Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Club Deportivo Badajoz

 

escudo CD Badajoz

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Badajoz
  • Ciudad: Badajoz
  • Provincia: Badajoz
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Fecha de constitución: 25 de julio de 2012
  • Fecha de federación: 2012

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Badajoz 1905 (2012-2014)
  • Club Deportivo Badajoz (2014- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

0 Ligas en Categoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio Nuevo Vivero

  • Nombre: Estadio Nuevo del Vivero
  • Año de inauguración: 1998
  • Cambios de nombre: Estadio Nuevo del Vivero (1998- )
  • Capacidad: 15.198 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Ciudad Deportiva El Vivero (2012-2013)
  • Estadio Nuevo Vivero (2013- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Badajoz

 

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO BADAJOZ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO BADAJOZ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN BADAJOZ:

El municipio de Badajoz, tercero en extensión a nivel nacional y atravesado por el Río Guadiana, linda con las tierras del vecino Portugal habiendo sido históricamente paso obligado en las relaciones entre ambos países de las que conserva un gran patrimonio. Capital provincial y ciudad más habitada de Extremadura, la localidad es hoy un importante enclave comercial que presta servicios a toda la región llegando incluso su influencia a tierras colindantes sin desaprovechar cierto tirón turístico.

En cuanto a los orígenes del fútbol en la ciudad, estos no se entienden sin la gran obra realizada por Luciano Sampérez Arroyo, un profesor de educación física que dirigió durante muchos años el Gran Gimnasio de Badajoz gracias a cuya labor infatigable fue practicado este deporte desde 1899. Sampérez aleccionó a la juventud pacense en el culto al cuerpo y en la higiene, empleando el fútbol como juego ideal para estos fines y haciendo demostraciones cada año hasta bien adentrada la primera década del s. XX con motivo de las celebraciones anuales de la Feria local.

Fruto de estas enseñanzas prontamente el fútbol empieza a cobrar importancia entre la juventud local destacando en el calendario la fecha del 15 de agosto de 1905, día en el cual se constituye el Sporting Club del Liceo, un club amateur formado por jóvenes enraizados en el Liceo Artístico y Literario quienes, tomando el ejemplo de Don Luciano, desean llevar a cabo todo lo aprendido. Este germen futbolístico que durante sus primeros años no consigue salir de las fronteras propiamente físicas del Liceo, empieza a adquirir con el tiempo madurez y en 1908, liberado del yugo educativo, se transforma en una entidad más seria y organizada que adopta el nombre de Club Sportivo Pacense, sociedad que viste camisa y pantalón blancos la cual en ese mismo año empieza a jugar en el Real de la Feria situado junto al Vivero. El 23 de noviembre disputará su primer encuentro conocido frente a un rival local de muy reciente creación, el Club Politécnico, con resultado favorable de 2-1 para los sportivos.

El año 1909 dará paso al nacimiento de otra sociedad, la tercera en orden cronológico, que recibe el título de Comercial Foot-ball Club, un club liderado por el empresario joyero Demetrio Medina que viste camisa blanca con pantalón negro, juega en los terrenos de la Dehesa de Palomas propiedad del conde de la Torre del Fresno y que empieza a rivalizar con el Club Sportivo Pacense, tomando a finales del mes de noviembre la iniciativa al inscribirse en la recién nacida Federación Española de Clubs de Foot-ball.

En 1910, el club decano de la ciudad, Club Sportivo Pacense, cambia nuevamente de nombre y adopta el más identificativo de Badajoz Sporting Club, siguiendo a continuación los pasos de su rival ciudadano al inscribirse igualmente en la Federación Española de Clubs de Foot-ball constituida en 1909. Ambos clubs se reparten los favores de los aficionados pacenses hasta que surge ese mismo año el Racing Club Pacense, tercero en discordia tras la escasa actividad mostrada por el efímero Club Politécnico. Los encuentros disputados entre Badajoz S.C. y Comercial F.C. son muy intensos, perdurando hasta 1915 cuando las negociaciones mantenidas entre Demetrio Medina y Miguel Ávila, alma mater del Badajoz S.C., fructifican a la hora de fusionar ambas entidades y crear una más fuerte, el Sport Club Badajoz, sociedad que conserva la antigüedad de la más primitiva de las dos.

Esta sociedad empleará camisa blanquinegra con pantalón blanco, trasladándose a jugar al Campo de Santa Marina, propiedad de Demetrio Medina para convertirse en la más importante de la región. Los jugadores del S.C. Badajoz adquirirán renombre en toda Extremadura y se enfrentarán exitosamente a clubs cacereños, emeritenses y algunos vecinos procedentes de Portugal hasta que en 1917 las desavenencias entre Medina y Ávila sean irreconciliables y Medina abandone la sociedad creando el 30 de septiembre una nueva, el Club Deportivo Extremeño, entidad que viste camisa gualdinegra con pantalón negro. La escisión, perjudicial para los intereses del conjunto blanquinegro, provoca que el decano se quede sin terreno de juego entrando al quite, propiciado por los acontecimientos, la figura del conde de la Torre del Fresno quien se convierte en salvadora al ceder sus tierras en la parcela conocida como El Vivero para que el S.C. Badajoz continúe su actividad sin más alteraciones.

Con anterioridad a estos relevantes sucesos, existe en 1916 una eclosión de nuevos clubs en la ciudad que amplían el horizonte de este deporte entre la juventud, siempre necesitada de un atractivo donde volcarse, surgiendo de forma sucesiva sociedades como el Internacional F.C., el Balompié F.C., la Escuela Normalista F.C., el Rompebotas F.C. y el Gimnástico Club Extremeño, todos ellos muy humildes y con una trayectoria que no perdurará más allá de unos pocos años.

Iniciados los años veinte las sociedades S.C. Badajoz y C.D. Extremadura son las más importantes en la ciudad y en la región, protagonizando duelos deportivos y extradeportivos en los cuales ambas directivas se acusan mutuamente de captar jugadores de forma no académica llegando incluso los señores Medina y Ávila a las manos en plena calle. Desde 1920 los dos clubs, en unión a otras entidades de la provincia y de la hermana Cáceres, solicitan a la Federación Española poder con una federación propia, comenzando una serie de campeonatos regionales oficiosos que en la mayoría de ocasiones, por una serie de causas u otras, no se culminan.

En 1924 se constituye la Federación Regional Extremeña de Clubs de Fútbol y a partir de la campaña 26/27 se organizan los primeros Campeonatos Regionales. El ahora ya Real C.D. Extremeño conquista las ediciones 26/27 y 28/29 en franca disputa con el S.C. Badajoz, entrando los blanquinegros en crisis y renunciando a participar en las temporadas 30/31 y 31/32 por decisión propia. No será el único en entrar en crisis puesto que el Real C.D. Extremeño en 1929 desaparece dejando un gran hueco dentro del fútbol regional.

Los años treinta traen bastantes cambios a nivel deportivo y social, estos últimos dramáticos, teniendo comienzo la década con el S.C. Badajoz ausente de las competiciones oficiales. En 1931 ocurren dos acontecimientos claves como son la donación en herencia del Campo de El Vivero y a finales de año el affaire que el Club Recreativo de Huelva mantiene enfrentándose con la Federación Sur, propiciando la creación de la Federación Oeste previo consentimiento de los clubs extremeños y onubenses a quienes arrastran los blanquiazules. El S.C. Badajoz decide competir en la primera edición 32/33 en la que resultan vencedores los onubenses y los clubs cacereños no participan, hechos que se repiten en la campaña 33/34 y 34/35 salvo que en esta última se da la entrada de los cacereños. En 1935 se da fin a la Federación Oeste y la Extremeña reinicia su camino por libre organizando la edición 35/36 que conquista el Racing Club Badajoz, una sociedad fundada en 1932 que viste camisa rojiblanca con pantalón negro, juega en el Campo de Pardaleras y que consta con un amplio poder económico el cual desde su nacimiento presenta una seria alternativa al S.C. Badajoz.

El Racing Club Badajoz como Campeón Regional de Primera Categoría opta en enero de 1936 al ascenso a Segunda División jugándoselo todo a una carta frente al poderoso Racing Club de Córdoba, eliminatoria que no sobrepasa tras perder 1-0 en la capital andaluza, imponerse 2-1 en casa y perder el encuentro de desempate disputado en Madrid el 9 de febrero por 1-2. La desilusión es evidente y las voces que desde hace tiempo vienen reclamando la unión de los principales clubs pacenses para crear una sociedad más fuerte empiezan a sonar con fuerza, siendo escuchadas en esta ocasión a pesar de las reticencias iniciales de algunos dirigentes. En los primeros meses del año empiezan una serie de conversaciones entre las respectivas directivas que tienen fin el 13 de marzo con la consabida fusión de ambos clubs, resultando elegido el nombre de Badajoz Foot-ball Club y acarreando la consiguiente desaparición del Racing Club de Badajoz cuyos miembros pasan a quedar integrados en el Badajoz S.C., club de mayor antigüedad.

El club pacense se uniforma con camisa azul y pantalón blanco, juega en el Campo de El Vivero y en él recaen todas las esperanzas para ascender a la ansiada Segunda División, reconociéndose sus derechos por parte de la Federación Española el día 28 del mismo mes. Estas ilusiones sin embargo desgraciadamente no se verán cumplidas, al menos en un plazo inmediato, puesto que tras ganar el Campeonato Extremeño de Aficionados y ser eliminado el 17 de mayo en el Campeonato de España en casa por el Sevilla F.C. por 1-3, estalla en julio la Guerra Civil paralizándose las actividades deportivas oficiales a nivel nacional. Pese a todo y al ser Extremadura una región alejada del frente, se disputan en la ciudad excepcionalmente algunos encuentros hasta 1937, todos ellos rodeados de grandes medidas de seguridad para evitar altercados entre los aficionados.

Tras el deseado final de la contienda, acceden a la directiva de la entidad militares y personas relacionadas con el bando vencedor, imponiendo a la sociedad el nombre de uno de los dos fundadores en 1936 y recuperando el uso de Sport Club Badajoz con el ánimo de borrar lo pasado en el periodo político anterior y restaurar la normalidad lo antes posible, además de pasar a vestir con camisa blanquinegra y pantalón blanco. Posteriormente, el 21 de enero de 1941 en cumplimiento con la Ley gubernativa que prohíbe el uso de extranjerismos, la entidad extremeña adopta el nombre de Club Deportivo Badajoz con el que perdurará durante décadas.

La entidad pacense se erige a partir de entonces en la más importante del fútbol local, provincial y regional comandando el fútbol extremeño sin apenas oposición. Ubicados en la Tercera División nacional a lo largo prácticamente de todos los años cuarenta, en 1953 da el salto a la categoría de plata donde permanece durante siete temporadas consecutivas. Por Badajoz pasan equipos ilustres del panorama español que cuajan y aumentan la afición por este deporte entre la población, perdiéndose la categoría a principios de los años sesenta para recuperarla, de forma puntual, en dos ocasiones antes de finalizar la década.

El C.D. Badajoz se mantendrá en plenos años setenta alejado de la élite nacional inmerso en una Tercera División que posee un alto nivel y luego, a partir de 1977 y con la implementación de la Segunda División B, en una categoría que sigue siendo el tercer nivel nacional pero de la cual es muy complicado salir en forma ascendente. Con el cambio de década los blanquinegros sufrirán un gran bache a mediados de los años ochenta del que conseguirán salir a flote emprendiendo los años noventa con la ilusión de volver algún día a una Segunda División de la que se permanecen ausentes desde hace más de veinte años. Esta codiciada meta llegará en 1992 significando un nuevo auge del fútbol pacense que revertirá en buenas clasificaciones ligueras que ponen a Badajoz en el candelero teniendo incluso opciones de ascender a Primera División. Los pacenses, cumpliendo con la nueva normativa impuesta por el C.S.D. para clubs profesionales se transforman el 31 de diciembre de 1993 en S.A.D., circunstancia por la cual pasan a denominarse Club Deportivo Badajoz, S.A.D.

Pese a gozar de opciones en varios campeonatos, estas nunca se materializarán, iniciándose con el cambio de siglo una decadencia que propiciará su descenso a la Segunda División B para, a continuación, caer al precipicio de la Tercera División. A mitad de la primera década del nuevo siglo los blanquinegros son una sombra de lo que fueron y en su propia ciudad su liderazgo es puesto en duda con proyectos alternativos como el de la Agrupación Deportiva Cerro de Reyes Badajoz Atlético, una entidad surgida en 1980 con trayectoria ascendente que alcanza a disputar el campeonato de Segunda División B en tres temporadas alternas o el caso de la Unión Deportiva Badajoz, constituida en 2006 por aficionados descontentos con la gestión de la directiva blanquinegra.

Concluida la temporada 09/10 el C.D. Badajoz recupera su plaza en Segunda División B y, después de una dubitativa campaña 10/11, en 2011 se encienden todas las alarmas deportivas y económicas. Producto de una deuda acumulada en torno a los ocho millones de euros, harto de no encontrar una solución satisfactoria en modo de inversor o capitalista y apuradas todas las opciones, el club se acoge a la Ley Concursal con el fin de desprenderse de parte una carga que le constriñe y condiciona todas las parcelas que rigen la sociedad. Deportivamente, la edición 11/12 se salva de forma apurada en las últimas jornadas para eludir el descenso.

Concluida la campaña 11/12 tanto Hacienda como el INSS ven imposible que el C.D. Badajoz, SAD tenga posibilidades reales a la hora de hacer frente a sus deudas y tras realizar un concienzudo estudio sobre la viabilidad del club, comunican a la juez que lleva la causa concursal que no van a apoyar cualquier convenio o prórroga y que la mejor solución es la liquidación de la SAD. El 19 de junio, tras varias manifestaciones en la ciudad arropando al club, se declara el finiquito de la entidad blanquinegra después de ciento siete años de existencia dejando a la capital pacense sin su máximo exponente futbolístico histórico.

HISTORIA DEL CLUB DEPORTIVO BADAJOZ:

2012 – 2020

Los últimos días del mes de junio de 2012 son angustiosos y plenos de abatimiento después saberse el alcance de la solución judicial. Conocida la orden de liquidar el C.D. Badajoz, SAD, Carlos Uriarte e Íñigo Landa, máximos propietarios accionariales, desestiman inscribir el primer equipo en Segunda División B para la temporada 12/13 y no satisfacen las deudas contraídas con jugadores y empleados. Todo parece abocado al fin.

Paralelamente, después de haber agotado parte de su energía en diversas manifestaciones frente al ayuntamiento que no han obtenido recompensa y son estériles desde el principio, las distintas plataformas de aficionados de la desaparecida institución pacense deciden ponerse manos a la obra y liderar un nuevo proyecto que recoja el sentir de una afición que acaba de quedarse sin representante. Fruto de las conversaciones mantenidas entre varios emprendedores, el 25 de julio cristaliza el empeño en forma de una nueva sociedad que recibe el nombre de Club Deportivo Badajoz 1905, siendo esta fecha una referencia al año de constitución de la antigua SAD.

El nuevo club, presentado en sociedad el día 26 ante los medios, expone a Fernando Valbuena Arbaiza como presidente, Ángeles Aguilera Rangel como vicepresidenta, Marco Sánchez en el puesto de tesorero mientras el secretariado es para José María García vistiendo el equipo camisa blanquinegra con pantalón negro. Desprovisto de terreno de juego propio y militando la U.D. Badajoz en Tercera División, al ser este un club de superior categoría goza del uso del Nuevo Vivero por lo que el ayuntamiento, presto a ayudar al recién fundado, le concede el usufructo de la Ciudad Deportiva El Vivero, instalación inaugurada a principios de 2010 sobre los cimientos del viejo Estadio de El Vivero demolido en 2009 y sus alrededores que cuenta inicialmente con un pequeño graderío para mil espectadores que se muestra insuficiente para albergar los cerca de dos mil seguidores con que cuenta el club.

Deportivamente el historial comienza en lugar de la Segunda Regional, categoría que le correspondería al ser un club neonato, en Primera Regional con el fin de acelerar su progresión, estrenándose la temporada 12/13 con el primer puesto en su grupo después de resultar invicto. Concluido el torneo disputa la Promoción de Ascenso a Regional Preferente, fase extra en la que supera a la U.D. Fornacense con claridad; 0-5 en la ida y 2-0 en casa. En la campaña 13/14 el C.D. Badajoz 1905 se estrena en Preferente bajo el cartel de gran favorito, no defraudando a sus seguidores al conseguir nuevamente l primer puesto. El objetivo es ascender a Tercera División, pero previamente ha de disputar una Promoción donde no lo tiene fácil. En Semifinales se enfrenta al E.M.D. Aceuchal imponiéndose en la ida por 3-4, pero en casa cae derrotado por 1-2. Gracias al valor doble de los goles a domicilio los pacenses acceden a la Final donde, esta vez sí, superan y alcanzan la Tercera División al derrotar a la U.C. La Estrella, de los Santo de Maimona, en ambos encuentros; 2-3 en la ida y 3-0 en casa.

En noviembre de 2013 el C.D. Badajoz 1905 adquiere mediante subasta en el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Badajoz la marca corporativa y escudo del desaparecido C.D. Badajoz, SAD mediante la oferta de 5.000 euros y sin oposición, ofertando el ayuntamiento local 4.000 euros por los trofeos del centenario club.

Con la adjudicación de este histórico patrimonio, la directiva decide cambiar de nombre a la sociedad determinando que sea Club Deportivo Badajoz, pero al estar el campeonato iniciado tal decisión no será efectiva hasta la temporada siguiente. El mismo mes de noviembre se alcanza un acuerdo con el Badajoz C.F., nuevo nombre de la U.D. Badajoz adquirido al finalizar la Liga 12/13, por el cual ambos clubs se reparten los gastos de mantenimiento del Nuevo Vivero.

La edición 14/15 es la del debut en Tercera División con el nuevo presidente Pablo Blázquez, categoría en la que encuentra como era de esperar mayor oposición y concluye cuarto muy distanciado del líder Mérida A.D., Extremadura U.D. y Jerez C.F. Clasificado para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B, los pacenses se miden en Cuartos de Final al Real Murcia Imperial perdiendo en casa 1-3 y consiguiendo un insuficiente 0-2 en la capital murciana que, debido al valor doble de los goles a domicilio, les apea del ascenso. En el torneo doméstico destaca su duelo con el Deportivo Pacense, nombre adquirido por el Badajoz C.F. el 1 de julio de 2014, club que concluye decimoséptimo.

En la sesión 15/16 el C.D. Badajoz se refuerza con jugadores de valía para intentar ser primeros de grupo y, por la vía más sencilla, tratar de alcanzar la categoría de bronce. Un formidable Extremadura U.D. con quien mantiene un intenso duelo se lo impide quedando relegado al segundo puesto y a tres puntos de los de Almendralejo, plaza que le permite afrontar por segunda ocasión consecutiva la disputa de la Promoción. Los pacenses se enfrentan en Cuartos de Final al C.D. Choco, de la localidad pontevedresa de Redondela, conjunto que les elimina al imponerse en la ida por 2-1 y empatar una semana después en el Nuevo Vivero 2-2. El otro club local de la categoría, el Deportivo Pacense, concluye vigésimo y colista perdiendo su plaza.

En la temporada 16/17 se renuevan los servicios de Agustín Izquierdo como técnico quien se incorporó a mitad de la edición anterior sustituyendo a Óscar De Paula, pero a doce jornadas del final es destituido tomando Juan Marrero la dirección. El plantel, pese a su buen torneo, es segundo a siete puntos del C.P. Cacereño teniendo que disputar la Promoción de Ascenso a sabiendas de que, como mínimo, ha de superar tres eliminatorias para cumplir el objetivo. En Cuartos de Final supera al Bergantiños F.C., de la localidad coruñesa de Carballo; 2-2 en la ida y 0-0 en el Nuevo Vivero, accediendo a una Semifinal donde el rival es el Antequera C.F., conjunto malagueño con el que se empata 2-2 en la ida y al que se derrota en casa una semana más tarde por 2-1. En la Final, donde todo se decide, se enfrenta al C.D. Calahorra empatando en el Nuevo Vivero 0-0 para luego, en la localidad riojana, vencer 1-2 con lo cual consigue un merecido ascenso a Segunda División B con Blázquez en la presidencia.

Texto: Vicent Masià © 2017

Última actualización: 2017

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Madrid Sport. Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hoy.es Diario general.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB: