Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial de la Sociedad Gimnástica Lucense

 

Escudo S.G. Lucense

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Gimnástica Lucense
  • Ciudad: Lugo
  • Provincia: Lugo
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 16 de agosto de 1943
  • Fecha de federación: 16 de agosto de 1943

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Gimnástica Lucense (1943-1952)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 1944/45

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de Los Miñones
  • Año de inauguración: 7 de octubre de 1945
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de Los Miñones (1945-1952)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Polvorín (1943-1945)
  • Estadio de Los Miñones (1945-1952)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA SOCIEDAD GIMNÁSTICA LUCENSE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA SOCIEDAD GIMNÁSTICA LUCENSE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LUGO:

El municipio de Lugo, ciudad y capital de la provincia homónima bañado por el Río Miño que tiene una población de alrededor de cien mil habitantes, cuenta con un rico patrimonio artístico en el que destacan una muralla romana excelentemente conservada que circunda el casco histórico y una hermosa catedral, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Centro comercial de toda la provincia, educativo y de ocio, sin descuidar la industria la ciudad ha apostado en los últimos tiempos por un creciente turismo.

En cuanto a los inicios del fútbol en Lugo, estos arrancaron el 4 de octubre de 1908 con motivo de la Fiestas de San Froilán al concertarse, dentro del programa de actividades, un encuentro de exhibición en el Campo de Montirón entre las sociedades coruñesas Coruña F.C. y Widowers F.C. que concluyó con el resultado de 4-3 favorable a los primeros. Organizado por el popular y cultural Círculo de las Artes, de algunos de sus socios nació la idea de constituir una sociedad que tuviera el fútbol entre sus fines, iniciándose a finales de octubre la recaptación de personas interesadas que concluyó el 15 de noviembre con la constitución del Club Deportivo Lucense.

Presidido por Luis Osés y acompañado en la vicepresidencia por Manuel Alday, el secretario Rafael López y el secretario Jesús García de la Riva, el C.D. Lucense arrendó de inmediato una casa en la Calle de la Estación donde estableció un gimnasio en la planta baja y la sede en la segunda planta mientras, gracias a la ayuda del ayuntamiento, se les cedía el uso del Campo de Montirón. De carácter prominentemente deportivo, en el club también tuvieron cabida el excursionismo, la música y el baile, reservándose para la sección balompédica encuentros con clubs de La Coruña, Orense y Vivero al no existir rivales en la ciudad, contratiempo que no se alargaría demasiado.

En el año 1911, contando Lugo con una población que superaba los treinta y cinco mil habitantes, quedaron constituidas varias sociedades como el Victoria F.C. y el Sporting Club Antoniano, quedando reservado para el 15 de octubre la constitución del Racing Club de Lugo con Salvador García Castro en la presidencia. El club racinguista, nacido como una escisión de disidentes del C.D. Lucense que deseaban en exclusividad jugar al fútbol, inició desde su partida una sana rivalidad con los deportivistas que, con el tiempo, se acrecentaría al no finalizar demasiado bien la final del campeonato local de 1911. En 1912 se sumaron el Athletic Club de Lugo presidido por Sergio Castilla, el Lugo Foot-ball Club y el Club Gimnástico de Lugo, produciéndose una escisión en el seno del Racing Club de Lugo que originó el Sport Club de Lugo donde Vicente Sánchez Guisasola, presidente y su hermano Esteban, lideraban un nuevo proyecto.

El crecimiento balompédico en la ciudad fue espectacular asentándose los clubs existentes y surgiendo otros como el Exploradores F.C., el C.D. Lugo y el Mercantil Lucense alrededor de 1915 o el militar Regimiento Zamora finales de década. Racing Club, Athletic Club y Club Deportivo, los más poderosos, se repartían a la afición surgiendo jugadores de nivel que terminaban enrolados en clubs de las capitales vecinas o clubs más importantes de Vigo, Ferrol o Santiago de Compostela que requerían profesionales.

Conforme fueron pasando los primeros años veinte, Lugo carecía de un representante profesional en el Campeonato Gallego por lo cual, llegados a 1924, quedó constituido el sábado 28 de junio el Lugo Sporting Club cumpliéndose una vieja aspiración con Leopoldo Gasalla en la presidencia, Antonio Peralba en la vicepresidencia, Bautista Varela Fernández como secretario y José Varela Basabró como tesorero. Inscrito en la Federación Gallega dentro de la Serie B, el Lugo Sporting Club que vestía camiseta blanquiazul con pantalón negro acondicionó el Campo del Polvorín estrenándose el domingo 21 de septiembre ante el Lemos Club e iniciando una carrera deportiva en la que no conseguía separarse de la Serie B y alcanzar la Serie A dominada por los clubs vigueses, coruñeses y orensanos.

La aventura del Lugo Sporting Club no se prolongó demasiado en la Serie B y, una vez concluida la temporada 29/30, en el mes de mayo se convocaron elecciones al dimitir la Junta Directiva. Nadie presentó candidatura y, llegados a primeros de junio, desaparecía la sociedad siendo comunicada tal decisión al Gobernador Civil. El relevo provisional lo tomó el Racing Club de Lugo constituido deprisa y corriendo haciéndose cargo del Campo del Polvorín con una plantilla repleta de jugadores aficionados y algunos que habían pertenecido al club sportinguista, siendo secundado por el Español F.C., también amateur hasta que a finales de 1932 una nueva Junta Directiva reorganizó el Lugo Sporting Club. Con una plantilla amateur que sufría constantes goleadas, poco a poco fueron incorporándose jugadores profesionales con el ánimo de participar en la Serie B de la temporada 33/34 donde fueron segundos en su grupo precedidos por el Lemos Club.

Bajo la presidencia de Luis Ameijide y la ausencia de los grandes clubs gallegos inmersos en la Ligas nacionales, el Lugo Sporting Club compitió durante la campaña 34/35 en la Primera Categoría gallega siendo sexto y colista mientras que en la edición 35/36 fue tercero, viéndose sorprendido en julio de 1936 por el estallido de la Guerra Civil que, en Galicia, dada la lejanía del frente, todavía permitió durante bastantes meses jugar al fútbol organizando la Federación Gallega un Campeonato Regional donde los lucenses fueron segundos en la temporada 36/37 tras el C.D. La Coruña declinando su participación en lo sucesivo. Durante la guerra, el Campo del Polvorín fue testigo de encuentros con el Lugo Sporting Club por el medio para recaudar fondos destinados al Ejército y otros con equipos militares reclamando donaciones de sangre.

Finalizada la Guerra Civil el Frente de Juventudes lucense se hizo con el control del deporte estableciendo, ya en 1939, un campeonato de índole local donde participaron varios clubs amateurs y militares. En cuanto al Lugo Sporting Club, su situación era extremadamente delicada pues, sin dinero con el que pagar el arriendo del Campo del Polvorín, el dueño de este recinto prefirió ceder dicha instalación a Falange, quien pagaba, a un club deportivo que no le garantizaba ingresos económicos. Finalizado el verano los sportinguistas, pese a una moratoria de un par de meses, siguieron igual por lo que no pudieron reorganizarse y participar en el Campeonato Regional de la Serie A, noticia que fue recibida con mal agrado por unas autoridades que apostaban por el deporte y principalmente por el fútbol. Sociedades como el Club Deportivo Lucense, el Racing Club de Lugo o el S.E.U. ocuparon a la afición mientras se abría un nuevo periodo para constituir un club representativo.

A principios de 1940, siguiendo instrucciones de la autoridad, nacieron nuevas sociedades como el España F.C., el Iberia F.C., el Arenas Sport y el Imperio F.C. que se unieron en el campeonato local de ese año al C.D. Lucense y Sociedad Deportiva El Rayo, constituidos ambos en 1938. En cuanto al máximo representante local, los contactos con aficionados de siempre para llevar al fútbol lucense a la Serie A habían avanzado bastante confirmándose la participación de un club en la Liga 40/41 tras acuerdo, mediante pago, con la Federación Gallega, pero no lo suficiente al carecer de un campo en condiciones, junta directiva y jugadores. Después de varios meses de negociación, el 29 de septiembre quedó al fin constituido el Lugo Fútbol Club, sociedad presidida por Andrés Díaz Lage que reunía a los mejores jugadores de la ciudad y provincia, determinándose que vistiera camiseta verde y pantalón blanco. En lo que respecta al feudo, el viejo Campo del Polvorín era profundamente reformado.

El Lugo F.C. se estrenó en el Regional Gallego siendo tercero en la temporada 40/41 concluyendo el torneo como Lugo C.F. o Club Lugo, después del obligatorio cambio de nombre a instancias de la D.N.D. y segundo en la 41/42 quedando eliminado para acceder a Segunda División, encontrándose en la campaña 42/43 dentro de la Serie A con la S.D. El Rayo, conjunto que acababa de ascender procedente de la Serie B en un bonito torneo donde los verdes fueron campeones y los rayistas, que vestían camiseta blanquinegra con pantalón blanco, jugaban también en el Polvorín y estaban presididos por Manuel Franco Lis, cuartos y penúltimos.

HISTORIA DEL CLUB:

1943 – 1950

Conquistada por méritos deportivos por el Lugo C.F. una plaza para competir en una reformada Tercera División, en el verano de 1943 autoridades, directivos y gente del fútbol lucense entendieron que, de cara a la temporada 43/44, disponer de un club en Tercera División y otro en Primera Regional que había pasado por dificultades económicas podía debilitar a ambos con lo cual, en buena lid, después de unas reuniones entre los directivos de los dos clubs entre los que destacan Ángel Carro, José Páramo, Paco Rivera y Manuel Franco, el lunes 16 de agosto se alcanzó un positivo trato por el que se disolvían ambos y se constituía uno nuevo titulado Sociedad Gimnástica Lucense.

Acordado vestir camiseta blanquinegra con pantalón negro, la primera Junta Directiva quedó determinada por Ángel Carro Crespo como presidente, Serafín Permuy en el puesto de vicepresidente, secretario Antonio Rodríguez Naya y tesorero José Arias Adela, estrenándose en el Grupo I de Tercera División la temporada 43/44 con un sexto puesto en medio de clubs gallegos y castellano-leoneses. En la campaña 44/45 Ángel Carro promovió una sociedad para la adquisición de un nuevo terreno de juego que sustituyera al Campo del Polvorín, de titularidad ajena, disfrutando de un buen torneo en el que resultó campeón aunque luego, en la Fase Intermedia para tratar de ascender a Segunda División, fue sexto y colista. La sesión 45/46, con una plantilla cambiada, no fue tan positiva como la anterior y el equipo fue quinto clasificado destacando la inauguración en fecha 7 de octubre de 1945 del bautizado como Estadio de Los Miñones, en la carretera de La Coruña.

La S.G. Lucense estaba construyendo los cimientos para crecer y alcanzar una categoría superior pero, pese a disponer de una buena plantilla en la edición 46/47, se tuvo que contentar con un subcampeonato tras el Pontevedra C.F. y la eliminación en la Fase Intermedia al resultar séptimo y penúltimo, objetivos que no se repitieron en la temporada 47/48 al ser quintos en Liga dentro de un Grupo I donde competían clubs gallegos y leoneses. En 1948 José Páramo Fernández sustituyó a Ángel Carro en la presidencia, siendo los blanquinegros terceros en la Liga 48/49 a un punto del Arosa S.C. y dos del campeón U.D. Orensana.

Aprobado por la Federación Española ampliar la Segunda División para la campaña 49/50 pasando de un grupo único con catorce participantes a dos grupos con dieciséis participantes cada uno, los tres primeros clubs clasificados del Grupo I de la Tercera División se vieron beneficiados con dicha medida ascendiendo a la categoría de plata, una división profesional que requería de buenos jugadores, un buen respaldo por parte de los socios y un recinto amplio del que, afortunadamente, ya se disponía. El estreno en la Segunda División nacional tuvo como escenario el Grupo I o Norte donde competían clubs gallegos, asturianos, cántabros, navarros, catalanes, vascos y castellano-leoneses siendo decimoprimero a un solo punto de la Promoción de Descenso, registrando el Estadio de los Miñones grandes llenos con un público que se volcaba con sus jugadores.

1950 – 1952

Competir en una categoría profesional como la Segunda División precisaba un gran esfuerzo económico y, aunque la ciudad de Lugo sumaba algo más de cincuenta mil habitantes en 1950, la falta de dinero se empezó a acusar en su segunda comparecencia cuando, con un plantel muy ajustado, al final de la temporada 50/51 resultó decimocuarto quedando el descenso a tan solo dos puntos de distancia. En la campaña 51/52 José Páramo Fernández fue sustituido en la presidencia por Rafael Sarandeses quien, nada más tomar el cargo, declaró hacer falta trescientas mil pesetas para terminar el torneo de las cuales se recaudaron apenas sesenta y dos mil. En el aspecto deportivo el equipo blanquinegro fue el peor del Grupo I sumando cinco victorias, diez empates y quince derrotas que le reportaron hasta el puesto decimosexto y colista debiendo jugarse la categoría en el Torneo de Permanencia junto a clubs de Tercera División.

A finales de abril de 1952 la Junta Directiva, ante el negro panorama financiero, presentó la dimisión haciéndose cargo de la sociedad Benito Vázquez Feijoo, delegado provincial de Sindicatos con el propósito de competir en el Torneo de Permanencia en Tercera División que se cerró positivamente al ser segundo y conservar su plaza en el tercer nivel nacional. Sin embargo los derroteros que aguardaban a los blanquinegros no auguraban nada bueno. En el verano de 1952 la deuda acumulada era un contratiempo insalvable y, ni las gestiones del consistorio con el alcalde al frente ni algunos aficionados que se interesaron por revertir la situación, pudieron hacer algo por una sociedad que quedó finiquitada el martes 29 de julio.

Constituido en 1940 y debutante en Tercera División durante la temporada 51/52 donde fue colista en el Grupo I perdiendo la categoría deportivamente, una vez liquidada la Sociedad Gimnástica Lucense las autoridades locales reclamaron de la Federación Gallega que, habiendo desaparecido el hasta entonces club representativo, se rescatase al C.D. Polvorín de su futuro destino en Primera Regional y ocupase la plaza vacante que dejaban los blanquinegros en Tercera División.

Admitida la reclamación por parte de la Federación Gallega, el conjunto rojiblanco que había venido en los últimos tiempos actuando como filial de los blanquinegros y roto relaciones con estos últimos en 1951 debido a los problemas financieros de los gimnastiquistas negándoles el auxilio con jugadores, el C.D. Polvorín fue recuperado para competir en la temporada 52/53 en Tercera División, iniciando en lo posterior una carrera que lo ha llevado hasta nuestros días con el nombre de C.D. Lugo desde 1953.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia do fútbol galego. Anxo Varela. Edicions Lea (1997).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Jorge Deza.
  • El Eco de Galicia. Diario.
  • Gaceta de Galicia. Diario.
  • La Idea Moderna. Diario.
  • El Correo Gallego. Diario.
  • La Correspondencia gallega. Diario.
  • El Correo de Galicia. Diario.
  • La Voz de la verdad. Diario.
  • El Norte de Galicia. Diario.
  • El Regional; diario de Lugo. Diario.
  • El Progreso. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • http://elprogreso.galiciae.com/ Diario El Progreso.