Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Cómo distinguir los mejores bonos de apuestas deportivas.

 

Si eres un gran fan del fútbol o del deporte, en general, y quieres utilizar tus conocimientos para conseguir un dinero extra, las casas online de apuestas deportivas son una opción inmejorable.

Estas casas de apuestas suelen ofrecer un bono de bienvenida a la hora de registrarte y realizar tu primer ingreso, por lo que vamos a hablarte de algunas condiciones del bono a tener en cuenta, para que aprendas a identificar el que más te conviene.

aficionado en Camp Nou

Qué tener en cuenta a la hora de escoger un bono

En primer lugar, destacamos la cantidad de dinero que puedes recibir con tu bono de bienvenida. Es evidente que cuanto mayor sea dicha cantidad, más dinero tendrás para poder realizar las apuestas, pero debes fijarte muy bien en el porcentaje de tu ingreso que necesitas para conseguir dicha cantidad y la forma en la que el dinero del bono se deposita en tu cuenta.

Con unos ejemplos lo entenderás mucho mejor: no es lo mismo que un bono ofrezca 100 euros y corresponda al 25 % de tu primer ingreso que si la retribución en forma de bono es del 100 %. En el primer caso, tendrías que ingresar 400 euros para obtener los 100 correspondientes al bono; mientras que, en el segundo, el importe a ingresar sería mucho menor y se harían necesarios, simplemente, los 100 euros que quieres conseguir como contraprestación.

En cuanto a la forma del bono, lo ideal es que implique dinero real, es decir, que en el momento de realizar las apuestas funcione igual que el dinero que tú ingresas. Hay muchas casas de apuestas que ofrecen su bono en forma de apuestas libres o free bets. La desventaja de este tipo de apuestas es que solo se contabiliza el beneficio, mientras que el dinero apostado desaparece de tu cuenta. Un ejemplo para aclararlo: si tienes 50 euros de bono correspondientes a free bets y realizas una apuesta a cuota 2, obtendrías 50 euros de beneficio si la apuesta resulta ganadora, que sería el dinero que aparecería en tu cuenta. Desaparecerían los 50 de la apuesta. Si el bono conlleva dinero real, en tu cuenta aparecerían los 100 euros derivados de la apuesta, los 50 usados para apostar y los 50 de beneficio.

El otro punto principal que debes tener en cuenta a la hora de elegir un bono es el rollover, es decir, las condiciones exigidas para que el dinero del bono pueda ser liberado y usado de la forma que tú quieras. Los dos requisitos más importantes, en este sentido, son el número de veces que debes apostar la cantidad ingresada y la del bono para liberarlo y la cuota mínima exigida en cada apuesta, ya que no todas las apuestas son válidas para liberar el bono.

Una vez registrado mentalmente todos los detalles a tener en consideración, tendrías que investigar en una docena de casas de apuestas para conocer su sistema de bonos o bien visitar a yourate, donde encuentras toda la información de una sola mirada. Pues ya lo sabes: ¡también tiempo es dinero!