Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

escudo CD Ebro

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Ebro
  • Ciudad: Zaragoza
  • Provincia: Zaragoza
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 1942
  • Fecha de federación: 1942

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Ebro (1942- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2014/15

 

ESTADIO:

estadio CD Ebro

Campo La Almozara-El Carmen

  • Nombre: Campo Municipal de Fútbol La Almozara-El Carmen
  • Año de inauguración: 9 de septiembre de 1990
  • Cambios de nombre:
  • Campo del Carmen (1990-2010)
  • Campo Municipal de Fútbol La Almozara-El Carmen (2010- )
  • Capacidad: 1.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de San Antonio (1942-1949)
  • Campo de los Escolapios (1961-1965)
  • Campo de San Gregorio (1965-1966)
  • Campo de Delicias (1966-1970)
  • Campo de Picarral (1970-1976)
  • Campo de Miralbueno (1976-1980)
  • Campo de los Escolapios (1980-1990)
  • Campo Municipal de Fútbol La Almozara-El Carmen (1990- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Ebro

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La presencia del fútbol en la capital aragonesa hizo su aparición en noviembre de 1903, fecha en la que el Conde de Sobradiel, jugador y directivo, creó el primitivo Zaragoza Foot-ball Club que disputaba sus encuentros en el Campo del Sepulcro, entidad que desaparecería el 8 de septiembre de 1906 cuando su fundador y presidente contrajo matrimonio. El germen de este deporte ya había calado en las principales ciudades españolas y la ciudad del Ebro se mostraba un tanto remisa a ser pionera en estas lides.

En torno a 1914 aparece el C.D. La Gimnástica, la primera entidad en disputar encuentros interregionales, al que le suceden otras sociedades como el C.D. Patria, el Athletic Club Zaragoza, el España F.C., la S.D. Universitaria, el C.D. Fuenclara (1918) y el más importante de todos ellos, el Iberia Sport Club, nacido en 1916 y que se convertirá poco tiempo después en claro dominante del fútbol regional.

El Iberia Sport Club, quien viste de gualdinegro con pantalón negro y es conocido popularmente como “los avispas”, es presidido por Vicente Torregrosa y está formado en su origen por obreros de la empresa Escoriaza, de gran tradición en la ciudad. En 1917 alcanza el título de Campeón Regional, al cual le seguirán los de 1918, 1919, 1920, 1921, 1923, 1926, 1927, 1928, 1929, 1930 y 1931. El 7 de octubre de 1923 inaugura el Campo de Torrero, de gran capacidad y desde el cual muestra su poder.

En marzo de 1919, la alta sociedad local funda la Sociedad Atlética Stadium, entidad que en marzo de 1922 recibe el título de Real y que de las manos del Conde de Sobradiel conquista el Campeonato Regional en las ediciones de 1924 y 1925 consumándose en la entidad más importante de la región.

Cronológicamente le sigue el Zaragoza Foot-ball Club, entidad fundada en 1921 por Ricardo Arribas y que, con un proyecto muy ambicioso, pretende desbancar en el futuro al Iberia S.C., un club ya consolidado en la ciudad. Bien estructurado y con un respaldo económico notable, en lo sucesivo irá escalando puestos dentro del panorama local y regional, creciendo rápido y mostrándose capaz de tutear a los grandes. Juega en el Campo de El Asalto y se equipa con camisa roja de puños y cuello amarillos con pantalón blanco.

En 1924 absorbe al C.D. Fuenclara para ser más fuerte adoptando los colores de este, camisa rojiblanca y pantalón negro. Sin embargo su economía no alcanza a ser lo suficiente boyante que precisa para ser la primera sociedad de la capital y, demasiado pronto, queda anclado en sus aspiraciones no pudiendo progresar. La salida natural pasa inevitablemente por realizar una fusión con una entidad con más poder, iniciando conversaciones a lo largo de 1925 con la potente y desahogada Real Sociedad Atlética Stadium, quedando finalmente inserta en esta última la cual adopta la denominación de Real Zaragoza Club Deportivo.

El Real Zaragoza C.D. mantiene la estructura, reconocimiento Real e idiosincrasia de la Real Sociedad Atlética Stadium, no modificando su tradicional camisa roja con pantalón azul y continuando siendo conocidos como “los tomates”, empezando un despegue deportivo que lo lleva a competir en Tercera División durante la temporada 30/31.

Esta aventura, contrariamente a lo esperado, no es halagüeña para las arcas del club zaragozano y la fuerte inversión en fichajes y la carestía de los desplazamientos ocasionan que económicamente se atraviese una gran crisis, disputándose la campaña 31/32 en Regional ya con el nombre de Zaragoza C.D. al haberse instaurado la II República recientemente. Fuertemente endeudado y con numerosos acreedores, es apartado de la competición, primero por impago y dado de baja en la Federación Aragonesa después, finalizando de esta manera tan crítica el mes de diciembre de 1931.

La crisis en el fútbol local durante estas fechas es total; de un lado el Iberia S.C. ha descendido de Segunda División a Tercera División, y de otro, el Zaragoza C.D. está inactivo sin posibilidad de competir oficialmente. La unión entre ambos clubs, “tomates” y “avispas”, no se hace esperar y cinco representantes de cada entidad firman un documento que supondrá la extinción del Iberia S.C. y la admisión de sus derechos federativos por parte de un nuevo club. Sin embargo, el acuerdo firmado ciertamente no será una fusión propiamente dicha bajo consentimiento federativo, sino una unión al margen institucional del Iberia S.C. -un club federado- y del Zaragoza C.D. -no federado-, puesto que éste último, a pesar de que seguía legalizado, carecía de estadio, jugadores y directivos, además de arrastrar deudas de carácter económico y haber perdido sus derechos federativos al haber sido dado de baja en la Federación Aragonesa pocos meses atrás.

José María Gayarre, presidente del Iberia S.C., no renuncia a perder el apoyo de la afición de los “tomates” y decide crear un nuevo club para dar cabida a toda la sociedad zaragozana. Los directivos del Iberia S.C. impondrán sus condiciones para la fundación de la nueva sociedad deportiva, como la de mantener el Campo de Torrero como terreno de juego, no aceptar la deuda anterior arrastrada por el Zaragoza C.D., aportar 15 jugadores al nuevo equipo, así como el entrenador Elías Sauca, usando como emblema el escudo de la ciudad rodeado con bordes amarillo y negro, colores representativos del Iberia S.C.

De esta forma queda constituido el 18 de marzo de 1932 el Zaragoza Foot-ball Club, club que toma los colores de la Federación Aragonesa, es decir, camisa blanca y pantalón celeste, siendo el propio Gayarre el primer presidente de la entidad resultante. Su campo de juego será el de Torrero, tal y como se acuerda, feudo de los “avispas” y que será empleado en lo sucesivo hasta décadas después.

El Zaragoza F.C. se convertirá en la piedra angular del fútbol maño y, por extensión, del aragonés, alcanzando la Primera División en la temporada 39/40 y llegando hasta nuestros días después de atravesar mil vicisitudes y varios cambios de nombre como Zaragoza Club de Fútbol en 1941, Real Zaragoza C.D. después de la Asamblea Extraordinaria mantenida el 30 de marzo de 1951 hasta Real Zaragoza S.A.D. en 1992 tras su adaptación a la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte.

Finalizada la Guerra Civil, la ciudad de Zaragoza es un hervidero de sociedades deportivas de distinto potencial que, bajo la sombra del Zaragoza C.F., omnipresente, sobreviven como pueden en unos años muy duros donde todo es complicado. En los barrios de Delicias, La Almozara, Torrero, San José, Las Fuentes además de en sus pequeños núcleos rurales, surgen nuevos clubs o perviven otros como el Arenas S.D., el Club Atlético Zaragoza, el C.D. Discóbolo, el C.D. Español, la S.D. Carde-Escoriaza, todos ellos de Primera Categoría que comparten destino con clubs de Segunda Categoría como el C.D. Delicias, el C.D. Arrabal, el C.D. Levante, el C.D. Celta, el C.D. Santa Isabel a los que hay que sumar un largo etcétera.

HISTORIA DEL CLUB:

1942 – 1949

Constituido en 1942 en plena posguerra por aficionados residentes en el barrio de La Almozara, zona residencial conocida durante muchos años como La Química al albergar sus suelos la empresa de abonos y productos relacionados La Industrial Química de Zaragoza cerrada en 1979 a la par que la fábrica Unión Alcoholera, el Club Deportivo Ebro es un club que tuvo unos orígenes muy modestos, surgiendo como vida deportiva para muchos jóvenes en edad de jugar al fútbol. Con camisa arlequinada a grandes cuadros blancos y azules con pantalón negro, tenía su sede al principio del Paseo Echegaray y Caballero nº 1 en lo que fue el primitivo Bar Ebro, junto a la actual Plaza de Europa y muy próximo al Río Ebro del cual toma nombre, iniciando su carrera en la temporada 42/43 bajo la presidencia de Ismael Calavia Murillo -su alma mater- en la última de las categorías organizadas por la Federación Aragonesa, la Tercera Regional, torneo donde es sexto y accede a Segunda Regional al ser reestructurados los grupos.

En esta categoría será tercero en la campaña 43/44 y subcampeón en la edición 44/45 tras el C.D. Lasalle dentro de un grupo donde los participantes son mayoritariamente de la ciudad de Zaragoza salvo la presencia del algún club del área metropolitana y de la capital oscense. Falto de un terreno de juego propio, durante estos primeros años el club jugará en el Campo de San Antonio, un escenario dotado de velódromo en medio de un complejo polideportivo solapado a la piscina inmediata al popular Campo de Torrero donde juega el Zaragoza C.F. con acceso principal desde la calle Lasierra Purroy.

En la sesión 45/46 es octavo, mientras séptimo es en la edición 46/47, año este último en el cual consigue con una excelente plantilla proclamarse Campeón de Aragón de Aficionados. Dicho resultado le permitirá disputar el Campeonato de España, cayendo en las primeras eliminatorias, pero dando muestras ya de su potencialidad. En la campaña 47/48 consigue ser tercero en Liga tras los pasos de C.D. Celta y C.D. Eléctricas Reunidas, lo que le vale el ascenso a Primera Categoría y a la vez su puntilla, puesto que sin terreno de juego propio y con unos desplazamientos a localidades bastante lejanas de su ámbito territorial, una vez finalizada la temporada 48/49 desaparece tras disputar un último encuentro en Ayerbe durante el mes de septiembre de 1949.

1961 – 1970

La segunda etapa del club zaragozano empieza doce años después, a finales de 1961 cuando varios de los directivos que estuvieron en la etapa anterior junto a nuevos aficionados residentes en el Barrio de La Almozara y, sobre todo, la gran ayuda que aporta Domingo Vela, ex-portero del Real Zaragoza C.D. durante la temporada 53/54 y quien se presta a hacer de entrenador, se reorganiza el C.D. Ebro teniendo como sede el Bar Ebro sito en la calle del mismo nombre -luego pasará al Bar Dalmau-. Inscrito como club adherido a la Federación Aragonesa, el C.D. Ebro participará en diversos torneos como la Copa Primavera, la Copa Pepsi-Cola y partidos amistosos progresando sus seguidores hasta alcanzar los doscientos socios hacia 1964, cifra que le invitará a redactar Estatutos para darse de alta en la Federación Aragonersa constituyendo una junta directiva el 1 de enero de 1965.

Con Victoriano Herrando como presidente, el club tendrá como tesorero a Fernando Gómez y secretario a Armando Guerra, mientras vocales serán Vicente Sopesens, Paulino Larena, Santiago Sediles, Domingo Vela, José Gallén, Blas González y Miguel Asso. Desprovisto de campo propio, el conjunto arlequinado inicia este nuevo periodo en el Campo de los Escolapios, participando en la Copa Primavera de 1965 e imponiéndose en la Copa Pepsi-Cola que le da fuerzas para competir oficialmente.

Las reducidas dimensiones del colegio provocan que, para quedar inscrito en la Federación Aragonesa, deban ser uno más de los clubs que hacen uso del Campo de San Gregorio, instalación de tierra al norte de la ciudad próxima al centro docente desde la cual la temporada 65/66 empieza con Joaquín Moncín Anglada en la presidencia en sustitución de Victoriano Herrando, tomando como punto de partida deportivo la Segunda Regional donde resulta cuarto clasificado.

En la campaña 66/67, con Julio Hernández del Río al frente, se hacen gestiones para fusionarse con el Club Hesperia y así conformar el Ebro-Hesperia, nombre con el que se crea un equipo que participa en el Campeonato de Juveniles y sirve como base formativa para la primera plantilla. El club se traslada al Campo de Delicias, propiedad del Club de Fútbol Renfe y ubicado junto a la estación de ferrocarriles del mismo nombre detrás del garaje de Transportes Ochoa, un club constituido en 1959 como Automotor Renfe y dado de alta en la Federación Aragonesa el 1 de abril de 1960 con Daniel Barajas como presidente que, constituido por operarios del Taller de Tracción Diésel, se había fusionado con el club juvenil San Juan Bosco para salir reforzado y en esos precisos instantes competía en Tercera División.

En lo que resta de década el club de La Almozara no abandonará la Segunda Regional, siendo infructuosos sus intentos de disponer de campo propio y así poder jugar en Primera Regional, su objetivo. Durante estos años -a partir de 1967- su presidente será José Francisco Gavín Mené.

1970 – 1980

Renacido con fuerza durante los años sesenta, durante la década de los años setenta se topará con la dura realidad, protagonizando una peregrinación por varios terrenos de juego como el Campo de Picarral y el Campo de Miralbueno, mientras se ve cómo el nivel deportivo de la entidad baja enteros y al término de la temporada 72/73 descienden a Tercera Regional, el último nivel federativo coincidiendo con una etapa donde Domingo Vela Navarro es el presidente. Las reestructuraciones que la Federación Aragonesa efectúa en sus campeonatos hacen que en 1974 la hasta entonces Segunda Regional pase a ser conocida como Segunda Regional Preferente y la Tercera Regional como Segunda Regional, accediendo en 1975 José María Sánchez a la presidencia con quien no se consiguen grandes cambios dentro de la estabilidad vigente.

En 1979 toma mando de la entidad José Luís Bailera Martínez, quien fuera jugador del club, entrando nuevos directivos que tienen nuevos propósitos. El club cambia de sede y del Bar Ebro se pasa al Bar Dalmau, resultando segundo en la edición 79/80 tras el C.D. Movera lo que supone su ascenso a Primera Regional.

1980 – 1990

El C.D. Ebro regresa al Campo de los Escolapios abandonando su peregrinación por distintos escenarios zaragozanos en búsqueda de acercarse a su ámbito natural y quedar reintegrado en la barriada, pero su debut en ésta categoría es efímero concluyendo la sesión 80/81 decimonoveno y penúltimo descendiendo a Segunda Regional.

Tras ser sexto en la campaña 81/82 y decimosegundo en la edición 82/83, en 1983 accede a la presidencia Manuel Bayo Monterde con quien se crean nuevos equipos para las categorías inferiores buscando un plantel que sirva de base para el primer equipo y, de paso, una consolidación con el vecindario. Deportivamente su militancia en Segunda Regional no varía y el conjunto arlequinado es séptimo en la temporada 83/84 y octavo en la 84/85, llegando los primeros éxitos a partir del segundo lustro cuando la entidad de La Almozara empieza a recoger los primeros frutos del trabajo realizado y asciende consecutivamente a Primera Regional y luego a Regional Preferente. En esta categoría, con Benito Ansón como presidente del club, el plantel es reforzado convenientemente y, tras ser octavo en la temporada 88/89, en la edición 89/90 queda Campeón y consigue el ascenso a Tercera División, un logro muy ansiado para una sociedad deportiva tan humilde.

1990 – 2000

Para el estreno en Categoría Nacional el club realiza importantes gestiones con el ayuntamiento para la adecuación de unos terrenos municipales situados en la calle Sierra de Vicor junto en las inmediaciones del río, campo de escasas dimensiones y de tierra que es bautizado como Campo del Carmen quedando inaugurado el 9 de septiembre ante la A.D. Sabiñánigo en encuentro de Liga con victoria local por 2-0. Este recinto se convierte en el primero cuya titularidad es exclusivamente suya. Con Carlos Blasco al frente, los arlequinados son decimosegundos soportando su primer envite en la categoría, encadenando una racha de cuatro temporadas consecutivas en el Grupo XVI aragonés en las cuales será décimo en la campaña 91/92 y noveno en la edición 92/93, cerrando su experiencia en este ciclo con el descenso a Regional Preferente tras ser decimonoveno en la sesión 93/94.

El C.D. Ebro de estos tiempos es una entidad que crece a nivel local y regional no conformándose con competir en Regional Preferente. Sus equipos inferiores proporcionan jugadores a la primera plantilla y el juvenil cada vez se encuentra más afianzado. Tras ser cuarto en la temporada 94/95, en la campaña 95/96 consigue ser segundo en Liga tras el Club Atlético Monzón, puesto que le vale para promocionar por el ascenso a Tercera División ante la S.D. Tarazona; 2-1 en casa y victoria por 1-2 en la localidad zaragozana.

De nuevo en Categoría Nacional, la edición 96/97 queda en nada por cuando los arlequinados resultan decimoctavos regresando nuevamente a Regional Preferente. Como sucediera anteriormente, su paso por esta categoría regional durará dos temporadas, siendo séptimo en la edición 97/98 y segundo en la sesión 98/99 a un punto del líder C.D. San Gregorio Arrabal zaragozano, plaza que le catapulta a Tercera División al ascender los dos primeros clasificados. El retorno al Grupo XVI es complicado, Jesús Navarro comanda el club y la plantilla ha de luchar al máximo para conservar su plaza, siendo finalmente decimoquinto con Enrique Oviedo en el banquillo a pocos puntos del descenso.

2000 – 2010

En la temporada 00/01 se incorpora Julio López en el banquillo concluyendo decimosegundos, pero la llegada de Juan Carlos Arribas en la edición 01/02 supondrá un gran revulsivo y el cuadro del barrio de La Química es cuarto clasificado. Este puesto le permite acceder por primera vez en su historia a la Promoción de Ascenso a Segunda División B, algo insospechable años atrás, siendo colista con una victoria y cinco derrotas superado por Peña Sport F.C., S.D. Lemona y C.D. Tropezón.

En las temporadas siguientes, aunque el club consigue afianzarse en Tercera División, sus clasificaciones son menos brillantes y queda relegado a posiciones en mitad de la tabla sin aspiraciones de optar a los puestos de arriba, pero al mismo tiempo alejado de los puestos de descenso. En la campaña 02/03 con Pedro Antonio Moreno es decimoprimero, repitiendo con el mismo técnico en la edición 03/04 en duodécimo puesto para ser decimocuarto en la sesión 04/05. Tras ser decimoprimero en las ediciones 05/06 y 06/07, en la temporada 07/08 desciende a Regional Preferente como resultado de finalizar decimoséptimo, cerrando un ciclo de nueve temporadas seguidas en Tercera División que le hacen ser respetado por sus rivales dentro del grupo aragonés.

Su paso por Regional Preferente se alargará durante dos campañas, siendo cuarto en la edición 08/09 y Campeón del Grupo I con holgura en la edición 09/10 coincidiendo con la instalación de césped artificial, plaza que le permite regresar una vez más a Tercera División y competir con los clubs más destacados del panorama regional.

2010 – 2020

Con Jesús Navarro al frente durante toda la década anterior y tras una conveniente remodelación del Campo del Carmen en 2010 instalándose césped artificial, los años diez vislumbran al mismo directivo en el cargo pero con un proyecto ambicioso que pasa por, primero estabilizarse en la categoría y luego, si se puede, intentar alcanzar la Segunda División B para convertirse en el segundo club de la ciudad en importancia tras el Real Zaragoza. Así pues, tras contratar los servicios de Juan Carlos Ruiz de Lazcano quien se hace cargo de la secretaría técnica y de reorganizar el club, el primer equipo es decimotercero en la campaña 10/11 y decimosegundo en la edición 11/12, consiguiendo en la temporada 12/13 ser terceros en Liga superados por C.D. Sariñena y Andorra C.F., plaza que le permite disputar su segunda Promoción de Ascenso a Segunda División B en la que son eliminados en Cuartos rápidamente al no tener opciones frente a la S.D. Compostela; 4-0 en la capital gallega y empate 2-2 en casa.

En esta nueva etapa del club de La Almozara, se presta especial importancia a las categorías inferiores donde el equipo juvenil obtiene muy buenos resultados, saliendo de la cantera buenos jugadores que ofrecerán un gran rendimiento. En la temporada 13/14, con José Luís Rodríguez Loreto serán decimoterceros, contratándose para la campaña 14/15 nuevos jugadores con los cuales se piensa dar un salto cualitativo y disputar una nueva Promoción. La entidad que preside Jesús Navarro no yerra en sus expectativas y los arlequinados, en un gran duelo con el C.D. Teruel, se proclaman Campeones del Grupo XVII aragonés por primera vez en su historia. Rodríguez Loreto afronta la Eliminatoria de Campeones ante el C.D. Varea, primer clasificado del Grupo XVI riojano con la esperanza de ascender, propósito que se cumple satisfactoriamente al imponerse 1-0 en el Campo del Carmen y empatar 2-2 en Logroño.

Texto: Vicent Masià © 2015

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

ENLACES EXTERNOS: