Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Listado de Clubs Lugo

 

 

SPORTING PONTENOVA A Pontenova / Puentenuevo

 

S.D. BURELA Burela

 

C.D. FOZ Foz

 

C.D. LUGO, SAD  Lugo

 

C.D. LUGO POLVORÍN  Lugo

 

S. GIMNÁSTICA LUCENSE  Lugo

 

C.D. POLVORÍN Lugo

 

S.D. CULTURAL MINDONIENSE Mondoñedo

 

CLUB LEMOS Monforte de Lemos

 

RIBADEO F.C. Ribadeo

 

RACING C. VILLALBÉS Vilalba / Villalba

 

VIVEIRO C.F. Viveiro / Vivero

 

U.D. XOVE LAGO Xove / Jove

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

 

Historial de Club Deportivo Lugo, S.A.D.

 

 

Escudo C.D. Lugo, S.A.D.

 

PLANTILLA 2019-2020:

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Lugo, S.A.D.
  • Ciudad: Lugo
  • Provincia: Lugo
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: marzo de 1940
  • Fecha de federación: 1947

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Polvorín (1940-1953)
  • Club Deportivo Lugo (1953-2013)
  • Club Deportivo Lugo, S.A.D. (2013-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2010/11

4 Ligas de Tercera División:

  • 1961/62
  • 1977/78
  • 1980/81
  • 1985/86

 

ESTADIO:

  • Nombre: Nuevo Estadio Ángel / Anxo Carro
  • Año de inauguración: 1974
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio Ángel Carro / Nuevo Estadio Anxo Carro (1974-)
  • Capacidad: 7.800 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Explanada de la Estación (1940-1945)
  • Estadio de Los Miñones (1945-1960) / Estadio Ángel Carro (1960-1974)
  • Nuevo Estadio Ángel Carro (1974- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO LUGO, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO LUGO, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LUGO:

El municipio de Lugo, ciudad y capital de la provincia homónima bañado por el Río Miño que tiene una población de alrededor de cien mil habitantes, cuenta con un rico patrimonio artístico en el que destacan una muralla romana excelentemente conservada que circunda el casco histórico y una hermosa catedral, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Centro comercial de toda la provincia, educativo y de ocio, sin descuidar la industria la ciudad ha apostado en los últimos tiempos por un creciente turismo.

En cuanto a los inicios del fútbol en Lugo, estos arrancaron el 4 de octubre de 1908 con motivo de la Fiestas de San Froilán al concertarse, dentro del programa de actividades, un encuentro de exhibición en el Campo de Montirón entre las sociedades coruñesas Coruña F.C. y Widowers F.C. que concluyó con el resultado de 4-3 favorable a los primeros. Organizado por el popular y cultural Círculo de las Artes, de algunos de sus socios nació la idea de constituir una sociedad que tuviera el fútbol entre sus fines, iniciándose a finales de octubre la recaptación de personas interesadas que concluyó el 15 de noviembre con la constitución del Club Deportivo Lucense.

Presidido por Luis Osés y acompañado en la vicepresidencia por Manuel Alday, el secretario Rafael López y el secretario Jesús García de la Riva, el C.D. Lucense arrendó de inmediato una casa en la Calle de la Estación donde estableció un gimnasio en la planta baja y la sede en la segunda planta mientras, gracias a la ayuda del ayuntamiento, se les cedía el uso del Campo de Montirón. De carácter prominentemente deportivo, en el club también tuvieron cabida el excursionismo, la música y el baile, reservándose para la sección balompédica encuentros con clubs de La Coruña, Orense y Vivero al no existir rivales en la ciudad, contratiempo que no se alargaría demasiado.

En el año 1911, contando Lugo con una población que superaba los treinta y cinco mil habitantes, quedaron constituidas varias sociedades como el Victoria F.C. y el Sporting Club Antoniano, quedando reservado para el 15 de octubre la constitución del Racing Club de Lugo con Salvador García Castro en la presidencia. El club racinguista, nacido como una escisión de disidentes del C.D. Lucense que deseaban en exclusividad jugar al fútbol, inició desde su partida una sana rivalidad con los deportivistas que, con el tiempo, se acrecentaría al no finalizar demasiado bien la final del campeonato local de 1911. En 1912 se sumaron el Athletic Club de Lugo presidido por Sergio Castilla, el Lugo Foot-ball Club y el Club Gimnástico de Lugo, produciéndose una escisión en el seno del Racing Club de Lugo que originó el Sport Club de Lugo donde Vicente Sánchez Guisasola, presidente y su hermano Esteban, lideraban un nuevo proyecto.

El crecimiento balompédico en la ciudad fue espectacular asentándose los clubs existentes y surgiendo otros como el Exploradores F.C., el C.D. Lugo y el Mercantil Lucense alrededor de 1915 o el militar Regimiento Zamora finales de década. Racing Club, Athletic Club y Club Deportivo, los más poderosos, se repartían a la afición surgiendo jugadores de nivel que terminaban enrolados en clubs de las capitales vecinas o clubs más importantes de Vigo, Ferrol o Santiago de Compostela que requerían profesionales.

Conforme fueron pasando los primeros años veinte, Lugo carecía de un representante profesional en el Campeonato Gallego por lo cual, llegados a 1924, quedó constituido el sábado 28 de junio el Lugo Sporting Club cumpliéndose una vieja aspiración con Leopoldo Gasalla en la presidencia, Antonio Peralba en la vicepresidencia, Bautista Varela Fernández como secretario y José Varela Basabró como tesorero. Inscrito en la Federación Gallega dentro de la Serie B, el Lugo Sporting Club que vestía camiseta blanquiazul con pantalón negro acondicionó el Campo del Polvorín estrenándose el domingo 21 de septiembre ante el Lemos Club e iniciando una carrera deportiva en la que no conseguía separarse de la Serie B y alcanzar la Serie A dominada por los clubs vigueses, coruñeses y orensanos.

La aventura del Lugo Sporting Club no se prolongó demasiado en la Serie B y, una vez concluida la temporada 29/30, en el mes de mayo se convocaron elecciones al dimitir la Junta Directiva. Nadie presentó candidatura y, llegados a primeros de junio, desaparecía la sociedad siendo comunicada tal decisión al Gobernador Civil. El relevo provisional lo tomó el Racing Club de Lugo constituido deprisa y corriendo haciéndose cargo del Campo del Polvorín con una plantilla repleta de jugadores aficionados y algunos que habían pertenecido al club sportinguista, siendo secundado por el Español F.C., también amateur hasta que a finales de 1932 una nueva Junta Directiva reorganizó el Lugo Sporting Club. Con una plantilla amateur que sufría constantes goleadas, poco a poco fueron incorporándose jugadores profesionales con el ánimo de participar en la Serie B de la temporada 33/34 donde fueron segundos en su grupo precedidos por el Lemos Club.

Bajo la presidencia de Luis Ameijide y la ausencia de los grandes clubs gallegos inmersos en la Ligas nacionales, el Lugo Sporting Club compitió durante la campaña 34/35 en la Primera Categoría gallega siendo sexto y colista mientras que en la edición 35/36 fue tercero, viéndose sorprendido en julio de 1936 por el estallido de la Guerra Civil que, en Galicia, dada la lejanía del frente, todavía permitió durante bastantes meses jugar al fútbol organizando la Federación Gallega un Campeonato Regional donde los lucenses fueron segundos en la temporada 36/37 tras el C.D. La Coruña declinando su participación en lo sucesivo. Durante la guerra, el Campo del Polvorín fue testigo de encuentros con el Lugo Sporting Club por el medio para recaudar fondos destinados al Ejército y otros con equipos militares reclamando donaciones de sangre.

Finalizada la Guerra Civil el Frente de Juventudes lucense se hizo con el control del deporte estableciendo, ya en 1939, un campeonato de índole local donde participaron varios clubs amateurs y militares. En cuanto al Lugo Sporting Club, su situación era extremadamente delicada pues, sin dinero con el que pagar el arriendo del Campo del Polvorín, el dueño de este recinto prefirió ceder dicha instalación a Falange, quien pagaba, a un club deportivo que no le garantizaba ingresos económicos. Finalizado el verano los sportinguistas, pese a una moratoria de un par de meses, siguieron igual por lo que no pudieron reorganizarse y participar en el Campeonato Regional de la Serie A, noticia que fue recibida con mal agrado por unas autoridades que apostaban por el deporte y principalmente por el fútbol. Sociedades como el Club Deportivo Lucense, el Racing Club de Lugo o el S.E.U. ocuparon a la afición mientras se abría un nuevo periodo para constituir un club representativo.

A principios de 1940, siguiendo instrucciones de la autoridad, nacieron nuevas sociedades como el España F.C., el Iberia F.C., el Arenas Sport y el Imperio F.C. que se unieron en el campeonato local de ese año al C.D. Lucense y Sociedad Deportiva El Rayo, constituidos ambos en 1938. En cuanto al máximo representante local, los contactos con aficionados de siempre para llevar al fútbol lucense a la Serie A habían avanzado bastante confirmándose la participación de un club en la Liga 40/41 tras acuerdo, mediante pago, con la Federación Gallega, pero no lo suficiente al carecer de un campo en condiciones, junta directiva y jugadores. Después de varios meses de negociación, el 29 de septiembre quedó al fin constituido el Lugo Fútbol Club, sociedad presidida por Andrés Díaz Lage que reunía a los mejores jugadores de la ciudad y provincia, determinándose que vistiera camiseta verde y pantalón blanco. En lo que respecta al feudo, el viejo Campo del Polvorín era profundamente reformado.

El Lugo F.C. se estrenó en el Regional Gallego siendo tercero en la temporada 40/41 concluyendo el torneo como Lugo C.F. o Club Lugo, después del obligatorio cambio de nombre a instancias de la D.N.D. y segundo en la 41/42 quedando eliminado para acceder a Segunda División, encontrándose en la campaña 42/43 dentro de la Serie A con la S.D. El Rayo, conjunto que acababa de ascender procedente de la Serie B en un bonito torneo donde los verdes fueron campeones y los rayistas, que vestían camiseta blanquinegra con pantalón blanco, jugaban también en el Polvorín y estaban presididos por Manuel Franco Lis, cuartos y penúltimos.

Conquistada por méritos deportivos por el Lugo C.F. una plaza para competir en una reformada Tercera División, en el verano de 1943 autoridades, directivos y gente del fútbol lucense entendieron que, de cara a la temporada 43/44, disponer de un club en Tercera División y otro en Primera Regional que había pasado por dificultades económicas podía debilitar a ambos con lo cual, en buena lid, después de unas reuniones entre los directivos de los dos clubs entre los que destacan Ángel Carro, José Páramo, Paco Rivera y Manuel Franco, el lunes 16 de agosto se alcanzó un positivo trato por el que se disolvían ambos y se constituía uno nuevo titulado Sociedad Gimnástica Lucense.

La S.D. Lucense tuvo una vida corta pero muy fructífera alcanzando la cima con el fútbol profesional en poco tiempo. Nacido para competir en Tercera División sin renunciar a una superior categoría, este club que vestía camisa blanquinegra con pantalón negro se estrenó en el por entonces tercer nivel nacional compitiendo en este durante seis temporadas consecutivas conquistando la edición 44/45, malogrando su ascenso en la Fase Intermedia. Con unas plantillas siempre punteras, el 7 de octubre de 1945 estrenó el Estadio de Los Miñones, consiguiendo al término de la sesión 48/49 ascender a Segunda División al ser ampliada la categoría pasando de catorce participantes en un grupo único a dos grupos con dieciséis participantes respectivamente.

Ubicado en el Grupo I o Norte, la S.D. Lucense luchó denodadamente contra su destino en dos duros frentes pues, si de un lado el flanco deportivo estaba bastante complicado, en el otro el flanco económico fue todo un drama que se tornó infranqueable. Decimoprimero en la campaña 49/50, en la temporada 50/51 fue decimotercero concluyendo la sesión 51/52 en decimosexto puesto como colista y la consecuente pérdida de categoría. Endeudado por una cantidad inasumible, nadie en Lugo pudo tapar tal sangría siendo, mediante Asamblea Extraordinaria, disuelta la sociedad el martes 29 de julio de 1952.

HISTORIA DEL CLUB:

1940 – 1950

Liquidada la Sociedad Gimnástica Lucense, las autoridades locales reclamaron a la Federación Gallega rescatar de Primera Regional al Club Deportivo Polvorín, el segundo club en importancia que, finalizada la temporada 51/52, había descendido desde la Tercera División en su campaña de estreno en la categoría. Inconcebible que la ciudad se quedara sin fútbol nacional, la Federación Gallega admitió la reclamación cubriendo la plaza vacante originada en el Grupo I, decisión que, tras la desaparición del club hasta entonces representativo, al menos generó algo de alegría en la afición.

El C.D. Polvorín, constituido a principios de marzo de 1940 con la denominación de Sporting Club Polvorín por jóvenes pertenecientes a la popular barriada lucense del mismo nombre, era un modesto club que tenía sus orígenes en el Huracán de antes de la guerra presidido por Antonio Crespo Lombardía y en el Diablillos nacido en 1939, ambos orientados al fútbol infantil, habiendo hecho su encuentro de presentación el domingo 24 de marzo de 1940 ante el equipo del Cuartel General de la 81 División venciendo por 1-0. Uniformado con camisa rojiblanca y pantalón negro, dada su calidad tenía en posesión el Campeonato Local de Clubs Modestos de los años 1940, 1941 y 1942 jugando en el Campo de la Explanada de la Estación hasta que en 1947, con motivo de ascender a Primera Regional, pasó a jugar en el Estadio de Los Miñones.

C.D. Polvorín desde 1941 a consecuencia de la aplicación de la Ley que prohibía el uso de extranjerismos, suscrito un convenio de filiación en 1947 con la S.D. Lucense por el cual se intercambiaban jugadores entre sí, los rojiblancos fueron escalando en su carrera deportiva al ser cuartos en la temporada 48/49, subcampeones en la campaña 49/50 tras el Club Arenal, de Santiago de Compostela con Delio Rodríguez de la Torre en la presidencia lo mismo que en la sesión 50/51 tras la S.D. Fabril, de La Coruña. Tras no ascender a Tercera División en las eliminatorias, la renuncia del C.D. Naval, de Reinosa, dejó una vacante que fue ofrecida y aceptada por los polvorinistas.

1950 – 1960

En la temporada 51/52 las relaciones entre C.D. Polvorín y S.G. Lucense fueron muy distantes debido a que los primeros debutaban en Tercera División y los blanquinegros, en Segunda División, estaban ahogados económicamente rompiéndose el intercambio de jugadores otrora habitual. Desaparecidos los blanquinegros, en noviembre de 1952 desde la prensa se promovió un cambio de denominación del C.D. Polvorín para que ostentase el nombre de la ciudad, accediendo la mayor parte de los aficionados en diciembre tras una consulta ofrecida por el mismo club pero con la condición de que el cambio se efectuara a partir de la siguiente temporada.

Séptimo en la campaña 52/53, tras la aprobación de la Federación Gallega el 16 de junio de 1953 se hizo oficial el cambio de denominación a Club Deportivo Lugo continuando Emilio Núñez Torrón al frente de una sociedad que modificó su escudo incluyendo el sacramento de la enseña local y la bomba polvorinista. El C.D. Lugo permanece durante lo que resta de década de los años cincuenta en Tercera División, luchando y peleando por obtener uno de los primeros dos puestos que dan derecho a promocionar para ascender a Segunda División. En la campaña de debut con Manuel Martínez Suárez “Michines” como entrenador realiza un buen torneo en el que es quinto dentro del Grupo I con clubs gallegos, asturianos y castellano-leoneses mientras que en edición 54/55, con participantes enteramente gallegos, es octavo debiendo jugar una Fase de Permanencia en la que es cuarto con lo que evita el descenso. No será mejor la sesión 55/56 donde acaba noveno y repite Liguilla en la que es sexto, continuando en Tercera División. Pese a rozar el objetivo del ascenso en un par de ocasiones, casos de la sesión 56/57 siendo presidente José Arias Núñez y la campaña 58/59 en la que es superado por el Club Turista, de Vigo, por escaso margen para colarse este último en la Promoción de Ascenso a Segunda División, finalmente todos sus esfuerzos resultan en vano.

1960 – 1970

Con el cambio de década llega un nuevo aire a la entidad y el Campo de los Miñones cambia de denominación a Estadio Ángel Carro, cambian de negro a azul el color del pantalón en su uniforme, afectando también al aspecto deportivo pues por vez primera son subcampeones al término de la campaña 60/61 y optan al ascenso. En la Promoción la U.D. Cartagenera les apea al eliminarlos: 6-0 en la ida y 1-0 en Lugo. En la temporada 61/62 se proclaman Campeones de Liga con Enrique Santín Díaz al frente de la directiva del club lucense, cayendo en la Promoción ante el Sevilla Atlético Club: 1-1 en casa y derrota contundente por 4-0 en el Sánchez Pizjuán. El ascenso se torna en el principal objetivo de los rojiblancos y durante lo que resta de década no cesarán en el empeño. En la campaña 62/63 nuevo intento tras ser subcampeones, cayendo a la primera de cambio ante el Algeciras C.F.: 3-0 en la ciudad gaditana y 0-2 en casa.

A este intento le suceden unos años en los que no consigue promocionar pese a estar cerca, presentándose una nueva oportunidad en la temporada 66/67 que vuelven a desperdiciar, a pesar de llegar más lejos entrenados por Badás. Tras eliminar en la primera eliminatoria al Sestao S.C.: 1-2 en la ida y 1-1 en casa; eliminan en la siguiente ronda a la S.D. Ibiza: 1-2 en la isla balear y 2-0 en casa; perdiendo la Final como aspirante ante el C.D. Constancia: 1-1 en casa con gol de Aguirre y derrota por 2-0 en Inca.

En la campaña 69/70 es segundo y no puede ascender directamente como hubiese deseado al serle arrebatado el primer puesto por la Unión Popular de Langreo. Durante la década serán muchas las personalidades que pasarán por la presidencia del club: Tomás Pérez Vidal, Fernando Pardo Gómez, Andrés Ramos Vivero, Pedro Fernández-Paino Vila, José López Moreno Sarry, Alfonso Santos Alfonso ó José García Pena.

1970 – 1980

Iniciados los años setenta la Tercera División sufre una reforma que aumenta el nivel de sus integrantes, repercutiendo este en el C.D. Lugo, que empieza a tener problemas para mantenerse y finalmente desciende a Regional Preferente a consecuencia de ser decimosexto en la campaña 71/72 y perder la Promoción de Permanencia frente al aspirante C.D. Pegaso: 0-0 en el Ángel Carro y 3-0 en Madrid. Afortunadamente el paso por Regional es efímero y al término de la temporada 72/73 regresa a Tercera División al proclamarse Campeón con Alfonso Pintos como entrenador.

Desde el 31 de agosto de 1974 cuenta con un nuevo terreno de juego, el denominado Nuevo Ángel Carro, un estadio moderno con más comodidades y funcional que viene a sustituir al viejo Campo de Los Miñones. Para la inauguración del nuevo recinto se disputa un triangular entre el C.D. Lugo, el Club Lemos de Monforte y el Real C.D. de La Coruña, el cual se proclama vencedor del torneo al ganar al equipo local por 0-1. Tras el ascenso conjuga todo tipo de resultados, desde el quinto puesto de la edición 74/75, un decimoquinto de la sesión 75/76 debiendo de superar mediante Promoción de Permanencia al Peña Sport F.C.: 0-0 en Tafalla y 2-0 en casa; hasta el decimocuarto de la campaña 76/77, en la que no consigue pasar el corte establecido por reestructuración de categorías efectuada por la RFEF para ascender a la inminente Segunda División B.

En un grupo más debilitado, el conjunto rojiblanco refuerza su plantilla y se proclama Campeón en la edición 77/78 logrando ascender directamente a Segunda División B entrenados por el técnico guechotarra Manuel Martínez Canales “Manolín”. Sin embargo el debut en esta categoría no es acorde a sus posibilidades y tras un mal campeonato dirigidos por Abel Morán “Pontoni” finaliza en decimoctavo lugar, descendiendo nuevamente a Tercera División. Durante toda la década será D. José García Pena el presidente de la entidad, cuya directiva proporcionará estabilidad a la sociedad lucense.

1990 – 2000

El cambio de década vislumbra una sociedad que desea con todas sus fuerzas regresar a Segunda B, pero pese al empeño el objetivo no es nada fácil y el desánimo cunde entre su afición. El primer cambio significativo se produce en la directiva, pues entra a ocupar la presidencia José Illán Castro. En la campaña 80/81 pierde su primera oportunidad, ya que tras conquistar el título de Liga, en la Fase de Ascenso es eliminado por la S.D. Ponferradina: 2-1 en la capital berciana y 1-1 en casa. Las siguientes cuatro temporadas realiza buenas campañas en las que termina en la parte alta de la tabla, pero sin cumplir el objetivo de disputar la Promoción.

Tan deseada meta no se alcanza hasta el término de la campaña 85/86 con Amador Real Abelairas en la presidencia cuando se es Campeón de Liga dirigidos por el técnico José Ramón Segura Rodríguez gracias a su solidez defensiva y en la Promoción se supera a C.D. Leganés: 1-1 en la localidad madrileña y 3-2 en casa; y al C.D. Atlético Baleares: 2-0 en casa con goles de Jaime y 0-0 en Palma. En lo que resta de años  ochenta, el club lucense experimenta una mejora deportiva que le lleva hasta el quinto puesto en las campañas 88/89 y 89/90 con Félix Rodríguez Díaz como presidente, dando aviso de lo que en poco tiempo va a llegar: el ansiado ascenso a la categoría de plata.

1990 – 2000

A principios de los años noventa se instaura la Promoción con Liguilla de cuatro clubs, resultando subcampeón el C.D. Lugo en la campaña 90/91. En este torneo que dilucida el ascensor, los rojiblancos son colistas al conseguir únicamente dos empates superados por Mérida C.P., F.C. Barcelona Promesas y Club Atlético Osasuna Promesas; tomándose cumplida revancha en la edición siguiente en la que tras repetir segundo puesto en Liga, en esta ocasión con el coruñés Julio Díaz Sánchez en el banquillo lideran la Liguilla imponiéndose a: C.F. Extremadura, U.E. Sant Andreu y Elche C.F., consiguiendo el ascenso a Segunda División A. La temporada 92/93, con José Núñez Vázquez en la presidencia, es la de su estreno en la categoría de plata, debut que será breve pues los resultados no acompañan y el equipo ocupa con Julio Díaz primero hasta su destitución en la jornada 13 y con el orensano Luis Rodríguez Vaz después, puestos de descenso durante todo el torneo.

Finalmente acaba decimoctavo con siete victorias y once empates, a siete puntos de la permanencia pero con la satisfacción de haber militado en Segunda División. Forman parte de la plantilla los siguientes jugadores: Domínguez, Fernando, Illán; Modesto II, Cacharrón, Alvite, Miguel, Blas, Delmás, José Ramón, Juan Alberto; Montoto, Jorge, Ramiro, Xavier, Javi, Óscar Manuel, el holandés Nacir; José, Luis Castro, Arturo Patiño, el surinamés Grampon, Carolo, Miro y el serbio Joksimovic. Descendido a Segunda División B, su junta directiva dimite en bloque y en las siguientes meses se sucede un baile continuo de presidentes, primero Julio Pardo al frente de la junta gestora y después Luis Castro, que cede su lugar a principios de 1994 a Salvador Fernández Somoza.

El 25 de abril de 1996 toma la presidencia del club Eliseo Corral Veiga. Mientras tanto el club se readapta a la categoría sin visos de ascenso, permaneciendo en esta sin problemas y destacando las campañas 96/97 y 97/98 con buenos resultados siendo Gonzalo Edrosa Portela técnico del cuadro lugués. La temporada 98/99 comienzan los problemas económicos que repercuten en el rendimiento deportivo de la plantilla. El cierre de la década se completa con un subcampeonato en el torneo de la Copa Federación en su edición de 1999, en la que cae en la final frente al Real Racing Club de Santander “B” con resultado de 3-0 en la ciudad cántabra y 0-0 en el Ángel Carro.

2000 – 2010

Los inicios del nuevo milenio no hacen presagiar nada bueno y en la campaña 00/01 a punto se está de descender, pero tras una reacción a tiempo con Julio Díaz logra la permanencia. A finales del año 2000 se inauguran las reformas del estadio, en el cual se remodelan las gradas con asientos en su totalidad, con nuevos banquillos y moderniza los servicios. Tras una momentánea recuperación en la temporada 01/02, el equipo vuelve a realizar un mal campeonato y en la campaña 02/03 desciende a Tercera División al finalizar decimoctavo. La pérdida de categoría trae como consecuencia el cambio de directiva y en el campeonato gallego las cosas no funcionan demasiado bien, resultando sextos en la campaña 03/04 alejados de la Promoción de Ascenso.

El 18 de junio de 2004 es elegido presidente de la nueva directiva a José Bouso Alvite. En la temporada 04/05 son terceros en Liga con Carlos Alberto Ballesta en el apartado técnico y ahora sí se clasifican para promocionar, sin embargo pese a eliminar al Ribadesella C.F. en la semifinal: 3-0 en casa y 1-0 en la localidad asturiana; son eliminados en la Final por el Real Valladolid C.F. “B”: 4-1 en la ida y 0-0 en el Ángel Carro. Llegada la temporada 05/06 con Juan Hidalgo Álvarez en el banquillo, el equipo es subcampeón de Liga con el experimentado delantero internacional Ángel Cuellar y en la Promoción se consigue el ansiado ascenso, eliminando nuevamente al Ribadesella C.F.: 1-1 en la localidad riosellana y 3-2 en casa; y a la S.D. Gimnástica Segoviana en la Final: 3-1 en casa y 1-1 en la capital castellana.

Tras asegurar su permanencia en lo que es su regreso a la categoría de bronce la sesión 06/07 de nuevo con Hidalgo, las dos siguientes campañas 07/08 y 08/09, se contrata al novel técnico vigués Alfonso “Fonsi” Valverde que deja al club en los puestos altos de la tabla, junto al experimentado delantero Roberto Losada. En la edición 09/10 se termina en séptimo puesto con el técnico santanderino Quique Setién, un tanto alejado de las plazas que permiten luchar por el ascenso.

2010 – 2020

Con una plantilla reforzada y con plena ilusión por conseguir algo importante, sale a la palestra el conjunto rojiblanco en la temporada 10/11. Deportivamente la Liga es exitosa y se alcanza el primer puesto brillantemente, pero la Promoción les dejará con un mal sabor de boca para los de Setién. Primero en la Fase de Campeones donde es apeado por el Real Murcia C.F.: 2-0 en la capital murciana y un insuficiente 1-0 en casa; pasando luego a una Promoción de Ascenso donde tras eliminar al Deportivo Alavés: 0-0 en Vitoria y 2-1 en casa; es superado en la Final por el C.D. Alcoyano: 1-0 en la ciudad alicantina y nueva derrota en casa también por 0-1.

La edición 11/12 será histórica para los lucenses puesto que tras ser terceros en Liga precedidos por Real Madrid Castilla y C.D. Tenerife con tan sólo seis derrotas, posteriormente realizarán una gran Promoción y conseguirán retornar a Segunda División A tras veinte años de ausencia. El conjunto que dirige Quique Setién logrará ir superando cada eliminatoria imponiéndose a S.D. Eibar; 1-0 en casa y empate 0-0 en la localidad guipuzcoana, C.D. Atlético Baleares en Semifinales; 3-1 en casa y 0-0 en Palma, y Cádiz C.F. en la Final; 3-1 en Lugo y derrota en Cádiz por 3-1, obteniendo el ascenso desde la tanda de penaltis.

Retornar al fútbol profesional en la temporada 12/13 significa abrir una nueva etapa donde, acorde a los tiempos, el club ha de transformarse en S.A.D. en cumplimiento con la Ley del Deporte. El 22 de junio de 2013 el club celebra una Asamblea General a la que acuden trescientos treinta accionistas con el 84% del capital social del club, siendo aceptada por mayoría la conversión en S.A.D. Días después, el 26 de junio de 2013, culmina su proceso de transformación en Sociedad Deportiva Anónima pasando a ser C.D. Lugo, S.A.D. tras suscribirse los 3.031.500 euros exigidos por el C.S.D. aportando 600.000 euros el Ayuntamiento de Lugo mientras la Diputación de Lugo entrega 900.000 euros convirtiéndose en máximo accionista. Presidente del Consejo de Administración resulta electo José Bouso Alvite.

Decimoprimero al término del torneo, en la edición 13/14 los rojiblancos registran un campeonato muy similar al anterior que les hace terminar decimosegundos, encarando la sesión 14/15 con el mismo optimismo para ser decimoquinto. El C.D. Lugo, dentro de una categoría complicada donde, dada su condición de modesto, ha de luchar hasta el final, salva los muebles apurando la temporada 15/16 con el decimocuarto puesto, siendo la campaña 16/17 la más meritoria de todas con Luis César Sampedro en el banquillo al ocupar un notable noveno puesto. La edición 17/18 no alcanza el rendimiento de la precedente pero, con Francisco Javier Rodríguez, se concluye decimosegundo lejos de los puestos de descenso.

Muy distinta, sin embargo, será la sesión 18/19 donde hasta tres entrenadores, Javier López Castro, Alberto Jiménez Monteagudo y Eloy Jiménez, se harán cargo de una plantilla con menor nivel en comparación con los últimos años que, afortunadamente, al coexistir otros cuatro clubs en peor condición, salva la categoría por los pelos.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia do fútbol galego. Anxo Varela. Edicions Lea (1997).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Jorge Deza.
  • El Eco de Galicia. Diario.
  • La Idea Moderna. Diario.
  • Gaceta de Galicia. Diario.
  • El Correo Gallego. Diario.
  • La Correspondencia Gallega. Diario.
  • El Correo de Galicia. Diario.
  • El Norte de Galicia. Diario.
  • El Regional; diario de Lugo. Diario.
  • El Progreso. Diario.
  • La Voz de la verdad. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • http://elprogreso.galiciae.com/ Diario El Progreso.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,