Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Club Deportivo Brea

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Brea
  • Ciudad: Brea de Aragón 
  • Provincia: Zaragoza
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 6 de septiembre de 1971
  • Fecha de federación: 6 de septiembre de 1971

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Brea (1971- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

0 Ligas en Categoría Nacional:

 

ESTADIO:

  • Nombre: Campo Municipal de Piedrabuena
  • Año de inauguración: 24 de octubre de 1971
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de Piedrabuena (1971- )
  • Capacidad: 1.200 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal de Piedrabuena (1971- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO BREA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO BREA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN BREA DE ARAGÓN:

El municipio y localidad de Brea de Aragón, situado en la comarca zaragozana de El Aranda cuyo río del mismo nombre la baña, al oeste de la provincia, junto a la Sierra de La Virgen y distante con la capital en ochenta y siete kilómetros, tradicionalmente ha sido un pequeño núcleo cuyos habitantes se han dedicado mayormente al curtido y pieles siendo la industria del calzado actualmente la principal actividad de sus algo más de mil quinientos vecinos.

Contando con cerca de dos mil habitantes en una época de repunte de su población, el fútbol empezó a ser practicado a principios de los años treinta tomando pronto los jóvenes locales la necesidad de constituir una sociedad que pudiera enfrentarse a sus homólogas de la comarca y resto de la provincia, acondicionando un terreno de juego en el paraje de La Florida para, de forma paralela, constituir a principios de 1934 el Club Deportivo Brea. Vistiendo camiseta gualdinegra con pantalón negro, la carrera de esta sociedad se inició el 14 de abril cuando, con motivo de inaugurar oficialmente su campo, se contendió ante el Bilbilitano F.C., de Calatayud, cayendo derrotado por 0-4 para devolver visita el 24 de junio mejorando su juego ostensiblemente pese a perder 1-0 en encuentro disputado en el Campo del Empedrado.

Transcurrido un año, después de meses de práctica y teniendo como base el Campo de La Florida, el C.D. Brea se adhirió a la Federación Aragonesa pudiendo contender durante la temporada 35/36 frente a clubs de su entorno geográfico, siendo su actividad sorprendida en julio de 1936 por la Guerra Civil por lo que en adelante no hubo fútbol hasta la llegada de tiempos mejores.

Finalizado el conflicto, el fútbol quedó reducido al ámbito escolar pasando los años sin movimiento hasta que, llegados al año 1947, el aficionado Fructuoso Forniés cedió unos terrenos de su propiedad al ayuntamiento sitos junto a la carretera de Illueca para uso deportivo que, después de ser allanados y perimetrados, propiciaron en 1948 la reorganización del Club Deportivo Brea. Vistiendo inicialmente camiseta azulina con pantalón azul y alentado por los grandes aficionados Grávalos y Pedro Barcelona, contando con el nuevo Campo Municipal de Piedrabuena y después de contender un buen número de encuentros amistosos en sus dos primeros años, en 1950 el C.D. Brea fue inscrito por segunda ocasión en la Federación Aragonesa siendo considerado como club de Segunda Regional, categoría donde compitió durante la temporada 50/51 vistiendo camiseta azulina con pantalón blanco y realizando un buen papel al quedar segundo clasificado tras el C.D. Español, de La Almunia de Doña Godina consiguiendo el ascenso a Primera Regional.

Pasar a la primera de las categorías regionales y tener que competir frente a clubs de Zaragoza y Teruel debiendo realizar largos desplazamientos fue un límite que, económicamente, el club breano no tenía capacidad para ejecutar por lo que, a su pesar, declinó no sólo su participación en dicha categoría sino también a nivel federado disminuyendo su presencia en lo sucesivo. Pasado el tiempo y no dando su Junta Directiva síntomas de actividad, en 1953 desde el Gobierno Civil provincial se le dio aviso de causar baja en el Registro Civil si no presentaba una documentación en sentido contrario, cosa que no ocurrió desapareciendo el fútbol al menos de forma organizada.

HISTORIA DEL CLUB:

1971 – 1980

Los años setenta comenzaron con un país donde el fútbol se asomaba a la televisión los fines de semana y con un Campeonato del Mundo disputado en 1970 en Méjico que atrapó a muchos aficionados viendo la evolución de grandes jugadores. Brea de Aragón, que rozaba los dos mil habitantes y permanecía completamente ajena al fútbol después de veinte años con el Campo Municipal de Piedrabuena convertido en una escombrera desde finales de los años cincuenta, gracias a la voluntad e ímpetu de un grupo de aficionados entre los que se encontraba Luis Gregorio Ariza, en 1971 decidió reemprender la actividad balompédica con la constitución de una nueva sociedad que, partiendo de cero, representara al municipio dentro del fútbol federado.

Mantenidas las reuniones iniciales a mediados de año y siendo el nuevo club todavía un esbozo, al margen de las labores encaminadas a la constitución los primeros pasos fueron dirigidos al acondicionamiento del Campo de Piedrabuena retirando los escombros, allanando el terreno y limpiándolo para la práctica además de atender el perímetro para el acomodo de los aficionados, avanzando conjuntamente todo lo previsto durante los primeros meses estivales hasta consolidarse antes de iniciarse la temporada en ciernes. Atados los entresijos, con el mismo nombre del club desaparecido dos décadas antes, pero sin relación alguna con este, el 6 de septiembre quedó oficialmente constituido el nuevo Club Deportivo Brea ejerciendo Luis Gregorio de presidente y confirmándose como colores titulares los tradicionales azul para la camiseta y blanco para el pantalón, pasando acto seguido a formalizar su registro en la Federación Aragonesa para competir siendo considerado como de Tercera Regional, la categoría más baja de las organizadas. Reunido un grupo de jugadores ante el incipiente campeonato 71/72 a iniciar a mediados octubre, con buen pie se terminó tercero ascendiendo a Segunda Regional.

Arrastrados por el buen inicio, el C.D. Brea fue cuarto en la temporada 72/73 y primero en la campaña 73/74 consiguiendo accediendo a Segunda Regional Preferente, nueva categoría entre la Primera Regional y Segunda Regional que venía a convertirse en el tercer nivel regional del momento donde, brillantemente una vez disputada la sesión 74/75, consiguió proclamarse subcampeón ascendiendo a Primera Regional. En pocos años el C.D. Brea fue adquiriendo nivel deportivo y competitivo en lo que parecía una carrera sin freno hasta que, en el estreno de la edición 75/76 no rodaron bien las cosas y se ocupó la vigésima y última plaza descendiendo a Segunda Regional Preferente.

El descenso fue asumido como la primera decepción en su corta historia afrontando la temporada 76/77 con relativo optimismo, anunciando paralelamente la Federación Aragonesa una reestructuración de sus categorías de modo que, para el siguiente campeonato, el grupo único de Primera Regional y el también único de Segunda Regional Preferente quedaban unificados creándose dos nuevos grupos. Al C.D. Brea que terminó décimo no le fue difícil acceder a este nivel terminando la campaña 77/78 en noveno puesto, manteniéndose a buen tono en la sesión 78/79 con un séptimo puesto y cerrando sus primeros años de vida en esta década con un notable sexto puesto en su grupo.

1980 – 1990

El inicio de lo años ochenta trajo un ascenso inesperado, pero bienvenido, tras cumplimentar una notable temporada 80/81 en la que finalizó segundo clasificado tras el C.D. Pedrola. El ascenso, primero en su historia a Regional Preferente, fue celebrado por sus seguidores como un extraordinario éxito pues, modesto y con un presupuesto para nada desmadrado, poder competir en esta categoría decía mucho del buen hacer del conjunto celeste. Puestos manos a la obra, el debut de la campaña 81/82 les dejó en quinto puesto pasando muchísimos apuros en la sesión 82/83 para evitar el acuciante descenso, paso que se eludió por dos puntos terminando decimosexto.

Después de tan significativo susto, en la edición 83/84 se realizaron bastantes cambios en la plantilla ocupándose el noveno puesto, teniendo un mal resultado en el curso 84/85 al cerrar el campeonato en decimotercera posición mientras en la temporada 85/86 nada salió bien y, además de concluir decimoctavo, dejó pasar una gran oportunidad para ingresar en el nuevo Grupo XVI de Tercera División que la Federación Española confió a la Federación Aragonesa en exclusivo para gestionar a los clubs aragoneses y sorianos de la categoría.

Anunciado el próximo ingreso de los clubs sorianos en la Federación de Castilla y León y habida cuenta de que la Segunda División B iba a pasar de un grupo único a cuatro autorizándose el acceso de tres clubs aragoneses al tercer nivel nacional para el siguiente curso, en la campaña 86/87 se incrementaron el número de ascensos quedando el C.D. Brea en sexto lugar y declinando el ascenso al no tener medios para afrontar tan exigente categoría, conformándose con seguir en Regional Preferente siendo decimoprimero en la sesión 87/88 y decimosegundo en la edición 88/89. Concluido el campeonato 89/90 en noveno puesto, la sociedad celeste se mantenía saneada económicamente, sin problemas financieros y la convicción de que no debía comprometerse el futuro del club más allá de lo asumible.

1990 – 2000

Los años noventa ofrecieron una cara distinta del club aragonés atravesando por diferentes etapas en búsqueda de la estabilidad. Los tiempos cambiaban, la competencia de otros clubs era manifiesta y los zaragozanos no pudieron aguantar el ritmo perdiendo en la temporada 90/91 la categoría al ser decimoquintos descendiendo a Primera Regional. El accidente deportivo no se alargó demasiado y, con fortuna, la campaña 91/92 resultó positiva finalizando en tercero puesto regresando a Regional Preferente.

En lo sucesivo esta categoría fue su destino compitiendo el conjunto breano sin grandes aspiraciones y con el firme objetivo de conseguir la permanencia. Decimoprimero en la sesión 92/93, en la edición 93/94 se obtuvo un buen séptimo puesto debiendo pasar más apuros en la temporada 94/95 cuando, decimocuarto, el desarrollo del torneo no salió según lo planificado. Después de finalizar octavo en la campaña 95/96, las cosas se torcieron en la sesión 96/97 ocupando la decimoséptima plaza descendiendo irremediablemente a Primera Regional, una categoría que costó de abandonar haciéndose el regreso a Regional Preferente de rogar al ser octavo en la edición 97/98, cuarto en el curso 98/99 y tercero en el campeonato 99/00 con los dos primeros clasificados bastante alejados en puntos.

2000 – 2010

Al empezar el nuevo siglo, la directiva breana se propuso regresar a Regional Preferente, objetivo que se complicó bastante en la temporada inicial 00/01 al quedar noveno, muy alejado de los primeros puestos, cumpliéndose en la siguiente campaña 01/02 con un reforzado plantel que logró proclamarse campeón de Liga. Acomodado en Regional Preferente, las sesiones 02/03 y 03/04 resultaron muy similares ocupando el octavo y séptimo puesto respectivamente, sufriendo un ligero retroceso en la edición 04/05 donde se concluyó en decimotercera plaza.

Modesto en la categoría y hasta la fecha considerado como un club sin grandes pretensiones, la entrada de capital permitió en la temporada 05/06 escalar algunas posiciones hasta finalizar sexto siendo sobresaliente e histórica la campaña 06/07 cuando, con una plantilla competitiva, consiguió el subcampeonato, aunque a diecinueve puntos del intratable C.D. Universidad-Real Zaragoza «C» ascendiendo por méritos propios a Tercera División, una categoría que se antojaba imposible de alcanzar para el representante de un municipio con su número de vecinos.

Ilusionados y unidos ante tal gesta, los aficionados celestes vieron debutar al C.D. Brea en el Grupo XVII aragonés compitiendo con los más distinguidos clubs de la región teniendo un aceptable estreno al finalizar decimoquintos en la sesión 07/08 conservando la categoría, intención que no se pudo repetir en la edición 08/09 cuando, con más problemas de los esperados, el equipo no rindió sumando cinco victorias y seis empates con lo que descendió a Regional Preferente. Aunque se intentó regresar de inmediato, la realidad es que el campeonato 09/10 no fructificó y, superado por varios clubs con mayor potencial, hubo de contentarse con la cuarta plaza.

2010 – 2020

Siguiendo con el C.D. Brea en Regional Preferente, los años diez empezaron casi de la misma manera que había finalizado la década precedente, con un equipo puntero que trataba de acercarse a las primeras plazas, pero no lo conseguía concluyendo la temporada 10/11 mientras en la campaña 11/12 incluso se retrocedió en la clasificación general terminando en octava posición. Con la aportación de nuevos fichajes la reacción del conjunto celeste fue, en cambio, muy positiva durante la sesión 12/13 atrapando la primera plaza y no abandonándola hasta el final materializando su segundo ascenso a Tercera División tras aventajar al C.F. Illueca en cinco puntos.

El ascenso, muy merecido, sin embargo no estuvo acompañado del aplomo necesario para subsistir en el Grupo XVII aragonés dentro del campeonato 13/14 y, pese a las once victorias sumadas, como decimoséptimo perdió la categoría descendiendo a Regional Preferente. Cuarto en la edición 14/15 sin posibilidades reales de alcanzar una de las dos primeras plazas que proporcionaban el ascenso, en el curso 15/16 el club zaragozano volvió a opositar en firme para obtener el ascenso, objetivo que no se le escapó al concluir segundo a un solo punto de la A.D. Épila C.F. Este era el tercer ascenso en pocos años a Categoría Nacional y en el ánimo de todos los aficionados cabía la esperanza de prolongar su estancia en Tercera División alejando el peso de ediciones anteriores donde su estancia, como en la última ocasión, había sido demasiado breve. La directiva breana reforzó convenientemente todas las líneas y el equipo lo agradeció finalizando la temporada 16/17 en decimosegundo puesto, posición que fue superada en la campaña 17/18 con una décima plaza que alargaba su continuidad conforme a lo que se demandaba.

Manteniendo la base del equipo, en la sesión 18/19 se dio un importante salto que les dejó en séptimo puesto siendo una gesta importante para una afición que se veía reconfortada y agradecida por el esfuerzo tanto de directivos como jugadores, marchando todavía mejor en el campeonato 19/20 cuando la crisis sanitaria obligó a la Federación Española a suspender la competición restando todavía once jornadas por disputar. Tercero en ese momento tras S.D. Tarazona y C.D. Teruel, a finales de mayo la Federación Española confirmó la disputa en julio de unas eliminatorias a encuentro único entre los cuatro primeros clasificados para determinar qué club ascendía a Segunda División B, cruzándose el C.D. Brea con el C.D. Teruel en Semifinales a quien consiguió derrotar 2-1 accediendo a la Final, viéndose desbordado ante sus ilusionados aficionados por un poderoso S.D. Tarazona que se impuso 3-0 poniendo fin a su sueño.

2020 – 2030

Comenzada la nueva década, la Federación Española en su propósito de modernizar la estructura de las categorías nacionales, emprende una fuerte reforma suprimiendo las tradicionales Segunda División B y Tercera División quedando sustituidas para la temporada 21/22 por dos nuevas tituladas Primera RFEF y Segunda RFEF respectivamente a las que se añade una tercera denominada Tercera RFEF que se convierte en el quinto nivel.

Para acomodar a los clubs en la nueva estructura y realizar la correspondiente criba, durante la temporada 20/21 se establece un complicado sistema competitivo en el cual el Grupo XVII aragonés queda fraccionado en dos mitades participando el C.D. Brea en el Subgrupo B del que es finalmente primero con una plantilla reforzada que accede a la Segunda Fase donde lucha por el ascenso de categoría. Con dos plazas en juego y seis candidatos, los celestes luchan por el primer puesto escapándose por tan solo dos puntos en beneficio del C.D. Teruel, pero obteniendo el mayor logro de su historia al resultar segundos consiguiendo el acceso directo a la nueva Segunda REFEF, cuarto nivel que presenta un carácter interregional que la hace sumamente atractiva para los aficionados.

Consumado el ascenso, una auténtica gesta para un modesto club que representa a un municipio que no alcanza lo dos mil vecinos, acondicionado el Campo Municipal de Piedrabuena, se procede a realizar fichajes para no desentonar en su debut de campaña 21/22 quedando ubicado en el Grupo III junto a clubs aragoneses, catalanes y baleares sumándose el C.D. Numancia de Soria, postrero campeón, siendo el papel de los celestes muy destacable al finalizar décimos eludiendo cualquier compromiso con la zona peligrosa de la tabla clasificatoria. En la sesión 22/23 se pasa al Grupo II variando la composición al participar clubs, además de aragoneses, vascos, navarros y riojanos con también buen sabor de boca pues, decimosegundos en Liga, tres son los puntos que les separan de la Promoción de Descenso en lo que se puede considerar un nuevo éxito para un club que trabaja estupendamente para conseguir lo mejor posible dentro de sus posibilidades.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB: