Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular Melilla CF

escudo Melilla CF

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Melilla Club de Fútbol
  • Ciudad: Melilla
  • Ciudad Autónoma: Melilla
  • Fecha de constitución: 1944
  • Fecha de federación: 15 de mayo de 1946

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Tesorillo (1944-1956)
  • Melilla Club de Fútbol (1956-1976)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 1956/57

 

ESTADIO:

estadio Municipal Alvarez Claro

  • Nombre: Estadio Municipal Alvarez Claro
  • Año de inauguración: 1945
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Alvarez Claro (1945-)
  • Capacidad: 12.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal Alvarez Claro (1946-1976)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Melilla CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La ciudad autónoma de Melilla siempre ha contado en mayor o menor medida con importantes clubs de fútbol, un deporte introducido en la región sobre todo por militares españoles que procedentes de la península habían tomado contacto con este. A finales de la primera década del s.XX ya se jugaba al fútbol en la explanada de Alfonso XIII, siendo en 1912 cuando se fundan las primeras sociedades, Melilla Foot-ball Club y Sporting Club Melilla, entidad esta última constituida por Bernardi, Salama y Santamaría entre otros.

En 1914 desaparece el Sporting Club y durante un par de años sólo los militares organizan partidos entre los distintos regimientos destinados en la ciudad. Es en 1916 cuando surge de nuevo la iniciativa civil en manos del Iris F.C., un club basado en el ímpetu del Colegio de los Hermanos de Doctrina Cristiana quien arrastrará el nacimiento de otros en 1917 como el Reina Victoria Eugenia, el África 68, el Santa Bárbara y el San Fernando, todos ellos con talante militar. Es precisamente 1917 el año en el que se funda la Federación Africana de Clubs de Foot-ball, con sede en Melilla y la cual organiza el primer Campeonato local. Llegados a 1918 parte de los clubs militares cambian de nombre y así vemos como el Africa 68 se convierte en Alfonso XIII F.C., el San Fernando en Club Melilla y el Santa Bárbara en Athletic Club de Melilla. En el verano de 1918 el Iris F.C. desaparece y parte de sus jugadores dan forma al Fortuna F.C.

Esta sociedad junto a las cuatro restantes en activo compiten en la Liga local hasta 1921, fecha en la que se paraliza la actividad deportiva y social por la rebeldía de las tropas rifeñas en el norte de África, acto de guerra conocido como la Batalla de Annual.

Ya en 1922, una vez controlada la rebelión de los insurgentes, sobreviven Athletic Club de Melilla, Club Melilla y C.D. España, mientras que en 1923 se les suman los recién creados Sanidad y Vasconia, ambos de procedencia militar. En 1923 nace la Real Sociedad Hípica con el apadrinamiento del Rey D. Alfonso XIII, en principio formado por civiles y quien viste con camisa y pantalón blancos, entidad que poco tiempo más tarde pasa a ser tutelada por los militares cambiando su camisa por una rojiblanca.

Durante el verano de 1923 desaparece el Club Melilla y con sus restos surge el Melilla Foot-ball Club, quien en principio viste camisa azul con escapulario y pantalón blancos. La profusión de clubs en 1924 y la constante crecida de aficionados hacen que el Campo de la Hípica, sito en la Explanada de Alfonso XIII y sede de la mayoría de los clubs, sea ampliado y remodelado para dar mayor cabida al gran número de espectadores que cada domingo se dan cita en este. Entre tal bullicio surge la S.D. Melillense que viste con camisa y pantalón blancos y con esto llegamos a 1930.

Este es un año importante en la historia del fútbol local; el 5 de enero el Melilla F.C., quien viste camisa rojinegra con pantalón negro desde hace unos años, estrena el Campo de El Real frente al Racing Club de Madrid y numerosos clubs patrocinados por los militares desaparecen, quedando en la ciudad el mencionado más la Real Sociedad Hípica, S.D. Melillense y C.D. España.

En 1931 suceden dos acontecimientos que van a marcar el futuro inmediato: de una parte el 5 de enero se constituye oficialmente la Federación Hispano-Marroquí de Clubs de Foot-ball organismo reclamado por la mayoría de clubs norteafricanos que precisaban de un ente propio para unificar su destino y desarrollar el fútbol en la región, y de otra el 14 de abril se instaura la II República. La Real Sociedad Hípica pierde el título de Real, la S.D. Melillense adopta como camisa los colores blanquiazules y nacen nuevos clubs como el Nador F.C., de camisa y pantalón blancos, el C.D. Español, con idéntica indumentaria y la Unión Balompédica de Melilla, quien viste camisa gualdiroja y pantalón azul.

En el verano de 1935 se disuelve la Sociedad Hípica y en la ciudad tan solo tres clubs continúan federados; Melilla F.C., C.D. Español y S.D. Melillense, llegando así hasta julio de 1936 en el que estalla la Guerra Civil. Durante este triste periodo Melilla interrumpe el fútbol oficial a nivel federado aunque no su práctica, pues en las temporadas 37/38 y 38/39 los militares sitos en la localidad instauran la Copa Falange que domina el equipo de Sanidad.

Acabada la Guerra resurgen de inmediato Melilla F.C., S.D. Melillense y C.D. Español, incorporándose como nuevo el Juventud Deportiva. En el verano de 1940 Juventud Deportiva y C.D. Español se fusionan bajo el nombre de Club Unión Juventud Español, quien viste camisa rojiblanca con pantalón azul, trasladándose paralelamente la S.D. Melillense a Nador donde se fusiona con los locales del Nador F.C. de cuya unión nace la S.D. Villa Nador F.C. En febrero de 1941, tras la ley que prohíbe el uso de extranjerismos el Melilla F.C. cambia a Melilla C.F. y la S.D. Villa Nador F.C. a S.D. Villa Nador C.F.

Comoquiera que el fraccionado fútbol melillense no puede colocar ningún club en Categoría nacional y más después del anuncio por parte de la FEF de la instauración de una Tercera División de ámbito nacional destinada para los clubs modestos, tras varias conversaciones se acuerda el 6 de febrero de 1943 unir a Melilla C.F. y C.U. Juventud Español en una sola entidad, la Unión Deportiva Melilla, quien adopta los colores del Duque de Medina-Sidonia, camisa azulina con pantalón blanco y se convierte en la sociedad más importante de la ciudad. La U.D. Melilla conseguirá militar ocho temporadas en Tercera División y cuatro en Segunda División, las comprendidas entre las ediciones 50/51 y 53/54, entrando en barrena a partir de 1954 con el descenso y sumiéndose en una deuda considerable.

HISTORIA DEL CLUB:

1944 – 1956

La temporada 55/56 resultó extraña en la ciudad norteafricana. De un lado la U.D. Melilla, el club más representativo, había sido segundo y promocionado en el Campeonato de Tercera División y, de otro, un modesto club local fundado en 1944 y federado el 15 de mayo de 1946, el C.D. Tesorillo, conseguía proclamarse Campeón de Primera Regional y ascender a Tercera División. En aquellos instantes la U.D. Melilla era una entidad fuertemente endeudada que se planteaba su disolución y se rumoreaba incluso su posible fusión como tabla salvatoria con algunos de los clubs norteafricanos que debían dilucidar su futuro ante la declaración de independencia del nuevo estado de Marruecos.

Esta opción, inviable por los altos costes y deudas, finalmente no se cumplió y la U.D. España, de Tánger, se fusionó con el Algeciras C.F. mientras el componente español del Club Atlético de Tetuán lo hacía con la S.D. Ceuta, – el componente marroquí fundó posteriormente el Moghreb Atlétic Tetouan -. Abandonado a su suerte tras no poder hacer frente a sus acreedores, la U.D. Melilla acabó disolviéndose en agosto de 1956.

Dicho y hecho, el C.D. Tesorillo se convertía de la noche a la mañana en el principal club de la ciudad recién iniciado septiembre, teniendo sus dirigentes que hacer un considerable esfuerzo frente a una nueva categoría a la par que unos aficionados que recibía del club recientemente desaparecido. El C.D. Tesorillo que vestía camisa roja con pantalón negro y ocupaba el mismo campo de juego que la U.D. Melilla, el Estadio Alvarez Claro, no tuvo que variar su domicilio y adaptarse a un nuevo terreno, sino realizar un gran empeño económico para cuadrar unas cuentas con las cuales se contrataron nuevos jugadores para reforzar la plantilla aprovechando de paso el momento para cambiar de nombre y pasar a denominarse Melilla Club de Fútbol.

Los cambios no se detuvieron en este punto y como uniforme adoptaron los que en su día vistió el antiguo Melilla F.C., es decir, camisa rojinegra y pantalón negro. El debut en Tercera División se produjo durante la temporada 56/57 y contra todo pronóstico el flamante Melilla C.F. se proclamó de forma exitosa Campeón de grupo. En la Fase de Ascenso sin embargo no tuvo tanta fortuna y fue eliminado por el Real Club Recreativo de Huelva; derrota 3-0 en el Colombino y victoria por 1-0 en casa. A partir de 1957 y con la independencia de Marruecos, los clubs norteafricanos de Ceuta y Melilla pasaron a formar parte de los grupos andaluces de Tercera División, aumentando con ello la dificultad de poder optar a los primeros puestos. Fruto de ello, el club melillense pasa varios años ocupando posiciones rezagadas en la tabla clasificatoria y en espera de tiempos mejores.

1960 – 1970

Estos llegan paralelamente al estreno de la década de los años sesenta con la entrada de nuevos directivos y un proyecto serio de conducir al club norteafricano a Segunda División, etapa que coincide con el cambio de indumentaria pasando a vestir camisa azul con pantalón blanco. Ya en la temporada 60/61 se consigue ser subcampeón de grupo tras el Sevilla Atlético Club y abastar la Fase de Ascenso. En esta se enfrenta al C.D. Galdácano, quien los elimina; 2-4 en casa y 2-2 en la localidad vizcaína. En la siguiente campaña, 61/62, es nuevamente subcampeón, ahora tras el Algeciras C.F., consiguiendo en la Fase de Ascenso eliminar a Imperial C.F.; 2-0 en casa y 2-2 en Murcia, y al Albacete Balompié en la Final; 0-0 en casa, 0-0 en el Carlos Belmonte y 2-0 favorable en el encuentro de desempate disputado en Madrid.

Por fin la ciudad cuenta con un club en Segunda División y para ello destina todos los esfuerzos posibles en conseguir un equipo competitivo. El estreno en la categoría de plata durante la temporada 62/63 es satisfactoria quedando en decimotercero puesto con bastantes apuros pero consiguiendo salvar la categoría, su principal objetivo. En la temporada 63/64 baja un puesto y queda duodécimo al igual que sucede en la sesión 64/65. El club azulino se acostumbra a vivir al borde del abismo y sus participaciones empiezan con el único ánimo de conseguir la permanencia. En la campaña 65/66 el Melilla C.F. realiza un mal torneo liguero y consigue tan solo siete victorias y seis empates, quedando descolgado y decimoquinto. El descenso a Tercera División se consuma tras cuatro años consecutivos en la categoría de plata.

En la temporada 66/67 el Melilla C.F. vuelve a militar en el tercer nivel nacional junto a clubs andaluces finalizando sexto. A pesar de que la intención es volver a Segunda División lo antes posible y se preparan buenos combinados para intentarlo, lo cierto es que la entidad melillense no consigue el objetivo, pues el final de los años sesenta se caracteriza por ser una época en la que el privilegio de ascender queda reservado para el campeón de grupo y además se ha de pasar por el filtro de la Promoción en varias ocasiones.

1970 – 1976

Con estas premisas el Melilla C.F. inicia la década de los años setenta en una Tercera División que ha quedado reducida a cuatro grupos y que adquiere un potencial bastante fuerte. Si antes lo tenía difícil, ahora mucho más. Sin embargo la directiva no cesa en su empeño y consigue reunir varias plantillas con buenos jugadores capaces de ser quintos en la temporada 71/72 y séptimos en la sesión 72/73. El paso de los años y la pérdida de ilusión de la afición, la cual es realista y ve cada vez más lejos la posibilidad de regresar a Segunda División, hace que el Estadio Alvarez Claro empiece a despoblarse de seguidores.

Todo esto sumado a una crisis causada por la elevada inversión en jugadores que luego no dan la talla, significa que el club melillense retroceda al decimocuarto puesto en la campaña 73/74 y deba defender su plaza en la categoría ante el aspirante S.D. Unión Africa Ceutí; 1-4 en Ceuta y 5-0 en casa son suficientes para seguir. En la temporada 74/75 retrocede un puesto en Liga finalizando decimoquinto, encontrándose en la Fase de Permanencia con el C.D. Manchego, quien le opone una fuerte resistencia; 1-0 en Ciudad Real y 1-0 en casa. Estos resultados obligan a disputar un encuentro de desempate que se efectúa en Granada, consiguiendo los melillenses imponerse por el favorable resultado de 3-1. En la campaña 75/76 llega la debacle con la pérdida de categoría al resultar decimoctavo con diecinueve derrotas en su haber.

El descenso del Melilla C.F. a Preferente resulta traumático para los intereses del club puesto que significa sumergirse en una categoría compuesta única y exclusivamente por sociedades melillenses, un panorama ciertamente desolador para su reestablecimiento económico. Paralela y contrariamente a este descenso otro club local, el Club Gimnástico de Cabrerizas, nacido en 1973 y que se había proclamado Campeón de Preferente en la campaña recién finalizada 75/76 de la mano del técnico Antonio Casado, acaba de ascender a Tercera División tras eliminar al campeón ceutí C.D. O’Donnell. Las carreras deportivas en sentido opuesto que ambos clubs desarrollan, uno hacia arriba y otro hacia abajo pero con el nexo común de carecer de suficientes medios económicos, hacen que su historia confluya en la fusión de los dos el 29 de junio de 1976 dando origen a una nueva sociedad, el Gimnástico Melilla C.F. que será presidido por Arjan Lalchandani y vestirá presumiblemente camisa azul con pantalón blanco.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,