plantilla que acaba descendiendo a la categoría de plata tras ser decimonovenos. Entrenados durante toda la temporada por Víctor Espárrago, destacan jugadores como: Armando, De Quintana, Oli, Fleurquin y Pavoni. En la campaña 06/07 queda quinto y tras una gran remontada en la segunda vuelta a punto esta de ascender, faltándole algunos partidos para conseguir tal objetivo. Sin embargo, en la temporada siguiente 07/08, el equipo entra en una dinámica muy peligrosa de derrotas y falta de puntuación que lo lleva, al contrario que la campaña anterior, a verse abocado a la Segunda División B casi de forma inexplicable.

El paso por la categoría de bronce durante la campaña 08/09 es triunfal y el club amarillo conquista la primera plaza, superando en la Primera Eliminatoria de la Fase de Ascenso al Real Unión Club de Irún al imponerse 1-0 en casa y empatar a cero tantos en la localidad fronteriza, consiguiendo el ascenso a Segunda División A. Así mismo, se convierte en Campeón de Segunda División B tras vencer al F.C. Cartagena: victoria por 1-2 en Cartagena, y empate a uno en el partido de vuelta disputado en el Ramón de Carranza. Sin embargo, su vuelta a la categoría de plata no resulta tan halagüeña y los gaditanos se mantienen durante toda la temporada 09/10 al filo de la navaja coqueteando con el descenso, desenlace que finalmente no pueden evitar tras unos números decepcionantes que le sumergen nuevamente en el abismo y los cuales pesan como una losa en su animosa afición. Unido a los problemas deportivos, la entidad gaditana solicita entrar en concurso voluntario de acreedores, acogiendose a la Ley Conscursal el 21 de julio para intentar solucionar los problemas económicos que atraviesa.

2010 – 2020

La temporada 10/11 se inicia con la obligación de promocionar y poder ascender, quedando cuarto clasificado en un grupo complicado donde nada es fácil. En la Promoción no tiene fortuna y pese a un esperanzador 2-0 en casa frente al C.D. Mirandés, en la vuelta sufre una severa derrota en tierras burgalesas por 4-1 que los apea de pasar a la siguiente ronda. En la edición 11/12 se proclama brillantemente y con holgura Campeón del Grupo IV y accede a la Fase de Campeones donde es superado por el Real Madrid Castilla; 0-3 en casa y 5-1 en Madrid. Esta eliminación le autoriza a continuar su lucha en Semifinales donde se deshace del Albacete Balompié tras dos tensos encuentros; 0-0 en la capital manchega y 0-0 en casa resuelto favorablemente tras los penaltis. En la Final es superado por el C.D. Lugo tras perder 3-1 en la capital gallega y después de imponerse 3-1 en casa, cayendo desde la tanda de penaltis ante la desesperación de sus seguidores.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia del Cádiz C.F.. Enrique Díaz Alba. Sílex Ediciones (2005).
  • Cádiz C.F. (1910-2007). Anécdotas y curiosidades. ¿Sabías que…?. Manuel Granado Palma y Juan José Grima Peña. Editorial Absalon (2007).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Los Deportes. Diario deportivo
  • El Noticiero Gaditano. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.lasalle.es/mirandilla Colegio Mirandilla.
  • www.diariodecadiz.com Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Real Club Recreativo de Huelva, S.A.D.

 

titular Recreativo

 

Escudo R.C. Recreativo de Huelva, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Club Recreativo de Huelva, S.A.D.
  • Ciudad: Huelva
  • Provincia: Huelva
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 18 de diciembre de 1889
  • Fecha de federación: noviembre de 1909

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Huelva Recreation Club (1889-1903)
  • Club Recreativo de Huelva (1903-1916)
  • Real Club Recreativo de Huelva (1916-1931)
  • Club Recreativo de Huelva (1931-1932)
  • Onuba Foot-ball Club (1932-1941)
  • Club Recreativo Onuba (1941-1945)
  • Real Club Recreativo de Huelva (1945-1999)
  • Real Club Recreativo de Huelva, S.A.D. (1999-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 2005/06

1 Liga de Segunda División B:

  • 2018/19

9 Ligas de Tercera División:

  • 1929/30
  • 1930/31
  • 1946/47
  • 1950/51
  • 1956/57
  • 1958/59
  • 1960/61
  • 1968/69
  • 1973/74

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Nuevo Colombino
  • Año de inauguración: 2001
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nuevo Colombino (2001-)
  • Capacidad: 21.670 espectadores

estadio Nuevo Colombino

OTROS ESTADIOS:
  • Campo del Velódromo (1892-1957)
  • Estadio Municipal / Estadio Colombino (1957-2001)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales RC Recreativo Huelva

ESCUDOS DEL REAL CLUB RECREATIVO DE HUELVA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos RC Recreativo Huelva

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL REAL CLUB RECREATIVO DE HUELVA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes RC Recreativo Huelva

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN HUELVA:

Tienen el gran honor tanto la provincia como la ciudad de Huelva de ser unas de las pioneras en España a la hora de introducir el fútbol. Desde que en el lejano año de 1873 el Gobierno español cediese en arrendamiento la explotación de las minas de Riotinto a una compañía británica, Rio-Tinto Company Limited, poco a poco una cantidad importante de súbditos de esa nacionalidad fueron instalándose paulatinamente en la localidad de Minas de Riotinto como empleados capacitados en dirigir la extracción de metales y controlar a una considerable población de obreros donde, además de la local y onubense, también se contaba con mano de obra procedente de otras provincias y portugueses que llegaban atraídos por los buenos salarios.

Mientras tanto y en la ciudad de Huelva, aprovechándose el magnífico servicio que de un lado ofrecía el río Odiel y de otro los servicios propios de una capital provincial, se instaló otro grupo mucho más reducido que el alojado junto a las minas, en esta ocasión, encargado de la administración de la empresa y en la gestión de un muelle que se construyó expresamente para dar salida por vía marítima a toda aquella enorme cantidad de provechosos minerales que debían ser exportados a otras latitudes. Hierro básicamente y otros elementos como cobre, manganeso, plata e incluso oro, fueron transportados mediante una línea de ferrocarril tendida entre ambas poblaciones, convirtiéndose la ciudad y su provincia en uno de los focos donde más ingresos se generaban para el estado.

A finales de los años setenta los británicos asentados junto a las minas, que vienen compartiendo sus aficiones y costumbres de forma conjunta desde su llegada, constituyen en 1878 con la inestimable ayuda de la empresa una exclusiva asociación de índole recreativo a la que denominan Riotinto English Club o Club Inglés de Riotinto, la cual convertirán en su centro neurálgico y que irá acompañada en lo sucesivo de la construcción de una pequeña barriada de viviendas edificada para su particular uso, ubicándose en ella a continuación la residencia del director general.

Los residentes oriundos de las islas traen consigo inevitablemente toda su cultura  y durante sus ratos de ocio harán gala de gran variedad de actividades entre las cuales figuran, además de las clásicas ligadas a la componente social, otras de carácter deportivo con disciplinas tan desconocidas en estas tierras como el lawn-tennis y el cricket que comportan una inusitada curiosidad por parte de los nativos que expresan una mezcla de asombro y extrañeza a partes iguales.

Iniciados los años ochenta y arrastrados por el éxito que tiene el fútbol en el Reino Unido, parte de estos socios empiezan a practicar este deporte jugando entre sí en las inmediaciones del local social, espacio al aire libre donde se da rienda a otras actividades como el polo que requieren de holgadas extensiones. En lo sucesivo estos socios marcharán tanto a Huelva como a Sevilla para disputar encuentros de fútbol frente a equipos de las respectivas localidades, formándose combinaciones varias entre ellos que van desde equipos donde escoceses se enfrentan a ingleses hasta equipos donde los de Minas de Riotinto juegan frente al representante de Sevilla o los de Sevilla frente a un combinado de Minas de Riotinto-Huelva, pasando por partidos donde concurren británicos frente a oriundos británicos nacidos en España. Conocidos serán en esta época las citas que anualmente se dan cita en Sevilla con motivo de las fiestas navideñas, muy sentidas para personas que permanecen alejadas de su patria.

HISTORIA DEL CLUB:

1889 – 1890

Mediados los años ochenta de la España decimonónica, el staff de la empresa británica se encuentra asentado cómodamente en Huelva, ciudad más cosmopolita que Minas de Riotinto a pesar de sus apenas dieciocho mil habitantes, habiéndose convertido su puerto en un gran foco de atracción laboral que hace incrementar su economía y población de forma notable. Los ciudadanos británicos, dada su privilegiada posición, mantienen contactos con las fuerzas vivas locales, élite básica en cualquier sociedad estructurada para la cual la empresa y todo lo que le circunda se ha convertido en un importante grupo mediático con amplio poder, afectando su presencia en la toma de decisiones y en la vida social local donde su relevancia queda diariamente reflejada a través de la prensa. Hacia 1884 se citan en la ciudad dos personajes que van a ser claves en la historia onubense, de un lado William Alexander Mackay, médico que es contratado para prestar servicio en la compañía y casualmente hermano del presidente del Rio-Tinto English Club, John Sutherland Mackay, y del otro Wilhem Sundheim de la Cueva, empresario hispano-alemán que llevaba muchos años residiendo en Sevilla donde alcanza a ser presidente del Club de Regatas de Sevilla entre 1881-84 y quien había propiciado la llegada de la empresa británica a esas tierras, siendo además partícipe de ella.

De la amistad entre ambos surge la idea de organizar un grupo destinado a implementar actividades recreativas para los residentes británicos de la ciudad similar en su contenido al que el club de Minas de Riotinto lleva realizando desde pocos años antes, formándose un grupo de personas que suelen organizar eventos culturales y deportivos durante las fiestas patronales y en ocasiones propicias. Este grupo que es denominado en prensa como Club de Recreo, se convertirá en el alma de lo que fraguará años después gracias a la incorporación de un número superior de participantes. El número de británicos en Huelva hacia 1888 es significativo y muchos son los que orbitan alrededor del grupo que lideran Mackay y Charles Adams, un consumado deportista y gran aficionado del cricket, propiciándose el caldo de cultivo necesario para la creación de un club, paso definitivo que se alcanza al año siguiente cuando el 18 de diciembre de 1889 queda constituido el Huelva Recreation Club con Charles Adams como presidente de honor y Pedro de Soto como presidente ejecutivo, asociación que será presentada públicamente en el Hotel Colón el día 23 y que desempeñará una gran labor en la introducción del fútbol en nuestro país.

La principal labor de la sociedad onubense desde el punto de vista deportivo es el fomento del lawn-tennis, un deporte en alza que tiene mucha aceptación entre la comunidad británica y de forma totalmente secundaria la de otros deportes, entre ellos el fútbol y el cricket, deporte este último que suelen practicar con cierta frecuencia al ser el más atractivo para ellos en ese momento dentro de los juegos en equipo y que desarrollan en las instalaciones anexas a la fábrica de la empresa The Huelva Gas Company Ltd., suministradora de gas para la iluminación de la ciudad. La actividad de la nueva sociedad no se detiene en el desarrollo de distintas disciplinas deportivas para mantener en forma el cuerpo, sino que además se va más allá y se adoctrina el espíritu combinándolas con otras actividades culturales como los bailes de salón cada una de las noches de los sábados y en vísperas de fechas señaladas, así como el senderismo y la realización de distintas excursiones a zonas atractivas de la geografía andaluza.

1890 – 1900

Recién estrenada la flamante asociación onubense, en el mes de febrero reciben por parte de otra asociación también neonata, es este caso el Sevilla Foot-ball Club, una invitación para concretar un encuentro de fútbol en el Hipódromo de Tablada de la capital hispalense con el ánimo de seguir una tradición emprendida en los años anteriores con la diferencia de que ahora representan a dos clubs, disputándose este encuentro el 8 de marzo de 1890 con el resultado final de 2-0 favorable a los sevillanos. Este encuentro registra varios records y es histórico puesto que supone el primer encuentro disputado en España entre dos clubs constituidos, es el primero entre dos clubs pertenecientes a ciudades distintas y es el primero jugado bajo las reglas de la Football Association entre clubs. Más tarde se sucederán enfrentamientos con el Rio-Tinto English Club y con sociedades de las mismas características como el poco conocido Club Inglés de Málaga, siendo también habituales la disputa de encuentros frente a tripulaciones de barcos de visita en la ciudad y clubs procedentes de Gibraltar, mientras el 20 de agosto de 1892 se inaugura el Campo de El Velódromo, un feudo construido por la Rio-Tinto Company Ltd. que será cedida como usufructo. Sin embargo y sin aparente explicación, quizás por la falta de rivales, el ritmo de partidos amistosos frente a clubs de otras localidades de su ámbito geográfico decrece considerablemente y tan solo los encuentros frente a tripulaciones, sobre todo británicas, mantienen en activo al club hasta que este languidece hacia 1893.

A partir de esta fecha no se encuentran apenas referencias directas del club y el Seaman’s Institute, una organización de carácter religioso alojada en Huelva desde 1891, es quien se gana los favores de la empresa minera. El Seaman’s Institute opera desde un edificio cedido por la Rio-Tinto Company Ltd. al mando del cual se hallan algunos miembros relacionados con la empresa y con el club deportivo quienes se convierten en sus benefactores, siendo William A. Mackay uno de los principales responsables por su profesión de médico. Este organismo, que se encarga de acoger a marineros británicos desembarcados en la ciudad que por razones de enfermedad o por cualquier otro motivo permanecen desamparados, funciona como casa de reposo tanto para convalecientes no relacionados con la navegación como para marineros que, una vez dados de alta, esperan el momento idóneo para regresar a su país. En 1896 Charles Adams entrega el club que preside al Seaman’s Institute para que se haga cargo de este al no presentar actividad, creándose una comisión en el organismo religioso durante 1897 que organiza encuentros de fútbol en el Velódromo como herramienta de sanación, terreno que sirve igualmente para que la población autóctona, sobre todo juvenil, también practique esta actividad.

1900 – 1910

Con el inicio del siglo XX la práctica futbolística empieza a resurgir hasta que en mayo de 1902 tiene lugar en Madrid un acontecimiento que marcará un antes y un después. En la capital del reino se citan varias sociedades de reciente cuño dedicadas exclusivamente al fútbol procedentes de diversos puntos de la geografía nacional con el ánimo de disputar un torneo en conmemoración de la coronación de S.M. el Rey D. Alfonso XIII. El éxito que este alcanza repercute a nivel nacional y comenzado el año 1903 se plantea en Huelva reorganizar la actividad aparcada desde 1896, máxime cuando en el mes de abril la prensa incide en la necesidad de crear un equipo desde la base del que fuera Huelva Recreation Club, sugeriéndose que este quede formado por antiguos y nuevos jugadores de la última generación. William A. Mackay acepta el reto y tras unas semanas de preparación se inician las gestiones para reflotar un club que, ahora sí, formalice sus situación conforme a lo requerido por la Ley de Asociaciones como lo vienen haciendo algunos clubs nacionales entre 1901 y 1902, siendo el 18 de mayo de 1903 la fecha en la que queda registrado el Club Recreativo de Huelva en el Gobierno Civil con Mackay al frente.

La asociación onubense, quien gusta de ser reconocida también como Huelva Recreation Club, resurge de su letargo con nuevos estatutos y horizontes deportivos, vistiendo camisa blanca con pantalón azul oscuro y el ánimo de formar una plantilla con la cual poder acudir al Campeonato de España en ediciones futuras. Esta ambiciosa aspiración, no obstante, tardará unos años en cumplirse debido a la falta de potencial, conformándose principalmente los equipiers con el adiestramiento frente a la sección futbolística del Rio-Tinto English Club de la localidad onubense de Minas de Riotinto. Después de un par de años el momento oportuno llegará en 1906 cuando, con el refuerzo de un nutrido grupo de jugadores procedentes del club de Minas de Riotinto, algunos de ellos dotados de gran calidad técnica, se realice un discreto papel, repitiéndose nuevamente su intervención en el Campeonato de España en la edición de 1907.

Los elevados costes de la estancia de Madrid y el cambio de rumbo en las aspiraciones de la directiva declinarán en el futuro inmediato su participación en el Campeonato de España, centrándose su actividad a partir de entonces en los encuentros frente a clubs de su entorno geográfico. Avanzado el año 1909 y a consecuencia de la gran tradición del fútbol onubense, en los momentos previos el Recreativo es invitado para dar cuerpo a la futura Federación Española de Clubs de Foot-ball, la primera organización que va a constituirse a nivel estatal en nuestro país, pero llegada la fecha del 14 de octubre no se encuentra entre los diez constituyentes, ingresando en este organismo más tarde pero ya dentro del mes de noviembre.

1910 – 1920

Iniciada la nueva década el Club Recreativo de Huelva cambia su tradicional indumentaria y se suma a la nueva moda de las camisetas rayadas, adoptando la clásica blanquiazul con pantalón blanco conservados hasta la fecha. La popularidad del fútbol en la ciudad aumenta y en 1910 se funda un nuevo conjunto, el Onuba Foot-ball Club, quien rivaliza con los recreativistas durante un par de años hasta que termina desapareciendo. A este le sucede en 1913 otro contendiente, el Huelva Foot-ball Club, con más empuje que el anterior pero también incapaz de conseguirle arrebatar a los recreativistas la hegemonía local, privilegio que traslada a nivel regional cuando organiza varios torneos con clubs de las provincias lindantes donde se erige como el mejor.

El 15 de mayo de 1915, cumpliendo con el sueño de disponer de una federación propia para los intereses de los clubs andaluces, es creada la Federación Regional del Sur de Clubs de Foot-ball, con sede en Sevilla, estamento que, dirigido en gran parte por personas vinculadas al potente fútbol hispalense y sus dos principales asociaciones, Sevilla F.C. y Real Betis Balompié, resultará un calvario para los onubenses siendo las relaciones siempre tensas. Pese a ello, los recreativistas mantendrán un digno bloque de jugadores que siempre estará a la altura conquistando, por primera y única vez en su historia, el Campeonato Regional de 1918. Paralelamente a estos hechos y después de solicitar a la Casa Real a mediados de 1915 la presidencia honoraria del club, ésta finalmente le será concedida el 16 de enero de 1916 aunque en los últimos meses de 1915 ya se publicite, adquiriendo el nuevo nombre de Real Club Recreativo de Huelva que le permite añadir la corona a su escudo.

Al margen de los ya citados Real Club Recreativo de Huelva y Huelva F.C., los últimos años de la década son muy prolíficos en cuanto al nacimiento de nuevas sociedades constatando la efervescencia de este deporte en la ciudad, alcanzando el fútbol a toda la sociedad onubense quien reparte su predilección por otras asociaciones como el Libertad F.C., constituido en 1918 que viste camisa y pantalón blancos, la Sociedad Gimnástica Onubense, el Independencia F.C., el Club Ónuba Balompié, el España F.C. que vestía camisa rojigualda con pantalón negro, el Titán F.C., constituido en 1917 por obreros y empleados de la Rio-Tinto Company Ltd. que viste camisa celeste con pantalón blanco teniendo su campo en los talleres de la empresa, muy próximos al Velódromo, el Club Recreativo Español constituido en abril de 1919, el C.D. Onubense, el Unión F.C. y el más modesto Sporting F.C., que vestía camiseta azul con pantalón blanco.

1920 – 1930

La entidad empieza a perder progresivamente  jugadores que fichan por otros clubs con mayor poder presupuestario y para mantener su nivel ha de realizar costosos esfuerzos financieros que le encaminan hacia un territorio oscuro, terminando abruptamente todo el 13 de octubre de 1925 cuando los recreativistas son expulsados de la Federación Regional del Sur por no satisfacer en fecha acordada las deudas contraídas.

El mazazo deportivo es considerable y el Real Club Recreativo de Huelva no compite en el Campeonato Regional de Primera Categoría Grupo A de la edición 25/26 como tampoco lo hará en la campaña siguiente 26/27. La crisis institucional es de órdago y la sociedad decana de los clubs onubenses queda inactiva durante largos diecinueve meses en los que no disputa un solo encuentro en espera de la llegada de tiempos mejores. El testigo en orden de importancia lo recoge a todos los efectos el Titán Foot-ball Club, sociedad que viene actuando en Primera Categoría Grupo B la cual viste camisa celeste con pantalón blanco y que a partir de ese instante contará con los mejores efectivos de la provincia. Tras casi dos años de penurias, el 20 de mayo de 1927 el Real Club Recreativo de Huelva se reorganiza contando con Montagu Brown en la presidencia y reinscribiéndose en julio para reiniciar su vida deportiva tras el pertinente consentimiento federativo, volviendo a competir en la temporada 27/28 nuevamente en el Grupo A de Primera Categoría.

La pérdida de potencial deportivo y carencia de títulos a nivel nacional pese a ser el uno de los clubs más antiguos, sin embargo hace que no sea incluido en las divisiones organizadas por la RFEF para la temporada 28/29, la primera que se disputa bajo el nuevo formato de Liga. En la temporada 29/30 debuta en Tercera División, categoría esta que se trata de un trámite para dilucidar quien asciende a Segunda División. El conjunto onubense se proclama Campeón de su grupo, pero en los Cuartos de Final es eliminado por el Cartagena F.C.: 2-1 en casa y 5-0 en la vuelta.

1930 – 1940

En la campaña 30/31 conquista de nuevo el Campeonato de Tercera División y pasa a disputar el ascenso. En Cuartos de Final elimina al Sporting Club de Canet: 1-1 en el Puerto de Sagunto y 3-0 en casa. Exento de las semifinales se enfrenta en la Final al Real Club Celta de Vigo: 4-0 en la ciudad gallega y 3-0 en casa. Este resultado solivianta a la afición onubense y se producen graves incidentes, siendo multados los andaluces por la RFEF contundentemente. El 14 de abril de 1931 se instaura la II República y poco tiempo después la entidad cambia de nombre pasando a ser conocida como Club Recreativo de Huelva.

El 25 de octubre de 1931 es una fecha clave dentro de lo que va a ser el futuro deportivo y social del club. Se juega en el Velódromo un partido crucial valedero para el Campeonato Regional entre los locales y el Betis Balompié, precisando estos últimos de los dos puntos en disputa. La Federación Regional del Sur envía un delegado, un árbitro principal y un árbitro suplente simpatizantes béticos, más unos jueces de línea también sevillanos. A falta de siete minutos y en medio de un ambiente altamente cargado, el encuentro se suspende ante los graves altercados protagonizados en las gradas con distintas peleas y dentro del terreno de juego, registrados entre jugadores de ambos bandos. La suspensión del encuentro es tomada por los onubenses como una provocación y más a sabiendas de lo que iba a ocurrir tras la elección de los colegiados. Dado el manifiesto desagravio, la entidad decide retirarse inmediatamente de la Federación Regional del Sur con la cual mantiene discrepancias desde su ingreso en 1915 y permanecer a la espera de una solución que resuelva el contencioso creado. Tras varias semanas de deliberación, el 14 de noviembre el club onubense es sancionado con diecisiete mil pesetas de multa, toda una fortuna entonces, fuera de lugar y desproporcionada. Otros clubs andaluces no sevillanos intentan seguir la estela de los onubenses conscientes de la situación creada, y mueven los hilos para crear una nueva Federación que les represente de manera ecuánime. Ante la magnitud que adquieren los acontecimientos la FEF, temerosa de que se produzca un cisma que acabe con la confirmación de dos federaciones andaluzas, en una hábil jugada no ratifica la sanción impuesta sobre los recreativistas por considerar que estos tienen razón con lo abultado de la sanción, pero al mismo tiempo consciente de que la autoridad de una de sus federaciones ha sido vulnerada y puesta en entredicho, decide suspender al Club Recreativo de Huelva de emplear durante cinco años su nombre original.

De este modo, el 12 de diciembre de 1931 la entidad cambia obligatoriamente de nombre pasando a ser conocida como Onuba Foot-ball Club, disputando varios encuentros amistosos y otros de carácter provincial para mantener en forma a su plantilla. Ante esta situación forzosa, es entonces cuando se empiezan a mantener conversaciones con la Federación Extremeña para dar cabida al Onuba F.C. y al resto de los clubs onubenses, cristalizando el 30 de octubre de 1932 con la constitución de la Federación Regional de Fútbol del Oeste. El Onuba F.C. es el club con más potencial en dicho organismo y se adjudica el Campeonato Regional durante las ediciones 32/33 y 33/34, participando en el Campeonato de España hasta que la Guerra Civil corta entre 1936 y 1939 la progresión del conjunto andaluz, todo ello cuando se había reingresado desde 1935 en la Federación Regional Sur nuevamente y el castigo federativo estaba casi cancelado, a punto de recuperarse la denominación anterior.

Finalizada esta en 1939 y tras el consiguiente clima de posguerra y falta de recursos, la mayoría de los clubs adscritos a la Federación Oeste carecen de medios para competir, generalmente como consecuencia de terrenos de juego en mal estado y, ante la imposibilidad de organizar competiciones, ingresan muchos de ellos en la Federación Regional del Sur quien los ampara provisionalmente. Ya a partir de 1950 y con la llegada de la normalidad y estabilización del fútbol en la zona, Extremadura contará con su propia federación. En la temporada 39/40, el club onubense es encuadrado en el grupo V de Segunda División, debutando con un sexto puesto que al término de la misma le hace descender. Los años cuarenta los pasa íntegramente en Tercera División a pesar de que tiene varias ocasiones para abandonarla.

1940 – 1950

En la campaña 40/41 es segundo de su grupo, pasando a la Fase Final la S.D. Ceuta. En enero de 1941 con la puesta en práctica de la nueva Ley que prohíbe los extranjerismos pasa a denominarse Club Recreativo Onuba, nombre que abandona en 1945 cuando solicita con éxito a la Federación Regional del Sur recuperar la denominación tradicional y volver a ser de nuevo Real Club Recreativo de Huelva. Durante la campaña 46/47 es Campeón de grupo, cayendo en la Fase Intermedia al ser colista de ocho aspirantes.

1950 – 1960

Comenzada la década de los años cincuenta persigue su sueño de volver a militar algún día en Segunda División. Para ello organiza con empeño plantillas destinadas a tal fin, pero la adversidad le persigue. En la campaña 50/51 es Campeón, pero en la Fase Final es eliminado al ser cuarto de un total de seis aspirantes. Cinco temporadas más han de transcurrir hasta que en la sesión 56/57 conquista de nuevo el Campeonato de Tercera División y consigue por fin ascender a Segunda División al eliminar en primera instancia a la U.D. Melilla: 3-0 en casa y 1-0 en el Álvarez Claros; y Elche C.F. en la Final: 2-0 en El Velódromo y 1-2 en Altabix. Sin embargo, su estancia en la categoría de plata es efímera siendo decimoquinto tras un apretado final, puesto que le condena al descenso.

Ante el aumento de su masa social y el empuje del fútbol en los años cincuenta, cuenta desde el 6 de septiembre de 1957 con un nuevo terreno de juego; el Estadio Colombino, abandonando el viejo Velódromo. El club blanquiazul se convierte en un club ascensor y en la campaña 58/59 vuelve a la categoría de plata tras ser Campeón de grupo y eliminar en la Promoción a C.F. Calvo Sotelo C.F.: 3-1 en casa y 1-2 en Puertollano; y a Albacete Balompié en la Final: 1-1 en el Carlos Belmonte y 3-0 en casa. Como sucediera en la anterior oportunidad, el club aguanta una sola temporada en Segunda División, en esta ocasión tras ser decimotercero y perder la Promoción de Descenso ante el C.D. Castellón: 3-1 en la ida y 1-2 en casa.

1960 – 1970

Los años sesenta empiezan con la misma tónica pues en la campaña 60/61 asciende nuevamente a Segunda División tras ser Campeón de grupo y eliminar en la Promoción a C.F. Calvo Sotelo: 4-1 en casa, 3-0 en Puertollano y 1-0 en el desempate disputado en Badajoz; y finalmente a Club Ferrol: 1-2 en la ciudad gallega y 1-1 en casa. Por fin llega un periodo de estabilidad y durante siete temporadas milita de forma consecutiva en Segundad División, destacando las campañas 61/62 y 62/63 en las que es quinto clasificado. El resto de comparecencias son en puestos retrasados de la tabla clasificatoria hasta que en la sesión 67/68 desciende a Tercera División por la reestructuración que sufre la categoría de plata. Los clasificados entre noveno y decimosexto puesto, ambos incluidos, pierden su plaza y el Real Club Recreativo de Huelva es decimotercero.

Cabe destacar que desde el año 1965 el club celebra en verano uno de los torneos más prestigiosos de nuestro pais, el popular Trofeo Colombino, dotado con su famosa y prestigiosa carabela de plata. Deportivamente llega un ciclo de seis temporadas en Tercera División intentando salir de la misma. En la campaña 68/69 es Campeón, pero cae en la Promoción ante la U.D. Salamanca: 2-3 en casa y 0-0 en la vuelta.

1970 – 1980

En la campaña 73/74 no perdona la oportunidad y asciende directamente a Segunda División tras ser Campeón de su grupo. En la categoría de plata mantiene una evolución progresiva que le lleva en su cuarta temporada, 77/78, a ser subcampeón y ascender a Primera División con dieciocho victorias, diez empates y diez derrotas, siendo entrenador Eusebio Rios y presidente José Martínez Oliva. Por fin el club onubense milita en Primera División entre los grandes con una ilusionada afición, ávida de ver pasar por el Colombino a las grandes estrellas del momento. El debut por el contrario es negativo, puesto que se es decimoctavo y colista con tan solo ocho victorias y cinco empates, quedando bastante descolgado. A este contratiempo se le suma una crisis económica fruto del elevado coste que supone la primera categoría que casi hará desaparecer la entidad poco tiempo después.

1980 – 1990

La década de los años ochenta empieza con varios sobresaltos a nivel deportivo que casi le cuestan el descenso a Segunda División B. A pesar de la falta de liquidez, el conjunto onubense es capaz de mantenerse en la categoría y superar sus adversidades e incluso tener la opción de regresar a Primera División, caso de la campaña 88/89 en la que es quinto. Cosas del fútbol, en la siguiente temporada 89/90 desciende a Segunda División B al ser decimonoveno con doce victorias y cinco empates.

1990 – 2000

Se abre una brecha económica en la caja del club y la crisis vuelve a aparecer con fuerza, pero los onubenses reaccionan deportivamente y son subcampeones en la edición 90/91. Lamentablemente son segundos también en la Liguilla de Ascenso al ser superados por el Real Madrid C.F. “B”, quedando detrás A.E.C. Manlleu y San Sebastián C.F.. Tras dos campañas lejos de los puestos que dan opción a disputar la Promoción de Ascenso, en la temporada 93/94 vuelven a la carga como terceros clasificados. En esta ocasión durante la Liguilla su fútbol flaquea y son colistas superados por Getafe C.F., U.E. Figueres y Deportivo Alavés.

En la campaña 94/95 casi descienden a Tercera División y gracias al sprint final consiguen mantenerse. Recuperados del lapsus, en la sesión 96/97 son cuartos en Liga y realizan una buena Promoción aunque siendo superados finalmente por el C.D. Numancia. Detrás quedan Club Gimnástic de Tarragona y C.D. Manchego. El ansiado ascenso de categoría se produce en la campaña siguiente 97/98, en la que son subcampeones de grupo y líderes en la Liguilla al imponerse a Barakaldo C.F., Real C.D. Espanyol de Barcelona “B” y Real C.D. de La Coruña “B”. El reencuentro con la categoría de plata es plácido y el club termina duodécimo en la campaña 98/99.

En 1999 afronta su conversión en Sociedad Anónima Deportiva, reuniendo dos mil setecientos millones de pesetas en capital social para poder seguir militando en la LFP. La venta del Estadio Colombino en la Isla Chica le proporcionan tal cantidad y el club se convierte en Real Club Recreativo de Huelva, S.A.D.. Finalizada la temporada 99/00, el Real Club Recreativo de Huelva es vigésimo primero y desciende a Segunda División B. Sin embargo, el descenso administrativo y posterior desaparición del C.P. Mérida hace que los onubenses sean repescados para seguir en la categoría.

2000 – 2010

El nuevo siglo empieza con el ascenso a Primera División de la temporada 01/02 tras ser tercero en Liga con Lucas Alcaraz en el banquillo y Francisco Mendoza de presidente, habiéndose inaugurado el 8 de noviembre de 2001 el Nuevo Colombino, un moderno estadio que sustituye al viejo Colombino. Para tal evento, se disputa un partido amistoso entre el equipo local y el Newcastle United F.C. con resultado final de 3-0, anotando Pavón el primer gol de la historia de este campo. Su reestreno entre los grandes después de casi un cuarto de siglo de ausencia termina como en aquella ocasión, descendiendo al término del mismo al concluir en decimoctavo puesto, a siete puntos de la salvación. Sin embargo, en la Copa de S.M. el Rey consiguen meterse en la Final, única vez en su larga historia, perdiendo el 5 de marzo en el ilicitano Martínez Valero ante el Real C.D. Mallorca por 0-3.

La entidad andaluza desde su conversión en S.A.D. experimenta un notable cambio en sus estructuras, optando a estar entre los grandes como no sucedía en antaño. Fruto de ello es el nuevo ascenso a Primera División de la temporada 05/06 como Campeón con Marcelino García Toral en el banquillo y su permanencia entre los grandes durante tres temporadas consecutivas hasta que en la edición 08/09 sucumbe al ser vigésimo y colista. En este último ciclo pasan por el club jugadores como: Santi Cazorla, Uche, Sinama Pongolle, Viqueira, Javi Guerrero o Rosu. La temporada 09/10 es la del regreso a la categoría de plata en un campeonato plácido en donde no pasa apuros y en donde del mismo modo tampoco tiene opciones para aspirar a algo más, siendo uno de los pocos clubs que no anda asediado por el descenso y que acomete cada encuentro con meridiana tranquilidad.

2010 – 2020

En la campaña 10/11 tiene un mal inicio y se presagia lo peor, dando un giro radical a medida que transcurren los encuentros al obtener la horma de su zapato con el cambio de técnico. En la segunda vuelta se estabilizan y se convierten en un grupo fuerte, alcanzando una duodécima plaza satisfactoria respecto a cómo empezaron las cosas. La edición 11/12 se caracteriza por la caída libre que experimentan los blanquiazules, dejando perder en los últimos encuentros el colchón de puntos que les separaba de los puestos de apuro y quedando en un decimoséptimo puesto que no satisface a nadie.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia del Real Club Recreativo de Huelva, 1889-2003: de club de recreo a S.A.D.. Diego Becerril y Antonio La O Leñero (2003).
  • Recreativo de Huelva y Onuba F.C.: dos nombres para una sola entidad. Antonio Balmont (2008).
  • 1884-1889: El orígen del Huelva Recreation Club. Antonio Balmont (2010).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Archivo privado de Andrés Luis Vázquez Villegas.
  • Anuarios de la RFEF.
  • Diario Odiel. Diario.
  • Diario La Provincia. Diario.
  • Diario de Huelva. Diario.
  • Huelva Sport. Semanario.
  • Arte y Deportes. Semanario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.diariohuelva.com Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Deportiva Almería, S.A.D.

 

 

 

PLANTILLA 2019-2020:

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Almería, S.A.D.
  • Ciudad: Almería
  • Provincia: Almería
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 26 de julio de 1989
  • Fecha de federación: 1989

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Almería Club de Fútbol (1989-1996)
  • Almeria Club de Fútbol, S.A.D. (1996-2001)
  • Unión Deportiva Almería, S.A.D. (2001-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de los Juegos Mediterráneos
  • Año de inauguración: 2004
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de los Juegos Mediterráneos (2004-)
  • Capacidad: 22.000 espectadores

estadio Juegos Mediterraneos

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal de Fútbol (1989/90)
  • Campo Municipal Matías Pérez, La Cañada de San Urbano (1990/91)
  • Campo Municipal de Benahadux (1990/91)
  • Campo Municipal de Fútbol (1991-2000), Estadio Municipal Juan Rojas (2000-2004)
  • Estadio de los Juegos Mediterráneos (2004- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes UD Almeria

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALMERÍA:

Entró el fútbol en la ciudad de Almería a través del puerto durante los primeros años del pasado s. XX, cuando los marineros de los buques ingleses lo practicaban en sus ratos de ocio junto al Andén de Costa. Lo que en principio crea reticencias entre los jóvenes locales, pronto es tomado con entusiasmo y se pasa de ver encuentros sólo entre extranjeros, a la práctica efectiva por parte de los almerienses. Así pues, el primer testimonio lo encontramos en un anuncio de la Feria de 1907 en la que se proclama un partido de “foot-ball” en el citado Andén.

Sin embargo, el fútbol organizado surge en abril de 1909 cuando un grupo de muchachos intrépidos crea el Almería Foot-ball Club, sociedad esta quien empieza con camiseta roja y pantalón negro, para en 1914 pasar a emplear camisa rojiblanca con pantalón azul. El fervor creativo no se detiene ahí y pocos meses después nace el Almería Sporting Club, fuerte entidad rival de la anterior, que viste camisa blanca con pantalón negro. Son estos aún años de fuerte protagonismo taurino por cuando existe una gran tradición, pero el fútbol poco a poco va cautivando adeptos. Así, en 1914 se añade un nuevo club, el Athletic Club de Almería, de efímera vida pues desaparece hacia 1918. Hasta este mencionado año de 1918, los tres clubs juegan numerosos partidos entre sí, pero a partir de esta fecha resulta ya más emocionante para la afición el poder jugar con entidades forasteras.

En la década de los veinte, el Almería S.C. viste ya de rojiblanco con pantalón negro y su rivalidad con el Almería F.C. emprendida desde hace unos años durará hasta 1925 aproximadamente, cuando este último desaparece. El club sportinguista es tras este desenlace el más importante en la localidad y llega a estar inscrito en la Federación Sur, hasta que en 1928 la llegada del profesionalismo acaba con su existencia.

Almería permanece tres largos años sin fútbol organizado, aunque se sigue jugando de manera no oficial, y no es hasta el 15 de noviembre de 1931 cuando se funda el Atletic Foot-ball Club Almería, siendo su presidente Carlos Amigó Barberá. Esta denominación es corregida en 1933 cuando en un cambio de estatutos se pasa a Athletic Club de Almería. La directiva se empeña en llevarlo a Competición Nacional y gracias al mecenas Juan Rubio se consigue entrar en Tercera División durante la temporada 33/34. En esta campaña se está a punto de ascender a Segunda División, pero decisiones federativas inimaginables lo impiden. En la temporada 34/35 no existe Campeonato de Tercera División y el Athletic Club de Almería participa en Primera Regional. La asistencia de público es cada vez más escasa mientras los problemas económicos toman cuerpo y en enero de 1935, sin acabar la campaña, desaparece sumido en grandes deudas. El relevo lo toma la U.D. Almeriense en febrero de 1935 con jugadores procedentes del antiguo Athletic Club, pero la llegada de la Guerra Civil impide que llegue a materializarse su carrera.

Finalizado el conflicto bélico y coincidiendo con el mes de abril de 1939, los señores Manuel Martínez, Luis Pérez y Juan Espinar constituyeron el Club Recreativo de Almería contando de inmediato con el beneplácito del Gobernador Civil de la provincia, Rodrigo Vivar Téllez, paso que les abrió las puertas para convertirse en el representante almeriense atrayendo el ingreso de comerciantes y entidades oficiales. No fue sin embargo el único club y junto a este surgieron otros, aunque sin el mismo apoyo, caso del España Deportiva, el Grupo de Empresa Lanchafri, el equipo local del S.E.U. y el Frente de Juventudes de Almería.

Pasados los meses, a inicios de 1941 el politizado Club Recreativo de Almería no contaba con el apoyo de la población por diversos motivos, uno de ellos su predilección por la tauromaquia, pensando las autoridades en poner al frente a personas de prestigio que tirasen del carro, pero ni así hubo éxito y antes de llegar el verano el club se había disuelto.

Dadas las circunstancias, entre 1942 y 1943 Almería carece de un club importante que la represente y menos aun con cierto nivel deportivo, motivo por el cual tanto la ciudad como su provincia carecen de un club en el aperturista campeonato de Tercera División que el Gobierno pretende convertir en el gran torneo de los clubs modestos dándole el cariz de Liga y permitiendo su implementación en todas las regiones. Perdida la ciudad en muchos clubs de escaso peso, al final de la temporada 45/46 por fin uno de ellos, el C.D. Ferroviario, una sociedad constituida en 1942 bajo el nombre de Almería Club Deportivo y que nada tiene que ver con la sociedad disuelta en 1933, asciende a Tercera División causando la alegría tanto de aficionados como autoridades. El nombre de la sociedad, muy poco identificativo, no termina de convencer y las autoridades, preocupadas porque Almería disponga de un club importante y reconocible, median para que se adopte el de Almería Club de Fútbol, denominación con la cual se compite en la temporada 46/47 dentro del Grupo XII donde participan clubs norteafricanos y gaditanos preferentemente más el C.D. Antequerano sin éxito al ser décimo y colista. Para su fortuna, una ampliación de los grupos por parte de la Federación Española de diez a catorce participantes, le salva de un descenso a Primera Regional por otra parte inevitable.

Finalizado en la primera semana de enero de 1947 el campeonato del Grupo XII de Tercera División de la temporada 46/47 donde el Almería C.F. había terminado perdiendo la categoría y restando todavía meses hasta que la Federación Española decidiera ampliar en número la participación de los grupos, otro club en la ciudad estaba adquiriendo un notable protagonismo y creciendo a pasos agigantados; el Náutico Almería C.D.

Fundada a principios del siglo XX por Vicente Aznar Verón, la empresa Vicente Aznar S.L. que venía dedicándose a la fabricación de motores, maquinaria y componentes eléctricos, gracias a su dinamismo tras la guerra adquirió una gran fuerza llevándole a constituir en 1945 el Grupo de Empresa Moto-Aznar, proporcionando a sus empleados un Hogar del Productor en el que había dos equipos de fútbol con personal de talleres y oficinas, además de equipos de billar y natación. Dirigida la empresa desde 1944 por José Aznar Jurado, ligado a Educación y Descanso el G.E. Moto-Aznar compitió uniformado con camisa blanquiazul y pantalón azul durante la temporada 45/46 en el campeonato provincial sin demasiado éxito pero consciente de que, con unos arreglos, podía llegar más lejos. En 1946, junto a la carretera de Níjar, invirtió y construyó un magnífico terreno de juego denominado Campo de Moto-Aznar con capacidad para ocho mil localidades alcanzándose la importante cifra de dos mil socios, tras lo cual, para poder competir en Primera Regional por condiciones de campo y masa social, se desligó en agosto de Educación y Descanso quedando inscrito en la Federación Regional del Sur con el nombre de Náutico Almería C.D. al estar la directiva muy bien relacionada con la Marina.

Presidido inicialmente desde su fundación por el comandante de la Marina, José María Guitián y desde febrero de 1946 por José Aznar Jurado, la campaña 46/47 en la Primera Regional del Grupo Almería-Granada fue sobresaliente y en octubre de 1946 se proclamó campeón con cinco victorias y una sola derrota, accediendo a la Fase Intermedia para tratar de ascender a Tercera División. Exultante por su título, la directiva del Náutico Almería C.D. no quería saber nada de una posible fusión con el Almería C.F., todo lo contario que los directivos de este último club, muy tocados por el descenso, intercediendo entonces el Gobernador provincial, Manuel Urbina Carrera. Entusiasmado éste con la posibilidad de contar con un gran club que compitiera en Tercera División y poder así acceder a Segunda División, desde Gobernación se hizo todo lo posible e imposible por unir ambos clubs llegándose en febrero al acuerdo de constituir uno nuevo mientras, para terminar la temporada, se les permitía a ambos seguir empleando sus respectivos nombres y entre paréntesis el nuevo.

El 26 de febrero de 1947 quedaba constituido definitivamente la Unión Deportiva Almería por unir a los dos principales clubs de la ciudad, formándose una Junta Directiva en la que José Aznar Jurado era presidente, Alfredo Esteller Rodríguez vicepresidente, Pedro Martínez Romero ejercía de contador y José Villalobos Valdivia de tesorero decidiéndose, por unanimidad, que la nueva sociedad vistiera camisa rojiblanca con pantalón azul y en el escudo figurasen esos colores y la simbología del escudo municipal además de emplear como terreno el Estadio de la Falange, un recinto inaugurado el 21 de abril de 1946 de muy reciente construcción.

Tras unos años iniciales en Regional, pronto adquieren nivel y alcanzan la Categoría Nacional permaneciendo durante gran parte de la década de los cincuenta en Tercera División y estando a punto de ascender a Segunda División en la campaña 51/52, después de un segundo puesto en Liga. Este objetivo se consigue al término de la temporada 57/58, cuando ya bajo la nueva denominación de Club Atlético Almería (adoptada en verano de 1953), y ya incluido en la Federación Andaluza (lo había estado antes en la Federación Murciana), se proclama Campeón absoluto del grupo XI de Tercera División. Este título, aunque no le da el ascenso directo, le permite disputar una eliminatoria a doble partido con el Club Getafe Deportivo al que derrota por 5-1 en casa y 0-3 en Las Margaritas una semana después. El ascenso a Segunda División está hecho.

El Club Atlético Almería consigue en el grupo II de Segunda División de la temporada 58/59 un excelente tercer puesto que a punto esta de impulsarle a Primera División. Nada más lejos de la realidad, la campaña siguiente 59/60, tras vender bastantes jugadores y en medio de una crisis económica, desciende a Tercera División al ser decimoquinto con solo siete victorias. Las desgracias no quedan ahí y en verano de 1960 desaparece por deudas.

La ciudad queda huérfana de un club en Categoría Nacional y varias son las entidades que optan a ser el máximo representante local. De entre todos ellos el mejor situado es el Club Hispania Frente de Juventudes, una sociedad que viste camisa roja con pantalón azul, fundada el 2 de septiembre de 1955 y dedicada al fútbol aficionado que milita en Regional. Este club recibe el apoyo municipal y de inmediato parte de sus dirigentes empiezan a trabajar originando el Club Hispania de Almería, una nueva entidad ligada a la anterior que emplea los mismos colores y símbolos, de modo que uno ejerce de matriz y el otro de filial. El Club Hispania de Almería debuta en Primera Regional durante la campaña 60/61 ascendiendo a Tercera División una vez concluida esta. En la temporada 62/63 se proclama Campeón del grupo XI y como rival en la eliminatoria por el ascenso a Segunda División se enfrenta al Onteniente C.F.. El conjunto almeriense vence 2-1 en casa, pero en la vuelta pierde por 1-0. Este resultado le obliga a disputar un tercer encuentro de desempate que se celebra en Murcia el 9 de junio de 1963, saldado con derrota por 0-1 tras prórroga y ante la desilusión de su afición.

En junio de 1964 cambia de nombre y adopta el de Club Deportivo Almería, pasando a lucir los clásicos colores rojiblancos con pantalón azul tan identificativos de los clubs locales más representativos. Esta es una época de bonanza deportiva y al término de la campaña 64/65 es subcampeón, promocionando para el ascenso. El rival con el que se encuentra es el C.D. Cartagena, quien le elimina al derrotarlo 1-0 en el Almarjal y empatar a cero en la capital almeriense. En la temporada 66/67 es nuevamente subcampeón en su grupo y disputa su tercera Promoción de la década. El rival en esta ocasión es la S.D. Ponferradina a quien derrota 2-0 en casa. La ilusión se desvanece lamentablemente cuando en la vuelta recibe un exagerado 6-3 que le aparta del ascenso. En la sesión 67/68, tanto C.D. Almería como Club Hispania Frente de Juventudes coinciden en el mismo grupo de Tercera División, descendiendo el filial presidido por el sempiterno ex entrenador Matías Pérez y disponiendo el C.D. Almería de un nuevo intento en sus aspiraciones de ascenso tras ser de nuevo segundo clasificado. El oponente en la primera eliminatoria es el Aragón C.F.: 2-1 en casa y empate a cero en Zaragoza. En la segunda eliminatoria se encuentra con la S.D. Compostela: derrota por 0-3 en casa y empate a uno en Santiago de Compostela.

Tras varios intentos frustrados de ascender a Segunda División y dilapidar grandes sumas de dinero en fichajes y desplazamientos, el club entra en una tremenda crisis económica y social en 1969 por lo que la campaña 68/69 en Tercera División no la concluye, retirando al equipo de la competición y desapareciendo endeudado. En el momento de la retirada tras veintiocho encuentros, el club llevaba siete victorias, cinco empates y dieciséis derrotas, quedando el Club Hispania Frente de Juventudes al margen de todo lo sucedido y continuando su vida deportiva como hasta la fecha.

El fútbol queda bastante tocado en la ciudad y transcurren dos largos años antes de que en el verano de 1971 tres clubs modestos decidan “fusionarse” entre sí y crean uno nuevo, formado por directivos y jugadores de los tres que represente a Almería y la reflote deportivamente. Se trata del Plus Ultra C.F., de la U.D. Pavía y del Arenas C.F.. El club surgido es la Agrupación Deportiva Almería y ocupa la plaza de la U.D. Pavía, el mejor situado de los tres.

Esa misma temporada inicial 71/72, ascienden meritoriamente a Tercera División con los clásicos colores rojiblancos, permaneciendo en la categoría hasta que al término de la temporada 76/77 ascienden a la recién creada Segunda B al finalizar terceros. Por el camino quedan un par de eliminatorias para ascender a Segunda División frustradas, caso de las temporadas 73/74 en la que el Córdoba C.F. los elimina, 3-1 en El Arcángel y 3-2 en Almería; y 75/76 con el C.D. Terrasa, con quien empatan a uno en tierras vallesanas y curiosamente no disputan el partido de vuelta al no presentarse los almerienses en su propio feudo, renunciando a cualquier opción. El 24 de agosto de 1976 se inaugura el Estadio Antonio Franco Navarro con un encuentro entre los locales y el Athletic Club de Bilbao con resultado final de 1-1.

En la temporada 77/78 quedan campeones del grupo II de Segunda B y ascienden directamente a Segunda División, dentro de una campaña espectacular en la que sus seguidores se resarcen de tantos años de sufrimiento. La ciudad se vuelca con el equipo en la temporada 78/79 y tras encadenar una buena serie de resultados lo lleva en volandas a Primera División después de una fantástica liga en la que es Campeón de la categoría, empatado a puntos con el C.D. Málaga. Este año en la categoría es recordado como uno de los más competidos y emocionantes de la historia.

La Agrupación Deportiva Almería aguanta dos años en la división de honor de nuestro fútbol, siendo décimo en la campaña 79/80 y decimoctavo y último en la 80/81. El descenso a Segunda División es nuevamente desastroso y el club, en medio de una gran crisis por las grandes sumas invertidas en las temporadas anteriores en la élite, finaliza decimoctavo con el agravante de tener cuatro puntos de sanción. La sociedad desciende deportivamente a Segunda B, pero al ser denunciado por la plantilla debido al impago de mensualidades, es castigado a bajar a Tercera División. Esta es la puntilla final y el club desaparece en el verano de 1982 suponiendo la enésima desaparición de un club local después de haber alcanzado la cúspide. Pese a retirar el primer equipo de competición, las categorías inferiores siguieron disputando encuentros hasta 1983.

Como ocurriese años antes, Almería no cuenta con un club en la élite durante un tiempo. El encargado de recuperarla será el Club Polideportivo Almería, club fundado en 1983 con rescoldos del anterior. Debutan estos en Regional Preferente durante la campaña 83/84, consiguiendo el ascenso a Tercera División. Ya en esta categoría es subcampeón en la temporada 84/85, ascendiendo a Segunda B en la campaña 85/86.

El estreno en la categoría de bronce se produce en la temporada 86/87, en aquella recordada campaña en la que solo hubo un grupo único, quedando al final vigésimo de un total de veintidós equipos. Lo que parecía un descenso cantado se convierte en permanencia por cuando la RFEF decide ampliar la categoría a cuatro grupos, gracia que no sucede en la temporada 88/89 cuando desciende. Su regreso a Tercera División se vive en medio de una crisis deportiva influenciada por la pérdida de calidad en su plantilla. Los malos resultados se apropian de la entidad y acabará siendo décimo para en la campaña 89/90, resultando ser peor la 90/91 al terminar decimotercero.

Este es un punto de inflexión y en vistas a la campaña 91/92 se planifican mejor las cosas, consiguiendo ser quintos. Es en la campaña 92/93 cuando por fin gracias a su trabajo consigue volver a entrar en una Promoción, destacando sus dos enfrentamientos con el rival ciudadano Almería C.F., militante durante la competición en el mismo grupo. En la Promoción, sin embargo, pese a ser segundo las cosas no funcionan del todo bien siendo superado por el Talavera C.F.. Los otros contendientes son el C.M.D. San Juan y el C.D. Don Benito. La temporada 93/94 es la del ascenso. Con una plantilla homogénea y sin fisuras, es Campeón absoluto del grupo y en la Promoción supera a la U.D. Los Palacios. Más rezagados quedan C.P. Villarrobledo y nuevamente C.D. Don Benito.

El retorno a Segunda División B se vive apasionadamente en la campaña 94/95 quedando decimoquinto a poca distancia del descenso. Destacan en esta temporada sus partidos de rivalidad con el Almería C.F.. En la siguiente sesión 95/96, mejoran las prestaciones de la plantilla y se es noveno. Sin embargo, en la temporada 96/97 acaba decimosexto y ha de jugarse la permanencia a una carta con el C.D. Mar Menor, ganando 0-2 en San Javier y empatando a cero en el Juan Rojas almeriense. La campaña 97/98 la pasa sin hacer mucho ruido y finaliza decimocuarto.

Durante la temporada 98/99 es cuarto en Liga y tercero en la Promoción superado por Levante U.D. y Real Madrid C.F. “B”. La última plaza es para el Bermeo Club. En la campaña 99/00 es quinto, perdiéndose la oportunidad de promocionar. Durante la Navidad de 2000, en plena temporada 00/01, el club entra en una profunda crisis por las deudas acumuladas y es incapaz de pagar las mensualidades de los jugadores, denunciando estos a la entidad. El C.P. Almería ante tan dramática e insostenible situación en el mes de diciembre de 2000 decide retirarse de la competición en la jornada 18, siendole descontados todos los puntos y se anulan todos sus resultados, siendo impuesta una sanción federativa en la que no compite oficialmente durante dos años consecutivos, aunque no desaparece quedando inactivo durante este periodo. Tras la retirada del equipo, gran parte de sus jugadores pasan a integrarse en otros clubs de Segunda B, como es el caso de dos de ellos que recalan en el Almería C.F., militante por entonces en el mismo grupo. Del mismo modo, se acuerda que algunos miembros de su directiva formen parte del Consejo de Administración del Almería C.F. SAD, en gratitud por la unión del fútbol almeriense acordada tras su retirada.

En la sesión 2003/04, el C.P. Almería reaparece en la Regional almeriense encuadrado en Primera Provincial de Almería siendo noveno, octavo la 04/05, decimoprimero la siguiente 05/06 y sexto la temporada 06/07, hasta que la sesión 07/08 vuelve a un nuevo periodo de inactividad sin competir. De nuevo y tras cinco años de inactividad, desde la sesión 2012/13 el club vuelve a competir en Regional Preferente de Almería, denominada desde la 14/15 como Segunda Andaluza de Almería, en la que es Campeón la sesión 15/16 ascendiendo de categoría.

HISTORIA DEL CLUB:

1989 – 1990

El último club en aparecer es el Almería Club de Fútbol, nacido el 26 de julio de 1989 tomando la plaza de la Ag.D. Pavía en el grupo II de Regional Preferente y adquiriendo un nuevo número federativo, fundado por socios descontentos con la gestión del C.P. Almería, ávidos de empezar un nuevo rumbo deportivo. El 6 de noviembre de 1989 queda inscrito en el Registro de Entidades Deportivas de la Junta de Andalucía bajo el singular nombre de Unión Fútbol de Almería, C.F. con sede en la calle Altamira número 16. Partiendo desde Regional bajo la tutela de Guillermo Blanes del Águila y con Pepe Navarro como entrenador, debuta un 3 de septiembre en competición, y asciende paso a paso peldaños hasta alcanzar con Pepe Cayuela la Tercera División en la temporada 91/92.

1990 – 2000

En su primera campaña en Tercera División es segundo en su grupo y en la Promoción se impone a C. At. Cortegana, U.P. Plasencia y C.D. Manchego, logrando el ascenso a Segunda División B. El debut en la categoría de bronce se salda con un aceptable décimoprimer puesto con Pedro Buenaventura en el apartado técnico. El club almeriense prosigue una meteórica carrera ascendente que le lleva en un par de temporadas a Segunda División A, cuando al término de la 94/95 y de nuevo con Pepe Cayuela como entrenador ayudado por Pepe Navarro, en sustitución de José Enrique Díaz cesado en el mes de abril, es subcampeón y en la Promoción supera a Valencia C.F. “B”, Racing Club de Ferrol y S.D. Beasain.

La categoría de plata es una división en la que encuentra numerosas dificultades deportivas y prueba de ello es la campaña de debut en la LFP con un decimosexto puesto, salvando la categoría en la última jornada de Liga con un empate a uno frente al Real Madrid C.F. “B” y con tan sólo dos puntos de diferencia con el descendido Sestao Sport Club. La segunda temporada en la categoría de plata será la del descenso, con el paso de tres entrenadores por el banquillo: Gonzalo Hurtado, Uli Stilike y finalmente Pedro Braojos. Así pues, tras un par de campañas a nivel profesional desciende a Segunda División B al finalizar decimoséptimo en la 96/97.

Por el camino, el club se transforma en Sociedad Anónima Deportiva mediante escritura pública el 20 de junio de 1996 y siendo inscrita en el Registro Mercantil el 5 de agosto, pasando a ser Almería Club de Fútbol, S.A.D.. Tras la que podía ser una etapa de transición, en la temporada 98/99 realiza una deficiente competición y desciende a Tercera División suponiendo un gran revés. Este es un gran golpe para la entidad pero al final, tras ser cuarto en la sesión 99/00, consigue en la Promoción de Ascenso ser primero delante de C.D. San Fernando, U.P. Plasencia y U.D. Puertollano, con  José María Salmerón en el banquillo en lo que se trata de un nuevo ascenso a Segunda División B.

2000 – 2010

La década la comienza con su regreso a Segunda División B la sesión 00/01 en la que es decimoprimero. Durante esta campaña, tras la desbandada de jugadores que sufre el C.P. Almería y su gran crisis económica como se cita anteriormente, dos de sus jugadores que habían quedado libres como son el defensa Pedro Velasco y el medio Juan Ignacio pasan al Almería C.F. y este, mediante la intervención del Gobierno Municipal, pasa a denominarse de forma oficiosa Unión Deportiva Almería, S.A.D. el 10 de enero de 2001 con el objetivo de aglutinar a toda la afición almeriense en torno a un sólo club, y de manera oficial el 28 de junio con Rogelio Hidalgo en la presidencia del club. Tan rápido como descendía antes consigue ascender ahora y sólo un par de campañas le sirven para recuperar la Segunda División A, tras ser tercero en su grupo bajo el timón de Juan Martínez “Casuco” y superar a Real Madrid C.F. “B”, Pontevedra C.F. y Real C.D. Espanyol “B” en la Promoción de la sesión 01/02.

El reestreno en Segunda División A con Manuel García García como presidente es muy sufrido a lo largo de la temporada 02/03, pues casi se salva en el último minuto del descenso con gol de Paco Luna frente al vecino C.P. Ejido tras una campaña muy ajustada en resultados deportivos. En la siguiente 03/04, las cosas funcionan un tanto mejor con Antonio Fernández como entrenador tras el cese de Casuco en diciembre, y la entidad rojiblanca es decimotercera sin pasar por tantos apuros. Paralelamente tiene lugar el estreno del Estadio Mediterráneo, un magnífico recinto deportivo dotado con pista de atletismo construido para albergar los Juegos del Mediterráneo en su edición de 2005 e inaugurado el 31 de julio de 2004 para albergar las finales de la Campeonato de España de Atletismo. El primer partido oficial se jugó el 29 de agosto de 2004 en el primer encuentro de Liga frente al R.C. Celta de Vigo, con resultado final de 0-1 para los celestes, con gol de Jandro.

En el verano de 2004 sucede un hecho muy importante cual resulta la entrada del empresario Alfonso García Gabarrón, persona quien con su gestión va a traer nuevas glorias para la afición almeriense. Durante su primera campaña termina en un discreto decimocuarto puesto con cuatro entrenadores diferentes siendo Paco Flores el último de ellos, pero ya en la siguiente temporada 05/06, el club con una plantilla bastante mejorada abasta el sexto lugar en la clasificación. La entidad se propone como meta el llevar al equipo a Primera División y dar una gran alegría a la afición, sin fútbol en la élite durante veinticinco años y necesitada de nuevas sensaciones. Tras un inicio irregular en la campaña 06/07, de la mano del técnico Unai Emery poco a poco el club se va afianzando en las partes altas y una segunda vuelta espectacular propicia que se consiga el deseado ascenso al finalizar en segundo puesto. La ciudad alcanza el éxtasis con este logro y de inmediato se trazan las pautas para asentarse entre los grandes.

Sigue al frente del equipo el técnico Unai  Emery y llegan nuevos jugadores, unos fichados, otros cedidos, y se confirma un gran bloque con jugadores destacados como: los guardameta Diego Alves y Cobeño; una férrea defensa con Bruno, Juanito, Pulido, Carlos García y Mané; en la media el capitán Ortiz, Crusat, Soriano, Felipe Melo, Juanma Ortiz y Corona; o los delanteros Kalu Uche y Negredo; que resulta la revelación en Liga al presentar gran batalla y finalizar en octava posición. En la temporada 08/09 el rendimiento del club rojiblanco no decae y a pesar de ser undécimo, su fútbol muestra unos niveles muy similares a la etapa anterior con la consagración de Negredo al ser el máximo anotador del equipo. El preparador mexicano Hugo Sánchez, postrero técnico de la U.D. Almería, es sustituido a mitad de la edición 09/10 por Juanma Lillo ante los decepcionantes números de principios de Liga, consiguiendo encadenar una serie de resultados positivos con algún que otro encuentro decepcionante, que mantiene a los rojiblancos en Primera División.

2010 – 2020

La década de los años diez empieza con mal pie para el conjunto rojiblanco pues, con una plantilla excesivamente debilitada respecto a las de años anteriores, las victorias no llegan desde el inicio y se mantiene colista todo el torneo 10/11 sumando tan solo seis por lo cual, vigésimo y último, desciende a Segunda División. De vuelta a la categoría de plata y con una plantilla donde permanecen muchos de los jugadores del anterior campeonato, la campaña 11/12 significa una lucha constante por conseguir una de las cuatro plazas que den acceso a disputar la Promoción una vez descartado el ascenso directo, objetivo que no se cumple al ser séptimos. Frustrados por no conseguir estar arriba, en la sesión 12/13 se arma un buen equipo para volver a la carga que, en esta ocasión, sí tiene buenos resultados después de ser tercero en Liga tras un inalcanzable Elche C.F. y separarle tres puntos del Villarreal C.F. No conseguido el ascenso por la vía directa, la U.D. Almería emprende el camino de la Promoción, fase extra donde supera a la U.D. Las Palmas en Semifinales al empatar 1-1 en la capital canaria y vencer 2-1 en casa, resolviendo el ascenso a su favor en la Final ante el Girona F.C. al que vence 0-1 en la capital catalana y 3-0 en casa.

Con el único plan de conservar la categoría, la U.D. Almería afronta su regreso a Primera División con la ilusión de ver pasar nuevamente por su estadio a la élite del fútbol español siendo conscientes de que el reto es complicado. Dirigidos por el técnico Francisco, a base de sacrificio y pundonor el club consigue eludir el descenso por un punto quedando decimoséptimo, circunstancias idénticas que se intentarán repetir en la edición 14/15 pero sin tanta fortuna pues, con ocho victorias y el paso de hasta cuatro entrenadores, decimonoveno desciende. Si complicado resulta su descenso a Segunda División, más lo es su estancia en la temporada 15/16 con un equipo que no funciona pese a costar un dineral y pese a pasar por el banquillo rojiblanco cinco entrenadores. Asfixiado durante todo el campeonato, felizmente para sus intereses un solo punto será suficiente para que no desciendan a Segunda División B, un palo deportivo y económico que podría ser fatídico.

A trancas y barrancas la campaña 16/17 será un poco mejor pero siempre con el rabillo del ojo mirando hacia atrás pendientes de los puestos de cola. Decimoquintos, tres puntos les separarán del abismo pasando nuevamente un buen número de técnicos por su banquillo. Para el conjunto almeriense no hay técnico bueno y tres ocuparán tan complicado puesto en la sesión 17/18 en un torneo agónico en el cual hasta el último suspiro no consigue mantener la categoría. Empatados a puntos con la Cultural y Deportiva Leonesa a la que superan en gol average, la fortuna les permitirá seguir una temporada más en la categoría. En la temporada 18/19 la U.D. Almería al fin parece salir de la tensa situación deportiva en la que se hallaba inmersa en los últimos tiempos teniendo un campeonato tranquilo en el que finalmente es décimo clasificado.

A principios de agosto de 2019 el saudí Turki Al-Sheikh adquiere la mayor parte del paquete accionarial del club indálico y se convierte en el máximo accionista teniendo en mente el regreso a la élite nacional.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Relatos rojiblancos: Un siglo de fútbol en Almería. Angel Acién. Edita Angel Acién, S.A. (2007).
  • Un equipo de primera: temporada 2006-2007. Publicaciones Edalme (2007).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Málaga Club de Fútbol, S.A.D.

 

 

Escudo Málaga C.F., S.A.D.

 

PLANTILLA 2019-2020:

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Málaga Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Málaga
  • Provincia: Málaga
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 25 de mayo de 1948
  • Fecha de federación: 1948

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Atlético Malagueño (1948-1994)
  • Málaga Club de Fútbol, S.A.D. (1994-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1998/99

1 Liga de Segunda División B:

  • 1997/98

3 Ligas de Tercera División:

  • 1963/64
  • 1992/93
  • 1994/95

 

TÍTULOS INTERNACIONALES:

1 Copa Intertoto:

  • 2002

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio La Rosaleda
  • Inauguración: 14 de septiembre de 1941
  • Cambios de nombre:
  • Estadio La Rosaleda (1941-)
  • Capacidad: 30.044 espectadores

estadio La Rosaleda

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Segalerva (1948-1950)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Malaga CF

 

ESCUDOS DEL MÁLAGA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Malaga CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL MÁLAGA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Malaga CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MÁLAGA:

El origen del fútbol en la bella capital costasoleña, al igual que sucede en otras localidades del suroeste peninsular y en la gran mayoría del país, tiene su raíz en el carácter portuario de la ciudad, básico para atraer a una amplia colonia de ciudadanos británicos quienes, movidos por razones comerciales, decidieron establecerse para desarrollar sus negocios. Estos, como es común en aquellos núcleos donde existe un nutrido grupo, unidos por mantener sus costumbres no tardaron en crear un Club Inglés en los alrededores de la última década decimonónica, foco en donde nació el primer club representativo de nombre y fecha exacta constitutiva desconocidos que ya en 1890 se enfrentó al Huelva Recreation Club.

A pesar de gozar Málaga con un club de estas características, coetáneo de los existentes en Sevilla y en la provincia de Huelva, además de los distintos de Gibraltar, nada más se supo de sus evoluciones, teniendo que esperar al inicio del nuevo siglo para vislumbrar un nuevo proyecto futbolístico. Este vino gracias al impulso que supuso el Torneo de Coronación de S.M. D. Alfonso XIII ocurrido en Madrid durante 1902, capaz de movilizar las inquietudes de muchos deportistas en cualquier punto de España y en el caso concreto de Málaga, a un grupo de jóvenes que forjados en el Liceo dieron pie a la constitución del Málaga Foot-ball Club en julio de 1903.

A diferencia de la iniciativa estrictamente británica del siglo anterior, el nuevo club malagueño estaba compuesto por socios autóctonos como Ernest Rittwagen Solano en su gran mayoría, algunos de ellos con estudios en Suiza o Gibraltar, a los que se unieron ciudadanos nacidos en otros lares como Petersen ó Emilio Andersen. Presidido por Antonio Carbón y secundado por el vicepresidente Antonio Vives, el club dio asiento a jugadores como Antonio López, los hermanos Leonardo y Manuel Campuzano, Felix Pérez Montalt, Eduardo España, Enrique García de Toledo, Casimiro Franquelo, Eugenio Rosillo, Federico Cañas, José Cámara, los hermanos Jorge y Eduardo Guille, Ernesto Castro, Ramón Pérez, Francisco Gaffarena, los también hermanos César y José Burgos, Feliciano de las Heras, Carlos Sureda, Manuel Serrano, Eulogio Vives -hermano del vicepresidente-, José Bresca y más pares de hermanos como Ramón y Antonio Soriano, además de Jaime y Enrique Herrera.

Los miembros de aquel primitivo Málaga F.C. entrenaron en muchas ocasiones en el interior de la Plaza de Toros y jugaron sus encuentros junto al Hospital Noble ataviados con camisetas compradas en la cercana Gibraltar, surgiendo en referencias periodísticas parte de sus primeros devaneos futbolísticos el 3 de abril de 1904 entre dos combinados del propio club con resultado final de empate 1-1, cuando la entidad gozaba ya de cierto tiempo de vida. La escasez de rivales en la ciudad y su entorno junto a la escasa repercusión que tuvo este deporte en la ciudadanía local y consiguientemente en la prensa, nos privan conocer con mayor amplitud cómo se desempeñaron estos muchachos, teniendo nuevas referencias suyas a finales de 1907 cuando empiezan a disputarse encuentros en el Muelle de Heredia con casi los mismos mimbres de la ocasión anterior, resurgiendo el Málaga F.C. en una segunda acometida más duradera que acabó difuminándose hacia 1910.

Paralelamente, desde el Colegio de El Palo, surgían nuevos valores que serían fundamentales en el futuro hasta que en 1912, desde la margen derecha del Río Guadalmedina, nació el F.C. Malagueño, una sociedad constituida por Manolo Gámez entre otros muchos entusiastas, la cual vestía camisa rojinegra con pantalón negro y solía jugar en los campos de Los Arbolitos y de la Misericordia en sus primeros años de existencia. El F.C. Malagueño, como sociedad viviente que era, tuvo desavenencias en su interior y en 1915 sufrió una escisión que provocó el nacimiento de un segundo Málaga F.C. encabezado por el propio Manolo Gámez. La ciudad de Málaga, mediada la segunda década del siglo XX, es un hervidero de clubs y previamente al citado acontecimiento surgen nuevas entidades como el Victoria F.C. en 1914, fundado por Ignacio Sánchez y José Gutiérrez que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco y juega en Guadalmedina, el Sporting Málaga Club con base en el Colegio de los Arcángeles, el Balompié, el Athletic Málaga Club y la Gimnástica a principios de 1917.

En 1916 el Sporting Málaga Club y el Athletic Málaga Club se fusionan y bajo la presidencia de Gabriel Requena nace el Racing Club de Málaga. No será la última fusión puesto que en 1917 el Málaga F.C. no alcanza el nivel deseado y ha de fusionarse con el Racing Club de Málaga para dar lugar al Málaga Racing Club, que viste camisa rojiblanca con pantalón blanco, juega en el Campo de Guadalmedina (en 1919 pasan al Campo de Huelin) y es presidido igualmente por Gabriel Requena. El año 1917 resulta movido y uno de sus protagonistas es el Balompié el cual se fusiona con la Gimnástica dando lugar a la Gimnástica Balompié que viste camisa verdinegra con pantalón negro, herencia gimnástica y juega en el Campo de Ciudad Jardín. Otro club importante, el Victoria F.C. de José Gutiérrez, no cesa su actividad y ese mismo año acuerda fusionarse con el F.C. Malagueño, acuerdo que a las primeras de cambio es roto y José Gutiérrez restituye el nombre de Victoria F.C. como antaño. Mientras, ya en 1918, el conjunto victorista se fusiona con la Gimnástica Balompié integrándolo en su organización y modificando sus colores que pasan a ser camisa verdinegra con pantalón negro. De 1918 son el Marina F.C., club del barrio de La Malagueta que viste camisa y pantalón azules y el Hispania, fundado por los hermanos Carrasquilla.

En 1920 surge a la palestra el Athletic Malagueño con Paco Guerra como presidente y vistiendo camisa verdiblanca a rayas horizontales con pantalón negro. Este club va a ser cantera de grandes jugadores que engrosarán las filas de los más destacados de los años veinte, desapareciendo en 1928 engullido por el profesionalismo. El año siguiente, 1921, ve aparecer al Iberia Balompié, que viste camisa albinegra con pantalón negro y al Victoria Eugenia F.C., presidido por José del Pino y vistiendo desde el Rosaleda Stadium (inaugurado el 28 de septiembre de 1924) con camisa gualdinegra y pantalón negro. Llegan en 1922 el Atlántida F.C. que viste camisa blanquiazul con pantalón azul y el España F.C., vitales en el futuro inmediato.

En 1923 nace la Balompédica Malagueña fundada por José Gómez Mercado que viste camisa blanquiazul con pantalón azul, además del C.D. Malagueño fundado por Antonio García, mientras en 1924 lo hacen el Pedregalejo F.C. con camisa amarilla y pantalón blanco, el Príncipe de Asturias fundado por Félix Fórmica-Corsi, la Unión Deportiva creada por Juan de Barba, y el Olimpia por Rafael Rodríguez. De esta época es también el C.D. Malagueta, del barrio del mismo nombre, mientras 1925 trae al Delfos Balompié y al nuevo Sporting Club, entidad fundada por el padre Francisco Míguez y dirigida por los salesianos, que viste camisa rojiblanca con pantalón azul y anda provista de una gran cantera envidia de toda la ciudad que en 1925 estrena el Campo de Sagalerva. Con el año 1926 nace el Fortuna Balompié fundado por Carlos Navarrete el cual viste camisa blanquiazul con pantalón azul.

A pesar de tanto club, Málaga entre 1918 y 1921 adolece de buenas instalaciones deportivas y tras el cierre en 1920 del Campo del Príncipe de Asturias situado en el Paseo de Redding, sucumben algunas sociedades primitivas como los nostálgicos F.C. Malagueño, Victoria F.C. y Málaga Racing Club. El resurgir del fútbol con palabras mayúsculas se produce realmente a finales de 1921 cuando el 1 de diciembre nace un nuevo club que va a ser épico: el tercer Málaga F.C., con Félix García Lomas en la presidencia y los tres hermanos Cuberta en sus filas, jugando en el Campo de Granadinos y cuyos colores son camisa blanquiazul con pantalón negro. La necesidad sin embargo de inscribirse en el Gobierno Civil para poder federarse en julio de 1922, hace que el gran portero onubense Pepe Font acceda a la presidencia al ser el único componente mayor de edad, paso tras el cual inauguran bajo régimen de alquiler el 23 de agosto de 1922 el Campo de los Baños del Carmen, iniciándose el restablecimiento de la práctica futbolística con la creación a partir de esta fecha de varios recintos que atraerán a clubs de nuevo cuño.

El segundo gran estandarte de la década es el Victoria F.C. que resurge en el último tramo de 1922 tras la inauguración del Carmen. El club verdinegro es federado y participa en el campeonato 22/23. En julio de 1923 Pepe Font más otros jugadores disgustados con el seno directivo del Málaga F.C. a resultas de un incidente protagonizado tras un encuentro con la Real Balompédica Linense, abandonan el Málaga F.C. y establecen reuniones con el Victoria F.C. para ingresar en este. A esta pretensión se suma Emilio Andersen y se busca un campo propio donde jugar, encontrándose en el que está construyendo el España F.C.. Cocido todo en el Gimnasio de Adolfo de la Torre, el Victoria F.C. y el España F.C. se fusionan y adoptan el nombre de Foot-ball Club Malagueño para que este no se pierda siendo los colores elegidos camisa y pantalón blanco, sumándose algunos jugadores del Atlántida Foot-ball Club.

El flamante F.C. Malagueño se presenta como una alternativa clara al poder que tiene el Málaga F.C. e inaugura el 18 de noviembre de 1923 el Campo del Palo. Mientras, deportivamente ocupa tras inscribirse en la Federación Regional Sur plaza en Segunda Categoría, luego denominada Primera Categoría Grupo B, consiguiendo más tarde el subcampeonato en la temporada 25/26 y ascendiendo al Grupo A. Instalado en la élite andaluza, comparte categoría con el ya Real Málaga F.C., con el título de Real desde el 11 de agosto de 1927 gracias a las gestiones de su presidente Ignacio Lazarraga. El Real Málaga F.C. en el segundo lustro de los años veinte es la primera fuerza local, pero el profesionalismo le pasará factura con la fuga masiva de jugadores y en 1929 se traslada al Campo del Cristo quedando último en la Serie B de la Liga 29/30.

Por si fuese poco, las deudas son cuantiosas y tras una trágica decisión deciden desaparecer y formar una nueva sociedad. En septiembre de 1930 nace el Málaga Sport Club producto de la fusión entre lo que fue Real Málaga F.C. y el Sporting Club, sociedad con la que desde 1929 viene manteniendo un fuerte vínculo al compartir el Campo de Sagalerva. La nueva entidad viste camisa blanca con pantalón azul partiendo desde Segunda Categoría Preferente. Poco a poco empieza a recuperarse e incorpora jugadores profesionales y tras la Liga 31/32, el Málaga S.C. consigue ascender a Primera Categoría. Durante la campaña 32/33 la ciudad cuenta con dos clubs entre los mejores de Andalucía, F.C. Malagueño y Málaga S.C., compartiendo un campeonato que resulta apasionante con duelos muy intensos.

Al coincidir en la misma categoría los mandatarios de los dos clubs malagueños, aleccionados por periodistas y aficionados, entienden que su futuro por separado es francamente complicado puesto que han de pelearse entre sí para obtener jugadores en la ciudad y además frente a clubs con mucho mayor poder económico en la región. Terminado en marzo el campeonato, se promueve una junta pro-fusión que tras convencer a las respectivas aficiones de los pros de la unión, convoca sendas asambleas extraordinarias el 22 de marzo para aprobarla. El resultado es favorable y se marca un decálogo a seguir en el cual se incluye la construcción de un nuevo campo, la elección de un nombre para la nueva sociedad y la liquidación de cualquier deuda pendiente entre otros puntos, además de concertarse tres encuentros amistosos frente a C.D. de La Coruña, Cte. d’E. Sabadell F.C. y Donostia F.C., quienes jugarán frente a una selección F.C. Malagueño-Málaga F.C. para escoger los jugadores que formarán parte de la nueva plantilla.

Todo este proceso culmina felizmente y con el apoyo general de los aficionados el 12 de abril de 1933 con el surgir del Club Deportivo Malacitano, una nueva sociedad más potente que viste camisa celeste con pantalón blanco y que años después obtendrá grandes éxitos deportivos. La fusión significa la desaparición en escena de ambos clubs en contraposición a lo difundido por algunas voces con posterioridad, puesto que los dos desean empezar haciendo borrón y cuenta nueva contando con el beneplácito de la Federación Regional Sur, organismo a quien comunican su elección y del que obtienen la confirmación de una plaza en Primera Categoría. En cuanto al terreno de juego resulta escogido el de Los Baños del Carmen. El C.D. Malacitano participa en el campeonato de Tercera División de la temporada 33/34 que dilucida quienes ascenderán a Segunda División siendo tercero en el Grupo VI. En el verano de 1934 la FEF decide ampliar el número de grupos y clubs de Segunda División eliminando la Fase de Tercera División, paso que es aprovechado por el C.D. Malacitano para estrenarse en la categoría de plata durante el campeonato 34/35 resultando quinto en el Grupo III al igual que en el de la sesión 35/36. Paralelamente participa en el Superregional siendo Campeón del subgrupo andaluz en la campaña 34/35 y quinto en la edición 35/36, hasta que la irrupción de la Guerra Civil hace que cesen sus actividades durante gran parte del periodo bélico.

A finales de 1938 la situación en Andalucía esta dominada por el Ejército Nacional y algunos clubs reemprenden la vida deportiva disputándose iniciado 1939 el Campeonato Regional. El C.D. Malacitano queda ausente de este y ya en pleno verano, una vez finalizado el conflicto, la FEF apremia a todos los clubs para que vuelvan a la normalidad lo antes posible siéndoles respetada la situación deportiva previa de 1936. El C.D. Malacitano que viste ahora camisa blanca con pantalón negro, compite de nuevo en Segunda División finalizando tercero durante la campaña 39/40. Tras la renuncia del Racing Ferrol F.C. para participar en el Torneo de Subcampeones, se cede su puesto al mejor tercer clasificado de los cinco grupos, siendo este para los malacitanos. Disputada la liguilla junto a Club Atlético Osasuna, C.S. Sabadell F.C., A.D. Ferroviaria y C. Recreativo Granada, logra ser Campeón de la Copa FEF.

Comienza la década de los cuarenta siendo quinto en Liga en la temporada 40/41. El 13 de abril de 1941, por la imposibilidad de usar el Campo de los Baños del Carmen debido a un temporal, se estrena el nuevo recinto del Campo de la Rosaleda en partido de Copa frente a la Ag.D. Ferroviaria de Madrid, venciendo los locales por un contundente 6-0. El 8 de septiembre de 1941 los malacitanos deciden cambiar de denominación y pasan a ser Club Deportivo Málaga para llevar el nombre de la ciudad, empezando a vestir con el clásico uniforme dotado de camisa blanquiazul y pantalón azul. La inauguración oficial del Estadio de La Rosaleda se produce el 14 de septiembre en un partido amistoso frente al Sevilla C.F., venciendo los locales por 3-2.

escudo CD Malaga 1941

El C.D. Málaga fue un club con un amplio historial dentro del fútbol español, pues logró militar un total de veinte temporadas en Primera División, dividido en varias etapas y treinta y una en Segunda División A, además de nueve en Tercera División. Destacan en su historial los primeros años setenta, época en la que fue capaz de permanecer cinco temporadas consecutivas en Primera División entre los grandes. Por el club malagueño pasaron jugadores de renombre como: Viberti, Guerini, Juanito, Mata, Bazán, Matosas, Deusto, Paquito, Jaro, Ben Barek, Lauridsen; y entrenadores como: Helenio Herrera, Kubala, Domingo Balmaña, Antonio Benítez y Ricardo Zamora, dejando todos ellos una gran huella en el club.

La triste y lamentable desaparición del C.D. Málaga, todo un símbolo para la ciudad, se produce al finalizar la temporada 91/92 con una entidad inmersa en una enorme crisis deportiva y económica por la que es descendida a Tercera División a consecuencia del impago respecto a sus jugadores y con una deuda acumulada de algo más de 2.000 millones de pesetas, haciendo inviable su conversión en Sociedad Anónima Deportiva. El club ante estas cifras negativas desorbitantes y la falta de un mecenas o entidad que las sufrague, entra en quiebra y acaba desapareciendo ante la impotencia de su sufrida afición.

Previamente a este trágico desenlace, en 1991 la directiva malacitana viendo el rumbo que tomaban los acontecimientos hizo que su club filial, el Club Atlético Malagueño, se registrase en la Federación Andaluza con número distinto y se desvinculara del primer equipo, de modo que en el futuro fuese de nuevo el primer club de la ciudad. Esta no era sin embargo la primera ocasión en la que se tomaba un decisión similar, pues en la campaña 59/60 ya se hizo con motivo del encuentro de ambos clubs en Tercera División del propio C.D. Málaga y el club filial.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1948 – 1950

El Club Atlético Malagueño fue fundado el 25 de mayo de 1948 al comprar el C.D. Málaga los derechos del C.D. Santo Tomás, club que militaba en Regional y que en la última temporada se proclamó Campeón de Aficionados, convirtiéndose desde entonces en un gran vivero de futbolistas. Su primera Junta Directiva se formó en el mes de agosto, resultando José López Cabello eligido como primer presidente del nuevo club y Tomás Díez Aizpuru como entrenador. Tuvo como condición de filial un gran protagonismo en Tercera División, llegando a militar hasta un total de treinta y siete temporadas en esta categoría y consiguiendo muchos éxitos deportivos.

1950 – 1960

En su primera temporada en Categoría Nacional termina décimosegundo a cuatro puntos de los puestos de descenso y consigue mantener la categoría con Antonio Iznata en el cargo de entrenador. Las siguientes 51/52 y 52/53 termina como colista, pero la ampliación del número de participantes en los grupos evita que el filial malaguista de con sus huesos en Regional. La sesión 53/54 de nuevo termina situado en los puestos bajos de la tabla todavía dentro del Grupo VI.

Para la 54/55 se verán ampliados los grupos de Tercera pasando de seis a diecieis, reduciendo el número de participantes a diez por grupo, de los que el C.At. Malagueño será séptimo siendo presidente Francisco Fernández de Córdoba y Pascual, debiendo jugar una Liguilla de Permanencia en la que termina penúltimo pero salvando finalmente la categoría. La siguiente temporada, 55/56, transcurre por los mismos derroteros y siendo penúltimo debe disputar una nueva Liguilla de Permanencia que es salvada para continuar en la categoría de bronce. El último tramo de la década con José Vergara Béjar en la presidencia, el filial malagueño sufrirá una mejora terminando en los puesto altos de la tabla encuadrado en el Grupo XI.

1960 – 1970

La década de los años sesenta comienza para el filial del mismo modo que terminó la anterior, es decir, situado arriba de la tabla clasificatoria, y por fin en la campaña 62/63 con Don Antonio Espejo Nieto en la presidencia, tras ser subcampeón lucha por el ascenso a Segunda División, eliminando al Orihuela Deportiva C.F.: 3-1 en casa y 1-2 en la ciudad alicantina; pero cayendo ante el C.D. Hospitalet: 0-1 en casa, 2-3 en la ciudad del Llobregat y 1-2 desfavorable en el desempate de Barcelona.

En la temporada 63/64 consigue el título de Liga por primera vez con Antonio Carmona Ros como entrenador, pero en la Promoción es superado por el C.D. Calvo Sotelo tras una dura pugna: 1-0 en Puertollano, 2-1 en casa, 0-0 en el primer desempate y 1-2 para los manchegos en el segundo, ambos disputados en Sevilla. La siguiente termina en el cuarto puesto lejos de alcanzar al segundo clasificado, situación que se repite la 65/66 escapándose la Promoción por tan sólo dos puntos. El club filial seguirá en su línea hasta que la sesión 67/68 termina décimosegundo y desciende por reestructuración, jugando la sesión 68/69 en Primera Categoría Regional.

1970 – 1980

En la década de los años setenta, tras ascender de Regional, comienza dubitativo la sesión 70/71 dentro del Grupo IV terminando décimotercero, puesto éste que le obliga a disputar una Promoción de Permanencia frente al Jerez Industrial C.F., la cual supera tras vencer 3-0 en la ida y perder 1-0 en la ciudad gaditana. Sin embargo, en la edición 72/73 terminará penúltimo clasificado, descendiendo a Regional donde permanecerá cuatro angustiosas temporadas hasta que la sesión 77/78 regresa a Tercera División gracias a la creación de la Segunda División B. En ella se mantendrá en la zona tranquila dentro de los puestos medios de la tabla hasta finalizar la década.

1980 – 1990

La década de los años ochenta se mantendrá de manera íntegra en Tercera División, sin mayores sobresaltos y con el objetivo de dar el salto de categoría tras permanecer siempre en la parte alta de la tabla clasificatoria bajo la presidencia de Indalencio Cordero Codes, Antonio Domínguez Martín ó Mariano Mancera, entre otros. La oportunidad se dará en la sesión 87/88 siendo entrenador José Sánchez Pérez cuando a punto está de ascender a Segunda División B, pero la fortaleza mostrada por el Real Jaén C.F. le impide tan ansiado premio al quedar a cinco puntos de diferencia de éste. Lo que resta de los años ochenta seguirá manteniendo su gran nivel deportivo con campañas aceptables.

1990 – 2000

Con la entrada en la década de los años noventa, se modificará el sistema de ascenso introduciéndose una Liguilla a disputar por los cuatro primeros clasificados. El C.At. Malagueño desaprovecha la sesión 90/91 al terminar sexto, pero no ocurrirá lo mismo la siguiente 91/92 en la que termina cuarto clasificado con 51 puntos con José Román Ramírez en la presidencia. Sin embargo, en la Liguilla de Ascenso no tendrá fortuna y será segundo por detrás de C.D. San Roque de Lepe. Detrás quedarán U.B. Conquense y U.P. Plasencia.

Es a partir de este momento cuando el hasta entonces filial malagueño, toma el relevo del desaparecido C.D. Málaga en verano de 1992 y se convierte en el club de referencia entre los aficionados. Esa misma temporada 92/93, José Antonio Domínguez se hace cargo de la presidencia, y el club se proclama Campeón de su grupo de Tercera División de la mano de Fernando Rosas y en la Promoción de Ascenso consigue subir a Segunda División B tras imponerse en la Liguilla de Ascenso a: C.P. Cristian Lay, C.D. Mairena y Manzanares C.F.. Así mismo, la S.D. Malagueña (club fundado en 1990) se convierte en filial malaguista. Las expectativas forjadas para subsistir en la campaña 93/94 dentro de la Segunda División B no se cumplen y el equipo acaba descendiendo a Tercera División tras ser decimoséptimo.

Los cambios son continuos y a velocidad de vértigo pues con el verano de 1994 llegan a la entidad andaluza los empresarios Federico Beltrán y Fernando Puche, revitalizando económicamente al club y cambiando su denominación el 29 de junio a Málaga Club de Fútbol, S.A.D. al transformarlo en Sociedad Anónima Deportiva. Previamente, el 19 de diciembre de 1993 fue aprobado el cambio de nombre a Málaga C.F. en asamblea. El resultado a tal inversión es inmediato y se proclama Campeón absoluto de su grupo con treinta y una victorias, nueve empates y cero derrotas, además de noventa y nueve tantos a favor, todas unas grandes cifras con Antonio Fernández Benítez como técnico. En la Promoción se impone a C.D. Isla Cristina, Jerez C.F. y Puertollano Industrial C.F., consiguiendo el merecido ascenso aunque no sin apuros.

Nuevamente en Segunda División B, durante la campaña 95/96 el club blanquiazul se convierte en uno de los gallitos del grupo con aspiraciones de ascenso, objetivo este que no llega en sus primeras ediciones al ser quinto y no poder alcanzar los primeros puestos que dan acceso directo a la disputa de la Liguilla. La S.D. Malagueña se integra en el verano de 1995 dentro del club principal y cambia de nombre a Málaga Club de Fútbol, S.A.D. “B”. La sesión 96/97 se repite la historia al terminar quinto en una temporada marcada por numerosos cambios de entrenador. Es en la temporada 97/98 cuando se cumple el objetivo, pues el Málaga C.F. es Campeón de grupo con bastante holgura siendo entrenadores Tolo Plaza y el avilesino Ismael Díaz, y en la Promoción de Ascenso se impone tras reñidísimo duelo con el Terrassa F.C., a Talavera C.F. y S.D. Beasain.

El club estrena la Segunda División A en la temporada 98/99 con las vistas depositadas en tratar de ascender a Primera División en un futuro inmediato, y con una gran plantilla bastante equilibrada formada entre otros por: Rafa, Mikel Roteta, Bravo, Dorado, Valcarce, De los Santos, Movilla, Zárate, Rufete, Agostinho, Ruano, Sandro, Basti, Edgar, Ismael, Guede ó el goleador Catanha; lo consigue a primeras de cambio bajo la dirección técnica de Joaquín Peiró, acabando Campeón con desahogo. El ascenso del club es meteórico y en la temporada 99/00 debuta en Primera División, volviendo la ciudad a disfrutar de este privilegio una década después de que lo hiciese el desaparecido C.D. Málaga. En Liga realiza una campaña aceptable bajo su condición de debutante en la máxima categoría y finaliza duodécimo con la incorporación de nuevas figuras como: Contreras, Fernando Sanz, Rojas, Musampa, Luque ó Darío Silva.

2000 – 2010

En la temporada 00/01 se consigue reunir una buena plantilla y se consolida con refuerzos en la delantera como Canabal ó el panameño Dely Valdés, que da unos excelentes resultados al ser octavos y rozar con la yema de los dedos posiciones cercanas a la disputa de la Copa de la UEFA. En el verano de 2001 accede a la presidencia Serafín Roldán, máximo accionista del club, finalizando en Liga décimo clasificado con incorporaciones al equipo como: Litos, Duda, Gerardo, Leko, Miguel Ángel ó el “Gato” Romero. La sesión 01/02 terminará en un aceptable décimo puesto. Se consigue entrar en la Copa Intertoto en la edición 2002, en la que elimina a K.A.A. Gent belga, E.S. Troyes Aube Champagne, y al Villarreal C.F. en la Final, con resultado de 0-1 con gol de Gerardo en El Madrigal, y 1-1 con gol de Roteta en La Rosaleda, consiguiendo así su primer trofeo internacional. A través de esta hazaña, consigue un billete para disputar la Copa de la UEFA. En este torneo consigue alcanzar los cuartos de final tras eliminar a clubs como Leeds United A.F.C. y A.E.K. de Atenas, cayendo eliminado en penaltis a manos del Boavista F.C.. En Liga terminará en la zona tranquila de la clasificación, resultando decimotercero en la campaña 02/03.

En la temporada 03/04, Juande Ramos asume el cargo en el banquillo y se refuerza el equipo con Diego Alonso y con un Salva Ballesta en plan estelar obteniendo diecisiete dianas, finalizan décimos. La campaña 04/05 es más deficiente, pues el nuevo técnico Gregorio Manzano desde el banquillo no es capaz de sacar al equipo desde las profundidades y Antonio Tapia, quien poco antes ha ascendido al Málaga C.F. “B” a Segunda División A, toma las riendas y realiza una segunda vuelta espectacular que le aúpa al décimo puesto, igualando con la anterior sesión gracias a la actuación de los porteros Calatayud y Arnau, así como a la consolidación de canteranos como Iznata, Alexis Ruano, Juanito ó Geijo, o a la incorporación de delanteros como el costarriqueño Wanchope ó el brasileño Baiano.

Lo peor llega en la temporada 05/06, cuando tras siete temporadas consecutivas en la élite, el Málaga C.F. desciende a Segunda División A tras perder potencial en la plantilla pese a contar entre sus filas con jugadores como el “Chengue” Morales, Juan Rodríguez o Pablo Couñago. Antonio Tapia, después de un buen inicio, encadena una serie de malos resultados que hacen que a mitad de temporada el secretario técnico, Manolo Hierro, ocupe el banquillo. La trayectoria no se endereza y se acaba último clasificado, bastante descolgado del resto de equipos. Lo peor es que el filial blanquiazul también desciende, en este caso a Segunda División B, en lo que se puede calificar de una temporada horrenda para los intereses malacitanos.

En la temporada 06/07, Fernando Sanz toma las riendas del club al ocupar la presidencia y hacerse con el control accionarial. El Málaga C.F. que en ese momento se encuentra en Segunda División A, acaba realizando una frustrante campaña con Marcos Alonso en la que finaliza decimoquinto, muy alejado de los primeros puestos y gracias a que hay algunos clubs que lo hacen peor, consigue mantener la categoría. Un giro radical en su directiva y la llegada de nuevos jugadores como: Wellingtón, Hélder, Rossato, Javier Calleja, Apoño, Eliseu, Baha ó Roberto Peragón; y con Juan Ramón López Muñiz al frente de la plantilla, hacen que en la campaña 07/08 se alcance el subcampeonato y se ascienda brillantemente a Primera División.

En este retorno, el club malagueño acomete una muy aceptable temporada 08/09 y queda en octavo puesto con una plantilla bien conjuntada, permaneciendo durante varias jornadas al acecho de una plaza en competición UEFA. Totalmente distinta es la sesión 09/10 en la que pese a contar con una buena plantilla reforzada con Munúa, Valdo, Caicedo, Obinna ó Edinho entre otros, los resultados no acompañan y los malagueños coquetean con el descenso durante muchas jornadas, llegándose a un angustioso final en la que deciden su continuidad en la categoría al conseguir empatar en casa ante un Real Madrid C.F. que se juega la Liga.

2010 – 2020

El 11 de junio de 2010 el club pasa a manos del jeque qatarí Abdullah ben Nasser con el que los blanquiazules inician un nuevo periodo en su historia, confeccionando una plantilla descompensada y exenta de calidad que pasa por numerosos problemas en la primera vuelta temiéndose un pésimo desenlace. Gracias al acierto de los fichajes de invierno y al gran desembolso económico realizado la historia albiceleste termina bien con la undécima plaza tras una lenta pero segura remontada en la cual el técnico chileno Manuel Pellegrini tiene mucho que ver. En la edición 11/12 llegan jugadores importantes al club costasoleño realizándose una gran inversión, convirtiéndose los malagueños en claros aspirantes a conseguir una plaza para jugar en torneo europeo. Tras una primera vuelta que sirve para acoplar a los recién llegados, los blanquiazules remontan puestos y poco a poco acceden a la cabeza llegando incluso a ser terceros, quedándose finalmente con la cuarta plaza y consiguiendo clasificarse para disputar la fase previa de la Liga de Campeones por vez primera en su historia.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Fases Históricas del C.D. Málaga. 45 años de Fútbol malagueño (1904-1949). Fernando González Mart (1950).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia del Fútbol en Málaga. Antonio Fernando Urdiales Urdiales (2002).
  • Málaga C.F. (1994-2004): de tercera a la primera pasando por la UEFA. Manuel Ángel Linares Pérez. Grupo Editorial Universitario (2005).
  • Historia de trece ascensos del C.D. Málaga. Juan Cortés Jaén. Editorial Prensa Malagueña (2008).
  • Medio siglo de vida del C.D. Málaga. Juan Cortés Jaén. Editorial Algazara (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de José Romero.
  • La Unión Mercantil. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Xerez Club Deportivo S.A.D.

 

titular Xerez

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Xerez Club Deportivo, S.A.D.
  • Ciudad: Jerez de la Frontera
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 4 de junio de 1942
  • Fecha de federación: 7 de julio de 1942

 

DATOS SOCIALES:

  • Presidente: D. Rafael Mateos Valenzuela
  • Dirección social: Avda. Rafael Verdú, s/n – 11.405 Jerez de la Frontera
  • Teléfono: 956316080
  • Correo electrónico: info@xerezcd.com
  • Dirección del estadio: Avda. Chiribitos, s/n – 11.405 Jerez de la Frontera
  • Web oficial: www.xerezcd.com
  • Facebook oficial: Xerez C.D. Oficial
  • Twitter oficial: @XerezCD_OFICIAL
  • Canal Youtube oficial: -

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Jerez (1942-1947)
  • Jerez Club Deportivo (1947-1963)
  • Xerez Club Deportivo (1963-1992)
  • Xerez Club Deportivo, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Ligas de Segunda División:

  • 2008/09

2 Ligas de Segunda División B:

  • 1981/82
  • 1985/86

5 Ligas de Tercera División:

  • 1952/53
  • 1959/60
  • 1964/65
  • 1966/67
  • 1970/71

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal de Chapín
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal de Chapín (1988-)
  • Capacidad: 20.523 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Domecq (1942-1988)
  • Estadio Municipal de Chapín (1988-2013)
  • Campo de la Granja (2013-2015)
  • Estadio Municipal de Chapín (2015- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL XEREZ CLUB DEPORTIVO S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL XEREZ CLUB DEPORTIVO S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN JEREZ DE LA FRONTERA:

Situada en la andaluza provincia de Cádiz de cuyas tierras es la primera localidad en número de habitantes y localizada a escasa distancia del mar, la ciudad de Jerez de la Frontera es un extenso municipio dotado con una vasta campiña dedicada preferentemente al cultivo de la vid cuyos caldos, conocidos internacionalmente, le han dado una gran popularidad hasta el punto de ponerle nombre propio a su denominación de origen. Encorsetada entre los grandes núcleos de Cádiz y Sevilla, ambas capitales provinciales, al perder los favores administrativos Jerez se decantó por la industrialización centrando su intervención en el vino, no olvidándose de otros menesteres agrícolas y ganaderos, los dos con notable peso, reforzados en las últimas décadas de sectores como los de servicios y turístico debido a su rica fisonomía y atractiva arquitectura.

Para conocer su relación con el deporte moderno hemos de rememorarnos a tiempos pasados cuando en el siglo XVIII y, sobre todo, en el siglo XIX, el atractivo de sus vinos provocó que un buen número de comerciantes y empresarios procedentes del Reino Unido se establecieran en la ciudad levantando impresionantes bodegas que, años después, formarían un gran entramado industrial. Estos, además de prosperidad y una puerta abierta para los negocios, trajeron consigo sus costumbres siendo la predilección por el caballo y los juegos a campo abierto sus más apasionadas distracciones para los ratos de ocio.

Fruto de contar con mano de obra autóctona y extensa relación con grandes familias locales bodegueras como los González, a finales de los años sesenta decimonónicos surgieron varias asociaciones mixtas jerezano-británicas de marcado carácter deportivo como el Jerez Gun Club, constituido en 1869 y el Jerez Polo Club, en 1870, ambos impulsados por el poderoso comerciante Pedro Nolasco González de Soto quien había cursado estudios en Liverpool y era un gran amante del por entonces denominado sport. Las dos iniciativas, junto a otras que vendrían después, fueron ampliamente secundadas por la ciudadanía británica quien se volcó en masa.

Consecuencia de disponer de un amplio recinto como el Hipódromo de Caulina, situado a las afueras de la localidad, fue la disputa el 1 de noviembre de 1870 del primer encuentro de fútbol del que se tiene noticias en suelo español, protagonizado por los socios del Jerez Cricket Club, asociación constituida en agosto de 1864 la cual solía practicar diversas actividades teniendo siempre como protagonista una pelota o bola y tuvo posteriormente su sede en las proximidades del Paseo de Capuchinos. Por razones desconocidas, quizás la falta de rivales en la zona y la escasa atención que el pueblo prestaba a los juegos de origen británico, el fútbol no prosperó todo lo contrario que las carreras de caballos o las regatas, existiendo aun así constancia de práctica balompédica por parte de los empleados de las bodegas, incluso en zonas habilitadas en las décadas de los años setenta y ochenta.

La entrada del fútbol por la puerta grande deberá esperar todavía cierto tiempo y no será hasta empezado el siglo XX, cuando los españoles se impliquen en diversas ciudades de todo el Estado, surja a imitación de esta tendencia la primera iniciativa seria en Jerez impulsada y presidida por Thomas Spencer, un ciudadano de origen británico nacido en Gibraltar llegado a la localidad en 1907 que, empleado en la bodega William & Humbert años después, concretamente en 1911, constituye el Jerez Foot-ball Club cuya primera sede de sus evoluciones será la denominada Finca de San Benito, propiedad del empresario bodeguero Garvey. El conjunto jerezano hará su debut oficial el 2 de mayo en un torneo triangular con motivo de los actos correspondientes a la Feria del Ganado donde se enfrentará en esa fecha ante el Cádiz F.C. al que se le derrota, jugando el día siguiente la gran final con el también gaditano Español F.C. ante el cual se pierde yendo el trofeo donado por los locales a parar a manos azulgranas.

Uniformado inicialmente con camisa blanquiazul y pantalón blanco -camiseta blanca a partir de 1912-, al poco tiempo desempeñará su actividad en los terrenos de la Venta de los Negros, en el Camino de La Cartuja, adquiriendo gran notoriedad entre sus convecinos gaditanos y de las provincias colindantes al derrotar a rivales tan cualificados como el Español F.C., de Cádiz y los representantes de Algeciras, San Fernando y Huelva.

En el año 1914 el máximo representante jerezano se fusiona con el Fortuna F.C., tradicional rival ciudadano nacido en 1912 que vestía camiseta gualdinegra con pantalón blanco, integrando a éste último dentro de su estructura dentro de una etapa muy fecunda en el fútbol local con el nacimiento de multitud de clubs aunque de escasa vida la mayoría de ellos como el Patronato Católico F.C., el recordado Jerez Balompié Club en 1912 que vestía camiseta azulgrana con pantalón blanco, el Athletic Club Jerezano también de 1912, el España-Mundo Nuevo F.C. que se uniformaba con camiseta rojiblanca y pantalón blanco, el Infantil F.C., el Deportivo F.C. y el popular Jerez Bote Club, todos ellos nacidos en 1913 y el Racing Club Jerezano en 1914 a los que se sumarán San Estanislao F.C. en 1915 e Hispania F.C. ya en 1916.

De todos ellos el Jerez Foot-ball Club será la asociación preponderante gozando por encima del resto de mayor popularidad y apoyo hasta el punto de existir una notable diferencia entre unos y otros, siendo el club jerecista quien lleve la batuta en el fútbol local y el único capaz de organizar torneos donde se invitan a clubs forasteros. Lamentablemente esta situación de privilegio no se alargará demasiado y en 1917, tal cual sucede con gran parte de las demás asociaciones, el club desaparecerá al no contar con un mecenas como tampoco de un campo en condiciones, grave problema que impedirá la evolución de un deporte que parecía lanzado a alcanzar cotas mayores dentro de su ámbito geográfico.

Entre 1917 y 1922 el Jerez Balompié Club defenderá a duras penas la representación de la ciudad, surgiendo a mediados de 1922 una nueva iniciativa gracias a la intervención del por entonces coronel Francisco Merry y Ponce de León que desea rescatar lo que fue el club hegemónico apenas unos años antes, el Jerez Foot-ball Club. En esta ocasión, vistiendo camiseta blanca con pantalón negro, se dispone de un modesto recinto junto a los almacenes de la estación de ferrocarril de Pequeña Velocidad entre las calles Medina y Porvenir, instándose tras su reorganización casi de inmediato al ayuntamiento a levantar el campo de deportes tan necesario que se lleva reclamando desde años atrás puesto que se pretende competir a nivel federado. Pasados unos meses el ayuntamiento no responde, pero gracias al acuerdo de arriendo que establecen el club y José Paz Partida, propietario de unos terrenos situados en Villa Mercedes, dentro del Parque González Hontoria, se consigue adecentar un campo de juego vallado bautizado como Stadium del Parque que será inaugurado oficialmente el 14 de enero de 1923 ante el Mirandilla F.C., de Cádiz, con victoria local por 2-1.

Durante las siguientes temporadas el Jerez F.C. crecerá deportivamente alcanzando el Grupo B de Primera Categoría, es decir, el segundo nivel regional dentro de la Federación Regional del Sur, sustituyendo en 1925 su camiseta blanca por una blanquinegra al mismo tiempo que el ayuntamiento emprende en 1926 la construcción de un estadio situado en la zona de recreo de Villa Elena junto a la carretera de Lebrija que será inaugurado el 27 de marzo de 1927 frente al Español F.C., de Cádiz, con el que se pierde por 2-4. El bautizado como Estadio González Byass verá pasar por su césped a multitud de equipos andaluces, concretándose a finales de 1928 por parte de la RFEF la creación de dos campeonatos de Liga profesionales denominados Primera y Segunda División Nacional donde los jerezanos, con poco bagaje deportivo, quedarán excluidos.

La medida federativa resultará dañina para los intereses del Jerez F.C. puesto que, alojados en el Grupo B de Primera Categoría y rodeados de un mundo futbolístico cada vez más profesionalizado, las taquillas menguarán y la posibilidad de incorporarse al carro de los primeros clubs nacionales se esfumará por completo. El torneo 28/29 empezará con retraso y causará malestar en la entidad, declinando la directiva blanquinegra participar en la edición 29/30. En la temporada 30/31 se regresará a la competición pero en esta ocasión jugando en Tercera Regional debido al abandono experimentado en 1929, compitiendo junto a Marchena Balompié, C.D. Mairena y Coria F.C., retirándose el equipo en el primer encuentro de la segunda vuelta tras un gran escándalo en la localidad sevillana de Marchena. La merma de las taquillas y la deuda acumulada, causará la disolución de la asociación a mediados de 1931.

Heredero directo de sus restos será el Jerez Sporting Club, asociación constituida el 3 de julio de 1931 que, en memoria del club hegemónico recién desaparecido, ostentará como colores los blanquinegros para la camiseta y el blanco para el pantalón, teniendo como presidente electo el 10 de octubre a Lorenzo Ivison. El Jerez Sporting Club quedará inscrito en la Federación Regional del Sur empleando como terreno de juego el Estadio González Byass y empezando por Tercera Categoría durante la campaña 31/32 en la que pasará casi desapercibido.

Por otro lado y de forma paralela, cobrará importancia otra asociación dotada con equipo futbolista como la Unión Deportiva Jerezana, club constituido como Jerez Balompié F.C. en diciembre de 1928 que justo tres años después, en diciembre de 1931, experimenta una metamorfosis total al albergar otras disciplinas deportivas al margen del balompié. La U.D. Jerezana, con su presidente José Dionisio García Rodríguez al frente, presentará un proyecto ambicioso para convertirse en la principal fuerza deportiva de la ciudad remodelando ampliamente el Stadium del Parque que será reestrenado el 17 de abril de 1932 frente al Sevilla F.C. Amateur con resultado favorable a los locales por 3-2.

A punto de inaugurarse la temporada 32/33, a principios de septiembre la Federación Regional del Sur oficializará el calendario para la Segunda Categoría Preferente donde, en el Grupo IV, constan el Coria F.C., el Victoria F.C., de San Juan de Aznalfarache y los dos conjuntos jerezanos; Unión Deportiva Jerezana y Jerez Sporting Club, siendo no obstante significativo que a finales de mes no haya referencia alguna a ninguno de los dos participantes locales. Y es que el sentir general de la prensa, acostumbrados a asociaciones plagadas de jugadores aficionados, pocos profesionales y estructuras de club muy arcaicas, se manifiesta contrario a estas tendencias y, por el contrario, aboga por que Jerez disponga de un club fuerte, bien organizado, con respaldo social y empresarial que, en definitiva, sea capaz de costear buenos jugadores que confeccionen buenas plantillas.

Una serie de movimientos en las esferas del fútbol local contribuirán a que ambos clubs cesen en sus pretensiones deportivas y sacrifiquen su escasa trayectoria desapareciendo al unísono en beneficio de un nuevo proyecto donde, ahora sí, quedan implicados empresarios, ayuntamiento y todos aquellos aficionados que desean un club potente; el Xerez Foot-ball Club. Constituido en diciembre de 1932 bajo la iniciativa de Ventura Ochoa, presidido por José Manuel Domecq Rivero y secundado por la familia Domcq quien se vuelca con el proyecto apoyándolo económicamente, el día 14 se presentan los Estatutos en el Registro de Asociaciones del Gobierno Civil, siendo aprobados el día 22.

El Stadium del Parque pasa a ser denominado Estadio Domecq, partiendo los jugadores del Xerez F.C., quienes visten camiseta blanquiceleste con pantalón blanco, desde la Segunda Categoría en la temporada 33/34 en la que resultarán campeones, accediendo al Grupo VI de Tercera División que en realidad es un torneo eliminatorio para dilucidar qué clubs ascienden a Segunda División. Los jerecistas son superados por el Club Recreativo Granada quien consigue la categoría de plata, estrenándose los blanquiazules del Xerez F.C. en el Campeonato Superregional de Andalucía de la campaña 34/35 con un tercer puesto igualados a puntos con Malacitano F.C. y Club Recreativo Granada mientras en el torneo de Primera Categoría son primeros. En la edición 35/36, compitiendo con el grueso de los grandes clubs andaluces dentro del Superregional será segundo tras el Sevilla F.C., perdiendo el primer puesto al ser derrotado en el último encuentro de Liga en terreno granadino ante el titular por 2-0. Esta clasificación le permite, acto seguido, debutar en el Campeonato de Segunda División dentro del Grupo III donde finaliza segundo a tres puntos del Murcia F.C., accediendo a la Fase Final para tratar de ascender a Primera División en la cual es sexto y colista perdiendo todos los encuentros a domicilio.

El Xerez F.C.se verá sorprendido, como el resto de clubs del país, por la Guerra Civil en julio de 1936, dejando escapar un momento idóneo para dar el salto a Primera División y con un proyecto ideado en agosto de 1934 en el cual el prestigioso bodeguero Pedro Domecq tenía calculado construir y financiar con cien mil pesetas un gran estadio.

A finales de 1938 el Xerez F.C. será reorganizado antes de que concluya el lamentable y trágico conflicto armado, compitiendo durante la temporada 39/40 en el Campeonato de Primera Categoría donde finaliza quinto, misma plaza que ocupa en el Grupo V de Segunda División. Presididos por Enrique Del Pino Balbontín y habiendo permutado su camiseta blanquiceleste por una camisa azulina, en la campaña 40/41 son sextos en el Grupo II de Segunda División, surgiendo en la localidad otras asociaciones como el C.D. Español, el C.D. Victoria y el Unión C.F. todos ellos de Segunda Categoría.

Renombrado Xerez Club desde el 1 de enero de 1941 en cumplimiento con las nuevas ordenanzas de la DND que preside el general José Moscardó, la trayectoria de los jerezanos en el campeonato de Segunda División es ascendente siendo séptimos en la campaña 41/42 y segundos en la sesión 42/43 en la que acceden a la Fase Final para intentar ascender a Primera División. La suerte les será esquiva y, al final, resultan sextos y colistas. En las temporadas 43/44 y 44/45 serán quintos, estas dos últimas dentro de un grupo único, llegando la hecatombe en la temporada 45/46 cuando, endeudados y casi sin recursos, son decimosegundos teniendo que jugarse su futuro inmediato a un solo encuentro. En el horizonte, pese a la negatividad reinante, todavía se vislumbra algo de luz al tener que defender la categoría ante el aspirante Baracaldo Altos Hornos, pero en el partido vital disputado en Madrid se cae ante los vizcaínos por 0-2 descendiendo irremediablemente a Tercera División.

Reunida la directiva constantemente para estudiar la situación, sin el apoyo del consistorio que no puede prestar más dinero junto a la negativa del empresariado local que no desea parchear los errores cometidos por el club, la continuidad en Tercera División se hace imposible al no ser garantizados los desplazamientos así como la disponibilidad de una plantilla apropiada. Sin más por lo que luchar, el 26 de agosto de 1946 se disuelve mediante Asamblea General la asociación jerezana dejando a la ciudad huérfana de fútbol en Categoría Nacional y a la afición sin su más preciado referente.

HISTORIA DEL CLUB:

1942 – 1950

Los inicios de la década de los años cuarenta, en plena postguerra, fueron bastante complicados para muchos clubs, incluso para aquellos que lograron mantenerse en la élite. La carestía de los jugadores, el cambio de generación y la escasez de recursos económicos ante necesidades más urgentes, provocó que muchos de ellos recurrieran a disponer de clubs asociados en los cuales picaban de tanto en cuando aquello que les faltaba. Estas asociaciones, reconocidas a través de los convenios de filialidad, se establecieron con modestos clubs ya existentes o con otros de nueva creación donde, de forma continuista, los clubs más importantes probaban a aquellos valores en alza quienes por su juventud y destacado juego, parecían poder llegar a ser jugadores interesantes en breve.

Estando el Xerez Club en Segunda División a punto de concluir la temporada 41/42, en la entidad jerezana surgió la necesidad de disponer de un filial, no existiendo en el entorno local club alguno a nivel federado que pudiera acometer tal función como se esperaba. Si no lo había, era necesario constituirlo por lo que, aprovechando la base que se tenía del equipo “B” plagado de juveniles y jugadores con proyección, el 4 de junio de 1942 nació el Club Deportivo Jerez compartiendo la misma sede en la por entonces calle Primo de Rivera, 9. Presidido por José Núñez de Villavicencio y uniformado con camisa blanquiazul y pantalón blanco, el club fue inscrito en la Federación Regional del Sur tras ser aprobados sus Estatutos el 7 de julio para empezar desde Tercera Regional en la campaña 42/43 pero, en lugar de competir en los torneos federativos, finalmente se limitó a jugar encuentros amistosos.

En la campaña 43/44, presidido por Manuel Matos Soto, la tónica deportiva fue la misma hasta que en la edición 44/45, ya bajo el mandato de Luis Agar Carles, se decidió inscribir el club en Primera Regional donde, dentro del grupo de gaditanos, resultó cuarto clasificado tras Cádiz F.C., C.D. San Fernando y R.C. Portuense. En la edición 45/46, dentro del mismo grupo gaditano fue cuarto y último coincidiendo con los últimos momentos en vida del Xerez Club por lo que, una vez disuelto, liquidado y extinto el principal club local, gran parte de sus directivos pasaron a tener mayor presencia en un hasta entonces filial al que se reforzó notablemente de cara a la temporada 46/47. En este torneo, como se preveía, los jerezanos concluyeron en primer lugar por lo que obtuvo el pase a una Fase Intermedia donde, compitiendo clubs de distintas provincias distribuidos en cuatro grupos, el primer clasificado de cada uno de ellos pasaba a una Final donde el campeón ascendía a Tercera División. Los jerezanos fueron primeros en la Fase Intermedia pero en la Final, pese a sus esfuerzos, fue el C.D. Iliturgi, de Andújar, quien se llevó el premio.

Con la Tercera División como objetivo prioritario, en 1947 la Federación Regional del Sur decidió crear una nueva categoría a la que tituló Regional Preferente, incorporando en ésta a los más destacados clubs de la campaña anterior en Primera Regional junto a los que procedían de Categoría Nacional. El C.D. Jerez fue inscrito saliendo el calendario de Liga a mitad de septiembre, coincidiendo este paso con un proceso de cambio interno en la estructura del club en el cual la directiva anterior era relevaba por nuevas caras con nuevos propósitos. Uno de ellos era el cambio de denominación con la exposición del nombre de la ciudad en primer puesto, por lo que en Asamblea General celebrada el 24 de septiembre se permutó el orden pasando de Club Deportivo Jerez a Jerez Club Deportivo. Consensuado el nuevo nombre y electo Sixto De la Calle como presidente en sustitución de Luis Agar, el 2 de octubre fue comunicada la reciente denominación a la Federación Regional del Sur, incorporándose jugadores procedentes de la región que dejaron a los blanquiazules con el primer puesto de la temporada 47/48.

Así pues, el Jerez C.D. empieza su periplo deportivo en el Campeonato de Preferente 47/48 quedando Campeón. Este puesto le permite, según estaba estipulado, disputar una Promoción de Ascenso a Tercera División que conquista deportivamente, no así en los despachos puesto que la RFEF, a instancias del Delegado Nacional de Deportes, el general José Moscardó, decide arbitrariamente que sea la U.D. España, de Tánger quien lo haga por motivos políticos que alega de interés general. Pese a las muy intensas y continuas reclamaciones oportunas de alcaldía y club, nada se puede hacer ante la dirección deportiva nacional puesta en firme y cuya autoridad es inquebrantable. Por fin, en la campaña 48/49 se proclama nuevamente Campeón y asciende a Tercera División ya bajo la presidencia de Luis Soto Domecq. La temporada 49/50 supone su debut en Tercera División, debutando en el Grupo V donde compiten clubs andaluces, extremeños y norteafricanos finalizando en séptimo puesto.

1950 – 1960

Tras unas primeras temporadas en las que se mantiene en la zona media, durante la campaña 52/53 se proclama Campeón de su grupo siendo entrenador Ventura Martínez, al empatar a uno el último encuentro de la Liga regular, precisamente en Tánger, ante la U.D. España. Este punto le da el ascenso merecido a Segunda División. En esta categoría inicia el que es el primer gran ciclo del club, pues son cinco las temporadas consecutivas en las que consigue militar, siendo la más destacada la campaña 54/55 en la que finaliza sexto. En 1956 cambia su uniforme pasando a vestir con camisa azul y pantalón blanco, como ya lo hiciese su antecesor Jerez C.F. en alguna etapa. Sin embargo, no todo son alegrías y el descenso a Tercera División llega en la temporada 57/58 al ser decimosexto.

Con este descenso se inicia una etapa caracterizada por el calvario que sufre el club ante los intentos frustrados y reiterados por volver a militar en Segunda División. Así en la temporada 58/59 tras ser subcampeón en su grupo, se planta en la Promoción quedando exento en la primera eliminatoria. En la segunda, elimina al C.D. Villarrobledo: 2-0 en la ciudad manchega y 8-1 en casa. En la Final se enfrenta al C.D. Badajoz con quien empata 0-0 en Domecq y le gana en el El Vivero por 4-0. En la temporada 59/60 se proclama Campeón de su grupo de Tercera División, disputando el ascenso al C.D. Málaga. Este les vencerá 0-2 en Jerez de la Frontera y derrotará nuevamente 1-0 en La Rosaleda.

1960 – 1970

La década de los años sesenta la inicia con la misma poca fortuna. Ya en la 60/61 es subcampeón, enfrentándose en la primera eliminatoria al C.D. Constancia: 2-0 en Inca y 3-1 en casa, hacen necesario un partido de desempate. Este se disputa en Sevilla y finaliza con empate 2-2. En el segundo partido de desempate se vencerá 1-0. En la segunda eliminatoria se tiene como rival al C.D. Villarrobledo: 2-1 en casa y derrota estrepitosa en la ciudad albaceteña por 7-2. En la campaña 61/62, el Jerez C.D. es nuevamente subcampeón. El rival en la primera eliminatoria es el Club Ferrol: 2-1 en la ciudad coruñesa y 3-1 en casa. En la segunda eliminatoria se enfrentan al Real Avilés C.F.: 2-1 en Domecq y derrota por 5-1 en Avilés.

La siguiente tentativa al ascenso ha de esperar a la temporada 63/64 cuando finaliza segundo. Elimina al C.D. Toledo: 3-0 en casa y 2-2 en la ciudad imperial. En la siguiente ronda es eliminado por el Extremadura C.F.: derrota por 2-0 en Almendralejo y un 2-1 insuficiente en casa. El 21 de agosto de 1963 cambian de denominación previo consentimiento de la RFEF, quien así lo autoriza, pasando a ser conocidos como Xerez Club Deportivo. El deseado ascenso a Segunda División llega en la temporada 66/67 cuando se proclama Campeón de grupo y en la primera eliminatoria derrota al C.D. Orense: 1-0 en casa, 1-0 en Orense y 1-0 en el desempate de Madrid. En la Final se disputan el ser o no ser frente a la U.D. Salamanca: 2-1 en la ciudad castellana y 3-1 en casa.

El reestreno en la división de plata llega en la temporada 67/68, siendo este efímero, pues la RFEF dictamina antes de empezar el campeonato que los ocho últimos clasificados de cada uno de los dos grupos descienden a Tercera División por quedar la Segunda División reducida a un solo grupo. El Xerez C.D. es duodécimo y pierde la categoría que tanto había añorado. El final de los sesenta es una época muy agitada en la que la RFEF reestructura sus categorías sin ton ni son, causando multitud de quebraderos de cabeza entre sus afiliados. En la campaña 69/70 es segundo sin poder entrar en la Promoción de Ascenso.

1970 – 1980

Es por fin en la temporada 70/71 cuando se cumple el objetivo, al conquistar un grupo de Tercera División con una estructura idéntica a la actual Segunda B, salvo que el ascenso a Segunda División es directo. El Xerez C.D. disputa la campaña 71/72 en el grupo único de Segunda División, quedando decimonoveno clasificado tras un torneo en el que anda siempre colista y no tiene opciones a la salvación. En las siguientes cinco temporadas se milita en Tercera División, permaneciendo en mitad de la tabla a excepción de la desastrosa campaña 73/74 en la que se finaliza decimosexto y se precisa de una eliminatoria de permanencia disputada frente al aspirante C.D. Diter Zafra: 0-1 en Zafra y 3-0 en casa. Al final de la temporada 75/76 ingresan en la recién estrenada Segunda B, una división intermedia entre la Segunda y la Tercera División que en el futuro se mostrará ineficaz por su carestía y escasez de atractivo. Sus primeros intentos de ascender en los finales de los setenta son infructuosos, pues se acaba en puestos alejados de las primeras plazas.

1980 – 1990

En la década de los años ochenta va a recuperar parte del protagonismo perdido, dado que dos serán las etapas en la que alcanzará la Segunda División. La primera de ellas, la menor en cuanto a tiempo, tiene lugar en la temporada 82/83, tras haber sido Campeón de su grupo de Segunda División B en la anterior sesión 81/82. Esta dura un solo año ya que el club azulón termina decimonoveno y muy descolgado. La segunda, y mayor en cuantía, llega al proclamarse Campeón nuevamente de Segunda División B en la temporada 85/86 y ascender directamente a Segunda División.

Con este ascenso llega la segunda gran época del club jerezano, ya que aún a pesar de pasar por grandes problemas económicos, deportivamente afronta estas temporadas con gran entusiasmo y finalmente son cinco las campañas en la que consigue disputar el Campeonato de Segunda División. En la temporada 86/87 es decimoctavo, quedándose a las puertas del descenso, para recuperarse en la siguiente 87/88 con un noveno puesto. El 24 de agosto de 1988 tiene lugar el estreno del Estadio Municipal de Chapín siendo elegido como contrincante el Real Madrid C.F., quien se impone de forma ajustada por 0-1. En Liga serán duodécimos, mientras que en la campaña 89/90 son décimos, mejorando escasamente la anterior.

1990 – 2000

El estreno de la década de los años noventa viene marcado con el fracaso estrepitoso de la temporada 90/91, con un equipo hundido durante todo el campeonato que acabará por descender a Segunda B al ser último. En la temporada 91/92 no se consigue nada en el aspecto deportivo, pues son octavos con un equipo prácticamente nuevo entrenado por José Enrique Díaz. En el aspecto social, es digno de destacar la conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva durante 1992, cuando pasan mayoritariamente a manos del ayuntamiento la casi totalidad de las acciones, culminando su transformación el 29 de septiembre y cambiando de denominación a Xerez Club Deportivo, S.A.D.

En la campaña 92/93 se refuerza la plantilla con nuevos jugadores que dan bastante de sí y de este modo son subcampeones en su grupo. Este paso les da opción a disputar la Promoción de Ascenso, quedando cuartos y últimos con cero victorias y tres empates por detrás de rivales como C.D. Leganés, Elche C.F. y C.F. Palencia. En las siguientes temporadas, el club jerezano experimenta un retroceso deportivo que le conduce a no disputar la Liguilla de Ascenso ante la lógica desesperación de su afición. Esta se recompondrá al término de la temporada 96/97 cuando el Xerez C.D. quede subcampeón de su grupo y en la Promoción de Ascenso supere a U.D. Atlético Gramanet, Real Sporting de Gijón “B” y S.D. Lemona, con cinco victorias y una sola derrota.

La campaña 97/98 en Segunda División, lejos de lo que se esperaba, resulta desastrosa para los intereses del club azulón, quien se ve privado de continuar en ella un año más al ser vigésimo primero. El nuevo descenso hace mella en la plantilla y esta cede hasta el undécimo puesto obtenido en la campaña 98/99 de Segunda División B. Unos ligeros retoques en la plantilla hacen que en la sesión 99/00 queden terceros y disputen una nueva Promoción. En esta, sin embargo, no consiguen el objetivo y son superados por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria C.F., el gran dominador del grupo, quedando detrás Real Zaragoza “B” y Hércules C.F..

2000 – 2010

La primera década del nuevo siglo es la mejor del historial jerezano, pues ya de primeras en la campaña 00/01, tras ser tercero en su grupo de Liga regular, en la Liguilla de Ascenso supera a Cultural y Deportiva Leonesa, C.D. Toledo y U.D. Atlético Gramanet, conquistando de nuevo el derecho a militar en Segunda División. La temporada 01/02 será durante mucho tiempo recordada por la de su frustrado intento de alcanzar la Primera División. Dirigidos por Bernd Schuster, el cuadro azulón es cuarto tras realizar dos terceras partes de campeonato siendo líder y perder fuelle en el último tramo de forma inexplicable. Jugadores como: Moreno, Mena, Fali Montes, Viqueira y Julio Pineda, estuvieron a punto de hacer historia y dar el zarpazo a la Primera División. En la temporada 02/03 se cambia de entrenador y la campaña, pese a ser sexto, es aún mejor que la anterior, pues se queda a un solo punto del ascenso. Las grandes desavenencias entre la presidencia y la alcaldía local resultan desfavorables para sus intereses sociales, además de la falta del riguroso cumplimiento en el pago de las nóminas con la plantilla. Gerard Autet, Zárate, Calle, Jesule y Mora son sus estrellas.

En la temporada 03/04 es noveno, siendo triste protagonista su presidente, quien es vilipendiado por jugadores y cuadro técnico. Etxabe y Dani Pendín son los más destacados. En la sesión 04/05 es octavo, con Enrique Martín en el banquillo, mientras que en la campaña 05/06 será séptimo en una temporada en la que podría haber aspirado a cotas más altas, de no ser por una pájara deportiva sufrida a comienzos de la segunda vuelta. Durante la temporada 06/07 el cuadro azulón sigue la tónica de los años anteriores, siendo noveno con Alex Geijo, Camuñas y los incombustibles Moreno y Mendoza, no resultando tan positiva la edición 07/08 al ocuparse a lo largo de muchas jornadas puestos de descenso y temerse una pérdida de categoría, eludida en el último momento gracias a una serie de victorias cimentadas en casa con el técnico Esteban Vigo.

La temporada 08/09 es hasta ahora la mejor realizada de su historia, pues significa la del ascenso a Primera División. El Xerez C.D., dirigido nuevamente por Esteban Vigo y con una plantilla sin grandes figuras pero con jugadores notables, se encarama a los puestos de ascenso desde la primera jornada y no los abandona en todo el campeonato, cosechando un título liguero logrado en la última jornada, que le da el merecido privilegio de estrenarse entre los grandes en la temporada 09/10.

El debut en Primera División viene cargado de gran ilusión pero con el handicap de contar con una plantilla muy ajustada y profundamente renovada que desde el inicio muestra síntomas de debilidad frente a sus contrincantes, siendo dirigidos por José Ángel “Cuco” Ziganda con quien se obtienen escasos resultados. Mediada la temporada accede al banquillo Néstor Raúl Gorosito, preparador argentino que poco a poco empieza a acoplar todas las piezas y sorprendentemente endereza la nave jerezana, hasta empezar a ilusionar a la afición con una posible salvación debido a la cosecha de puntos. Sin embargo, esta lamentablemente no llega y pese al esfuerzo demostrado, se desciende como colista en una última jornada a la cual se llega con remotas posibilidades de no descender y en la que los resultados de sus oponentes le son adversos. Destacan en este paso por la división de honor jugadores como: Moreno, Mendoza, Viqueira, Mario Bermejo, Casado y Orellana.

2010 – 2020

La vuelta a Segunda División A no es en exceso traumática y con una plantilla renovada se finaliza en octavo puesto, dando la sensación en varias fases del campeonato de poder alcanzar puestos más encumbrados que se pierden por su irregularidad. En la campaña 11/12 el equipo ofrece un rendimiento bien distinto y la irregularidad se convierte en la norma, realizando encuentros muy distintos en donde el juego andaluz es imprevisible. Fruto de esta actuación el club queda relegado al decimocuarto puesto aunque no tiene la necesidad de mirar de reojo los puestos de descenso. La gestión del club, en Concurso de Acreedores desde noviembre de 2009, es sumamente complicada accediendo en enero de 2012 a la presidencia Jesús Gómez Martos encontrándose con veintinueve millones de euros en deudas. La falta de pagos se hace habitual y en febrero, con apenas un mes en el puesto, cesa en su cargo. Llegados a julio de 2012 concluye el Concurso de Acreedores, siendo devuelto el mando del club a Joaquín Morales, máximo accionista.

La temporada 12/13 es catastrófica. La entidad jerezana debe dos millones de euros a Hacienda, se dejan de pagar mensualidades a los jugadores y la primera plantilla anda hundida en la categoría de plata. Las lesiones y el mal juego son la norma habitual no hallándose soluciones desde el banquillo con lo cual, arruinados y sin esperanzas de mejorar, el futuro se vuelve incierto descendiendo además a Segunda División B como colista y con tan solo siete victorias. Tan crítica situación no pasa desapercibida a los ojos de la LFP, quien pide la disolución, ni a los ojos de los aficionados, constituyendo parte de ellos el 26 de junio de 2013 el Jerez Deportivo Fútbol Club como alternativa partiendo desde la última de las categorías regionales, la Cuarta Regional. Joaquín Morales, presidente hasta la fecha, vende en julio sus acciones al Grupo Energy comandado por Ricardo García quien accede a la presidencia no satisfaciendo las deudas contraídas con la plantilla. El club es descendido administrativamente una nueva categoría quedando relegado a Tercera División, sumándose a todo ello la negativa del consistorio jerezano a que dispute sus encuentros en Chapín al carecer de convenio de cesión y no cumplir con lo exigido. Afortunadamente para sus intereses, se le ofrece el Campo de La Granja.

La edición 13/14 deportivamente es caótica y problemas de toda índole se suceden uno tras otro sin parecer tener fin. Unos incidentes en el Campo de La Granja hacen que el primer equipo deba migrar hasta la vecina localidad de Rota, al Municipal de Guadalcacín, Municipal de Medina Sidonia y Estadio de La Juventud para jugar como local, encadenándose una serie de malos resultados que le hacen perder la categoría y descender a Primera Andaluza, la primera categoría a nivel regional. En agosto de 2014 se deben doscientos mil euros a técnicos y jugadores advirtiéndoles la RFAF que, de no pagar, se le bloquearán los derechos federativos, es decir, la licencia para competir, un preocupante panorama que se oscurece más con la reclamación por parte de Hacienda de la deuda contraída. Acuciado por unos y otros, al final Ricardo García consigue satisfacer la deuda con la plantilla el último día estipulado y se consigue salir a competir y a verlas venir ante un futuro inmediato totalmente incierto.

En la edición 14/15 se es décimo con un equipo repleto de canteranos, disolviéndose nada más terminar el campeonato el segundo equipo, Xerez C.D. “B” y otros equipos de otras categorías para suprimir gastos. En sustitución de ellos y con vistas a asegurarse al menos jugadores, se establece un convenio de filialidad con el Xerez Club Balompié, entidad constituida en 1957 dedicada principalmente a la formación de jugadores. Con la llegada del verano se acrecientan los rumores de una posible fusión con el Xerez Deportivo F.C., siendo tratado convenientemente la posibilidad el 14 de julio mediante Asamblea donde los socios, en número de cien asistentes, rechazan la propuesta y deciden caminar de forma libre como hasta entonces llegando el club hasta donde deba llegar. Haciendo uso nuevamente del Estadio Municipal de Chapín, en la sesión 15/16 serán séptimos.

Envuelto en multitud de problemas derivados de la delicada situación económica que atenaza al club jerezano, éste consigue sobrevivir como puede en Regional con el aliento de unos incondicionales seguidores y personas entregadas que se desviven para que la histórica entidad siga jugando al fútbol, empeño que tiene su premio en la temporada 16/17 cuando, tercero tras Cádiz C.F. «B» y A.D. San Fermín, de Puente Genil, consigue retornar a Tercera División de rebote gracias al crearse una plaza vacante con el ascenso a Segunda División B del Écija Balompié. Acomodado en una categoría más acorde a sus exigencias tradicionales, el club refuerza la plantilla con el ánimo de no perder lo recién ganado, paso tras el cual concluyen el torneo 17/18 en una apurada decimosexta plaza que, ya en la campaña 18/19, será mejorada con el décimo puesto cerrando tan comprometida década con la decimoséptima plaza de la temporada 19/20 protagonizada por la alarma sanitaria.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Historia oficial del Xerez C.D. (60 aniversario). Rafael Romero Tarrío. Editorial AE (2008).
  • Historia del fútbol en Jerez. Rafael Romero Tarrío. Editorial AE (2007).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Ernesto Alba.
  • El Progreso. Diario.
  • Ayer. Diario.
  • ABC. Diario
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Marbella Fútbol Club, S.A.D.

 

titular Marbella

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Marbella Fútbol Club, S.A.D.
  • Ciudad: Marbella
  • Provincia: Málaga
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: agosto de 1997
  • Fecha de federación: 1997

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Marbella (1997-2013)
  • Marbella Fútbol Club (2013-2016)
  • Marbella Fútbol Club, S.A.D. (2016-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera Division:

  • 2000/01
  • 2013/14

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal de Marbella
  • Año de inauguración: 1975
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Utrera Molina (1975-1979)
  • Estadio Municipal de Marbella (1979-)
  • Capacidad: 7.300 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal de Marbella (1997-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL MARBELLA FÚTBOL CLUB S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL MARBELLA FÚTBOL CLUB S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes UD Marbella

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MARBELLA:

El municipio malacitano de Marbella, a pies de la Sierra Blanca y a orillas del Mar Mediterráneo, es capital de la comarca de la Costa del Sol Occidental y uno de los principales núcleos turísticos a nivel nacional e internacional. Con alrededor de ciento cincuenta mil habitantes censados de los cuales sesenta y cinco mil residen en el casco urbano de Marbella, treinta y cinco mil en la localidad de San Pedro de Alcántara, unos veinticinco mil en la zona residencial de Nueva Andalucía y cerca de veinte mil en la de Las Chapas, este municipio originariamente pesquero experimentó un gran desarrollo urbano a partir de los años cincuenta multiplicando su población de forma extraordinaria fundamentándose en un clima benigno, la calidad de sus playas, paisajes y una gran oferta para el ocio sin descuidar, de forma complementaria, un importante tejido empresarial.

Separada de la capital provincial, Málaga, por cerca de sesenta kilómetros por carretera, la gran popularidad que adquirió el fútbol durante la década de los años veinte en esta ciudad con el surgimiento de una pléyade de clubs no pasó desapercibida en el resto de localidades de su ámbito de influencia siendo Marbella, que en aquellos tiempos contaba con diez mil habitantes, una de ellas. Practicado por los niños en los colegios a nivel pedagógico y en las zonas hábiles para ello por la juventud, sin embargo no hay constancia acerca de la existencia de un club organizado hasta 1932, año cuando el denominado Club Deportivo Marbella se traslada en mayo a la vecina localidad de Fuengirola para contender ante el Athletic Club local. El C.D. Marbella será el máximo representante hasta 1936 cuando irrumpa la Guerra Civil en julio, pero no el único, coexistiendo en esas fechas con el Athletic Club Marbellense que incluso dispone d equipo infantil.

Acabada la guerra, Marbella, como tantas otras localidades, pasó por muchas estrecheces económicas empezándose a recuperase transcurridos unos años. En lo que respecta al fútbol, la inactividad a nivel organizado prevaleció en los primeros tiempos hasta que en 1941 se cedieron unos terrenos del proyectado ensanche para un campo de deportes que propiciaron, ya en 1942, concretamente el 26 de abril y con la ayuda de Educación y Descanso, la constitución del Club Deportivo Marbella E. y D., una sociedad distinta a la de la década anterior cuya primera Junta Directiva fue encabezada por Diego Jiménez Lima como presidente, Mateo Álvarez Gómez como vicepresidente, Alfonso Muñoz Martín en el puesto de tesorero y Fernando Álvarez Gómez como secretario.

Disputado su primer encuentro el 11 de junio ante el Fuengirola F.C. con victoria local por 4-1 por motivo de las fiestas patronales, camiseta amarilla con pantalón blanco fueron sus primeros colores empleando como terreno de juego el denominado Campo de la Falange. Muy escasos sus medios, desde el ayuntamiento se acordó en 1942 destinar poco más de trescientas mil pesetas para construir un campo de deportes, un proyecto tremendamente ambicioso que fue descartado por superiores autoridades quedándose en 1943 reducido a setenta y cinco mil pesetas gracias a la intervención del doctor Antonio Maíz Viñals, delegado local de Educación y Descanso quien, antes de no conseguir nada, aceptó esta cantidad de Francisco Norte, por entonces secretario nacional de Sindicatos.

Retrasado el inicio de las obras año tras año, al fin el 11 de junio de 1946 se pudo inaugurar el renombrado Campo Francisco Norte, hasta entonces conocido como Campo de la Falange, en un encuentro disputado entre el C.D. Málaga y Real Balompédica Linense con victoria para los gaditanos por 1-0, siendo esta la causa de la no inscripción federativa del C.D. Marbella E. y D. durante este tiempo. Mientras tanto, el club costasoleño mantuvo su actividad reducida a la disputa de encuentros amistosos frente a clubs de la zona y torneos con clubs sin federar hasta que el 3 de junio de 1947, cumpliendo los deseos de la directiva, quedó inscrito en la Federación Regional del Sur como Club Deportivo Marbella. Considerado como club de Segunda Categoría, en este nivel se mantuvo desde la temporada 47/48 hasta que al término de la campaña 50/51, tras quedar primero, consiguió el ascenso a Primera Regional proclamándose de forma paralela campeón de la provincia de Málaga a nivel de aficionados.

Paralelamente a la existencia del C.D. Marbella durante los años cuarenta, la vida futbolística en el municipio no se redujo a su club, por entonces, más representativo, constituyéndose otros clubs perfectamente organizados como fueron el Marbella Frente de Juventudes para los muchachos en edad juvenil, misma finalidad que le ocupó al Club Atlético Costabella.

Tras el ascenso el C.D. Marbella modificó sus colores adoptando por colores el blanco para la camisa y el azul para el pantalón, no resistiendo la carestía de esta categoría por lo que descendió a Segunda Regional, un nivel más acorde a sus posibilidades donde subsistió durante un buen número de temporadas hasta que, nuevamente, ascendió de nuevo a Primera Regional. Antes de empezar la temporada 58/59, las estrecheces económicas que venía sufriendo el club se manifestaron con toda la fuerza siendo incapaz el club malagueño de reunir una plantilla competente. Los resultados, una vez iniciado el campeonato, fueron palpables y con un solo empate y siete derrotas, concluyeron colistas. Finalizado el torneo, ante la deuda acumulada toda la directiva dimitió en bloque y no hubo relevo por lo que el C.D. Marbella puso fin a su carrera deportiva.

Transcurridos unos meses desde la desaparición del que hasta entonces había sido su club más representativo, un grupo de aficionados preocupados por la ausencia de fútbol y un club que aglutinase sus inquietudes decidieron constituir en el verano de 1959 el Club Atlético de Marbella, sociedad que, vistiendo íntegramente de blanco, a lo largo de las décadas fue creciendo llegando a militar hasta un total de dieciocho temporadas en Tercera División, seis en Segunda División B además de tener una época de máximo esplendor en los primeros años noventa con la estancia durante cuatro temporadas consecutivas en Segunda División A, desde la campaña 92/93 a la 95/96. Durante su estancia en la categoria de plata, el club se transformó en Sociedad Anónima Deportiva el 30 de diciembre de 1993, con un capital accionarial de 115 millones de pesetas, pasando a ser desde entonces Club Atlético de Marbella, S.A.D.

Una drástica y pésima gestión deportiva en lo sucesivo unida a un gasto desorbitado hicieron que el club acumulase grandes deudas en el verano de 1996 descendiendo de categoría al quedar último clasificado con tan sólo veintiuno puntos. Durante la temporada 96/97, última de su existencia, intervino en Segunda División B perdiendo la categoría tras volver a terminar como colista y ser descendido por la RFEF administrativamente el 1 de agosto a Regional Preferente por impago a sus jugadores hasta que, finalmente, desaparecía abandonado a su suerte y con una elevada deuda que lo hace inviable en esta categoría.

HISTORIA DEL CLUB:

1997 – 2000

Su sustituto, la Unión Deportiva Marbella, se funda en agosto del año 1997 por Antonio José Pérez Ramos, conocido farmacéutico comprometido con el deporte de la localidad, en respuesta a las necesidades de tener un club representativo en la ciudad malagueña. Para ello une los rescoldos deportivos del extinguido Club Atlético de Marbella con las canteras de otros dos clubs locales ya existentes, la Unión Atlético Marbella -fundado en 1986- y el C.D. Cultural -fundado en 1978-, pasando juveniles y cadetes a integrar el nuevo club. El club se inscribe el 30 de enero de 1998 en el Registro de Entidades Deportivas de la Junta de Andalucía como U.D. Marbella y San Pedro Alcántara, aunque se federa con el número de la antigua U.D. Marbella -fundada en 1972 con el nombre de U.D. Marbesula hasta 1980- ocupando su plaza en Regional Preferente.

De esta modo, la nueva entidad empieza su camino deportivo en Regional Preferente durante la temporada 97/98, ocupando la plaza del desaparecido Club Atlético de Marbella y ascendiendo a Tercera División al final de la misma. En sus estreno en Tercera División de la temporada 98/99 queda sexto con Paco Medina en el banquillo marbellí, demostrando que en un futuro próximo el club va a luchar por objetivos más ambiciosos. En su intento de la campaña 99/00 no es capaz de clasificarse tan siquiera para la Promoción, pues queda un tanto alejado al ser octavo clasificado.

2000 – 2010

La meta que se traza el conjunto marbellí es el ascenso a Segunda División B y para ello confecciona una serie de plantillas con este fin, resultando frustrantes las primeras tentativas. En la campaña 00/01 se refuerza con nuevas incorporaciones con José Luis Burgueña Arroyo, y al final de la misma se proclama por primera vez Campeón del Grupo IX con un punto de ventaja sobre sus perseguidores. En la Promoción de Ascenso es favorito, pero un brillante torneo del Real Betis Balompié “B” le impide ascender. Los otros dos contendientes para el ascenso serán U.B. Conquense y U.P. Plasencia. En la sesión 01/02 es sexto en un campeonato en el que pierde demasiados partidos además del tren de la Promoción. Será en la temporada 02/03 cuando por fin logre su objetivo tras ser segundo en la Liga y liderar su grupo de clasificación. En esta fase no pierde encuentro alguno, ganando cuatro y empatando los dos restantes, superando a C.D. Alcalá, C.D. Guadalajara y A.D. Cerro de Reyes Atlético.

El debut en Segunda División B se produce en la temporada 03/04 dentro del grupo IV, realizando una competición en la que finaliza decimoquinto a seis holgados puntos del Real Betis Balompié “B” (que ha de disputar la Promoción de Permanencia), alejado de las plazas de ascenso en la que es la cuarta y última campaña de Burgueña al frente del equipo costasoleño. La temporada 04/05 con Antonio Gutiérrez Cuadrado al timón es la mejor campaña realizada hasta la fecha, pues en ella queda quinto al mostrarse bastante fuerte en casa y conseguir numerosos puntos fuera de ella, en la que pierde fuerzas en el tramo final de Liga y queda a dos puntos del Lorca Deportiva C.F., que finalmente ascendería a la categoría de plata. En la campaña 05/06 no conjunta una buena plantilla y se ve desplazado hasta posiciones más lejanas, concretamente la duodécima, resultando mucho mejor la siguiente 06/07 en la que integra algunos refuerzos de garantía y enmienda la anterior al conseguir una meritoria séptima posición con el gijonés Juan Ramón López Muñiz como entrenador.

La edición 07/08 resulta frustrante pues durante el torneo el equipo ocupa puestos rezagados que hacen temer a su afición por un posible descenso. El técnico Antolín Gonzalo es sustituido por el ex jugador Oliveiro Jesús Álvarez González “Oli”, consiguiéndose esquivar las últimas plazas afortunadamente para los marbelleros. Después del susto, en la campaña 08/09 con el segoviano José Luis Montes al frente del banquillo se refuerza la plantilla y radicalmente se cambia de signo, ocupándose una meritoria cuarta plaza que le alcanza para promocionar a Segunda División A. En esta fase eliminatoria carece de fortuna y pierde 0-2 en casa ante el Lorca Deportiva C.F., consiguiendo vencer en tierras murcianas por 0-1 con lo cual no accede a la siguiente ronda. Sin embargo, el esfuerzo económico realizado para traer jugadores de calidad deviene en una crisis institucional por retrasos en los pagos de las nóminas de la plantilla y cuerpo técnico. Tras doce años al frente del club, Antonio Pérez Ramos deja paso el 17 de junio de 2009 al empresario inmobiliario Rafael González-Cobos Bautista como presidente de la entidad costasoleña. Consciente de sus limitaciones presupuestarias, la U.D. Marbella ficha a consecuencia y configura para la sesión 09/10 una plantilla ajustada con el ánimo a priori de conservar su plaza, objetivo que no se ve refrendado al no dar los resultados esperados y finalizar el equipo decimonoveno tras hacerse cargo del equipo en febrero el madrileño Alfredo Santaelena, terminando muy descolgado en la tabla clasificatoria. Este puesto acarrea la pérdida de la categoría además de cerrar un ciclo de siete temporadas consecutivas instalados en la división de bronce.

2010 – 2020

El regreso a Tercera División dentro del Grupo IX con ámbito para las provincias de Málaga, Granada, Jaén, Almería y la ciudad autónoma de Melilla se esperaba complicado y finalmente, como se sospechaba, se terminó una irregular campaña 10/11 siendo noveno clasificado en la zona media de la tabla. En la siguiente temporada 11/12 la plantilla fue reforzada a conciencia para estar arriba y contando con el técnico malagueño Adrián Cervera se alcanzó el tercer puesto en Liga, disputando una Promoción de Ascenso donde en Cuartos se superó al C.D. Mairena después de ser derrotado en la ida por 3-1 y con un triunfo en casa por 2-0 pasando gracias al valor doble de los goles obtenidos a domicilio para, luego en Semifinales, caer eliminado a manos del Real Madrid C.F. “C” al ser vencido en casa por 1-2 y de nuevo, ahora por 2-0, en la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

Se esperaba mucho de la sesión 12/13 pero, en lo deportivo, fue un fiasco al concluir en decimoprimero puesto. En es aspecto social hubo un cambio muy significativo con el desembarco en febrero de un grupo inversor de origen ruso que se hizo cargo de las deudas pendientes con los jugadores y cuerpo técnico ascendentes a veinticuatro mil quinientos euros, siendo declarado presidente Alexander Grinberg. Con la idea de relanzar el club e internacionalizarlo aprovechando el tirón turístico de la ciudad, el 28 de junio de 2013 se hizo oficial el cambio de denominación a Marbella Fútbol Club, resultando la edición 13/14 redonda por cuando se conquistó el primer puesto en Liga sumando su segundo título en la categoría y luego, en la Promoción, se logró el ascenso directo al superar al C.D. Eldense en la Eliminatoria de Campeones después de perder en la localidad alicantina de Elda por 1-0 y, una semana más tarde, imponerse en casa por 3-1.

Con el ascenso a Segunda División B el Marbella F.C. se encontró con la categoría que, como mínimo, sus dirigentes deseaban, siendo ubicado en el Grupo IV compuesto por participantes andaluces, extremeños, murcianos, castellano-manchegos y norteafricanos donde, en la temporada 14/15, fue décimo clasificado. La categoría, complicada y muy exigente, requirió durante la campaña 15/16 de un esfuerzo adicional por parte de la plantilla para eludir el descenso, probabilidad que estuvo presente todo el torneo y se salvó a última hora quedando decimocuarto, pero a pocos puntos del desastre. Con vistas a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, el 16 de agosto de 2016 se iniciaron los trámites necesarios para ejecutar dicho paso firmándose el acta de constitución con un capital de setecientos veinticinco mil euros, siendo Alexander Grinberg ratificado en el puesto de presidente del Consejo de Administración una vez inscrita la S.A.D. en el Registro Mercantil en fecha 26 de enero de 2017. La sociedad marbellí pasaba a denominarse C.D. Marbella F.C., S.A.D.

Continuando en el Grupo IV de Segunda División B, en la sesión 16/17 hubo una notable recuperación ascendiendo el equipo hasta el séptimo puesto con etapas donde se estuvo entre los cuatro primeros, confirmándose las expectativas en la edición 17/18 cuando, con una gran plantilla, se mantuvo un intenso duelo con el F.C. Cartagena para ver quién de los dos se hacía con el primer puesto. Al final un solo punto les separó del conjunto departamental, accediendo a una Promoción de Ascenso a Segunda División donde se depositaron muchas esperanzas. En Cuartos el rival fue el Real Club Celta de Vigo «B», conjunto que le apeó de la lucha al vencerle en tierras gallegas por 2-0 y luego, ya en el Municipal, tras ser derrotado por 2-0 y empatarse la eliminatoria, disputada la prórroga y llegados a los penaltis imponerse los vigueses. En la temporada 18/19, a pesar de los esfuerzos del conjunto andaluz, el equipo quedó en séptimo puesto sin opción a clasificarse para disputar la Promoción, siendo destacable la venta del setenta y siete por cien de las acciones del club al ciudadano chino Zhao Zhen el lunes 19 de noviembre de 2018 ante notario.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia del C.D. Marbella. Diputación de Málaga. Antonio Maíz Viñals y Antonio Maíz Martín (1998).
  • Segunda División B. “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Archivo privado de José Romero.
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.diariosur.es Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,