Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Málaga Club de Fútbol, S.A.D.

 

 

Escudo Málaga C.F., S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Málaga Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Málaga
  • Provincia: Málaga
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 25 de mayo de 1948
  • Fecha de federación: 1948

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Atlético Malagueño (1948-1994)
  • Málaga Club de Fútbol, S.A.D. (1994-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1998/99

1 Liga de Segunda División B:

  • 1997/98

3 Ligas de Tercera División:

  • 1963/64
  • 1992/93
  • 1994/95

 

TÍTULOS INTERNACIONALES:

1 Copa Intertoto:

  • 2002

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio La Rosaleda
  • Inauguración: 14 de septiembre de 1941
  • Cambios de nombre:
  • Estadio La Rosaleda (1941-)
  • Capacidad: 30.044 espectadores

estadio La Rosaleda

OTROS ESTADIOS:
  • Campo de Segalerva (1948-1950)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL MÁLAGA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Malaga CF

UNIFORMES DEL MÁLAGA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Malaga CF

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MÁLAGA:

El origen del fútbol en la bella capital costasoleña, al igual que sucede en otras localidades del suroeste peninsular y en la gran mayoría del país, tiene su raíz en el carácter portuario de la ciudad, básico para atraer a una amplia colonia de ciudadanos británicos quienes, movidos por razones comerciales, decidieron establecerse para desarrollar sus negocios. Estos, como es común en aquellos núcleos donde existe un nutrido grupo, unidos por mantener sus costumbres no tardaron en crear un Club Inglés en los alrededores de la última década decimonónica, foco en donde nació el primer club representativo de nombre y fecha exacta constitutiva desconocidos que ya en 1890 se enfrentó al Huelva Recreation Club.

A pesar de gozar Málaga con un club de estas características, coetáneo de los existentes en Sevilla y en la provincia de Huelva, además de los distintos de Gibraltar, nada más se supo de sus evoluciones, teniendo que esperar al inicio del nuevo siglo para vislumbrar un nuevo proyecto futbolístico. Este vino gracias al impulso que supuso el Torneo de Coronación de S.M. D. Alfonso XIII ocurrido en Madrid durante 1902, capaz de movilizar las inquietudes de muchos deportistas en cualquier punto de España y en el caso concreto de Málaga, a un grupo de jóvenes que forjados en el Liceo dieron pie a la constitución del Málaga Foot-ball Club en julio de 1903.

A diferencia de la iniciativa estrictamente británica del siglo anterior, el nuevo club malagueño estaba compuesto por socios autóctonos como Ernest Rittwagen Solano en su gran mayoría, algunos de ellos con estudios en Suiza o Gibraltar, a los que se unieron ciudadanos nacidos en otros lares como Petersen ó Emilio Andersen. Presidido por Antonio Carbón y secundado por el vicepresidente Antonio Vives, el club dio asiento a jugadores como Antonio López, los hermanos Leonardo y Manuel Campuzano, Felix Pérez Montalt, Eduardo España, Enrique García de Toledo, Casimiro Franquelo, Eugenio Rosillo, Federico Cañas, José Cámara, los hermanos Jorge y Eduardo Guille, Ernesto Castro, Ramón Pérez, Francisco Gaffarena, los también hermanos César y José Burgos, Feliciano de las Heras, Carlos Sureda, Manuel Serrano, Eulogio Vives -hermano del vicepresidente-, José Bresca y más pares de hermanos como Ramón y Antonio Soriano, además de Jaime y Enrique Herrera.

Los miembros de aquel primitivo Málaga F.C. entrenaron en muchas ocasiones en el interior de la Plaza de Toros y jugaron sus encuentros junto al Hospital Noble ataviados con camisetas compradas en la cercana Gibraltar, surgiendo en referencias periodísticas parte de sus primeros devaneos futbolísticos el 3 de abril de 1904 entre dos combinados del propio club con resultado final de empate 1-1, cuando la entidad gozaba ya de cierto tiempo de vida. La escasez de rivales en la ciudad y su entorno junto a la escasa repercusión que tuvo este deporte en la ciudadanía local y consiguientemente en la prensa, nos privan conocer con mayor amplitud cómo se desempeñaron estos muchachos, teniendo nuevas referencias suyas a finales de 1907 cuando empiezan a disputarse encuentros en el Muelle de Heredia con casi los mismos mimbres de la ocasión anterior, resurgiendo el Málaga F.C. en una segunda acometida más duradera que acabó difuminándose hacia 1910.

Paralelamente, desde el Colegio de El Palo, surgían nuevos valores que serían fundamentales en el futuro hasta que en 1912, desde la margen derecha del Río Guadalmedina, nació el F.C. Malagueño, una sociedad constituida por Manolo Gámez entre otros muchos entusiastas, la cual vestía camisa rojinegra con pantalón negro y solía jugar en los campos de Los Arbolitos y de la Misericordia en sus primeros años de existencia. El F.C. Malagueño, como sociedad viviente que era, tuvo desavenencias en su interior y en 1915 sufrió una escisión que provocó el nacimiento de un segundo Málaga F.C. encabezado por el propio Manolo Gámez. La ciudad de Málaga, mediada la segunda década del siglo XX, es un hervidero de clubs y previamente al citado acontecimiento surgen nuevas entidades como el Victoria F.C. en 1914, fundado por Ignacio Sánchez y José Gutiérrez que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco y juega en Guadalmedina, el Sporting Málaga Club con base en el Colegio de los Arcángeles, el Balompié, el Athletic Málaga Club y la Gimnástica a principios de 1917.

En 1916 el Sporting Málaga Club y el Athletic Málaga Club se fusionan y bajo la presidencia de Gabriel Requena nace el Racing Club de Málaga. No será la última fusión puesto que en 1917 el Málaga F.C. no alcanza el nivel deseado y ha de fusionarse con el Racing Club de Málaga para dar lugar al Málaga Racing Club, que viste camisa rojiblanca con pantalón blanco, juega en el Campo de Guadalmedina (en 1919 pasan al Campo de Huelin) y es presidido igualmente por Gabriel Requena. El año 1917 resulta movido y uno de sus protagonistas es el Balompié el cual se fusiona con la Gimnástica dando lugar a la Gimnástica Balompié que viste camisa verdinegra con pantalón negro, herencia gimnástica y juega en el Campo de Ciudad Jardín. Otro club importante, el Victoria F.C. de José Gutiérrez, no cesa su actividad y ese mismo año acuerda fusionarse con el F.C. Malagueño, acuerdo que a las primeras de cambio es roto y José Gutiérrez restituye el nombre de Victoria F.C. como antaño. Mientras, ya en 1918, el conjunto victorista se fusiona con la Gimnástica Balompié integrándolo en su organización y modificando sus colores que pasan a ser camisa verdinegra con pantalón negro. De 1918 son el Marina F.C., club del barrio de La Malagueta que viste camisa y pantalón azules y el Hispania, fundado por los hermanos Carrasquilla.

En 1920 surge a la palestra el Athletic Malagueño con Paco Guerra como presidente y vistiendo camisa verdiblanca a rayas horizontales con pantalón negro. Este club va a ser cantera de grandes jugadores que engrosarán las filas de los más destacados de los años veinte, desapareciendo en 1928 engullido por el profesionalismo. El año siguiente, 1921, ve aparecer al Iberia Balompié, que viste camisa albinegra con pantalón negro y al Victoria Eugenia F.C., presidido por José del Pino y vistiendo desde el Rosaleda Stadium (inaugurado el 28 de septiembre de 1924) con camisa gualdinegra y pantalón negro. Llegan en 1922 el Atlántida F.C. que viste camisa blanquiazul con pantalón azul y el España F.C., vitales en el futuro inmediato.

En 1923 nace la Balompédica Malagueña fundada por José Gómez Mercado que viste camisa blanquiazul con pantalón azul, además del C.D. Malagueño fundado por Antonio García, mientras en 1924 lo hacen el Pedregalejo F.C. con camisa amarilla y pantalón blanco, el Príncipe de Asturias fundado por Félix Fórmica-Corsi, la Unión Deportiva creada por Juan de Barba, y el Olimpia por Rafael Rodríguez. De esta época es también el C.D. Malagueta, del barrio del mismo nombre, mientras 1925 trae al Delfos Balompié y al nuevo Sporting Club, entidad fundada por el padre Francisco Míguez y dirigida por los salesianos, que viste camisa rojiblanca con pantalón azul y anda provista de una gran cantera envidia de toda la ciudad que en 1925 estrena el Campo de Sagalerva. Con el año 1926 nace el Fortuna Balompié fundado por Carlos Navarrete el cual viste camisa blanquiazul con pantalón azul.

A pesar de tanto club, Málaga entre 1918 y 1921 adolece de buenas instalaciones deportivas y tras el cierre en 1920 del Campo del Príncipe de Asturias situado en el Paseo de Redding, sucumben algunas sociedades primitivas como los nostálgicos F.C. Malagueño, Victoria F.C. y Málaga Racing Club. El resurgir del fútbol con palabras mayúsculas se produce realmente a finales de 1921 cuando el 1 de diciembre nace un nuevo club que va a ser épico: el tercer Málaga F.C., con Félix García Lomas en la presidencia y los tres hermanos Cuberta en sus filas, jugando en el Campo de Granadinos y cuyos colores son camisa blanquiazul con pantalón negro. La necesidad sin embargo de inscribirse en el Gobierno Civil para poder federarse en julio de 1922, hace que el gran portero onubense Pepe Font acceda a la presidencia al ser el único componente mayor de edad, paso tras el cual inauguran bajo régimen de alquiler el 23 de agosto de 1922 el Campo de los Baños del Carmen, iniciándose el restablecimiento de la práctica futbolística con la creación a partir de esta fecha de varios recintos que atraerán a clubs de nuevo cuño.

El segundo gran estandarte de la década es el Victoria F.C. que resurge en el último tramo de 1922 tras la inauguración del Carmen. El club verdinegro es federado y participa en el campeonato 22/23. En julio de 1923 Pepe Font más otros jugadores disgustados con el seno directivo del Málaga F.C. a resultas de un incidente protagonizado tras un encuentro con la Real Balompédica Linense, abandonan el Málaga F.C. y establecen reuniones con el Victoria F.C. para ingresar en este. A esta pretensión se suma Emilio Andersen y se busca un campo propio donde jugar, encontrándose en el que está construyendo el España F.C.. Cocido todo en el Gimnasio de Adolfo de la Torre, el Victoria F.C. y el España F.C. se fusionan y adoptan el nombre de Foot-ball Club Malagueño para que este no se pierda siendo los colores elegidos camisa y pantalón blanco, sumándose algunos jugadores del Atlántida Foot-ball Club.

El flamante F.C. Malagueño se presenta como una alternativa clara al poder que tiene el Málaga F.C. e inaugura el 18 de noviembre de 1923 el Campo del Palo. Mientras, deportivamente ocupa tras inscribirse en la Federación Regional Sur plaza en Segunda Categoría, luego denominada Primera Categoría Grupo B, consiguiendo más tarde el subcampeonato en la temporada 25/26 y ascendiendo al Grupo A. Instalado en la élite andaluza, comparte categoría con el ya Real Málaga F.C., con el título de Real desde el 11 de agosto de 1927 gracias a las gestiones de su presidente Ignacio Lazarraga. El Real Málaga F.C. en el segundo lustro de los años veinte es la primera fuerza local, pero el profesionalismo le pasará factura con la fuga masiva de jugadores y en 1929 se traslada al Campo del Cristo quedando último en la Serie B de la Liga 29/30.

Por si fuese poco, las deudas son cuantiosas y tras una trágica decisión deciden desaparecer y formar una nueva sociedad. En septiembre de 1930 nace el Málaga Sport Club producto de la fusión entre lo que fue Real Málaga F.C. y el Sporting Club, sociedad con la que desde 1929 viene manteniendo un fuerte vínculo al compartir el Campo de Sagalerva. La nueva entidad viste camisa blanca con pantalón azul partiendo desde Segunda Categoría Preferente. Poco a poco empieza a recuperarse e incorpora jugadores profesionales y tras la Liga 31/32, el Málaga S.C. consigue ascender a Primera Categoría. Durante la campaña 32/33 la ciudad cuenta con dos clubs entre los mejores de Andalucía, F.C. Malagueño y Málaga S.C., compartiendo un campeonato que resulta apasionante con duelos muy intensos.

Al coincidir en la misma categoría los mandatarios de los dos clubs malagueños, aleccionados por periodistas y aficionados, entienden que su futuro por separado es francamente complicado puesto que han de pelearse entre sí para obtener jugadores en la ciudad y además frente a clubs con mucho mayor poder económico en la región. Terminado en marzo el campeonato, se promueve una junta pro-fusión que tras convencer a las respectivas aficiones de los pros de la unión, convoca sendas asambleas extraordinarias el 22 de marzo para aprobarla. El resultado es favorable y se marca un decálogo a seguir en el cual se incluye la construcción de un nuevo campo, la elección de un nombre para la nueva sociedad y la liquidación de cualquier deuda pendiente entre otros puntos, además de concertarse tres encuentros amistosos frente a C.D. de La Coruña, Cte. d’E. Sabadell F.C. y Donostia F.C., quienes jugarán frente a una selección F.C. Malagueño-Málaga F.C. para escoger los jugadores que formarán parte de la nueva plantilla.

Todo este proceso culmina felizmente y con el apoyo general de los aficionados el 12 de abril de 1933 con el surgir del Club Deportivo Malacitano, una nueva sociedad más potente que viste camisa celeste con pantalón blanco y que años después obtendrá grandes éxitos deportivos. La fusión significa la desaparición en escena de ambos clubs en contraposición a lo difundido por algunas voces con posterioridad, puesto que los dos desean empezar haciendo borrón y cuenta nueva contando con el beneplácito de la Federación Regional Sur, organismo a quien comunican su elección y del que obtienen la confirmación de una plaza en Primera Categoría. En cuanto al terreno de juego resulta escogido el de Los Baños del Carmen. El C.D. Malacitano participa en el campeonato de Tercera División de la temporada 33/34 que dilucida quienes ascenderán a Segunda División siendo tercero en el Grupo VI. En el verano de 1934 la FEF decide ampliar el número de grupos y clubs de Segunda División eliminando la Fase de Tercera División, paso que es aprovechado por el C.D. Malacitano para estrenarse en la categoría de plata durante el campeonato 34/35 resultando quinto en el Grupo III al igual que en el de la sesión 35/36. Paralelamente participa en el Superregional siendo Campeón del subgrupo andaluz en la campaña 34/35 y quinto en la edición 35/36, hasta que la irrupción de la Guerra Civil hace que cesen sus actividades durante gran parte del periodo bélico.

A finales de 1938 la situación en Andalucía esta dominada por el Ejército Nacional y algunos clubs reemprenden la vida deportiva disputándose iniciado 1939 el Campeonato Regional. El C.D. Malacitano queda ausente de este y ya en pleno verano, una vez finalizado el conflicto, la FEF apremia a todos los clubs para que vuelvan a la normalidad lo antes posible siéndoles respetada la situación deportiva previa de 1936. El C.D. Malacitano que viste ahora camisa blanca con pantalón negro, compite de nuevo en Segunda División finalizando tercero durante la campaña 39/40. Tras la renuncia del Racing Ferrol F.C. para participar en el Torneo de Subcampeones, se cede su puesto al mejor tercer clasificado de los cinco grupos, siendo este para los malacitanos. Disputada la liguilla junto a Club Atlético Osasuna, C.S. Sabadell F.C., A.D. Ferroviaria y C. Recreativo Granada, logra ser Campeón de la Copa FEF.

Comienza la década de los cuarenta siendo quinto en Liga en la temporada 40/41. El 13 de abril de 1941, por la imposibilidad de usar el Campo de los Baños del Carmen debido a un temporal, se estrena el nuevo recinto del Campo de la Rosaleda en partido de Copa frente a la Ag.D. Ferroviaria de Madrid, venciendo los locales por un contundente 6-0. El 8 de septiembre de 1941 los malacitanos deciden cambiar de denominación y pasan a ser Club Deportivo Málaga para llevar el nombre de la ciudad, empezando a vestir con el clásico uniforme dotado de camisa blanquiazul y pantalón azul. La inauguración oficial del Estadio de La Rosaleda se produce el 14 de septiembre en un partido amistoso frente al Sevilla C.F., venciendo los locales por 3-2.

escudo CD Malaga 1941

El C.D. Málaga fue un club con un amplio historial dentro del fútbol español, pues logró militar un total de veinte temporadas en Primera División, dividido en varias etapas y treinta y una en Segunda División A, además de nueve en Tercera División. Destacan en su historial los primeros años setenta, época en la que fue capaz de permanecer cinco temporadas consecutivas en Primera División entre los grandes. Por el club malagueño pasaron jugadores de renombre como: Viberti, Guerini, Juanito, Mata, Bazán, Matosas, Deusto, Paquito, Jaro, Ben Barek, Lauridsen; y entrenadores como: Helenio Herrera, Kubala, Domingo Balmaña, Antonio Benítez y Ricardo Zamora, dejando todos ellos una gran huella en el club.

La triste y lamentable desaparición del C.D. Málaga, todo un símbolo para la ciudad, se produce al finalizar la temporada 91/92 con una entidad inmersa en una enorme crisis deportiva y económica por la que es descendida a Tercera División a consecuencia del impago respecto a sus jugadores y con una deuda acumulada de algo más de 2.000 millones de pesetas, haciendo inviable su conversión en Sociedad Anónima Deportiva. El club ante estas cifras negativas desorbitantes y la falta de un mecenas o entidad que las sufrague, entra en quiebra y acaba desapareciendo ante la impotencia de su sufrida afición.

Previamente a este trágico desenlace, en 1991 la directiva malacitana viendo el rumbo que tomaban los acontecimientos hizo que su club filial, el Club Atlético Malagueño, se registrase en la Federación Andaluza con número distinto y se desvinculara del primer equipo, de modo que en el futuro fuese de nuevo el primer club de la ciudad. Esta no era sin embargo la primera ocasión en la que se tomaba un decisión similar, pues en la campaña 59/60 ya se hizo con motivo del encuentro de ambos clubs en Tercera División del propio C.D. Málaga y el club filial.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1948 – 1950

El Club Atlético Malagueño fue fundado el 25 de mayo de 1948 al comprar el C.D. Málaga los derechos del C.D. Santo Tomás, club que militaba en Regional y que en la última temporada se proclamó Campeón de Aficionados, convirtiéndose desde entonces en un gran vivero de futbolistas. Su primera Junta Directiva se formó en el mes de agosto, resultando José López Cabello eligido como primer presidente del nuevo club y Tomás Díez Aizpuru como entrenador. Tuvo como condición de filial un gran protagonismo en Tercera División, llegando a militar hasta un total de treinta y siete temporadas en esta categoría y consiguiendo muchos éxitos deportivos.

1950 – 1960

En su primera temporada en Categoría Nacional termina décimosegundo a cuatro puntos de los puestos de descenso y consigue mantener la categoría con Antonio Iznata en el cargo de entrenador. Las siguientes 51/52 y 52/53 termina como colista, pero la ampliación del número de participantes en los grupos evita que el filial malaguista de con sus huesos en Regional. La sesión 53/54 de nuevo termina situado en los puestos bajos de la tabla todavía dentro del Grupo VI.

Para la 54/55 se verán ampliados los grupos de Tercera pasando de seis a diecieis, reduciendo el número de participantes a diez por grupo, de los que el C.At. Malagueño será séptimo siendo presidente Francisco Fernández de Córdoba y Pascual, debiendo jugar una Liguilla de Permanencia en la que termina penúltimo pero salvando finalmente la categoría. La siguiente temporada, 55/56, transcurre por los mismos derroteros y siendo penúltimo debe disputar una nueva Liguilla de Permanencia que es salvada para continuar en la categoría de bronce. El último tramo de la década con José Vergara Béjar en la presidencia, el filial malagueño sufrirá una mejora terminando en los puesto altos de la tabla encuadrado en el Grupo XI.

1960 – 1970

La década de los años sesenta comienza para el filial del mismo modo que terminó la anterior, es decir, situado arriba de la tabla clasificatoria, y por fin en la campaña 62/63 con Don Antonio Espejo Nieto en la presidencia, tras ser subcampeón lucha por el ascenso a Segunda División, eliminando al Orihuela Deportiva C.F.: 3-1 en casa y 1-2 en la ciudad alicantina; pero cayendo ante el C.D. Hospitalet: 0-1 en casa, 2-3 en la ciudad del Llobregat y 1-2 desfavorable en el desempate de Barcelona.

En la temporada 63/64 consigue el título de Liga por primera vez con Antonio Carmona Ros como entrenador, pero en la Promoción es superado por el C.D. Calvo Sotelo tras una dura pugna: 1-0 en Puertollano, 2-1 en casa, 0-0 en el primer desempate y 1-2 para los manchegos en el segundo, ambos disputados en Sevilla. La siguiente termina en el cuarto puesto lejos de alcanzar al segundo clasificado, situación que se repite la 65/66 escapándose la Promoción por tan sólo dos puntos. El club filial seguirá en su línea hasta que la sesión 67/68 termina décimosegundo y desciende por reestructuración, jugando la sesión 68/69 en Primera Categoría Regional.

1970 – 1980

En la década de los años setenta, tras ascender de Regional, comienza dubitativo la sesión 70/71 dentro del Grupo IV terminando décimotercero, puesto éste que le obliga a disputar una Promoción de Permanencia frente al Jerez Industrial C.F., la cual supera tras vencer 3-0 en la ida y perder 1-0 en la ciudad gaditana. Sin embargo, en la edición 72/73 terminará penúltimo clasificado, descendiendo a Regional donde permanecerá cuatro angustiosas temporadas hasta que la sesión 77/78 regresa a Tercera División gracias a la creación de la Segunda División B. En ella se mantendrá en la zona tranquila dentro de los puestos medios de la tabla hasta finalizar la década.

1980 – 1990

La década de los años ochenta se mantendrá de manera íntegra en Tercera División, sin mayores sobresaltos y con el objetivo de dar el salto de categoría tras permanecer siempre en la parte alta de la tabla clasificatoria bajo la presidencia de Indalencio Cordero Codes, Antonio Domínguez Martín ó Mariano Mancera, entre otros. La oportunidad se dará en la sesión 87/88 siendo entrenador José Sánchez Pérez cuando a punto está de ascender a Segunda División B, pero la fortaleza mostrada por el Real Jaén C.F. le impide tan ansiado premio al quedar a cinco puntos de diferencia de éste. Lo que resta de los años ochenta seguirá manteniendo su gran nivel deportivo con campañas aceptables.

1990 – 2000

Con la entrada en la década de los años noventa, se modificará el sistema de ascenso introduciéndose una Liguilla a disputar por los cuatro primeros clasificados. El C.At. Malagueño desaprovecha la sesión 90/91 al terminar sexto, pero no ocurrirá lo mismo la siguiente 91/92 en la que termina cuarto clasificado con 51 puntos con José Román Ramírez en la presidencia. Sin embargo, en la Liguilla de Ascenso no tendrá fortuna y será segundo por detrás de C.D. San Roque de Lepe. Detrás quedarán U.B. Conquense y U.P. Plasencia.

Es a partir de este momento cuando el hasta entonces filial malagueño, toma el relevo del desaparecido C.D. Málaga en verano de 1992 y se convierte en el club de referencia entre los aficionados. Esa misma temporada 92/93, José Antonio Domínguez se hace cargo de la presidencia, y el club se proclama Campeón de su grupo de Tercera División de la mano de Fernando Rosas y en la Promoción de Ascenso consigue subir a Segunda División B tras imponerse en la Liguilla de Ascenso a: C.P. Cristian Lay, C.D. Mairena y Manzanares C.F.. Así mismo, la S.D. Malagueña (club fundado en 1990) se convierte en filial malaguista. Las expectativas forjadas para subsistir en la campaña 93/94 dentro de la Segunda División B no se cumplen y el equipo acaba descendiendo a Tercera División tras ser decimoséptimo.

Los cambios son continuos y a velocidad de vértigo pues con el verano de 1994 llegan a la entidad andaluza los empresarios Federico Beltrán y Fernando Puche, revitalizando económicamente al club y cambiando su denominación el 29 de junio a Málaga Club de Fútbol, S.A.D. al transformarlo en Sociedad Anónima Deportiva. Previamente, el 19 de diciembre de 1993 fue aprobado el cambio de nombre a Málaga C.F. en asamblea. El resultado a tal inversión es inmediato y se proclama Campeón absoluto de su grupo con treinta y una victorias, nueve empates y cero derrotas, además de noventa y nueve tantos a favor, todas unas grandes cifras con Antonio Fernández Benítez como técnico. En la Promoción se impone a C.D. Isla Cristina, Jerez C.F. y Puertollano Industrial C.F., consiguiendo el merecido ascenso aunque no sin apuros.

Nuevamente en Segunda División B, durante la campaña 95/96 el club blanquiazul se convierte en uno de los gallitos del grupo con aspiraciones de ascenso, objetivo este que no llega en sus primeras ediciones al ser quinto y no poder alcanzar los primeros puestos que dan acceso directo a la disputa de la Liguilla. La S.D. Malagueña se integra en el verano de 1995 dentro del club principal y cambia de nombre a Málaga Club de Fútbol, S.A.D. “B”. La sesión 96/97 se repite la historia al terminar quinto en una temporada marcada por numerosos cambios de entrenador. Es en la temporada 97/98 cuando se cumple el objetivo, pues el Málaga C.F. es Campeón de grupo con bastante holgura siendo entrenadores Tolo Plaza y el avilesino Ismael Díaz, y en la Promoción de Ascenso se impone tras reñidísimo duelo con el Terrassa F.C., a Talavera C.F. y S.D. Beasain.

El club estrena la Segunda División A en la temporada 98/99 con las vistas depositadas en tratar de ascender a Primera División en un futuro inmediato, y con una gran plantilla bastante equilibrada formada entre otros por: Rafa, Mikel Roteta, Bravo, Dorado, Valcarce, De los Santos, Movilla, Zárate, Rufete, Agostinho, Ruano, Sandro, Basti, Edgar, Ismael, Guede ó el goleador Catanha; lo consigue a primeras de cambio bajo la dirección técnica de Joaquín Peiró, acabando Campeón con desahogo. El ascenso del club es meteórico y en la temporada 99/00 debuta en Primera División, volviendo la ciudad a disfrutar de este privilegio una década después de que lo hiciese el desaparecido C.D. Málaga. En Liga realiza una campaña aceptable bajo su condición de debutante en la máxima categoría y finaliza duodécimo con la incorporación de nuevas figuras como: Contreras, Fernando Sanz, Rojas, Musampa, Luque ó Darío Silva.

2000 – 2010

En la temporada 00/01 se consigue reunir una buena plantilla y se consolida con refuerzos en la delantera como Canabal ó el panameño Dely Valdés, que da unos excelentes resultados al ser octavos y rozar con la yema de los dedos posiciones cercanas a la disputa de la Copa de la UEFA. En el verano de 2001 accede a la presidencia Serafín Roldán, máximo accionista del club, finalizando en Liga décimo clasificado con incorporaciones al equipo como: Litos, Duda, Gerardo, Leko, Miguel Ángel ó el “Gato” Romero. La sesión 01/02 terminará en un aceptable décimo puesto. Se consigue entrar en la Copa Intertoto en la edición 2002, en la que elimina a K.A.A. Gent belga, E.S. Troyes Aube Champagne, y al Villarreal C.F. en la Final, con resultado de 0-1 con gol de Gerardo en El Madrigal, y 1-1 con gol de Roteta en La Rosaleda, consiguiendo así su primer trofeo internacional. A través de esta hazaña, consigue un billete para disputar la Copa de la UEFA. En este torneo consigue alcanzar los cuartos de final tras eliminar a clubs como Leeds United A.F.C. y A.E.K. de Atenas, cayendo eliminado en penaltis a manos del Boavista F.C.. En Liga terminará en la zona tranquila de la clasificación, resultando decimotercero en la campaña 02/03.

En la temporada 03/04, Juande Ramos asume el cargo en el banquillo y se refuerza el equipo con Diego Alonso y con un Salva Ballesta en plan estelar obteniendo diecisiete dianas, finalizan décimos. La campaña 04/05 es más deficiente, pues el nuevo técnico Gregorio Manzano desde el banquillo no es capaz de sacar al equipo desde las profundidades y Antonio Tapia, quien poco antes ha ascendido al Málaga C.F. “B” a Segunda División A, toma las riendas y realiza una segunda vuelta espectacular que le aúpa al décimo puesto, igualando con la anterior sesión gracias a la actuación de los porteros Calatayud y Arnau, así como a la consolidación de canteranos como Iznata, Alexis Ruano, Juanito ó Geijo, o a la incorporación de delanteros como el costarriqueño Wanchope ó el brasileño Baiano.

Lo peor llega en la temporada 05/06, cuando tras siete temporadas consecutivas en la élite, el Málaga C.F. desciende a Segunda División A tras perder potencial en la plantilla pese a contar entre sus filas con jugadores como el “Chengue” Morales, Juan Rodríguez o Pablo Couñago. Antonio Tapia, después de un buen inicio, encadena una serie de malos resultados que hacen que a mitad de temporada el secretario técnico, Manolo Hierro, ocupe el banquillo. La trayectoria no se endereza y se acaba último clasificado, bastante descolgado del resto de equipos. Lo peor es que el filial blanquiazul también desciende, en este caso a Segunda División B, en lo que se puede calificar de una temporada horrenda para los intereses malacitanos.

En la temporada 06/07, Fernando Sanz toma las riendas del club al ocupar la presidencia y hacerse con el control accionarial. El Málaga C.F. que en ese momento se encuentra en Segunda División A, acaba realizando una frustrante campaña con Marcos Alonso en la que finaliza decimoquinto, muy alejado de los primeros puestos y gracias a que hay algunos clubs que lo hacen peor, consigue mantener la categoría. Un giro radical en su directiva y la llegada de nuevos jugadores como: Wellingtón, Hélder, Rossato, Javier Calleja, Apoño, Eliseu, Baha ó Roberto Peragón; y con Juan Ramón López Muñiz al frente de la plantilla, hacen que en la campaña 07/08 se alcance el subcampeonato y se ascienda brillantemente a Primera División.

En este retorno, el club malagueño acomete una muy aceptable temporada 08/09 y queda en octavo puesto con una plantilla bien conjuntada, permaneciendo durante varias jornadas al acecho de una plaza en competición UEFA. Totalmente distinta es la sesión 09/10 en la que pese a contar con una buena plantilla reforzada con Munúa, Valdo, Caicedo, Obinna ó Edinho entre otros, los resultados no acompañan y los malagueños coquetean con el descenso durante muchas jornadas, llegándose a un angustioso final en la que deciden su continuidad en la categoría al conseguir empatar en casa ante un Real Madrid C.F. que se juega la Liga.

2010 – 2020

El 11 de junio de 2010 el club pasa a manos del jeque qatarí Abdullah ben Nasser con el que los blanquiazules inician un nuevo periodo en su historia, confeccionando una plantilla descompensada y exenta de calidad que pasa por numerosos problemas en la primera vuelta temiéndose un pésimo desenlace. Gracias al acierto de los fichajes de invierno y al gran desembolso económico realizado la historia albiceleste termina bien con la undécima plaza tras una lenta pero segura remontada en la cual el técnico chileno Manuel Pellegrini tiene mucho que ver. En la edición 11/12 llegan jugadores importantes al club costasoleño realizándose una gran inversión, convirtiéndose los malagueños en claros aspirantes a conseguir una plaza para jugar en torneo europeo. Tras una primera vuelta que sirve para acoplar a los recién llegados, los blanquiazules remontan puestos y poco a poco acceden a la cabeza llegando incluso a ser terceros, quedándose finalmente con la cuarta plaza y consiguiendo clasificarse para disputar la fase previa de la Liga de Campeones por vez primera en su historia.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Fases Históricas del C.D. Málaga. 45 años de Fútbol malagueño (1904-1949). Fernando González Mart (1950).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia del Fútbol en Málaga. Antonio Fernando Urdiales Urdiales (2002).
  • Málaga C.F. (1994-2004): de tercera a la primera pasando por la UEFA. Manuel Ángel Linares Pérez. Grupo Editorial Universitario (2005).
  • Historia de trece ascensos del C.D. Málaga. Juan Cortés Jaén. Editorial Prensa Malagueña (2008).
  • Medio siglo de vida del C.D. Málaga. Juan Cortés Jaén. Editorial Algazara (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de José Romero.
  • La Unión Mercantil. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Real Zaragoza, S.A.D.

 

 

Escudo Real Zaragoza, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Zaragoza, S.A.D.
  • Ciudad: Zaragoza
  • Provincia: Zaragoza
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 18 de marzo de 1932
  • Fecha de federación: 18 de marzo de 1932

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Zaragoza Foot-ball Club (1932-1941)
  • Zaragoza Club de Fútbol (1941-1951)
  • Real Zaragoza Club Deportivo (1951-1992)
  • Real Zaragoza, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1977/78

2 Ligas de Tercera División:

  • 1932/33
  • 1933/34

6 trofeos de Copa:

  • 1964
  • 1966
  • 1986
  • 1994
  • 2001
  • 2004

1 Supercopa de España:

  • 2004

 

TÍTULOS INTERNACIONALES:

1 Recopa de Europa:

  • 1995

1 Copa de Ferias:

  • 1964

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de La Romareda
  • Año de inauguración: 1957
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de La Romareda (1957-)
  • Capacidad: 34.596 espectadores

OTROS ESTADIOS:
 
  • Campo de Torrero (1932-1957)
  • Campo de La Romareda (1957-)

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL REAL ZARAGOZA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Real Zaragoza

UNIFORMES DEL REAL ZARAGOZA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Real Zaragoza

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ZARAGOZA:

La ciudad y municipio de Zaragoza, capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Aragón, con una población de seiscientos setenta y cinco mil habitantes es la quinta en número de habitantes a nivel nacional siendo centro de un importante nudo logístico, de transportes y de comunicaciones. Bañada por los ríos Ebro, Huerva y Gállego, además del Canal Imperial de Aragón que riega su fértil huerta, la ciudad cuenta con un importante patrimonio histórico que atrae a gran cantidad de turistas siendo, junto a su área metropolitana, sede de varios complejos industriales con multitud de servicios. Foco universitario, político, cultural y de ocio, su situación ha ido prosperando en las últimas décadas con grandes mejoras en sus arterias, destacando especialmente el servicio de transporte hacia sus vecinos.

En cuanto a los primeros pasos del fútbol en la capital aragonesa, surgido éste en distintas zonas de la geografía española, tuvo su aparición en el año 1903 cuando, en fecha 16 de noviembre, quedaba constituido en el local de la Academia del pintor Emilio Fortún el titulado Foot-ball Club formado por componentes aristocráticos y elitistas entre los que destacaban unos cuantos ciudadanos británicos en medio de la inmensa mayoría de jóvenes zaragozanos procedentes de la universidad. Presidido por José Pedro Navarro Marín al que acompañaron en la primera Junta Directiva Hugo Sheridan Garrat en la vicepresidencia, Sixto Rodríguez en la secretaría y Asher Huddlestone, vice-cónsul británico, en la tesorería, aquellos jóvenes alquilaron unos terrenos en el Campo del Sepulcro uniéndose poco después Joaquín María Cavero Alcíbar, Conde de Sobradiel, en un proyecto que no cuajó y en abril de 1904 cerró una cortísima carrera.

Tras un periodo de casi seis años sin actividad organizada donde tan solo desde los colegios de los Hermanos Maristas y Padres Escolapios surgían equipos ocasionales que se enfrentaron entre sí en el Campo de Los Huertos destacando el marista Pilar F.C. a finales de década, en enero de 1910 se constituyó el Zaragoza Foot-ball Club con alumnado procedente de la universidad zaragozana exclusivamente donde concurrían estudiantes aragoneses, vizcaínos, riojanos y navarros. Empleando nuevamente el Campo del Sepulcro y vistiendo camiseta blanca con pantalón negro, tampoco este club que contendió con los principales representantes de Huesca y Pamplona pudo perdurar y, antes de concluir el año, ya estaba disuelto.

Entre 1911 y 1913 el fútbol universitario fue el gran protagonista dando forma a clubs donde, ilusionados jóvenes, practicaban este deporte con tal de divertirse. Sociedades efímeras que desaparecían conforme sus integrantes terminaban sus respectivas carreras fueron el Sparta, con aragoneses y catalanes, el Amaika formado por estudiantes vascos, la U.D. Universitaria también con vascos y los más discretos Sporting Club y Athletic Club, formado por alumnos del Colegio de los Corazonistas que en 1915 dio lugar al España F.C. e Hispania Club.

En 1913 se constituyó la Sociedad Gimnástica Zaragozana, con José María Gayarre en la presidencia que empezó su carrera en el Campo de la calle Zurita para, casi de inmediato, levantar el primer campo de fútbol reglamentario titulado Campo de la Química por estar ubicado junto a los terrenos de la empresa Industrial Química. Vestidos con camiseta gualdinegra y pantalón negro, la Gimnástica fue el primer club serio contendiendo con clubs de las provincias limítrofes y algún vasco hasta que, a finales de 1915, desapareció por la falta de sustento financiero y de aficionados.

Barrida por las circunstancias la Sociedad Gimnástica Zaragozana, a principios de 1917, recién llegados desde Argentina, los hermanos Abinzano, Jesús y Julio, contactaron con José Luis Gayarre para constituir un nuevo club aprovechando sus amplios contactos con el Colegio de El Salvador, regido por los Jesuitas y lista de jugadores con los que había convivido. Gayarre, entusiamado con la idea, les entregó los uniformes que todavía guardaba y así, en uno de los bancos de la popular Plaza del Pilar, el sábado 24 de marzo quedaba constituido el Iberia Sport Club presidido por Ricardo Ostalé.

Uniformado con camiseta gualdinegra y pantalón negro, el burgués conjunto iberista se supo rodear casi de inmediato del personal de la empresa de fundición Carde-Escoriaza donde, además de seguidores consiguió jugadores, creando una sociedad homogénea que se desvivía constantemente a su equipo. En 1918, tras negarse la directiva presidida por Francisco Ginés quien había sustituido a Basilio Berdejo y éste a su vez a Ricardo Ostalé, a apoyar la constitución de la Federación Aragonesa, Luis Gayarre Lafuente asumió la presidencia, adquiriendo la sociedad una nueva perspectiva para lanzarse a la conquista del fútbol regional. Campeón Regional de los campeonatos oficiosos de 1917, 1918, 1919 y 1920, durante estos años los reconocidos como “avispas” por su indumentaria, se convertirán en el principal club aragonés no teniendo rival ni en Zaragoza ni en el resto de la región, cualidad que les hará adquirir un gran prestigio.

En marzo de 1919, la alta sociedad local educada en el Colegio de los Corazonistas funda la Sociedad Atlética Stadium con Fermín Asirón al frente, entidad que tenía en sus filas a antiguos jugadores que habían jugado primero en el Athletic Club y, entre 1915 y 1918 en el España F.C. que vestía camisa y pantalón blancos. Iniciados en el Campo del Paseo de la Mina y apoyados por personas pudientes entre los que destaca el Conde Sobradiel, el 19 de abril de 1922 gracias a la amistad del socio Emilio Ara Bescós con el Conde de Someruelos, esta sociedad que vestía camisa roja con pantalón blanco recibe el título honorífico de «Real» pasando a ser denominada Real Sociedad Atlética Stadium a la par que inaugura el Campo del Arrabal en fecha 12 de marzo mediante encuentro disputado ante el Iberia Sport Club con resultado favorable a los locales por 2-1, un espléndido recinto con capacidad para hasta ocho mil espectadores coincidiendo con la conquista del título regional de las ediciones 1924 y 1925.

Cronológicamente detrás de Iberia Sport Club y Real Sociedad Atlética Stadium, en orden de importancia destaca el Zaragoza Foot-ball Club, entidad fundada en 1921 por Ricardo Arribas que, con un proyecto muy ambicioso, pretende desbancar en el futuro al Iberia Sport Club, un club ya consolidado en la ciudad. Bien estructurado y con un respaldo económico notable, en lo sucesivo irá escalando puestos dentro del panorama local y regional. Jugando en el Campo de El Asalto y uniformados con camisa roja de puños y cuello amarillos con pantalón blanco, esta entidad crecerá rápidamente y pronto será capaz de tutear a los dos por entonces grandes.

En 1924 el Zaragoza F.C. absorbe al C.D. Fuenclara, un club constituido en 1917 y registrado en enero de 1922 auspiciado por la Escuela Católica de Obreros y Comerciante que venía jugando en el Campo de la calle Bilbao, para ser más fuerte adoptando los colores de este, camisa rojiblanca y pantalón blanco. Sin embargo, pese a la fusión, su economía no será lo suficiente boyante que precisa por lo que pronto quedará anclado en sus aspiraciones no pudiendo progresar. La salida natural a sus anhelos pasará inevitablemente por una fusión con otra sociedad y, tras mantener conversaciones a lo largo de 1925 con la potente y desahogada Real Sociedad Atlética Stadium, finalmente se insertará y diluirá en esta última la cual adopta la denominación de Real Zaragoza Club Deportivo.

El Real Zaragoza C.D. mantiene la estructura, reconocimiento e idiosincrasia de la Real Sociedad Atlética Stadium, no modificando su tradicional camisa roja combinada con pantalón azul y continuando siendo conocidos como “los tomates”, empezando un despegue deportivo que lo llevará a competir en Tercera División durante la temporada 30/31.

Paralelamente a estos acontecimientos, el Iberia Sport Club, fruto del gran trabajo de Luis Gayarre, adquirirá unos terrenos en el Monte de los Olivos que, entre 1922 y 1923, verán cómo se construye el Campo de Torrero, un flamante terreno de juego con capacidad para quince mil espectadores que es inaugurado el 7 de octubre de 1923 ante el Club Atlético Osasuna, de Pamplona, con derrota de los locales por 1-4. Perdidos los campeonatos regionales de 1924 y 1925 en franca competencia con la Real Sociedad Atlética Stadium, los guadinegros se harán con los siguientes títulos hasta final de la década representando en 1926, 1927, 1928, 1929 y 1930 al fútbol aragonés en el Campeonato de España, pasando a partir de 1926 a experimentar una transformación en la cual el fútbol profesional sustituye al clásico fútbol amateur.

El Iberia Sport Club empieza, tal cual hacen los grandes clubs nacionales, a fichar jugadores foráneos procedentes de otras provincias mayoritariamente vascos, entrando el club zaragozano en 1928 dentro de los planes para militar en las Ligas Nacionales que se están organizando para el fútbol profesional. Dado el peso del fútbol aragonés y la trayectoria de la sociedad, al club gualdinegro se le concede la oportunidad de luchar por la plaza libre que resta en Primera División, siendo eliminado en la Primera Ronda por el Real Oviedo F.C. con el que empata 2-2 en un primer encuentro perdiendo posteriormente en el desempate por 1-4. Decidido por criterio deportivo militar en Segunda División, los gualdinegros debutan en la temporada inicial 28/29 con un magnífico registro al quedar segundo clasificado empatado a puntos con el Sevilla F.C., conjunto andaluz que, debido al gol average favorable, termina contendiendo como aspirante ante el Primera División Real Racing Club, de Santander, quien defiende y consigue mantener su puesto.

En la campaña 29/30 la Federación Española subraya que el ganador de la primera plaza ascenderá directamente a Primera División sin Promoción mediante, compitiendo el Iberia Sport Club con gran entusiasmo aunque finalmente, por un solo punto concluye tercero tras Deportivo Alavés y Real Sporting de Gijón con quien empata a puntos. El Iberia Sport Club compite durante estos años con una gran plantilla que demuestra estar próxima a la élite del fútbol nacional y quizás, de haber colmado sus aspiraciones, bien pudiera evitado los problemas económicos en los que pronto se verá enrolado.

HISTORIA DEL CLUB:

1932 – 1940

Entre finales de los años veinte y principios de los treinta la capital regional aragonesa cuenta con tres grandes clubs que compiten, cada uno hasta donde sus respectivas posibilidades alcanzan, en la Serie A o Primera Categoría. Conocidos el Iberia Sport Club y el Real Zaragoza C.D., el tercero en discordia es el Club Patria-Aragón, una sociedad presidida por Pío Hernando Aceña que viste camisa con pantalón blancos y juega en el Campo del Arrabal. Sustentado por el Círculo Tradicionalista desde sus inicios, esta sociedad tenía su origen en el C.D. Tradición constituido en 1923 que, en ese mismo año, adquirió el nombre de C.D. Patria llegando, ya en 1924, a fusionarse con la Unión Sportiva Aragón, conjunto amateur con el que se pensó constituir una nueva sociedad capaz de ser una alternativa a los dos grandes clubs zaragozanos.

La realidad, sin embargo, terminaría siendo otra y las tres sociedades, gigantes con pies de barro, atravesarían momentos muy delicados nada más empezar la nueva década. En lo que respecta al Iberia Sport Club, sus andanzas en la Segunda División fueron cortadas de pleno al ser décimo y colista perdiendo su plaza, aunque a nivel regional se alzó con el Regional de 1931. Los gualdinegros, sumidos en una grave crisis económica, no eran los de apenas un año antes y su hasta entonces gran plantilla había sufrido grandes cambios.

Si preocupante era la situación de los iberistas, más lo era y con diferencia la de Real Zaragoza C.D. y Club Patria-Aragón, ambos en un callejón sin salida. Los zaragocistas, quienes habían competido durante la temporada 28/29 en Segunda División B, una Tercera División en toda regla para dilucidar qué dos clubs iban a ascender a Segunda División, repitieron sus intentos en las campañas 29/30 y 30/31 sin fortuna debiendo invertir en futbolistas profesionales y en caros viajes sin apenas recompensa. Lo mismo ocurrió con los patriotistas, con ciertas posibilidades en la temporada 29/30 en Tercera División y sin apenas en la edición 30/31. Arruinados ambos por frustrarse sus intentos de alcanzar una meta demasiado cara y alertados por la Federación Aragonesa por impago, en 1930 hubo conversaciones entre las dos sociedades para crear una nueva pero, debido a los números rojos de unos y otros, todo quedó en nada.

En 1931, estando el ahora conocido como Zaragoza C.D. -tras la instauración de la Segunda República que prohibió el uso de referencias monárquicas- agonizando y el Iberia Sport Club con la soga al cuello después de haber sido quinto en el Grupo III de Tercera División donde perdió sus opciones de ascender a Segunda División, hubo un intento de fusión que terminó en fracaso pues, si los socios iberistas votaron a favor, la negativa de los zaragocistas fue rotunda aun sabiendo que era su fin. Con deudas en todas partes, a finales de 1931 tanto Club Patria-Aragón como Zaragoza C.D. causaron baja en la Federación Aragonesa desapareciendo los primeros mientras a los segundos no les quedaba aire.

De estar tremendamente enemistados y no poder siquiera verse, el futuro para iberistas y zaragocistas pasaba por una unión a cara de perro tuviese la oposición que fuese, unión porque no podía ser fusión al haber causado baja federativa el Zaragoza C.D. y deber, precisamente, estos una importante suma a la federación regional. Promovida con toda la buena voluntad del mundo por el presidente de la Federación Aragonesa, José María Muniesa, la unión entre ambos era inevitable y en febrero y marzo de 1932 empezaron las reuniones entre ambas directivas para llegar a un acuerdo. Conocida la finalidad, faltaba discutir los detalles, siendo todos solucionados el 15 de marzo cuando se firmó la constitución del Zaragoza Fútbol Club, nueva sociedad que, ocupando la plaza federativa que tenía el Iberia Sport Club, podría empezar una nueva carrera deportiva convirtiéndose en el club hegemónico de la capital aragonesa. Decidido que vistiese camisa blanca con pantalón azul celeste, los neutrales colores federativos para no crear discrepancias entre los socios firmantes, junto a un escudo con el emblema de la ciudad odeado con los bordes amarillo y negro iberistas, el nuevo club jugaría en el Campo de Torrero empezando su carrera con quince jugadores hasta el momento gualdinegros más el entrenador, también avispa, Elías Sauca.

Deportivamente fuerte y saneado, su andadura en Tercera División durante el campeonato 32/33 fue exitosa conquistando, sin demasiada oposición, el torneo sin apenas problemas. En la Promoción de Ascenso elimina al Baracaldo F.B.C.: 2-1 en la ciudad vizcaína y 4-0 en casa; en la siguiente ronda vence al C.D. Logroño: 0-0 en la capital riojana y 2-0 en casa; después al Valladolid Deportivo: 1-0 en casa y 0-0 en la vuelta, cayendo en la final ante el Centro Sports Sabadell: 1-1 en la ciudad lanera y 1-2 en casa ante la desesperación de sus seguidores. El ansiado ascenso a Segunda División se produce en la campaña 33/34 cuando tras ser campeón de grupo pasa a la Fase Final y es subcampeón de un grupo en el que ascienden los dos primeros clasificados.

El estreno en Segunda División llega con la campaña 34/35, año en el que queda tercero y apunto está de promocionar. En la siguiente 35/36 es subcampeón, jugando una Fase de Ascenso en la que es subcampeón de un grupo de seis clubs y con el que se gana un puesto en Primera División. Sin embargo, tal logro deportivo se ve empañado por la irrupción de la Guerra Civil, acto que pone fin a la denominada quinta de los “Alifantes”, un gracioso apelativo surgido de un aficionado catalán que hacía referencia a la elevada altura de sus defensas.

El debut en Primera División se traslada pues a la temporada 39/40 en la cual son séptimos. En la 40/41 no se realiza un buen torneo y son undécimos quedando a un solo punto de la salvación y descendiendo a Segunda División.

1940 – 1950

En febrero de 1941 castellanizan su denominación por imperativo legal y pasan a ser conocidos como Zaragoza Club de Fútbol. El paso por la categoría de plata es efímero y con un equipo soberbio, al final de la campaña 41/42 son subcampeones, ganándose el acceso a la Fase Final, eliminatoria en la que son segundos de un grupo de seis clubs obteniendo de forma directa el ascenso a Primera División. El Zaragoza C.F., en esta nueva oportunidad, se muestra irregular y es incapaz de aguantar en Primera como presuntamente requerían sus seguidores, descendiendo al término de la campaña 42/43 al ser decimotercero con tan solo dos victorias y nueve empates, unos pésimos resultados. En Segunda División no le van mejor las cosas y tras cuatro temporadas consecutivas sin pena ni gloria, desciende a Tercera División en la 46/47 al ser decimotercero en una clasificación muy igualada.

Pasar por la Tercera División significa un duro golpe para el aficionado zaragozano y la crisis se deja notar, dejando de acudir en masa al campo. A pesar de ello se sobrepone y en la 48/49 consigue retornar a Segunda División tras ser subcampeón de grupo y lo más importante, ser ampliada la categoría de uno a dos grupos.

1950 – 1960

En un par de temporadas el Zaragoza C.F. confecciona minuciosamente un buen equipo y se aúpa a las primeras posiciones, adquiriendo en la campaña 50/51 el subcampeonato. Este puesto le permite disputar la Promoción de Ascenso en la que es de nuevo segundo de un grupo de seis y con ello adquiere plaza en Primera División. El 30 de marzo de 1951, mediante asamblea extraordinaria se cambia el nombre del club, pasando a ser Real Zaragoza Club Deportivo, reivindicación que corrobora el pasado realista de uno de sus antiguos fundadores, la Real Sociedad Atlética Stadium.

La alegría en la división de honor dura un par de temporadas, pues al término de la 52/53 se es decimosexto y colista con solo seis triunfos y cinco empates. El club maño tarda tres campañas en recuperarse dado que en la 54/55, tras ser tercero en Liga, decepcionantemente es quinto en la Promoción perdiendo el tren del ascenso. En la 55/56 repite tercer puesto en Liga, pero en la Promoción se mantiene fuerte y es subcampeón ascendiendo a Primera. Durante estos años el club zaragozano pasa por constantes problemas económicos y en 1951 adquiere en propiedad el Campo de Torrero en vistas a usarlo como cambio de moneda, con el cual poder afrontar retos futuros. Poco tiempo después de adquirirlo lo vende y con lo recaudado sufraga totalmente su deuda, ficha nuevos jugadores y acomete el diseño de un nuevo estadio. Durante cinco años disfruta de su uso mientras afronta la construcción del nuevo campo con más capacidad para albergar a su creciente masa social. A más aforo, más recaudación y de estas resulta el Estadio de La Romareda, estrenado el 8 de septiembre de 1957 con un encuentro frente al C.A. Osasuna y resultado favorable 4-3 para los maños.

1960 – 1970

Este merecido ascenso abre un periodo de estabilidad en la entidad blanquiazul, dado que toda la década de los sesenta la pasará íntegramente en la élite de nuestro fútbol. Durante estos maravillosos años aparecen “los cinco Magníficos”, con Lapetra, Canario, Marcelino, Santos y Villa, todos ellos grandes jugadores que son adquiridos con la venta de Torrero. Este quinteto, acompañado de muchos otros jugadores, proporciona al club maño un excelente rendimiento, pues se obtienen muy buenas clasificaciones en Liga y el pase a competiciones europeas. De su buen juego y hacer se consigue estar en cuatro presencias en las finales de la Copa del Generalísimo, de las que se ganan dos: en 1963 se pierde en el Camp Nou ante el C.F. Barcelona por 1-3; en 1964 se conquista la primera Copa: 2-1 ante el Club Atlético de Madrid en el Santiago Bernabeu; en 1965 de nuevo en el Bernabeu se pierde 0-1 ante el mismo Club Atlético de Madrid; y finalmente, en 1966 se impone al Club Atlético de Bilbao por 2-0 en el recinto antes mencionado.

Internacionalmente, en la temporada 61/62 y tras acabar cuarto clasificado en Liga doméstica, es admitido para disputar la Copa de Ferias. En 1963 llega a cuartos cayendo ante la A.S. Roma. La 62/63 y tras acabar quinto en Liga, se planta en la Final de la Copa de Ciudades en Feria, tras una buena competición durante 1964 en la que deja fuera de competición a equipos como: A.O. Irákis griego, Laussane Sports suizo, Juventus F.C. de Turín, y Royal F.C. Liégeois belga. En la Final tiene como rival al también equipo español del Valencia C.F., con resultado favorable de 2-1 con goles de Villa y Marcelino en partido disputado en Barcelona, alzándose como Campeón y conquistando su primer título europeo.

Al proclamarse campeón de Copa del Generalísimo en 1964, disputa por primera vez la Recopa de Europa (nombre españolizado de la Cup Winner’s Cup, es decir, Copa de Campeones de Copa) en la edición 64/65. En esta, tiene suerte en los emparejamientos, y elimina uno tras a otro a: Valletta F.C. maltés, Dundee F.C. escocés, Cardiff City F.C. galés; y siendo eliminados en la semifinal por el equipo londinense del West Ham United F.C., el cual se proclamó Campeón en esta edición. Tercero en Liga la sesión 64/65, regresa a la Copa de Ferias la edición 65/66 en la que es de nuevo finalista y dejando por el camino otra vez numerosos equipos anglosajones: Shamrock Rovers F.C. irlandés, a los escoceses del Heart of Midlothian F.C. y Dunfermline Athletic F.C., y Leeds United A.F.C. inglés. En la Final se enfrenta al C.F. Barcelona, que previamente había eliminado al Chelsea F.C., y gana en la ida 0-1 con gol de Canario. En la vuelta, cae 2-4 en La Romareda, haciendo estériles los goles de Marcelino.

Cuarto en Liga y campeón de Copa en la campaña 65/66, regresa a la Recopa la sesión 66/67 en la que elimina al Everton F.C. de Liverpool en cuartos, y cae en semifinales frente al Rangers F.C. de Glasgow. La 67/68 de nuevo en Copa de Ferias, es eliminado prematuramente por el equipo húngaro del Ferencvárosi T.C. de Budapest. La siguiente campaña 68/69 llega hasta octavos, destacando la eliminación del Aberdeen F.C. escocés y siendo eliminado por el Newcastle United F.C., en el enésimo encuentro entre el equipo maño y un rival del Reino Unido durante esta década. Llegados a finales de década, se produce el lógico e inevitable relevo generacional y el conjunto pierde fuelle y protagonismo, viéndose relegado a posteriores clasificaciones.

1970 – 1980

El inicio de los años setenta supone un duro revés para el club aragonés, pues a la primera de cambio pierde la categoría al ser último en la edición 70/71. Tres victorias y nueve empates son escaso balance para un conjunto habituado poco antes al éxito. El paso por Segunda División resulta felizmente breve, dado que en un apretado final durante la 71/72 queda tercero y consigue volver entre los grandes. Una gran campaña 73/74 en la que acaba tercero, le permite volver al escenario europeo para la 74/75, dando cuenta de Vitória F.C. de Setúbal y del Grassoppher-Club suizo, no pasando de octavos al caer frente al equipo teutón del VfL Borussia Moünchengladbach. La entidad zaragozana consigue reunir un buen grupo de jugadores como Lobo Diarte, Soto, Blanco, Ocampos y Arrúa, que le llevan a ser sorprendentemente subcampeón de Liga en la temporada 74/75, la mejor clasificación de su historia. La sesión 75/76 disputa de nuevo la Copa de la UEFA, siendo eliminado a las primeras de cambio por los checos del T.J. Internacionál Slovnaft de Bratislava.

La fuga de algunas de sus figuras a otros clubs más importantes, merma en exceso su potencial y termina descendiendo tristemente a Segunda División en la conclusión del campeonato 76/77 al ser decimosexto. Como sucediera escasos años antes, el Real Zaragoza C.D. se sobrepone de inmediato a la decepción y conquista el campeonato de la división de plata por la puerta grande, retornando a la élite. Instalado ya en Primera, se realizan fichajes ajustados que consiguen mantener la categoría sin grandes sufrimientos.

1980 – 1990

Los años ochenta suponen una regularidad deportiva en el campeonato doméstico, en el que no sufren problemas y desde el cual consiguen en varias ocasiones entrar en competiciones europeas, verdadera aspiración del club. Lo más significativo sin duda es la conquista de la Copa del Rey en la edición de 1986, tercera en sus vitrinas, ante un F.C. Barcelona plagado de estrellas que sucumbe por 1-0 con gol de Rubén Sosa en partido disputado en el Vicente Calderón. La disputa de la Supercopa de España de 1986 finalmente no se celebró al no llegar un acuerdo en las fechas para la celebración de los encuentros de ida y vuelta frente al Real Madrid C.F., vigente campeón de Liga.

Paralelamente, destaca la llegada hasta semifinales en la edición de la Recopa de 1987, donde eliminan a la A.S. Roma por penaltis en primera ronda, y caen en semifinales fuera de competición al ser derrotados por el A.F.C. Ajax. Siendo quinto la temporada 88/89 en Liga, regresa a la UEFA la sesión 89/90 superando en primera ronda al Apóllon F.C. chipriota y ser eliminados en la siguiente por los alemanes del Hamburger S.V.

1990 – 2000

En los años noventa el Real Zaragoza C.D. recupera parte del protagonismo que tuvo en la década de los sesenta y notables son sus presencias en la Copa del Rey, torneo en el que siempre llega lejos y en el que es capaz de disputar dos finales, cada una de ellas con distinto sabor, pues en 1993 cae ante el Real Madrid C.F. por 0-2 en partido celebrado en el valenciano Luís Casanova, mientras que en 1994 se impone en el madrileño Vicente Calderón al Real Club Celta de Vigo desde la tanda de penaltis, tras empate 0-0 en el tiempo reglamentario. En la Supercopa de España cae ante el F.C. Barcelona con un 0-2 en casa, y con una insuficiente remontada por 4-5 en el feudo barcelonista.

En el Campeonato de Liga intercambia buenas con malas temporadas, sufriendo a veces más de la cuenta, caso de las temporadas 90/91 y desde la 95/96 a la 97/98, y saboreando un tercer puesto en la 93/94. La temporada 91/92 termina sexto en Liga y entra en competición europea la 92/93, eliminando a Stade Malherbe Caen francés, F.K. Frem de Copenague, y cayendo en octavos frente al B.V. Borussia 1909 de Dortmund.

Pero su mayor logro deportivo es la consecución de la Recopa en 1995, al llegar a la final tras eliminar a F.C. Gloria Bistrita, F.C. Tatran Presov, S.C. Feyenoord Rotterdam y Chelsea F.C.. En este apasionante encuentro disputado en Paris, el conjunto maño consigue imponerse al Arsenal F.C. de Londres por 2-1 con un gol increíble de Nayim desde el lateral del centro del campo a pocos minutos del final. El delirio colectivo es inimaginable y el equipo es recibido con efusividad por su afición en Zaragoza. Destacan de esta época jugadores emblemáticos como pueden ser: Cedrún, Pardeza, Higuera, Poyet, Belsué, Aguado, Esnaider y Solana. La edición siguiente 95/96, el Real Zaragoza participa nuevamente en la Recopa de Europa defendiendo su título de Campeón, en la que hace un buen papel eliminando a A.S.K. Inter Slovnaft de Bratislava y Club Brugge K.V. belga, y siendo apeados de competición por el Real Club Deportivo de La Coruña.

A nivel extradeportivo, destaca la conversión en Sociedad Anónima Deportiva durante 1992 por imposición legal y tras reunir los 539 millones de pesetas requeridos por el CSD, siendo elegido presidente Alfonso Solans el 2 de septiembre con el nuevo consejo de administración, quien estabiliza el club económicamente. La entidad tras este importante movimiento cambia de nombre y pasa a ser Real Zaragoza, S.A.D.

La primera década del nuevo siglo resulta en su globalidad plena de resultados agridulces, pues tan pronto se esta arriba como abajo dentro de las categorías del fútbol profesional. La temporada 99/00 termina cuarto. Ya en la temporada 00/01 se esta a punto de perder plaza en Primera División al ser decimoséptimo en un campeonato que, sin embargo, debuta en la Nueva Copa de la UEFA y en el que es apeado en primera ronda por el T.S. Wisla polaco de Cracovia. La temporada 01/02 destaca por la consecución de su quinta Copa del Rey. Este título llega en 2001 al derrotar al Real Club Celta de Vigo por 3-1, en partido disputado en La Cartuja de Sevilla con goles de Aguado, Jamelli y Yordi. En la Supercopa de 2001, se pierde la oportunidad de conseguir el trofeo al empatar a uno en casa y ser derrotado en el Santiago Bernabeu por 3-0. En la temporada siguiente, 01/02, se presenta lo ineludible y acaba en Segunda División al ser vigésimo y último con tan solo nueve victorias y diez empates. Como premio en esta desastrosa campaña, destaca su participación en la Copa de la UEFA, en la que elimina al danés Silkeborg I.F. en primera ronda y cae en la siguiente ante el Servette F.C. suizo.

El paso por la categoría de plata es breve y al final de la edición 02/03 termina segundo alcanzando nuevamente plaza entre los grandes. El club maño se reorganiza y contrata nuevos futbolistas que den otro aire a la entidad. Deportivamente se mejora y sobrevive cómodamente sin sobresaltos ni alardes en la zona media de la tabla. La entidad parece abonada a presentar batalla en la Copa del Rey y fruto de su constante trabajo y esfuerzo consigue plantarse en dos finales más del torneo. En la edición de 2004 se impone en Montjuïch al Real Madrid C.F. por 3-2 en un vibrante partido. Finalmente se logra el título de Supercopa de España en la edición 2004, frente al Valencia C.F. al caer 1-0 en la ida y ganar 1-3 en Mestalla.

La sesión 04/05 regresa a Europa, superando a S.K. Sigma Olumuc checo, pasando como segundo de grupo ganando a F.C. Utrech holandés y F.K. Dnipro ucraniano, derrotar a Fenerbahce S.K. y caer ante el F.K. Austria Wien en octavos. En la Final de Copa de 2006 es vapuleado en el Santiago Bernabeu por el Real C.D. Espanyol de Barcelona con un resultado de 1-4 desfavorable. Cuando todo parecía indicar que el club iba a iniciar un largo periodo de tranquilidad en Primera División tras un buen campeonato 06/07, fichando jugadores de renombre y con un considerable presupuesto, llega el varapalo del descenso a Segunda División A de la temporada 07/08, campaña en la que sufre un declive dramático en el último tramo liguero que le lleva al decimoctavo puesto y caer en primera ronda de la UEFA ante el A.S. Aris de Salónica griego.

En el verano de 2008 se ficha al técnico Marcelino García Toral y se consigue retornar a Primera División tras ser tercero a un sólo punto del líder Xerez C.D.. Sin embargo, los resultados en la campaña 08/09 no son todo lo aceptables que a priori se había formado la entidad maña y en Navidad, el técnico José Aurelio Gay toma el banquillo además de reforzarse la plantilla con un elevado número de jugadores que a trancas y barrancas son fundamentales para salvar al club de un descenso casi seguro. En la temporada 09/10, el camino que emprenden los zaragocistas es muy similar al desarrollado en la edición anterior, logrando la permanencia con más apuros de los previstos en un campeonato que se desenvuelve de forma agónica por no caer en puestos de descenso.

2010 – 2020

El cambio de década no trae nada nuevo e inmersos en Ley Concursal, el conjunto maño pasa por numerosos problemas sociales y deportivos en la campaña 10/11 teniendo que alcanzar la permanencia en el último encuentro de Liga disputado en Alicante frente al titular Hércules C.F. SAD en un comprometido torneo donde se sufre muchísimo. En la edición 11/12 el club maño lleva a su afición al borde del ataque de nervios puesto que empieza mal el campeonato, continua peor y en breve se mete en puestos de descenso. La pérdida de categoría parece prácticamente inevitable hasta que el técnico Manolo Jiménez empieza a inculcar sus conocimientos y reflota la plantilla paso a paso consiguiendo en el último encuentro salvar milagrosamente la plaza cuando pocos creían en él. El camino emprendido por el Real Zaragoza bajo la presidencia de Agapito Iglesias, con unos gravísimos problemas económicos, tal y como se esperaba pero no deseaba termina descarrilando en la sesión 12/13 cuando con una plantilla que tan solo suma doce en la segunda vuelta, termina vigésima y colista perdiéndose la categoría.

El club aragonés entra en barrena y en los corrillos futbolísticos se señala a Agapito Iglesias como el culpable de la situación. Por si fuera poco, para enjuagar la deuda la categoría de plata no es la más idónea. Perdidos algunos jugadores y no renovados por otros que ofrezcan una calidad similar, los zaragocistas realizan un pésimo torneo 13/14 que se resuelve con una decepcionante decimocuarta plaza conseguida mirando de reojo el descenso al tercer nivel nacional. Movida la masa social para hacer frente al futuro inmediato de la mejor de las maneras, la Fundación Zaragoza 2032 consigue hacerse con el setenta y dos por cien del capital social del club accediendo a la presidencia Christian Lapetra quien sustituye a Agapito Iglesias durante el verano de 2014.  Se esperan cambios en el club maño especialmente en lo deportivo y, aunque sexto en Liga, la temporada 14/15 permite soñar con retornara a la categoría de élite. No será así y, en la Promoción de Ascenso, después de perder 0-3 en casa ante el Girona F.C. y protagonizar una espectacular remontada por 1-4 en Montilivi, en la Final se echa todo a perder después de ganar 3-1 a la U.D. Las Palmas en La Romareda y perder en la vuelta por 2-0 ante la desilusión de sus aficionados.

La campaña 15/16 es ilusionante pero, a medida que ésta avanza, el equipo no rinde lo esperado y sin objetivos, queda octavo a un paso de poder disputar la Promoción. Pese a contar con buenos jugadores, el Real Zaragoza echa un paso atrás en la sesión 16/17 y, como recientemente sucediera, a punto está de dar con sus huesos en Segunda División B. En la temporada 17/18 se hace una gran limpia en el club aragonés y se contrata al técnico Natxo González con quien se accede al tercer puesto precedido por Rayo Vallecano de Madrid y S.D. Huesca quienes ascienden directamente. A los zaragocistas les queda el trayecto más complicado si quieren seguir a sus hermanos oscenses, pero caen eliminados en Semifinales ante el C.D. Numancia de Soria; empate 1-1 en Los Pajaritos y derrota amarga e inesperada en casa por 1-2. Ilusionados por aproximarse a lo realizado en la campaña anterior, la sesión 18/19 es desastrosa y el equipo lucha por no descender. La presencia de rivales menos cualificados les beneficia y quedan decimoquintos.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • El libro de oro del Real Zaragoza. Ricardo Gil. Editorial Plaza & Janés (1984).
  • Real Zaragoza: 1932-1995. Pedro Luis Ferrer y Javier Lafuente. Editorial Mira (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • El sueño de ser grandes; historia social del nacimiento del fútbol en Zaragoza, 1903-1936. Pedro Ciria Amores. Universidad de Zaragoza (2012).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Arte y Sport. Revista.
  • Actualidades. Revista.
  • La Correspondencia de España. Diario.
  • Madrid-Sport. Semanario.
  • La Jornada Deportiva. Semanario.
  • El Imparcial. Diario.
  • La Voz. Diario.
  • La Época. Diario.
  • www.heraldo.es Diario.
  • www.elperiodicodearagon.com Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES EXTERNOS:

 

fin

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Club Deportivo Tenerife, S.A.D.

 

 

Escudo C.D. Tenerife, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Tenerife, S.A.D.
  • Ciudad: Santa Cruz de Tenerife (Tenerife)
  • Provincia: Santa Cruz de Tenerife
  • Comunidad Autónoma: Islas Canarias
  • Fecha de constitución: 8 de agosto de 1922
  • Fecha de federación: 1922

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sporting Club Tenerife (1922-1923)
  • Club Deportivo Tenerife (1923-1968)
  • Tenerife Atlético Club (1968-1971)
  • Club Deportivo Tenerife (1971-1992)
  • Club Deportivo Tenerife, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1960/61

2 Ligas de Segunda División B:

  • 1986/87
  • 2012/13

1 Liga de Tercera División:

  • 1970/71

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Heliodoro Rodríguez López
  • Año de inauguración: 25 de julio de 1925
  • Cambios de nombre:
  • Stadium (1925-1950)
  • Estadio Heliodoro Rodríguez López (1950-)
  • Capacidad: 22.948 espectadores

estadio Heliodoro Rodriguez Lopez

OTROS ESTADIOS:

     

  • Campo de Miraflores (1922-1925)
  • Estadio Heliodoro Rodríguez López (1925- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO TENERIFE, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO TENERIFE, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SANTA CRUZ DE TENERIFE:

El municipio canario de Santa Cruz de Tenerife, capital de la provincia homónima y situado en el extremo noreste de la isla de Tenerife, es la ciudad más poblada de la isla y provincia sumando doscientos diez mil vecinos que viven conurbados con el vecino municipio de San Cristóbal de La Laguna. Localidad portuaria, su economía gira principalmente alrededor del comercio siendo el de mayor atractivo de la isla aunque destaca también su rico patrimonio monumental, especialmente de carácter defensivo junto a diversos centros culturales que atraen un buen número de turistas así como sus fiestas donde los carnavales tienen un amplio prestigio internacional.

La entrada del fútbol en la isla de Tenerife está datada por algunos historiadores en la última década del siglo XIX procediendo sus orígenes de las prácticas que los marinos de la flota británica, cuando sus buques atracaban en el puerto para abastecerse de víveres, solían realizar durante sus ratos de ocio.

Ejecutado de manera informal durante años, la aparición del fútbol organizado se demoró hasta el año 1902, fecha en la que tomó cuerpo el denominado y conocido como Club Inglés, una entidad formada casi exclusivamente por ciudadanos de origen británico donde, además, se practicaban otras disciplinas deportivas. De las acciones de los británicos en suelo chicharrero inmediatamente surgió una réplica por parte lugareña en forma del Club Añaza haciendo honor al antiguo nombre donde se asienta la ciudad, siendo la evolución de ambas sociedades bastante limitada hasta el punto de tener que fusionarse para obtener la continuidad necesaria. Nacido de la unión de ambas voluntades el Nivaria Sporting Club en 1903, esta popular sociedad tomó la bandera del balompié en lo sucesivo marcando el despegue del fútbol en la localidad actuando básica e inicialmente de vez en cuando frente a equipos formados por tripulantes británicos de visita ocasional por la ciudad.

El conjunto santacrucero pronto adquirió fama fomentando ese mismo año de 1903 el nacimiento del Patria F.C. y el Laguna Sporting Club en la vecina localidad de San Cristóbal de La Laguna, inculcando la semilla del balompié entre los jóvenes para fomentar en 1904, ya en Santa Cruz de Tenerife, la aparición del Teide F.C. que se unió a los existentes incrementándose la afición para dar pie en 1908 al surgimiento del Isleño F.C. La ausencia de escenarios idóneos resultó un serio contratiempo para la época forzando en ocasiones el uso de recintos tan poco propicios como la Plaza de Toros, caso del Nivaria S.C. que no tuvieron repercusión entre lo empresarios o comerciantes locales todavía no entregados a la causa.

El impulso de la capital fue seguido por ilusionados aficionados de otros puntos de la isla apareciendo en 1912 el C.D. Norte, en Puerto de La Cruz y el prestigioso Hespérides F.C., sociedad constituida fruto de la fusión llevada a cabo por los dos conjuntos locales Patria F.C. y Laguna S.C. tras nueve años de gran rivalidad en la localidad de San Cristóbal de La Laguna quienes al poco tiempo fueron secundados, dentro del mismo año, por el Icod Sporting Club, natural de Icod de los Vinos, el Garachico Balompié establecido en en la localidad portuaria de Garachico y el Castro F.C., perteneciente al municipio de Los Realejos.

Asentado el fútbol en Tenerife y tomando ventaja el fútbol lagunero, de la fuerte competencia existente entre los respectivos representantes de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna surgió también en 1912 la necesidad en la capital insular de constituir una sociedad fuerte que plantase cara a sus vecinos y, de paso, superase los históricos problemas que ahogaban al fútbol local en forma de falta de terreno de juego dado que el Campo de la Plaza de San Francisco del Nivaria S.C. no cumplía con los requisitos adecuados. Empleando la base deportiva del Nivaria S.C. aun teniendo este último continuidad y el apoyo de aficionados junto a personas entregadas a la causa, finalmente el 21 de noviembre se cerró en el seno del Centro de Dependientes de Santa Cruz de Tenerife el acuerdo de constituir el Tenerife Sporting Club, flamante sociedad quien, vistiendo camiseta blanquiazul con pantalón azul, eligió su primera Junta Directiva siendo elegido presidente Juan Yanes Rodríguez secundado por los vicepresidentes Edmundo Caulfield y Arturo Rodríguez Ortiz, el secretario Juan Bautista Acevedo y el tesorero Manuel Beautell.

Teniendo como escenario provisional el nuevo Campo de la Carretera de San Andrés, la irrupción del Tenerife S.C. supuso una entrada de aire fresco pasando acto seguido a jugar en el Campo del Asilo Victoria, financiado por Juan Martí Dehesa al borde del Barranco de Santos junto a la confluencia de las Calles Galcerán y Noria Alta o Ramón y Cajal. A la estela del Tenerife S.C. nació en septiembre de 1913 el Isleño Sporting Club secundado por el Teide Sporting Club y, ya en diciembre, por el Nakens Sporting Club presidido por Ezequiel González.

El Tenerife S.C. fue tomando protagonismo a medida que transcurrieron sus primeros años de existencia manteniendo una sana rivalidad con el vecino Laguna S.C., pero también con las sociedades de la portuguesa Isla de Madeira, Club Sport Marítimo y C.D. Nacional, ambos de Funchal a los que se invitaba repetidamente, amén del Sporting Club Victoria, el gran campeón de Las Palmas de Gran Canaria con quien se solía diputar el Campeonato de Canarias consiguiéndolo en tres ocasiones entre las temporadas 13/14 y 15/16.

En noviembre de 1915 se produjo el primer desplazamiento del Tenerife S.C. a la península participando en el Campeonato Regional del Sur gracias a la creación de un subcomité eventual de esta federación asentada en Sevilla en las islas, enfrentándose a los principales clubs andaluces del momento como el Sevilla F.C. y Cádiz F.C., venciendo el equipo insular en ambos encuentros. El Tenerife S.C., quien pasó a adoptar camisa de color blanco, perdió los Campeonatos de Canarias en las ediciones disputadas en 1917 y 1919 frente a los grancanarios Marino F.C. y C.D. Gran Canaria respectivamente de la capital vecina durante una época de declive futbolístico en todas las islas transcurriendo la vida deportiva del club chicharrero sin grandes alteraciones hasta la conclusión de los años diez.

HISTORIA DEL CLUB:

1922 – 1930

Al iniciarse la década de los años veinte el fútbol canario empezó a luchar por constituir su propia federación territorial siguiendo la estela de las regiones peninsulares donde varias de ellas llevaban tiempo ya asentadas, una aspiración que resultó frenada por la Federación Española quien, acorde a sus ordenanzas, exigía por aquella entonces un mínimo de siete clubs de Primera Categoría para autorizar dicho paso. Frustrado este primer empeño, las sociedades canarias comenzaron a reorganizarse y establecer los pilares para alcanzar su viejo sueño coincidiendo, sin embargo, con un momento donde su principal adalid, el popular Tenerife Sporting Club atravesaba, sobre todo desde mediados de 1921, una crisis económica considerable a consecuencia de las últimas gestiones de sus directivas y, especialmente, por la falta de contendientes de nivel en la isla y torneos atractivos donde se atrajera gran cantidad de público.

A principios de noviembre de 1921, en un desesperado intento por reconducir la situación del club, se eligió una nueva directiva encabezada por Ricardo Martín en la presidencia que no consiguió sus objetivos siendo cada vez menor el ritmo de encuentros disputados provocando la marcha del máximo dirigente quien, en abril de 1922, fue relevado por Jacinto Casariego. La nueva Junta Directiva, sin realizar apenas cambios y con los mismos planteamientos de la anterior, no pudo resistir toparse con la cruda realidad y, pese a concertarse y recordarse un último gran acontecimiento en la isla como fue la visita de la sociedad portuguesa afincada en Madeira, C.D. Nacional, contra la cual se jugó en mayo de 1922, herida de muerte dio sus pretéritas bocanadas de aire comenzando el verano. Puestos en el mes de julio, la deuda de los sportinguistas con el propietario del Campo de Miraflores, Edmundo Caulfield exfundador junto a otros socios del Tenerife S.C., ascendía a mil pesetas, una cantidad importante que no pudo ser satisfecha por lo que la Junta Directiva presentó su renuncia irrevocable el día 4 consumándose, a mediados de este mes estival, la entrega de las llaves del recinto a su titular y, por ende, la triste extinción del club al quedarse huérfano de dirigentes que lo sostuvieran.

La desaparición del histórico Tenerife Sporting Club originó una pequeña crisis que tuvo un corto recorrido pues, casi de inmediato, antiguos directivos junto a parte de los hasta el momento jugadores y algunos interesados propiciaron la rápida constitución de una nueva sociedad que representara a la capital insular, acuerdo de voluntades que fue refrendado el 8 de agosto con el nacimiento del Sporting Club de Tenerife, denominación muy similar a la anterior con la cual no se querían perder vínculos con una sociedad que llevó el nombre de la isla a lo largo de una década con buenos y también amargos sabores.

Proclamada una primera Junta Directiva, ésta estuvo formada por Mario García Cames en la presidencia secundado por Cándido Pérez en la vicepresidencia, Julio Fernández del Castillo como tesorero, Rodolfo Krawany como contador, Juan Labory en el puesto de secretario y José Pérez Quesada, vicesecretario, iniciándose un nuevo camino donde la similitud de la denominación recientemente elegida con la del club anterior al ser tan parecidas ocasionaba malentendidos y confusión decidiéndose a finales de año que, para el 1 de enero de 1923, la sociedad adoptara el nombre de Club Deportivo Tenerife.

El C.D. Tenerife que venía disfrutando desde su creación del viejo Campo de Deportes de Miraflores, ante el aumento de su masa social, inaugura el 25 de julio de 1925 el nuevo Stadium en un partido que le enfrenta al Marino F.C.. La entidad chicharrera crece a grandes pasos y fruto de su dinámica absorbe entre finales de los años veinte y principios de los treinta a otros clubs locales como el Fomento F.C., el Salamanca F.C. y el Club Laurel, ganando además por cuarta vez el Campeonato de Canarias de la temporada 1930/31. Previamente el fútbol canario ha alcanzado su reconocimiento al crearse la Federación Regional Canaria de Clubs de Foot-ball el 13 de septiembre de 1926.

1930 – 1940

Pero pese a los grandes avances conseguidos a lo largo de estos años, el C.D. Tenerife y con él todo el fútbol canario en general, vive marginado de las grandes competiciones nacionales ante la negativa de los clubs peninsulares de viajar a tan larga distancia y los grandes costes que esta medida les supone. No será hasta finales de los años cuarenta con la recién creada U.D. Las Palmas cuando se logre asaltar estos torneos y se rompa esta puerta sin salida hasta la fecha. Mientras tanto, el fútbol canario ha de conformarse con organizar ligas locales e interinsulares con el añadido de que desde 1931 la Federación Canaria se encuentra dividida en dos, surgiendo en esta fecha la Federación Tinerfeña de Clubs de Foot-ball y la Federación de Clubs de Foot-ball de Las Palmas. A partir de la posguerra las ligas interinsulares alcanzan su máximo apogeo, un mal menor para unos clubs que andan deseosos de competir con los grandes peninsulares.

Durante estos años, los chicharreros protagonizan apasionantes duelos locales con el Real Unión de Tenerife, el C.D. Salamanca, el C.D. Iberia, el C.D. Price y sobre todo con el Real Hespérides F.C. de San Cristóbal de La Laguna, naciendo igualmente una gran rivalidad ante los equipos grancanarios del Marino F.C. y Real Club Victoria. El club blanquiazul despliega un buen fútbol como queda reflejado ante conjuntos peninsulares de prestigio como el Real Madrid F.C., el Athletic Club de Bilbao, el Athletic Club de Madrid y el Real Betis Balompié, y otros de talla internacional como el Everton F.C., el C.S. Marítimo de Funchal y el F.K. Wien Österrëich (actual F.K. Austria Viena). Gana de manera consecutiva los Campeonatos de Canarias desde 1940 a 1943, pero a partir de 1945 sus prestaciones decaen ante la fuga masiva de importantes jugadores talentosos a clubs de Primera División.

1940 – 1950

El periodo republicano y el estallido de la Guerra Civil no causan grandes estragos deportivos en las islas, demasiado alejadas de cualquier objetivo militar, con lo cual mantienen casi intactas sus opciones de competir. En el año 1945 se declara un incendio en la sede del club y se pierden todos los trofeos almacenados y documentos importantes, causando una pérdida irreparable. En 1946 accede a la presidencia un hombre determinante en la evolución de la entidad, Heliodoro Rodríguez López, mientras que en 1949 se realizan las primeras reformas importantes del estadio renovándose casi por completo. A la conclusión de dichas obras en 1950, el estadio toma su nombre actual tras aprobar la directiva el cambio de denominación a Estadio Heliodoro Rodríguez López, en reconocimiento al que fuera presidente del club desde 1946 a 1950, fallecido este último año.

1950 – 1960

Además de estos hechos extradeportivos 1950 es una fecha importante pues los clubs de fútbol de Santa Cruz de Tenerife viendo que la recién creada U.D. Las Palmas compite ya exitosamente en Segunda División como resultado de la unión de los clubs más importantes del municipio, deciden emprender bajo el beneplácito y ayuda del propio C.D. Tenerife un proyecto similar contando con los jugadores más destacados de la isla. Este proyecto recibe el nombre de Unión Deportiva de Tenerife, nace de la fusión entre C.D. Iberia y C.D. Price, siendo constituida el 18 de noviembre de 1950 y disputando sus encuentros en el Campo de La Manzanilla, en La Laguna. Aún a pesar del empuje inicial, el proyecto no consigue fraguar puesto que precisamente el C.D. Tenerife lo abandona desinteresado al poco de empezar, acabando este club por desaparecer a los cuatro ó cinco años después de haber sido fundado y tras haber disputado una Promoción de Ascenso a Tercera División ante el Levante U.D. de Valencia, en la cual es superado.

El 31 de agosto de 1952 el Estadio Heliodoro Rodríguez López, que hasta entonces era de tierra, estrena césped en un amistoso contra el Club Atlético de Madrid, el cual finaliza con empate 1-1. El 31 de mayo de 1953 es una fecha histórica para los tinerfeños, ya que después de muchos años jugando en categorías regionales por fin asciende a Segunda División nacional tras ganar en la Promoción de Ascenso por 3-0 al alicantino Orihuela Deportiva C.F.

El C.D. Tenerife tras el ascenso se mantendrá durante ocho temporadas consecutivas en Segunda División, llegando a ser Subcampeón de Liga la campaña 57/58 y escapandosele el ascenso a división de honor en beneficio del Real Betis Balompié. Este esfuerzo económico por intentar ocupar una plaza entre los grandes repercute en sus finanzas y para paliar sus gastos se decide el 4 de julio de 1959 la venta del estadio, y así poder afrontar el futuro con más optimismo.

1960 – 1970

Al término de la temporada 60/61, el club blanquiazul asciende exitosamente a la ansiada Primera División de la mano de Heriberto Herrera ante el júbilo de toda su afición y después de ser Campeón, pero su estancia y debut de la campaña 61/62 es desastroso y finaliza colista perdiendo la categoría recientemente adquirida. Este descenso trae lamentables consecuencias, pues en las temporadas posteriores no consigue remontar el vuelo y ascender, gastándose grandes cantidades económicas en fichajes erráticos que no cuajan y alcanzando una irregularidad que le lleva hasta la Tercera División una vez finalizada la temporada 67/68.

La situación económica del club pasa factura y se procede a dar de baja a catorce jugadores por no poder satisfacer sus pretensiones económicas. Esta gran crisis económica y deportiva provoca que en el verano de 1968 algunos clubs de fútbol de la localidad se unan al club chicharrero, prestándole jugadores y dinero con el fin de recuperar al equipo más representativo de la ciudad y poder volver a Segunda División cuanto antes. A la unión de estos clubs con el Club Deportivo Tenerife se le denomina federativamente Tenerife Atlético Club, decidiéndose cambiar el uniforme pasando a emplear camisa azul y pantalón blanco, es decir, se invierten los colores. Sin embargo, en la realidad pese al acuerdo alcanzado, el club sigue utilizando el mismo uniforme y escudo de siempre no haciendo efectivo cambio alguno. El Tenerife Atlético Club se convierte en un intento de relanzamiento del club para alcanzar cotas mayores que no prospera, cambiándose el nombre en 1971 nuevamente a Club Deportivo Tenerife.

1970 – 1980

Años más tarde, una vez remontada la crisis se vuelve a ascender a Segunda División, pero el club deambula por la categoría de plata con más pena que gloria a pesar de una espectacular liga 73/74 en la que es cuarto, destrozado por las deudas, por la mala gestión y observando sin poder hacer nada, la fuga de talentos. En medio de esos años de crisis, cabe destacar una meritoria actuación en el torneo de Copa de 1976 en el que se alcanzan los Cuartos de Final eliminando al Real Madrid C.F.: 2-0 en la ida y 1-0 en la vuelta. Al término de la campaña 77/78 se es decimonoveno y se desciende a Segunda División B, permaneciendo en esta categoría durante cinco largas temporadas y abandonándola en la sesión 82/83 al ser subcampeón tras el Bilbao Athletic Club.

1980 – 1990

De nuevo en Segunda División, su presencia es complicada y la entidad lucha por no descender, objetivo que no puede superar en la campaña 85/86 al ser decimonoveno clasificado. Finalizada la temporada, Javier Pérez asume la presidencia con una deuda de trescientos veinte millones de pesetas pero se traza como meta el recuperar la categoría perdida, logro que consigue con el técnico Martín Marrero al ser Campeón de una Segunda División B que en esa edición se disputa en un grupo único, con una plantilla de bajo coste y pocos nombres después de veintiún partidos invicto.

Tras un discreto duodécimo puesto en la campaña 87/88, en la temporada 88/89 se es tercero y asciende a Primera División con el preparador Benito Joanet al eliminar en la Promoción de Ascenso al Real Betis Balompié: 4-0 en casa y 1-0 en Sevilla. El reestreno en Primera División durante la campaña 89/90 es especialmente duro y se culmina decimoctavo con una Promoción superada, al eliminar al aspirante Real C.D. de La Coruña: 0-0 en casa y 0-1 en la vuelta.

1990 – 2000

La década de los años noventa es su época de gran esplendor coincidiendo con el auge futbolístico televisivo, el cual trae como consecuencia grandes dividiendos económicos. En estos tiempos el C.D. Tenerife realiza campañas memorables. Tras varios entrenadores entre los que encontramos a Vicente Miera, Azkargorta y Solari, llega al banquillo una puesta arriesgada: Jorge Valdano. Valdano se incorpora al final de la temporada 91/92 y salva al club del descenso en las últimas ocho jornadas al ganar en casa al Athletic Club de Bilbao, Valencia C.F., F.C. Barcelona y Real Madrid C.F. en el último encuentro de Liga, privando a los merengues de conseguir el campeonato tras vencerles 3-2; el título va a parar a las vitrinas del F.C. Barcelona. El 25 de noviembre de 1992 el club se convierte en Sociedad Anónima Deportiva pasando a ser Club Deportivo Tenerife, S.A.D., mientras en la temporada 92/93 la dupla de técnicos argentinos Valdano-Cappa que cuenta con jugadores como: Mata, Chano, Conte, Dertycia, Manolo López, etc… alcanza la clasificación para la UEFA por primera vez en su historia. Este logro se obtiene en el último partido de Liga, curiosamente ante el Real Madrid C.F. quien nuevamente se juega el título. Los chicharreros se imponen 2-0 con tantos de Dertycia y Chano, y paradójicamente el título lo adquiere de nuevo el F.C. Barcelona.

En la temporada 93/94 se alcanza la Tercera Ronda de la Copa de la UEFA tras eliminar a A.J. Auxerre y Olympiakos S.F.P. y caer frente a la Juventus F.C. de Turín: 3-0 en la ida y 2-1 en Tenerife. La temporada 95/96 con Juup Heynckes en el banquillo repite su mejor puesto, quinto en la Liga, mientras que en la campaña 96/97 supera en UEFA al Maccabi Tel Aviv, S.S. Lazio, S.C. Feyenoord Rooterdam y Brondby I.F. con un gol de Antonio Mata de falta directa a dos minutos del final de la prórroga. En las semifinales, el C.D. Tenerife cae ante el futuro campeón, el F.C. Schalke 04: 1-0 en Santa Cruz y 2-0 en Gelsenkirchen.

En la temporada 98/99, el club desciende a Segunda División al ser decimonoveno y tras diez temporadas consecutivas en la máxima categoría del fútbol español. Después de un par de campañas, en la sesión 00/01 se es tercero con el joven técnico Rafa Benítez y se consigue ascender a Primera División contando con jugadores como: Hugo Morales, Barata, Mista, Pier, Luís García o Curro Torres.

2000 – 2010

La temporada 01/02 resulta pésima y desciende nuevamente, iniciando un via crucis por Segunda División que dura siete campañas. En la sesión 05/06 se teme por su continuidad en la categoría al titubear con el descenso, resuelto al final tras ser decimoctavo. Un cambio en sus directrices y la llegada de nuevos dirigentes hace que en los últimos años se recupere y acceda a puestos más tranquilos, obteniéndose al término de la temporada 08/09 un gran éxito deportivo al ser subcampeón de Liga y ascender a Primera División, tras un emocionante campeonato en el que mantiene un reñido pulso con Xerez C.D. y Real Zaragoza.

El regreso a la categoría reina dura una sola campaña y desde el inicio de la 09/10, los jugadores que dirige José Luís Oltra se mantienen en puestos que merodean el descenso si no están inmersos en este, todo ello dentro de un club con escasos recursos económicos que le impiden reforzarse convenientemente en el mercado de invierno. Con estos mimbres se llega a pesar de todo al final de temporada con opciones de salvación, rotas definitivamente en el último encuentro disputado en Valencia donde son derrotados perdiendo la categoría.

2010 – 2020

Si mal resulta esta campaña, peor es su presencia en Segunda División A durante la edición 10/11, mostrándose como un conjunto muy débil que mantiene continuamente en ascuas a su afición y que no da síntomas de poder mantener la categoría, protagonizando una de las sorpresas desagradables del grupo al encadenar su segundo descenso consecutivo. En la edición 11/12 es subcampeón de Liga tras el Real Madrid Castilla aunque a una considerable distancia. Este puesto le permite promocionar superando en Cuartos al C.F. Badalona; 1-1 en la ciudad barcelonesa y 3-1 en casa y a la Real Balompédica Linense en Semifinales; 0-1 en la localidad gaditana y 3-2 en casa, cayendo en la Final ante la S.D. Ponferradina; 1-0 en la capital berciana y 1-2 en casa.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia de los clubes de Primera División 94-95. Coleccionable, Revista semanal Interviú (1995).
  • C.D. Tenerife, 1922-1997: 75 años de historia. Juan J. Arencibia de Torres. Edit. C.D. Tenerife (1997).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Gaceta de Tenerife. Diario.
  • La Prensa: diario republicano. Diario.
  • La Opinión. Diario
  • El Progreso: diario republicano. Diario.
  • La Gaceta de Tenerife. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.historiadelfutbolcanario.com Web de Javier Domínguez García.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

     

  • www.clubdeportivotenerife.es (Web oficial).

 

fin

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D.

 

Escudo R.C.D. Espanyol de Barcelona, S.A.D.

 

PLANTILLA, PREANÁLISIS Y DATOS DE LA TEMPORADA 2021-2022:

fuente: www.as.com

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D.
  • Ciudad: Barcelona
  • Provincia: Barcelona
  • Comunidad Autónoma: Cataluña / Catalunya
  • Fecha de constitución: marzo de 1902
  • Fecha de federación: 1909

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • X Foot-ball Club (1902-1907)
  • X Sporting Club (1907-1909)
  • Club Deportivo Español (1909-1912)
  • Real Club Deportivo Español (1912-1931)
  • Club Deportivo Español (1931-1940)
  • Real Club Deportivo Español (1940-1992)
  • Real Club Deportivo Español, S.A.D. (1992-1995)
  • Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D. (1995-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Segunda División:

  • 1993/94
  • 2020/21

4 trofeos de Copa:

  • 1929
  • 1940
  • 2000
  • 2006

 

ESTADIO:

  • Nombre: RCDE Stadium
  • Inauguración: 2 de agosto de 2009
  • Cambios de nombre:
  • Estadi del RCD Espanyol Cornellà-El Prat (2009-2014)
  • Power8 Stadium (2014-2015)
  • RCDE Stadium (2015-)
  • Capacidad: 40.500 espectadores

EVOLUCIÓN DEL RCDE STADIUM:

OTROS ESTADIOS:

  • Hipódromo de Can Tunís (1902-1903)
  • Velódromo de la Calle Aragón (1903-1905)
  • Campo de la Calle Marina (1905-1911)
  • Campo de la Calle Muntaner (1911-1923)
  • Estadio de Sarriá (1923-1997)
  • Estadio de Montjuïc (1997-2001), Estadio Olímpico Lluís Companys (2001-2009)
  • RCD Stadium (2009- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL REIAL CLUB DEPORTIU ESPANYOL DE BARCELONA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL REIAL CLUB DEPORTIU ESPANYOL DE BARCELONA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes RCD Espanyol Barcelona

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN BARCELONA:

Los orígenes conocidos del fútbol en la ciudad condal se remontan hacia 1890 cuando obreros y técnicos británicos que trabajaban en el importante sector textil catalán, solían dar rienda en sus ratos de ocio y todos los días festivos a la práctica de este deporte en el Hipódromo de Can Tunís (Casa Antúnez), sito entre Montjuïc, el mar y el río Llobregat, aunque desconocemos si lo hacían con anterioridad por la ausencia de documentos. Su gran relación con algunos miembros del Real Club de Regatas, una sociedad barcelonesa dedicada al remo fundada en 1881, provocó que estos mostrasen interés por este desconocido deporte y tras un rápido aprendizaje concertaran el 25 de diciembre de 1892 su primer encuentro en las inmediaciones del Velódromo de Bonanova, en Sant Gervasi de Cassoles.

Sin duda la experiencia debió de gustar y a inicios de 1893 la frecuencia de partidos se incrementó notablemente siendo habitual la confrontación entre combinados formados por británicos y barceloneses que organizados en dos característicos bandos, el rojo y el azul, empezaron a tomarse el fútbol mucho más en serio. Fruto de ello en otoño de 1893 y según se insinúa en la prensa, surgió el Barcelona Foot-ball Club, identificado en prensa como Sociedad de Foot-ball Barcelona, un club creado ex proceso cuya presidencia fue ofrecida con posterioridad al cónsul británico, Mr. Wyndham y que tenía su sede junto al velódromo de Bonanova estando uniformado con camisa roja y pantalón blanco.

En 1894 se enfrentan al Club de Sant Martí de la por entonces vecina localidad y desde 1897 distrito de Sant Martí de Provençals, iniciándose el despegue deportivo del primer club de fútbol de la ciudad. La masiva presencia de regatistas barceloneses y miembros del British Club -popularmente conocidos en España como Club Inglés-, hizo que se concertaran varios encuentros durante 1895 ya en el interior del velódromo de Bonanova frente a la Asociación de Foot-ball Torelló, un club de la vecina localidad de Sant Vicenç de Torelló que había surgido en la Colonia Borgonyà edificada por la empresa escocesa de hilaturas J&P Coats Ltd. para sus trabajadores, dándose la curiosa circunstancia de que se cobraba una peseta por la entrada y 2,10 con asiento en tribuna.

Tras los encuentros tanto en Barcelona como en el feudo de Borgonyà, la actividad se popularizó en la ciudad y pronto surgieron practicantes entre los estudiantes de la Facultad de Ciencias, pero siendo siempre el Club Inglés quien se encargaba de mantener viva la llama en detrimento de una Sociedad de Foot-ball Barcelona que languideció a partir de 1896. En 1899 y desde el Gimnasio Tolosa, el carismático profesor higienista Vila crea una sección de fútbol para sus socios entre los cuales solo se admiten catalanes y extranjeros de confesión católica, sección que el 17 de diciembre acaba constituyéndose en el Catalá Foot-ball Club. Paralelamente a estos actos un joven suizo, Hans Gamper, con el apoyo del también higienista Gimnasio Solé y gracias al reclutamiento de un importante número de jugadores del Club Inglés o procedentes de otras nacionalidades de confesión protestante funda el 29 de noviembre el Foot-ball Club Barcelona, anticipando su constitución al Catalá Foot-ball Club en un par de semanas.

Apenas unos días y dentro todavía de 1899, viendo la pujanza que iba adquiriendo este deporte entre la sociedad surge el Escocés Foot-ball Club, entidad formada por jugadores de la colonia escocesa de la empresa Hilaturas Fabra, situada en el barrio de Sant Andreu, quien durará poco tiempo debido a la presencia de varios de estos jugadores al unísono en las filas del Catalá F.C., motivo por el cual es boicoteado por el F.C. Barcelona, no encontrando rivales con quien competir y causándose su disolución.

Poco después y con algunos ex-jugadores del Escocés F.C. como base principal nace el potente Hispania Athletic Club, un club dirigido por Alfons Macaya, Eduard Alesson, Fermín Lomba y Carlos Soley entre otros que se convertirá en el predominante durante los primeros años, constituyéndose tras este una serie de asociaciones como el Club Franco-Español de Foot-ball, el Asociación, la S.D. Santanach alentada por el popular gimnasio barcelonés del mismo nombre, el Aplec Escolar, el Team Universitari, el Club Hispano-Americano, el Putxet, el Penitents, el Catalunya F.C., el Team Infantil, el Inglés F.C., el Comercial F.C. y el Rojo F.C., muchos de los cuales serán brevísimos.

El 28 de octubre de 1900 se constituye la Sociedad Española de Foot-ball, entidad generada bajo el amparo de la Sociedad Gimnástica Española y el impulso de estudiantes universitarios como Ángel Rodríguez, Octavi Aballí y Lluís Roca a los que se les unen algunos jugadores procedentes del Catalá F.C. Como seña de identidad del club barcelonés y dentro de su filosofía, destaca la aceptación de jugadores exclusivamente de procedencia catalana o de cualquier parte del país en un claro intento de oponer resistencia local a los tres grandes clubs por entonces existentes que alinean jugadores preferentemente extranjeros: Català F.C., F.C. Barcelona e Hispania A.C.

La Sociedad Española de Foot-ball emplea camisa amarilla con pantalón azul, conteniendo su escudo los colores de la enseña nacional y afiliándose inmediatamente en la Sociedad Gimnástica Española cuyo presidente es el propio padre de Ángel Rodríguez, un ilustrado médico granadino de reconocido prestigio de la Universidad de Barcelona. A finales de 1901 el club pasa por grandes dificultades para completar un once inicial por falta urgente de jugadores, integrando a parte de uno en decadencia como es el Español F.C., una asociación que debido a su estado acaba de fusionarse con el Cataluña F.C. dando lugar al Irish Foot-ball Club.

Con la adquisición de nuevos jugadores y después de quedar libre la denominación “Español F.C.”, la Sociedad Española de Foot-ball adquiere el nuevo nombre de Club Español de Foot-ball -tal y como se anuncia el 20 de enero en la prensa-, sociedad que empieza a vestir camisa blanca con pantalón azul. No será esta su última ampliación, pues simultáneamente y dentro del mismo año, se acogen en su seno a jugadores procedentes de la recién desaparecida S.D. Santanach.

escudo y uniforme Club Espanol de Football

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

Con Josep María Miró Trepats de presidente, ingresan en 1902 en la Asociación de Clubs de Foot-ball Association (nombre del Fútbol en esa fecha), formada íntegramente por clubs barceloneses en lo que se puede interpretar como la precursora de la posterior Federación Catalana. La trayectoria del Club Español de Foot-ball es ascendente y después de adjudicarse la Copa Macaya en su edición 02/03 conquistan el Campeonato Catalán de la temporada 03/04. Tras participar en varias ediciones del Campeonato de Catalunya, a mediados de 1905 el Club Español de Foot-ball languidece por la enfermedad de su presidente y prácticamente único financiero, Josep María Miró, que se agrava a finales de año. Miró, dueño de la cadena hostelera Cafés Tupinamba con varias sedes en todo el país y una potente firma constructora, aquejado de tuberculosis ve como gran parte de su plantilla marcha a otros destinos, careciendo de jugadores con los que afrontar la inmediata campaña 05/06. Tras faltar a sus dos primeros encuentros el club es apeado de la competición, causando baja inmediatamente y poniendo fin el 7 de enero de 1906 a una iniciativa deportiva que había calado en una parte importante de la afición. Miró marchará meses después a Sevilla para poder recuperarse en un clima más benigno, tomando al poco tiempo el mando de otra importante asociación, el Sevilla F.C.

Entre 1901 y 1902 se constituirán más clubs que se unirán a los que quedan en activo de los ya mencionados, caso del Universitari F.C., el Iberia Sport Club, el Catalonia F.C., el Internacional F.C., el Condal, el Red Star F.C., el Nacional F.C., además de otros como el Regional F.C., el Sant Jordi, el Escolar, el Juventud, el Montserrat, el Salud Sport Club, a los que se unirán el Argeliano, el Guadalajara y el Rowing F.C. En 1903 desaparecerá el Hispania A.C., una asociación que alcanzó en su día un alto nivel pero cuyos miembros, atentos a la llamada de otros clubs, frustran una iniciativa que parecía destinada a lograr algo más.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1902 – 1910

Durante los primeros años del recién estrenado siglo XX la ciudad de Barcelona se convirtió en un auténtico hervidero futbolístico. El impacto de asociaciones como el Català F.C. y en especial el F.C. Barcelona, habían calado hondo en la sociedad aflorando unos deseos inmensos de constituir nuevos clubs a través de los cuales hacer deporte y poner a sus practicantes en estado idóneo tanto física como mentalmente. La desmesura creativa fue tal, que a finales de 1902 se advertía en la prensa local la consideración de no dar rienda suelta a tantas asociaciones y, en todo caso, reforzar las ya existentes.

Sin embargo, la ilusión de crear un club desde el principio y darle vida para primero jugar y luego competir es un factor difícil de impedir, surgiendo recién iniciado el año 1902 desde el conocido Real Círculo Artístico -institución dedicada al arte fundada en 1881-, una nueva propuesta que prontamente se tornaría en realidad. Con estos mimbres y después de varias semanas de gestación, impulsado por los hermanos Miguel y Luciano Oslé junto otros amigos entre los que se encontraban Bori, Solé, Isidre Lloret y el formidable Emili Sampere, quedaba constituida durante la primera semana de marzo una asociación de nombre enigmático propia de un grupo de artistas, el X Foot-ball Club.

Vistiendo camisa y pantalón blancos, este modesto club se inició jugando tal y como hacían tantos otros en el Hipódromo de Can Tunís, debutando el 16 de marzo frente al tercer equipo del Catalá F.C. en el Velódromo de Bonanova con derrota por 4-1. Durante su primera temporada, 02/03, mantuvo su actividad fuera de las competiciones oficiales a consecuencia de su tardía creación, limitándose a jugar un buen número de encuentros amistosos donde alineaba a sus distintos equipos. En 1903 su máxima figura, Emili Sampere, marcha al Club Español de Foot-ball con el cual se tienen excelentes relaciones, incorporándose a un joven guardameta que en lo sucesivo se convertirá en el más afamado de los porteros catalanes, Pere Gibert “el Grapas”.

El deambular del X Foot-ball Club en la competición catalana es en sus primeros años modesto, siendo octavo en la campaña 03/04 con la sintomática cesión de los puntos a disputar en beneficio de F.C. Barcelona y Club Español de Foot-ball en los cuatro encuentros que les debían enfrentar, quinto y último en la edición 04/05 tras la retirada del Iberia Sport Club, hasta que antes de dar comienzo la temporada 05/06 se produce la debacle españolista y la asociación artística sale profundamente beneficiada.

La crisis y posterior baja del Club Español de Foot-ball como consecuencia de la enfermedad de Miró Trepat, ocasiona la fuga de muchos jugadores a otros clubs, incluso a otras regiones como es el caso de Carril, Meyer y Ángel Ponz que recalan en el F.C. Valencia, regresando algunos otros al club donde se formaron, caso de Sampere al X Foot-ball Club, asociación donde recalan también Galiardo, Moner y Olóriz. La plantilla del club artístico se impone en pretemporada al F.C. Barcelona dando muestras de su potencial y una vez puesto en marcha el campeonato 05/06 corrobora lo apuntado consiguiendo el título con relativa holgura tras el descenso cualitativo de sus rivales, entre ellos los barcelonistas.

En la temporada 06/07 el poderío del X Foot-ball Club se traslada hasta la cúpula de la Federación Catalana de Clubs de Foot-ball, constituida el 9 de diciembre de 1906 y que sustituye a la Asociación de Clubs de Foot-ball nacida en 1902, donde Isidre Lloret, hombre destacado del club y confeso antibarcelonista, es proclamado presidente. Con Lloret al frente de la federación y Miquel Gibert en la presidencia, los hombres de la “X” conquistan su segundo título consecutivo en un torneo muy devaluado y pleno de incidentes donde, además de ellos, sólo participan F.C. Barcelona y el renombrado Catála Sport Club. Las desavenencias entre X Foot-ball Club y F.C. Barcelona son constantes, hasta el punto de recibir Isidre Lloret fuertes críticas por favoritismo debidas a su dudosa gestión en algunos encuentros decisivos. En diciembre de 1907 el club modifica su denominación adoptando el nombre de X Sporting Club como resultado de su ambicioso proyecto de albergar nuevas actividades deportivas como el hockey o el tennis.

Si la campaña 06/07 fue tensa, más lo iba a ser la 07/08, aunque con el mismo resultado final al verse nuevamente al X Sporting Club campeón. En esta ocasión los participantes fueron cuatro, los anteriores más el España F.C., asociación de nuevo cuño que apenas aportó nada y se vio envuelta en medio de las diferencias de unos y otros. Lloret siguió con su batalla personal e hizo y deshizo a su antojo, condenando al fútbol catalán a un camino de muy complicada salida. Los aficionados empezaron a abandonar los recintos y los socios a darse de baja, llegándose hasta el extremo de realizarse una asamblea en la sede del F.C. Barcelona el 2 de diciembre de 1908 para disolver el club.

La temporada 08/09 trae cambios significativos pues Isidre Lloret es sometido a durísimas críticas en la prensa por su nefasta gestión que desembocan en su renuncia al cargo en octubre de 1908. Sustituido por Julián Marsal, la Federación adquiere otro rumbo y con él el campeonato, proclamándose vencedor con gran diferencia de puntos el F.C. Barcelona ante los síntomas de flaqueza que experimenta el X Sporting Club.

El 6 de enero de 1909, tras varias negociaciones mantenidas entre Julià Clapera como representante del Club Español de Ju-Jutsu (fundado en 1906 y cuyo presidente era Alfonso Almasqué, además de vicepresidente de la Federación Catalana de Clubs de Foot-ball) y Emili Sempere, del X Sporting Club, coincidiendo con que se va a producir un cambio en la junta directiva y la situación deportiva no es halagüeña, se decide unir ambas asociaciones, disolviéndose el Club Español de Ju-Jutsu y quedando todos sus socios integrados en el X Sporting Club quien modifica sus estatutos y adopta el nuevo nombre de Club Deportivo Español, decisión que es comunicada de inmediato a la Federación Catalana.

La intención de la nueva junta que preside Julià Clapera y donde Miguel Gibert actúa como vicepresidente, es recuperar el “espíritu españolista” perdido en 1906 a consecuencia de la desaparición del antiguo Club Español de Foot-ball que tan elevado techo alcanzó, dotándose al club de una estructura ahora sí polideportiva donde se compaginará el fútbol como principal disciplina con otras como esgrima, ju-jutsu, boxeo y diversas actividades recreativas. Clapera meses después será sustituido por Ángel Rodríguez, quien fuera cofundador de la Sociedad Española de Foot-ball, luego Club Español de Foot-ball.

El 17 de febrero el club españolista celebra una gran velada deportiva en su lujosa sede para disfrutar de su nuevo estado, organizando una competición donde se exhiben todas las parcelas deportivas que lo integran. Tras la fusión de enero, el club barcelonés que había venido vistiendo camisa con pantalón blanco elige como colores distintivos el blanquiazul para la camisa -los del pendón de Roger de Lauria-, y negro para el pantalón, mientras usan el Campo de la Calle Marina para la práctica del foot-ball, ubicación donde hoy se encuentra la Plaza de Toros Monumental.

1910 – 1920

En 1911 los españolistas inauguran el Campo de la Calle Muntaner, adjudicándose su primer Campeonato de Catalunya, el de la edición 1911/12. Tras este flamante éxito les es concedido el 25 de abril de 1912 el título de Real gracias a la intervención de Santiago de la Riva, pasando a ser conocido como Real Club Deportivo Español. La familia De la Riva, tanto con Genaro como con Santiago, apuestan fuerte por la entidad y en pocos años la consolidan y convierten en la segunda de Catalunya, conquistando el Campeonato de Catalunya en las ediciones 14/15 y 17/18. El club blanquiazul consigue disputar dos finales del Campeonato de España con mala fortuna: en 1911 cae 1-3 ante el Athletic Club de Bilbao y en 1915 nuevamente ante los bilbaínos por 0-5.

1920 – 1930

La década de los años veinte tiene como protagonistas a Ricardo Zamora, el flamante portero que es fichado procedente del F.C. Barcelona ante la negativa de este a aumentarle el sueldo tras su éxito en las Olimpiadas de Amberes y quien jugará durante diez temporadas, el estreno del Campo de Sarriá, inaugurado el 18 de febrero de 1923 -con un encuentro que acabó 4-1 contra la Unió Sportiva de Sans y anotando el primer gol el medio Vicente Tonijuán- y financiado en gran parte por la familia De la Riva, propietaria de los terrenos y por las giras suramericanas que realiza el club, y finalmente el estreno de la Liga en la temporada 28/29. El Real C.D. Español debuta en Primera División siendo séptimo, pero el plato fuerte se lo reserva para la conquista del Campeonato de España, obtenido en 1929 ante el Real Madrid F.C. al que derrota 2-1, y del Campeonato Catalán en la temporada 28/29.

1930 – 1940

En 1930 se traspasa a Ricardo Zamora al Real Madrid F.C. por la entonces fortuna de cien mil pesetas y en abril de 1931 se instaura la II República. El club pierde su título de Real y pasa a ser denominado Club Deportivo Español. Deportivamente no obtiene títulos a nivel nacional, tan solo un destacable tercer puesto en la temporada 32/33, teniéndose que conformar con un nuevo título regional en la edición 32/33. La llegada de la Guerra Civil supone la colectivización de la entidad y la consiguiente pérdida de numerosos socios, suspendiéndose la actividad de las competiciones nacionales, no así la regional la cual alejada del frente ofrece la disputa del campeonato 36/37 en la cual obtiene el primer puesto.

No se detendrá aquí la actividad de los blanquiazules y en 1937 compite en el Torneo Cataluña-Valencia, conocido también como Liga del Mediterráneo, una competición oficial organizada por las federaciones catalana y valenciana que viene a sustituir el hueco que ocasiona la no disputa del Campeonato de Liga. En este torneo resulta tercero tras F.C. Barcelona y Valencia F.C., terminado el cual participa en la Copa de España Libre, el torneo que sustituye el hueco en esta ocasión correspondiente al Campeonato de España y en el que es eliminado no pudiendo jugar la final. En la temporada 37/38 su nivel competitivo desciende alarmantemente y en el Campeonato Regional es sexto clasificado. A la conclusión de este no puede disputarse la segunda edición de la Liga del Mediterráneo como en la campaña precedente debido a la proximidad del frente, decidiendo la Federación Catalana organizar la Lliga Catalana, una competición para clubs de la región en la que queda quinto.

En 1939 y una vez concluida la guerra la sociedad barcelonesa se reorganiza y culmina el Campeonato de Liga 39/40 en quinto puesto.

1940 – 1950

En 1940 Genaro de la Riva recupera el título de Real de manos del gobierno y el club se denomina de nuevo Real Club Deportivo Español, consiguiendo la Copa del Generalísimo al vencer en la final 3-2 al Real Madrid F.C., su segundo Campeonato de España. Tras este triunfo, el Real C.D. Español pierde por retirada algunos miembros destacados de la primera plantilla como Solé, Bosch y Martorell. En el aspecto deportivo no se logran títulos como en los años precedentes y la entidad experimenta una pérdida de potencial y protagonismo en desventaja frente a clubs pujantes del resto del país, pasando a ocupar puestos rezagados en la tabla. En la competición de Copa se pierde la Final de 1947 ante el Real Madrid C.F. por 0-2.

1950 – 1960

Los años cincuenta presentan una mejora sustancial en su rendimiento deportivo y con el técnico Alejandro Scopelli, quien implanta el uso de oxígeno durante los descansos, se obtienen un par de cuartos puestos con la gran estrella Julián Arcas. El club celebra su cincuentenario, adquiere en propiedad el Campo de Sarriá y de una forma tranquila concluye la década asentado entre los grandes. En la temporada 54/55 es decimotercero y ha de promocionar por la permanencia, siendo el primero de un total de seis clubs y consigue el objetivo de mantener la categoría. A esto se añade una nueva Final perdida correspondiente a la Copa del Generalísimo, pues en 1957 se cede 0-1 ante el rival vecino C.F. Barcelona.

1960 – 1970

La década de los años sesenta presenta dos descensos a Segunda División de los periquitos. Iniciada la temporada 60/61 son décimos y en la campaña 61/62 se participa en la Copa de Ferias, llegando a cuartos de final ante el F.K. Crvena Zvezda, el Estrella Roja de Belgrado. El banquillo es ocupado por Ricardo Zamora y Julián Arcas, disponiendo en la plantilla de Ladislao Kubala, quien ve impotente como se es decimotercero en Liga. Este puesto le obliga a promocionar, siendo eliminado por el Real Valladolid Deportivo: 1-0 en casa y 2-0 en la capital castellana.

Heriberto Herrera toma las riendas del equipo y en la campaña siguiente 62/63, lo devuelve a Primera División. En la temporada 63/64 el Real C.D. Español es nuevamente decimotercero en Liga y el fantasma del descenso amenaza. El rival en esta ocasión es el Real Gijón C.F.: 1-0 en El Molinón y 3-0 en casa, dejan al club entre los grandes. La campaña 64/65 contempla en Sarriá al astro Alfredo Di Stefano, quien ayuda con su fútbol de gran calidad a la supervivencia del club durante dos temporadas. La campaña 65/66 vuelve a participar en la Copa de Ferias, llegando de nuevo a cuartos, pero siendo eliminado esta vez por su eterno rival de la ciudad condal, el futuro campeón C.F. Barcelona.

En 1966 Joan Vilá toma el cargo de presidente y tras unos fichajes acertados el club salta al tercer puesto al término de la 66/67, el mejor resultado tras muchos años. Destaca la denominada delantera de los “cinco delfines”, con: Marcial, Cayetano Re, Rodilla, José María y Miralles. Pasado este éxito el equipo invierte su tendencia y empieza a ocupar puestos más rezagados, culminándose con el descenso a Segunda División de la temporada 68/69 en la que es decimoquinto. Como sucediera en su anterior comparecencia en la categoría de plata, el club asciende por la vía rápida tras ser tercero.

1970 – 1980

Los años setenta, a diferencia de la década anterior, los pasa íntegramente en Primera División con resultados alternos, pues la entidad blanquiazul tan pronto esta arriba como pasa por apuros para mantenerse. En la temporada 72/73 es tercero en Liga, participando en la siguiente 73/74 en la Copa de la UEFA sin mucho éxito tras caer en primera ronda frente al R.W.D. Molenbeek belga, participación que repite en la 76/77 tras ser cuarto en la 75/76, llegando a octavos contra el S.C. Feyenoord Rotterdam. En estos años despuntan varios jugadores como el navarro Rafael Marañón, uno de los máximos artilleros en la historia del club y Paco Flores. En 1978 fallece el mítico portero Ricardo Zamora, salvándose por los pelos del descenso una vez concluida la 77/78.

1980 – 1990

Durante el primer lustro de los ochenta, el club blanquiazul mantiene la tónica con la que concluye la década anterior, con campeonatos en los que se mantiene alrededor de la zona media de la clasificación. Esta tendencia se rompe en la temporada 86/87 en la que es tercero en Liga de la mano del técnico Javier Clemente con hombres como: N’Kono, Golobart, Orejuela, Pineda, Lauridsen, Soler, Pichi Alonso y Ernesto Valverde. Javier Clemente, tras eliminar a grandes conjuntos (V.f.L. Borussia Mönchengladbach, A.C. Milan, Internazionale F.C. o el Club Brugge K.V.), les conduce a la Final de la Copa de la UEFA de 1988, perdida amargamente ante el T.S.V. Bayer 04 Leverkusen tras ganar 3-0 en Sarriá y ser derrotado en la ciudad alemana igualmente por 3-0. En los penaltis se escapa el trofeo. En las campañas sucesivas retrocede ante el cambio generacional y la crisis económica, descendiendo a Segunda División al término de la 88/89 tras ser decimoséptimo y perder la Promoción ante el Real C.D. Mallorca: 1-0 en casa y 2-0 en el Lluís Sitjar. En la temporada 89/90 recupera su plaza tras un quinto puesto y gracias a la ayuda del Bilbao Athletic Club, filial del Athletic Club de Bilbao, quien por su condición no puede jugar la Promoción ante el C.D. Málaga. Al final 1-0 en casa, 1-0 en La Rosaleda y ascenso por penaltis.

1990 – 2000

El 4 de diciembre de 1992 se convierte en Sociedad Anónima Deportiva, pasando a ser Real Club Deportivo Español, S.A.D. En el plano deportivo las cosas no van bien y el club sufre para no descender, siendo inevitable este en la temporada 92/93 al ser decimoctavo y caer ante el aspirante Real Racing Club de Santander: 0-1 en casa y 0-0 en El Sardinero. En la campaña siguiente 93/94, ascienden a Primera División con honores al ser Campeones, aunque con algunos apuros. En febrero de 1995 cambian oficialmente su denominación añadiendo el nombre de la ciudad y catalanizando su denominación por la de Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D., hasta que finalmente este cambio será inscrito en el Registro Mercantil el día 7 de marzo de 2012. La temporada 95/96 queda en un cuarto puesto con jugadores como el guardameta Toni, Torres Mestre, Pochettino, Cristóbal, Herrera, Brnovic, Lardín o Urzáiz, dándole el derecho a participar la 96/97 en la Copa de la UEFA, en la que caen en dieciseisavos frente al ya conocido S.C. Feyenoord Rotterdam.

En 1997 se vende el Estadio de Sarriá para cubrir las grandes deudas que arrastra la entidad barcelonesa, trasladándose al Estadio Olímpico de Montjüich, hoy en día Lluís Companys. A pesar de su intranquilizante economía es capaz de permanecer en lo que resta de década entre los grandes, gracias en parte a su gran cantera y a labor de su presidente Lluís Sánchez Llibre.

2000 – 2010

El inicio del presente siglo trae varios éxitos deportivos como son la conquista de la Copa del Rey en 2000 con Paco Flores de preparador ante el Club Atlético de Madrid por 2-1 y la de 2006 ante el Real Zaragoza por 4-1, fruto de grandes jugadores como: Raúl Tamudo, Jarque, Riera, Iván de la Peña y Luis García, entre otros. En octubre de 2001 el club pasa a tener el denominativo Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona como marca registrada. Mención aparte merece el quinto puesto de la campaña 04/05 con Miguel Ángel Lotina de técnico, artífice también de la Copa de 2006. Ambos títulos y la buena campaña, le otorgan el derecho de participar en la nueva Copa de la UEFA, tras suprimirse la Recopa.

En sus participaciones europeas, caen eliminados la temporada 00/01 en tercera ronda frente al F.C. Porto, y la 05/06 (superada la fase de grupos) caen frente al F.C. Sachalke 04 de Gelsenkirchen. Mención aparte merece la participación de la temporada 2005/06, en la que un soberbio y arrollador conjunto espanyolista, dirigido por Ernesto Valverde y con talentos de la clase de: Riera, De la Peña, Corominas, Pandiani, Luis García o Raúl Tamudo, logran plantarse en la Final tras dejar en el camino a equipos de la talla de A.S. Livorno Calcio, S.L. Benfica o S.V. Werder Bremen. En la gran Final, pierden en la tanda de lanzamiento de penaltis frente al vigente campeón, el Sevilla F.C., tras terminar el partido 2-2 con goles de Riera y Jonatas.

El Real C.D. Espanyol es un club que se mueve durante esos años con desahogo dentro de la Liga Profesional y con su presidente Daniel Sánchez Llibre al frente, mantiene una cierta estabilidad financiera que le ha llevado a poseer una excelente ciudad deportiva, con gran capacidad de crear futbolistas, y a la construcción de un nuevo estadio particular situado entre los términos municipales de Cornellá y El Prat de Llobregat, en el que se estrenan durante la temporada 09/10, campeonato en el que de la mano de Mauricio Pochettino consolidan una categoría que se había puesto muy cara en la edición anterior a base de lucha y entrega, cualidades impuestas por su preparador desde la llegada al club blanquiazul. La inauguración del Nuevo Estadio de Cornellà-El Prat se celebró el 2 de agosto de 2009 con un partido entre el R.C.D. Espanyol y el Liverpool F.C. con resultado final de 3-0, marcando Luis García el primer gol en este estadio.

2010 – 2020

La edición 10/11 presenta un mejor balance clasificatorio que la temporada precedente, aunque el conjunto periquito da la sensación en algunos encuentros de que con un par de refuerzos quizás adquiriría más prestaciones. Con todo, su torneo es satisfactorio y el octavo puesto notable. En la edición 11/12 el equipo no rinde al nivel esperado y tras una primera vuelta aceptable que hace presumir poder llegar lejos, la segunda parte en Liga es decepcionante y los pericos pierden gran cantidad de puntos, quedando relegados al decimocuarto puesto. El 13 de junio de 2014 el Estadio Cornellà-El Prat cambia de nombre a Power8 Stadium, tras llegar a un acuerdo por siete años con la empresa tecnológica dedicada a las apuestas deportivas. Sin embargo, tras entrar la empresa patrocinadora en fase de liquidación se da por finalizado el contrato de patrocinio, pasando el 29 de diciembre de 2015 a denominarse RCDE Stadium.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Història dels clubs de futbol. Jordi Finestres y Salvador Giménez. Edicions del País Valencià. Coleccionable: El Temps (1999).
  • Cien años de Historia del R.C.D. Espanyol de Barcelona. Juan Segura Palomares. Fundació Privada RCD Espanyol de Barcelona (2000).
  • Hem fet els 100. Manuel Fanlo Malagarriga. El Mundo Deportivo (2000).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Real Club Deportivo de La Coruña, S.A.D.

 

 

Escudo R.C. Deportivo de La Coruña, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Club Deportivo de La Coruña, S.A.D.
  • Ciudad: La Coruña / A Coruña
  • Provincia: La Coruña / A Coruña
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 2 de marzo de 1906
  • Fecha de federación: marzo de 1910

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo de la Sala Calvet (1906-1909)
  • Real Club Deportivo de la Sala Calvet (1909-1912)
  • Real Club Deportivo de La Coruña (1912-1931)
  • Club Deportivo de La Coruña (1931-1940)
  • Real Club Deportivo de La Coruña (1940-1992)
  • Real Club Deportivo de La Coruña, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Primera División:

  • 1999/00

6 Ligas de Segunda División:

  • 1939/40
  • 1961/62
  • 1963/64
  • 1965/66
  • 1967/68
  • 2011/12

2 trofeos de Copa:

  • 1995
  • 2002

3 Supercopas de España:

  • 1995
  • 2000
  • 2002

 

TÍTULOS INTERNACIONALES:

1 Copa Intertoto:

  • 2008

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Abanca-Riazor
  • Inauguración: 29 de octubre de 1944
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal de Riazor (1944-2017)
  • Estadio Abanca-Riazor (2017-)
  • Capacidad: 34.600 espectadores

OTROS ESTADIOS:
  • El Corralón de la Gaiteirra (1906-1909)
  • Campo de Riazor (1909-1944)
  • Estadio de Riazor (1944-)
TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales RC Deportivo La Coruna

 

ESCUDOS DEL REAL CLUB DEPORTIVO DE LA CORUÑA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos RC Deportivo La Coruna

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL REAL CLUB DEPORTIVO DE LA CORUÑA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes RC Deportivo La Coruna

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LA CORUÑA:

A punto de iniciarse el siglo XX, la ciudad de A Coruña era una capital de provincia que rondaba los cuarenta mil habitantes y contaba con una burguesía que, siguiendo la corriente higienista de la época, disponía de varias asociaciones recreativas entre cuyas actividades destacaba la práctica deportiva. Constituido el 16 de marzo de 1890 y con sede en la calle Real, el Sporting Club era la más notable dedicándose, entre otras disciplinas, al remo, carreras de velocípedos, esgrima, gimnasia y distintas diversiones relacionadas con la náutica, pero no las únicas, pues en 1896 ya funcionaba el Club Velocipédico herculino y coetáneos también eran el Casino Republicano y la Reunión de Artesanos.

La afición por la bicicleta llevó a levantar en 1897 un velódromo en el Corralón de la Gaiteira, lugar espacioso, histórico y emblemático del deporte coruñés que posteriormente serviría como punto de encuentro para los primeros futbolistas de la ciudad, incluso para los eventuales concursos hípicos que se solían convocar de vez en cuando, acontecimientos todos ellos los cuales requerían de amplios recintos para su práctica y desarrollo. La fama del Sporting Club como sociedad con fines deportivos pronto trascendió a las provincias colindantes siendo numerosos los duelos frente a sociedades de similares características radicadas en otras localidades, especialmente del entorno gallego pero no era la única de su estilo pues, desde finales del siglo XIX, existía en A Coruña otro centro que despertaba la atención de multitud de jóvenes herculinos quienes, atraídos por la nuevas corrientes en favor del ejercicio físico, frecuentaban la muy popular Sala de Armas de Federico Fernández-Amor Calvet, un prestigioso centro situado en la calle de la Galera. Calvet, exitoso maestro de esgrima, gran deportista y mejor gestor de su negocio, además de iniciar a un buen número de muchachos en el arte del florete supo aprovechar sus magníficas instalaciones para fomentar otras actividades de interior como las relacionadas con la gimnasia y la halterofilia, ampliando prontamente sus horizontes a disciplinas externas de carácter náutico como el remo y las carreras de traineras, cuando no de filo terrestre como el lawn-tennis y el velocipedismo, contando con una nutrida pléyade de entusiastas que representaban al célebre gimnasio en diversos certámenes gozando de una gran popularidad.

El Gimnasio de la Sala Calvet, no tan elitista como su rival ciudadano el Sporting Club y más abierto a todo nivel de bolsillos, popularizó en A Coruña el gusto por el sport y durante sus años de existencia fue epicentro de la práctica de novedosas actividades importadas del Reino Unido, entre ellas el fútbol, disciplina que causaba furor en las islas británicas y en España era casi semidesconocida pero que acabaría, poco a poco, cautivando a muchos deportistas hasta acabar siendo su principal bandera.

La llegada del fútbol a la ciudad gallega, contrariamente a como se ha venido manteniendo, sí tuvo que ver con ciudadanos británicos. La presencia de ingleses e irlandeses, estos últimos por entonces súbditos británicos, era apreciable desde su llegada en el siglo XVIII formando una colonia de carácter comercial muy vinculada a los negocios relacionados con el puerto. Su propensión al asociacionismo y a mantener sus raíces allí donde estuvieran, facilitó la creación de diversos grupos con afinidades comunes como el British Lawn-Tennis Club, sociedad presidida por el cónsul británico de turno como era tradicional en la época. El 3 de marzo de 1894, siendo cónsul el recién llegado Mr. Walker, por mediación del diplomático los británicos invitaron y organizaron un encuentro de fútbol recogido en prensa preparativo para instruir a diversos miembros del Sporting Club local, cita desarrollada en los terrenos del Corralón de la Gaiteira propiedad del conocido empresario Eduardo del Río, por entonces consignatario de la importante naviera alemana Hamburg-Amerika Linie. No era el primer encuentro, pues el primero tuvo ocasión el 28 de febrero, ni el último ya que en lo sucesivo habrían más, pero aunque se desconocen resultados e incidencias sí se tienen datos acerca de sus protagonistas como la presencia de los hermanos Guyatt, Spaks, Bayliss, Baker, Leitle, Rowstrom y el español Julio Valera Dalmau por los británicos y en las filas sportinguistas de los señores Miranda, Iglesias, Mitchell, Long, Mesa, Arias y Olmos entre otros.

De lo que sucedió entre 1894 y 1901 nada se sabe, aunque lógicamente debieron disputarse más encuentros que no requirieron de la atención periodística, siendo la segunda introducción balompédica, en esta oportunidad para quedarse, la formalizada por un muchacho nacido en la localidad pontevedresa de Vilagarcía de Arousa, José María Ábalo Abad, uno de los nueve hijos de un importante industrial, hacendado e inversor vilagarciano quien, después de regresar a su localidad natal en 1900 procedente del Reino Unido donde había perfeccionado durante dos años sus conocimientos de inglés en un internado londinense, se trasladó en 1901 a la capital coruñesa para cursar estudios de comercio. El joven Ábalo, prendado del fútbol como había quedado, en este nuevo destino no dudó en incorporar a su maleta un balón y flanqueado por sus nuevos compañeros de la Escuela Superior de Comercio que prontamente se dejaron influenciar por el embrujo de aquel deporte, reunidos en las tertulias del Café Universal decidieron constituir ese preciso año un club de sport al que denominaron Alfonso XII en alusión al rey fallecido años antes, sociedad pionera del fútbol coruñés y gallego a la cual aplicaron el reglamento de la británica Football Association realizando sus entrenamientos en el paseo central del Rellano para mitigar las frías temperaturas del otoño e invierno.

Aquel grupo de jóvenes fue creciendo en aptitudes y en número, despertando la curiosidad de distintos socios de la Sala Calvet quienes, atraídos por lo que parecía una actividad interesante, no dudaron en incorporarse consagrando un club de cierta importancia. Llegados a 1903, la sociedad herculina alcanzó la mayoría de edad fijando su sede en el Cantón Grande y adoptando el nombre de la ciudad, aunque totalmente britanizado al adquirir la tan anglófila denominación de Foot-ball Corunna Club mientras José María Ábalo continuaba al frente. Si hasta la fecha se había venido practicando el fútbol dividiendo los asociados del club en dos bandos que vestían completamente de blanco distinguiéndose unos de otros por el color del cinturón, azul o rojo, con los cambios se adoptó como oficial el uso de una camisa gualdinegra con pantalón blanco, uniforme estrenado el domingo 20 de marzo de 1904 ante la oficialía de los vapores británicos Diligent y Newa con los que se concertó un encuentro en el interior de la Plaza de Toros que atrajo a multitud de espectadores y prensa. El acontecimiento, apasionado con victoria local por 3-0, supuso un empujón definitivo para la divulgación de este deporte siendo a partir de entonces habituales las crónicas periodísticas con todo lo relacionado con el club. A lo largo de 1905 los enfrentamientos frente a vapores británicos que recalaban en el puerto herculino fueron incrementándose, disputándose los primeros encuentros frente a clubs de otras localidades como los protagonizados ante las recién constituidas sociedades olívicas Vigo F.C. y Fortuna F.C., así como Pontevedra Sporting Club.

HISTORIA DEL CLUB:

1906 – 1910

El papel de la Sala Calvet dentro de la sociedad deportiva local era comparable al que ejercían gimnasios como el de Zamacois en Bilbao, los de Tolosa o Solé en Barcelona, o como el de Martínez en Valencia por citar algunos de los más conocidos, surgiendo de él distintas iniciativas que solían culminar con la creación de otros clubs. A mediados de noviembre de 1905 quedaba constituido el Club Náutico, presidido por Ricardo Rodríguez Pastor, César Suárez de Centi como vicepresidente, Thomas Guyatt Deusto como secretario bibliotecario, Henry Guyatt Deusto como secretario contador, mientras vocales lo fueron Lorenzo del Villar, Henry Gilard, H.P. Long, Eduardo Baña. Juan Long, Enrique Estrader y Antonio Castelo, entidad que deseaba fomentar la afición a los deportes marítimos, efectuar regatas a vela y remo, y ejercitarse en la natación.

Iniciado 1906, distintos socios de la Sala Calvet habían sido partícipes en la constitución del Foot-ball Corunna Club -Corunna F.C. en prensa y Sociedad Deportiva Club Coruña desde 1906- y del Club Náutico, siendo capaces de reunir un potencial equiparable al del Sporting Club. La existencia de varias secciones y una demanda cada vez mayor por parte de sus asociados en regular su situación, dieron como resultado la constitución del Club Deportivo de la Sala Calvet el 2 de marzo de 1906, siendo elegido presidente Luis Cornide Quiroga, reputado empresario de la época.

El C.D. de la Sala Calvet, centrado en las competiciones de esgrima y carreras con traineras, apenas prestó atención al fútbol durante gran parte de 1906 hasta que, a finales de año y gracias a una porfía entre los miembros de la sección de remo y los de la S.D. Club Coruña por dilucidar cuál de los dos deportes era más completo, desembocó en la disputa de un encuentro a celebrar el domingo 10 de diciembre en el Velódromo del Corralón de la Gaiteira entre ambos grupos. Apurados por la falta de luz y con el resultado de 1-2 favorable a los deportivistas con tantos del capitán Manuel Álvarez y Virgilio Rodríguez, ambos contendientes decidieron seguir el lunes 11, pero sin marcar un solo tanto.

Animados por lo vivido, desde las más altas instancias del club se propuso oficializar ante el Estado la existencia de la sociedad, siendo presentados los Estatutos en el Gobierno Civil el 9 de enero de 1907, carta magna que sería aprobada el 11 de marzo por el Gobernador José Moyano. Esta primera junta directiva oficial quedaba definida por Luís Cornide como presidente, Rogelio Fernández Conde -expresidente del Club Náutico en 1906- como vicepresidente, Laureano Villanueva en puesto de secretario, José Longueira como contador y Emilio Alba como tesorero, estableciéndose siete secciones deportivas repartidas en fútbol, boxeo, esgrima, gimnástica, náutica, patinaje y ciclismo, cada una de ellas con sus respectivos capitanes. En cuanto al uniforme, los colores serían los de la bandera marítima provincial, blanco para la camiseta y azul para el pantalón.

Los equipiers de la improvisada sección de fútbol -hasta entonces remeros- junto a nuevos jugadores miembros del club, decidieron concertar un nuevo encuentro el 13 de enero de 1907, en esta ocasión frente a la tripulación del vapor británico General Gordon, imponiéndose los deportivistas por 6-1. La pujanza del fútbol representada por la S.D. Club Coruña y C.D. de la Sala Calvet junto a la posibilidad de acudir al Campeonato de España de Fútbol en Madrid, debilitó en exceso a los remeros del Club Náutico, disuelto a principios de mayo e ingresados muchos de sus miembros en el flamante C.D. de la Sala Calvet.

No había freno para el nuevo deporte y sociedades como el C.D. María Pita, presidido por Manuel Insúa, acabaron adoptándolo al mismo tiempo que surgían nuevas como el Hércules F.C. en mayo de 1907, el Reina Victoria F.C. en julio, el Bellas Artes, el España F.C. y el Club San Luís, mientras que en 1908 surgían el Liceo Herculino en marzo, el Alltheweek F.C. en abril, el Regional F.C., el Galicia F.C. o el Unión F.C., este último en noviembre. La pléyade de sociedades dedicadas al fútbol precisaba de nuevos espacios para su práctica, siendo el Campo de la Estrada un nuevo referente para todos ellos que se sumaba al Velódromo del Corralón y a los nuevos campos que iban a construirse en breve.

A finales de 1908 tanto la S.D. Club Coruña, conocido popularmente como Club Coruña, al igual que el C.D. de la Sala Calvet, conocido como Deportivo, habían alcanzado un crecimiento espectacular dividiéndose el fervor de una afición herculina que, fragmentada en dos mitades, rivalizaba en todo. El Corralón ya no podía ser compartido por ambos y la necesidad de poseer un terreno propio llevó a cada una de las respectivas directivas a buscar un nuevo emplazamiento para sus actividades. El Club Coruña encontró aposento en el denominado Campo de Monelos, recinto vallado que estrenó el 9 de mayo de 1909 ante el Vigo F.C. con una abultada derrota ante el campeón regional gallego por 1-7, mientras que el Deportivo hizo del primitivo Campo de Riazor su insignia estrenándolo una semana después, el 16 de mayo, ante el Real Fortuna F.C., de Vigo, con derrota por 1-3.

Si en algo lograron los club herculinos adelantarse en aquellos tiempos a los vigueses fue a la hora de obtener el título honorífico de Real, concedido por S.M. El Rey D. Alfonso XIII en primera instancia a la S.D. Club Coruña el 10 de diciembre de 1908 que le hizo cambiar a Real Club Coruña y, en segunda instancia el 4 de febrero de 1909 al C.D. de la Sala Calvet, quien adoptó el nombre de Real Club Deportivo de la Sala Calvet bajo el mandato de D. Laureano Martínez Brañas.

escudo Real Club Coruna

La extrema rivalidad entre coruñistas -quienes visten camisa gualdinegra con pantalón blanco desde hace escaso tiempo- y los blancos deportivistas se acrecienta a lo largo de 1909 siendo frecuentes los altercados entre jugadores de un lado y entre los respectivos aficionados de otro. La situación se vuelve tan radical que desde las directivas se evita concertar encuentros entre sí, empezándose a partir de finales de año una diáspora que lleva a los coruñistas a establecer como rivales a conjuntos vigueses mientras que los deportivistas buscan a clubs ferrolanos. En noviembre de 1909 el Real Club Coruña se adhiere a la recién constituida F.E. de C.F., y en marzo de 1910 lo hace el Real Club Deportivo de la Sala Calvet.

1910 – 1920

Tras un 1910 sin muchas novedades en el club presidido por D. José Longueira Díaz, en el año 1911 el Real C.D. de la Sala Calvet sufre modificaciones y cambia su tradicional camisa blanca por una blanquiazul a rayas gruesas verticales, conservando sin embargo su pantalón azul. En el siguiente año, 1912, adopta el nombre de la ciudad con el ánimo de ser mejor reconocido a nivel nacional y pasa a ser denominado Real Club Deportivo de La Coruña. En 1913, tras varios años de amplia rivalidad entre ambas entidades coruñesas y después de una vorágine de encuentros contra clubs mayormente vigueses, herculinos y del área de Ferrol, la directiva del Real Club Deportivo de La Coruña desestima volver a enfrentarse al Real Club Coruña al considerar que existe una brecha insalvable entre ambos. Esta decisión provoca un gran malestar en la plantilla deportivista, deseosa de enfrentarse a su tradicional rival la cual, privada de disputar derbys oficiales, en agosto de 1914 y bajo el triste mandato de Rogelio Fernández Conde, apalabra encuentros al margen de la directiva con los coruñistas que causan un profundo cisma. Ese mismo mes varios jugadores deportivistas ingresan en el Real Club Coruña y en octubre, roto cualquier atisbo de pacificación, queda constituido el Deportivo Auténtico F.C.

La nueva sociedad, implicada e identificada con los valores tradicionales del deporte y el espíritu competitivo, la componen lo más granado de los jugadores exdeportivistas, empleando sus mismos colores y haciendo igualmente uso del Campo de Riazor. El Real Club Deportivo de La Coruña entra en un profundo declive y sin futbolistas en sus filas permanece ausente de la competición oficial, aunque sus directivos, todavía activos, mantienen en funcionamiento la institución durante varios años conservando como patrimonio el Campo de Riazor, terreno de juego que, además del Deportivo Auténtico F.C., emplean como alquilado otros clubs de la ciudad.

Entre 1914 y 1918 el fútbol herculino carece del vigor mostrado años antes, resultando el Deportivo Auténtico F.C. el más poderoso a nivel local en cuanto a la potencialidad de su plantilla, no así a nivel regional donde es uno más. Atrás queda el periodo 1906-1913 con los duelos entre coruñistas y deportivistas y atrás queda una época que ya no regresará más. Durante estos años surgen nuevas sociedades como el Fabril F.C., club nacido en febrero de 1914 que en el futuro -denominado como S.D. Fabril- albergará la cantera deportivista y surtirá de jóvenes talentos al primer equipo, y otros como el Célebre F.C., el Unión Sporting Club o el Club Oza-Coruña.

Llegados a 1918, el fútbol herculino anda sumido en una profunda crisis en donde se mezcla la huida de espectadores a los encuentros, la aparición de un profesionalismo encubierto en algunos clubs y la falta de medios económicos para soportar los continuos gastos que genera la manutención de una sociedad deportiva. La consecuencia inmediata es la desaparición de algunos clubs y la unión de otros, caso de la realizada por Deportivo Auténtico F.C. y Real Club Deportivo de La Coruña en el mes de agosto a raíz del acercamiento de posturas entre sus respectivos dirigentes apremiados por su más que dudoso futuro. La fusión comporta la desaparición del primero y la continuidad del segundo quien conserva su nombre siendo presidente Virgilio Rodríguez Rincón, pero además supone casi una sentencia de muerte para el Real Club Coruña pues, de haberse unido el Deportivo Auténtico F.C. con estos, su supervivencia hubiese quedado garantizada. No es así y a finales de 1919 el que fuera club Decano en la ciudad deja de competir, aunque no de existir.

1920 – 1930

El coruñista Campo de Monelos es alquilado a sociedades de menor prestigio como el Unión Sporting Club y el Club Oza-Coruña entre otros para compensar gastos, surgiendo en 1921 el Emden F.C., un club muy vinculado al pasado del Real Club Coruña que, como indica su nombre, desea adquirir la fuerza y valor del famoso crucero alemán. Sus colores, camisa blanquinegra y pantalón blanco. Mientras tanto, y en ese mismo año, el Real C.D. de La Coruña se hace con los servicios del gran jugador Pombo y con él sube el nivel de la plantilla empezándose a ver en Riazor rivales de prestigio. Entre 1924 y 1925, en plena fase de recuperación del fútbol local, se sugiere en prensa la unión de Emden F.C. y Real Club Coruña para rivalizar con el Real Club Deportivo de La Coruña, pero todo queda en nada y finalmente lo que en realidad se produce es un ingreso de directivos excoruñistas en las filas de los blanquinegros.

Desde 1922 a 1928 el conjunto deportivista vive unos años de apogeo con una plantilla semiprofesional, consiguiendo al fin destronar la hegemonía de los clubs vigueses y ganar algunos Campeonatos Gallegos por primera vez, ediciones 26/27 y 27/28, que le permiten pujar con otros clubs por alcanzar en 1928 la décima plaza que queda libre en la recién constituida Liga de Primera División con Félix Gila como entrenador y siendo presidente D. Galo García Baquero. El conjunto blanquiazul lamentablemente no logra superar la criba con muchos clubs por delante y es encuadrado en Segunda División, terminando octavo en su debut. En la siguiente edición 29/30 es séptimo clasificado.

En 1929 el Emden F.C. acomete las obras del nuevo Campo de la Torre de Hércules y se traslada provisionalmente a jugar a la vecina localidad de Betanzos, siendo citado en las crónicas deportivas como Emden de Betanzos durante el tiempo de construcción del nuevo recinto. El Emden F.C. disputa el campeonato de Tercera División valedero para ascender a Segunda División de la campaña 29/30, torneo a raíz del cual toma consideración de su nivel y en marzo de 1930, bajo la presidencia de Luís de Vicente, decide cambiar su denominación a Club Coruña al considerarse sus socios herederos del histórico Real Club Coruña además de sus colores, los cuales pasan a ser camisa gualdinegra y pantalón blanco. Esta sociedad tendrá una gran importancia durante los años treinta pero tras la guerra desaparecerá en 1942 finiquitando un capítulo a recordar para el fútbol herculino.

1930 – 1940

En el año 1930 también aparece otro club en la ciudad, el Sporting Coruñés, notable en los años republicanos. En abril de 1931 se instaura la Segunda República y el Real C.D. de La Coruña se ve obligado a cambiar de nombre pasando a ser conocido el 8 de mayo como Club Deportivo de La Coruña tras celebrar una junta general extraordinaria, perdiendo en su escudo los símbolos monárquicos aunque oficialmente no suelen ser mostrados. Desde este momento hasta la llegada de la Guerra Civil destacan en su seno la conquista de tres ediciones de los Campeonatos Gallegos: 30/31, 32/33 y 36/37.

En Liga, sin embargo, salvo la campaña 30/31 en la que finaliza noveno a tan sólo un punto del descenso, se realizan discretas temporadas en la zona media sin sobresaltos, siendo sextos en la sesión 31/32 y quintos en la 32/33 entrenados de nuevo por Félix Gila. En las sesiones siguientes repetirá en tres ocasiones consecutivas el tercer puesto, con serias dificultades de mantener la categoría en las ediciones 34/35 y 35/36 en las que se salva del descenso al ser penúltimo.

Acabado el conflicto bélico, en la campaña 39/40 se proclaman campeones en su grupo con Juan Hilario Marrero Pérez como técnico, pero no consiguen ascender en la Fase Final al resultar segundos. Este hecho le hace promocionar como aspirante con el Real Club Celta de Vigo que está en Primera División a partido único, el cual pierden por 0-1.

1940 – 1950

Todavía C.D. de La Coruña una vez finalizada la guerra, tras solicitar al nuevo Gobierno ostentar el título de Real que omitieron durante el periodo de la Segunda República, en 1940 vuelven a denominarse Real Club Deportivo de La Coruña.

En la temporada 40/41 son segundos en su grupo y terceros en la Fase Final. El rival es ahora el Club Real Murcia y en partido jugado en Madrid le vencen por 2-1, ascendiendo a Primera División entrenados de nuevo por Hilario. En su estreno en la máxima categoría, finaliza cuarto durante la campaña 41/42, mientras es noveno en la siguiente 42/43. En la temporada 43/44 no rinde como se esperaba y evita el descenso tras derrotar al C.D. Constancia en Madrid por 4-0, objetivo que no puede evitar en la sesión 44/45 al ser último y descender. Durante este periodo será presidente D. Aurelio Ruenes Blanco.

Entre tanto, el 29 de octubre de 1944 se inaugura oficialmente el nuevo Estadio de Riazor con el partido de la sexta jornada de Liga frente al Valencia C.F. con resultado de 2-3 para los valencianistas, anotando Igoa el primer gol de la historia del estadio, y siendo Paquirri el primer deportivista en estranar el casillero. Un buen campeonato en la Segunda División 45/46 en la que es subcampeón, le abre las puertas nuevamente de Primera División, pero su paso por esta categoría en la campaña 46/47 es breve al ser decimotercero. La directiva no escatima esfuerzos y en la temporada 47/48 es nuevamente subcampeón bajo las órdenes del guipuzcoano Luis Urquiri, volviendo a ascender a la categoría de honor. Se inicia en estos tiempos la llamada “Década de oro” del Deportivo, y en la temporada 49/50 se proclama subcampeón de Liga a un solo punto del Club Atlético de Madrid con el platense Alejandro Scopelli como técnico del equipo y presididos por Daniel Chaver Gómez.

1950 – 1960

El inicio de la década no es tan favorable y las campañas 50/51 y 51/52 evita disputar la Promoción de Permanencia por escaso margen de puntos. En la temporada 52/53 se realiza una pésima campaña y el técnico Helenio Herrera salva al equipo del descenso a Segunda División, después de vencer al Real Club Celta en Vigo por 1-3 en el decisivo partido de la liguilla de promoción. En la sesión 53/54, debuta el que será gran jugador e internacional Luis Suárez, con tan solo 19 años. Al final de la temporada en la que son séptimos, él y Moll son fichados por el C.F. Barcelona, pagando 50.000 pesetas por el primero. Se ficha a Pahiño. La campaña 54/55 pasa a la historia y es recordada gratamente porque el Deportivo consigue acabar imbatido en Riazor dirigidos por Eduardo Toba repitiendo el séptimo puesto en la clasificación. Dentro del aspecto social y deportivo, es en estos años cuando se instaura uno de los campeonatos veraniegos con más éxito de todo el país y que aún hoy en día pervive: el Torneo Teresa Herrera, de gran prestigio y con presencia de importantes clubs nacionales e internacionales.

Complicada será la sesión 55/56 en la que al ser finalmente decimosegundo escapa de disputar la Promoción por tan sólo un punto. Con la temporada 56/57 se desciende a Segunda División, acabándose un ciclo de gran éxito, y en la campaña 57/58 se salva del descenso a Tercera División en la Promoción al derrotar al aspirante C.D. Orense en ambos encuentros: 0-2 en O Couto y 2-1 en Riazor. En la campaña 58/59 en la que son séptimos dirigidos por Ernesto Pons, debutan tres grandes jugadores: Amancio, Reija y Veloso. En la campaña 59/60, que cierra la década, serán cuartos con el gijonés Jesús Barrio Álvarez al frente de la plantilla deportivista, tomando la presidencia del club Jesús Cebrián Brizuela.

1960 – 1970

En la década de los años sesenta, el club se gana el título de “equipo ascensor” por los ascensos obtenidos a Primera División (61/62, 63/64, 65/66, 67/68, 70/71) de los cuales cuatro de ellos son con el primer puesto, y descensos a Segunda División (62/63, 64/65, 66/67, 69/70, 72/73).

Durante la temporada 60/61 que abre este ciclo será tercero perdiendo el tren de la Promoción en favor de su rival tradicional, el R.C. Celta de Vigo, mientras que en la campaña 61/62 serán Campeones entrenados por Juan Ochoantozana Milicua ascendiendo por cuarta vez a la máxima categoría. Sin embargo, en la sesión 62/63 no logran la permanencia al perder la Promoción frente al Levante U.D.: 1-2 en Riazor y 2-1 en Valencia. Entrenados en la sesión 63/64 por el argentino Roque Olsen, de nuevo serán Campeones, pero una vez más se repite la historia y no logran la permanencia en Primera División al ser colistas tras una nefasta campaña 64/65.

Heridos en su orgullo intentan el asalto a la División de Honor nada más iniciarse la temporada 65/66 tras llegar a la presidencia D. Antonio José González Fernández, logrando su propósito con la conquista del Campeonato bajo las órdenes del técnico santanderino Enrique Orizaola. Como ya ocurriese dos temporadas atrás, el club deportivista termina colista y regresa a la categoría de plata. En la campaña 67/68 se confía de nuevo el objetivo del ascenso al técnico madrileño Pedro Eguiluz, logrando cumplirlo al proclamarse nuevamente Campeones del Grupo I y ascender de forma directa. Por fin, será el técnico coruñés José María “Cheché” Martín Rodríguez el que logre la permanencia la campaña 68/69 en la máxima categoría al terminar décimos. La década de los años sesenta se cierra con un nuevo descenso al ser decimocuartos, empatados a puntos con el C.D. Sabadell C.F. con el que pierden el gol average particular.

1970 – 1980

La década de los años setenta se empieza repitiendo la tónica de la pasada, es decir, logrando el ascenso a Primera División, esta vez entrenados por Arsenio Iglesias al ser terceros durante la temporada 69/70, consiguiendo una de las cuatro plazas que se otorgan para el ascenso directo por la ampliación de la División de Honor que queda ampliada de dieciséis a dieciocho participantes.

El regreso a Primera División es duro y en la temporada 71/72 se es decimocuarto de nuevo con Iglesias como entrenador, siendo peor la siguiente 72/73 en la que se acaba penúltimo y desciende nuevamente a Segunda División. El club blanquiazul entra en una gran crisis deportiva y social que deviene en un trágico descenso a Tercera División al término de la temporada 73/74 tras ser decimoctavo siendo presidente Manuel Sánchez Candamio. Se pierde prestigio y la campaña 74/75 la vive en una categoría desacorde a su nivel entrando a ocupar la presidencia deportivista Antonio Álvarez Rodríguez. A pesar de todo, se sobrepone y finaliza primero en el Grupo I de una Tercera División formada por cuatro grupos consiguiendo el ascenso automático a Segunda División.

En su retorno a la división de plata durante la sesión 75/76 alcanza un meritorio quinto puesto, pero a partir de entonces inicia un declive deportivo pese a terminar en zona tranquila las dos siguientes  campañas, que se consuma con el descenso a Segunda División B al término de la temporada 79/80. Nuevamente los hechos parecen reproducirse y las fuerzas sociales se suman en la salvación y rescate del club, con lo que el paso por esta categoría dura un solo año al finalizar segundos, logrando una de las plazas de ascenso directo junto a su rival vecino, el R.C. Celta de Vigo, que también perdió la categoría un año antes.

1980 – 1990

El resto de la década de los ochenta la pasa en Segunda División, con la idea fija de volver un día no muy lejano a Primera División. Destaca la ejecución de varios proyectos muy ambiciosos para tal fin, pero la suerte le es esquiva y en varios intentos como en las campañas 82/83 dirigidos por Arsenio Iglesias y 89/90 con el donostiarra Marco Antonio Boronat se queda con la miel en los labios. En 1981 el estadio de Riazor es remodelado para albergar varios encuentros de la Fase Final del Campeonato Mundial de 1982, reduciendo su capacidad a 29.000 espectadores. En la Copa de la Liga es subcampeón la edición de 1983 al caer en la Final frente al Atlético Madrileño C.F.: 1-3 en Riazor y victoria insuficiente por 0-1 en la vuelta celebrada en Madrid. En 1982 llega a la presidencia Jesús Corzo Sierra, siendo reemplazado en 1986 por Andrés García Yáñez.

La situación económica del Real C.D. de La Coruña en 1987 es bastante deficiente y el club acumula una deuda de 400 millones de pesetas de la época. Este peso hace que entre en escena un hombre determinante que llevará unos pocos años después al club a la cima: Augusto César Lendoiro. Tras tomar la presidencia el 13 de junio de 1988, el primer paso es modernizar la institución y fichar jugadores de peso que aumenten el nivel. En la temporada 89/90 no lo consigue, pero en la campaña 90/91 es subcampeón y asciende tras casi dos décadas después a Primera División confiando la dirección técnica a un hombre de la casa como es Arsenio Iglesias en lo que es su cuarto periodo al frente del equipo.

1990 – 2000

La temporada 91/92 se pasa con muchos apuros, provisto de una plantilla muy justa llegando a promocionar con el Real Betis Balompié para asegurarse la permanecia, club al que gana por 2-1 en casa y con el que empata a cero en la vuelta. En el verano de 1992, tras aplicar la normativa y convertirse en Sociedad Anónima Deportiva, el club pasa a ser Real Club Deportivo de La Coruña, S.A.D.. Lendoiro traza entonces una estrategia para mejorar el nivel y ficha a buenos jugadores descartados por los grandes, y ante la sorpresa de todos es tercero en Liga, a cuatro puntos del campeón F.C. Barcelona.

Este puesto hace que consiga acceder por vez primera en una competición de UEFA, un gran éxito deportivo que  hace que el club gallego prospere gracias a su gestión y se vea se vea refrendado en la temporada 93/94 cuando, tras una brillante competición, acabe segundo igualado a puntos con el F.C. Barcelona de Johan Cruyff después de un dramático y emotivo final de temporada en el cual se llega al último encuentro con posibilidades de ser campeón. En el decisivo partido se necesita de forma imperiosa la victoria, pero lamentablemente para sus intereses, empata a cero con el Valencia C.F. y todo ello tras fallar el serbio Djukic un penalti en el último minuto. El F.C. Barcelona se proclama campeón por el gol average favorable ante el llanto general deportivista. En Europa, el R.C. Deportivo logra vencer en dos eliminatorias de la Copa de la UEFA, al A.a.B. Aalborg y al Aston Villa F.C..

En la sesión 94/95 el laureado preparador Arsenio Iglesias deja el Deportivo y toma las riendas el técnico galés J.B. Toshack con el que se obtiene el subcampeonato de Liga. En la Copa de la UEFA se llega a Cuartos de Final. El gran éxito de la temporada llega cuando se proclama Campeón de la Copa del Rey en la edición 1995 por primera vez en su historia, al imponerse al Valencia C.F. por 2-1 en una Final disputada en Madrid que se juega en dos días diferentes, a consecuencia de caer una tromba de agua a once minutos del final en el dia previsto e inundarse el Estadio Santiago Bernabeu cuando el marcador reflejaba 1-1. Una semana después, concluye el tiempo reglamentario anotando Alfredo el gol decisivo. Meses después, es Campeón de la Supercopa al derrotar al Real Madrid C.F. en ambos encuentros, 3-0 en casa y 1-2 en la capital del Estado.

En la temporada 95/96, Riazor sufre una nueva remodelación con la finalidad de cerrar el recinto por sus cuatro costados. Tras dicha obra, el estadio perderá las clásicas pistas de atletismo y alcanzaría un aforo con sus actuales 34.600 localidades. Deportivamente, se llega a semifinales de la Recopa de Europa. En la campaña 96/97 se renueva la plantilla con: Rivaldo, Martins, Madar, Kouba, Bonnissel, Naybet, Songo’o y Armando. Más tarde llegan: Flavio, Hélder, Renaldo y Nuno. Es la Liga más larga con 22 equipos y 42 jornadas, consiguiendo el meta Songo’o ser trofeo “Zamora”. La temporada 99/00 merece comentario aparte, pues con el técnico Javier Iruretagoyena se logra el primer y único título de Liga del club, tras una competición llena de emoción en la que con un fútbol muy efectivo y con una gran defensa se impone a todos sus rivales. Gana así mismo la Supercopa de España, al imponerse al Real C.D. Espanyol de Barcelona.

2000 – 2010

El campeonato obtenido en la edición anterior produce que en la campaña 00/01 juegue por primera vez la UEFA Champions League. El 6 de marzo de 2002, el Deportivo logra su segunda Copa del Rey en el Santiago Bernabeu, en esta ocasión ante el Real Madrid C.F. tras derrotarlo por 2-1 con goles de Sergio y Diego Tristán, después de un memorable encuentro. En la campaña 02/03 participa por tercer año consecutivo en la máxima competición Europea. El R.C. Deportivo de La Coruña consigue en 2002 la tercera Supercopa de España de su palmarés después de imponerse al Valencia C.F.. La campaña 03/04, con un tercer puesto en Liga, es la última que posee una gran plantilla, pues desde esta fecha el club blanquiazul cuenta con menos ingresos económicos y su presupuesto se ve mermado considerablemente.

Un par de octavos puestos son lo que consigue, mientras que en la campaña 06/07 se es decimotercero con bastantes apuros en la recta final. En julio de 2008 gana su primer título europeo, al vencer en la tercera ronda de la Copa Intertoto al equipo árabe israelí del Ihoud Bnei Sakhnin F.C.. En las últimas temporadas mejora ostensiblemente y baja de la décima plaza, rozando en la temporada 08/09 los puestos que dan acceso a disputar la UEFA Cup. La campaña 09/10 hacía prometer ver un equipo competitivo según los encuentros iniciales, pero para desgracia de los blanquiazules que dirige Miguel Ángel Lotina, la grave lesión de su estrella Filipe Luís dio al traste con los augurios y marcó un antes y un después, siendo los números de la segunda vuelta paupérrimos y sobreviviendo gracias a la renta obtenida en la primera parte del ampeonato liguero. En la Copa mantiene resultados similares llegando a octavos y cayendo ante el futuro Campeón, el Sevilla F.C.: 0-3 en casa y 0-1 en la vuelta. Con el fin de la primera década del nuevo siglo, se cierra el más importante ciclo del R.C. Deportivo de La Coruña, apodado como “SuperDepor”.

2010 – 2020

Con el técnico Lotina en el banquillo durante toda la campaña 10/11, el conjunto deportivista culmina una de las peores ediciones que se recuerdan en los últimos años, encadenando una serie de resultados negativos en la segunda vuelta propiciados por su falta de remate y la falta de liquidez en sus cuentas que le condenan a descender a Segunda División A tras varias décadas en la élite y ante la estupefacción de su afición que en ningún momento espera tal desenlace. En la edición 11/12 el conjunto gallego se repone rápidamente del traspiés anterior y comanda el campeonato de la categoría de plata con meridiana suficiencia desde las primeras jornadas logrando recuperar la división perdida por la puerta grande y cumpliendo con un objetivo que les era imperioso. Sin embargo, el regreso a Primera División es efímero y con un presupuesto muy inferior al de temporadas pasadas y una plantilla donde entran y salen jugadores con más frecuencia de la deseable, los blanquiazules son decimonovenos y descienden nuevamente -el segundo en pocos años- a una Segunda División que no contenta a nadie.

Durante estos años el club atraviesa una de sus peores épocas desde el aspecto económico y, arruinado técnicamente, entra en suspensión de pagos con una deuda de casi cien millones de euros, de los cuales noventa y tres son adeudados a la Agencia Tributaria. El 10 de enero de 2013 la entidad entra en Concurso voluntario de Acreedores al aprobarse la propuesta de convenio que formaliza su presidente César Augusto Lendoiro, con una quita del treinta y tres por cien de la deuda y un plazo de pago para lo que resta de diecisiete años con dos años de carencia. El 21 de enero de 2014 es elegido presidente Constantino Fernández Pico en sustitución de Lendoiro quien lleva un total de veintiseis años al frente del club. Finalmente, el 5 de febrero de 2014 se consigue salir del Concurso de Acreedores.

La temporada 13/14 se hace larguísima para el aficionado, pues con un equipo más que suficiente para conseguir el retorno entre los grandes de forma placentera, se ve superado por un sorprendente S.D. Eibar que queda Campeón y lucha entrenados por Fernando Vázquez más de los deseable por ser subcampeón, una plaza que le permite volver a Primera División.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • 82 años de historia: Real Club Deportivo de La Coruña. Pedro de Llano López y Eladio Muiños Díaz. Imprenta Mundo (1988).
  • El libro de Oro del Real Club Deportivo de la Coruña. Carlos Fernández Santander. La Voz de Galicia (2000).
  • Historia y estadística del fútbol español.Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Un club centenario: historia del Real Club Deportivo de La Coruña (1906-2006). Carlos Fernández Santander. Librería Arenas (2006).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • El Anunciador. Diario.
  • Gaceta de Galicia. Diario.
  • Correo de Galicia. Diario
  • El Noroeste. Diario.
  • El Faro de Vigo. Diario.
  • Hoja del Lunes de La Coruña. Diario.
  • Coruña Moderna. Semanario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Aguilas

 

Escudo Águilas C.F.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Águilas Club de Fútbol
  • Ciudad: Águilas
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: 22 de mayo de 1925
  • Fecha de federación: 1925

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Águilas Foot-ball Club (1925-1941)
  • Águilas Club de Fútbol (1941-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1993/94
  • 2004/05

 

ESTADIO:

Estadio Municipal El Rubial

  • Nombre: Estadio Municipal El Rubial
  • Año de inauguración: 1913
  • Cambios de nombre:
  • Estadio El Rubial (1913-1986)
  • Estadio Municipal El Rubial (1986-)
  • Capacidad: 4.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal El Rubial (1925-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos Aguilas CF

UNIFORMES:

uniformes Aguilas CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Tiene el honor la murciana ciudad de Águilas de ser una de las pioneras a la hora de introducir la práctica del fútbol en la geografía española. Con el desarrollo de la floreciente economía local, gracias a la construcción del ferrocarril y de las obras del puerto, se establece una pequeña colonia inglesa sita en la localidad con fines comerciales, la cual popularizó el fútbol al llevarlo a la práctica en sus playas durante la década de 1880.

Sería el escocés John Gray Watson, afincado en Águilas y llegado a la localidad en 1893 con propositos empresariales, el principal impulsor de este deporte entre la juventud local. Así mismo, fue el aguileño Ginés García Abellán quien  importó un balon procedente de la ciudad escocesa de Aberdeen en 1896, a consecuencia de una estancia en aquellas tierras por motivos de aprendizaje del idioma inglés. Pronto el joven emigrado y conocedor de este deporte tan novedoso llamado foot-ball lo divulgó entre amigos y conocidos, comenzando a practicarlo en los terrenos de La Cerca. Así pues, a finales de la década de 1890 se jugaba al fútbol de forma habitual tanto por jovenes de la localidad como de la colonia inglesa establecida en la misma, disputando encuentros entre ambos bandos.

Sea como fuere, el primer club local en aparecer cronológicamente fue el denominado de manera popular como Sporting Club Aguileño. Este club surge de la selección de los mejores jugadores de ambos bandos, los cuales aunaron fuerzas para poder enfrentarse en condiciones a las eventuales formaciones de marineros procedentes de buques británicos. Nacido en 1900 bajo la tutela de Juan Gray el cual ejercía de presidente y entrenador, el equipo disputó numerosos encuentros frente a equipos de localidades próximas como Lorca ó Cartagena, las cuales ya disponían de equipos, o frente a escuadras de marineros ingleses que estaban de paso. En 1903 inauguran el Campo de las Palmeras sito en la Rambla de las Culebras, para pasar luego a las inmediaciones de la estación del Ferrocarril.

El equipo fue inscrito en el Registro de Asociaciones el 10 de febrero de 1905 con el nombre de Águilas Foot-ball Club, siendo la primera sociedad murciana dedicada a la practica del fútbol legalmente constituida. Pese a su denominacion oficial, el equipo también era conocido como Águilas Sporting Club, debido a que sus miembros practicaban en ocasiones otras modalidades deportivas. Su primera indumentaria estaba compuesta por jersey azul a rayas blancas horizontales de distinto grosor y pantalón negro. La importancia del club aguileño tomó amplia notoriedad en la zona y en todos los encuentros que disputó obtuvo la victoria ganándose el título de invencible, logrando mantenerse invicto y sin encajar ningún gol. Sin embargo, la ausencia de rivales de entidad a principios del s. XX y la dificultad en los desplazamientos fue determinante para su desaparición en agosto de 1907,  una época en la que el fútbol todavía era un deporte extraño y elitista.

A principios de 1910 le surge un sucesor, el C.D. Aguileño, quien liderado por Jonh Gray retoma el interés por el balompié y hace que años después, concretamente en 1913, se consiga el estreno el 19 de enero con un encuentro entre el C.D. Aguileño y la Sociedad Levantina y resultado de empate a dos, de uno de los campos más antiguos del territorio nacional: el Campo de El Rubial. El uniforme de este club estaba compuesto por camisa a rayas blancas y azules y pantalón blanco.

Este club representó a la ciudad en innumerables encuentros por toda la geografía nacional durante el primer cuarto del s. XX, participando en los Campeonatos de Levante (siendo Campeón en la temporada 1918/19) y en la Copa de España en la edición de 1919, hasta que lamentablemente acabaría desapareciendo en 1921 a causa de sus males económicos unido a su mala relación con la Federación Levantina. No obstante, la afición proseguía con la práctica deportiva y de ella nacieron otras entidades deportivas que practicaban el fútbol como los recordados Arenas Club, Gimnástico o Universitari.

HISTORIA DEL CLUB:

1925 – 1940

En enero de 1925 toma cuerpo la idea de constituir un nuevo club en la ciudad por parte de antiguos miembros del desaparecido C.D. Aguileño junto a otros jóvenes de la localidad. En un principio se barajó recuperar el nombre del club defenestrado años atrás, pero tal idea es rechazada por tener que asumir las deudas pendientes -alrededor de 2.000 pesetas de la época- que este dejó con la Federación Levantina. Así pues, bajo esta denominación provisional juegan su primer encuentro el 1 de febrero entre dos equipos del mismo club.

El club presenta sus reglamentos en el Libro del Registro de Asociaciones del Gobierno Civil el 5 de mayo de 1925 y, finalmente, el 22 de mayo son aprobados constituyéndose de forma legal el Águilas Foot-ball Club, sociedad que a partir de esta fecha va a ser la insignia deportiva de la localidad con una peculiar indumentaria compuesta por camiseta blanca en la parte superior y de color rosa en la inferior de hombros hacia abajo con pantalón y medias negras, y que décadas más tarde recupera los colores blanquiazules de sus antecesores. Con sede en la calle Conde Aranda nº 5, su primer encuentro lo disputó el 18 de abril frente al Almería F.C. Iniciados los Campeonatos Regionales de Primera y Segunda Categoría a finales de los años veinte, participará en el segundo de ellos consiguiendo estar durante muchas temporadas en el mismo, destacando un cuarto puesto la sesión 29/30, hasta que la Guerra Civil imponga una parada obligatoria.

1940 – 1950

Tras el paso de esta, reiniciará sus actividades en la misma categoría cambiando en 1941 de denominación al aplicarse la nueva Ley que suprime los extranjerismos. La entidad murciana adopta el nombre de Águilas Club de Fútbol, pasando a usar camisa blanca y pantalón negro, consiguiendo más tarde el Campeonato de la campaña 46/47 de Primera Categoría con Antonio Navarro Navarro en la presidencia. Pasando a establecer su sede en la calle Quintana número 3, la sesión 47/48 finaliza tercero ahora con Alfonso Jiménez Martínez en la presidencia de la sociedad aguileña. Cerrará la década de los años cuarenta con un aceptable cuarto puesto la temporada 49/50.

1950 – 1970

En la temporada 1951/52 recupera los tradicionales colores aguileños con camisa a listas blancas y azules y pantalón blanco, para un par de temporadas más tarde emplear pantalón azul. Sin embargo, el ansiado ascenso a Tercera División se hace esperar más de la cuenta y no llegará hasta el término de la temporada 55/56 con Fermín Asensio Díaz en la presidencia, iniciándose con la campaña 56/57 una época de esplendor la cual durará una quincena de años con una militancia en Tercera División de doce temporadas interrumpidas por el descenso a Regional de la edición 64/65. En esta etapa su mejor campaña será la 65/66 con un quinto puesto, siendo el resto de ellas muy discretas en un grupo formado por clubs murcianos, alicantinos y albaceteños principalmente. En la edición 68/69 descenderá a Regional al quedar decimonoveno en un grupo fortísimo en el que se encuentran rivales de varias provincias.

1970 – 1980

En Primera Regional y Preferente pasará toda la década de los setenta, alejado de los primeros puestos y distanciado de éxitos anteriores. En la temporada 79/80 como consecuencia de la creación del grupo murciano de Tercera División, tiene lugar un ascenso masivo de clubs a esta división, entre los que se encuentra el Águilas C.F. pese haber terminado en decimotercero puesto en Regional Preferente.

Paralelamente, en 1977 se funda un nuevo Club Deportivo Aguileño presidido por Antonio Valero Ruiz intentando rememorar el histórico club aguileño de la década de los años diez. El club compite en Segunda Regional, y tras una breve trayectoria de tres temporadas desaparece en 1980 con Pedro Muñoz Campillo como presidente.

1980 – 1990

Así pues, la temporada 80/81 la inicia en una nueva categoría, regresando diez años después a Categoría Nacional. En este reestreno es decimocuarto, puesto que repite en la siguiente edición 81/82, para mejorar en la 82/83 y empeorar en la 83/84. Con estos altibajos se mantendrá hasta la temporada 88/89 en la que desciende al finalizar decimoctavo. No obstante, la suerte le acompaña puesto que la RFEF decide en esas fechas que cada Comunidad debe de contar solamente con clubs propios de su ámbito territorial, siendo el grupo murciano uno de los afectados pues en ese preciso instante cuenta también con clubs alicantinos. Esta medida hace que el Águilas C.F. pueda continuar en Tercera División al abandonar los alicantinos dicho grupo e ingresar en el valenciano, su territorio natural en todos los sentidos. Aparte de beneficiarse de la medida, con el susto recientemente en el cuerpo se refuerza la plantilla y en la temporada 89/90 se es subcampeón, aunque un tanto distanciado del líder Yeclano C.F. quien consigue ascender a Segunda División B de forma directa.

1990 – 2000

Con el cambio de década los rectores del club aguileño se trazan el objetivo de ascender al histórico club blanquiazul a Segunda División B, categoría por la que suspiran desde hace tiempo. El empeño va a resultar bastante difícil de conseguir puesto que las promociones son fases bastante complejas y no basta con tener una buena plantilla, además hay que tener suerte. En la temporada 90/91 es cuarto, logrando entrar en la Promoción de Ascenso a Segunda División B, sistema recién instaurado ese año en el que se dirime quien asciende de categoría. En esta tentativa casi consigue ascender de no ser por una lamentable derrota en casa frente a la U.D. Oliva, a la sazón posterior Campeón. Ultimos serán S.D. Ibiza y C.E. Banyoles.

En la sesión 91/92 es subcampeón de Liga, en esta ocasión a un solo punto del sorprendente C.D. Beniel, pero en la Promoción realiza un papel desastroso y obtiene un escaso punto de renta. Será último y descolgado tras los pasos de Valencia C.F. “B”, C.D. Premiá y C.D. Atlético Baleares. En la edición 92/93 desciende hasta la décima posición, pero en la siguiente 93/94 enmienda su campaña anterior y es Campeón de grupo de forma justa al aventajar en un sólo punto al C.D. Roldán. En la Liguilla de Ascenso obtiene los mismos puntos que el Ontinyent C.F., pero el haber perdido un encuentro frente a estos le impide ascender. Ultimos serán F.C. Barcelona “C” y C.D. Cala Millor.

En la temporada 94/95 es subcampeón tras el Lorca C.F., pero en la Liguilla de nuevo yerra y es tercero tras el Real C.D. Español “B” y Pinoso C.F. mientras colista será el C.F. Sóller. En la campaña 95/96 es cuarto y en la tentativa de ascenso no tiene opción a subir, pues queda último tras C.F. Gandía, C.F. Sóller y C.E. Europa. En la sesión 96/97 repite cuarto puesto en el campeonato doméstico para ser nuevamente último en la Promoción, en esta ocasión tras Novelda C.F., Palamós C.F. y C.D. Atlético Baleares. Y por fin llega la temporada 97/98 con Rafael López Gallego en la presidencia y Luis Antonio Franco como entrenador, en la que es subcampeón tras el Cartagonova C.F. y en la Liguilla se resarcía de seis intentos frustrados consiguiendo ascender a Segunda División B como Campeón al imponerse a: F.C. Barcelona “C”, C.D. Olímpic de Xàtiva y C.F. Sporting Mahonés.

El ascenso es celebrado con júbilo y en la camapaña 98/99 se estrena en Segunda B, iniciando una etapa de dos campañas consecutivas en las que pasan por El Rubial grandes equipos. Este periodo se vive con intensidad, pues en la sesión 98/99 se es decimoquinto con gran sufrimiento y en la 99/00 último, en un campeonato en el que tan sólo se obtienen seis victorias.

2000 – 2010

La vuelta a Tercera División es aceptable, pues en la campaña 00/01 se es sexto, mejorando en la siguiente 01/02 al ser tercero y conseguir promocionar. Sin embargo, en esta fase le falta un punto de suerte ya que acaba igualado a puntos con el Palamós C.F., ascendiendo este por su mayor cuantía goleadora. Últimos serán P.D. Santa Eulália y Burjassot C.F. En la edición 02/03 es cuarto, siendo superado ampliamente en la Liguilla por Girona F.C. y Benidorm C.D., mientras colista será el C.D. Manacor.

En la sesión 03/04 no logra clasificarse para la Liguilla al ser sexto pero en la campaña 04/05 se proclama una vez más Campeón de grupo con Francisco Palencia Ibañez como presidente y José Soler Moya como técnico, perdiendo tan sólo dos encuentros en Liga. En las eliminatorias de ascenso, nuevo sistema implantado por la RFEF, se deshace primero fácilmente del Santa Pola C.F., 0-3 en la localidad alicantina y empate 2-2 en casa, y posteriormente con más problemas en la Final del C.E. Mataró, empatando 1-1 en tierras barcelonesas y ganando en El Rubial 1-0. Este segundo ascenso a Segunda División B inicia una etapa de esplendor futbolístico en la localidad murciana que parece ser que se va a extender durante unos años.

Así pues, en la edición 05/06 llega la que es hasta la fecha la mejor temporada del club en su dilatada historia con un magnífico subcampeonato con José Robles de entrenador, éxito el cual le abre las puertas para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División A. En esta fase es derrotado y eliminado por el Alicante C.F., quien le vence 2-1 en el Rico Pérez y con quien empata 0-0 en El Rubial. La temporada 06/07 resultará más discreta ocupando un digno octavo puesto final de nuevo con Pepe Soler en el banquillo. En las últimas temporada de la década ocupa puestos acomodados en la tabla y sin sufrir excesivos problemas para mantenerse. En septiembre de 2008 se funda en la localidad un nuevo Sporting Club Aguileño, que viste camisa azul con pantalón blanco y disputa sus encuentros en el Campo de Fútbol Muñoz Calero. Presidido por Claudio Roco, compite la sesión 08/09 en Primera Territorial entrenado por Jorge Torrecilla con jugadores procedentes en su mayoría del equipo juvenil del Águilas C.F. y del A.C.R. Escuela de Fútbol Águilas.

En marzo de 2009 dimite el presidente Antonio Vicente ante la poca viabilidad del proyecto, y en el último instante se salda la deuda con los jugadores evitando el descenso administrativo. Durante la campaña 09/10 la crisis económica se instala de nuevo y se agudiza en la entidad blanquiazul, precipitando su descenso de categoría como colista de grupo y con un futuro de momento incierto.

El 26 de mayo de 2010 se certifica la liquidación patrimonial de todos los bienes del Águilas C.F. para saldar la deuda acumulada de un millón de euros con sus numerosos acreedores, significando su defunción como sociedad deportiva. Unido a ello, el 2 de agosto se hace oficial el descenso administrativo a Regional Preferente por no poder hacer frente al pago de los salarios adeudados a los jugadores, poniendo fin a 85 años de historia como equipo representativo de la ciudad de Águilas.

ERA POST CLUB:

Durante los meses de junio y julio se producen en el Casino de Águilas una serie de reuniones ejercidas por empresarios y la concejalía de deportes para intentar crear un club de fútbol que sea el representativo de la ciudad, siendo muchos los aguileños que acuden a la llamada, pera serán tres los que finalmente decidan realizar un esfuerzo económico para sacar adelante el nuevo proyecto.

Para ello, los señores Francisco Javier Asensio Pérez, Felipe Cano Pallarés y Diego Rubio Hernández, conocidos todos por su pasado relacionado con el histórico club recién desaparecido, fijan su objetivo en otro club situado a más de cien kilómetros de distancia, concretamente el C.D. Alquerías, perteneciente a una pedanía de la capital murciana. Este club se constituye el 27 de agosto de 1992, siendo inscrito en el Registro de Entidades Deportivas el 15 de octubre de ese mismo año. Vistiendo enteramente de rojo y desde su feudo del Campo de Los Pinos, logra ascender a Tercera División la sesión 95/96 tras ser tercero, logrando permanecer en esta seis temporadas consecutivas y destacando un séptimo puesto la temporada de su debut. Tras cinco años en Preferente, la sesión 07/08 juega nuevamente en Tercera División, no pudiendo mantener la categoría al ser decimonoveno. La sesión 09/10 será decimosegundo en Regional Preferente.

escudo Aguilas FC 2010

Llegado a un acuerdo con la directiva del C.D. Alquerías para tomar las riendas de esta sociedad y trasladar su domicilio social hasta Águilas previo pago de cinco mil euros, se logra inscribir al equipo en Regional Preferente en el último día de plazo y se anuncia el 30 de julio de 2010 la creación del nuevo Águilas Fútbol Club que, al igual que su predecesor recién extinguido, vestirá los colores de este. El ahora club aguileño juega sus encuentros durante la sesión 10/11 todavía inscrito como C.D. Artel-Alquerías y bajo la denominación de C.D.A. Águilas F.C. -según consta en la FFRM-, dado que el cambio de nombre se efectúa fuera de plazo y por cuestiones legales de adquisición de la plaza, debe mantenerse el nombre del primero o sus siglas durante al menos el primer año. De otro lado, la Unión Deportiva Águilas, club fundado en 2009 que viste enteramente de azul y ocupa plaza en Preferente durante la temporada de su debut 09/10 tras haber alquilado la plaza del Racing Promesas C.F. no es inscrito por deudas para la sesión 10/11, por lo que la Federación alquila nuevamente su plaza al Thader Murcia F.C.

La nueva directiva se pone en marcha encabezada por Javier Asensio como presidente, acompañado por Carlos Juan Santana, Felipe Cano, Diego Rubio, Carlos Casanova y Antonio Rodríguez, entre otros. El equipo aguileño se forma con jóvenes de la localidad principalmente, con algunos jugadores de la anterior temporada procedentes del Águilas C.F. y de la E.F. Águilas, pero en su mayoría de la U.D. Águilas y del Sporting Club Aguileño, y entrenados por Íñigo Sáenz logran ser Campeones con holgura ascendiendo a Tercera División. El 15 de junio de 2011 se celebra una asamblea en que el todavía legalmente C.D. Alquerías cambia oficialmente su nombre por el de Águilas F.C., siendo validado el cambio de denominación en el Registro de Entidades Deportivas el 11 de noviembre.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • El nacimiento del Águilas Club de Fútbol. Juan Antonio Garre Clemente.
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Archivo particular de Félix Martínez Martínez.
  • Archivo particular de Álvaro García Belando.
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.laverdad.es Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.aguilascf.es (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Jerez Industrial

 

Escudo Jerez Industrial C.F.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Jerez Industrial Club de Fútbol
  • Ciudad: Jerez de la Frontera
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 15 de agosto de 1950
  • Fecha de federación: 15 de mayo de 1951

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Juventud Jerez Industrial Club de Fútbol (1950-1956)
  • Jerez Industrial Club de Fútbol (1956-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 1957/58
  • 1963/64
  • 1965/66

 

ESTADIO:

Campo Municipal La Juventud

  • Nombre: Campo Municipal de La Juventud
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de La Juventud (1988-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Domecq (1951-1988)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Jerez Industrial CF

ESCUDOS:

escudos Jerez Industrial CF

UNIFORMES:

uniformes Jerez Industrial CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la andaluza provincia de Cádiz de cuyas tierras es la primera localidad en número de habitantes y localizada a escasa distancia del mar, la ciudad de Jerez de la Frontera es un extenso municipio dotado con una vasta campiña dedicada preferentemente al cultivo de la vid cuyos caldos, conocidos internacionalmente, le han dado una gran popularidad hasta el punto de ponerle nombre propio a su denominación de origen. Encorsetada entre los grandes núcleos de Cádiz y Sevilla, ambas capitales provinciales, al perder los favores administrativos Jerez se decantó por la industrialización centrando su intervención en el vino, no olvidándose de otros menesteres agrícolas y ganaderos, los dos con notable peso, reforzados en las últimas décadas de sectores como los de servicios y turístico debido a su rica fisonomía y atractiva arquitectura.

Para conocer su relación con el deporte moderno hemos de rememorarnos a tiempos pasados cuando en el siglo XVIII y, sobre todo, en el siglo XIX, el atractivo de sus vinos provocó que un buen número de comerciantes y empresarios procedentes del Reino Unido se establecieran en la ciudad levantando impresionantes bodegas que, años después, formarían un gran entramado industrial. Estos, además de prosperidad y una puerta abierta para los negocios, trajeron consigo sus costumbres siendo la predilección por el caballo y los juegos a campo abierto sus más apasionadas distracciones para los ratos de ocio.

Fruto de contar con mano de obra autóctona y extensa relación con grandes familias locales bodegueras como los González, a finales de los años sesenta decimonónicos surgieron varias asociaciones mixtas jerezano-británicas de marcado carácter deportivo como el Jerez Gun Club, constituido en 1869 y el Jerez Polo Club, en 1870, ambos impulsados por el poderoso comerciante Pedro Nolasco González de Soto quien había cursado estudios en Liverpool y era un gran amante del por entonces denominado sport. Las dos iniciativas, junto a otras que vendrían después, fueron ampliamente secundadas por la ciudadanía británica quien se volcó en masa.

Consecuencia de disponer de un amplio recinto como el Hipódromo de Caulina, situado a las afueras de la localidad, fue la disputa el 1 de noviembre de 1870 del primer encuentro de fútbol del que se tiene noticias en suelo español, protagonizado por los socios del Jerez Cricket Club, asociación constituida en agosto de 1864 la cual solía practicar diversas actividades teniendo siempre como protagonista una pelota o bola y tuvo posteriormente su sede en las proximidades del Paseo de Capuchinos. Por razones desconocidas, quizás la falta de rivales en la zona y la escasa atención que el pueblo prestaba a los juegos de origen británico, el fútbol no prosperó todo lo contrario que las carreras de caballos o las regatas, existiendo aun así constancia de práctica balompédica por parte de los empleados de las bodegas, incluso en zonas habilitadas en las décadas de los años setenta y ochenta.

La entrada del fútbol por la puerta grande deberá esperar todavía cierto tiempo y no será hasta empezado el siglo XX, cuando los españoles se impliquen en diversas ciudades de todo el Estado, surja a imitación de esta tendencia la primera iniciativa seria en Jerez impulsada y presidida por Thomas Spencer, un ciudadano de origen británico nacido en Gibraltar llegado a la localidad en 1907 que, empleado en la bodega William & Humbert años después, concretamente en 1911, constituye el Jerez Foot-ball Club cuya primera sede de sus evoluciones será la denominada Finca de San Benito, propiedad del empresario bodeguero Garvey. El conjunto jerezano hará su debut oficial el 2 de mayo en un torneo triangular con motivo de los actos correspondientes a la Feria del Ganado donde se enfrentará en esa fecha ante el Cádiz F.C. al que se le derrota, jugando el día siguiente la gran final con el también gaditano Español F.C. ante el cual se pierde yendo el trofeo donado por los locales a parar a manos azulgranas.

Uniformado enteramente de blanco con calzas negras en su primeras apariciones, al poco tiempo se pasará a vestir con camiseta blanquiazul desempeñando su actividad en los terrenos de la Venta de los Negros, en el Camino de La Cartuja, adquiriendo gran notoriedad entre sus convecinos gaditanos y de las provincias colindantes al derrotar a rivales tan cualificados como el Español F.C., de Cádiz y los representantes de Algeciras, San Fernando y Huelva.

En el año 1914 el máximo representante jerezano se fusiona con el Fortuna F.C., tradicional rival ciudadano nacido en 1912 que vestía camiseta gualdinegra con pantalón blanco, integrando a éste último dentro de su estructura dentro de una etapa muy fecunda en el fútbol local con el nacimiento de multitud de clubs aunque de escasa vida la mayoría de ellos como el Patronato Católico F.C., el recordado Jerez Balompié Club en 1912 que vestía camiseta azulgrana con pantalón blanco, el Athletic Club Jerezano también de 1912, el España-Mundo Nuevo F.C. que se uniformaba con camiseta rojiblanca y pantalón blanco, el Infantil F.C., el Deportivo F.C. y el popular Jerez Bote Club, todos ellos nacidos en 1913 y el Racing Club Jerezano en 1914 a los que se sumarán San Estanislao F.C. en 1915 e Hispania F.C. ya en 1916.

De todos ellos el Jerez Foot-ball Club será la asociación preponderante gozando por encima del resto de mayor popularidad y apoyo hasta el punto de existir una notable diferencia entre unos y otros, siendo el club jerecista quien lleve la batuta en el fútbol local y el único capaz de organizar torneos donde se invitan a clubs forasteros. Lamentablemente esta situación de privilegio no se alargará demasiado y en 1917, tal cual sucede con gran parte de las demás asociaciones, el club desaparecerá al no contar con un mecenas como tampoco de un campo en condiciones, grave problema que impedirá la evolución de un deporte que parecía lanzado a alcanzar cotas mayores dentro de su ámbito geográfico.

Entre 1917 y 1922 el Jerez Balompié Club defenderá a duras penas la representación de la ciudad, surgiendo a mediados de 1922 una nueva iniciativa gracias a la intervención del por entonces coronel Francisco Merry y Ponce de León que desea rescatar lo que fue el club hegemónico apenas unos años antes, el Jerez Foot-ball Club. En esta ocasión, vistiendo camiseta blanquinegra con pantalón blanco, se dispone de un modesto recinto junto a los almacenes de la estación de ferrocarril de Pequeña Velocidad entre las calles Medina y Porvenir, instándose tras su reorganización casi de inmediato al ayuntamiento a levantar el campo de deportes tan necesario que se lleva reclamando desde años atrás puesto que se pretende competir a nivel federado. Pasados unos meses el ayuntamiento no responde, pero gracias al acuerdo de arriendo que establecen el club y José Paz Partida, propietario de unos terrenos situados en Villa Mercedes, dentro del Parque González Hontoria, se consigue adecentar un campo de juego vallado bautizado como Stadium del Parque que será inaugurado oficialmente el 14 de enero de 1923 ante el Mirandilla F.C., de Cádiz, con victoria local por 2-1.

Durante las siguientes temporadas el Jerez F.C. crecerá deportivamente alcanzando el Grupo B de Primera Categoría, es decir, el segundo nivel regional dentro de la Federación Regional del Sur, emprendiendo el ayuntamiento en 1926 la construcción de un estadio situado en la zona de recreo de Villa Elena junto a la carretera de Lebrija que será inaugurado el 27 de marzo de 1927 frente al Español F.C., de Cádiz, con el que se pierde por 2-4. El bautizado como Estadio González Byass verá pasar por su césped a multitud de equipos andaluces, concretándose a finales de 1928 por parte de la RFEF la creación de dos campeonatos de Liga profesionales denominados Primera y Segunda División Nacional donde los jerezanos, con poco bagaje deportivo, quedarán excluidos.

La medida federativa resultará dañina para los intereses del Jerez F.C. puesto que, alojados en el Grupo B de Primera Categoría y rodeados de un mundo futbolístico cada vez más profesionalizado, las taquillas menguarán y la posibilidad de incorporarse al carro de los primeros clubs nacionales se esfumará por completo. El torneo 28/29 empezará con retraso y causará malestar en la entidad, declinando la directiva blanquinegra participar en la edición 29/30. En la temporada 30/31 se regresará a la competición pero en esta ocasión jugando en Tercera Regional debido al abandono experimentado en 1929, compitiendo junto a Marchena Balompié, C.D. Mairena y Coria F.C., retirándose el equipo en el primer encuentro de la segunda vuelta tras un gran escándalo en la localidad sevillana de Marchena. La merma de las taquillas y la deuda acumulada, causará la disolución de la asociación a mediados de 1931.

Heredero directo de sus restos será el Jerez Sporting Club, asociación constituida el 3 de julio de 1931 que, en memoria del club hegemónico recién desaparecido, ostentará como colores los blanquinegros para la camiseta y el blanco para el pantalón, teniendo como presidente electo el 10 de octubre a Lorenzo Ivison. El Jerez Sporting Club quedará inscrito en la Federación Regional del Sur empleando como terreno de juego el Estadio González Byass y empezando por Tercera Categoría durante la campaña 31/32 en la que pasará casi desapercibido.

Por otro lado y de forma paralela, cobrará importancia otra asociación dotada con equipo futbolista como la Unión Deportiva Jerezana, club constituido como Jerez Balompié F.C. en diciembre de 1928 que justo tres años después, en diciembre de 1931, experimenta una metamorfosis total al albergar otras disciplinas deportivas al margen del balompié. La U.D. Jerezana, con su presidente José Dionisio García Rodríguez al frente, presentará un proyecto ambicioso para convertirse en la principal fuerza deportiva de la ciudad remodelando ampliamente el Stadium del Parque que será reestrenado el 17 de abril de 1932 frente al Sevilla F.C. Amateur con resultado favorable a los locales por 3-2.

A punto de inaugurarse la temporada 32/33, a principios de septiembre la Federación Regional del Sur oficializará el calendario para la Segunda Categoría Preferente donde, en el Grupo IV, constan el Coria F.C., el Victoria F.C., de San Juan de Aznalfarache y los dos conjuntos jerezanos; Unión Deportiva Jerezana y Jerez Sporting Club, siendo no obstante significativo que a finales de mes no haya referencia alguna a ninguno de los dos participantes locales. Y es que el sentir general de la prensa, acostumbrados a asociaciones plagadas de jugadores aficionados, pocos profesionales y estructuras de club muy arcaicas, se manifiesta contrario a estas tendencias y, por el contrario, aboga por que Jerez disponga de un club fuerte, bien organizado, con respaldo social y empresarial que, en definitiva, sea capaz de costear buenos jugadores que confeccionen buenas plantillas.

Una serie de movimientos en las esferas del fútbol local contribuirán a que ambos clubs cesen en sus pretensiones deportivas y sacrifiquen su escasa trayectoria desapareciendo al unísono en beneficio de un nuevo proyecto donde, ahora sí, quedan implicados empresarios, ayuntamiento y todos aquellos aficionados que desean un club potente; el Xerez Foot-ball Club. Constituido en diciembre de 1932 bajo la iniciativa de Ventura Ochoa, presidido por José Manuel Domecq Rivero y secundado por la familia Domecq quien se vuelca con el proyecto apoyándolo económicamente, el día 14 se presentan los Estatutos en el Registro de Asociaciones del Gobierno Civil, siendo aprobados el día 22.

El Stadium del Parque pasa a ser denominado Estadio Domecq, partiendo los jugadores del Xerez F.C., quienes visten camiseta blanquiazul con pantalón blanco, desde la Segunda Categoría en la temporada 33/34 en la que resultarán campeones, accediendo al Grupo VI de Tercera División que en realidad es un torneo eliminatorio para dilucidar qué clubs ascienden a Segunda División. Los jerecistas son superados por el Club Recreativo Granada quien consigue la categoría de plata, estrenándose los blanquiazules del Xerez F.C. en el Campeonato Superregional de Andalucía de la campaña 34/35 con un tercer puesto igualados a puntos con Malacitano F.C. y Club Recreativo Granada mientras en el torneo de Primera Categoría son primeros. En la edición 35/36, compitiendo con el grueso de los grandes clubs andaluces dentro del Superregional será segundo tras el Sevilla F.C., perdiendo el primer puesto al ser derrotado en el último encuentro de Liga en terreno granadino ante el titular por 2-0. Esta clasificación le permite, acto seguido, debutar en el Campeonato de Segunda División dentro del Grupo III donde finaliza segundo a tres puntos del Murcia F.C., accediendo a la Fase Final para tratar de ascender a Primera División en la cual es sexto y colista perdiendo todos los encuentros a domicilio.

El Xerez F.C. se verá sorprendido, como el resto de clubs del país, por la Guerra Civil en julio de 1936, dejando escapar un momento idóneo para dar el salto a Primera División y con un proyecto ideado en agosto de 1934 en el cual el prestigioso bodeguero Pedro Domecq tenía calculado construir y financiar con cien mil pesetas un gran estadio.

A finales de 1938 el Xerez F.C. será reorganizado antes de que concluya el lamentable y trágico conflicto armado, compitiendo durante la temporada 39/40 en el Campeonato de Primera Categoría donde finaliza quinto, misma plaza que ocupa en el Grupo V de Segunda División. Presididos por Enrique Del Pino Balbontín y habiendo permutado su camiseta blanquiazul por una camisa azulina, en la campaña 40/41 son sextos en el Grupo II de Segunda División. Renombrado Xerez Club desde el 1 de enero de 1941 en cumplimiento con las nuevas ordenanzas de la DND que preside el general José Moscardó, la trayectoria de los jerezanos en el campeonato de Segunda División es ascendente siendo séptimos en la campaña 41/42 y segundos en la sesión 42/43 en la que acceden a la Fase Final para intentar ascender a Primera División. La suerte les será esquiva y, al final, resultan sextos y colistas. En las temporadas 43/44 y 44/45 serán quintos, estas dos últimas dentro de un grupo único, llegando la hecatombe en la temporada 45/46 cuando, endeudados y casi sin recursos, son decimosegundos teniendo que jugarse su futuro inmediato a un solo encuentro. En el horizonte, pese a la negatividad reinante, todavía se vislumbra algo de luz al tener que defender la categoría ante el aspirante Baracaldo Altos Hornos, pero en el partido vital disputado en Madrid se cae ante los vizcaínos por 0-2 descendiendo irremediablemente a Tercera División.

Reunida la directiva constantemente para estudiar la situación, sin el apoyo del consistorio que no puede prestar más dinero junto a la negativa del empresariado local que no desea parchear los errores cometidos por el club, la continuidad en Tercera División se hace imposible al no ser garantizados los desplazamientos así como la disponibilidad de una plantilla apropiada. Sin más por lo que luchar, el 26 de agosto de 1946 se disuelve mediante Asamblea General la asociación jerezana dejando a la ciudad huérfana de fútbol en Categoría Nacional y a la afición sin su más preciado referente, hueco que será ocupado por el Club Deportivo Jerez, entidad fundada el 4 de junio de 1942 que compite en Primera Categoría y venía desarrollando el papel de filial de los xerecistas. El 24 de septiembre de 1947, el C.D. Jerez al recibir a gran parte de los antiguos mandatarios del club extinto cambia su denominación tomando la de Jerez Club Deportivo, club que ha perdurado hasta nuestros días y alcanzado buen nivel deportivo, denominándose Xerez Club Deportivo desde 1963 y siendo en la actualidad una Sociedad Anónima Deportiva, consiguiendo el ascenso a Primera División y el honor de militar en la máxima categoría de nuestro fútbol.

Al margen del principal club de la ciudad, en el segundo lustro de la década de los cuarenta aparecen multitud de clubs que dan fe del fervor emergente por este deporte, como son: C.D. Español, C.D. Victoria, Unión C.F., Kendú C.F., S.D. Imperial, S.D. Policía Urbana, S.D. Rayo, Chamartín C.F., C.D. Hispania, C.D. Olivar, C.D. Hércules Jerezano, C.D. Jandilla, C.D. Jerezano, Atlético Club Jerez, Aviación C.D., etcétera.

HISTORIA DEL CLUB:

1950 – 1960

Uno de estos clubs es el Juventud C.F., fundado por estudiantes de la Escuela de Comercio en 1945 y que tenía su sede en la calle Puerto número 13,  el cual participa en Tercera Categoría Regional. El 12 de octubre de 1947 se fusiona con el Jerez Industrial, equipo de las empresas dirigidas D. Antonio Salido Paz -empresario local precursor de las artes gráficas vinculadas a la actividad vitivinícola- y que compite al margen de las competiciones federadas. Sin embargo, no será hasta el 15 de agosto de 1950 cuando se costituye de forma oficial el Juventud Jerez Industrial Club de Fútbol, aprobándose a continuación los estatutos del club.

Recién iniciado el año 1951 y en pleno crecimiento del fútbol a nivel nacional, varios empresarios jerezanos se unen con el ánimo expreso de impulsar el nuevo club para que sirva de alternativa al Jerez C.D. y que aloje a los jóvenes de la localidad que no encuentran plaza en este. Presidido por Alberto Durán Tejera y bajo el apoyo económico del mecenas y fundador D. Antonio Salido Paz, el 15 de mayo de 1951 se inscribe el Juventud Jerez Industrial C.F. en la Federación Regional del Sur, y que al igual que sus antecesores viste camisa blanquiazul y pantalón blanco, empleando como terreno de juego el Estadio Domecq.

El novel club se estrena durante la campaña 51/52 en Primera Provincial finalizando en tercer puesto, consiguiendo el ascenso a Segunda Regional en la siguiente 52/53 al resultar Campeón, título que repite en la 53/54 ascendiendo a Primera Regional. En esta categoría permanece un par de temporadas consiguiendo ascender a Tercera División al término de la campaña 55/56. El estreno en Categoría Nacional lo efectúa ya bajo el reducido nombre de Jerez Industrial Club de Fútbol y con un aceptable undécimo puesto en la temporada 56/57, reforzándose durante el verano y conformando una potente plantilla que conquista la edición 57/58. Este exitoso primer puesto le permite promocionar para ascender a Segunda División, pero en la primera eliminatoria es superado de forma contundente por el Elche C.F.: 8-0 en Altabix y 3-4 en casa, no disponiendo de más oportunidades hasta la década siguiente.

1960 – 1970

Los años sesenta se convierten en la época dorada del club jerezano, pues durante toda la década la entidad presenta buenos resultados y aspira en cada temporada al ascenso, manteniendo durante muchas temporadas encarnizadas luchas con su rival ciudadano, el Jerez C.D. al que supera en algunas ocasiones. Este reto del ascenso sin duda va a ser la gran misión de los blanquiazules, pero su obtención no será nada sencillo, pues en sus tres primeras tentativas cae eliminado. En la campaña 63/64 lo hace ante el Albacete Balompié: 2-0 en la capital manchega y 2-1 en casa, tras ser Campeón de Liga.

En la edición 65/66 repite título y tras eliminar a la U.D. Mahón: 2-0 en la ciudad menorquina y 3-0 en casa; cae eliminado en la Final ante el C.D. Logroñés: 2-1 en Logroño, 4-3 en el Estadio Domecq y 0-1 en el desempate disputado en Madrid. La tercera oportunidad es en la campaña 66/67 tras ser subcampeón, cayendo en la primera eliminatoria ante el Real Unión Club de Irún: 2-0 en la ciudad fronteriza y 2-2 en casa. El ascenso a Segunda División llegará de una forma impredecible, pues tras ser tercero en Liga durante la temporada 67/68, la condición de filial del Sevilla Atlético Club hace que este no pueda promocionar y sean los blanquiazules quienes ocupen su puesto. En esta fase elimina al Talavera C.F.: 1-1 en la ciudad de la cerámica y 4-2 en casa; a la S.D. Eibar: 1-1 en casa y 0-1 en la localidad guipuzcoana; y por último al Club Atlético de Ceuta en la Final tras tres encuentros: 0-0 en casa, 1-1 en la ciudad norteafricana y un favorable 1-0 en el desempate disputado en Madrid. El ansiado ascenso se produce el 7 de julio en el Campo de Vallecas, tras un gran gol de Vega a cinco minutos del final. El once industrial estuvo formado por: Cazalla, Ojeda, Garrido, Juanele, Chito, Romualdo, García Pérez, Vega, Toto, Yeyo y Blas.

La temporada 68/69 es muy emotiva para la entidad jerezana dado que representa el estreno en Segunda División en un grupo único en el que destaca la presencia de históricos como el Sevilla C.F., Real Club Celta de Vigo, Real C.D. Mallorca, Real Betis Balompié ó Real Valladolid Deportivo, entre otros. Consciente de sus posibilidades, el club que preside Eduardo García Pérez compite humildemente en la categoría de plata cosechando fuertes goleadas lejos de Jerez más seis victorias y seis empates en casa, perdiendo su plaza en Segunda al ser colista destacado. Descendido a Tercera División, la temporada 69/70 la culmina en décimo puesto no pudiendo superar el corte establecido por la RFEF para seguir en la categoría, encadenando su segundo descenso consecutivo, a Regional en esta ocasión.

1970 – 1980

Iniciados los años setenta el club pelea por recuperar la Categoría Nacional lo antes posible, pero sus intentos son baldíos al no conseguir ningún primer puesto que le clasifique directamente y debe de disputar un para de promociones que no supera. En la primera de ellas, campaña 70/71, es eliminado como aspirante por el Club Atlético Malagueño: 3-0 en La Rosaleda y 1-0 en casa; mientras en la segunda, campaña 72/73 lo es por el Vinaroz C.F.: 2-1 en la ciudad castellonense y 0-0 en casa. El ansiado ascenso habrá de esperar al término de la temporada 74/75 cuando por fin sea Campeón y lo haga por la vía directa. Su acoplamiento a la nueva categoría no está exento de problemas y durante el último tramo de los setenta se mantendrá con dificultades clasificatorias, esquivando un descenso a Regional en la 79/80 gracias a la reestructuración de la Tercera División.

1980 – 1990

En los años ochenta el conjunto industrialista es capaz de mantenerse en Tercera División durante seis temporadas consecutivas y a pesar de ser sexto en la campaña 81/82, en el resto de ellas ha de luchar hasta el último extremo para conservar su plaza, lucha que no supera en la campaña 85/86 al ser decimoséptimo y descender a Regional Preferente. En esta categoría permanece cuatro largas temporadas ante el desánimo de su afición, consiguiendo finalmente al término de la campaña 89/90 retornar a Categoría Nacional, momento que coincide con el abandono del viejo Estadio Domecq y su traslado al Estadio de La Juventud.

escudo Juventud Jerez Industrial

Finalizada la temporada 90/91, el club de la venencia y el catavino decide prescindir de sus equipos de fútbol base, por lo que un grupo de aficionados funda el 10 de enero de 1992 el nuevo Juventud Jerez Industrial C.F. para mantener en activo la cantera blanquiazul.

1990 – 2000

La década de los noventa tiene un mimetismo casi total con la anterior y en sus presencias durante la Tercera División de los primeros años continúa manteniendo la tensión durante cada temporada para evitar el descenso. Serán seis en total las temporadas de manera consecutiva en el cuarto nivel del fútbol nacional, con posiciones finales de mitad de tabla hacia abajo y pasando apuros en todas estas para poder mantener la categoría. Al final no lo consigue y en la campaña 95/96 desciende nuevamente a Regional Preferente.

2000 – 2010

Cuatro serán las campañas en las que milite en Regional, regresando con fuerza a Tercera División la temporada 00/01 en la que es quinto y a punto está de promocionar. Si buena es esta para el club presidido por Paco Narbona, excelente es la campaña 01/02 con Antonio Camas como entrenador en la que se proclama subcampeón y entra en la Promoción de Ascenso. En esta fase es tercero superado por C.P. Moralo y C.D. Mármol Macael, acabando colista el Tomelloso C.F. En las campañas siguientes no consigue promocionar y con el cambio de directiva empieza a perder capacidad, convirtiendo su objetivo en mantener la categoría. Sin embargo, la entrada de potencial económico en la temporada 08/09 hace que la dinámica industrialista cambie ciento ochenta grados y el conjunto blanquiazul ocupe el segundo puesto en Liga. Esta plaza le permite promocionar consiguiendo eliminar al C.D. Calahorra: 0-1 en la ciudad riojana y 2-0 en casa; a C.D. Santanyí: 0-0 en la localidad balear y 3-0 en casa; pero finalmente sucumbiendo ante el C.D. Mirandés: 0-1 en casa y 3-2 en la ciudad burgalesa. Cuando todo parecía perdido respecto al posible ascenso de la entidad jerezana a Segunda División B, desde los despachos se encuentra la solución puesto que otro conjunto andaluz, el C.D. Linares, es descendido a Tercera División por no poder sufragar las deudas contraídas con su plantilla. La plaza libre que queda en el Grupo IV es ofrecida al Jerez Industrial C.F. como mejor conjunto andaluz sin ascenso, aceptando estos de buen agrado dicho ofrecimiento.

El debut en Segunda División B es acogido con gran entusiasmo por su afición quien sueña con hacer un digno papel y conseguir la permanencia rememorando tiempos pretéritos que la mayoría de sus seguidores no han vivido, objetivo que finalmente no se cumple al mostrarse el equipo muy ajustado para la competición tras arrastrar graves problemas económicos desde el comienzo de la temporada que desembocan en la salida de Ricardo García como presidente y la fuga masiva de jugadores en enero de 2010. Tras esta delicada situación, desembarcan en la entidad jerezana 12 jugadores británicos procedentes de la Glenn Hoddle Academy para tratar de salvar la categoría, además de realizar un préstamo a la entidad jerezana de 160.000 euros para poder continuar, pero pese al intento se suman diez victorias y cinco empates, terminando decimoctavo clasificado y regresando a Tercera División.

2010 – 2020

La sesión 10/11 en Tercera no será mucho mejor que la anterior, y tras las promesas incumplidas por el Ayuntamiento, Hoddle abandona el club el 7 de marzo tras no recibir cantidad alguna de las prometidas por el consistorio, llevándose consigo la prácticamente totalidad de la plantilla formada por extranjeros. Con efectivos mínimos se presentan a los últimos encentros, pero finalmente descienden en un triple empate a puntos con Ayamonte C.F. y U.D. Marinaleda, pesando como una losa los tres puntos descontados por incomparecencia al jugar con juveniles frente al C.D. Pozoblanco. Si no fuera suficiente el descalabro deportivo, económicamente el club presidido por Juan Manuel Delgado es denunciado por impagos a jugadores que se remontan a la temporada en Segunda B, ascendiendo la deuda a más de 52.300 euros, siendo sancionados el 2 de julio con un nuevo descenso administrativo a Regional Preferente.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Escudo Lorca Atlético C.F.

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Lorca Atlético Club de Fútbol
  • Ciudad: Lorca
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: julio de 1996
  • Fecha de federación: julio de 1996

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sangonera Atlético Club de Fútbol (1996-2010)
  • Lorca Atlético Club de Fútbol (2010-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoria Nacional

 

ESTADIO:

Estadio Francisco Artés Carrasco

  • Nombre: Estadio Municipal Francisco Artés Carrasco
  • Año de inauguración: 2003
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Francisco Artés Carrasco (2003-)
  • Capacidad: 8.094 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal El Mayayo, Sangonera La Verde (1996-2010)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

escudos Lorca Atletico CF

UNIFORMES:

uniformes Lorca Atletico CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada a escasa distancia de la capital municipal Murcia, la pedanía de Sangonera la Verde ya a finales de los años veinte era habitual sede de encuentros de fútbol, surgiendo en el verano de 1932 la primera entidad local organizada, el Sangonera Foot-ball Club, una sociedad que mantuvo una constante trayectoria deportiva hasta la llegada de la Guerra Civil, pero alejada en gran manera de las competiciones en sus distintas categorías que cada temporada organizaba la Federación Murciana.

Tras el paso de esta, la posguerra impidió en sus primeros años una posible continuidad y tan sólo equipos ocasionales eran formados de vez en cuando para bien de la juventud, siendo a finales de los cuarenta cuando empiezan a concienciarse en un proyecto algo más serio que se concretiza algo más tarde, el 8 de febrero de 1954 en forma de Sangonera Club de Fútbol. Esta sociedad que viste con camisa gualdinegra y pantalón negro cuenta con escasas presencias en los campeonatos modestos, siendo la primera durante la campaña 54/55 en Segunda Regional y en la que se proclama Campeón de grupo, renunciando al ascenso por lo costoso de este. La segunda ocasión es en la temporada 60/61, después de la cual acaba desapareciendo. A partir de este punto, el fútbol sangongo entra en declive y ya no vuelve a constituirse ninguna otra sociedad hasta mediados los años setenta, siendo en 1975 cuando se forma el Sangonera Atlético, un club que viste camisa azulgrana y pantalón azul. Inscrito en Segunda Regional, el Sangonera Atlético compite sin sobresaltos en esta categoría hasta que en la campaña 81/82 resulta Campeón y asciende a Primera Regional, categoría esta en la que militará hasta la sesión 89/90 en la que es Campeón nuevamente y consigue ascender a Preferente.

Paralelamente a la vida deportiva de este club, en 1992 se constituye otra sociedad que rivalizará con esta, el nuevo Sangonera Club de Fútbol, una entidad que nace con fuerza y en pocos años se planta desde Segunda Regional hasta Preferente en donde coincide con el Sangonera Atlético durante la temporada 94/95.

HISTORIA DEL CLUB:

1996 – 2000

Tras un par de temporadas en las que ambos mantienen dividida a la afición local, la intervención de José Ros Mayor en pos de la fusión hace que las directivas de los dos clubs se replanteen seguir su camino bajo un mismo techo y no por separado como hasta la fecha, concretándose tal acuerdo en julio de 1996 cuando el Sangonera Atlético de los hermanos Chelines y el Sangonera C.F. de los hermanos Espín, se fusionan como Sangonera Atlético Club de Fútbol. Su primer presidente es Blas Hernández, se sigue jugando en el Municipal de El Mayayo y como colores se eligen camisa amarilla y pantalón azul, resultando Campeón en su debut de la temporada 96/97 y ascendiendo a Tercera División.

El estreno en esta categoría es fantástico y la entidad se convierte en el club revelación del torneo al abastar la tercera plaza, un puesto que le permite promocionar para intentar ascender a Segunda División B. En esta fase, los malos resultados obtenidos en casa impiden que ascienda, siendo finalmente segundo precedido por el Palamós C.F., mientras les acompañan en el intento el C.D. Eldense y Vilafranca C.F. de la localidad de Vilafranca de Bonany. Después de este éxito, la pérdida de algunos de sus mejores efectivos a punto está de causarle una desagradable sorpresa, pues la Liga 98/99 se presenta muy complicada y son decimosextos. En la campaña 99/00 los cauces deportivos siguen una tónica muy similar a la temporada recién pasada y en esta ocasión son decimocuartos. Como anécdota cabe mencionar la creación de un nuevo club en la localidad para esta temporada 99/00, el Club Deportivo Sangonera, de vida efímera y que tan sólo compite esa sesión en Regional Preferente, deshaciéndose poco después.

2000 – 2010

El cambio de década va a traer para la entidad gualdiazul una serie de cambios que van a repercutir en su devenir social y deportivo. La entrada de sponsors con más poder económico hace que su presupuesto se incremente de una forma elevada y sus aspiraciones pasen de la noche a la mañana a ser más ambiciosas, trazándose como meta el ascenso de categoría y no la permanencia como en los últimos años. En la temporada 00/01 son séptimos en Liga y ya en la 01/02 empiezan a dar muestras de su potencial al ser quintos empatados a puntos con el Lorca C.F., cuarto clasificado y escapándose la Promoción por la diferencia de goles. En la campaña 02/03 cambian los colores de su indumentaria a camisa roja y pantalón negro, y se realiza un esfuerzo similar al de la sesión anterior con el técnico Juan Francisco Alcoy, pero las primeras plazas resultan inalcanzables para los sangonerenses, opción que se verá aún más de lejos en la Liga 03/04 al ser novenos una vez concluido el campeonato.

Precisamente desde el verano de 2004 adoptan un nuevo uniforme, empleando desde entonces camisa verdiblanca y pantalón blanco. Este puesto no deja satisfecha a la directiva del club murciano y de inmediato se pone a trabajar en la confección de una plantilla más equilibrada, viéndose recompensado el esfuerzo al ser subcampeones de Liga en la campaña 04/05 cuando quedan a tan sólo un punto del Águilas C.F.. Esta plaza significa disputar su segunda Promoción en menos de diez años, eliminando al C.D. Eldense: 1-0 en la ciudad de Elda y 2-0 en casa; y no teniendo tanta suerte en la Final al ser sobrepasado por el Centre d’Esports L’Hospitalet en ambos encuentros: 1-2 en casa y 3-0 en la localidad barcelonesa.

Después de esta decepción, el conjunto verdiblanco es quinto igualado a puntos con el Cartagena Promesas C.F., cuarto durante la temporada 05/06, perdiendo la oportunidad de promocionar, anhelo que se logrará en la siguiente campaña 06/07 con José Ros Mayor en la presidencia, al ser finalmente cuarto tras un apretado final de Liga. El rival en semifinales es el Algeciras C.F. y la firmeza de este club hace que se empate 1-1 en El Mayayo y se pierda 2-0 en El Nuevo Mirador, quedando eliminados. Lejos de amilanarse por su mala fortuna en estas promociones pasadas, el Sangonera Atlético C.F. no ceja en el empeño y en la temporada 07/08 de la mano del preparador Fernando Maestre se es subcampeón habiendo cedido tres derrotas y en la Promoción, ahora sí, se consigue el objetivo del ascenso al superar al C.F. Reus Deportiu: 1-0 en la ciudad tarraconense y 3-1 en casa; mientras que en la Final eliminan al C.D. Toledo: 1-1 en casa y victoria por 1-2 en la ciudad imperial.

En la temporada 08/09 debuta en Segunda División B cargado de ilusión y con un excelente noveno puesto en Liga dirigido por Paco Pliego que cumple con todas sus expectativas. En la campaña 09/10 con Rafa Muñoz como entrenador se ocupa la decimosegunda plaza dentro de un grupo muy igualado en el que cualquier despiste puede suponer el descenso. Al final del campeonato y ante el desconocimiento de muchos aficionados, la entidad blanquiverde debe trescientos cincuenta mil euros a la plantilla mostrándose incapaz de hacer frente a dicha suma.

TRASLADO DEL CLUB:

La crisis es total y la amenaza del descenso ó desaparición es evidente, surgiendo entonces la figura del empresario lorquino Cristobal Sánchez Arcas, quien se ocupa de la deuda y satisface la misma a cambio de trasladar el club a Lorca tras llegar a un acuerdo con la directiva verdiblanca el 10 de julio. Previamente durante el mes anterior, Sánchez intenta de manera fallida hacerse con las plazas de Caravaca C.F. y Jumilla C.F. antes del dia 30 de junio, fecha límite para inscribir los clubs en la categoría de bronce.

Dicho y hecho, tras llegar a un acuerdo la asamblea de socios el 13 de julio de 2010, el hasta entonces club murciano se traslada a la ciudad del sol cambiando su denominación a Lorca Atlético Club de Fútbol, además de su escudo y colores que pasan a ser los tradicionales de la localidad, camisa blanquiazul con pantalón azul, todo ello bajo el beneplácito y consentimiento de las federaciones Murciana y Española que dan el visto bueno para el cambio de domicilio el 19 de julio. De este modo el club lorquino permanecerá por tercera campaña consecutiva en Segunda División B, teniendo ahora como sede el Estadio Francisco Artés Carrasco.

2010 – 2020

El estreno en Lorca durante la campaña 10/11 se ciñe a lo previsto y el ahora club blanquiazul entrenado por Benigno Sánchez lucha durante toda la temporada por evitar el descenso, consiguiéndose de forma agónica en el último encuentro en casa cuando pocas fechas antes la ciudad murciana había sido asolada por un terremoto de graves consecuencias. La edición 11/12 es dura y los lorquinos intentan todo lo que está en sus manos para lograr la permanencia. Benigno Sánchez dimite como entrenador a finales del mes de diciembre, haciéndose cargo del equipo el segundo entrenador, Joaquín Arregui. Sin embargo, los resultados no acompañan y a finales de febrero toma las riendas José Emilio Riquelme Galiana para tratar de escalar puestos. Hasta el último instante han de presentar batalla y al final son decimosextos. Este puesto le obliga a disputar la Promoción de Permanencia frente al C.F. Palencia, perdiendo en la capital castellana por 2-0 y empatando 1-1 en casa, resultados que le hacen perder la categoría.

Descendido deportivamente a Tercera División, los jugadores que acaban de concluir la campaña denuncian al club presidido por Cristóbal Sánchez por impago, cantidades que ascienden a 20.000 euros y que los blanquiazules no satisfacen al no recibir las ayudas prometidas por parte del consistorio, medida que les hace descender a Preferente Autonómica, una categoría sin futuro en donde su continuidad es inviable y que significa su desaparición.

El otro club local en Categoría Nacional, La Hoya Deportiva C.F. -un modesto club fundado en 2003 con sede en la pedanía de La Hoya y federado bajo el nombre de Construlor-La Hoya Deportiva al incluir el nombre de dicha empresa patrocinadora-, se confirma como relevo de la afición lorquina, trasladándose al Estadio Artés Carrasco y adoptando el nuevo nombre de La Hoya Lorca C.F. en 2010 para que se reconozca su origen. Así mismo, el 2 de agosto de 2012 se funda el nuevo C.F. Lorca Deportiva por un grupo de aficionados que intenta rememorar el histórico club nacido en 1969 y desaparecido en la década de los noventa, comenzando su andadura en Primera Autonómica.

ERA POST CLUB:

Por lo que respecta a la localidad de Sangonera La Verde, no será hasta septiembre de 2012 cuando tras más de dos años sin fútbol en la pedanía se funda el nuevo A.D. Sangonera La Verde impulsado por Paco Hernández López contando con doce equipos de fútbol base. Vistiendo camisa gualdinegra con pantalón negro comenzará su andadura en Primera Territorial la sesión 13/14 ya bajo el nombre de Sangonera La Verde C.F., logrando el ascenso a Preferente al ser segundos. La sesión 14/15 será sexto cayendo en la Promoción de Ascenso frente al C. Atlético Pulpileño.

escudos Sangonera La Verde CF

Para la temporada 15/16 el club sangongo que viste camisa amarilla con pantalón y medias blancas se convierte en equipo filial del UCAM Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol, pasando a denominarse Sangonera UCAM C.F. y se proclama Campeón ascendiendo por primera vez a Tercera División. Para la sesión 16/17 de su debut en Categoría Nacional, el club se disuelve y se convierte en equipo dependiente pasando a ser UCAM Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol “B”.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2016

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D. «B»

 

titular Espanyol B

 

Escudo R.C.D. Espanyol de Barcelona, S.A.D. B

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D. “B”
  • Ciudad: Barcelona
  • Provincia: Barcelona
  • Comunidad Autónoma: Cataluña / Catalunya
  • Fecha de constitución: 6 de julio de 1994
  • Fecha de federación: 6 de julio de 1994

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Real Club Deportivo Español, S.A.D. “B” (1994-1995)
  • Real Club Deportivo Español de Barcelona, S.A.D. “B” (1995-2012)
  • Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D. “B” (2012-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera Division:

  • 1994/95
  • 2008/09
  • 2017/18

 

ESTADIO:

estadio RCD Espanyol B

Ciutat Esportiva Dani Jarque

  • Nombre: Ciutat Esportiva Dani Jarque
  • Año de inauguración: 2001
  • Cambios de nombre:
  • Ciutat Esportiva del R.C.D. Espanyol (2001-2012)
  • Ciutat Esportiva Dani Jarque (2012-)
  • Capacidad: 1.520 espectadores
OTROS ESTADIOS:
  • Estadio de Sarriá (1994-1997)
  • Estadi La Caixa (1997-1998)
  • Parc del Migdia (1998-2001)
  • Estadio de Montjuïc (puntualmente, 1997-2001)
  • Ciutat Esportiva del R.C.D. Espanyol, Sant Adrià de Besòs (2001-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales RCD Espanyol Barcelona B

ESCUDOS DEL REIAL CLUB DEPORTIU ESPANYOL DE BARCELONA S.A.D. «B» EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos RCD Espanyol Barcelona B

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL REIAL CLUB DEPORTIU ESPANYOL DE BARCELONA S.A.D. «B». EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN BARCELONA:

El actual Real C.D. Espanyol de Barcelona siempre ha contado con una prolífica cantera de jugadores, destacando sus divisiones inferiores en las cuales han surgido una pléyade de jugadores que han nutrido la primera plantilla y la de otros clubs catalanes y del resto del país. A principios de los años noventa el Centro de Deportes Hospitalet venía actuando desde hacía unos años como filial españolista, pero el convenio que mantenían ambos se rompió ante el deseo de autonomía del club franjirojo, por entonces en Segunda División B. Este hecho propició que la directiva blanquiazul reconsiderase la situación y estudiase la forma de tener un filial sin partir desde cero.

Para conocer los orígenes del filial españolista hemos de hacer primero referencia al F.C. Cristinenc, club perteneciente a la población gerundense de Santa Cristina d’Aro y fundado en 1981, el cual tras permanecer y debutar durante la sesión 89/90 en Tercera División, una vez finalizada la temporada establece un convenio de colaboración firmado el 7 de agosto de 1990 con el Real C.D. Español.

Al término de su segunda campaña en esta categoría, la 90/91, firma el 15 de agosto de 1991 con el club perico un contrato de filiación. A partir de esta fecha pasa a denominarse F.C. Cristinenc-Español, conservándose así durante tres temporadas en las que disputa sus encuentros y tiene sede en la localidad de la Costa Brava.

HISTORIA DEL EQUIPO DEPENDIENTE:

1994 – 2000

En el verano de 1994 el R.C.D. Español, pese a tener un segundo filial en Primera Regional, el R.C.D. Español Amateur, decide tener un equipo propio en Categoría Nacional que sea la cantera de su primera plantilla y adquiere los derechos fundacionales del club de Les Gavarres, comprando su plaza en Tercera División. Nace pues el Real Club Deportivo Español, S.A.D. “B” el dia 6 de julio con Francisco Perelló como presidente del nuevo equipo. Este paso merece especial comentario, pues supone que por primera vez un club de una provincia adquiere los derechos del de otra, en un acto que supone un agravio para la afición cristinense y en sí una sinrazón, pues lo lógico sería que el R.C.D. Español potenciara su base y en los terrenos de juego ascendiera deportivamente y no desde el despacho. En el futuro este acto funda un precedente que será seguido por clubs de otras Comunidades amparados por la RFEF.

Así pues, de la mano de Paco Flores, en su primera campaña 94/95 queda Campeón destacado con un fútbol poco espectacular pero tremendamente práctico, perdiendo sólo dos encuentros. El play-off lo gana cómodamente y asciende a Segunda División B, tras imponerse a Pinoso C.F., Águilas C.F. y C.F. Sóller. En verano de 1995 el club añade el nombre de la ciudad en su denominación, pasando el equipo filial a ostentar la nueva denominación de Real Club Deportivo Español de Barcelona, S.A.D. “B”, aunque a nivel interno y de imagen utilizan el nombre catalanizado.

Las temporadas 95/96 y 96/97 resultan de acoplamiento a la recién estrenada categoría, algo siempre difícil en la inconstancia que conlleva un filial, pero en la campaña 97/98 queda sorprendentemente cuarto clasificado bajo las órdenes de Alfonso Martínez Salinas y Nacho Segura. Por vez primera el club perico disputa una fase de ascenso a Segunda División A, pero no despliega un buen fútbol y es superado por Real Club Recreativo de Huelva y Barakaldo C.F., mientras detrás queda el Real C.D. de La Coruña “B”. Sin embargo, no todo son éxitos y en la siguiente temporada 98/99, con la pérdida de algunos peones importantes que ascienden a la primera plantilla, la entidad desciende a Tercera División. Durante estas cuatro campañas en la categoría de bronce del fútbol español, serán muchos los jóvenes promesas que pasen por el filial blanquiazul, muchos que en el futuro serán figuras reconocidas como es el caso de: Alfredo Argensó, Alberto Lopo, Jesús Barbadilla “Jesule”,  Joan Capdevila, Antonio Soldevilla, Enrique De Lucas, Sergio González, Diego Ribera ó Raúl Tamudo.

El paso por la categoría resultará efímero, pues al término de la Liga regular 99/00 queda segundo en el grupo catalán tras el C.F. Balaguer, verdadero dominador de la competición. Ya en el play-off la suerte le sonríe y en un mano a mano con el C.D. Onda queda Campeón, al ganar el gol average por un sólo tanto recuperando así la categoría de bronce. Detrás distanciados quedan A.D. Mar Menor y la P.D. Santa Eulália.

2000 – 2010

El filial perico viene fuerte y conjuga unos buenos valores en su plantilla que resultan cuartos en el retorno a Segunda División B. Es la temporada 00/01, segundo año de Ramón Moya como entrenador del filial perico, y de nuevo en la Promoción de Ascenso a Segunda División A no obtiene sin embargo un buen resultado, quedando último clasificado tras un triple empate en cabeza con Club Polideportivo Ejido, Club Atlético de Madrid “B” y C.D. Calahorra.

La temporada 01/02 resulta brillante pues estrena su nuevas instalaciones de Sant Adrià de Besòs inauguradas el 10 de septiembre de 2001, y deportivamente en la categoría de bronce queda subcampeón tras el F.C. Barcelona “B”. La Promoción de Ascenso es otra historia y es disputada de forma paupérrima quedando último sin puntuar en partido alguno. Al final todos sus rivales le superan holgadamente, siendo estos conjuntos historicos como: U.D. Almería, Real Madrid C.F. “B” y Pontevedra C.F.

A partir de aquí, en las tres temporadas siguientes disminuye paulatinamente el potencial del filial, yendo a menos cada año hasta descender en la temporada 04/05 a Tercera División. Sin embargo, al igual que ocurriera en su anterior paso por la Tercera División años antes, su transcurrir no es traumático, pues se proclama subcampeón tras el Girona F.C. a tan sólo dos puntos. En la Promoción de Ascenso a Segunda División B, disputada ahora bajo el sistema de eliminatorias, se impone en primera instancia al C.D. Ferriolense tras perder 1-0 en Palma y ganar 3-0 en la Ciudad Deportiva. En la siguiente eliminatoria se deshace brillantemente del campeón valenciano, el Villarreal C.F. “B” al derrotarlo 3-1 en casa y empatar 1-1 en la ciudad de La Plana.

Su regreso a Segunda División B en la temporada 06/07 supone la formación de jugadores en una categoría más cercana a la del primer equipo, disputándola no sin problemas, con un decimotercero puesto final, mientras que en la siguiente 07/08 encadena un nuevo descenso al finalizar en decimoctavo puesto. El filial perico vuelve a retomar el campeonato doméstico catalán con la intención de abandonarlo lo antes posible y prontamente lo consigue. Campeón de la fase regular 08/09, en la Promoción se impone ajustadamente al C.D. Tenerife “B”: 2-0 en casa y 2-1 en Santa Cruz de Tenerife, consiguiendo el segundo ascenso de la década. Su presencia en la categoría de bronce será efímera, puesto que el filial periquito tras coquetear en gran medida con los puestos de descenso a lo largo de la temporada 09/10, finalmente ha de defender su plaza en la Promoción de Permanencia que le enfrenta al C.D. Guijuelo, duelo por la supervivencia que no supera al empatar 2-2 en casa y perder 1-0 en la localidad salmantina.

2010 – 2020

El cambio de década lo inicia en Tercera División finalizando la temporada 10/11 en quinto puesto, una plaza que le aparta de la Promoción. La entidad blanquiazul precisa que el dependiente milite en categoría superior y durante la campaña 11/12 refuerza la plantilla para dar el asalto. En el grupo catalán es subcampeón tras un sorprendente A.E. Prat, pero en la Promoción no tiene excesiva fortuna y después de eliminar al Pontevedra C.F.: 0-0 en la ida y 3-0 en casa; sucumbe ante el Extremadura U.D.: 2-1 en Almendralejo y 1-2 en casa. Finalizada la temporada, la RFEF desciende cinco clubs de Segunda División B a Tercera División por impago, decidiendo la entidad españolista ocupar una de las plazas vacantes tras depositar ciento noventa mil euros en la sede federativa, cantidad que le permite ascender desde los despachos. El 21 de enero de 2012 las instalaciones pasan oficialmente a llamarse Ciutat Esportiva Dani Jarque, en honor al ex jugador perico fallecido el 8 de agosto de 2009. Así mismo, el 7 de marzo de 2012 queda inscrito en el Registro Mercantil el cambio de denominación, pasando oficialmente a llamarse Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, S.A.D. “B”, aunque el nombre catalanizado venían ya usándolo desde 1995.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Club Deportivo Alcoyano, S.A.D.

 

titular Alcoyano

 

Escudo C.D. Alcoyano, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Alcoyano, S.A.D.
  • Ciudad: Alcoy / Alcoi
  • Provincia: Alicante / Alacant
  • Comunidad Autónoma: Comunidad Valenciana / Comunitat Valenciana
  • Fecha de constitución: 13 de septiembre de 1928
  • Fecha de federación: 11 de septiembre de 1929

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Alcoyano (1928-2014)
  • Club Deportivo Alcoyano, S.A.D. (2014-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

 3 Ligas de Segunda División A:

  • 1944/45
  • 1946/47
  • 1949/50

1 Liga de Segunda División B:

  • 2008/09

6 Ligas de Tercera División:

  • 1954/55
  • 1956/57
  • 1966/67
  • 1981/82
  • 1996/97
  • 2019/20

 

ESTADIO:

  • Nombre: Campo Municipal El Collao
  • Año de inauguración: 1921
  • Cambios de nombre:
  • Campo El Collao (1921-)
  • Campo Municipal El Collao
  • Capacidad: 5.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal El Collao (1928-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO ALCOYANO S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos CD Alcoyano

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO ALCOYANO S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALCOI:

Fue introducido el fútbol en Alcoy gracias a un grupo de estudiantes locales que cursaban sus estudios en la Universidad de Valencia, quienes de regreso a su ciudad de origen fundaron el Club Pardalot en 1911, nombre elegido en alusión al conocido emblema valenciano que representa la figura del murciélago o “rat penat”, el “pardalot”, tomando como colores oficiales el blanco tanto para la camisa como para el pantalón. Cuando la juventud alcoyana vio cómo estos muchachos jugaban en el Campo del Ave María, quedaron prendados de tal deporte, iniciándose la práctica del mismo en eras y descampados por multitud de colegiales y jóvenes pertenecientes a diversas entidades culturales.

El surgimiento del primer club con cierta entidad tiene lugar pocos años después con la aparición del Alcodiam Deportivo, muy popular en la ciudad y caracterizado por sus tremendos enfrentamientos con el alicantino Lucentum F.C., protagonistas ambos de unos intensísimos duelos disputados en el Campo de la Tomasa fruto de la rivalidad existente entonces entre ambas ciudades. La vida de esta entidad fue languideciendo hasta desaparecer en 1917 tras una profunda crisis que atrapó a la sociedad local. El fútbol no obstante había cundido en Alcoy y otro club deportivo que llegó a organizar encuentros a mediados de la década fue la Sociedad Círculo Arte y Sport, institución de carácter polideportivo que además fomentó la práctica de ciclismo y atletismo.

A esta entidad le sucedieron otras de menor rango como el Petronio y el Melancólico, los cuales mantenían la llama futbolística hasta la fundamental aparición en 1920 de la figura de Francisco Laporta, mecenas alcoyano que consiguió en 1921 la fusión de ambos y la creación de uno más potente y fuerte, además de obtener el título de Real gracias a las gestiones realizadas y el favor de S.M. el Rey D. Alfonso XIII. Laporta fue el alma mater del Real Alcodiam Deportivo en un intento de rememorar aquel olvidado proyecto anterior que tanto prestigio había dado a la ciudad, eligiéndose los colores azulgranas para su indumentaria y emprendiendo un trabajo muy serio donde se propició la construcción del Campo de El Collao, mítico recinto alcoyanista desde entonces. La inauguración del estadio se llevó a cabo el 28 de agosto de 1921.

El Real Alcodiam Deportivo se integró en la Federación Murciana puesto que los directivos azulgranas consideraban que el nivel de los clubs alicantinos, albacetenses y murcianos de aquella época era superior al mostrado por valencianos y castellonenses, luchando en un Campeonato Regional donde como en antaño sus duelos con los alicantinos eran a tumba abierta, en este caso representados por el Club Natación de Alicante, al que derrotaban siempre en El Collao. Sin embargo, tal y como sucedió con un gran número de sociedades en todo el país, la irrupción del profesionalismo causó un grave daño en sus estructuras y en 1925 desaparecía un club que fue importante a todos los niveles y que reunió a grandes jugadores, disputando incluso hasta encuentros internacionales frente a rivales de otras naciones de paso por la región valenciana.

La desaparición del Real Alcodiam Deportivo supuso un gran trauma para una afición alcoyana que tenía un gran espíritu luchador y era consciente de su situación de preponderancia en la provincia y en su entorno geográfico. Aquella situación no era la más óptima y había que arreglarlo de alguna forma con un sustituto de garantías. De forma precipitada se busco un digno sucesor que tomase el relevo del anterior y así, casi de repente, apareció de pronto el Alcoy Foot-ball Club, un proyecto que pese a la buena voluntad inicial se convirtió en un fracaso y no dio más de sí desapareciendo al poco tiempo.

HISTORIA DEL CLUB:

1928 – 1930

Alcoy veía como otras ciudades consolidaban sus proyectos y dominaban el espectro futbolístico y, tras mucho sufrimiento, al fin la suerte se puso de su lado y una sociedad que había permanecida casi oculta hasta entonces iba a convertirse en la más determinante: la Sociedad de Boxing Club Deportivo Alcoyano, cuya sección futbolística a finales de 1927 tomó inusitada fuerza en el campeonato local y gracias al empeño de sus dirigentes había concertado un número importante de encuentros frente a clubs de importancia.

escudo Boxing CD Alcoyano

Llegados a 1928 la orfandad de un club que representase de forma consistente a la ciudad era un hecho patente y desde la filas de la Sociedad de Boxing Club Deportivo Alcoyano, el club más capacitado de los existentes, se tuvo una gran idea: liderar el proyecto de un club que, federado, uniese a toda la ciudad. El 13 de septiembre de 1928 y en casa del periodista Camilo Jordá Carbonell se reunían los representantes de los diversos clubs que servían en la Liga local y se constituía oficialmente el Club Deportivo Alcoyano, una sociedad que iba a aglutinar en sus filas a los mejores jugadores de todos los clubs y a enarbolar la bandera alcoyanista, solicitándose a Francisco Laporta permiso para jugar en El Collao. El 7 de octubre debutaba el conjunto de L’Alcoià en el Estadio de La Florida alicantino frente al Hércules F.C. con una severa derrota por 7-0 con gran número de ex-jugadores del desaparecido Real Alcodiam Deportivo en sus filas -ahora en las del Racing Club- y otros jugadores en su mayoría del Levante F.C. que no dieron talla de lo que era la cantera.

La iniciativa, pese a todo, era seria y las cosas querían hacerse lo mejor posible. Tras la constitución del club la Liga local quedó dividida en dos grupos en base a su potencialidad, jugando en el Estadio de El Collao los más fuertes: el Unión Sporting Club, el Racing Club -donde se hallaba Ángel Pérez, antiguo fundador del Real Alcodiam Deportivo- y el Levante F.C., mientras que el Campo Escolar quedaba reservado para los más modestos como el Celta, el Europa, el Gimnástico, el Juvenia, el Patria, el Peñarol ó el Peñón, de modo que el C.D. Alcoyano podía alimentarse en cualquier momento de los jugadores más destacados.

El 17 de febrero de 1929 se disputa un ecuentro frente al Regimiento de Otumba nº49 de la Guarnición de Xàtiva donde se imponen los alcoyanos por 4-1, iniciándose los trámites para registrar el club y federarlo para competir oficialmente. El 24 de marzo de 1929 se celebra en el local del Club Alcoy Pugilista la primera asamblea general de socios de la que sale elegida una nueva junta directiva en sustitución de la provisional con Caín Pérez Perotín como presidente, en la cual tras duras discusiones se eligen los colores blanquiazules de los levantinistas para su uniforme. El diseño del escudo será obra del directivo blanquiazul Juan Calvo.

Empleando pues el Campo de El Collao como sede, tras solicitarlo previamente se inscribe en la Federación Murciana siendo admitido el 11 de septiembre de 1929. En su primera temporada en competición, temporada 29/30, es encuadrado en la Sección C de Segunda Categoría en la que es tercero de un grupo de cinco participantes.

1930 – 1940

En la siguiente edición 30/31 dentro de la Sección A termina cuarto y último clasificado, mientras en la 31/32 enclavado dentro de la Sección C es Campeón de grupo y participa en la Promoción de Ascenso a Primera Categoría en donde termina quinto sin premio. Durante la sesión 32/33 es tercero en la Sección B. En la sesión 30/31 tras la postrera buena clasificación en competición Regional hizo que se optase al ascenso a Tercera División, pero en un encuentro amañado frente a la Gimnástica Abad de Cartagena perdieron toda opción y salió beneficiado el Hércules F.C. Este resultado marcó el futuro alcoyanista, quien fue visto con otros ojos desde Alicante, propiciando el 20 de septiembre de 1933 el paso del C.D. Alcoyano a la Federación Valenciana en un claro intento de cambiar de aires.

En la campaña 33/34 es incluido en el grupo Sur de Segunda Categoría, terminando subcampeón, pasando en la sesión 34/35 al grupo II donde es tercero en el Campeonato Regional y cuarto en el Campeonato Amateur estando el club bajo la presidencia de Miguel Company Fiol. Dentro de la edición 35/36, ya en Primera Categoría, de nuevo termina tercero de grupo, compitiendo sin grandes acontecimientos en la Federación Valenciana hasta la llegada de la Guerra Civil.

1940 – 1950

Tras el paso de esta, el conjunto peladillero pasó por malos momentos a causa de la falta de jugadores de calidad, no teniendo los resultados de otras épocas. La contratación del técnico valenciano Ramón Balaguer por parte de la directiva blanquiazul presidida por Enrique Mataix Mira y la llegada de nuevos futbolistas hicieron que se proclamase Campeón Regional en la campaña 41/42 y disputasen la Fase de Ascenso a Segunda División, torneo en el que bajo el nombre de Tercera División, consiguieron el tercer puesto y consiguiente ascenso.

Así pues en la temporada 42/43 debuta el conjunto albiazul en Segunda División, siendo octavo y último de su grupo. Este mal resultado lo lleva a promocionar por no descender, siendo primero de un grupo de cinco y conservando la categoría. Alertados por los apuros de la campaña anterior, en la 43/44 son terceros, llegando a disputar la Promoción de ascenso a Primera División. Como aspirante es un club bisoño y el Real C.D. Español le derrota sin paliativos por 7-1 en Barcelona.

El C.D. Alcoyano mejora su plantilla y en la temporada 44/45 queda Campeón del grupo único de Segunda División, consiguiendo el ascenso directo a Primera División de forma meritoria y justa con el técnico Balaguer. A pesar de su entusiasmo, la campaña del debut en Primera División resultó negativa, pues no pudo conservar la categoría recién estrenada al contar con una plantilla inexperimentada. Aún así, un solo punto les alejaba de la permanencia. En la temporada 46/47 participan en el grupo único de Segunda División, consiguiendo esforzadamente el Campeonato en el que arrasan con dieciséis victorias y seis empates. Este puesto les da derecho al ascenso directo, consiguiendo la exultante alegría en la afición, en lo que sería un nuevo éxito para Balaguer.

Afronta la campaña 47/48 como la segunda de su historia en Primera División bajo la presidencia de Ángel Pérez Soler, con la experiencia de la anterior comparecencia. El club se refuerza convenientemente y finaliza el torneo en un merecido décimo puesto. La temporada 48/49 la afronta con el mismo optimismo, pero la mala fortuna hace que el conjunto dirigido por Tomás Castro se quede a un solo punto de la permanencia tras un discutible encuentro catalogado de amaño previo en el que ceden puntos ante el Real C.D. de La Coruña en beneficio del Club Gimnástico de Tarragona, implicado en el descenso.

Abiertas las suspicacias y sin grato recuerdo de la temporada anterior, la campaña 49/50 la finaliza como primer clasificado de Segunda División tras el esfuerzo realizado por la directiva encabezada por Jorge Aracil Pascual. El sistema de ascensos cambia, y en la Fase de Ascenso queda cuarto, no consiguiendo por esta vía lo que sí obtiene en el partido de Promoción que le enfrenta a un viejo conocido: el Club Gimnástico de Tarragona. Los alcoyanos en encuentro disputado en Barcelona toman venganza de lo ocurrido apenas un año antes y derrotan a los tarraconenses por un abultado 6-3, ascendiendo nuevamente a Primera División guiados por el entrenador gerundense José Espada Virgós.

1950 – 1960

El estreno de la década de los años cincuenta supone su cuarta y hasta por el momento última estancia en Primera División, por cuanto en la campaña 50/51 el conjunto dirigido por Pepe Espada dice adiós a esta tras ser decimoquintos y descender a Segunda División. En estos tiempos se fragua la consabida frase de “Tener más moral que el Alcoyano”, en clara referencia a las ganas e intensidad depositadas por la entidad alcoyana en pos de luchar y conseguir militar en Primera División a pesar de sus escasos recursos y los golpes recibidos con sus continuos ascensos y descensos durante este periodo de tiempo.

En lo que queda de década, el C.D. Alcoyano aún mantiene viva la esperanza de volver a militar en Primera División arropado por su afición y el apoyo de sus industriales. Sin embargo en la temporada 51/52, la más cercana al regreso, se desvanece tal ilusión al ser terceros en Liga y quedar rezagado en la Promoción de Ascenso con Francisco Santonja Llácer como presidente. En las dos siguientes, el equipo va a menos y en la temporada 53/54 culmina el descenso a Tercera División tras ser decimocuarto.

La campaña 54/55 la empieza en Tercera División, categoría en la que no militaba desde hacía más de una década, proclamándose Campeón de su grupo. Pasa a jugar la Fase de Ascenso en un grupo de ocho aspirantes en el que solo asciende el primero, quedando tercero. Una nueva oportunidad le llega en la sesión 56/57 cuando es Campeón de su grupo y aprovecha las eliminatorias frente a Real C.D. Mallorca: 3-2 y 2-1 en Palma, con desempate a favor en Barcelona por 3-2; y frente a U.D. Sans: 2-0 en casa y 1-0 en la ciudad condal. Tal ascenso resulta efímero por cuanto el club peladillero sólo es capaz de aguantar una temporada, la 57/58, en Segunda División, descendiendo tras ser decimoctavo tras una campaña muy irregular en cuanto a resultados debido a una plantilla joven e inexperta dirigida por José Gabriel Torres. En las dos campañas que quedan de los cincuenta se ve alejado en su grupo de Tercera de las primeras plazas, ocupando puestos más relegados.

1960 – 1970

La llegada de los años sesenta trae aires de recuperación, pero no acaban de definirse completamente, ya que sus oportunidades de ascenso se diluyen con el paso de los años. En la campaña 61/62 son segundos con el técnico Pedro Paradilla y entran en la Promoción. Eliminan al C.D. Juventud de Zaragoza: 2-1 en la capital aragonesa y 4-1 en casa; luego al C.D. Manchego: 2-1 en Ciudad Real y 3-0 en casa; cayendo ante el C.D. Basconia: 0-0 en casa y 2-1 en Basauri. En la sesión 62/63 son otra vez segundos, cayendo a las primeras de cambio ante el Cto. de Dep. Hospitalet: 4-1 en la ciudad hopitalense y 4-2 en casa. El ansiado y perseguido ascenso se constata en la temporada 66/67 bajo la presidencia de Juan Pérez Aura cuando tras ser Campeones de grupo consiguen eliminar en la Promoción a C.D. Eldense: victoria en la ciudad alicantina por 0-1 y 4-0 en casa; y a la U.D. Olot: 3-1 en la localidad gerundense y 4-0 en El Collao.

El C.D. Alcoyano mantiene su plantilla durante la campaña 67/68 en Segunda División y tras realizar un brillante campeonato dirigidos por el técnico beasaindarra León Lasa es tercero, quedando a dos puntos de la Promoción de Ascenso y a tres del ascenso directo. La pérdida de algunas de sus figuras ahora con Rafael Pascual Alberó en la presidencia hace que en la sesión 68/69 sea decimotercero y en la Promoción por la Permanencia descienda a Tercera División al perderla frente al C.D. San Andrés: 2-2 en Barcelona y 1-2 en casa. Con este descenso empieza una etapa de cerca cuarenta años alejado de la élite en la cual el club blanquiazul pasa por numerosos altibajos pese a ser alentado constantemente por su inquebrantable afición.

1970 – 1980

En los primeros años setenta bajo la presidencia de Francisco Santonja Roselló disputa los campeonatos de Tercera División, una categoría dura y con gran potencialidad en esos tiempos, alternando puestos punteros al inicio de la misma con un dramático descenso a Preferente en la campaña 73/74 tras ser decimosexto y perder la permanencia con el aspirante C.D. Villena: 1-0 en El Collao y 2-0 en la vuelta. Tres largas temporadas permanecerá en Regional Preferente hasta que al término de la sesión 76/77 consiga ascender a Tercera División gracias a los esfuerzos de la directiva de Antonio Font Gandía. La conclusión del tramo final de los setenta transcurre en esta categoría sin visos de recuperación, conformándose con los puestos obtenidos y sin aspiraciones de conseguir cotas más altas.

1980 – 1990

A principio de los años ochenta cambia su directiva y nuevos brios invaden la sede alcoyana, dispuesta a conseguir el ascenso. Así, tras ser quintos en la campaña 80/81, finalmente son primeros en la sesión 81/82 proclamándose Campeones de grupo. Este puesto le abre las puertas de la Promoción, pero es eliminado por el Orihuela Deportiva: 2-2 en casa y derrota por 2-0 en Los Arcos. La suerte en esta ocasión se alía con el club blanquiazul y gracias al descenso federativo del Levante U.D. por no satisfacer las deudas contraídas con su plantilla, es admitido en Segunda División B.

En esta categoría va a militar catorce temporadas consecutivas, convirtiéndose en un clásico de la misma. Durante estos años el club pasa por numerosas vicisitudes deportivas, destacando su afincamiento en la zona media de la tabla durante los ochenta y alguna temporada en los puestos altos como la sesión 85/86 en la que termina quinto y la 89/90 en la que es cuarto con el técnico valenciano Juan Muñoz Cerdá. Durante la década, pasarán por la presidencia alcoyana hombres como Rafael Verdú Dominguez, Enrique Lloréns Gadea, Modesto Moiña Álvarez ó Juan Bosco Vicent Blanes.

1990 – 2000

La década de los años noventa la estrena con la disputa de una novedosa Promoción de Ascenso a Segunda División A, tras ser cuarto de nuevo con Muñoz al frente del equipo. En esta son terceros superados por la S.D. Compostela y C.D. Badajoz, siendo último el Deportivo Alavés. Un inexperto Juande Ramos será su entrenador desde 1992 hasta 1994. En los años posteriores el C.D. Alcoyano pierde fuelle competitivo y cierra un periodo con el descenso a Tercera División de la campaña 95/96 tras ser decimoséptimo.

Tras el frustrado ascenso de la edición 96/97 – en la cual son Campeones de grupo dirigidos por José Aroca Fresneda y caen en la Promoción al ser superados por Lorca C.F., dejando atrás a U.E. Badaloní y C.D. Manacor -,  entran en una grave crisis económica y deportiva en la cual andan sumidos durante casi una década. En la campaña 98/99 son terceros con “Chechu” Delgado al frente del apartado técnico y disputan una nueva Promoción de Ascenso, siendo terceros y sin opciones nuevamente tras el Lorca C.F. y A.E.C. Manlleu, mientras último es el C.D. Atlético Baleares. En el tramo final de los noventa empiezan a tener problemas dentro de su grupo de Tercera División y se teme por un nuevo descenso a Regional.

2000 – 2010

La entrada en el nuevo siglo es adversa y se evita el descenso en una agónica temporada 00/01 en la que son decimoséptimos. La sesión 01/02 se contrata como técnico al alcoyano Pepe Aroca para evitar lo acontecido la campaña anterior. El paso de directivos es constante y el futuro incierto, hasta que en la sesión 02/03 se acaricia la Promoción y en la campaña 03/04 con el técnico chellino Roberto Granero por fin se consigue ascender a Segunda División B, objetivo a corto plazo de los peladilleros. Para tal requisito eliminan a U.D. Poblense: 0-2 en Sa Pobla y 3-1 en casa; y Ag.D. Mar Menor: 2-0 en casa y 0-0 en la localidad murciana de San Javier.

Desde entonces el C.D. Alcoyano viene realizando buenas campañas en Segunda División B detrás de un buscado ascenso a la categoría de plata, pero por el momento este se niega. Su primera cita con el ansiado ascenso es en la temporada 06/07 gracias a la labor del entrenador Juan Ignacio Martínez “Jim”, pero la falta de acierto rematador hace que sea eliminado por el Burgos C.F.: 0-0 en casa y 0-0 en Burgos, cayendo en los penaltis.

La campaña 07/08 es discreta y el equipo se ve relegado al noveno puesto, superándolo con creces en la edición 08/09 en la que se proclama Campeón y roza con los dedos el ascenso comandado por el alicantino Pepe Bordalás después de ser superado por el F.C. Cartagena: 2-1 en la ida y 2-1 en El Collao. En la segunda eliminatoria de la Promoción es eliminado por la Ag.D. Alcorcón: 1-0 en la localidad madrileña y 2-1 en casa. En la campaña 09/10, tras la renuncia de Bordalás pasa a tomar el puesto de entrenador Paco López Fernández, ocupan el cuarto puesto en Liga disputando una nueva Promoción en la que se muestran batalladores pero en la que son incapaces de superar a la S.D. Eibar, cayendo eliminados tras empatar 0-0 en El Collao y perder 2-0 en Ipurúa.

2010 – 2020

Tras varios intentos sin éxito, la década de los años diez llega con una fructuosa temporada 10/11 en la que, después de ser tercero en Liga tras Ct.d’E. Sabadell F.C. y C.F. Badalona, supera a todos los rivales que se encuentra en la Promoción de Ascenso, cayendo paso a paso el Real Madrid Castilla en Cuartos: 0-2 en la capital y 2-2 en casa; S.D. Éibar en Semifinales: empate 0-0 en El Collao y nuevo empate 1-1 en la localidad guipuzcoana; y C.D. Lugo en la gran Final: 1-0 en casa y victoria en la capital gallega por 0-1 con gol de César Remón, alcanzando una categoría de la que no disfrutaba desde hacía más de cuarenta años. La campaña 11/12 supone todo un reto para club blanquiazul y aficionados quienes, deseosos de ofrecer lo mejor de sí mismos y rememorar tiempos pasados donde se estuvo en la élite, tratan de hacer las cosas lo mejor posible. Sin embargo son tiempos nuevos donde no se dispone del dinero de antaño y, desde el principio, se antoja que se va a sufrir más de la cuenta una vez comprobado el nivel de la plantilla. Durante el campeonato 11/12 el equipo se esfuerza en cada jornada y los resultados dan esperanzas pero, sin embargo, un notable bajón en la segunda vuelta les conduce a unas últimas posiciones de las que ya no saldrá consumándose el descenso con antelación concluyendo vigésimo primero y penúltimo. Mientras, de forma paralela el CSD establece en 3.252.650 euros su conversión en S.A.D., proceso que finalmente no se completa entre los meses de abril y agosto por el descenso del club.

El 3 de marzo de 2014 se inicia un nuevo proceso de transformación en Sociedad Anónima Deportiva con un capital establecido ahora en 500.000 euros, finalizando el 1 de agosto con éxito tras aportarse la totalidad de la cantidad exigida por socios del club y gente de la comarca. El 4 de septiembre de 2014 culmina el proceso mediante escritura pública y aceptación del CSD, pasando a ser desde este momento C.D. Alcoyano, S.A.D. Más tarde, ya en fecha 22 de diciembre, el CSD queda inscrito en el Registro de Asociaciones Deportivas del Consejo Superior de Deportes, formalizándose dicha inscripción en el libro de Registro de Sociedades Anónimas Deportivas.

De nuevo en Segunda División B, la sesión 12/13 se disputa en el Grupo III donde compiten catalanes, valencianos, baleares y murcianos teniendo un destacado papel en el que son cuartos logrando obtener la clasificación para disputar la Promoción de Ascenso, careciendo de la fortuna necesaria en Cuartos donde es eliminado por la S.D. Éibar al empatar en casa 2-2 y luego, una semana más tarde, empatar nuevamente pero en esta ocasión 1-1 clasificándose los guipuzcoanos para Semifinales gracias al valor doble de los goles obtenidos a domicilio. En las temporadas siguientes, pese a la ilusión y determinación del club alicantino, los resultados en Liga no acompañan debiéndose conformar con puestos próximos a los de Promoción de Ascenso pero sin alcanzarlos siendo séptimo en la campaña 13/14 y sexto en la sesiones 14/15 y 15/16 que dejan al club con la miel en los labios.

Siguiendo en el Grupo III de Segunda División B, la edición 16/17 catapulta a los alcoyanos nuevamente a los primeros puestos en un torneo competido donde, mientras el F.C. Barcelona «B» arrasa y se muestra inalcanzable, el interés reside en quiénes le acompañarán a la Promoción. Segundos los blanquiazules por méritos propios, su progresión en su lucha por el ascenso se verá detenida a primeras al no superar en Cuartos al F.C. Cartagena, rival con el que empata en tierras murcianas 0-0 pero que se impone en un repleto El Collao por 0-2 en la vuelta dejando frustrada a su fiel hinchada. Una posterior venta de destacadas figuras y una merma en el presupuesto tras los gastos ocasionados en en curso anterior dejarán al C.D. Alcoyano muy debilitado de cara a la temporada 17/18 quedando relegado a la decimotercera plaza, situación que se agravará en la siguiente campaña 18/19 cuando el equipo vaya de mal en peor y termine decimosexto debiendo disputar una Promoción de Descenso para salvaguardar su plaza en la categoría. Decidido mediante sortea enfrentarse al Real Club Celta de Vigo «B», los alcoyanos cederán en ambos encuentros perdiendo en tierras gallegas por 1-0 y luego en casa por idéntico resultado, 0-1, descendiendo a una temida Tercera División de la que se sabe cuándo se entra pero no cuándo se sale.

Repleto de una plantilla de viejas figuras, la temporada 19/20 se disputa con normalidad y en cabeza arrasando en el Grupo VI hasta que, iniciado marzo de 2020, la Federación Española suspende la competición a causa de la alarma sanitaria. Primero destacado, según la Federación Española la Promoción de Ascenso la han de disputar los cuatro primeros clasificados del grupo en terreno neutral enfrentándose en pleno mes de julio al cuarto, C.F. Intercity de Sant Joan con el que empatan 0-0 pasando a la Final por penaltis. En el decisivo encuentro son derrotados por el Atzeneta U.E. quien asciende directamente a Segunda División B, debiendo los blanquiazules acudir a una repesca establecida por la Federación Española que le debe enfrentar al C.D. Lealtad de Villaviciosa en agosto, eliminatoria que es suspendida finalmente concediendo la Española el ascenso al tercer nivel nacional tanto del C.D. Alcoyano como de los otros tres implicados.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia del C.D. Alcoyano. Floreal Moltó. Editorial Ciudad (1992).
  • Història dels clubs de futbol. Jordi Finestres y Salvador Giménez. Edicions del País Valencià. Coleccionable: El Temps (1999).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.superdeporte.es Diario deportivo.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,