Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial de la Sociedad Deportiva Erandio Club

 

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Erandio Club
  • Ciudad: Erandio 
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: julio de 1914
  • Fecha de federación: 2 de enero de 1915

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Erandio Club (1914- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1944/45
  • 1980/81

 

ESTADIO:

  • Nombre: Campo de Ategorri
  • Año de inauguración: 13 de octubre de 1967
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Ategorri (1967-)
  • Capacidad: 2.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Lamiako, Leioa (1915-1917)
  • Estadio de San Mamés, Bilbao (1917-1918)
  • Campo de Ategorri (1918-1950)
  • Campo de San Ignacio, Bilbao (1950-1952)
  • Campo de Leorbaso, Bilbao (1952-1955)
  • Campo de Lasesarre, Barakaldo (1955-1960)
  • Campo de la Universidad, Bilbao (1960-1962)
  • Campo de Garellano, Bilbao (1962-1967)
  • Campo de Ategorri (1967- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA SOCIEDAD DEPORTIVA ERANDIO CLUB. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA SOCIEDAD DEPORTIVA ERANDIO CLUB. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ERANDIO:

Asentado en el margen derecho de la Ría de Bilbao, el municipio vizcaíno de Erandio, muy próximo a la capital y con cerca de veinticinco mil habitantes, está diseminado en varias localidades siendo los núcleos de Altzaga y Astrabudúa, ambos con diez mil habitantes, los más poblados. Fuertemente industrializado desde finales del siglo XIX, en 1940 el término municipal fue incorporado a Bilbao recuperando su independencia en 1982, fecha desde la cual su población ha permanecido estancada consiguiendo remontar en posteriores décadas la crisis industrial de los años ochenta.

En cuanto a la aparición del fútbol en la localidad, estar situada en las inmediaciones del Campo de Lamiako, emplazado en el término vecino de Leioa y cuna del fútbol bilbaino y, por extensión, vizcaíno, fue sin duda una gran ventaja. La chiquillería local y muchos jóvenes, atraídos por aquel deporte en el que veintidos personas corrían tras una pelota en pantalón corto, pronto les resultó un estímulo a imitar, reproduciendo en las campas que, junto a la Ría había en Erandio, aquel juego que tanto les ilusionaba.

Al margen del mítico Lamiako, la otra semilla del fútbol fue el Athletic Club bilbaíno, club que por aquellos tiempo empezaba a sumar varios Campeonatos de España y era, además de un foco de gran atención, un ejemplo a seguir. Alrededor de 1910 Erandio vio originarse los primeros clubs más o menos organizados con muchachos que deseaban enfrentarse a otros clubs de la zona surgiendo dos sociedades, Ya Veremos y Mutillak Aurrera que, en un municipio en el cual apenas se rebasaba los cuatro mil habitantes y donde más de tres mil residían en Altzaga, se repartían los seguidores.

HISTORIA DEL CLUB:

1914 – 1920

Llegados a 1914 y, atraídos por la posibilidad de participar en el campeonato que organizaba la Federación Infantil bilbaína para clubs de su área, los jugadores de ambas sociedades decidieron unir sus fuerzas fusionándose en un nuevo club que representara a la localidad a partir del momento. Decidido denominarse Sociedad de Deportes Erandio Club, con este título se jugó y ganó el torneo bilbaíno tras imponerse al Hispania F.C. por el resultado de 2-0, complementándose la estructuración de la sociedad con una Junta Directiva presidida por Mariano Gómez donde Antonio Gabiola ejercía de vicepresidente y Saturnino Martín de secretario.

Elegidos como colores los blanquiazules para la camisa y el negro para el pantalón, con estos mimbres el club fue dado de alta el 2 de enero de 1915 en la Federación Regional del Norte de Clubs de Foot-ball que dirigía el destino de los clubs cántabros, navarros, riojanos y totalidad de los vascos, procediéndose meses después a un relevo en la Junta Directiva en la que Basilio de Lores asumía el cargo de presidente y Eleuterio Ayo la secretaría. Con Basilio de Lores al frente la S.D. Erandio Club redactó y aprobó sus primeros Estatutos dándose cabida a otras disciplinas deportivas como el ciclismo, boxeo, remo, alpinismo, pelota vasca y atletismo, siendo muy frecuente ver a sus atletas participar en campeonatos regionales donde, con carácter aficionado, concurrían los mejores.

Cultivados en una campa de la fértil llanura erandiotarra junto a la Ría, con ocasión de competir dentro de la Serie B en la temporada 15/16, el club blanquiazul convirtió en feudo el Campo de Lamiako, popular centro deportivo perteneciente al término municipal de Leioa donde muchos clubs establecían su sede. Sin embargo su estancia no se alargó demasiado y en 1917, ante el cierre del histórico Lamiako, el club tuvo que solicitar a las directivas de Athletic Club y S.D. Deusto, ambas de Bilbao, que les cediesen el uso de sus respectivos campos para disputar la campaña 17/18. Paralelamente el club hizo sus gestiones y, puestos en contacto con Laureano Jado, dueño de una finca denominada El Machaqueo situada junto a la carretera de Bilbao a Las Arenas próxima al ferrocarril, entre 1917 y 1918 se construyó el Campo de Ategorri, primero vallado y luego vallado en 1918 con capacidad para siete mil espectadores.

En la temporada 18/19 el club erandiotarra dio un gran paso al ser incluido en la Serie A de la Federación del Norte tras la separación de los potentes clubs guipuzcoanos para constituir su propia federación. Era su primera experiencia entre los grandes clubs vizcaínos y cántabros en formato liguero y, aunque sólo se ganó un encuentro ante la S.D. Deusto en casa por 2-1, fue suficiente motivo para sentirse orgullosos no variando un ápice la siguiente campaña 19/20 en la que, como un calco, se repitió una victoria y ante el mismo rival en un grupo donde Athletic Club, de Bilbao, Real Racing Club, de Santander y Arenas Club, de Getxo, luchaban por conseguir el cetro regional.

1920 – 1930

Con el cambio de década, durante sus primeros años la sociedad erandiotarra consolidó su presencia entre los grandes clubs vizcaínos formando plantillas donde, casi todos los jugadores, procedían de la fértil cantera local dando la cara frente a clubs más poderosos y dotados con más medios que los blanquiazules. Cuarto y colista en la temporada 20/21 y quinto en las campañas 21/22, también colista y 22/23 dentro de un campeonato cerrado, el club fue creándose un nombre en el panorama regional y nacional por la fuerza e ímpetu de sus jugadores, muy codiciados.

En la temporada 23/24, libre la Federación del Norte de los clubs cántabros y convertida ya en Federación Vizcaína, la S.D. Erandio Club consiguió auparse hasta el tercer puesto regional aunque todavía lejos del nivel mostrado por Athletic Club, de Bilbao y Arenas Club, de Getxo, los dos grandes clubs regionales de la época. Por entonces los blanquiazules tenían un gran equipo titular que llamaba la atención, siendo algunos de sus jugadores apetecibles para otros clubs con más poder económico que no dudaron en tenderles la red. La marcha de sus figuras bajó lógicamente sus prestaciones y en la campaña 24/25 se vieron relegados al quinto puesto.

La localidad, que había experimentado un gran crecimiento sobrepasando ligeramente los diez habitantes, seguía apostando por su principal sociedad futbolística y entre la juventud, raro era el muchacho que no daba patadas a un balón. Fruto de tanta constancia la S.D. Erandio Club podía mantenerse milagrosamente entre los grandes, aupándose nuevamente en la sesión 25/26 al tercer puesto mientras en la edición 26/27, sexto clasificado, se tuvo que despedir de la Serie A al quedar colista. Ubicado en la Serie B, la temporada 27/28 se resolvió de forma sobresaliente en su grupo al quedar campeón pero, en la Final a doble encuentro de la categoría ante el vencedor del otro grupo, C.D. Basconia, se perdió en la ida por 1-0 y empató en casa 2-2 con lo cual no se pudo promocionar para intentar ascender a la Serie A. El formato liguero había cambiado en la Federación Vizcaína y acceder a la élite regional era una carrera cuesta arriba.

1930 – 1940

La década de los años treinta comienza con un soplo de aire fresco que se materializa en la temporada 30/31 con la consecución del campeonato del Grupo B, el Campeonato de Vizcaya de Aficionados de 1931 y el ansiado ascenso a la Serie A donde, nuevamente, competirá con los grandes Athletic Club, de Bilbao, Arenas Club, de Getxo, Baracaldo F.C. o Deportivo Alavés entre otros siendo cuarto en la campaña 31/32, edición en la que conquista su segundo Campeonato de Vizcaya de Aficionados y, en el Campeonato de España de la categoría, se planta en la Final perdiéndola 0-3 ante el Imperio F.C., de Madrid, en encuentro disputado en el Estadio de Chamartín. Por si fuera poco, el club blanquiazul participa en el Grupo II de Tercera División, un torneo relámpago de carácter eliminatorio donde se decide qué clubs modestos formarán parte de la Segunda División siendo tercero tras Club Atlético Osasuna y Baracaldo F.C.

En la edición 32/33 la S.D. Erandio Club es cuarta en Liga debiendo defender su plaza ante el aspirante Zugatzarte F.C., de la barriada de Las Arenas, en Getxo, al que vence 2-1 en casa y con el que empata 3-3 en la vuelta, conquistando paralelamente su tercer título consecutivo como campeón de la Categoría de Aficionados. En esta ocasión, llegados a la Final Nacional correspondiente a 1933, se imponen por 1-0 al Sevilla F.C. Aficionados en un encuentro que se disputa en el barcelonés Estadio de Montjüich. En cuanto a la eliminatoria en Tercera División, es tercero quedando apeado en su progreso. En la sesión 33/34 la S.D. Erandio Club es quinto y colista en la Serie A vizcaína debiendo defender su plaza ante el aspirante Sestao Sport Club, conjunto que le derrota en la ida por 3-1 y con el que pierde en Ategorri por 1-2 perdiendo su condición de club de Primera. A pesar de ello conquista el Campeonato de Vizcaya de Aficionados de las ediciones 1934 y 1935 contabilizando cinco entorchados consecutivos.

Tras el estallido de la Guerra Civil, la localidad de Erandio tal y como sucedió con gran parte del territorio español, cesó la actividad deportiva sufriéndose, a todos los niveles, los efectos del conflicto bélico. Sin embargo, la aparente pacificación de la zona y control por parte de las tropas nacionales, permitió que el fútbol retomara su camino antes que otros territorios consiguiendo la Federación Vizcaína organizar el campeonato 38/39 donde la S.D. Erandio Club resultó tercero. En la campaña 39/40, contando en sus filas con un joven y extraordinario jugador como Zarra, el conjunto blanquiazul tutea al Athletic Club bilbaíno en el Campeonato regional quedando en un meritorio segundo puesto que le permite obtener una plaza dentro de una Segunda División, muy reformada, que dispondrá de tres grupos con ocho participantes cada uno organizados por zonas geográficas. Ubicado en el Grupo II donde compiten vascos y navarros, la S.D. Erandio Club obtiene la sexta plaza sin poder continuar en la categoría al ser ésta reestructurada.

Erandio, localidad cuna de brillantes futbolistas, verá pasar por las filas de su club representativo a grandes figuras como Juan Ramón, Basauri, Terín Álvarez, Juanín, Ipiña, Pitxi Garizurieta, el mítico Telmo Zarra, Arqueta, Venancio, Jesús Garay, Higinio Ortúzar, Alejandro Bilbao, Sertutxa, Lorín, Pérez Tokilla, Herrera, Gorriarán y Sabin Bilbao entre otros siendo algunos de ellos internacionales de gran prestigio que llegaron a marcar toda una época en el fútbol vasco y, algunos de ellos, en otros clubs de la geografía española donde fueron muy apreciados.

1940 – 1950

Al empezar la nueva década el municipio de Erandio pasa a formar parte del Gran Bilbao, decisión administrativa que no modifica la trayectoria deportiva de una sociedad que tiene un peso notable dentro del fútbol vizcaíno. En la temporada inicial 40/41 el club blanquiazul compite de un lado en Segunda Regional, finalizando primero y consiguiendo el ascenso a Primera Regional mientras, paralelamente accede a la eliminatoria de Tercera División donde concluye tercero superado por Deportivo Alavés y Sestao Sport Club mientras el C.D. Logroñés es colista. Su trayectoria en Primera Regional continua siendo sexto en la campaña 41/42 a la par que vencedor del Campeonato de Vizcaya de Aficionados en 1942. En la edición 42/43 la S.D. Erandio Club alcanza el tercer puesto en Liga y, con ello, una plaza para la temporada siguiente en Tercera División, una categoría en la cual el Gobierno está muy interesado en potenciar para beneficio del fútbol modesto.

Ubicado en el Grupo III junto al resto clubs vascos y donde compiten navarros y riojanos, los blanquiazules concluyen la sesión 43/44 en cuarto lugar demostrando tener un buen equipo, plantel que la siguiente temporada, 44/45, consigue auparse hasta la primera plaza consiguiendo el título con tan solo dos derrotas. Este puesto le permite promocionar para tratar de ascender a Segunda División, accediendo a una Fase Intermedia en la que es eliminado al ser quinto en una liguilla encabezada por el Club Gimnástico de Tarragona seguido de Arenas Club, de Guecho, C.D. Cifesa, de Madrid y Club Atlético Osasuna, de Pamplona mientras la S.D. Arenas, de Zaragoza, es colista. Su participación en la campaña 45/46 será muy distinta terminando séptimo pero con la soga al cuello luchando para evitar el descenso.

Continuando en el Grupo III junto a sociedades cántabras y norteñas, en la edición 46/47 enmienda su camino y concluye tercero en Liga siendo la última vez que se conserva un formato de diez participantes pues, ya en la sesión 47/48, donde finaliza octavo, el número aumenta hasta catorce. En estos años pasan varios presidentes como Saturnino Martín, Humberto Guezuraga o Damián Zabaleta quienes, dentro de sus posibilidades, gestionan el club lo mejor posible. Cambiado al Grupo II, también con contrincantes norteños, la S.D. Erandio Club finaliza tercera en la temporada 48/49 precedida por Club Atlético Osasuna, de Pamplona y Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega en un torneo en el cual, con un nuevo formato, accede a la Promoción de Ascenso a Segunda División. En esta fase los vizcaínos son cuartos y colistas sumando una victoria y cinco derrotas en una liguilla liderada por el C.D. Numancia, de Soria donde también compiten Club Ferrol y Sociedad Gimnástica Lucense.

Sin embargo los resultados obtenidos en la Promoción carecerán de toda importancia pues, una vez concluido el torneo, la Federación Española aprueba la ampliación de la Segunda División, categoría que pasa de tener un grupo único de catorce participantes a dos grupos con dieciséis miembros respectivamente. Emplazado en el Grupo I o Norte, la temporada 49/50 supone un regreso al mundo profesional aunque los erandiotarras, limitados por su estructura e idiosincrasia, compiten con jugadores locales y de su entorno, todos aficionados. El reto de la Liga se cierra con el puesto decimocuarto debiendo defender su plaza ante el aspirante barcelonés C.D. San Andrés, rival con el que pierde 1-3 descendiendo a Tercera División.

1950 – 1960 

Las desgracias nunca vienen solas y, además de perder la categoría, la S.D. Erandio Club se ve desprovista del Campo de Ategorri debiendo su presidente, Damián Zabaleta, buscar un recinto donde acomodar al equipo. En la temporada 50/51 se juega en el Campo de San Ignacio concluyendo en decimosegunda posición, puesto que será repetido en la campaña 51/52, pasando en 1952 a jugar en el Campo de Leorbaso, perteneciente al C.D. Apurtuarte. La sacrificada afición acude a estos campos recintos consciente de que es la única vía para seguir vivos, siendo la edición 52/53 muy complicada al terminar decimosextos en un campeonato donde se está a un paso del descenso. En la sesión 53/54 se sube hasta el décimo puesto, peldaño que será mejorado en el campeonato 54/55 con la quinta plaza.

En 1955 el club blanquiazul consigue que el Club Baracaldo-Altos Honos le ceda el uso del Campo de Lasesarre, recinto en el cual se alcanza el cuarto puesto en la temporada 55/56 no siendo tan buena la campaña 56/57 en la que se retrocede hasta el decimotercero puesto. Siguiendo Damián Zabaleta al frente, la posibilidad de contar con un campo erandiotarra continua en el aire mientras, paralelamente, la edición 57/58 se cierra con la séptima plaza y la 58/59 con la novena para, ya en la sesión 59/60, concluir en decimosegundo puesto.

1960 – 1970

Iniciados los años sesenta, dentro de su largo peregrinaje, la S.D. Erandio Club pasa a jugar en el Campo de la Universidad bilbaína donde juega la S.D. Deusto, terreno desde el cual encara la nueva década como terminara la anterior, con el deseo de disponer de un terreno propio. Decimosegundo en la temporada 60/61, en la campaña 61/62 será octavo, pasando en 1962 a jugar en el Campo de Garellano donde es titular una S.D. Indauchu que, por aquellos tiempos, es un club de elevado nivel. En este campo los blanquiazules contemplarán, siempre en Tercera División, como el club alcanza la décima plaza en la sesión 62/63 y la octava en la edición 63/64, transcurriendo en iguales trámites las campañas 64/65 con el decimosegundo puesto y 65/66 con el decimoprimero. A lo largo de 1966, una vez adquiridos por el club unos terrenos próximos al cementerio situados en una loma que deberá ser convenientemente trabajada para nivelarla y disponer de un buen drenaje, se emprenden las obras de la que será su nueva casa.

Llegados a la temporada 67/68, siendo presidente José María Frúniz, el 13 de octubre de 1967 se inaugura por fin el flamante y tan deseado nuevo recinto deportivo titulado, como el anterior, Ategorri, en un encuentro ante el denominado por entonces Club Atlético de Bilbao, siendo la nueva casa una satisfacción para todos los aficionados de la localidad al pertenecer al club y no ser de titularidad municipal. Deportivamente la S.D. Erandio Club irá sorteando todas las trabas que presenta competir en una categoría tan dura y exigente como es la Tercera División, siendo décimo en la campaña del estreno, decimoprimero en la sesión 68/69 y decimocuarto en la edición 69/70, torneo en el que debido a una reestructuración a nivel nacional pierde la categoría y desciende a Regional Preferente.

1970 – 1980

Inmerso en Categoría Regional, durante los años setenta la S.D. Erandio Club transitó por muchos altibajos pues la Regional Preferente, lejos de ser una categoría sencilla, era bastante complicada por la dificultad que entrañaba poder abandonarla. En la temporada 70/71 los erandiotarras fueron séptimos consiguiendo ser subcampeones de Liga en la campaña 71/72 tras el C.D. Guecho. Este puesto les permitió promocionar para tratar de ascender, debiéndolo hacer como aspirante ante el Algemesí C.F. que defendía su plaza, siendo derrotado en la localidad valenciana por 3-0 mientras en casa sólo se pudo imponer por 2-1. En la siguiente edición, 72/73, habida cuenta de que sólo el primer clasificado ascendía directamente, los blanquiazules formaron una gran plantilla que logró el objetivo por delante de un C.D. Santurce que apretó hasta el final.

La Tercera División de aquellos años tenía un buen nivel como tercera categoría nacional en importancia, siendo el debut de los vizcaínos en el Grupo I donde competían clubs gallegos, vascos, asturianos, cántabros y castellano-leoneses. La temporada 73/74, como se preveía, fue muy dura y el equipo, sin grandes refuerzos, concluyó vigésimo y colista con ocho victorias. El regreso a Regional Preferente no supuso ningún trauma y el plantel se acomodó perfectamente siendo cuarto en la campaña 74/75 mientras en la edición 75/76 se concluyó en el tercer puesto. Esta plaza, en principio les dejaba fuera de la Promoción, pero la negativa de la modesta S.D. Iturrigorri, de Bilbao, campeón de aquella temporada a jugar en Tercera División por no estar preparada económicamente, permitió a los blanquiazules aspirar al ascenso enfrentándose al Arosa S.C., conjunto pontevedrés que empató 0-0 en Ategorri y venció en la vuelta por 1-0.

En la sesión 76/77 se anunció la ampliación por parte federativa de la Tercera División, quedando los erandiotarras quintos en Liga por lo que se quedaron fuera de subir un peldaño. Libre el camino de opositores, la temporada 78/79 fue un paseo para los blanquiazules, consiguiendo el primer puesto con holgura y un ascenso a una Tercera División que ya se había convertido, tras la creación de la Segunda División B, en el cuarto nivel nacional. Ubicado en el Grupo III junto a clubs vascos, aragoneses y castellanos, la campaña 79/80 se desenvolvió de forma plácida terminando los de la margen derecha de la Ría en sexta posición.

1980 – 1990

Al empezar la década de los años ochenta la Federación Española quiso dar un nuevo paso acercando los clubs a su ámbito geográfico. Las sociedades vascas quedaron enmarcadas en exclusiva dentro del Grupo III, una medida que benefició sensiblemente a la S.D. Erandio Club que contaba con una magnífica plantilla. Dirigidos por el técnico Blas Ciarreta, los blanquiazules conquistaron el título de Liga con gran suficiencia accediendo a la Promoción de Ascenso a Segunda División B, torneo extra en el cual superaron al Martos C.D. en Semifinales al vencer en tierras jiennenses por 1-2 y, una semana más tarde, por 2-0 en casa, disputando una emocionante Final ante la S.D. Ponferradina a la que derrotaron en Ategorri por 1-0 consiguiendo después un meritorio 0-2 en la capital del Bierzo que les suponía el ascenso a la categoría de bronce.

La Segunda División B, un nivel exigente y más caro de lo inicialmente previsto, vio debutar a los blanquiazules en la campaña 81/82 dentro del Grupo I o Norte, uno de los dos que por entonces coexistían, consiguiendo un notable séptimo puesto en medio de sociedades madrileñas, vascas, catalanas, aragonesas, castellano-leonesas, gallegas, asturianas, riojanas y, por si faltaba algún destino más, el canario C.D. Tenerife. En la sesión 82/83, con un presupuesto aún más modesto, se compartió grupo con casi idénticos rivales, siendo el torneo menos positivo en lo deportivo por cuando se concluyó en una decimoctava plaza que le hizo perder la categoría. Sin embargo la suerte pareció aliarse de su lado cuando, de forma inesperada, el Burgos C.F. que había sido tercero en Liga, fue descendido administrativamente a Tercera División por impago hacia su plantilla. Creada la vacante, por orden de clasificación ésta le fue ofrecida a los erandiotarras que aceptaron de inmediato, participando en la edición 83/84 en el Grupo I finalizando decimoséptimos a un punto y puesto del descenso.

Caminar por Segunda División B fue como hacerlo sobre un sendero de espinas y la economía, muy titubeante, pasó a presentar números negativos. Con pocas expectativas de éxito, la temporada 84/85 fue un calvario sumando tan solo cuatro victorias y ocho empates, cerrando el Grupo I en vigésimo puesto y como colista. De vuelta al Grupo III de Tercera División vasco, los blanquiazules fueron séptimos en la temporada 85/86, cambiando la totalidad de los clubs vascos durante la campaña 86/87 al Grupo IV en el que se retrocedió hasta el decimotercero puesto.

La S.D. Erandio Club había comenzado una trayectoria descendente que se prolongó durante la edición 87/88 perdiendo la categoría al ser decimonoveno, un puesto que, ante la resignación de sus seguidores, le condenaba a descender a Regional Preferente. En esta primera categoría a nivel regional, los erandiotarras no comenzaron con buen pie finalizando la temporada 88/89 decimosegundos en la tabla clasificatoria, enmendándose la trayectoria en la siguiente campaña 89/90 cuando se acercaron a los primeros puestos para ser terceros.

1990 – 2000

La trayectoria hacia arriba mostrada en la última temporada se mantuvo con el comienzo de la nueva década al ser segundo en la campaña 90/91 tras el Santutxu F.C. quien ascendió directamente. Como subcampeón le quedaba todavía un as en la manga al clasificarse para disputar la Promoción, pero en esta fase no hubo fortuna y fue el C.D. Lagun Onak, de Azpeitia, quien se llevó el premio máximo. Frustrados por acariciar con la yema de los dedos la categoría superior, en la sesión 91/92 no se erró consiguiéndose el primer puesto con holgura y el merecido ascenso.

Situados en el Grupo IV vasco de Tercera División, la edición 92/93 se solventó con un decimoquinto puesto que, no siendo el mejor, le permitió continuar en Categoría Nacional, siendo distinta la temporada 93/94 cuando, con solo siete victorias, perdió su plaza al ser vigésimo y colista. El resbalón entraba dentro de las posibilidades de un club que, con el tiempo había venido a menos y ya no era, ni de lejos, el de décadas anteriores. Sumidos en Regional Preferente, la crisis que se esperaba circunstancial se tornó en muy larga pasando los años sin atisbo de recuperación con un Campo de Ategorri cada vez más vacío de aficionados y unos presupuestos menguados por la falta de entrada de capital.

Con estos mimbres la campaña 94/95 se resolvió con el quinto puesto, decayendo hasta la decimosegunda plaza en la edición 95/96, remontándose el vuelo en la sesión 96/97 con el cuarto puesto mientras en la temporada 97/98, con el tercer puesto, se rondó el ascenso al quedar a un punto del Club Portugalete y a dos del Sodupe U.C. Con unas plantillas siempre competitivas, el club erandiotarra se acercaba a los puestos de cabeza en busca del ascenso pero nunca lo lograba al cruzarse en su camino clubs, bien con mejores plantillas, bien con presupuestos superiores. Sexto en el campeonato 98/99, la quinta plaza fue el puesto conseguido en la campaña 99/00.

2000 – 2010

Al empezar el nuevo siglo la trayectoria de la S.D. Erandio Club se mantuvo en los mismos parámetros siendo quinto en la temporada 00/01, puesto que se superó en la campaña siguiente 01/02 al ser subcampeón precedido por la inalcanzable S.D. Indautxu. Destinado a jugar la Promoción de Ascenso, en esta fase fue superado por el Tolosa C.F. esfumándose sus anhelos. Coincidiendo con la edición 02/03, la Federación Vasca que controla, entre otras cosas, el fútbol regional, estableció una nueva categoría intermedia entre la Tercera División de carácter nacional y la Regional Preferente denominada División de Honor, pasando el grueso de los clubs que por entonces venían competiendo en Preferente a esta nueva categoría.

La S.D. Erandio Club era uno de ellos y, a pesar del cambio de nombre, la realidad deportiva no se vio afectada un ápice siendo los blanquiazules decimoprimeros mientras en las temporadas 03/04 era cuarto y 04/05 quinto. Después de ser décimo en la campaña 05/06, en la edición 06/07 vino la gran debacle cuando, con una plantilla poco competitiva, el equipo sólo fue capaz de sumar seis victorias viéndose relegado al decimoséptimo puesto y a perder la categoría. El mazazo deportivo fue considerable para un club orgulloso de su pasado y para una localidad que había dado muchos jugadores a la Primera División y al fútbol profesional tanto regional como nacional, siendo la Regional Preferente de la temporada 07/08 no el quinto, sino el sexto nivel del fútbol español en tierras vascas.

Quinto en el torneo 07/08, la afición dejó de acudir al Campo de Ategorri presentando las gradas un aspecto desolador. La categoría, poco atractiva, no ilusionaba a nadie y deportivamente, con menos medios tampoco se podían hacer buenas plantillas que dieran el salto. En medio de estas condiciones, el club vizcaíno repitió la quinta plaza en la sesión 08/09 mientras en la edición 09/10 era noveno.

2010 – 2020

Con el cambio de década y una nueva gestión, el club erandiotarra empezó a ver un hilo de luz al protagonizar un buen torneo en la temporada 10/11 donde fue subcampeón tras el Gatika F.T. consiguiendo el ascenso a División de Honor, categoría donde concluyó decimoprimero en la campaña 11/12. Quinto clasificado en la temporada 12/13, en la sesión 13/14 resultó segundo tras los pasos de otro club histórico venido también a menos como el C.D. Santurtzi, disputando la Promoción en la que fue primero consiguiendo con ello un aplaudido ascenso a Tercera División tras muchos años en el ostracismo.

Este ascenso coincidió con la celebración del centenario de la constitución de la sociedad organizándose varios eventos para conmemorar el hito, siendo el aspecto deportivo otro cantar puesto que la campaña 14/15 dentro del Grupo IV vasco de Tercera División fue muy negativo y, decimoctavo, perdió rápidamente la categoría. En la siguiente edición 15/16, de nuevo en División de Honor, se ocupó el puesto decimotercero siendo octavo en la sesión 16/17 y cuarto en la temporada 17/18, manteniéndose alejado de los primeros puestos en la campaña 18/19 al ser décimo.

 

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951)
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009). Apéndice 2014.
  • Anuarios de la RFEF.
  • Excelsior. Diario.
  • El Diario Vasco. Diario.
  • El Correo Vasco. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
    ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:
  • www.erandioclub.org Web oficial.
  •