Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Club de Futbol Joventut Mollerussa

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Futbol Joventut Mollerussa
  • Ciudad: Mollerussa 
  • Provincia: Lérida / Lleida
  • Comunidad Autónoma: Cataluña / Catalunya
  • Fecha de constitución: 1957
  • Fecha de federación: 1957

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Juventut Mollerusa (1957-1984)
  • Club de Futbol Joventut Mollerussa (1984- )

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 1987/88

1 Liga de Tercera División:

  • 1985/86

ESTADIO:

 

 

 

 

 

 

 

  • Nombre: Camp Municipal d’Esports
  • Año de inauguración: 8 de septiembre de 1968
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal de Deportes (1968-1984)
  • Camp Municipal d’Esports (1984- )
  • Capacidad: 4.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Deportes (1957-1968)
  • Camp Municipal d’Esports (1968- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL CLUB DE FUTBOL JOVENTUT MOLLERUSSA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DE FUTBOL JOVENTUT MOLLERUSSA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MOLLERUSSA:

Asentado sobre un pequeño término, el municipio ilerdense de Mollerussa, con cerca de quince mil habitantes, es el centro de la comarca del Pla d’Urgell. Bañado por el canal de Urgell gracias al cual experimentó un gran crecimiento y riqueza tomando la agricultura un cariz preferencial, la localidad es sede también de importantes industrias alimentarias y de la construcción.

La aparición del fútbol, un poco más tardía respecto al resto de provincias catalanas, surgió en la localidad por influencia de la capital, Lleida, donde ya se practicaba este deporte desde varios años antes teniendo como principal epicentro a los jóvenes de la Associació Cultural La Tarota quienes, en 1917 de manera informal y aprovechando sus ratos libres, ya jugaban en los terrenos llanos junto a la estación del ferrocarril. Contaba Mollerussa entonces con tres mil habitantes y, desde el Casino La Amistad, algunos de sus socios se propusieron al poco tiempo constituir un club debidamente organizado que se enfrentase a clubs de las localidades vecinas naciendo en 1919, después de varias reuniones, el Sporting Club La Amistad o Sporting Club Mollerusa, como fue conocido en las localidades limítrofes.

Escaso de medios y con bastantes dificultades, los muchachos sportinguistas delimitaron aquel espacio que venía siendo de uso cuotidiano junto a la estación y en 1920 ya contaban con la ayuda consistorial para organizar encuentros con motivo de las fiestas patronales, siendo más importante el paso dado en 1921 cuando, por solicitud de su presidente, Jaime Duch, se consiguió del ayuntamiento financiación para realizar obras de vallado y cerramiento del recinto con vistas a hacer recaudación.

Organizado por la Federación de Lérida, en la temporada 22/23 se organizó el primer Campeonato Provincial concurriendo los representantes de Tárrega, Miralcamp, Cervera, Bellvís, Les Borges Blanques, Balaguer, el Sporting Club de Mollerusa y los dos de la capital C.D. Leridano y Joventut F.C. que ganó finalmente el Tárrega F.C., iniciándose tras la conclusión de este torneo un declive en el club urgelense que propició su desaparición en 1924.

Después de varios años de ausencia de la práctica futbolística a nivel organizado, en 1928 varios aficionados recuperaron la ilusión constituyendo el Fútbol Club Mollerusa, nueva iniciativa que se deseaba tuviera continuidad y del que fue presidente inicial José Fontanet Bosch. Uniformado con camiseta y pantalón blancos, después de jugar desde su nacimiento y a lo largo de 1929 frente a clubs de su ámbito geográfico, con el renacer del fútbol ilerdense en 1930 se inscribió el 30 de abril en la Federación Catalana compitiendo en los campeonatos provinciales y comarcales del área ilerdense frenándose su ímpetu hacia 1933 cuando disminuyó su actividad hasta desaparecer totalmente en 1935.

Sin posibilidad de recuperar la actividad futbolística a causa del inicio de la Guerra Civil en julio de 1936, la localidad fue controlada por las tropas y movimientos afines a la República agravándose la situación cuando, a finales de 1938, fue bombardeada en puntos estratégicos por las tropas nacionales hasta que, en fecha 9 de enero de 1939, éstas últimas tomaban la población.

Terminada la guerra, las autoridades locales incidieron de forma inmediata en la constitución de un club donde confluyeran todos los aficionados al fútbol para cicatrizar las heridas causadas por el conflicto, siendo la labor encomendada a personas de confianza para los nuevos tiempos donde José Nadal Domingo fue la figura sobre la que giró todo el proyecto. Constituido durante el verano de 1940 bajo el título de Club Deportivo Mollerusa, blancos fueron sus primeros colores teniendo como primer contrincante al equipo reserva del F.C. Barcelona en el mes de agosto, resultando su carrera deportiva muy discreta en los años sucesivos al permanecer ajeno a la Federación Catalana limitándose sus compromisos a torneos y competiciones frente a clubs de su entorno geográfico.

Con la llegada a la alcaldía en 1944 de Jaime Culleré Maspons, la tendencia del club urgelense adquirió una nueva dimensión sobre todo a partir de 1945 cuando, el propio Culleré, asumió la presidencia del club. Puesta en el horizonte la promesa de habilitar un nuevo terreno de juego, reglamentario y con mejores condiciones, aprovechando una promoción de la Federación Catalana en 1946 para ampliar el cupo de clubs asociados, el C.D. Mollerusa quedó ese año inscrito estrenándose en la temporada 46/47 en Cuarta Categoría, la antigua Segunda Ordinaria significando un paso adelante en su evolución.

En la campaña 47/48, aprovechando una reestructuración federativa, quedó encuadrado en Primera Regional B alcanzando la séptima plaza dentro de un grupo reservado exclusivamente para clubs ilerdensses, torneo en el que, cumpliendo con lo prometido, el 25 de enero de 1948 era inaugurado el nuevo Campo de Deportes situado junto a la carretera N-II, muy próximo al término de la vecina localidad de Fondarella. Sin embargo, la tendencia positiva pronto se transformó en drama cuando la Federación Catalana determinó en 1948 que, para la sesión 48/49, todos clubs de la categoría deberían hacer desplazamientos a otras provincias. Con un presupuesto muy bajo que apenas llegaba para cubrir algunos gastos, a pesar de ser séptimo nuevamente, los viajes a las provincias de Barcelona y Tarragona fueron una tragedia para sus arcas y el club desapareció en 1949.

Después de una temporada sin fútbol y totalmente en blanco, a mediados de 1950 nació una tentativa para organizar una nueva sociedad que, partiendo de cero, renovase el ánimo de unos decepcionados aficionados. Este movimiento cristalizó el 8 de agosto bajo el título de Club de Fútbol Mollerusa, no siendo el único cambio respecto al anterior club pues el pantalón, en lugar del tradicional blanco quedó en negro. En el aspecto deportivo el club inauguró la década en la última de lasa categorías regionales, la Tercera Regional, pasando pronto a Segunda Regional y, de ahí, a la Serie B de Primera Regional al término de la temporada 51/52 debutando en esta categoría en la sesión 52/53 con malos resultados deportivos siendo decimosexto y especialmente económicos que apuntaban a un inmediato desmoronamiento de la entidad. Así fue. Repitiendo paso a paso todo lo sucedido apenas unos años antes con sus mismos errores y fragilidad económica, descendido a Segunda Regional, el tercer nivel territorial de la época, el club urgelense desapareció sumido en una consideranle deuda para sus modestas arcas que imposibilitó su participación en la campaña 53/54.

Constituido en fecha 6 de noviembre de 1953 con carácter eminentemente juvenil y sede en el Casal Parroquial, bajo la iniciativa de dos grandes aficionados como fueron Gumersindo Sánchez quien ostentó la presidencia y Ernesto Morgó, quien ejerció la labor de entrenador, surgió el Club de Fútbol Juvenil Mollerusa que vino a llenar el gran hueco originado por la ausencia de fútbol amateur mientras pasaba un tiempo indeterminado en espera de que naciera una nueva sociedad representativa. Vistiendo camisa blanca con pantalón azul y haciendo uso del Campo de Deportes, los juveniles hicieron su trabajo honestamente participando en el Campeonato Primavera de la provincia ilerdense con buenos números hasta que, hacia 1957, parte de la antigua afición reclamó abiertamente la constitución de un nuevo club que continuara con la tradición futbolística del municipio iniciada en los albores de los años veinte.

HISTORIA DEL CLUB:

1957 – 1960

ConLas plegarias de la afición local no tuvieron eco hasta 1957 cuando, gracias al enorme trabajo de dos grandes aficionados como Gumersindo Sánchez y Ernesto Morgó, este último entrenador del equipo juvenil, quedó constituido el Club de Fútbol Juventud Mollerusa. Basado en los más destacados jugadores del C.F. Juvenil Mollerusa del que tomó los colores, blanco para la camiseta y azul para el pantalón, a los que se les unieron otros procedentes de su entorno, la nueva sociedad fue de inmediato inscrita en la Federación Catalana partiendo desde la Tercera Regional, competición de índole provincial donde, por comarcas, quedaban agrupados los clubs para competir en Liga. Con las ganas que había de fútbol y partiendo con un presupuesto limpio, sin deudas, el equipo respondió y, al término de la temporada 57/58, se ascendió a Segunda Regional, categoría en la que se permaneció sin cambios al cerrar la década.

1960 – 1970

Al empezar los años sesenta Mollerussa era una tranquila población cuyos habitantes, alrededor de cinco mil, vivían especialmente de la agricultura y, en menor grado, de la ganadería. En cuanto al fútbol, recuperados de los problemas financieros habidos en la década anterior que les llevaron a refugiarse en el ámbito juvenil, había especial interés en encontrar un hueco dentro de la Primera Regional. Frustrado su intento inicial de la temporada 60/61, en la campaña 61/62 tuvieron más suerte y, clasificados para disputar la Promoción de Ascenso a Primera Regional, consiguieron al fin el objetivo después de ser segundos tras el C.F. Borjas Blancas.

Presidido el club por José Saló Arqué, el club urgelense se estrenó en esta categoría durante la edición 62/63 siendo quinto y más ambicioso en la sesión 63/64 en la que resultó segundo clasificado tras la Ag.D. Balaguer, un puesto que le abrió de par en par la posibilidad de ascender a Tercera División, todo un sueño en aquella época para su afición. Lleno el Campo de Deportes en cada uno de los encuentros de la Promoción, el C.F. Juventud Mollerusa fue séptimo en un grupo formado por un total de ocho aspirantes con lo cual toda esperanza se esfumó volviéndose a la realidad en una Primera Categoría que no abandonaría en toda la década.

Decimotercero en la temporada 64/65, en 1965 accedió a la presidencia Manuel García Castrillón de la Rosa terminando decimoprimero el campeonato 65/66 mientras que en la sesión 66/67, siendo presidente Sebastián Espart Bosch, se subieron algunos peldaños para concluir séptimo. La inestabilidad presidencial era notoria y en la campaña 67/68, siendo decimocuartos en Liga, Roberto Pons Coll fue el encargado de llevar sus destinos coincidiendo con la creación, al final de aquel torneo, de la Regional Preferente, una nueva categoría que condenaba a la histórica Primera Regional a convertirse en el segundo nivel regional.

El terreno que venía ocupando el Campo de Deportes, inaugurado en 1948, se convirtió durante estos años en fuente de especulación urbanística y el 8 de septiembre de 1968, junto a la carretera de Miralcamp, se inauguró en el primer encuentro de Liga ante el Reddis C.F., de Reus, el nuevo Campo Municipal de Deportes con victoria local por 3-0, concluyéndose el campeonato 68/69 en decimosegunda posición mientras en la campaña 69/70 se ocupaba la séptima plaza.

1970 – 1980

Al iniciárselos años setenta el C.F. Juventud Mollerusa siguió inmerso en una Primera Regional que, por aquellos años, reunía un gran potencial significando ser el cuarto nivel nacional. Decimosegundo en la temporada 70/71, en la siguiente campaña 71/72 el conjunto del Pla d’Urgell se dio un gran batacazo terminando vigésimo y último perdiendo la categoría después de ganar en tan solo seis encuentros. Desplazado a Segunda Regional, el equipo blanquiazul no levantó la cabeza y nuevamente protagonizó un mal torneo 72/73 finalizando decimoséptimo, no presentándose nadie para hacerse cargo de una Junta Directiva en 1973 por lo que el club no participó en el campeonato 73/74.

Gracias a la labor de Pedro Galán Manonelles, el club se reorganizó en 1974 volviendo a la Segunda Regional donde fue decimocuarto en la edición 74/75 mientras en la sesión 75/76 era décimo, teniendo nuevamente un mal año en la temporada 76/77 al ser decimosexto. En la campaña 77/78, bajo la presidencia de José Saló Bregué el C.F. Joventut Mollerussa quedó segundo en Liga precedido por el C.F. Balaguer, jugándose el ascenso a Primera Regional como aspirante ante la U.D. Tárrega perdiendo 1-3 en casa y empatando en la vecina localidad 3-3 con lo que desaprovechó la oportunidad. En la campaña 78/79 se preparó una plantilla para ascender pero, la actuación de F.C. Bellcairense y C.D. San Mauro, le impidieron su objetivo concluyendo tercero, debiendo esperar a la sesión 79/80 para materializar su deseo cuando, con doce puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, finalizó primero bajo la presidencia de Facundo Díez Hurtado.

1980 – 1990

La década de los años ochenta, casi sin sospecharlo al principio, se convirtió en la época de máximo esplendor de club ilerdense alcanzándose cotas inimaginables que, todavía hoy, son recordadas por todos aquellos quienes vivieron aquellas circunstancias. La temporada 80/81 que significó la vuelta a Primera Regional, se estrenó con Rodolfo Casals Simó en la presidencia siendo el equipo sexto, lo mismo que sucedió en la campaña 81/82, pero ahora bajo la presidencia de Joaquín Porte Castillón. Sin embargo, el punto de inflexión lo marcó Joan Miró Vila cuando fue proclamado máximo dirigente del club blanquiazul. Con Miró al frente, se elevó el presupuesto, se consiguió una plantilla muy competitiva y, sin apenas oposición, conquistó su primer título de la categoría en la sesión 82/83 ascendiendo directamente a Regional Preferente.

La Regional Preferente de aquellos años era el quinto nivel nacional y, en el ámbito catalán, un grupo único refugio de clubs en decadencia y otros que intentaban dar un paso más en su carrera tratando de ascender a Tercera División. El debut de la temporada 83/84 puso, aplicando el sistema competitivo, tres plazas en litigio para este fin consiguiendo el C.F. Juventud Mollerusa un enorme éxito al ser tercero precedido por A.D.C. Manlleu y A.D. Prat con lo cual tenia el acceso a Tercera División bajo el brazo. Acompañando la tendencia política de la época, la sociedad adoptó el nombre de Club de Futbol Joventut Mollerussa, debutando durante la campaña 84/85 en el Grupo V catalán donde estuvo muy cerca del descenso después de realizar un mal ejercicio y terminar decimoséptimo.

En la sesión 85/86 se encomendó una plantilla repleta de nuevos fichajes a Roberto Puerto con el fin de estar arriba pero los malos resultados jugaron en contra y fue relevado por Carles Viladegut. Con el nuevo técnico empezó todo a funcionar y, a falta de varias jornadas, se consiguió la primera plaza y, con ello, el título de campeón por primera vez en su historia. Clasificado para disputar la Promoción de Ascenso, en Semifinales se eliminó al Sevilla Atlético Club después de empatar 2-2 en casa y 0-0 en la capital andaluza accediendo a la Final desde el punto de lanzamiento de penaltis. En esta decisiva eliminatoria los mollerusenses se toparon con una muy incisiva U.D. Alzira que les apeó de encadenar un nuevo ascenso después de vencer los catalanes en casa 1-0 y caer derrotados en la localidad valenciana por 3-1.

Con la edición 86/87 llegaron cambios en la competición al anunciar la Federación Española que, para el torneo siguiente, la Segunda División B iba a ser ampliada en número de participantes y grupos debido al fracaso del grupo único implementado recientemente. A la Federación Catalana le correspondían, por número de asociados, ocho plazas, por lo que el C.F. Joventut Mollerussa, con una plantilla muy competitiva consiguió el ascenso directo a Segunda División B tras un magnífico campeonato en el que fue segundo en Liga a tan solo dos puntos del Barcelona Atlético.

Siguiendo Joan Miró al frente y Carles Viladegut en el banquillo, el debut en Segunda División B se produjo en el Grupo II donde se dieron cita clubs catalanes, baleares, navarros, aragoneses, riojanos, vascos y el F.C. Andorrà, protagonizando los mollerusenses un brillante torneo en el cual mantuvieron, casi de principio a fin, un intenso duelo con el Deportivo Aragón para ver quién de los dos se proclamaba campeón y, de paso, obtenía el paso directo, sin mediar Promoción, a Segunda División decantándose la suerte de lado de los blanquiazules quienes, antes de finalizar el campeonato, se habían asegurado el primer puesto ante la inmensa alegría de sus aficionados y todos los habitantes de la localidad.

Para estrenarse en Segunda División y competir durante la temporada 88/89, el club ilerdense apenas hizo cambios en la plantilla incorporándose una pequeña cantidad de jugadores conscientes de que, una gran inversión podría repercutir negativamente en los años posteriores en el supuesto de no sobrevivir. Con el dúo que formaban Miró y Viladegut, el equipo salió a competir sin complejos viéndose desde el principio que la permanencia estaba muy cara sucediéndose los resultados negativos hasta provocar el cese de Viladegut tas once jornadas disputadas. En lo sucesivo Ricardo Moreno entrenó a los blanquiazules pero sin lograr enderezar un rumbo directo a Segunda División B, terminado el campeonato como colista destacado al sumar tres victorias y cinco empates. La aventura en la división de plata había terminado abruptamente pero con el consuelo, para siempre, de haber tocado el cielo el club representativo de una localidad de apenas nueve mil habitantes.

Jugaron en esta mítica temporada jugadores como Castel, Roteta, Carreras, Guillén, Geni, Ruíz, Pantoja, Moragues, Carrasco, Antonio, Azcona, Navajas, Leiva, Horcajada, Joan Carles, Lara o Gelo entre otros. De regreso a Segunda División B, el C.F. Joventut Mollerussa jugó la campaña 89/90 en el Grupo II con una plantilla muy competitiva que, para sorpresa de muchos y con Jordi Gozalbo en el banquillo, ocupó el tercer puesto en Liga teniendo posibilidades de atrapar el primer puesto y conseguir, de nuevo, lo que hubiese sido una nueva gesta.

1990 – 2000

La década de los años noventa se convertió, con el paso de los años, en una vuelta dramática a lo que había sido su hábitat deportivo durante mucho tiempo pues, tal descenso, no se hizo escalonado sino a base de duros golpes que parecieron no tener freno. Décimo clasificado en el Grupo II en la temporada 90/91 bajo la dirección del técnico Juanjo Díaz, la campaña 91/92 supuso su despedida del tercer nivel nacional al ser decimonoveno empezando el torneo con Antonio Moya y concluyendo con Lluís Pujol, un adiós que significaba el principio de una horrenda cadena de malos resultados.

Realojado en el Grupo V catalán de Tercera División, la sesión 92/93 fue un visto y no visto en la categoría al ser vigésimo y colista, a pocos puntos de cosnseguir la permanencia. Era su segundo descenso consecutivo por lo que, en la edición 93/94, tuvo que competir en Primera Catalana, la primera de las categorías regionales del territorio, finalizando decimoprimero y debiendo salvar una amenaza de huelga por parte de la plantilla. Lo que en principio había sido una temporada llena de sobresaltos, en el verano de 1994 se tornó en pesadilla pues su presidente, Jaume Raventós, tuvo que luchar con lo heredado, pagar la deuda a los jugadores y presentar ante la Federación Catalana un plan de viabilidad que fue declinado, rechazo por el cual fue confinado a competir en Tercera Regional durante la temporada 94/95 siendo la plaza vacante ocupada por el C.E. Roda de Ter.

De un hachazo el club ilerdense había perdido tres categorías de golpe por lo que la temporada 94/95 fue todo un reto. Primer clasificado, ascendió directamente a Segunda Regional consiguiendo ser segundo en la campaña 95/96 y, mediante Promoción, ascender a Primera Regional, categoría en la que fue nuevamente segundo en la edición 96/97 no consiguiendo en la Promoción propulsarse hasta Regional Preferente. Cuarto en la sesión 97/98, en la temporada 98/99 consiguió ascender a Regional Preferente tras ser primero en su grupo, accediendo a una categoría donde fue decimoséptimo en la campaña 99/00 descendiendo a Primera Regional.

2000 – 2010

Descender a Primera Regional significó un duro golpe para el club urgelense quien había trabajado duro para recuperarse deportiva y anímicamente después de la gran crisis sufrida en la década anterior. Con la mente fija en el ascenso, sin embargo éste se resistió más de la cuenta pues hasta cuatro temporadas trascurrieron sin lograrlo, desaprovechando la primera oportunidad de la campaña 00/01 en la que, después de ser subcampeón tras la U.E. Guissona, fue eliminado en la Promoción de Ascenso por la U.D. Polvoritense-La Marina al perder 3-5 en casa y 5-0 en la ciudad condal.

Cuarto en la campaña 01/02, en la sesión 02/03 tampoco pudo siquiera promocionar al ser tercero, consiguiendo el ascenso directo a Regional Preferente una vez concluida la edición 03/04. El regreso a Regional Preferente era un soplo de aire fresco para el club pero, lamentablemente para sus intereses, sólo pudo ser decimosegundo en la temporada 04/05 y decimosexto en la campaña 05/06 descendiendo nuevamente a Primera Regional. Convertido en un conjunto ascensor, al término de la sesión 06/07 recuperó su plaza en Regional Preferente al ser, otra vez, primero pero, como ya pasara recientemente, su presencia en esta categoría se esfumó rápidamente al ser decimoctavo en la edición 07/08. Con la aspiración de hacer un buen papel y retornar lo antes posible a Preferente, la plantilla de la temporada 08/09 fue reforzada convenientemente finalizando segunda precedida por el C.E. Cervera, consiguiendo su objetivo en la Promoción tras eliminar al C.E. Farners gracias al valor doble de los puntos obtenidos a domicilio con victoria en casa por 1-0 y derrota en la vuelta por 2-1. Una vez más en Regional Preferente, la década la cerraba siendo décimo.

2010 – 2020

Empezada la nueva década el C.F. Joventut Mollerusa continua en Regional Preferente repitiendo el décimo puesto, una categoría que en 2011, conforme a la Federación Catalana, pasa a ser de la quinta categoría nacional a la sexta con la creación de un nuevo nivel que pasa a ser denominado Primera Catalana mientras, a hasta entonces Regional Preferente, adquiere el nombre de Segunda Catalana. Es un paso atrás en sus aspiraciones. Decimoprimero en la campaña 11/12, en la sesión 12/13 intenta ascender pero fracasa al ser tercero, posición que en la edición 13/14 queda olvidada al ser primero y conseguir el ascenso a Primera Catalana.

En esta nueva categoría, nueva en denominación pero quinta y, por lo tanto, ya conocida, se estrena en la temporada 14/15 siendo decimoséptimo por lo que su estancia es efímera regresando nuevamente a Segunda Catalana, categoría donde lucha con fuerza para salir de ella en breve. El sistema competitivo no le facilita las cosas pues sólo asciende directamente el campeón mientras al asegundo le queda una oportunidad en la Promoción. Cuarto en la campaña 15/16, en la sesión 16/17 es tercero mientras que en la edición 17/18, como primero y campeón, asciende a Primera Catalana. Prorrogando su condición de club ascensor, en la temporada 18/19 queda quinto en espera de que lleguen tiempos mejores y, en el futuro, se consiga ascender a Tercera División.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Els vuitanta anys de la historia del futbol a Mollerussa (1919-1999). Miquel Polo Silvestre (1999).
  • Relatos rojiblancos: Un siglo de fútbol en Almería. Angel Acién. Edita Angel Acién, S.A. (2007).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Crónica Targarina. Publicación.
  • Pla i Muntanya. Publicación.
  • Nueva Tárrega. Publicación.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin