Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Listado de Clubs Teruel

 

 

ALCAÑIZ C.F. Alcañiz

 

C.D. ALCORISA Alcorisa

 

ANDORRA C.F. Andorra

 

C.D. TERUEL Teruel

 

U.D. TERUEL Teruel

 

C.D. UTRILLAS Utrillas

 

 

 

Tags: , , , , ,

escudo CD Teruel

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Teruel
  • Ciudad: Teruel
  • Provincia: Teruel
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 14 de septiembre de 1954
  • Fecha de federación: 1954

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Teruel (1954-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 2000/01
  • 2009/10
  • 2017/18

 

ESTADIO:

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal de La Pinilla
  • Año de inauguración: 27 de julio de 1930
  • Cambios de nombre:
  • Campo de El Ensanche (1930-1964)
  • Campo Municipal de La Pinilla (1964-1976)
  • Campo Municipal Adolfo Masiá (1976-1987)
  • Campo de Fútbol Municipal de La Pinilla (1987-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

estadio La Pinilla

OTROS ESTADIOS:
  • Campo de El Ensanche/Adolfo Masiá/La Pinilla (1954- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Teruel

ESCUDOS:

 

UNIFORMES:

 

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Emplazada en el extremo meridional de Aragón y del Sistema Ibérico, la ciudad de Teruel es la capital menos poblada de España, siendo su principal característica la conservación de un rico y amplio patrimonio artístico de estilo mudéjar que le ha valido ser catalogado como Patrimonio de la Humanidad y, consecuentemente, albergar cierta industria turística.

Apareció el fútbol en la capital aragonesa a principios de 1917 cuando Francisco Pastor Calvo, inspector veterinario del municipio y gran aficionado al deporte, tuvo la idea de crear junto a un grupo de amigos un club en el cual la juventud local pudiera poner en práctica tanto este deporte que tan de moda estaba en todo el país como otros de gran seguimiento como eran el ciclismo y el pedestrismo. La brillante iniciativa tomó el nombre de Sociedad Deportiva Turolense y con su esfuerzo e ilusión, consiguieron un terreno en los llanos de San Cristóbal -al norte de la localidad en las inmediaciones de la antigua Plaza de Toros- que consiguieron adecentar y nivelar con la aportación de todos. Entrenados para la ocasión con motivo de las Fiestas de Junio, el domingo día 3 tuvo el estreno frente al Bilbilis F.C., de Calatayud, siendo derrotados los visitantes por un elevado tanteo de 10-3 con la presencia en las filas del once local que vestía camisa verdiblanca con pantalón blanco de Mario Rodríguez, portero, Mariano Valenzuela y Enrique Pérez, defensas, Emilio Bonilla, Roberto Pérez y Joaquín Polo, medios, mientras como delanteros actuaron Nicolás Negre, Ramón Hernández, Emilio Álvarez, Manuel Rodríguez y Lúcido Yubero.

El ambiente congregado y el abultado marcador espolearon a los locales para seguir jugando y, al poco tiempo, se originó el nacimiento de una nueva sociedad durante el verano, el Club Athletic, de breve historia al igual que el Decano puesto que a mediados de 1918, con pocos objetivos y gran falta de interés, desaparecían ambos quedando a la espera de años mejores.

El resurgimiento del fútbol en medio de una población que cuenta con doce mil habitantes tiene lugar en 1921 tras el éxito olímpico de la Selección Absoluta en Amberes un año antes con el regreso de la S.D. Turolense, de nuevo en activo desde julio uniformada en esta segunda oportunidad con camiseta roja y pantalón blanco, club que gozará nuevamente de los Llanos de San Cristóbal con Francisco Pastor una vez más al frente de la entidad. La iniciativa futbolística, lejos de tener un solo protagonista en esta tentativa de consolidación, llega ahora acompañada de savia nueva pues en el Cuartel de Infantería el capitán Oliván crea un equipo denominado Regimiento de Tetuán y, en 1922, las huestes de la institución Juventud Católica local crean una sección futbolística que se enfrenta a los dos anteriores creándose un caldo de cultivo idóneo para el desarrollo de este deporte.

A lo largo de 1923 la S.D. Turolense afianza su posición y el 6 de mayo, mediante asamblea extraordinaria, clarifica su organigrama quedando Francisco Pastor ratificado como presidente, Gabriel Ferrán como vicepresidente y tesorero, Raúl Ruiz en el puesto de secretario mientras Alfonso Pastor y Blas Sanz ejercen como vocales y José Ríos pasa a ser jefe de material. En la misma reunión se acuerda denominar Teruel Foot-ball Club al primer equipo de los tres con los que cuenta la sociedad siendo los dos restantes el de reservas y el infantil.

Sin embargo pronto las cosas cambiarán; la llegada del capitán Oliván al club con su propias ideas propicia a finales de año una escisión en la que Francisco Pastor junto a otros socios deciden emanciparse y constituir el Teruel Sporting Club, sociedad que viste camiseta con pantalón blanco y encuentra cobijo en unos terrenos situados en el barrio de las Ollerías de San Julián. Paralelamente a estos acontecimientos la S.D. Turolense solicita la presidencia honoraria del club a S.A.R. el Príncipe de Asturias D. Alfonso de Borbón y Battemberg, primogénito de S.M. el Rey D. Alfonso XIII, cambiando en 1924 a Real Deportiva Turolense aunque popularmente es reconocida simplemente como La Deportiva. A medida que avanza 1924 las desavenencias surgidas entre deportivistas y sportinguistas parece que se reducen a pasos agigantados y, de hecho, en julio se establecen reuniones entre ambas directivas para proceder a una inminente fusión que, ya en agosto, sorpresiva y finalmente no se lleva a efecto al ser descartada en sendas asambleas extraordinarias celebradas respectivamente por los socios.

La frustrada fusión origina una ralentización en el desarrollo del fútbol turolense y en 1927 ya no queda en pie ninguno de los proyectos iniciados a principios de la década. El tercer intento por consolidar el fútbol en la ciudad mudéjar ha de esperar a 1929 cuando, casi sin esperarlo, el acondicionamiento de unos terrenos sitos en la carretera de Teruel a Zaragoza denominados Campo de la Tahona impulsan la creación de nuevas sociedades como el Deportivo Foot-ball Club, el Deportivo Turolense y el más importante de todos ellos que marcará toda la década de los años treinta, el Rapid Sporting Club Turolense, una sociedad donde el gran aficionado Moisés Salvador vuelca toda su energía para que la ciudad tenga un proyecto sólido.

Iniciado 1930 el fútbol alcanza un gran apogeo y el Rapid Sporting Club Turolense, quien viste camisa azulina con pantalón blanco, se convierte en el más afamado bajo la presidencia de Antonio Llabrés Roger aprobando sus estatutos el martes 29 de abril. En importancia le sigue la Juventud Católica, uniformado con camiseta blanca cruzada por una cruz roja y pantalón negro quien, reactivado tras años de ausencia, consigue arrendar unos terrenos donde se encuentra el actual Estadio de Pinilla que no son exentos de problemas al pasar una línea de tendido eléctrico excesivamente próxima. Solucionada la adversidad, dicho campo es estrenado oficialmente el 27 de julio.

Si Rapid Sporting Club Turolense y Juventud Católica son los máximos referentes del fútbol local, a finales de año queda constituida la Olímpica Turolense, nueva sociedad presidida por José María Radillo que viste camiseta roja con pantalón blanco y quien se convertirá en el máximo opositor de los sportinguistas durante cierto tiempo. Mientras tanto el Rapid Sporting Club Turolense sigue a la suya, el 18 de diciembre accede Leocadio Brun a la presidencia y suma nuevos apoyos como el del ingeniero de caminos y alcalde local durante los años veinte José Torán de la Rad, impulsor del Viaducto y mecenas de la sociedad como presidente honorario hasta su prematuro fallecimiento en enero de 1932.

Surgen nuevas sociedades como el Athletic Club, quien viste camiseta rojiblanca con pantalón negro y el Terror F.C., ambos de escasa trayectoria, accediendo en 1933 a la presidencia del Rapid Sporting Club Turolense un aficionado que será determinante en la evolución del fútbol local como es Moisés Salvador Pérez, gran figura bajo cuyo esfuerzo social y también económico, pues de su bolsillo se consiguen sufragar las cuatro parcelas donde se consigue levantar un nuevo recinto deportivo, el Campo de Ensanche -actual Pinilla- como coronación al ansiado deseo de disponer de un recinto en condiciones. Inaugurado el 4 de junio de 1934 en un encuentro frente a la Juventud Deportiva Calanda con victoria local por 3-0 con tantos de Luís Pastor, El Ensanche facilita la creación de numerosos equipos integrados por juveniles como el Mercurio, el Aragonés, el Arrabal, el de La Parra, el Iberia, el San Nicolás de Bari, el de Los Tranquilos y el la Peña Lerín, constituido en 1935 para los cuales se organizan campeonatos locales.

Llegados a 1936 se piensa en inscribir al máximo representante turolense en la Federación Aragonesa para poder competir en los campeonatos que organiza dicha federación, pero todo es truncado en julio con el desbocamiento de la Guerra Civil, tremendamente cruel en todos los sentidos y especialmente sangrienta en la ciudad y su provincia donde se liberan crudas batallas. Bombardeada Teruel en varias ocasiones, la ciudad queda ampliamente devastada y precisa de la ayuda del Estado para su reconstrucción, no siendo esta actuación óbice para que a mediados de 1939 se reemprenda la actividad futbolística gracias al trabajo de Moisés Salvador.

El 28 de octubre de 1939, tras Asamblea Extraordinaria, la junta directiva del Rapid Sporting Club Turolense que preside Salvador aprueba el cambio de denominación de la sociedad a instancias del nuevo Régimen adoptando el de la ciudad y el de su dedicación, Teruel Foot-ball Club, nombre con el que competirá en lo sucesivo inscrito por fin en la Federación Aragonesa donde empieza desde Segunda Categoría.

Durante estos tiempos de cruda posguerra, Teruel empieza a contar con modestos clubs para los que se organizan campeonatos locales como el Dorado, el Goya, el Pedralva, el equipo del Frente de Juventudes, el C.F. Viaducto y el C.F. La Salle a los que se suman algunos de la década anterior como el Mercurio, Arrabal y La Parra, incluyéndose en algunas de estas formaciones personal del Batallón de Trabajadores nº21 con ámbito en la provincia aragonesa constituido por desafectos al Régimen sin condena o delito que eran confinados a trabajos forzados a manera de castigo.

Fallecido Moisés Salvador y con Cesáreo Budria al frente, la sociedad turolense cambia en 1941 a Teruel Club de Fútbol cumpliendo las instancias gubernamentales que prohíben el uso de extranjerismos, llegándose al año 1943 en el cual la Federación Española, supeditada por la Delegación Nacional de Deportes, decide instaurar un Campeonato Nacional de Liga de Tercera División donde se dé cabida a clubs profesionales para evitar que caigan a Regional y, de paso, a clubs modestos de capital de provincia y ciudades importantes que despunten por debajo de la Categoría Nacional.

El Teruel C.F. solicita a la Federación Aragonesa ingresar en Tercera División a través de la intercesión del gobernador provincial Francisco Labadie Otermín, siendo tramitada su petición con éxito aunque con importantes cambios puesto que se realiza una profunda reestructuración tanto en directivos; el falangista Arsenio Perales accede a la presidencia acompañado de los señores Santo Tomás, Blanco, Carrión, Cano, Amaro, Loscentales y Gea; se adoptan como colores oficiales el rojo para la camisa y el azul para el pantalón, se cambia la denominación del club a Unión Deportiva Teruel y se profesionaliza la sociedad quedando pocos miembros de la anterior plantilla mientras se da entrada a jugadores que cobran procedentes de superior categoría.

La U.D. Teruel debuta en Tercera División durante la campaña 43/44 en el Grupo V donde deben competir aragoneses y valencianos conjuntamente, pero la negativa de algunos valencianos a realizar largos desplazamientos trastorna los planes iniciales y finalmente se divide en dos subgrupos, uno por cada región, el total de participantes quedando terceros los turolenses en el aragonés tras Atlético Club Zaragoza y S.D. Arenas, de la misma localidad. En la temporada 44/45, con toda más organizado, la U.D. Teruel compite en el Grupo IV dondese insertan clubs de las federaciones Aragonesa y Navarra, alcanzándose un meritorio quinto puesto en medio de sociedades importantes como el Club Atlético Osasuna, C.D. Logroñés y U.D. Huesca entre otros.

En el verano de 1945 la U.D. Teruel, presidida por el doctor médico Francisco Marcos del Fresno, empieza a estar asfixiada económicamente y, por si fuera poco, debido a su proximidad y buena comunicación con Valencia es reubicada en el Grupo VI donde compiten valencianos y baleares. Armados con una plantilla de circunstancias y después de sufrir dolorosas goleadas, la entidad mudéjar concluye décima y última en la temporada 45/46 con el balance de una victoria, un empate y dieciséis derrotas no pudiéndose desplazar hasta Palma de Mallorca para contender con el C.D. Atlético Baleares, culminando un nefasto torneo que termina descendiendo a Primera Categoría. Tras pasar por Primera Categoría en la edición 46/47, el conjunto encarnado desaparece.

La desilusión se apodera de la afición turolense y nadie en la ciudad quiere asumir el mando de un nuevo proyecto que revitalice el fútbol. El Campo del Ensanche, también denominado de Educación y Descanso, presenta las gradas vacías las tardes de cada domingo hasta que al fin, en 1948, gracias al trabajo realizado por el exjugador y periodista Manuel Vicente Salesa a través de las ondas de Radio Teruel y del periódico Lucha, se consigue mentalizar a la sociedad deportista de la ciudad para constituir un nuevo club que es titulado Sociedad Deportiva Turolense.

La idea es empezar desde cero y con gente de la localidad por encima de todo, rescatándose los colores primitivos del Rapid Sporting Club Turolense, camiseta azulina con pantalón blanco y contando con jugadores de los diversos clubs modestos que existen en Teruel. Afiliado al Frente de Juventudes, durante la campaña 48/49 se debuta con relativo éxito en la competición que organiza dicha institución, inscribiéndose en 1949 en la Federación Valenciana donde empieza emplazado en Segunda Categoría. Bajo la presidencia de Martín Pérez del Moral y a continuación José Luís Urquijo Urquijo, los azulinos ven pasar por El Ensanche clubs como la Peña Deportiva Ideal, de Ontinyent, U.D. Manises y C.D. Alacuás entre otros a lo largo de la temporada 49/50 no pudiendo ascender a Primera Regional como tampoco lo harán en la siguiente edición 50/51.

En 1951, siendo presidente Francisco Marcos del Fresno, máximo directivo de la desaparecida U.D. Teruel y director de la Jefatura Provincial de Sanidad, la S.D. Turolense ingresa en la Federación Aragonesa con un grado más pues lo hace directamente en Primera Categoría, resultando al final de la temporada 51/52 noveno clasificado. A pesar de los intentos de la directiva para atraer aficionados y de los esfuerzos para acercar el club a su ámbito geográfico para competir con rivales aragoneses y así aumentar teóricamente los ingresos por taquillas, ambos apenas tienen repercusión en los seguidores y fruto de ello, en la campaña 52/53, escasos de recursos económicos resultan decimocuartos perdiendo la categoría. Nadie desea tomar el testigo y afrontar las deudas, con lo que la historia futbolística de la localidad parece repetirse una vez más y, como calcos, las trayectorias de U.D. Teruel y S.D. Turolense sucumben atrapadas en la misma trampa.

HISTORIA DEL CLUB:

1954 – 1960

Desaparecido el máximo representante futbolístico de la ciudad no por ello Teruel permanece exenta de clubs, pues varias son las sociedades que en esas fechas se mantienen compitiendo, aunque a un nivel más modesto, como adheridas a la Federación Aragonesa. En la edición 53/54 algunos clubs constituidos en la década anterior como el C.F. La Salle y el C.F. Viaducto a los que se suman algunos de reciente creación como el C.F. Los Sordos, el C.D. Turolense y el C.F. Juventud, toman el relevo de la extinta S.D. Turolense y mantienen en activo el recinto del Ensanche mientras se buscan soluciones para constituir un nuevo club hegemónico que tardará bastantes meses en consolidarse.

Fraguado durante el verano, el 14 de septiembre de 1954 y mediante asamblea constituyente celebrada en el salón del Círculo Mercantil Turolense, tiene lugar el nacimiento del Club Deportivo Teruel, nueva sociedad que toma el mando del fútbol local nutriéndose de jugadores de los distintos clubs anteriormente mencionados y en la cual se comprometen las fuerzas vivas de la ciudad siendo su primera junta directiva la encabezada por José Borrajo Vallés en la presidencia, jefe del Sindicato Provincial de Agua, Gas y Electricidad, Fernando Pascual y Aquilino Laguía en el puesto de vicepresidentes, Mario Burillo como secretario y un sinfín de vocales. Descartada el alta en la Federación Aragonesa por los problemas habidos en proyectos anteriores, el C.D. Teruel que viste camisa granate con pantalón azul, es inscrito en la Federación Valenciana partiendo de la última de sus categorías, la Tercera Regional, compitiendo en el Campeonato de Aficionados y en el Campeonato de Liga donde no cosecha excelentes resultados que le permitan acceder a la Segunda Regional.

Concluida la temporada 54/55, la campaña 55/56 no es mucho mejor y el primer equipo de la sociedad sigue instalado en la más baja de las categorías administradas por la Federación Valenciana por lo que la directiva, ansiosa de situar el fútbol turolense en un lugar más prominente acorde a la categoría de una capital de provincia, solicita la ayuda del Gobernador Civil provincial Marcos Peña Royo quien trabaja los hilos para conseguir la empresa que se le plantea. Para fortuna del club mudéjar la solución a su inquietud se halla cerca de casa pues la S.D. Montañanesa, conjunto de la ciudad de Zaragoza que atraviesa graves problemas económicos que le impiden seguir actuando en el Grupo V de Tercera División, renuncia a la categoría y su plaza, a través de gestiones realizadas por el gobernador en la Federación Aragonesa, es ocupada por el C.D. Teruel quien así supera administrativamente varias categorías.

Los cambios que sufre la sociedad, al margen de categoría, adscripción federativa y nivel de jugadores con el fichaje de numerosos futbolistas profesionales son significativos y, en la misma reestructuración, accede a la presidencia el ilerdense Ramón Coll Valls quien se ve acompañado de jugadores como Gustavo, Vicente Gómez, Torres, Julián, Medina, Tropel, Añoveros, Hernando, Antonio Julián, etc. El C.D. Teruel debuta en Tercera División durante la temporada 56/57 dentro de un grupo que ha sido ampliado en número de participantes consiguiendo un excelente tercer puesto en Liga, acometiéndose durante el torneo las obras de cambio de cara y reforma integral del Campo del Ensanche al cual se le dota de una pista de atletismo además de obras de acondicionamiento de tribuna con lo que adquiere un aspecto de polideportivo.

Tras la inauguración oficial de las obras el 8 de septiembre de 1957 y el traspaso al Real Zaragoza C.D. del jugador estrella Manuel Torres Pastor quien posteriormente irá cedido al Real Madrid C.F. convirtiéndose en campeón de la Copa de Europa de 1957, el C.D. Teruel realiza campañas más discretas desde el punto de vista deportivo siendo decimosegundo en la edición 57/58, octavo en la sesión 58/59 y decimoprimero en la temporada 59/60 que cierra la década.

1960 – 1970

Tras este inaudito ascenso, el C.D. Teruel va a permanecer catorce temporadas consecutivas en Tercera División, ingresando en el grupo aragonés y mostrando en la mayoría de campañas un potencial muy justo para poder alcanzar cotas mayores, finalizando casi siempre en la zona media-baja de la clasificación, a excepción de algunas temporadas como el cuarto puesto conseguido la 65/66 bajo la presidencia de Antonio Sancho Laguía.

A finales de los años sesenta, el equipo parece enderezar el rumbo y en la campaña 67/68 es tercero en Liga por detrás de S.D. Huesca y Aragón C.F., escapándose las plazas que optan al ascenso, para ser quinto en la siguiente 68/69, en un grupo integrado por clubs de varias federaciones, en la que se lleva el Campeonato y posterior ascenso el Club Atlético Osasuna. En la temporada 69/70, la previa a la reestructuración que padece la Tercera División, con Juan Gumá Alfi en la presidencia efectúa una pésima temporada que le lleva a ser penúltimo y descender a Regional Preferente.

1970 – 1980

Iniciada la década de los años setenta el C.D. Teruel empieza en el cuarto nivel nacional de la época, la Regional Preferente con cambio en la directiva al acceder Alfonso Torres Gimeno, directivo con quien se encadena un nuevo descenso en esta ocasión a Primera Regional, el quinto nivel. Afortunadamente para los turolenses el paso por esta categoría durante la temporada 71/72 es rápido y, una vez concluida se regresa a Regional Preferente. Con Antonio López Calderón y directivas sucesivas, la ciudad dispone de un filial en Tercera Regional, el Club Atlético Teruel, destino donde se forjarán jugadores por encima de edad juvenil que luego se incorporarán a la primera plantilla.

Deportivamente la década se pasa sin altibajos careciendo de oportunidades reales de ascender a Tercera División a excepción de la temporada 77/78 donde se anda cerca al concluir subcampeón. El alejamiento de las primeras categorías del fútbol nacional es cada vez más evidente, máxime cuando a partir de 1977 la RFEF crea una nueva, la Segunda División B, frustrándose los anhelos de alcanzar plaza en una de estas divisiones al menos a corto plazo.

1980 – 1990

El ansiado ascenso llegará al final de la temporada 83/84 presidido por Manuel López Pérez cuando el equipo termina subcampeón tras la S.D. Ejea. El 28 de febrero de 1984, el jóven centrocampista de 17 años Luis Milla Aspas (apodado Milla II en aquel entonces) es traspasado al F.C. Barcelona por un millón de pesetas más la disputa de un encuentro amistoso, convirtiéndose en el futuro en el jugador más destacado que ha pasado por las filas del club turolense.

En el reencuentro con la Tercera División empieza fuerte en medio del grupo navarro-aragonés, con grandes plantillas que le llevan a los puestos de cabeza, siendo cuarto en la edición 84/85 y tercero en la siguiente 85/86, ya con Moisés Salvador Moya en el cargo de presidente. Mejor si cabe será la campaña 86/87 cuando sea subcampeón formando parte de un grupo integrado completamente por clubs aragoneses y consiguiendo ascender por primera vez a Segunda División B, al serles concedidas tres plazas por la RFEF a la Federación Aragonesa ante la remodelación que sufre esta categoría la cual pasa de un grupo único a cuatro. Con el ascesno a la categoría de bronce y su permanencia en ésta, será cuando el club viva su época dorada con la ciudad entera y toda la afición volcada con el club que la representa, viviendo la ciudad mudéjar el mejor ambiente futbolístico de los últimos tiempos.

En las cuatro temporadas que milita el C.D. Teruel en Segunda División B, se enfrenta a grandes equipos como el Villarreal C.F., Levante U.D., Albacete Balompié ó C.D. Numancia entre otros, con grandes entradas en La Pinilla y llegando a disputar eliminatorias de la Copa del Rey con el C.D. Logroñés, Real Zaragoza C.D. ó C.D. Málaga. Deportivamente no son campañas buenas, salvo la 88/89 en la que se concluye cuarto clasificado con 45 puntos y acaba como revelación del grupo, siendo las demás un verdadero sufrimiento para la afición pues o se salvan in extremis o realizan una calamitosa temporada como la del descenso, 90/91, en la que son colistas y consiguen solamente cinco victorias.

1990 – 2000

Descendido a Tercera División, toda la década de los años noventa la pasa confeccionando plantillas para retornar a Segunda División B, quedándose siempre a las puertas de la Promoción de Ascenso, pues llega siempre con la gasolina justa para acceder a ésta o bien el infortunio en forma de gol-average se cruza por el camino, caso de la sesión 93/94 donde queda fuera de la Promoción al terminar empatado con 52 puntos con la U.D. Barbastro, la siguiente 94/95 donde de nuevo el equipo oscense le arrebata la cuarta plaza ó la sesión 95/96, donde una vez más acaba empatado a 66 puntos con el U.D. Barbastro, dejando éstos por tercer año consecutivo al equipo turolense fuera de las opciones de ascenso.

La última temporada del milenio, la 99/00, una vez más y será esta vez la que hace cuatro en la misma década en que los oscenses le arrebatan la cuarta posición al empatar a 65 puntos y arruinan las opciones del C.D. Teruel de aspirar a cotas más altas.

2000 – 2010

La participación en una Promoción de Ascenso llega con el nuevo milenio, siendo la temporada 00/01 la primera oportunidad al ser campeón de Tercera División por primera vez en su historia. En esta fase no tendrá suerte y será tercero tras el C.D. Alfaro y C.D. Aurrerá Ondárroa, mientras colista es el C.D. Laredo. En la edición 01/02 es subcampeón de Liga a tres puntos de la U.D. Fraga pero en la Liguilla es último muy descolgado, superado por C.D. Azkoyen, Zalla U.C. y C.D. Bezana.

Desde este momento se inicia una trayectoria descendente que le va a conducir a posiciones muy remotas alejado de los puestos de ascenso, culminando con la temporada 05/06 en la que es decimoquinto y a punto esta de perder la categoría. En la temporada siguiente 06/07, enmienda su actitud y sube puestos hasta ser sexto, mejorando ostensiblemente en la edición 07/08 en la que es tercero y opta al ascenso. En la Promoción se enfrenta al C.P. Villarrobledo al que elimina: 0-1 en casa y 0-4 en la localidad manchega; cayendo en la Final ante el C.D. Roquetas: 1-2 en casa y 1-1 en la localidad almeriense. La entidad turolense no ceja en su empeño de regresar a Segunda B y en la edición 08/09 lo intenta de nuevo tras repetir tercer puesto en Liga. En esta ocasión es superado por el C.F. Villanovense: 2-0 en la ciudad pacense de Villanueva de la Serena y 3-1 en casa, clasificándose los extremeños por el valor doble de los goles a domicilio. Será en la campaña 09/10 cuando logre por fin su objetivo de la mano de Ramón Calderé tras ser Campeón de Liga y en la Fase de Campeones elimine a la S.D. Noja: 1-1 en la localidad cántabra y la remontada por 2-1 en La Pinilla con goles de Lolo y Enric Pi, ante la alegría de su afición y seguidores.

2010 – 2020

El regreso a Segunda División B tras muchos años de ausencia es vivido con pasión por la afición local, realizando una meritoria campaña 10/11 con Ramón Calderé en la cual la plantilla no pasa excesivos problemas, hace un buen fútbol y remata su participación con un duodécimo puesto. La edición 11/12 transcurre por cauces similares a la anterior con Félix Arnáiz como entrenador y el conjunto mudéjar se mantiene alejado de las plazas peligrosas, aunque su acercamiento a las de privilegio tampoco se materializa concluyendo undécimo.

La carestía de la Segunda División B, con excesivos gastos en desplazamientos y en manutención de la plantilla afecta en pleno al C.D. Teruel quien para la temporada 12/13 cuenta con un presupuesto muy reducido respecto a sesiones anteriores. La fuga de jugadores y la contratación de nuevos sin el nivel de los anteriores hacen que pierdan potencial cerrando este periplo por la categoría en decimoctavo puesto. En la campaña 13/14, de nuevo en el Grupo XVII de Tercera División aragonés, los turolenses mantienen cierto nivel consiguiendo ser subcampeones tras el Real Zaragoza “B” por lo cual acceden a la Promoción de Ascenso a través de la ruta de no campeones de Grupo. En Cuartos de Final superan al Deportivo Alavés “B” tras empatar 1-1 en la capital vitoriana y vencer en casa por 3-2, pero en Semifinales el rival, C.D. Laredo, se muestra más poderoso y los cántabros les eliminan al imponerse 2-0 en la localidad costera y empatar 1-1 en La Pinilla.

El objetivo de los turolenses pasa a ser el ascenso con lo cual se refuerza la plantilla en aquellos puntos presuntamente débiles. Iniciada la temporada 14/15 las expectativas son grandes y, aunque no se consigue la primera plaza, se lucha para ello quedando en poder de un sorprendente C.D. Ebro, de Zaragoza. En la Fase de Ascenso se enfrenta en Cuartos de Final al Atlético Sanluqueño C.F. saliendo mal parado puesto que, tras perder 2-1 en tierras gaditanas e imponerse en casa igualmente por 2-1, llegados a la tanda de penaltis es eliminado por el montante de 5-6 favorable a los verdiblancos.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2016

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • “Linajes del fútbol español”. Vicent Masià Pous (2016).
  • La mañana. Diario.
  • Acción. Diario.
  • Lucha. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diraio deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.diarioequipo.com Diario deportivo.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,