Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

Club Gimnasia Ritimca Torrepaterna

titular Hercules

 

escudo Hercules de Alicante CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Hércules de Alicante Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Alicante / Alacant
  • Provincia: Alicante / Alacant
  • Comunidad Autónoma: Comunidad Valenciana / Comunitat Valenciana
  • Fecha de constitución: 1919
  • Fecha de federación: 25 de octubre de 1922

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Hércules Foot-ball Club (1919-1941)
  • Alicante Club Deportivo (1941-1942)
  • Hércules de Alicante Club de Fútbol (1942-1943)
  • Hércules Club de Fútbol (1943-1995)
  • Hércules Club de Fútbol, S.A.D. (1995-2011)
  • Hércules de Alicante Club de Fútbol, S.A.D. (2011-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Segunda División:

  • 1934/35
  • 1965/66
  • 1995/96

5 Ligas de Tercera División:

  • 1931/32
  • 1932/33
  • 1959/60
  • 1968/69
  • 1969/70

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio José Rico Pérez
  • Año de inauguración: 1974
  • Cambios de nombre:
  • Estadio José Rico Pérez (1974-1994)
  • Estadio Municipal José Rico Pérez (1994-2007)
  • Estadio José Rico Pérez (2007-)
  • Capacidad: 29.584 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Florida / La Viña (1919-1932)
  • Campo de Bardín (1932-1954)
  • Campo de La Viña (remozado, 1954-1974)
  • Estadio José Rico Pérez (1974-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Hercules Alicante CF

ESCUDOS:

escudos Hercules de Alicante CF

UNIFORMES:

uniformes Hercules de Alicante CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Los primeros escarceos de los alicantinos con el fútbol no tuvieron lugar en suelo municipal, sino en el de la vecina localidad de Santa Pola, por entonces en el año 1900 un núcleo dependiente de la ciudad del Elche en cuyas playas, con motivo de la contemplación de un eclipse solar, amarró el buque británico Theseus transportando prestigiosos astrónomos británicos, curiosamente repartidos por su nacionalidad de modo que los ingleses acampaban en las proximidades de la playa mientras los escoceses lo hacían en el norte del casco urbano. La tripulación del navío, a la espera de tan admirado fenómeno, decidió pasar las horas de ocio jugando al fútbol, un deporte que causó tanta extrañeza en quienes lo vieron como la propia finalidad de la cita, pero que ya apuntaba maneras.

El desembarco de tan singular deporte, en cambio, no llegaría hasta varios años después y, concretamente, por tierra y gracias a la intervención de un profesor de gimnasia alicantino, José Muñoz Gomis, quien en 1903 aleccionaba en su local a sus primeros pupilos los cuales terminarían jugando en el Campo de Juegos inaugurado el 5 de abril de 1903, un terreno para la práctica de distintas disciplinas. En octubre de 1904 y por el propio Gomis, se constituía el Sportman’s Club Lucentino, una sociedad para gente acomodada que ansiaba jugar al fútbol y disponer de un suelo exclusivo para ello, inaugurando el 15 de diciembre de 1907 el Campo de Benalúa ya bajo el nombre de Sporting Club Lucentino en honor a su origen multideportivo.

En esas fechas el fútbol ya alcanzaba a otros estamentos y desde el Instituto de Secundaria diversos alumnos habían constituido el Racing Foot-ball Club, lo mismo que parte del alumnado de la Escuela de Comercio el Mercurio Foot-ball Club. En 1908 los clubs de Alicante ya jugaban frente a otros de la provincia, preferentemente de las comarcas de Elche y Orihuela, aunque los desplazamientos hasta tierras murcianas, muy próximas, también eran punto de encuentro. Fruto de la pasión por este deporte, en abril de 1908 nacía el Club Athlético Alicante, conjunto que pretendía ser el hegemónico de la ciudad y el 20 de octubre, en sesión extraordinaria, adoptaba la denominación de Alicante Recreation Club. Con campo situado en la calle de Maisonnave, en las proximidades de la estación de ferrocarriles de la empresa MZA, el Alicante Recreation Club experimentó un rápido crecimiento y en 1909 la relación amor-odio con los jugadores del Sporting Club Lucentino ya era evidente precisando de una oportuna solución: o seguir como estaban o fusionarse en una misma sociedad. Se escogió lo segundo formalizándose dicho acuerdo el 20 de octubre, aunque entre el acuerdo se compensaba a José Muñoz con distintas gratificaciones.

En julio de 1909, tras haber jugado en marzo frente al F.C. Valencia, el club alicantino que emplea camisa y pantalón blancos habitualmente, es invitado a participar en el torneo previo de la Exposición Regional para dilucidar quién es el club valenciano que se enfrentará como supuesto campeón regional a los por entonces todopoderosos F.C. Barcelona, C.D. Español, de Barcelona y Sociedad Gimnástica Española, de Madrid, resultando apeado al ser derrotados por los valencianistas. Los alicantinos crecen y el 8 de mayo de 1910 acuerdan inscribirse en la F.E. de C.F. constituida en octubre de 1909, aunque entre los planes de Demetrio Poveda, uno de los miembros más importantes de la entidad está en mente el constituir una nueva con fines futbolísticos exclusivos.

Dicho y hecho en verano de 1910 se disuelve el Alicante Recreation Club y se constituye el Lucentum Foot-ball Club con Poveda al frente, trasladándose al Campo de Benalúa que emplean como suyo. Es época de cambios y ese mismo año se crea el Athletic Club, sociedad presidida por el coronel José Caturla White, militar perteneciente al Cuartel de Benalúa, que se ejercita en el Campo de Juegos propiedad de Muñoz Gomis. El Lucentum F.C. quedará inscrito en la Federación Valenciana para disputar el Campeonato Regional de la temporada 12/13 junto a otros seis clubs de la ciudad del Turia. La experiencia no resulta satisfactoria, ni económica ni deportivamente, abandonando los alicantinos cualquier tentación de repetir en el torneo coincidiendo con una gran crisis entre los primeros clubs de la capital regional que desemboca en 1914 en su práctica desaparición tanto a nivel de clubs como federativo.

En el año 1915 el Lucentum F.C. es un club importante a nivel regional que consigue atravesar fronteras al concertar encuentros con clubs de todo el país convirtiéndose en el máximo embajador local a efectos futbolísticos. Las vicisitudes de la época sin embargo, donde el profesionalismo todavía no es entendido ni aceptado por muchos y donde cada líder arrastra a un grupo de seguidores, provocarán que el club atraviese cierta languidez entre 1917 y 1918 sufriendo continuas y sangrientas escisiones con deportistas que constituyen e ingresan en otras sociedades, incluso pasan a otros deportes.

En el verano de 1918, siendo presidente de la entidad Mariano Mathet, varios futbolistas lucentinos junto a otros de distinta procedencia aprovechando un viaje a Murcia para enfrentarse al titular, a consecuencia del resultado obtenido y de su deseo deciden constituir el Alicante Foot-ball Club, sociedad que en breve será una de las más importantes a nivel local, la cual viste inicialmente camisa roja con pantalón azul que permutará poco después a negro. No es el único contratiempo y paralelamente nacen la Unión Deportiva Alicante, una sociedad polideportiva con preferente atención al atletismo aunque también poseen una sección dedicada al fútbol, y el Iberia Foot-ball Club, entidad con base en el barrio de Carolinas que tiene varios equipos, entre ellos infantiles.

La ciudad se mantiene muy activa a lo largo de 1918 y los éxitos cosechados por nadadores locales en Barcelona ocasionan que se potencie este deporte. Dos serán las entidades que más esfuerzo realicen, de un lado el Real Club de Regatas, que aporta sus instalaciones junto al puerto y, de otro lado, el Club Natación Alicante, sociedad expresamente constituida para tal fin el 3 de agosto de 1919 en los salones del Círculo de Bellas Artes y que tiene su sede en los Baños de la Alianza. El Club Natación Alicante contará en su primera directiva con Marcelo Agudo como presidente, con el apoyo financiero de Casimiro de la Viña, vicepresidente, Enrique Picó, secretario, Carlos Pacheco, tesorero y el mecenas francés Renato Bardin, pensándose con el tiempo albergar otras disciplinas que doten a la entidad de un aire polideportivo, como la de fútbol que juega en el Campo de la Florida y es creada en noviembre al observar que el Real Club de Regatas crea una propia con futbolistas sin equipo.

En 1919, coincidiendo con el surgir del Club Natación Alicante, el exceso de gastos ocasionados y el falto de pago de las correspondientes y necesarias cuotas por diversos miembros, conducen lamentablemente al fin del histórico Lucentum F.C. Afortunadamente la base infantil no se ve tan afectada por el dinero como los clubs punteros y en la ciudad proliferan multitud de clubs quienes, con mayor o menor interés, acabarán por tomar el relevo de los lucentinos convirtiéndose en su gran esperanza.

HISTORIA DEL CLUB:

1919 – 1920

La crisis del Lucentum F.C. desarrollada entre 1918 y 1919 marca un punto de inflexión en el fútbol alicantino y la necesidad de constituir un club fuerte, aunque con titubeos desde diversos medios de comunicación, poco a poco empieza a tomar cuerpo. El Club Natación Alicante parece ser el testigo idóneo y así lo demuestran los primeros años veinte, pero en la sombra y sin apenas hacer ruido, se está gestando el nacimiento de otro club que será grande en unos años.

Lejos de las desventuras del primer club de la ciudad, a principios de 1919 y desde la Plaza de Calvo Sotelo, un chaval de diecisiete años llamado Vicente Pastor Alfosea, junto a un nutrido grupo de adolescentes que jugaban todos los días con una pelota de trapo, decidieron concertar un encuentro frente a otro conjunto de reciente formación, el Iberia F.C., del barrio de Carolinas. Para tal ocasión hacía falta adquirir personalidad jurídica y un nombre para el nuevo club constituyente, recurriendo el propio Pastor, “el Chepa” -apodo herencia de una grave malformación en la espalda a consecuencia de una caída por las escaleras del hogar a la temprana edad de dos años que le había impedido desarrollarse como cualquier otro niño-, al nombre de un héroe de la mitología griega, Hércules, personaje que representaba todo lo que él no podía ser y con el cual deseaba infundir miedo y respeto a partes iguales entre sus adversarios.

El Hércules Foot-ball Club, nombre definitivo, para estrenarse tuvo que adquirir un balón de reglamento de segunda mano por el valor de tres céntimos, debutando frente a los carolinenseses con gran éxito al cosechar una victoria por 1-4 que prometía mucho. La ilusión depositada en este proyecto por parte de “el Chepa” fue enorme hasta el punto de destinar gran parte del dinero que ganaba como mancebo en una farmacia emplazada en la Plaza de Gabriel Miró, para esta incipiente sociedad formada en su totalidad por infantiles -juveniles de hoy-.

Nacido con pocos recursos, la humilde sociedad alicantina viste inicialmente con camisa rojiblanca y pantalón negro, teniendo en Pastor a su alma mater y un gran entrenador que moldeará los destinos de muchos jugadores los cuales, una vez forjados, darán el salto a entidades más acomodadas económicamente. Antes de esto, el entrenamiento diario al que son sometidos los muchachos del barrio empieza a tener recompensas. La puesta en grande para los herculanos a nivel oficial se efectúa el 22 de junio de 1919 frente al Athletic Club Benalúa dentro de la Copa Excelsior, torneo de índole infantil organizado por el club del mismo nombre donde los rojiblancos, con una plantilla que arrasa, se imponen por 2-1 y en el cual destaca una curiosa reglamentación en la que se indica que los jugadores no deben superar los dieciséis años ni exceder un metro cincuenta y cinco centímetros de altura a excepción del portero, a quien se le permiten cinco centímetros más. Tras vencer a Sporting F.C., conjunto dependiente del Colegio de los Salesianos, por 3-0 y Excelsior F.C. por 2-1, incluso disputarse un encuentro entre los equipos A y B de los herculanos, el trofeo en disputa irá a sus vitrinas, aún a expensas de recibir críticas por parte de los rivales quienes les acusan, y con razón, de alinear a algunos chavales más altos de lo que postula el reglamento y quizás, con más edad.

El segundo gran protagonista durante 1919 es la Federación Levantina. La ciudad de Alicante, y con ella su provincia, a mediados de año cuentan con una extensa pléyade de clubs que ansían contar con una federación propia a imagen y semejanza de lo que ocurre en el norte con la Vizcaína, Guipuzcoana, Cántabra y Asturiana, todas ellas con un ámbito territorial muy estrecho. Conocidas las tradicionales disputas entre alicantinos y valencianos, esa parece la salida lógica a tal demanda, pero la Agrupación de Periodistas Deportivos, nacida en 1918 e impulsora de dicha federación, al trasladar su demanda a la Federación Española se encuentra con la negativa por respuesta, recomendando la Nacional que se cubran varias provincias del este para que su campeón pueda acudir como representante al Campeonato de España. Desde la Agrupación de Periodistas se trabaja para convencer a clubs valencianos, castellonenses, murcianos y albacetenses, quedando constituida en la ciudad el 3 de agosto la flamante Federación Regional Levantina de Clubs de Foot-ball con José Agulló en la presidencia y Enrique Picó como secretario.

Tras aprobarse los estatutos el día 18, durante los meses siguientes se trabaja en sumar adeptos, reuniéndose el 28 de diciembre los delegados de los clubs compromisarios quienes determinan, entre otros asuntos, dividir la federación en dos secciones; una norte para las provincias de Teruel, Castellón y Valencia; y una sur para Murcia, Albacete y Alicante, siendo el campeón de la final a disputar entre los primeros de ambos grupos quien acuda al Campeonato de España. Por la ciudad de Alicante acudirán los siguientes clubs: Pesquera Club, Sporting F.C., Real Club de Regatas, Ipipi Club, el Club Natación Alicante de reciente constitución y llamado a ocupar un alto puesto, el Hidalgos de la Patria, el Ascensius et Descensius, el reorganizado Lucentum F.C. y la Agrupación de Periodistas Deportivos quien también cuenta con equipo.

1920 – 1930

La conquista del Torneo Excelsior en 1919 que equivalía a ser campeón local y la demostración de que el Hércules F.C. era sin duda el mejor de los clubs infantiles alicantinos en pleno 1920, no pasó desapercibida para muchos entendidos y pronto varios clubs de más categoría se fijaron en algunas de sus figuras para llevárselas a otros lares, como el Club Bellas Artes, una sociedad nacida en 1920 presidida por Emilio Costa que en 1921 no tuvo reparo alguno en conseguir los servicios de hasta seis jugadores herculanos, entre ellos José Torregrosa, el gran central de los rojiblancos.

Costa, gran aficionado al fútbol y rival del Club Natación Alicante, pretendía de este modo desbancar a los nadadores y convertirse en la primera fuerza a nivel local, incluso llegó a obtener resultados importantes entre 1922 y 1923, pero al final, sin tantos recursos su esfuerzo quedaría en nada.

La marcha de seis baluartes en el conjunto herculano hizo recapacitar a Vicente Pastor y a todo su entorno, pues si bien el club tenía plena dedicación a formar jugadores en edad infantil sin regatear esfuerzos, bien es cierto que en su ambición, pese a su modestia, también latía cierto deseo por llegar a ser grandes y no era del todo agradable ver cómo jugadores formados en el club marchaban a otros sin recompensa económica. La única tabla de salvación pasaba por buscar socios con haberes, registrarse en el Gobierno Civil y finalmente inscribirse en la Federación Levantina.

Vicente Pastor, “el Chepa”, se rodeó de socios inversores y el 18 de septiembre de 1922 regularizaba la situación del club frente a la Administración quedando registrado ante el Gobernador provincial, D. José Mayans, conforme a la Ley de Asociaciones de 1887. El siguiente paso era darse de alta en el Comité Provincial de Fútbol, admitido el 2 de octubre, para rematar toda la estrategia con el ingreso en la Federación Levantina el 25 de octubre.

Con José Masiá Enebra al frente del club alicantino como primer presidente oficial, los herculanos quedaban fiscalizados siendo a principios de los años veinte uno de los tantos muchos que existían en la ciudad, todos ellos ensombrecidos por el gran peso de omnipotente Club Natación de Alicante, quien contaba ya con un Campeonato Regional en su haber y competía en la Serie A de Primera Categoría.

escudos Club Natacion Alicante

El Club Natación de Alicante, una asociación fuerte y ejemplar, vestía camisa con gruesas rayas verticales blanquiazules -los colores de la enseña municipal- y pantalón negro, y en la temporada 25/26, tras una exitosa vida deportiva, disputó el que sorprendentemente iba a ser su último campeonato. Dicho desenlace se originó el domingo 20 de diciembre de 1925 cuando en el encuentro del Campeonato Regional frente al Valencia F.C. en el Campo de La Florida, el árbitro designado y fundador del club valenciano, Octavio Augusto Milego, habiendo terminado el partido con victoria 2-1 favorable a los locales reflejó en el acta que el segundo tanto de los natacionistas era ilegal y, por lo tanto, el resultado definitivo quedaba en 1-1. Esta decisión ensalzó el ánimo del delegado local y Milego declaró haber sido agredido, además de invadido el terreno de juego. La Federación Valenciana barruntó castigar al Club Natación Alicante y a su directiva con un año de exclusión lo mismo que el Campo de La Florida, además de sancionar al delegado federativo, a su capitán José Samper y obligarles a jugar todos los encuentros que restaban del torneo en campo ajeno.

Mientras se estudiaba la sanción, el domingo 15 de enero de 1926 en un encuentro frente al C.D. Castellón en el campo de este, los alicantinos fueron sancionados con un penalti en contra y el capitán blanquiazul, Samper, molesto con la actitud del árbitro y lo que creía era una persecución, ordenó a sus compañeros retirarse camino del vestuario. Aplicando el reglamento y con los antecedentes de diciembre, la Federación Valenciana castigó severamente al club obligándole a pagar dos mil pesetas por encuentro, condición a la que se negaron los natacionistas y terminó por ocasionar su expulsión el 2 de febrero. El Club Natación Alicante recurrió a la Federación Española, pero esta no le dio la razón y aunque a lo largo del año se trató en varias ocasiones de readmitirles, la negativa a pagar los costes supuso su condena. Al final, condenado a muerte, quedaba virtualmente disuelto al dimitir toda su junta directiva el 27 de abril de 1927.

A raíz de este óbito deportivo, parte de sus directivos y mucha de su masa social pasan a engrosar las filas del humilde club herculano, la sociedad con más condiciones de cuantas existen en Alicante, desembarcando con un potencial económico que va a ser crucial para su despegue en los años inmediatos.

Previamente a todos estos acontecimientos, el Hércules F.C. atravesará por diversas vicisitudes tras su ingreso en la Federación Levantina. En la temporada 23/24, militante en la Serie B y empleando el Campo de La Florida, bajo la presidencia de Alberto Misó consigue llegar a la Final de este torneo tras eliminar a varios clubs pero, falto de liquidez, renuncia a disputarla frente al Stadium F.C., de Valencia, cediéndole los puntos y, por lo tanto, el trofeo. En las campañas 24/25 y 25/26 sigue en la Serie B, pero en esta última y bajo la presidencia de Juan Carratalá al carecer de campo propio o en régimen de alquiler, ha de acudir siempre a jugar como visitante.

Desde 1928, el Hércules F.C. empieza a dominar el panorama alicantino y ya nunca abandona esta situación de privilegio. Estos directivos, liderados por el mecenas Renato Bardín, aportan el dinero suficiente para aspirar a cotas más altas, produciéndose una serie de cambios en la entidad que se traducen en el traslado al Campo de La Viña, propiedad de Casimiro de La Viña, la permuta de los colores de su uniforme, empleando ahora el blanquiazul de la bandera local y la asimilación de gran parte de la simbología procedente del extinguido Club Natación de Alicante. Durante estos tiempos compite con otros clubs locales como el Racing Club, el Campoamor F.C., el Fortuna F.C. y el Benalúa F.C., tanto en el Campeonato Local como dentro de la Categoría Provincial, dando un gran salto en la temporada 29/30 cuando, debido a su clasificación, debutan en el campeonato de Tercera División, una fase por entonces de ascenso a Segunda División, quedando quintos y no alcanzando por lo tanto el ascenso.

1930 – 1940

Volverán a esta competición en la campaña 31/32 donde son Campeones al igual que en la sesión 32/33. Entre medias hay un conato de fusión con el Alicante F.C. En marzo de 1931, Casimiro de La Viña, propietario del terreno de juego que emplean ambas entidades, viendo que atraviesan por problemas económicos y casi son incapaces de pagar el alquiler del estadio, propone la creación de un nuevo club que represente a la ciudad que conlleva la desaparición de los dos. El resultado es la firma de un preacuerdo que debe ser refrendado por las respectivas juntas directivas y es bautizado como Club Deportivo Alicante, no prosperando como el empresario deseaba al oponerse los socios de uno y otro club, además de no volcarse con el proyecto una prensa que se muestra algo reacia.

El 18 de septiembre de 1932 pasan a jugar al nuevo Campo de Bardín, recinto levantado por el empresario de origen francés y abandonan el Campo de La Viña, conocido también como La Florida, ante el gran incremento que experimenta su afición. En la temporada 33/34 son cuartos en Liga, pero la creación de los Campeonatos Superregionales y la reforma que sufren las distintas categorías hace que pasen a formar parte de la Segunda División en la campaña 34/35. En esa precisa temporada, el Hércules F.C. conforma una gran plantilla y meritoriamente resulta Campeón de su grupo, al igual que sucede en la Fase de Ascenso, con lo cual asciende a Primera División por primera vez en su historia para jugar con los grandes de nuestro fútbol.

El debut en la división de honor llega en la temporada 35/36 finalizando sextos con una excelente plantilla en la que destacan jugadores como Maciá, Tatono e Irles. Sin embargo, lo que parecía un buen proyecto de futuro capaz de perdurar durante cierto tiempo acaba tristemente con el estallido de la Guerra Civil, la cual trunca la composición de la plantilla. Durante el periodo bélico Enrique Picó asume la presidencia tras ser incautada la sociedad, compitiendo en el Campeonato Superregional 36/37 donde es subcampeón igualado a puntos con el Murcia F.C. y tras el vencedor Valencia F.C. Invitado a participar en la Liga del Mediterráneo inicialmente, la exigencia promovida por el C.D. Español, de Barcelona, para que los clubs valencianos y murcianos compensen económicamente a los clubs catalanes provoca su retirada, decayendo la práctica futbolística en lo sucesivo, especialmente a partir de 1938.

Pasados tres largos años de espera y penalidades, en la campaña 39/40 reinician su andadura en Primera División siendo sextos en un torneo donde, cuando actúan como forasteros, son ampliamente increpados por el público al haber sido Alicante la ciudad donde perdió la vida José Antonio Primo de Rivera.

1940 – 1950

Durante este periodo fallecen figuras emblemáticas como su fundador, Vicente Pastor y su principal financiero, Renato Bardín, llegando al club valenciano las vacas flacas y, consecuentemente, la finalización como noveno en la sesión 40/41. La política emprendida en los duros tiempos de posguerra alcanza a muchos estamentos y en los primeros meses de 1941 la jerarquía local impone una obligatoria fusión entre los conjuntos locales Hércules F.C. y Alicante F.C., esta vez en serio, con el ánimo expreso de formar un gran club, acuerdo que se oficializa el 8 de abril de 1941 con el resultado del Alicante Club Deportivo. Pocos meses después de haber sido concretada la fusión, en medio de un mar de discrepancias y sinsentidos, se deshace esta por lo innatural de la misma y por la incompatibilidad entre sus directivos, pero ya no hay vuelta atrás en el nombre que van a adoptar los clubs, nuevamente independientes, de modo que durante la temporada 41/42 el club herculano pasa a denominarse Alicante Club Deportivo, mientras que el Alicante F.C. lo hace como Lucentum C.F. Esa misma temporada el Alicante C.D., muy debilitado, desciende a Segunda División tras ser decimotercero en Liga y sin haber las autoridades sido capaces de obtener sus metas. En la campaña 42/43 queda cuarto en Segunda División.

El club herculano solicita poder volver a emplear el nombre de Hércules como antaño y consigue de la Federación Española que se le acepte, siempre y cuando luzca el topónimo Alicante. Este acepta y pasa a ser denominado Hércules de Alicante Club de Fútbol. El otro club afectado por la fusión, el Lucentum C.F., consigue lo mismo y pasa a denominarse Alicante Club de Fútbol. En la temporada 43/44, el Hércules de Alicante C.F. resulta décimo y de nuevo no contento con el nombre asignado cambia su denominación pasando a ser ya de forma definitiva Hércules Club de Fútbol. En la campaña 44/45 es segundo, consiguiendo ascender a Primera División junto al C.D. Alcoyano. Sin embargo, su paso por la división de honor es efímero y desciende a Segunda División al ser decimocuarto.

Su paso por la categoría de plata lo inicia siendo cuarto en la edición 46/47, sexto en la 47/48 y nuevamente cuarto en la sesión 48/49, dividiéndose en la temporada 49/50 la Segunda División en dos grupos por razones geográficas. Los herculanos pasan al Grupo II o Sur, andando lejos de los puestos de cabeza y finalizando décimo.

1950 – 1960

Empieza un ciclo de ocho temporadas consecutivas en Segunda División en el cual hasta 1950 opta al ascenso, no consumado por diversas circunstancias. En la sesión 49/50 es décimo y parece que llegan malos tiempos. Afortunadamente, el Hércules C.F. sale de una pequeña crisis y en la temporada 52/53 queda subcampeón, siendo sexto y último en la Promoción dentro de un grupo muy reñido en el que dos puntos le separan del primero y ascensor. El ansiado ascenso llega en la campaña 53/54 al ser segundo en Liga y en la Promoción. Es esta la época de jugadores destacados como Pazos y Pina. Dos campañas va a aguantar en Primera División el club blanquiazul, la 54/55 en la que es sexto y la 55/56 donde es decimosexto. En 1954 el Hércules C.F. vuelve a jugar en el Campo de la Viña, remozado y ampliado. En la temporada 56/57 es segundo en Liga y contradictoriamente empieza desde aquí un camino descendente que le lleva a perder la categoría en la temporada 58/59 al ser decimotercero y caer eliminado en una Promoción frente al C.D. Mestalla: 0-0 en Valencia y 0-2 en casa. En la campaña 59/60 junta un buena plantilla y con mucho esfuerzo queda Campeón de su grupo de Tercera División y asciende a Segunda División directamente.

1960 – 1970

La década de los años sesenta la inicia en Segunda División y el club anda mal económicamente atravesando una notable inestabilidad. Mantiene litigios con la Caja de Ahorros local y ve embargados sus trofeos. Pese a todo este desajuste, deportivamente el equipo cumple siendo tercero en la campaña 60/61 y segundo en la 63/64. Este puesto le hace promocionar frente al Real Oviedo, perdiendo en la capital asturiana por 4-1 y ganando en casa por un insuficiente 1-0. El desquite llega en la temporada 65/66 cuando queda Campeón de su grupo y asciende a Primera División ante la alegría de sus seguidores.

Su paso por Primera División la sesión 66/67 resulta corto pues finalizando decimoquinto baja a Segunda División irremediablemente. Este descenso produce un notable daño en la entidad blanquiazul, la cual no se repone deportivamente y da con sus huesos en Tercera División tras acabar decimoctavo en la temporada 67/68. Este traspiés durará un par de temporadas, pues si bien en la campaña 68/69 es primero en su grupo de Tercera División, en la Promoción cae eliminado ante el C.D. Castellón: 3-2 en la ciudad de La Plana y empate a uno en casa. El merecido ascenso se conseguirá en la sesión 69/70 al ser de nuevo Campeón y pasar un par de eliminatorias. En la primera cae ante el C.D. Logroñés tras tres encuentros: 1-1 en casa y 2-2 en Logroño, resultados que precisan de un tercero a disputar en Madrid: 1-3 para el cuadro riojano. En la segunda se enfrenta al C. At. Osasuna: 4-1 en Alicante y derrota por 1-0 en Pamplona.

1970 – 1980

En 1970 entra a la presidencia José Rico Pérez, el gran rector del club herculano y uno de los más insignes en la historia de la entidad. Con un grupo en el que destacan Humberto, Valbuena y Marcos, consigue ser undécimo en la campaña 70/71. Rico Pérez desea construir un club grande y emprende las acciones para levantar un nuevo estadio que sustituya al viejo Campo de la Viña. Este reto lo acometen vendiendo veinte mil localidades en concepto de abonos valederos para cinco años a partir de la temporada 74/75 con valor de 20.000 pesetas. En la campaña 71/72 quedan decimocuartos y han de promocionar con el C.D. Cartagena para no descender: 3-1 en casa y empate a uno en Cartagena. Poco después, en la temporada 73/74 el Hércules C.F. consigue ascender a Primera División de la mano del entrenador Arsenio Iglesias.

El 3 de agosto de 1974 se inaugura el Estadio Rico Pérez en partido frente al F.C. Barcelona con anecdótica derrota por 0-4. Arsenio configuró un gran bloque que quedó quinto y a punto estuvo de llevar al club blanquiazul a la Copa de la UEFA. José Antonio, Giuliano, Rivera y Quique formaron una defensa que todavía hoy se recuerda. En la temporada 75/76 fue sexto y a partir de este momento inició un descenso deportivo que lo llevó a instalarse en la zona media-baja de la tabla en las postrimerías de los años setenta.

1980 – 1990

En la temporada 81/82 acaba un ciclo de ocho campañas consecutivas en Primera División al ser decimoséptimo. Baena, Saccardi, Barrios, Carcelén y Amador pasaron por el club durante estos años. Cabe destacar en estos, la remodelación que sufrió el estadio para alojar la Fase Final del Mundial de España de 1982. Dos años necesitará Rico Pérez para devolver al club herculano a Primera División. En la edición 82/83 es octavo y en la 83/84 tercero, consiguiendo el ascenso directo. La vuelta a Primera División es recibida con gran júbilo por parte de la ilusionada afición y el Hércules C.F. encara la temporada 84/85 con gran optimismo. Se produce el sorprendente fichaje del jugador argentino Mario Alberto Kempes y destacan jugadores como Aracil, Rastrojo y Reces. El final de temporada es de infarto pues el club blanquiazul se lo juega todo a una carta ante el Real Madrid C.F. en casa de este. Un gol de Sanabria le da el 0-1 y el club permanece en Primera División, hasta que un año después desciende tras ser decimoséptimo.

El club se encuentra en una situación delicada deportiva y económicamente producto de los gastos originados por su paso entre los grandes. Son abultadas las deudas y tras un par de campañas en Segunda División se desciende a Segunda División B al término de la campaña 87/88. El club esta roto y tras ser octavo en la sesión 88/89, en la siguiente 89/90 se es decimotercero, teniendo que sufragar obligatoriamente las deudas de algunos jugadores para no descender a Tercera División por impago.

1990 – 2000

En la década de los años noventa la entidad blanquiazul anda inmersa en el pozo deportivo e intenta regresar a Segunda División A. Es quinto en la edición 90/91 y con la llegada de Aniceto Benito en 1991 se inicia la remontada. Ya en la campaña 92/93 consigue el ascenso tras ser cuarto en su grupo y conseguir imponerse a U.D. Salamanca, U.D. Las Palmas y Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega en la Promoción. El Hércules C.F. se instala en Segunda División y en la campaña 93/94 es séptimo iniciándose la transformación en Sociedad Anónima Deportiva, culminada el 1 de julio de 1995 con el nombre de Hércules Club de Fútbol, S.A.D., para ser noveno clasificado en la sesión 94/95.

Sin embargo, el proyecto de Aniceto Benito sigue adelante y en la temporada 95/96 se consigue el Campeonato de Liga con bastante holgura logrando ascender a Primera División. Lamentablemente, el éxtasis solo dura una temporada y en esa campaña 96/97 se desciende, al acabar en vigésima primera posición en una liga de veintidós clubs. Con este descenso la obra iniciada unos años antes se desmorona. Entra un grupo mediático en la dirección y el club emprende un camino deportivo que le lleva en un par de años a Segunda División B de nuevo semiarruinado.

Desde la temporada 99/00 hasta la campaña 04/05 el club blanquiazul vive sumergido en Segunda División B, una categoría lejana a su prestigio de la que es difícil salir. El Hércules C.F. lo intenta en varias ocasiones acabando sin éxito. En la temporada 99/00 es cuarto en Liga, pero en la Promoción es último superado por Universidad de L.P. de G.C. C.F., Xerez C.D. y Real Zaragoza “B”.

2000 – 2010

En la edición 01/02 nueva frustración; tras ser tercero en el campeonato doméstico cae en la Liguilla ante Terrassa F.C. y Baracaldo C.F., superando solo a la A.D. Ceuta. Por fin, a la tercera lo consigue y en la temporada 04/05 tras ser subcampeón, se impone en la promoción a A.D. Ceuta en la semifinal: 0-1 en Ceuta y 2-0 en casa, y en la final a Real S.D. Alcalá: 1-3 en la ciudad madrileña y empate a uno en casa. La entrada como máximo accionista de Enrique Ortiz supondrá un giro en las aspiraciones del club alicantino, empezándose una recuperación económica y una gestión que en los años sucesivos hace que el Hércules C.F. empiece a presentar su candidatura al ascenso.

Aunque en las primeras temporadas de retorno a la categoría de plata sus resultados presentan dudas e inquietud, con el paso del tiempo los herculanos son sextos en la edición 07/08 y cuartos en la 08/09, rematando el trabajo en la sesión 09/10 cuando de la mano del técnico Esteban Vigo son subcampeones, tras un torneo en el que se muestran inflexibles en la primera vuelta y sufren un bajón iniciada la segunda, reponiéndose al final de Liga tras una victoria a domicilio obtenida en Irún.

2010 – 2020

Con el cambio de década el club valenciano pretende asentarse en Primera División con un plan incluido de remodelación de su estadio bajo el brazo, pero los desajustes en la plantilla y una pésima planificación deportiva dan al traste con el proyecto tras una nefasta campaña 10/11 en la que va de más a menos y en donde sus resultados a domicilio son bajísimos, condicionantes que le llevan a ser decimonoveno y descender. Tras finalizar la temporada la directiva que preside Valentín Botella cambia el nombre de la sociedad a Hércules de Alicante C.F., S.A.D. En la edición 11/12 los alicantinos aspiran al ascenso directo o bien a jugar la Promoción. El torneo empieza bien pero, poco a poco, van perdiendo posiciones hasta caer a mitad de tabla, momento de inflexión en el cual se recuperan y terminan quintos. Conseguida la Promoción se enfrentan a la Ag.D. Alcorcón pero no consiguen superarles, quedando eliminados en Semifinales al empatar 1-1 en casa y 0-0 en la localidad madrileña.

La temporada 12/13 se afronta con Juan Carlos Mandiá en el banquillo, pero a consecuencia de los malos resultados es sustituido por Quique Hernández concluida la décima jornada. El técnico valenciano logra la permanencia, aunque con sufrimiento logrando ser decimoséptimo. En la campaña 13/14, ya con una crisis financiera más que notoria, Hernández sigue al mando de los blanquiazules pero, con una plantilla todavía más debilitada, no endereza el rumbo del equipo. Pasada la jornada treinta y ocho es relevado por el técnico serbio Slavisa Jokanovic, manteniéndose la tendencia negativa y perdiendo la categoría como colista.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2014

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • El Hércules C.F. y el fútbol en Alicante. Vicente Ramos Pérez. Ediciones Biblioteca Alicantina (1975).
  • El libro de oro del Hércules: 74 años de historia. Pascual Verdú Belda, Manuel Mira Candel y Javier García Gómez. Editorial y Medios Consultores (1996).
  • Historia del Hércules C.F. (1922-1996). Fernando Peralt Montagut. Aragón Ediciones (1996).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • El Luchador. Diario.
  • Diario de Alicante. Diario.
  • Las Provincias. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.superdeporte.es Diario deportivo.
  • www.diarioinformación.com Diario.
  • www.laverdad.es Diario.
  • www.herculesdealicantecf.net (Web oficial).

 

fin

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,