Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sociedad Deportiva Ceuta
  • Ciudad: Ceuta
  • Ciudad Autónoma: Ceuta
  • Fecha de constitución: 21 de diciembre de 1932
  • Fecha de federación: 21 de diciembre de 1932

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Ceuta Sport Club (1932- 1941)
  • Sociedad Deportiva Ceuta (1941- 1956)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1942/43

4 Ligas de Tercera División:

  • 1940/41
  • 1949/50
  • 1954/55
  • 1955/56

ESTADIO:

Estadio Municipal Alfonso Murube

  • Nombre: Estadio Municipal Alfonso Murube
  • Año de inauguración: 1933
  • Cambios de nombre:
  • Stadium Municipal / Estadio Municipal de Deportes (1933-1942)
  • Estadio Municipal Alfonso Murube (1942-1997)
  • Campo de Fútbol Muncipal Alfonso Murube (1997-)
  • Capacidad: 6.500 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Puntilla (1932- 1933)
  • Estadio Municipal Alfonso Murube (1933- 1956)

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La implantación del fútbol en la hoy Ciudad Autónoma de Ceuta se remonta a finales de la década de los años diez del pasado siglo cuando la gran presencia de militares y de civiles de paso en la plaza hace que desde la península se arrastre la práctica de este deporte dando lugar a la fundación del Cristina Sport, un club con grandísima afinidad monárquica que en los años veinte recibe el nombre de S.D. María Cristina y en 1932, con la II República, cambia a Cristina F.C. En 1919 surge una nueva sociedad que se convierte en su gran rival, el Ceuta Sport, quien viste con camisa blanquiazul y pantalón blanco, estando presidido por el General Moscardó y regido por militares, desapareciendo en 1921 a causa del levantamiento de los rifeños y la entrada en combate del ejército. Esta entidad es reemplazada en 1922 por el Ceuta Foot-ball Club, que viste con camisa albinegra y pantalón negro. Pero sin duda el más importante de todos ellos es el Cultura y Sport Ceutí, club nacido en 1920 que viste camisa y pantalón blancos, una entidad que capitalizará a gran parte de la afición local y se convertirá en el más afamado.

Estas dos sociedades, Cultura y Sport Ceutí y Ceuta F.C., se convierten en la década de los años veinte y primeros treinta en los dos grandes protagonistas de los campeonatos locales celebrados anualmente en la ciudad soberana, destacando el Cultura y Sport Ceutí quien es capaz de atesorar más títulos y ejerce como el equipo predominante. Aparte de estos clubs mencionados, Ceuta es un hervidero en cuanto a profusión de entidades futbolísticas y en los años sucesivos surgen otros como el África F.C. en 1925, el Villajovita F.C. en 1927 ó el África Sport Club en el año 1929.

HISTORIA DEL CLUB:

1932 – 1940

Los clubs ceutíes, al igual que sucede con el resto de sociedades norteafricanas, se inscriben durante los años veinte en la Federación Regional Sur ante la ausencia de una propia para poder competir. Esta situación se alarga toda la década hasta que una vez concienciados y en gran parte debido al surgimiento de un importante número de nuevas entidades, pero sobre todo del Campeonato Nacional de Liga en 1928, por fín en 1930 Luís Sánchez Urdazpal inicia la gestiones para crear una federación autóctona que rija de forma autónoma los destinos del fútbol norteafricano, concretándose el 5 de enero de 1931 con la creación de la Federación Hispano-marroquí con sede en Ceuta.

Esta decisión incide directamente en el fútbol ceutí, quien empieza a ver cómo una probable fusión entre varios clubs locales es la única solución para crear una entidad potente con la que optar a competir en las Categorías Nacionales recién creadas y entre las cuales aspiran a tener plaza. Tras varias conversaciones entre las directivas de Ceuta F.C. y Cultura y Sport Ceutí, el 21 de diciembre de 1932 ambos clubs zanjan definitivamente su rivalidad y acuerdan fusionarse en una nueva sociedad que supone la extinción de las dos anteriores puesto que el deseo de ambos es empezar de nuevo. El flamante Ceuta Sport Club, quien vestirá con camisa y pantalón blancos, se inicia empleando como terreno de juego el Campo de La Puntilla, mientras su primer presidente es Ricardo Chacón.

1930 – 1940

La carrera deportiva del Ceuta S.C. empieza durante el Campeonato Hispanomarroquí de la temporada 32/33 quedando en tercer puesto, lugar que sin duda mejora ostensiblemente en las siguientes campañas al quedar Campeón de las ediciones 33/34 y 34/35. Durante estos primeros años treinta mantiene una dura pugna con el Africa Sport Club, conjunto también ceutí, pero por la falta de calidad de sus plantillas es incapaz de acceder a las Fases Finales de Tercera División donde se disputan las plazas para acceder a Segunda División. A partir de 1935 los representantes de Tetuán, Athletic Club Tetuán y Español F.C., se destapan como grandes rivales a batir y le sobrepasan en el escalafón futbolístico norteafricano hasta que la Guerra Civil corta de cuajo la práctica del fútbol en el verano de 1936.

Una vez sobrepasado el conflicto armado, el conjunto caballa se rearma rápidamente y pese a los inconvenientes de la época consigue conquistar el Campeonato Regional de la campaña 39/40 jugando ya en el Estadio Municipal, inaugurado en 1933 y que solía emplear el Africa Sport Club en régimen de alquiler, todo ello en detrimento del viejo y desfasado Campo de La Puntilla. Son tiempos nuevos y el nuevo Régimen desea empezar cuanto antes el Campeonato Nacional de Liga en sus diferentes categorías ávido de implantar la normalidad en todo el territorio. A este deseo se suma la voluntad federativa bajo instancias políticas de integrar en Segunda División a clubs de todo el territorio español, dando la oportunidad de participar en esta iniciativa a las sociedades norteafricanas hasta ahora ajenas a cualquier presencia en División Nacional.

El Ceuta S.C. como Campeón y la Escuela Hispano-Árabe, de Tánger, como subcampeón, acceden a la disputa del Campeonato 39/40 en la categoría de plata donde existen cinco grupos, finalizando los caballas en séptimo puesto dentro del suyo. Esta situación provisional no termina de convencer y cambiará en la temporada 40/41 con la reducción de Segunda División la cual pasa de cinco a dos grupos, quedando el Ceuta S.C. fuera de ellos y limitándose a competir en el Campeonato regional con opción de entrar en una Tercera División donde se dirime quién logra el ascenso a la categoría de plata.

1940 – 1950

A finales de 1940 la FEF insta a todos los clubs que puedan resultar afectados a que cambien y españolicen su nombre antes del 1 de febrero de 1941, prohibiéndose la ostentación de extranjerismos. La entidad norteafricana cambia a Sociedad Deportiva Ceuta, siendo Campeón regional en la campaña 40/41. Este puesto le permite pasar a la Fase Final de Tercera División jugando en un grupo de tres clubs en el cual ascienden los dos primeros resultando la S.D. Ceuta beneficiada al ascender finalmente junto al C.D. Constancia, de Inca.

Con este ascenso empieza la gran época dorada del club siendo capaz de resistir hasta un total de cinco temporadas consecutivas en la división de plata. En la campaña de debut 41/42 es quinto, mejorando radicalmente en la siguiente, 42/43, al proclamarse Campeón de su grupo. Este fantástico puesto le lleva en volandas a la Fase Final para intentar ascender a Primera División, pero en esta se desvanece siendo quinto de un grupo de seis aspirantes. En las siguientes campañas no consiguen optar a los primeros puestos y el proyecto caballa retrocede año a año en la tabla clasificatoria perdiendo la categoría al término de la temporada 45/46 tras ser decimocuarto y colista. Desde 1942 y según acuerdo unánime, el Estadio Municipal o Stadium es denominado Alfonso Murube en honor a un antiguo componente del Cultura y Sport Ceutí. Durante este periodo exitoso en Segunda División pasaron jugadores como  Comas, Rubio, Gonzalvo II, Melito, Rosado, Abad, Jaro, García, Tavilo, Melul, Morla y Arnau entre otros, dirigidos por Ramón Lafuente como principal entrenador.

En el segundo tramo de los años cuarenta el club participa en Tercera División mostrándose como uno de los más fuertes de su grupo y como eterno aspirante al ascenso. Sin embargo este se retrasa más de la cuenta y pese a tener varias opciones ha de esperar al término de la campaña 49/50 para obtener su ansiado premio. En esta sesión se proclama Campeón y accede a la Fase Final quedando cuarto de un total de seis aspirantes. Este puesto le permite disputar una reválida en la cual debe enfrentarse con el Elche C.F. en la Promoción de Ascenso, logrando el objetivo al deshacerse de los ilicitanos por 2-0 en una eliminatoria jugada a partido único en Granada.

1950 – 1956

Contrariamente a su anterior paso por Segunda División y ante la frustración de su nutrida afición, la temporada 50/51 se convierte en efímera, pues a la conclusión de la misma es decimocuarto y penúltimo, a dos puntos de la permanencia. De nuevo en Tercera División, en la campaña 51/52 es quinto, retrocediendo al séptimo en la siguiente edición 52/53. La directiva caballa se traza en la mente la idea fija de ascender a Segunda División y para ello arma plantillas con dicho pretexto, resultando negativas varias de ellas después de ser Campeón de su grupo. Así pues en la campaña 54/55 es tercero en la Fase Final en un grupo de ocho aspirantes en el que asciende el Cádiz C.F., mientras que en la temporada 55/56 es quinto ascendiendo el Córdoba C.F.

Cuando en el verano de 1956 la S.D. Ceuta se había proclamado Campeón de Tercera División y disputado ya la Fase de Ascenso a Segunda División, con escaso éxito por cierto, el futuro de la entidad quedaba en el aire. El año 1956 era según resolución de la ONU, la fecha en la que Marruecos debía de constituirse como estado independiente a resultas de unir los dos Protectorados, francés y español, en uno solo. El día 2 de marzo era el designado y durante la campaña 55/56 el Club Atlético de Tetuán ya era sabedor de que al final debería desaparecer ó fusionarse con otro club español para garantizar la continuidad de su patrimonio, sobre todo la plantilla profesional.

Terminándose la temporada los directivos de origen español, liderados por el presidente Julio Parrés, iniciaron contactos con varios clubs del sur peninsular y de las ciudades soberanas de Ceuta y Melilla con el ánimo puesto en realizar una fusión y aportar buenos jugadores que en aquel año habían militado en Segunda División, todo que la liquidación absoluta era descartada. Los candidatos se reducían a S.D. Ceuta, U.D. Melilla, S.D. Unión África Ceutí, Algeciras C.F. y Real Balompédica Linense, siendo el favorito la S.D. Ceuta por su proximidad geográfica. La fusión, fuese con quien fuese, contaba de inicio con el beneplácito de la por entonces Federación Hispano-Marroquí y sobre todo de la RFEF siempre y cuando se emplazase en suelo español, puesto que lo que se pretendía era asegurar que se llevase a cabo pese a vulnerar el artículo 48 del reglamento federativo que sólo permitía la fusión entre clubs de una misma localidad. La ocasión, por su carácter extraordinario, bien merecía un esfuerzo adicional dejándose de lado tal artículo, siendo finalmente la S.D. Ceuta la elegida por sus aspiraciones de acceder a una categoría superior, su estructura y en especial su proximidad geográfica respecto a Tetuán.

Puestas las cartas sobre la mesa se confeccionó una comisión entre ambas juntas directivas de la cual José Benoliel, presidente del conjunto ceutí, era su máximo consignatario. Benoliel precisó que ambos clubs debían de disolverse respectivamente para llegar impolutos al nuevo club, accediendo Parrés quien tuvo que desprenderse de algunas figuras para satisfacer la deuda de medio millón de pesetas que arrastraba. El 9 de julio de 1956, tras múltiples reuniones y habiéndose extinguido previamente los dos, ambos dirigentes llegaron al acuerdo de fusionarse en una nueva entidad, el Club Atlético de Ceuta, el cual emplearía como colores camisa rojiblanca con pantalón y medias blancos, utilizando el Estadio Alfonso Murube de la plaza ceutí como sede y permutando ligeramente el escudo de la desaparecida S.D. Ceuta, aunque Parrés posteriormente manifestaría que le hubiese gustado incluir a la S.D. Unión África Ceutí en la fusión por su apreciable cantera y que no estaba del todo de acuerdo con los métodos empleados por Benoliel.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , ,