Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

Segunda División B – Grupo IV

 

Historial de la Unión Deportiva Ibiza-Eivissa

 

escudo UD Ibiza-Eivissa

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Ibiza-Eivissa
  • Ciudad: Ibiza / Eivissa
  • Provincia: Islas Baleares / Illes Balears
  • Comunidad Autónoma: Islas Baleares /Illes Balears
  • Fecha de constitución: julio de 2015
  • Fecha de federación: 31 de julio de 2015

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Ibiza-Eivissa (2015- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

0 Ligas en Categoría Nacional.

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Can Misses
  • Año de inauguración: 1991
  • Cambios de nombre: Estadio Municipal Can Misses (1991- )
  • Capacidad: 4.500 espectadores

estadio Municipal Can Misses

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal Can Misses (2015- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Ibiza-Eivissa

 

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA IBIZA-EIVISSA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA IBIZA-EIVISSA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN IBIZA:

La ciudad de Ibiza, Eivissa en lengua autóctona, es capital del municipio e isla del mismo nombre enclavada en las Islas Pitiusas (Ibiza y Formentera), localidad milenaria convertida en centro cultural, social y administrativo de toda la isla y en polo turístico por excelencia siendo objeto de la visita de centenares de miles de visitantes cada año.

Por lo que respecta al fútbol, apenas se tiene constancia de actividad con anterioridad a 1920 dándose comúnmente esta fecha como fuente de partida a raíz de la llegada a su puerto de una fragata brasileña, la «Mearim», la cual por circunstancias burocráticas tuvo que amarrar durante cuatro meses. Durante este periodo de inactividad, sus tripulantes mataron el ocio con lo mejor que sabían hacer para divertirse, jugar al fútbol, llamando la atención de los locales quienes no desaprovecharon la oportunidad para profundizar en su aprendizaje y desafiar a los extranjeros llegando a protagonizar un encuentro junto al edificio de La Mutual, junto al Passeig de Vara de Rey, en el cual se impusieron sin dificultad los forasteros.

La huella de los brasileños no pasó desapercibida y en 1924 tres eran los club que jugaban en el Camp de Sa Palmera; Ibiza F.C., el Ebusitano y el Sport; a los que se añadieron posteriormente otros como: el Chispa, el Metralla, el Ibicenco y el Rápido, habilitándose puntuales terrenos de juego como el Camp d’Es Cadirer, el Camp de Ses Canyes y el Camp d’Es Molí de Sa Punta.

Ya en la década de los años treinta surgió una segunda tanda de clubs, todos ellos alentados por el reverendo Mariano Escandell Roig y de carácter estrictamente juvenil entre los que se recuerda al España, el de Los Vileros, el de Acción Católica, el de Cristo Rey, el Mediterráneo y el Metalúrgico. En 1934, viéndose el éxito que el fútbol alcanzaba en el resto de las islas y en la península, surgió una iniciativa más seria cultivada por jóvenes amantes del balompié con el ánimo de competir a nivel federado, la Sociedad Deportiva Ibicenca, conjunto que quedó inscrito en la Federación Balear considerado como club de Segunda Categoría haciendo del Camp de Sa Palmera su feudo mientras que como colores identificativos se empleaban el negro para la camiseta y el blanco para el pantalón.

En la temporada 34/35 la S.D. Ibicenca se proclama Campeón de Baleares de Segunda Categoría imponiéndose a Lluchmajor F.C. y C.D. Soledad, de Palma de Mallorca, pero en la Promoción de Ascenso no puede alcanzar la Primera Categoría al perder los dos encuentros programados frente al Athletic F.C., club de Palma de Mallorca colista de la élite balear dotado de mayor calidad. Concluida la edición 35/36 en la que no se tienen opciones de ascenso en la Segunda Categoría, en julio de 1936 estalla la Guerra Civil y, en primera instancia, las tropas sublevadas se hacen con el poder de la isla. Luego será conquistada brevemente por tropas republicanas para, casi de inmediato, revertir la situación y permanecer el resto del conflicto bajo mando nacional.

Tras la guerra, sobre todo en los primeros años, el fútbol local vilero decae muchísimo al contrario que sucede en el resto del archipiélago, tardando las dos islas pitiusas en recobrar la pujanza de los años treinta. Pese a esta pérdida de sensibilidad el fútbol no desaparece y los distintos soldados de reemplazo que cumplen obligatoriamente el servicio militar irán componiendo equipos sucesivos que, con más o menos fortuna, mantienen la llama viva. No son los únicos y desde el Frente Juventudes Ibiza también se mantiene uno propio, surgiendo en el segundo lustro otros clubs como el C.F. Cadete y el Rondalla C.F. que se verán acompañados por el que parece más importante de todos, el Club Deportivo Unión, constituido en agosto de 1948 por los señores: Vidal, Ripoll, Busom, Quilis, Guillem, Medina, Verdera, Bonet, Fajarnés y Vidal; que viste camisa azulgrana con pantalón azul.

Iniciado el año 1950 los clubs pitiusos, tradicionalmente aislados de todo lo que acontece a nivel competitivo con las vecinas Mallorca y Menorca, más unidas futbolísticamente, consiguen al fin de la Federación Balear a base de reclamaciones que se les adjudique una delegación para organizar torneos federados, quedando la sede ubicada en la Escuela de Artes y Oficios desde donde surge el Campeonato Insular Interpueblos, la Copa de Ibiza y otros campeonatos que dan vida a la juventud.

Clubs como el C.D. Formentera, Peña Deportiva, de Santa Eulália, C.D. Portmany, de Sant Antoni, junto a los vileros C.D. Unión y Rondalla  C.F. forman la élite pitiusa a los cuales el 28 de agosto de 1950 se les une una nueva iniciativa, el Ibiza Club de Fútbol, sociedad que pretende recuperar los éxitos de la desaparecida S.D. Ibicenca de los años treinta. Uniformado con camisa amarilla y pantalón azul, haciendo uso del Camp de Sa Palmera, el club queda presidido por Pedro Guasch viéndose acompañado en la directiva por Carlos Costa, vicepresidente, Félix Costa como secretario, Juan Riera en el puesto de tesorero y Antonio Riusech en el de contador mientras vocales son: Juan Marí, José Marí, José Vilas y Juan Bufí.

La competición pitiusa, catalogada como de Tercera Regional, avanza en sus primeros compases a ritmo lento desatándose en 1955 por parte de los clubs de Vila y del resto de la isla, las ansias de tener un club importante que sea capaz de enfrentarse con garantías a los primeros espadas baleares. Desunidos desde sus inicios, el cambio de paradigma se establece al comprobarse con el paso del tiempo que ninguno de ellos tiene posibilidades reales de ascender por sí solo a consecuencia de su extrema humildad, determinándose entre varios clubs agrupar esfuerzos en uno de ellos que represente al conjunto de la isla en la primera Liga balear.

Debido a que uno de los principales problemas que les afecta es la falta de un terreno de juego en condiciones, como primer paso desde el ayuntamiento de Vila se aprueba el 23 de agosto de 1955 la adquisición de una superficie en la finca de Sa Bodega para la construcción de un campo de deportes. Este Estadio Municipal, localizado en la calle de Canarias, será inaugurado en 1956 acordándose entre los tres clubs más importantes de la ciudad: Ibiza C.F., C.D. Unión y Rondalla C.F. junto a Peña Deportiva de Santa Eulália y C.D. Portmany, ceder sus respectivos jugadores más destacados para disponer, a modo de selección, de un club representativo aprovechándose la licencia federativa del primero de los mencionados y con mayor potencial, el Ibiza C.F., quien el 28 de agosto, tras consulta federativa y oportuna aprobación, adopta el nombre de Sociedad Deportiva Ibicenca.

El 25 de octubre, constituida oficialmente la directiva con Ildefonso Pineda como presidente y Cosme Vidal como secretario, el club cambia a Sociedad Deportiva Ibiza quedando inscrito en la Federación Balear con esta denominación, siendo los colores definitivos bermellón para la camisa y blanco para el pantalón. El club vilero se convertirá en lo sucesivo en el principal club pitiuso consiguiendo al término de la edición 60/61 ascender a Tercera División, categoría donde se mantiene ininterrumpidamente hasta la sesión 77/78 cuando, una vez concluida ésta, asciende a Segunda División B. Seis serán las temporadas que permanece en el tercer nivel nacional, regresando a Tercera División en la campaña 84/85 para, tras cinco campeonatos, regresar brevemente durante la edición 89/90 a la Segunda División B.

Convertida la S.D. Ibiza en un equipo ascensor, la temporada 92/93 marcará el inicio de su fin deportivo embarcándose en una nefasta aventura liderada por el empresario franco-italiano Calixto Bragantini que tendrá dramáticas consecuencias puesto que, debido a los excesos económicos, al final de la misma se adeudan 200.000 euros. Denunciado el club por parte de sus jugadores, administrativamente será descendido al grupo balear de Tercera División encadenando en poco más de un año una nueva pérdida de categoría para descender al campeonato insular pitiuso. En 1997, después de 8 temporadas en Segunda División B y 25 en Tercera División, la histórica sociedad deportiva, sin futuro y abrumada por la deuda desaparecerá al no poder hacer frente a sus responsabilidades económicas cerrando de la peor de las formas un capítulo deportivo que llenó la vida de varias generaciones.

La ciudad de Ibiza durante todos estos años no estará limitada a la «Sa Deportiva» como popularmente se identifica a los granates, siendo cuna de otros importantes clubs como el C.D. Hospitalet, entidad constituida el 3 de julio de 1963 que, tras ser C.F. Hospitalet entre 1972 y 1978, a partir de esta última fecha será conocida como C.F. Hospitalet-Isla Blanca llegando a militar siete temporadas consecutivas en la Tercera División balear, concretamente entre las ediciones 84/85 y 90/91, ambas inclusive. En este periodo de gran recuerdo para los aficionados ibicencos, los blanquiazules del Polideportivo Isla Blanca concluirán sorprendentemente dos ediciones por delante de los granates del Estadio Municipal, siendo quintos en la 84/85, por séptimo el decano y sextos en la 85/86 por nuevamente séptimo el rival. A partir de 1991 se experimentará una decadencia en el conjunto hospitalario no sobrepasando la Regional hasta que los acontecimientos marquen su unión con un nuevo club.

Al margen de los blanquiazules, la ciudad contará con otro club que saboreará las mieles de la Tercera División, el C.D. Ibiza Atlético, sociedad constituida el 19 de octubre de 1975 presidida por Juan Vich que, ejerciendo brevemente de filial de la S.D. Ibiza, competirá durante la campaña 79/80 sin gran fortuna perdiendo rápidamente la categoría. Otros constituidos en la década de los años setenta serán el C.D. Ibiza Peninsular, el C.D. Peña Blau y Grana, el C.F. Rápid o el C.D. Santa Cruz, con sede en el Bar Martínez, constituyéndose en 1977 el C.D. Atlético Isleño quien ataviado íntegramente de azul, se ocupará del fútbol base hasta crear un equipo amateur que compite en Tercera División las temporadas 11/12 y 12/13 coincidiendo con la crisis del fútbol local.

El cariz que toman los acontecimientos dentro de la S.D. Ibiza, con una deuda de 200.000 euros y varias denuncias por parte de futbolistas a la AFE pendientes de solución desde 1993, provocan que, avanzado 1995 y ante el temor de una desaparición inminente, un grupo de socios piense en el futuro emprendiendo el 25 de junio un nuevo proyecto en forma de Unión Deportiva Ibiza. El club, presidido por José Roig Serra quien se ve acompañado en la directiva por los vicepresidentes Francisco Marí y Juan Tur, ejerciendo Bartolomé Juan como secretario, Félix Ortiz como vicesecretario, Armando Tur en el puesto de tesorero y José Antonio Vives en el de contador, empieza su carrera deportiva como filial de la S.D. Ibiza partiendo de forma modesta con una pequeña base dedicada a las categorías inferiores compitiendo en la temporada 95/96 sin equipo amateur.

Llegados a 1997 la situación de la S.D. Ibiza es crítica, agonizante, capeando la junta gestora la situación como puede. A pesar todo y dar las postreras bocanadas de aire, consiguen el campeonato insular colándose en la Promoción de Ascenso a Tercera División, resultando su intento baldío con el cuarto puesto en el Grupo I. Quemada la última bala, nadie es capaz de dar solución al problema económico y por fin se comprende que la única salida es unir a la afición local bajo una misma bandera.

Negada federativamente la fusión entre S.D. Ibiza y U.D. Ibiza como consecuencia de la enorme deuda de los granates, «Sa Deportiva» se da de baja en la Federación Balear y desaparece pasando parte de sus directivos y afición a una U.D. Ibiza que se convierte en el principal club vilero y en heredero de una gran tradición. Fruto de la comunión de todos, el club cambia su denominación adoptando la de Club Esportiu Eivissa, nombre con el que se consigue ascender a Tercera División una vez finalizada la edición 97/98.

El C.E. Eivissa, que viste camisa granate con pantalón blanco, debuta en el Grupo XI balear en la edición 98/99 con Pedro Marí en la presidencia y Tolo Darder en el banquillo, cambiando en 2001 a Sa Deportiva Eivissa, denominación con la cual al término de la campaña 06/07 se asciende a Segunda División B. Con Pedro Ortega en la presidencia, después de debutar exitosamente en 2007 por razones de marketing bajo la denominación Societat Esportiva Eivissa-Ibiza con una magnífica séptima plaza, en 2008 las deudas empiezan a aflorar por todas partes y el club se ve abocado a un descenso de categoría irremediable al concluir decimoctavo. Se deben 367.000 euros a jugadores, 35.000 a la Federación Balear y una cantidad desconocida a distintos proveedores que en su totalidad se rumorea pueda alcanzar el millón de euros, una cifra astronómica impagable que obliga al no ser satisfecha a que la RFEF lo descienda administrativamente una categoría más quedando relegado a la Regional Preferente. El doble descenso cae como una losa en la afición, deprimida, dolida y frustrada por los desmanes económicos. La crisis, enorme, se lleva por delante al equipo dependiente, S.E. Eivissa-Ibiza “B” creado en 2005 y decimosegundo clasificado en el Grupo XI balear de Tercera División durante la campaña 08/09, el cual es disuelto ante la falta de presupuesto para pagar a los jugadores.

En agosto de 2009 el club pasa a manos del agente FIFA italiano Antonio Stina, que venía ejerciendo de vicepresidente y su esposa Tiziana Schipiani a los que se presenta como salvadores con un plan bajo el bolsillo para solventar los problemas de liquidez. La entidad ibicenca cambia de nombre y se adopta el de Unión Deportiva Ibiza-Eivissa, se pretende hacer una conversión a SAD y la venta de ilusión sin poner sobre la mesa un solo euro empieza a ser cuotidiana. Las promesas de Stina caen pronto en saco roto, la deuda se duplica en apenas unos meses y en marzo de 2010 se ve, junto a su esposa, obligado a abandonar la junta directiva. En 2014 Stina será condenado por la justicia italiana acusado de falsedad documental, fraudes y engaños. Apremiados por configurar una junta gestora urgente, los socios y ex jugadores Andoni Valencia e Ibon Begoña toman las riendas del club buscando un nuevo inversor apareciendo la empresa Management Lele Corporation cuya figura visible es el también italiano Emanuele Maffezzoni. La viabilidad del proyecto ofrece serias dudas desde el primer momento que se verán corroboradas al poco tiempo cuando en abril de 2010 Maffezzoni sea detenido por la policía española acusado por un delito de estafa en varios hoteles mallorquines.

El 7 de junio de 2010, después de unas elecciones a la que no se presenta candidatura alguna al deberse un millón y medio de euros, mediante Asamblea Extraordinaria a la que acuden dos de los cinco socios en activo del club, Andoni Valencia e Ibon Begoña, conforme al artículo 68 punto A de los Estatutos se aprueba la disolución del club abriéndose la liquidación y extinción a mano del gerente Andoni Valencia. Por segunda vez en pocos años la capital pitiusa pierde a su máximo representante.

HISTORIA DE LA UNIÓN DEPORTIVA IBIZA-EIVISSA:

Ibiza queda hecha un solar futbolístico y tan sólo algunos clubs modestos sobreviven como pueden. La reorganización y posterior relevo de la U.D. Ibiza- Eivissa no es sencilla pues la afición se encuentra fragmentada y resentida por lo sucedido. Las iniciativas en este sentido tardan en aparecer y, cuando lo hacen, crean discrepancias al considerarse todas herederas del extinto.

El primero en hacerlo es el Club Deportivo Ibiza-Islas Pitiusas, constituido el 16 de octubre de 2012 y registrado el día 25 que preside José Cosme Vidal Torres acompañado de Tolo Darder y Juan Ramón Gómez. Rodeado de personas vinculadas al pasado deportivista, el club inicia la actividad en la temporada 13/14 consciente, según la norma RFEF, de que han de pasar al menos dos temporadas antes de poder ascender de categoría. Con una escuela de fútbol base y un equipo amateur, vistiendo camisa grana y pantalón blanco se autoconsiderará el genuino heredero, haciendo de Can Misses su feudo deportivo. En 2013, en cumplimiento del Reglamento General de la RFEF aprobado el 18 de febrero y concretamente de su artículo 104 que lucha frente al fraude de los clubs nuevos vinculados a un extinto desaparecido por no pagar sus deudas, se ve obligado a pagar 34.000 euros para poder competir, además de pesar una posible reclamación por parte de la AFE a la que se le adeudan 300.000 euros.

Apenas un año después, en el verano de 2013 Ibón Begoña y David Torres intentan emprender un proyecto en el C.D. Atlético Isleño que no se lleva a cabo debido a las deudas acumuladas por este que lo hacen inviable y ocasionan su desaparición. Begoña y Torres, a los que se les suma luego Jordi Cruyff, reflotan como socios el Ciudad de Ibiza C.F., una sociedad constituida en 2004 por Ángel Nadal dedicada al fútbol base que, sin deudas, después de permanecer inactiva desde 2009, piensan convertir en el principal club pitiuso proyectando disponer de una buena escuela y un primer equipo que, como mínimo, alcance la Tercera División. Vistiendo camiseta celeste con franja horizontal azul y pantalón blanco, debutan durante la campaña 13/14 en el Campeonato Insular repitiendo en la edición 14/15 donde son primeros no pudiendo ascender en ninguna de las dos ocasiones tras jugar la Promoción. En la temporada 15/16 consiguen ascender a Tercera División después de imponerse en la Promoción al C.D. Santanyí, explotando desde 2016 la marca Ibiza C.F.

escudo Ciudad de Ibiza CF

Paralelamente a todos estos acontecimientos, a principios de julio de 2015 el empresario valenciano Amadeo Salvo Lillo, polémico expresidente del Valencia C.F., SAD quien, después de mucho humo y fuegos artificiales, terminó vendiendo una sociedad casi centenaria a un grupo inversor asíático en un opaco proceso, contando con la colaboración de dos hermanos acelera los pasos para constituir un nuevo club en la ciudad pitiusa titulado Unión Deportiva Ibiza-Eivissa, sociedad que queda inscrita en la Federación Balear el 31 de julio de 2015.

Consciente del potencial de la marca «Ibiza-Eivissa» conocida internacionalmente gracias al turismo a la que no renuncia y es pilar de su proyecto, para emplear dicho nombre Salvo ha de abonar la deuda federativa -60.000 euros- contraída por el club extinto y liquidado en 2010 con la misma denominación acogiéndose al artículo 100 del Reglamento el cual indica que, transcurridos cinco años, se puede emplear la denominación de un extinto satisfaciendo su deuda con el máximo órgano futbolístico territorial. Dicha decisión causa sorpresa entre los aficionados y un elevado resquemor entre los otros clubs de la ciudad quienes, atónitos, denuncian cierta complicidad de la Federación Balear con el nuevo club al no estar inscrito en el Registro de Entidades Deportivas, carecer de Estatutos, no hacer oficial la membresía de su junta directiva y no comunicar en qué recinto va a jugar contraviniendo los propios Estatutos federativos. Los directivos del C.D. Ibiza-Islas Pitiusas, entidad compuesta por antiguos aficionados y directivos con pasado histórico granate, serán quienes se muestren más molestos por el que se considera un intruso, llegando a impugnar su inscripción pero mirando la Federación Balear hacia otro lado sin comprometerse en nada.

Acordado vestir enteramente de rojo, la U.D. Ibiza-Eivissa consigue en agosto del consistorio poder hacer uso del Estadio Municipal de Can Misses, terreno de juego que vienen empleando otros clubs. El proyecto de esta nueva sociedad, inscrita en el Registro de Entidades Deportivas del Govern Balear una vez avanzado el campeonato con fecha 16 de marzo del 2016 como U.D. Ibiza-Eivissa, muy similar pero con distinto número de inscripción y personalidad jurídica que la extinta Unión Deportiva Ibiza-Eivissa, a priori dotada de un gran fondo económico y también deportivo importante, pasa por crecer en el fútbol local para dar el salto a la Tercera División balear y luego al fútbol profesional, objetivos que por su alcance atraen a seguidores de toda condición.

El estreno en competición se lleva a cabo durante la temporada 15/17 con el ´técnico Juan Ibáñez “Buti” dentro del grupo único de la Regional Preferente de Ibiza y Formentera donde compiten doce participantes de los cuales, los seis primeros, accederán a una siguiente fase en la cual el primer clasificado aspirará a ascender a Tercera División junto a otros clubs del resto de las Islas Baleares. Conscientes de que no pueden ascender en su primera temporada, en el campeonato ordinario alcanzan el cuarto puesto siendo segundos en la Segunda Fase tras el Ciudad de Ibiza C.F. quien finalmente, después de acceder a la Promoción, se gana un puesto en el Grupo XI.

En la campaña 16/17, además de cambiar la indumentaria pasando a camisa celeste con pantalón blanco, Amadeo Salvo realiza una revolución en la plantilla contratando multitud de jugadores con cierto prestigio en el fútbol balear y nacional para asegurarse el primer puesto en la Liga regular, en la Segunda Fase y en la Promoción, consiguiendo cada uno de los objetivos resultando muy fácil la Liga donde sólo pierde dos encuentros, gana veinte y no empata ninguno, la Segunda Fase donde de diez encuentros se impone en nueve y la Promoción, en la cual elimina al C.E. Sineu en Semifinales al vencer en la ida por 2-4 y en casa por 1-0, y al C.D. Santanyí en la Final después de perder en la ida por 1-0 y ganar en casa con el mismo resultado consiguiendo el ascenso a Tercera División al prevalecer su mejor clasificación en Liga. Por el camino se sucederán dos entrenadores, “Buti”, cesado en marzo de 2017 y David Porras, quien se hace cargo del equipo hasta el final.

Antes de su debut en Categoría Nacional, a finales de junio de 2017 el Ciudad de Ibiza C.F. que había resultado decimoprimero en su debut en Tercera División y la U.D. Ibiza-Eivissa quedan fusionados en una misma entidad siendo absorbido el primero de ellos, contratándose acto seguido como entrenador a Toni Amor, técnico relevado del cargo en abril de 2018 por José Joaquín Pérez Rufete debido a que, en Liga, no se alcanzan las expectativas creadas con una plantilla donde se ha invertido mucho dinero. Tercer clasificado a cinco puntos del Real C.D. Mallorca “B” y uno de la U.D. Poblense, el club ibicenco accede a los Cuartos de Final de la Promoción de Ascenso a Segunda División B enfrentándose con el Algeciras C.F., rival al que se gana en la localidad gaditana por 0-1 y luego en Can Misses por 2-1. En Semifinales el rival es el Getafe C.F. “B”, empatando en casa 0-0 pero venciendo 0-1 en la localidad madrileña lo que le vale disputar la Final, decisiva eliminatoria en la que, después de vencer en casa por 1-0 al Atlético Levante U.D., en el encuentro de vuelta se pierde por 1-0 y finalizada la prórroga, desde la tanda de penaltis cuando le era todo favorable.

Finalizada la temporada el Lorca F.C., sociedad murciana que acaba de descender deportivamente a Segunda División B, se muestra incapaz de satisfacer la deuda contraída con la R.F.E.F. que asciende a algo más de cuatrocientos ochenta y dos mil euros, dándose una prórroga hasta el día 7 de agosto que tampoco es cubierta. Inhabilitado el club murciano por la Federación Española para participar en la categoría, la Dirección de Competiciones de la R.F.E.F. determina que la plaza vacante generada, de todos los clubs que la han solicitado, es la U.D. Ibiza-Eivissa la mejor situada por su coeficiente en puntuación, comunicándose que dispone de veinticuatro horas para ingresar la cantidad adeudada. Muy pendiente la directiva ibicenca del desarrollo de los acontecimientos, a las pocas horas se hace efectivo el pago consiguiendo administrativamente lo que no se ha podido obtener en el plano deportivo.

Texto: Vicent Masià © 2018

Última actualización: 2018

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Diario de Ibiza. Diario.
  • www.futbolbalear.es Diario deportivo.
  • www.futbolpitiuso.es Diario deportivo.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.diariodemallorca.es Diario.
  • www.noudiari.es Diario.
  • www.periodicodeibiza.es Diario.
  • www.deportebalear.com Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

  • www.ibizaud.com (Web oficial).

 

 

 

Historial del Club Deportivo Don Benito

 

escudo CD Don Benito

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Don Benito
  • Ciudad: Don Benito
  • Provincia: Badajoz
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Fecha de constitución: 19 de agosto de 1928
  • Fecha de federación: 1 de septiembre de 1929

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Balompié (1928-1940)
  • Club Deportivo Don Benito (1940- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

8 Ligas en Tercera División:

  • 1954/55
  • 1955/56
  • 1987/88
  • 1990/91
  • 1994/95
  • 2003/04
  • 2007/08
  • 2017/18

 

ESTADIO:

estadio CD Don Benito

Estadio Municipal Vicente Sanz

  • Nombre: Estadio Municipal Vicente Sanz
  • Año de inauguración: 10 de septiembre de 1957
  • Cambios de nombre: Estadio Municipal (1957-2009)
  • Estadio Municpal Vicente Sanz (2009- )
  • Capacidad: 6.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Estación (1928)
  • Campo de Las Albercas (1928-1941)
  • Campo del Colegio del Corazón de María (1941-1946)
  • Campo de Las Albercas (1946-1957)
  • Estadio Municipal (1957- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Don Benito

 

ESCUDOS DEL CLUB. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL CLUB. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN DON BENITO:

El municipio extremeño de Don Benito, muy extenso en sus dimensiones, distante de la capital provincial Badajoz en poco más de cien kilómetros y enclavado en la comarca de Vegas Altas de la que es su principal núcleo poblacional con treinta y siete mil habitantes, históricamente ha sido un importante centro de servicios en la región no exento de cierta dedicación a la agricultura y ganadería que han derivado en la creación de diversas industrias relacionadas con la alimentación.

En cuanto a su relación con el fútbol, esta empieza en los primeros años veinte gracias a la figura de Vicente Sanz Diéguez, hijo de un comerciante de la ciudad quien a muy temprana edad cursó sus primeros estudios como interno en el Colegio de la Bonanova de la Doctrina Cristiana, de Barcelona, lugar donde tuvo su primer contacto con el fútbol quedando prendado de este deporte hasta el fin de sus días. Titulado como Perito Mercantil en Madrid, de vuelta a su ciudad natal en su mente prevaleció la idea de constituir una sociedad de fútbol, buscando entre sus conciudadanos adeptos de diferentes edades que le siguieran hallándolos y reuniéndolos en el Don Benito Foot-ball Club, el primer club local con exclusiva dedicación al fútbol.

Constituido hacia el mes de julio de 1924 y presidido por Vicente Ruiz y de Medina, su principal cometido, al margen de progresar en el manejo del balón, fue procurarse un terreno de juego solicitándose al consistorio permiso para unos alojados en la Dehesa Boyal, extensa finca colindante con la estación del ferrocarril que, en principio, fue denegado pero a continuación dio sus frutos, no prosperando demasiado el club al quedar reducida su actividad a escasos encuentros frente a otras sociedades de su entorno, incluso a compartir experiencias en forma de selección con jugadores de Villanueva de la Serena para acudir a jugar a Badajoz.

En 1927, parte de algunos de estos jugadores junto a otros que compartían afición por este deporte, empezaron a jugar a título personal con clubs de localidades vecinas, formalizándose su situación legal hacia marzo de 1928 cuando quedó definitivamente constituida la Cultural Deportiva Extremeña. Las evoluciones de este club, con sede en el Campo de la Estación y muy modesto como el anterior, estuvieron marcadas por la precariedad disputando encuentros frente a La Serena F.C. y Athletic Mercantil, ambos de Villanueva de la Serena, el ciudadrealeño Almadén F.C. y otros clubs de su entorno geográfico, cesando su actividad en junio de 1928.

HISTORIA DEL CLUB DEPORTIVO DON BENITO:

1928 – 1930

En el intervalo de tiempo que transcurre entre junio y julio de 1928 aquel proyecto que había conseguido levantar la afición al fútbol en la ciudad había desaparecido, pero no su semilla, recogida de buen agrado por Vicente Sanz. Con el empresario dombenitense nuevamente al frente del fútbol local, en el mes de julio parte de los jugadores de la Cultural Deportiva Extremeña junto a otros veteranos empezaron a jugar juntos en un nuevo proyecto que, a diferencia de los anteriores, en esta ocasión tenía ciertos visos de convertirse en una tangible realidad mucho más seria. Gracias al mecenazgo de Sanz, pronto se adquirieron flamantes uniformes, se emprendió la habilitación de un nuevo terreno de juego y empezó a captarse el interés de bastantes jóvenes, citándose el domingo 19 de agosto en el Salón Moderno, actual Teatro Imperial, unos ciento cincuenta para constituir el nuevo club y dejar, de paso, definida su Junta Directiva.

Acordada la denominación de Club Deportivo Balompié, Vicente Sanz Diéguez fue elegido como presidente, acompañándole en la Junta Directiva Hernán Martínez en el puesto de vicepresidente, Julio Ramos como tesorero contador y Francisco Sánchez Sosa en la secretaría. Convenientemente uniformados con camiseta rojiblanca y pantalón negro, el 8 de septiembre coincidiendo con la Feria local, quedó inaugurado el Campo de Las Albercas situado en la Dehesa Boyal, sufriéndose una dolorosa derrota ante el Sport Club Badajoz por 2-8 debido a la considerable diferencia de nivel entre unos y otros.

Dolido por tan abultado resultado, pero consciente de que quedaba mucho camino por realizar, Sanz invirtió un año entero en elevar el nivel deportivo del club atrayendo hasta Don Benito jugadores profesionales que habían destacado en otros clubs. Preparado para competir con los clubs más destacados de la región y sabedor del potencial adquirido por su plantilla, a finales de agosto de 1929 el máximo mandatario dombenitense, con amplias miras, escribió de su puño y letra a los presidentes de los clubs más destacados del panorama extremeño para relanzar un Campeonato de Extremadura que atravesaba horas bajas, concertando para el 1 de septiembre una reunión con todos ellos en el marco del Liceo de Artesanos de Badajoz donde se expusieron todas los males del fútbol regionales y las posibles soluciones para enderezar el rumbo.

Constituida el 24 de septiembre de 1924 y teniendo su sede en Badajoz, la Federación Regional Extremeña de Clubs de Foot-ball no iba cara al aire, los clubs eran morosos con los pagos, clubs ilustres como el Club Patria, de Badajoz, C.D. Cacereño y Emérita F.C. se habían disuelto y la escasez económica echaba para atrás a muchos interesados que deseaban competir dándose la circunstancia de que, en la edición 28/29, sólo tres clubs, Sport Club Badajoz, C.D. Extremeño, de Badajoz y Extremadura F.C., de Almendralejo, habían disputado el Campeonato Regional. Quedando los clubs pacenses veladamente acusados de la situación, los clubs asistentes decidieron trasladar la sede federativa hasta Don Benito quedando instalada en el número 19 de la Avenida de Luis Hermosilla, casi al lado de la sede del Club Deportivo Balompié, sintiéndose especialmente ofendido el Sport Club Badajoz quien decidió darse de baja.

Federado el Club Deportivo Balompié desde esa fecha, la sociedad dombenitense resultó en principio considerada como club de Segunda Categoría pero inmediatamente reconsiderada como de Primera Categoría por disponer de campo vallado y cerrado, así como una importante población e influencia dentro de la región alcanzando la cifra de seiscientos socios en 1929. Preparado para estrenarse en el Campeonato de Extremadura de la temporada 29/30, cuatro fueron los clubs que compitieron en Primera Categoría, Sport Club Villanovense, C.D. Emérita, Extremadura F.C., de Almendralejo y el conjunto calabazón, resultando campeones los rojiblancos en un torneo a ida y vuelta. Tal clasificación permitió por primera vez en su corta historia al Club Deportivo Balompié participar en el Campeonato de España en representación de Extremadura, estrenándose en Dieciseisavos ante el Real Murcia F.C., conjunto experimentado que le derrotó contundentemente en la ida por 10-0 y luego en casa por 0-4 quedando los calabazones eliminados.

1930 – 1940

Finalizada la temporada 29/30, avanzado 1930 Vicente Sanz, quien había invertido cerca de cuatrocientas mil pesetas en llevar al club de su localidad hasta lo más lejos posible, abandonó la presidencia del club siendo sustituido provisionalmente por Antonio Caballero Murillo y, casi de inmediato, por Francisco Alonso ya a principios de 1931. El desarrollo de la campaña 30/31, con cinco aspirantes al título donde se dieron cita C.D. Emérita, Deportico Pueblonuevo F.C. y Unión Sporting F.C., ambos de la localidad cordobesa de Peñarroya-Pueblonuevo, Sport Club Villanovense y Club Deportivo Balompié, fue altamente positivo para los rojiblancos adjudicándose el campeonato por segunda vez consecutiva, disponiendo de mejor plantilla incluso que en el curso anterior y conquistando paralelamente la Copa de Extremadura que se puso en disputa por primera Vez. Clasificado para participar en el Campeonato de España, en Dieciseisavos se encontró con un rival de categoría, el F.C. Barcelona, imponiéndose los catalanes sin problemas en un abarrotado Campo de Les Corts por 9-0 y en la vuelta, en un Campo de Las Albercas donde no cabía un alfiler por 1-3.

Para la edición 31/32, debido a los preocupantes momentos financieros del club, accedió a la presidencia Manuel Gómez González quien se encargó de mantener en activo la sociedad aportando de su bolsillo dinero para los gastos y recogiendo dividendos cuando había ingresos. En lo que respecta al Campeonato de Extremadura, el torneo tuvo como principal atractivo el regreso a la competición del Sport Club Badajoz saltando chispas entre los pacenses y los dombenitenses en los encuentros amistosos de pretemporada y en los de Liga a consecuencia de la animadversión que se procesaban ambos clubs. Desde Badajoz se anunciaba en prensa que el Club Deportivo Balompié manejaba la Federación Extremeña a su antojo y este club no podía ser digno de representar a Extremadura en el Campeonato de España, defendiéndose los calabazones de que, en manos la federación de los clubs pacenses, casi se había llegado a la desaparición. Al final el Club Deportivo Balompié se proclamó campeón y accedió al Campeonato de España quedando eliminado en Dieciseisavos por el Club Celta de Vigo tras sufrir una abultada derrota en tierras gallegas por 9-0.

Paralelamente, a causa de los éxitos que había logrado el Club Deportivo Balompié, en la ciudad quedó constituido en 1931 otro club formado por jóvenes en edad estudiantil que decidió dar el paso de inscribirse en la Federación Extremeña. Su título, Deportivo Universitario quedando emplazado por su nivel en Segunda Categoría.

Finalizando el verano de 1932 y a punto de comenzar el Campeonato de Extremadura de la temporada 32/33, el destino quiso que cambiaran las cosas y no de forma consensuada precisamente. El affaire protagonizado por el Club Recreativo de Huelva, expulsado de la Federación del Sur andaluza a finales de 1931, obligó a la Federación Española a buscar refugio al máximo representante de la capital vecina, el Onuba F.C. y algunos clubs de la provincia de Huelva convocando una reunión de urgencia el 30 de octubre en Badajoz mediante la cual, ante la asistencia de los clubs extremeños y del representante de los clubs onubenses, el secretario de la Española Ricardo Cabot firmó la disolución de la Federación Extremeña y aprovechó para constituir una nueva titulada Federación del Oeste donde quedarían amparados los clubs extremeños y onubenses instalando su sede en Badajoz.

El Club Deportivo Balompié, claramente perjudicado por la decisión, mostró su malestar pero no tuvo más remedio que aceptar empezando la temporada 32/33 de forma muy distinta a como estaba planteada. Dividida la Primera Categoría en cuatro zonas, una para los clubs de Badajoz y proximidades, otra para los del área de Don Benito y dos más respectivamente para los clubs cordobeses de Peñarroya-Pueblonuevo y los onubenses, coincidiendo con una época de vacas flacas los calabazones presentaron una plantilla totalmente amateur que no fue a ningún lado siendo cuarta, jugándose el campeonato el Sport Club Badajoz y el Onuba F.C. con triunfo final para los blanquiazules quienes representaron a la Federación del Oeste en el Campeonato de España.

La campaña 33/34 discurrió en circunstancias similares llegando a la Final regional los mismos contendientes y triunfando por segunda vez consecutiva los onubenses, dando el Club Deportivo Balompié las últimas bocanadas de aire al no poder costear los largos desplazamientos y contar con jugadores profesionales. En la fusión entre clubs onubenses y extremeños, los segundos salieron perdiendo más de lo que ganaron pues, inferiores deportivamente, el Onuba F.C. todavía se llevó el torneo 34/35 imponiéndose en esta ocasión al Racing Club Extremeño, de Badajoz. Avanzado 1935 el Onuba F.C. y resto de clubs de su provincia solicitaron a la Federación del Sur ingresar en sus filas siendo aprobada su propuesta, decisión tras la cual se constituyó la nueva Federación Extremeña de Fútbol con sede en Badajoz y con sólo diez inscritos.

Sin club representativo a nivel federado, entre 1934 y 1936 el fútbol en Don Benito quedó reducido a los escolares y a grupos de aficionados que, de vez en cuando, echaban algún partido. En julio de 1936, después del estallido de la Guerra Civil, el fútbol y otras actividades de la vida cuotidiana se vieron afectados profundamente, máxime cuando la ciudad, bajo el poder de las fuerzas gubernamentales, quedó muy próxima al frente bélico. En julio de 1938, justo transcurridos dos años de hostilidades, las tropas nacionales entraron en la localidad tomando posesión de la misma.

1940 – 1950

Terminada la guerra la Federación Extremeña era una ruina y, por no haber, no había apenas clubs en activo. En febrero de 1940 la Federación Española nombró una comisión para reorganizar el fútbol regional y habilitar un campeonato donde los clubs pacenses jugaron en Badajoz y los cacereños en Plasencia. En cuando a Don Benito, sólo una unidad remanente de la 13ª División jugaba encuentros frente a otros combinados militares o frente a combinados locales completamente amateurs. A finales de 1939 el Club Deportivo Balompié ya estaba reorganizado y a partir de 1940 se empezaron a disputar algunos encuentros preparativos para el segundo campeonato regional de la nueva era cambiando de nombre la sociedad en algún momento indeterminado entre octubre y noviembre a Club Deportivo Don Benito bajo la presidencia de Emilio Escobar García.

El conjunto calabazón, dados los pocos contendientes, fue catalogado como de Primera Categoría participando en la temporada 40/41 con esmero pese a lo cual el Sport Club Badajoz, quien en el transcurso del torneo cambió a C.D. Badajoz, se llevó el título. El fútbol extremeño, muy endeble y desestructurado, todavía pudo organizar el campeonato 41/42 que fue a parar a las vitrinas blanquinegras, decidiendo la Federación Española al término de la campaña inscribir en bloque a todos los clubs de Primera Categoría extremeños en la Federación Regional del Sur ante la incapacidad de ésta.

Desaparecida la federación regional, aunque afiliado a la federación andaluza, el C.D. Don Benito declinó participar en el torneo reservado para el sector extremeño prefiriendo competir durante la campaña 42/43 en un campeonato paralelo con clubs de su entorno siendo ya presidente Luis Gómez Requena, jugando en el transcurso de los años 1941 y 1946 en el Campo del Colegio Corazón de María.

En la temporada 45/46 el C.D. Don Benito volvió a competir a nivel federado en un grupo de Primera Categoría organizado exclusivamente para los clubs extremeños, consiguiendo en 1946 adquirir y reparar el Campo de Las Albercas con el que esperaba, al fin, volver a la definitiva normalidad. Precisamente en ese año se solicitó a la Federación Española le incluyera en Tercera División, denegada por la falta de vacantes, proclamándose al término de la edición 46/47 campeón de Primera Regional. En 1947 accedió a la presidencia Antonio Parejo Lomba, siendo cuarto en la edición 47/48 y séptimo y colista en la sesión 48/49 en un año en el que no había dinero en las arcas y hubo que prescindir de algunos jugadores recurriendo en la campaña 49/50 a un plantel repleto de canteranos.

1950 – 1960

Con el cambio de década los escasos clubs extremeños inscritos en la Federación Regional del Sur abandonaron en bloque dicha territorial la cual pasó a denominarse Federación Andaluza de Fútbol, recuperando su autonomía dentro del fútbol español al quedar constituida el 5 de septiembre la actual Federación Extremeña de Fútbol . Este movimiento, deseado en la región desde hacía tiempo, arrastró a numerosos clubs a darse de alta para poder competir oficialmente creándose hasta tres categorías regionales según el nivel de cada club, continuando el C.D. Don  Benito ubicado en Primera Regional.

Presidido por Antonio Parejo Lomba, durante la temporada 50/51 los rojiblancos ocuparon el cuarto puesto en Liga, conquistando adicionalmente el Campeonato Regional de Aficionados para, en la campaña 51/52, terminar nuevamente en cuarto lugar. En la edición 52/53 accedió a la presidencia Tomás Zuloaga Rodríguez de Cela con quien el C.D. Don Benito dio un salto cualitativo y, con una excelente plantilla, consiguió el campeonato de Primera Regional yendo solapado el ascenso a Tercera División, un viejo sueño que se anhelaba desde hacía años y al fin se veía materializado. Paralelamente a estos hechos, la ciudad contó a partir de 1953 con una nueva sociedad, el Club Deportivo Balompié, inscrito en Tercera Regional desde donde empezó a forjar jóvenes jugadores de los cuales, los más destacados, pasaban a jugar en el primer equipo.

El estreno en Categoría Nacional se efectuó en la temporada 53/54 dentro del Grupo IV donde competían clubs extremeños, aragoneses, castellanos y madrileños, estos últimos pertenecientes entonces a la antigua región de Castilla La Nueva, ocupándose finalmente un notable sexto puesto con un Campo de La Alberca que se llenaba a rebosar cada encuentro. En 1954 la RFEF modificó la composición de los grupos y participantes de Tercera División pasando los clubs extremeños junto a los de Ciudad Real a formar parte del Grupo XIV, campaña en la cual el C.D. Don Benito fue el gran dominador conquistando por primera vez en su historia el título de la categoría. Este magnífico resultado le permitió acceder a la Fase de Ascenso a Segunda División, larguísimo torneo de ida y vuelta en el cual, dentro de cuatro grupos de ocho participantes cada uno sólo tenía premio el primer clasificado. Enrolado en el Grupo IV, los rojiblancos concluyeron sextos ascendiendo el Cádiz C.F.

En la temporada 55/56, continuando Tomás Zuloaga en la presidencia, el conjunto calabazón consiguió su segundo título consecutivo, en esta ocasión empatado a puntos con el C.D. Cacereño, disfrutando a continuación de una nueva oportunidad para ascender a Segunda División. En la Liguilla no hubo demasiada suerte y, con tres victorias y dos empates, terminó octavo y colista sufriendo grandes goleadas mientras el Córdoba C.F. lograba el ascenso. Llegada la campaña 56/57, la Federación Española realizó nuevos cambios y el Grupo XIII quedó reservado en exclusiva para los clubs extremeños. El C.D. Don Benito no estuvo tan afortunado como en los campeonatos anteriores siendo cuarto, un puesto que al menos le garantizaba la continuidad en la categoría.

Iniciada la edición 57/58, Don Benito vio cumplida la aspiración de disponer de un moderno recinto deportivo que sustituyese al viejo Campo de La Alberca, el flamante Estadio Municipal con pista de atletismo, tribuna y todas las comodidades de la época inaugurado el 10 de septiembre de 1957 con un encuentro entre el C.D. Don Benito y la primera plantilla del Club Atlético de Madrid con aplastante victoria de los forasteros por 1-12. En Liga, el torneo del Grupo XIV fue atractivo al sumarse a los clubs extremeños los clubs asociados a la Federación Castellana, siendo el C.D. Don Benito decimocuarto empatado a puntos con varios clubs y librándose del descenso por los pelos.

Alertada la directiva de la mala experiencia vivida en el torneo anterior, en 1958 se incorporaron nuevos fichajes que proporcionaron un salto cualitativo que les llevó a ser terceros tras C.F. Calvo Sotelo, de Puertollano y C.D. Villarrobledo, rozándose con ello la posibilidad de disputar la Promoción de Ascenso siendo menos positiva la campaña 59/60 en la cual se ocupó la decimoprimera plaza.

1960 – 1970

Los años sesenta siguieron contemplando a un club serio y firme dentro de su modestia, con ambición de seguir compitiendo en Tercera División y, si había ocasión, tratar de ascender a Segunda División. Sin embargo, del dicho a la realidad hubo un buen trecho y los rojiblancos empezaron la década luchando por no descender. En la temporada 60/61 se ocupó el decimoprimero puesto quedando a un paso de perder la categoría, desenlace que finalmente ocurrió cuando, en la campaña 61/62, después de ser decimotercero, tuvo que disputar una Promoción para mantener su plaza ante el aspirante S.D. Emeritense donde salió malparado al perder en el Estadio Municipal por 1-2 y luego en la vecina localidad de Mérida por 2-1.

Perdida la categoría, el C.D. Don Benito regresó a Primera Regional tras una década de ausencia con Antonio Parejo Lomba como presidente, no teniendo dificultades durante la edición 62/63 para alzarse con el primer puesto y obtener con ello el ascenso a Tercera División. El retorno a Categoría Nacional se efectuó en la temporada 63/64 dentro del Grupo XV donde militaban los clubs extremeños y los de la Federación Castellana ocupando el noveno puesto mientras, en la sesión 64/65, se retrocedió al decimoprimero puesto.

Con Francisco Sánchez Sosa en la presidencia, en la sesión 65/66 el conjunto calabazón ascendió hasta la séptima plaza, retrocediendo hasta el decimotercero puesto en la campaña 66/67, aunque distanciado en puntos de los puestos de abajo. En 1967 la Federación Española emprendió una gran reestructuración en el fútbol nacional que pretendía, siguiendo varias etapas, modernizar la composición y número de grupos en las distintas categorías. Para la temporada 67/68 se anunció que los clasificados entre los puestos decimoprimero y decimoctavo, ambos inclusive, perderían su plaza, no reforzándose el C.D. Don Benito lo suficiente para ser atrapado en este grupo con lo cual finalizó decimoséptimo y penúltimo con tan solo cinco victorias.

Alojado nuevamente en Primera Regional con Nicolás Sánchez Arellano en la presidencia, los rojiblancos resultaron segundos en la campaña 68/69 tras el C.F. Olivenza perdiendo una gran oportunidad de regresar a Tercera División, suceso que se repitió en la edición 69/70 cuando se le adelantó la A.D. Llerenense en unos tiempos donde el campeón ascendía directamente a l tercer nivel nacional. La afición en la ciudad no sólo estaba limitada a las evoluciones del C.D. Don Benito, existiendo otros clubs, alguno de ellos federado como el C.D. Recreativo Don Benito que competía en Segunda Regional.

1970 – 1980

Los años setenta fueron duros para el conjunto calabazón. Acomodado en Regional Preferente, nuevo nombre dado por la Federación Extremeña para la hasta entonces Primera Regional, la temporada 70/71 fue aciaga para sus intereses puesto que, sancionado con cuatro puntos menos por incidentes con el C.F. Imperio, de Mérida, acabó ocupando la sexta plaza. En la campaña 71/72 se subió hasta el cuarto puesto siendo peor la edición 72/73 cuando se terminó noveno alejado de los primeros puestos.

En la temporada 73/74, con José Jerez Iglesias como presidente, la plantilla luchó por estar arriba y alcanzar uno de los dos primeros puestos pero, superado por C.F. Extremadura y C.D. Diter Zafra, tuvo que conformarse con la tercera plaza. La campaña 74/75 fue decepcionante y, después de las expectativas planteadas, terminó en séptimo puesto, mejorándose un tanto en la sesión 75/76 cuando fue quinto, aunque sin opciones de estar más arriba en la clasificación.

En 1977 la Federación Española anunció que, para la temporada 77/78, iba a crearse una categoría puente entre la Segunda División por arriba y la Tercera División por abajo denominada Segunda División B para potenciar a los clubs modestos. Con vistas a ello a la Federación Extremeña le fueron asignadas tres plazas correspondientes a los tres primeros clasificados de la campaña 76/77, oportunidad que no desaprovechó el C.D. Don Benito al ser tercero en Liga tras C.F. Extremadura y U.P. Plasencia. Aupado a la Tercera División tras diez años de ausencia, esta categoría ya no era el tercer nivel nacional, sino el cuarto, quedando el club rojiblanco emplazado en el Grupo VI donde competían parte de los clubs extremeños, andaluces y norteafricanos ocupando el decimoséptimo puesto.

La temporada 78/79 fue similar a la anterior y se terminó en decimoquinta plaza, pasando parte de los clubs extremeños en la campaña 79/80 al Grupo V, entre ellos los rojiblancos, donde cohabitaban clubs madrileños, castellano-manchegos y canarios junto al C.D. Numancia y C.D. San Fernando gaditano siendo decimosegundo en un torneo donde los viajes fueron largos y demasiado costosos.

1980 – 1990

Al comenzar la década de los años ochenta los grupos de Tercera División fueron ampliados en número y en participantes quedando el C.D. Don Benito ubicado en el Grupo X junto a clubs norteafricanos, andaluces y extremeños. Los rojiblancos, presididos por Celestino Mera Aguacil-Carrasco, llevaron adelante un torneo fantástico en el que fueron segundos tras el Sevilla Atlético con veinte victorias, once empates y siete derrotas consiguiendo, según la reglamentación de la época, promocionar para intentar ascender a Segunda División B. En esta fase se encontró en Semifinales con el Catarroja C.F., perdiendo en la localidad valenciana por 2-0 y consiguiendo remontar en casa por 3-0. En la Final se topó con el Sporting Atlético imponiéndose por 0-2 en el encuentro de ida disputado en Gijón pero, cuando todo le era favorable, cayó derrotado en casa ante sus seguidores por 0-3.

En la campaña siguiente, 81/82, el nivel de juego bajó considerablemente y los resultados no fueron los apetecidos ocupándose el decimoprimero puesto, empeorándose en la edición 82/83 con una preocupante decimoquinta plaza. La demanda de las distintas federaciones territoriales por disponer de un grupo propio en Tercera División iba cuajando poco a poco y en 1983 le llegó el turno a la Federación Extremeña. Adjudicado por parte de la Federación Española el Grupo XIV en exclusiva, en la edición 83/84 se dieron cita en él los más distinguidos clubs de la región llenándose cada domingo los terrenos de juego con aficionados que deseaban ver a sus mejores sociedades en liza. El C.D. Don Benito, potenciada su plantilla, acabó en quinto puesto, retrocediendo a la novena plaza en la sesión 84/85.

En la temporada 85/86, presidido el club rojiblanco por José Luis Poderoso Cortijo, se pudo reunir una buena plantilla que proporcionó grandes alegrías a la afición manteniendo un gran duelo con el C.D. Badajoz y el C.P. Cacereño en el que resultó segundo a diez puntos de los blanquinegros. Debido al sistema competitivo los calabazones no lograron promocionar, pero al menos se dejó un gran sabor de boca. En 1986, siguiendo la Federación Española con sus constantes reformas en la categoría, se decidió aumentar el número de grupos y participantes en Segunda División B concediéndose a la Federación Extremeña tres plazas en dicha categoría. El campeonato 86/87 fue debido a ello emocionante pero el C.D. Don Benito, en un mal año, no estuvo a la altura y concluyó noveno dejando pasar una gran ocasión de ascender.

Ausentes parte de los más destacados clubs regionales en el Grupo XIV, durante el verano de 1987 los rojiblancos se reforzaron considerablemente con la llegada de buenos jugadores que aumentaron el nivel de la plantilla y en un emocionante torneo donde se disputó la primera plaza hasta el final con el Mérida C.P. con el que se empató a puntos, igualados en los distintos criterios que establece la competición se tuvo que disputar un encuentro de desempate donde el C.D. Don Benito se impuso ante el conjunto pecholata por 2-1 consiguiendo el ascenso directo a Segunda División B por primera vez en su historia.

El ascenso al tercer nivel nacional se vivió en la ciudad con gran ilusión y para la campaña del debut 88/89 llegaron nuevos incorporaciones a la plantilla. El club quedó ubicado en el Grupo III donde competían extremeños, canarios, castellano-leoneses, andaluces, madrileños y castellano-manchegos teniéndose numerosos problemas para puntuar lejos de casa, motivo por el cual terminaron decimonovenos y penúltimos con nueve victorias y diez empates a cuatro puntos de la permanencia. Descendidos a Tercera División, la edición 89/90 fue competida hasta el último encuentro pero en los momentos cruciales faltó algo de chispa y el equipo quedó en tercera posición superado por escaso margen detrás de C.F. Extremadura y C.P. Cacereño.

1990 – 2000

Los años noventa no fueron especialmente amables con el conjunto extremeño. El sistema competitivo implantado por la Federación Española establecía para los primeros cuatro clasificados de cada grupo de Tercera División la disputa de una Promoción donde, sólo el primer clasificado, tenía derecho al ascenso. El método, idóneo para hacer recaudaciones pero costoso y perverso si no se ascendía, fue cruel con los rojiblancos disputando hasta siete Promociones donde, por una causa u otra, nunca se obtuvo el premio deseado.

En la temporada 90/91 se logró el título de la categoría quedando un punto por delante del C.P. Cacereño, pero en la Promoción fue el Racing Club Portuense quien se llevó el gato al agua aventajando a los rojiblancos en dos puntos, quedando últimos clasificados Mármol Macael C.D. y U.D. Socuéllamos C.F. Perdida la ocasión, en la campaña 91/92 se fue cuarto en Liga empatado a puntos con C.P. Cacereño y Moralo C.P. mientras primero resultó la U.P. Plasencia, accediendo a una Promoción donde terminó colista precedido por Écija Balompié, Talavera C.F. y Vélez C.F. Para la edición 92/93 se preparó una plantilla de garantías con el ánimo de no fallar, encontrándose con un flamante Moralo C.P. quien le arrebató el título por un escaso punto. En la Promoción, sin embargo, después de tanta expectativa su participación fue calamitosa consiguiendo una sola victoria y el último puesto precedido por Talavera C.F., C.P. Almería y C.M.D. San Juan.

Tras la frustración de la temporada anterior y el mal torneo que se disputó en la Promoción, para la campaña 93/94 se incorporaron nuevos jugadores que no dieron el resultado esperado pese a ser cuartos en Liga. La forma de clasificarse para la Promoción no invitaba al optimismo cumpliéndose las expectativas en dicha fase al ser colista precedido por C.P. Almería, U.D. Los Palacios y C.P. Villarrobledo. Empeñados en conseguir el ascenso de categoría, en la edición 94/95 se apostó por nuevos jugadores que, en medio de un apasionante torneo, conquistaron el primer puesto en Liga con un punto de ventaja sobre el Jerez C.F. La Promoción fue una historia diferente y no se pudo alcanzar a un destacado C.D. Utrera, siendo tercero tras C.P. Ejido mientras el C.D. Torrijos fue colista.

Las cinco Promociones consecutivas sin premio causaron un lógico desgaste tanto en directivos como en aficionados, alimentándose con ello la idea de que ascender con este sistema competitivo era casi utópico. En los años siguientes se bajó el presupuesto y las plantillas armadas para competir en el Grupo XIV anduvieron lejos de los primeros puestos aunque siempre hubo buenos encuentros que entretuvieron a los espectadores que se dieron cita en el Estadio Municipal. Así pues en la temporada 95/96 se resultó séptimo y en la campaña 96/97 sexto, causando malestar entre la afición el juego desarrollado en la sesión 97/98 en la que se retrocedió hasta la décima plaza.

Tan negativa experiencia demandó de la directiva rojiblanca un cambio de dirección, efectuándose una revolución en la plantilla que trajo consigo el tercer puesto en la temporada 98/99 quedando a un punto de la S.P. Villafranca y a dos del líder C.D. Grabasa Burguillos. Clasificado para disputar la Promoción después de varios años de ausencia, en este torneo las cosas se torcieron pronto y el platel extremeño quedó tercero tras Dos Hermanas C.F. y Málaga C.F. “B”, siendo la última plaza en litigio para el Albacete Balompié “B”. La campaña 99/00 discurrió en Liga por cauces similares al torneo anterior, quedando en esta ocasión segundo a un punto del C.P. Mérida “B”, destacado equipo dependiente del conjunto pecholata que concurría en Segunda División. Obtenido el pase para disputar la Promoción, el C.D. Don Benito realizó un gran torneo, pero no lo suficiente para desbancar al Algeciras C.F. del que le distanciaron dos puntos, acompañándoles en la fase U.D. Maracena y C.D. Torpedo 66 de la localidad toledana de Cebolla. Concluido el torneo y cuando nadie lo esperaba, el 31 de julio de 2000 el C.P. Mérida, SAD fue descendido a Segunda División B por impago a su plantilla, significando este paso la gota que colmaba el vaso de agua. Con una deuda próxima a los dos millones de euros, el conjunto pecholata acabó desapareciendo creándose una vacante en la categoría de bronce que fue ofrecida al C.D. Don Benito quien, gustosamente, aceptó tan gustoso regalo.

2000 – 2010

Conseguido en los despachos un ascenso que por insistencia sin duda había merecido, la temporada 00/01 se encaró con relativo optimismo consciente de que el reto de jugar en Segunda División B era algo más que complicado, máxime cuando la notificación llegó demasiado tarde y con una plantilla creada para jugar en Tercera División. La experiencia, como ya ocurrió en su comparecencia anterior en la categoría, resultó un fiasco con Peio Bengoetxea en el banquillo sumando tan sólo cuatro victorias y once empates, concluyendo decimonoveno tras la retirada del C.P. Almería.

Concursar en Segunda División B, a pesar de que no se cumplió el objetivo de la permanencia, resultó atractivo para los dombenitenses intentando en lo sucesivo, como ya sucediera en las décadas anteriores, regresar lo antes posible. En la campaña 01/02, con un gran plantel, se hizo todo lo posible por terminar primero pero un intratable C.P. Cacereño cantó el alirón al sumar más de cien puntos. Clasificado para la Promoción, en esta fase se obtuvo una sola victoria culminando su participación en tercer puesto tras C.D. Linares y Real Club Recreativo de Huelva “B”, siendo colista el C.P. Villarrobledo. Después de tan desagradable final, en la edición 02/03 se volvió a la carga con el objetivo del ascenso como trasfondo encontrándose en Liga con un sorprendente A.D. Cerro de Reyes Badajoz Atlético que se llevó el título arrasando en el Grupo IV mientras los rojiblancos, segundos, cedían dos derrotas y anotaban ciento dos goles. En la Promoción, todo un calvario, una derrota en Tomelloso en el último encuentro de la liguilla supuso no materializar el soñado ascenso yendo a parar al Tomelloso C.F. mientras tercero y cuarto eran respectivamente C.P. Granada 74 y Club Atlético Lucentino.

Llegados a la sesión 03/04, los rojiblancos conquistaron el título de la categoría con bastante holgura respecto a su inmediato perseguidor, el C.D. Diter Zafra, accediendo a una nueva Promoción en la que podía suceder cualquier cosa. Cambiado el sistema competitivo para tratar de ascender a Segunda División B con eliminatorias directas, en Semifinales se superó al C.D. San Fernando empatando 1-1 en la localidad gaditana y venciendo en casa por 1-0, disputando a continuación la gran Final en la que, con mucha ilusión y sobretodo ganas, se perdió ante el C.P. Granada 74 en la capital andaluza por 2-1 y una semana después, en casa, se consiguió una victoria por 5-0 y el ansiado ascenso a la categoría de bronce nacional.

La temporada 04/05 significó su tercera participación en Segunda División B. Con inicialmente el técnico Javier Pereira sustituido luego por José Escalante por los malos resultados, ninguno de los dos fue capaz de enderezar el rumbo del club rojiblanco quedando la salvación a diez puntos de distancia dentro d un complicado el Grupo IV donde compitieron clubs extremeños, andaluces, murcianos, castellano-manchegos y norteafricanos. Dueño de la decimoctava plaza, perdió rápidamente la categoría. En lo sucesivo, tal como se esperaba para una sociedad de cabecera en el Grupo XIV de Tercera División extremeño pero muy frágil en la división de bronce, se afrontó el torneo extremeño con la mayor de las ambiciones ocupándose el tercer puesto en la campaña 05/06 tras el C.F. Villanovense y la A.D. Cerro de Reyes Badajoz Atlético. Obtenido el pase para la Promoción, las Semifinales no se pudieron superar encontrándose con un serio C.D. Guadalajara que le puso las cosas muy complicadas después de ganar los rojiblancos en casa por 1-0 y ser derrotados una semana después en la capital alcarreña por 2-0.

En la campaña 06/07 se escaló un puesto en el campeonato extremeño concluyendo segundo empatado a puntos con el Jerez C.F., perdiéndose el primer puesto a consecuencia del gol average particular desfavorable con los verdinegros. En las Semifinales de la Promoción se consiguió eliminar al Club Portugalete; empate 0-0 en la localidad vizcaína y victoria en casa por 1-0, perdiendo todas las opciones de ascenso en la Final al hacer derrotado en casa por 0-2 ante el Real C.D. La Coruña “B” y luego empatar 1-1 en la capital gallega. En la edición 07/08 se subió un peldaño más hasta llegar a la cúspide conquistando el primer puesto con Jacinto Fernández Ruiz en la presidencia y José Agustín Izquierdo en el banquillo, creándose serias expectativas de ascenso cuando se eliminó al C.D. Móstoles en Semifinales perdiendo en la ciudad madrileña por 1-0, pero remontando luego en casa con una victoria por 3-0 y quedando todo diluido cuando, en la Final, después de perder ante el ibicenco S.C.R. Peña Deportiva, de Santa Eulária d’es Riu, en el encuentro de vuelta no se pasó del empate 0-0.

Después de de tres intentos consecutivos frustrados para acceder a la Segunda División B, en la temporada 08/09 llegó el cuarto al ser precisamente cuarto en el campeonato extremeño del Grupo XIV. La Promoción, casi siempre adversa para sus intereses y donde se estrenó un nuevo formato con el fin de dar mayor oportunidad a los campeones respectivos de cada grupo de Tercera División, fue un nuevo fracaso. Superados los Cuartos ante la A.D. Parla la empatar 0-0 en casa y 1-1 en la localidad madrileña, las Semifinales ante el Real C.D. Mallorca “B” se le atragantaron perdiendo 0-1 en casa y luego en la capital balear por 2-0.

En julio de 2009 la corporación municipal dombenitense decidió renombrar el recinto de juego del C.D. Don Benito titulándolo Estadio Municipal Vicente Sanz en honor al que fuera presidente fundador del club y una de las personas que intervinieron en la primitiva Federación Regional Extremeña de Clubs de Foot-ball. En cuanto al campeonato de la campaña 09/10 se cerró con el octavo puesto, plaza que disgustó a la afición quien esperaba algo más.

2010 – 2020

La segunda década del siglo XXI empieza en términos parecidos a como termina la última temporada de la anterior, con el equipo fuera de los puestos de Promoción ocupando en esta ocasión el octavo puesto. En la campaña 11/12 llegan nuevos jugadores y se alza el nivel cualitativo terminándose en Liga con el cuarto puesto. Clasificado para la Promoción, en esta fase extra inicia su recorrido jugando en Cuartos ante el Unión Estepona C.F. empatando 1-1 en casa y cayendo derrotado por 1-0 en la localidad malagueña, resultados con los que queda fuera de la competición. En la edición 12/13 los rojiblancos son terceros en Liga tras Extremadura U.D. y U.D. Badajoz a los que no puede hacer frente, accediendo a una Promoción donde en Cuartos elimina al C.D. Covadonga; 0-3 en el encuentro disputado en Oviedo y victoria por 2-0 en el Estadio Municipal, cayendo en Semifinales ante la U.B. Conquense después de empatar en casa 0-0 y caer derrotado en la capital castellano-manchega por 1-0.

A partir de 2013 el presupuesto del C.D. Don Benito sufre un notable retroceso debido a los dispendios económicos invertidos en tratar de alcanzar los primeros puestos y producto de las deudas contraídas, reflejándose en las plantillas que no reúnen jugadores con la calidad necesaria para estar arriba. Con estos mimbres en la edición 13/14 se ocupa la séptima plaza repitiendo puesto en la sesión 14/15. En 2015 accede a la presidencia del club Pedro Montero Andújar quien se propone reducir primero la deuda y luego, cuando se tenga la posibilidad, tratar de luchar por alcanzar un puesto en Segunda División B. En la campaña 15/16 se finaliza en quinto puesto, aunque muy alejado en puntos de los cuatro primeros clasificados, siendo sexto en la edición 16/17 pero a tan sólo seis puntos de entrar en la Promoción.

En la temporada 17/18, siguiendo Pedro Montero en la presidencia, se ficha al técnico Juan García para volver a dejar al C.D. Don Benito en los puestos que dan opción a promocionar, cuajándose una magnífica plantilla que mantiene durante todo el torneo un intenso duelo con el C.P. Cacereño y la U.P. Plasencia de la que saldrán victoriosos con el primer puesto. Clasificados para disputar la Eliminatoria de Campeones, los rojiblancos se enfrentan al Unionistas de Salamanca C.F., conjunto campeón de Castilla y León con el que empatan 0-0 en la capital charra y doblegan en un rebosante Estadio Municipal por 1-0 con gol de David Amorín consiguiendo el ascenso directo a Segunda División B.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Vanguardia. Diario.
  • Hoy. Diario.
  • La Libertad. Diario.
  • El Correo Extremeño. Diario.
  • El Periódico de Extremadura. Diario.
  • El Correo de la Mañana. Diario.
  • www.disancor.blogspot.com Blog cultural.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

  • www.cddonbenito.com (Web oficial).

 

 

 

Historial del Club Deportivo Badajoz

 

escudo CD Badajoz

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Badajoz
  • Ciudad: Badajoz
  • Provincia: Badajoz
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Fecha de constitución: 25 de julio de 2012
  • Fecha de federación: 2012

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Badajoz 1905 (2012-2014)
  • Club Deportivo Badajoz (2014- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

0 Ligas en Categoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio Nuevo Vivero

  • Nombre: Estadio Nuevo del Vivero
  • Año de inauguración: 1998
  • Cambios de nombre: Estadio Nuevo del Vivero (1998- )
  • Capacidad: 15.198 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Ciudad Deportiva El Vivero (2012-2013)
  • Estadio Nuevo Vivero (2013- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Badajoz

 

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO BADAJOZ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO BADAJOZ. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN BADAJOZ:

El municipio de Badajoz, tercero en extensión a nivel nacional y atravesado por el Río Guadiana, linda con las tierras del vecino Portugal habiendo sido históricamente paso obligado en las relaciones entre ambos países de las que conserva un gran patrimonio. Capital provincial y ciudad más habitada de Extremadura, la localidad es hoy un importante enclave comercial que presta servicios a toda la región llegando incluso su influencia a tierras colindantes sin desaprovechar cierto tirón turístico.

En cuanto a los orígenes del fútbol en la ciudad, estos no se entienden sin la gran obra realizada por Luciano Sampérez Arroyo, un profesor de educación física que dirigió durante muchos años el Gran Gimnasio de Badajoz gracias a cuya labor infatigable fue practicado este deporte desde 1899. Sampérez aleccionó a la juventud pacense en el culto al cuerpo y en la higiene, empleando el fútbol como juego ideal para estos fines y haciendo demostraciones cada año hasta bien adentrada la primera década del s. XX con motivo de las celebraciones anuales de la Feria local.

Fruto de estas enseñanzas prontamente el fútbol empieza a cobrar importancia entre la juventud local destacando en el calendario la fecha del 15 de agosto de 1905, día en el cual se constituye el Sporting Club del Liceo, un club amateur formado por jóvenes enraizados en el Liceo Artístico y Literario quienes, tomando el ejemplo de Don Luciano, desean llevar a cabo todo lo aprendido. Este germen futbolístico que durante sus primeros años no consigue salir de las fronteras propiamente físicas del Liceo, empieza a adquirir con el tiempo madurez y en 1908, liberado del yugo educativo, se transforma en una entidad más seria y organizada que adopta el nombre de Club Sportivo Pacense, sociedad que viste camisa y pantalón blancos la cual en ese mismo año empieza a jugar en el Real de la Feria situado junto al Vivero. El 23 de noviembre disputará su primer encuentro conocido frente a un rival local de muy reciente creación, el Club Politécnico, con resultado favorable de 2-1 para los sportivos.

El año 1909 dará paso al nacimiento de otra sociedad, la tercera en orden cronológico, que recibe el título de Comercial Foot-ball Club, un club liderado por el empresario joyero Demetrio Medina que viste camisa blanca con pantalón negro, juega en los terrenos de la Dehesa de Palomas propiedad del conde de la Torre del Fresno y que empieza a rivalizar con el Club Sportivo Pacense, tomando a finales del mes de noviembre la iniciativa al inscribirse en la recién nacida Federación Española de Clubs de Foot-ball.

En 1910, el club decano de la ciudad, Club Sportivo Pacense, cambia nuevamente de nombre y adopta el más identificativo de Badajoz Sporting Club, siguiendo a continuación los pasos de su rival ciudadano al inscribirse igualmente en la Federación Española de Clubs de Foot-ball constituida en 1909. Ambos clubs se reparten los favores de los aficionados pacenses hasta que surge ese mismo año el Racing Club Pacense, tercero en discordia tras la escasa actividad mostrada por el efímero Club Politécnico. Los encuentros disputados entre Badajoz S.C. y Comercial F.C. son muy intensos, perdurando hasta 1915 cuando las negociaciones mantenidas entre Demetrio Medina y Miguel Ávila, alma mater del Badajoz S.C., fructifican a la hora de fusionar ambas entidades y crear una más fuerte, el Sport Club Badajoz, sociedad que conserva la antigüedad de la más primitiva de las dos.

Esta sociedad empleará camisa blanquinegra con pantalón blanco, trasladándose a jugar al Campo de Santa Marina, propiedad de Demetrio Medina para convertirse en la más importante de la región. Los jugadores del S.C. Badajoz adquirirán renombre en toda Extremadura y se enfrentarán exitosamente a clubs cacereños, emeritenses y algunos vecinos procedentes de Portugal hasta que en 1917 las desavenencias entre Medina y Ávila sean irreconciliables y Medina abandone la sociedad creando el 30 de septiembre una nueva, el Club Deportivo Extremeño, entidad que viste camisa gualdinegra con pantalón negro. La escisión, perjudicial para los intereses del conjunto blanquinegro, provoca que el decano se quede sin terreno de juego entrando al quite, propiciado por los acontecimientos, la figura del conde de la Torre del Fresno quien se convierte en salvadora al ceder sus tierras en la parcela conocida como El Vivero para que el S.C. Badajoz continúe su actividad sin más alteraciones.

Con anterioridad a estos relevantes sucesos, existe en 1916 una eclosión de nuevos clubs en la ciudad que amplían el horizonte de este deporte entre la juventud, siempre necesitada de un atractivo donde volcarse, surgiendo de forma sucesiva sociedades como el Internacional F.C., el Balompié F.C., la Escuela Normalista F.C., el Rompebotas F.C. y el Gimnástico Club Extremeño, todos ellos muy humildes y con una trayectoria que no perdurará más allá de unos pocos años.

Iniciados los años veinte las sociedades S.C. Badajoz y C.D. Extremadura son las más importantes en la ciudad y en la región, protagonizando duelos deportivos y extradeportivos en los cuales ambas directivas se acusan mutuamente de captar jugadores de forma no académica llegando incluso los señores Medina y Ávila a las manos en plena calle. Desde 1920 los dos clubs, en unión a otras entidades de la provincia y de la hermana Cáceres, solicitan a la Federación Española poder con una federación propia, comenzando una serie de campeonatos regionales oficiosos que en la mayoría de ocasiones, por una serie de causas u otras, no se culminan.

En 1924 se constituye la Federación Regional Extremeña de Clubs de Fútbol y a partir de la campaña 26/27 se organizan los primeros Campeonatos Regionales. El ahora ya Real C.D. Extremeño conquista las ediciones 26/27 y 28/29 en franca disputa con el S.C. Badajoz, entrando los blanquinegros en crisis y renunciando a participar en las temporadas 30/31 y 31/32 por decisión propia. No será el único en entrar en crisis puesto que el Real C.D. Extremeño en 1929 desaparece dejando un gran hueco dentro del fútbol regional.

Los años treinta traen bastantes cambios a nivel deportivo y social, estos últimos dramáticos, teniendo comienzo la década con el S.C. Badajoz ausente de las competiciones oficiales. En 1931 ocurren dos acontecimientos claves como son la donación en herencia del Campo de El Vivero y a finales de año el affaire que el Club Recreativo de Huelva mantiene enfrentándose con la Federación Sur, propiciando la creación de la Federación Oeste previo consentimiento de los clubs extremeños y onubenses a quienes arrastran los blanquiazules. El S.C. Badajoz decide competir en la primera edición 32/33 en la que resultan vencedores los onubenses y los clubs cacereños no participan, hechos que se repiten en la campaña 33/34 y 34/35 salvo que en esta última se da la entrada de los cacereños. En 1935 se da fin a la Federación Oeste y la Extremeña reinicia su camino por libre organizando la edición 35/36 que conquista el Racing Club Badajoz, una sociedad fundada en 1932 que viste camisa rojiblanca con pantalón negro, juega en el Campo de Pardaleras y que consta con un amplio poder económico el cual desde su nacimiento presenta una seria alternativa al S.C. Badajoz.

El Racing Club Badajoz como Campeón Regional de Primera Categoría opta en enero de 1936 al ascenso a Segunda División jugándoselo todo a una carta frente al poderoso Racing Club de Córdoba, eliminatoria que no sobrepasa tras perder 1-0 en la capital andaluza, imponerse 2-1 en casa y perder el encuentro de desempate disputado en Madrid el 9 de febrero por 1-2. La desilusión es evidente y las voces que desde hace tiempo vienen reclamando la unión de los principales clubs pacenses para crear una sociedad más fuerte empiezan a sonar con fuerza, siendo escuchadas en esta ocasión a pesar de las reticencias iniciales de algunos dirigentes. En los primeros meses del año empiezan una serie de conversaciones entre las respectivas directivas que tienen fin el 13 de marzo con la consabida fusión de ambos clubs, resultando elegido el nombre de Badajoz Foot-ball Club y acarreando la consiguiente desaparición del Racing Club de Badajoz cuyos miembros pasan a quedar integrados en el Badajoz S.C., club de mayor antigüedad.

El club pacense se uniforma con camisa azul y pantalón blanco, juega en el Campo de El Vivero y en él recaen todas las esperanzas para ascender a la ansiada Segunda División, reconociéndose sus derechos por parte de la Federación Española el día 28 del mismo mes. Estas ilusiones sin embargo desgraciadamente no se verán cumplidas, al menos en un plazo inmediato, puesto que tras ganar el Campeonato Extremeño de Aficionados y ser eliminado el 17 de mayo en el Campeonato de España en casa por el Sevilla F.C. por 1-3, estalla en julio la Guerra Civil paralizándose las actividades deportivas oficiales a nivel nacional. Pese a todo y al ser Extremadura una región alejada del frente, se disputan en la ciudad excepcionalmente algunos encuentros hasta 1937, todos ellos rodeados de grandes medidas de seguridad para evitar altercados entre los aficionados.

Tras el deseado final de la contienda, acceden a la directiva de la entidad militares y personas relacionadas con el bando vencedor, imponiendo a la sociedad el nombre de uno de los dos fundadores en 1936 y recuperando el uso de Sport Club Badajoz con el ánimo de borrar lo pasado en el periodo político anterior y restaurar la normalidad lo antes posible, además de pasar a vestir con camisa blanquinegra y pantalón blanco. Posteriormente, el 21 de enero de 1941 en cumplimiento con la Ley gubernativa que prohíbe el uso de extranjerismos, la entidad extremeña adopta el nombre de Club Deportivo Badajoz con el que perdurará durante décadas.

La entidad pacense se erige a partir de entonces en la más importante del fútbol local, provincial y regional comandando el fútbol extremeño sin apenas oposición. Ubicados en la Tercera División nacional a lo largo prácticamente de todos los años cuarenta, en 1953 da el salto a la categoría de plata donde permanece durante siete temporadas consecutivas. Por Badajoz pasan equipos ilustres del panorama español que cuajan y aumentan la afición por este deporte entre la población, perdiéndose la categoría a principios de los años sesenta para recuperarla, de forma puntual, en dos ocasiones antes de finalizar la década.

El C.D. Badajoz se mantendrá en plenos años setenta alejado de la élite nacional inmerso en una Tercera División que posee un alto nivel y luego, a partir de 1977 y con la implementación de la Segunda División B, en una categoría que sigue siendo el tercer nivel nacional pero de la cual es muy complicado salir en forma ascendente. Con el cambio de década los blanquinegros sufrirán un gran bache a mediados de los años ochenta del que conseguirán salir a flote emprendiendo los años noventa con la ilusión de volver algún día a una Segunda División de la que se permanecen ausentes desde hace más de veinte años. Esta codiciada meta llegará en 1992 significando un nuevo auge del fútbol pacense que revertirá en buenas clasificaciones ligueras que ponen a Badajoz en el candelero teniendo incluso opciones de ascender a Primera División. Los pacenses, cumpliendo con la nueva normativa impuesta por el C.S.D. para clubs profesionales se transforman el 31 de diciembre de 1993 en S.A.D., circunstancia por la cual pasan a denominarse Club Deportivo Badajoz, S.A.D.

Pese a gozar de opciones en varios campeonatos, estas nunca se materializarán, iniciándose con el cambio de siglo una decadencia que propiciará su descenso a la Segunda División B para, a continuación, caer al precipicio de la Tercera División. A mitad de la primera década del nuevo siglo los blanquinegros son una sombra de lo que fueron y en su propia ciudad su liderazgo es puesto en duda con proyectos alternativos como el de la Agrupación Deportiva Cerro de Reyes Badajoz Atlético, una entidad surgida en 1980 con trayectoria ascendente que alcanza a disputar el campeonato de Segunda División B en tres temporadas alternas o el caso de la Unión Deportiva Badajoz, constituida en 2006 por aficionados descontentos con la gestión de la directiva blanquinegra.

Concluida la temporada 09/10 el C.D. Badajoz recupera su plaza en Segunda División B y, después de una dubitativa campaña 10/11, en 2011 se encienden todas las alarmas deportivas y económicas. Producto de una deuda acumulada en torno a los ocho millones de euros, harto de no encontrar una solución satisfactoria en modo de inversor o capitalista y apuradas todas las opciones, el club se acoge a la Ley Concursal con el fin de desprenderse de parte una carga que le constriñe y condiciona todas las parcelas que rigen la sociedad. Deportivamente, la edición 11/12 se salva de forma apurada en las últimas jornadas para eludir el descenso.

Concluida la campaña 11/12 tanto Hacienda como el INSS ven imposible que el C.D. Badajoz, SAD tenga posibilidades reales a la hora de hacer frente a sus deudas y tras realizar un concienzudo estudio sobre la viabilidad del club, comunican a la juez que lleva la causa concursal que no van a apoyar cualquier convenio o prórroga y que la mejor solución es la liquidación de la SAD. El 19 de junio, tras varias manifestaciones en la ciudad arropando al club, se declara el finiquito de la entidad blanquinegra después de ciento siete años de existencia dejando a la capital pacense sin su máximo exponente futbolístico histórico.

HISTORIA DEL CLUB DEPORTIVO BADAJOZ:

2012 – 2020

Los últimos días del mes de junio de 2012 son angustiosos y plenos de abatimiento después saberse el alcance de la solución judicial. Conocida la orden de liquidar el C.D. Badajoz, SAD, Carlos Uriarte e Íñigo Landa, máximos propietarios accionariales, desestiman inscribir el primer equipo en Segunda División B para la temporada 12/13 y no satisfacen las deudas contraídas con jugadores y empleados. Todo parece abocado al fin.

Paralelamente, después de haber agotado parte de su energía en diversas manifestaciones frente al ayuntamiento que no han obtenido recompensa y son estériles desde el principio, las distintas plataformas de aficionados de la desaparecida institución pacense deciden ponerse manos a la obra y liderar un nuevo proyecto que recoja el sentir de una afición que acaba de quedarse sin representante. Fruto de las conversaciones mantenidas entre varios emprendedores, el 25 de julio cristaliza el empeño en forma de una nueva sociedad que recibe el nombre de Club Deportivo Badajoz 1905, siendo esta fecha una referencia al año de constitución de la antigua SAD.

El nuevo club, presentado en sociedad el día 26 ante los medios, expone a Fernando Valbuena Arbaiza como presidente, Ángeles Aguilera Rangel como vicepresidenta, Marco Sánchez en el puesto de tesorero mientras el secretariado es para José María García vistiendo el equipo camisa blanquinegra con pantalón negro. Desprovisto de terreno de juego propio y militando la U.D. Badajoz en Tercera División, al ser este un club de superior categoría goza del uso del Nuevo Vivero por lo que el ayuntamiento, presto a ayudar al recién fundado, le concede el usufructo de la Ciudad Deportiva El Vivero, instalación inaugurada a principios de 2010 sobre los cimientos del viejo Estadio de El Vivero demolido en 2009 y sus alrededores que cuenta inicialmente con un pequeño graderío para mil espectadores que se muestra insuficiente para albergar los cerca de dos mil seguidores con que cuenta el club.

Deportivamente el historial comienza en lugar de la Segunda Regional, categoría que le correspondería al ser un club neonato, en Primera Regional con el fin de acelerar su progresión, estrenándose la temporada 12/13 con el primer puesto en su grupo después de resultar invicto. Concluido el torneo disputa la Promoción de Ascenso a Regional Preferente, fase extra en la que supera a la U.D. Fornacense con claridad; 0-5 en la ida y 2-0 en casa. En la campaña 13/14 el C.D. Badajoz 1905 se estrena en Preferente bajo el cartel de gran favorito, no defraudando a sus seguidores al conseguir nuevamente l primer puesto. El objetivo es ascender a Tercera División, pero previamente ha de disputar una Promoción donde no lo tiene fácil. En Semifinales se enfrenta al E.M.D. Aceuchal imponiéndose en la ida por 3-4, pero en casa cae derrotado por 1-2. Gracias al valor doble de los goles a domicilio los pacenses acceden a la Final donde, esta vez sí, superan y alcanzan la Tercera División al derrotar a la U.C. La Estrella, de los Santo de Maimona, en ambos encuentros; 2-3 en la ida y 3-0 en casa.

En noviembre de 2013 el C.D. Badajoz 1905 adquiere mediante subasta en el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Badajoz la marca corporativa y escudo del desaparecido C.D. Badajoz, SAD mediante la oferta de 5.000 euros y sin oposición, ofertando el ayuntamiento local 4.000 euros por los trofeos del centenario club.

Con la adjudicación de este histórico patrimonio, la directiva decide cambiar de nombre a la sociedad determinando que sea Club Deportivo Badajoz, pero al estar el campeonato iniciado tal decisión no será efectiva hasta la temporada siguiente. El mismo mes de noviembre se alcanza un acuerdo con el Badajoz C.F., nuevo nombre de la U.D. Badajoz adquirido al finalizar la Liga 12/13, por el cual ambos clubs se reparten los gastos de mantenimiento del Nuevo Vivero.

La edición 14/15 es la del debut en Tercera División con el nuevo presidente Pablo Blázquez, categoría en la que encuentra como era de esperar mayor oposición y concluye cuarto muy distanciado del líder Mérida A.D., Extremadura U.D. y Jerez C.F. Clasificado para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B, los pacenses se miden en Cuartos de Final al Real Murcia Imperial perdiendo en casa 1-3 y consiguiendo un insuficiente 0-2 en la capital murciana que, debido al valor doble de los goles a domicilio, les apea del ascenso. En el torneo doméstico destaca su duelo con el Deportivo Pacense, nombre adquirido por el Badajoz C.F. el 1 de julio de 2014, club que concluye decimoséptimo.

En la sesión 15/16 el C.D. Badajoz se refuerza con jugadores de valía para intentar ser primeros de grupo y, por la vía más sencilla, tratar de alcanzar la categoría de bronce. Un formidable Extremadura U.D. con quien mantiene un intenso duelo se lo impide quedando relegado al segundo puesto y a tres puntos de los de Almendralejo, plaza que le permite afrontar por segunda ocasión consecutiva la disputa de la Promoción. Los pacenses se enfrentan en Cuartos de Final al C.D. Choco, de la localidad pontevedresa de Redondela, conjunto que les elimina al imponerse en la ida por 2-1 y empatar una semana después en el Nuevo Vivero 2-2. El otro club local de la categoría, el Deportivo Pacense, concluye vigésimo y colista perdiendo su plaza.

En la temporada 16/17 se renuevan los servicios de Agustín Izquierdo como técnico quien se incorporó a mitad de la edición anterior sustituyendo a Óscar De Paula, pero a doce jornadas del final es destituido tomando Juan Marrero la dirección. El plantel, pese a su buen torneo, es segundo a siete puntos del C.P. Cacereño teniendo que disputar la Promoción de Ascenso a sabiendas de que, como mínimo, ha de superar tres eliminatorias para cumplir el objetivo. En Cuartos de Final supera al Bergantiños F.C., de la localidad coruñesa de Carballo; 2-2 en la ida y 0-0 en el Nuevo Vivero, accediendo a una Semifinal donde el rival es el Antequera C.F., conjunto malagueño con el que se empata 2-2 en la ida y al que se derrota en casa una semana más tarde por 2-1. En la Final, donde todo se decide, se enfrenta al C.D. Calahorra empatando en el Nuevo Vivero 0-0 para luego, en la localidad riojana, vencer 1-2 con lo cual consigue un merecido ascenso a Segunda División B con Blázquez en la presidencia.

Texto: Vicent Masià © 2017

Última actualización: 2017

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Madrid Sport. Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hoy.es Diario general.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

Historial del Club Deportivo El Ejido 2012

 

escudo CD El Ejido 2012

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo El Ejido 2012
  • Ciudad: El Ejido
  • Provincia: Almería
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: agosto de 1989
  • Fecha de federación: 8 de agosto de 2012

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • El Ejido Fútbol Sala (1989- 2012)
  • Club Deportivo El Ejido (2012- 2013)
  • Club Deportivo El Ejido 2012 (2013- )

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas en Categoría Nacional.

ESTADIO: estadio Santo Domingo

  • Nombre: Estadio Municipal de Santo Domingo
  • Año de inauguración: 1969  (remozado, 2001)
  • Cambios de nombre: 
  • Campo Municipal de Santo Domingo (1969-2001)
  • Estadio Municipal de Santo Domingo (2001- )
  • Capacidad: 7.870 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal de Santo Domingo (2012- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD El Ejido 2012

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO EL EJIDO 2012. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO EL EJIDO 2012. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN EL EJIDO:

Basado desde los años sesenta en una rica agricultura intensiva a través del empleo de invernaderos que caracterizan su paisaje y en torno a los cuales se ha generado una importante industria auxiliar, El Ejido fue convertido en 1981 capital local del municipio de Dalías para un año después, en 1982, segregarse Dalías quien se convirtió en municipio independiente.

Emplazada en la comarca del Poniente almeriense y convertida en una dinámica localidad no exenta de un reciente potencial turístico, el municipio ha experimentado en las últimas décadas un espectacular crecimiento hasta alcanzar hoy cerca de ochenta y cinco mil almas distando mucho de los escasos miles de habitantes con que se contaba en los años treinta cuando, influenciada por el movimiento deportivo que se acrecentó en esa época, apareció el fútbol en los terrenos aledaños a La Aldeilla, junto al desaparecido Bar El Quijote. Allí, un grupo de entusiastas ejidenses disputaba sus primeros encuentros frente a clubs de la comarca de Dalías sin estar federado y sin una conveniente trama estructural. Tras la Guerra Civil, se pasa a jugar momentáneamente a la Haza del Cura, terreno que es pronto sustituido por el Campo de La Calera, pero siempre desde un punto de vista amateur y sin ánimo de competir en los campeonatos organizados por la Federación Andaluza.

En los años cincuenta, después de una dura posguerra, surgen los primeros equipos juveniles, verdadero soporte del fútbol ejidense como el Chicote (formado en la zona más céntrica del pueblo), el Atlético Tomillar (que reúne a los chavales de El Ejido norte y la zona de Fuentenueva) y el Relámpago (del Surtidor de Góngora).

A principios del año 1956 empieza a despertar el deseo de competir y el Atlético Tomillar, el más aventajado de todos, se convierte en la base del primer club local federado: la Hermandad de Labradores y Ganaderos El Ejido, inscrito en el Campeonato Nacional de Educación y Descanso. El buen resultado obtenido en este torneo hace que los aficionados opten por competir en el Campeonato Provincial, creándose en el verano de 1956 la Unión Deportiva El Ejido que viste camisa rojiblanca con pantalón azul, está presidido por Antonio Góngora Zamora y bajo cuyo mandato se traerán un buen número de destacados jugadores de Almería ciudad. El fútbol empieza a atraer más público y se construye el Campo del Butano o Bombona, más acogedor y apto para el juego. En 1957 surge un rival, la Peña Deportiva Las Norias, de la pedanía Las Norias de Daza a quien se sumará en 1961 otra sociedad pero con sede en la localidad de Dalías, por entonces capital y núcleo que daba nombre al municipio, titulado Reyes Católicos C.F., quien viste camisa granate con pantalón blanco.

Durante los años sesenta, prácticamente recién constituidos, los tres clubs presentarán numerosos altibajos sociales y deportivos siendo sus presencias en la Regional andaluza intermitentes, cambiando el Reyes Católicos C.F. en 1966 a Dalías C.F. mientras se llega a obtener plaza en Primera Categoría, mismo nivel que alcanzará la U.D. El Ejido en la temporada 68/69 con Antonio Góngora todavía en la presidencia. Paralelo a estos clubs, en la pedanía de Balerma surge en 1960 el Ciclón, conjunto con escasa trayectoria dentro del panorama futbolístico ejidense y que pronto desaparece.

A finales de los años sesenta el municipio de Dalías experimenta una gran transformación en todos los sentidos pues, gracias al riego por goteo y la implementación de numerosos invernaderos, especialmente en los llanos próximos al mar, se atrae a multitud de personas que buscan prosperidad y estabilidad económica. La localidad de El Ejido supera los diez mil habitantes y triplica en población al histórico núcleo de Dalías, surgiendo nuevas necesidades e iniciativas que desembocan en la constitución de una nueva sociedad como es el Club Polideportivo Ejido, fundado el 1 de marzo de 1969 quien contará con varias disciplinas deportivas y será presidido por Salvador Callejón. El C.P. Ejido, quien viste camisa celeste con pantalón blanco, es inscrito en la Federación Andaluza el 23 de marzo tomando el relevo de la U.D. El Ejido para estrenarse oficialmente durante la temporada 69/70 en la Regional Preferente Provincial de Almería, creciendo deportivamente en los años siguientes hasta alcanzar la Tercera División al término de la campaña 86/87.

En plenos años ochenta El Ejido supera los veinticinco mil habitantes y en 1981 se consigue que la capitalidad municipal pase de la localidad de Dalías al núcleo ejidense, importante cambio administrativo que se ampliará apenas un año después, en 1982, cuando el municipio de divida en dos y tanto El Ejido como Dalías emprendan una nueva vida como municipios independientes.

El C.P. Ejido, fruto de la bonanza económica que disfruta la localidad, en la edición 90/91 es subcampeón de Liga y en la Promoción a Segunda División B consigue el ascenso a la división de bronce tras imponerse a C.D. Villanovense, U.B. Conquense y Cádiz C.F. “B”, categoría en la que mantendrá durante tres ejercicios consecutivos para descender a Tercera División al término de la campaña 93/94. Tras una Promoción frustrada, en la edición 95/96 regresa por la puerta grande a Segunda División B donde fracasará en la sesión 96/97, regresando nuevamente a Tercera División donde compite hasta la conclusión de la temporada 99/00 en la cual obtiene el ascenso a la categoría de bronce.

No será sin embargo esta división su techo deportivo pues, contra todo pronóstico, subcampeón en la campaña 00/01 y con pocas opciones de ascender, en el último encuentro de la Promoción y con el C.D. Calahorra por delante en la clasificación y adversario directo se consigue derrotar por 0-2 a los calagurritanos en su propia casa ante su afición consiguiendo, por ende, un puesto en Segunda División. El conjunto celeste se convierte en un afamado club que representa a la ciudad y provincia almeriense por todo el país culminando su transformación en SAD durante julio de 2002, proceso por el que adquiere el nombre de Club Polideportivo Ejido, S.A.D. Tras unos años de esplendor donde no sobrepasa el decimoprimero puesto en Liga pero donde se obtienen clamorosos triunfos en el Campeonato de España, en la temporada 07/08 se inicia el declive de la sociedad con la pérdida de la categoría y el consiguiente descenso a Segunda División B.

escudos CP Ejido

Contando todavía con buenas plantillas durante las campañas 08/09 y 09/10 donde se llega incluso a promocionar para regresar a la categoría de plata, con el cambio de década surgen unos problemas alarmantes que inciden directamente en el estado de sus cuentas. Bajo Ley Concursal desde 2008, los problemas económicos se suceden por la falta de cobro en la temporada 10/11, finalizándose en decimocuarto puesto en Liga y produciéndose las primeras denuncias por impago. Temerosos de un posible descenso administrativo del cual se encuentran amenazados, a última hora se liquidan parte de las cuentas pendientes con los jugadores y, gracias a estar bajo el amparo de la Ley Concursal, se logra continuar una sesión más en la categoría de bronce.

Sin embargo los cimientos del club almeriense no son firmes. Con una deuda superior a los nueve millones de euros, durante el verano de 2011 su futuro queda en entredicho al abandonar la directiva al completo el timón del barco en fecha 26 de junio, de modo que sólo el aval del juez permite que sigan en activo. En medio de una situación agónica se afronta con recelos la temporada 11/12 contándose con pocas fichas profesionales y una escasa plantilla. El pésimo estado de las cuentas provoca que no se abonen a los jugadores las mensualidades correspondientes y el temido estallido final puede presentarse en cualquier momento.

Sin apenas posibilidades reales de salir victoriosos a tan crítico momento, la única solución que se encuentra es subastar el club para que alguien se haga cargo de la plantilla y sus gastos, pero a la convocatoria del 27 de diciembre no oposita nadie y la venta queda desierta. El día 29, a dos días de finalizar el año 2011 y entrar en vigor la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de modificación de la Ley Concursal hecha a propósito para que los clubs no sigan beneficiándose de dicha Ley para evadir sus obligaciones, un grupo de empresarios liderados por Manuel Amer Perelló llega a un principio de acuerdo con el Administrador Concursal para quedarse la unidad productiva -plantilla- y licencia federativa del club ejidense en Segunda División B, tramitándose a la par un informe jurídico para determinar cuáles son los distintos aspectos que envuelven el posible trato.

Contando con que todo va a ir viento en popa, este grupo de empresarios que abanderan un nuevo proyecto titulado Poli Ejido 2012 Sociedad Deportiva se pone de inmediato en contacto con los jugadores proporcionándose la carta de libertad a quienes la deseen tal cual establece la Ley o bien la opción de firmar un nuevo contrato con la sociedad recién constituida estando los pagos avalados, permaneciendo después de todo tan sólo tres jugadores en nómina a los que se espera sumar en breve muchos más a un precio muy económico para cubrir la gran cantidad de huecos generados.

Entrados de lleno en enero, no objetándose nada en particular por parte del Administrador Concursal y contando la propuesta empresarial con el beneplácito del juez para ocupar la plaza del casi extinto C.P. Ejido, SAD, sin embargo tal iniciativa cuenta con la tajante oposición de la Comisión Mixta quien el día 11 transmite su queja a la RFEF recordándole al máximo órgano competente nacional que la Ley Concursal cambia a partir del 1 de enero y, en base a ello, debe impedirse la inscripción de un nuevo club estando la competición todavía en activo.

El domingo 15 de enero el C.P. Ejido, SAD, víctima de la desbandada general, se presenta ante el C.F. Villanovense en casa de éste con tres jugadores en plantilla siendo el resto juveniles, motivo por el cual el árbitro del encuentro decide al no alcanzarse el cupo mínimo de siete jugadores con contrato reflejar en el acta incomparecencia de los visitantes, descontarles tres puntos y dar el encuentro por ganado a los locales por 3-0.

A pesar de la reclamación de la nueva sociedad Poli Ejido 2012 S.D., del apoyo legislativo y la alegación de que la oferta ha sido puesta en marcha el 29 de diciembre, dos días antes de la entrada en vigor de la reforma concursal, la RFEF estima basándose en el artículo 149 que no garantiza la continuidad en competición federativa del Poli Ejido 2012 S.D. con lo cual, muy a pesar suyo, el grupo de empresarios tiene que retirar la oferta de compra el 18 de enero quedando su empeño en una tentativa frustrada y el C.P. Ejido, SAD sentenciado en la categoría. El domingo día 22, sin ningún jugador en nómina, los celestes alinean once jugadores del equipo juvenil “B” frente al Lorca Atlético C.F. recibiendo una fuerte goleada por 0-14 que en fechas posteriores, concretamente el día 25, será declarada oficialmente nula por el Juez de Competición en base al artículo 77 del Código Disciplinario por irregularidades. Esta sanción, al tratarse de hecho la segunda incomparecencia del club almeriense en Liga, acarrea su expulsión del campeonato y prácticamente su desaparición al descender a Primera Andaluza y no poder ascender de categoría en las siguientes dos ediciones.

La RFEF da con su resolución un jaque mate en toda regla a las aspiraciones de los nuevos gestores pues en la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de modificación de la Ley Concursal, se incluye una nueva disposición adicional señalando que en los concursos de entidades deportivas que participen en competiciones oficiales, se aplicarán las especialidades que, para situaciones concursales, prevea la legislación del deporte y sus normas de desarrollo. Además, la sujeción a esta Ley de dichas entidades no impide la aplicación de la normativa reguladora de la participación en la competición, con lo cual, en otras palabras, la aplicación de los reglamentos federativos se impone a la Ley Concursal cuando se trata de normas de disciplina deportiva.

Reclamada la decisión federativa por el club andaluz al Juzgado de lo Mercantil de Almería, el 18 de abril mediante un auto del magistrado Juan Antonio Lozano López queda desestimada tal petición. Dos años después, en el B.O.E. del miércoles 19 de febrero de 2014, el Juzgado de lo Mercantil de Almería anuncia que queda disuelta y extinguida la mercantil Club Polideportivo Ejido, SAD. Para el Club Polideportivo Ejido, SAD entre 1969 y 2012 queda para la historia haber militado siete temporadas en Segunda División A, nueve en Segunda División B y nueve más en Tercera División, habiendo pasado jugadores de gran talla futbolística como el portero: Kike, el argentino Toedtli, Bello Amigo, Keko, Pedro Vega, Raúl Torres, Aira, Ríos, Llorens, Víctor Salas, Jesús Sierra, el portugués Calado, Urbano, Cristian, Sabino, Moreno, Tevenet o Sergio Cruz, entre otros.

HISTORIA DEL CLUB:

1989 – 2012

Los orígenes del fútbol sala en la ciudad de El Ejido se remontan al año 1987 cuando, gracias al patrocinio y dedicación de la Cooperativa Frusol, una empresa agrícola fundada el 19 de octubre de 1985, se constituye el C.D. Cooperativa Frusol, club que desarrollará su actividad en un almacén ubicado en el interior de sus instalaciones. Inscrito en la Federación Española de Fútbol Sala y siendo miembro de la Asociación de Fútbol Sala, el equipo del Poniente almeriense adquirirá un nivel notable que le lleva a disputar la Copa de España de la temporada 88/89, paso tras el cual adquiere cierto prestigio y, con la colaboración de más interesados, adquiere en agosto de 1989 el nombre de El Ejido Fútbol Sala.

La sociedad de El Ejido a principios de los años noventa es una de las más arraigadas en su disciplina dentro del fútbol andaluz y nacional, teniendo en su notable historial el honor de haber sido uno de los clubs constituyentes de la Liga Nacional de Fútbol Sala cuyos inicios se remontan a la temporada 89/90. Nutrido tradicionalmente de jugadores nacidos en la provincia y en el resto de la región, El Ejido F.S. conseguirá en sus años iniciales mantener un elevado nivel deportivo disputando la División de Honor en dos ocasiones alternas, temporadas 89/90 -bajo la denominación de El Ejido F.S. Intersemillas- y 93/94 -bajo el nombre de Podeprom El Ejido F.S.-, siendo sus presencias en la División de Plata, el segundo nivel nacional, también patente con tres comparecencias en las campañas 90/91, 91/92 y 92/93.

Con numerosas intervenciones en Primera Nacional A, el tercer nivel estatal, la entidad celeste convierte su Pabellón Municipal de Deportes inaugurado en 1992 en un escenario atractivo para todos los aficionados, habiendo venido a menos sus resultados en competición como consecuencia de la crisis iniciada a finales de la primera década del siglo XXI que ha mermado considerablemente sus presupuestos.

2012 – 2020

Tras la desaparición del C.P. Ejido, SAD a principios de 2012 y la esperpéntica aventura protagonizada por el muy breve Poli Ejido 2012 S.D., ambos con trágico final, la localidad de El Ejido queda a merced de los distintos clubs de fútbol base que se han ido creando en los últimos tiempos como son el C.D. Murgi 08, dependiente de la Fundación Deportiva Murgi y con apenas unos meses de vida y, por otro lado, la sociedad El Ejido C.F., de reciente constitución y todavía en búsqueda de niños para formar sus distintos equipos.

Como ninguno de los dos va a formar un equipo sénior y tiene disposición para tomar el relevo como máximo representante local, a finales de julio surge una nueva iniciativa de cuyo entendimiento si puede salir algo positivo. Tanteado por los ex-futbolistas Ángel González Becerra y Kike Burgos en unión de algunos empresarios quienes le exponen el proyecto, Vicente Puertas, presidente desde hace seis años de El Ejido Fútbol Sala, es convencido para liderar los cimientos de un nuevo club que aglutine ambas disciplinas, césped y parqué, reúna una considerable escuela enfocada al fútbol base y sea capaz, además, de aplicar su experiencia para mantener dos estructuras diferenciadas pero unidas a la vez bajo una misma denominación.

Apremiados por lo avanzado de la pretemporada y con los equipos de fútbol sala inscritos desde julio, a principios de agosto El Ejido F.S. inscribe un equipo sénior en el Grupo I almeriense de Regional Preferente, formalizándose el cambio de denominación a Club Deportivo El Ejido el día 8 bajo la presidencia de Vicente Puertas quien ejerce la misma función en las dos secciones con las que cuenta a partir de ahora la sociedad, mientras Ángel González Becerra asume la función de director deportivo y la elaboración de la primera plantilla corre a cuenta del entrenador José Lirola. Todavía sin jugadores, la nueva sección de fútbol once es presentada en sociedad el día 10 como única alternativa válida emprendiéndose en lo sucesivo reuniones informativas con los clubs de fútbol base existentes, conocimiento de primera mano que ocasiona de inmediato la renuncia del El Ejido C.F. a continuar con su todavía en ciernes proyecto mientras el C.D. Murgi 08, inscrito para competir con varios equipos a nivel federado, superado por la nueva situación lo hace a mediados de agosto.

En pocas semanas el C.D. El Ejido es una realidad y tiene en plantilla a una numerosa nómina de jugadores y niños con los cuales competir, dándose la circunstancia de que al haberse realizado el cambio de nombre fuera de plazo -los cambios han de comunicarse antes del 30 de junio para que sean efectivos-, federativamente se compite con el nombre de El Ejido F.S.

Conseguido el usufructo del Estadio Municipal de Santo Domingo tras concesión del ayuntamiento, el conjunto almeriense que viste camisa celeste con pantalón azul se estrena durante la temporada 12/13 con un tercer puesto en Liga tras el C.D. Universidad de Almería y U.C.D. La Cañada Atlético que no le permite ascender, plaza clasificatoria que es considerada como un fracaso y merece una reconsideración por parte de la directiva.

Estudiado el caso y el entorno futbolístico de los distintos clubs federados en las localidades circundantes al municipio ejidense, en junio de 2013 se toma la decisión con el consentimiento del Club Polideportivo Berja, constituido en 1992 vistiendo camisa gualdinegra con pantalón negro, de fusionar ambas entidades bajo la denominación C.D. El Ejido 2012 y competir a lo largo de la campaña 13/14 en el Grupo IV de la Primera Categoría andaluza, nivel donde los virgitanos disponen de licencia federativa. Con este fructífero pacto el club ejidense gana una categoría y causa la extinción del club virgitano quien se veía incapaz para afrontar los gastos ocasionados, pero al mismo tiempo se constituye una nueva sociedad, el Berja C.F., que se garantiza según lo convenido ser un club patrocinado durante años beneficiándose en las categorías sénior, juvenil y cadete. El acuerdo es, además, a tres bandas y se hace extensible al Dalías C.F., de modo que este club también es patrocinado por los celestes aunque en las categorías de infantil hacia abajo.

Reforzado en todas sus líneas y nuevamente con Lirola al frente, la edición 13/14 es un éxito y los celestes conquistan la primera plaza de su grupo por delante del Guadix C.F. con el que mantienen bastante holgura, puesto que les vale el ascenso a Tercera División. El estreno en esta categoría se produce en el Grupo IX oriental andaluz con Lirola en el banquillo, pero los malos resultados ocasionan que José Sevilla tome el relevo. Al final, tras una decorosa segunda vuelta, el plantel es decimosegundo esquivando entrar en problemas.

En la temporada 15/16 se contratan los servicios de Alberto González, técnico con el cual se alcanza el cuarto puesto en Liga de forma merecida pero con algo de apuros. Clasificados para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B por primera vez en su corta historia, los celestes consiguen superar a sus adversarios en cada eliminatoria dejando atrás en Cuartos al Club Bermeo; 3-0 en casa y derrota por 3-2 en la localidad vizcaína, al nuevo C.F. Lorca Deportiva en Semifinales; 1-1 en Santo Domingo y 1-2 en la localidad murciana, siendo definitiva la Final ante el C.D. Laredo, campeón del Grupo III cántabro al que se vence en casa por 1-0, tanto de Dani Espinar y con el que se empata 0-0 en la vuelta resultando un histórico ascenso a la categoría de bronce.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

titular FC Jumilla

 

escudo FC Jumilla

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Fútbol Club Jumilla
  • Ciudad: Jumilla
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: 20 de junio de 2011
  • Fecha de federación: 2011

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Fútbol Club Jumilla (2011-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2014/15

 

ESTADIO:

estadio Jumilla CF

Campo Municipal La Hoya

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal La Hoya
  • Año de inauguración: 1984
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Fútbol Municipal La Hoya (1984-)
  • Capacidad: 3.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Hoya (2011-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales FC Jumilla

ESCUDOS:

escudos FC Jumilla

UNIFORMES:

uniformes FC Jumilla

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en el noroeste de Murcia, la ciudad de Jumilla tal y como sucede con las localidades vecinas vio aparecer el fútbol a principios de los años veinte, década en la cual dos clubs tuvieron un fuerte protagonismo en el desarrollo local y por ende en la comarca: el Sport Jumilla F.C. y el Athletic Club Jumilla. Para ello debemos remontarnos al año 1923, cuya primera referencia a la práctica de este deporte nos situa en el mes de julio, en los que ambos equipos se enfrentaron al Deportivo de Cieza, ambos con la misma suerte tras cosechar sendas derrotas con resultados abultados.

El principal impulsor del fútbol en la ciudad de Jumilla fue el D. José Carrión Vicente, periodista de profesión que actuaba de árbitro en los encuentros que se organizaban. Tras un primer contacto con el balón, pronto se proclama la Dictadura de Primo de Rivera y se paralizan las actividades, reanudándose ya entrados en 1924. Durante los meses de mayo a julio, el fútbol vuelve a su máxima actividad y los equipos titulares se enfrentan a otros de localidades cercanas como: Agramón, Abarán, Villena, Cieza ó Pinoso, e incluso frente a clubs de Murcia capital como el River-Thader F.C. ó la Unión Deportiva de Murcia. En el mes de julio, los dos equipos representativos de la ciudad inician contactos con la Federación Local Murciana de Foot-ball que se haya en trámites de separación de la Federación Levantina, y deciden legalizarse.

El primero en constituirse oficialmente fue el Athletic Club Jumilla ese mismo mes, y el 5 de agosto lo hace la Sociedad Deportiva Sport Jumilla F.C. con Germán Jiménez en la presidencia. Para celebrarlo, este último se enfrenta el 19 de agosto al poderoso Real Murcia F.C., reforzándose el equipo local con varios jugadores procedentes del Club Natación de Alicante, con resultado de 0-1 para el equipo de la capital. El 7 de septiembre se constituye oficialmente la Federación Murciana de Clubs de Fútbol, quedando el Athletic Club Jumilla encuadrado en Primera Categoría dentro del grupo B, y el Sport Jumilla F.C. dentro del grupo Norte de Segunda Categoría.

Ambas sociedades después de repartirse el fervor de los aficionados jumillanos durante un breve margen de tiempo, optaron por fusionarse en una sola entidad para optar a alcanzar cotas mayores dando como resultado el nacimiento del Jumilla Foot-ball Club en enero de 1929. La nueva sociedad que vestía camisa blanquiazul con pantalón negro hace su debut ese mismo mes disputando su primer encuentro el 13 de enero frente Alicante F.C., celebrado en el campo del Sport, y que terminó con empate a dos goles.

En el mes de mayo de 1929 se inscribe en la Federación Murciana y pasa a formar parte de esta, así como también juega un amistoso frente al Deportivo Hispania de Yecla, en lo que será el comienzo de una intensa rivalidad. En sus filas militaban jugadores de la región como: Ramón, Gúmer, Piquito, Cartagena, Piñón ó Bernal. El nuevo campo de fútbol de Los Alijares se inaugura el 8 de diciembre frente al por entonces famoso C.D. Nacional de Albacete, con resultado final de 2-3 para los visitantes.

Durante los primeros años treinta el club blanquiazul competirá en Tercera y Segunda Categoría hasta que, finalizada la temporada 32/33, se ausente de los campeonatos oficiales y siga su rumbo con amistosos y torneos de índole comarcal. Transcurrida la Guerra Civil, el fútbol local quedará reorganizado en 1941 cuando se disponga de un nuevo recinto deportivo, el Campo de San Juan, cuyo propietario será quien desde el 1 de enero de 1941 y en cumplimiento de la Ley que prohíbe el uso de extranjerismos, se denomina Jumilla Club de Fútbol.

El Jumilla C.F. será el estandarte durante varias décadas, discurriendo sus vivencias durante los años cuarenta y cincuenta en Primera Regional a excepción de un par de temporadas en Segunda Regional, consiguiendo concluida la campaña 61/62 el ascenso a Tercera División, categoría en la que se mantendrá a lo largo de cinco ediciones consecutivas descendiendo a Primera Regional en la 66/67. El descenso se convierte en dramático para la entidad, dado que ningún aficionado desea ocupar puesto en la directiva, dejando el conjunto murciano desierta su inscripción para la edición siguiente 67/68.

El relevo en la localidad lo asume la Unión Deportiva Jumilla, sociedad constituida el 1 de octubre de 1965 que viste camisa con pantalón blanco, juega en el Campo de La Asunción y compite por esas fechas en Primera Regional, sumándose a finales de década el Atlético de Jumilla, entidad de poca trayectoria que no consolida su proyecto y es incapaz de llegar a los años setenta.

En 1975, ocho años después de haber abandonado la competición, varios aficionados reorganizan el Jumilla C.F. y reinscriben el club en la Federación Murciana, comenzando una nueva etapa que les lleva en pocos años de Primera Regional a Regional Preferente, consiguiendo en la temporada 80/81 ascender a Tercera División, categoría en la que se mantiene durante cuatro campañas consecutivas descendiendo a Regional Preferente concluida la 84/85. El conjunto murciano juega durante este nuevo ciclo en el Campo de La Estacada.

A partir de los años noventa se inicia la época de esplendor de los blanquiazules, convirtiéndose en un clásico dentro de la Federación Murciana al sobrevivir a lo largo de veinte temporadas en Tercera División. Durante todos estos años el club atraviesa numerosas vicisitudes deportivas y sociales, siendo sus mejores campañas la 94/95 y la 96/97, ambas saldadas con el tercer puesto en la clasificación que les permite disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B. Tanto en una como en otra fase será eliminado sin lograr ascender a la categoría de bronce.

Durante la primera década del nuevo siglo la ciudad de Jumilla saborea los éxitos del fútbol logrando ver cómo el Cuarto Distrito C.F., una sociedad constituida en 1981 dedicada al fútbol base y con equipo sénior desde 2006, poco a poco ha ido escalando peldaños hasta hallar plaza en Tercera División.

En la temporada 09/10 el Jumilla C.F. se proclama Campeón del Grupo XIII de Tercera División murciano por primera vez en su historia. En el ánimo del club y, cómo no, en el de los aficionados hay gran ilusión por ascender de categoría, perdiendo su primera oportunidad en la Eliminatoria de Campeones cuando es superado por el Caudal Deportivo de Mieres: derrota por 2-0 en la localidad asturiana y empate 1-1 en casa. En Semifinales no tendrá mejor suerte y frente al Getafe C.F. “B” quedan definitivamente eliminados: 0-0 en la localidad madrileña y un inesperado 1-2 en casa.

La fortuna, sin embargo, no les abandona del todo y el descenso del Real Murcia C.F. de Segunda División A a Segunda División B, provoca que por arrastre el dependiente Real Murcia Imperial que en esos momentos ocupaba plaza en el tercer nivel nacional, se vea obligado a dejar libre su puesto. Esta plaza le es ofrecida a los blanquiazules como primer clasificado murciano no ascendido según marca la normativa federativa, aceptando estos la invitación de inmediato pese a su notable riesgo económico y debutando en Segunda División B durante la temporada 10/11.

La gran suma de dinero invertida en la campaña 09/10 y la participación en una más costosa categoría de bronce, de partida hace que el conjunto blanquiazul no pueda confeccionar una plantilla de garantías con la que afrontar su reto en la élite, siendo su presupuesto muy bajo respecto a sus rivales y presumiéndose un torneo desastroso. El desarrollo del campeonato se ajusta a lo estipulado y colista desde el principio cosecha en su casillero cinco victorias, cuatro empates y veintinueve derrotas, obteniendo tan solo dieciséis goles a favor. Finalizada la temporada la situación financiera del club murciano que preside Diego Aroca Pérez es agónica puesto que se adeudan cerca de trescientos setenta mil euros y nadie los puede asumir, planteándose de inmediato la disolución de la entidad ante la imposibilidad de recuperarse de tal agravio económico.

Estudiada la situación, el 27 de mayo de 2011 los socios deciden a través de una Asamblea General Extraordinaria poner fin a su historia disolviendo el club, decisión que es a continuación tramitada a la Federación Murciana y de aquí, a la RFEF. En el horizonte, lleno de negros nubarrones, se persigue seguir con el fútbol a través de la constitución de un nuevo club que parta desde la última categoría regional o bien mediante la adquisición de la plaza de uno ya constituido que se halle en apuros, demanda que la Federación Murciana consiente desde hace años y a la que ofrece cobertura legal.

HISTORIA DEL CLUB:

2011 – 2020

Desde antes de la liquidación del club blanquiazul, previendo la situación que se va a alcanzar en breve y que no hay solución para ella, desde un grupo de aficionados cuyo líder es el ex-presidente blanquiazul Gumersindo Jiménez Ripoll, se mueven los hilos para no empezar desde cero y conseguir para la ciudad la plaza de un club inscrito en la Federación Murciana que no pueda hacer frente a sus deudas, pero a su vez, estas resulten cómodas de sufragar y no signifiquen un gran dispendio económico.

Asesorado por la Federación Murciana de la complicada situación financiera en la que se encuentran algunos clubs, analizados algunos de ellos el objetivo de Jiménez Ripoll se centra en el Moratalla Club de Fútbol, una sociedad con domicilio social en la localidad de Moratalla que durante la temporada 10/11 ha competido en Tercera División concluyendo en el decimoquinto puesto y con un muy reciente paso por Segunda División B, categoría en la que ha sumado una importante deuda que ve difícil de eliminar andando necesitada de dinero fresco. Jiménez Ripoll, conocedor de que sobre la entidad de Moratalla existen varias ofertas de otros clubs murcianos que ansían su plaza, contacta inmediatamente con la Federación Murciana y, tras el pago de una cantidad económica no precisada, se llega al acuerdo de alquilar la plaza que este club tiene en Tercera División al no poder hacer el titular frente a los costes rutinarios.

El 20 de junio de 2011 queda constituido el Fútbol Club Jumilla, adoptándose como colores los del recién disuelto Jumilla C.F., blanquiazules para la camisa y azul para el pantalón, haciendo del Campo de La Hoya su nuevo feudo deportivo bajo la presidencia de Gumersindo Jiménez Ripoll, su principal adalid en esta nueva etapa. En el mes de julio la directiva pasa a manos de José Simón Guardiola, asesor de empresas de la localidad. El 26 de septiembre de 2011 la sociedad queda inscrita como Ciudad de Jumilla C.F. en el Registro de Entidades Deportivas de Murcia para evitar posibles confusiones con el recién desaparecido Jumilla C.F., el cual arrastra cuantiosas deudas económicas.

La crisis desatada en Jumilla, aparte de suponer la desaparición del club más representativo con ochenta y dos años de historia a sus espaldas, conlleva el registro de otros movimientos futbolísticos a nivel local efectuándose en forma paralela la constitución de una nueva sociedad, el Jumilla Club Deportivo, entidad que inicia tras su nacimiento un convenio de filiación durante breve tiempo con la Escuela Municipal de Fútbol Base Jumilla, organismo nacido en 1998.

Deportivamente, la temporada inaugural 11/12 se inicia con el técnico Santi Verdú en el banquillo, realizando un discreto torneo donde se termina noveno bajo el nombre federativo de Moratalla Aut. Jumilla según la Federación Murciana, dado que el alquiler de la plaza se efectúa fuera del plazo establecido dentro de la temporada natural y, además, por cuestiones legales de adquisición de plaza, ésta debe mantenerse indicando el nombre del antiguo titular, aunque en todos los medio no oficiales se le cita como F.C. Jumilla.

La llegada de nuevos jugadores fortalece el equipo y en la campaña 12/13, con Francisco José Onrubia en la dirección, es cuarto en Liga a catorce puntos de un intratable La Hoya Lorca C.F. Este puesto le permite promocionar para tratar de ascender a Segunda División B, eliminando en Cuartos al Andorra C.F.: 1-1 en casa y de nuevo empate 1-1 en la localidad turolense resolviéndose todo desde el lanzamiento de penaltis con 2-3 para los murcianos; y cayendo en Semifinales ante el Cto.D. El Palo: 1-2 en casa y derrota por 5-1 en la capital malagueña.

En la edición 13/14 toma la presidencia del club Blas Ruipérez Herrero pasando a ocupar Gumersindo Jiménez la vicepresidencia, y el técnico Emilio López Belmonte toma las riendas deportivas pero no se consigue el objetivo de promocionar, alcanzándose la sexta plaza en una temporada donde se establece un convenio de filiación con la E.M. Fútbol Base Jumilla. La no clasificación entre los cuatro primeros puestos provoca cambios: Blas Ruipérez sustituye a Gumersindo Jiménez en la presidencia, mientras que Aquilino Lencina se hace con la parcela técnica para la sesión 14/15 consiguiendo el primer puesto en el Grupo XIII de Tercera División murciano con tres puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, Real Murcia Imperial. En la Promoción de Ascenso se enfrentan en la Eliminatoria de Campeones al F.C Ascó, campeón catalán, logrando el ascenso a Segunda División B tras empatar 2-2 en la localidad tarraconense e imponerse los blanquiazules en casa por 3-2 con gol de Paolo Etamané en el minuto 92 del encuentro.

En el mes de julio de 2015 se hace cargo del club la empresa británica Football & Manegement Ltd., dedicada a la compra de fichas de jugadores mayoritariamente latinoamericanos y europeos en progresión para posteriormente, si triunfan, revenderlos. Gumersindo Jiménez pasa a ser presidente honorario de la sociedad jumillana.

Texto: Vicent Masià © 2015

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

ENLACES EXTERNOS:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular CF Talavera de la Reina

 

escudo CF Talavera de la Reina

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Fútbol Talavera de la Reina
  • Ciudad: Talavera de la Reina
  • Provincia: Toledo
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 28 de mayo de 2011
  • Fecha de federación: 2011

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Talavera de la Reina (2011-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 2014/15
  • 2016/17

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal El Prado
  • Año de inauguración: 1944
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Deportes de Educación y Descanso (1944-1977)
  • Estadio Municipal El Prado (1977-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

estadio El Prado

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Diego Mateo “Zarra” (2011-2012)
  • Estadio Municipal El Prado (2012-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CF Talavera de la Reina

ESCUDOS:

escudos CF Talavera de la Reina

UNIFORMES:

uniformes CF Talavera de la Reina

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada al oeste de la provincia de Toledo y segunda ciudad castellano-manchega por su número de habitantes, la ciudad de Talavera de la Reina es ampliamente conocida por su famosa cerámica, producto que le ha reportado una merecida fama, amén de reunir un importante tejido industrial y ser un gran foco comercial que atrae a personas de varias provincias.

Las primeras noticias referentes al fútbol en Talavera de la Reina datan de los primeros años veinte cuando jóvenes talaveranos residentes temporalmente por cuestiones de estudio en Madrid, volvían a la ciudad y lo practicaban en sus ratos de ocio. En abril de 1924, parte de aquellos chavales entre los que se recuerda a: Montero, Caballero, Montalvo, Mensa, Madrid, Carretero, Vidarte, Correas, Sáez, Pascual, Márquez y Castrillo; deciden constituir la primera sociedad futbolística de la localidad, el Club Deportivo Ébora, nombre que recuerda el que tuvo la ciudad en un tiempo pasado y quien, con su camisa y pantalón blanco, disputará sus iniciales encuentros en las inmediaciones de la Plaza de Toros, en el sitio denominado popularmente como El Prado. Lentamente y sobre todo a partir de los años siguientes, el fútbol adquirirá impulso gracias a la labor desarrollada en los colegios, cediendo el C.D. Ébora hacia 1926 el testigo a nuevas sociedades que tomarán su relevo.

Clubs como el Juventud Luises F.C., conocido también como Juventud Católica, el Milagrosa F.C., el Martes 13 F.C. y la Unión Ferro-Talaverana se convertirán en los máximos exponentes del fútbol local en el segundo lustro de la década, disputándose entre ellos distintos trofeos como el organizado por el Heraldo de Talavera, periódico que apuesta firmemente por el deporte y por la constitución de un club que reúna a lo mejor de lo existente y bregue frente a clubs de otras localidades. No serán los únicos y entre los años 1928 y 1929 se sumarán otros como el Unión Sporting, el Racing Club o el Español de Talavera, constituido este último en mayo de 1929.

Tal será la influencia del rotativo talaverano que a principios de 1929 se forman dos selecciones de jugadores, A y B, con lo más destacado del panorama balompédico local y con vistas a enfrentarse entre sí y obtener un ramillete que den forma al Club Deportivo Talavera, sociedad deportiva que será constituida el domingo 17 de febrero en los locales de la Sociedad de Instrucción y Recreo El Bloque, sin influenciar su nacimiento en el normal devenir de las sociedades existentes quienes siguen compitiendo pese a haber perdido a sus grandes figuras. Su junta directiva estará encabezada por Pascual Concustell, siendo vicepresidente Juan Angulo, tesorero Rafael Carrión, contador Francisco Manterola, secretario Antonio Montoro y vicesecretario Arturo Martínez.

escudo CD Talavera 1929

El C.D. Talavera hizo su estreno el 7 de abril frente al Gato Negro, de Torrijos, imponiéndose por 3-0 en encuentro cuya recaudación fue a parar a la Cocina de Caridad local, iniciando una trayectoria deportiva vistiendo camisa blanquiazul con pantalón azul y haciendo del Campo de Santa Clotilde -con perímetro vallado-, su terreno de juego para pasar en 1930 al Campo de El Prado, campo sin vallar donde solían jugar los distintos clubs locales. Durante los años treinta nunca formalizará su inscripción en la Federación Regional del Centro, conocida como Castellana desde 1932, permaneciendo siempre al margen de los campeonatos organizados por este estamento y llevando una vida deportiva donde su presencia en campeonatos comarcales es cuantiosa, amén de disputar un innumerable registro de encuentros amistosos.

Con el estallido de la Guerra Civil, Talavera de la Reina permaneció bajo el mando republicano tan sólo unos meses, siendo ocupada la ciudad por las tropas nacionales el 3 de septiembre tras una intensa batalla. Durante el periodo bélico desaparece el fútbol a nivel doméstico, tornándose en protagonistas los distintos equipos militares que se dan cita en la población para dilucidar campeonatos de índole castrense como el de la Maestranza de Artillería y el de la Legión.

Finalizada la guerra, las autoridades locales reclaman un recinto en condiciones para poder competir en los campeonatos organizados por la Federación Castellana, pero este se hace de rogar, razón que no es óbice para que los diversos clubs existentes en la ciudad sirvan como plataforma de lanzamiento para una juventud y afición que desean ver y practicar fútbol.

escudo SD Talavera EyD 1942

Organizados por la Sociedad Deportiva Talavera E. y D., entidad creada el 14 de febrero de 1942 en torno a Educación y Descanso, la comisión que lo dirige comanda los destinos del deporte en la localidad durante unos años, albergando en las temporadas 42/43 y 43/44 campeonatos locales de fútbol en los que participan clubs como el del Frente de Juventudes, que viste camisa con pantalón azul, el de la Juventud de Acción Católica, con camisa y pantalón blanco, el militar Maestranza de Artillería, con camisa azul y pantalón blanco y, finalmente, el Comercio F.C., quien emplea camisa rojiblanca con pantalón azul.

El 30 de abril de 1944, promovido y construido gracias a la ayuda prestada por Educación y Descanso, al fin se inaugura el ansiado recinto deportivo que solicita la ciudad en un encuentro entre una selección de los mejores jugadores de la ciudad que actúan bajo el nombre de S.D. Talavera E. y D. y el Imperial de Toledo, también vinculado a la Obra Sindical, con el resultado de 3-1 favorable para los locales. El recinto, denominado oficialmente Campo de Deportes de Educación y Descanso y popularmente como Campo de El Prado, costará doscientas mil pesetas de la época y contará con una tribuna capaz de alojar cuatro mil espectadores.

Pocas fechas después y, en un momento indeterminado, con los jugadores más destacados que intervienen en los distintos clubs locales se reorganiza el desaparecido en guerra C.D. Talavera para disponer de una sociedad con dedicación exclusiva al fútbol, quedando este presidido por Eduardo García Verdugo. Satisfechos por contar con un terreno de juego que cumple la normativa, hay ambición por llevar al club lejos deportivamente y ese mismo año se inscribe en la Federación Regional Castellana donde, debido a la importancia de la ciudad y la vertebración que desea hacer el Gobierno de la sociedad a través de fútbol, se decide que participe directamente en el Grupo VIII de Tercera División donde militan sociedades extremeñas, castellano-manchegas y madrileñas sin haber pasado previamente por las categorías inferiores organizadas por la Federación Castellana, estrenándose en la temporada 44/45 con un discreto noveno puesto.

Los talaveranos, que visten camisa blanquiazul con pantalón azul, hacen acopio de bastantes jugadores foráneos, especialmente llegados de Madrid, compitiendo durante las temporadas siguientes en una fuerte Tercera División que es el tercer nivel nacional de la época. En la campaña 45/46 son octavos mientras en la 46/47 séptimos, resultando octavos en la edición 47/48 dentro de un grupo donde participan equipos de gran potencial como: el Real Betis Balompié, la U.D. Salamanca, el C.D. Badajoz, el C.D. Cacereño, la A.D. Plus Ultra ó el C.D. Toledo, entre otros. En la temporada 48/49 es noveno, finalizando duodécimo en la 49/50 dentro de un grupo donde viaja hasta tierras murcianas y valencianas.

Llegados a la temporada 50/51, el C.D. Talavera es decimoprimero deportivamente, pero económicamente no hay dinero para afrontar una nueva campaña en la categoría. Los altos dispendios ocasionados para reunir una plantilla con muchos jugadores traídos de fuera y unos costosísimos viajes a lo largo de la geografía nacional hacen mella en el club quien renuncia a seguir compitiendo. Trasladada la decisión a la Federación Castellana, el club se abstiene de participar en la campaña 51/52 dentro de la Primera Regional, categoría donde es descendido por su renuncia, volviendo a ser inscrito en la sesión 52/53 pero con una plantilla muy ajustada que es decimoprimera y colista perdiendo la categoría. Las fuerzas están agotadas, militar en Segunda Regional no es atractivo y el C.D. Talavera pone fin a su carrera siendo su último presidente Antonio García González.

A lo largo de cinco años nadie en Talavera de la Reina es capaz de constituir un nuevo club que represente a la localidad a nivel regional o nacional, manteniéndose el fútbol federado ajeno hasta que el 14 de octubre de 1958, tras una serie de reuniones, queda inscrito en la Federación Castellana el Club Deportivo San Prudencio de E. y D., entidad constituida en 1948 que tiene un fuerte vínculo con la Hermandad de Antiguos Alumnos de San Prudencio -nacida en 1953- y que viste camisa celeste con pantalón blanco, iniciando su carrera deportiva en Tercera Regional durante la temporada 58/59 con un tercer puesto en el Grupo I que le supone el ascenso a Segunda Regional. En esta categoría será cuarto en la campaña 59/60 dentro de un grupo que es único.

El C.D. San Prudencio E. y D. hace uso del Campo de Deportes de Educación y Descanso, intentando con todas sus fuerzas ascender a Primera Regional, categoría que se le resiste en su segunda tentativa de la sesión 60/61 al concluir en tercer puesto -ascienden los dos primeros-, pero no en la edición 61/62 cuando resulta primero y, además, conquista la Copa Delegación Comarcal de Toledo. El debut en Primera Regional se efectúa en la temporada 62/63 con nuevo nombre pues la directiva y afición, deseosos de lucir el nombre de la ciudad por toda la región, aprueban en junio de 1962 mediante asamblea general extraordinaria el cambio de nombre de la sociedad, adoptando el de Club Deportivo Talavera para recordar al desaparecido en 1953, creándose posteriormente el 1 de septiembre un nuevo club con la misma denominación de C.D. San Prudencio que partirá desde la Tercera Regional -la más baja de las existentes- organizada por la Delegación Comarcal de Toledo, ejerciendo de filial talaverano.

escudo Talavera CF 1948

Bajo la presidencia de Víctor Laredo Rodríguez los celestes pierden protagonismo en su primera edición al frente siendo octavos en la temporada 66/67, introduciéndose ciertos cambios en la entidad como son un nuevo cambio de denominación en 1966 para adquirir el de Talavera Club de Fútbol y en el uniforme, pasando a vestir camisa blanquiazul con pantalón azul. La intención del club toledano es llevar los colores del C.D. Talavera de los años cuarenta, abandonar los propios del C.D. San Prudencio E. y D., y conseguir ascender a Segunda División, categoría profesional que es todo un reto.

No lo conseguirá, a pesar de estar muy cerca en la temporada 67/68, continuando su vida deportiva en Tercera División hasta que concluida la campaña 71/72 descienda a Regional Preferente, categoría donde permanecerá tres sesiones hasta que recobre su plaza en Tercera División la edición 74/75. Desde la temporada 75/76 hasta la 81/82 jugará en esta categoría, debutando en Segunda División B durante la campaña 82/83 para iniciar una estancia que se prolongará durante cuatro campeonatos consecutivos. Con la remodelación del tercer nivel nacional en 1986, el club no superará la criba establecida por la RFEF y descenderá nuevamente a Tercera División, pasando siete temporadas en el grupo castellano-manchego sin poder abandonarlo pese a tener varias opciones para conseguirlo. Concluida la temporada 92/93 y tras sumar dos títulos, el Talavera C.F. ingresará en Segunda División B disfrutando esta categoría a lo largo de quince campañas sin interrupción, abandonándola la temporada 07/08 cuando la crisis económica hace mella en su presupuesto.

Paralelamente a estos acontecimientos, el domingo 26 de junio de 2002 en el salón de actos de Caja Rural de Talavera, el C.D. San Prudencio que preside desde el año 2000 Martín “Tino” Muñoz y acaba de ascender a Primera Autonómica, decide con trece votos a favor por uno en contra -el de Francisco Gonzálvez- y seis abstenciones, disolverse e integrar toda su estructura en la del Talavera C.F., cerrando la historia iniciada en 1962 y convirtiéndose en Talavera Club de Fútbol “B” para poder pasar jugadores de uno a otro equipo sin transacciones económicas por el medio.

Si los intereses del Talavera C.F. hacen que el club prudencista desaparezca, otros intereses, los de la U.D. Talavera, entidad constituida el 31 de julio de 1993 que preside Pedro Ángel Rosado, harán que el 13 de agosto de 2003 se constituya el tercer Club Deportivo San Prudencio de la historia futbolística local convirtiéndolo en su filial desde el primer día de vida, partiendo desde Segunda Autonómica y contando, paradójicamente, con dos hombres al frente como son Tino Muñoz y Francisco Gonzálvez.

En la sesión 08/09, con el ex-presidente prudencista Tino Muñoz a la cabeza del club, el Talavera C.F. compite en Tercera División con numerosos problemas económicos que influyen sobre la plantilla, la cual no cobra algunas mensualidades, proyectándose convertir la entidad en una Sociedad Anónima Deportiva para la cual se buscan inversores. No se consigue y, además, el club es decimotercero muy alejado de los primeros puestos.

En julio de 2008 la U.D. Talavera y el C.D. San Prudencio rompen su filiación, consiguiendo el conjunto prudencista su independencia bajo la presidencia de Pedro Flórez y una directiva donde figuran personas vinculadas históricamente a este nombre. Sus colores, los tradicionales de antaño: camisa y media celestes con pantalón blanco.

La temporada 09/10 es crítica para el Talavera C.F. La situación económica es muy grave y sin dinero se confecciona una plantilla que acceda a la Promoción. Deportivamente se consigue el objetivo al ser cuartos en Liga, plaza que le permite disputar los Cuartos de Final frente al C.F. Reus Deportiu, rival que le supera al ganar los talaveranos en casa por 1-0, imponiéndose los tarraconenses en la vuelta por 2-0. Los impagos durante meses son una constante y Tino Muñoz dimite finalizado el campeonato, accediendo como presidente en funciones Juan Hidalgo.

En el mes de agosto la situación es agónica e irreversible. Se adeudan 200.000 € de la temporada anterior que se suman a los 225.000 € de las últimas temporadas llegándose a 425.000 €, cifra que se incrementa con los diversos déficits acumulados por las últimas directivas hasta alcanzar 2.186.000 €. Amenazados por la Federación Castellano-Manchega para, bien solventar la deuda, bien descender a Regional Preferente, el martes 24 de agosto se convoca una asamblea para que los socios decidan el futuro de la entidad, acordando estos por gran mayoría no inscribir la primera plantilla, paso que supone de facto la desaparición del club. En cuanto al resto de categorías inferiores se les concede una moratoria de un año previo pago de 23.200 € euros que se adeudan, haciéndose cargo de tal cifra el socio José Antonio Dorado. Con esta solución, el Talavera C.F. logra subsistir un año más latiendo su corazón por última vez en 2011 tras militar veinte ocasiones en Segunda División B y veinticinco en Tercera División, dejando por el camino un sinfín de recuerdos entre sus aficionados.

HISTORIA DEL CLUB:

2011 – 2020

En plena debacle blanquiazul, a finales de agosto de 2010 se suceden una serie de acontecimientos que marcan el futuro del fútbol local. De un lado José Antonio Dorado constituye el Real Talavera Club Deportivo, entidad que queda inscrita federativamente para partir desde Segunda Regional y la cual se considera heredera del club defenestrado; de otro, la directiva del C.D. San Prudencio que preside Pedro Flores hace oficial el interés del club por adoptar el nombre de C.F. Talavera, uno de los dos registrados semanas antes -el otro es Talavera F.C.- con la intención de vertebrar a la afición que se ha quedado sin referencia y en el cual ya se han incorporado reconocidos aficionados vinculados históricamente al club en crisis. El anuncio no gusta en el seno del Real Talavera C.D., manteniéndose al margen la directiva del otro club importante de la ciudad, la U.D. Talavera, llegándose al inicio de la temporada 10/11 con C.D. San Prudencio y U.D. Talavera en Primera Preferente Autonómica, y el recién nacido Real Talavera C.D. en Segunda Regional a la espera todos ellos de acontecimientos.

fusion CF Talavera SP y Real Talavera CD 2011

El jueves 9 de septiembre, iniciada ya la temporada 10/11, los socios del C.D. San Prudencio aprueban mayoritariamente el cambio de nombre del primer equipo de la sociedad a Club de Fútbol Talavera frente al nombre alternativo C.D. San Prudencio Talavera surgido a última hora sobre la mesa mediante Asamblea Extraordinaria celebrada en el salón de actos de la Escuela Municipal de Música Eusebio Rubalcaba, quedando las categorías inferiores bajo el nombre de C.D. San Prudencio y trasladándose el acta a la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha quien, con posterioridad, la aprobará, siendo efectivo el cambio de nombre una vez finalizada la campaña en juego donde continúa denominándose como en los años anteriores.

Deportivamente la sesión se salda con la U.D. Talavera como Campeón del Grupo II consiguiendo el ascenso a Tercera División mientras que el C.D. San Prudencio es sexto. En cuanto al Real Talavera C.D., este club consigue el ascenso a Primera Regional como Campeón.

Durante la temporada 10/11 se especula con una probable fusión entre U.D. Talavera y Real Talavera C.D. que nunca llega a producirse, estableciéndose contactos entre estos últimos y la directiva del C.D. San Prudencio tras limar rencillas del pasado para concretar un posible principio de acuerdo. Según los estatutos del C.D. San Prudencio, una decisión de tal calibre necesita la aprobación de sus socios, llevándose a cabo positivamente el jueves 19 de mayo cuando por 45 votos a favor por 10 en contra deciden fusionarse con los realistas. El 28 de mayo de 2011 queda constituido el nuevo club ante la negativa de U.D. Talavera, C.D. Ciudad de Talavera y C.D. Talavera Atlético a sumarse al proyecto. En la entente, que supone la disolución de ambos clubs, se llega al acuerdo de denominar a la nueva entidad Club de Fútbol Talavera de la Reina y vestir los colores de ambos fusionados que visten casualmente camisa blanquiazul con pantalón azul, de modo que Pedro Flores será presidente durante la primera temporada y José Antonio Dorado en las siguientes.

El Campo del Prado es víctima de desavenencias en plena pretemporada, decidiendo el consistorio que el titular sea el club de más elevada categoría, la U.D. Talavera, pasando el C.F. Talavera de la Reina a jugar en el Campo Diego Mateo “Zarra”. La temporada 11/12 trascurre con una velada batalla entre unionistas y talaveranos que al final estalla en una cruenta guerra con el Municipal de El Prado de trasfondo, rompiéndose la relación de ambos mientras la U.D. Talavera es decimocuarta y el C.F. Talavera de la Reina subcampeón tras el Mora C.F. con Fran Sánchez en el banquillo. En la Promoción conseguirá el ansiado ascenso a Tercera División ante el Daimiel C.F.: 1-2 en la localidad ciudadrealeña y 1-0 en casa en encuentro disputado en el Campo del Prado.

El C.F. Talavera de la Reina se estrena en Tercera División durante la campaña 12/13 compartiendo grupo y campo -El Prado-, con la U.D. Talavera siendo muy distinto el resultado para ambos, pues los blanquiazules son cuartos accediendo a la Promoción de Ascenso a Segunda División B donde son eliminados en Cuartos por el Arenas Club de Getxo: 0-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad vizcaína; mientras los azulones, vigésimos y colistas, pierden la categoría. En la edición 13/14 los blanquiazules son quintos en Liga empatados con el cuarto clasificado, escapándose la Promoción por muy poco, siendo catastrófico el paso de los azulones en Primera Preferente Autonómica por cuando, tras disputar veinte encuentros, es excluido de la competición por impago de las tarifas arbitrales descendiendo a Primera Regional en un grupo donde coincide con el C.D. Ciudad de Talavera que es sexto.

En la temporada 14/15 la U.D. Talavera no confecciona su primer equipo y reúne sólo a sus equipos inferiores, siendo el gran año del C.F. Talavera de la Reina quien se corona Campeón de Tercera División por primera vez en su corta historia bajo la dirección de Juan Francisco Alcoy y accede a la Promoción de Ascenso donde, en la Fase para Campeones, consigue ascender directamente a Segunda División B tras superar al Club Portugalete: 0-0 en la localidad vizcaína y victoria por 2-0 en El Prado ante cinco mil espectadores.

Texto: Vicent Masià © 2015

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

ENLACES EXTERNOS:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Historial del Club Recreativo Granada

 

 

escudo Club Recreativo Granada

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Recreativo Granada
  • Ciudad: Granada
  • Provincia: Granada
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 10 de julio de 1947
  • Fecha de federación: 1947

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Recreativo Granada (1947-1948)
  • Granada Club de Fútbol “B” (1948-1950)
  • Club Recreativo Granada (1950-1997)
  • Granada Club de Fútbol “B” (1997-2011)
  • Granada Club de Fútbol, S.A.D. “B” (2011-2018)
  • Club Recreativo Granada (2018- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Catgoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio Granada CF B

Campo Miguel Prieto García

  • Nombre: Campo de Fútbol Miguel Prieto García
  • Año de inauguración: 1966 (remodelado en 2008)
  • Cambios de nombre:
  • Campo de la Federación (1966-2009)
  • Campo de Fútbol Miguel Prieto García (2009- )
  • Capacidad: 1.000 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Los Cármenes (1947-1997)
  • Campo Miguel Prieto (1997- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Granada CF B

ESCUDOS DEL CLUB RECREATIVO GRANADA:

escudos Granada CF B

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB RECREATIVO GRANADA:

uniformes Granada CF B

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN GRANADA:

Tal y como sucede con el resto de las capitales andaluzas, la introducción del fútbol en Granada es llevada a cabo en los primeros años del s. XX. Influenciada por la cercana Sevilla, el principal foco futbolístico de toda la región, la ciudad en el segundo lustro de la primera década disfruta ya de una entidad que practica el fútbol a nivel destacado, la Sociedad Sierra Nevada F.C., conocida también como España F.C. Este club nazarí cuya fecha de origen es indeterminada, pronto adquiere gran importancia en su entorno geográfico e iniciados los años diez adquiere el título honorífico de Real, pasando a ser denominado Real Sociedad Sierra Nevada F.C.

La iniciativa tomada no cae en saco roto y pronto le surge un rival con el que protagonizará intensos duelos, el Sporting Club de Granada. Ambos representan a la ciudad en numerosos embites deportivos como amistosos y encuentros en los que se disputa alguna copa o medallas frente a clubs andaluces, destacando sobre los demás los que les enfrentan al F.C. Malagueño, partidos que resultan eléctricos. A finales de los años diez, la Real Sociedad Sierra Nevada F.C. que viste camisa grana con pantalón blanco cambia de denominación y adopta el nombre de Real Sociedad España F.C., mientras paralelamente surgen nuevas entidades como el Alhambra F.C. o el Alfonso XIII, ambos de menor entidad que sus precedentes y con escasa vida deportiva, pero pioneros y avanzadilla de los que luego vendrán.

En 1920 la Federación Regional Sur es una institución arraigada en toda Andalucía y los campeonatos regionales que organiza en sus distintas categorías empiezan a ser atractivos. En 1922 tres son los clubs granadinos que permanecen inscritos en esta federación, la Real Sociedad España F.C., que compite en Primera Categoría Grupo B y los nuevos Recreativo Español F.C. y Granada F.C. quienes compiten en Segunda Categoría. Los tres rivalizan por la hegemonía en la ciudad y cada uno, desde su propio campo de juego, es alentado por su respectiva afición, naciendo un gran número de seguidores que apoyan a unos u otros. La ciudad en los años veinte siente devoción por el fútbol y se organizan los primeros campeonatos locales a los que, a parte de los mencionados, se inscriben la Balompédica de Granada y la Unión Deportiva Granada.

Sin embargo, la falta de campos en condiciones y la aparición de un incipiente profesionalismo encubierto, el denominado profesionalismo marrón, hace mella en todos ellos y en 1926 prácticamente no queda en activo ninguno de ellos. Tan solo clubs más humildes como la Balompédica de Granada permanecen en el candelero y federada durante la temporada 26/27 en Segunda Categoría, con escasa fortuna desaparece poco tiempo después. Granada a partir de 1926 es un solar futbolístico a nivel federado y no existe iniciativa privada o institucional que se decida a crear un club que represente a la ciudad, hecho que le priva de seguir compitiendo junto al resto de ciudades andaluzas en los campeonatos regionales y en los de nuevo cuño como los nacionales de Liga instaurados por la RFEF en 1928 tras muchos años de reivindicación. La subsistencia del fútbol local pasa a manos de equipos de barrio y formados por amigos que disputan campeonatos realizados en el Campo de Los Mondragones, sede en la que empiezan a sonar el Alcázar F.C., el Numancia F.C., el Once Azul o el Boquerón entre otros.

Tantos años sin fútbol de élite eran una rémora para una capital de tanto realengo y desde las aulas universitarias se gestó en 1930 el Sporting Universitario, humilde club que despertó las conciencias de los veteranos del Recreativo Español F.C., quienes todos juntos propusieron crear un club que representara a la ciudad en Categoría Nacional. El 6 de abril de 1931 quedaba oficialmente constituido el Club Recreativo Granada tras ser elegida su directiva con Julio López Fernández en la presidencia, pasando el 14 de abril a ser inscrito en el Registro de Asociaciones del Gobierno Civil. Los colores elegidos son camisa blanquiazul a rayas y pantalón azul, mientras que el terreno de juego es el destartalado Campo de las Eras de Cristo, sede que es abandonada casi de inmediato para pasar en diciembre al Campo de Las Tablas.

En el verano de 1940 el club padece una fuerte reestructuración y la entrada de nuevos directivos en el club presidido por Ricardo Martín Campos hace que se cambie el nombre de la entidad, pasando a ser conocida desde entonces como Granada Club de Fútbol. La eliminación de los extranjerismos en las denominaciones de las asociaciones según la Orden del Gobierno de 16 de mayo de 1940, hizo que la junta directiva tomara la decisión, comunicándolo a la RFEF antes de comenzar la temporada 40/41. Poco después, con el Decreto de 21 de enero de 1941 del Ministerio de la Gobernación, todos los nombres de los equipos españoles fueron castellanizados. Este cambio profundo afecta también a sus colores, ahora rojiblancos con pantalón azul, además de su escudo que sufre ligeros cambios.

El Granada C.F. será en adelante el club más importante de la ciudad y gozará de gran prestigio tanto en Andalucía como en el resto del país, alcanzado prontamente la Segunda División y posteriormente la Primera División, categoría esta donde sus intervenciones serán intermitentes pero donde su afición gozará de las vicisitudes del conjunto rojiblanco de forma apasionada.

HISTORIA COMO CLUB:

1947 – 1950

En 1947 el Granada C.F. se encontraba en Segunda División con la necesidad de tener un segundo equipo donde foguear a jóvenes promesas, donde habilitar a jugadores en prueba o poder recuperar a lesionados además de algún profesional que no tuviese espacio en la primera plantilla. El 10 de julio quedaba constituido el Club Recreativo Granada, sociedad que venía a recordar el nombre del primer club granadino y que, al igual que este, empleaba sus mismos colores, blanquiazul para la camisa y azul para el pantalón. Su presidente, José Domínguez Sánchez, vicepresidente José Amigo Vico.

Instalado en el Campo de Los Cármenes, el filial granadino se estrenaba en Primera Regional durante la campaña 47/48, dándose a final de temporada la circunstancia de que el primer técnico del Granada C.F., Cholín, sentía una profunda preocupación por el paso de jugadores del filial a la primera plantilla o viceversa. Tratado el tema y viéndose que las trabas federativas limitaban el trasiego de jugadores entre uno y otro equipo para con clubs de distinto nombre, la directiva nazarí decide cambiar la denominación del filial y transformarlo en Granada C.F. “B” o Amateur, creyendo con esta medida dar una solución óptima.

El cambio de nombre deja vacante tal título, siendo el movimiento aprovechado ese mismo 1948 por una directiva totalmente ajena a la nazarí encabezada por Antonio Fernández Bravo y algunos ex-jugadores del Recreativo Granada C.F., quienes crean el Real Club Recreativo Granada, club de nuevo cuño que no causa una buena impresión en la sede del Granada C.F., que juega en el Campo de La Juventud y viste camisa rojiblanca con pantalón azul. Ambos clubs, Granada C.F. “B” y Real Club Recreativo Granada, compiten durante la temporada 48/49 en el mismo grupo de Primera Regional junto a otros cuatro clubs de su entorno geográfico, consiguiendo el Granada C.F. “B” dentro del Campeonato de Andalucía de Aficionados el título de Campeón.

Las rencillas y rivalidad de la sesión 48/49 desaparecen a medida que avanza el torneo, convirtiéndose en una franca cordialidad que desemboca en la asimilación de los realistas dentro del seno nazarí y el cambio de denominación a Granada C.F. “C” en el verano de 1949, nombre con el que compiten en Primera Regional durante la sesión 49/50.

El Granada C.F. “B” consigue paralelamente ascender a Tercera División al proclamarse Campeón por delante del Club Atlético Malagueño, momento que es aprovechado para reconstituirse en club y adquirir nuevamente independencia, adoptando el anterior y conocido nombre de Club Recreativo Granada.

1950 – 1960

Los años cincuenta van a resultar la mejor época de su historia pues, temporada tras temporada, el filial compite y consigue permanecer noblemente en una categoría que en esos instantes es el tercer nivel nacional. El debut en Tercera División coincide con el estreno de la década, estrenándose en un grupo donde coinciden clubs andaluces y norteafricanos. El decimotercero puesto de la campaña 50/51 es superado en la edición 51/52 al ser undécimo, mejorando ostensiblemente en la edición 52/53 cuando finaliza sexto.

En 1953 accede a la presidencia José Bailón Verdejo quien con su directiva decide cambiar los colores del club, pasando a vestir camisa azulgrana con pantalón blanco. Deportivamente las plantillas que se confeccionan cada temporada dan la talla y algunos de sus jugadores más destacados acaban en la primera plantilla. En la sesión 53/54 son novenos, repitiendo la novena plaza en las ediciones 54/55 y 55/56. En la campaña 56/57 realizan un gran torneo y finalizan cuartos, quedando a pocos puntos de conseguir una de las dos plazas que dan derecho a promocionar para ascender a Segunda División.

Esta es sin duda su mejor temporada, siendo relegados al undécimo puesto en la siguiente sesión 57/58. Con la llegada de Luís Rivas Gálvez a la presidencia el club vuelve a emplear la camisa blanquiazul con el pantalón azul, alcanzando nuevamente el undécimo puesto en la campaña 58/59 que también será su lugar en la edición 59/60.

1960 – 1970

La década de los años sesenta contempla a un club consolidado en Tercera División, proporcionando jugadores a la primera plantilla que ocupa generalmente plaza en Segunda División alternándola con alguna incursión esporádica en Primera División. El Club Recreativo Granada se estrena siendo undécimo en la sesión 60/61 y decimoquinto en la 61/62, adoptando los colores del primer equipo, rojiblancos, en el verano de 1962. En la campaña 62/63 es sexto en Liga iniciando un periodo de inalterable tranquilidad en Tercera División, alcanzando el noveno puesto en la temporada 63/64, el séptimo en la 64/65 y nuevamente el noveno en la 65/66.

En el segundo lustro su nivel competitivo se resiente y la edición 66/67 la concluye undécimo, retrocediendo al duodécimo puesto en la sesión 67/68. Esta plaza, y en obediencia a la reestructuración que sufre la categoría, le hace descender a Primera Regional, consiguiendo retornar rápidamente a Categoría Nacional al término de la campaña 68/69 tras un brillante torneo. La temporada 69/70 la disputa en el Grupo VI dentro de una Tercera División que está en plena época de cambios y donde la composición de sus grupos varía constantemente. El filial rojiblanco consigue ser sexto huyendo de los puestos noveno al vigésimo cuyos ocupantes pierden la categoría, compitiendo con clubs andaluces, valencianos, murcianos y castellano-manchegos.

1970 – 1980

La nueva década se inicia dentro de una remodelada Tercera División que reúne a clubs con un gran potencial con otros considerados tradicionalmente como modestos, además de muchos filiales. El Club Recreativo Granada compite durante la campaña 70/71 en el Grupo IV junto a sociedades andaluzas, extremeñas, valencianas, ceutíes y melillenses, ocupando un decimonoveno puesto que les relega a Regional Preferente. En esta categoría será decimoquinto en la edición 71/72, pasando desapercibido y alejado de cualquier posibilidad de retornar a Categoría Nacional, al menos, de forma inmediata.

En 1972 y en plena efervescencia de los equipos aficionados, el Granada C.F. que se haya en Primera División, crea su segundo filial, el Granada C.F. “B” o Aficionados, club que preside Manuel Ortega Rosillo y alberga a lo más destacado de los jugadores sub-21, juveniles y aficionados de la ciudad y provincia, debutando en Primera Regional durante la campaña 72/73 desde donde consigue ascender a Regional Preferente.

En esta categoría paradójicamente se encuentran los dos filiales durante la temporada 73/74, dándose la circunstancia de que el Granada C.F. “B” reúne una mejor plantilla que el Club Recreativo Granada, hecho que propicia la obtención del campeonato por parte del equipo “B” con su correspondiente ascenso a Tercera División y la consecución del decimoquinto puesto del primer filial. En la España de los años setenta y ochenta, según la reglamentación de la RFEF, la Categoría Nacional está vetada a los equipos aficionados integrados en la estructura de otros clubs, con lo cual ley en mano el Granada C.F. “B” no puede competir en la categoría inmediatamente superior. Dado que el Granada C.F. cuenta con dos filiales y uno de ellos ha conseguido ascender sobre el terreno de juego, se solicita permiso a la RFEF para independizar al segundo filial o equipo “B”, proporcionándole identidad propia y estatutos que terminan con la constitución en el verano de 1974 del Real Granada Club de Fútbol, siguiendo ostentando como hiciera desde años antes con los clásicos colores rojiblancos para la camiseta y azul para el pantalón.

filial Granada CF 74-75

El año 1974 no solo aprecia el cambio de status del hasta ahora Granada C.F. “B”, sino que vislumbra el nacimiento de otra sociedad que adquirirá gran importancia en el futuro dentro del concierto local, provincial y más tarde nacional, el Club Polideportivo Granada 74, una entidad fundada por el empresario Carlos Marsá que vestía camisa granate con pantalón blanco y estaba muy unida al barrio de Almanjáyar.

El estreno del Real Granada C.F. durante la campaña 74/75 en Tercera División es sombrío dentro de una categoría dividida en cuatro grupos de veinte participantes cada uno que tiene un gran potencial. Colista casi desde el principio, los rojiblancos terminan vigésimos y colistas retornando de inmediato a Regional Preferente. En la edición 75/76 ambos filiales, Recreativo y Real, se ven las caras en la primera de las categorías regionales, concluyendo los recreativistas decimoterceros y los realistas decimoséptimos, plaza que les conduce al descenso a Primera Regional. En el verano de 1976 el Granada C.F., descendido a Segunda División, decide reafirmar a los recreativistas como primer filial y convierte al club realista, su segundo filial, nuevamente en club dependiente del conjunto de los Cármenes, cambiando sus estatutos y siendo asimilado en su estructura bajo el anterior nombre de Granada C.F. “B”.

Deportivamente la situación ha cambiado en sumo grado y el fútbol de la capital andaluza atraviesa por un gran bache. En la campaña 76/77 el Club Recreativo Granada es undécimo en Preferente, mientras que en la siguiente edición 77/78 es decimonoveno y desciende a Primera Regional coincidiendo con el ascenso del Granada C.F. “B” a la categoría que acaba de abandonar. Las tornas se han cambiado y en la edición 78/79 ambos filiales no se encuentran, quedando el equipo “B” sexto en Preferente y los recreativistas primeros de su grupo, puesto que les confirma como nuevo club de Preferente.

La directiva del Granada C.F. se haya de nuevo en una gran disyuntiva al coincidir sus dos filiales en la misma categoría, optando por retirar al equipo “B” e inscribirlo en Primera Regional, permaneciendo el Club Recreativo Granada en la categoría más alta. La temporada 79/80 se salda con un decimonoveno puesto para los recreativistas y la misma plaza para el segundo filial en Primera Regional, produciéndose un momento delicado en el seno de la institución. La directiva rojiblanca, tras meditar el futuro del club y sus distintas secciones, decide suprimir uno de sus dos filiales al competir ambos en divisiones muy bajas, confirmándose el Recreativo como único filial.

1980 – 1990 

En 1980, con la remodelación que experimenta la Tercera División a nivel nacional, el Club Recreativo Granada accede a jugar en el Grupo IX finalizando en decimoctavo puesto, siendo vigésimo y último en la temporada 81/82, plaza que le condena al descenso a Regional Preferente. El filial granadino viste durante esos años camisa blanquiazul con pantalón azul en una vuelta a sus orígenes, pero deportivamente se encuentra alejado de épocas más gloriosas iniciando un peregrinaje por una categoría que sufre bastantes cambios.

La Regional Preferente de los años ochenta está fraccionada en varios grupos que tienen un carácter interprovincial, organizándose alrededor de varias provincias por razones geográficas. El Club Recreativo Granada se asienta en el Grupo I siendo noveno en la campaña 82/83, quinto en la 83/84 y sexto en la 84/85, retrocediendo a la decimoséptima plaza en la sesión 85/86.

En 1986 la Federación Andaluza remodela la categoría y crea grupos uniprovinciales, naciendo el grupo granadino donde a partir de la fecha participarán los blanquiazules. Lejos de ocupar los primeros puestos, el filial concluye decimosegundo en la temporada 86/87 y undécimo en la edición 87/88, reforzándose la plantilla para intentar regresar a Tercera División durante el verano de 1988. El intento conduce a los blanquiazules al primer puesto, pero en la Promoción son eliminados, teniendo que continuar en una categoría que es un quinto nivel poco atractivo. La década será cerrada con una discreta séptima plaza en la campaña 89/90.

1990 – 1997

En la temporada 90/91 se proclama nuevamente Campeón de su grupo de Regional preferente, logrando esta vez sí el ansiado ascenso a Tercera División tras superar la Promoción. El Club Recreativo Granada pasa al Grupo IX donde compiten los clubs del este andaluz, resultando décimo en la campaña 91/92 y decimoctavo en la sesión 92/93, librándose del descenso gracias a una reestructuración de las categorías inferiores. En la edición 93/94 ocupa el noveno puesto, pero en la campaña 94/95 no consigue levantar cabeza y con tan solo catorce puntos en su cuenta es vigésimo de un total de veintiún participantes, regresando nuevamente a Regional Preferente.

El paso por esta categoría afortunadamente es breve, resolviéndose la temporada 95/96 exitosamente al conseguir el ascenso a Tercera División. La Categoría Nacional resulta complicada para el filial nazareno y la edición 96/97 la concluye en duodécimo puesto.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1997 - 2000

En 1991 la FIFA dictamina una Ley por la que no puede haber libre circulación de jugadores entre dos clubs diferentes sin transacción económica o pago de derechos de formación, con lo cual la RFEF se ve obligada a impulsar una nueva Ley del Deporte en la que todos los filiales deben tomar la decisión de desaparecer como clubs independientes e integrarse como equipos dependientes en otros clubs o desvincularse definitivamente del club del cual dependen a partir del verano del mismo año. El Club Recreativo Granada conserva su independencia hasta 1997 mientras el Granada C.F. se encuentra en una categoría no profesional como es la Segunda División B, año en el que desaparece como club, decisión que le hace perder su indumentaria y escudo tradicionales quedando su estructura asimilada por el club rojiblanco. El antiguo Club Recreativo Granada pasa a ser un nuevo equipo, que no club, denominado Granada C.F. “B”, conservando su plaza en la última categoría disputada.

La temporada 97/98 se desarrolla en Tercera División con mala fortuna, pues el equipo termina en decimoctavo puesto y pierde la categoría regresando años después a una Regional Preferente donde cierra la década sin demasiadas oportunidades para regresar a Categoría Nacional.

2000 – 2010

El Granada C.F. “B” inicia el nuevo siglo dubitativo y sin mucho apoyo por parte del club, siendo séptimo en la campaña 00/01 y decimoquinto en la sesión 01/02, plaza que le lleva directamente a Primera Regional donde toca fondo. Esta categoría es el sexto nivel nacional y la temporada 02/03 se convierte en una pesadilla dentro de su historial, confeccionándose una plantilla con garantías para abandonarla lo antes posible. El objetivo se cumple y en la edición 03/04 se compite nuevamente en el grupo granadino de Regional Preferente finalizando en sexto puesto.

En 2004 la Federación Andaluza crea la Primera Andaluza, categoría intermedia entre Tercera División y Regional Preferente, pasando los rojiblancos a formar parte de la primera de las categorías del fútbol andaluz donde no tiene continuidad al ser decimocuarto y con esta plaza descender a Regional Preferente. En esta categoría competirá durante tres largas temporadas, 06/06, 06/07 y 07/08, consiguiendo en esta última regresar a la neonata Primera Andaluza.

El 29 de noviembre de 2008 se inaugura oficialmente la remodelación llevada a cabo en el Campo de La Federación tras una inversión de 700.000 euros. En marzo de 2009 fallece el presidente de la Federación Granadina desde 1982, Don Miguel Prieto, pasando el Campo de la Federación a llevar en su honor el nombre Campo Miguel Prieto. El papel del equipo granadino es discreto en sus primeras estancias, finalizando octavo en la temporada 08/09 y sexto en la edición 09/10, con unas plantillas confeccionadas para mantenerse con suficiente holgura y no pasar por excesivos problemas.

2010 – 2020 

Esta tendencia es continuada en la campaña 10/11 cuando se alcanza el séptimo puesto en Liga, pero en 2011 se piensa desde el club potenciar el equipo dependiente y darle más calidad para afrontar un acceso a Tercera División. El 2 de agosto de 2011 la entidad granadina culmina su conversión en Sociedad Anónima Deportiva, pasando el equipo dependiente a ser Granada Club de Fútbol, S.A.D. “B”. La llegada de nuevos jugadores y el buen trabajo de sus dirigentes liderados por su presidente Quique Pina, más profesionales que en los últimos tiempos vividos por la sociedad nazarí, catapultan al Granada C.F. “B” a Categoría Nacional durante la temporada 11/12 al alcanzar el primer puesto en su grupo.

El éxito no se detiene en este punto y el equipo dependiente, instalado en el Grupo IX, realiza una extraordinaria competición durante la edición 12/13 terminando tercero tras los pasos de C.D. El Palo y Atlético Mancha Real. En la Promoción se enfrenta en la Primera Eliminatoria al C.F. Trival Valderas de Alcorcón, empatando 1-1 en la localidad madrileña e imponiéndose en casa por 3-1. En Semifinales se encuentra en un duelo fraticida a otro dependiente, el Córdoba C.F. “B”, venciendo 1-0 en casa y cayendo derrotado por 2-1 en la vuelta donde pasa la eliminatoria gracias al valor doble de goles obtenidos a domicilio. En la Final se juega el ascenso ante el Extremadura U.D., conjunto de la localidad pacense de Almendralejo al que superan con los mismos guarismos: 1-0 en casa y 2-1 en el Francisco Heras, resultados que le permiten el ascenso directo a Segunda División B, una categoría donde nunca ha competido.

El estreno en la categoría de bronce, tercer nivel nacional, es notable cuajándose una notable temporada 13/14 donde, dentro del Grupo IV en en cual compiten los clubs andaluces, murcianos, castellano-manchegos, extremeños y norteafricanos termina sexto aunque sin posibilidades reales de alcanzar la Promoción de Ascenso a Segunda División. En la campaña siguiente, 14/15, las jóvenes promesas se superan todavía un poco más y concluyen quintos en la clasificación separándoles tan sólo tres puntos de materializar un sorpresón, andando por los mismos derroteros en la edición 15/16 en la cual se repite puesto. Son años de bonanza en el conjunto nazarí, bien cultivado por sus técnicos y siempre predispuestos a hacer llegar buenos jugadores, especialmente de procedencia africana que, probados en el dependiente, causan la atención de otros clubs de superior o misma categoría.

En la sesión 16/17 el nivel mostrado por la plantilla nazarí no es el mismo pese a contar con buenos jugadores ocupando un octavo puesto que es bien recibido por el club, cosechándose la misma plaza en la temporada 17/18 pese a que el primer equipo tiene dificultades para mantenerse en Segunda División. Durante el mencionado curso los socios del club aprueban y solicitan a la Federación Española el cambio de denominación , siendo confirmada en marzo de 2018 la petición y efectivo el histórico de Club Recreativo Granada a partir del 1 de julio.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Bodas de Oro del Granada C.F. José Luis Piñero. Editorial Imprenta Nueva (1982).
  • Paso a paso rojiblanco: Granada C.F., 75 años de historia. Antonio Prieto Castillo. Editorial Santa Rita (2006).
  • Pidiendo la hora: 75 años de pasión rojiblanca. Raúl Alcover, Martín Domingo y Jose G. Ladrón de Guevara. Editorial Comares (2006).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario dportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario
  • www.diariogranada.es Diario.
  • www.granadacf.ideal.es Diario digital.

ENLACES EXTERNOS RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

escudo Atletico Sanluqueno CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Atlético Sanluqueño Club de Fútbol
  • Ciudad: Sanlúcar de Barrameda
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 1948
  • Fecha de federación: 27 de enero de 1951

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Emperador Carlos (1948- 1950)
  • Atlético Sanluqueño Club de Fútbol (1950- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2011/12

 

ESTADIO:

Estadio Municipal El Palmar

  • Nombre: Estadio Municipal El Palmar
  • Año de inauguración: 1948
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal El Palmar / Estadio Municipal El Palmar (1948-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal El Palmar (1948-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Atletico Sanluqueno CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en las confluencias de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, la gaditana ciudad de Sánlucar de Barrameda es el punto final del Guadalquivir y a la vez puerta de Doñana. Con un amplio bagaje histórico a cuestas gracias a su determinante situación geográfica, la ciudad fue creciendo entorno al río hasta reunir veinticinco mil almas en 1917. En ese año las carreras de caballos por las amplias playas sanluqueñas ya eran famosas, pero el fútbol, un incipiente deporte que había encontrado acomodo en la vecina Huelva y en toda la comarca de la Bahía de Cádiz, empezaba a ganar adeptos y simpatizantes entre los jóvenes de la localidad que peloteaban en la arena incordiando a los paseantes.

Héctor Abreu, fue el impulsor y alma mater de la primera sociedad local, el Sanlúcar Foot-ball Club, una entidad que vestía camisa con pantalón blanco y nada más constituirse hizo uso de unos terrenos situados en El Palmar de San Sebastián, entonces a las afueras de la localidad. Su estreno fue el 25 de julio frente a la Deportiva Chipionera con un abultado 6-1, emprendiendo desde ese instante una carrera deportiva que le hizo enfrentarse a los clubs más importantes de Cádiz primero y de Sevilla después.

En los primeros años veinte surgieron varios clubs a la estela del Sanlúcar F.C., algunos de ellos desde la fértil cantera del colegio lasaliano y otros bajo iniciativa popular como los nacidos entre 1923 y 1924 Trabajo F.C., el Deportivo Sanlúcar, el Escolapio F.C. y el San Telmo F.C., además del estricatmente lasaliano Lanflis Quespia F.C. Ninguno de ellos estaba federado y sus trayectorias eran casi siempre efímeras, durando lo que el capricho de sus componentes decidía. El Sanlúcar F.C. en cambio era el decano, el club importante que visitaba a otros clubs provinciales y el de más raigambre, recibiendo a mitad de 1926 el título honorífico de Real, un prestigioso ornamento que mitificaba su existencia pero que no le reportó grandes beneficios. El Real Sanlúcar F.C. era un club pobre y fruto de sus males económicos se vio desprovisto de competir en las más altas categorías de la por entonces Federación Regional del Sur, un hito que sí alcanzarían otras sociedades de localidades colindantes a la Bahía.

En 1931 y con la implantación de la II República se vio desprovisto de su título y quedó simplificado a Sanlúcar F.C., compitiendo en los torneos comarcales que tan frecuentemente se organizaban en la provincia gaditana. Durante estos años le surgió un rival, el Bodega F.C., inspirado en las tan famosas industrias vinícolas de la ciudad, sorprendiéndoles a ambos la Guerra Civil en julio de 1936.

Pasado el conflicto bélico llegaron tiempos difíciles y el Sanlúcar F.C., sin apenas medios pero siguiendo las directrices de la DND que requería que cada localidad contase con un club de fútbol, se inscribió en la Federación Regional del Sur como club adherido sin derecho a competir en cualquiera de las categorías que ésta organizaba. A pesar de contar con el recinto del Campo de El Palmar desde hacía una par de décadas, la afición local no apostó por el fútbol ni por el ya Sanlúcar C.F., nuevo nombre desde 1941 tras la prohibición de extranjerismos por parte gubernamental, y poco a poco fue dando la espalda al club quien a finales de 1947 empezó a languidecer.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1948 – 1950

A finales de los años cuarenta Sanlúcar de Barrameda contaba con cerca de treinta y cinco mil almas, pero no con un club importante. El fútbol seguía siendo el deporte más practicado con diferencia y de la ciudad y desde sus peñas salían jugadores con calidad suficiente para jugar en las sociedades de localidades limítrofes. En 1948 se crea la S.D. Emperador Carlos, un club con escasos recursos que se limita a mantener viva la llama futbolística en la ciudad. Sus aspiraciones no van más allá de competir en los diversos campeonatos locales de la ciudad y en los comarcales a los que pueda asistir transcurriendo su trayectoria sin novedad hasta que llega Rafael Bartel.

1950 – 1960

Bartel desea imprimir a este club rigor y una estructura más moderna con la pretensión de ser el club insignia de la ciudad en detrimento de un Sanlúcar C.F. que no sobrepasa la Categoría Provincial. El primer paso es cambiar la denominación pasando a ser Atlético Sanluqueño C.F. y reformar sus estatutos, hechos acontecidos el 11 de enero de 1951 en plena temporada 50/51, continuando vistiendo de blanquiverde con pantalón blanco y haciendo uso del Campo de El Palmar. El club se inscribe el 27 de enero en la Federación Andaluza, nuevo nombre de la hasta entonces Regional del Sur, iniciando su trayectoria oficial el 24 de agosto de 1951 durante la campaña 51/52 en Categoría Provincial, la misma que ostenta su vecino Sanlúcar C.F.

La existencia de dos sociedades resulta un handicap y pronto el decano, más debilitado, sufre las consecuencias terminando por diluirse y pasar la escasa masa social que reúne al club atlético. Los blanquiverdes tardan en acoplarse y tras unas temporadas en Provincial al término de la sesión 54/55 ascienden a Segunda Regional donde debutan en la edición 55/56 consiguiendo encadenar bajo la presidencia de Antonio Sánchez Racero un nuevo ascenso, en esta ocasión a Primera Regional. En esta categoría permanecerán dos campañas puesto que la directiva tiene la mente puesta en la Tercera División y es el objetivo a conseguir. Para ello se refuerzan todas las líneas y al final, tras mucho esfuerzo se consigue debutar en Categoría Nacional durante la temporada 58/59 en medio de un grupo con clubs del occidente andaluz donde finalizan decimoquintos. Amenazados con perder la categoría, en 1959 se refuerzan convenientemente y consiguen ser sextos en la sesión 59/60.

1960 – 1970

La década de los años sesenta será irregular y el inicio es traumático ya que en la campaña 60/61 con una plantilla muy floja son decimosextos y colistas descendiendo a Primera Regional. El encuentro con esta categoría es duro y fruto de los gastos ocasionados en los años anteriores los gaditanos tardan en recuperar su nivel coincidiendo con el nacimiento del C.D. Rayo Sanluqueño, una entidad que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco que se convertirá en su principal rival.

El ansiado ascenso llega en la sesión 64/65 cuando es subcampeón tras el C.D. Alcalá. El reencuentro con la Terrcea División es discreto y los sanluqueños terminan la temporada 65/66 en décimo puesto, una plaza que mejorarán sensiblemente en las campañas 66/67 y 67/68 cuando son en ambas octavos. En 1968 la RFEF anuncia una fuerte reestructuración de la categoría que será acometida en las dos siguientes ediciones, comenzando con una temporada 68/69 donde el nivel es más fuerte y donde el Atlético Sanluqueño C.F. concluye decimoquinto. En la edición 69/70 las cosas se complican más si cabe y sólo subsistirán aquellos clasificados entre los ocho primeros puestos, una meta que no se alcanza al ser decimosextos dentro de un grupo donde coexisten andaluces, manchegos y murcianos.

1970 – 1980

Los años setenta van a ser muy complicados para los verdiblancos puesto que son tiempos de vacas flacas y la suerte tampoco les acompaña. Durante este periodo su supremacía local se verá ampliamente cuestionada y no serán pocas las voces que anuncien su fin. Este extremo no se alcanzará, pero los verdiblancos lo pasarán francamente mal. En la temporada 70/71 el Atlético Sanluqueño C.F. pierde la categoría y desciende a Segunda Regional donde tras competir sin éxito en la sesión 71/72, se encuentra durante la campaña 72/73 al C.D. Rayo Sanluqueño que acaba de ascender desde Tercera Regional.

El conjunto rayista que preside Juan Becerra Roldán lleva una trayectoria ascendente y así en la temporada 73/74 los rayistas estarán en Primera Regional mientras los atléticos permanecerán en Segunda Regional, todo un varapalo para el orgullo verdiblanco. En las ediciones 74/75 y 75/76 ambos contendientes compiten en Primera Regional, consiguiendo los atléticos ascender a Regional Preferente al término de esta última. La estabilidad parece al fin llegar y los verdiblancos se instalan cómodamente en una categoría que anda más cerca de sus pretensiones deportivas. Aún así no será todo fácil y salir del final del túnel requiere un esfuerzo, consiguiendo retornar a Tercera División al término de la temporada 79/80 cuando esta categoría se amplíe y se creen nuevos grupos.

1980 – 1990

La Tercera División de principios de los años ochenta no tiene el mismo peso que diez años antes y en realidad es el cuarto nivel a escala nacional. Aún así es un atractivo y el Atlético Sanluqueño C.F. toma la campaña 80/81 con ilusión quedando tercero en un grupo donde hay andaluces y extremeños, perdiendo gas en las siguientes ediciones al ser duodécimo en la 81/82 y decimonoveno en la 82/83. Este puesto le ocasiona el descenso a Regional Preferente pero una reestructuración de los grupos con la creación de un grupo extremeño único le salva in extremis. Los verdiblancos aprovechan la ocasión y son terceros en la campaña 83/84 estando a punto de promocionar, teniendo un ligero desliz en la 84/85 y recuperando terreno en las ediciones 85/86 con el cuarto puesto y 86/87 con un tercer puesto que les sabe a gloria puesto que significa su ascenso a Segunda División B al ser ampliada esta categoría tras una profunda reestructuración.

Su paso por el tercer nivel, al contrario de lo que en un principio se preveía, dura cinco largas temporadas que recompensan en parte el sufrimiento almacenado tras su peregrinaje por Categoría Regional durante los años setenta, pasando por el Campo de El Palmar clubs ilustres como la U.D. Salamanca, Getafe C.F., Córdoba C.F., Real Jaén C.F., Albacete Balompié, Granada C.F., C.P. Mérida, Real Club Recreativo de Huelva y Extremadura C.F. entre otros. En su primera temporada, 87/88, es decimoquinto salvándose en el último instante de un descenso casi seguro, mientras en la edición 88/89 realiza el mejor campeonato de su historia y finaliza tercero, considerándose todo un éxito sin precedentes. En la campaña 89/90 desciende a la novena plaza tras perder algunos mimbres importantes y en la campaña 90/91 es decimotercero.

1990 – 2000

En la sesión 91/92 pone fin a su paso por la categoría de bronce al ser decimoséptimo, aún cuando se queda a tan solo dos puntos de la salvación. Descendido a Tercera División, su vuelta es aceptable pues en la temporada 92/93 es quinto, muy cercano a la Promoción, pensándose que en el futuro inmediato se podrá armar una plantilla que le devuelva la categoría recién disfrutada. La fuga de algunas piezas importantes hace que sea séptimo en la campaña 93/94 y duodécimo en la 94/95. En la temporada 95/96 es subcampeón de Liga a tres puntos del C.D. San Fernando, consiguiendo entrar en la Promoción de Ascenso. En esta fase realiza una gran competición pero al final, en un mano a mano durísimo, es superado por un solo punto de diferencia por el Club Polideportivo Ejido SAD quien se lleva el gato al agua. C.P. Mérida B y Puertollano Industrial C.F. son los otros dos participantes. De aquí hasta el final de la década el club verdiblanco intenta volver a entrar en la Promoción, pero la calidad de sus plantillas se lo impide postergando un deseo que parecía fácil y que termina en alargarse más de la cuenta.

2000 – 2010

El cambio de siglo trae esperanza y en su primera edición 00/01 son cuartos en el campeonato doméstico. En la Promoción no tiene excesiva fortuna y queda segundo tras el C.P. Mérida B, siendo los otros dos participantes C.D. Cuenca y U.P. Plasencia. Sin embargo cuando todo parecía encarrilado para intentar el ascenso, en la temporada siguiente 01/02 desciende hasta el puesto decimoquinto con muchos problemas para seguir en la categoría. En las dos campañas siguientes rectifica algo su clasificación con puestos meridianos en la tabla, pero en la sesión 04/05 sufre un nuevo bache y casi pierde la categoría al ser decimosexto. La llegada de mimbres de más calidad y un nuevo preparador hace que sorprendentemente quede quinto en la edición 05/06, para bajar con la misma intensidad a la plaza decimoséptima en la 06/07.

La trayectoria verdiblanca sigue el patrón de los dientes de sierra y tan pronto está arriba como está abajo, siendo la incertidumbre su característica más destacada y no encontrándose explicación convincente para ello. Siguiendo con la tendencia es sexto en la temporada 07/08 y decimosexto en los torneos 08/09 y 09/10, despidiéndose de una década forzosamente irregular.

2010 – 2020

Los años diez los inicia siendo octavo clasificado en la campaña 10/11, pensándose en 2011 configurar una plantilla de garantías con la cual poder promocionar. La evolución durante la temporada 11/12 es espectacular y el Atlético Sanluqueño C.F. apenas encuentra oposición en su grupo de Tercera División, contando con José Carrete en el banquillo y Manolo Fernández en la presidencia, tandem con el cual son Campeones de Liga. Este éxito necesita ser corroborado con el ascenso a Segunda División B, pero en la Fase de Campeones no consigue superar al barcelonés A.E. Prat; 0-0 en casa y derrota por 2-0 en El Prat de Llobregat. El sistema competitivo le da otra oportunidad y el club gaditano no la desaprovecha eliminando en Semifinales al C.D. Montuïri; 1-1 en la localidad mallorquina y 4-1 en casa, y al Extremadura U.D. en la Final; 0-1 en Almendralejo y 2-1 en casa ante la alegría de sus seguidores que se ven en la categoría de bronce veinte años después.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,







DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: San Fernando Club Deportivo Isleño
  • Ciudad: San Fernando
  • Provincia: Cádiz
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 18 de septiembre de 2000
  • Fecha de federación: septiembre de 2000



CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva San Fernando (2000- 2007)
  • Unión Sporting San Fernando (2007- 2009)
  • San Fernando Club Deportivo (2009- 2014)
  • San Fernando Club Deportivo Isleño (2014- )



TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional



ESTADIO:

estadio Iberoamericano 2010

  • Nombre: Estadio Iberoamericano 2010
  • Año de inauguración: 1992
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Bahía Sur (1992-2010)
  • Estadio Iberoamericano 2010 (2010-)
  • Capacidad: 6.461 espectadores

 



OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Sacramento / Campo Municipal de Fútbol Bazán (2000-2010)
  • Estadio Municipal Bahía Sur / Estadio Iberoamericano 2010 (2010-)



TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales San Fernando CD

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en la Bahía de Cádiz y conocida antiguamente como Isla de León, la ciudad de San Fernando conoció el fútbol casi al unísono que el resto de las localidades de su entorno geográfico. La primera referencia de una sociedad dedicada a este deporte al encontramos hacia 1910 cuando surge el San Fernando Foot-ball Club, entidad que permanecerá en activo durante pocos años hasta su desaparición un lustro después, aunque no el fútbol de la localidad, pues en estos años se disputa el Trofeo de San Mauro organizado por la Escuela Naval Militar que tiene en este deporte uno de los mejores elementos para mantener en forma a sus alumnos. En 1919, tras unos años de apatía y no demasiado seguimiento por parte de la población civil autóctona, surge de nuevo la ilusión por el fútbol y se crea un segundo San Fernando F.C., el cual correrá una suerte similar al anterior dejando de existir en 1923.

Pese a las dificultades iniciales que encuentra este deporte, los años veinte van a significar la eclosión definitiva en la ciudad con el nacimiento de multitud de sociedades puesto que en 1921 surgen el Racing F.C. y la Academia Olivera, esta última patrocinada por la famosa institución dedicada a la formación para cursar carreras militares, a las cuales les siguen en 1924 el Andalucía F.C. y el que va a convertirse en principal entidad durante esta década, la S.D. Constructora Naval F.C., un club que juega en el Campo de Madariaga y esta dirigido por la Empresa San Carlos, vistiendo camisa azul y pantalón negro. La Constructora a finales de los años veinte llega a adquirir bastante nivel al alcanzar la militancia en el Grupo B de Primera Categoría, descendiendo sus prestaciones en los años treinta al pasar a la Tercera Categoría. En 1925 surge la Balompédica de San Fernando y en 1926 la Unión Sporting San Fernando, ambos con escasa trayectoria, al igual que sucede con la Unión Deportiva San Fernando, de 1929.

En 1930 se constituye un tercer San Fernando F.C., entidad que viste camisa azulina con pantalón blanco y juega en el Campo de Madariaga. Este club nace con el ánimo de convertirse en el más importante del municipio y en 1933 consigue alcanzar la Segunda Categoría, pasando en 1934 a Primera Categoría tras ser reestructuradas las categorías territoriales por la Federación Regional del Sur en cumplimiento de los dictámenes de la Federación Española quien ha decidido suprimir los campeonatos de Tercera División y sustituirlos por torneos mancomunados interregionales, pasando los por entonces clubs de Primera Categoría a formar parte de Primera y Segunda División de Liga.

Durante los primeros años de la II República surgen en la ciudad un buen número de sociedades como el Athletic Club de San Fernando en 1931, que viste camisa rojiblanca y pantalón negro pretendiendo sin alcanzarlo ser el máximo rival del San Fernando F.C. y el más modesto Hércules F.C., a los que les acompañarán en lo sucesivo otros como el Balompié F.C., el Arenas F.C., el C.D. Politécnica, el Excelsior F.C., el Metropolitano F.C., el Español F.C., el Betis F.C., el Deportivo España F.C., y el O’Dogherty F.C., todos ellos con suerte dispar y que hacia 1934 habrán desaparecido en su mayoría. En febrero de 1935 y en medio de una ciudad que no sigue el fútbol y el deporte en general con mucho interés, surge el Arsenal F.C., conjunto que acompaña al San Fernando F.C. como abanderado del balompié isleño y con quien en julio de 1936 se verá sorprendido por la irrupción de la Guerra Civil. En este periodo San Fernando permanece desde sus inicios bajo el bando nacional, propiciándose durante el conflicto encuentros entre equipos militares formados para la ocasión en beneficio de los damnificados por la guerra, además de los correspondientes al Campeonato Provincial Amateur.

En 1939, una vez el conflicto armado finalizado, el fútbol ocupa un papel secundario subsistiendo en la antigua Isla de León tan solo el Arsenal F.C., radicado en el barrio de La Carraca y presidido por Serafín Gómez, mientras las otras sociedades importantes se muestran incapaces de reaparecer. Las autoridades, apremiadas por el estreno de la inminente temporada 39/40, inciden en la importancia de contar con una sociedad de fútbol que represente la ciudad oportunamente, presión que ocasiona en 1940 que el máximo representante del Arsenal F.C. y los antiguos representantes de los inactivos Athletic Club San Fernando, Luís del Corral y San Fernando F.C., Horacio Aldea, tras mantener varias conversaciones acuerden aportar varios jugadores con ficha anterior en estos clubs quienes, junto a algunos jóvenes valores en ciernes, den conformidad a un nuevo club con el cual competir bajo el nombre de C.D. Once Diablos.

Dicho y hecho, la nueva entidad queda inscrita en la sede del Gobierno Civil el 19 de septiembre presentando una directiva donde Agustín Rosete Nogales actúa como presidente, Antonio del Hombre es vicepresidente, Natalio Romero Utrera ejerce de secretario, José Barroso de vicesecretario y Enrique García Pérez de Tesorero, contando con Luís Montero como entrenador y José Bazán Torres como Delegado Deportivo. El C.D. Once Diablos, que viste camisa blanquiazul con pantalón negro, inicia su vida deportiva jugando en el Campo de Madariaga siendo inscrita en la Federación Regional del Sur, partiendo desde Tercera Categoría durante la temporada 41/42, la misma en la cual se encuentra el Arsenal F.C., quien cambia el 1 de enero de 1941 a C.D. Arsenal por la nueva Ley que prohíbe el uso de extranjerismos, consiguiendo ascender al término de la misma a Segunda Categoría.

En 1942 se crea el Esperanza C.F. mientras los blanquiazules realizan paralelamente un gran torneo durante la campaña 42/43 que les lleva de nuevo a ascender, en esta ocasión a Primera Categoría. Lo que inicialmente parecía una aventura prontamente se confirma en realidad y la sociedad isleña se encarama en lo más alto del fútbol regional deseando a partir de ese instante la mayor parte de sus socios llevar el nombre de la ciudad por el resto de campos andaluces, voluntad que el 6 de julio de 1943 queda reflejada en sus Estatutos con el cambio de nombre oficial a Club Deportivo San Fernando. Los cambios, además de a su denominación, se amplían a los colores siendo a partir de la fecha azulina ó celeste para la camiseta y blanco para el pantalón –como lo hiciese el desaparecido San Fernando F.C.-. La sociedad, presidida ahora por Luís del Corral, cuenta con el apoyo de la ciudad entera que desea estrenarse lo antes posible en Categoría Nacional, máxime tras el anuncio de la reestructuración que va a sufrir la Tercera División para convertirse en la más alta categoría de los clubs modestos. Este paso todavía tardará cierto tiempo en llegar y antes de ello el flamante C.D. San Fernando debuta en Primera Categoría durante la temporada 43/44, torneo en el cual resulta subcampeón teniendo en sus filas a Ramallets, el gran portero que procedente del C.D. Europa realiza el servicio militar en la ciudad y más tarde triunfará en el C.F. Barcelona y en la Selección Nacional. El C.D. San Fernando desarrollará una extensa carrera deportiva que le llevará a permanecer cerca de siete décadas en la élite del fútbol nacional consiguiendo militar durante varias temporadas en Segunda División, su techo competitivo, hasta que graves problemas económicos surgidos en la primera década de los años dos mil den al traste con un club tan representativo.

En el inicio de los años setenta el fútbol isleño no atravesaba por un buen momento y sus dos máximos representantes, C.D. San Fernando y Hércules San Fernando C.F., sociedad esta que vestía completamente de blanco, jugaban en Primera Regional compartiendo el estadio azulino. Al término de la temporada 71/72 el C.D. San Fernando asciende a Tercera División coincidiendo con una intensa remodelación de las distintas categorías que organiza la Federación Andaluza, creándose nuevos grupos y surgiendo un sinfín de nuevos clubs. San Fernando se convierte en un hervidero y en Tercera Regional el municipio cuenta con sociedades como el Águila Imperial, el G.E. Bazán C.F., el Club Corbeta Atrevida, el C.D. Estudiantes, el San Fernando Industrial, el San Marcos C.F. y el Sporting C.F.

A todos ellos se une el C.D. Pastora, una entidad creada en 1972 por el incombustible Francisco Blanca García bajo cuyo mando se convertirá en todo un histórico del fútbol local. El C.D. Pastora vestirá camisa verdiblanca con pantalón verde y poco a poco irá progresando alcanzando la Segunda Regional a finales de los años setenta y la Primera Regional recién empezada la década de los años ochenta, categoría en la que se desenvolverá perfectamente durante muchísimo tiempo suponiendo a la vez su techo deportivo.

HISTORIA DEL CLUB:

2000 – 2010

El cambio de siglo insufla nuevos aires al fútbol isleño y los dirigentes del C.D. Pastora -hastiados de tantos años en Regional-, observan cómo la única posibilidad de crecimiento subsiste en fusionarse con otro club que posea una potente cantera, ya que sus limitaciones en este aspecto son manifiestas. La idea es sólida y el pretexto convertirse en el segundo club de la ciudad tras el C.D. San Fernando. La directiva pastoril intercambia propuestas con la U.D. San Germán, un club creado en 1985 por Joaquín Ruiz Benítez que posee una serie de equipos en edad formativa muy interesantes, cuajando la fusión en el verano de 2000 con el nacimiento de un nuevo club perfectamente saneado que se denomina Unión Deportiva San Fernando. La nueva entidad queda inscrita en el Registro de Entidades Deportivas el 18 de septiembre y ocupa la plaza que el C.D. Pastora venía empleando en Primera Regional, adoptando como colores camisa grana con pantalón azul marino y teniendo como terreno de juego el Campo de Bazán. El U.D. San Fernando empieza a crecer y al término de la campaña 01/02 obtiene sus primeros frutos con el ascenso a Regional Preferente, categoría donde se estrena durante la temporada 02/03 finalizando decimoséptimo y descendiendo.

Tras este hito deportivo se suceden una serie de temporadas en las cuales el club isleño permanece estancado, consiguiendo al fin de la campaña 06/07 ascender a Primera Andaluza, la más alta categoría a nivel regional. En 2007 y coincidiendo con el ascenso, une a su estructura la cantera de la Escuela Sporting Bahía, club canterano que está obteniendo buenos resultados y del cual espera obtener en poco tiempo jóvenes jugadores que se unan a la primera plantilla. Esta fusión acarrea el cambio de nombre pasando a ser conocido como Unión Sporting San Fernando y de uniforme, que pasa a ser camisa naranja con detalles azul amarino y pantalón del mismo color. Deportivamente la edición 07/08 es discreta y termina undécimo, retrocediendo un tanto en la sesión 08/09 cuando ocupa la plaza decimocuarta.

A punto de cumplirse la campaña 08/09 y estando el Unión Sporting San Fernando en Primera Andaluza, el C.D. San Fernando se haya inmerso en una difícil coyuntura deportiva y económica puesto que acaba de descender a Tercera División tras ser decimoséptimo en su grupo de Segunda División B y de ahí a Primera Andaluza administrativamente por no satisfacer las deudas contraídas con parte de sus jugadores. Este hecho marca un punto de inflexión entre los socios del C.D. San Fernando que se debaten entre si continuar en tan baja categoría endeudados con cerca de seiscientos mil euros o disolver la entidad para partir de cero. El 16 de junio de 2009, mediante asamblea extraordinaria, más de dos tercios de los socios deciden la disolución de la entidad al no divisar continuidad condenando la gestión realizada por Ángel Serrano y Delfín Cañas, finiquitando una sociedad con más de sesenta años de historia que estuvo diez temporadas en Segunda División A, ocho en Segunda División B y cuarenta y una en Tercera División.

La junta gestora creada para la finiquitación del club entabla una serie de conversaciones de inmediato que se convertirán en tensas con Juan Rojas, presidente y alma mater del Unión Sporting San Fernando, para adquirir la plaza que este conjunto tiene en Primera Andaluza y no tener que empezar desde la última de las categorías del fútbol andaluz, resolviéndose todo exitosamente el 30 de junio con el pago de cerca de noventa mil euros de los cuales treinta y ocho mil son entregados durante la venta y el resto en varios plazos. El hasta entonces Unión Sporting San Fernando pasa a denominarse San Fernando Club Deportivo, adoptando como colores celeste para la camiseta y blanco para el pantalón con un escudo muy similar al lucido por el club extinto.

Trasladados durante la temporada 09/10 al Campo de Sacramento por estar el Estadio Iberoamericano 2010 en obras – estadio inaugurado el 22 de noviembre de 1992 bajo el nombre de Estadio Municipal Bahía Sur y cuya nueva denominación es adpotada tras ser aprobado por la junta de gobierno el 21 de diciembre de 2009 -, los azulinos son subcampeones de Primera Andaluza tras el Conil C.F., consiguiendo ascender a Tercera División gracias a la renuncia de la plaza que el Mueco Ceuta C.F. había obtenido tras la Promoción entre los campeones de Preferente de Ceuta y Melilla.

2010 – 2020

El 22 de mayo de 2010 se inaugura la remodelación del Estadio para la celebración de los XIV Campeonatos Iberoamericanos de Atletismo en el mes de junio. La fortuna parece sonreir a los isleños y ya desde el Estadio Iberoamericano 2010, reforzados convenientemente para la ocasión debutan durante la campaña 10/11 en Tercera División siendo subcampeones tras la Real Balompédica Linense. Esta plaza les permite promocionar para acceder a Segunda División B, eliminando a Jerez C.F.; 0-1 en la localidad pacense y 3-1 en casa, y Loja C.D.; 3-2 en la localidad granadina y 4-0 en casa, cediendo en la Final ante La Roda C.F.; 3-0 en la localidad albaceteña y nueva derrota en casa por 0-1. En la edición 11/12 son subcampeones de Liga tras un inalcanzable Atlético Sanluqueño C.F., consiguiendo ahora sí ascender a Segunda División B por primera vez en su historia al superar consecutivamente a U.D. Mutilvera en Cuartos; 1-1 en la localidad navarra y 0-0 en casa, Levante U.D. B en Semifinales; 2-0 en casa y 0-1 en Valencia, y C.D. Laudio en la Final; 2-0 en casa y 0-1 en la localidad alavesa. En su debut en la categoría de bronce la sesión 12/13 se termina en un meritorio séptimo puesto, descendiendo nuevamente la 13/14 al ser decimoctavo. Con el regreso a Tercera División, el club incluye un cambio en su denominación para la temporada 14/15, pasando a ser conocido como San Fernando Club Deportivo Isleño.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2012



BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles (Tomo III). Vicent Masià Pous (2012).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de Luís Villegas.
  • Archivo privado de Antonio Gutiérrez Rivero.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.diariodecadiz.com Diario.
  • www.sanfernandocd.com (Web oficial).
  • www.elguichidecarlos.com (Web no oficial).
  • www.sentirseazulino.blogspot.com (Web no oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: UCAM Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol
  • Ciudad: Murcia
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: 22 de julio de 1999
  • Fecha de federación: 1999

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Murcia Deportivo Club de Fútbol (1999-2005)
  • Murcia Deportivo-Rincón de Seca Club de Fútbol (2007-2008)
  • Murcia Deportivo Club de Fútbol-UCAM (2008-2009)
  • Costa Cálida-Beniaján Club de Fútbol (2009-2010)
  • Costa Cálida-Sangonera Club de Fútbol (2010-2011)
  • UCAM Murcia Club de Fútbol (2011-2015)
  • UCAM Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol (2015-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2015/16

2 Ligas de Tercera División:

  • 2010/11
  • 2013/14

1 Copa de Campeón de Segunda División B:

  • 2015/16

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de La Condomina
  • Año de inauguración: 25 de diciembre de 1924
  • Cambios de nombre:
  • Campo de La Condomina / Estadio de La Condomina (1924-)
  • Capacidad: 17.500 espectadores

estadio La Condomina

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal de Guadalupe (1999-2006)
  • Polideportivo de Santiago el Mayor (2006-2007)
  • Polideportivo de Rincón de Seca (2007-2008)
  • Polideportivo José Barnés (2008-2009)
  • Campo de Los Marqués (2009-2010)
  • Campo del Mayayo (2010-2014)
  • Estadio de La Condomina (2014-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UCAM Universidad Catolica de Murcia CF

ESCUDOS:

escudos UCAM Universidad Catolica de Murcia CF
 

UNIFORMES:

uniformes UCAM Universidad Catolica de Murcia CF

 

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Empezó a practicarse el fútbol en la ciudad de Murcia allá por el año 1902 gracias al estudiante británico Edward Cook, alumno del Colegio San Antonio quien enseñó las reglas de este novedoso deporte entre sus compañeros. El primer encuentro oficial se disputó en 1903 entre dos combinados de los colegios San Antonio y San José, jugándose en el patio de este último recinto por sus mayores dimensiones.

Gran colaborador de Cook fue el profesor de gimnasia Francisco Medel Asensi, quien se encargó de concertar encuentros alquilando la Plaza de Toros murciana en más de una ocasión, y más tarde en unos terrenos cercanos a la pedanía de Espinardo pertenecientes a la Sociedad de Tiro Nacional. A pesar de estos mimbres el fútbol tarda en arrancar y es en 1905 cuando aparece el primer club organizado de la mano de Emilio Martínez, el Association Murcia Foot-ball Club, entidad la cual debido a la gran cantidad de jugadores que posee consta de varios equipos que juegan entre sí. Poco tiempo después, gracias a la voluntad de los hermanos Menoyo se funda en 1906 el Murcia Foot-ball Club, inscrito en el Gobierno Civil el 27 de marzo y que viste con camisa y pantalón blancos, colores estos que en ocasiones serán sustituidos por camisa rojiblanca y pantalón blanco.

Esta sociedad se convierte en la principal de la ciudad, siendo su primer presidente electo Antonio Manzanera. El club tiene varios equipos que disputan encuentros entre sí. Es a partir de 1909 cuando el Murcia F.C. empieza a despegar deportivamente con jugadores como: Manzanera, Casanova, Guillamón, Plaza, Bautista, Menoyo, Piquer, Amantes y Heredia; celebrando en abril su primer encuentro oficial, acto para el cual se invita al por entonces potente Alicante Recreation Club y eligiendo como escenario la Plaza de Toros con el resultado estrepitoso de 1-16 para los forasteros, con gol de Heredia para los locales.

Esta sociedad pasa en 1910 ante la demanda de un terreno en condiciones a jugar en el Campo de la Sociedad de Tiro Nacional situado en la pedanía de Espinardo, siendo inscrito en la Federación Española en el mes de marzo, cesando sus actividades en septiembre de 1912. Entre los años 1911 y 1918 aparecen una serie de clubs, tales como el Sporting Club de Murcia en 1911, la existencia de un efímero Athletic Club de Murcia que obtiene escaso seguimiento en 1915 y entidades que se les unen como son: Bremen de Murcia, Atlético Murciano, Deportivo Murciano, River Thader F.C., Ford F.C., Óvalo F.C., ó el Iberia F.C. y el Estudiantil F.C., estos dos últimos fundados en 1917.

Es ya en el año 1917 cuando aficionados locales, la mayoría de ellos futbolistas, emprenden la creación de una nueva sociedad que recupere el liderato en la ciudad y en la región, dando como resultado un nuevo Murcia Foot-ball Club. Esta iniciativa deportiva empieza con la adquisición de los terrenos del Campo de la Torre de la Marquesa, dado que el Campo de Espinardo en el que habitualmente venían jugando los clubs murcianos no reúne las condiciones idóneas para la práctica de fútbol. El nuevo feudo es inaugurado el 27 de enero de 1918, con un encuentro frente al Hispania Foot-ball Club de Orihuela y con resultado final de 10-0 para los locales. Como presidente electo surge la figura de Alfonso Guillamón, iniciándose un periodo en el que el Murcia F.C. es ya un club asentado y poderoso con jugadores como Gilabert, Saura, Abellán, Maldonado ó Gálvez, enfrentándose mayormente a clubs cercanos como el Lucentum F.C. alicantino y los representantes respectivos de Lorca, Águilas y Cartagena.

A principios de 1919 graves problemas económicos y discrepancia de criterios hacen que Alfonso Guillamón se enfrente con Ramón Cremades, copropietario del Campo de la Torre de la Marquesa, y todo termine con el cierre de este terreno y la desaparición posterior del club, no inscribiéndose en el Campeonato Regional que organiza la Federación Levantina. Esta decisión resulta determinante para los intereses de la entidad y su futuro inmediato, viéndose el club obligado a buscar un nuevo recinto deportivo que no encuentra y que ha de conseguir fuera de Murcia. La situación alcanzada es extrema y a duras penas se resiste hasta el mes de agosto, fecha en la que desaparece.

Tras medio año de desavenencias, a finales de 1919 algunos socios del antiguo Murcia F.C. liderados por Ramón Cremades junto con algunos jugadores deciden formar un nuevo club al que dar salida a su afición, la Sociedad R. Levante Foot-ball Club, constituida el 20 de febrero de 1920 y registrada en el Gobierno Civil el 28 del mismo. Esta sociedad que viste camisa verde y pantalón blanco emplea nuevamente el Campo de la Torre de la Marquesa como terreno de juego e intenta inscribirse en la Federación Levantina bajo esta denominación dándose la circunstancia de que ya está registrado un club con idéntico nombre, el Levante F.C. de Valencia. Este contratiempo le obliga a modificar el propio y opta por el de Levante F.C. de Murcia para diferenciarse del club valenciano. Son tiempos agitados y en agosto de 1922 el club levantinista decide cambiar nuevamente de denominación y recuperar el de la ciudad que representa, adoptando el antiguo de Murcia Foot-ball Club y permutando sus colores, pasando a llevar camisa roja y pantalón azul. Paralelamente a estos acontecimientos, es en este mismo año 1922 cuando nace otra entidad que será importante en el futuro, el Imperial Foot-ball Club.

Tanto Murcia F.C. como Imperial F.C. con el paso del tiempo se convertirán en dos grandes clubs, en es pecial el primero de ellos quien será uno de los principales del país y que con la actual denominación de Real Murcia C.F. SAD acabará asimilando al segundo como equipo dependiente dentro de su organismo. La ciudad de Murcia, que consta de un nucleo poblacional histórico y un sinfín de pedanías, desde que el fútbol adquirió importancia ha ido proporcionando durante las décadas siguientes una notable cantidad de clubs, teniendo unos más fortuna que otros, pero depositando cada uno de ellos un gran apego a la población de donde son naturales. Así pues desde las pedanías hemos conocido a distintos clubs que han alcanzado Categoría Nacional como el C.D. Alberca (1974), el Torreagüera C.F. (1978), el C.D. Los Garres (1985), el C.D. Alquerías (1992) o el C.F. Ciudad de Murcia (1999), recordando a otros que recientemente han hecho historia como el Atlético Sangonera C.F., el histórico C.D. Plus Ultra, amén de una pléyade de clubs que no han sobrepasado la Regional.

Fundada en 1996 por Don José Luis Mendoza Pérez, la Universidad Católica de San Antonio es una institución ubicada en la pedanía murciana de Guadalupe de Maciascoque que depende de la Fundación de San Antonio. Dentro de sus objetivos figura el fomento del deporte como actividad fundamental para reforzar la mente y el espíritu, además de cultivar el físico, difundiendo los valores de la universidad a través del deporte, contando en su organigrama con hasta dieciséis equipos federados en distintas disciplinas en donde sobresalen algunos como el baloncesto, el tenis de mesa y el voley masculino, donde suman equipos profesionales con deportistas no matriculados en la propia universidad.

escudos uniformes Universidad Catolica San Antonio de Murcia CF

La vinculación de la UCAM con el fútbol arranca en 1999 cuando, viéndose la necesidad de crear un club para dar salida a aquellos alumnos matriculados en el centro que deseaban practicar el balompié y con el objetivo de contar con una selección universitaria de fútbol de la UCAM que fuese competitiva y lograse buenos resultados en los Campeonatos de España Universitarios, se constituyó bajo la presidencia de José Luis Mendoza la Universidad Católica San Antonio de Murcia C.F., sociedad que vestía enteramente de azul, jugaba en el Campo de Guadalupe y estaba entrenada por el técnico Juan Antonio Ros, estrenándose en Territorial Preferente durante la campaña 99/00 con la obtención del ascenso a Tercera División tras acabar tercero en el grupo segundo.

En la temporada 00/01 debuta en Categoría Nacional de la mano de José Luis Torres Alfaro, siendo sustituido por José María Escudero Ferrer a mediados de campeonato a consecuencia de los malos resultados obtenidos en Liga. Finalmente termina decimocuarto, haciendo uso del Municipal de La Alberca. En la edición 01/02 José Ramón Herrero toma el testigo en el banquillo mejorando sensiblemente la clasificación al concluir décimos, disputando a continuación una irregular campaña 02/03 donde acceden al undécimo puesto siendo la principal novedad su traslado al Campo de La Flota, situado en el casco urbano de Murcia.

Con la edición 03/04 y el regreso de José Ramón Herrero a la dirección, el rendimiento de los universitarios disminuye y afortunadamente se salva la categoría al finalizar decimosexto, un resultado que se verá agraviado en la sesión 04/05 con una plantilla demasiado joven que es decimonovena. La pérdida de categoría y el consiguiente paso a Territorial Preferente ocasionan que los gestores de la entidad universitaria pierdan el interés por mantener en activo el club. Después de su traslado, esta vez a la pedanía de Sangonera, una vez iniciada la temporada 05/06 y después de disputar cuatro encuentros de Liga en los que tan sólo se obtiene un punto, acaban retirando el primer equipo de la competición hasta una nueva decisión que se pueda tomar en el futuro.

HISTORIA DEL CLUB:

1999 – 2010

Paralelamente a estos acontecimientos, proporcionada y confirmada la información por el Director General de Deportes universitario, Pablo Rosique, quien nos facilita personalmente la versión de los hechos, desde la pedanía murciana de Los Garres se constituye el 22 de julio de 1999 un nuevo club denominado Murcia Deportivo Club de Fútbol que, aunque inicialmente no tiene nada que ver con la UCAM, años después será integrado en la estructura deportiva de la institución docente católica. Esta sociedad, gestada y presidida por María Isabel Valcárcel Siso, hermana de Ramón Luis Valcárcel Siso -presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia entre 1995 y 2014- y, además, esposa de José Miguel Monje Carrillo -presidente desde 2004 de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia-, tendrá originariamente como finalidad promover el fútbol base estrenándose durante la temporada 99/00 en categoría infantil, donde precisamente juega uno de sus hijos.

En los años siguientes el Murcia Deportivo C.F., que viste camisa blanca con franja horizontal negra y pantalón blanco, irá escalando en el fútbol base pasando a competir en categoría cadete y finalmente juvenil, llegándose al verano de 2006 cuando se da la circunstancia de que otro club, el C.F. Los Garres, perteneciente a la pedanía murciana del mismo nombre y constituido en 2004, presenta un equipo senior en Regional Preferente que acaba de proclamarse al término de la temporada 05/06 Campeón de Primera Regional, un segundo equipo senior que milita en Primera Regional habiendo sido tercero y un equipo juvenil que, segundo en Categoría Nacional Juvenil, acaba de ascender a División de Honor, el tope en dicha categoría. Los elevados gastos que supone para tan humilde sociedad afrontar con garantías todos los proyectos, ocasiona que el Murcia Deportivo C.F. se muestre interesado en adquirir su licencia federativa, alcanzándose rápidamente un acuerdo para asumir al equipo juvenil y, a continuación, ya que la sociedad garreña va a quedar prácticamente defenestrada, adquirir también el equipo senior.

Formalizada la adquisición de la licencia, el Murcia Deportivo C.F. que venía jugando en Guadalupe pasa a jugar en el Polideportivo de Santiago el Mayor situado al sur del casco urbano murciano, estrenándose en Regional Preferente con un discreto décimo puesto en la campaña 06/07. En 2007 el club deportivista establece un convenio con la A.D. Rincón de Seca, sociedad ubicada en la pedanía del mismo nombre dedicada al fútbol base con gran tradición en la región, mediante el cual cambia nuevamente de sede desplazándose a las instalaciones del Polideportivo rinconense, adquiriendo el nombre de Murcia Deportivo-Rincón de Seca C.F. y consiguiendo una vez concluida la edición 07/08 un meritorio cuarto puesto que, gracias al ascenso a Segunda División B del Club Atlético Ciudad de Lorquí el cual ocasiona una plaza vacante en el Grupo XIII murciano de Tercera División por arrastre, es ocupada por los deportivistas.

El ascenso de rebote del Murcia Deportivo-Rincón de Seca C.F. a Categoría Nacional genera el interés de la UCAM quien, a través de su dirección de deportes, estima conveniente patrocinarles. Alcanzado un acuerdo, el club pasa a denominarse en 2008 Murcia Deportivo C.F. – UCAM, cambiando una vez más de escenario al disputar sus encuentros en la temporada de debut 08/09 en el Polideportivo José Barnés bajo la presidencia de Salvador Romaní y con Alberto Castillo en la dirección técnica, alcanzando el duodécimo puesto sin tener problemas para la permanencia.

Concluido el torneo la plaza del club es adquirida por Juan Nicolás Sánchez, presidente del C.F. Beniaján a la par que propietario de la empresa Recreativos Costa Cálida con sede en la también pedanía murciana de Beniaján. Nicolás traslada el club a la pedanía y le da el nombre de Costa Cálida-Beniaján C.F., jugando en el Campo de Los Marqués con una plantilla que es altamente remozada a base de inyección económica. La plantilla pasa a vestir camisa amarilla-dorada con pantalón azul marino, finalizando tras una meritoria campaña 09/10 en cuarto lugar lo que le da derecho a promocionar a Segunda División B. En esta decisiva fase es eliminado en Cuartos por el C.C.D. Cerceda, siendo derrotado en casa por 1-3 y en la localidad coruñesa por 1-0. Concluida la temporada le es ofrecida la plaza en Segunda División B que venía ocupando el C.F. Atlético Ciudad, descendido por impago, pero la alta cifra que debe abonar -nada más y nada menos que setecientos veinticinco mil euros-, hace que Juan Nicolás no encuentre apoyos financieros para acometer la empresa y desestime la oferta.

2010 – 2020

La directiva del club auriazul pretende jugar durante la edición 10/11 en el Polideportivo Juan Barnés, pero el consistorio murciano le ofrece en cambio el Campo del Mayayo situado en la pedanía de Sangonera La Verde que se encuentra libre. Con pocas objeciones la propuesta consistorial es aceptada y con una potente plantilla consigue bajo el nuevo nombre de Costa Cálida-Sangonera C.F. ser Campeón de Liga con veintisiete victorias, cinco empates y seis derrotas, anotando ochenta y seis tantos y recibiendo tan solo veintidós en contra. En la Promoción se enfrenta en la Fase de Campeones al Club Marino de Luanco, quedando privado del ascenso directo al empatar 2-2 en casa y ser derrotado en la localidad asturiana por 3-0. A continuación tiene una nueva oportunidad en Semifinales, pero lamentablemente para sus intereses la desaprovecha al caer ante el Arandina C.F.: 0-0 en la localidad burgalesa y 0-2 en casa.

El club murciano, itinerante donde los haya y máxima expresión de lo que sucede con muchos clubs de la región durante el inicio del nuevo siglo, en el verano de 2011 dará un nuevo paso en su corto aunque impresionante currículum y el 8 de julio obtiene un acuerdo de patrocinio por parte de la UCAM, muy interesada en disponer de un equipo propio una vez abandonada la idea de seguir patrocinando desde la distancia a otros clubs y deseosa de llevarlo lo más arriba posible dentro de sus posibilidades, mediante el cual queda reestructurado todo el club y se ponen los cimientos para ir escalando poco a poco categorías. José Luis Mendoza, alma mater del emporio educativo, pasa a ejercer de presidente del que a partir de entonces es denominado UCAM Murcia Club de Fútbol mientras que Juan Nicolás, en representación de lo que hasta ahora era el Costa Cálida-Sangonera C.F., adquiere el papel de vicepresidente. El uniforme pasa a lucir el emblema de la UCAM y el pantalón pasa a tener el mismo color que la elástica.

La unión entre los universitarios y el club deportivo auriazul que sigue conservando su antigüedad fechada en 1999 origina una sinergia positiva que, sin embargo, pese a su notable presupuesto no se ve refrendada en la clasificación, concluyendo la temporada 11/12 sexto clasificado. Cuando todo hacía presagiar que iba a seguir en la misma categoría, los rectores del club aguardan pacientemente las decisiones finales de la RFEF para con los clubs deudores de Segunda División B y, una vez consumado el torneo, aprovechan astutamente una maniobra de la RFEF que desciende administrativamente al Orihuela C.F. por no depositar un aval de ciento noventa mil euros para continuar en la categoría cuando el club oriolano se encuentra sumido en Ley concursal. Depositada la citada cantidad de inmediato por el UCAM Murcia C.F. en la sede de la Federación Murciana, la RFEF admite al universitario como nuevo club en la categoría de bronce haciendo oídos sordos a la reclamación de los alicantinos quienes, víctimas en comparación con otros clubs en idéntica situación, terminan con sus huesos en Tercera División.

El debut en Segunda División B protagonizado en la campaña 12/13 bajo la dirección de Luis García Tevenet no tiene el éxito esperado y, pese a efectuar una remontada con opciones reales de conseguir la permanencia en la última jornada, los resultados conseguidos en otros escenarios del Grupo IV precipitan su descenso a Tercera División, usando esta temporada nueva indumentaria en correspondencia con la tonalidad corporativa de la UCAM, azul marino con detalles en amarillo, y estrenando nuevo emblema en la camiseta. Aprendidos los errores de la edición precedente y mentalizados para recobrar la categoría recién perdida, los universitarios alcanzan de la mano de Gabi Correa el primer puesto del torneo 13/14 y en la Eliminatoria de Campeones, donde el vencedor asciende directamente a Segunda División B, logran ahora sí desde el punto de vista deportivo la gesta tras superar al Real Betis Balompié “B”: victoria por 2-1 en casa y empate 1-1 en la Ciudad Deportiva verdiblanca.

De nuevo en la categoría de bronce dentro del Grupo IV, en la sesión 14/15 se producen cambios a nivel organizativo accediendo Pedro Luis Reverte a la dirección deportiva mientras Eloy Jiménez toma las riendas de la plantilla como entrenador. No son los únicos pues, negociado con el Ayuntamiento local, se consigue la cesión del viejo Estadio de La Condomina para disputar sus encuentros ante una afición cada día más creciente. Con un presupuesto respetable, los azulones realizan una magnífica temporada y terminan segundos tras el Cádiz C.F., puesto que les permite disputar por primera vez en su historia la Promoción de Ascenso a Segunda División A. Pese a la ilusión mantenida y después de eliminar en Cuartos al Real Unión Club: 0-0 en Irún y 1-0 en casa; en Semifinales son apeados por el Bilbao Athletic: 1-0 en la capital vizcaína y empate 0-0 en casa.

En la campaña 15/16, después de cambiar su denominación a UCAM Universidad Católica de Murcia C.F., se contratan los servicios de José María Salmerón para llevar el banquillo, respondiendo éste y el grueso de la plantilla con un torneo mejor incluso que el anterior al proclamarse Campeones de su grupo por delante de sociedades con más historia y presupuesto como el Real Murcia C.F., Cádiz C.F. o F.C. Cartagena. Llegada la hora de la verdad se enfrentan en la Eliminatoria de Campeones ante el Real Madrid-Castilla, dependiente madridista al que superan en La Condomina por 2-1 y con el que empatan una semana después 2-2 en un Estadio Alfredo Di Stéfano lleno, consiguiendo un merecido ascenso a la categoría de plata que es celebrado por todos los estamentos del club y universitarios en general.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2016

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles (Tomo III). Vicent Masià Pous (2012).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.laverdad.es Diario.
  • www.laopiniondemurcia.es Diario.
  • www.trecera.com Web del fútbol murciano.
  • www.ucam.edu (Web oficial Universidad Católica San Antonio).
  • http://deportes.ucam.edu (Web del Servicio de Actividades Deportivas).
  • http://ucamcf.es (Web oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,