Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Club Esportiu Europa

titular CE Europa

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Esportiu Europa
  • Ciudad: Barcelona
  • Provincia: Barcelona
  • Comunidad Autónoma: Cataluña / Catalunya
  • Fecha de constitución: 5 de junio de 1907
  • Fecha de federación: 1909

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Europa (1907- 1985)
  • Club Esportiu Europa (1985- )

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1961/62
  • 1962/63

ESTADIO:

  • Nombre: Camp Municipal de Futbol Nou Sardenya
  • Año de inauguración: 1995
  • Cambios de nombre:
  • Camp Municipal de Futbol Nou Sardenya (1995-)
  • Capacidad: 7.000 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Camp del Carrer Indústria (1907-1909)
  • Camp de La Sagrada Familia (1909-1912)
  • Camp del Carrer Marina  (1912-1918)
  • Camp del Carrer Sardenya-Indústria (1918-1923)
  • Camp del Carrer Sardenya-Taxdirt (1923-1931)
  • Camp del Passeig Mariscal Jofre (1931-1935)
  • Camp del Carrer Sardenya-Providència (1935-1940)
  • Camp de Sardenya (1940-1992)
  • Camp del Carrer Feliu i Codina (1992-1995)
  • Camp Municipal del Guinardó (1992-1995)
  • Estadi Nou Sardenya (1995-)

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL CLUB ESPORTIU EUROPA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB ESPORTIU EUROPA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN BARCELONA:

Los orígenes conocidos del fútbol en la ciudad condal se remontan hacia 1890 cuando obreros y técnicos británicos que trabajaban en el importante sector textil catalán, solían dar rienda en sus ratos de ocio y todos los días festivos a la práctica de este deporte en Casa Antúnez, sito en las inmediaciones del antiguo velódromo de Bonanova en Sant Gervasi, aunque desconocemos si lo hacían con anterioridad por la ausencia de documentos. Su gran relación con algunos miembros del Real Club de Regatas, una sociedad barcelonesa dedicada al remo fundada en 1881, provocó que estos mostrasen interés por este desconocido deporte y tras un rápido aprendizaje concertaran el 25 de diciembre de 1892 su primer encuentro en Bonanova.

Sin duda la experiencia debió de gustar y a inicios de 1893 la frecuencia de partidos se incrementó notablemente siendo habitual la confrontación entre combinados formados por británicos y barceloneses que organizados en dos característicos bandos, el rojo y el azul, empezaron a tomarse el fútbol mucho más en serio. Fruto de ello en otoño de 1893 y según se insinúa en la prensa, surgió la Sociedad de Foot-ball Barcelona, un club creado ex proceso cuya presidencia fue ofrecida con posterioridad al cónsul británico, Mr. Wyndham y que tenía su sede en el velódromo de Bonanova estando uniformado con camisa roja y pantalón blanco.

En 1894 se enfrentan al Club de Sant Martí de la por entonces vecina localidad y desde 1897 distrito de Sant Martí de Provençals, iniciándose el despegue deportivo del primer club de fútbol de la ciudad.  La masiva presencia de regatistas barceloneses y miembros del British Club –popularmente conocidos en España como Club Inglés-, hizo que se concertaran varios encuentros durante 1895 en Bonanova frente a la Asociación de Foot-ball Torelló, un club de la vecina localidad de Sant Vicenç de Torelló que había surgido en la Colonia Borgonyà  edificada por la empresa escocesa de hilaturas J&P Coats Ltd. para sus trabajadores, dándose la curiosa circunstancia de que se cobraba una peseta por la entrada y 2,10 con asiento en tribuna.

Tras los encuentros tanto en Barcelona como en el feudo de Borgonyà, la actividad se popularizó en la ciudad y pronto surgieron practicantes entre los estudiantes de la Facultad de Ciencias, pero siendo siempre el Club Inglés quien se encargaba de mantener viva la llama en detrimento de una Sociedad de Foot-ball Barcelona que languideció a partir de 1896. En 1899 y desde el Gimnasio Tolosa, el carismático profesor higienista Vila crea una sección de fútbol para sus socios entre los cuales solo se admiten catalanes y extranjeros de confesión católica, sección que el 21 de octubre acaba constituyéndose en el Foot-ball Club Catalá. Paralelamente a estos actos un joven suizo, Hans Gamper, con el apoyo del también higienista Gimnasio Solé y gracias al reclutamiento de un importante número de jugadores del Club Inglés o procedentes de otras nacionalidades de confesión protestante funda el 29 de noviembre el Foot-ball Club Barcelona.

Apenas unos meses después y ya dentro de 1900, viendo la pujanza que iba adquiriendo este deporte entre la sociedad surge el F.C. Escocés, entidad formada por jugadores de la colonia escocesa de la empresa Hilaturas Fabra, situada en el barrio de Sant Andreu, quien durará poco tiempo debido a la presencia de varios de estos jugadores al unísono en las filas del F.C. Catalá,  motivo por el cual es boicoteado por el F.C. Barcelona causando su disolución. Poco después y con algunos ex-jugadores del club escocés nace el potente Hispania Athletic Club, un club dirigido por Alfons Macaya, Eduard Alesson, Fermín Lomba y Carlos Soley entre otros que se convertirá en el predominante durante los primeros años, naciendo tras este el Club Franco-Español de Foot-ball y la Sociedad Española de Foot-ball, entidad esta última nacida el 28 de octubre bajo el amparo de la Sociedad Gimnástica Española  que en 1901 se fusiona con el Español Foot-ball Club dando lugar al nuevo Club Español de Foot-ball.

El año 1902 es un hervidero de nacimientos deportivos y a la luz salen entidades como el Universitari F.C., el Irish F.C., el Iberia Sport Club, el Catalonia F.C., el Salud Sport Club, el Rowing F.C. y el Catalunya F.C. En el año 1903 desaparece el Hispania A.C. y nace el X Foot-ball Club, entidad que se adjudica el Campeonato Catalán en las temporadas 05/06, 06/07 y 07/08, mientras el 7 de enero de 1906 desaparece el Club Español de Foot-ball. En 1906 nace el Club Español de Ju-Jutsu, fundado por Juliá Clapera y el 9 de diciembre de ese año, la Federación Catalana de Fútbol. En 1907 desaparece el Club Internacional, surgiendo en el barrio de Gracia el F.C. España, gran protagonista años después. 

HISTORIA DEL CLUB:

1907 – 1910

Agregado a la ciudad de Barcelona en 1897, el hoy en día distrito de Gracia fue durante una parte del siglo XIX un municipio independiente dedicado fundamentalmente a la agricultura y ganadería que, en las últimas décadas a consecuencia del derribo de las murallas, crecimiento de la capital e industrialización, se vio conurbada a ésta.

Contando con cerca de setenta mil habitantes a principios del siglo XX, coincidiendo con la implementación y gran desarrollo del fútbol en la ciudad condal, en 1907 contaba el barrio con dos sociedades que, como pioneras, daban cobijo a aquellos jóvenes que se interesaban por la práctica de este deporte tituladas Provençal Foot-ball Club y Madrid Foot-ball Club de las cuales, ésta última, era la más fuerte. Al margen ambas de la Federación Catalana recientemente fundada en fecha 9 de diciembre de 1906, atraídos los directivos de ambos clubs por el potencial creciente de este organismo decidieron unir su destino bajo una nueva sociedad el 5 de junio de 1907 con el fin de competir junto al resto de los principales clubs barceloneses, indagando previamente cuál era la cuantía del ingreso.

Dado el elevado coste del alta federativa y coincidiendo que uno de los afiliados, Europa F.C., estaba en trámites de disolución y debía dinero al máximo organismo regional siendo menor esta cuantía a la de la propia inscripción, los directivos gracienses pensaron y abonaron la cantidad adeudada por el Europa F.C. ocupando su plaza bajo el nombre de Club Deportivo Europa, título que agradaba y del que Rodolf Collell Admetller fue su primer presidente.

Decidido vestir camiseta a rayas verticales blanquiazules, el pantalón blanco fue su primer acompañante durante los primeros años de vida jugándose en un terreno de dura tierra ubicado en la Calle Industria donde se retaba a otras sociedades o se competía con la disputa de un trofeo mediante en juego.

1910 – 1920

Ubicado desde 1909 en el Campo de la Sagrada Familia, justo sobre la actual plaza del mismo nombre, en 1911 Francisco Ventura sustituyó a Rodolf Collell trasladando al poco tiempo, 1912, la sociedad al nuevo terreno de juego de la Calle Marina, iniciando los blanquiazules una escalada deportiva que los situó como uno de los clubs más prestigiosos de la Segunda Categoría.

Frustradas en varias ocasiones sus intentos por ascender a la Primera Categoría, caso de las temporadas 13/14, 14/15 y 15/16 bajo las presidencias de Federico Soler y Joan Matas Ramis, con este último, verdadero mirlo blanco sobre el que recaía gran parte de la financiación, vistiendo pantalón negro se llegó a la campaña 17/18 en la que se jugó en Tercera Categoría al ser subdivididos los clubs pertenecientes a Segunda Categoría en dos. El descenso no gustó demasiado en la directiva y, decididos a cambiar, en ese intervalo se empezó a vestir camisa blanca con puños, cuello, pico y pantalón azules, buscándose mejores jugadores con los cuales poder remontar el vuelo.

En la temporada 18/19 el club graciense terminó conquistando el título del Grupo B, presentándose una oportunidad idónea para ascender al Grupo A donde competían los mejores clubs regionales. En la eliminatoria por el ascenso no hubo problema alguno y, ante el Athletic Sabadell F.C., se vencía en ambos encuentros resolviéndose el primero por un contundente 1-6 en la localidad lanera y luego con un 4-1 en casa. La campaña 19/20 fue la de su debut en el Grupo A coincidiendo con otro club graciense entre la élite, el F.C. España, ocupando los europeístas la cuarta plaza mientras los españistas eran sextos y colistas.

1920 – 1930

Con Joan Matas al frente del club, los europeístas se profesionalizan sumándose nuevos jugadores que catapultan a la sociedad hasta lo más alto resultando subcampeón en las temporadas 20/21 y 21/22 tras un F.C. Barcelona que parece inalcanzable. La entidad ya es un club potente dentro del panorama catalán y la pujanza y calidad de sus jugadores hacen que pase de ser una promesa a convertirse en un serio aspirante al título Regional. Clubs vecinos como el F.C. Barcelona y el Real C.D. Español se sienten amenazados por la pujanza de los gracienses quienes se atreven a disputarles el título. La culminación de la evolución de los europeístas se refleja en el Campeonato 22/23, conquistado brillantemente tras dura pugna con los blaugranas y resuelto en un encuentro de desempate celebrado en Girona con resultado a favor del C.D. Europa por 1-0.

Este exitoso logro permite al conjunto de Gracia competir en el Campeonato de España, llegando ante la sorpresa de propios y extraños a presentarse en la Final del mismo ante el todopoderoso Athletic Club, de Bilbao, el rival más temible en aquellos años. El encuentro se disputa en el barcelonés Camp de Les Corts con escasa presencia de aficionados europeístas y masiva de barcelonistas, decantándose curiosamente estos en favor de los bilbaínos ante el desagravio sufrido poco tiempo antes en el campeonato doméstico. El resultado final es de 0-1 favorable para los vascos en un encuentro marcado por el dominio de los gracienses y su mala fortuna rematadora. Paralelamente a estos acontecimientos, el C.D. Europa estrena el 8 de diciembre de 1923 el Campo del Guinardó, situado entre las calles Lepanto, Marina y Encarnación con entrada por esta última titulado también como Camp dels Cuartels, un recinto con capacidad para casi veinte mil espectadores en un encuentro disputado entre europeistas y el conjunto hungarés Szombathely A.K. con empate final 1-1.

Segundo en el Campeonato de Cataluña de la edición 23/24 y quinto en las sesiones 24/25 y 25/26, en la campaña 26/27 vuelve a ser subcampeón tras un F.C. Barcelona que es el gran dominador de la Primera Categoría catalana y uno de los más poderosos de España, sustituyendo en este curso Lluis Ollé Tintoré temporalmente a Joan Matas. En la temporada 27/28 será Domingo Colomer el presidente en un gran torneo regional donde finaliza segundo empatado a puntos con el F.C. Barcelona. Según el Reglamento se ha de disputar un encuentro de desempate para dilucidar el campeón, siendo el resultado favorable a los azulgranas por 1-0.

El subcampeonato de España conseguido en 1923 junto con la presión que efectúan los dirigentes catalanes miembros de la Federación Española en las reuniones previas, permiten que el C.D. Europa consiga ser, contra pronóstico, uno de los diez integrantes del primer Campeonato Nacional de Liga organizado para la temporada 28/29 que cuenta con entidades profesionales. Esta decisión acarrea de inmediato una gran polémica en otras sociedades españolas que también han sido finalistas en el Campeonato de España y no han sido beneficiadas a la hora de entrar en la nueva Liga, agravio que el tiempo se encarga de tapar y le permite disfrutar de una permanencia durante tres temporadas consecutivas en Primera División.

Durante su estreno en la máxima categoría coincidente con el regreso del mayor capitalista de la sociedad, Joan Matas, para distinguirse de muchas otras sociedades que visten igual, el C.D. Europa adopta en su indumentaria un escapulario azul que lo identificará en lo sucesivo, culminando el campeonato en una discreta octava plaza mientras en la Primera Categoría catalana es subcampeón tras el R.C.D. Español. En la campaña 29/30, dentro de un torneo nacional cerrado donde no desciende nadie, los escapulados son novenos y terceros en el catalán, distinguiéndose entre sus jugadores históricos nombres como el meta Florenza, Layola, Soligó, Alcoriza, Bestit I, Bestit II, Ciordia, Cros, Miró, Escrig y Alcázar entre otros.

1930 – 1940

La temporada 30/31 es la tercera que afronta el club graciense en Primera División pero, a diferencia de las dos anteriores, los recursos económicos no son los mismos. A pesar de contar con buenos futbolistas y una gran afición que paga religiosamente sus abonos, competir entre la élite nacional para un club como el C.D. Europa significa un duro esfuerzo y Joan Matas Ramis, su presidente y principal financiero, confiesa no poder hacer frente a todos los gastos. El campeonato de Liga se convierte en un suplicio y la plantilla, muchos meses sin cobrar, viaja en unas pésimas condiciones dando el callo en cada encuentro aunque no puede evitar ser décima y colista perdiendo su plaza por un solo punto.

En febrero de 1931 la directiva escapulada busca soluciones e intenta llegar a una fusión con el también barcelonés R.C.D. Español quien anda en similares circunstancias pero, la rotunda negativa de las respectivas aficiones, la termina frustrando. En el mes de mayo Joan Matas, totalmente arruinado, abandona la presidencia de la sociedad accediendo Antonio Massoni quien, con escasos recursos, ha de afrontar un futuro incierto en Segunda División sin un solo céntimo y una plantilla a la que se le adeuda bastante dinero. Estudiada la viabilidad económica del club, nula en todos los aspectos, la única solución que se encuentra para mantener su plaza en la categoría de plata es fusionarse con otro entablándose conversaciones con el Gracia F.C., una sociedad venida a menos constituida en 1905 como F.C. España cargada con un gran historial que compite modestamente en la Serie B catalana.

Enterados los jugadores profesionales escapulados, estos abandonan durante el mes de junio en masa la entidad manteniendo pleitos con la directiva hasta el punto de poder conservar ésta un puñado escaso, todos ellos amateurs. Con plaza en Segunda División pero sin jugadores, las negociaciones con el Gracia F.C. se aceleran alcanzándose el 20 de junio, en los salones del Círculo Artístico de Gracia, un preacuerdo de fusión que será matizado a posteriori y en el cual el resultante se denominará Cataluña Fútbol Club.

Conforme avanza el mes de julio el C.D. Europa pierde el Campo del Guinardó al no poder hacer frente a su alquiler creándose paralelamente una comisión negociadora entre directivos europeístas y gracienses. Los términos de la fusión no están claros y, pendientes muchas deudas, la Federación Catalana ha de revisar los términos que se alcancen para dar su conformidad. Terminado julio el acuerdo sigue pendiente y agosto no parece más prometedor, pero en la tercera semana todo da un giro de ciento ochenta grados cuando los gracienses, en mejor posición que los europeístas, imponen su criterio quedando refrendado el día 28: ellos pondrán su primera plantilla, pagarán el alquiler del Campo del Guinardó, se cambia el Gracia F.C. de nombre a Cataluña F.C. y se sigue vistiendo camisa granate con pantalón blanco manteniendo a José Jorba Arpi en la presidencia. A los europeístas solo les cabe el honor de aportar su plaza, aprobándose que el Gracia F.C. y C.D. Europa dispongan, como filiales, de un equipo aficionado en la Liga Amateur, dependiente de la Federación Catalana y apostándose todo el futuro inmediato de la operación a que la afición responda.

La experiencia del Cataluña F.C. será un enorme fracaso en todos los aspectos dándole la espalda la afición europeista, no identificada con el proyecto y la afición graciense, disconforme y temerosa de competir en una categoría tan cara como la Segunda División. Efectivamente, acorde a los peores presagios, el Cataluña F.C. finaliza último en el campeonato de Primera Categoría catalán de la temporada 31/32, sin dinero no puede acometer los últimos desplazamientos en la Liga de Segunda División siendo, Reglamento en mano, retirado por la Federación Española del torneo dejando su casillero de puntos a cero, mientras que en la Promoción para defender su plaza en Primera Categoría disputado entre abril y julio de 1932 queda colista descendiendo a Segunda Categoría. Sin afición y con unos dirigentes escaldados económicamente, el club desaparece.

En cuanto al C.D. Europa, la gravísima situación económica a la que su paso por la Primera División les ha llevado dejándolos completamente arruinados, poco a poco irá revirtiendo no sin penas hasta ver la luz al final del túnel en poco tiempo. Inscrito en la Tercera Categoría Regional catalana durante la temporada 31/32 formando una plantilla totalmente amateur, Antoni Massoni cederá su cargo a Francisco Sugot con quien se revisarán las cuentas e iniciará un nuevo camino tratando evitar los errores del pasado reciente. A base de paciencia, las plantillas europeistas irán mejorando hasta conformar un buen equipo que en la campaña 33/34 permite al club graciense proclamarse Campeón de Cataluña Amateur al derrotar al F.C. Banyoles en la Final con el amplio resultado de 5-1. En la edición 34/35 los escapulados ascienden a la Segunda Categoría soñando con, en un futuro día, poder enmendar una exitosa carrera cortada abruptamente por asumir grandes desafío con pies de barro.

Con la llegada de la Guerra Civil en julio de 1936, el futuro que parecía estar corrigiéndose entra en un nuevo paradigma de salida incierta. La afición se vuelca con el equipo en los primeros meses del conflicto y deportivamente este responde agradecido consiguiendo en la temporada 36/37 el ascenso a Primera Categoría al lograrlo en la Promoción, siendo cuarto clasificado en la campaña 37/38 en un curso donde se temen los bombardeos que habitualmente padece la ciudad condal. A finales de 1938 la situación bélica se recrudece y el campeonato 38/39 catalán no se disputa entrando las huestes nacional en Barcelona a principios de 1939.

1940 – 1950

Finalizada la Guerra Civil el club escapulado pierde su terreno de juego, situado entre las calles Sardenya y Providència, usado como desguace. Es entonces cuando se construye uno nuevo al lado, inaugurándose el Camp de Sardenya el día 1 de diciembre de 1940 con un encuentro frente al C.D. Granollers con el resultado de 1-0 para los escapulados. Tres años más tarde, se construye la tribuna cubierta con capacidad para 1.000 espectadores, sufragada con el traspaso de Antoni Ramallets al C.F. Barcelona jugándose un partido de inauguración después de finalizar la obra el 26 de enero de 1944. Durante los años cuarenta el club permanece en Regional intentando fortalecerse y recuperar el esplendor perdido poco antes, pero son tiempos difíciles y no lo consigue debiendo de esperar pacientemente a la década de los años cincuenta para empezar a despegar y ocupar su sitio dentro del fútbol catalán.

1950 – 1960

En la década de los años cincuenta permanece íntegramente en Tercera División, alejado de la élite de la cual años antes formó parte, paseándose por los campos de la territorial catalana sin poder optar en momento alguno a los puestos de privilegio que dan opción a intentar al menos el ascenso de categoría, aunque en algunos momentos se acerca a ellos. Durante estos años el club finaliza siempre de mitad de tabla hacia arriba sin pasar apuros, destacando algunas temporadas como la 53/54 en la resulta cuarto a tan sólo dos puntos de promocionar, al igual que en la 55/56 donde es tercero, de nuevo cuarto la 56/57 y tercero la siguiente 57/58. En estas roza siempre los puestos de promoción sin lograr el objetivo.

1960 – 1970

A principios de los años sesenta Barcelona es una ciudad pujante y el europeísmo vuelve a resurgir. Muchos son los directivos que añoran un pasado esplendoroso y algunos de ellos aportan grandes sumas de dinero para revertir la situación en la cual se encuentran. Esta bonanza económica incide directamente a la hora de contratar nuevos jugadores que den el salto de calidad en la entidad y en la temporada 61/62 se alcanza el liderato en su grupo y por fin se disputa la Promoción de Ascenso para subir a Segunda División. El rival es la U.P. Langreo, venciendo los europeístas en casa por 2-1 y perdiendo por 1-0 en la vuelta. Este resultado requiere la disputa de un partido de desempate celebrado en Burgos donde no le acompaña la suerte y la eliminatoria cae a favor de los asturianos quienes se imponen por 0-1. En la temporada siguiente, 62/63, el conjunto de Barcelona se proclama nuevamente Campeón de la categoría y opta al ascenso.

En esta ocasión si consigue el objetivo al eliminar a la U.D. Mahón; 4-0 en casa y 2-2 en la ciudad menorquina, y al Deportivo Caudal en la Final; 1-1 en la ciudad asturiana de Mieres y 6-2 en casa. Con este ascenso el C.D. Europa se reencuentra con el fútbol profesional treinta años después, consiguiendo disfrutar durante cinco temporadas consecutivas de las mieles de la Segunda División. La directiva europeísta pisa fuerte y refuerza la plantilla convenientemente disputando una magnífica campaña 63/64 en la consigue ser tercero y quedar a tan solo dos puntos de poder disputar la Promoción de Ascenso a Primera División. En la edición 64/65 desciende su nivel de juego y se clasifica en decimotercero puesto teniendo que disputar la Promoción de Permanencia frente al aspirante Club Gimnástico; 2-4 en Tarragona y 1-1 en casa le permiten seguir en la categoría.

En la sesión 65/66 es decimocuarto y ha de defender nuevamente su estatus, en esta ocasión frente al C.D. Terrasa; 1-0 en la ida y 1-0 en Barcelona que precisan de un desempate que es resuelto favorablemente por 4-3 para los intereses escapulados. En la temporada 67/68 repite el decimocuarto puesto y se despide de Segunda división por la reestructuración que sufre la categoría al quedar reducida de dos grupos a uno solo. El descenso a Tercera División supone un fuerte golpe moral para el club pues las recaudaciones son menores y la sociedad pierde potencial deportivo.

1970 – 1980

Entrados en la década de los años setenta la economía va en franco descenso y los resultados no acompañan, llegándose al término de la campaña 72/73 a la renuncia de la categoría por no poder hacer frente de los dispendios monetarios. Tres temporadas necesita el C.D. Europa para superar tan delicada situación y volver a Tercera División recuperada económicamente, ya que es al término de la campaña 75/76 cuando consigue el ascenso automático al proclamarse Campeón de Preferente. El reencuentro con la Tercera División es duro y el conjunto escapulado sufre bastante para mantenerse en una categoría remozada en la que los viajes son largos y las recaudaciones no compensan lo invertido.

1980 – 1990

La década de los años ochenta empieza como finaliza la anterior, con muchas dudas y con un equipo que no acaba de despegar en sus primeras campañas y que a punto está de causar una gran decepción a sus aficionados al rozar el descenso. Poco a poco esta situación revierte y es en la temporada 84/85 cuando ofrece su mejor imagen consiguiendo auparse a la cuarta plaza. En la campaña 85/86 pierde varias piezas clave y queda decimoquinto, pero desgraciadamente para sus intereses no acaban en este punto los males deportivos y por arrastre se ve obligado a bandonar la categoría y descender a Preferente. Precisamente es el año 1985 cuando la entidad catalaniza su nombre y pasa a denominarse Club Esportiu Europa. Nuevamente la crisis se aloja en el seno del club barcelonés pasando tres larguísimas temporadas alejados de las categorías nacionales hasta que al término de la temporada 88/89 consiguen retornar a Tercera División.

1990 – 2000

El inicio de la década de los años noventa no es bueno y el equipo no acaba de desplegar un juego determinante que le lleve a los primeros puestos temiéndose incluso por una nueva recaída que le puede ocasionar un no deseado descenso. En 1992 abandonan su estadio para ser derribado y reconstruído, usando temporalmente los estadios del U.A. Horta y F.C. Martinenc. La afición graciense sufre en su estadio y fuera de este durante los primeros compases hasta que la entrada de nuevos directivos y jugadores trae viento fresco y en la temporada 93/94 se clasifican cuartos. Este puesto, dado el nuevo sistema competitivo, hace que disputen la Liguilla de Ascenso, torneo en el que se imponen meritoriamente a Pinoso C.F., C.D. Montuiri y C.D. Roldán ascendiendo a Segunda División B, una categoría nunca anteriormente disputada.

El debut en la categoría de bronce que representa desde hace años el tercer nivel del fútbol español es totalmente negativo para los intereses escapulados y el equipo es penúltimo con tan solo siete victorias y siete empates, perdiendo la categoría y regresando a Tercera División. En este nivel todavía queda algo de dinero y el C.E. Europa conserva el bloque que permaneció en la categoría de bronce resolviendo el torneo 95/96 con el subcampeonato de Liga. En la Promoción de Ascenso no hay suerte y el club queda tercero sin opciones precedido por C.F. Gandía y C.F. Sóller mientras colista es el Águilas C.F. El 4 de mayo de 1995 reestrena un estadio totalmente remozado y funcional del cual se siente orgulloso, con una fiesta del club y un partido de veteranos. La inauguración oficial se produce el día 15 de agosto de 1995 con un partido disputado frente a la U.E. Lleida y resultado final de 0-1 para los leridanos

En la temporada 96/97 es cuarto clasificado y en la Fase de Ascenso esta vez sí tiene opciones de conseguir algo positivo. Sin embargo el deseo no coincide con la realidad y el conjunto del Ontinyent C.F. es quien le arrebata el ascenso por un solo punto, siendo los otros contendientes el C.D. Constancia y el Jumilla C.F. La cuarta promoción de la década llega en la campaña 98/99 cuando accede tras quedar tercero en el campeonato doméstico. En este torneo su presencia es testimonial al ser superado por U.D. Alzira y Orihuela C.F., quedando colista la U.D. Poblense.

2000 – 2010

La primera década del nuevo siglo trae altibajos en la entidad graciense, quien es capaz en la campaña 00/01 de ser tercero en Liga, pero sin opciones en la Promoción, superado por Alicante C.F. y Lorca Deportiva C.F., dejando como colista al balear Vilafranca C.F. A partir de 2001 el panorama europeísta cambia sustancialmente y los presupuestos cada vez tienen menor potencial repercutiendo en la elaboración de las plantillas. El descenso inversionista ocasiona que su primer equipo a duras penas sea capaz de conservar la categoría, viéndose abocado a disputar la permanencia tras finalizar el campeonato 03/04 en decimoséptimo puesto y descendiendo a Primera Catalana.

El paso por Regional afortunadamente es efímero y la campaña 04/05 se resuelve de forma favorable al ascender a Tercera División. En esta categoría el C.E. Europa vuelve con cautela y sus primeras estancias durante el segundo lustro son bastante discretas ocupando puestos en torno a la mitad baja de la tabla clasificatoria hasta que a que al final se recupera un tanto y alcanza el octavo puesto en la sesión 09/10.

2010 – 2020

Con el comienzo de la segunda década el C.E. Europa sigue sumido en terreno de nadie tratando de reencontrar su camino en un Grupo V catalán de Tercera División donde cohabita con clubs que, ocasionalmente, disponen d mayores presupuestos o plantilla. Presidido por Guillaume de Bode, la primera plantilla alcanza la séptima plaza en la temporada 10/11 y la decimosexta en la campaña 11/12, un preocupante torneo en el cual se llega a temer por su continuidad en la categoría. En la sesión 12/13, alertados por el desliz de la temporada anterior, la directiva renueva la plantilla llegando nuevos jugadores que consiguen ser terceros en Liga tras los pasos de U.E. Olot y U.E. Cornellá consiguiendo entrar en la Promoción, fase en la cual son eliminados de primera en Cuartos por el Arandina C.F., conjunto burgalés que gana en el Nou Sardenya 0-1 y en tierras castellanas por 2-0.

El C.E. Europa entra en una dinámica positiva tras muchos años alejado de los primeros puestos y en la temporada 13/14 repite en el tercer puesto, en esta ocasión precedido por U.E. Cornellá y C.F. Montañesa, colándose en la Promoción por segunda vez consecutiva donde supera en Cuartos a la U.D. Mutilvera; 1-0 en casa y empate 0-0 en la localidad navarra de Valle de Aranguren. Clasificado para Semifinales, este será su fin en la competición al ser superado por la U.D. Socuéllamos C.F.; 0-0 en casa y derrota por 2-0 en la localidad ciudadrealeña. La campaña 14/15 discurre en unos cauces muy similares a las recientes siendo nuevamente tercero, ahora tras F.C. Ascó y C.F. Pobla de Mafumet, accediendo con ilusión a una Promoción donde es apeado en Cuartos por el Jerez C.F., conjunto pacense al que derrota por 1-0 en casa pero ante el que pierde en la vuelta por 2-0. Abonado al tercer puesto, esta plaza será la que ocupe en la sesión 15/16 precedido por A.E. Prat y C.F. Gavá, cayendo en los cuartos de la Promoción al empatar 1-1 ante el San Fernando C.D.I. en tierras gaditanas y perder en casa 2-3 ante la desilusión de su afición. La temporada 16/17 será muy diferente con un equipo mediocre que retrocede hasta la decimosegunda plaza finalizando en su mandato Guillaume de Bode quien es relevado por Víctor Martínez.

Alejado de las plazas que dan derecho a promocionar, la campaña 17/18 termina en un discreto octavo puesto mientras en la sesión 18/19, pese a sus esfuerzos, ha de contentarse con la sexta plaza no alcanzando la Promoción.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Sardenya, 50 anys d’europeisme (1940-1990). Ramón Vergés. Editorial C.E. Europa (1994).
  • Història dels clubs de futbol. Jordi Finestres y Salvador Giménez. Edicions del País Valencià. Coleccionable: El Temps (1999).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Publicitat. Diario.
  • Catalunya Esportiva. Revista.
  • La Jornada Deportiva. Semanario.
  • Sports. Revista.
  • Stadium. Revista.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,