Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial de la Real Balompédica Linense

 

 

Escudo Real Balompédica Linense

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Balompédica Linense
  • Ciudad: La Línea de La Concepción
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 3 de diciembre de 1921
  • Fecha de federación: 1922

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Balompédica Linense (1921-1922)
  • Real Balompédica Linense (1922-1931)
  • Balompédica Linense (1931-1940)
  • Real Balompédica Linense (1940-)

TÍTULOS NACIONALES:

5 Ligas de Tercera División:

  • 1965/66
  • 1967/68
  • 1982/83
  • 1998/99
  • 2010/11

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal de La Línea de La Concepción
  • Año de inauguración: 1969
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal José Antonio (1969-1977)
  • Estadio Municipal de La Línea de La Concepción (1977-)
  • Capacidad: 20.120 espectadores
estadio Municipal de La Linea

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de la Puerta de Tierra (1921-1924)
  • Campo del Aurora (1924-1927)
  • Campo de La Balompédica (1927-1952) / Estadio San Bernardo (1952-1969)

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Balompedica Linense

ESCUDOS DE LA REAL BALOMPÉDICA LINENSE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA REAL BALOMPÉDICA LINENSE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN:

La gaditana localidad de La Línea de la Concepción, enclavada en el Campo de Gibraltar, fue una de las puertas por donde entró el fútbol en nuestro país gracias a su proximidad con la colonia británica enclavada en el sur español, colonia que ya disfrutaba de una asociación de clubs en 1895. Desde finales del s.XIX muchos eran los marineros mercantes y tripulantes de la armada británica que tuvieron ocasión de desplegar este juego en los descampados próximos a la frontera, constituyéndose en la ciudad autónoma varios clubs que terminarían siendo objeto de imitación por parte de los muchos trabajadores linenses que, con ocasión de los trabajos que realizaban relacionados con la carga de carbón para los navíos, solían patear el balón ocasionalmente en las playas cercanas cubriendo su tiempo de ocio.

Tras la boda real protagonizada el 31 de mayo de 1906 por S.M. El Rey D. Alfonso XIII y la princesa británica Victoria Eugenia de Battenberg, muchos serían los grupos de jóvenes que optaron por denominar con cualquiera de los nombres de los dos consortes a su equipo, surgiendo a continuación y en torno a 1908 en La Línea de la Concepción dos clubs: el Alfonso XIII F.C. que vestía camisa blanquiazul y tenía su sede en la calle Moreno de Mora y el Victoria Eugenia F.C., quien vestía rayas horizontales gualdirojas con sede en la calle San Pablo. No fueron los únicos clubs creados por empleados relacionados con el carbón y pronto les seguirían La Estrella Blanca y el Serapio, a los que más tarde se uniría el de La Llave, club este que terminaría por adoptar el nombre de Athletic F.C. ya en los años veinte, careciendo todos ellos de terreno de juego propio y teniendo que disputar sus encuentros en la Banqueta de San Felipe.

El Victoria Eugenia F.C. fue de todos ellos quien adquirió más resonancia y en los años diez era un rival de prestigio que se enfrentaba a sociedades importantes como lo eran el Cádiz F.C., el F.C. Malagueño y el Sporting F.C., de Algeciras hasta que terminó esfumándose en plena década. La ciudad durante estos años no disponía de un terreno de juego acorde a la exigencia de este deporte y el Huerto de Pedro Vejer y los Llanos del Campamento se convirtieron en terrenos improvisados cuando no lo era la misma Plaza de Toros. Los militares también contaron con su equipo y a mitad de década surgía el originado en el Batallón de Cazadores de Chiclana, conjunto este que solía enfrentarse con los militares de la vecina Gibraltar. Hacia 1915 surge el Sporting Club Linense y más tarde el Aurora F.C., sociedad esta dependiente de la compañía de seguros del mismo nombre que viste camisa blanquivioleta y pantalón blanco mientras en 1919 un grupo de muchachos crea el Club Recreativo Linense que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco.

HISTORIA DEL CLUB:

1921 – 1930

A principios de los años veinte el municipio cuenta con una gran población rebasando los sesenta mil habitantes, pero el fútbol local – para una ciudad de esas características -,  se encuentra adormecido no destacando en el panorama regional ninguna de sus más relevantes sociedades. El progreso es lento y en 1920 se funda el Central F.C., sociedad que toma nombre del café-bar del mismo nombre. Sin embargo todo adquiere un repentino vuelvo en 1921 a raíz de un par de encuentros que disputa el Sevilla F.C. de los Kinké, Spencer, Brand, Herminio y Ocaña en los terrenos de la Puerta de Tierra. La sociedad hispalense se enfrenta a los gibraltareños Britannia F.C. el 28 de mayo y Prince of Wales F.C. el día siguiente, creando una verdadera conmoción entre la juventud local. De repente el fútbol se revitaliza y en la ciudad hay un auténtico hervor balompédico que repercute en la consolidación de este deporte, saliendo favorecido el Aurora F.C. quien se convierte en una sociedad determinante. Los encuentros disputados en la Puerta de Tierra inician el despegue futbolístico de la ciudad fronteriza y pronto surgen entidades como el Arenal F.C., el Fortuna, la Unión Deportiva y el recordado Old Fellows Balompié, sociedad esta que viste camisa grana con pantalón negro y llegará lejos en la categoría regional andaluza.

El gran acontecimiento durante 1921 tiene lugar en la sede social del Club Taurino Joselito sito en la calle Real. Allí varios jugadores que habían jugado en el Club Recreativo Linense con la suma de varios aficionados - todos ellos aficionados a la tauromaquia -, constituyen la Balompédica Linense, aprobando su reglamento el 29 de octubre y quedando definitivamente constituido el 3 de diciembre con José Morales como presidente. Inicialmente la entidad carece de terreno de juego, estrenándose en Algeciras el 21 de diciembre frente al conjunto local Racing F.C. al que se imponen por 1-2, adquiriendo su particular camisa blanquinegra en 1922 tras inscribirse en la por entonces Federación Regional del Sur, colores que combina con el azul del pantalón aunque posteriormente pasará a ser negro. El conjunto blanquinegro hace uso entre 1922 y 1924 de la Puerta de Tierra situado en Gibraltar hasta que en 1924 comparte terreno de juego con el del Aurora F.C. situado en la calle Mateo Inurria, sociedad cuyos accionistas habían costeado el primer campo dedicado en exclusividad al fútbol y que precisamente se había estrenado ese mismo año. En 1927 y después de multitud gestiones consiguen inaugurar su propio terreno, el de La Balompédica.

Su primer secretario y presidente en 1922, Don Cristóbal Becerra García junto a la intervención de la Marquesa de Marzales, hacen que se consiga la presidencia de honor por parte de S.M. El Rey D. Alfonso XIII, recibiendo el título de Real en 1922 y pasando a ser la sociedad denominada Real Balompédica Linense. El 5 de septiembre de ese mismo año se inscribe en la Federación Regional del Sur para poder competir en los torneos andaluces y en la campaña 22/23 es Campeón de Segunda Categoría. Plantado en Primera Categoría, es subcampeón en la edición 24/25 y Campeón de la zona oriental en la 26/27, además de amateur en la sesión 27/28, conquistando un hueco como una de las mejores sociedades de la región y compartiendo espacio a nivel local con otros clubs como el Aurora-Línea F.C., el Arenal F.C. y el también potente Old Fellows Balompié, una sociedad que vistió camisa grana con pantalón negro y alcanzó meritorios puestos a nivel regional.

1930 – 1940

En los años treinta desciende su nivel deportivo y es encuadrado en Segunda Categoría, destacando el cambio de nombre que experimenta en 1931 tras la instauración de la II República, un suceso que le confiere el de Balompédica Linense. En la temporada 33/34 obtiene una mala clasificación y afectado por una crisis deportiva, en los años siguientes deja de competir a nivel oficial, dedicándose a jugar amistosos y torneos locales. Con el estallido de la Guerra en julio de 1936 cesa sus actividades y durante casi tres años permanecerá ausente.

1940 – 1950

Finalizada la contienda, la Balompédica Linense se reorganiza de inmediato y compite en Segunda Categoría durante la campaña 39/40, saliendo Campeón de su grupo y ascendiendo a Primera Categoría. Estando en esta recupera el título perdido una década antes y pasa nuevamente a ser conocida como Real Balompédica Linense, siendo subcampeón en la sesión 40/41 y consiguiendo entrar en el campeonato de Tercera División que en esas fechas no es más que un torneo disputado en un margen de tiempo muy estrecho para dirimir quienes ascienden a Segunda División.

En 1943 la FEF decide dar un impulso al fútbol modesto y relanza la Tercera División con fines deportivos y sociales, pasando a formar parte de ella en la campaña 43/44 e instalándose plácidamente en los siguientes años donde consigue asentarse entre los más fuertes. Con la entrada de Antonio Belizón en la presidencia, el club sufre una metamorfosis económica y deportiva que hace que lleguen grandes jugadores, los cuales en la temporada 48/49 le proporcionan el deseado ascenso a Segunda División al imponerse brillantemente en la Promoción a C.D. Mallorca, C.F. Badalona y Cartagena C.F. Debido a la ampliación de la categoría de plata a dos grupos, esta Promoción queda sin efecto, pasando a militar en ella incluso aunque no se hubiese clasificado sobre el terreno de juego.

1950 – 1960

La Real Balompédica Linense debuta en Segunda División en la temporada 49/50 finalizando duodécima, puesto que mejora en las siguientes campañas al ser novena, su mejor clasificación, en la 50/51, y undécima en la 51/52. El club vive durante estos años luchando por la permanencia, consciente de su inferioridad económica respecto a otros clubs, pero aún así consigue aguantar tres temporadas más, siendo décimo en las 52/53 y 53/54, hasta que pierde la categoría al término de la edición 54/55 tras ser colista con tan solo seis victorias. En 1952 el Estadio de La Balompédica cambia de denominación, adoptando el de Estadio de San Bernardo. De esta época destaca el paso de grandes jugadores como Pujolrás, Uceda, Román, Martí, Virgili, Julián, Vvet, Bertral, Gallardo, Ayala, Jimeno, Hinojosa, Devesa ó Vázquez.

De nuevo en Tercera División, el club albinegro realiza una buena campaña 55/56 y queda en segundo puesto, consiguiendo pasar a la Fase Final en la que es nuevamente segundo. Este puesto le permite promocionar para ascender, siendo eliminado por el C.D. Pontanés; 2-0 en Puente Genil, 2-0 en casa y 0-1 en el partido de desempate. Desde aquí hasta el final de la década, la entidad tiene opción de ascender pero nunca llega a clasificarse para las promociones destacando   que desde 1957 cambia su clásico pantalón negro por el nuevo blanco.

1960 – 1970

La década de los años sesenta la pasa íntegramente en Tercera División luchando por conseguir el ascenso, objetivo que nunca alcanzará pese a rozarlo con la punta de los dedos en varias ocasiones. En la temporada 64/65 es subcampeón de Liga, eliminando en la Promoción al C.D. Menorca; 4-1 en casa y 1-2 en Mahón, y siendo eliminado a su vez por el C.D. Béjar Industrial; 1-1 en casa y 1-0 en la localidad salmantina. En la campaña 65/66 es Campeón, pero es superado en la Promoción por la Ag.D. Plus Ultra; 0-0 en casa y 1-0 en Madrid, repitiendo título en la temporada 67/68, campaña en la que supera al C.D. Terrasa; 3-0 en casa y 2-1 en la ciudad barcelonesa, cayendo en la Final ante la S.D. Indauchu; 1-0 en Bilbao y 1-1 en casa. En 1969 el gobierno suprime el paso terrestre hacia Gibraltar, ocasionando un gran daño a la economía local linense quien se ve recompensada levemente por la construcción del Estadio Municipal, todo un coloso para la ciudad. El nuevo Estadio Municipal José Antonio se inauguró el 15 de eoctubre de 1969 con motivo de la fase de clasificación para la Copa del mundo, con un encuentro entre la Selección Española y la de Finlandia, con resultado final de 6-0. En 1968 la Tercera División es reestructurada, al igual que lo será en 1969 y 1970, pasando la Real Baolmpédica Linense a competir en una categoría de gran nivel y bastante dura.

1970 – 1980

Fruto de ello, en la campaña 70/71 es decimosexto y ha de defender su plaza frente al aspirante C.D. Real de Melilla; 7-0 en casa y 1-1 en la ciudad autónoma, susto que vuelve en la campaña 72/73 al repetir puesto y salvar nuevamente su plaza, en esta ocasión frente al conjunto gallego Arosa S.C.; 0-1 en la localidad pontevedresa y 3-1 en casa. Tras estos traspiés, en la sesión 73/74 queda quinto, empezando un declive que le conduce a ser decimonoveno en la campaña 75/76 y a perder la categoría. La Balona pasa un año en Regional Preferente, saliendo de esta rápidamente al ascender a Tercera División, categoría en la que se convierte en uno de los gallitos en los últimos años setenta con opciones siempre de conseguir el ascenso.

1980 – 1990

Los años ochenta van a ser diferentes, dado que tras un inicio irregular, pronto se convierte en Campeón y consigue ascender a Segunda División B. Esto sucede en la campaña 82/83 y previamente ha de eliminar en la Promoción a la Ag.D. Sabiñánigo; 1-0 en la localidad oscense y 2-0 en casa, y a la S.D. Eibar; 3-1 en casa y 1-0 en Ipurúa. La temporada 83/84 es la del debut en Segunda División B, pasando muchos apuros y resultando decimoquinto. Con esta campaña inicia un ciclo de diez temporadas consecutivas en la categoría, cosechando éxitos y fracasos a partes iguales, pero destacando en lo positivo su segundo puesto de la sesión 85/86 en la que queda a un solo punto del ascenso a Segunda División en beneficio del Xerez C.D.

1990 – 2000

Iniciados los años noventa, la Real Balompédica Linense a punto esta de descender a Tercera División en la campaña 90/91 y gracias al gol average se mantiene entre la élite. Un año después recompone su plantilla y durante la sesión 91/92 consigue clasificarse en cuarto puesto y opta a disputar la Liguilla de Ascenso, torneo en el que es colista precedido por Villarreal C.F., Girona F.C. y U.D. Salamanca. La temporada 92/93 es totalmente distinta y lamentablemente significa la despedida temporánea de la categoría al ser decimoctavo. En la campaña 93/94 inicia una travesía en el desierto de Tercera División que le hace entrar en crisis y de la que no saldrá durante seis largos años, convirtiéndose en una de las épocas más penosas de la entidad albinegra. Gracias al apoyo de su afición y de sus directivos, en la campaña 98/99 es Campeón y asciende al ser líder en su grupo de Promoción superando a Hellín Deportivo, S.P. Villafranca y U.D. Maracena, todo un soplo de aire fresco. La temporada 99/00, última del s.XX, la disfruta en Segunda División B finalizando en un aceptable octavo puesto.

2000 – 2010

En la primera década del nuevo siglo, la Balona permanece en la categoría de bronce en sus dos primeras temporadas, 00/01 y 01/02, descendiendo a Tercera División una vez finalizada esta última tras ser decimoséptimo. El club vuelve a entrar en una crisis deportiva que le lleva a estar nuevamente seis temporadas consecutivas en la última de las categorías nacionales, no pudiendo salvar con éxito la mayor parte de las oportunidades de las que dispone en esos años.

En la campaña 03/04 es tercero en Liga, cayendo en la semifinal de la Promoción ante el C.D. Diter Zafra; 1-1 en casa y 2-1 en la localidad pacense. En la edición 04/05 es cuarto y vuelve a naufragar en las semifinales, ahora ante la U.D. Mérida; 2-1 en casa y 1-0 en la vuelta, pasando los emeritenses por el valor doble de los goles obtenidos a domicilio. Por fin en la campaña 07/08 consigue el merecido ascenso a Segunda División B al ser tercero en Liga y superar la Promoción, tanto en semifinales ante el C.D. Anguiano; 1-0 en casa y 2-1 en la localidad riojana, y en la Final frente al C.D. Mirandés; 1-1 en casa y 3-3 en El Anduva. Sin embargo su paso por el tercer nivel es testimonial y los albinegros no cumplen las expectativas creadas, obteniendo tan solo dos victorias a domicilio y cinco en casa, unos triunfos que le impiden alcanzar la permanencia y le condenan al descenso. De vuelta a Tercera División, la campaña 09/10 no es satisfactoria y el club queda quinto clasificado, escapándose la Promoción.

2010 – 2020

Con el cambio de década obtiene el éxito buscado al ser Campeón de su grupo e imponerse en la Promoción de campeones al C.D. Tudelano; 1-0 en la localidad Navarra y 4-0 en casa, consiguiendo el pase directo a Segunda División B. El reestreno en la categoría de bronce durante la edición 11/12 se vive con entusiasmo en la localidad gaditana con una plantilla que es llevada en volandas hasta conseguir el subcampeonato tras el Cádiz C.F. SAD. En la Promoción consigue eliminar en Cuartos a la S.D. Amorebieta; 1-1 en la localidad vizcaína y 2-1 en casa, siendo superado en Semifinales por el C.D. Tenerife SAD; 0-1 en casa y nueva derrota en la capital tinerfeña por 2-1.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Escudo E.H.A. de Tánger

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Escuela Hispano Árabe
  • Ciudad: Tánger
  • Provincia: Protectorado de Marruecos
  • Comunidad Autónoma: Protectorado de Marruecos
  • Fecha de constitución: 28 de junio de 1939
  • Fecha de federación: 1939

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Escuela Hispano Árabe (1939-1941)

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional

 

ESTADIO:

Stadium Municipal El Marshan

  • Nombre: Stadium Municipal (El Marshán)
  • Año de inauguración: 1939
  • Cambios de nombre:
  • Stadium Municipal (1939-)
  • Capacidad: 2.950 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Stadium Municipal El Marshán / Stadium Municipal El Marchán (1939-1941)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La actual ciudad marroquí de Tánger ha sido tradicionalmente a lo largo de su dilatada historia feudo de muchas civilizaciones y culturas, las cuales siempre han dejado una huella imborrable todavía persistente en la actualidad. A principios del s. XX los ingleses eran quienes la ocupaban y con ellos vino el fútbol a esta tierra norteafricana. Ya en 1906, los hijos de los comerciantes y diplomáticos residentes daban las primeras patadas al balón, jóvenes a quienes se unían avispados locales, españoles y franceses en busca de pasar los ratos de ocio.

En 1912 España se hace cargo del norte del actual Marruecos y se instala en la zona trayendo a diplomáticos y militares, uniéndose más tarde comerciantes y gente de paso. Es el año en el que el fútbol empieza a despegar con la visita periódica de equipos formados por la guarnición española de Tetuán y el surgimiento de conjuntos ocasionales enteramente locales. La zona habitual de juego es la playa, pero también se emplea profusamente la llanura del Marshán.

Pronto surgen los primeros clubs como el Indian F.C., sociedad que viste camisa auriverde con pantalón negro y de los colonos españoles nace en marzo de 1917 el más importante en años venideros, el Alfonso XIII F.C., quien juega en el Campo de la carretera de Suaní. A estos les siguen clubs menores sin apenas peso como el Cervantes F.C., el San Francisco F.C., el Cardenal Cisneros F.C., la Unión Tangerina F.C., el Athletic Club de Tánger, el Racing Club de Tánger, el de la colonia italiana Odenense y el A.S.F.T. de la colonia francesa.

En diciembre de 1917 las sociedades Indian F.C. y Athletic Club de Tánger se fusionan en una sola bajo los auspicios de M. Serruya y J. Rebeso quedando constituido el Moghreb Foot-ball Club bajo la presidencia de Emilio Sanz, acuerdo rubricado en el Casino Español. La nueva entidad viste con camisa roja y pantalón azul, llevando bordado una estrella de cinco puntas verde como escudo. En 1919 Emilio Sanz, director de la sucursal del Banco de España, crea la Unión Española de Educación Física, organismo que rige las competiciones locales de fútbol y otros deportes, adhiriéndose la mayoría de los clubs. Posteriormente en 1926 surge el Hilal, club formado también íntegramente por locales.

Llegados a 1929 muchos clubs de los anteriormente comentados han desaparecido, resistiendo solamente el Alfonso XIII F.C., Racing Club de Tánger, Unión Tangerina F.C., Moghreb F.C. e Hilal. Dado que la falta de liquidez entre las distintas sociedades tangerinas es notoria, estos dos últimos clubs citados y el franco-marroquí A.S.F.T. ingresan en la Liga de la Federación Franco-Marroquí en 1929 bajo el ánimo expreso de aumentar sus recaudaciones con las visitas de los potentes U.S.M. de Casablanca y Stade Marocain de Rabat. Tras pasar dos temporadas de militancia en esta competición los sueños y cuentas no convencen, y en 1931, el mismo año en el que se funda la Federación Hispano-marroquí de Fútbol, será cuando el Moghreb F.C. ingresa en esta dando por finalizada su aventura en la Liga del Protectorado Francés. No será la única víctima y el Hilal lamentablemente desaparece a los pocos meses, mientras el club Moghreb F.C. es apercibido por la FIFA de que debe cambiar de nombre pues no le es permitido participar en dos Federaciones Nacionales distintas con igual denominación. Cambia pues a Club Deportivo Maghreb Al-Aksa, adoptando como colores camisa verde y pantalón azul.

En abril de 1931 se declara la II República en España y muchos clubs se ven obligados a cambiar de nombre o pierden su condición de Real. El Alfonso XIII F.C., club decano de la ciudad, es uno de los afectados y cambia a Centro Español F.C. siguiendo con su uniforme blanco y jugando en el Campo del Centro Español. Esta entidad se haya amparada por la amplia colonia que forma la Casa de España en la ciudad y su presidente suele ser el cónsul de rigor. En la temporada 33/34 el Centro Español F.C. se haya en la Primera Categoría, añadiéndose en la siguiente 34/35 el C.D. Maghreb Al-Aksa. Pero no son los únicos clubs que compiten dentro de la F.H.-M.F. ya que otros lo hacen en otras categorías como los recién creados Tánger F.C., el Adelante F.C., la Unión Recreativa Sevillana ó el de la colonia italiana C.D. Príncipe di Udine. Con estas, en julio de 1936 estalla la Guerra Civil y el fútbol tangerino y por ende nacional, sufre un gran paro de entre dos y tres larguísimos años dependiendo de la zona geográfica que afecta a todo el entramado deportivo y social.

HISTORIA DEL CLUB:

1939 – 1940

Una vez transcurrido el conflicto bélico, la ciudad internacional empieza a resurgir de los problemas ocasionados por este con la salvedad de que la situación política ha cambiado radicalmente. Tánger es una ciudad abierta y cosmopolita, sede en esos instantes de un gran tráfico de personas de distintas nacionalidades y foco importante en donde se dan cita protagonistas de la que va a ser la gran guerra del s. XX. En el verano de 1939, Tánger se encuentra estabilizada socialmente y cuenta con varios equipos de reciente cuño que compiten en el torneo local, el Dopolavoro integrado solamente por jugadores italianos, el de la Falange Española y los dos del Centro Español (ahora Hogar Español), la Sección Europea y la Sección Musulmana.

El día 24 de junio y coincidiendo con la inauguración del Stadium Municipal, una vieja aspiración soñada durante muchos años por los aficionados, se organiza un encuentro frente al Ceuta S.C. ante el cual se presenta una selección local con lo mejor de los cuatro equipos antes mencionados, selección que viste con camisa roja y pantalón negro. El éxito de la cita y el comienzo inminente del Campeonato Nacional de Liga, a sabiendas de que le van a ser concedidas dos plazas al Protectorado por su nivel futbolístico y en compensación por los tributos humanos empleados en guerra, hace que el Hogar Español se plantee crear un club integrado única y exclusivamente por jugadores españoles, tanto oriundos como nativos magrebíes, con el que presentarse a dicho torneo.

De tal propósito nace el 28 de junio la Escuela Hispano Árabe como símbolo de unidad entre los dos pueblos mayoritarios presentes en la ciudad, el español y el árabe. Esta denominación oficial recogida en el seno de la Federación Española sin embargo no es del agrado de los nativos, quienes en algunos medios periodísticos expresan su malestar denominando oficiosamente al club como Escuela Hispano Marroquí.

La nueva entidad es presidida por el cónsul Emilio Tubau, máxima autoridad española en la ciudad y viste camisa blanca con pantalón negro, siendo en ocasiones la camisa color verde en actuaciones como forastero mientras el terreno de juego es el Estadio Municipal ó Stadium, construido en la llanura del Marshán. En el Campeonato Hispano-Marroquí de Primera Categoría 39/40 que dilucida las dos plazas en juego atribuídas a dicha federación para formar parte de la Categoría Nacional, consigue ser segundo tras el Ceuta Sport Club y logra entrar en Segunda División, una categoría ampliada en número de participantes por el nuevo Régimen que acoge a clubs de todo el territorio con el fin de dar sensación de equitatividad.

Tras esta singular competición, la E.H.A. debuta durante la temporada 39/40 en el grupo V de la categoría de plata. Deportivamente la inferioridad del combinado blanquinegro es notoria y patente, pese a aunar lo mejor del fútbol local y domingo tras domingo, los puntos vuelan del Stadium El Marchán hacia sus directos competidores. Al final un solo empate con resultado de 2-2 conseguido en casa frente al Onuba F.C. y trece derrotas le contemplan, marcando quince goles y recibiendo cuarenta y cinco en contra, un balance extremadamente negativo para las expectativas previas que circulaban en Tánger.

De aquella inolvidable temporada queda esta plantilla; porteros: Lamas y Herrero; defensas: Tabal, Hamido, Aguirre, Bèlèfqui, Abselán, Izquierdo y Hassani; centrocampistas: Tavío, González y Allal; siendo delanteros: Ismail, Ahmèd, Regueiro, Megaro y Mustafá. En la sexta jornada y ante los malos resultados toma las riendas como entrenador López Calderón, destacando como jugadores Allal y el canario Tavío, este último de gran poder físico y rematador.

1940 – 1941

Descendido a Regional, en aquellos años no se disputaba el Campeonato de Tercera División, el club tangerino compite durante la temporada 40/41 quedando Campeón de la Zona Occidental. En la Fase Final para dilucidar el Campeón Regional es segundo tras la S.D. Ceuta (nueva denominación del Ceuta S.C. tras el decreto antiextranjerismos), escapándosele el regreso a la categoría de plata.

Tras disputar la Copa de Marruecos entre mayo y julio, el 6 de este mes realiza lo que se convierte en su último encuentro perdiendo 5-3 ante el Club Atlético de Tetuán, deshaciéndose el club en los días posteriores al no poder haber accedido a la categoría superior y tras diversos problemas internos entre los dos grandes grupos étnicos componentes de la sociedad. Tan sólo queda activo en la ciudad el Moghreb C.F., club fundado el 5 de julio de 1940 como Moghreb F.C. con algunos jugadores que jugaron en la E.H.A. en Segunda División, pues el Racing Club de Tánger renacido en julio de 1940 se diluye ante la falta de apoyo.

ERA POSTCLUB

En octubre de 1941 emerge la novel Sociedad Deportiva Tánger Club de Fútbol, resultante de la fusión de los muchos entusiasmos dispersos que viene a representar auténticamente al fútbol local, creado por buenos aficionados como síntoma de unión de todas las clases sociales y colonias existentes en la ciudad internacional. Debuta en Primera Categoría en la campaña 41/42 frente a Club Atlético de Tetuán, Peña Deportiva de Larache, Unión África Ceutí, Melilla C.F. y Juventud Sindical de Nador. La temporada 43/44 es la última del club norteafricano, pues en verano de 1944 desaparece como causa de la delicada situación política que vive la ciudad internacional de Tánger, envuelta en medio de disputas diplomáticas entre franceses, ingleses, alemanes, italianos, estadounidenses, marroquíes y españoles, y bajo amenaza de ser invadida por tropas aliadas.

Como sucediese en 1941, el Moghreb C.F. queda como único representante a nivel local, cesando sus actividades en 1945. Previamente a la desaparición, el Tánger C.F. juega en su última temporada algunos encuentros amistosos en su feudo ante clubs de primer orden de gira por la zona, destacando los del 17 de septiembre frente al Real Madrid C.F.: 2-9 y el del 23 de agosto de 1943 frente al Real C.D. Español: con resultado de 1-3 para los de la ciudad condal. Como visitante destaca el enfrentamiento del 10 de diciembre de 1942 frente al C.D. Malacitano.

La extensa colonia española residente en la ciudad de Tánger no podrá ver a un nuevo abanderado hasta años después, concretamente en 1947 gracias al final de la II Guerra Mundial y al apaciguamiento que conlleva este, con la fundación de la Unión Deportiva España. La situación política y social vuelve a la normalidad y es el momento propicio para continuar la historia de una colonia española que siempre ha apoyado a sus diferentes representantes (Alfonso XIII F.C., Centro Español F.C. y E.H.A.), tratando de ocupar el espacio deportivo que precisaban dentro del panorama futbolístico nacional. Por su parte, la afición autóctona reemprende igualmente ese mismo año la historia iniciada en 1919, reactivando el C.D. Moghreb Al-Aksa. Ambos clubs se inscriben en la Federación Hispano-marroquí y empiezan desde la Segunda Categoría participando en la campaña 47/48. Al poco tiempo, el club mogrebí acabará ascendiendo a Tercera División, mientras que los españolistas, con mayor poder económico, lo harán a Segunda División.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hemetoteca.abc.es Diario.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Escudo C.D. Badajoz,  S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Badajoz,  S.A.D.
  • Ciudad: Badajoz
  • Provincia: Badajoz
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Fecha de constitución: 15 de agosto de 1905
  • Fecha de federación: noviembre de 1909

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sporting Club del Liceo (1905-1908)
  • Club Sportivo Pacense (1908-1910)
  • Badajoz Sporting Club (1910-1915)
  • Sport Club Badajoz (1915-1936)
  • Badajoz Foot-ball Club (1936-1939)
  • Sport Club Badajoz (1939-1941)
  • Club Deportivo Badajoz (1941-1994)
  • Club Deportivo Badajoz, S.A.D. (1994-2012)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 1990/91

7 Ligas de Tercera División:

  • 1944/45
  • 1945/46
  • 1952/53
  • 1964/65
  • 1966/67
  • 1985/86
  • 2009/10

 

ESTADIO:

estadio Nuevo Vivero

  • Nombre: Estadio Nuevo Vivero
  • Año de inauguración: 1998
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nuevo Vivero (1998-)
  • Capacidad: 15.198 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Liceo Artístico (1905-1908)
  • Real de la Feria (1908-1915)
  • Campo de Santa Marina (1915-1917)
  • El Vivero (1917-1998)
  • Nuevo Vivero (1998-2012)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos CD Badajoz

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad de Badajoz no se entiende sin la gran obra realizada por Luciano Sampérez Arroyo, un profesor de educación física que dirigió durante muchos años el Gran Gimnasio de Badajoz y gracias a cuya labor infatigable fue practicado este deporte desde 1899. Sampérez aleccionó a la juventud pacense en el culto al cuerpo y en la higiene, empleando el fútbol como juego ideal para estos fines y haciendo demostraciones cada año hasta bien adentrada la primera década del s. XX con motivo de las celebraciones anuales de la Feria local.

HISTORIA DEL CLUB:

1905 – 1910

Fruto de estas enseñanzas prontamente el fútbol empieza a cobrar importancia entre la juventud local destacando el 15 de agosto de 1905 cuando surge el Sporting Club del Liceo, un club amateur formado por jóvenes enraizados en el Liceo Artístico y Literario que tomando el ejemplo de Don Luciano desean llevar a cabo todo lo aprendido. Este germen futbolístico que durante sus primeros años no consigue salir de las fronteras propiamente físicas del Liceo, empieza a adquirir madurez y en 1908 da paso a una entidad más seria y organizada que adopta el nombre de Club Sportivo Pacense, sociedad que viste camisa y pantalón blancos y la cual en ese año empieza a jugar en el Real de la Feria situado junto al Vivero, disputando el 23 de noviembre su primer encuentro conocido frente a un rival local de muy reciente creación, el Club Politécnico, y con resultado favorable de 2-1 para los sportivos.

El año 1909 dará paso al nacimiento de otra sociedad, el Comercial Foot-ball Club, un club liderado por el empresario joyero Demetrio Medina que viste camisa blanca con pantalón negro, juega en los terrenos de la Dehesa de Palomas propiedad del conde de la Torre del Fresno y que empieza a rivalizar con el Club Sportivo Pacense, tomando a finales del mes de noviembre la iniciativa al inscribirse en la recién nacida Federación Española de Clubs de Foot-ball.

1910 – 1920

En 1910 el Club Sportivo Pacense cambia nuevamente de nombre y adopta el más identificativo de Badajoz Sporting Club, siguiendo a continuación los pasos de su rival ciudadano al inscribirse igualmente en la Federación Española de Clubs de Foot-ball. Ambos clubs se reparten los favores de los aficionados pacenses hasta que surge ese mismo año el Racing Club Pacense, tercero en discordia. Los encuentros disputados entre Badajoz S.C. y Comercial F.C. son muy intensos, perdurando hasta 1915 cuando las negociaciones mantenidas entre Demetrio Medina y Miguel Ávila, alma mater del Badajoz S.C., fructifican a la hora de fusionar ambas entidades y crear una más fuerte, el Sport Club Badajoz, sociedad que conserva la antigüedad de la más primitiva de ellas.

Esta sociedad empleará camisa blanquinegra con pantalón blanco, trasladándose a jugar al Campo de Santa Marina, propiedad de Demetrio Medina y convirtiéndose en la más importante de la región. Los jugadores del S.C. Badajoz adquirirán renombre en toda Extremadura y se enfrentarán exitosamente a clubs cacereños, emeritenses y algunos vecinos procedentes de Portugal hasta que en 1917 las desavenencias entre Medina y Ávila sean irreconciliables y Medina abandone la sociedad creando el 30 de septiembre una nueva, el Club Deportivo Extremeño, entidad que viste camisa gualdinegra con pantalón negro. La escisión provoca que el conjunto blanquinegro se quede sin terreno de juego, entrando al quite la figura del conde de la Torre del Fresno quien cede sus tierras en El Vivero para que el S.C. Badajoz continúe su actividad sin más alteraciones. Con anterioridad a estos sucesos, existe en 1916 una eclosión de nuevos clubs en la ciudad, surgiendo el Internacional F.C., el Balompié F.C., la Escuela Normalista F.C., el Rompebotas F.C. y el Gimnástico Club Extremeño.

1920 – 1930

Iniciados los años veinte las sociedades S.C. Badajoz y C.D. Extremadura son las más importantes en la ciudad y en la región, protagonizando duelos deportivos y extradeportivos en los cuales ambas directivas se acusan mutuamente de captar jugadores de forma no académica llegando incluso los señores Medina y Ávila a las manos en plena calle. Desde 1920 los dos clubs, en unión a otras entidades de la provincia y de la hermana Cáceres, solicitan a la Federación Española poder con una federación propia, comenzando una serie de campeonatos regionales oficiosos que en la mayoría de ocasiones no se culminan.

En 1924 se constituye la Federación Regional Extremeña de Clubs de Fútbol y a partir de la campaña 26/27 se organizan los primeros Campeonatos Regionales. El ahora ya Real C.D. Extremeño conquista las ediciones 26/27 y 28/29 en franca disputa con el S.C. Badajoz, entrando los blanquinegros en crisis y renunciando a participar en las temporadas 30/31 y 31/32 por decisión propia. No será el único en entrar en crisis puesto que el Real C.D. Extremeño en 1929 desaparece dejando un gran hueco dentro del fútbol regional.

1930 – 1940

Los años treinta traen bastantes cambios a nivel deportivo y social, estos últimas dramáticos, teniendo comienzo la década con el S.C. Badajoz ausente de las competiciones oficiales. En 1931 ocurren dos acontecimientos claves como son la donación en herencia del Campo de El Vivero y a finales de año el affaire que el Club Recreativo de Huelva mantiene enfrentándose con la Federación Sur, propiciando la creación de la Federación Oeste previo consentimiento de los clubs extremeños y onubenses a quienes arrastran los blanquiazules. El S.C. Badajoz decide competir en la primera edición 32/33 en la que resultan vencedores los onubenses y los clubs cacereños no participan, hechos que se repiten en la campaña 33/34 y 34/35 salvo que en esta última se da la entrada de los cacereños. En 1935 se da fin a la Federación Oeste y la Extremeña reinicia su camino por libre organizando la edición 35/36 que conquista el Racing Club Badajoz, una sociedad fundada en 1932 que viste camisa rojiblanca con pantalón negro, juega en el Campo de Pardaleras y que consta con un amplio poder económico el cual desde su nacimiento presenta una seria alternativa al S.C. Badajoz.

El Racing Club Badajoz como Campeón Regional de Primera Categoría opta en enero de 1936 al ascenso a Segunda División jugándoselo todo a una carta frente al poderoso Racing Club de Córdoba, eliminatoria que no sobrepasa tras perder 1-0 en la capital andaluza, imponerse 2-1 en casa y perder el encuentro de desempate disputado en Madrid el 9 de febrero por 1-2. La desilusión es evidente y las voces que desde hace tiempo vienen reclamando la unión de los principales clubs pacenses para crear una sociedad más fuerte empiezan a sonar con fuerza, siendo escuchadas en esta ocasión a pesar de las reticencias iniciales de algunos dirigentes. En los primeros meses del año empiezan una serie de conversaciones entre las respectivas directivas que tienen fin el 13 de marzo con la consabida fusión de ambos clubs, resultando elegido el nombre de Badajoz Foot-ball Club y acarreando la consiguiente desaparición del Racing Club de Badajoz, que pasa a integrarse en el Badajoz S.C., club de mayor antigüedad.

El club pacense se uniforma con camisa azul y pantalón blanco, juega en el Campo de El Vivero y en él recaen todas las esperanzas para ascender a la ansiada Segunda División, reconociéndose sus derechos por parte de la Federación Española el dia 28 del mismo mes. Estas ilusiones sin embargo desgraciadamente no se verán cumplidas, al menos en un plazo inmediato, puesto que tras ganar el Campeonato Extremeño de Aficionados y ser eliminado el 17 de mayo en el Campeonato de España en casa por el Sevilla F.C. por 1-3, estalla en julio la Guerra Civil paralizándose las actividades deportivas oficiales a nivel nacional. Pese a todo y al ser Extremadura una región alejada del frente, se disputan en la ciudad excepcionalmente algunos encuentros hasta 1937, todos ellos rodeados de grandes medidas de seguridad para evitar altercados entre los aficionados.

1940 – 1950

Tras el deseado final de la contienda, acceden a la directiva de la entidad militares y personas relacionadas con el bando vencedor, imponiendo el nombre de uno de los dos fundadores en 1936 y recuperando el uso de Sport Club Badajoz con el ánimo de borrar lo pasado en el periodo político anterior y restaurar la normalidad lo antes posible, además de pasar a vestir con camisa blanquinegra y pantalón blanco. El S.C. Badajoz compite durante  tres temporadas a las órdenes de una Federación Extremeña que atraviesa muchos problemas y que ocasiona el traslado en 1942 de todos los clubs extremeños a la Federación Sur, más y mejor organizada.

Deportivamente el club accede a la Fase Final ó Tercera División de las campañas 40/41, 41/42 y 42/43 que dilucidan quién asciende a Segunda División, habiendo adoptado el 21 de enero de 1941 el nombre de Club Deportivo Badajoz en cumplimiento de la nueva Ley estatal que prohíbe el uso de extranjerismos. En 1943 la RFEF decide reestructurar la Tercera División dándole más auge con la inclusión de clubs pertenecientes a capitales de provincia o ciudades importantes, compitiendo el club pacense en el Grupo VI junto a clubs de su región y de la Federación Castellana, un binomio que se mantiene hasta la temporada 45/46. En la sesión 43/44 es subcampeón tras el C.D. Cacereño, alcanzando el Campeonato en la siguiente edición 44/45 lo cual le permite jugar la Fase Intermedia para ascender a Segunda División. En esta es cuarto y cae eliminado. En la temporada 45/46 repite título pero en la Fase Intermedia es sexto y último. Desde aquí hasta el final de la década, aunque se confeccionan buenas plantillas, el club no vuelve a entrar en una Promoción de Ascenso y se mantiene plácidamente en Tercera División.

1950 – 1960

Tan deseado momento y objetivo llega en la campaña 52/53 de la mano del entrenador Pepe Sierra. Con un equipo totalmente nuevo y siendo presidente Francisco Reina son Campeones del Grupo IV consiguiendo el ascenso directo a Segunda División. Con este ascenso se inicia la primera época de esplendor del club pacense, pues siete serán las temporadas consecutivas en las que milita en la categoría de plata. Encuadrado en el Grupo II de la Segunda División, el club blanquinegro se adapta rápidamente a la categoría y no pasa apuros en la misma durante sus primeras campañas, consiguiendo establecerse en la zona media y destacando la sesión 56/57 en que termina séptimo clasificado.

Es en la temporada 58/59 cuando sufre su primer susto al quedar decimocuarto y tener que disputar una Promoción de Permanencia con un club de Tercera División. El rival es el gaditano Jerez C.D., con quien empata 0-0 en la ida y derrota por 4-0 en El Vivero. En la siguiente campaña 59/60, el C.D. Badajoz cae irremediablemente en desgracia y finaliza decimosexto y último clasificado, descendiendo a Tercera División.

1960 – 1970

Tras este descenso, el C.D. Badajoz entra en una gran crisis económica y deportiva estando a punto de bajar a Primera Regional en la edición 61/62. Afortunadamente en las dos campañas siguientes se reorganiza y con el empuje local acecha el Campeonato de Liga, objetivo que alcanza en la temporada 64/65 bajo la presidencia de Jesús Carrillo. Para ello tiene que disputar un par de eliminatorias deshaciéndose en primera instancia del C.D. Atlético Baleares: empate 1-1 en Palma de Mallorca y victoria por 2-0 en casa; y en segunda de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 2-0 en la ciudad cántabra y victoria por 3-1 en El Vivero. Al no existir gol average tiene que disputar un partido de desempate en Madrid el 8 de junio, resultando vencedor por 2-0: el ascenso a Segunda División se ha conseguido. Sin embargo, su paso por la división de plata es efímero y a la primera de cambio la abandona tras ser de nuevo decimosexto clasificado tras una decepcionante campaña 65/66 en la que tan sólo gana cuatro encuentros y cosecha numerosas derrotas en el casillero de resultados.

El regreso a Tercera División es vivido con profunda decepción por sus aficionados, pero esta se vuelve en alegría cuando al concluir la temporada 66/67 se proclama Campeón de su grupo con Abilio Rubio como entrenador bajo la presidencia de Antonio Ballesteros, y en las eliminatorias de ascenso consigue superar al C.D. Carabanchel en primer lugar con los resultados de 0-4 en Madrid y 8-1 en casa, y al Bilbao Atlético después tras victoria por 2-0 en casa y derrota en tierras vizcaínas por 2-1. En la campaña 67/68, pese a ser decimotercero en su grupo no consigue superar el corte que establece la RFEF para seguir en la categoría de plata ante la inminente reestructuración que va a experimentar la categoría, descendiendo nuevamente a Tercera División.

1970 – 1980

Con este descenso empieza un calvario para el club pacense en la categoría de bronce nacional, pues durante toda una década entera no consigue ascender a Segunda División a pesar de los continuos intentos de sus dirigentes y el apoyo incondicional de su masa social, destacando las campañas 69/70 y 72/73 que pese a la buena participación realizada no consigue encaramarse a la primera posición que otorga el ascenso directo. En la campaña 76/77 se consigue al fin el objetivo del ascenso bajo la presidencia de Vicente Folgado al entrar en la recién creada Segunda División B, categoría que viene a sustituir, aunque en formato reducido, la anterior Tercera División.

1980 – 1990

En esta categoría se mantiene durante casi un decenio sin pena ni gloria con grandes altibajos clasificatorios, manteniéndose alejado de los primeros puestos salvo la temporada 83/84 en la que termina cuarto, a tan sólo dos puntos del ascenso. En la sesión 84/85 desciende a Tercera División tras un apretado final que le lleva a ser decimonoveno, terminando subcampeón de la Copa de la Liga dentro del Grupo II de Segunda División B, al caer derrotado en la Final frente al Albacete Balompié:  resultado negativo en la ida de 3-0 en tierras manchegas y victoria insuficiente en la vuelta con resultado de 1-0.

Dos son las campañas en las que aguanta en Tercera División, pues en la edición 85/86 pese a ser Campeón de Liga y eliminar a Las Palmas Atlético en la primera eliminatoria de la Promoción: 0-2 en el Insular y 0-1 en casa; cae ante la S.D. Eibar en la Final: 2-0 en Ipurúa y empate 1-1 en casa. En la sesión 86/87 es subcampeón de su grupo y asciende directamente a Segunda División B, beneficiándose con la ampliación a cuatro grupos que sufre la categoría tras presentar un grupo único hasta la fecha con Antonio Guevara en la presidencia y Rogelio Palomo ejerciendo como entrenador del club pacense. El final de la década de los ochenta transcurre con campañas cercanas al ascenso, como el subcampeonato de la sesión 87/88, pero no es hasta los recién estrenados noventa cuando empieza a mostrar sus aspiraciones reales.

1990 – 2000

Así pues en la campaña 90/91 es meritoriamente Campeón de su grupo con Félix Castillo en la presidencia, pero en la Promoción de Ascenso no tiene excesiva fortuna y es superado por la S.D. Compostela, quedando atrás C.D. AlcoyanoDeportivo Alavés. Será en la siguiente temporada 91/92 cuando consiga ascender a Segunda División A al ser segundo en su grupo dirigidos por Rogelio Palomo en su sexta campaña consecutiva al frente del equipo y superar en la Promoción a: Cartagena F.C.Deportivo Alavés y Real Sporting de Gijón “B”.

Con este ascenso, el C.D. Badajoz inicia la segunda época de esplendor en su historia que se ve respaldada con once campañas consecutivas en la división de plata. Volviendo a la categoría profesional con Paco Herrera a los mandos del equipo en la temporada 92/93, el club termina decimoprimero, repitiendo puesto la siguiente sesión 93/94. Durante esta última temporada cabe reseñar la transformación del club en Sociedad Anónima Deportiva, con un capital social de 113 millones de pesetas y culminando el proceso el 31 de diciembre de 1993, cambiando la sociedad a Club Deportivo Badajoz, S.A.D. En este periodo destacan las temporadas 95/96, siendo entrenador el británico Colin Adisson en la que se alcanza un meritorio sexto puesto y casi se roza con la punta de los dedos la Primera División al empatar a 62 puntos con el C.F. Extremadura, quinto clasificado y que a la postre ascendería en la Promoción, repitiendo la 96/97 con Antonio Maceda como técnico y quedando de nuevo sexto por tercera vez consecutiva la sesión 97/98, esta vez bajo las órdenes de Miguel Ángel Lotina. Durante esta última sesión, se inaugura el Estadio Nuevo Vivero el día 2 de diciembre de 1998 con un encuentro amistoso disputado entre el C.D. Badajoz y el C.F. Extremadura, con resultado final de empate 0-0.

2000 – 2010

El cierre a este glorioso ciclo viene con la temporada 02/03 en la que se es último con veinticuatro derrotas y con un club endeudado ante los grandes dispendios realizados en los años anteriores para conservar la categoría de plata. El C.D. Badajoz inicia la campaña 03/04 en Segunda División B con vistas a recuperar la categoría perdida, pero falla en su primer intento tras ser cuarto en Liga y superado en la Promoción por Pontevedra C.F. y C.D. Mirandés, resultando colista el Lorca Deportiva C.F.. Como consecuencia a este naufragio deportivo, la entidad blanquinegra empieza a resentirse sobremanera con una crisis financiera que le afectará profundamente y la cual se afianza en las campañas posteriores.

En la sesión 05/06, pese a ser séptimo en Liga, es descendido administrativamente a Tercera División por impago a sus jugadores, entrando en un bache deportivo e institucional sin precedentes que la va costar mucho de abandonar. Esta situación acarrea la fuga de seguidores y aficionados ante la falta de interés que crea la nueva categoría, sumándose parte de esta a otros proyectos locales como el de la Agrupación Deportiva Cerro de Reyes Badajoz Atlético, una entidad surgida en 1980 y con trayectoria ascendente desde iniciado el nuevo siglo, ó en el de la Unión Deportiva Badajoz, una escisión creada en 2006 que pretende acoger a los descontentos con el club decano de la ciudad.

El tramo final de la primera década del s. XXI es preocupante y a la vez angustioso, siendo incapaz los blanquinegros de alcanzar siquiera una de las plazas que dan opción a promocionar, objetivo que al fin cumplen en una gran temporada 09/10 en la cual se proclaman Campeones y además acompañan con el ascenso de categoría al superar en la Fase de Campeones al Atlético Mancha Real: 2-1 en la localidad jiennense y 1-0 en el Nuevo Vivero.

2010 – 2020

El reencuentro de la temporada 10/11 con la categoría de bronce es vivido con gran intensidad, puesto que la ilusionada afición blanquinegra pronto es consciente de la cruda realidad financiera y de que nada va a ser sencillo. Tras una primera parte cómoda, la segunda se vuelve peligrosa y su coqueteo con el descenso es solventado al final en un triple empate del que sale favorecido para esquivar incluso la Promoción de Descenso.

La edición 11/12 será catastrófica para la entidad pacense. Los problemas económicos constriñen a los blanquinegros quienes no pueden soportar la sangría que les ocasiona la enorme deuda que arrastran, superior a los ocho millones de euros. Inmersos en Ley Concursal mantienen dos frentes abiertos; de un lado luchan por no descender deportivamente y por otro tratan de encontrar vías que les aporten dinero líquido para paliar sus deudas. El aspecto deportivo lo satisfacen a pocas jornadas del final cuando todo parecía indicar que el descenso a Tercera División era casi inevitable, encadenando varias victorias consecutivas que le llevan al duodécimo puesto en Liga. Sin embargo el tema financiero no seguirá la misma suerte.

Concluida la campaña 11/12 tanto Hacienda como el INSS ven imposible que el C.D. Badajoz, SAD tenga posibilidades reales a la hora de hacer frente a sus deudas y tras realizar un concienzudo estudio sobre la viabilidad del club, comunican a la juez que lleva la causa concursal que no van a apoyar cualquier convenio o prórroga y que la mejor solución es la liquidación de la SAD. El 19 de junio y tras varias manifestaciones en la ciudad arropando al club, se declara el finiquito de la entidad blanquinegra tras ciento siete años de existencia, dejando a la capital pacense sin su máximo exponente futbolístico.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Madrid Sport. Semanario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hoy.es Diario.
  • www.cdbadajozsad.com (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Escudo Caudal Deportivo de Mieres

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Caudal Deportivo
  • Ciudad: Mieres
  • Provincia: Asturias
  • Comunidad Autónoma: Principado de Asturias
  • Fecha de constitución: 6 de julio de 1918
  • Fecha de federación: 1918

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Racing Club de Mieres (1918-1941)
  • Caudal Deportivo (1941-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

 15 Ligas de Tercera División:

  • 1949/50
  • 1959/60
  • 1962/63
  • 1963/64
  • 1983/84
  • 1986/87
  • 1990/91
  • 1992/93
  • 1993/94
  • 1994/95
  • 2002/03
  • 2006/07
  • 2009/10
  • 2011/12
  • 2015/16

 

ESTADIO:

estadio Hermanos Antuna

  • Nombre: Estadio Municipal Hermanos Antuña
  • Año de inauguración: 1951
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio de El Batán (1951-1964)
  • Estadio Municipal Hermanos Antuña (1964-)
  • Capacidad: 4.000 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • El Llosu (1918-1919)
  • El Batán (1919-1940)
  • Las Moreras (1940-1951)
  • Nuevo Estadio de El Batán / Estadio Hermanos Antuña (1951-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Caudal Deportivo Mieres

ESCUDOS:

escudos Caudal Deportivo

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Cuentan las crónicas que a finales de la primera década del s. XX ya existía un club de fútbol en el concejo de Mieres que jugaba bajo la denominación de Turón Foot-ball Club. Este tuvo una vida efímera y no fue hasta 1913 cuando desde el colegio de La Salle se volvieron a dar patadas al balón formando sus alumnos un equipo denominado con el devenir de los años El Príncipe, quien vestía de rojinegro y el cual se convirtió en cantera de clubs que posteriormente se crearon en la ciudad. En 1914 aparece el primer club organizado, el Sporting Club de Mieres, entidad que a lo largo de su historial se caracterizó por sufrir abundantes derrotas, motivo que ocasionó su desaparición a principios de 1918 ante la dejadez de sus aficionados y simpatizantes.

HISTORIA DEL CLUB:

1918 – 1920

Es precisamente en ese año de 1918 cuando de la idea de tres aficionados, Joaquín Antuña, Jerónimo Ibrán y Luís Santiago Álvarez Casal, prende el nacimiento de un nuevo club. Los colores elegidos son los rojinegros del popular Arenas Club de Guecho, estandarte que quieren imitar los mierenses y el nombre queda en el aire, quedando tres opciones: Athletic Club, Mieres F.C. y Racing Club. Al final se quedan con esta última y con ello fundan el Racing Club de Mieres el dia 6 de julio de 1918. El club debuta el 16 de julio frente al Racing Club de Pola de Siero, venciendo los locales por 4-0. Su primer terreno de juego es el Campo de El Llosu, situado en el Batán, el cual será víctima de unas inundaciones en las postrimerías de ese año a causa del desborde del río Caudal.

Es en ese momento cuando la Fábrica de Mieres, empresa minera y siderúrgica establecida en la ciudad desde 1879, asume la dirección y apoyo hacia el deporte local volcándose en la construcción del Campo de El Batán, inaugurado el 15 de julio de 1919. La Fábrica contrata jugadores de primer orden y les da trabajo, creándose un binomio que fortalece una entidad que empieza a despuntar. Cambian su indumentaria a camisa blanca con franja vertical roja y pantalón negro que luego alternan con el blanco, por no gustar la anterior equipación.

1920 – 1930

En los años veinte nacen multitud de equipos en la ciudad como: el Bustiello, la Gimnástica de Ullón, el Fortuna, el Bachiller y se consolida el Príncipe. El Racing Club de Mieres, siendo presidente Víctor Méndez Trelles participa en Segunda Categoría, hasta dar el salto a la Serie B de Primera Categoría, y la sesión 27/28 milita ya en la Serie A de la Primera Categoría asturiana y empieza a codearse con los principales clubs de la región, tales como: el Real Stadium Club de Avilés, el Real Sporting de Gijón, Real Oviedo F.C.Club Gijón ó el Racing Club de Sama de Langreo. Sin embargo, una vez creadas las diferentes Categorías Nacionales, no es capaz de dar el salto a estas y pese a tener buenas plantillas se conforma con competir en Regional.

1930 – 1940

Paralelamente, surgen nuevos clubs como: el Comercial, el Titánico de los Pontones, el Sporting de Sobrelavega, el Athletic Club de la Pasera ó el Athletic Club de La Peña, todos ellos de escaso porvenir. En 1932, el club modifica su escudo suprimiendo la corona y adecuando un rombo rojo con la inicial de su nombre. A mediados de los treinta, el club encabeza la Primera Categoría Regional hasta que en 1934 surgen en las cuencas mineras locales los movimientos protagonizados por trabajadores mineros, resultando muchos de ellos fallecidos por la contundencia del ejército. El club presidido por Ramón Antuña Montoto altera de nuevo su escudo y sustituye el rombo rojo por uno negro en señal de luto, llegando poco después la Guerra Civil.

1940 – 1950

Una vez pasada esta, Ramón Antuña vuelve a hacerse cargo del club y con su labor se edifica el Campo de Las Moreras en 1940, inaugurado el 27 de septiembre frente al Club Hispania de Gijón, venciendo por 2-0. A finales de año surge la Ley que prohibe los extranjerismos y el 3 de enero de 1941 la entidad adopta el nombre de Caudal Deportivo. Su filial, el Racinguín Club, cambia así mismo su denominación a San Juan Deportivo. El club mierense, tras unos años duros de posguerra, empieza a tomar aire y gracias a la ayuda empresarial en la temporada 45/46 consigue ascender a Tercera División, recibiendo su presidente Ramón Antuña la Medalla del Mérito Deportivo. Instalado en un peldaño superior, permanece unos años acoplándose a la nueva categoría y en la campaña 49/50 se proclama Campeón de grupo, no superando la Fase Final al ser quinto.

1950 – 1960

En la temporada 50/51 es subcampeón de Liga, pero en la Fase Final es primero consiguiendo ascender a Segunda División. La ciudad entera se vuelca con su equipo y el club debuta en la categoría de plata durante la campaña 51/52 con un octavo puesto. Para tal debut se construye el Estadio Municipal de El Batán, inaugurado el 16 de septiembre de 1951 con un encuentro frente a la U.D. Huesca y venciendo por 4-0. Son años de esplendor y Mieres aumenta su población y productividad, surgiendo otros clubs como el Santa Marina C.F., en el popular barrio del mismo nombre. Pese a ello, no todo son flores y el club ha de luchar para conservar la categoría, ocupando puestos rezagados en la clasificación hasta el gran éxito de la campaña 55/56 en la que es cuarto.

Tras un par de temporadas más en Segunda División con Ángel Escobedo en la presidencia, la campaña 57/58 supone el adiós definitivo tras ser decimoquinto clasificado, a tan sólo un punto de la salvación. El club desciende a Tercera División y es subcampeón en la temporada 58/59, siendo eliminado en la Promoción  de Ascenso por la U.D. Salamanca: 1-0 en Mieres y 2-0 en la capital charra. En la edición 59/60 es Campeón de Liga, pero en la Promoción es eliminado por el Pontevedra C.F.: 0-0 en Pasarón, 1-1 en casa y 0-1 en el desempate jugado en Santander.

1960 – 1970

La década de los años sesenta el Caudal Deportivo la pasa íntegramente en Tercera División intentando pelear por el ascenso, siendo sus intentos frustrados. Tres oportunidades tiene y las tres las desaprovecha. En la campaña 62/63 es Campeón de grupo, cayendo en la Promoción ante el C.D. Europa: 1-1 en casa y 6-2 en Barcelona. En la sesión 63/64 repite título de Liga y eliminación en la Promoción, ahora ante el C.D. Menorca: 2-0 en Mahón y 3-5 en casa.

En la edición 66/67 es subcampeón, cayendo de nuevo el equipo presidido por José Maria Rodríguez Hevia en la Promoción tras superar en principio al Lloret C.F.: 2-0 en casa y 1-0 en la localidad gerundense; y ser eliminado por el Real Unión Club: 1-0 en Irún, 1-0 en casa y 3-0 en el desempate disputado en Burgos. Destacar que desde el 9 de junio de 1964, el Campo de El Batán cambia su denominación y pasa a ser conocido como Hermanos Antuña.

1970 – 1980

La década de los años setenta es irregular para el club mierense. La economía de la ciudad tan boyante en tiempos anteriores con el auge industrial, empieza a decaer alarmantemente y las fábricas y operadores migran a otras ciudades de su entorno, como Gijón y Oviedo principalmente. El Caudal Deportivo se resiente de esta crisis y aguanta a duras penas en Tercera División. En la campaña 73/74 ha de defender su plaza ante el aspirante C.D. Granollers: 2-3 en la localidad barcelonesa y 0-0 en casa; descendiendo a Primera Categoría Preferente en la siguiente edición 74/75.

En la campaña 75/76, con Gustavo Losa Martínez como mandatario del club, asciende a Tercera División y desde esta categoría, gracias a la creación de la Segunda División B, a esta última al término de la sesión 76/77. Debutante en la recién estrenada categoría que se compone inicialmente de dos grupos, tan sólo resiste un par de temporadas debido a la carestía de la misma y a los grandes desplazamientos que se han de realizar, descendiendo a Tercera División al término de la campaña 78/79.

1980 – 1990

Con la llegada de los años ochenta, la temida crisis industrial se instala y apodera definitivamente de la ciudad asturiana. Su población disminuye considerablemente y su club más representativo sufre altibajos en sus participaciones ligueras. En la temporada 83/84 es Campeón de grupo, eliminando en la Promoción al C.D. Manchego: 2-1 en Ciudad Real y 3-2 en casa; y pasando por penaltis a la siguiente ronda, en donde cae ahora eliminado ante el Orihuela Deportiva C.F.: 0-1 en casa y 2-0 en la localidad alicantina.

En la sesión 85/86 es subcampeón de Liga, pero en la Promoción es eliminado por el C.P. Almería: 1-0 en casa y 4-2 en la vuelta disputada en la capital andaluza. En la temporada 86/87 asciende a Segunda División B gracias a la ampliación de esta a cuatro grupos tras una remodelación de la categoría, y al ofrecimiento de tres plazas que asigna la RFEF al grupo regentado por la Federación Asturiana. El club realiza un mal papel y desciende nuevamente a Tercera División tras ser decimoctavo en la edición 87/88.

1990 – 2000

La década de los años noventa trae un nuevo sistema competitivo en el cual los cuatro primeros clasificados de cada grupo de Tercera División entrarán a formar parte de un nuevo grupo de cuatro clubs, de los cuales el mejor clasificado mediante sistema de Liga a doble vuelta ascenderá a Segunda División B. Este sistema se convierte en un quebradero de cabeza para la entidad blanquinegra que ha de disputar hasta un total de siete Liguillas para poder conseguir ascender a Segunda División B.

En la campaña 90/91 es Campeón y en la Promoción segundo a tan sólo un punto del Fabril Deportivo, dejando por detrás a C.D. Fuenlabrada y S.D. Almazán. En la edición 91/92 es subcampeón, pero en la Liguilla es superado por el Racing Club de Ferrol, acompañándoles Cultural de León y el C.D. Móstoles. En la campaña 92/93 es nuevamente subcampeón de Liga y Promoción, superado en dos puntos ahora por la U.D. San Sebastián de los Reyes y dejando atrás a Viveiro C.F. y Club Atlético Bembibre. En la sesión 93/94 es Campeón de Liga, siendo superado de nuevo por dos puntos de diferencia en la Liguilla por el C.D. Móstoles. Les acompañan C.D. Salmantino y C.D. Endesa As Pontes. En la Liga 94/95 repite título por tercera vez de manera consecutiva, siendo tercero en la Promoción tras Real C.D. de La Coruña “B” y C.F. Rayo Majadahonda, mientras que cuarto es el Club Atlético Bembibre.

En la campaña 95/96 es cuarto en Liga y colista en la Promoción, superado por Real Club Celta de Vigo “B”, Zamora C.F. y C.F. Rayo Majadahonda. El merecido ascenso a Segunda B llega por fin en la temporada 96/97 tras ser tercero en Liga, siendo presidente de la sociedad Álvaro Fernández y Manuel Ángel Muñiz entrenador del equipo. Mentalizado para disputar la Promoción, consigue aventajar a C.F. Palencia Cristo Olímpico, C.F. Rayo Majadahonda y Viveiro C.F., ante la alegría de sus incondicionales que se libran de tanto sufrimiento acumulado.

Con este ascenso, el Caudal Deportivo consigue por fin alcanzar el reto propuesto años antes y se estabiliza en la categoría de bronce durante cinco campañas consecutivas aunque con bastantes problemas. En la temporada 98/99 ha de defender su plaza en Promoción de Permanencia ante el Algeciras C.F., superando la prueba al vencer 2-0 en casa y ser derrotado por 1-0 en la ciudad gaditana.

2000 – 2010

En la temporada 01/02 es decimonoveno con sólo cinco victorias y la realización de un pésimo campeonato que le hace descender a Tercera División. Su paso por esta categoría afortunadamente es efímero y al término de la sesión 02/03 se proclama Campeón y asciende de nuevo a Segunda División B, gracias al descenso administrativo del Real Oviedo por impago y ser los mierenses los mejores clasificados de los clubs astures para ocupar tal plaza.

A espaldas de este paso, en la Liguilla han sido terceros tras C.D. Fuenlabrada y Club Rápido de Bouzas, siendo colista el C.F. Promesas de Ponferrada. Su paso por la Segunda B de la temporada 03/04 es anecdótico, siendo decimonoveno con cuatro victorias en su haber. Desde entonces milita en Tercera División y sólo destaca su Campeonato de la temporada 06/07 en la que no puede ascender tras eliminar al C.P. Cacereño: 1-1 en la ida y 1-0 en casa y ser eliminado a su vez por el Cte. d’E. Sabadell F.C.: 4-0 en la Nova Creu Alta y 0-1 en los Hermanos Antuña.

El Estadio Hermanos Antuña recientemente ha sido remodelado en 2007  y se ha instalado césped artificial con una nueva gradería, afrontando el conjunto asturiano el reto de volver a Segunda B lo antes posible con José Manuel Martínez en el banquillo local. Sus intentos de las campañas 07/08 y 08/09 son baldíos, por cuanto queda en ambas séptimo clasificado, dándose el paso en la temporada 09/10 cuando se obtiene el Campeonato de Liga y en la Fase de Campeones elimina al Jumilla C.F.: 2-0 en casa y 1-1 en la localidad murciana, ascendiendo por quinta vez en su historia a la Segunda División B.

2010 – 2020

Sin embargo tanto sufrimiento no obtiene recompensa alguna en la campaña 10/11. Con poco poder rematador y acierto de cara al gol, el conjunto asturiano lucha dirante todo el campeonato en busca de asegurarse la permanencia, un objetivo que se alcanza en primera instancia tras ser decimosexto, pero que se dilapida en la Promoción de Descenso al ser superado por la U.B. Conquense; 2-0 en la capital castellano-manchega y un insuficiente 2-1 en casa. La edición 11/12 se presenta con el objetivo de recuperar la categoría recién perdida y con gran parte  de los mimbres del ejercicio anterior, el conjunto blanquinegro consigue auparse al primer puesto al término del campeonato. En la Fase de Campeones logra superar al Yeclano Deportivo tras empatar 0-0 en la ida y vencer claramente por 3-0 en casa, consiguiendo retornar por la vía rápida y con total merecimiento.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Fútbol Club Cartagena, S.A.D.

 

titular Cartagena

 

Escudo F.C. Cartagena, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Fútbol Club Cartagena, S.A.D.
  • Ciudad: Cartagena
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: 25 de julio de 1995
  • Fecha de federación: 1995

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Cartagonova Club de Fútbol (1995-2004)
  • Fútbol Club Cartagena (2004-2010)
  • Fútbol Club Cartagena, S.A.D. (2010-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Segunda División B:

  • 2005/06
  • 2008/09
  • 2017/18

2 Ligas de Tercera División:

  • 1996/97
  • 1997/98

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Nuevo Cartagonova
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Cartagonova (1988-)
  • Capacidad: 15.105 espectadores
estadio Cartagonova

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal Nuevo Cartagonova (1995-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales FC Cartagena

ESCUDOS DEL FÚTBOL CLUB CARTAGENA S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Cartagena

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL FÚTBOL CLUB CARTAGENA S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes FC Cartagena

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CARTAGENA:

La aparición del fútbol en la ciudad de Cartagena se remonta a principios del s. XX cuando los jóvenes locales disputaban sus primeros encuentros en la Alameda de San Antón. En 1903 surge la primera sociedad, el Cartagena Foot-ball, quien solía emplear una camiseta roja y jugaba en La Alameda, a la cual le sale un competidor en 1904, el Kugly, fundado por estudiantes y que con sus camisetas azules jugaban en el ensanche de El Armarjal. Ambos disputaron varios encuentros a lo largo de 1904 hasta que cesaron sus actividades. A estos les sucede en 1905 el Sport Club Victoria, entidad que corre una suerte parecida a los anteriores hasta que en 1906 se trazan los esbozos de lo que será el primer club organizado local, el Sport Club Cartagena. Fundado el 6 de septiembre de 1906 tuvo como primer presidente a Miguel Sanz, empleando como terreno de juego el Campo de Cuatro Caminos y como colores camisa y pantalón blancos. En enero de 1907 surge otro rival, el Sport Club Cartago, teniendo como sede el Campo de Los Mayores. Ambos perduran hasta finales de 1912.

Pero el fútbol en la ciudad no se reduce solamente a estos dos clubs sino que a partir de 1907 empiezan a surgir pequeños equipos de barrio que impregnan el ambiente deportivo, casos de La Ibérica o los propios de Escombreras, Los Dolores, Alumbres y hacia 1910 en El Algar.

El fútbol durante estos años no genera beneficios, teniendo los jugadores que pagarse sus propios gastos de desplazamiento y equipajes, con graves problemas de terrenos de juego y de recursos que reducen su tiempo de existencia. En el año 1913, desconocemos si por fusión de Sport Club Cartagena y Sport Club Cartago, se constituye el Athletic Club Cartagena, quien alterna el uso de Cuatro Caminos y el de Los Mayores, desapareciendo en 1915, año precisamente en el cual surge el Sporting Club Cartago. Este club usa en su origen el Campo de la Alambrada, denominado también de Beltrí, cerrado con postes y alambradas para impedir el acceso libre del público hasta que en 1918 la entrada de personas relacionadas con la política permiten la creación del Campo de Alfonso XIII, conocido popularmente como Campo de la Plaza de España. Desconocemos por qué causas el Sporting Club Cartago desaparece en 1919.

En 1919 se funda el Cartagena Foot-ball Club, quien viste camisa blanca y pantalón negro. Esta entidad se convierte en la más representativa de una ciudad que alberga gran cantidad de clubs en sus barriadas, teniendo como sede el Campo de Alfonso XIII. En 1919 se convierte en uno de los fundadores de la Federación Levantina, compitiendo en los campeonatos regionales que organiza esta y estando ubicado en el grupo A de Primera Categoría.

En 1925 se le prohíbe seguir empleando el Campo de Alfonso XIII y tras una breve crisis, emprende la construcción en cuatro meses del Stadium Cartagenero, inaugurado el 19 de septiembre de ese año. Ese mismo año la Federación Levantina sufre la disgregación de los clubs murcianos y alicantinos, los cuales junto a los albaceteños fundan la Federación Murciana. El Cartagena F.C. pasa a formar parte de esta y nuevos clubs se unen al panorama futbolístico local como el Stadium Peral ó el Sport Abad, a los que les siguen otros como Deportivo Lisvert, el Plus Ultra, el Deportivo Comercial, el Arenas F.C. y el Centellas F.C..

Pocos años después la FEF lanza la idea de formar un Campeonato Nacional de Liga. Este se lleva a la práctica en la temporada 28/29 y el Cartagena F.C. por su historial, es incluido en el grupo B de Segunda División finalizando décimo. En la temporada 29/30 esta categoría es eliminada y el club ingresa en la Tercera División proclamándose Campeón de su grupo. En la Promoción de Ascenso a Segunda División elimina en cuartos al Real Club Recreativo de Huelva: 2-1 en la ida y 5-0 en casa; pero es eliminado por el C.D. Castellón: 3-2 en la ida y 2-0 en El Sequiol. Hacia 1931/32 cambia de uniforme y pasa a emplear camisa albinegra y pantalón negro. Tras dos temporadas en las que no consigue promocionar, en la campaña 32/33 consigue nuevamente el Campeonato. En la Fase de Ascenso elimina en octavos al Córdoba Racing Club: 4-0 en casa y 1-0 en la vuelta; en cuartos al F.C. Malagueño: 4-0 en casa y 3-0 en la vuelta, cayendo en semifinales ante el Cto. de Dep. Sabadell: 8-2 en la localidad fabril y 1-2 en casa. En la temporada 33/34 es sexto y último descendiendo a Regional. En el verano de 1932 el Deportivo Lisvert y el Plus Ultra se fusionan en la sociedad Plus Ultra Lisvert, entidad fundada en 1932 que junto a la aparecida poco después C.D. Los Tigres, formarán tras su fusión el 25 de febrero de 1940 la Unión Deportiva Cartagenera, un club de posterior protagonismo.

En 1941 el Cartagena F.C. cambia de denominación con la nueva Ley que prohibe los extranjerismos y pasa a ser Cartagena Club de Fútbol, denominación con la alcanzará su mejores momentos deportivos. En la temporada 51/52 y estando en Segunda División, el club presenta una imagen muy deteriorada y sin visos de recuperación por los graves problemas económicos que padece. Las deudas empiezan a ser elevadas y se reúne una plantilla de circunstancias que ocupa el decimosexto y último puesto, descendiendo a Tercera División. El 10 de agosto de 1952 en Asamblea extraordinaria se decide hacer desaparecer una sociedad histórica que aglutina seis presencias en Segunda División y once en Tercera División.

En esos años la ciudad de Cartagena cuenta con otros clubs destacando el C.D. Naval, una entidad formada bajo el amparo de la Empresa Nacional Bazán que se encuentra en Tercera División pero en horas bajas, al igual que el C.D. Gimnástica Abad, deambulando por Primera Regional en similares condiciones. La afición, desconsolada y huérfana de un club que les represente, se fija en otro club que comparte terreno de juego en el Campo de El Almarjal. Se trata de la Unión Deportiva Cartagenera, una entidad de menor rango que compite en Primera Regional. La U.D. Cartagenera es un club saneado en el verano de 1952 y viste con camisa blanca y pantalón azul, aunque en su origen lo había hecho con camisa rojiblanca.

Una vez desaparecido el Cartagena C.F., la gran masa social y directiva del extinguido club pasa a formar parte de la U.D. Cartagenera, quien adopta los colores blanquinegros de estos y con su apoyo se proclama Campeón de Primera Regional en la temporada 52/53, consiguiendo ascender a Tercera División. Su estreno en Categoría Nacional durante la campaña 53/54 no es muy afortunado, aunque conseguirá subsistir hasta un total de ocho campañas consecutivas hasta que al término de la 60/61 ascienda a Segunda División. Recién ascendido a esta categoría y siendo presidente Herminio Campillo, el club cambia de nombre y pasa a competir con el nombre de Club Deportivo Cartagena. En la temporada de su debut 61/62, es undécimo, mientras que en la siguiente 62/63 es decimotercero. Este puesto le obliga a jugar la Promoción de Permanencia para conservar la plaza, perdiéndola ante el aspirante C.F. Badalona: 3-1 en la localidad barcelonesa y 1-1 en casa.

Descendido a Tercera División, el club intenta con todas sus fuerzas retornar a la categoría de plata pero sus intentos son siempre baldíos, permaneciendo en ella hasta el término de la campaña 79/80 en la que asciende a Segunda B. El 8 de abril de 1974 cambia de nombre a Cartagena Fútbol Club tras serle concedida dicha autorización federativa.

Los años ochenta son la época dorada del club cartaginés. Para empezar, es quinto en su debut en Segunda B durante la campaña 80/81, siendo subcampeón en la siguiente 81/82 tras el Xerez C.D. y empatado a puntos con C.F. Lorca Deportiva y C.D. Antequerano. El gol average hace que ascienda a Segunda División ante la desbordante alegría de sus incondicionales.

El Cartagena F.C. militará durante seis temporadas consecutivas en la categoría de plata. En las dos primeras, 82/83 y 83/84, queda decimosexto a poca distancia del descenso y manteniendo la plaza con muchos apuros. La temporada 84/85 es la mejor sin duda a nivel clasificatorio, terminando en octavo puesto aunque mirando de reojo los puestos de cola. Tras un par de temporadas en la zona media de la tabla desciende a Segunda B en la campaña 87/88 tras ser vigésimo y colista con ocho victorias y ocho empates. Esa misma temporada, concretamente el dia 7 de febrero de 1988, se inauguró de forma no oficial el nuevo Estadio Municipal Cartagonova en un encuentro frente al Real Burgos C.F. que acabó con un empate a cero goles.

Tras numerosas campañas intentando regresar a la categoría de plata el club se haya bastamente endeudado y una vez empezada la temporada 96/97, cuando se llevaban varias jornadas disputadas, se retira de la competición. El club permanece cinco temporadas consecutivas sin presentar equipo senior en competición, limitándose a equipos de fútbol base. En el año 2002, su presidente José Gómez Meseguer construye la Ciudad Deportiva que lleva su nombre y presenta equipo en Primera Territorial, compitiendo en Regional hasta que al término de la temporada 08/09 consigue ascender a Tercera División.

HISTORIA DEL CLUB:

1995 – 2000

El club que nos ocupa fue constituido el 25 de julio de 1995 por Florentino Manzano y otros socios como Cartagonova Club de Fútbol con el ánimo de empezar de cero, comenzando a jugar sus partidos desde la Territorial Preferente murciana al adquirir la plaza que el C.D. Balsicas mantenía en la categoría. Subcampeón en la sesión 95/96, asciende a Tercera División esa misma temporada, disputando la campaña 96/97 como máximo representante ya del fútbol cartagenero, pues casualmente comparte grupo y categoría con el histórico Cartagena F.C., retirado en plena campaña de la competición durante la sexta jornada por graves problemas económicos. Precisamente se proclama Campeón de Tercera División, ganándose el derecho a promocionar a Segunda División B, pero en la Liguilla, cuando era el claro favorito para el ascenso, un pobre balance deportivo le lleva a ser tercero, por detrás de F.C. Barcelona “C” y C.F. Sóller. Curiosamente durante la temporada, la Selección de España sub-21 inauguró el Estadio Municipal Cartagonova de forma oficial el 11 de febrero de 1997, en un encuentro frente a la Selección de Malta sub-21.

Aunque el batacazo es considerable, no cesa en su empeño y en la siguiente temporada 97/98 es nuevamente Campeón, consiguiendo ahora a la segunda tentativa poder ascender al comandar su grupo de Liguilla en el que supera a Pinoso C.F., C.D. Tortosa y C.D. Constancia de Inca.

En la temporada 98/99 debuta en Segunda División B con Jesús Aranguren como entrenador. El objetivo inicial era la permanencia, pero contrariamente a lo imaginado, poco a poco el equipo se encarama hasta las primeras posiciones de la clasificación. Finalmente queda segundo clasificado en el grupo III de Segunda B y juega la Liguilla de Ascenso a Segunda División A. El Cartagonova C.F. tenía el éxito en su mano, pues le bastaba un empate en un doble enfrentamiento con el Córdoba C.F., pero pierde ambos encuentros. Racing Club de Ferrol y Cultural y Dep. Leonesa serían los otros clubs que disputaron la Liguilla. En la campaña 99/00 tras realizar una meritoria primera vuelta pierde gas en la segunda, desinflándose y acabando siendo octavo.

2000 – 2010

Peor resultará la siguiente, temporada 00/01, con la destitución del técnico y una caída libre que le deja en decimotercera posición de forma apurada. En 2001 cambia de indumentaria y se pasa a vestir camiseta blanquinegra con pantalón blanco. La temporada es parecida a la anterior, con la salvedad de que en la segunda vuelta solo se obtiene una victoria. Pese a todo esto es duodécimo. Tras un verano muy agitado llega la temporada 02/03 con nuevos dueños. Luís Oliver aterriza en Cartagena tras haber fracasado en su proyecto de ascender al Xerez C.D. a Primera División, y lo hace prometiendo el ascenso inmediato y formando una gran plantilla. La indumentaria vuelve a cambiar y se vuelve al modelo tradicional cartagenero de camiseta blanquinegra a rayas verticales y pantalón negro. La temporada fue muy movida: Pepe Murcia fue destituido como técnico antes del primer partido de Liga, Palomeque y Juan Señor intentaron llevar al equipo a lo más alto hasta que empezaron los problemas económicos. El club se hundió económicamente con Luis Oliver, no había dinero para pagar a los jugadores que estuvieron muchísimos meses sin cobrar, las oficinas se quedaron incluso sin línea telefónica, el caos era absoluto. Luis Oliver y su directiva desaparecieron del mapa y dejaron a César Traversone (director deportivo) como única cabeza visible del club. Miguel Rivera se hizo cargo del banquillo, y con él llego la salvación de la categoría en lo deportivo, dejando al equipo en una meritoria decimoprimera posición.

El Cartagonova C.F. estaba condenado a desaparecer, pues la deuda acumulada era astronómica. En la ciudad se movían políticos y otras entidades, se creó una plataforma de aficionados para la salvación del club, y cuando todo se veía muy negro llegó la mano salvadora de Francisco Gómez Hernández. La temporada 03/04 es la primera de Paco Gómez al frente del club. Se juega de nuevo en el grupo III de Segunda División B. A su llegada hace cambios bastante significativos, como son el escudo y el nombre del club tras solicitarlo a la RFEF, pasando el 21 de septiembre de 2004 a ser Fútbol Club Cartagena, ambos a semejanza del histórico Cartagena F.C. para acercar el club a la ciudad.

Machuca es el primer entrenador de la temporada, después lo serán Juan Francisco Alcoy (de forma temporal) y Pep Balaguer. Es una temporada irregular y solo al final se puede salvar la categoría con tres victorias consecutivas que dejarán al equipo en la decimoquinta posición. En la temporada 04/05, el F.C. Cartagena cambia otra vez de ubicación para jugar en el grupo IV de Segunda División B. Pep Balaguer inicia la temporada como entrenador, pero pronto será destituido por los malos resultados. Vicente Carlos Campillo y Juan Francisco Alcoy aumentan la nómina de entrenadores de esta temporada, pero el equipo sigue un rumbo irregular. En el último tramo de Liga llega Juan Ignacio Martínez, un técnico que hace un buen trabajo, salva al equipo del descenso y merece la renovación. Al final de la campaña, el F.C. Cartagena queda en decimotercera posición.

Tras los últimos fiascos, la afición no esperaba nada nuevo para la temporada 05/06. Juan Ignacio Martínez era el entrenador y Paco Gómez puso a su disposición a una gran plantilla a la que debía conjuntar. El resultado fue magnífico, el equipo blanquinegro arrasó en el grupo IV de Segunda División B y quedó Campeón desplegando un fútbol de superior categoría, siendo un auténtico bloque y modelo a seguir de cómo hacer bien la cosas. El conjunto blanquinegro se había ganado el derecho a jugar el Play-off de Ascenso y era favorito para lograr el objetivo. Sin embargo, a las primeras de cambio la sorprendente U.D. Vecindario lo elimina. Empate a dos en Santa Lucía y victoria en el Municipal de Cartagonova por 0-1.

En la temporada 06/07 el F.C. Cartagena intenta seguir la estela del año anterior, el bloque de jugadores es el mismo, y se vuelve a intentar el ascenso de categoría pero sin éxito. David Amaral empieza la temporada como entrenador pero dimite a mitad de competición siendo sustituido por José Luis Montes, que a su vez será destituido por los malos resultados, mientras Juan Francisco Alcoy toma las riendas en las últimas jornadas. La recta final del campeonato deja al club blanquinegro fuera de los Play-off de ascenso al ser quinto. La campaña 07/08 pese a la ilusión inicial resulta decepcionante y el cuadro cartagenero finaliza octavo alejado de los primeros puestos.

En el verano de 2008, Paco Jémez ocupa el banquillo y con él se consigue por fin el ansiado ascenso en una gran campaña 08/09 en el que el sistema competitivo varía. El F.C. Cartagena queda brillantemente Campeón de Liga y en la Fase de Ascenso se enfrenta al C.D. Alcoyano imponiéndose 2-1 en Cartagonova y empatando 2-2 en el último minuto de la vuelta ante la algarabía de su afición. El ascenso se ha conseguido y no hace falta jugar más eliminatorias. Como colofón disputa ante el Cádiz C.F. el título de Campeón oficial de Segunda B, pasando a manos de estos tras perder 1-2 en casa y empatar 1-1 en la capital andaluza.

La temporada 09/10 es la de su debut en Segunda División A con Paco Gómez en la presidencia, realizando un gran campeonato que tiene un inicio espectacular que le encarama a la cima y que durante muchas jornadas le contempla como aspirante al ascenso, con la etiqueta de ser la auténtica revelación de la categoría. El F.C. Cartagena es dirigido con gran acierto por su técnico Juan Ignacio Martínez y en las últimas jornadas del torneo mantiene la flama viva ilusionando a toda su afición hasta que, tras varios arbitrajes desfavorables y una derrota en casa ante el Levante U.D., cunde en su moral y pierde opciones quedando en las postrimerías en un meritorio quinto puesto que deja a la afición cartagenera un sabor agridulce.

2010 – 2020

El 5 de agosto de 2010 el club se transforma en Sociedad Anónima Deportiva pasando a ser Fútbol Club Cartagena, S.A.D. al reunir los 7,7 millones de euros exigidos por el CSD para su conversión tras depositar tal cantidad el empresario jacarillense Francisco Gómez Hernández, presidente de la entidad albinegra, pasando a ser propietario de la sociedad en su totalidad.

En la campaña 10/11 deportivamente el resultado es bien distinto de su anterior comparecencia y el conjunto cartaginense desciende al decimotercero puesto en un torneo donde pierde la fuerza de su feudo y tiene que conformarse con alejarse de la zona caliente de la tabla clasificatoria y cumplir lo más dignamente posible. La preocupante tendencia observada en la temporada anterior es confirmada en la sesión 11/12 donde el equipo ocupa puestos de descenso ya desde el inicio, mostrándose incapaz de abandonarlos pese al relevo en el banquillo y terminando vigésimo tras un maquillaje de resultados final que no le impide perder la categoría.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • 100 años de fútbol en Cartagena 1906-2006. José Monerri Murcia y Jaime Cros Gil. Asociación CAHFCT. Ediciones Corbalán (2006).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Archivo privado de Félix Martínez Martínez.
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.cahfct.org Club de Amigos de la Historia del Fútbol en Cartagena.

 ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Salamanca

 

Escudo U.D. Salamanca, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Salamanca, S.A.D.
  • Ciudad: Salamanca
  • Provincia: Salamanca
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 9 de febrero de 1923
  • Fecha de federación: 1923

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Española (1923-1931)
  • Club Deportivo Salamanca (1931-1932)
  • Unión Deportiva Salamanca (1932-1992)
  • Unión Deportiva Salamanca, S.A.D. (1992-2013)

 

TÍTULOS NACIONALES:

4 Ligas de Segunda División B:

  • 1987/88
  • 1991/92
  • 1993/94
  • 2005/06

8 Ligas de Tercera División:

  • 1944/45
  • 1947/48
  • 1955/56
  • 1956/57
  • 1964/65
  • 1966/67
  • 1968/69
  • 1972/73

 

ESTADIO:

estadio Helmantico

  • Nombre: Estadio Helmántico
  • Año de inauguración: 1970
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Helmántico (1970-)
  • Capacidad: 17.341 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de El Calvario (1923-1970)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Salamanca

ESCUDOS:

escudos UD Salamanca

UNIFORMES:

uniformes UD Salamanca

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Los inicios del fútbol en la ciudad de Salamanca datan del año 1905, fecha en la que un grupo de estudiantes de nacionalidad irlandesa que se encuentran cursando en la universidad, forman el Helmántica Foot-ball Club con el ánimo de disfrutar sus ratos de ocio. Esta sociedad es la pionera en la introducción de tan novedoso deporte, despertando la afición local que dos años más tarde una vez dominadas y practicadas sus reglas, en 1907 de la mano de Francisco Maldonado crea una nueva entidad, el Salamanca Team Foot-ball, basada con jugadores íntegramente salmantinos y el cual llega a participar en la Copa de España de ese año. Estos clubs tienen poco peso específico y acaban desapareciendo al poco tiempo de ser fundados. Sin embargo, la semilla del fútbol ya ha cuajado entre la juventud al igual que lo esta haciendo en el resto del país y en los años diez surgen gran cantidad de formaciones, sobre todo ligadas al ámbito universitario, pero sin la debida organización preceptiva la cual hace que no perduren demasiado. Entre ellos destaca el Exploradores de España.

Pasan los años y la eclosión en forma de un club plenamente organizado se hace de rogar, siendo ya en 1920 cuando nace la Sociedad Deportiva Helmántica, club sobrio y con buenos fundamentos que crea afición, disputando sus encuentros en varios recintos sin ubicación determinada por no existir uno fijo. Paralelamente a este hecho surgen al igual que en la década precedente, un sinfín de clubs universitarios que aparecen y desaparecen al ritmo que marcan las carreras de sus integrantes. Es la época del Calatrava, del Salesianos, del Stadium Salmantino y del Español, todos ellos de vida efímera.

HISTORIA DEL CLUB:

1923 – 1930

El 9 de febrero de 1923 se funda la Unión Deportiva Española, bajo la presidencia de Federico Anaya, adquiriendo los terrenos de El Calvario para construir un campo de juego reglamentario. Es una sociedad polideportiva y acoge varias disciplinas como tenis, natación, hípica, atletismo y fútbol. El club viste camiseta blanca con pantalón negro y es inscrito en la Federación Castellano-Leonesa para entrar a competir junto a otros clubs castellanos.

En la temporada 23/24 consigue ganar el Campeonato Regional de Primera Categoría siendo presidente Benigno González, mientras que en Segunda Categoría participa el también salmantino Luises Foot-ball Club, entidad juvenil adscrita al entorno religioso. El 15 de mayo de 1925 el Luises F.C. se fusiona con el Stadium Salmantino y se crea el Stadium Salmantino Luises, club que viste camisa blanquiazul, rivalizará con la U.D. Española y que alcanzará la Primera Categoría al término de la temporada 25/26, pero que tristemente acabará desapareciendo en 1928. En 1929 un recién nacido Deportivo Salmantino, que viste a cuadros blanquiazules y pantalón blanco, aprovecha la crisis económica establecida en el seno de la U.D. Española y se convierte en el club referencia.

1930 – 1940

El 14 de abril de 1931 se instaura la II República y la U.D. Española cambia de nombre por orden gubernamental al considerarse una denominación políticamente incorrecta, pasando a ser Club Deportivo Salamanca. El nombre impuesto no gusta a los directivos la entidad charra y meses más tarde, el 15 de enero de 1932 mediante junta presidida por José Tejero, se decide cambiar a Unión Deportiva Salamanca. Durante estos años de cambios continuos y situación inestable, deportivamente el club se encuentra en Regional y en la temporada 35/36 consigue proclamarse Campeón de la Primera Categoría.

Este hito le da derecho a luchar por el ascenso a Segunda División mediante la disputa de eliminatorias con otros clubs, quedando en la primera eliminatoria exento y enfrentándose en la segunda al Santoña F.C.: 2-0 en la localidad cántabra y 8-0 en El Calvario, lo cual le permite ascender a la categoría de plata. La U.D. Salamanca que se ha ganado el ascenso de forma plenamente deportiva no puede disfrutar del merecido éxito hasta la posterior temporada 39/40, pues la infausta Guerra Civil corta de raíz la vida social y deportiva nacional además del desarrollo del país.

Es en la temporada 39/40 cuando reinicia sus actividades consiguiendo finalizar quinto en su debut en la categoría de plata de la mano del preparador Carlos Rumbold.

1940 – 1950

Tras una irregular campaña 40/41, el club charro realiza una magnífica temporada 41/42 que le lleva a ser subcampeón de grupo. Este éxito le permite entrar en la Fase Final para luchar por el ascenso, pero la superioridad de los rivales hace que sea sexto y quede pronto sin posibilidades de cumplir su sueño. En la sesión 42/43 se acometen obras de ampliación del Campo de El Calvario que suponen un gran desembolso económico para la entidad, mermando considerablemente el potencial de la plantilla y descendiendo finalmente a Tercera División.

Este descenso incide en la marcha del club quien necesitará de dos temporadas para salir de esta categoría, objetivo que se alcanza en la campaña 44/45 cuando se proclama Campeón de grupo y de la Fase Intermedia, para ser segundo en la Fase Final y conseguir una de las dos plazas que dan derecho al ascenso. Sin embargo, tanto esfuerzo deportivo apenas se ve recompensado al contar con una solitaria temporada en Segunda División, dado que la campaña 45/46 es muy negativa y finaliza decimotercero, descendiendo una vez más a Tercera División. Desde este momento la U.D. Salamanca pasa unos años en los que se convierte en serio aspirante a reconquistar la categoría perdida, fracasando en varios de los intentos que se le presentan. En la temporada 46/47 es segundo al igual que resulta en la Fase Intermedia, pero la gran decepción viene en la Fase Final cuando superado por sus rivales es quinto.

En la edición 47/48 lo vuelve a intentar y tras ser Campeón de grupo resulta segundo en la Fase Intermedia. En la Fase Final es tercero y una vez más no consigue ascender. La temporada 48/49 es durísima en lo económico a consecuencia de las grandes sumas de dinero invertidas en los proyectos anteriores, permaneciendo agobiado por las deudas y luchando por sobrevivir a base de las aportaciones que recibe de aficionados y autoridades, estando por ello muy próximo a la desaparición. A nivel competitivo sin embargo la cosas funcionan mucho mejor y la entidad es segunda en su grupo, consiguiendo ascender directamente a Segunda División sin Promoción mediante dada la ampliación a dos grupos que sufre esta. La U.D. Salamanca inicia el campeonato 49/50 en Segunda División siendo cuarto, con la gran novedad de emplear el avión para sus desplazamientos por primera vez en varias ocasiones.

1950 – 1960

En la campaña 50/51 con Manuel Rosell de presidente y una plantilla compuesta por jóvenes universitarios en gran parte, el club queda segundo en su grupo, lo que le da derecho a disputar la Promoción de Ascenso a Primera División. En esta se clasifica sexto en un grupo en el que tan sólo ascienden los dos primeros clasificados, malogrando tal oportunidad. Pese a su relativo éxito deportivo, en el aspecto económico la caja se sigue encontrando vacía y el equipo pasa por momentos angustiosos como la temporada 52/53 en la que tiene que disputar una Liguilla de Permanencia. En esta es cuarto dentro de un grupo de cinco equipos en el cual sólo los dos primeros permanecen en Segunda División, ocasionándole la pérdida de categoría.

Paralelamente cabe destacar que el 22 de octubre de 1952 se crea el conjunto filial denominado Club Deportivo Salmantino, club en el que militarán aquellos jugadores que no tengan sitio en la primera plantilla y además aquellos que sean promesas interesantes con el fin de abaratar costes en fichajes. El filial tendrá total independencia de la U.D. Salamanca al tener directiva propia y en el futuro se convertirá en un gran vivero de jugadores. Cuando todo apuntaba a disputar una campaña 53/54 en Tercera División, la inesperada renuncia por problemas económicos del barcelonés U.D. San Andrés a seguir en Segunda División provoca que la RFEF invite al club charro a seguir en la categoría, propuesta que se acepta de inmediato con gran entusiasmo. Pero la situación del conjunto blanquinegro no es mucho mejor que la del renunciante y tras una campaña aciaga se desciende a Tercera División tras ser decimoquinto y penúltimo. En 1954 la U.D. Salamanca decide albergar otras disciplinas deportivas como baloncesto, balonmano, jockey, atletismo y rugby, convirtiéndose en un club multideportivo como lo fueran muchos otros en los años diez y veinte.

En lo que resta de década de los cincuenta, la U.D. Salamanca intenta volver a Segunda División sin demasiada fortuna siendo constantes los intentos que efectúa, a excepción de la campaña 57/58 en la que no consigue el objetivo de entrar en las Fases de Ascenso. Así en la edición 54/55 es segundo de grupo y en la Liguilla cuarto de un grupo de ocho clubs en el que tan solo asciende el primero. En la campaña 55/56 se proclama Campeón, repitiendo cuarto puesto en la Liguilla. En la temporada 56/57 es nuevamente primero, pero el sistema de ascenso cambia para disputar eliminatorias directas.

El conjunto charro se enfrenta al C.D. Basconia: empate a cero en casa y derrota por 1-0 en Basauri que lo elimina. En la sesión 58/59 es segundo en la Liga regular mientras que supera al C.D. Caudal: 1-0 en Mieres y 2-0 en casa; siendo eliminado a su vez por la S.C. Turista: 6-1 en Vigo y 2-1 en casa. El deseado ascenso a Segunda División llega al término de la década cuando tras ser segundo en Liga, es capaz de eliminar a la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 1-0 y 8-0 en casa; y al asturiano Círculo Popular de La Felguera: 3-0 en Langreo y 6-0 en casa; disputando la Final frente al C.D. Alavés: 2-0 en casa y empate a uno en Vitoria.

1960 – 1970

La década de los años sesenta va a ser prácticamente un calco de la recién acabada década anterior. Con una plantilla establecida en Segunda División inicia el campeonato 60/61 siendo décimo. Tres campañas más aguantará en la categoría, pues la U.D. Salamanca nunca sobrepasa el décimo puesto y numerosos son los problemas deportivos que circundan a la sociedad. El temido descenso llega en la temporada 63/64 cuando finaliza decimoquinto. Como sucediese en la década anterior, el conjunto charro resulta demasiado pequeño para Segunda División y demasiado grande para Tercera División, quedándose esta última categoría insuficiente para su entidad. Pese a ello, cinco son las temporadas en las que se ve atrapado en ella sin ser capaz de poder abandonarla. En la edición 64/65 es Campeón, siendo eliminado por el Club Ferrol en la Promoción: 2-2 en El Calvario, 1-1 en Ferrol y 2-3 en el desempate disputado en La Coruña.

En la campaña 66/67 vuelve al ataque tras ser nuevamente primero. En la Promoción elimina al Real Avilés C.F.: 3-1 en casa y 1-1 en la ciudad asturiana; pero en la siguiente ronda es eliminado por el Jerez C.D.: 2-1 en casa y 3-1 en la ciudad gaditana. La temporada 67/68 discurre por el mismo sendero pero llegando a la Final; es segundo en Liga y tras eliminar al Baracaldo C.F.: 0-0 en la ciudad vizcaína y 3-0 en casa, elimina al Calella C.F. con tres encuentros: 2-1 en la localidad barcelonesa, 2-1 en El Calvario y 3-0 en el desempate disputado en Salamanca. En la Final se enfrenta al Club Ferrol que le cierra las puertas de Segunda División: 1-2 en El Calvario y 2-1 en la ciudad coruñesa.

Cabe citar que en 1967 los terrenos de El Calvario convertidos en sede del club durante varias décadas son calificados como edificables, iniciándose las gestiones para adquirir un nuevo campo. En la campaña 68/69 se toma el desquite y tras ser Campeón de Liga consigue eliminar al Real Club Recreativo de Huelva: 2-3 en Huelva y 0-0 en casa para ascender a Segunda División. Tanto esfuerzo y tanta lucha queda simplificado en nada, dado que la campaña 69/70 es bastante mediocre y la U.D. Salamanca se ve condenada al descenso tras ser decimonovena.

1970 – 1980

Inicia así pues la década de los años setenta en una remozada Tercera División en la que el sistema de ascenso varía respecto a lo que se estaba haciendo en los años anteriores. Su reestreno no es bueno y termina décimo, lejos de cualquier opción. La novedad en curso es que con la presidencia de Augusto Pimienta de Almeida el 8 de abril de 1970 se estrena el nuevo Estadio Helmántico tras venderse las viejas instalaciones de El Calvario, el cual será a partir de la fecha la nueva casa de la entidad. El partido de inauguración enfrentó a los charros contra el Sporting Clube de Portugal lisboeta, terminando el encuentro con 0-0 en el marcador. En la campaña 71/72 el club blanquinegro es segundo en Liga, pero en la Promoción es eliminado por el Real Santander S.D.: 2-0 en la capital cántabra y un insuficiente 1-0 en el Helmántico.

En la edición 72/73 recompone sus líneas y se proclama Campeón de su grupo, ascendiendo directamente a Segunda División con García Traid en el banquillo. La temporada 73/74 es la mítica del ascenso a Primera División con un conjunto dirigido por su técnico talismán García Traid en el que militan jugadores como: Aguinaga, Lacasa, Muñoz, Febrer, Iglesias, Chaves, Robi y Rial, al conseguir terminar tercero en Liga. Este hecho histórico se ve refrendado con la comparecencia durante siete temporadas consecutivas en la división de honor, siendo esta la gran época del club. Durante estos años la U.D. Salamanca adquiere notoriedad en el panorama nacional con jugadores como D’Alesandro, Corominas, Pedraza, Enrique, Amiano ó Cino, y realiza excelentes campeonatos en los que mayoritariamente no pasa problemas deportivos, hasta que en la temporada 80/81 todo finaliza con el descenso a Segunda División tras ser decimoséptimo y penúltimo.

1980 – 1990

El paso por Segunda División en la campaña 81/82 es breve y el club finaliza segundo ascendiendo nuevamente entre los grandes. Sin embargo, el sueño de Primera División tan sólo dura un par de temporadas pues en la edición 83/84 se pierde la categoría al ser decimoctavo. El club entra en declive y experimenta un descenso en picado durante la campaña 84/85 que le conduce a terminar en Segunda División B tras ser decimoséptimo clasificado. La temporada 85/86 la inicia en Segunda División B siendo tercero y viendo frustrado el ascenso por escaso margen al existir sólo dos plazas para este fin.

Tres serán las largas temporadas que necesitará para abandonar esta categoría y volver a Segunda División. En esta ocasión será nuevamente García Traid quien lo consiga y lo rescate del pozo en el que se encuentra al proclamar a la U.D. Salamanca Campeón de su grupo en la sesión 87/88 y abastar con ello el ascenso directo. Pese a que la campaña 88/89 es aceptable en Segunda División, en las dos campañas siguientes se muestran irregulares y en la temporada 90/91 se desciende nuevamente al pozo de Segunda División B.

1990 – 2000

Salir de ella va a costar tres interminables campañas a consecuencia del nuevo sistema de ascenso que introduce el sistema selectivo de Liguilla. En la campaña 91/92 es brillantemente Campeón de grupo, pero en la liguilla resulta tercero superado por Villarreal C.F. y Girona C.F., siendo último la Real Balompédica Linense. Durante 1992 culmina el proceso de transformación en Sociedad Anónima Deportiva, pasando a ser denominado Unión Deportiva Salamanca, S.A.D.

En la edición 92/93 es subcampeón de Liga, cayendo en la Liguilla al ser segundo sin opciones tras el Hércules C.F.. Les acompañan en esta Fase U.D. Las Palmas y Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega. En la campaña 93/94 con Juan Manuel Lillo llega el ansiado ascenso tras ser Campeón de Liga y su correspondiente grupo de clasificación, pues en este supera a U.D. Las Palmas, Levante U.D. y Barakaldo C.F. El equipo va lanzado y con Lillo es cuarto en Segunda División durante la campaña 94/95. Este puesto le da opción a disputar la Promoción de Ascenso como aspirante frente al Albacete Balompié. El primer encuentro se salda con una frustrante derrota por 0-2 en el Helmántico que cunde el desánimo entre su afición. Sin embargo, la vuelta en Albacete es triunfal y tras llegarse a un 0-2 en el tiempo reglamentario, durante la prórroga se impone al cuadro manchego por un contundente 0-5.

Su paso por Primera División dura un sólo año pues al término de la temporada 95/96 desciende a Segunda División al ser vigésimo segundo y último, contando con jugadores como: Claudio, Stinga, Barbará, Del Solar, Torrecilla, Vellisca y Ayúcar. En la sesión 96/97 se rehace de inmediato y alcanza el segundo puesto con Andoni Goikoetxea en el banquillo, recuperando la categoría perdida un año antes.

Nuevamente entre los grandes, en la campaña 97/98 destacan sus goleadas en casa en varios encuentros, lo que le permite sumar muchos puntos vitales para hacerse fuerte y salvarse al ser decimoquinto, destacando además la presencia de jugadores como: Pauleta, Popescu, César Brito, Giovanella, Zegarra, Silvani y Rogelio. En la temporada 98/99 el cuadro charro pierde a varios de sus jugadores más efectivos y se haya profundamente debilitado a pesar de contar con: Vellisca, Edu Alonso, Cardetti, Casartelli y Pavlicic, finalizando vigésimo y último, consumando su descenso a Segunda División. En esta categoría permanecerá durante seis temporadas consecutivas, siendo la mejor de ellas la posterior al descenso, 99/00, en la que es cuarto.

2000 – 2010

En el resto se muestra conforme con la permanencia al contar con presupuestos bajos que le impiden realizar buenos fichajes, merodeando por la zona media de la tabla hasta que en la temporada 04/05 se desciende a Segunda División B tras una nefasta campaña en la que finalizan en el vigésimo primer puesto. Con el técnico Javi López se consigue el campeonato de Segunda Divisdión B en la campaña 05/06 y a continuación el ascenso a Segunda División tras eliminar en la Promoción a la U.D. At. Gramanet: 2-3 en Santa Coloma y 3-1 en casa; y a Sevilla F.C. “B” en la Final: 0-0 en la capital andaluza y 1-0 en casa.

La siguiente temporada 06/07 del regreso a la categoría de plata es duodécimo clasificado con Javi López en el banquillo. La 07/08 con Juan Ignacio Martínez de entrenador es séptimo, pero a nivel extradeportivo, el club se encuentra en una situación económica al límite por las deudas con jugadores de años anteriores. Debido a la falta de apoyo económico se plantea la posibilidad de vender la plaza de Segunda División pero al final el Ayuntamiento aprueba una permuta de los terrenos de el Helmántico, salvando finalmente su puesto en la categoría. La campaña 08/09 con David Amaral en el banquillo deja al club en la parte templada de la tabla al acabar en noveno puesto con el venezolano Miku como máximo artillero, puesto que no es refrendado en la siguiente edición 09/10 al pasar por numerosos problemas que le conducen a coquetear con el descenso salvándose casi in extremis en la última jornada.

2010 – 2020

La deficiente planificación de la última temporada tiene continuidad en la edición 10/11, en este caso con el agravante de perder la categoría y descender a Segunda División B tras realizar un torneo en el que muestra dos caras, una positiva en la primera vuelta situado en zona media y una muy negativa en la segunda donde encadena una serie de derrotas y escaso poder de puntuación que le condenan al fracaso. En la edición 11/12 los salmantinos no destacan en el Grupo II y pronto demuestran que el torneo se les hará largo. Al final son novenos alejados de las primeras plazas.

En los años diez la crisis económica se cebará con los salmantinos, agudizándose cada campaña más y más entrando en una situación tan preocupante que desemboca en la solicitud de Ley Concursal cuando la salvación parece utópica. Con la llegada de administradores concursales en octubre de 2011, el problema financiero lejos de solucionarse se enreda todavía en mayor grado, iniciándose la temporada 12/13 con el temor de un futuro incierto.

Juan José Hidalgo, reconocido empresario y persona que más dinero ha apostado en los últimos veinticinco años por el club, declara en octubre de 2012 que hará todo lo posible económicamente por salvar a la entidad charra de una lamentable desaparición, promesa que con el paso de los meses no se cumple y que ahuyenta de paso a posibles inversores. En el mes de mayo Hidalgo manifiesta que la mejor solución posible es dejar morir al club -se adeudan 23 millones de euros- para revivirlo posteriormente, declaración de intenciones que disgusta a la afición y supone un duro golpe para la sociedad.

Los administradores concursales convocan para el 18 de junio una decisiva junta de acreedores para dar una posible salida donde el Banco Popular es el principal afectado, no presentándose ninguna voz autorizada de la entidad bancaria que demuestra su material desinterés. Máximo Mayoral, administrador concursal, comunica ese mismo día al Juzgado de Instrucción nº4 y Mercantil de Salamanca que la convocatoria ha sido un fiasco y este centro hace efectivo un edicto por el que se hace saber que los bienes del club van a ser subastados como primer paso para la liquidación, una sentencia que supone la lamentable y traumática desaparición de la U.D. Salamanca SAD tras noventa años de historia en el fútbol español, doce temporadas de ellas en Primera División, treinta y cuatro en Segunda División A, nueve en Segunda División B y diecinueve en Tercera División.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2013

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Unión Deportiva Salamanca 1923-1974. Carlos Gil-Perez. Edit. Montepio Agrario Salmantino (1974).
  • UDS: 75 años de historia (1923-1998). Chema Blanco y Manuel Benito. Grupo Promotor Salmantino (1997).
  • Historia de la Unión Deportiva Salamanca. Lorenzo Ruano. Publicaciones Regionales (1999).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.tribuna.net Diario.
  • www.udsalamanca.net (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Real Unión Club, S.A.D.

 

titular Real Union

 

Escudo Real Unión Club de Irún, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Unión Club, S.A.D.
  • Ciudad: Irún / Irun
  • Provincia: Guipúzcoa / Gipuzkoa
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 9 de mayo de 1915
  • Fecha de federación: 9 de mayo de 1915

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Real Unión Club de Irún (1915-1931)
  • Unión Club de Irún (1931-1940)
  • Real Unión Club de Irún (1940-2008)
  • Real Unión Club, S.A.D. (2008-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Segunda División B:

  • 2002/03
  • 2008/09

4 Ligas de Tercera División:

  • 1957/58
  • 1963/64
  • 1991/92
  • 1992/93

3 trofeos de Copa:

  • 1918
  • 1924
  • 1927

1 Copa RFEF:

  • 2015

 

ESTADIO:

  • Nombre: Stadium Gal
  • Año de inauguración: 1926 (remozado en 1997)
  • Cambios de nombre:
  • Stadium Gal (1926-1941)
  • Estadio Gal (1941-1976)
  • Stadium Gal (1976-1996)
  • Campo de Larzábal, Rentería (1996-1997)
  • Stadium Gal (1997-)
  • Capacidad: 6.344 espectadores
Stadium Gal

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Amute (1915-1926)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Union Club Irun

ESCUDOS DEL REAL UNIÓN CLUB S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL REAL UNIÓN CLUB S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN IRÚN:

Es la ciudad guipuzcoana de Irún una de las pioneras en la introducción del fútbol en nuestro país. Su proximidad con la vecina Francia, más aventajada en este deporte en su implantación, hizo que en enero de 1902 ya apareciese el primer club de fútbol local, el Irún Foot-Ball Club, entidad que tenía su terreno de juego en los cuarteles de Elizatxo, debutando el 15 de marzo frente al Vasconia Sporting Club en San Sebastián con resultado de 1-0.

A comienzos de 1906, la junta directiva del Irún F.C. decide fundar un nuevo club que reuna a todos los aficionados al sport, debido a la dificultad de mantener una sociedad dedicada de manera exclusiva a la práctica del fútbol, quedando constituido el 2 de marzo de 1906 el Irún Sporting Club, con el fin de cultivar la práctica de otras modalidades deportivas además del fútbol como son: ciclismo, lawn-tennis, pelota vasca y excursiones a pié; en lo que puede considerarse una ampliación del club pionero en cuanto al fomento de otras disciplinas deportivas. El 1 de abril debuta la sección balompédica frente al San Sebastián Recreation Club en un encuentro celebrado en la capital dosnostiarra valedero para el Campeonato de España, con resultado final de 2-1.

escudo Irun Sporting Club

Su primer presidente electo fue Ricardo Costa, y en julio de 1906 pasa a serlo José Álex Izquierdo. El Irún Sporting Club vestía en sus inicios camisa roja y blanca a mitades y pantalón blanco, para posteriormente pasar a lucir camisola roja con cuello y mangas blancas, y pantalón blanco. Esta sociedad organizaba diversas actividades, en especial de carácter deportivo, y para ello celebra los dias 19 y 20 de mayo de 1907  las “Grandes fiestas del Sporting Club”, una serie de concursos deportivos organizados por el club irundarra consistente en diversas pruebas de atletismo, invitando para tal acontecimiento a tres importantes sociedades deportivas francesas, más una prueba de ciclismo en la que también participa el Club Ciclista de San Sebastián. En diciembre de 1907 será elegido Pedro Puyet como nuevo presidente.

El 2 de enero de 1910 inauguran el Campo de Amute en un encuentro frente a la Association Sportive Française de París con resultado final de empate a uno. Días después, concretamente el 9 de enero de 1910, disputa otro encuentro frente al Athletic Club, de Bilbao, al que vence 2-0 y el cual viste por primera vez sus actuales colores rojiblancos. La temporada 11/12 se proclama Campeón de Guipúzcoa. En noviembre de 1912 conquista la Copa Excelsior al vencer al Madrid F.C. por 1-4, con motivo de la inauguración del Campo de O’Donnell. En 1913 es Pedro Icardo quien pasa a presidir la sociedad hasta el momento de la fusión.

escudo Racing Club Irun

La localidad fronteriza era una pequeña ciudad de apenas doce mil almas en aquellos tiempos y en el seno de su directiva pronto surgieron discrepancias, ocasionando que a finales de 1908 hubiese una escisión en la sociedad, de modo que algunos de sus socios como Manuel Arocena y B. Loinaz, a los que más tarde se le unen los hermanos Luis y José Rodríguez, Gonzalo Boada y Santiago Fernández entre otros, se independizaron y formaron una nueva, el años más tarde famoso Racing Club de Irún. Así pues, el 25 de diciembre de 1908 quedaba constituido, y el domingo 3 de enero de 1909 se celebró el banquete inaugural de la nueva sociedad deportiva, la cual también praticaba entre otros deportes el ciclismo. En el mes de febrero debutan en partido amistoso frente al Ciclista F.C. de San Sebastián, con resultado favorable a los racinguistas por 3-1. Su presidente fue Leandro Picabea y disputaba sus encuentros en el Campo de Costorbe, inaugurado el 14 de septiembre de 1911 con un encuentro frente al Athletic Club bilbaíno con resultado de 1-2. El Racing Club de Irún vestía camiseta blanca y pantalón y medias de color negro.

escudo Racing Club Irun 1913

El 14 de octubre de 1909 queda constituida la F.E. de C.F., teniendo el Irún Sporting Club el honor de pertenecer al grupo de los diez miembros fundadores, federándose también en noviembre el Racing Club de Irún. Ambos clubs protagonizaron durante los primeros años diez apasionantes duelos entre ellos que forzaron la correspondiente división de la ciudad en dos bandos casi irreconciliables, siendo causa de atención y motivo de debate entre las conversaciones habituales. Fruto de su intenso poder y la calidad de sus mimbres, los dos clubs compitieron en el Campeonato de España durante unas cuantas ediciones, destacando el Campeonato de 1913 conquistado brillantemente por el Racing Club de Irún tras imponerse al F.C. Barcelona en la Semifinal por 1-0, y al Athletic Club de Bilbao en la final por 1-0 en el segundo encuentro, ya que en el primero se llegó al tiempo reglamentario con empate a dos. Tras el regreso y la debida celebración, es nombrado presidente de honor del club racinguista S.M. El Rey D. Alfonso XIII, siendo aceptada esta el 7 de julio de 1913 y pasando a ser desde ese momento como Real Racing Club de Irún.

HISTORIA DEL CLUB:

 

1915 – 1920

La entrega de la Copa de manos de S.M. el Rey D. Alfonso XIII y la idea que lanzó este a los irundarras en pos de una futura unión de las dos sociedades existentes en la localidad, hizo que empezaran a limarse las asperezas entre ambas entidades y fruto de sus conversaciones se llegase a la fusión de Real Racing Club y Sporting Club el 9 de mayo de 1915 bajo el patrocinio del Rey. Había nacido el Real Unión Club de Irún, un club potente desde su inicio que dominó durante casi dos décadas la provincia guipuzcoana y mantuvo en jaque al equipo de la capital, la Real Sociedad de Foot-ball de S.S., su máximo rival a partir de entonces.

Una vez constituido, ya en 1918 dio muestras de su potencial al adjudicarse el Campeonato del Norte, lo que le permitió concursar en el Campeonato de España. En este torneo se deshizo de Real Sporting de Gijón y Real Fortuna F.C. de Vigo, llegando a la Final y consiguiendo ganarla al imponerse al Real Madrid F.C. por 2-0. En aquel equipo ya destacaban grandes jugadores como: Patricio Arbolaza, René Petit, Emery, Legarreta y Amantegui, entre otros de gran nivel.

1920 – 1930

La década de los años veinte fue sin duda alguna la época dorada del club irundarra. En esta conquistó numerosísimos Campeonatos de Guipúzcoa hasta un total de seis: 1920, 1921, 1922, 1924, 1926 y 1928; dejando el resto para su rival provincial, la Real Sociedad de Foot-ball. Durante los años de conquista tuvo como premio la participación en el Campeonato de España, destacando su presencia en la Final de 1922, perdida ante el F.C. Barcelona por 1-5 en un polémico encuentro. En 1924 obtuvieron su segundo entorchado copero al llegar a la gran Final de San Sebastián y conseguir imponerse al Real Madrid F.C. como ya hicieran seis años antes, en esta ocasión por 1-0.

En 1926 abandona su viejo Campo de Amute y el 19 de septiembre inaugura con un partido frente al F.C. Barcelona el coqueto Stadium Gal, su nuevo feudo, siendo el resultado final de empate a dos, con goles de Errazguin y Luis Regueiro por parte de los locales. El nuevo estadio es financiado a medias entre el Ayuntamiento y el empresario D. Salvador Echeandía Gal, el cual donó los terrenos, siendo por entonces presidente del club Isidoro Navarro Elícegui.

En el año 1927 los irundarras conquistan su tercera Copa de España. En esta ocasión llegan como subcampeones de Guipúzcoa y en el torneo nacional eliminan a: Zaragoza F.C., Athletic Club de Bilbao, Real Sporting de Gijón y Real Madrid F.C. por este orden, jugando la Final en Zaragoza frente al Arenas Club de Guecho, al que derrotan apuradamente en la prórroga por 1-0 con gol de Etxebeste. En 1928 la RFEF decide crear el Campeonato Nacional de Liga, organizándolo en varias divisiones o categorías. El club guipuzcoano, tres veces ganador del Campeonato de España entra por derecho propio en Primera División, siendo significativa la predominante presencia de clubs norteños. En su primera comparecencia es noveno, mejorando en la siguiente campaña 29/30 en la que es sexto, siendo esta la mejor clasificación de su dilatada historia.

1930 – 1940

El Real Unión Club entra en la década de los años treinta siendo víctima del profesionalismo. El club blanquinegro, aunque deportivamente es potente y posee jugadores de extraordinario nivel, poco o nada puede hacer frente al poder económico de los adversarios procedentes de algunas capitales, los cuales pagan fuertes sumas de dinero y atraen a los más destacados de la plantilla. Pese a ello consigue ser séptimo en la campaña 30/31 y aguantar el tipo con gallardía. En abril de 1931 se instaura la II República y le es retirado el título de Real, pasando a ser conocido como Unión Club de Irún. Precisamente la temporada 31/32 es la última que contempla al club irundarra en Primera División, pues el ciclo semiamateur finaliza y la fuga de talentos hace que sea décimo y último, descendiendo a Segunda División. Con todo, desde el club se forjan grandes jugadores y prueba de ello es la internacionalidad que alcanzan algunos de sus miembros como: Etxebeste, Errazquín, Sagarzazu, Patxi Gamborena, Luis Regueiro, Pedro Regueiro y Elícegui.

En el ámbito doméstico se conquistan los Campeonatos Guipuzcoanos de 1930 y 1931. Iniciado el declive futbolístico, en la temporada 32/33 se milita por vez primera en Segunda División, finalizando cuarto clasificado. Durante las siguientes temporadas, el club blanquinegro no pasa demasiados problemas en esta categoría y culmina sus presencias con la obtención de puestos discretos en mitad de la tabla. El estallido de la Guerra Civil supone un cese en la actividad deportiva del club durante unos años, retomada prematuramente en 1938 como consecuencia de la ausencia de actividad bélica en la zona vasca y norteña, y participándo en el Torneo de las Brigadas Navarras desde febrero, acabando tercero en la Liga y disputando las semifinales en junio, en la que cae derrotado por el Deportivo Alavés, futuro Campeón del torneo, por 2-0 en Mendizorroza y un 4-5 en la vuelta.

1940 – 1950

Finalizada la Guerra, la FEF decide mantener en cada una de las categorías los equipos existentes en 1936, continuando el Unión Club de Irún en Segunda División. En esta primera edición son terceros, mientras que en la campaña 40/41 son relegados al noveno puesto tras recuperar el título de Real y figurar ya de nuevo con el nombre de Real Unión Club de Irún. En la sesión 41/42 la categoría es reestructurada en tres grupos de ocho equipos cada uno. El club irundarra es octavo y último en su grupo, descendiendo a Regional directamente, pues en esos tiempos no existe una Tercera División bien estructurada.

En la temporada 43/44, la Real Federación Española de Fútbol crea de nuevo el Campeonato de Tercera División dotándolo con formato liguero, entrando el club blanquinegro a formar parte del mismo. En lo que resta de década, el club permanece en esta categoría lejos de cualquier intento de volver a Segunda División, pues la anteriormente potente entidad es ahora, en los nuevos tiempos, un club amateur y con un presupuesto muy bajo que le corta sus pretensiones. Pese a ello, sigue proporcionando grandes jugadores, convirtiéndose en una de las mejores canteras futbolísticas del país. En la temporada 49/50 pasa por numerosos apuros deportivos y ha de disputar una Promoción de Permanencia para salvar la categoría, objetivo que cumple por los escaso margen, al ser cuarto de un grupo de seis equipos en el que los dos últimos descienden.

1950 – 1960

En los años cincuenta el Real Unión Club experimentará el paso por varias categorías con José Antonio Ponte de presidente, mostrándose como impredecible en sus actuaciones. En la primera de ellas, campaña 50/51, es decimoséptimo y penúltimo, bajando a Categoría Regional. Lo que parece ser un bache fortuito, en realidad se convierte en un peregrinaje de cinco largas temporadas por Primera Regional, saliendo por fin de la misma al término de la campaña 55/56.

La entrada de una nueva directiva y la llegada de nuevos jugadores hace que en la temporada 56/57 se finalice duodécimo, puesto que en la siguiente 57/58 va a ser espléndidamente mejorado al ser primero en su grupo. Esta conquista hace que entre en la Fase de Ascenso a Segunda División, torneo en el cual elimina a la S.D. Ejea: 0-3 en la ciudad zaragozana y 4-1 en casa; y a la U.D. Lérida en la Final tras la disputa de tres encuentros: 4-2 en casa, 2-0 en el feudo ilerdense y 4-3 en el desempate disputado en Madrid. El Real Unión Club de Irún se presenta la temporada 58/59 en Segunda División lleno de ilusión y optimismo tras más de tres quinquenios de ausencia bajo la presidencia de Federico Bergareche Abaigar. Sin embargo, este optimismo pronto desaparece y se torna en cruda realidad, pues finaliza decimosexto y último, con ocho victorias y seis empates insuficientes para salvarse. Los años cincuenta los cierra siendo subcampeón de su grupo de Tercera División y cayendo en la Promoción de Ascenso eliminado por la S.D. Arenas de Zaragoza: empate a cero en casa y derrota por 3-1 en la capital aragonesa.

1960 – 1970

En los años sesenta el club compite y lucha por recuperar la Segunda División, categoría esta a la que desea retornar lo antes posible, pero el objetivo no es fácil de alcanzar y varios son los intentos frustrados que habrá de vivir para tal fin. En la temporada 62/63 esta ya a punto de conseguirlo y tras ser segundo en Liga, en la Promoción el Arenas Club de Guecho se lo impide: 1-1 en casa y 3-1 en la ciudad vizcaína. El éxito llega en la campaña 63/64 cuando se proclama Campeón de grupo y en la Promoción elimina al C.D. Béjar Industrial: 2-0 en casa, 3-1 en la ciudad salmantina y 4-0 en el desempate disputado en Valladolid; pasando a la gran Final en la que se enfrenta a la A.D. Plus Ultra: 3-1 en casa, 2-0 en Madrid y 2-0 en el desempate celebrado en Zaragoza.

Como sucediese en la década anterior, el paso del conjunto blanquinegro por Segunda División es nuevamente efímero, siendo igualmente decimosexto y último con tan sólo siete victorias y ocho empates, descendiendo sin remedio a Tercera División. En el resto de los años sesenta mantiene un cierto nivel y su plantilla no anda exenta de calidad, pero en las dos oportunidades claras que se le presentan para ascender yerra. Así, en la campaña 66/67 tras ser segundo en Liga elimina en la Fase de Ascenso al Jerez Industrial C.F.: 2-0 en casa y 2-2 en la ciudad gaditana; C.D. Caudal: 1-0 en casa y 1-0 en Mieres, con 3-0 en el desempate disputado en Burgos; cayendo en la Final ante el Club Atlético de Ceuta: 2-2 en casa y derrota por 2-0 en la ciudad norteafricana. La segunda oportunidad llega en la temporada 68/69 cuando es de nuevo segundo, escapándose la posibilidad de ascender pues tan sólo el primer clasificado opta a tal honor.

1970 – 1980

Los años setenta vuelven a ser difíciles para el Real Unión Club. En la temporada 70/71 participa en una Tercera División de gran nivel en la que pasa problemas para mantenerse, teniendo que disputar una Promoción de Permanencia frente al aspirante Club Mustaria: 3-1 en casa y 2-1 en la navarra ciudad de Tudela. En la siguiente campaña 71/72 es decimonoveno y desciende a Regional Preferente. En la temporada 72/73 es subcampeón de Preferente, optando como aspirante al ascenso. En la Promoción se enfrenta a la S.D. Ponferradina quien le elimina: 0-1 en casa, 0-1 en Ponferrada y victoria de estos últimos en la tanda de penaltis. En la sesión 73/74 se proclama Campeón y asciende a Tercera División directamente.

En los años posteriores se adapta perfectamente a esta categoría, manteniéndose sin problemas y ascendiendo a la recién creada Segunda División B al término de la campaña 76/77 al haber concluido séptimo, cuando para tal menester era necesario haber quedado clasificado entre el segundo y décimo puesto inclusives. En la Segunda B debuta la Liga 77/78 siendo décimo, pero la dureza de la misma hace que en la campaña 78/79 sea decimoséptimo y su economía se resienta profundamente. Aún a pesar de haber aguantado la categoría deportivamente, la directiva renuncia a continuar en la misma por problemas financieros y empieza la temporada 79/80 en Tercera División para evitar males mayores.

1980 – 1990

La década de los años ochenta significa una estancia completa en Tercera División, pasando los años recuperándose económicamente, alternando buenas con malas clasificaciones, pero siempre lejos de los primeros puestos. A destacar la cuarta posición obtenida en la campaña 83/84 quedándose a cinco puntos de disputar la Promoción de Ascenso. Son tiempos sin aspiraciones y de crisis, perdiendo parte del prestigio anteriormente obtenido.

1990 – 2000

En los años noventa una vez recuperado inicia su carrera hacia el ascenso a pesar de un mal inicio, pues en la campaña 90/91 es decimosexto y a punto esta de dar con sus huesos en Preferente. Con la entrada de Carlos Fernández de Casadevante Romani en la presidencia, el club se rehace y en la temporada 91/92 conquista el campeonato vasco de la categoría. En la Promoción, sin embargo, el gol average desfavorable frente al C.D. Izarra de Estella le impide el ascenso, siendo segundo tras superar a C.D. Laredo y Hernán Cortés C.F. de Zaragoza.

En la campaña 92/93 consigue tomarse cumplida venganza y tras proclamarse Campeón de Liga, encabeza su grupo de Promoción con holgura, superando a: S.D. Rayo Cantabria, C.D. Mirandés y U.D. Casetas. El Real Unión Club se reencuentra con la Segunda División B en la temporada 93/94, permaneciendo en ella durante cinco temporadas consecutivas, ciclo en el que destacan dos sendos quintos puestos en las campañas 94/95 y 95/96, estando a punto de entrar en la Promoción de Ascenso en ambas. Llegados a 1997, el viejo Stadium Gal es reformado a fondo y se consigue una imagen totalmente renovada, pues el campo es derruido y reconstruido por entero con una inversión de más de 700 millones de pesetas, siendo en la actualidad un estadio funcional y moderno. El sábado 11 de octubre de 1997 se estrena el nuevo terreno de juego con un encuentro de Liga de Segunda B frente al C. Atlético Osasuna “B”, con derrota irundarra por 1-2 y anotando el unionista Imanol Igiñiz el primer gol.

Deportivamente la campaña 97/98 se convierte en una temporada aciaga y el mal juego practicado hace que resulte decimoctavo y descienda a Tercera División. El paso por esta categoría es efímero y la sesión 98/99 se culmina siendo tercer clasificado y arrasando en la Promoción, torneo en el que se impone a: U.D. Casetas, Peña Sport F.C. y C.D. Bezana. LLegados a 1999, entra a presidir el club D. Ricardo García Arias, cargo que desempeña en la actualidad. Su vuelta a Segunda División B es titubeante y finaliza la campaña 99/00 como decimosexto. Este puesto le obliga a defender la categoría en una Promoción de Permanencia que le enfrenta al Novelda C.F.: 3-0 en casa y 2-0 en la ciudad alicantina que le permiten seguir en la división de bronce.

2000 – 2010

Los comienzos del s. XXI contemplan un nuevo resurgir del club irundarra, el cual parece revivir el protagonismo ausente desde hace muchos años. En el 2000 recuperan prestigio en el torneo de Copa tras alacanzar los octavos de Final sesenta y siete años después, tras dejar por el camisno a: Burgos C.F., Real Valladolid C.F., Deportivo Alavés, y ser eliminado por el Club Atlético de Madrid. En la Liga, tras un par de temporadas concluidas en posiciones cercanas a la zona meridional de la tabla, en la campaña 02/03 consigue armar una buena plantilla que le permite ganar el campeonato de Liga con veintiuna victorias y siete empates, además de llegar a octavos en Copa frente al Club Atlético Osasuna tras eliminar a: U.D. Fraga, Real Racing Club de Santander, y al Athletic Club de Bilbao por 2-1 en partido único. En la Promoción la suerte no le acompaña y termina tercero, a dos puntos del líder Málaga C.F. “B” y a uno de la U.D. Atlético Gramenet, siendo última la U.D. Lanzarote. La temporada 03/04 resulta peor en cuanto vende a algunas de sus figuras, decayendo al duodécimo puesto.

En la sesión 04/05 acierta en los fichajes y termina como subcampeón de grupo. En la Promoción se enfrenta en la primera eliminatoria al Rayo Vallecano de Madrid al cual elimina: 1-1 en la capital y 1-0 en casa. En la Final se impone por 1-2 al Lorca Deportiva C.F. y cuando todo le era favorable para sus intereses, en casa pierde por 1-3 durante la prórroga ante la tremenda frustración de su parroquia. Desde entonces viene luchando por alcanzar la Segunda División A, objetivo que se traza la directiva a corto plazo aunque en sus primeras apuestas no lo consigue. En la temporada 06/07 tras ser cuarto en Liga, es eliminado en la Promoción por el Alicante C.F.: 1-0 en casa y 2-0 con prórroga en el Rico Pérez alicantino.

En la campaña 07/08 llega apurado de fuerzas en el último tramo liguero y queda quinto, escapándose la Promoción por muy poco, aunque destaca la transformación en Sociedad Anónima Deportiva en julio de 2008 tras alcanzar los más de 1.512.000 euros necesarios para su conversión, que le lleva a adoptar el nombre de Real Unión Club, S.A.D.. Fiel a su idea, durante el verano de 2008 se ficha al técnico Iñaki Alonso con quien se conquista el título de Liga con rotundidad. Así mismo, en el torneo de Copa y tras realizar un meritorio papel en el que elimina a: C.D. Lugo, U.E. Sant Andreu, Barakaldo C.F., y al todopoderoso Real Madrid C.F., cae eliminado en octavos frente al Real Betis Balompié. En la Promoción y ante el nuevo sistema eliminatorio se topa con el Cádiz C.F. perdiendo 1-0 en la ida y empatando a cero tantos en casa. Estos resultados le hacen disputar una segunda eliminatoria en la que supera al barcelonés Centre d’Esports Sabadell F.C.: 0-1 en la ciudad lanera y 1-1 en casa, consiguiendo el merecido ascenso en la tercera eliminatoria brillantemente al desbancar a la A.D. Alcorcón: 0-0 en la localidad madrileña y 3-1 en el Stadium Gal con goles de Goikoetxea, Enero Romo y Domínguez.

El conjunto irundarra recupera una categoría que no disputaba desde hace cuarenta y cinco años, reestrenándose en Segunda División durante la campaña 09/10 con la máxima ilusión del mundo y con el objetivo de mantenerse. Sin embargo, las esperanzas depositadas no obtendrán el fruto deseado y pese a mostrarse fuerte y combativo en su feudo de Gal, las escasas rentas obtenidas a domicilio y la falta de gol se convierten en una losa insalvable para el conjunto dirigido por Iñaki Alonso, el cual termina penúltimo a cinco puntos de la salvación pese a tener opciones de salvarse hasta prácticamente el último partido de Liga.

2010 – 2020

El regreso a Segunda División B se vive con normalidad en el club fronterizo, terminando en cuarta posición en la temporada 10/11. Con una plantilla equilibrada se entra en la Promoción, pero el infortunio se cruza en su camino y es apeado por el Sevilla Atlético; 2-1 en casa y derrota por 3-0 en la capital andaluza. La edición 11/12 presenta una cara muy distinta a la precedente y los blanquinegros pierden nivel cualitativo realizando un torneo paupérrimo donde se teme por un descenso que afortunadamente no llega pero con el que se coquetea más de la cuenta.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Cincuentenario del Real Unión Club: 1915-16 ~ 1965-66. E. Navas. Gráficas Rogelio (1966).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia del Real Unión Club de Irún. Carlos Fernández de Casadevante Romani. Sociedad Guipuzcoana de Ediciones y Publicaciones (1991).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Real Unión Club de Irún: Cien años de Historia, 1915-2015. Carlos Fernández de Casadevante Romani. Editorial Dilex (2015).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.diariovasco.com Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Valencia Club de Fútbol, S.A.D.

 

Escudo Valencia C.F., S.A.D.

 

PLANTILLA 2019-2020:

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Valencia Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Valencia / València
  • Provincia: Valencia / València
  • Comunidad Autónoma: Comunidad Valenciana / Comunitat Valenciana
  • Fecha de constitución: 1 de marzo de 1919
  • Fecha de federación: 1919

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Valencia Foot-ball Club (1919-1941)
  • Valencia Club de Fútbol (1941-1992)
  • Valencia Club de Fútbol, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

6 Ligas de Primera División:

  • 1941/42
  • 1943/44
  • 1946/47
  • 1970/71
  • 2001/02
  • 2003/04

2 Ligas de Segunda División:

  • 1930/31
  • 1986/87

8 trofeos de Copa:

  • 1941
  • 1949
  • 1954
  • 1967
  • 1979
  • 1999
  • 2008
  • 2019

1 Supercopa de España:

  • 1999

1 Copa Eva Duarte Perón:

  • 1949

 

TÍTULOS INTERNACIONALES:

1 Recopa de Europa:

  • 1980

2 Copas de Ferias:

  • 1962
  • 1963

1 Copa de la UEFA:

  • 2004

2 Supercopas de Europa:

  • 1980
  • 2004

1 Copa Intertoto:

  • 1998

 

ESTADIO:

  • Nombre: Camp de Mestalla
  • Inauguración: 20 de mayo de 1923
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Mestalla (1923-1969)
  • Estadio Luis Casanova (1969-1994)
  • Camp de Mestalla (1994-)
  • Capacidad: 49.677 espectadores

estadio Mestalla

EVOLUCIÓN DEL ESTADIO DE MESTALLA:

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Algirós (1919-1923)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Valencia CF

 

ESCUDOS DEL VALENCIA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Valencia CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL VALENCIA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Valencia CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN VALENCIA:

A diferencia de otras localidades costeras dotadas de puerto marítimo o fluvial que mantenían una importante relación comercial con navieras británicas dotadas de sede social en suelo español desde las décadas de los años sesenta y setenta del siglo XIX, la ciudad de Valencia, aún a pesar de ser un gran foco exportador, siempre fue dueña de sus propias navieras contando en 1885 hasta con nueve barcos a vapor, quedando la presencia de navieras británicas reducida a comerciales autóctonos que las representaban. Este factor, en unión a una escasa industrialización que los atrayese, redujo considerablemente la posibilidad de llegada de ciudadanos británicos, quedando su existencia en 1900 limitada en torno a unos cien dedicados fundamentalmente a labores comerciales alrededor de la zona portuaria y sus costumbres disipadas entre la multitud.

Contrariamente a lo que se suele manifestar popularmente, la entrada del fútbol en Valencia no es atribuible en absoluto a la presencia de estos británicos u otros que pudiesen recalar en su puerto por motivos comerciales, sino a la figura de José León, un militar destinado en 1902 al Cuartel de la Alameda que era un auténtico sportman. Procedente de Barcelona donde se había instruido convenientemente visionando a los distintos clubs condales, León, junto a distintos compañeros de su unidad y otros miembros de la Sala de Armas de Belenguer y Martínez, constituyeron a finales de ese año el New Club, asociación que en el mes de febrero de 1903 adquiriría el nombre definitivo de Club Español. Sus inicios fueron en el interior del Velódromo de la calle de Hernán Cortes, ubicado en su confluencia con la actual Gran Vía, todavía en construcción, trasladándose en el verano de ese año a jugar al Camp de La Platgeta, un terreno de juego localizado frente a la fachada marítima. No tuvo demasiado éxito la iniciativa de León, sin continuidad tras el estío pese a ser frecuentes sus encuentros cada domingo, pero la iniciativa no quedó en saco roto y entre la juventud del Cabanyal y del Grau, pronto salieron seguidores que imitaban un juego hasta entonces desconocido por todos ellos.

En 1905, José León junto a Emeterio Muga, compañeros en la Sala de Armas de Belenguer y Martínez, constituyen con Luís de Jaudenes Villalonga y otros la sociedad Sporting Club con el ánimo de convertirla en un gran club polideportivo donde tengan cabida varias disciplinas, entre ellas el fútbol, pero la cruda realidad es que las preocupaciones de sus socios son otras más jubilosas y el único deporte practicado es el lawn-tennis, pues las instalaciones del Sporting Club son empleadas por los socios, mayormente británicos, del Valencia Lawn-Tennis Club.

escudo FC Valencia 1907

En otoño de ese mismo año, antiguos miembros del Club Español junto a algunos jugadores procedentes del agonizante Club Español de Football, de Barcelona, constituyen el Foot-ball Club Valencia, una sociedad hecha a medida para este deporte que preside Alfonso Ferrer y que pronto contará con varios equipos sumando un buen número de jugadores seniors e infantiles, vistiendo originariamente camisa blanca con un pantalón azul que tiempo después se convertiría en blanco. Durante 1906 la afición crece en la ciudad y en los barrios marítimos empiezan a desarrollarse equipos que juegan en el Camp de La Platgeta, desplazándose en abril el club valenciano a tierras castellonenses donde se enfrenta a clubs representativos de las ciudades de Castellón y Borriana. El 3 de enero de 1907 la asociación se inscribe en el Registro del Gobierno Civil, conservándose como feudo el Campo del Camino Hondo del Grau, propiedad de Hilario Miquel.

El F.C. Valencia pronto dejará de ser la única sociedad local existente, pues desde los barrios portuarios del Cabanyal y el Grau la semilla sembrada desde hace años comienza a dar su fruto, constituyéndose a principios de 1907 el Foot-ball Club Cabañal, una asociación con fuerte carácter marinero. El F.C. Cabañal, también conocido como Club Marítimo, es presidido por Enrique Ochando, viste camisa con pantalón blanco y desde su nacimiento se convierte en el gran rival de los valencianistas con quienes se enfrentan en varias ocasiones sin conocer la victoria. Durante gran parte de 1908 el fútbol sufre un repentino frenazo y la actividad desciende notablemente cesando por completo hasta que, una vez superado el periodo veraniego, el F.C. Valencia se reincorpora a la actividad no siendo el mismo caso el del F.C. Cabañal, cuyos miembros se muestran reticentes.

A finales de 1908 surge en el barrio del Cabanyal una nueva iniciativa que se constituye bajo el nombre de Levante Foot-ball Club, una entidad emprendida por los hermanos José y Víctor Ballester que viste camisa blanquinegra con pantalón blanco y que, a pesar de su fuerte acento juvenil, pronto será una de las más importantes. Los levantinistas se enfrentarán a sus homónimos juveniles del F.C. Valencia y a distintos combinados de este último club con resultados varios a tenor de la composición que presenten, asentando con su presencia un deporte que empieza a despertar nuevamente en la ciudad.

Los tiempos avanzan y, creada una comisión municipal deportiva donde se incluye el fútbol como atractivo para la Exposición Regional, en junio de 1909 se dirime un torneo de carácter nacional que se cree impulsará este deporte definitivamente, invitándose para la ocasión a asociaciones de la importancia de F.C. Barcelona, C.D. Español, de Barcelona y Sociedad Gimnástica Española, de Madrid. Dado el presunto bajo nivel que los clubs locales pueden ofrecer frente a sus invitados, previamente a este torneo y coincidiendo en la ocasión, se disputa una eliminatoria a partido único entre el F.C. Valencia y el Alicante Recreation Club para dilucidar quién de los dos pasará a la fase final, saliendo vencedores los primeros y aprovechándose el momento para enfrentarse ambas asociaciones al también club local F.C. Cabañal, reunido expresamente y quien, muy bajo de forma, sufre sendas derrotas. En cuanto al Levante F.C., su papel queda reducido a enfrentarse al equipo juvenil del F.C. Valencia. En el torneo nacional, será el F.C. Barcelona quien se imponga al mostrarse más fuerte.

Después de la competición de la Exposición Regional se emprende la creación de la Federación Regional Valenciana de Clubs de Foot-ball, nombrándose una comisión gestora presidida por Francisco Sinisterra que alerta a los clubs futuribles que presenten su documentación antes del día 7 de septiembre, la fecha oficial de constitución. El primero en hacerlo es el F.C. Valencia, el segundo el Hispano Foot-ball Club, originado en julio y constituido el 4 de agosto con algunos jugadores del anterior, esperando el mes de septiembre para registrar la presencia de España Foot-ball Club, originado en agosto y constituido el 3 de septiembre con Tomás Duch en la presidencia, y Rat-Penat Foot-ball Club, constituido el 7 de ese mismo mes con gran parte de los jugadores que dieron lugar al F.C. Cabañal. El quinto integrante de la constituyente federación, todos ellos de la capital regional, será el Levante F.C., reforzado con algunos miembros que fueran del F.C. Cabañal y con una plantilla todavía demasiado joven.

Respecto al terreno de la Gran Pista, sede oficial de la Exposición Regional, dadas sus características idóneas para este deporte, pasa tras el verano de 1909 a ser sede tanto de F.C. Valencia como del Levante F.C. entre otros clubs para la disputa de los campeonatos regionales.

En 1910 tienen hecho varios sucesos como el del mes de mayo cuando Emeterio Muga funda la Sociedad Gimnástica Valenciana, un club multideportes que integra como sección futbolística al F.C. Valencia, resultando una iniciativa que no cuajará y que terminará en 1911 por desaparecer. Ese mismo año se produce la llegada del salesiano Padre Guillermo Viñas a la ciudad imponiendo el fútbol entre sus discípulos como actividad para fomento del espíritu, surgiendo posteriormente de esta cantera futbolistas que luego serán claves, cerrando 1910 y en tercer lugar la creación en septiembre de la sección futbolística del Patronato de la Juventud Obrera amparada por los jesuitas. En la última semana de 1910, Hispano F.C. y España F.C. se fusionan dando como resultado al Hispania F.C., quien también juega en la Gran Pista.

El año 1912 es un año agridulce por cuanto que en este nace el C.D. Español, fundado por los dos hermanos Milego, los tres Bonora y Gonzalo Medina, con campo sito en la Gran Vía, el Sagunto F.C., con el Padre Viñas al frente, el Eureka F.C. y el Regional F.C., una nueva iniciativa de Emeterio Muga con un campo situado a escasos metros del que posee el C.D. Español. Pasado 1912 el fútbol entra en una profunda depresión y entre 1913 y 1917 tan sólo subsisten algunos clubs destacados como el F.C. Sagunto, C.D. Español y Regional F.C. (el más importante de ellos) ó el Gimnástico F.C., constituido en 1915 por Amadeo Sanchis bajo el auspicio del Patronato de la Juventud Obrera y como continuidad de la estela trazada por el Gimnástico Patronato del P.J.O. infantil nacido en 1910.

Habrá que esperar a 1917 con motivo de la inauguración de la Feria de Muestras de Valencia, a que el Ayuntamiento establezca una Copa con el ánimo de fomentar el fútbol. Este evento será el marco ideal para que el Gimnástico F.C. se luzca y salten a la palestra sociedades como el reaparecido Levante F.C. a finales de 1916, el Deportivo Español de Gonzalo Medina reaparecido en marzo de 1917 y el España F.C. nacido en el mismo año, mostrándose los gimnásticos como los más fuertes de todos los contendientes en contraposición de F.C. Sagunto y un ahora Real Regional F.C. en horas bajas.

En cuanto al Levante F.C., como sucedió con otros clubs del centro histórico y del Cabanyal, tras su periplo inicial en el Campeonato Regional de los primeros años diez donde sufrió grandes goleadas fruto de su juventud y donde aprendió a madurar, desde 1912 se había sumido en un largo letargo que le había ausentado de la competición durante varios años, volcándose en el fútbol infantil de La Platgeta hasta que a finales de 1916 consigue empezar a confeccionar plantillas seniors que hacen que se registre el 8 de octubre de 1919 para competir en la Federación Levantina, denominación adquirida por la antigua federación regional tras sumar a los clubs de Murcia.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1919 – 1920

En enero de 1919, Luís Bonora, jugador del Deportivo Español se rompe una pierna en medio de un encuentro en Elche y a causa de una embolia fallece. Sus compañeros desolados y consternados por tan lamentable pérdida deciden disolver el club, pero el gusanillo del fútbol ha prendido profundamente entre todos y Octavio Augusto Milego (quien desde mediados de 1918 preside el club tras su paso por el F.C. Sagunto), el mes siguiente junto al mecenas Gonzalo Medina (ex también del F.C. Sagunto), Pascual Gascó, Julio Gascó, Fernando Marzal, Salvador Aliaga y Pepe Llorca, todos ellos ex futbolistas, deciden en el Bar Torino la labor de constituir un nuevo club que en el futuro compita con los grandes de entonces a nivel nacional.

El 1 de marzo de 1919, después de varias semanas de gestación y tras muchos rumores en la prensa, quedaba constituido el Valencia Foot-ball Club, teniendo como finalidad la práctica de fútbol como actividad preferente y la de otros deportes como el atletismo. La indumentaria elegida en principio fue camisa blanca y pantalón blanco, adoptando más tarde en 1921 el negro para el pantalón. Como primer presidente de la asociación resultó electo Octavio Augusto Milego, siendo presentada en el Registro del Gobierno Civil el 18 de marzo para empezar de inmediato a localizar jugadores y un terreno donde poder jugar, hallándose este en septiembre de 1919 cuando alquilaron el Campo de Algirós, recinto estrenado el 7 de diciembre frente al Sport Club Castalia. Sus inicios fueron complicados y los clubs rivales existentes en la ciudad pronto lo tomaron como el gran rival a batir por la cualificación de sus jugadores. En 1921 cambian de escudo abandonando el primitivo y adoptando el actual.

1920 – 1930

La década de los veinte se caracteriza por la expansión social que sufre el club, la cual obliga a construir el Campo de Mestalla en 1923 -inaugurado el 20 de mayo con un partido amistoso frente al Levante F.C., y resultado final de 1-0 con gol del delantero valencianista Arturo Montes- y la consecución de diversos Campeonatos Regionales como el de Levante de la 22/23, y los de Valencia de las temporadas 25/26 y 26/27. Destacan dos jugadores, Montes y Cubells, quienes arrastran y dividen a partes iguales a la afición. Famosos son sus duelos iniciales con el Real Gimnástico F.C., Real desde 1926 y gran dominador hasta mediada la década y posteriores con el Levante F.C.. Pese a todo, no alcanzaba notoriedad a nivel nacional y prueba de ello es que no consigue entrar en la Primera División de la temporada 28/29. Aún así disputa una serie final con Real Betis Balompié, Sevilla F.C. y Real Racing Club del que sale este último victorioso para adjudicarse la décima plaza en juego. La entrada de Luís Colina como secretario técnico le va a dar el empuje que necesita. Su debut en Segunda División finaliza con un quinto puesto, mientras es sexto en la 29/30. En la 30/31 es campeón con un gran equipo y asciende a Primera.

1930 – 1940

En los primeros años de los treinta, el club se instala en Primera y el objetivo es asentarse y progresar deportivamente. Se conquistan el Campeonato de Valencia, temporadas 30/31, 31/32, 32/33, 33/34, 37/38 y 39/40, y el de Levante en la 36/37. El club ha crecido enormemente y ya es sin discusión el primero de la ciudad, con una plantilla completamente profesional.

La irrupción de la Guerra Civil en 1936 frena en seco la progresión de un club que sueña con cotas mayores. Pese a ello el Valencia F.C. sigue disputando encuentros y torneos para mantener su plantilla en forma hasta 1938, y prueba de ello es un cuarto puesto en la Liga Mediterránea, celebrada durante la temporada 36/37. Así mismo, el 18 de julio de 1937 disputa la Final de la Copa de la España Libre en Barcelona, perdiendo 1-0 frente al Levante F.C.. Durante el conflicto, su campo sufre cuantiosos daños al ser bombardeado y casi destruido.

1940 – 1950

Tras la contienda entran los militares en la dirección y se acomete la reforma de Mestalla. Luís Casanova accede a la presidencia y con su empeño y una base de jugadores en la que destaca la delantera eléctrica, Epi, Amadeo, Mundo, Asensi y Gorostiza, se consiguen tres Campeonatos de Liga en las temporadas 41/42, 43/44 y 46/47. En 1941 cambia el nombre de la sociedad pasando a llamarse Valencia Club de Fútbol por decreto. En la Copa del Generalísimo se obtiene un triunfo en la edición de 1941 frente al Real C.D. Español tras vencer por 3-1, malográndose las de 1944, 1945 y 1946 frente a Atlético de Bilbao, 0-2 y 2-3, y Real Madrid C.F. por 3-1 en la última edición. En 1949 vuelve a perder en la final, en esta ocasión frente al Atlético de Bilbao por 0-1. Con esta derrota se cierra un ciclo de grandes éxitos deportivos.

El Valencia C.F. es ya un club grande y en la ciudad del Turia tienen lugar varios acontecimientos que son determinantes en el futuro. En septiembre de 1939 se fusionan Levante F.C. y Gimnástico F.C. integrándose este último en el primero quien adopta el nombre de  U.D. Levante-Gimnástico, título que no acaba de gustar y es reemplazado por el de Levante U.D. desde 1941, mientras que en la sede del equipo ché se forma en 1943 el C.D. Mestalla aprovechando la estructura del C.D. Cuenca, un club de barrio. El C.D. Mestalla es diseñado para albergar jóvenes jugadores con proyección y desde su nacimiento será la base de la cantera valencianista.

1950 – 1960

En los años cincuenta entra en escena el suecano Antonio Puchades, el gran capitán valencianista que marcará historia en el club ché. En la Liga surge la novedad de la entrada de extranjeros, beneficiando en gran medida a Real Madrid C.F. y C.F. Barcelona, quienes con mayores presupuestos establecen desde este instante la supremacía. El Valencia C.F. cuenta con buenas plantillas pero la distancia con los dos grandes se incrementa sobremanera. Lo más destacable es la presencia en dos finales de Copa teniendo como rival al C.F. Barcelona. En la edición de 1952 se pierde por 2-4 con dos tantos de Badenes y en la de 1954 se toman venganza ganando por 3-0, con dos tantos de Fuertes y otro de Badenes. Si Puchades es la estrella, el defensa Quincoces es quien le acompaña como colofón en esta década. En octubre de 1957 la ciudad sufrió la embestida del río Túria, cuyas aguas se desbordaron y causaron una gran tragedia humana y social en la ciudad y alrededores. El presidente Casanova dimite en 1959 cerrando un brillante ciclo deportivo que se ve enardecido con la presencia del C.D. Mestalla en Segunda División durante varias temporadas y ensombrecido por la repentina muerte de Luís Colina.

1960 – 1970

La década de los años sesenta se caracteriza por la consecución de varias Copas de innegable valor. La Liga se ha convertido en coto privado para el Real Madrid C.F., auténtico dominador en España y Europa, con alguna incursión del Club Atlético de Madrid. Así, abandonada la idea de conquistar alguna Liga, el Valencia C.F. se concentra en las competiciones coperas. Han llegado las de Europa y la de ciudades en Feria, denominación más tarde sustituida por Copa de la UEFA. El club valenciano se inscribe en esta última y gana la edición de 1962 teniendo como rival al C.F. Barcelona: 6-2 en casa y empate 1-1 en la vuelta, disputada en el Nou Camp. En 1963 repite triunfo, esta vez frente al N.K. Dinamo de Zagreb croata: victoria por 1-2 en la ida y 2-0 en Mestalla. En la edición de 1964 se llega a la final frente al Real Zaragoza C.D. de los cinco magníficos, perdiendo por 2-1 en Barcelona.

La derrota escuece y no será hasta 1967 cuando se consiga un nuevo trofeo, en esta ocasión del Generalísimo, al vencer por 2-1 al Club Atlético de Bilbao, con goles de Jara y Paquito. Destacan en esta década el presidente Julio de Miguel y los jugadores Waldo y Guillot, en sus principios. En el segundo tramo aparecen Juan Cruz Sol, Pepe Claramunt y Roberto Gil. A final de década el club participa en la Recopa, pero sus intervenciones no pasan más allá de las primeras eliminatorias.

1970 – 1980

La década de los años setenta tiene dos partes claramente diferenciadas; en la primera se llega a la final de Copa de 1970, perdiendo con el Real Madrid C.F. por 3-1 cuando todo lo tenían a favor. En abril de 1970 llega Alfredo di Stéfano al banquillo y se consigue milagrosamente la Liga 70/71 en una jornada final de infarto en la que Club Atlético de Madrid y C.F. Barcelona tienen opciones al triunfo y deben jugar entre sí. Estos empatan y pese a la derrota del Valencia C.F. en Sarriá frente al Real C.D. Español por 1-0, los valencianistas salen beneficiados por tener mejor gol average. En la final de Copa de 1971 se pierde tras un fenomenal partido frente al C.F. Barcelona por 3-4 tras prórroga. En la Liga 71/72 se es subcampeón tras perder un encuentro vital en casa frente al Real Madrid C.F. a pocas jornadas del final. Un desconcertante arbitraje de Ortiz de Mendivil le da el trofeo en bandeja al club merengue. En la Copa se pierde una nueva final, en esta ocasión frente al Club Atlético de Madrid por 1-2.

Llegan tiempos de crisis y Francisco Ros Casares accede a la presidencia en 1973. El club tiene un bajo presupuesto y ni en Liga ni en Copa se consiguen buenos resultados. En Europa tampoco. Destaca en esta era la iniciación de las obras de la ciudad deportiva en Paterna y la presencia de grandes futbolistas como el portero Abelardo, Jara, Valdez y Johny Rep.

La segunda parte de la década viene marcada por la llegada en 1976 de José Ramos Costa a la presidencia y se ficha a Lobo Diarte y Kempes. Este jugador marca el tramo final de los setenta, pues personalmente consigue dos Pichichis y el Campeonato del Mundo con Argentina. Se gana la Copa del Rey de 1979 frente al Real Madrid C.F. por 2-0, pero económicamente se inicia un gran endeudamiento, que junto a las obras de ampliación de Mestalla en vistas al Mundial de 1982, suponen un trauma para el club.

1980 – 1990

La década de los años ochenta empieza con el triunfo en la Recopa de 1980, final en la que se enfrentan al Arsenal F.C. de Londres y que concluye con empate a cero. Tras la prórroga llegan los penaltis y tras numerosos lanzamientos el portero Pereira detiene el último y definitivo y consigue el título. Es la época de Carrete, Botubot, Bonhof, Saura, Solsona y el gran Ricardo Arias. En 1981 se consigue la Supercopa de Europa al derrotar al campeón de Europa Nottingham Forest F.C.: derrota por 2-1 en el City Ground, y victoria por 1-0 en casa con gol de Felman. El valor doble de los goles conseguidos fuera de casa le proporciona el título.

En la Liga el club baja muchos enteros y se ve amenazado por perder la categoría. En la temporada 82/83 se salva milagrosamente en el último encuentro al derrotar al Real Madrid C.F. por 1-0 cuando este se jugaba el título y gracias a una serie de combinaciones que se dan entre otros clubs. En la temporada 85/86 la suerte no acompaña, se deben algunas nóminas y los fichajes no responden a las expectativas. Con una plantilla llena de promesas se desciende amargamente tras una nefasta temporada, y pese a ganar en la última jornada, el empate entre Cádiz C.F. y Real Betis Balompié salvó a los gaditanos, condenando al club a su primer descenso de la historia a la categoría de plata. La campaña 86/87 se vive en Segunda División, en una Liga que se disputa con el desastroso Play-off, y que al final se abandona al concluir primero, con 57 puntos y campeón de Liga. Después de tan grande frustración, el Valencia C.F. resurge de sus cenizas y bajo la mano de Arturo Tuzón se enmienda la deuda económica, y bajo el entrenador Víctor Espárrago la deportiva. En la temporada 88/89 finaliza tercero y en la 89/90 segundo. Es la época de Fernando, Voro, Giner y Penev, quienes empezarán la siguiente década.

1990 – 2000

En las primeras ediciones de los noventa, el club se asienta en Primera y participa en Europa, aunque con escaso éxito, y no es hasta la temporada 95/96 cuando vuelve a tener claras opciones de conseguir una Liga con Zubizarreta en la portería y Mijatovic en el centro del campo. En el año 1992 se convierte en Sociedad Anónima Deportiva, cambiando su denominación desde entonces y pasando a ser Valencia Club de Fútbol, S.A.D.. En el verano de 1996 entra Francisco Roig en la presidencia y con él Romario, su gran adalid. El club no prospera y en medio de la crisis deportiva en diciembre de 1997 toma el testigo Pedro Cortés. En agosto de 1998, gana la Copa Intertoto al vencer en la Final al S.V. Wüstenrot Salzburg. Con Rainieri en el banquillo y el protagonismo de Piojo López y Mendieta, se alza la Copa del Rey de 1999 frente al Club Atlético de Madrid al vencer por 3-0.

2000 – 2010

El presente siglo se inicia con Héctor Cuper en el banquillo, con quien se llega a dos finales de la Champions League bajo el nuevo formato. En la edición de 2000, tras superar las dos fases de grupos y eliminar al S.S. Lazio en cuartos y al F.C. Barcelona en la semifinal, pierde la final con el Real Madrid C.F. por 3-0 en un partido marcado por el nerviosismo valenciano. En la de 2001, superadas las fases de grupo, vence en cuartos al Arsenal F.C. en cuartos y al Leeds United A.F.C. en semifinales, cayendo derrotado en la final frente al F.C. Bayern München en los decisivos penaltis, tras empate a uno final con prórroga incluida. Son dos grandes oportunidades perdidas para inscribir las letras del club en oro.

Llega Jaime Ortí a la presidencia y trae de entrenador a un desconocido pero prometedor Rafa Benitez. Con él se forma un equipo muy serio en defensa y oportunista en ataque que proporciona dos Ligas al club en las ediciones 01/02 y 03/04, más una Copa de UEFA en el año 2004 al derrotar al Olympique de Marseille por 2-0, con tantos de Mista y Vicente. Lamentablemente, la entrada de Juan Bautista Soler a la presidencia del club trae una falta de acuerdo con el entrenador y este abandona la entidad. Se ficha como entrenador a Ranieri y se consigue la Supercopa de Europa 2004 al derrotar al F.C. Porto por 2-1 con goles de Baraja y Di Vaio. A partir de este momento la plantilla esta en un periodo de remodelación, con constantes idas y venidas, cambios en presidencia y directiva, y con el objetivo de recuperar pasadas glorias deportivas que traigan gozo a la afición. En la temporada 07/08, se consigue un discreto décimo puesto en Liga, ganándose contra priori la Final de la Copa del Rey ante el Getafe C.F. por 3-1 con goles de Mata, Alexis y Morientes, bajo la batuta de Ronald Koeman.

La sesión 08/09 trae a Vicente Soriano a la presidencia y a Unai Emery al banquillo obteniéndose un discreto sexto puesto que le devuelve a competición europea. En el torneo de Copa es tempranamente apeado y la campaña se caracteriza especialmente por la gran crisis económica que atraviesa la entidad y el escándalo que se produce con el grupo inversor Dalport, empresa con quien afortunadamente no se llega a ningún tipo de acuerdo. En verano de 2009 el principal acreedor de la sociedad, Bancaixa, impone un gestor de confianza para sanear el club, Manuel Llorente, empezándose a reducir la monumental deuda con una ampliación de capital urgente. En el plano deportivo, Emery conduce a los blanquinegros al tercero puesto en Liga gracias especialmente a los goles de su estrella David Villa y a su fortín de Mestalla, no siendo tan afortunado su paso en Copa donde es eliminado en octavos por el Real C.D. de La Coruña: 1-2 en casa y 2-2 en Riazor.

En la nueva Europa League los valencianos se aplican y tras eliminar al noruego Stabaek I.F.: 0-3 en la ida y 4-1 en casa durante la previa; participan en la Fase de Grupos quedando líderes delante de Lille Olympique S.C., Genoa Cricket F.C. y S.K. Slavia Praha. En dieciseisavos superan al Club Brugge K.V.: 1-0 en la ida y 3-0 en casa; en octavos al S.V. Werder Bremen: 1-1 en casa y 4-4 en la vuelta; cayendo en cuartos ante el Club Atlético de Madrid: 2-2 en Mestalla y 0-0 en el Vicente Calderón, que a la postre sería Campeón el equipo rojiblanco.

2010 – 2020

En la temporada 10/11 realizan un papel notable en Liga siendo terceros y encabezando en competencia con el Villarreal C.F. SAD el grupo de sociedades que compiten al margen de unos inalcanzables F.C. Barcelona y Real Madrid C.F., participando en la Liga de Campeones donde son segundos en la Fase de Grupos tras el Manchester United F.C. superando a  Glasgow Rangers F.C. y Bursaspor Kulübü. En Octavos son eliminados por el F.C. Schalke 04 Gelsenkirchen tras empatar 1-1 en Mestalla y perder por 3-1 en la localidad alemana.

En la edición 11/12 el conjunto xè no realiza un buen torneo a pesar de que consigue terminar tercero en Liga -aunque a treinta puntos de los dos primeros- demostrando la gran desigualdad existente, un puesto que certifica su pase a la Liga de Campeones. Clasificado para esta competición en la temporada precedente, su papel es discreto siendo tercero en su grupo precedido por Chelsea F.C. y Bayer 04 Leverkusen F.C. mientras cuarto es el KRC Genk. Eliminado de este campeonato pasa a Dieciseisavos de la Liga de Europa donde supera a Stoke City F.C.; 0-1 en la localidad británica y 1-0 en casa, a PSV Eindhoven F.C. en Octavos; 4-2 en casa y 1-1 en la localidad holandesa y AZ Alkmaar en Cuartos; 2-1 en la localidad holandesa y 4-0 en casa, cayendo en Semifinales ante el Club Atlético de Madrid SAD; 4-2 en la ida y 0-1 en casa.

La obra del  nuevo estadio que albergará futuros éxitos situado en la Avenida de las Cortes Valencianas se encuentra detenida, estando los nuevos tiempos marcados por la rigidez económica que ha desembocado en la venta de sus principales figuras, David Villa al F.C. Barcelona, David Silva al Manchester City F.C. y Juan Mata al Chelsea F.C., para poder hacer frente a  parte de la deuda a corto plazo.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Historia del Levante U.D. Felip Bens y José Luis García Nieves. Editorial L’Oronella (2009).
  • Historia del Valencia C.F.. Jaime Hernández Perpiñá. Ediciones Danae (1974).
  • La Gran Historia del Valencia C.F.. Jaime Hernández Perpiñá. Levante-EMV (1994).
  • Un siglo de fúbol en la Comunidad Valenciana. Antonio Egea y Alfonso Gil. Comunidad del Libro (1998).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Voz Valenciana. Diario.
  • Valencia Sportiva. Publicación deportiva.
  • Valencia Deportiva. Publicación deportiva.
  • Levante Deportivo. Publicación deportiva.
  • Sport Valenciano. Publicación deportiva.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.levante-emv.com Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Real Racing Club, S.A.D.

 

 

Escudo Real Racing C. de Santander, S.A.D.

 

PLANTILLA 2019-2020:

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Racing Club de Santander, S.A.D.
  • Ciudad: Santander
  • Provincia: Cantabria
  • Comunidad Autónoma: Cantabria
  • Fecha de constitución: 24 de junio de 1913
  • Fecha de federación: 14 de noviembre de 1914

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Santander Racing Club (1913-1922)
  • Real Racing Club de Santander (1922-1931)
  • Racing Club de Santander (1931-1940)
  • Real Racing Club de Santander (1940-1941)
  • Real Santander Sociedad Deportiva (1941-1972)
  • Real Racing Club de Santander (1972-1992)
  • Real Racing Club de Santander, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Segunda División:

  • 1949/50
  • 1959/60

4 Ligas de Segunda División B:

  • 1990/91
  • 2013/14
  • 2015/16
  • 2018/19

3 Ligas de Tercera División:

  • 1943/44
  • 1947/48
  • 1969/70

 

ESTADIO:

  • Nombre: Campos de Sport de El Sardinero
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Nuevos Campos de Sport de El Sardinero (1988-)
  • Capacidad: 22.271 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campos de Sport de El Sardinero (1913-1988)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

 

ESCUDOS DEL REAL RACING CLUB, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL REAL RACING CLUB, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SANTANDER:

La ciudad de Santander, capital y municipio más poblado de la comunidad uniprovincial de Cantabria con algo más de ciento setenta mil habitantes, es un importante centro logístico y comercial dotado con una amplia gama de actividades dedicadas al sector servicios primordialmente, conservando gracias a su situación junto al mar y la bahía que recibe su mismo nombre, un importante tráfico marítimo con ciudades del sur británico del que llegan numerosos grupos de turistas.

En cuanto al fútbol, empezó a rodar el balón en la ciudad de Santander allá por el año 1902 cuando en unos terrenos situados en el Hipódromo de La Albericia, una veintena de jóvenes distribuidos en dos equipos de diez miembros y sin árbitro empataron a dos tantos un 11 de agosto. Esta entidad fue denominada Cantabria Foot-ball Club y su vida fue muy efímera, desapareciendo al poco tiempo de constituirse. La llama del fútbol ya había prendido sin embargo en la juventud local y pronto a esta entidad pionera le siguió en este mismo año el primitivo Santander Foot-ball Club, entidad esta que jugaba en el campo abierto de El Sardinero.

En 1903 hacia el 15 de marzo surge el Montañés F.C., sociedad a la que una semana más tarde se sumará The North F.C., cuyos miembros más tarde adoptarán el nombre de Real Club Sport El Norte, aunque también de corta vida como sus antecesores. Esta sociedad fue la que por vez primera se enfrentó a un club bilbaíno formado por la selección de varios clubs entre los cuales figuraban jugadores procedentes del Unión F.C., Athletic Club de Bilbao e Iberia F.C.. Era 1903 y se jugó en La Albericia, aunque en esos tiempos se venía empleando igualmente un campo situado en los terrenos de Castañeda. Posteriormente, en 1904 aparecen las sociedades La Montaña en el mes de junio y Orión en julio, mientras que el Volante lo hace en el año 1906.

El fútbol organizado todavía no había llegado y entre los años 1905 y 1907 eran varios los equipos locales que se formaban ocasionalmente para enfrentarse a clubs vecinos o de tripulaciones inglesas que atracaban en el puerto, como es el caso de la Sociedad Sportiva Santanderina nacida en 1905. Es en junio de 1907 cuando se funda el nuevo Santander Foot-ball Club con algunos de los jugadores que habían debutado en el desaparecido Cantabria F.C., vistiendo con camiseta blanca y pantalón azul, aunque previamente ya existía desde escasa semanas el Escolar, una sociedad compuesta por ciclopedistas de la Unión Ciclista Santanderina que perseguían con el fútbol mantenerse en forma cuando el tiempo lo tenían en contra. El Santander F.C. disputa encuentros con la recién creada Sociedad Gimnástica de Torrelavega y algún que otro club de la zona, siendo esta la actividad deportiva que mantuvo la sociedad durante varios años hasta 1911, año en que participa en la Copa de España. Previamente en 1910, había recibido de S.M. el Rey Don Alfonso XIII el tÍtulo de Real, de modo que pasó a denominarse Real Santander F.C..

Pero el fútbol santanderino no se detiene aquí y nuevos son los clubs que inician sus primeros pasos dentro del panorama deportivo local, caso de el Strong F.C., la Recreativa Infantil, la Plazuela y la Tierruca en 1907; y la Camelia, la Sportiva España, el Comercial F.C., el Hispania y la Victoria, a lo largo de 1908. En 1910 las sociedades Sportiva España y Comercial F.C. se fusionan creando el Sporting Club de Santander, mientras que en 1911 surgen la Nueva España y el Sardinero F.C., absorbiendo ese año el Real Santander F.C. al Sporting Club de Santander.

HISTORIA DEL CLUB:

1913 – 1920

Desde su fundación en 1907 hasta 1915, el Real Santander F.C. es el principal club de la ciudad montañesa aunque a principios de los años diez el Strong F.C., gracias a la calidad de sus hombres, llega a tutearlo. Durante estos primeros años nuevas entidades se suman al entorno balompédico como el Ariñ y el Deportivo, siendo un grupo de miembros relacionados con el Escolar quienes en febrero de 1913 empiezan a dar forma a un embrionario Racing Club jugando el 23 de febrero con el Strong F.C. su primer encuentro. Esta flamante sociedad, tras unos meses de acoplamiento, se constituye oficialmente el 24 de junio bajo el nombre de Santander Racing Club en honor al Racing Club, de Irún, proclamado reciente Campeón de España en el mes de marzo, siendo su primer presidente Ángel Sánchez Losada. La nueva entidad, fruto de su buen hacer, en un par de años crecerá en importancia y le quitará la supremacía al otrora potente Real Santander F.C., convirtiéndose por su incesante movimiento en la más prometedora de Cantabria. La actividad futbolística de Santander no se detiene en este punto y la ciudad es cuna de otros clubs que emergen como setas, especialmente infantiles, manifestándose un gran fervor popular el cual supone que este deporte desencadene la aparición de la S.D. Eclipse F.C. y de la S.D. Unión Montañesa, ambos igualmente con gran potencial futbolístico.

El Santander Racing Club vestirá en su primera indumentaria camisa roja con mangas y pantalón blancos, los colores del Sporting Club, de Irún, al desplazarse hasta dicha localidad para adquirirlos y gustarles más que los del vecino Campeón de España, el Racing Club del que toma nombre, empezando a jugar en el recién estrenado Campo de Sport de El Sardinero. El conjunto rojiblanco pronto toma la iniciativa en el liderato local y gracias a la calidad de su plantilla conquista la Copa Luís Redonet ese mismo año. La buena marcha deportiva en unión a su ambición, provoca que el club decida inscribirse el 14 de noviembre de 1914 en la por entonces Federación del Norte, organismo con sede en Bilbao fundado apenas un año antes donde es admitido sin problemas. El 3 de junio de 1915, tanto Real Santander F.C. como el Santander Racing Club, llegan a la mismísima final provincial. En este gran duelo, esperado por todos los aficionados, se imponen finalmente los del Real pero el Racing Club denuncia al primero por alinear de forma ilegal a tres jugadores no inscritos previamente al encuentro. La Federación del Norte, informada por el altercado, analiza la situación planteada y decide como medida de apaciguamiento repetir el encuentro, encontrándose con que el Real Santander F.C. no acepta la iniciativa administrativa ante lo cual, de forma sorprendente, se determina finalmente que se dé por ganada al Racing Club.

En noviembre de 1915 el histórico Real Santander F.C. ante el lamento y frustración de sus seguidores y simpatizantes, toca fondo en medio de una gran crisis y sin alternativa a su destino desaparece. Gran parte de sus jugadores, desamparados ante tan dramático suceso, ingresan en el vecino y hasta entonces rival Santander Racing Club, sociedad esta última que a partir de este instante decide por unanimidad de sus socios vestir como lo hacía el desaparecido Real Santander F.C., es decir, camisa blanca con pantalón negro. Posteriormente algunos ex-socios del Real Santander F.C., nostálgicos de su pasado, deciden constituir un nuevo Santander F.C. el cual, debido a una falta sólida de cimientos, no obtendrá demasiado éxito y durará hasta finales de los años diez.

Desde 1916 hasta 1922 el Santander Racing Club disputa los Campeonatos Regionales organizados por la Federación del Norte pasando por varias de sus categorías sin demasiado éxito ante el potencial de sus rivales vascos, por entonces provistos de un elevado nivel. Los problemas que origina la Federación del Norte a los clubs cántabros no se ciñen al ámbito exclusivamente deportivo pues, en medio de un dominio abrumador del Athletic Club, de Bilbao, los clubs guipuzcoanos también reclaman mayor justicia y equidad en el trato que reciben. Tras varios encontronazos, desavenencias y disputas no satisfechas, los clubs guipuzcoanos deciden en 1918 todos en bloque separarse, iniciativa que los cántabros no tardarán demasiado en replicar.

1920 – 1930

Con el cambio de década y persistencia de los problemas, el punto de inflexión llega en 1922 cuando, de forma arbitraria, la Federación del Norte pasa a denominarse Federación Vizcaína. Esta solución, que los cántabros no comparten, conduce a su declaración de independencia quedando en septiembre constituida la Federación Regional Cántabra de Clubs de Foot-ball tomando, como era previsible, el Real Santander Racing Club un papel preponderante. Entre 1922 y 1928 el club montañés gana varios Campeonatos Regionales y participa en el Campeonato de España, por entonces el máximo escaparate a nivel nacional. Como el número de rivales regionales de entidad es escaso, el club disputa numerosos amistosos con clubs de toda España con el fin de foguearse y aumentar su competitividad. En noviembre de 1922, siendo presidente Emilio de Arri y cumpliendo una vieja aspiración, el club montañés recibe de manos de S.M. el Rey D. Alfonso XIII el título de Real, pasando a ser denominado Real Racing Club de Santander.

En 1928, bajo la presidencia de Fernando Pombo Ibarra en el club, la Real Federación Española de Fútbol decide, promovida por sus discípulos más aventajados, organizar el Campeonato de Liga estableciendo dos categorías máximas con distinto nivel. La décima plaza se encuentra libre y cuatro clubs se dirimen el puesto vacante para lo cual se organizan una serie de eliminatorias entre sí con premio para el vencedor; Valencia F.C., Real Betis Balompié, Real Santander Racing Club y Sevilla F.C. son los cuatro opositores. El beneficiado, contra todo pronóstico, es el club santanderino quien de forma brillante se convierte en uno de los diez integrantes que disputan el primer Campeonato de Liga de Primera División. El debut durante la campaña 28/29, pese a tener una buena plantilla, no es satisfactorio y acaba décimo y último teniendo que disputar una eliminatoria a doble encuentro con el Sevilla F.C. para conservar la plaza adquirida recientemente. En Sevilla pierde 2-1, pero en casa vence 2-0, resolviendo deportivamente su futuro entre la élite. Mejor resultará la temporada 29/30 cuando concluya octavo.

1930 – 1940

En la temporada 30/31, recién estrenada la nueva década, se consigue la mejor clasificación de su historia al acabar subcampeón empatado a puntos en un triple empate en cabeza con Athletic Club, de Bilbao y Real Sociedad de Fútbol. Es la época de los Mendaro, Ceballos, Ibarra, Telete, Cisco, Zubieta y Baragaño entre otros destacados jugadores que hacen resonar el nombre de la ciudad en todo el país. El Real Racing Club de Santander, proclamada la II República y prohibido por el nuevo régimen el uso de referencias monárquicas, adquiere en 1931 el nombre de Racing Club de Santander, denominación con la que es cuarto clasificado en la campaña 31/32 aunque sin opciones de ganar el título. El club montañés junta un gran potencial y reúne muchos aficionados allá donde juega, resultando más discreta la edición 32/33 al terminar en octavo puesto debiendo esmerarse al máximo para conservar una plaza en la categoría. Contar con jugadores como Cisco y Telete no es suficiente, siendo vital la aportación de Pombo en la sesión 33/34 para ser tercero en Liga a cinco puntos del Athletic Club y tres del Madrid F.C.

En la temporada 34/35, con un campeonato compuesto por doce participantes desde años antes, el club da un paso atrás y sin Telete pero con la participación del goleador Arteche, concluye en décimo puesto aunque no se padece por un posible descenso. Pasado el verano de 1935 se cambia el tridente ofensivo juntándose Larrinaga, Chas y Milucho a los que se les une Cuca, cuajándose un notable torneo 35/36 en el que se termina en cuarto puesto a cuatro puntos del Athletic Club teniéndose opciones al título. Son los mejores años en la historia del club con José María de Cossío en la presidencia, quedando su progresión repentinamente cortada con el estallido de la Guerra Civil en julio de 1936. Fracasado el levantamiento de los sublevados en la cornisa cantábrica, Santander quedó en manos de las tropas fieles de la República sufriendo la ciudad constantes bombardeos aéreos hasta que, en agosto de 1937, las tropas nacionales la tomaron.

Reducida la ciudad e impuesto el nuevo régimen político, el Racing Club de Santander en julio de 1938 ya estaba reorganizado tras casi dos años de inactividad forzosa y siendo presidente Arnaldo de la Llama, disputando frecuentes encuentros amistosos frente a rivales de su provincia y de las colindantes alejadas de la batalla. A principios de 1939 se participa en el Campeonato de España donde no concurren los clubs emplazados todavía en zona republicana, reanudándose la actividad oficial en todo el país a partir de verano cuando se organiza el primer campeonato de Liga de posguerra. La temporada 39/40, con un equipo de circunstancias que no rinde como se esperaba, es nefasta y el club montañés concluye decimosegundo y colista con sólo seis victorias, un empate y quince derrotas que le condenan a perder la categoría.

1940 – 1950

Iniciados los años cuarenta, esta década va a ser muy distinta a la anterior donde el club montañés gozó de gran protagonismo y se mantuvo, con acierto, entre la élite del fútbol nacional pese a la dificultad que entrañaba. Emplazado en Segunda División, una categoría que acaba de ser subdividida en dos grupos donde antes nunca se había militado, en 1940 De la Llama es sustituido en la presidencia por Rafael Pombo Alonso-Pesquera consiguiéndose de la Federación Española restituir el tradicional nombre de Real Racing Club de Santander. Terminado el campeonato 40/41 en sexto puesto, la denominación pronto es variada al considerar las autoridades que el uso de extranjerismos perjudica al idioma español, prohibiéndose expresamente su uso a la vez que se amplia, de forma arbitraria, a las lenguas del este peninsular. El club montañés pasa a titularse Real Santander Sociedad Deportiva, ocupándose el cuarto puesto en la Liga 41/42 dentro del Grupo I. En la edición 42/43 el primer equipo queda séptimo en el Grupo I debiendo disputar una Promoción de Permanencia que no supera al ser precedido por el C.D. Baracaldo-Oriamendi, perdiendo la categoría y viéndose condenado a jugar en la Primera Categoría Regional.

Para su fortuna, gracias a la intervención de la Federación Española que promueve una tercera categoría para los clubs modestos y aquellos punteros en horas bajas titulada Tercera División, los cántabros encuentran alojamiento en ella participando en el Grupo II con diez clubs inscritos que terminan liderando y conquistando el título. Clasificado para disputar la Promoción de Ascenso, en esta fase se concluye en primer puesto precediendo a Club Ferrol, C.D. Cacereño y C.D. Logroñés obteniendo, tras mucho esfuerzo, retornar a Segunda División. Presidido el club desde 1943 por César Hermosilla, el regreso a esta categoría se efectúa en un grupo único de catorce participantes donde se alcanza el sexto puesto en la temporada 44/45, siendo noveno en la campaña 45/46 y decimosegundo en la sesión 46/47 ya bajo la presidencia de Ramón Santiuste, plaza que le obliga a disputar una Promoción de Permanencia frente al aspirante Real Valladolid Deportivo quien le supera por 3-1 en encuentro jugado en el neutral Estadio de Bellavista de la ciudad de Oviedo.

Tras la dimisión de Ramón Santiuste llega a la presidencia Luis Pombo Noriega con quien, ya en la edición 47/48, se alcanza el primer puesto en Liga y el pase a la Fase Intermedia, resuelta con éxito al superar a U.D. Salamanca, Club Atlético Osasuna y Pontevedra C.F. Todavía queda un último escollo en forma de Fase Final, torneo donde se han clasificado los primeros y segundos de los dos grupos de la Fase Intermedia, precediendo y con ello logrando el ascenso a Gerona C.F., U.D. Salamanca y U.D. Melilla. Convertido en un club ascensor, la temporada 48/49 es la primera de Manuel San Martín Nava al frente del club participando en el grupo único de Segunda División, competición donde queda decimoprimero debiendo apurar al máximo para no perder la categoría recién conquistada. En la campaña 49/50 la división de plata queda subdividida en dos grupos, actuando los cántabros en el Grupo I o Norte, donde se proclaman Campeones. Dicho puesto les permite promocionar para tratar de ascender a Primera División, encabezando la Fase Final de forma brillante al superar a U.D. Lérida, Club Real Murcia y C.D. Alcoyano por lo que asciende a la élite nacional.

1950 – 1960

Los años cincuenta se pueden dividir claramente en dos partes bien definidas, una inicial con el club situado en Primera Divisió y una final, a partir de 1955, inmerso en Segunda División. La primera, iniciada en la temporada 50/51, contempla al club montañés de nuevo en la primera categoría nacional. Presidido por Manuel San Martín, los cántabros consolidan la categoría recién adquirida alcanzando el décimo puesto, pasando mayores apuros en la campaña siguiente 51/52 cuando, decimocuartos, han de defender su plaza en una Promoción de Permanencia de la que salen airosos al quedar terceros tras C.D. Mestalla y Real Gijón. En la sesión 52/53 el Real Santander S.D. elude la Promoción de Permanencia al ser decimoprimero, relevando Basilio de la Riva a San Martín en 1953 para concluir la edición 53/54 en octavo puesto. Peor resultará la temporada 54/55 pues, con nueve victorias, dos empates y diecinueve derrotas, sumando ochenta y uno goles en contra se concluye decimoquinto dando término a una meritoria etapa con cinco temporadas consecutivas entre los grandes.

La segunda parte, siempre en Segunda División, se inicia con la elección en 1955 de Ricardo Naveda como nuevo mandatario. La categoría, subdividida en dos grupos, uno norte y uno sur, vislumbra al club montañés en el Grupo I atravesando diversas vicisitudes que tan pronto lo observan en puestos de la zona media-baja como aspirante al ascenso. En la temporada 55/56 se es decimoprimero en un discreto torneo, mejorando sensiblemente en la campaña 56/57 cuando se concluye octavo. La edición 57/58, con una renovada plantilla, es significativamente mejor y se eleva hasta el tercer puesto aunque no se tiene posibilidades reales de alcanzar al Real Oviedo C.F., resultando una decepción la sesión 58/59 al retroceder hasta la novena plaza. En la temporada 59/60, bajo la presidencia de José Vidal de la Peña y la dirección técnica de Louis Hon, el equipo responde de forma excelente y con diecisiete victorias, ocho empates y cinco derrotas, se conquista la primera plaza y el ascenso directo a Primera División.

Como curiosidad hay que comentar que entre los años cuarenta y cincuenta el club suele alternar la camisa blanca con la verdiblanca sin orden preestablecido y que, a mitad de los cincuenta, se adquiere en propiedad los Campos de Sport del Sardinero hasta la fecha en arriendo.

1960 – 1970

La década de los años sesenta se empieza en la división de honor con un equipo que consigue al término de la temporada 60/61 concluir en la decimosegunda plaza. Lejos de estabilizarse, en la siguiente campaña 61/62 el primer plantel  lucha por evitar el descenso directo y, a poder ser, la Promoción de Permanencia. Esta última no se consigue eludir y, en eliminatoria con doble encuentro ante el C.D. Málaga, se pierde en la capital andaluza por 3-0 mientras se vence en casa por 1-0, resultados que le hacen retornar a Segunda División. en esta categoría, dentro del Grupo I, la edición 62/63 se cierra con el tercer puesto perdiéndose la oportunidad de promocionar, accediendo en 1963 a la presidencia José Luis Terán de forma provisional para ser sustituido por Luis Sedano. En la sesión 63/64, todavía con buenos jugadores, se concluye en el cuarto puesto, retrocediéndose en la temporada 64/65 al terminar sexto y más aun en la 65/66 con la octava plaza.

A mitad de década el Real Santander S.D. entra en crisis y poco a poco pierde fuelle. De ser considerado aspirante al ascenso pasa a luchar por escapar de la zona baja, hecho que no podrá evitar en la temporada 66/67 al ser decimosegundo y peor resultará en la campaña 67/68 cuando, decimoprimero, pierde la categoría a consecuencia de la reestructuración que experimenta la categoría de plata al quedar reducida de dos a un sólo grupo. Con Valentín Valle López al frente de la sociedad, el descenso a Tercera División es un palo para la institución cántabra, acostumbrada en las últimas décadas a competir dentro del fútbol profesional. Dispuesto a salir del pozo lo antes posible, en la temporada 68/69 se configura una plantilla con opciones reales de ascenso que no se materializan pues, segundo clasificado tras el Bilbao Atlético, la posibilidad de disputar la Promoción de Ascenso se esfuma definitivamente. En la campaña 69/70, con dos derrotas en Liga, se consigue el primer puesto y el pase a la Promoción de Ascenso, fase donde es superado por el Cádiz C.F., conjunto andaluz con el que se empata en la ida 0-0 y en casa se cae derrotado por un inesperado 0-1. Perdida esta primera oportunidad todavía le resta una última ante el C.D. Ilicitano, club de la localidad alicantina de Elche con el que se empata 2-2 en la ida y en casa 0-0. Estos resultados le obligan a disputar un encuentro de desempate en campo neutral, determinando la Federación Española el Estadio Santiago Bernabéu como sede en la que los montañeses se imponen por 1-0 y consiguen el ascenso a Segunda División.

1970 – 1980

A principios de los años setenta, el club ya cuenta con una plantilla en la categoría de plata. El objetivo, conocidas sus posibilidades, es mantenerse en una categoría con un nuevo sistema competitivo donde, cualquier resbalón, puede suponer disputar una peligrosa Promoción de Permanencia o caer nuevamente a Tercera División. La temporada 70/71, afortunadamente para sus intereses, termina con el puesto decimotercero pero, ya en la campaña 71/72, se retrocede hasta la decimoquinta plaza. El club montañés se juega su continuidad ante el aspirante U.D. Salamanca, conjunto charro al que se vence 2-0 en casa y, de nuevo, una semana después 0-1 en la capital castellano-leonesa. Salvados los papeles casi in extremis, en la edición 72/73 se recupera oficialmente la denominación Real Racing Club de Santander tras treinta años de prohibición, realizándose bajo la dirección de José María Maguregui un gran torneo en el que termina tercero tras Club Real Murcia y Elche C.F. por lo que asciende a Primera División. De nuevo entre la élite, bajo la presidencia de José Manuel López-Alonso y la batuta de Maguregui, quien repite en el banquillo, la temporada 73/74 se vive con apasionamiento pero desenlace fatal pues, a dos puntos de la permanencia, el club montañés termina decimoséptimo descendiendo a Segunda División.

La desilusión dura poco y en la temporada 74/75, de nuevo bajo la dirección de Maguregui, en un emocionante y disputado torneo se termina segundo empatado a puntos con el Real Oviedo C.F. y un punto por encima del Sevilla C.F. en lo que supone un nuevo ascenso a Primera División. Convertido en un equipo ascensor, en la campaña 75/76 Maguregui sigue con las riendas dejando al conjunto cántabro en una meritoria decimosegunda plaza que, en la edición siguiente 76/77, se convertirá en decimoquinta suponiendo la despedida del técnico vizcaíno. La sesión 77/78 comienza con nuevo inquilino en el banquillo con Nando Yosu, técnico de la casa con el cual se concluye decimotercero en Liga mientras que en la temporada 78/79, iniciada con Yosu, debido a los malos resultados la culmina Santiago Gutiérrez con el que, decimoséptimo, se desciende a Segunda División. En la categoría de plata, con Laureano Ruiz y Manuel Fernández “Moruca”, los montañeses serán decimosextos eludiendo el descenso a Segunda División B de forma milagrosa y por un escaso punto.

1980 – 1990

Iniciado su mandato en 1979, con José Luis Cagigas el club accederá una vez más a Primera División, aunque con el papel de equipo ascensor, siendo sus participaciones en esta categoría en tramos cortos. Confiada la dirección de la plantilla a Manuel Fernández “Moruca”, en la temporada 80/81 se es tercero tras C.D. Castellón y Cádiz C.F. en un quíntuple empate en cabeza dentro de uno de los campeonatos más igualados de la categoría de plata que se recuerdan. El ascenso, vitoreado por todos sus seguidores, abre un plazo de dos temporadas entre la élite siendo decimosegundo en la campaña 81/82 y decioctavo y colista en la sesión 82/83 siempre con su técnico talismán Moruca. Es la época de los Sañudo, Chiri, Mantilla, Verón y Quique Setién entre otros y durante su paso por la Segunda División en la temporada 83/84, ahora bajo el técnico Maguregui, se ve beneficiado junto a otros clubs por el Reglamento del Campeonato que impide a los dos primeros clasificados, Castilla C.F. y Bilbao Athletic, ascender a Primera División por su condición de filiales respectivamente de Real Madrid C.F. y Athletic Club, de Bilbao. Cuarto en el torneo tras el Hércules C.F., ambas plazas serán para los montañeses y el Elche C.F., quinto clasificado.

Con la temporada 84/85 empieza un nuevo ciclo en Primera División donde José Luis Maguregui, técnico de confianza del club santanderino, se hará cargo durante tres campeonatos consecutivos de la dirección del primer equipo caracterizándose todos por su objetivo: conseguir la continuidad. En su primera participación, la mejor de las tres, se concluye en decimoprimero puesto, siendo la campaña 85/86 muy similar con la decimosegunda plaza mientras que en la sesión 86/87, con un plantel más flojo, no se puede evitar el descenso al terminar decimoséptimo, alejado en puntos de la permanencia matemática. En 1987 Emilio Bolado es elegido presidente con la firme propuesta de construir un nuevo estadio que sustituya a los viejos Campos de Sport del Sardinero que ofrecen un aspecto alejado a los tiempos que corren. El desarrollo de la obra, iniciada en los terrenos anexos al viejo estadio y de la que se espera tarde algunos meses en terminarse, coincide con el último encuentro de Liga en el vetusto Sardinero ante el Granada C.F. en fecha 15 de mayo de 1988 con empate 0-0, procediéndose a su demolición el 17 de junio.

Decimocuarto en el campeonato 87/88, el 20 de agosto se estrenan los Nuevos Campos de Sport de El Sardinero con un encuentro entre los locales y el Real Oviedo C.F. que se salda con un 0-2 para los asturianos, estableciéndose a continuación la inauguración oficial mediante un encuentro amistoso donde se enfrentan Real Madrid C.F. y el conjunto británico Everton F.C. con resultado de 2-0 para los madridistas anotando el primer tanto Butragueño. El nuevo recinto es una maravilla por su comodidad y grandes condiciones y en la campaña 88/89, con José Armando Ufarte, se termina quinto en Liga. Muy distinta será, sin embargo, la edición 89/90. Con un plantel sin figuras y un presupuesto más reducido, ni Ufarte ni Antonio Martínez “Pachín”, logran enderezar un proyecto que termina decimoséptimo y con el club en Segunda División B, tercer nivel nacional que no se ocupa desde 1970.

1990 – 2000

La Segunda División B, un pozo para los clubs con cierto prestigio y una ruina para aquellos con escasas posibilidades económicas, se convierte durante la temporada 90/91 en la compañera de andanzas del club montañés, tremendamente interesado en abandonarla lo antes posible. Para ello se firma a Félix Bardera “Felines” al que se le prepara un equipo de garantías, consiguiendo el técnico abulense el primer puesto del Grupo II con dos puntos de ventaja sobre el Deportivo Alavés. Clasificado para la Promoción de Ascenso, en esta fase resulta Campeón igualado a puntos con el Cartagena F.C. del que le separa un solo gol, suficiente para regresar a Segunda División quedando detrás Getafe C.F. y Córdoba C.F. De nuevo en la categoría de plata, “Felines” dirige la plantilla de la campaña 91/92 en la que se ocupa el décimo puesto, encargándose Francisco García “Paquito” de hacerse con el cargo en la edición 92/93 para llevar al club hasta el tercer puesto en franca lucha con U.E. Lleida y Real Valladolid C.F. El sistema competitivo permite ascender directamente a Primera División a los dos primeros clasificados por lo que el Real Racing Club de Santander ha de conformarse con la Promoción. En esta eliminatoria a cara o cruz, consigue superar al R.C.D. Español tras vencer 0-1 en la capital catalana y, en la vuelta, empatar 0-0 en un abarrotado Sardinero.

Cumpliendo con la nueva normativa que exige el C.S.D. para los clubs profesionales, el 17 de octubre de 1992 después de muchos meses de trabajo en los despachos el club se convierte en Sociedad Anónima Deportiva pasando a denominarse Real Racing Club de Santander, S.A.D. Conseguido el ascenso y la conversión con Francisco Mora en la presidencia, los montañeses emprenden una fructífera etapa en la máxima categoría del fútbol nacional que se alargará durante ocho temporadas consecutivas viviéndose en el Nuevo Sardinero todo tipo de vicisitudes pero con el gozo de estar entre los grandes.

Con Javier Iruretagoyena “Irureta” en el banquillo, la campaña 93/94 es notable alcanzándose el octavo puesto con una plantilla que es la revelación del torneo. Son los años de Quique Setién, Geli, Pablo Alfaro, Popov y Radchenko a los que, en la edición 94/95 dirigirá Vicente Miera para terminar en decimosegundo puesto. En la sesión 95/96 Miera empieza con mal pie y, debido a los malos resultados, Nando Yosu consigue evitar el descenso incluso la temida Promoción al ser decimoséptimo en un torneo donde compiten hasta veintidós participantes. En 1996 Manuel Huerta Castillo pasa a ocupar la presidencia siendo Marcos Alonso el encargado de conducir la primera plantilla en el curso 96/97 realizándose un campeonato irregular en el que se concluye decimotercero, muy similar al de la sesión 97/98 en el que se es decimocuarto empezándolo Marcos Alonso mientras Nando Yosu lo termina.

Con apuros deportivos pero con la fortuna de seguir en Primera División, la temporada 98/99 se empieza con Nando Yosu al que no le ruedan bien las cosas siendo sustituido brevemente por Miguel Sánchez en espera de que Gustavo Benítez se haga cargo de la plantilla y finalice el ejercício con un discreto decimoquinto puesto. En la campaña 99/00 que cierra la década, Benítez seguirá al frente a lo largo de todo el torneo a pesar de lidiar con el descenso, repitiendo el decimoquinto puesto del campeonato anterior. Jugadores como Ceballos, Mellberg, Arzeno, Sietes, Amavisca, Salva, Munitis o Vivar Dorado entre otros, serán los protagonistas de esos años.

2000 – 2010

El club cántabro es ya en la primera década del nuevo siglo un club moderno y entre sus ambiciones está el militar el mayor periodo de tiempo posible en Primera División, no siendo descartable la presencia en un futuro en la Copa de la UEFA. Tras el ascenso vivido al término de la campaña 01/02, los santanderinos encadenan cuatro campañas consecutivas en las que viven al filo de la navaja, consiguiendo mantenerse gracias a sprints finales de Liga y a carambolas con terceros. En la temporada 06/07 mejoran sus prestaciones deportivas y realizan un buen campeonato que les conduce al décimo puesto, uno de los más tranquilos en los últimos tiempos, mejorado extraordinariamente en la sesión 07/08, cuando de la mano del técnico Marcelino García Toral se encaraman hasta la sexta plaza en medio de un plantel en el que destacan: Pedro Munitis, Nicola Zigic, Garay, Toño, Colsa y Duscher, entre otros. El club consigue entrar por méritos propios en la Copa de la UEFA.

En la campaña 08/09, Marcelino es sustituido por López Muñiz en el banquillo, debutando en competición europea frente al F.C. Honka Espoo finlandés, 1-0 en casa y 0-1 en la vuelta en la ronda preliminar. En la liguilla se enfrentan en Enschede al F.C. Twente: 1-0; al F.C. Schalke 04 en casa: 1-1; al Paris Saint-Germain F.C.: 2-2 en la capital francesa; y finalmente al Manchester City F.C. en casa: 3-1, resultando estéril esta victoria para seguir en competición. En Liga ocupan un discreto duodécimo puesto. La sesión 09/10 presenta altibajos deportivos entre los que destacan la aparición de su joven estrella Canales, y las luces y sombras que sufre el equipo en el torneo liguero. Fruto de estos escarceos futbolísticos, Juan Carlos Mandiá es sustituido en las primeras jornadas por Miguel Ángel Portugal con quien se mejora en sus primeras jornadas y quien experimenta un franco retroceso en el tramo final del campeonato, teniendo los racinguistas que apretar el acelerador para evitar el descenso. En Copa alcanzan las semifinales siendo apeados por el Club Atlético de Madrid al ser derrotados en la ida por 4-0 e imponerse los cántabros en casa con un escaso e insuficiente 3-2.

2010 – 2020

Recién iniciada la nueva década, el Real Racing Club de Santander que sigue conservando su plaza en Primera División, empieza a mostrar síntomas de agotamiento económico convirtiéndose en un club apetecible para la llegada de un inversor que no tarda demasiado en presentarse. El ciudadano indio Ahsan Ali Syed, empresario quien promete una elevada suma de dinero en los próximos años para garantizar la viabilidad del proyecto, accede en enero de 2011 a la gestión de la sociedad pareciendo ser el remedio a todos los males financieros. No será así. Deportivamente la temporada 10/11 funciona meridianamente bien pues, dirigidos por Miguel Ángel Portugal en principio y Marcelino García Toral en los últimos encuentros, el equipo salva la categoría y termina decimosegundo. Con el avance del verano de 2011 surgen en prensa los trapos sucios que envuelven al empresario indio y, presionado éste, se da a la fuga quedando el club cántabro en una maltrecha situación. En octubre dimite el Consejo de Administración en bloque con el hasta ahora presidente Francisco Pernía Calvo y se anuncia que, debido a una deuda de 37 millones de euros, el club se acoge a la Ley Concursal. Ángel Lavín Iglesias es el nuevo presidente y la campaña 11/12 supone la despedida momentánea de los cántabros de Primera División pues, con una plantilla maltrecha, ni Héctor Cúper, ni Juan José González como tampoco Álvaro Cervera son capaces de abandonar el último puesto.

Descendido el club a Segunda División, en la edición 12/13 se contrata a Fabri González quien es sustituido por José Aurelio Gay y después éste a su vez por Alejandro Menéndez, siendo los tres incapaces de relanzar al colectivo de jugadores en una categoría donde no se refuerza la plantilla como sería lo indicado y se concluye, en un mal año, vigésimo a cuatro puntos de la salvación. El descenso a Segunda División B, el segundo consecutivo en dos años, es una pésima noticia para un club que necesita dinero urgentemente con el fin de cubrir todas sus deudas, convirtiéndose la gestión de Ángel Lavín en centro crítico de todos los aficionados. La sesión 13/14, inmerso en el Grupo I donde compiten clubs gallegos, cántabros, asturianos, riojanos y castellano-leoneses, se resuelve con el primer puesto y título de la categoría bajo la dirección de Francisco Fernández “Paco” accediendo a la Eliminatoria de Campeones, fase en la que se consigue favorablemente el ascenso al empatar 0-0 ante el campeón del Grupo III, la U.E. Llagostera en la localidad gerundense y, una semana después, derrotarle en El Sardinero por 1-0. De nuevo en Segunda División, la temporada 14/15 va a ser convulsa y repleta de incidentes extradeportivos. Ángel Lavín, a quien se considera una persona al servicio de Francisco Pernía, centra la ira de los aficionados y en enero de 2014, tras un plante del grupo de jugadores, dimite siendo relevado por Juan Antonio Sañudo Herrero quien cuenta con el apoyo popular. En el aspecto deportivo las cosas no funcionan y bajo la orden de Francisco Fernández “Paco” y Francisco Pinillos en el tramo final, el club cántabro es incapaz de eludir el descenso quedando decimonoveno a un solo punto de poder salvarse.

En mayo de 2015, para evitar la desaparición de la sociedad al no alcanzarse el mínimo capital social necesario para subsistir que exige el C.S.D., se realiza una ampliación donde los suscriptores aportan algo más de dos millones de euros que, aparentemente, dan continuidad a la institución. Para el proyecto de la campaña 15/16, dentro del Grupo I de Segunda División B y con Manuel Higuera Sancho en la presidencia, se deposita la confianza del banquillo en Pedro Munitis con quien, rodeado de clubs gallegos, asturianos, castellano-leoneses, navarros, riojanos y extremeños se concluye en el primer puesto consiguiendo plaza para la Eliminatoria de Campeones. Favorito al ascenso, la eliminatoria es un desastre para los cántabros pues, en un pésimo primer encuentro, se pierde ante el C.F. Reus Deportiu, campeón del Grupo III, con un contundente 0-3. En el encuentro de vuelta desarrollado en la localidad tarraconense, sin reacción, se pierde nuevamente aunque en esta ocasión por 1-0. Siguiendo en la competición, con una plantilla tocada anímicamente en Semifinales queda eliminado por el Cádiz C.F., imponiéndose los andaluces en el encuentro de ida por 1-0 y en el de vuelta disputado en El Sardinero también por 0-1.

La edición 16/17 es la segunda de Manuel Higuera al frente del club contratándose los servicios de Ángel Viadero para el apartado técnico dentro de un Grupo I donde participan clubs gallegos, asturianos, castellano-leoneses y navarros. El Real Racing Club de Santander mantiene en Liga un intenso pulso con la Cultural y Deportiva Leonesa quien se hace al final con el título empatando a puntos con los cántabros y dejándolos en un segundo puesto que no era el deseado. Clasificado para la Promoción de Ascenso, en Cuartos se consigue eliminar al C.F. Rayo Majadahonda venciendo 1-3 en la localidad madrileña y 3-0 en casa, accediendo a unas Semifinales donde el rival es el C.F. Villanovense con el que se pierde en tierras extremeñas por 2-0. Una semana después, tras el susto, se endereza el rumbo venciendo por 4-0 con lo que sólo les separa de Segunda División una eliminatoria. La Final, muy ilusionante a priori, es un rotundo fracaso dado que se cede por 1-4 en casa ante el F.C. Barcelona “B”, campeón del Grupo III y en la vuelta se cosecha un empate 0-0.

Pese al apoyo incondicional de los aficionados de Santander y toda su provincia, el club necesita el ascenso como requisito indispensable para obtener ingresos con los cuales paliar una deuda que, pese al esfuerzo de la directiva, se mantiene alrededor de los 23 millones de euros. Con Ángel Viadero al frente del banquillo, la sesión 17/18 contempla a los cántabros en el Grupo II donde militan clubs vascos, navarros, riojanos, castellano-leoneses y asturianos no dando la talla de lo que de ellos se espera. Sustituido Viadero por Juan Carlos Pouso, la situación no mejora demasiado y el primer equipo concluye quinto a cinco puntos de la Promoción, un puesto que es considerado un fracaso lejos del objetivo inicial. En junio de 2018 Alfredo Pérez Fernández toma posesión del asiento presidencial e Iván Ania asume la dirección técnica con un plantel reforzado de quien, al menos, se espera situar entre los cuatro primeros clasificados. La temporada 18/19 marcha desde el inicio sobre ruedas ocupándose el primer puesto de principio a fin dentro del Grupo II, conquistándose al término del campeonato el título con relativa holgura por delante de sus perseguidores. Clasificado para la Eliminatoria de Campeones, el rival es el C.D. Atlético Baleares, campeón del Grupo III quien aspira también a ascender de categoría. Disputado el encuentro de ida en El Sardinero, el empate 0-0 siembra la inquietud en las filas cántabras pero, ya en el encuentro de vuelta celebrado en el Estadio Son Malferit de Palma de Mallorca, un tanto de Aitor Buñuel establece el 1-1 definitivo con el que, a consecuencia del valor doble de los tantos obtenidos a domicilio, se consigue retornar a Segunda División.

 

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Racing de Santander: 75 años de historia. Teodosio Alba Ingelmo. Imprenta Cervantina (1988).
  • Fútbol en Cantabria (Gran enciclopedia de Cantabria). Mariano Linares Argüelles, Jesús Pindado Uslé y Carlos Aedo Pérez. Editorial Cantabria (1985).
  • Historia de los clubes de Primera División 94-95. Coleccionable, Revista semanal Interviú (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:
  • www.realracingclub.com (Web oficial).

 

fin

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Conquense

 

Escudo U.B. Conquense

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Balompédica Conquense
  • Ciudad: Cuenca
  • Provincia: Cuenca
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 16 de abril de 1946
  • Fecha de federación: 1946

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Balompédica Conquense (1946-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 2006/07
  • 2015/16
  • 2017/18

1 Copa de la Liga de Tercera División:

  • 1985

 

ESTADIO:

estadio La Fuensanta

  • Nombre: Nuevo Estadio Municipal La Fuensanta
  • Año de inauguración: 1940 (remozado en 2011)
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de La Fuensanta (1940-1995)
  • Estadio Municipal La Fuensanta (1995-2011)
  • Nuevo Estadio Municipal La Fuensanta (1995-2011)
  • Capacidad: 6.700 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal La Fuensanta (1946-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UB Conquense

ESCUDOS:

escudos UB Conquense

UNIFORMES:

uniformes Union Balompedica Conquense

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Aunque seguramente el fútbol entró en la ciudad con las postrimerías de la segunda década del s. XX, la actividad que por entonces ofrecía Cuenca estaba muy desorganizada, sufriendo grandes altibajos hasta que, de la mano del industrial bilbaíno Fidel Iceta junto con otros aficionados locales, se funda en 1920 la Cultural y Deportiva Conquense. Su presidente sería Ricardo Sánchez y la sociedad empleaba camisa blanca con pantalón negro, jugando sus partidos en el terreno cerrado del Camino de San Antonio, inaugurado el 5 de septiembre de 1920.

Desde 1922 empiezan a florecer nuevos clubs como el Sporting, la Agrupación Balompédica Conquense, el C.D. La Nube, el Palillo F.C., el Terror F.C., el C.D. Beneficencia y el Cuenca F.C.. Conforme aumenta la afición surgen dos nuevos clubs, la Gimnástica Conquense y el Athletic Club Mercantil, los cuales se erigen en principales rivales de la Cultural y Deportiva Conquense. De la unión de las tres sociedades: Cultural y Deportiva Conquense, Gimnástica Conquense y Athletic Club Mercantil; surgiría el Cuenca Sporting Club, nacido en 1929 con camisa rojiblanca y pantalón negro, destinado a engrandecer y capacitar la posibilidad de lograr mayores empresas. Este nuevo club disputará sus encuentros en un terreno próximo a la Plaza de Toros y es inscrito en la Federación Castellana en 1932, enfrentándose a rivales de la región.

Tras la Guerra Civil, en 1939 la presencia del fútbol se reduce a partidos amistosos del equipo del Cuenca Educación y Descanso, y a los campeonatos regionales del Cuenca Frente de Juventudes. Ya en 1940 aparece en escena el nuevo Cuenca F.C. con camisa morada y pantalón blanco y el ánimo expreso de representar futbolísticamente a la ciudad. Esta sociedad es quien estrena el Campo de San Antonio, donado por Francisco Muelas. En 1941 y ante la nueva Ley que prohíbe los extranjerismos pasará a ser denominado Cuenca Club de Fútbol, participando en el Campeonato de Aficionados de Castilla y en la Primera Categoría. Al poco tiempo surge la U.D. La Mancha, sociedad que finalmente acabará fusionándose con el Cuenca C.F. en 1943 para dar lugar al Club Deportivo Cuenca, quien conserva los colores del desaparecido Cuenca C.F. y todo ello en vistas a competir en la remodelada Tercera División a la cual es invitado por las autoridades por tratarse de un club perteneciente a una capital. Sin embargo, este hecho no se confirmará debido a las estrecheces económicas de la entidad quien declina tal oferta, siendo el ingreso de un club conquense en dicha categoría pospuesto para el futuro.

HISTORIA DEL CLUB:

1946 – 1960

Este hecho sucede al fin pocos años más tarde cuando un sector de disidentes del C.D. Cuenca decide independizarse y crear una entidad fuerte económica y deportivamente que mantenga un equipo de fútbol con jugadores profesionales, surgiendo el 16 de abril de 1946 un nuevo club, la Unión Balompédica Conquense, sociedad que vestirá camisa blanca y pantalón negro, jugando desde su fundación en el Estadio de La Fuensanta. La U.B. Conquense accede a Tercera División nada más constituirse al ser invitada por la RFEF como club representativo de una capital, debutando en la campaña 46/47 con un noveno puesto. Siete temporadas seguidas se mantendrá la entidad blanquinegra en Tercera División, destacando la temporada 48/49 en la que obtiene la quinta plaza. En la sesión 52/53 se desciende a Primera Regional por deudas económicas siéndole reservada la plaza si hace efectivo el pago en el transcurso del siguiente año, débito que se hace efectivo y con ello al término de la campaña 53/54 se vuelve a militar en Tercera División permaneciendo en esta categoría durante cuatro temporadas más. Descendido a Regional al término de la campaña 57/58, la U.B. Conquense intenta retornar lo antes posible a la categoría perdida, pero sus intentos son frustrados saliendo de ella por fin en la temporada 61/62.

1960 – 1980

De nuevo en Tercera División afronta seis temporadas consecutivas con rivales madrileños, castellano-manchegos y extremeños destacando la temporada 66/67 en la que es cuarto cerca de las dos primeras plazas que dan acceso a la promoción de ascenso, hasta que a la finalización de la temporada 67/68 cae de nuevo a Regional. A partir de este momento se inicia un período de incertidumbre y oscuridad deportiva en la capital conquense, permaneciendo durante doce temporadas inmerso en una categoría impropia de la cual le es bastante difícil salir.

1980 – 1990

Este momento llega en la temporada 79/80 cuando se vuelve a competir en Categoría Nacional, no habiéndola abandonado desde entonces. Precisamente en esta temporada el Estadio de la Fuensanta pasa a pertenecer al Estado, siendo construido el actual estadio por el Consejo Superior de Deportes, remodelación llevada a cabo en 1981. En el año 1995 se municipaliza el estadio y el Ayuntamiento se hace cargo del mismo.

Deportivamente, el club presenta campañas con altibajos, destacando la sesión 84/85 en la que se proclama Campeón de la Copa de la Liga al superar en la Final a Las Palmas Atlético: derrota por 2-0 en la ida y victoria por 4-1 en la vuelta celebrada en casa. Esta situación se mantiene hasta la llegada de la temporada 86/87 en la que, tras quedar quinto clasificado, se asciende a Segunda División B por primera vez debido a la reestructuración que sufre esta al pasar de un grupo único a cuatro con ochenta participantes. La temporada 87/88 se presenta débil en el aspecto futbolístico, pues el equipo ronda los puestos de descenso tras la fuga de gran parte de su plantilla por impago y su sustitución por juveniles, descendiendo al final tras quedar en decimonovena posición.

1990 – 2000

Descendido a Tercera División, en su primera temporada queda tercero de grupo logrando promocionar, pero en esta fase tanto Club Polideportivo Ejido como C.D. Villanovense le preceden, quedando último el Cádiz C.F. “B”. En la temporada 91/92 queda segundo en Liga tras el C.D. Toledo, pero de nuevo cae en la Promoción, siendo superado por C.D. San Roque de Lepe y Club Atlético Malagueño, mientras que la U.P. Plasencia será el último. En la temporada 92/93 queda de nuevo subcampeón en Liga empatando en esta ocasión a puntos con el Talavera C.F. y siendo determinante el gol average particular entre ellos para dilucidar el posterior Campeón. La Promoción le es esquiva nuevamente y queda a un punto del C.D. Mármol Macael, superando a C.D. San Fernando y Moralo C.P.

En las siguientes temporadas el club sufre un receso deportivo y queda clasificado en la zona media de la tabla, siendo su peor campaña la 94/95. Esta situación es resuelta al quedar cuarto en la sesión 96/97, lo cual le permite promocionar tras unos años sin hacerlo. Sin embargo, esta fase es un desastre y se acaba último siendo precedido por U.P. Plasencia, Club Atlético Ceutí y U.D. Maracena. En la temporada 97/98 se concluye como subcampeón tras el sorprendente Club Hellín Deportivo disputando nuevamente la Promoción, esta vez con éxito al superar a C.D. Linares, C.D. San Roque de Lepe y C.D. Badajoz “B”. Cabe mencionar en este torneo la anécdota de que en el desplazamiento realizado a Linares, el autobús conquense sufrió una avería y la plantilla tuvo que acceder a Linarejos mediante uso de taxi. Pese al contratiempo se empató, punto que a posteriori fue vital. La entidad conquense emprende el retorno a la Segunda B con entusiasmo y presta a durar bastantes temporadas. Durante la primera de ellas, 98/99, se obtiene una magnífica quinta plaza quedando muy cerca de acceder a los puestos que dan derecho a promocionar a Segunda División A.

2000 – 2010

Este éxito inicial no es correspondido en las sucesivas campañas, pues la calidad de la plantilla desciende notablemente lográndose pese a todo mantener la categoría. Iniciado el nuevo siglo ocupa el puesto decimosexto, viéndose obligado a defender su plaza en la categoría mediante una Promoción de Permanencia en la que sale airoso al superar al C.D. Binéfar: 0-0 en la localidad oscense y 2-1 en casa. En la temporada 02/03 se experimenta una gran mejoría y ahora sí se convierte en un aspirante presto a conseguir cotas mayores. Este momento, deseado por toda la afición, llega en la temporada 04/05 cuando bajo la dirección de Ángel Pérez se obtiene brillantemente el subcampeonato de Liga al quedar en igualdad de puntos con el Sevilla F.C. “B” y decidir el gol average quien obtiene el campeonato.

Esto marca un hito en el club, pues nunca antes se ha llegado tan alto. La Promoción en forma de eliminatoria directa la disputa en primera instancia con el Burgos C.F., empatando en la ida en la ciudad castellana 0-0 y derrotándolo en La Fuensanta por 1-0. En la segunda eliminatoria el rival es el Real Madrid C.F. “B”, el cual se impone en la Ciudad Encantada por 0-2. El partido de vuelta se celebra el 26 de junio y el club conquense, pese a saberse en inferioridad de condiciones, realiza un excelente encuentro y gana 0-1 lo cual le imposibilita lograr mayores cotas deportivas. De acariciar el cielo se pasa al infierno. La marcha de jugadores importantes a otros clubs en la sesión 05/06 quebranta en demasía la calidad de la plantilla, quedando clasificado en decimoctavo lugar y regresando a Tercera División ocho temporadas después.

En la temporada 06/07 confecciona una plantilla casi invencible, tan sólo dos derrotas, que le aúpa al campeonato de Liga con holgura. En la Promoción se enfrenta en semifinales al C.D. San Fernando gaditano, empatando 0-0 en la ida y venciendo 2-0 en casa. En la Final lo hace con la S.D. Negreira, empatando 0-0 en la ida y venciendo 3-0 en La Fuensanta con lo cual accede una vez más a Segunda División B. En esta categoría sus dos últimas comparecencias han sido notables al finalizar en ambas cerca de los puestos nobles que dan derecho a promocionar, sexto en la campaña 07/08 y octavo en la 08/09. En la sesión 09/10 no rinde con lo esperado perdiendo fuerza en el último tramo de Liga y termina en la zona meridional siendo finalmente décimo clasificado.

2010 – 2020

La temporada 10/11 resulta agónica para la entidad conquense puesto que tras ser decimosexta tras un triple empate con Coruxo F.C. y C.D. Badajoz, ha de defender su plaza en la Promoción de Descenso ante el Caudal Deportivo, conjunto a quien logra superar al imponerse 2-0 en casa y perder en Mieres por 2-1. La edición 11/12 transcurre por cauces muy similares a la anterior, con una plantilla que lucha por evitar el descenso directo. El 28 de agosto de 2011 se estrena el Nuevo Estadio La Fuensanta con capacidad para 6.700 espectadores disputando un encuentro de Liga frente al Real Madrid Castilla, con resultado final de 0-2 para los visitantes anotando Mascarell el primer gol. Finalmente el club ha de conformarse con disputar la Promoción de Permanencia. En esta ocasión la suerte le es esquiva y pierde la categoría al no superar al Real Zaragoza “B”: derrota por 1-0 en la capital aragonesa y nueva derrota en casa por 0-3.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Fútbol en Castilla-La Mancha. Juan Jiménez Ballesta. Ediciones Llanura (2005).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.ubconquense.es (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,