Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial de la Unión Deportiva Melilla

 

titular UD Melilla 1

Escudo U.D. Melilla (1943-1956)

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Melilla
  • Ciudad: Melilla
  • Ciudad Autónoma: Melilla
  • Fecha de constitución: 6 de febrero de 1943
  • Fecha de federación: 1943

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Melilla (1943-1956)

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1946/47
  • 1947/48

 

ESTADIO:

estadio UD Melilla 1

Estadio Municipal Alvarez Claro

  • Nombre: Estadio Municipal Álvarez Claro
  • Año de inauguración: 1945
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Álvarez Claro (1945-)
  • Capacidad: 12.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de la Hípica (1943-1945)
  • Estadio Municipal Álvarez Claro (1945-1956)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Melilla 1

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA MELILLA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA MELILLA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MELILLA:

Situada en el norte de África y enclavada en la región del Rif, a orillas del mar Mediterráneo siendo fronteriza con Marruecos, la ciudad autónoma de Melilla es con sus algo más de ochenta y cinco mil vecinos un importante punto estratégico, militar, cultural y económico destacando una importante actividad comercial que gira alrededor del sector servicios y marítimo gracias a su puerto franco existiendo un elevado índice ocupacional destinado a funcionarios, distintos cuerpos de seguridad del Estado, administraciones locales y Ejército. Bien comunicada con la península, en su escaso territorio reúne interesantes edificios civiles y militares que atraen también turismo.

La ciudad autónoma de Melilla siempre ha contado en mayor o menor medida con importantes clubs de fútbol, un deporte introducido en la región sobre todo por militares españoles que procedentes de la península habían tomado contacto con este. A finales de la primera década del siglo XX ya se jugaba al fútbol en la explanada de Alfonso XIII, siendo en 1912 cuando se funda la primera sociedad, el Sporting Club Melillense, entidad constituida por Bernardi, Salama y Santamaría entre otros.

En 1914 desaparece este y durante un par de años sólo los militares organizan partidos entre los distintos regimientos destinados en la ciudad. Es en 1916 cuando surge de nuevo la iniciativa civil en manos del Iris F.C., un club basado en el ímpetu del Colegio de los Hermanos de Doctrina Cristiana quien arrastrará el nacimiento de otros en 1917 como el Reina Victoria Eugenia, el África 68, el Santa Bárbara y el San Fernando, todos ellos con talante militar. Es precisamente 1917 el año en el que se funda la Federación Africana de Clubs de Foot-ball, con sede en Melilla y la cual organiza el primer Campeonato local. Llegados a 1918 parte de los clubs militares cambian de nombre y así vemos como el Africa 68 se convierte en Alfonso XIII F.C., el San Fernando en Club Melilla y el Santa Bárbara en Athletic Club de Melilla. En el verano de 1918 el Iris F.C. desaparece y parte de sus jugadores dan forma al Fortuna F.C.

Esta sociedad junto a las cuatro restantes en activo compiten en la Liga local hasta 1921, fecha en la que se paraliza la actividad deportiva y social por la rebeldía de las tropas rifeñas en el norte de África, acto de guerra conocido como la Batalla de Annual.

Ya en 1922, una vez controlada la rebelión de los insurgentes, sobreviven Athletic Club de Melilla, Club Melilla y C.D. España, mientras que en 1923 se les suman los recién creados Sanidad y Vasconia, ambos de procedencia militar. En 1923 nace la Real Sociedad Hípica con el apadrinamiento del Rey D. Alfonso XIII, en principio formado por civiles y quien viste con camisa y pantalón blancos, entidad que poco tiempo más tarde pasa a ser tutelada por los militares cambiando su camisa por una rojiblanca. Durante el verano de 1923 desaparece el Club Melilla y con sus restos surge el Melilla Foot-ball Club, quien en principio viste camisa azul con escapulario y pantalón blancos. La profusión de clubs en 1924 y la constante crecida de aficionados hacen que el Campo de la Hípica, sito en la Explanada de Alfonso XIII y sede de la mayoría de los clubs, sea ampliado y remodelado para dar mayor cabida al gran número de espectadores que cada domingo se dan cita en este. Entre tal bullicio surge la S.D. Melillense que viste con camisa y pantalón blancos y con esto llegamos a 1930.

Este es un año importante en la historia del fútbol local; el 5 de enero el Melilla F.C., quien viste camisa rojinegra con pantalón negro desde hace unos años, estrena el Campo de El Real frente al Racing Club de Madrid y numerosos clubs patrocinados por los militares desaparecen, quedando en la ciudad el mencionado más la Real Sociedad Hípica, S.D. Melillense y C.D. España.

En 1931 suceden dos acontecimientos que van a marcar el futuro inmediato: de una parte el 5 de enero se constituye oficialmente la Federación Hispano-Marroquí de Clubs de Foot-ball organismo reclamado por la mayoría de clubs norteafricanos que precisaban de un ente propio para unificar su destino y desarrollar el fútbol en la región, y de otra el 14 de abril se instaura la II República. La Real Sociedad Hípica pierde el título de Real, la S.D. Melillense adopta como camisa los colores blanquiazules y nacen nuevos clubs como el Nador F.C., de camisa y pantalón blancos, el C.D. Español, con idéntica indumentaria y la Unión Balompédica de Melilla, quien viste camisa gualdiroja y pantalón azul.

En el verano de 1935 se disuelve la Sociedad Hípica y en la ciudad tan solo tres clubs continúan federados; Melilla F.C., C.D. Español y S.D. Melillense, llegando así hasta julio de 1936 en el que estalla la Guerra Civil. Durante este triste periodo Melilla interrumpe el fútbol oficial a nivel federado aunque no su práctica, pues en las temporadas 37/38 y 38/39 el colectivo militar destinado ocasionalmente en la localidad instaura la Copa Falange que domina el equipo representante de Sanidad.

Acabada la guerra resurgen de inmediato Melilla F.C., S.D. Melillense y C.D. Español, incorporándose como nueva sociedad el Juventud Deportiva. Transcurrido apenas un año, durante el verano de 1940 y debido a la fragilidad económica y deportiva que ambos presentan, Juventud Deportiva y C.D. Español se fusionan bajo el nombre de Club Unión Juventud Español adoptando como colores camisa rojiblanca y pantalón azul, trasladándose paralelamente la S.D. Melillense a la localidad de Nador donde alcanza, por los mismos motivos, un acuerdo de fusión con el Nador F.C. de cuya unión nace la S.D. Villa Nador F.C. En febrero de 1941, tras la ley que prohíbe el uso de extranjerismos el Melilla F.C. cambia a Melilla C.F. y la S.D. Villa Nador F.C. a S.D. Villa Nador C.F.

HISTORIA DEL CLUB:

1943 – 1950

Con el avance de los primeros años cuarenta el fútbol melillense, al contrario que ocurrió con los representantes de otras localidades del Protectorado, no consiguió progresar adecuadamente estancándose en el campeonato regional de Primera Categoría que organizaba la Federación Hispano-marroquí dejando incluso pasar de largo la excelente oportunidad que se le presentó en 1943 cuando la Federación Española, interesada en promover el fútbol modesto, implementó y modificó ampliamente la Tercera División pasando de ser un torneo simplemente eliminatorio para decidir qué clubs ascendían a Segunda División a un campeonato de carácter nacional con grupos en todo el estado repartidos por áreas geográficas con formato liguero.

La no clasificación deportiva del Melilla C.F. unida al fracaso en los despachos para intentar situar al club en una categoría tan deseada como la Tercera División hizo mucho daño al fútbol local moviéndose, casi de inmediato, los hilos necesarios para remendar tal situación y disponer en un futuro próximo de un equipo competitivo que pudiera competir en el por entonces tercer nivel nacional. Dicho y hecho, tras varias reuniones entre los directivos de Melilla C.F. y C.U. Juventud Español, club este último que se había convertido en el líder futbolístico local gracias a sus recientes logros deportivos, el 6 de febrero de 1943 ambos llegaron al acuerdo de fusionar las dos sociedades en una nueva que tuviera más fuerza y potencial para atrapar el objetivo naciendo la Unión Deportiva Melilla. Presidida por Pedro Cabanillas Chica y haciendo uso del Estadio de la Hípica, en el acuerdo inicial se adoptaron como colores oficiales los del Duque de Medina-Sidonia presentes en el escudo y bandera locales, es decir camisa azulina y pantalón blanco, distintivos con los cuales se jugó el primer encuentro de su recién iniciada historia ante el también melillense C.D. Africano, club de Segunda Categoría, venciendo por 5-1. Puestos en acción y reforzados convenientemente, la temporada 43/44 fue un paseo a nivel regional en el Campeonato Hispano-marroquí no perdiendo encuentro alguno por lo que terminó primero, obteniendo la clasificación para disputar la Promoción a Tercera División donde se vio las caras ante el C.D. Electromecánicas, de Córdoba, al que eliminó después de caer derrotado 3-0 en la capital andaluza y remontar en casa con un espectacular 5-0, accediendo a la Final y consiguiendo el ansiado ascenso a Tercera División después de eliminar al Hércules de Cádiz C.F. al vencer 3-1 en casa y luego en tierras gaditanas por 1-2.

Durante la campaña 44/45 y con vistas al inminente debut en la categoría de bronce, la directiva norteafricana reforzó la plantilla llegando jugadores peninsulares que dieron otro aire al equipo terminando quinto clasificado en un complicado Grupo IX donde participaron destacados clubs andaluces y norteafricanos. Paralelamente cumpliendo con un viejo anhelo de la sociedad civil y militar melillense, tras una importante inversión y dedicación durante meses quedó inaugurado el 9 de septiembre de 1945 mediante encuentro disputado ante el Club Atlético-Aviación, de Madrid, el flamante Estadio Álvarez Claro, feudo con una capacidad para diez mil espectadores dotado de una espléndida tribuna con cubierta. Tercero en la edición 45/46, en la temporada 46/47 los azulinos se proclamaron campeones de Liga pasando a la Fase Intermedia de la Promoción a Segunda División en la que fueron segundos logrando con ello el acceso a la Fase Final. En esta decisiva ronda eliminatoria, pese a la ilusión depositada, apenas nada se pudo hacer siendo sexto y último clasificado tras C.D. Mestalla, C.F. Badalona, Real Valladolid Deportivo, Club Atlético Osasuna y U.D. Salamanca.

La sesión 47/48 resultó de nuevo magnífica en el Grupo VIII de Tercera División logrando los azulinos conquistar su segundo título en la categoría de forma consecutiva al aventajar a sus rivales andaluces y norteafricanos con relativa holgura. Clasificado para disputar la Fase Intermedia los resultados no pudieron ser mejores ocupando la primera plaza sobre Gerona C.F., Elche C.F. y C.D. Huesca por lo que accedió a la Fase Final, última ronda donde tal cual ya sucediera el curso anterior, no estuvo afortunado quedando cuarto, último y apeado tras Real Santander S.D., Gerona C.F. y U.D. Salamanca.

La temporada 48/49 fue , contrariamente a lo esperado, nefasta quedando decimosegundo salvándose del descenso a Primera Regional gracias a la ampliación que experimentó en los despachos la categoría. Los directivos azulinos, preocupados por su futuro más inmediato, solicitaron la intervención del alcalde Rafael Álvarez Claro, quien alertado y consciente de los problemas que rodeaban a la sociedad, tomó las riendas del club no solo con el ánimo de salvarlo sino además prometiendo llevarlo a Segunda División. Al final de la temporada 49/50, después de un notable curso, fueron subcampeones a un punto de la S.D. Ceuta, consiguiendo acto seguido ascender a la categoría de plata tras liderar brillantemente la Fase de Ascenso donde, no sin esfuerzo y mucha tensión, se impusieron con mucho fútbol en un grupo donde participaron con su mismo objetivo U.D. Las Palmas, Imperial C.F., de Murcia, S.D. Ceuta, C.D. Toledo y C.D. Tenerife. Jugadores como Company, Errazquin, Ayllón, Rabaneda, Meliá Rubio, Casado, Martí, Muñoz, Pitarch, Roldán, Linares o Riera fueron parte de los artífices del éxito.

1950 – 1956

La U.D. Melilla debutó en Segunda División durante la campaña 50/51 quedando en décimo puesto, pero el hecho más destacado de la temporada aunque por desgracia lúgubre, fue el trágico fallecimiento de dos de sus jugadores, Martín y Mamblona, más el masajista Manuel Salvador Martín, conocido como ‘Lázaro’, ocurrido el 26 de enero de 1951 en las cercanías de Loja cuando la expedición se dirigía en autobús a Alicante para embarcar rumbo a Palma de Mallorca y chocó frontalmente frente a un camión de gran tonelaje que se dirigía a Sevilla. En el incidente resultaron heridos varios jugadores más y la consternación envolvió al resto de participantes y clubs españoles, pero en especial al club melillense para el cual fue una tremenda tragedia.

En la temporada siguiente, 51/52, el club realizó una buena campaña ascendiendo al octavo puesto pero fue sin duda la campaña 52/53 la mejor de su historia en la categoría por cuando accedieron hasta un inimaginable quinto puesto quedando muy cerca de clasificarse para disputar la Promoción de Ascenso a Primera División. La pérdida de algunos de sus baluartes más preciados sin embargo hizo que la temporada 53/54 resultase decepcionante ocupándose finalmente y con la inevitable frustración la decimotercera plaza. Este puesto le obligó a disputar una Promoción de Permanencia con cuatro clubs más en medio de una profunda depresión de la cual sus jugadores no supieron salir, realizando un paupérrimo torneo donde finalizaron cuartos precedidos de C.D. San Fernando, Club Real Murcia y C.D. Cacereño mientras el Orihuela Deportiva C.F. fue quinto perdiendo los azulinos la categoría.

Descendido a Tercera División, la temporada 54/55 fue especialmente dura pues no sólo se compitió en una categoría inferior sino que, a consecuencia de los gastos ocasionados por su paso en Segunda División, la deuda acumulada en la entidad norteafricana empezó a ser realmente preocupante. Con menos aficionados en las gradas, pese a ello la directiva azulina se esforzó en tener un equipo competitivo que estuviera lo más arriba posible, objetivo que inicialmente se cumplió al ser subcampeón tras la S.D. Ceuta, puesto que le permitió disputar la Fase Final del ascenso a Segunda División donde en un grupo de ocho aspirantes fue sexto precedido de Cádiz C.F., Algeciras C.F., S.D. Ceuta y S.D. Emeritense quedando séptimo y octavo respectivamente Úbeda C.F. y C.D. Iliturgi, de Andújar.

El balance final de la temporada 55/56 abrió para el fútbol de la ciudad norteafricana un panorama lleno de claros y oscuros por cuando su máximo representante, la U.D. Melilla, había quedado subcampeón del Grupo XIII de Tercera División tras la S.D. Ceuta promocionando para tratar de ascender a Segunda División en un grupo de ocho candidatos donde resultó sexto precedido de Córdoba C.F., Real Balompédica Linense, Algeciras C.F., Club Atlético Almería y S.D. Ceuta quedando séptimo el C.D. Cacereño y octavo el C.D. Don Benito siendo apeado y, de otro lado, un modesto club de la localidad, el C.D. Tesorillo constituido el 15 de mayo de 1940, sobre el terreno de juego conseguía ascender deportivamente a Tercera División después de proclamarse campeón de Primera Regional.

Lo que a priori iba a ser un curso 56/57 con dos clubs melillenses en Tercera División, en el transcurso del verano de 1956 todo cambió radicalmente tras la declaración de independencia de Marruecos como estado autónomo. La decisión, estrictamente política, conllevó la desaparición de la Federación Hispano-marroquí al carecer ésta de sentido quedando los clubs melillenses y ceutíes desamparados mientras que dos clubs con plaza en Segunda División y residencia en tierra marroquí, Club Atlético de Tetuán y U.D. España, de Tánger, buscaban una salida a su situación negociando con diversos clubs peninsulares una fusión para tener continuidad. El Club Atlético de Tetuán encontró su media naranja con la S.D. Ceuta, club de Tercera División que no había podido ascender y quién contando con ayudas municipales, tras abonar y asumir la deuda de los tetuaneses, adoptó el nombre de Club Atlético Ceuta conservando plaza en la categoría de plata. En el caso de la U.D. España, todo fue distinto.

Postulado la U.D. Melilla como máximo candidato a fusionarse con los tangerinos, las deudas que arrastraban los melillenses tras su paso por Segunda División más lo acumulado por la U.D. España en esta categoría cifraban el montante de la operación en cuatro millones de pesetas, cantidad inasumible para los azulinos quienes, no contando con la colaboración del consistorio y del entramado industrial local, desestimaron cualquier acuerdo. Sin el respaldo de una federación territorial y sin los apoyos económicos necesarios, la directiva que presidía Antonio Gómez Goya decidió disolver la sociedad el 9 de agosto perdiendo Melilla a su máximo representante mientras la U.D. Tánger quedaba fusionada con el Algeciras C.F., club gaditano en aquellos momentos con más posibles que los melillenses.

Un día después, el 10 de agosto, Adolfo Rivera Domínguez como presidente del C.D. Tesorillo solicitó y consiguió el cambio de denominación de éste adquiriendo el nuevo de Melilla Club de Fútbol, denominación con la cual el fútbol local emprendió un nuevo camino convirtiéndose desde entonces en el máximo representante alcanzando en los años siguientes importantes éxitos que perdurarían un par de décadas.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles (Tomo II). Vicent Masià Pous (2011).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Melilla Club de Fútbol

 

titular Melilla CF

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Melilla Club de Fútbol
  • Ciudad: Melilla
  • Ciudad Autónoma: Melilla
  • Fecha de constitución: 15 de agosto de 1940
  • Fecha de federación: 15 de mayo de 1946

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Tesorillo (1940-1956)
  • Melilla Club de Fútbol (1956-1976)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 1956/57

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Alvarez Claro
  • Año de inauguración: 1945
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Alvarez Claro (1945-)
  • Capacidad: 12.000 espectadores
estadio Municipal Alvarez Claro

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de la Hípica (1940-1946)
  • Estadio Municipal Álvarez Claro (1946-1976)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL MELILLA CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL MELILLA CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MELILLA:

Situada en el norte de África y enclavada en la región del Rif, a orillas del mar Mediterráneo siendo fronteriza con Marruecos, la ciudad autónoma de Melilla es con sus algo más de ochenta y cinco mil vecinos un importante punto estratégico, militar, cultural y económico destacando una importante actividad comercial que gira alrededor del sector servicios y marítimo gracias a su puerto franco existiendo un elevado índice ocupacional destinado a funcionarios, distintos cuerpos de seguridad del Estado, administraciones locales y Ejército. Bien comunicada con la península, en su escaso territorio reúne interesantes edificios civiles y militares que atraen también turismo.

La ciudad autónoma de Melilla siempre ha contado en mayor o menor medida con importantes clubs de fútbol, un deporte introducido en la región sobre todo por militares españoles que procedentes de la península habían tomado contacto con este. A finales de la primera década del siglo XX ya se jugaba al fútbol en la explanada de Alfonso XIII, siendo en 1912 cuando se fundan las primeras sociedades, Melilla Foot-ball Club y Sporting Club Melilla, entidad esta última constituida por Bernardi, Salama y Santamaría entre otros.

En 1914 desaparece el Sporting Club y durante un par de años sólo los militares organizan partidos entre los distintos regimientos destinados en la ciudad. Es en 1916 cuando surge de nuevo la iniciativa civil en manos del Iris F.C., un club basado en el ímpetu del Colegio de los Hermanos de Doctrina Cristiana quien arrastrará el nacimiento de otros en 1917 como el Reina Victoria Eugenia, el África 68, el Santa Bárbara y el San Fernando, todos ellos con talante militar. Es precisamente 1917 el año en el que se funda la Federación Africana de Clubs de Foot-ball, con sede en Melilla y la cual organiza el primer Campeonato local. Llegados a 1918 parte de los clubs militares cambian de nombre y así vemos como el África 68 se convierte en Alfonso XIII F.C., el San Fernando en Club Melilla y el Santa Bárbara en Athletic Club de Melilla. En el verano de 1918 el Iris F.C. desaparece y parte de sus jugadores dan forma al Fortuna F.C.

Esta sociedad junto a las cuatro restantes en activo compiten en la Liga local hasta 1921, fecha en la que se paraliza la actividad deportiva y social por la rebeldía de las tropas rifeñas en el norte de África, acto de guerra conocido como la Batalla de Annual.

Ya en 1922, una vez controlada la rebelión de los insurgentes, sobreviven Athletic Club de Melilla, Club Melilla y C.D. España, mientras que en 1923 se les suman los recién creados Sanidad y Vasconia, ambos de procedencia militar. En 1923 nace la Real Sociedad Hípica con el apadrinamiento del Rey D. Alfonso XIII, en principio formado por civiles y quien viste con camisa y pantalón blancos, entidad que poco tiempo más tarde pasa a ser tutelada por los militares cambiando su camisa por una rojiblanca.

Durante el verano de 1923 desaparece el Club Melilla y con sus restos surge el Melilla Foot-ball Club, quien en principio viste camisa azul con escapulario y pantalón blancos. La profusión de clubs en 1924 y la constante crecida de aficionados hacen que el Campo de la Hípica, sito en la Explanada de Alfonso XIII y sede de la mayoría de los clubs, sea ampliado y remodelado para dar mayor cabida al gran número de espectadores que cada domingo se dan cita en este. Entre tal bullicio surge la S.D. Melillense que viste con camisa y pantalón blancos y con esto llegamos a 1930.

Este es un año importante en la historia del fútbol local; el 5 de enero el Melilla F.C., quien viste camisa rojinegra con pantalón negro desde hace unos años, estrena el Campo de El Real frente al Racing Club de Madrid y numerosos clubs patrocinados por los militares desaparecen, quedando en la ciudad el mencionado más la Real Sociedad Hípica, S.D. Melillense y C.D. España.

En 1931 suceden dos acontecimientos que van a marcar el futuro inmediato: de una parte el 5 de enero se constituye oficialmente la Federación Hispano-Marroquí de Clubs de Foot-ball organismo reclamado por la mayoría de clubs norteafricanos que precisaban de un ente propio para unificar su destino y desarrollar el fútbol en la región, y de otra el 14 de abril se instaura la II República. La Real Sociedad Hípica pierde el título de Real, la S.D. Melillense adopta como camisa los colores blanquiazules y nacen nuevos clubs como el Nador F.C., de camisa y pantalón blancos, el C.D. Español, con idéntica indumentaria y la Unión Balompédica de Melilla, quien viste camisa gualdiroja y pantalón azul.

En el verano de 1935 se disuelve la Sociedad Hípica y en la ciudad tan solo tres clubs continúan federados; Melilla F.C., C.D. Español y S.D. Melillense, llegando así hasta julio de 1936 en el que estalla la Guerra Civil. Durante este triste periodo Melilla interrumpe el fútbol oficial a nivel federado aunque no su práctica, pues en las temporadas 37/38 y 38/39 los militares sitos en la localidad instauran la Copa Falange que domina el equipo de Sanidad.

Acabada la Guerra resurgen de inmediato Melilla F.C., S.D. Melillense y C.D. Español, incorporándose como nuevo el Juventud Deportiva. En el verano de 1940 Juventud Deportiva y C.D. Español se fusionan bajo el nombre de Club Unión Juventud Español, quien viste camisa rojiblanca con pantalón azul, trasladándose paralelamente la S.D. Melillense a Nador donde se fusiona con los locales del Nador F.C. de cuya unión nace la S.D. Villa Nador F.C. En febrero de 1941, tras la ley que prohíbe el uso de extranjerismos el Melilla F.C. cambia a Melilla C.F. y la S.D. Villa Nador F.C. a S.D. Villa Nador C.F.

Comoquiera que el fraccionado fútbol melillense no puede colocar ningún club en Categoría nacional y más después del anuncio por parte de la FEF de la instauración de una Tercera División de ámbito nacional destinada para los clubs modestos, tras varias conversaciones se acuerda el 6 de febrero de 1943 unir a Melilla C.F. y C.U. Juventud Español en una sola entidad, la Unión Deportiva Melilla, quien adopta los colores del Duque de Medina-Sidonia, camisa azulina con pantalón blanco y se convierte en la sociedad más importante de la ciudad. La U.D. Melilla conseguirá militar ocho temporadas en Tercera División y cuatro en Segunda División, las comprendidas entre las ediciones 50/51 y 53/54, entrando en barrena a partir de 1954 con el descenso y sumiéndose en una deuda considerable.

HISTORIA DEL CLUB:

1940 – 1956

El balance final de la temporada 55/56 abrió para el fútbol de la ciudad norteafricana un panorama lleno de claros y oscuros por cuando su máximo representante, la U.D. Melilla, había quedado subcampeón del Grupo XIII de Tercera División tras la S.D. Ceuta promocionando para tratar de ascender a Segunda División en un grupo de ocho candidatos donde resultó sexto quedando apeado y, de otro lado, un modesto club de la localidad, el Club Deportivo Tesorillo, sobre el terreno de juego conseguía ascender deportivamente a Tercera División después de proclamarse campeón de Primera Regional.

Lo que a priori iba a ser un curso 56/57 con dos clubs melillenses en Tercera División, en el transcurso del verano de 1956 todo cambió radicalmente tras la declaración de independencia de Marruecos como estado autónomo. La decisión, estrictamente política, conllevó la desaparición de la Federación Hispano-marroquí al carecer ésta de sentido quedando los clubs melillenses y ceutíes desamparados mientras que dos clubs con plaza en Segunda División y residencia en tierra marroquí, Club Atlético de Tetuán y U.D. España, de Tánger, buscaban una salida a su situación negociando con diversos clubs peninsulares una fusión para tener continuidad. El Club Atlético de Tetuán encontró su media naranja con la S.D. Ceuta, club de Tercera División que no había podido ascender y quién contando con ayudas municipales, tras abonar y asumir la deuda de los tetuaneses, adoptó el nombre de Club Atlético Ceuta conservando plaza en la categoría de plata. En el caso de la U.D. España, todo fue distinto.

Postulado la U.D. Melilla como máximo candidato a fusionarse con los tangerinos, las deudas que arrastraban los melillenses tras su paso por Segunda División más lo acumulado por la U.D. España en esta categoría cifraban el montante de la operación en cuatro millones de pesetas, cantidad inasumible para los azulinos quienes, no contando con la colaboración del consistorio y del entramado industrial local, desestimaron cualquier acuerdo. Sin el respaldo de una federación territorial y sin los apoyos económicos necesarios, la directiva que presidía Antonio Gómez Goya decidió disolver la sociedad el 9 de agosto perdiendo Melilla a su máximo representante mientras la U.D. Tánger quedaba fusionada con el Algeciras C.F., club gaditano en aquellos momentos con más posibles que los melillenses.

El paso de los días puso en un brete al C.D. Tesorillo quien, viendo el oscuro panorama, reclamó la ayuda del consistorio a través de su presidente Adolfo Rivera Domínguez consiguiendo en esta ocasión un total respaldo al presionar a la Federación Española para arreglar el roto creado. Ésta, como era de esperar, tardó en hacerlo pero lo hizo aprobando la constitución de la Federación Norteafricana con cabida para los clubs de Ceuta y Melilla permitiendo a los clubs de ambas localidades seguir compitiendo y, además, con un imprescindible respaldo federativo.

El C.D. Tesorillo era un modesto club fundado el 15 de agosto de 1940 por los señores Alvarado, Sánchez y García que, haciendo uso del Campo de la Hípica, se estrenó ante el también melillense C.F. Marina con victoria por 4-1 habiendo permanecido al margen del fútbol federado durante sus primeros años de existencia hasta que en fecha 15 de mayo de 1946 quedó inscrito en la Federación Hispano-marroquí partiendo desde Segunda Categoría y pasando a jugar en el Estadio Álvarez Claro. Vistiendo camisa roja y pantalón blanco en sus orígenes, avanzados los años cuarenta permutó el color de su pantalón por uno negro aumentando en esos tiempos la cantidad de socios y simpatizantes hasta disponer de un conjunto infantil, el titulado Atlético Tesorillo donde formaba a futuros jugadores. Alcanzada la Primera Categoría antes de iniciarse los años cincuenta y campeón de la Copa de Marruecos de 1949, el C.D. Tesorillo se convirtió en el segundo club en importancia dentro de la ciudad melillense siendo frecuente el paso de jugadores de éste hacia la U.D. Melilla debido a la excelente relación entre ambas directivas. Compitiendo la Zona Oriental donde competían los clubs locales y del área más próxima geográficamente a Melilla, los rojillos fueron adquiriendo galones hasta conquistar la edición 55/56 y competir en la Fase de Permanencia de Tercera División donde competían los últimos clasificados de esta categoría y aspirantes regionales en la cual, debido a sus limitaciones, no logró ascender.

Todavía inmerso el C.D. Tesorillo en aclarar su situación deportiva de cara a la temporada 56/57 y sin plaza asegurada, su presidente Adolfo Rivera Domínguez solicitó el 10 de agosto el cambio de denominación a Melilla Club de Fútbol, solicitud que fue aprobada decidiendo además sus directivos adoptar como colores los que en su día empleara el extinto Melilla C.F. desaparecido en 1943, es decir, camiseta rojinegra con pantalón negro, distintivo con los cuales quedó emplazado en el Grupo XVI donde quedaron emparejados seis sociedades naturales de Ceuta, Melilla y la provincia de Cádiz. Primero en su año de debut en Categoría Nacional, en la Fase de Ascenso sin embargo no tuvo tanta fortuna y fue eliminado por el Real Club Recreativo de Huelva; derrota 3-0 en el Estadio Colombino y victoria por 1-0 en casa, desapareciendo cualquier posibilidad con ello de ascender a Segunda División.

A partir de 1957 y con la independencia de Marruecos, los clubs norteafricanos de Ceuta y Melilla pasaron a formar parte de los grupos andaluces de Tercera División, aumentando con ello la dificultad de poder optar a los primeros puestos. Fruto de ello, el club melillense pasó varios años ocupando posiciones rezagadas en la tabla clasificatoria y en espera de tiempos mejores siendo decimocuarto en la temporada 57/58, decimotercero en la campaña 58/59 y noveno en la 59/60.

1960 – 1970

Estos llegan paralelamente al estreno de la década de los años sesenta con la entrada de nuevos directivos y un proyecto serio de conducir al club norteafricano a Segunda División, etapa que coincide con el cambio de indumentaria pasando a vestir camisa azul con pantalón blanco. Ya en la temporada 60/61 se consigue ser subcampeón de grupo tras el Sevilla Atlético Club y abastar la Fase de Ascenso. En esta se enfrenta al C.D. Galdácano, quien los elimina; 2-4 en casa y 2-2 en la localidad vizcaína. En la siguiente campaña, 61/62, es nuevamente subcampeón, ahora tras el Algeciras C.F., consiguiendo en la Fase de Ascenso eliminar a Imperial C.F.; 2-0 en casa y 2-2 en Murcia, y al Albacete Balompié en la Final; 0-0 en casa, 0-0 en el Carlos Belmonte y 2-0 favorable en el encuentro de desempate disputado en Madrid.

Por fin la ciudad cuenta con un club en Segunda División y para ello destina todos los esfuerzos posibles en conseguir un equipo competitivo. El estreno en la categoría de plata durante la temporada 62/63 es satisfactoria quedando en decimotercero puesto con bastantes apuros pero consiguiendo salvar la categoría, su principal objetivo. En la temporada 63/64 baja un puesto y queda duodécimo al igual que sucede en la sesión 64/65. El club azulino se acostumbra a vivir al borde del abismo y sus participaciones empiezan con el único ánimo de conseguir la permanencia. En la campaña 65/66 el Melilla C.F. realiza un mal torneo liguero y consigue tan solo siete victorias y seis empates, quedando descolgado y decimoquinto. El descenso a Tercera División se consuma tras cuatro años consecutivos en la categoría de plata.

En la temporada 66/67 el Melilla C.F. vuelve a militar en el tercer nivel nacional junto a clubs andaluces finalizando sexto. A pesar de que la intención es volver a Segunda División lo antes posible y se preparan buenos combinados para intentarlo, lo cierto es que la entidad melillense no consigue el objetivo, pues el final de los años sesenta se caracteriza por ser una época en la que el privilegio de ascender queda reservado para el campeón de grupo y además se ha de pasar por el filtro de la Promoción en varias ocasiones.

1970 – 1976

Con estas premisas el Melilla C.F. inicia la década de los años setenta en una Tercera División que ha quedado reducida a cuatro grupos y que adquiere un potencial bastante fuerte. Si antes lo tenía difícil, ahora mucho más. Sin embargo la directiva no cesa en su empeño y consigue reunir varias plantillas con buenos jugadores capaces de ser quintos en la temporada 71/72 y séptimos en la sesión 72/73. El paso de los años y la pérdida de ilusión de la afición, la cual es realista y ve cada vez más lejos la posibilidad de regresar a Segunda División, hace que el Estadio Álvarez Claro empiece a despoblarse de seguidores.

Todo esto sumado a una crisis causada por la elevada inversión en jugadores que luego no dan la talla, significa que el club melillense retroceda al decimocuarto puesto en la campaña 73/74 y deba defender su plaza en la categoría ante el aspirante S.D. Unión África Ceutí; 1-4 en Ceuta y 5-0 en casa son suficientes para seguir. En la temporada 74/75 retrocede un puesto en Liga finalizando decimoquinto, encontrándose en la Fase de Permanencia con el C.D. Manchego, quien le opone una fuerte resistencia; 1-0 en Ciudad Real y 1-0 en casa. Estos resultados obligan a disputar un encuentro de desempate que se efectúa en Granada, consiguiendo los melillenses imponerse por el favorable resultado de 3-1. En la campaña 75/76 llega la debacle con la pérdida de categoría al resultar decimoctavo con diecinueve derrotas en su haber.

El descenso del Melilla C.F. a Preferente resulta traumático para los intereses del club puesto que significa sumergirse en una categoría compuesta única y exclusivamente por sociedades melillenses, un panorama ciertamente desolador para su reestablecimiento económico. Paralela y contrariamente a este descenso otro club local, el Club Gimnástico de Cabrerizas, nacido en 1973 y que se había proclamado Campeón de Preferente en la campaña recién finalizada 75/76 de la mano del técnico Antonio Casado, acaba de ascender a Tercera División tras eliminar al campeón ceutí C.D. O’Donnell. Las carreras deportivas en sentido opuesto que ambos clubs desarrollan, uno hacia arriba y otro hacia abajo pero con el nexo común de carecer de suficientes medios económicos, hacen que su historia confluya en la fusión de los dos el 29 de junio de 1976 dando origen a una nueva sociedad, el Gimnástico Melilla C.F. que será presidido por Arjan Lalchandani y vestirá camisa azul con pantalón blanco adoptando en 1980 el nombre de Unión Deportiva Melilla.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol

 

titular UD Socuellamos CF

 

Escudo U.D. Socuéllamos C.F.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol
  • Ciudad: Socuéllamos
  • Provincia: Ciudad Real
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 1960
  • Fecha de federación: 12 de enero de 1961

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol (1960- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 2018/19
  • 2019/20

 

ESTADIO:

estadio UD Socuellamos

Campo Paquito Giménez

  • Nombre: Campo de Deportes Paquito Giménez
  • Año de inauguración: 1940
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Deportes Paquito Giménez (1940- )
  • Capacidad: 2.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Paquito Giménez (1940- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Socuellamos CF

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA SOCUÉLLAMOS CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA SOCUÉLLAMOS CLUB DE FÚTBOL. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SOCUÉLLAMOS:

La localidad castellano-manchega de Socuéllamos, situada en el extremo noreste de la provincia de Ciudad Real, es un gran centro productor de vid, destacando en los últimos años la producción de importantes vinos y un cierto énfasis industrial tras muchos años de plena dedicación agrícola. El contacto de sus habitantes con el mundo del fútbol es uno de los que cuenta con más arraigo en la región, surgiendo en torno a 1917 dos asociaciones que, rivales desde el primer momento, dieron fama a los jóvenes deportistas socuellaminos en todo su radio de acción. El más prematuro fue el Sporting Foot-ball Club, conocido también como Socuéllamos F.C., club que vestía camisa a rayas con pantalón azul y quien pronto encontró la horma a su zapato en forma del Club Deportivo Socuéllamos, entidad que vestía camisa con pantalón blanco.

Tras unos años plenos de dificultades por la escasez de medios logísticos y sobre todo, económicos, ambos sobrevivieron a duras penas como pudieron, alcanzando contra viento y marea el Club Deportivo su zénit futbolístico en 1923 cuando se proclamó campeón provincial. De poco le sirvió tal éxito, pues pese a permanecer imbatido durante bastantes meses, como se presagiaba dio fin a su existencia en junio de 1924, casualmente casi a la par que su rival local, el antiguo Sporting F.C.

El ocaso del fútbol socuellamino no se alargó demasiado y durante la primera semana de julio quedaba constituido un nuevo club, la Unión Deportiva Socuéllamos, asociación que recogía a ex jugadores de los dos disueltos y nuevas promesas de joven edad, llegando a contar desde su inicio con un equipo infantil, denominación que recibían los juveniles de hoy en aquellos lejanos días. La Unión Deportiva, que vistió originariamente camisa gualdirroja con pantalón negro, tuvo una vida azarosa estrenándose el 20 de julio de 1924 a domicilio ante la Gimnástica de Manzanares con empate a dos tantos, disputando durante los años veinte y los difíciles de la Segunda República, ahora con camisa blanquiazul con pantalón negro, gran cantidad de encuentros amistosos, además de pequeños torneos frente a clubs de la capital provincial y de un amplio entorno geográfico que alcanzaba las provincias limítrofes de Cuenca y Albacete. El 20 de marzo de 1932 la Unión Deportiva estrenó el recinto de la calle Humilladero ante el Red Star F.C., de Albacete, estallando en julio de 1936 la Guerra Civil que paralizó durante varios años la actividad deportiva.

Finalizado el conflicto fueron creados en 1940 el C.D. Socuéllamos F.J., que vestía camisa blanquiazul con pantalón blanco y agrupaba a juventud afiliada a Falange y el E. y D. Socuéllamos, donde militaban los jóvenes productores -obreros-, habilitándose ese mismo año un nuevo terreno a las afueras de la localidad que fue bautizado como Campo Paquito Giménez en honor al desaparecido falangista. Durante varios años el fútbol se circunscribió a estos dos clubs hasta que en 1943 la Delegación Comarcal de Ciudad Real consiguió de la Federación Castellana plenos poderes para organizar un Campeonato Provincial con clubs de Primera Categoría. Enteradas las autoridades locales y en vistas a la temporada 43/44, con el soporte económico del gran aficionado Virgilio López, se acondicionó el campo de fútbol y se organizó el 18 de julio un encuentro amistoso en la localidad de La Roda hasta donde se desplazó un combinado de jugadores del Frente de Juventudes y de Educación y Descanso, imponiéndose los socuellaminos por 1-3. Este firme paso dio pie a la constitución del Club Deportivo Socuéllamos, entidad que quedó presidida por el gran benefactor Virgilio López vistiendo camisa blanquiazul con pantalón blanco.

El C.D. Socuéllamos, inscrito en la Federación Castellana en 1943, debutó en la Primera Regional ciudadrealeña en la temporada 43/44 haciendo un buen papel pese a encadenar varias derrotas en el inicio del torneo, contando con un buen equipo que fue agasajado por sus rivales debido a su gran comportamiento deportivo. Sin embargo los problemas económicos empezaron a aflorar en su segunda comparecencia de la campaña 44/45, teniendo que recurrir a jugadores indebidamente alineados que repercutieron en su puntuación, penalizada y en su futuro, pues al término de la sesión cesó su actividad cargado de deudas. Entre los logros del Club Deportivo destaca especialmente la consecución de la Copa del Gobernador Civil en la edición de 1944 ante el Daimiel C.F., imponiéndose en la Final disputada en el Campo de la Puerta de Granada, de Ciudad Real, por 2-0 con ambos tantos de Dovaños.

Desde 1945 la plantilla del C.D. Socuéllamos se convirtió en el máximo representante local, disponiendo de buenos jugadores que dieron excelentes resultados a la delegación socuellamina al proclamarse Campeones de la provincia dentro de la Liga del Frente de Juventudes en las temporadas 46/47 y 48/49. Socuéllamos, pese a no contar con un club federado hasta años después, daba muestras de no olvidar el fútbol y durante los últimos años de la década de los cuarenta dio a luz varios equipos que se enfrentaban dentro del campeonato local que organizaba la delegación del Frente de Juventudes como fueron el Atlético Marina, el Aspirantado y el Gimnástico, todos ellos compuestos por jugadores en edad juvenil.

En 1950 se constituye nuevamente con miembros del Frente de Juventudes otra asociación, el Socuéllamos Club de Fútbol, quien viste camisa azul con pantalón blanco. La intención es ser inscrito para poder competir en el campeonato provincial, pero dicho paso no se da hasta 1952 cuando lo hace para participar en el campeonato provincial de la temporada 52/53. El Socuéllamos C.F. contará con un equipo juvenil y participará en la Primera Categoría provincial hasta la temporada 55/56 cuando, una vez más, surjan los inevitables problemas económicos que le acarreen deudas, le impidan acudir a disputar encuentros de Liga y den al traste con su progresión causando su desaparición. A partir de entonces la localidad vinícola se queda nuevamente sin representante federado, volviendo el Frente de Juventudes a abanderar cualquier iniciativa futbolística.

HISTORIA DEL CLUB:

1960 – 1970

A finales de 1960 la Delegación de Ciudad Real anuncia el calendario de Primera Regional para la edición 60/61 a comenzar en enero. Son nueve los participantes y desde Socuéllamos se piensa en armar un equipo de jóvenes locales que den paridad al grupo. Dicho y hecho antes de que concluya 1960 se constituye la Unión Deportiva Socuéllamos Club de Fútbol teniendo como presidente a Pascual Moreno Alcolea, vistiendo camisa azul con pantalón blanco y disfrutando del Campo Paquito Giménez como recinto deportivo. Pese a la celeridad de la operación la Liga empieza sin el conjunto socuellamino suficientemente preparado, teniendo que realizar éste el 6 de enero un encuentro frente a un combinado de Alcázar de San Juan para decidir descartes y puestos a reforzar, y precipitando su ingreso en la Federación Castellana el día 12. Conformada la plantilla, los azules se incorporan al torneo con unas jornadas de retraso consiguiendo asentarse a medida que transcurre el campeonato cerrándolo con decoro al ser quintos.

En la temporada 61/62 repiten puesto mientras que en la edición 62/63, con muy buenos mimbres, quedan imbatidos en un grupo de seis participantes proclamándose Campeones y consiguendo ascender a Tercera División tras superar en la Promoción al C.D. Guadalajara; 3-0 en casa y victoria de nuevo por 0-2 en la ciudad alcarreña bajo la dirección del preparador Herminio Mielgo y la presidencia de Lucio Cebrián. El estreno en Tercera División se produce en la temporada 63/64 con Leoncio Osa en la presidencia dentro del Grupo XV castellano-manchego-extremeño finalizando en un buen sexto lugar, plaza que se repite en la edición siguiente 64/65. En la campaña 65/66 se sufre más de la cuenta finalizando decimosegundos, alcanzándose el quinto puesto en la sesión 66/67 y perdiendo su presencia en la categoría durante la temporada 67/68 al ser remodelada esta y no superar los azules -decimosegundos- el corte que establece la Federación Española beneficiando a los diez primeros.

La U.D. Socuéllamos C.F. encara la recta final de la década con Santos Gómez Medina en la presidencia, siendo el equipo subcampeón en la temporada 68/69 tras el C.D. Toledo y tercero en la Copa Ramón Triana, un campeonato establecido por la Federación Castellana en 1943 donde competían las segundas plantillas de los clubs de Categoría Nacional y los de aficionados de Primera Regional. En la campaña 69/70 concluyen octavos.

1970 – 1980

La década de los años setenta va a significar un paso atrás para las aspiraciones de los socuellaminos. La proliferación de clubs madrileños, cada vez más presupuestados y con más potencial deportivo, le significa una dura competencia y con Félix Cuevas en la presidencia se es décimo en la campaña 70/71 y decimosegundo en la 71/72. Decimoséptimo será en la temporada 72/73, escapándose la posibilidad de militar en la edición 73/74 en la recién creada Regional Preferente, una categoría nueva que le supone quedar relegado al quinto nivel nacional, sufriendo la afición local un duro golpe. Las cosas van a peor y en la campaña 74/75 descienden a Segunda Regional, un sexto nivel que afronta como puede Francisco Gervasio Paredes, presidente al que le toca vivir años muy duros.

En la sesión 77/78 se consigue regresar a Primera Regional, compitiendo en dicha categoría hasta el final de la década y con muy lejanas opciones de regresar en un futuro próximo a Categoría Nacional. La falta de presupuesto frente a otros clubs de la región y la aparición durante cada temporada de clubs con sus mismos intereses, son obstáculos que no logra superar, conformándose con una categoría que no satisface al completo a la afición del Paquito Giménez.

1980 – 1990 

Los años ochenta se inician con un plantel asentado en Primera Regional que da continuidad a toda la trayectoria mantenida en los últimos tiempos. Sin opciones de ascender, la vida transcurre tranquila para el conjunto socuellamino produciéndose cambios a nivel directivo con la entrada de presidentes como Emilio Jareño y Rafael Gómez hasta que en 1985 los clubs castellano-manchegos consiguen de la Federación Española autorización para constituir una federación propia que rija su destino. La flamante Federación Castellano-Manchega nace el 7 de diciembre de 1985 estrenándose en la temporada 86/87 de forma independiente a como lo habían hecho sus afiliados a lo largo de más de setenta años, un logro que beneficia a todos sus asociados quienes a partir del momento, sin clubs madrileños mediantes, disponen de más oportunidades para competir en categoría superior.

El U.D. Socuéllamos C.F. es uno de ellos y los efectos del cambio son inmediatos proclamándose Campeón de su grupo en la temporada 86/87, éxito que le permite ascender a Regional Preferente. Los azules se estrenan en la campaña 87/88 con Virgilio Martínez siendo décimos, mejorando en la edición 88/89 con un cuarto puesto y rematando el trabajo en la sesión 89/90 al ser Campeones de su grupo y obtener el pase directo a Tercera División.

1990 – 2000

El regreso a Categoría Nacional es brillante y los socuellaminos consiguen durante la temporada 90/91 bajo la presidencia de Carmelo Díaz ser la gran sorpresa del grupo castellano-manchego de Tercera División finalizando cuartos. Esta plaza, dado el nuevo sistema competitivo, les permite promocionar para intentar dar el salto a Segunda División B, no obteniendo un buen rendimiento al ser colistas con una victoria, dos empates y tres derrotas superados por Racing Club Portuense, C.D. Don Benito y C.D. Mármol Macael. En la campaña 91/92 pierden a valiosos jugadores y retroceden al decimosegundo puesto, mejorando en la 92/93 al ser octavos, pero sufriendo un bajón considerable en la edición 93/94 cuando son colistas en el campeonato doméstico y pierden la categoría.

En Regional Preferente son terceros en la sesión 94/95 escapándose la Promoción por tan solo un punto de margen, consiguiendo en la temporada 95/96 retornar a Tercera División por la puerta grande al ser Campeones de grupo con bastante holgura. En 1996 empieza un nuevo ciclo resolviendo la campaña 96/97 en noveno lugar, pero estando a punto de perderla al ser decimoséptimo en la 97/98. Mejores resultarán las ediciones 99/99 y 99/00 cuando finalice decimoprimero y sexto respectivamente.

2000 – 2010

La primer década del nuevo siglo la pasa íntegramente en Tercera División a excepción de la temporada 01/02 que la vive en Primera Autonómica, nueva denominación de la tradicional Regional Preferente, tras el descenso sufrido en la campaña 00/01 en la que es decimonoveno. Como Campeón consigue el ascenso directo a Categoría Nacional, siendo decimosegundo en la edición 02/03 y décimo en la 03/04.

A partir de aquí el conjunto castellano-manchego se estabiliza en la categoría sin mostrar intenciones de optar a una categoría superior, resultando discretas sus participaciones y con escasos traspasos de la línea que separa la mitad de la tabla clasificatoria. Tan solo las temporadas 05/06 con un octavo puesto y la 08/09 con un quinto merecen cierta distinción. En 2008 la empresa bodeguera Cristo de la Vega empieza a patrocinar a la entidad a través de su marca El Yugo, hecho que redunda beneficiosamente en la estabilidad económica de los azules, aunque no garantiza la deportiva.

2010 – 2020

La década de los años diez abre un nuevo camino en la U.D. Socuéllamos C.F., aunque el inicio no es excesivamente afortunado, pues si en la campaña 10/11 son decimoprimeros en Liga, en la 11/12 son decimosextos y pierden la categoría arrastrados por el descenso desde Segunda División B de la U.B. Conquense quien ha perdido su Promoción de Permanencia. Su paso por Primera Autonómica es breve y como Campeón de su grupo asciende directamente con un balance de veintinueve victorias, cuatro empates y una derrota.

Con Jorge López Garrido en la presidencia y Ángel García Cosín en el banquillo, la temporada 13/14 es excepcional puesto que con un equipo muy compensado se es subcampeón de Liga tras un inalcanzable C.D. Puertollano y se entra por segunda vez en su historia en la Promoción. El sistema es de eliminatorias directas, imponiéndose los ciudadrealeños consecutivamente a C.D. Praviano en Cuartos de Final; 0-1 en la localidad asturiana y 2-1 en casa, C.E. Europa en Semifinales; 0-0 en Barcelona y 2-0 en casa, y en la Final al Linares Deportivo; 2-1 en el Paquito Giménez y empate 0-0 en el encuentro de vuelta disputado en la localidad jiennense ante la alegría de sus seguidores quienes ven alcanzar el sueño de militar en Segunda División B.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,