Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Club Deportivo Colonia Moscardó

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Colonia Moscardó
  • Ciudad: Madrid
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 16 de julio de 1944
  • Fecha de federación: 23 de julio de 1945

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Colonia Moscardó (1944- )

 

TÍTULOS NACIONALES: 2 Ligas en Tercera División:

  • 1969/70
  • 1988/89

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Román Valero
  • Año de inauguración: 18 de junio de 1982
  • Cambios de nombre: Estadio Gabino Jiménez (1944-1978)
  • Estadio Román Valero (1978- )
  • Capacidad: 7.000 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Gabino Jiménez / Román Valero (1944-2016)
  • Estadio Ernesto Cotorruelo (2016-2017)
  • Estadio Román Valero (2017- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO COLONIA MOSCARDÓ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO COLONIA MOSCARDÓ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN USERA. (MADRID):

Ubicado al sur del Río Manzanares y ocupando un amplio margen de terreno libre que había entre los términos municipales de Madrid, norte de Villaverde, municipio independiente hasta su anexión a la capital en 1954 y este de los de Carabanchel Alto y Bajo, ambos anexionados en 1948, a caballo entre los años treinta y principios de los cuarenta, ante la masiva afluencia de inmigrantes fueron diseñándose distintos planes urbanísticos para ocupar dicha área con nuevas calles y viviendas surgiendo barriadas enteras y nuevos núcleos que, con el paso del tiempo, en 1987 fueron considerados como distrito agrupando hoy en día a los barrios de Orcasitas, Orcasur, Pradolongo, Zofío, Almendrales, Moscardó y San Fermín.

Prácticamente inexistente en 1940, hoy concentra una población de unos ciento treinta y cinco mil habitantes. Cumpliendo con un plan de desarrollo local aprobado en 1929 por el consistorio madrileño para la construcción de una colonia de viviendas baratas sobre los terrenos municipales de Valdenúñez y Cerro Bermejo, en el distrito de Usera, en el año 1933 fue emprendida la construcción de una serie de bloques que tenía prevista su entrega a finales de 1936 pero, a consecuencia de la Guerra Civil, por problemas obvios tuvo que ser rematada en 1940 haciéndose cargo de la finalización Falange quien empleó, como mano de obra, a prisioneros republicanos. Denominada en principio Colonia de Salud y Ahorro, tras la guerra fue titulada Colonia Moscardó en honor al general nacional, creándose con la llegada de gran cantidad de inmigrantes durante los años de posguerra una serie de necesidades entre sus habitantes de todo tipo siendo una de ellas la construcción de un recinto deportivo para las sociedades nacientes del barrio.

La primera en surgir fue el Club Deportivo Usera, sociedad constituida en 1939 para dar salida a la juventud tanto de la todavía no finalizada urbanización Colonia Moscardó como del incipiente barrio de Usera situado más hacia el sur, siendo inscrita ese mismo año en la Federación Castellana partiendo desde Tercera Categoría donde compitió las temporadas 39/40 y 40/41 hasta que, tras el verano de 1941, cesó su actividad ante los problemas económicos que presentaron sus cuentas.

HISTORIA DEL CLUB:

1944 – 1950

Fruto de la interrelación de los nuevos vecinos de la cada vez más poblada Colonia Moscardó, en 1944 un grupo de conocidos lanzó la idea de constituir un club de fútbol donde la juventud tuviese una fuente de expansión y los más maduros un lugar de encuentro, naciendo así en fecha 16 de julio el titulado como Club Deportivo Colonia Moscardó. Formada la primera Junta Directiva esta quedó presidida por Francisco Muñoz Cruz y Eulogio García como secretario, siendo el resto los vocales Manuel Salgado, Melchor Ochoa, Pedro Lucas, Francisco Campillo, Alejandro Peinado y José López Tornero. Como colores fueron elegidos los azulgranas para la camiseta y blanco para el pantalón, habilitándose un terreno de juego abierto entre las calles Andrés Arteaga y Mirasierra que recibió el nombre de Gabino Jiménez.

Tras casi un año jugando encuentros amistosos la directiva azulgrana pensó que había llegado el momento de darse de alta en la Federación Castellana, paso que se dio el 23 de julio de 1945 quedando ubicado en Tercera Categoría, la última de las categorías regionales por detrás de Primera Regional, Segunda Preferente y Segunda Ordinaria en un momento en el que esta poderosa federación territorial que se extendía a las antiguas regiones de Castilla La Vieja y Castilla La Nueva contaba alrededor de ciento cincuenta clubs asociados. Con la humildad que le caracterizaba, los de Usera poco a poco fueron progresando siendo sextos en su temporada de debut 45/46 y subcampeones en la campaña 46/47. El C.D. Colonia Moscardó buscaba el ascenso a Segunda Ordinaria y al término de la sesión 47/48 lo consiguió tras finalizar primero del Grupo II, estrenándose en esta categoría en la edición 48/49 siendo sexto en el Grupo II mientras en el curso 49/50 fue quinto ya en el Grupo I en un año en el que su máximo rival del distrito, el C.D. Usera que había regresado a la actividad en 1948, resultó campeón.

1950 – 1960

Dimitido Francisco Muñoz al iniciarse 1950, Manuel Salgado Llorente ocupó su puesto y se le ofreció la presidencia honoraria al general José Moscardó, siendo vallado el perímetro del campo pero no cerrado mientras el equipo siguió compitiendo en Segunda Ordinaria quedando séptimo la temporada 50/51, décimo en la campaña 51/52 y noveno en la sesión 52/53. Terminada la edición 53/54, después de ser sexto, al carecer de terreno cerrado el club fue destinado a competir en Cuarta Categoría, significando un gran paso atrás que puso el futuro de los azulgranas en vilo.

Quinto en la temporada 54/55 y décimo en la campaña 55/56, tras concluir tercero en la sesión 56/57 ascendió a Tercera Categoría consiguiendo al fin cerrar el campo y quedar cuarto en la Liga 57/58. En 1958 Salgado no renovó y accedió a la presidencia el que iba a ser su presidente talismán, Pedro Román Valero con quien el club iba a cambiar, a mejor, en lo sucesivo. El primer acto de Román, confeso colchonero, fue cambiar los colores del club adoptándose los colores rojiblancos para la camiseta y el azul para el pantalón, cerrando la década en Segunda Categoría siendo tercero en la temporada 58/59 y primero y campeón en la campaña 59/60 por lo que ascendió a Primera Regional.

1960 – 1970

La década de los años sesenta traería muchas alegrías al club de Usera aunque, como es lógico, hubo que luchar mucho sobre el terreno de juego para conseguirlas. Al empezar nada hizo presagiar lo que vendría luego después de ser noveno en la temporada de debut 60/61 y decimotercero en la campaña 61/62 en la que acabó descendiendo a Segunda Regional pero, afortunadamente para sus intereses, un quinto puesto en la sesión 62/63 y una reestructuración de categorías le llevó al final del torneo hasta la Primera Regional de nuevo.

En pleno crecimiento de la Colonia Moscardó y del distrito de Usera en general por causa de la llegada de continuas oleadas de inmigrantes en busca de fortuna en la capital, la masa social del club fue creciendo y con ello las posibilidades aspirar a más cosas en el aspecto deportivo. Dicho y ello en la edición 63/64 se hizo una gran plantilla para no fracasar resultando campeón de la categoría, motivo por el cual ascendió a Tercera División, una categoría que por aquella entonces era el tercer nivel real del fútbol nacional con destacados jugadores y buenos equipos.

El estreno en la categoría de bronce se ejecutó en el Grupo XIV participado íntegramente por clubs pertenecientes a la Federación Castellana finalizando decimosegundo, una clasificación que no invitaba al optimismo pero, con la llegada de nuevos jugadores y, sobre todo, capital, los rojiblancos protagonizaron una gran temporada 65/66 siendo segundos a tan solo cuatro puntos de la Ag.D. Plus Ultra. Este puesto le permitió por primera vez en si corta historia promocionar para intentar ascender a Segunda División, un reto impensable apenas unos años antes, enfrentándose en Cuartos a la U.D. Díter Zafra perdiendo en la localidad pacense 2-1 y venciendo en casa 3-2 por lo que, acorde al Reglamento de la época, hubo que jugar un tercer encuentro donde los pacenses los eliminaron al derrotarlos 1-0.

En la campaña 66/67, con la base del curso anterior y el objetivo del ascenso en mente, se luchó por ser primero escapándose por poco al ser precedidos por el C.D. Carabanchel debiéndose conformar con el subcampeonato. Clasificados nuevamente para disputar la Promoción de Ascenso, en esta fase se encontró en Cuartos con la S.D. Ibiza perdiendo 4-1 en la isla pitiusa, un complicado resultado que no se pudo remontar en casa después de ganar 2-0 y quedarse con la miel en los labios. Con la ilusión de estar arriba en la sesión 67/68 se luchó por una de las dos primeras plazas del Grupo XV pero sin fortuna pues C.D. Cacereño, a tres puntos y Valdepeñas C.F., a uno, estuvieron por delante. Como antesala de una importante reestructuración del fútbol español a nivel nacional, en la temporada 68/69 los grupos de Tercera División fueron modificados ampliándose su cobertura geográfica y, con ello, los gastos pero también la posibilidad de ver pasar por el Estadio Gabino Jiménez clubs de cierto nivel procedentes de otras tierras. Integrado el Grupo VIII por participantes de las federaciones Castellana, Oeste, Extremeña más el Tenerife Atlético, los de Usera rayaron a un gran nivel finalizando segundos empatados a puntos con la U.D. Salamanca tras un intenso duelo dando muestras de su poder que no tuvo recompensa pues, en ese curso, tan solo el primer clasificado tuvo opción a promocionar.

En la campaña 69/70 se anunció que, de cara a la siguiente temporada, la Tercera División sería reducida de ocho grupos a cuatro debiendo los primeros respectivos clasificados enfrentarse en una eliminatoria única donde el vencedor ascendía a Segunda División. Trabajando la secretaría técnica a tope durante el verano de 1969 llegaron importantes jugadores con los que afrontar el campeonato mostrando el C.D. Colonia Moscardó una gran solidez que le condujo hasta el primer puesto, tres puntos por delante del Tenerife Atlético. En la Promoción los madrileños tuvieron como rival al C.D. Tarrasa ganando 1-0 en casa pero perdiendo en la localidad barcelonesa también por 1-0. Era preciso jugar un tercer encuentro de desempate y los rojiblancos no defraudaron derrotando contundentemente al club catalán por 4-1. El ascenso era un hecho y así se celebró en el barrio siendo un hito histórico para un club humilde que había crecido a pasos agigantados fruto de su trabajo y contando con una importante base formativa para jóvenes.

1970 – 1980

A pesar de contar con un terreno de tierra, la remodelación del Gabino Jiménez se redujo a mejoras en duchas, algunas dependencias y, sobre todo, a la ampliación del graderío que pasó de siete mil a doce mil localidades contando con una masa social de tres mil abonados. Para el estreno en Segunda División Pedro Román reforzó el equipo sin echar la casa por la ventana contando con José Medina en el banquillo en quien se confió la labor de conseguir la permanencia. No fue así. El campeonato desde el principio expuso a las claras que al equipo le faltaba de todo y los resultados negativos no tardaron en llegar siendo a las once jornadas Medina sustituido por Jiménez Piñero quien tampoco pudo reconducir la situación. En las últimas catorce jornadas Luis Elices se hizo cargo del equipo terminando la Liga con seis victorias, once empates y veintiuna derrotas descendiendo a Tercera División ante la desolación de sus aficionados.

En esta memorable temporada pasaron por el club madrileño jugadores como Valbuena, Flores, Laborda, Michel, Pascual, Villaverde, Sánchez Barrios, Carmelo, Ramírez, Domínguez, Gómez, Salmerón, Ramón, Morón, Pintado, Ramoncito y Asenjo entre otros que dejaron un grato recuerdo. De regreso a una renovada Tercera División con tan solo cuatro grupos y bastante nivel, la campaña 71/72 se jugó en el Grupo con castellanos, navarros, vascos, aragoneses y clubs de la Federación Oeste terminando quinto al conservar parte de los jugadores del torneo anterior. Siguiendo en el mismo grupo, el C.D. Colonia Moscardó repitió puesto y juego en la sesión 72/73 lo mismo que sucedió en la edición 73/74 teniendo una plantilla sobrada para estar arriba pero no lo suficientemente buena como para ascender.

La temporada 74/75 fue distinta y el equipo rojiblanco, aun a pesar de ser decimoprimero, tuvo que apretar lo dientes hasta el final para evitar entrar en la Promoción de Descenso que imperaba en aquellos años, eludida por un solo punto de margen cosa que no ocurrió en el campeonato siguiente 75/76 donde resultó decimotercero coincidiendo con la siembra de césped natural en el Estadio Gabino Jiménez. La Promoción de Descenso era una eliminatoria que enfrentaba a un club de Tercera División clasificado entre los puestos decimotercero y decimosexto, ambos inclusive, frente a un aspirante de la categoría inferior, siendo el rival en esta ocasión el C.D. O’Donnell, de Ceuta. El club de Usera no tuvo piedad de los ceutíes venciendo con un bochornoso 11-0 en casa por lo cual la vuelta en la localidad norteafricana fue un simple trámite acabado con nueva victoria, ahora por 2-3.

Ante el inicio de la campaña 76/77, la Federación Española anunció que era el último campeonato con aquel formato y que se creaba la Segunda División B, una categoría intermedia entre la Segunda y Tercera División donde, para conseguir plaza, solo se aceptarían a los clasificados entre los puestos segundo y décimo, ambos inclusive, de cada uno de los cuatro grupos existentes. Pese a los esfuerzos de la directiva encabezada por Pedro Román, el equipo no anduvo fino y concluyó decimocuarto perdiendo la oportunidad de seguir en el tercer nivel nacional. La Tercera División de la temporada 77/78 fue un paso atrás deportiva y económicamente al militar ya en el cuarto nivel nacional destacando el cambio de nombre del Estadio Gabino Jiménez que, por aclamación popular, adoptó el de Román Valero en honor a su histórico presidente. Ubicado en el Grupo IV con rivales canarios, extremeños y de las federaciones Oeste y Castellana, los rojiblancos fueron decimosegundos y décimos en la campaña 78/79, cerrando la década con una brillante sesión 79/80 en la que, dentro del Grupo V, lucharon hasta el fin por ascender directamente a Segunda División B con una Real S.D. Alcalá que se llevó el premio por un solo punto.

1980 – 1990

Al comenzar la década de los años ochenta la Federación Española amplió los grupos de Tercera División tratando, dentro de un largo plan, agrupar los participantes por proximidad geográfica y, a ser posible, por pertenencia a una región. Los madrileños fueron ubicados en el Grupo VII donde participaron los clubs pertenecientes a la por entonces región de Castilla La Nueva siendo segundos tras el Aranjuez C.F., un puesto que le permitió disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B, fase en la que pese a las expectativas e ilusión creadas se naufragó en Semifinales al ser eliminados por el C.D. Antequerano tras perder 0-1 en casa y empatar 0-0 en la localidad jiennense una semana después.

Siendo todavía presidente Pedro Román, en la campaña 81/82 el club de Usera anduvo francamente mal y concluyó decimoquinto siendo todavía peor la sesión 82/83 por cuando se terminó decimoctavo a dos puntos del descenso a Regional Preferente. Finalizada la Liga, después de no ascender ninguno de los dos aspirantes del grupo y descender de Segunda División B la Ag.D. Torrejón, el C.D. Colonia Moscardó se vio arrastrado a Preferente presentando Román la dimisión para ser sustituido por Antonio López Ramos, con otras ideas. Sin el apoyo económico de otros años y una masa social menguada, la edición 83/84 fue un calvario quedando cuarto logrando el retorno a Tercera División al término de la temporada 84/85 tras ser segundo precedido por el C.At. Valdemoro.

De vuelta al cuarto nivel nacional, la campaña 85/86 dentro de un Grupo VII muy igualado fue un nuevo fracaso al terminar decimonoveno volviendo a descender lo cual desanimó por completo a la afición. Cuarto en la sesión 86/87, gracias a la intervención de la Federación Española que adjudicó íntegramente el Grupo VII a la recién constituida Federación Madrileña separándola de los clubs castellano-manchegos, el C.D. Colonia Moscardó pudo regresar a Tercera División con un plantel que fue reforzado y a punto estuvo de ascender directamente a Segunda División B al ser subcampeón en la edición 87/88, cuatro puntos por detrás del C.D. Pegaso. Antonio López puso todo su empeño para que en la temporada siguiente, 88/89, los rojiblancos ascendieran y lo consiguió, aunque con muchos apuros y algo de fortuna al ser primero pero igualado a puntos con el C.D. Móstoles.

El ascenso a Segunda División B fue un balón de oxígeno para un club con buena cantera pero con medios económicos insuficientes encarándose la campaña 89/90 pese a todo, con ilusión. Emplazado en el Grupo I junto a clubs madrileños, asturianos, gallegos, castellano-manchegos y castellano-leoneses, los rojiblancos hicieron todo lo posible por mantenerse pero el destino quiso que un solo punto les separase de la permanencia concluyendo decimoctavos y perdiendo la categoría.

1990 – 2000

Los años noventa significaron una vuelta a la cruda realidad con una juventud alejada de los campos de fútbol y una afición veterana que, recordando el pasado, soñaba con estar lo más arriba posible. El C.D. Colonia Moscardó, repleto de juventud en sus filas, fue séptimo en las temporadas 90/91 y 91/92 pudiendo, ya en la campaña 92/93, alcanzar un sobresaliente tercer puesto tras C.D. Fuenlabrada y Real Madrid C.F. «C» que le permitió disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B. Había ganas de regresar al tercer nivel nacional pero en su grupo el Arosa S.C. le paró los pies aventajándole en dos puntos quedando tercero el salmantino Real C.D. Ribert y cuarto el asturiano C.D. Lealtad, de Villaviciosa.

Siendo presidente José Luis García Guerra y contando todavía con una buena plantilla en la sesión 93/94 se repitió en tercer puesto en Liga, en esta ocasión precedido por Aranjuez C.F. y C.D. Fuenlabrada, accediendo a una Promoción en la cual no se pensaba errar. El grupo, formado por rivales teóricamente asequibles, resultó al final complicado pero exitoso pues, aunque fue por un solo punto de margen ante el asturiano Club Siero, los madrileños amarraron el ascenso a la categoría de bronce siendo tercero el vallisoletano C.D. Laguna y cuarto el lucense Viveiro C.F. Celebrado el ascenso como se merecía, la temporada 94/95 se disputó en el Grupo I junto a clubs madrileños, gallegos, asturianos, canarios y castellano-leoneses con un plantel que fue séptimo consiguiendo la permanencia con holgura no siendo tan fructífera la campaña siguiente, 95/96, en la que se luchó hasta el fin para no verse atrapado en el descenso quedando decimocuarto. Continuando en el Grupo I con rivales de la misma zona, el C.D. Colonia Moscardó de la sesión 96/97 fue presa de los nervios y, decimoctavo, perdió la categoría por un solo punto.

El descenso a Tercera División trajo multitud de cambios y se renovó media plantilla finalizando decimosegundo la edición 97/98 mientras en la temporada 98/99 fue noveno y en el curso 99/00 decimoquinto cerrando una década que había tenido varias caras donde igual se había estado arriba saboreando la categoría de bronce como se había permanecido como uno más en Tercera División.

2000 – 2010

Con el cambio de siglo el declive económico y social del histórico club de Usera se magnificó perdiendo definitivamente su estatus de club con aspiraciones para convertirse en un modesto club que luchaba por sobrevivir volcándose en labores formativas. De este modo, tras ser decimoséptimo en la temporada 00/01 perdió su plaza en el Grupo VII madrileño de Tercera División descendiendo a Regional Preferente logrando, al término de la campaña 01/02, regresar al ser segundo en su grupo tras el C.D. Fortuna, de Leganés. Debilitado y con un exiguo presupuesto, la sesión 02/03 terminó en descenso al concluir decimonoveno, emprendiendo un corto camino por Regional Preferente donde fue cuarto en la edición 03/04 y segundo en la temporada 04/05 tras el Real C.D. Carabanchel consiguiendo el ascenso a Tercera División.

Convertido en un equipo ascensor, la campaña 05/06 resultó un nuevo fiasco concluyendo decimoctavo por lo que regresó a Regional Preferente, una categoría convertida en el quinto nivel nacional que no atraía aficionados al Estadio Román Valero, terreno de juego que fue sembrado con hierba artificial más tarde, en 2008. La sesión 06/07 se resolvió con una quinta plaza mientras en la edición 07/08 fue cuarto cerrando la década con un séptimo puesto en el curso 08/09 y un cuarto en la temporada 09/10 que certificaron la mala marcha de un club acostumbrado a competir en categorías superiores.

2010 – 2020

Recién comenzada la segunda década del nuevo siglo, el C.D. Colonia Moscardó pudo recobrar un sitio en Tercera División tras proclamarse campeón d su grupo de Regional Preferente en la temporada 10/11, regresando a un Grupo VII madrileño donde, al contrario que había sucedido en muy recientes ocasiones, pudo aguantar finalizando como décimo clasificado. Sin embargo la alegría no duró demasiado pues, terminada la campaña 12/13, los rojiblancos se vieron de nuevo implicados en un descenso a Regional Preferente tras ser decimoctavos.

Afortunadamente para sus intereses la estancia en Regional Preferente fue breve y, después de ser quinto en la temporada 13/14, en la campaña 14/15 protagonizaron un buen torneo haciéndose con el primer puesto y un merecido ascenso. Puestos a no repetir los errores del pasado reciente, la plantilla fue reforzada en la sesión 15/16 con jugadores que, a priori, se pensaba iban a ser capaces de lograr la permanencia pero esto no ocurrió y, decimoséptimos, se encadenó un nuevo descenso a Regional Preferente. El regreso a esta categoría no fue todo lo bueno que se deseaba y el equipo terminó en una frustrante novena plaza en la temporada 16/17 jugando en el Estadio Ernesto Cotorruelo, en Carabanchel mientras que en la edición 17/18, de regreso al Román Valero, finalizó decimoquinto obteniendo en la temporada 18/19 el decimotercero puesto.

Con la llegada al inicio de la campaña 19/20 de una nueva Junta Directiva encabezada por Javier Artero López haciéndose acompañar en su gestión por cuatro exfutbolistas con dorado pasado en el equipo rojiblanco y la implicación decisiva de un grupo de inversores que deciden no dejar agonizar al mítico club de Usera, se pretende cambiar por completo el rumbo de la entidad revitalizando las categorías inferiores que conforman la Escuela, resultando el campeonato de Liga en Regional Preferente positivo y con aspiraciones de ascender hasta que tras la disputa de la jornada 23, a causa de la trascendental crisis sanitaria provocada por el coronavirus, la Real Federación Madrileña de Fútbol decide dar por concluida la competición terminando el C.D. Colonia Moscardó tercero a un punto del Aranjuez C.F. Frustrado el intento de ascenso por fuerza mayor, al menos sus seguidores recobran la ilusión y confianza en los nuevos dirigentes deseando en un futuro próximo recobrar la pujanza deportiva de este histórico club.

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Anuarios de la RFEF.
  • FFM 95 años de historia 1913 – 2008. Federación de Fútbol de Madrid (2008).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles (Tomo II). Vicent Masià Pous (2011).
  • www.elmundodeportivo.com/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.as.com Diario deportivo.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB: