Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

Plantilla Rayo Vallecano de Madrid

 

PREANÁLISIS DE LA TEMPORADA

El popular conjunto de la barriada madrileña de Vallecas es, desde hace décadas, un club ascensor que alterna, excepto alguna ocasional aguda crisis, participaciones entre la élite y la Segunda División nacional. Tras dos temporadas de ausencia, la pasada resultó irregular y con un final inesperado pues ni jugadores, técnicos y aficionados, sospechaban siquiera cómo iba a terminar el desenlace de un campeonato donde no se esmeró demasiado.

Siempre a remolque de los primeros clasificados y con la etiqueta de destitución preparada para el técnico Andoni Iraola, el fantástico arreón del tramo final permitió a los franjirrojos colarse en la sexta plaza y, de ahí, protagonizar una espectacular promoción de ascenso donde se comió, literalmente, a sus rivales reportándole de forma merecida un ascenso que meses antes nadie imaginaba por lo inalcanzable que parecía.

Automáticamente Iraola pasó de ser cuestionado a héroe de la noche a la mañana y a renovar en la dirección de la actual temporada, un ejercicio para el cual la entidad rayista pese a la crisis económica ha sabido mantener el bloque del curso anterior y fichar a algunos interesantes jugadores con los que se espera y desea conseguir la permanencia aunque para ello haya que esperar al último encuentro y minuto.

Rodeado de problemas institucionales y algún que otro desliz con los salarios que han posibilitado, a mejor, la unión de la plantilla, la llegada del idolatrado Falcao puede ser la guinda que colma el vaso y la pieza fundamental para que todos crean en las posibilidades de rozar el milagro pues, con un jugador de sus características y olfato goleador, cualquier cosa puede pasar en un club acostumbrado a luchar duro para sobrevivir consciente de sus varias limitaciones. La deseada estabilidad deportiva necesaria e irrenunciable para lograr los propósitos dependerá en gran parte de cómo inicie el torneo y cómo se gestione la plantilla desde el banquillo.

Entrenador: Andoni Iraola Sagarna