Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Club Deportivo Palencia Balompié

 

escudo CD Palencia Balompie

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Palencia Balompié
  • Ciudad: Palencia
  • Provincia: Palencia
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 5 de junio de 2011
  • Fecha de federación: junio de 2011

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Palencia Balompié (2011- )

TÍTULOS NACIONALES:

0 Ligas en Categoría Nacional.

ESTADIO: estadio Nueva Balastera

  • Nombre: Estadio Municipal Nueva Balastera
  • Año de inauguración: 10 de octubre de 2006
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Nueva Balastera (2006- )
  • Capacidad: 8.070 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Otero (2011- 2014)
  • Estadio Municipal Nueva Balastera (2014- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Palencia Balompie

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO PALENCIA BALOMPIÉ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

  Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO PALENCIA BALOMPIÉ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

  Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN PALENCIA:

Situada en plena llanura de la Tierra de Campos, la ciudad castellano-leonesa de Palencia era a mediados de los años diez del s. XX una modesta capital provincial donde las práctica deportiva se ceñía al ciclismo y a las típicas competiciones pedestres tan de moda durante la época. La implantación de colegios privados vinculados a la doctrina cristiana como el de los Maristas y el de La Salle, pronto fue motivo del uso del fútbol como herramienta educativa y pedagógica para la formación cultural y física de la juventud, convirtiéndose con el paso de los años en una de las disciplinas deportivas preferidas.

No obstante, y aún a pesar de ser los colegios la base principal para difundir el fútbol en la ciudad, los primeros equipos organizados parten de otra organización en franca expansión, Los Exploradores de España, una asociación creada en nuestro país por Teodoro de Iradier en 1912 a imagen y semejanza de los Scouts. Constituido el 20 de enero de 1914, Los Exploradores de Palencia son un grupo juvenil con elementos entre diez y dieciocho años que defienden los valores cristianos y patrióticos, empleando al igual que hacen los colegios, el fútbol como elemento perfecto para la formación del espíritu. En 1918 cuentan con varios equipos y no es en absoluto difícil verlos jugar en los descampados y superficies aptas para la práctica deportiva al aire libre.

Iniciados los años veinte, otro grupo juvenil con raigambre religiosa toma la iniciativa futbolística en la capital castellana, Los Tarsicios, constituido básicamente por muchachos que se apoyan en la congregación eucarística del mismo nombre y cuya edad no sobrepasa los dieciséis años, pero que tiran del resto de la juventud local para implantar definitivamente un deporte en pleno auge.

El gran paso se da en 1922 con la constitución de la primera sociedad deportiva dotada de una sólida estructura: el Sporting La Salle, una entidad presidida por Pablo Bilbao creada al abrigo del colegio lasaliano que, a diferencia de las precedentes, tiene una clara vocación polideportiva. Así tan frecuente es verlos organizando encuentros de fútbol como carreras pedestres o ciclistas, deporte este último en el que se implican notablemente a lo largo de varios años.

En 1923 al Sporting La Salle le surge un rival local con aspiraciones, el Palencia Deportiva, club presido por César Fernández que tiene como objetivo ser el referente palentino para cualquier práctica deportiva. Ambas sociedades viven un buen momento durante ese año siendo partícipes en la constitución de la Federación Castellano-Leonesa de Foot-ball ocurrida el 2 de abril, de modo que incluso se inician contactos para una fusión que parece vaya a cristalizar a finales de septiembre. Lejos de la realidad la pretendida fusión es un fracaso absoluto y a finales de año la Federación organiza su primer Campeonato oficial, el de la temporada 23/24, donde el Sporting La Salle queda emplazado en Primera Categoría mientras el Palencia Deportiva lo es en Segunda Categoría.

El 19 de marzo de 1924 el Sporting La Salle inaugura el Campo del Picadero, consolidando su hegemonía en la ciudad ante un muy humilde Palencia Deportiva que termina desapareciendo ese mismo año, iniciándose un periodo lleno de altibajos donde la entidad colegial no consigue destacar en la región castellano-leonesa y donde su lugar pierde peso al descender al Grupo B de Primera Categoría. Sin apenas afición y sin un terreno de juego en plenas condiciones que le acompañe en su peregrinaje, los lasalianos dejan de competir finalizada la campaña 26/27. Con esta retirada se inicia un periodo sombrío donde Palencia carece de un representante futbolístico, no cuajando ninguno de los proyectos que se intentan establecer para recuperar una situación añorada apenas un tiempo antes.

El 24 de marzo de 1929 quedaba constituido el Club Deportivo Palencia, por aquel entonces con una indumentaria que luego se varió, vistiendo con camiseta morada y pantalón negro. El club palentino empezó a jugar en el Campo de las Eras del Monedero, paseando su andadura deportiva por los campeonatos menores de la Federación Regional del Oeste (antigua Federación de la región de Castilla-La Vieja). Contemporáneas al nacimiento de este club nacen otras sociedades que mantienen una trayectoria paralela: la S.D. Unión Castilla el 1 de septiembre de 1929, con camisa rojiblanca y pantalón negro y el C.D. Fábrica Nacional de Armas en 1930, club representativo de la Fábrica Nacional de Armas radicada en la ciudad. El C.D. Palencia pasó poco después a jugar en el Campo de Grijota quedando Campeón de Segunda Categoría en la temporada 29/30, ascendiendo a Primera Categoría en la sesión 30/31.

Hasta la edición 31/32 permaneció en la Federación Castellano Leonesa para quedar integrado en la campaña 32/33 dentro de Primera Categoría ya en la Federación Cántabra. Con la sesión 33/34 queda encuadrado en Segunda Categoría mientras que otros clubs de la capital palentina son inscritos en Tercera Categoría como son los casos del Celta F.C., el Racing Club, el Sporting Palentino, la U.D. Castilla, el C.D. Español o el C.D. Bailén. En la sesión 35/36 los clubs de las provincias de León, Palencia y Zamora pasan a la Federación Asturiana de Fútbol de manera provisional por encontrarse en esos momentos en constitución la Federación Leonesa de Fútbol, hallándose en dicha situación cuando se produce el estallido de la Guerra Civil en junio de 1936.

El C.D. Fábrica Nacional de Armas, tras un breve historial y una vez acabada la contienda bélica, se fusiona en 1941 con el representante tradicional, el C.D. Palencia -el cual pese a ser Campeón de Primera Categoría en la sesión 40/41 se encontraba debilitado tras la Guerra-, dando forma al nuevo C.D. Fábrica Nacional de Palencia. Empezando a jugar desde la Regional Castellana el primer ascenso se produce en la temporada 42/43 logrando el título regional y alcanzando luego en la Liga de Campeones el ascenso a Tercera División, categoría en la que jugó esa misma temporada integrado en el Grupo I formado por clubs gallegos y la S.D. Ponferradina. El 26 de septiembre de 1943 disputa su primer encuentro en La Balastera teniendo como rival a la U.D. Orensana, conjunto al que derrota por 4-0. Llegada la sesión 46/47 y presidido por Benito Cid de la Llave se proclama Campeón del Grupo II pasando a disputar la Fase Intermedia, la cual no supera al ser cuarto. A partir de la temporada 48/49 cambia en su indumentaria el pantalón, permutando el color negro por el blanco. Así mismo, en lo que resta de década hacen aparición otros clubs de la ciudad como el Deportivo Fábrica Nacional -que viste camiseta blanca y negra a listas con pantalón azul-, el C.D. Fábrica Nacional Castilla -con camisa morada y pantalón negro-, la Sociedad Gimnástica Palentina -que viste enteramente de blanco-, el Juventud C.F. -con camisa verde y pantalón azul-, la Cerámica Otero -que viste camiseta y pantalón blancos-, la Sociedad Piel Balompié, el Español C.F., el Edelco C.F. o el C.D. Pisuerga.

El C.D. Fábrica Nacional de Palencia durante ocho temporadas consecutivas milita en Tercera División hasta que al final de la campaña 50/51, ya como C.D. Palencia desde el 24 de abril de 1950, desciende a Primera Regional por problemas económicos tras ganar el primer partido de la Promoción de Permanencia en Santiago de Compostela ante el titular, pero sin jugarse el de vuelta dentro del Grupo I. Este declive no obedece a la falta de patrocinio de la Fábrica Nacional de Armas, sino a un grave error de los dirigentes del club quienes después de organizar como cada año numerosas tómbolas y sorteos para recaudar fondos “olvidaron” pagar a Hacienda y acabaron generando una deuda que envió al club a Regional en el citado 1951 y a su desaparición un año más tarde.

En el verano de 1952, tras la desaparición del C.D. Palencia e impulsado por Manuel Sieiras -antiguo jugador y directivo de este club-, se constituye el Atlético Palentino ya adscrito a la Federación Oeste al transformar la S.D. Avenida Santander -club fundado en 1951 y que vestía camisa azul y blanca a listas con pantalón blanco- y unírsele jugadores del desaparecido C.D. Palencia. Usando el Campo Municipal de Deportes y vistiendo camiseta morada con pantalón azul, el Atlético Palentino presidido por Cándido Guantes Rodríguez permanece tres temporadas en Regional hasta que asciende a Tercera División en la campaña 53/54 tras quedar Campeón de Primera Categoría y nuevamente serlo dentro del Grupo II de la Segunda Fase, lo que le permite disputar una eliminatoria de ascenso frente al C.D. Villanovense logrando la victoria en la ida por 0-1 y empatando en la vuelta 2-2 el 13 de junio de 1954.

En la temporada 54/55 inicia su etapa en Tercera División disputando sus encuentros en La Balastera, al igual que la S.D. Unión Castilla, el cual vistiendo camisa rojiblanca a rayas con pantalón azul, debuta en la categoría manteniéndose en esta hasta la edición 57/58. En la temporada 55/56 el Atlético Palentino cambia su nombre a Club Atlético de Palencia y presidido por Pablo Sáez Martín es segundo dentro del Grupo XV disputando la Fase Intermedia donde no tiene éxito. El club continúa en Categoría Nacional hasta que llegados a 1960, con un club en Tercera División y el otro en Primera Regional, se produce la fusión entre ellos surgiendo el Palencia Club de Fútbol que vestirá completamente de blanco. Con esta nueva denominación disputa el campeonato de Tercera División durante cuatro temporadas, destacando la 62/63 ya con camisa morada y pantalón azul en la que queda segundo en el Grupo XIII tras el C.F. Béjar Industrial y promociona para ascender a Segunda División. En la Promoción se mide al C.F. Badalona perdiendo 3-1 en la ida y empatando en casa 0-0 en un partido marcado por la polémica con las veladas acusaciones de venta del partido, hasta que en medio de una gran crisis económica desaparece en 1964 tras no acudir los jugadores a disputar el partido que les enfrenta en Ponferrada al titular de la plaza.

Paralelamente y en 1963 se funda el Castilla C.F. Palencia que vistiendo camiseta rojiblanca con pantalón azul y estando presidido por Narciso Ortega Ramos, debuta con un octavo puesto durante la sesión 65/66 en Tercera División bajo la denominación Castilla C.F. ocupando el vacío dejado por el desaparecido Palencia C.F. Tras ser decimotercero en la campaña 66/67, en la siguiente 67/68 desciende a Primera Categoría al ser último con tan sólo diez puntos en su casillero. Con la temporada 68/69 pasa a denominarse Club Deportivo Castilla, permutando nuevamente su nombre en la sesión 71/72, esta vez a Castilla Palencia C.F.

En el verano de 1966 y de la mano de Bonifacio Aguayo Lorent se reorganiza el fútbol palentino aprovechando la estructura del Otero Club de Fútbol, sociedad fundada en 1963 que vestía camiseta verde con pantalón blanco. Empezando desde Regional, conserva esta denominación hasta la temporada 68/69 en la que se salda la deuda que arrastraba la anterior directiva y se recupera, con el permiso de la Federación, el primitivo nombre de Palencia Club de Fútbol así como los colores clásicos: camiseta morada y pantalón blanco. En esta temporada barre en la Liga Provincial y se clasifica para dirimir el ascenso a Tercera División con el Zamora C.F. En el desaparecido Ramiro Ledesma caía el Palencia C.F. por 3-2, pero en La Balastera le daba la vuelta al marcador ganando por 2-0, con tantos de Escudero y Ángel Cantera. De nuevo un equipo de la ciudad estaba en Tercera División un 22 de junio de 1969.

En la temporada 70/71 y tras ser tercero en Liga, el Palencia C.F. se juega la Promoción de Ascenso a Segunda División en un doble duelo ante el Real Oviedo C.F. pero García Remón, el legendario “Gato de Odessa” y luego jugador del Real Madrid C.F., priva desde la portería con sus dos soberbias actuaciones al equipo morado de su primer ascenso a la categoría de plata. En la sesión 72/73 cambia la normativa para promocionar y empatado a puntos con el C.D. Ensidesa, queda tercero escapándose la posibilidad de disputar la Promoción de Ascenso. Durante la década de los años setenta el Palencia C.F. es un club importante y en la temporada 71/72 convierte en filial a otro conjunto reconocido de la ciudad, el Castilla Palencia C.F., sociedad que adopta el nombre de Atlético Palencia. Paralelamente y constituido en 1975, el Palencia Promesas Club de Fútbol se convertirá en el primer filial del Palencia C.F., desbancando al Atlético Palencia que desaparece en 1978.

En 1977 la RFEF recompuso las Categorías Nacionales creando una nueva, la llamada Segunda División B. El Palencia C.F. estaba obligado a subir para no quedarse en una categoría con poco gancho y el 29 de mayo de 1977, tras vencer al Real Unión Club, de Irún por 1-0, con tanto de Mota, el conjunto morado alcanzaba la octava plaza, suficiente para lograr el ascenso a la Segunda División B. De nuevo llega a la presidencia Don Bonifacio Aguayo, quien da un golpe de timón fichando como entrenador a Francisco Gento. Tras una temporada con un comienzo un tanto irregular, el Palencia C.F. lograba un hito en su historia, alcanzar la Segunda División A. El 17 de junio de 1979, con La Balastera a reventar, ganaba 1-0 al Pontevedra C.F. con gol de Teixidó de penalti. Un día antes se cumplía, curiosamente, el cincuenta aniversario del primer encuentro oficial en la historia de Palencia.

Dos temporadas estuvo el Palencia C.F. en Segunda División A para luego descender a Segunda División B. Miguel Ángel Montes se hizo cargo del equipo y pese al descenso, cumplió su segundo año como técnico logrando ascender al equipo un año más tarde, éxito que se lograba el 16 de mayo de 1982 tras vencer por 2-0 al Zamora C.F. De nuevo en Segunda División A, durante la temporada 82/83 Luis Costa se hace cargo de la plantilla convirtiendo la campaña en la más gloriosa de la historia del club morado, pues se consigue ser quinto en la categoría de plata coincidiendo con la disputa del Campeonato Mundial en España. Sólo los arbitrajes y los graves problemas económicos evitan el ascenso a Primera División, quedándose a las puertas ese año de un éxito sin precedentes y grabado en la mente de muchos aficionados un juego que jamás se ha visto en el vetusto Municipal de La Balastera. En la temporada 83/84 de la mano de Touriño y Pérez García el club queda decimonoveno y desciende a Segunda División B en una sesión muy alejada de la protagonizada apenas un año antes.

Tras ser duodécimo en la edición 84/85 y séptimo en la 85/86, ambas en Segunda División B, nada hacía presagiar el triste desenlace que se iba a cernir sobre el conjunto morado. En julio de 1986 la entidad palentina acumulaba una deuda de 36 millones de pesetas, una cantidad ni muy elevada ni muy corta que precisaba ser avalada para poder continuar en la categoría. La AFE facilitaba el pago en tres fracciones a depositar en varios años pero el club, contrariamente a lo esperado, sólo fue capaz de avalar doce en la primera fecha estipulada, el 25 de agosto, coincidiendo con que el 23 del mismo mes y en una Asamblea General los socios habían decidido continuar en la categoría. Esta concatenación de hechos convertían al Palencia C.F. en sociedad de Tercera División, una categoría en la cual se hallaba otro club palentino y además filial desde 1980 al haber prescindido del Palencia Promesas C.F.: el C.D. Cristo Olímpico. La suerte estaba echada y el futuro de los morados era inviable en dicha categoría, finiquitándose su historia esos días y provocando la inmediata desvinculación del filial para al menos partir durante la temporada 86/87 con un club en Categoría Nacional.

Como era de esperar, una vez extinguido el club hasta la fecha más representativo de la ciudad, el relevo fue a parar a manos del C.D. Cristo Olímpico, una modesta sociedad constituida el 1 de julio de 1975 en plena ebullición del fútbol palentino producto de la fusión entre el Juventud Olímpico, creado en 1973 y El Cristo C.F., club fundado en 1974 que disponía de una buena cantera. Y es que Palencia, durante los años setenta, fue testimonio de la creación de numerosos clubs dando lugar, entre los más conocidos, al Iryda C.F., el Aupasa C.D., el C.D. San José, el C.D. Radiovisión, el C.D. Francisco Franco con sede en la calle del mismo nombre y otros en categoría juvenil como el Rayo Otero y el Otero Atlético.

Uniformado inicialmente con camisa rojiblanca y pantalón blanco -siendo filial cambió en 1983 a camisa morada con pantalón blanco-, el popular conjunto del Barrio del Cristo del Otero asumió el reto como pudo, contando cada vez con más afición, respaldo institucional y empresarial hasta proclamarse Campeón del Grupo VIII en la temporada 89/90, puesto que le valió para ascender a Segunda División B. En esta categoría se mantendría a lo largo de seis campañas consecutivas destacando sobremanera la sesión 92/93 en la que cuarto clasificado, tuvo la oportunidad de promocionar para tratar de ascender a Segunda División, intento baldío al ser tercero en su grupo superado por C.D. Leganés y Elche C.F., quedando último el Xerez C.D. En la campaña 95/96, decimonoveno, daría carpetazo a este primer ciclo en la categoría de bronce.

Después de obtener tres títulos como Campeón absoluto del Grupo VIII castellano-leonés, haber adoptado en 1999 el nombre de Club de Fútbol Palencia y ser frustrados todos sus intentos de recuperar la categoría inmediatamente superior tras malograrse sus participaciones en las Promociones de Ascenso disputadas, los palentinos regresaron al tercer nivel nacional en la edición 03/04 conservando apuradamente su plaza en las primeras comparecencias.

El 10 de octubre de 2006 quedó inaugurado el moderno y flamante estadio municipal, denominado la Nueva Balastera, dotado con algo más de ocho mil asientos en sustitución de la vieja Balastera, muy deteriorado tras irreductible paso de los años. El encuentro de inauguración fue disputado entre las selecciones Sub-21 de España e Italia, con resultado final de 1-2 favorable a los transalpinos. Precisamente en esa temporada, 06/07, se obtuvo un relativo éxito puesto que, terceros en Liga, disputaron la Promoción de Ascenso a Segunda División aunque con escaso recorrido dado que nada más empezar en Semifinales fueron apeados por la S.D. Huesca con quien se empató 1-1 en la Nueva Balastera y cayó derrotado por 2-1 en la vuelta.

De estar arriba se pasó de inmediato a estar abajo, perdiendo la categoría en la edición siguiente 07/08 al resultar decimonoveno. Afortunadamente para sus intereses, en la campaña 08/09 se recuperó la plaza recién perdida en el tercer nivel tras proclamarse Campeón del Grupo VIII y ascender en la Promoción, invirtiendo grandes sumas de dinero para hacer un buen papel que se vieron correspondidas con un tercer puesto que le permitió, en pocos años, promocionar una vez más a la categoría de plata. No tendrían suerte y el rival de turno, Real Jaén C.F., les eliminó tras empatar 1-1 en la capital andaluza y verse sorprendidos en casa por 1-2 con prórroga incluida.

Las grandes sumas invertidas para tener una plantilla competitiva pasaron factura a la entidad morada quien sufrió una especial temporada 10/11 muy intensa. En el plano deportivo todo funcionaba bien aspirando a entrar en la Promoción, lujo que se tuvo al alcance de la mano pero que se perdió en encuentros puntuales que le hicieron ser quintos. En el plano social, el club morado, cuya directiva estaba encabezada por Ignacio de Fuentes como presidente, vivió una dura transición en la cual existió una corriente a favor de su conversión en Sociedad Anónima Deportiva y otra en contra, terminando por producirse un plebiscito en el que se impuso por mayoría el deseo de transformarse en S.A.D. tras asamblea celebrada el 15 de mayo de 2011.

La sociedad palentina fue denunciada por impago una vez concluido el torneo y descendida administrativamente a Tercera División, dándose la rocambolesca situación de que el pago de la deuda estaba previamente pactada y el club había solicitado una moratoria de unas horas para hacerla efectiva. Ante tan incómoda y estrafalaria situación la RFEF rectificó su decisión y el club fue readmitido en la categoría.

Durante la temporada 11/12 el club palentino luchó denodadamente por evitar el descenso directo a Tercera División, objetivo que consiguió in extremis al ser decimosexto, aunque su distancia respecto a los descendidos era palpable, superando en la Promoción de Descenso al Lorca Atlético C.F. gracias a una victoria en casa por 2-0 y un empate 1-1 en tierras murcianas. Finalizado el Campeonato, la RFEF exigió como estaba establecido en el Reglamento a aquellos clubs con problemas financieros en las últimas ediciones presentar un aval de doscientos mil euros para seguir en la categoría. El club morado no pudo satisfacer dicha deuda e impotente contempló como era descendido administrativamente a Tercera División. En esta categoría su futuro pendía de un hilo e inmerso en Ley Concursal de Acreedores y con una deuda cercana a los 1,7 millones de euros, el administrador concursal Juan Barco Vara redactó un informe y decretó el 4 de diciembre de 2012 la retirada del club de competición ante la imposibilidad de satisfacer la deuda contraída. El club acabó siendo puesto en manos del Juzgado Mercantil quien, tras consultar el informe administrativo, decidió finalmente el 18 de enero de 2013 liquidar la sociedad.

Ante esta tesitura, algunos socios descontentos quienes fundaron la plataforma Salvemos al Palencia, constituyeron el 28 de febrero el nuevo C.D. Atlético Palencia, siendo registrado el 1 de marzo en la Junta de Castilla y León como entidad deportiva liderada por su presidente Esteban Fernández. Finalmente el club fue inscrito en la Federación bajo el nombre de C.D. Recreativo Atlético Palencia 1929 para participar en Primera División Provincial de Aficionados.

HISTORIA DEL CLUB DEPORTIVO PALENCIA BALOMPIÉ:

2011 – 2020

La asamblea celebrada el 15 de mayo de 2011 supuso un antes y después en la historia del fútbol palentino, quedando opuestamente fragmentados los socios del C.F. Palencia sin saber qué les depararía el futuro. Parte de ellos, los que se opusieron con vehemencia a la transformación en SAD, trámite que finalmente nunca se llevaría a cabo porque los acontecimientos se pondrían en su contra, tras una serie de encuentros previos constituyeron en fecha 5 de junio el Club Deportivo Palencia Balompié, sociedad presidida por Juan José Salvador ejerciendo de vicepresidentes Raúl Inclán y Eugenio Llamas, siendo secretarios Sergio Palacios y Lorenzo Adán mientras tesoreros eran Valentín Merlo y Carlos Enríquez.

Haciendo servir camisa morada con pantalón y medias negras, el nuevo club ingresó en la Federación de Castilla y León iniciando su carrera deportiva en la Liga Provincial palentina durante la temporada 11/12 ocupando la segunda plaza tras el C.D. Castilla Palencia, entidad que ascendió directamente a Primera Regional -la primera de las categorías regionales castellano-leonesas al no existir Regional Preferente- al estar reservado este privilegio a cada uno de los nueve Campeones respectivos de cada provincia. Dado que, lamentablemente por cuestiones económicas, los representantes de Segovia, Soria y Zamora declinaron tal privilegio y los dos siguientes clasificados a los que se ofreció dicho ascenso renunciaron igualmente, dada su puntuación en Liga el C.D. Palencia Balompié sí aceptó resultando ampliamente beneficiado al superar tan complicado escollo y no debiendo esperar otra oportunidad. El Campo del Otero, sede de los morados, fue en la campaña 12/13 testigo de la llegada de prometedores fichajes que dieron un salto cualitativo en la plantilla, aunque séptimos y distanciados del primer clasificado Cultural y Deportiva Cebrereña.

En la sesión 13/14, pese a los refuerzos llegados, los morados no pudieron dar alcance a los distanciados C.D. Mirandés “B” y C.D. Burgos Promesas 2000, consiguiendo ambos el ascenso a Tercera División mientras los palentinos debía esperar que al menos dos de los cuatros clubs participantes en la Promoción de Ascenso a Segunda División B del Grupo VIII castellano-leonés, subieran un peldaño. Primeramente Real Valladolid C.F. “B” y luego Atlético Astorga F.C. consiguieron respectivamente sus objetivos, catapultando por arrastre a los inquilinos del Campo del Otero a su ascenso a Tercera División por primera vez en su corta historia. Su estreno en Categoría Nacional dentro del Grupo VIII se lleva a cabo en la edición 14/15 compartiendo destino con otra sociedad palentina, el Club Deportivo Cristo Atlético, entidad constituida en 1987 bajo la denominación de C.F. Cristo Atlético -en 2007 cambia de nombre- quien, con altibajos en su carrera, compite en la categoría asiduamente desde la temporada 10/11 y es un referente tanto en el fútbol local como en el regional.

Ambos clubs, iniciados en el Campo del Otero, compartirán conjuntamente la Nueva Balastera, reservada para clubs en Categoría Nacional por las autoridades, siendo el resultado final distinto para unos y otros pues, mientras los atléticos son decimoquintos, los balompédicos concluyen terceros tras Arandina C.F. y C.D. Numancia de Soria “B” después de haber empezado con Juanjo Rodríguez en el banquillo y haber proseguido con Miguel Ángel Álvarez Tomé. Este puesto les permite promocionar para intentar alcanzar la Segunda División B, superando en Cuartos al C.F. El Castillo (Huércal-Overa C.F.); 2-2 en la localidad almeriense y victoria por 2-0 en casa, sucumbiendo en Semifinales ante el Atlético Levante U.D.; 1-1 en casa y derrota por 2-1 en las Instalaciones de Buñol.

En la temporada 15/16 el club presidido por Javier Rodríguez de la Vega, electo en diciembre de 2014, contrata los servicios de Santi Sedano para el banquillo, realizándose una prometedora campaña que da como resultado el tercer puesto en Liga precedido por Zamora C.F. y Gimnástica Segoviana C.F. mientras sus convecinos son decimosextos. Como en el curso anterior, los palentinos acceden a la Promoción de Ascenso consiguiendo ahora sí el objetivo, superando en Cuartos al Loja C.D.; 1-2 en casa y sorprendente victoria 0-3 en la localidad granadina, en Semifinales a la S.D. Logroñés en unos parámetros muy similares; 0-1 en casa y victoria por 1-3 en la capital riojana, siendo más relajada la Final en contra de lo esperado ante el Real Zaragoza Deportivo Aragón; 1-0 en casa y victoria por 0-1 en la capital aragonesa. La Segunda División B se ha alcanzado.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Eugenio Llamas García.
  • El Día de Palencia. Diario.
  • El Diario Palentino. Diario.
  • Imperio: Diario de Zamora de F.E. de las J.O.N.S. Diario.
  • Hoja Oficial del Lunes. Semanario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.diariopalentino.es Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB: