Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

Segunda División B – Grupo I

 

Historial del Unionistas de Salamanca Club de Fútbol

 

escudo Unionistas de Salamanca CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unionistas de Salamanca Club de Fútbol
  • Ciudad: Salamanca
  • Provincia: Salamanca
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 26 de agosto de 2013
  • Fecha de federación: 2 de septiembre de 2014

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unionistas de Salamanca Club de Fútbol (2013- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2017/18

 

ESTADIO:

estadio Unionistas de Salamanca CF

Estadio Las Pistas del Helmántico

  • Nombre: Estadio Las Pistas del Helmántico / Ciudad de Salamanca
  • Año de inauguración: 8 de abril de 1970
  • Cambios de nombre: Pistas de Atletismo Ciudad de Salamanca (1970-1993)
  • Estadio Javier Sotomayor (1993-2000)
  • Estadio Ciudad de Salamanca (2000- )
  • Capacidad: 4.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Rosa Colorado / La Sindical (2014-2015)
  • Estadio Las Pistas / Javier Sotomayor (2015- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Unionistas de Salamanca CF

 

ESCUDOS DEL CLUB. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SALAMANCA:

El municipio de Salamanca, ciudad y capital de la provincia homónima situada al noroeste de la península, es una urbe milenaria famosa por ser sede de una prestigiosa universidad creada en 1218, la más antigua de España y por haber sido su ciudad vieja declarada en 1988 Patrimonio de la Humanidad. Con cerca de ciento cincuenta mil habitantes, su economía gira alrededor del sector servicios donde el turismo ejerce un papel predominante, siendo las labores ligadas a sus centros universitarios fuente de atracción para muchos jóvenes sin descuidar una dedicación a la industria, cada vez más creciente.

Los inicios del fútbol en la ciudad de Salamanca datan del año 1905 cuando apenas se superaban los veinticinco mil habitantes, fecha en la que un grupo de estudiantes de nacionalidad irlandesa que se encontraban cursando sus estudios en la universidad, decidieron constituir el Helmántica Foot-ball Club con el ánimo de disfruta de sus ratos de ocio. Esta sociedad, pionera en la introducción de tan novedoso deporte, acabó despertando la afición local que dos años más tarde, una vez dominadas y practicadas sus reglas, de la mano de Francisco Maldonado creó en 1907 una nueva entidad titulada Salamanca Team Foot-ball, basada con jugadores íntegramente salmantinos llegando a participar incluso en el Campeonato de España de ese año disputado en Madrid.

Estos clubs, todos ellos con poco peso específico a pesar de su buena intencionalidad y contar con miembros económicamente bien situados, acabaron desapareciendo al poco tiempo de ser fundados por su escasa ambición e importantes carencias estructurales, no siendo ello óbice en absoluto para que la semilla balompédica cuajase entre la juventud tal cual sucedía durante los años diez en las principales ciudades del país. En los inmediatos años diez, ligadas al ámbito estrictamente universitario, surgieron en la ciudad gran cantidad de formaciones pero sin la debida organización preceptiva, sucumbiendo en el ocaso algunas como el team de Exploradores de España.

Pasan los años y la eclosión en forma de un club plenamente organizado se hace de rogar, siendo ya el 1 de abril de 1920 cuando nace la Sociedad Deportiva Helmántica, club sobrio y con buenos fundamentos que crea afición disputando sus encuentros primero en la barriada del Teso de la Feria y después en el Paseo de la Corredera. Paralelamente a este hecho surgen al igual que en la década precedente, un sinfín de clubs universitarios que aparecen y desaparecen al ritmo que marcan las carreras de sus integrantes. Es la época del Calatrava, del Salesianos, del Stadium Salmantino y del Español, todos ellos de vida efímera.

El 9 de febrero de 1923 se constituye la Unión Deportiva Española, ambiciosa sociedad sociedad que, bajo la presidencia de Federico Anaya, adquiere unos terrenos en las proximidades de El Calvario para construir un campo de juego reglamentario. Se trata de una sociedad polideportiva que acoge varias disciplinas como tenis, natación, hípica, atletismo siendo el fútbol la principal de todas las mencionadas y sobre la cual girará su actividad. El club, que viste camiseta blanca con pantalón negro, rápidamente es inscrito en la Federación Castellano-Leonesa para entrar a competir junto a otros clubs castellanos siendo en la provincia de Salamanca el club más laureado.

En la temporada 23/24 consigue ganar el Campeonato Regional de Primera Categoría siendo presidente Benigno González, mientras que en Segunda Categoría participa el también salmantino Luises Foot-ball Club, entidad juvenil adscrita al entorno religioso de la congregación. El 15 de mayo de 1925 el Luises F.C. se fusiona con el Stadium Salmantino y se crea el Stadium Salmantino Luises, club que viste camisa blanquiazul, rivalizará con la U.D. Española y que alcanzará la Primera Categoría al término de la temporada 25/26, pero que tristemente acabará desapareciendo en 1928. En 1929 un recién nacido Deportivo Salmantino, que viste a cuadros blanquiazules y pantalón blanco, aprovecha la crisis económica establecida en el seno de la U.D. Española y se convierte en el club referencia de la ciudad.

Tras ser instaurada la Segunda República el 14 de abril de 1931, en fechas posteriores el Gobierno emite un Decreto por el cual se prohíben nombres que hagan apología a la monarquía y nombres que realcen el patriotismo, cambiándose la denominación de la U.D. Española quien adopta la nueva de Club Deportivo Salamanca. Politizado el entorno y tomado el cambio como una imposición, la nueva denominación cada semana suma más detractores, especialmente entre los directivos, decidiéndose el 15 de enero de 1932 mediante junta presidida por José Tejero adoptar el más consensuado de Unión Deportiva Salamanca.

En el año 1943, debutante la U.D. Salamanca en una remodelada Tercera División a la cual las autoridades quisieron convertir en la principal categoría de los clubs modestos, impulsado por el club blanquinegro con la idea de disponer de un filial donde se forjaran los mejores jóvenes de la ciudad y la provincia, quedó constituido el 30 de julio el Salmantino Club de Fútbol bajo la presidencia de Andrés García Blanco, siendo su colores camisa blanca con pantalón negro y su terreno de juego el Campo de El Calvario.

La carrera del Salmantino C.F., pese a su buena intencionalidad, fue sin embargo fulgurante. Contemporáneo de otros clubs locales asentados en Primera Regional como el C.D. Luises, que vestía camisa azul con pantalón blanco, el C.D. Ciosvín con los mismos colores del conjunto de la congregación, el C.D. Helmantico que vestía de blanco y el C.D. Moneo con camisa roja y pantalón negro, para su desgracia la deficiente situación económica que atravesaba la U.D. Salamanca en 1947, sin dinero para mantener un filial en Primera Categoría, terminó por causar la desaparición de éste dándole la baja federativa cuando se había proclamado campeón de la categoría en la temporada 46/47.

Manteniéndose con sus propios recursos y apoyándose en clubs de su área de influencia, la U.D. Salamanca logró asentar su economía a principios de los años cincuenta militando en Segunda División, naciendo pronto la idea de impulsar la creación de un nuevo filial que retomase el trabajo realizado por el Salmantino C.F. durante la década anterior. La idea era, a ser posible, no empezar desde cero dándose la circunstancia de que, en aquellos tiempos, el segundo club por orden de importancia en la ciudad era el Club Antiguos Alumnos Salesianos que militaba en Primera Regional vistiendo camisa rojiblanca con pantalón azul y más tarde alcanzaría la Tercera División, pero las negociaciones con estos no fructificaron al desear seguir siendo independientes y el 22 de octubre de 1952 quedaba constituido el Juvenil Unión Deportiva Salamanca partiendo desde la Tercera Regional.

En esta categoría, la última de las organizadas por la Federación del Oeste, tenían cabida otras sociedades salmantinas de muy modesta constitución, caso del C.D. Volta, el Club Real Sporting, el conjunto de La Merced C.D., el Juventus C.F., el Casablanca C.F., el C.D. San Fernando, la Real Balompédica Savoy y el Club River Plate formándose, juntos a otros clubs de la provincia, un grupo homogéneo donde predominaba la rivalidad entre los clubs de la capital.

Competir en el último escalafón del fútbol regional y con jugadores en edad juvenil no satisfizo del todo a la directiva unionista, por lo que en 1954, coincidiendo con el descenso del primer equipo a Tercera División, deprisa y corriendo se armó una plantilla con jugadores promesas y parte del equipo juvenil, al que se le cambió de denominación, para competir en Primera Regional bajo el nombre de Club Deportivo Salmantino. El filial unionista, con Fernando Domínguez Pedrat en la presidencia, empezó fuerte quedando campeón de su grupo en la temporada 54/55 y en la 55/56, consiguiendo al término de esta ascender a Tercera División.

Con camisa morada y pantalón blanco en sus inicios, el C.D. Salmantino se asentó en el tercer nivel nacional durante los años sesenta sufriendo algún descenso por entremedio, tendencia que se mantuvo en la década de los años setenta hasta que, tras el ascenso de la temporada 76/77 a Tercera División, emprendió una larga estancia en esta categoría asombrosamente ininterrumpida durante treinta y seis temporadas en las que de sus filas salieron muchísimos jugadores que terminaron formando parte de la primera plantilla charra.

En 1997, después de cinco años desde que la U.D. Salamanca materializase su transformación en Sociedad Anónima Deportiva y el filial salmantino continuara su carrera como club independiente, obligado a cumplir con la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, quedó disuelto y desapareció como club pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Unión Deportiva Salamanca “B”, siendo respetada a todos los efectos la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio. Posteriormente, en 2007 y siguiendo la moda emprendida por otros clubs respecto a sus equipos dependientes donde se intentaba recuperar parte de la denominación histórica, el club charro solicitó permiso a la Federación Española para que su dependiente fuese titulado Club Deportivo Salmantino nuevamente, petición aprobada y efectiva desde la temporada 07/08.

A partir de 2010 la situación económica de la U.D. Salamanca se tornó muy preocupante y al término de la temporada 10/11 se descendió a Segunda División B, entrando en octubre de 2011 el club en Ley Concursal con el futuro cogido por pinzas. Juan José Hidalgo, reconocido empresario y persona que más dinero había apostado en los últimos veinticinco años por el club, declaró en octubre de 2012 que haría todo lo posible económicamente por salvar a la entidad charra de una lamentable desaparición, promesa que con el paso de los meses no se cumplió y que de paso, ahuyentó a posibles inversores. En el mes de mayo Hidalgo manifestó que la mejor solución posible era dejar morir al club -se adeudaban 23 millones de euros- para revivirlo posteriormente, declaración de intenciones que hacía entrever las más que posible desaparición de la entidad por ser su viabilidad nula.

El 18 de junio de 2013, siendo presidente Alfonso del Arco Inestal, los administradores concursales convocan una decisiva junta de acreedores para dar una posible salida donde el Banco Popular es el principal afectado, no presentándose ninguna voz autorizada de la entidad bancaria que demuestra su material desinterés. Máximo Mayoral, administrador concursal, comunica ese mismo día al Juzgado de Instrucción nº4 y Mercantil de Salamanca que la convocatoria ha sido un fiasco y este centro hace efectivo un edicto por el que se hace saber que los bienes del club van a ser subastados como primer paso para la liquidación, una sentencia que supone la lamentable y traumática desaparición de la U.D. Salamanca, SAD tras noventa años de historia en el fútbol español, doce temporadas de ellas en Primera División, treinta y cuatro en Segunda División A, nueve en Segunda División B y diecinueve en Tercera División.

HISTORIA DEL UNIONISTAS DE SALAMANCA CLUB DE FÚTBOL:

2013 – 2020

Recién iniciado el mes de junio de 2013, sabiendo de sobra los directivos de la U.D. Salamanca, SAD que el club charro tenía las horas contadas, para proteger la cantera blanquinegra y asegurarse no empezar desde la última de las categorías regionales, a la Fundación U.D.S. se le cedieron las licencias federativas del C.D. Salmantino y el resto de equipos dependientes quedando todos desvinculados del club, argucia administrativa que surtió su efecto cuando, el 25 de junio, el Juzgado nº4 de Salamanca emitió un auto mediante el cual se decía que tanto el C.D. Salmantino como el resto de equipos de la cantera blanquinegra quedaban fuera de la liquidación y, por lo tanto, podían seguir compitiendo en las respectivas categorías que por méritos deportivos les correspondían tras las clasificaciones logradas en la campaña 12/13. Esta decisión judicial, contraria a los Estatutos de la R.F.E.F. y de la F.I.F.A. que prohíben recurrir a tribunales ordinarios, en suma a la visión que ambos organismos tienen acerca de la desaparición de clubs con deudas importantes entendiendo que, cuando desaparece un club, lo hacen también sus equipos dependientes, creó un gran malestar en la Federación Española quien advirtió a la Federación de Castilla y León de Fútbol de que, en el caso de admitir al hasta entonces equipo dependiente en el Grupo VIII de Tercera División, podía ser desafiliada con todas las consecuencias que ello implica.

Dos días después, el 27 de junio, el mismo juzgado mediante otro auto autorizaba la transmisión de la licencia federativa de la concursada U.D.  Salamanca, SAD a la mercantil Desarrollo y Proyectos Monterrubio S.L. en la que estaba detrás el empresario Juan José Hidalgo con un nuevo proyecto deportivo todavía sin concretar por el importe total de doscientos cincuenta mil euros sin I.V.A., decisión que provocó un recurso por parte de la Agencia Tributaria de Salamanca, Federación Española, Federación de Castilla y León de Fútbol y A.F.E. desestimado el 5 de agosto.

Obligada como responsable de su gestión la Federación Española a admitir en Segunda División B al Salamanca Athletic Club, el proyecto de Juan José Hidalgo constituido el 28 de junio, la R.F.E.F. hizo oídos sordos a la decisión judicial negando el ejercicio de su licencia federativa en la categoría y no admitiendo a dicho club en su seno por lo cual, además de cerrarle las puertas, frustró posteriormente cualquier iniciativa en este sentido, actuando en similares condiciones la Junta castellano-leonesa y la Federación de Castilla y León de Fútbol, esta última titular de la administración del Grupo VIII de Tercera División con la Fundación U.D.S. quien pretendía inscribir un equipo en dicha categoría con ese mismo nombre.

Las decisiones de la Junta y federación territorial hicieron recular a los directivos de la Fundación U.D.S. quienes el 12 de agosto constituyeron el Club Deportivo Club de Fútbol Salmantino, inscrito en la federación territorial como Club de Fútbol Salmantino ese mismo día y cuya definitiva alta se aprobó apenas unos días antes de iniciarse la temporada 13/14, causando la indignación y entrando en litigio la Federación Española al entender que, tratándose de un nuevo club, debía iniciar su carrera en la última de las categorías regionales y no en Tercera División.

El general de la afición charra, angustiada y frustrada por la segura desaparición del que durante noventa años fue su representante futbolístico en todo el país, en sus últimos meses de existencia organizó una plataforma para constituir un nuevo club que canalizara los vínculos sociales que les habían unido manteniéndose ajenos en todo momento de la constitución del C.F. Salmantino. A medida que fueron transcurriendo las semanas, tras la confirmación de la desaparición de la U.D. Salamanca, SAD, las reuniones se aceleraron y coincidiendo todos los integrantes de la plataforma en el mismo ideal de club el 26 de agosto quedaba constituido el Unionistas de Salamanca Club de Fútbol, sociedad que, vistiendo camisa partidas a dos mitades blanca y negra con pantalón negro, eligió como primer presidente a Javier Tejedor Rodríguez.

A través del lema “Un socio, un voto”, el Unionistas de Salamanca C.F. nació con la expresa voluntad de que la administración del club fuese dirigida y consensuada por sus propios socios, decidiéndose a continuación no formalizar su ingreso en la Federación de Castilla y León de Fútbol hasta que la estructura, vías de ingresos y diversos apoyos sociales no estuvieran convenientemente atados. Tras un año de gestiones, en julio de 2014 se consiguió del ayuntamiento permiso para jugar en el Campo Municipal Rosa Colorado, conocido como La Sindical, formalizando su inscripción oficial en la federación territorial el 2 de septiembre de ese mismo año para poder competir.

Paralelamente, la liquidación de los bienes de la U.D. Salamanca, SAD atravesó en noviembre de 2014 un nuevo paso con la subasta del Estadio Helmántico, recinto con capacidad para más de diecisiete mil espectadores inaugurado el 8 de abril de 1970 cuya licitación salió con un precio de 14,75 millones de euros. Como se preveía a la subasta no se presentó ningún pujador y se llegó a hacer inmediatamente una segunda con una quita del veinticinco por cien, siendo el resultado el mismo por lo que quedó desierta.

En lo que respecta al C.F. Salmantino, el 23 de diciembre de 2014 esta sociedad recibió un auto de la Audiencia Provincial de Salamanca en el cual se dictaminaba que se trataba de un club de nueva constitución y los movimientos llevados a cabo entre junio y agosto de 2013 por la Fundación U.D.S. quedaban nulos al no ajustarse a los distintos autos dictados por el Juzgado nº4 de Salamanca. La Federación Española, vencedora en el pleito, al estar la competición en mitad del campeonato optó por dejar concluir la participación de todos los equipos del C.F.  Salmantino afectados en su correspondiente categoría para no influir en el resto de sociedades concursantes, debiendo el primer equipo continuar su progreso en la siguiente edición 15/16 en la Primera División Provincial.

En cuanto al Unionistas de Salamanca C.F., el club charro inició su carrera deportiva en la Primera División Provincial de Salamanca, la última categoría del fútbol regional, durante la temporada 14/15, presentando una potente plantilla dirigida por el técnico “Astu” que no tuvo demasiados problemas para conseguir el campeonato y ascender directamente a Primera Regional. En la campaña 15/16, segunda de su historia a nivel competitivo, se sigue depositando la confianza en el técnico “Astu” con el que se proclama campeón sin perder un solo encuentro consiguiendo veintisiete victorias y siete empates además de ciento catorce goles a favor por veintisiete en contra, guarismos que le permiten ascender directamente a Tercera División. En este torneo, gracias a la intervención del ayuntamiento, debido al incremento de su masa social se pasa a jugar en las instalaciones de Las Pistas, sede donde desde 2013 viene jugando el C.F. Salmantino con el que compartirá el terreno.

El viernes 16 de octubre de 2015, al haber quedado desierta la subasta del Estadio Helmántico el año anterior, la Administración Concursal emprendió la venta directa hallando comprador en la sociedad de capital mejicano Desarrollos Empresariales Deportivos S.L. quien, mediante el testaferro Miguel Alejandro Miranda Pérez, adquirió la instalación y su contenido por poco más de un millón de euros, una ganga que el consistorio local desaprovechó en beneficio de sus ciudadanos.

La temporada 16/17 es la de su estreno en Categoría Nacional dentro del Grupo VIII castellano-leonés. El Unionistas de Salamanca C.F. parte como uno de los favoritos pese a su bisoñez y, concluido el torneo, termina tercero tras una inalcanzable Gimnástica Segoviana C.F. y Atlético  Astorga F.C. Clasificado para acceder a la Promoción de Ascenso, el conjunto charro se enfrenta en Cuartos de Final al Águilas F.C. ganando en casa por 1-0 y empatando en la localidad murciana 1-1, resultados por los que pasa a Semifinales donde, después de vencer en casa por 1-0 al C.D. Olímpic de Xátiva, en el encuentro de vuelta cae estrepitosamente derrotado por 5-0.

En abril de 2017 Miguel Ángel Sandoval Herrero accede a la presidencia del club en sustitución de Javier Tejedor Rodríguez con la misma política de ascender la primera plantilla de la sociedad a Segunda División B lo antes posible. Siguiendo con el mismo entrenador de su origen, Jorge González Rojo “Astu”, se reúne una plantilla para tal fin que conquista por primera vez en su historia el Campeonato de Tercera División con tres puntos de ventaja sobre la Arandina C.F. Clasificado para disputar la Eliminatoria de Campeones, en esta fase es superado por el C.D. Don Benito; empate 0-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad pacense perdiendo la oportunidad de ascender por la vía rápida, accediendo a continuación a Semifinales donde elimina a la S.D. Tarazona; derrota por 4-3 en la localidad zaragozana y victoria en casa por 2-0, jugándoselo todo a una carta en la Final ante la U.D. Socuéllamos C.F. con quien se pierde 1-0 en la localidad ciudadrealeña y se vence en casa por 3-1 en un polémico partido consiguiendo, ahora sí, el ascenso a la categoría de bronce.

Texto: Vicent Masià © 2018

Última actualización: 2018

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Unión Deportiva Salamanca 1923-1974. Carlos Gil-Pérez. Editorial Montepío Agrario Salmantino (1974).
  • UDS: 75 años de historia (1923-1998). Chema Blanco y Manuel Benito. Grupo Promotor Salmantino (1997).
  • Historia de la Unión Deportiva Salamanca. Lorenzo Ruano. Publicaciones Regionales (1999).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masiá Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • El Adelanto. Diario.
  • El Avance. Diario.
  • La Tribuna. Semanario.
  • Voluntad. Diario.
  • La Voz de Castilla. Diario.
  • www.lagacetadesalamanca.es Diario.
  • www.lacronicadesalamanca.com Diario
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo
  • www.tribuna.net Diario
  • www.tribunasalamanca.com Diario.
  • www.iusport.com Blog jurídico deportivo.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

  • www.unionistacf.com (Web oficial).

 

 

 

Historial del Salamanca Club de Fútbol U.D.S.

 

escudo Salamanca CF UDS

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Salamanca Club de Fútbol U.D.S.
  • Ciudad: Salamanca
  • Provincia: Salamanca
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 12 de agosto de 2013
  • Fecha de federación: 1 de agosto de 2013

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Club de Fútbol Salmantino (2013-2017)
  • Club de Fútbol Salmantino U.D.S. (2017-2018)
  • Salamanca Club de Fútbol U.D.S. (2018- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas en Categoría Nacional.

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Helmántico
  • Año de inauguración: 8 de abril de 1970
  • Cambios de nombre: Estadio Helmántico (1970- )
  • Capacidad: 17.341 espectadores
estadio Helmantico

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Las Pistas del Helmántico (2013-2017)
  • Estadio Helmántico (2017- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Salamanca CF UDS

 

ESCUDOS DEL SALAMANCA CLUB DE FÚTBOL U.D.S. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL SALAMANCA CLUB DE FÚTBOL U.D.S. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SALAMANCA:

El municipio de Salamanca, ciudad y capital de la provincia homónima situada al noroeste de la península, es una urbe milenaria famosa por ser sede de una prestigiosa universidad creada en 1218, la más antigua de España y por haber sido su ciudad vieja declarada en 1988 Patrimonio de la Humanidad. Con cerca de ciento cincuenta mil habitantes, su economía gira alrededor del sector servicios donde el turismo ejerce un papel predominante, siendo las labores ligadas a sus centros universitarios fuente de atracción para muchos jóvenes sin descuidar una dedicación a la industria, cada vez más creciente.

Los inicios del fútbol en la ciudad de Salamanca datan del año 1905 cuando apenas se superaban los veinticinco mil habitantes, fecha en la que un grupo de estudiantes de nacionalidad irlandesa que se encontraban cursando sus estudios en la universidad, decidieron constituir el Helmántica Foot-ball Club con el ánimo de disfruta de sus ratos de ocio. Esta sociedad, pionera en la introducción de tan novedoso deporte, acabó despertando la afición local que dos años más tarde, una vez dominadas y practicadas sus reglas, de la mano de Francisco Maldonado creó en 1907 una nueva entidad titulada Salamanca Team Foot-ball, basada con jugadores íntegramente salmantinos llegando a participar incluso en el Campeonato de España de ese año disputado en Madrid.

Estos clubs, todos ellos con poco peso específico a pesar de su buena intencionalidad y contar con miembros económicamente bien situados, acabaron desapareciendo al poco tiempo de ser fundados por su escasa ambición e importantes carencias estructurales, no siendo ello óbice en absoluto para que la semilla balompédica cuajase entre la juventud tal cual sucedía durante los años diez en las principales ciudades del país. En los inmediatos años diez, ligadas al ámbito estrictamente universitario, surgieron en la ciudad gran cantidad de formaciones pero sin la debida organización preceptiva, sucumbiendo en el ocaso algunas como el team de los Exploradores de España.

Pasan los años y la eclosión en forma de un club plenamente organizado se hace de rogar, siendo ya el 1 de abril de 1920 cuando nace la Sociedad Deportiva Helmántica, club sobrio y con buenos fundamentos que crea afición disputando sus encuentros primero en la barriada del Teso de la Feria y después en el Paseo de la Corredera. Paralelamente a este hecho surgen al igual que en la década precedente, un sinfín de clubs universitarios que aparecen y desaparecen al ritmo que marcan las carreras de sus integrantes. Es la época del Calatrava, del Salesianos, del Stadium Salmantino y del Español, todos ellos de vida efímera.

El 9 de febrero de 1923 se constituye la Unión Deportiva Española, ambiciosa sociedad sociedad que, bajo la presidencia de Federico Anaya, adquiere unos terrenos en las proximidades de El Calvario para construir un campo de juego reglamentario. Se trata de una sociedad polideportiva que acoge varias disciplinas como tenis, natación, hípica, atletismo siendo el fútbol la principal de todas las mencionadas y sobre la cual girará su actividad. El club, que viste camiseta blanca con pantalón negro, rápidamente es inscrito en la Federación Castellano-Leonesa para entrar a competir junto a otros clubs castellanos siendo en la provincia de Salamanca el club más laureado.

En la temporada 23/24 consigue ganar el Campeonato Regional de Primera Categoría siendo presidente Benigno González, mientras que en Segunda Categoría participa el también salmantino Luises Foot-ball Club, entidad juvenil adscrita al entorno religioso de la congregación. El 15 de mayo de 1925 el Luises F.C. se fusiona con el Stadium Salmantino y se crea el Stadium Salmantino Luises, club que viste camisa blanquiazul, rivalizará con la U.D. Española y que alcanzará la Primera Categoría al término de la temporada 25/26, pero que tristemente acabará desapareciendo en 1928. En 1929 un recién nacido Deportivo Salmantino, que viste a cuadros blanquiazules y pantalón blanco, aprovecha la crisis económica establecida en el seno de la U.D. Española y se convierte en el club referencia de la ciudad.

Tras ser instaurada la Segunda República el 14 de abril de 1931, en fechas posteriores el Gobierno emite un Decreto por el cual se prohíben nombres que hagan apología a la monarquía y nombres que realcen el patriotismo, cambiándose la denominación de la U.D. Española quien adopta la nueva de Club Deportivo Salamanca. Politizado el entorno y tomado el cambio como una imposición, la nueva denominación cada semana suma más detractores, especialmente entre los directivos, decidiéndose el 15 de enero de 1932 mediante junta presidida por José Tejero adoptar el más consensuado de Unión Deportiva Salamanca.

En el año 1943, debutante la U.D. Salamanca en una remodelada Tercera División a la cual las autoridades quisieron convertir en la principal categoría de los clubs modestos, impulsado por el club blanquinegro con la idea de disponer de un filial donde se forjaran los mejores jóvenes de la ciudad y la provincia, quedó constituido el 30 de julio el Salmantino Club de Fútbol bajo la presidencia de Andrés García Blanco, siendo su colores camisa blanca con pantalón negro y su terreno de juego el Campo de El Calvario.

La carrera del Salmantino C.F., pese a su buena intencionalidad, fue sin embargo fulgurante. Contemporáneo de otros clubs locales asentados en Primera Regional como el C.D. Luises, que vestía camisa azul con pantalón blanco, el C.D. Ciosvín con los mismos colores del conjunto de la congregación, el C.D. Helmántico que vestía de blanco y el C.D. Moneo con camisa roja y pantalón negro, para su desgracia la deficiente situación económica que atravesaba la U.D. Salamanca en 1947, sin dinero para mantener un filial en Primera Categoría, terminó por causar la desaparición de éste dándole la baja federativa cuando se había proclamado campeón de la categoría en la temporada 46/47.

Manteniéndose con sus propios recursos y apoyándose en clubs de su área de influencia, la U.D. Salamanca logró asentar su economía a principios de los años cincuenta militando en Segunda División, naciendo pronto la idea de impulsar la creación de un nuevo filial que retomase el trabajo realizado por el Salmantino C.F. durante la década anterior. La idea era, a ser posible, no empezar desde cero dándose la circunstancia de que, en aquellos tiempos, el segundo club por orden de importancia en la ciudad era el Club Antiguos Alumnos Salesianos que militaba en Primera Regional vistiendo camisa rojiblanca con pantalón azul y más tarde alcanzaría la Tercera División, pero las negociaciones con estos no fructificaron al desear seguir siendo independientes y el 22 de octubre de 1952 quedaba constituido el Juvenil Unión Deportiva Salamanca partiendo desde la Tercera Regional.

En esta categoría, la última de las organizadas por la Federación del Oeste, tenían cabida otras sociedades salmantinas de muy modesta constitución, caso del C.D. Volta, el Club Real Sporting, el conjunto de La Merced C.D., el Juventus C.F., el Casablanca C.F., el C.D. San Fernando, la Real Balompédica Savoy y el Club River Plate formándose, juntos a otros clubs de la provincia, un grupo homogéneo donde predominaba la rivalidad entre los clubs de la capital.

Competir en el último escalafón del fútbol regional y con jugadores en edad juvenil no satisfizo del todo a la directiva unionista, por lo que en 1954, coincidiendo con el descenso del primer equipo a Tercera División, deprisa y corriendo se armó una plantilla con jugadores promesas y parte del equipo juvenil, al que se le cambió de denominación, para competir en Primera Regional bajo el nombre de Club Deportivo Salmantino. El filial unionista, con Fernando Domínguez Pedrat en la presidencia, empezó fuerte quedando campeón de su grupo en la temporada 54/55 y en la 55/56, consiguiendo al término de esta ascender a Tercera División.

Con camisa morada y pantalón blanco en sus inicios, el C.D. Salmantino se asentó en el tercer nivel nacional durante los años sesenta sufriendo algún descenso por entremedio, tendencia que se mantuvo en la década de los años setenta hasta que, tras el ascenso de la temporada 76/77 a Tercera División, emprendió una larga estancia en esta categoría asombrosamente ininterrumpida durante treinta y seis temporadas en las que de sus filas salieron muchísimos jugadores que terminaron formando parte de la primera plantilla charra.

En 1997, después de cinco años desde que la U.D. Salamanca materializase su transformación en Sociedad Anónima Deportiva y el filial salmantino continuara su carrera como club independiente, obligado a cumplir con la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, quedó disuelto y desapareció como club pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Unión Deportiva Salamanca “B”, siendo respetada a todos los efectos la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio. Posteriormente, en 2007 y siguiendo la moda emprendida por otros clubs respecto a sus equipos dependientes donde se intentaba recuperar parte de la denominación histórica, el club charro solicitó permiso a la Federación Española para que su dependiente fuese titulado Club Deportivo Salmantino nuevamente, petición aprobada y efectiva desde la temporada 07/08.

A partir de 2010 la situación económica de la U.D. Salamanca se tornó muy preocupante y al término de la temporada 10/11 se descendió a Segunda División B, entrando en octubre de 2011 el club en Ley Concursal con el futuro cogido por pinzas. Juan José Hidalgo, reconocido empresario y persona que más dinero había apostado en los últimos veinticinco años por el club, declaró en octubre de 2012 que haría todo lo posible económicamente por salvar a la entidad charra de una lamentable desaparición, promesa que con el paso de los meses no se cumplió y que de paso, ahuyentó a posibles inversores. En el mes de mayo Hidalgo manifestó que la mejor solución posible era dejar morir al club -se adeudaban 23 millones de euros- para revivirlo posteriormente, declaración de intenciones que hacía entrever las más que posible desaparición de la entidad por ser su viabilidad nula.

El 18 de junio de 2013, siendo presidente Alfonso del Arco Inestal, los administradores concursales convocan una decisiva junta de acreedores para dar una posible salida donde el Banco Popular es el principal afectado, no presentándose ninguna voz autorizada de la entidad bancaria que demuestra su material desinterés. Máximo Mayoral, administrador concursal, comunica ese mismo día al Juzgado de Instrucción nº4 y Mercantil de Salamanca que la convocatoria ha sido un fiasco y este centro hace efectivo un edicto por el que se hace saber que los bienes del club van a ser subastados como primer paso para la liquidación, una sentencia que supone la lamentable y traumática desaparición de la U.D. Salamanca, SAD tras noventa años de historia en el fútbol español, doce temporadas de ellas en Primera División, treinta y cuatro en Segunda División A, nueve en Segunda División B y diecinueve en Tercera División.

HISTORIA DEL SALAMANCA CLUB DE FÚTBOL U.D.S.:

2013 – 2020

Recién iniciado el mes de junio de 2013, sabiendo de sobra los directivos de la U.D. Salamanca, SAD que el club charro tenía las horas contadas, para proteger la cantera blanquinegra y asegurarse no empezar desde la última de las categorías regionales, a la Fundación U.D.S. se le cedieron las licencias federativas del C.D. Salmantino y el resto de equipos dependientes quedando todos desvinculados del club, argucia administrativa que surtió su efecto cuando, el 25 de junio, el Juzgado nº4 de Salamanca emitió un auto mediante el cual se decía que tanto el C.D. Salmantino como el resto de equipos de la cantera blanquinegra quedaban fuera de la liquidación y, por lo tanto, podían seguir compitiendo en las respectivas categorías que por méritos deportivos les correspondían tras las clasificaciones logradas en la campaña 12/13. Esta decisión judicial, contraria a los Estatutos de la R.F.E.F. y de la F.I.F.A. que prohíben recurrir a tribunales ordinarios, en suma a la visión que ambos organismos tienen acerca de la desaparición de clubs con deudas importantes entendiendo que, cuando desaparece un club, lo hacen también sus equipos dependientes, creó un gran malestar en la Federación Española quien advirtió a la Federación de Castilla y León de Fútbol de que, en el caso de admitir al hasta entonces equipo dependiente en el Grupo VIII de Tercera División, podía ser desafiliada con todas las consecuencias que ello implica.

Dos días después, el 27 de junio, el mismo juzgado mediante otro auto autorizaba la transmisión de la licencia federativa de la concursada U.D. Salamanca, SAD a la mercantil Desarrollo y Proyectos Monterrubio S.L. en la que estaba detrás el empresario Juan José Hidalgo con un nuevo proyecto deportivo todavía sin concretar por el importe total de doscientos cincuenta mil euros sin I.V.A., decisión que provocó un recurso por parte de la Agencia Tributaria de Salamanca, Federación Española, Federación de Castilla y León de Fútbol y A.F.E. desestimado el 5 de agosto.

Obligada como responsable de su gestión la Federación Española a admitir en Segunda División B al Salamanca Athletic Club, el proyecto de Juan José Hidalgo constituido el 28 de junio, la R.F.E.F. hizo oídos sordos a la decisión judicial negando el ejercicio de su licencia federativa en la categoría y no admitiendo a dicho club en su seno por lo cual, además de cerrarle las puertas, frustró posteriormente cualquier iniciativa en este sentido, actuando en similares condiciones la Junta castellano-leonesa y la Federación de Castilla y León de Fútbol, esta última titular de la administración del Grupo VIII de Tercera División con la Fundación U.D.S. quien pretendía inscribir un equipo en dicha categoría con ese mismo nombre.

Las decisiones de la Junta y federación territorial hicieron recular a los directivos de la Fundación U.D.S. quienes el 12 de agosto constituyeron el Club Deportivo Club de Fútbol Salmantino, inscrito en la federación territorial como Club de Fútbol Salmantino ese mismo día y cuya definitiva alta se aprobó apenas unos días antes de iniciarse la temporada 13/14, causando la indignación y entrando en litigio la Federación Española al entender que, tratándose de un nuevo club con personalidad jurídica distinta al C.D. Salmantino, debía iniciar su carrera en la última de las categorías regionales y no en Tercera División.

Presidido inicialmente por Francisco Hernández Castellano, sustituido en octubre por Mariano Román, José Ramón Hernández Pando en la secretaría y José Ramón Alonso como tesorero, el conjunto charró nació vistiendo camiseta blanca con pantalón negro, partiendo en la temporada 13/14 desde Tercera División y haciendo uso del Estadio Ciudad de Salamanca, recinto municipal conocido popularmente como Las Pistas del Helmántico con capacidad para tres mil espectadores. Con Satur López en el banquillo, sustituido por José María Hernández en diciembre, se hizo una plantilla para salir de paso que terminó en noveno puesto, dándose por satisfechos todos los componentes después de tan complicado estreno.

El general de la afición charra, angustiada y frustrada por la segura desaparición del que durante noventa años fue su representante futbolístico en todo el país, en sus últimos meses de existencia organizó una plataforma para constituir un nuevo club que canalizara los vínculos sociales que les habían unido manteniéndose ajenos en todo momento de la constitución del C.F. Salmantino. A medida que fueron transcurriendo las semanas, tras la confirmación de la desaparición de la U.D. Salamanca, SAD, las reuniones se aceleraron y coincidiendo todos los integrantes de la plataforma en el mismo ideal de club el 26 de agosto quedaba constituido el Unionistas de Salamanca Club de Fútbol, sociedad que, vistiendo camisa partidas a dos mitades blanca y negra con pantalón negro, eligió como primer presidente a Javier Tejedor Rodríguez.

La liquidación de los bienes de la U.D. Salamanca, SAD atravesó en noviembre de 2014 un nuevo paso con la subasta del Estadio Helmántico, recinto con capacidad para más de diecisiete mil espectadores inaugurado el 21 de abril de 1970 cuya licitación salió con un precio de 14,75 millones de euros. Como se preveía a la subasta no se presentó ningún pujador y se llegó a hacer inmediatamente una segunda con una quita del veinticinco por cien, siendo el resultado el mismo por lo que quedó desierta.

En la edición 14/15 Carlos Martín relevó en la presidencia a Mariano Román, recibiéndose el 23 de diciembre de 2014 un auto de la Audiencia Provincial de Salamanca en el cual se dictaminaba que el C.F. Salmantino era un club de nueva constitución y los movimientos llevados a cabo entre junio y agosto de 2013 por la Fundación U.D.S. quedaban nulos al no ajustarse a los distintos autos dictados por el Juzgado nº4 de Salamanca. La Federación Española, vencedora en el pleito y quien acusó al C.F. Salmantino de usurpar la personalidad jurídica del desaparecido C.D. Salmantino, al estar la competición en mitad del campeonato optó por dejar concluir la participación de todos los equipos del C.F. Salmantino afectados en su correspondiente categoría para no influir en el resto de sociedades concursantes, debiendo el primer equipo continuar su progreso en la siguiente edición 15/16 en la Primera División Provincial. Pese al fuerte varapalo sufrido, el equipo cumplíó profesionalmente y culminó el torneo en novena plaza.

El viernes 16 de octubre de 2015, al haber quedado desierta la subasta del Estadio Helmántico el año anterior, la Administración Concursal emprendió la venta directa hallando comprador en la sociedad de capital mejicano Desarrollos Empresariales Deportivos S.L. quien, mediante el testaferro Miguel Alejandro Miranda Pérez, adquirió la instalación y su contenido por poco más de un millón de euros, una ganga que el consistorio local desaprovechó en beneficio de sus ciudadanos.

En la temporada 15/16 el técnico Juan Francisco Ingelmo asumió la dirección del primer plantel y se proclamó campeón de Liga ascendiendo directamente a Primera Regional, compartiendo a lo largo del campeonato Las Pistas del Helmántico con el Unionistas de Salamanca C.F. que se hallaba una categoría por encima, en Primera Regional. Preparado para afrontar la temporada 16/17, el C.F. Salmantino vuelve a contar con el técnico José María Hernández con el que consiguen un nuevo título aventajando a su inmediato perseguidor, la U.D. Santa Marta, en doce puntos obteniendo el ascenso a Tercera División.

En mayo de 2017 el club charro anuncia la adquisición, previa autorización judicial, de la marca, escudo, trofeos, documentación histórica y boutique de la extinta U.D. Salamanca, SAD por valor de ciento cincuenta y dos mil euros, cambiando el 12 de julio a C.F. Salmantino U.D.S. así como su escudo que incorpora el clásico lucido durante décadas. No son los únicos cambios y, gracias a la empresa Desarrollos Empresariales Deportivos S.L., le es cedido el uso del Estadio Helmántico donde, después de un notable torneo bajo la batuta del técnico Ramón Calderé, finaliza cuarto clasificado tras Unionistas de Salamanca C.F., Arandina C.F. y C.D. Palencia Cristo Atlético. Tal puesto le permite promocionar para intentar ascender a Segunda División B superando en Cuartos de Final a la U.D. Poblense; empate 2-2 en casa y victoria por 2-3 en la localidad mallorquina de Sa Pobla, en Semifinales a la U.D. Mutilvera; empate 1-1 en casa y victoria por 1-2 en la localidad navarra de Valle de Aranguren, resultando pletórica la Final ante la S.D. Compostela con la cual se empata 1-1 en casa y una semana después, se vence por 0-1 con gol de Garban logrando el ascenso a la división de bronce. Posteriormente, con fecha 12 de julio de 2018 y una vez concluida la temporada, se anuncia el cambio de nombre a Salamanca Club de Fútbol U.D.S. y la adopción del que fuera escudo de la Unión Deportiva, nueva denominación en activo a partir de la campaña 19/20.

Texto: Vicent Masià © 2018

Última actualización: 2018

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Unión Deportiva Salamanca 1923-1974. Carlos Gil-Perez. Edit. Montepio Agrario Salmantino (1974).
  • UDS: 75 años de historia (1923-1998). Chema Blanco y Manuel Benito. Grupo Promotor Salmantino (1997).
  • Historia de la Unión Deportiva Salamanca. Lorenzo Ruano. Publicaciones Regionales (1999).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • El Adelanto. Diario político de Salamanca. diario.
  • El Avance. Diario.
  • La Tribuna. Semanario.
  • Voluntad. Diario.
  • La Voz de Castilla. Diario.
  • www.lagacetadesalamanca.es Diario.
  • www.lacronicadesalamanca.com Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.tribuna.net Diario.
  • www.tribunasalamanca.com Diario.
  • www.iusport.com Blog jurídico deportivo.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

  • www.cfsalmantinouds.com (Web oficial).

 

 

 

Historial de la S.A.D. Club de Fútbol Internacional de Madrid Deportes S.L.

 

escudo SAD CF Internacional de Madrid Deportes SL

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Sección de Acción Deportiva Club de Fútbol Internacional de Madrid Deportes Sociedad Limitada
  • Ciudad: Madrid
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 2002
  • Fecha de federación: 2002

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Internacional de Madrid Deportes (2002-2003)
  • Sección de Acción Deportiva Club de Fútbol Internacional de Madrid Deportes Sociedad Limitada (2003- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga en Tercera División:

  • 2017/18

 

ESTADIO:

estadio SAD CF Internacional de Madrid Deportes SL

Municipal de Boadilla del Monte

  • Nombre: Polideportivo Municipal de Boadilla del Monte
  • Año de inauguración: 1998
  • Cambios de nombre: Polideportivo Municipal de Boadilla del Monte
  • Capacidad: 1.200 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal de Orcasitas (2002-2004)
  • Campo Municipal Dehesa de la Villa (2004-2006)
  • Polideportivo Municipal de Moraleja de Enmedio (2006-2016)
  • Polideportivo Municipal de Boadilla del Monte (2016- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales SAD CF Internacional de Madrid Deportes SL

 

ESCUDOS DEL S.A.D. C.F. INTERNACIONAL DE MADRID DEPORTES S.L. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL S.A.D. C.F. INTERNACIONAL DE MADRID DEPORTES S.L. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MADRID:

Con referencias futbolísticas allá por el año 1879 con el semidesconocido Cricket y Foot-ball Club de Madrid, una asociación producto del acuerdo de voluntades entre ciudadanos británicos y españoles de la alta burguesía, hubo que esperar a principios del siglo XX para que surgiesen las primeras sociedades relevantes con suficiente fuerza para arrastrar aficionados a los primeros campos de tierra de la Corte.

Fracasada la iniciativa del Sky Foot-ball Club, en 1900 surgió el Madrid F.C. y en 1903 el Athletic Club, sociedades que poco a poco fueron sumando adeptos hasta convertirse en las más seguidas superando otras iniciativas que, como el caso del Racing Club o el C.D. Nacional, terminaron en nada víctimas de sus delirios de grandeza.

Con el Real Madrid C.F. y Club Atlético de Madrid en la cima del fútbol madrileño de los años cuarenta, ambos contaban en aquellos tiempos con grandes masas de aficionados que se repartían sus favores, pero ni eran los únicos, ni era su filosofía la única existente en la ciudad. Madrid contaba, además, con otro tipo de iniciativas, proyectos personales o empresariales donde una persona con posibles o un grupo de personas, constituían sus propios clubs en torno al ritmo marcado por una empresa exitosa. De este modo, arropándose con jugadores en principio vinculados a la plantilla fabril y luego con jugadores profesionales, durante las décadas de los años treinta y cuarenta nacieron clubs que alcanzarían la Tercera División como la A.D. Plus Ultra, vinculada a la empresa de seguros, la U.D. Girod, perteneciente a la empresa de relojes del mismo nombre, el Agromán C.F., propiedad de la empresa constructora, el C.D. Femsa, de la prestigiosa marca de Magnetos, el C.D. Manufacturas Mecánicas o el C.D. Parque Móvil de la empresa municipal de transportes por citar algunos cuantos.

Años después surgieron más iniciativas que alcanzarían igualmente la Tercera División como la S.R. Boetticher y Navarro, dedicada a las manufacturas metálicas y el C.D. Pegaso, importante empresa dedicada a la fabricación de automóviles quien incluso llegaría a tener presencia en Segunda División B repartida en dos ciclos demostrando que, al margen de los grandes clubs, las iniciativas fabriles respaldadas tras un gran empresario o empresa, disponiendo de un terreno de juego propio o ajeno, incluso vinculadas a un barrio, antiguo municipio independiente o nada de ello limitándose a jugar donde más buenamente pudieran, también tenían su hueco en el mundo del fútbol.

HISTORIA DE LA S.A.D. C.F. INTERNACIONAL DE MADRID DEPORTES S.L.:

2002 – 2010

La historia de este club, atípico en los tiempos actuales sin pertenencia a una barriada, localidad concreta y sin afición pero con sede social declarada en la Calle General Lacy de Madrid, es similar a muchos de los que existieron en los años cuarenta y cincuenta, la de la plasmación del sueño de su principal y único valedor hasta hace poco, Stephen Kenneth Newman, copropietario de la empresa consultora de servicios inmobiliarios nacida en 1988 como Aguirre Newman S.A. y, en la actualidad, conocida como Savills Aguirre Newman S.A.

Newman, ciudadano británico nacido en Bournemouth y un enamorado del fútbol inglés, quiso en 2002 llevar a la práctica un club donde sus jugadores practicaran dicho estilo y, como una familia alrededor de un técnico, fueran escalando categorías hasta, a poder ser, llegar al fútbol profesional. Constituido bajo el nombre de Club de Fútbol Internacional de Madrid Deportes al representar un espíritu cosmopolita, con camisa y pantalón azul quedó rápidamente inscrito en la Federación de Fútbol de Madrid empezando su trayectoria deportiva en Tercera Regional y teniendo como feudo el Polideportivo Municipal de Orcasitas. Logrado el campeonato de calle con una plantilla que se impuso en veintisiete encuentros, perdió uno, anotó ciento ochenta y cuatro goles y encajó veintitrés, el debut no pudo ser más prometedor ascendiendo directamente a Segunda Regional, categoría que no ocuparía al adquirir la licencia federativa en Primera Regional que le correspondía al Sporting Getafe C.F. tras descender este de Regional Preferente y no desear seguir compitiendo.

Subidas dos categorías de golpe, el club renovó la plantilla casi al completo, fichó nuevos jugadores y no le tembló el pulso conquistando el subcampeonato de la campaña 03/04 a diez puntos del C.D. Vicálvaro, encadenando un segundo ascenso que le situaba en la Regional Preferente. Paralelamente a estos acontecimientos deportivos, el 11 de noviembre de 2003 el club se transformó en fundación quedando su nombre en Sección de Acción Deportiva Club de Fútbol Internacional de Madrid Deportes Sociedad Limitada, larguísima denominación con la cual, al estar la temporada en marcha, sería empleado a partir del 1 de julio de 2004.

escudo CF San Federico-Dehesa de la Villa

La consecución de una plaza en Regional Preferente era un salto cualitativo que exigía un mayor esfuerzo, por lo cual, buscándose entre los clubs modestos más destacados de la capital, se iniciaron conversaciones con el C.F. San Federico-Dehesa de la Villa, sociedad constituida en 1966 que vestía íntegramente de blanco, contaba con un prometedor equipo en División de Honor Juvenil y otro en Regional Preferente, para integrar toda su estructura en el club inmobiliario. Absorbido el histórico club canterano y pasando a vestir camiseta azul con pantalón blanco se consiguió disponer de varios equipos en distintas categorías que aseguraban su futuro, contando para la edición 04/05 con dos equipos en Regional Preferente que hacían uso del Campo Municipal Dehesa de la Villa situado en la Calle del Alcalde Martín de Alzaga que ofrecieron dispar resultado, finalizando el primer equipo en el puesto decimotercero dentro del Grupo I y el equipo B, antiguo C.F. San Federico-Dehesa de la Villa, decimosexto en el Grupo II por lo que perdió la categoría al igual que el equipo de División de Honor, penúltimo.

En la temporada 05/06, con un único equipo en Regional Preferente y otro en Primera Regional, el primer equipo finalizó cuarto clasificado en el Grupo I decidiéndose al término del campeonato abandonar el Campo Municipal Dehesa de la Villa, demasiado pequeño para sus intereses y alcance de miras, al conseguirse un beneficioso convenio con el ayuntamiento de Moraleja de Enmedio por el cual se pasaba a hacer uso de las instalaciones del Polideportivo Municipal de dicha localidad situada a unos veintiocho kilómetros al sur de la Corte. Acomodado en su nuevo emplazamiento y sin apenas afición, el C.F. Internacional de Madrid, nombre popular al igual que Inter de Madrid, consiguió hacer una piña con el esfuerzo de sus directivos, técnicos y jugadores, todos nuevos, logrando la octava plaza en la campaña 06/07 y la séptima en la edición 07/08, proponiéndose en 2008 el presidente interista Stephen Newman dar un paso adelante e intentar luchar por ascender a Tercera División. El objetivo, con Javier García Márquez en el banquillo, difícil pero factible dado el presupuesto de la entidad, no se llevó a buen puerto en su primera intentona de la sesión 08/09 al precederle A.D. Arganda y C.F. Trival Valderas, de Alcorcón, quienes ascendieron, debiendo esperar a la temporada siguiente 09/10 cuando, a cinco puntos del C.D. Puerta Bonita, materializaron su deseo.

2010 – 2020

El debut en Categoría Nacional demandaba refuerzos y estos llegaron integrándose a la perfección hasta permitir que el combinado interista ocupase la sexta plaza al término del campeonato 10/11 quedando a tan sólo tres puntos de entrar en puesto de Promoción, apostándose por la continuidad de la plantilla para la temporada siguiente 11/12, pero con nuevo entrenador, Pablo López Salgado en la cual, de nuevo, fueron sextos y tres puntos fueron los que le impidieran promocionar.

Con un presupuesto de mitad de tabla, el C.F. Internacional de Madrid había conseguido acercarse a los puestos de Promoción en una Liga tan complicada como la del Grupo VII madrileño, retrocediendo en la edición 12/13 hasta la decimoprimera plaza. En la temporada 13/14 llegaron nuevas incorporaciones que mejoraron ostensiblemente el plantel permitiendo alcanzar el quinto puesto a un punto de la Promoción y a tres del líder C.F. Trival Valderas, suponiendo la clasificación un éxito por su modesto presupuesto pero una frustración deportiva al no obtener premio. Con la campaña 14/15, el desarrollo del torneo madrileño discurrió en similares circunstancias y en esta ocasión se concluyó séptimo, siendo una vez más tres escasos puntos los que le separaron de disputar por primera vez en su historia la Promoción de Ascenso a Segunda División B.

De estar en la zona de arriba, en la sesión 15/16 se pasó a estar abajo luchando con los rivales más flojos para evitar el descenso, desastre que se evitó subsistiendo con una renta de diez puntos por encima de tan fatal desenlace. Concluido el torneo, el presidente de la sociedad y alma mater, Stephen Newman, comunicó a la plantilla que, debido a la falta de un patrocinador, la continuidad del club estaba pendiente de un hilo, que no iba a seguir jugando en Moraleja de Enmedio y que, quien quisiera, era libre de abandonar el club. Amenazado seriamente de desaparición, el entrenador Pablo López, gracias a sus contactos e impagable labor, consiguió que el club interista alcanzase un acuerdo con el C.D. Nuevo Boadilla y el titular del recinto donde este club jugaba, el ayuntamiento de Boadilla del Monte, resultando una botella de oxígeno vital con el cual se garantizaba, al menos, disponer de un sitio donde jugar. Con el nuevo nombre competitivo de S.A.D. C.F. Internacional de Madrid-Boadilla, retenido el treinta por cien de los jugadores de la campaña anterior y el reclutamiento del setenta por cien restante, el equipo salió a competir consiguiendo el presidente Newman, de forma paralela, establecer en septiembre un convenio con la Universidad Camilo José Cela por el cual esta entidad patrocinaba al club y, a su vez, los jugadores en curso universitario podían realizar sus prácticas en el centro educativo.

Habiendo llegado el plantel interista a ser líder del Grupo VII, la UCJC, responsable de las nóminas, decidió en noviembre de 2016 prescindir de los servicios de Pablo López contratando a Michel Carrilero con quien se finalizó en novena plaza en un ejercicio de transición donde el club había sufrido una radical transformación accediendo en 2016 Ángel Serrano Ceballos a la presidencia en sustitución de Newman. En la temporada 17/18 la UCJC decide cambiar los colores del club e impone los suyos, rojo y negro, pasando el club interista a vestir camiseta rojinegra a bandas horizontales con pantalón negro. En la parte técnica, Fran Garrido asume el mando, realizando un espectacular campeonato donde se consiguen veintitrés victorias, diez empates y cinco derrotas, aupándose hasta el primer puesto, con un punto sobre el Getafe C.F. “B” que les proporciona su primer título en la categoría. Clasificado para disputar la Eliminatoria de Campeones, el rival de turno fue el campeón canario C.D. Tenerife “B”, contendiente con el cual se empató 0-0 en el encuentro de ida en el Polideportivo Municipal de Boadilla del Monte y, una semana después, adelantándose los interistas con gol de Álvaro Rivero, se acabó empatando 1-1 y con ello, logrando el ascenso directo a Segunda División B gracias al gol average particular favorable.

Texto: Vicent Masià © 2018

Última actualización: 2018

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • FFM, 95 años de historia 1913-2008. Editado por Federación de Fútbol de Madrid (2008).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elgoldemadriz.com. Blog deportivo.
  • www.futmadrid.com
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.as.com Diario deportivo.
  • www.expansion.com Diario economía.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

  • www.interdemadrid.com (Web oficial).

 

 

 

Historial del Club Rápido de Bouzas

 

escudo Club Rapido de Bouzas

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Rápido de Bouzas
  • Ciudad: Vigo
  • Provincia: Pontevedra
  • Comunidad Autónoma: Galicia /Galiza
  • Fecha de constitución: 9 de enero de 1914
  • Fecha de federación: 1917

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Rápido Foot-ball (1914-1917)
  • Club Rápido de Foot-ball (1917-1942)
  • Club Rápido de Bouzas (1942- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2004/05

 

ESTADIO:

estadio Club Rapido de Bouzas

Campo Baltasar Pujales

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal Baltasar Pujales
  • Año de inauguración: enero de 1999
  • Cambios de nombre: Campo Municipal de Bouzas (1999-2005)
  • Campo de Fútbol Municipal Baltasar Pujales (2005- )
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Bouzas (1914-1942)
  • Campo de La Florida (1942-1978)
  • Campo de Las Gaviotas (1978-1999)
  • Campo de Fútbol Municipal Baltasar Pujales (1999- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Club Rapido de Bouzas

 

ESCUDOS DEL CLUB RÁPIDO DE BOUZAS. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB RÁPIDO DE BOUZAS. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN VIGO:

Situado al oeste de la villa histórica de Vigo y enfrente mismo del mar, la localidad de Bouzas, con 30 kilómetros cuadrados de término en su origen, fue un municipio independiente desde el siglo XVI con ayuntamiento y juzgado propios que, dedicado principalmente a tareas de agricultura y pesca de bajura, conservó unos rasgos tradicionales que todavía hoy se conservan. En el año 1900, con algo más de ocho mil habitantes repartidos en varias parroquias de las que Bouzas era la más importante y daba nombre al municipio, se perdió la parroquia de Matamá en favor de Vigo quedando su término reducido a 12 kilómetros cuadrados de extensión, siendo publicado en la Gaceta Oficial de Madrid con fecha 6 de enero de 1904 y sancionado por Alfonso XIII un Real Decreto por el cual el ayuntamiento de Bouzas quedaba integrado en el de Vigo. ´

Bouzas, quien en aquella fecha contaba con las parroquias de Bembrive, Coia, Beade y Coruxo, perdió su autonomía pero se reafirmó como sede de importantes industrias conserveras y astilleros que requerían mucha mano de obra en perjuicio de los tradicionales sectores dedicados a la pesca y la agricultura, experimentando su suelo una gran transformación y evolución en las primeras décadas del siglo XX.

En cuanto a la aparición de fútbol, esta se vio en gran parte influenciada por la proximidad con la cercana Vigo, ciudad donde desde finales del siglo XX la práctica de este deporte era habitual entre los operarios de la Eastern Telegraph Company Ltd., sociedad británica instalada en la ciudad olívica en mayo de 1873 la cual, contratados sus servicios por el Gobierno nacional, se venía haciéndose cargo de montar y mantener el servicio de cable telegráfico submarino que conectaba el Reino Unido con Vigo y desde aquí con Lisboa, vital para la comunicación entre ambos continentes.

La compañía británica, siguiendo el ejemplo de las grandes empresas de aquel país quienes se preocupan de la estabilidad laboral y emocional de sus empleados conscientes de residir en suelo extranjero lejos de la patria, alrededor de 1895 constituyó el Exiles Cable Club, sociedad promovida por el staff directivo donde, entre otras actividades, se dio cabida al fútbol. El club británico dejó huella entre sus convecinos y el 4 de junio de 1903, promovido por jóvenes de la Sociedad de Artes y Sport, quedó constituido el Vigo Sport Club que vestía maillot partido a dos mitades rojo y blanco con pantalón de este último color, estando liderado por el gran atleta amateur Manuel Ocaña, hijo de una reconocida familia de fotógrafos. Esta sociedad, con gran repercusión en sus primeros tiempos, acabó a principios de 1905 adoptando el nombre de Vigo Foot-ball Club.

Paralelamente a estos hechos y, dada la repercusión que adquiere el fútbol en Vigo, a principios de 1904 recién perdida su autonomía surge en Bouzas el Petit Foot-ball Club, presidido por Francisco Estévez cuyos miembros visten camisa con pantalón blanco dándose la circunstancia de que los tres conjuntos existentes por entonces, Exiles Cable Club, Vigo Sport Club y el recién constituido puestos comúnmente de acuerdo emplean conjuntamente las instalaciones deportivas del Campo del Relleno, el único recinto habilitado. En 1905, con la entrada de nuevos socios, la sociedad con sede en Bouzas aprobará y presentará el 10 de septiembre sus Estatutos ante el Gobierno Civil siendo aprobados el 11 con el nombre ya de Fortuna Foot-ball Club, constando su primera junta directiva la formada por Roberto Pérez en la presidencia, Francisco Lago en la vicepresidencia, Luciano Vázquez como secretario y Paulino Iglesias en la tesorería, mientras vocales resultan Adolfo Ferrer, Raúl López y Francisco Estévez.

Apenas un mes antes, en concreto el 2 de agosto, los miembros del que fuera Hispania Foot-ball Club, sociedad nacida en 1904, repiten los pasos dados por sus convecinos y se registran como Español Foot-ball Club vistiendo camisa blanquinegra a rayas y pantalón blanco con Jaime Rocha en la presidencia. En 1905 se constituyen nuevas sociedades como el New Club, el Marítimo F.C., presidido por Manuel Figueroa y luciendo camisa blanquiazul con pantalón azul, además del Regimiento de Infantería Murcia, combinado militar con sede en la ciudad presidido por Fernando Ocaña.

A principios de 1906 el Vigo F.C. quedará fusionado con el New Club aumentando su rivalidad respecto al Fortuna F.C., siendo tensos los encuentros entre las respectivas aficiones viguesas y boucenses en el Campo del Relleno. Aunque finalizado en otoño de 1907, a principios de 1908 el Fortuna F.C. estrenará el Campo de Bouzas, un nuevo recinto cedido por Rafael Tapias -el principal alentador del Real Club Náutico de Vigo- que, a pesar de estipular un alquiler nunca ejercerá su derecho, siendo sin duda bienvenido al descongestionar un abarrotado Campo del Relleno o del Malecón en el cual cada día es más difícil ponerse de acuerdo para jugar ante la cantidad de pretendientes que reúne.

Tras la constitución del breve Industriosa F.C., club integrado por jóvenes formados en la Escuela de Artes y Oficios que trabajaban en los talleres de empresa de astilleros y los modestos Teis F.C., quien vestía camisa partida a dos mitades roja y azul con pantalón blanco y Alcabre F.C., tramitado por la Mayordomía Real el 26 de agosto de 1908 el Fortuna F.C. recibe el título honorífico de Real de manos de S.M. El Rey D. Alfonso XIII pasando a ser denominado Real Fortuna Foot-ball Club -Real Club Fortuna en prensa-, inaugurando el 9 de febrero de 1908 los miembros del Vigo F.C. el Campo de Coia.

En 1911 surge el Sporting Club, un conjunto originado en su mayoría por antiguos miembros de la otrora poderosa sociedad Real Club Náutico de Vigo, popular centro recreativo creado el 7 de abril de 1906 que, a pesar de sus saneadas cuentas, no pudo esquivar su disolución el 24 de febrero de 1909. El Sporting Club, liderado y presidido por Fernando Bárcena, se fusionará el 28 de septiembre de 1913 con el Vigo F.C. dando lugar al Vigo Sporting Club, conservado su clásico maillot pero no su tradicional pantalón blanco, ahora azul para el 6 de mayo de 1914 quedar en Real Vigo Sporting Club, al conseguir de la Casa Real tan noble distinción.

 

HISTORIA DEL CLUB RÁPIDO DE BOUZAS:

1914 – 1920

Mientras en toda la ciudad de Vigo iban naciendo nuevas sociedades con parcial o plena dedicación al fútbol, en el núcleo de Bouzas, todavía distante del casco histórico olívico, quedaba constituido el 21 de abril de 1907 el Círculo Recreativo Liceo Marítimo de Bouzas, club náutico desde donde, al cabo de unos años, un grupo de socios y de forma autónoma, empezó a hacer coqueteos con la práctica del fútbol.

Dicho deporte, muy en boga en toda la ciudad, adquirió mayores proporciones a finales de 1913 durante las fiestas del barrio del mes de diciembre, concertándose para el 9 de enero de 1914 el primer encuentro entre dos equipos de jugadores de la sociedad Rápido Foot-ball, nombre adquirido por aquellos jóvenes del Liceo que, empleando los colores identificativos del club náutico, vestían camiseta gualdinegra con pantalón blanco.

Haciendo uso del Campo de Bouzas, un recinto propiedad del empresario Rafael Tapias que tenía como principal y destacado inquilino al todopoderoso Real Fortuna F.C., aquella generación de jóvenes imberbes fue creciendo hasta que en 1917, con varios años de práctica en sus carnes, decidieron darse de alta en la Federación Gallega para competir en las Ligas que este organismo mantenía. Dicho paso requería varios requisitos formales como la constitución de una Junta Directiva, disponer de unos Estatutos e inscribirse en el Registro de Asociaciones por lo que, elegida una dirección en la que Severino Pinal ejercía de presidente, Victorio Bastos de vicepresidente, Luis Álvarez Sotos de secretario, Benjamín Álvarez García de vicesecretario, Benigno Montenegro Costas de tesorero y contador al unísono, el día 2 de agosto fueron presentados los Estatutos quedando aprobados el día 12 por el gobernador civil.

La sociedad gualdinegra, inscrita como Club Rápido Foot-ball, federativamente hizo su debut en la temporada 17/18 dentro del Grupo B de Primera Categoría que era la segunda a nivel regional, luciendo durante varios años las iniciales del Círculo Recreativo en su escudo circular con fondo rojo demostrando que, pese a su independencia, los lazos con el club náutico todavía eran latentes. En 1918, siguiendo la moda que habían emprendido los dos clubs más importantes de La Coruña, Real Club Deportivo y Real Club Coruña, así como los locales Real Fortuna F.C. y Real Vigo S.C., desde la directiva se intentó conseguir de la Mayordomía Real el título de Real para el club, solicitud que no fue considerada no recibiéndose nunca respuesta de la Casa Real tal vez por el escaso bagaje deportivo de la sociedad y, sobre todo, al no gozar supuestamente de un intermediario de consideración siempre necesario en estos trámites.

1920 – 1930

Durante los años veinte el club boucense vivirá años agitados siendo muy productivos los primeros pues, instalado en la Serie B de Primera Categoría, consigue proclamarse Campeón de Galicia de Aficionados en los años 1921 y 1922, dos trofeos que llenan de orgullo a los gualdinegros. En la temporada 21/22 se aúpa al primer puesto de la Serie B por primera vez en su historia, hito que no le valdrá para acceder a la Serie A, categoría reservada para la élite del fútbol gallego donde entrar resulta harto complicado para los clubs modestos.

Llegados a 1923, la reclamación del periodista Manuel Castro “Handicap”, redactor en Sprint y El Faro de Vigo quien desde 1915 venía proponiendo la fusión de los dos grandes clubs olívicos, Real Fortuna F.C. y Real Vigo Sporting Club, al fin tiene efecto y el 10 de agosto queda constituido el Club Celta, sociedad que originariamente viste camisa roja con pantalón negro y, desde el 23 de febrero de 1924 será reconocido como Real Club Celta al autorizar la Casa Real el uso de tan honorífico título. En los momentos previos a la constitución del principal club olívico, quien adoptará en 1924 el clásico color celeste para su jersey y blanco para el pantalón, cabe hacer hincapié en la invitación que se le ofrece al Club Rápido Foot-ball para que se sume a la fusión que se va a realizar en el fútbol local, oferta que es rechazada por su junta directiva al dar preferencia absoluta a la independencia y autonomía de la sociedad boucense.

En lo sucesivo los gualdinegros seguirán en la serie B, compitiendo cada temporada junto a los clubs más destacados del segundo nivel regional pero viendo cómo, con el paso de los años, el fútbol va cambiando y el profesionalismo gana adeptos por doquier. El surgir de este fenómeno que se extiende como una resbaladiza mancha de aceite, acabará trastornando su futuro pero no su identidad, viéndose cada temporada relegados un paso más ante la negativa de la dirección a aceptar pagar a parte de sus jugadores.

1930 – 1940

Asumido el papel de club modesto y alejado de los costes que le supone una categoría tan difícil de mantener como es la Serie B, tras su última presencia en la temporada 28/29 el club gualdinegro opta por encarar su trayectoria en otras categorías más humildes donde se juegue con futbolistas que jueguen por jugar sin reparar en sueldos o asignaciones en metálico.

La Federación Gallega, quien organiza campeonatos exclusivamente para los clubs de Primera y Segunda Categoría entre los que no figura el Club Rápido Foot-ball, obliga a los boucenses a buscarse la vida en otros derroteros consiguiendo, junto a la ayuda de otros clubs implicados de Vigo y su entorno, que en 1934 se organice un Campeonato de Liga de Clubs Modestos donde, basándose en dos campos vigueses cerrados y vallados, queden estos clubs organizados en dos divisiones creándose respectivamente un torneo de Liga por puntos y otro de Copa por eliminatorias. Sexto clasificado en la temporada 34/35 dentro de la Segunda División local, en la campaña siguiente 35/36 será quinto en la Primera División, viéndose sorprendido en julio de 1936 por el estallido de la Guerra Civil en plena pretemporada. En lo sucesivo el club gualdinegro cesa su actividad, viéndose agravada la situación deportiva y civil con el avance de un conflicto que se extiende demasiado en el tiempo y dejará marcadas a varias generaciones.

1940 – 1950

Tras el fin del conflicto el Club Rápido Foot-ball tarda en reorganizarse después de la caótica situación originada, siendo en 1942 cuando antiguos socios deciden reemprender la actividad cortada en 1936. En esta ocasión Santiago Rodríguez Freire es quien comanda la directiva de un club que se hace denominar Club Rápido de Bouzas debido a la Ley gubernamental que impide el empleo de extranjerismos, siendo primero en la Primera División de los modestos durante la temporada 42/43 lo que le vale entrar en la Segunda Categoría regional.

Los boucenses, quienes han permutado el tradicional pantalón blanco por uno negro, se estrenan en la campaña 43/44 con el primer puesto, plaza que le permite acceder a la Primera Regional o Serie A por primera vez en su historia. Haciendo desde su retorno uso del Campo de La Florida, en la edición 44/45 se proclama Campeón de la Serie A, éxito sin precedentes que le permite disputar la Promoción de Ascenso a Tercera División donde es superado por el Betanzos C.F., una categoría nacional donde compiten los clubs modestos más destacados y aquellos de prestigio en horas bajas.

Subcampeón en la edición 45/46, en 1946 solicita la baja temporal en la Federación Gallega al no disponer de terreno de juego, regresando en la temporada 48/49 bajo la presidencia de José Lorenzo Carnero en la Segunda División de Modestos de Vigo.

1950 – 1960

Los años cincuenta no son, de hecho, fáciles para la sociedad boucense. Dentro de la ciudad de Vigo, al margen de la predominancia del Real Club Celta, cohabitan otras sociedades que han ido escalando peldaños hasta llegar a Categoría Nacional, caso del Turista Sociedad Cultural o encaramado arriba de la Primera Regional como el Club Gran Peña, precediendo en importancia a clubs de Segunda Regional como el C.D. Valladares y el Corujo C.F.

Ante tanta competencia no es sencillo subsistir y el club gualdinegro se limita a participar en la Primera División de los Modestos de Vigo, categoría provincial donde comparte experiencias con otros clubs de la localidad y su comarca.

Durante estos tiempos de crisis, el Club Rápido de Bouzas conquistará la edición 54/55 y 59/60 destacando, especialmente, el paso por sus filas de jugadores afamados como el internacional Pahiño, Carlos Cela y Gelucho.

1960 – 1970

Los años sesenta significarán una llegada de viento fresco para el club boucense pues, después de ser primero en la temporada 60/61 consiguiendo el ascenso a Primera Regional, en esta categoría será subcampeón en la 61/62 y, tras dos sendos cuarto puesto en los campeonatos de las ediciones 62/63 y 63/64, en la sesión 64/65 primero consiguiendo el ascenso a la Tercera División, una categoría donde nunca ha militado antes y es, en esa época, el tercer nivel nacional tras la Primera y Segunda División.

Reflotado bajo la presidencia de José Rodríguez Fernández, los gualdinegros debutarán durante la temporada 65/66 en el Grupo I gallego donde le aguarda parte de la élite regional, siendo octavo mientras en la campaña 66/67 es décimo.

En la edición 67/68 la RFEF anuncia cambios en la categoría y avisa a todos los clubs implicados que sólo los diez primeros clasificados de cada grupo continuarán en la categoría, haciendo el plantel que juega en el Campo de La Florida un gran esfuerzo que no es recompensado al concluir en decimotercero puesto. Esta plaza significa su descenso a Primera Regional, ante lo cual la junta directiva, sospesando pros y contras, por motivos económicos renuncia su participación inscribiéndose para la temporada 68/69 en la Segunda División de Modestos de Vigo, torneo donde consigue el primer puesto y el ascenso a Primera División. En esta primera categoría provincial será primero en la campaña 69/70.

1970 – 1980

Los años setenta son un paso atrás considerable para la entidad olívica. De militar en Tercera División pasan a competir en la Primera División de Modestos viguesa donde no abandonarán en toda la década a pesar de contar en varias ocasiones con planteles de garantías para competir en categoría superior, entiéndase por Segunda o Primera Regional.

La maltrecha economía del club lo impedirá y, concienciados, los gualdinegros asumirán su papel teniendo equipos competitivos que, pese a saber que no van a ascender, tratan de quedar lo más arriba posible.

Convertido claramente en un club de cantera, el Club Rápido de Bouzas es segundo en la temporada 70/71, tercero en la campaña 71/72 y quinto en la edición 72/73, accediendo en el verano de 1973 a la presidencia Baltasar Pujales Estévez, persona que lo será todo en el club durante muchos años y, con su trabajo, conseguirá grandes logros. Deportivamente siempre se aspira a lo máximo siendo cuarto en la sesión 73/74, Campeón en la temporada 74/75 y segundo en las campañas 75/76, 76/77 y 77/78, para repetir el primer puesto en la sesión 78/79 y cerrar la década con un subcampeonato en la 79/80.

1980 – 1990

Durante los primeros años ochenta la economía del club todavía no es boyante y, desde la junta directiva, se promueve la formación de jugadores quienes, alcanzada cierta edad, ingresan en otros clubs. Por el Campo de Las Gaviotas pasan multitud de jugadores con mejor o peor futuro, destacando algunos que llegan a Categoría Nacional, conservando el club boucense un potencial indiscutible a lo largo de estas fechas que le confiere siempre una vitola de candidato al título. De este modo será tercero en la temporada 80/81 y quinto en la campaña 81/82, conquistando dos títulos de forma consecutivas en las ediciones 82/83 y 83/84. En la sesión 84/85 retrocede hasta el tercer puesto, conquistando en la temporada 85/86 su tercer entorchado en poco tiempo, retrocediendo en la campaña 86/87 hasta la sexta posición.

En la temporada 87/88 se abandona por fin la política de no militar en competición regional y el club se inscribe en la Segunda Regional, última de las categorías organizadas por la Federación Gallega, consiguiendo un meritorio cuarto puesto que precederá a la campaña 88/89 donde concluye quinto y edición 89/90 con la sexta plaza.

1990 – 2000

A lo largo de los años noventa el Club Rápido de Bouzas experimentará un crecimiento deportivo que le hará despertar y salir de los momentos anodinos vividos en las últimas décadas. Con Baltasar Pujales al frente, su amplitud de miras y buen hacer traerá consigo varios ascensos no tardando el primero de ellos en llegar pues en la temporada 90/91, como primer clasificado, consigue el acceso a la Primera Regional. En esta categoría aguantará poco, para su bien, siendo decimoprimero en la campaña 91/92 e inmediatamente primero en la edición 92/93, éxito que le abre las puertas de par en par de la Regional Preferente, una categoría en la que nunca anteriormente ha militado.

El estreno en este nivel que encabeza las Categorías Regionales, es beneficioso para la estructura del club quien, poco a poco, va incrementando el número de equipos destinados al fútbol base para fundamentar sus cimientos. En la temporada 93/94 debutarán con un décimo puesto, siendo octavos en la campaña 94/95 y novenos en la sesión 95/96. Entre los gualdinegros, quienes hacen uso del humilde Campo de Las Gaviotas, empieza a fraguarse la idea de disponer de un terreno mejor acondicionado que dé solución a los problemas planteados por la gran cantidad de jóvenes que forman parte de su estructura, estableciéndose contactos con el consistorio para encontrar una salida, que, de momento, anda entre pañales.

Deportivamente apenas nada cambia y en la edición 96/97 se concluye en décima posición. En 1997 se incorporan nuevos jugadores y la escuela empieza a dar resultados consiguiéndose un meritorio tercer puesto en Liga que promete cosas interesantes para su más inmediato futuro. Las sospechas se tornan en realidad cuando en la siguiente temporada, 98/99, se alcanza el subcampeonato a dos puntos del C.D. Grove y se accede a la Promoción de Ascenso, Fase que se supera consiguiendo retornar a la Tercera División cuarenta años después de su última presencia en una categoría que, en estos tiempos, es cuarto nivel nacional y no tercero como otrora. El club gualdinegro está de enhorabuena y, a la par que logra el ascenso, estrena en enero de 1999 el Campo Municipal de Bouzas, recinto con césped natural que cumple a la perfección con las necesidades creadas. El reestreno en Tercera División es vivido con apasionamiento con el entrenador Alfonso Valverde concluyendo la campaña 99/00 en el decimosegundo puesto.

2000 – 2010

Con el cambio de siglo el Club Rápido de Bouzas es ya una sociedad acomodada en la Tercera División, con una buena base inferior y un objetivo claro que pasa por no perder la categoría. En la temporada inicial 00/01, con el técnico Alfonso Valverde se ocupa la decimocuarta plaza, llegando nuevas incorporaciones en la campaña 01/02 que, con el mismo entrenador hacen que el equipo sea quinto estando a un paso de disputar su primera Promoción de Ascenso a Segunda División B. Confiado el proyecto 02/03 una vez más a Valverde, en esta edición el plantel queda cuarto en Liga tras C.C.D. Cerceda, R.C.D. de la Coruña “B” y Club Atlético Arteixo, logrando ahora sí colarse en una Promoción donde pone toda la carne en el asador pero es superado, tras igualar a puntos, por el C.F. Fuenlabrada quien le supera por gol-average mientras el Caudal Deportivo es tercero y el C.F. Promesas Ponferrada cuarto.

La pérdida de algunas piezas y el cambio de entrenador, José María Abalde, le hacen retroceder hasta el puesto decimocuarto en la temporada 03/04, conquistando con el mismo técnico la Liga 04/05 de forma sorprendente al concluir dos puntos sobre la S.D. Negreira y tres sobre el C.D. Lugo. Con su primer título en la categoría, en las Semifinales de la Promoción de Ascenso superan a la U.P. Langreo; 0-0 en la localidad asturiana y 2-0 en casa, cayendo ante la desilusión de sus aficionados en la Final al cosechar un interesante 1-1 ante el C.D. Móstoles en la localidad madrileña y días después empatar 2-2 en casa evadiéndose el sueño de la Segunda División B. La campaña 05/06, tercera de Josiño en el banquillo, es decepcionante y el equipo pierde fuelle ocupando la decimoquinta plaza, puesto que será ligeramente mejorado en la edición 06/07 a ser decimosegundo.

Con la llegada del técnico Pablo Álvarez y nuevos jugadores se pretende dar un giro de cara a la temporada 07/08, pero el equipo no responde como se espera y se es noveno. En el verano de 2008 Manuel Pedro Seoane Cordal sustituye en la presidencia al histórico Baltasar Pujales, alma del club durante treinta y cinco años, encabezando un nuevo proyecto, continuista, pero con la mira puesta en disputar alguna Promoción de Ascenso a Segunda División B en el futuro próximo y, cómo no, poder jugar en el tercer nivel nacional. El acceso del nuevo presidente, sin embargo, no es significativo y el equipo gualdinegro debe luchar para mantener la categoría en la campaña 08/09 al concluir decimoquinto, mejorando ligeramente en la sesión 09/10 con un discreto décimo puesto que coincide con la implementación de césped artificial en su feudo.

2010 – 2020

Con el cambio de década, en sus inicios la trayectoria discurre por cauces similares a como terminó en la anterior, ocupándose nuevamente la décima plaza en la edición 10/11. El Club Rápido de Bouzas no acaba de arrancar y, aunque cuenta en todas las apuestas para estar arriba, a la hora de la verdad sus resultados no son los apetecidos y el equipo se ve envuelto en la mediocridad siendo séptimo en la campaña 11/12 y octavo en la 12/13 para quedar relegado a la décima plaza en la edición 13/14. Con Xurxo Otero en el banquillo, la tendencia de los gualdinegros no cambiará en absoluto durante la sesión 14/15 al concluir igualmente en el décimo puesto, mejorándose un tanto en la campaña 15/16 al ser octavo aunque se apuntan buenas maneras.

En el verano de 2016 el club confía su proyecto a Patxi Salinas, exdirector deportivo de los boucenses en una etapa anterior para quien se traen nuevos jugadores con los que se piensa obtener una de las primeras cuatro plazas. El acierto, mejor de lo esperado, es pleno y el club olívico termina la temporada 16/17 segundo a nueve puntos de un inalcanzable R.C.D. de la Coruña “B” logrando clasificarse para la disputa de a Promoción de Ascenso. En esta Fase la confianza es plena y, siempre con el nerviosismo típico de estas eliminatorias, se superan los Cuartos de Final fácilmente ante el C.D. Cayón; 0-2 en la localidad cántabra de Santa María de Cayón y 4-0 en casa, y las Semifinales ante la U.D. Villa de Santa Brígida; 0-1 en la localidad canaria y victoria también encasa por 1-0, llegando la gran Final ante el C.F. Peralada que presenta mayores dificultades. Después de un preocupante 1-1 en casa, una semana después se resuelve todo favorablemente para sus intereses consiguiendo un luchado 2-2 en la localidad gerundense, guarismo que por el doble valor de los goles anotados a domicilio le proporciona el ascenso a Segunda División B por primera vez en su historia, un éxito sin precedentes.

Texto: Vicent Masià © 2017

Última actualización: 2017

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Albores del fútbol vigués 1905-1923. Celso González Villar. Editorial Faro de Vigo (1959).
  • Historia do fútbol galego. Anxo Varela. Ediciones Lea (1997).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Gaceta de Galicia. Diario general.
  • Correo de Galicia. Diario general.
  • Vida Gallega. Semanario.
  • Los Deportes. Semanario.
  • Faro de Vigo. Diario general.
  • Noticiero de Vigo. Diario general.
  • www.farodevigo.es Diario general.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario general.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

Historial de la Agrupación Deportiva Unión Adarve

 

escudo AD Union Adarve

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Agrupación Deportiva Unión Adarve
  • Ciudad: Madrid
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 1 de julio de 1992
  • Fecha de federación: 1992

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve (1992-2000)
  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve-La Paz (2000-2002)
  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve (2002-2004)
  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve-Mestalla (2004-2006)
  • Agrupación Deportiva Unión Adarve-Barrio del Pilar (2006-2007)
  • Agrupación Deportiva Unión Adarve (2007- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas en Categoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio AD Union Adarve

Campo Vicente del Bosque

  • Nombre: Polideportivo Vicente Del Bosque
  • Año de inauguración: 18 de junio de 1982
  • Cambios de nombre: Polideportivo de El Pilar (1982-2010)
  • Polideportivo Vicente Del Bosque (2010- )
  • Capacidad: 1.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Polideportivo Isla de Tabarca (1992-2005)
  • Campo Vereda de Ganapanes (2005-2016)
  • Polideportivo Vicente Del Bosque (2016- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales AD Union Adarve

 

ESCUDOS DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA UNIÓN ADARVE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA UNIÓN ADARVE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN EL BARRIO DEL PILAR. MADRID:

El popular Barrio del Pilar, emplazado en la zona noroeste de la ciudad de Madrid y perteneciente al distrito de Fuencarral-El Pardo, debe su construcción a la iniciativa del promotor José Banús quien, entre finales de los años cincuenta y primeros sesenta, aprovechando la amplia superficie disponible edificó varios conjuntos de viviendas modestas para albergar la masiva inmigración procedente de todo el país que llegaba a la capital en busca de fortuna. Con alrededor de cincuenta mil habitantes en la actualidad, el barrio ha ido transformándose aunque todavía son característicos los bloques de más de diez alturas.

Humilde en su esencia y falto de infraestructuras, los vecinos del Barrio del Pilar durante los años sesenta si deseaban ver fútbol tuvieron que desplazarse hasta el vecino Fuencarral, núcleo histórico donde su club más representativo era el C.D. Fuencarral, una sociedad constituida el 15 de septiembre de 1950 que vestía camiseta roja con pantalón blanco y durante esos años militaba en Primera Regional.

El crecimiento y asentamiento de El Pilar, junto con la proliferación de numerosas colonias urbanas en suelo madrileño, propiciaron a finales de la década la irrupción de numerosos clubs que obligaron a la Federación Castellana a ampliar el número de grupos y participantes en sus categorías inferiores. Uno de ellos fue el C.D. El Pilar, surgido en 1969 y presidido por Cándido Calvo García el cual, debutando en la temporada 69/70 en Tercera Regional Ordinaria, tuvo escaso seguimiento por parte de los aficionados y no llegó a cuajar.

La siguiente iniciativa promovida en el barrio surgió el 1 de septiembre de 1975 dando forma a la Agrupación Deportiva Barrio del Pilar, sociedad con vocación eminentemente juvenil presidida por Teodoro Parra Ballester que en la siguiente temporada, 76/77, dotada ya con equipo sénior y vistiendo enteramente de blanco, cambió a Club Deportivo Jóvenes-Barrio del Pilar partiendo desde la Tercera Regional Ordinaria. El C.D. Jóvenes-Barrio del Pilar se convirtió en el equipo más representativo de la barriada a principios de los años ochenta, cambiando a C.D. Barrio del Pilar en 1984, aunque le surgieron varios competidores como el C.D. Estrella del Pilar en 1980 y, sobre todo, el Racing de Bilbao Club de Fútbol, club constituido el 3 de junio de 1976 quien, vistiendo camisa rojinegra con pantalón negro, a mitad de década le superó deportivamente relegándole a un segundo plano.

El Racing de Bilbao C.F. tuvo en sus primeros años una carrera meteórica ascendiendo varios peldaños hasta alcanzar la Primera Regional, categoría donde se acomodó durante varias temporadas hasta permutar su denominación a Agrupación Deportiva Racing del Pilar en 1982 sin modificar sus tradicionales colores. La ambición de esta sociedad, deseosa de crecer deportiva y socialmente entre sus convecinos, le llevó en 1983 a fusionarse con el Colmena, club dedicado al fútbol base provisto de un equipo juvenil que añoraban los racinguistas, adquiriendo en este preciso año el nombre de Agrupación Deportiva Unión Barrio del Pilar. El conjunto unionista, una vez fraguada la fusión no tuvo oponente en el barrio y, aunque en alguna ocasión debido a un descenso de categoría coincidió con el C.D. Barrio del Pilar en Segunda Regional, lo cierto es que a principios de los años noventa era ya el club dominante estrenándose en la temporada 94/95 en Regional Preferente.

Durante estos tiempos surgieron nuevos clubs como la Escuela de Fútbol Barrio del Pilar, el Stress Barrio del Pilar C.F. y el F.C. Inter del Pilar, absorbiendo en 1995 la A.D. Unión Barrio del Pilar al C.D. Barrio del Pilar que deambulaba sin futuro en Tercera Regional para convertirlo en su segundo equipo. De esta fusión nace la denominación Unión Deportiva Barrio del Pilar, aunque oficial y federativamente, se seguirá empleando el nombre de A.D. Unión Barrio del Pilar.

 

HISTORIA DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA UNIÓN ADARVE:

1992 – 2000

Recogiendo el sentir de numerosos padres del barrio del Pilar, durante el verano de 1992 liderados por Joaquín González se inician las conversaciones para constituir un club de fútbol dedicado a niños en edad benjamín y alevín que, por diversas circunstancias, carecen de medios para enrolarse en clubs de estas características en su entorno. La idea finalmente cuaja y de ella nace el 1 de julio la Agrupación Deportiva y Cultural Adarve, contando con dos equipos de alevines y uno de benjamines bajo la presidencia de Joaquín González. Uniformados originariamente con camisa de color rojo con ribetes negros y pantalón blanco que años después permutarán por una camiseta rojinegra con pantalón negro, fijan su sede en el Polideportivo de Isla Tabarca haciendo de este recinto un mágico y humilde feudo donde irán creciendo en edad y también como jugadores.

2000 – 2010

En el verano del año 2000 la directiva que preside Joaquín González plantea a todos los socios la conveniencia de disponer de un equipo sénior para que aquellos jugadores que se hayan formado en las categorías inferiores del club y hayan adquirido cierta edad, tengan una continuidad en el propio club y no precisen de marchar a otras sociedades. Carente la A.D.C. Adarve de un equipo de estas características y persiguiéndose evitar el iniciarse en Tercera Regional, la última de las categorías de la Federación Madrileña, se establecen contactos con otro club del distrito, el C.F. Urbanización La Paz, una sociedad constituida en 1990 como C.F. Parque Balompié La Paz que en la temporada 98/99 actuó bajo la denominación C.F. Huarte La Paz y tenía plaza en Segunda Regional. Convencidas ambas partes se acuerda la fusión por absorción saliendo como resultante la A.D.C. Adarve-La Paz, nombre con el que en la campaña 00/01 se consigue el subcampeonato tras el C.D. Fuencarral logrando el ascenso a Primera Regional para en la edición 01/02 concluir séptimo.

En 2002 se recupera el nombre clásico de A.D.C. Adarve con el que se constituyera el club terminando quinto en la sesión 02/03 mientras en la temporada 03/04 es cuarto. La debilidad adarveña frente a la pléyade de sociedades que cohabitan dentro de la ciudad de Madrid, le obliga a fusionarse en 2004 con otra entidad balompédica de su entorno, el Mestalla C.F., conjunto constituido en 2001 con presencia en la Tercera Regional tras cuyo acuerdo se adopta el nombre de A.D.C. Adarve-Mestalla. El desgaste que supone la categoría pasa inevitablemente factura y en la campaña 04/05, pese a todos los intentos en evitarlo, se ocupa el decimoquinto puesto descendiendo a Segunda Regional, división autonómica de la que se retirará en pleno torneo 05/06.

En el verano de 2006 se dan dos circunstancias que acarrearán una nueva fusión pues, de un lado la A.D. Unión Barrio del Pilar acaba de proclamarse subcampeona del Grupo I de Primera Categoría tras el Madrid Oeste Boadilla consiguiendo el ascenso a Regional Preferente mientras, de otro, la A.D.C. Adarve-Mestalla empieza a disponer de una cantera cuantiosa pero un primer equipo sénior sin potencial. Impulsado por el presidente adarveño Joaquín González, fruto de la estrecha sintonía entre ambos clubs pronto se alcanza un acuerdo dando como resultante la Agrupación Deportiva Unión Adarve-Barrio del Pilar, quedando el decano integrado en el club adarveño mientras, paralelamente, se decide jugar a partir de entonces en el Campo de la Vereda de Ganapanes dotado con hierba artificial, feudo de la A.D. Unión Barrio del Pilar.

El debut en esta categoría es excelente y los rojinegros, que visten camiseta negra con pantalón blanco en estas fechas, se estrenan con un tercer puesto en Liga tras A.D. Torrejón C.F. y C.F. Pozuelo que les vale el ascenso a Tercera División al ser el tercero con mayor cantidad de puntos de los dos grupos de Regional Preferente. El verano de 2007 es convulso y prácticamente en quince días se arma un equipo para estrenarse en el Grupo VII séptimo madrileño donde Raúl Hernández ejerce de entrenador, siendo muchas las carencias de la plantilla que termina vigésimoprimera y colista con seis victorias habiendo simplificado su denominación a Agrupación Deportiva Unión Adarve. De regreso a la Regional Preferente, en la campaña 08/09 es quinto mientras en la edición 09/10 se concluye como sexto clasificado.

2010 – 2020

Con el cambio de década, desde la directiva que encabeza José Ferreiro Feijó quien sustituyó a Joaquín González en 2008, se pretende regresar a Tercera División en un futuro inmediato, resultando antes de lo previsto al ser segundo en el Grupo I de la Regional Preferente madrileña de la temporada 10/11 a ocho puntos del C.D. Vicálvaro. Con el ascenso llegan cambios y Luis Ramón Gómez Arrojo ocupa la presidencia, encargándose el técnico Lolo Escobar de conseguir la permanencia durante el reestreno en Tercera División de la campaña 11/12 con un discreto decimosegundo puesto que contenta a todos. La A.D. Unión Adarve en estas fechas se ha convertido en la cuarta mejor cantera de la ciudad de Madrid tras Real Madrid C.F., Club Atlético de Madrid y Rayo Vallecano de Madrid disfrutando de una amplia escuela que proporciona buenos jugadores quienes, generalmente, si destacan marchan a otros clubs de superior categoría.

En la edición 12/13, de nuevo con Lolo Escobar, la plantilla rojinegra da un salto cualitativo al estar más conjuntada que en el torneo anterior y, de forma sorpresiva, alcanza en la última jornada el cuarto puesto en la clasificación, plaza que le permite por primera vez en su historia acceder a disputar al Promoción de Ascenso a Segunda División B, el tercer nivel nacional. En esta Fase los madrileños superan en Cuartos de Final al C.D. Alfaro; 1-0 en casa y de nuevo victoria en la localidad riojana por 0-1, no consiguiendo eliminar al C.D. Tropezón en Semifinales; 0-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad de Tanos, perteneciente al municipio cántabro de Torrelavega. El éxito del campeonato anterior hace que el club siga confiando en Lolo Escobar, siendo necesario hacer hincapié en que el presupuesto manejado por la sociedad madrileña es uno de los más bajos de la categoría. Tercero en la sesión 13/14 precedido por C.F. Trival Valderas y Rayo Vallecano de Madrid “B”, los rojiblancos se cuelan por segundo año consecutivo en las eliminatorias por el ascenso pero, en la primera de ellas, no superan los Cuartos de Final superados por el Orihuela C.F.; derrota por 2-0 en la localidad alicantina e insuficiente empate 0-0 en casa.

Con la llegada de la temporada 14/15, Víctor Cea asume la dirección del banquillo rojinegro con la misma voluntad y energía del entrenador anterior dejando al primer equipo en el cuarto puesto del Grupo VII madrileño, por lo cual los pilareños acceden a su tercera Promoción de Ascenso consecutiva, un hecho considerable por la humildad de la institución. En esta decisiva prueba de fuego, como ya sucediera en la campaña anterior, no pueden superar los Cuartos de Final y ante el C.D. Llosetense son eliminados después de vencer en casa por 2-0 y regresar de la localidad balear de Lloseta con un doloroso 3-0.

Después de una notable campaña 15/16 donde se concluye sexto sin posibilidad de alcanzar a los cuatro primeros clasificados, en la edición 16/17, la tercera con Víctor Cea en el banquillo, el club rojinegro sobrepasa todos sus registros en Liga y termina segundo a siete puntos del Club Atlético de Madrid “B” haciendo uso, tras llegar a un acuerdo con la junta municipal del distrito Fuencarral-El Pardo, del Polideportivo Vicente Del Bosque, anteriormente conocido como Polideportivo del Pilar inaugurado el 18 de junio de 1982. En la Promoción de Ascenso, comedidos por lo que pueda pasar, los rojinegros superan primero los Cuartos de Final ante el F.C. Vilafranca; 2-1 en la localidad barcelonesa de Vilafranca del Penedés y 1-0 en casa, y a continuación en Semifinales a la S.D. Tarazona; 2-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad zaragozana, presentándose ante el Atlético Malagueño en la Final una oportunidad histórica para ascender. Con una magnífico resultado de 2-0 en casa, en la vuelta el dependiente malacitano aprieta todo lo que puede y en el minuto 94, con un gol en propia meta de una defensa blanquiazul, la A.D. Unión Adarve logra el 4-2 definitivo y con ello un hito en su carrera; ascender a Segunda División B.

Texto: Vicent Masià © 2017

Última actualización: 2017

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Historial del Club Deportivo Artístico Navalcarnero

 

escudo CDA Navalcarnero

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Artístico Navalcarnero
  • Ciudad: Navalcarnero
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 1953
  • Fecha de federación: 11 de agosto de 1961

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Artístico Navalcarnero de la Guardia de Franco (1953- 1977)
  • Club Deportivo Artístico Navalcarnero (1977- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas en Categoría Nacional

 

ESTADIO:

  • Nombre:  Estadio Municipal Mariano González
  • Año de inauguración: 1960/13 de abril de 2005 (remodelación)
  • Cambios de nombre: Campo de Deportes (1960- 2005)
  • Estadio Municipal Mariano González (2005- )
  • Capacidad: 1.750 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Deportes/Campo Colonia Covadonga (1960- 2005)
  • Estadio Municipal Mariano González (2005- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Artistico Navalcarnero

 

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO ARTÍSTICO NAVALCARNERO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO ARTÍSTICO NAVALCARNERO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN NAVALCARNERO:

La localidad de Navalcarnero, situada a unos 30 km al suroeste de la capital estatal Madrid y fronteriza con la provincia de Toledo, tradicionalmente estuvo dedicada a la agricultura, especialmente a la vid y cereales, habiendo transformado su fisonomía en las últimas décadas con la implementación de variadas industrias y un considerable aumento poblacional gracias a la gran influencia de la capital.

Con apenas cinco mil almas a principios de los años treinta, la dimensión alcanzada por el fútbol en todo el país no pasó desapercibida para la juventud local, concretándose hacia 1933 la constitución del Navalcarnero Foot-ball Club, sociedad que vestía camisa blanca con pantalón negro, jugaba en el Campo de la Crispina y en ningún momento pudo certificar su inscripción en la por entonces Federación Castellana.

Alcanzada de pleno por la Guerra Civil, Navalcarnero pasó desde octubre de 1936 a convertirse en retaguardia del Ejército sublevado, teniendo gran protagonismo en la Batalla de Brunete donde se vio muy afectada al quedar destruidas grandes cantidades de sus casas, edificios públicos y templos religiosos que precisaron en los años siguientes de mucha dosis de reconstrucción.

La ruina que supuso el conflicto, además de hambre y miseria, parcialmente paliados con el empleo que proporcionó la importante fábrica de jabones y productos químicos radicada en la localidad desde 1937, dejaron el fútbol en segundo término no siendo rescatado del olvido hasta 1948, año en el que se constituye el Club Deportivo Navalcarnero, sociedad que viste camisa rojiblanca con pantalón azul y, como su antecesor, disputa sus encuentros en el Campo de la Crispina.

HISTORIA DEL CLUB DEPORTIVO ARTÍSTICO NAVALCARNERO:

1953 – 1960

El C.D. Navalcarnero, totalmente al margen de la Federación Castellana, pasará sus años de vida jugando encuentros amistosos frente a clubs de su entorno provincial y de la contigua de Toledo, produciéndose en 1953 una circunstancia que cambiará el devenir inmediato del fútbol local como es la llegada de Carlos Gutiérrez Reig, periodista, promotor deportivo y persona muy vinculada a Falange, excombatiente de la División Azul, quien apenas recién asentado toma la gestión deportiva y constituye, aprovechando lo existente dándole personalidad jurídica distinta, el Club Deportivo Artístico Navalcarnero, perteneciente a la Guardia de Franco.

Inscrito de inmediato en el Frente de Juventudes con los mismos colores y prácticamente escudo de la sociedad constituida en 1948, el C.D.A. Navalcarnero F.J. competirá en distintos torneos del sindicato y mayormente amistosos frente a clubs de alrededor, preferentemente de la capital, no siendo su vida deportiva demasiado significativa durante estos años. En 1960 los terrenos donde se juega serán cedidos por su propietario, Mariano González Rodríguez, al consistorio para su reforma integral, habilitándose un nuevo terreno de juego sobre el anterior conocido como Campo de Deportes identificado también como Campo de la Colonia Covadonga por su proximidad a tal barrio residencial ejecutado entre 1948 y 1954 para albergar obreros de la fábrica de jabones.

1960 – 1970

En la temporada 60/61 el C.D.A. Navalcarnero de la G.F. realiza una gran campaña tanto en la Liga Sindical de la provincia de Madrid como en la Copa de San Isidro, ambos torneos organizados por la Obra Sindical de Educación y Descanso, por lo cual Carlos Gutiérrez y su directiva deciden inscribir la sociedad en la Federación Castellana el 11 de agosto de 1961 para poder competir en Tercera Regional. Tras presentar sus estatutos el 1 de septiembre, fecha erróneamente tomada como constitutiva, los rojiblancos debutan a lo largo de la edición 61/62 con un quinto puesto que será mejorado en la sesión siguiente, 62/63, al concluir terceros, plaza que le permite ascender a Segunda Regional.

Esta categoría será su patrimonio a lo largo de los años restantes de la década siendo decimocuarto en la edición 63/64, decimoséptimo en la 64/65 y quinto en la sesión 65/66 en medio de unos tiempos donde la localidad empieza a crecer muy lentamente. Los rojiblancos sufren algunos vaivenes deportivos y, tras ser sextos en la campaña 66/67, en la 67/68 caen al decimotercero puesto para ser séptimos en la edición 68/69 y vigésimos en la temporada 69/70, puesto que le condena a perder la categoría y descender a Tercera Regional.

1970 – 1980

A principios de los años setenta Navalcarnero apenas ha cambiado y con algo más de seis mil vecinos censados sigue siendo una apacible localidad alejada de Madrid. El fútbol, deporte con mayor número de practicantes, continúa en su carrera expansiva y el C.D.A. Navalcarnero de la G.F. con su histórico presidente Carlos Gutiérrez al frente se muestra incapaz de superar la barrera física que le supone la Tercera Regional. Sin más ambición que la de competir y facilitar que la juventud local disfrute con el deporte, los rojiblancos permanecerán en esta categoría varias temporadas siendo decimocuartos en la 70/71, novenos en las ediciones 71/72 y 72/73, mientras que en la campaña 73/74 alcanzan el primer puesto y ascienden a Tercera Regional Preferente donde militan una sesión pues, su primer puesto en la 74/75 les permite encadenar un segundo ascenso consecutivo en esta ocasión a Segunda Regional.

Los rojiblancos parecen despertar y se acomodan en esta categoría siendo novenos en la campaña 75/76 y decimocuartos en la 76/77, año este último en el cual el Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, disuelve el Movimiento y, por ende, la O.J.E. (Frente de Juventudes). La sociedad constituida décadas atrás cambia a Club Deportivo Artístico Navalcarnero no siendo la única modificación pues Carlos Gutiérrez es nombrado presidente de honor mientras que Manuel Arroyo González pasa a ser el nuevo presidente efectivo, resultando cuarto en la edición 77/78 y tercero en la 78/79. Este puesto le permite promocionar para tratar de ascender a Primera Regional, oportunidad que no desaprovecha al imponerse al C.D. Ciudad Real; 3-1 en casa y de nuevo victoria en la capital manchega por 1-2.

El estreno en la segunda de las categorías regionales -la primera es la Preferente- durante la temporada 79/80 es vivido por la afición local como un gran logro, viéndose a partir de entonces pasar por su terreno de tierra conjuntos precedidos de gran fama en horas bajas y otros, como es el caso de los rojiblancos, que van camino hacia arriba. Al final serán octavos.

1980 – 1990

Acomodados en Primera Regional, el inicio de la década de los años ochenta contempla a un club con hambre de crecimiento que, presidido y bien gestionado por Manuel Arroyo, se propondrá como meta alcanzar la Regional Preferente pese a que en sus primeras temporadas, 80/81 y 81/82, ha de preocuparse más en no perder de vista los puestos de descenso al ocupar en ambas la decimotercera plaza en Liga. En la campaña 82/83, con mejores mimbres, se es séptimo, mejorando considerablemente en la edición siguiente 83/84 en la que es tercero, mismo puesto que se obtiene en la sesión 84/85 pero con la diferencia de que en esta oportunidad, debido al sistema de competición, asciende a Regional Preferente.

La Federación Castellana de entonces -todavía no se habían separado los clubs castellano-manchegos-, tiene en esos momentos dos potentes grupos de Regional Preferente como paso previo a la Tercera División, siendo el salto cualitativo bastante grande para los rojiblancos quienes, decimoquintos en la Liga 85/86, tienen que amarrar encuentro a encuentro cada punto. Precisamente esta edición será la última en la cual los clubs castellano-manchegos permanezcan asociados a la Federación Castellana, independizándose en 1986 con la constitución de una propia lo cual beneficia indudablemente al C.D.A. Navalcarnero y resto de clubs madrileños ante la profunda reestructuración de categorías que vive el fútbol español a nivel general.

Para el campeonato 86/87 la ahora denominada Federación Madrileña anuncia que los siete primeros clasificados de cada grupo de Regional Preferente ascenderán directamente a Tercera División con la finalidad de completar el Grupo VII falto de los clubs castellano-manchegos que pasarán al propio, oportunidad que el conjunto navalcarnereño no desaprovecha al ser quinto y, con ello, pasar a Categoría Nacional.

El estreno en Tercera División significa un paso más en su carrera deportiva, viéndose de repente compitiendo con clubs dotados de mayor presupuesto quienes representan todos a localidades igualmente con mayor cantidad de población. El C.D.A. Navalcarnero no desentona en absoluto y duodécimo en la campaña 87/88, en la edición 88/89 es octavo cerrando tan espectacular década con un discreto décimo puesto en la temporada 89/90.

1990 – 2000

Comenzados los años noventa el C.D.A. Navalcarnero sigue en una Tercera División donde, dado el nivel de los contrincantes, cada permanencia es un éxito. De esta manera es decimotercero en la campaña 90/91 librándose por los pelos de perder la categoría en la edición siguiente, 91/92, cuando es decimoctavo. En la temporada 92/93, vigésimo y colista con dos victorias y diez empates consuma su descenso a Regional Preferente certificando un glorioso ciclo de seis temporadas consecutivas en el cuarto nivel nacional.

El regreso a Regional Preferente se considera un mero accidente y la directiva de Manuel Arroyo arma una esperanzadora plantilla en la campaña 93/94 que, sin embargo, no da los resultados apetecidos y cuarta clasificada no puede siquiera promocionar. La decepción es grande y en la edición 94/95 se contratan los servicios de nuevos jugadores, siendo finalmente subcampeones tras el C.P. Amorós. Este puesto le permite promocionar, superando la eliminatoria que le enfrenta al Vallecas C.F. con quien empata 0-0 en Madrid y al que se imponen en el Campo de Deportes por 3-2.

De nuevo en Tercera División gestionado por Jesús Capote, empresario vinculado a la seguridad que accede a la presidencia, el C.D.A. Navalcarnero no realiza un buen torneo en la campaña 95/96 y decimoséptimo, a dos puntos de la permanencia, regresa por la vía rápida a Regional Preferente. La decepción es grande y se fichan nuevos jugadores que permitan el regreso lo antes posible, acertando de pleno al comandar el Grupo II de la sesión 96/97 lo que le vale el ascenso directo.

Para no fracasar en esta nueva estancia en el Grupo VII madrileño, los navalcarnereños refuerzan todas sus filas y, aunque de forma apurada, subsisten en la categoría con un decimosexto puesto logrado a últimas instancias de la campaña 97/98. En las temporadas siguientes se hace todo lo posible por no descender contratándose los servicios de técnicos y jugadores que proporcionen al club la estabilidad deseada. Decimoprimeros en la edición 98/99 y decimosegundos en la sesión 99/00, al fin llega la tranquilidad añorada.

2000 – 2010

Con la apertura del nuevo siglo el C.D.A. Navalcarnero inicia una nueva etapa donde, gracias a la intervención de nuevos patrocinadores, se incrementa el presupuesto y persiguen nuevos retos. Así pues, tras una discreta temporada 00/01 en la que es decimocuarto pasándolo mal para conservar la categoría, en la campaña 01/02 con Manuel García en el banquillo se alcanza la tercera plaza en Liga tras U.D. San Sebastián de los Reyes y Las Rozas C.F., puesto que le permite afrontar la Promoción de Ascenso a Segunda División B por primera vez en su historia. En esta fase, donde compite con otros tres adversarios, la suerte le es esquiva y concluye tercero tras Real Avilés Industrial C.F., quien asciende, C.F. Palencia quedando descolgado la S.D. Compostela “B”.

En la edición 02/03 se realiza un excelente torneo donde se obtiene el subcampeonato al quedar igualado a puntos con la U.D. San Sebastián de los Reyes siendo el título para estos últimos gracias al gol-average favorable a los franjirrojos. En la Promoción de Ascenso nuevamente se aleja del objetivo y repite tercer puesto en esta ocasión tras C.F. Palencia, el gran beneficiado, Club Atlético Arteixo mientras que colista es el Real Oviedo “B”. La entidad que preside Jesús Capote no cesa en su empeño por mejorar su situación deportiva y en la campaña 03/04 el técnico Manuel García recibe nuevos mimbres para conjuntar una plantilla que se augura exitosa. Las previsiones no yerran y tras ser cuarto en Liga a cinco puntos del líder C.D. Móstoles, en la Promoción de Ascenso que presenta nuevo formato se supera en Semifinales al C.C.D. Cerceda; 1-0 en un repleto Campo de Deportes y empate 0-0 en la localidad coruñesa. La gran Final que representa su ascenso a la categoría de bronce se forja ante el Norma San Leonardo C.F., conjunto de la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe al que se vence en casa por 1-0 y con en el que se pierde en la vuelta por 2-1, resultado positivo para sus intereses gracias al valor doble de los tantos obtenidos a domicilio que significa un gran paso en sus ambiciones.

La temporada 04/05 conlleva el estreno de una categoría superior y la necesidad de disponer de un terreno de juego en buenas condiciones lo antes posible, procediendo el Ayuntamiento a remodelar completamente el Campo de Deportes con una inversión superior a los cinco millones de euros. Debutante en el Grupo I donde compiten clubs canarios, madrileños, gallegos y baleares, los rojiblancos quienes se hacen con los servicios del técnico Rafael Valverde cuentan con uno de los presupuestos más bajos siendo su participación bastante negativa con siete victorias y nueve empates que no puede enmendar el nuevo técnico Curro Hernández. Al final, decimonovenos y con treinta puntos, pierden la categoría habiendo inaugurado el ahora denominado Estadio Municipal Mariano González durante el torneo y, de modo oficial, el 13 de abril de 2005 ante el Club Atlético de Madrid, sociedad a la que se invita con derrota de los locales por 0-3.

En la sesión 05/06 Manuel García vuelve a ser el técnico rojiblanco concluyendo en decimosegundo puesto, recuperándose parte del terreno perdido en la edición 06/07 con una séptima plaza y mejorándola todavía más en la campaña 07/08, bajo la dirección de José Manuel Díaz, cuando se alcanza el subcampeonato tras un sorprendente C.D. Ciempozuelos. En la Promoción de Ascenso se consigue en Semifinales eliminar muy apuradamente al Granada Atlético C.F.; 1-0 en la capital andaluza y victoria por 1-0 en casa resuelta desde el punto de penalti, obteniéndose por segunda vez en pocos años el éxito de lograr atrapar la división de bronce con la eliminación en la Final del C.D. Atlético Granadilla; 3-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad tinerfeña de Granadilla de Abona.

El reencuentro con la Segunda División B durante la temporada 08/09 es, como en la oportunidad anterior, un fiasco pues a pesar de los refuerzos conseguidos por el presidente Jesús Capote y el técnico José Manuel Díaz, el Grupo II donde militan madrileños, murcianos, riojanos, canarios y extremeños es muy fuerte y se termina en decimoséptimo lugar con un balance de diez victorias, siete empates, a un sólo punto de la Promoción de Permanencia y a dos de la permanencia absoluta. Acomodado nuevamente en el Grupo VII madrileño de Tercera División, en la sesión 09/10 que cierra tan prometedora década termina séptimo.

2010 – 2020

Pasados los años de bonanza a caballo entre el tercer y cuarto nivel del fútbol nacional, la nueva década se inicia con un club herido deportivamente que no encuentra su lugar competitivo. La temporada 10/11 no es significativa y para mantenerse en la categoría se pasan muchas penalidades hasta finalizar decimosextos, puesto que comparativamente será mejor que el decimoctavo de la edición 11/12 que le condena a descender a Regional Preferente tras quince años alejado de ella.

El quinto nivel estatal dentro de la Federación Madrileña no es fácil y durante la sesión 12/13 no hay esperanzas de recobrar la categoría recién perdida teniéndose que conformar con un discreto sexto puesto. El C.D. Artístico Navacarnero entra en crisis y Jesús Capote no se presenta a la reelección, siendo la candidatura única de Rufino Muñoz quien tome el relevo para la campaña 13/14, torneo en el cual se recobra al fin la Tercera División gracias a un segundo puesto tras el C.D. Móstoles URJC.

El reencuentro con el cuarto nivel es celebrado por la afición y la directiva rojiblanca emprende una revolución en la plantilla fichándose numerosos jugadores quienes, desarrollado el torneo, concluyen bajo el mando de Juanjo Granero en segundo puesto tras el líder C.F. Rayo Majadahonda. Clasificados para disputar la Promoción de Ascenso su recorrido sin embargo es corto y en la primera serie eliminatoria, Cuartos, sucumben ante el C.D. Cayón; 0-0 en la localidad cántabra y empate 1-1 con valor doble de los goles obtenidos por los forasteros gualdinegros. En la temporada 15/16, una vez más bajo la dirección técnica de Granero se repite puesto en el campeonato doméstico, en esta ocasión tras la U.D. San Sebastián de los Reyes, logrando ahora sí aunque no sin esfuerzo, un rotundo éxito deportivo al superar a todos sus rivales en esta Fase donde empiezan en Cuartos ante la S.D. Tenisca; 2-1 en la localidad de Santa Cruz de La Palma y 2-0 en casa, siguen en Semifinales ante el R.C.D. La Coruña “B”; 2-1 en la capital gallega y 1-0 en casa, rematando el trabajo en la gran Final frente a la S.D. Tarazona; 2-2 en la localidad zaragozana y 2-0 en el Mariano González ante el fervor de su público.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Libertad. Diario.
  • Hoja Oficial del Lunes. Semanario.
  • www.turismo-navalcarnero.com Área turismo municipal.
  • www.bibliotecavirtualmadrid.org Biblioteca digital de Madrid.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

titular Real Valladolid CF B

 

escudo Real Valladolid CF B

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B”
  • Ciudad: Valladolid
  • Provincia: Valladolid
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 1943
  • Fecha de federación: 1943

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Recreativo Europa (1943-1944)
  • Recreativo Europa Delicias (1944-1973)
  • Real Valladolid Promesas (1973-1991)
  • Real Valladolid Deportivo “B” (1991-1992)
  • Real Valladolid, S.A.D. “B” (1992-1998)
  • Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B” (1998-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

7 Ligas de Tercera División:

  • 1954/55
  • 1980/81
  • 1981/82
  • 1982/83
  • 1990/91
  • 2011/12
  • 2013/14

 

ESTADIO:

estadio Real Valladolid CF B

Anexo Estadio José Zorrilla

  • Nombre: Anexo al Estadio José Zorrilla
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Anexo al Estadio José Zorrilla (1988-)
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de la Federación (1943-52)
  • Estadio José Zorrilla (1952-1982)
  • Anexo al Nuevo Estadio José Zorrilla (1988- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Valladolid CF B

ESCUDOS:

 

UNIFORMES:

 

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Es a principios del pasado s. XX cuando la ciudad castellana de Valladolid empieza a tomar sus primeros contactos con el fútbol gracias todo ello por obra y gracia de Julio Alonso, un pucelano que importa desde Inglaterra la técnica y reglas necesarias para desempeñar este deporte, para que en 1904 ya se anuncie un encuentro con motivo de la Feria local. En el año 1906 se constituye el Valladolid Foot-ball Club, el primer embrión de sociedad organizada, la cual disputa sus encuentros en el Páramo de San Isidro, pero con escasa longevidad. El fútbol prende como una mecha en los colegios y pronto en el Ejército, formándose equipos castrenses -que no clubs- como el Reina Victoria Eugenia, el María Cristina, el Farnesio ó la Academia de Caballería, equipo este último que compite en el Campeonato de España de 1911.

Hacia el 1915, los jóvenes vallisoletanos se vuelcan con un deporte que está en pleno auge y surgen numerosos clubs con escasa trayectoria deportiva, caso de la Sociedad At. San Fernando, la Sociedad Turística Deportiva, la S.D. Cultural Vallisolitana, la U.D. Castellana (fundada el 29 de enero de 1918) o el Racing Club Valladolid. Sin embargo es a principios de la década de los años veinte cuando Valladolid toma conciencia real del fútbol, sobre todo tras la creación de la Federación Castellano-Leonesa el 16 de octubre de 1923, apareciendo alrededor de esta fecha los primeros club serios que darán un giro de ciento ochenta grados entre la afición local: la S.D. Ferroviaria el 6 de junio de 1923, el C.D. Español el 4 de enero de 1924, la U.D. Luises el 16 de junio de 1924, el Rubia F.C. el 11 de julio de 1925, el Iberia F.C. el 11 de agosto de 1925, la Sociedad Real Unión Deportiva el 21 de enero de 1926, la Unión Deportiva el 12 de mayo de 1927 y el Titán F.C. el 8 de agosto de 1927.

De todos ellos el más importante es la S.D. Ferroviaria, pero poco a poco cede el protagonismo a la U.D. Luises y al C.D. Español, quienes vienen protagonizando ya duros enfrentamientos entre sí desde hace un tiempo. Estas dos últimas sociedades marcarán el ritmo a finales de los años veinte y atraerán los favores de los aficionados pucelanos, dividiéndolos en principio para quedar unidos posteriormente. La U.D. Luises fue creada y patrocinada desde el Colegio de los Jesuitas y se convirtió en enero de 1926 en Sociedad Unión Deportiva, recibiendo poco después el título de Real y pasando a ser conocida como Sociedad Real Unión Deportiva. Vestía este club camisa rojiblanca con pantalón negro y pronto fue la entidad más poderosa resultando míticos sus enfrentamientos con la Cultural Deportiva Leonesa en su Campo de la Sociedad Taurina. Fruto de su fortaleza dentro de su ámbito geográfico consiguió alzarse con el Campeonato Regional en la temporada 26/27.

De otro lado, el C.D. Español era producto de la fusión realizada por Racing Club de Valladolid, Sociedad Española, Rubia F.C. y San Ildefonso. El conjunto españolista vestía con camisa roja y pantalón blanco, jugando en el Campo de La Victoria y entre sus éxitos estaba el haber conseguido el Campeonato Regional de la edición 24/25. La rivalidad entre ambos era enorme y las tendencias políticas que representaban a sus respectivos seguidores a veces se manifestaban de forma poco ortodoxa, provocándose graves altercados con peleas y apedreamientos que precisaron de la atención del orden en más de una ocasión.

En el año 1927, la idea de formar una Liga a nivel nacional empieza a tomar cuerpo y Valladolid es consciente de ello. Aprovechando un encuentro celebrado el 27 de marzo en la ciudad frente al Real C.D. Español de Barcelona, se alinea un combinado de jugadores procedentes del C.D. Español y de la Real Unión Deportiva que derrotan a los pericos. El éxito del resultado hace que ambas directivas tomen en serio la idea de disolución de sus respectivos clubs y la constitución de un nuevo club más potente con el que representar el fútbol local en el venidero Campeonato Nacional de Liga 28/29. De este acuerdo de voluntades nace el Real Valladolid Deportivo el 20 de junio de 1928. Como presidente es elegido Pedro Zuloaga Mañueco y los colores que les representarán son blanquivioleta para la camisa y blanco para el pantalón, siendo el campo adjunto a la Plaza de Toros el terreno de juego donde realizarán sus actividades. Cabe destacar que la S.D. Ferroviaria fue invitada en un principio a formar parte de la fusión, pero declinaron finalmente la oferta al desear seguir como entidad independiente.

Durante la Segunda República la ciudad de Valladolid se convierte en un verdadero hervidero de asociaciones deportivas apareciendo un sinfín de clubs como: la S.D. Española F.C., del barrio de San Andrés el 27 de enero de 1930, el Club Maravillas el 21 de enero de 30, el C.D. Europa el 11 de marzo de 1932, el Athletic Club el 27 de enero de 1932, el C.D. Delicias el 28 de julio de 1932, el S.C. San Miguel el 7 de julio de 1932, el C.D. Pintura el 9 de julio de 1932, la S.D. Unión Castilla el 8 de agosto de 1932, el Victoria F.C. el 6 de agosto de 1932, el C.D. San Isidro el 9 de septiembre de 1932, el C.D. Arenas el 2 de septiembre de 1932, el Amaika S.C. el 22 de mayo de 1933, el Canoe Valladolid Club el 16 de enero de 1935, el Club Marte F.C. el 15 de marzo de 1935 o el C.D. Isla el 5 de noviembre de 1935.

HISTORIA DEL CLUB:

1943 – 1950

Concluida la Guerra Civil muchos de los clubs previamente existentes atraviesan por grandes dificultades para reiniciar su actividad y los que lo hacen, si pueden, se encuentran en una situación muy precaria. Algunos de ellos, compañeros en Liga durante muchos años y cuyas directivas se conocen entre sí, optan por la fusión como única vía que les garantice un futuro más prometedor, siendo este el caso del club que nos ocupa.

En 1942 Valladolid contaba con parte de los clubs de la década anterior y con otros de reciente fundación a los cuales les quedaba mucho camino por recorrer. Entre los veteranos uno de ellos era el Club Deportivo Delicias, entidad constituida el 28 de julio de 1932 sin campo propio que deambulaba de un año para otro en recintos de alquiler luciendo como colores distintivos camisa blanca con pantalón negro. El C.D. Delicias era en importancia el segundo de la capital pucelana y tenía en su honor el competir en Primera Regional finalizada la temporada 41/42, donde fue cuarto, tras haberse proclamado Campeón de Segunda Regional en la campaña 40/41 dentro de la Delegación de Valladolid. En la edición 42/43 es quinto dentro de su grupo, perdiendo la categoría al final de la misma cuando se retira en plena Fase de Descenso al no poder costearse sus desplazamientos debido a lo elevados que económicamente le suponen. Descendido a Segunda Regional, la campaña 43/44 no es mucho más satisfactoria y plagado de deudas abandona la competición en pleno torneo.

Mientras el C.D. Delicias agoniza debatiéndose su futuro entre algodones, en 1943 se constituye otro club, el Recreativo Europa, asociación que viste camisa blanca con banda diagonal azulina y pantalón de este último color, partiendo de Tercera Regional dentro de la Delegación Comarcal de Valladolid adscrita a la Federación Castellana donde finaliza cuarto en el Grupo I. El Recreativo Europa finaliza cuarto en el Grupo I durante la edición 43/44, convirtiéndose durante el verano en la tabla salvadora del C.D. Delicias quien anda próximo a la disolución, conjunto con el que se fusiona integrándolo en su estructura y ocupando su plaza en Segunda Regional bajo la denominación Recreativo Europa Delicias. Conservando sus colores originales y jugando en el Estadio Municipal, conocido también como Campo de la Federación, sede empleada por un gran número de clubs locales en la calle Álvarez Taladriz, los pucelanos son terceros en la temporada 44/45, repitiendo plaza en la 45/46, puesto que les permite ascender a Primera Regional. En esta categoría se estrena siendo tercero en la edición 46/47, consiguiendo en la campaña siguiente, 47/48, proclamarse Campeón para concluir tercero en la 48/49 y cuarto en la 49/50 que cierra la década habiendo pasado en los últimos años a uniformarse con camisa arlequinada blanquiazul y pantalón azul.

1950 – 1960

En 1950 se crea la Federación Oeste de Fútbol, una vieja reivindicación de los clubs castellano-leoneses que tendrá su sede en Valladolid, continuando el Recreativo Europa Delicias en Primea Regional donde concluye tercero en la temporada 50/51 y primero en la 51/52, consiguiendo ascender por primera vez en su historia a Tercera División, una categoría de nivel nacional donde se encontrará con clubs de notable importancia que supone un gran paso en su carrera. Dicho ascenso no pasa desapercibido en el principal club referente de la ciudad, el Real Valladolid Deportivo, pasando ese mismo año de 1952 a ser filial de los blanquivioletas quienes les ceden el uso del Estadio de Zorrilla.

En el estreno de la temporada 52/53 recupera sus colores clásicos, camisa blanca con franja diagonal azulina y pantalón azul, pero este no es satisfactorio y el club finaliza decimotercero y penúltimo en un grupo donde comparte destino con castellano-manchegos, madrileños y extremeños, pasando en la campaña 53/54 a competir con gallegos, asturianos y leoneses para terminar tercero. En la edición 54/55 participa en un grupo configurado por clubs de la Federación Oeste exclusivamente, proclamándose Campeón por delante de clubs tan afamados como la U.D. Salamanca y S.D. Ponferradina, un puesto que le permite acceder a la Fase de Ascenso a Segunda División donde es sexto entre ocho aspirantes y consigue ascender la S.D. Indauchu, de Bilbao. Las temporadas siguientes, 55/56 y 56/57 son meritorias, saldadas ambas con un quinto puesto, siendo la trayectoria a partir de entonces descendente con tres campañas en las que se ve alejado de las primeras plazas no sobrepasando la mitad de la tabla clasificatoria.

1960 – 1970

Durante los años sesenta el club pucelano milita de forma íntegra en Tercera División con diferentes resultados deportivos iniciándose en la temporada 60/61 con un cuarto puesto que es superado en la siguiente edición, 61/62, cuando es subcampeón de Liga empatado a puntos con el C.F. Béjar Industrial. Este segundo puesto le permite promocionar para ascender a Segunda División, cayendo en la primera eliminatoria ante el C.D Galdácano a quien vence por 2-0 en Valladolid pero por quien es superado por 3-0 en tierras vizcaínas.

En las campañas siguientes el Recreativo Europa Delicias mantiene un buen nivel competitivo siendo quinto en la edición 62/63 y cuarto en la 63/64, retrocediendo en la 64/65 cuando es decimotercero quedándose al filo del descenso a Primera Regional. El club recreativista, que viste camisa blanquivioleta con pantalón blanco desde 1962, en los años sucesivos recicla su plantilla y con renovado semblante repite quinto puesto en las sesiones 65/66 y 66/67 para finalizar cuarto en la 67/68.

En 1968 la Tercera División sufre una primera reestructuración que desemboca en la reducción de grupos y conlleva a agrupar asociaciones de la Federación Oeste con otras cántabras y vascas que dan como resultado un décimo puesto en Liga. En la temporada 69/70 llega la segunda de forma consecutiva pasando los pucelanos a competir con madrileños, extremeños, castellano-manchegos y canarios en un grupo donde los desplazamientos son muy caros y el nivel bastante alto. El papel del filial es bueno quedando noveno, pero lamentablemente no supera el corte establecido por la RFEF antes de iniciarse el torneo que limitaba la continuidad a los ocho primeros, escapándose la permanencia por dos puntos y descendiendo a la recién creada Regional Preferente.

Paralelamente a estos acontecimientos, durante los últimos años sesenta el Real Valladolid Deportivo se halla en Segunda División y desde la directiva se plantea crear un equipo de aficionados tal cual están haciendo otras asociaciones. Faltos de presupuesto, durante la temporada 66/67 se establece un convenio con el Deportivo Arcés, un modesto club de Primera Regional constituido en 1942 que viste camisa azul con pantalón blanco, para emplearlo como puente antes de llegar las jóvenes promesas al Recreativo Europa Delicias de Tercera División. El convenio sólo garantiza un año de extensión, compitiendo el Deportivo Arcés Real Valladolid en la campaña 66/67 bajo esa denominación para desvincularse en 1967 una vez la entidad blanquivioleta crea el Real Valladolid Deportivo Aficionados, equipo que parte en Segunda Regional la temporada 67/68 proclamándose Campeón y ascendiendo a Primera Regional.

1970 – 1980

En el inicio de los años setenta el Real Valladolid Deportivo cuenta con dos filiales bajo su disciplina: de un lado el Recreativo Europa Delicias que milita en Regional Preferente; y de otro el Real Valladolid Deportivo Aficionados que lo hace en Primera Regional. En la temporada 70/71 los recreativistas ven mermada su plantilla y son quintos en Liga, debido en gran parte a que los jugadores más destacados del filial de Preferente ingresan a la primera plantilla del Real Valladolid Deportivo, conjunto que milita en Tercera División que acabará logrando el ascenso a Segunda División esa misma temporada. Los recreativistas quedan terceros en la siguiente edición 71/72, estando a un paso de promocionar para tratar ascender a Tercera División.

En la campaña 72/73 los recreativistas intentan de nuevo el asalto a Tercera División, pero son séptimos coincidiendo con una espléndida temporada del potenciado Real Valladolid Promesas -nueva denominación del equipo de aficionados desde junio de 1972-, que se proclama Campeón de Primera Regional y logra deportivamente el ascenso. La entidad blanquivioleta, de repente, se encuentra con la tesitura de tener en 1973 dos equipos en Regional Preferente con lo cual en estricto cumplimiento de las normas se han de desprender de uno de ellos o bien renunciar al ascenso del equipo de jóvenes promesas. Tras meditarse la decisión, los pucelanos deciden unificar ambas plantillas y conformar un único equipo que resulte más potente para situarlo en Tercera División lo antes posible, el ansiado objetivo, adoptando el histórico Recreativo Europa Delicias el nombre de Real Valladolid Promesas.

El estreno de los hasta entonces recreativistas con esta nueva denominación a lo largo de la temporada 73/74 tiene resultados positivos por cuando son subcampeones de Regional Preferente tras el C.F. Béjar Industrial, puesto que les permite promocionar como aspirante ante el C.D. Carabanchel, un rival superior que vence en Madrid por 2-0 y en Valladolid en esta ocasión por 0-1. En la edición 74/75 son terceros no pudiendo promocionar, pero en la 75/76 son segundos tras el líder S.D. Ponferradina teniendo una vez más la oportunidad de abandonar la Regional Preferente. El rival que se encuentran es la A.D. Torrejón, imponiéndose los madrileños en ambos encuentros; 0-1 en casa y 1-0 en la localidad de Torrejón de Ardoz.

En 1976 la RFEF anuncia la creación de una categoría intermedia entre Tercera División y Segunda División para la próxima campaña 77/78 que recibe el nombre de Segunda División B. Esta categoría, viciada desde su nacimiento y que será la tumba de muchos clubs, ocasiona que en la temporada 76/77 los cinco primeros clasificados de Regional Preferente puedan ascender directamente a Tercera División, categoría que incrementa el número de grupos y participantes. El equipo de promesas concluye cuarto y logra el objetivo.

El reestreno en Tercera División de la campaña 77/78, ya como cuarto nivel en el fútbol nacional, se vive en un grupo compuesto por asociaciones gallegas, asturianas, cántabras y castellano-leonesas, siendo el Real Valladolid Promesas decimotercero. En la edición 78/79 cambia de grupo y juega con madrileños, castellanoleoneses, canarios y aragoneses, siendo muy duro el torneo y sufriendo para ser decimosexto. Más sencilla resulta la sesión 79/80 dentro de un grupo donde cohabitan castellanoleoneses, navarros y cántabros donde es tercero quedando a dos puntos de lograr ascender a Segunda División B, premio que recae en la S.D. Gimnástica Arandina.

1980 – 1991

La década de los años ochenta, tal y como sucediese en los sesenta, transcurre íntegramente en Tercera División con la notable consideración de que es el cuarto nivel y no el tercero como antaño. El inicio del filial pucelano es fuerte y en sus tres primeras comparecencias alcanza el Campeonato con relativa facilidad pero sin obtener el ansiado ascenso de categoría. Así pues en la temporada 80/81 es eliminado por el Club Endesa Andorra; 1-0 en la localidad turolense y 1-2 en casa, mientras que en la edición 81/82 es el Talavera C.F. quien frustra sus intenciones; 0-2 en casa y nueva derrota en Talavera de la Reina por 3-0. En la temporada 82/83 sufre un serio correctivo ante el Deportivo Aragón; 1-0 en casa y derrota por 7-0 en Zaragoza, coincidiendo con su paso a las nuevas instalacaiones creadas en los anexos al nuevo Estadio José Zorrilla inaugurado con motivo de la Fase Final del Campeonato del Mundo disputado en España en 1982 .

En las siguientes ediciones, a pesar de tener una buena plantilla, es incapaz de obtener una de las dos plazas que dan opción a promocionar y queda relegado a puestos cercanos a la Promoción. En la edición 87/88 es subcampeón a tres puntos de la S.D. Gimnástica Medinense, pero el sistema competitivo ha variado respecto a temporadas anteriores y ahora el puesto de ascenso recae exclusivamente en el Campeón del grupo. En la temporada 89/90, tras haber sido cuarto en la 88/89, queda subcampeón empatado a puntos con el Zamora C.F. mostrando una gran renta goleadora, pero insuficiente para el objetivo, pues la desventaja en el gol average particular hace que ascienda el club zamorano. En la siguiente edición, 90/91, el filial blanquivioleta alcanza el primer puesto en el campeonato doméstico y consigue al fin después de muchos intentos frustrados alcanzar la Segunda División B, categoría donde nunca ha militado y en la cual hay depositadas grandes esperanzas de hacer un digno papel.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1991 – 2000

En 1990 la RFEF modifica su Reglamento General incluyendo la nueva Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas, obliga a los clubs profesionales a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. El Real Valladolid Promesas se disuelve en el verano de 1991 y desaparece como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Real Valladolid Deportivo “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio, es decir, la obtenida en Segunda División B durante la sesión 90/91.

El debut es meritorio y finaliza octavo durante la sesión 91/92. Finalizada la temporada el club se transforma en Sociedad Anónima Deportiva, pasando el equipo dependiente a llamarse Real Valladolid, S.A.D. “B”. Este acaba retrocediendo al decimoprimero puesto en la temporada 92/93 y pasando muchos apuros para conservar la categoría en la edición 93/94 al quedar decimosexto clasificado. Este puesto, según las reglas de la época, le obliga a disputar una Promoción para evitar el descenso con eliminatorias a partido único que se juegan en campo neutral. En la primera eliminatoria pierde en Tudela ante el C.E. Premiá llegándose a la prórroga por 2-1, teniendo que disputar una eliminatoria final que le enfrenta en Ponferrada con el Arosa S.C., imponiéndose por 2-1 lo cual le permite seguir en la división de bronce. En la edición 94/95 flirtea con el descenso, salvándose in extremis al ser decimoquinto, puesto que mejora en las siguientes campañas al ser sexto en la 95/96 y quinto en la 96/97. En las ediciones 97/98 y 98/99 ocupa plazas en mitad de la tabla sin pasar demasiados apuros pero sin tener opciones a estar arriba, siendo la temporada 99/00 la de su despedida de la categoría la ser decimoctavo. El 29 de junio de 1998 el dependiente blanquivioleta pasa a llamarse oficialmente Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B”.

2000 – 2010

El retorno a Tercera División trae consigo un subcampeonato en la temporada 00/01 quedando a un solo punto del C.F. Palencia. En la Promoción no realiza un buen torneo y es tercero superado por Club Marino de Luanco y C.D. Móstoles, siendo colista la U.D. Xove Lago. En la campaña 01/02 es tercero, llegando al tramo final de la Promoción con opciones de ascender, pero la U.P. Langreo le arrebata el triunfo desplazándole al segundo puesto mientras detrás quedan C.D. Las Rozas y Club Lemos. Después de un par de temporadas más rozando los puestos privilegiados, en la campaña 04/05, tras quedar cuarto casi por los pelos, asciende a Segunda División B al imponerse en Semifinales al C.D. Las Rozas en ambos encuentros; 1-0 en Pucela y 1-2 en la ciudad madrileña, y en la Final al C.D. Lugo, al que vence 4-1 en casa y con el que empata 0-0 en la capital gallega.

En la temporada 05/06 el Real Valladolid C.F. B inicia su segunda etapa en la categoría de bronce, consiguiendo el décimo puesto y esperando aguantar muchas campañas más. En la temporada 06/07, sin embargo, no realiza un buen torneo y concluye decimosexto teniendo que disputar una Eliminatoria de Permanencia que le enfrenta al Valencia Mestalla de la que sale airoso al vencer en la ida 2-1 en casa y empatar 1-1 en Paterna, localidad donde juega el dependiente valencianista.

Sin menos apremios, en la campaña 07/08 es decimocuarto, pero en la siguiente edición, 08/09, realiza un pésimo torneo que le lleva bien pronto a alejarse de la permanencia y a entrar en un fondo de la tabla clasificatoria del cual ya no saldrá refrendando su descenso a Tercera División tras ser decimonoveno. En la edición 09/10, de nuevo en el Grupo VIII castellano-leonés, se muestra como un conjunto poderoso terminando segundo tras los pasos del Burgos C.F., pero en la Promoción es eliminado en Cuartos de Final por el C.D. Llanes; 1-2 en la localidad asturiana y 1-3 en casa después de verse sorprendido en el Anexo al Estadio José Zorrilla.

2010 – 2020

La segunda década del nuevo siglo empieza con un quinto puesto en Liga, perdiendo sus opciones de promocionar, pero en la edición 11/12 con renovadas ilusiones se proclama Campeón y sí consigue el objetivo. En la Eliminatoria de Campeones los pucelanos se ven sobrepasados por el conjunto granadino Loja C.D.; 0-1 en casa y empate 0-0 en la vuelta. El sistema competitivo le permite seguir promocionando resultando eliminado en Semifinales por el Coria C.F.; 3-0 en la localidad sevillana y un insuficiente 1-0 en casa.

En la temporada 12/13 es quinto en el campeonato doméstico, pero en la edición 13/14 llegará el éxito al ser Campeón del Grupo VIII y en la Eliminatoria de Campeones conseguir doblegar a la U.D. Somozas; 3-1 en casa y derrota por 2-1 en la localidad coruñesa, resultados que le permiten ascender por la vía rápida a Segunda División B.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2014

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Historia del Real Valladolid. José Miguel Ortega. El Mundo de Valladolid (1999).
  • Cincuenta años del Real Valladolid Deportivo: 1928-1978. José Miguel Ortega. Editorial Palenque (1978).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Futbol Fuenlabrada, S.A.D.
  • Ciudad: Fuenlabrada
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 5 de junio de 1975
  • Fecha de federación: 1 de septiembre de 1975

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Fuenlabrada (1975- 1999)
  • Club de Fútbol Fuenlabrada, S.A.D. (1999- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1992/93
  • 2011/12

 

ESTADIO:

estadio Fernando Torres

Estadio Fernando Torres

  • Nombre: Estadio Municipal Fernando Torres
  • Año de inauguración: 2011
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Fernando Torres (2011-)
  • Capacidad: 2.500 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal La Aldehuela (1975- 2011)
  • Estadio Municipal Fernando Torres (2011- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CF Fuenlabrada

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada a escasa distancia al sur de la capital del estado, la localidad de Fuenlabrada era a finales de los años sesenta un pequeño núcleo que apenas superaba los tres mil habitantes. Carecía de club de fútbol representativo y el equipo dependiente de la Peña Boxística Urtain era su máxima expresión en este deporte. A principios de los años setenta la proliferación de barrios para alojar a la población inmigrante que procedía de otras regiones hizo que duplicase sus habitantes, surgiendo en 1971 y desde la barriada de Belén, el Club de Fútbol San Esteban, entidad que llevaba el nombre del patrón local y que vestía camisa blanquiazul con pantalón azul. Como terreno de juego empezó a emplear el Campo de la Aldehuela, muy próximo al cementerio municipal, instalaciones que serían cerradas poco después.

En la temporada 74/75 el C.F. San Esteban compite como club aherido a la Federación Castellana, mientras el número de habitantes continúa disparándose a pasos agigantados. Esa misma campaña y concretamente en 1974, es fundado la Agrupación Deportiva Fuenlabrada, conjunto que viste enteramente de azul y que compartirá el por entonces rudimentario Campo de La Aldehuela.

HISTORIA DEL CLUB:

1975 – 1980

La Ag.D. Fuenlabrada pretende convertirse en el máximo representante local, pero la existencia del C.F. San Esteban supone un gran contratiempo por su mayor solera. Condenados a entenderse ambas directivas empiezan a contactar para estudiar la posibilidad de fusionarse en uno solo de nuevo cuño, surgiendo así el Club de Fútbol Fuenlabrada quien adopta como color el azul absoluto para todo su uniforme. La sociedad fuenlabreña es presidida por Juan Francisco Polidura y seguirá haciendo uso del Campo de La Aldehuela, inscribiéndose en la Federación Castellana el 1 de septiembre y debutando en Tercera Regional Ordinaria en la campaña 75/76. El nacimiento del club azulón no viene solo y con él surge el Atlético Fuenlabrada, club presidido por Félix Galbán del Peso que permanece inicialmente como adherido y filial del primero, adquiriendo años después el nombre de Racing Fuenlabrada.

Ascendido a Tercera Regional Preferente, la sociedad consigue al término de la sesión 76/77 encadenar su segundo ascenso consecutivo, en este caso a Segunda Regional, categoría en la que compite hasta la edición 79/80 cuando consigue su tercer ascenso en breve tiempo, ahora a Primera Regional.

1980 – 1990

Con más de sesenta mil habitantes, a principios de los años ochenta Fuenlabrada es un municipio pujante cuyo principal club aspira a escalar peldaños para situarse cuanto antes en Categoría Nacional. Tras dos temporadas consecutivas en Primera Regional, en la campaña 82/83 consigue debutar en Regional Preferente, categoría en la cual se mantiene durante cuatro campañas hasta que al término de la sesión 85/86 consigue ascender a Tercera División tras ser subcampeón precedido por el Getafe C.F.

El estreno en Categoría Nacional se produce en la campaña 86/87 con Julián Pérez Escolar en la presidencia y finalizando decimoctavo en un grupo donde se mezclan sociedades madrileñas y castellano-manchegas. Esta posición le obliga a promocionar para mantener la categoría dado que el Grupo VII de la categoría pasará en la edición siguiente a estar formado íntegramente por clubs madrileños. El C.F. Fuenlabrada se enfrenta al octavo clasificado en Regional Preferente C.D. El Álamo, aspirante al que supera al imponerse 4-1 en casa y empatar en la vuelta 0-0. Alertado por el sobresalto, confecciona una buena plantilla que en los años siguientes es sexta en la campaña 87/88 y quinta en la 88/89, mejorando ostensiblemente con la consecución del subcampeonato de la sesión 89/90 tras un reñido torneo con el C.D. Móstoles quien finalmente asciende directamente a Segunda División B.

1990 – 2000

En 1990 la RFEF modifica las reglas para ascender a Segunda División B creando unas eliminatorias donde adquirirá nueva categoría el primer clasificado de los cuatro que contenga cada uno de los grupos designados por razones geográficas. En la campaña 90/91 el club azulón es segundo con algo distancia respecto al líder Real Madrid C.F. C, disputando su primera Fase de Ascenso a la categoría de bronce en la que es tercero superado por S.D. Fabril y Caudal Deportivo, siendo última la S.D. Almazán.

Con la temporada 91/92 llega un gran bajón que le lleva a ser décimo sin opciones a poder promocionar. En la sesión 92/93 cuaja un excelente campeonato que le hace ser Campeón por primera vez en su historia del grupo madrileño, con tan solo cuatro derrotas. La ilusión por conseguir el ascenso es enorme, pero lamentablemente en la Promoción sucumbe al ser tercero tras U.P. Langreo y Villalonga F.C., siendo colista el C.D. Laguna vallisoletano.

En el torneo 93/94 es subcampeón a cuatro puntos del líder Aranjuez C.F., realizando ahora sí una buena Promoción que le hace ascender a Segunda División B, aunque empatado a puntos y gracias al gol average con la sociedad coruñesa Bergantiños F.C., completando el grupo Club Marino de Luanco y S.D. Hullera Vasco-Leonesa. El debut y estreno en Segunda División B se produce en la temporada 94/95 dentro del Grupo I, finalizando decimosexto entre madrileños, canarios, astures y gallegos. Este puesto le obliga a disputar una Promoción de Permanencia a encuentro único disputado en la localidad de Tudela que le enfrenta al Club Gimnástic de Tarragona, rival al que vence por 2-1 salvando la categoría.

En la temporada siguiente, 95/96, es undécimo, siendo la campaña 96/97 la mejor de la década de los noventa en cuanto a que es protagonista al convertirse en el club revelación quedando sexto a tan solo dos puntos de poder entrar en la Promoción a Segunda División A. Este paso marca un punto de inflexión, pues a partir de entonces va perdiendo potencial y cada sesión retrocede en la clasificación, siendo noveno en la temporada 97/98, octavo en la 98/99 y decimotercero en la 99/00, culminándose en 1999 la transformación del club madrileño en Sociedad Anónima Deportiva, un paso hacia el futuro que supone adoptar el nuevo nombre de Club de Fútbol Fuenlabrada SAD.

2000 – 2010

El cambio de siglo no lo inicia con buen pie y siguiendo con la tendencia iniciada algunas temporadas atrás culmina su participación con un decimosexto puesto en la sesión 00/01. Este resultado le obliga a disputar una nueva Promoción de Permanencia de la que sale malparado, pues en la primera eliminatoria cae ante el Algeciras C.F. tras sendos empates a uno y derrota en los penaltis, y en la Final empata 0-0 con el C.D. Binéfar en tierras oscenses y 1-1 en casa, descendiendo a Tercera División por el valor doble de los goles encajados a domicilio.

El regreso a Tercera División abre un tiempo de espera en la intención de recuperar la categoría perdida recientemente, pues dos son las temporadas en las que militará en esta división. En la primera se queda a escasos puntos de la Promoción, finalizando quinto, para ser tercero en la 02/03 a tan solo dos puntos del líder U.D. San Sebastián de Los Reyes, consiguiendo en la Promoción auparse con el campeonato y ascender nuevamente a Segunda División B tras un torneo muy reñido en el que iguala a puntos con el Club Rápido Bouzas, quedando atrás Caudal Deportivo y C.F. Promesas Ponferrada.

El segundo ciclo en la categoría de bronce empieza con la temporada 03/04, consiguiendo finalizar el campeonato con un meritorio noveno puesto. Sin embargo, en la campaña siguiente, 04/05, las cosas no ruedan tan bien y se acaba decimosexto. Como en la anterior ocasión, el C.F. Fuenlabrada SAD se ve obligado a disputar una nueva Promoción de Permanencia, consiguiendo superar el trance al eliminar al Talavera C.F.; 2-1 en La Aldehuela y 2-2 en la localidad toledana.

Después del susto la directiva azulona realiza una serie de mejoras en la plantilla y en la sesión 05/06 consiguen ser sextos ante la sorpresa de muchos rivales, éxito que no repite en la edición 06/07 al finalizar décimo y que se verá deslucido con el descenso a Tercera División durante la campaña 07/08 al ser decimoctavo tras un mal torneo. El reencuentro con el cuarto nivel no es satisfactorio y los madrileños no dan con la clave para hacer un buen fútbol, terminando décimos en la sesión 08/09, clasificación que verán mejorada en la siguiente temporada con el quinto puesto, escapándose la Promoción por poco margen.

2010 – 2020

La década de los años diez del s.XXI contempla a una plantilla desdibujada que retrocede plazas en la tabla al ser octava en la temporada inicial 10/11, puesto que será sobrepasado con firmeza en la edición 11/12 cuando de la mano del técnico Antolín Gonzalo y siendo presidente Miguel Ángel Arto se consiga el Campeonato brillantemente. El difícil compromiso de la Promoción de Campeones no es saldado con éxito puesto que el C.D. Marino canario les supera en ambos encuentros con el mismo resultado; 1-2 en casa y 2-1 en la localidad de Arona. Las opciones de ascenso no se detienen en esta eliminatoria y el club madrileño se enfrenta en Semifinales al C.C.D. Cerceda; 2-1 en la localidad coruñesa y 2-0 en casa que le hacen pasar a una Final donde consigue el ascenso a Segunda División B tras superar con holgura al Coria C.F.; 0-3 en la localidad sevillana y 1-0 en un abarrotado Estadio Fernando Torres, terreno de juego inaugurado el 1 de septiembre de 2011 en encuentro frente al Club Atlético de Madrid SAD con derrota por 0-3.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

escudo Las Palmas Atletico

DATOS GENERALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Athletic Foot-ball Club (1930-1941)
  • Unión Atlético Club de Fútbol (1941-1959)
  • Unión Deportiva Las Palmas Aficionados (1959-1977)
  • Las Palmas Atlético (1977-1991)
  • Unión Deportiva Las Palmas “B” (1991-1992)
  • Unión Deportiva Las Palmas, S.A.D. “B” (1992-2008)
  • Las Palmas Atlético (2008-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

9 Ligas de Tercera División:

  • 1978/79
  • 1982/83
  • 1989/90
  • 1991/92
  • 1998/99
  • 1999/00
  • 2006/07
  • 2012/13
  • 2016/17

1 Copa RFEF:

  • 1995

 

ESTADIO:

Campo anexo de Siete Palmas

  • Nombre: Campo de fútbol anexo al Estadio de Gran Canaria
  • Año de inauguración: 2010
  • Cambios de nombre:
  • Campo anexo al Estadio de Gran Canaria (2010-)
  • Capacidad: 500 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo España (1930-1937)
  • Estadio Pepe Gonçalvez (1937-1954)
  • Estadio Insular (1954-2003)
  • Estadio Gran Canaria (2003-2010)
  • Campo de Fútbol Pepe Gonçalves (2008-2009)
  • Anexo a Estadio de Gran Canaria (2010-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Las Palmas Atletico

ESCUDOS:

escudos Las Palmas Atletico

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

A mediados del s. XIX ya existen indicios de que en la isla de Gran Canaria se practican diversos “juegos de pelota” por  jóvenes estudiantes de la colonia inglesa asentada en la isla que regresaban de sus estudios en Inglaterra. El primer campo utilizado por estos fue el denominado Campo de las Rehoyas. Ya en febrero de 1894 se tiene noticia de lo que podríamos llamar el primer club dedicado al fútbol como tal, donde la prensa local se hace eco de un encuentro disputado entre el Grand Canary F.C. y una Escuadra Inglesa. También se tiene noticias del equipo denominado Las Palmas F.C. del Puerto de La Luz. Estas primeras formaciones estaban compuestas íntegramente por jóvenes ingleses que residían en la isla y disputaban encuentros frente a las copiosas tripulaciones de buques de guerra que estaban de paso.

En la primera década de s. XX comienzan a surgir los primeros clubs creados por jóvenes locales canarios. Así pues, hacia el año 1904 surgen los primeros equipos autóctonos en la isla de Gran Canaria, siendo uno de los primeros clubs en fundarse el Club Gimnástico, el cual disputaba sus encuentros en Santa Catalina, en unos terrenos llamados Teso del Porteño que después ocupó la Compañía Escandinava de Canarias; y el Club Canario, creado por los hermanos Vayo y que con posterioridad devendría en Sporting Club Las Palmas, para la práctica de otros deportes. A estos le siguieron otros conjuntos como el de Los Veintidós, el Pipiolo, el Tristany ó el Unión Central del Puerto, entre tantos otros.

En los inicios también fueron utilizados como terreno de juego para la práctica del fútbol unos arenales a los que denominaban Campo de los Ingleses. En el año 1905 tiene lugar la fundación de uno de los históricos del fútbol canario: el Marino Foot-ball Club. Después de unos años desde la implantación del fútbol, este deporte sufre una crisis en beneficio del béisbol en 1907 en la que desaparecen muchos de los equipos que se habían formado. Con la llegada a la isla en 1908 de José Gonçálvez García, junto con Eliseo Ojeda y otros jóvenes devotos de este deporte se vuelve a fomentar su práctica. Poco después, a finales de la década se fundan equipos importantes como: el Artesano F.C. en 1909, el Sporting Club Victoria ó el C.D. Porteño en 1910.

Los dos clubs históricos, tanto Marino F.C. como Sporting Club Victoria, serán cantera continua e inagotable de jóvenes talentos hasta la creación de la Unión Deportiva. En 1911 aparece el Santa Catalina F.C. en el mismo barrio que le da nombre, mientras en junio de 1914 el Tristany pasa a denominarse Club Deportivo Gran Canaria, surgiendo en 1921 el C.D. Sanata Catalina que en 1926 cambia a Athletic Club.

El 13 de septiembre de 1926 quedaba constituída la Federación Canaria de Clubs de Foot-ball, la cual fue aceptada por la RFEF en la Asamblea Nacional celebrada en junio gracias a D. José Rivas. La ciudad era ya en esta década un caldo de cultivo de innumerables clubs que poco a poco fueron sumándose a los dos históricos: el Argentino F.C., el Héspérides F.C., la Unión Marina F.C., el Sporting Club San José, club este fundado el 8 de diciembre 1913 y en la actualidad Real desde 1988, la  Sociedad Gimnástica, el C.D. Español, la U.D. Santa Catalina, el Acevedo  F.C., el Ferreras F.C., la Sociedad Balompédica, el Peñarol F.C., el Rehoyano F.C., el C.D. Estrella, el Luz y Progreso F.C., el Apolinario F.C., el C.D. Águila, el Canalejas C.F., el Levante F.C., el Racing Club, el Sporting X F.C., etc.

HISTORIA COMO CLUB:

1930 – 1940

En 1930 y desde el popular barrio del Puerto de La Luz nace el Unión Athletic F.C., conjunto que juega en el popular Campo España, viste camisa rojiblanca con pantalón azul y que inscrito en la por entonces Federación Canaria empieza a competir en Tercera Categoría estrenándose en la temporada 30/31 con un quinto puesto. En 1931 la Federación Canaria se escinde en dos surgiendo la Federación Tinerfeña y la Federación de Las Palmas, pasando los rojiblancos a quedar adscritos a esta última donde seguirán compitiendo en un grupo formado completamente por clubs de la capital canaria hasta la temporada 35/36 en Tercera Categoría. En la campaña 35/36 se proclaman campeones y cuando iba a producirse su ascenso a Segunda Categoría estalla la Guerra Civil.

1940 – 1950

Tras el paso del conflicto el club se reconstituye rápidamente y de nuevo emprende su trayectoria deportiva en Tercera Categoría, cambiando de nombre en 1941 a Unión Atlético C.F. debido a la nueva norma que obliga a eliminar los extranjerismos y empleando como terreno de juego el Estadio Pepe Gonçalvez, inaugurado en 1937. Mediados los años cuarenta consigue ascender a Segunda Categoría, compartiendo nuevamente grupo con clubs de Las Palmas.

Iniciados los años cincuenta el Unión Atlético C.F. que se encuentra en Segunda Regional, se convierte en filial del C.D. Porteño, una de las sociedades más importantes del Puerto de La Luz con quien comparte barrio. Esta colaboración apenas dura unos años hasta que de nuevo el conjunto rojiblanco adquiere autonomía e inicia su camino en solitario, aunque no por mucho tiempo puesto que la U.D. Las Palmas, la principal entidad de la isla, fundada en 1949 y quien se está consolidando como un pujante club en el panorama futbolístico español, empieza a precisar de un filial en el cual forjar nuevos valores que refuercen el día de mañana al primer equipo.

1950 – 1960

Este cruce de caminos es consensuado entre Carmelo Campos, principal captador de futbolistas para el conjunto amarillo y Luís Navarro Carló, su presidente, quienes deciden que el club porteño bien puede ser el candidato ideal para desempeñar tal función, fructificando el acuerdo en 1954 cuando se adquieren los derechos federativos a Bonifacio Vega, presidente rojiblanco. Desde esta fecha el Unión Atlético C.F. pasa a ser el filial amarillo o lo que es lo mismo, el segundo equipo de la Unión, conservando su nombre y empezando a dar sus primeros frutos con la aparición de Felo, Costa, Betancort, Pantaleón II ó Julián mientras emplea el Estadio Insular como terreno de juego. El 25 de febrero de 1959 el equipo abandona su tradicional uniforme rojiblanco y adquiere los colores de la Unión, adoptando su nombre y pasando a ser conocido como U.D. Las Palmas Aficionados en consonancia con un ascenso deportivo que le lleva a militar en Primera Regional.

Carmelo Campos, además de entrenador del filial unionista, se convierte en verdadero alma Mater del equipo de aficionados y durante los años sesenta verá pasar por sus manos a gran cantidad de jugadores que llegarán al primer equipo y se convertirán en piezas muy codiciadas caso de Castellano, Lolín, Oscar, Rafael, Martín, Aparicio, Alberto, Espino, Currucale, etc. Bajo el punto de vista deportivo el filial unionista se encontrará en Primera Regional durante toda la década sin lograr alcanzar cotas más altas, aunque su gran utilidad queda de manifiesto observando la fecundidad de la cantera y la gran aportación que realiza a la hora de aportar jugadores a la primera plantilla.

1960 – 1970

Iniciados los años setenta, el fútbol canario todavía se mantiene lejos de su plena integración en el fútbol nacional, reservado a los clubs peninsulares, baleares y norteafricanos por su proximidad geográfica. Pese a que los clubs insulares ofrecen un nivel competitivo muy digno, su lejanía respecto a la península y la carestía de los desplazamientos resultan determinantes para que la RFEF se abstenga a facilitar que compitan a nivel nacional, un derecho que solo queda reservado a la U.D. Las Palmas y C.D. Tenerife por su gran potencial a todos los niveles. Así pues el fútbol aficionado canario continua limitado a su radio de acción entre las siete islas, siendo la Primera Regional la más alta categoría existente hasta que por fin, en 1977 y debido a la reclamación de las Federaciones Tinerfeña y de Las Palmas, se les contempla en la ampliación de clubs que va a sufrir la Tercera División en vistas a la temporada 77/78.

Finalizado el campeonato 76/77 la U.D. Las Palmas Aficionados accede a una remozada Tercera División donde cohabita con sociedades canarias, castellanas, madrileñas y castellano-manchegas, adoptando desde julio de 1977 el nombre de Las Palmas Atlético y consiguiendo alcanzar un meritorio quinto puesto en la Liga 77/78. En la temporada 78/79 y ante la sorpresa de muchos, realiza un extraordinario torneo y con grandes jugadores en su plantilla como Marrero, Faustino, Gerardo, Farías, Felo, Manolo o Saavedra se proclama Campeón del Grupo IV, consiguiendo ascender directamente a Segunda División B. Su estreno en la categoría de bronce se produce en la campaña 79/80, acabando noveno y poniendo al fútbol canario por fin en la cúspide nacional, hasta la fecha marginado.

1980 – 1990

La década de los años ochenta observará el ascenso de los clubs canarios a las categorías nacionales y su normalización dentro de las competiciones, un status que sin embargo el filial amarillo no terminará de aprovechar. En la campaña 80/81 es duodécimo y en la siguiente edición 81/82, tras una pésima campaña, es último clasificado y colista retornando a Tercera División. En la temporada 82/83 se proclama Campeón del grupo insular con gran ventaja, pero en la Fase de Ascenso es eliminado en primera ronda por el Zamora C.F. tras empate 0-0 en la ida y 3-3 en el Insular, cayendo desde la tanda de penaltis ante la desesperación de sus seguidores. En las dos sesiones siguientes pierde potencial deportivo y no consigue acabar entre los dos primeros, teniendo que esperar a la campaña 85/86 para volver a disputar una Promoción después de ser segundo en Liga  tras el C.D. Maspalomas.

En esta fase no tiene excesiva suerte y es eliminado por el C.D. Badajoz, perdiendo en casa por 0-2 y ganando en la capital pacense por un insuficiente 0-1. La sesión 84/85 es subcampeón de la Copa de la Liga de Tercera División al caer derrotado en la Final frente al U.B. Conquense: 2-0 en la ida y derrota por 4-1 en la vuelta celebrada en la ciudad manchega. En la campaña 86/87 repite subcampeonato, igualmente tras el C.D. Maspalomas, pero con la notable diferencia de ascender directamente a Segunda División B al ser poseedor de una de las tres plazas que adjudica la RFEF al grupo canario ante la reestructuración de la categoría por ampliación de clubs y grupos.

El retorno a Segunda División B en la temporada 87/88 no es excesivamente afortunado y después de disputar un campeonato mediocre acaba descendiendo a Tercera División tras conseguir diez victorias y perder el gol-average con la U.P. Plasencia. De nuevo en el cuarto nivel nacional, la sesión 88/89 le resulta amarga pues acaba segundo a dos puntos de la U.D. Salud quien asciende directamente a Segunda División B tras protagonizar un vibrante duelo. En la edición 89/90 supera completamente el contratiempo del torneo anterior al ser Campeón absoluto con bastante holgura y ascender a la categoría de bronce por la vía rápida.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1990 – 2000

El cambio de década lo contempla inicialmente en la categoría de bronce, pero sin embargo, como ocurriese en la etapa anterior, su paso acaba siendo fugaz, terminando vigésimo y último tras ganar tan solo seis encuentros en una campaña desastrosa para el club gualdiazul. En la campaña 91/92 es Campeón otra vez perdiendo solo seis encuentros y marcando la importante cantidad de ochenta y seis goles. En la Promoción del grupo canario es último de forma sorpresiva, siendo superado por C.D. Mensajero, U.D. Orotava y U.D. Gáldar. En 1990 la RFEF modifica su Reglamento General incluyendo la nueva Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas, obliga a los clubs profesionales a transformarse en SAD, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. La sociedad Las Palmas Atlético se disuelve en el verano de 1991 y desaparece como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Unión Deportiva Las Palmas “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio.

La temporada 92/93 la empieza como Unión Deportiva Las Palmas S.A.D. “B” después de finalizar la conversión empresarial del club en Sociedad Anónima Deportiva, transcurriendo deportivamente sin éxito al quedarse con la miel en los labios junto a las puertas de la Promoción, siendo en la siguiente edición 93/94 cuando si consigue entrar al finalizar tercero en Liga. En la Fase de Ascenso es igualmente tercero superado por C.D. Corralejo y S.D. Tenisca, mientras última es la U.D. Orotava. La sesión 94/95 contará entre sus filas con los internacionales Juan Carlos Valerón y Manuel Pablo, logrando proclamarse Campeón de la Copa RFEF tras superar al C.F. Balaguer: ganando 1-0 en la ida y de nuevo venciendo 1-3 en tierras leridanas. El deseado y ansiado ascenso al tercer nivel se hace de rogar mientras ha de esperar a la temporada 95/96 para entrar en otra Promoción, esta vez tras ser cuarto en Liga. En ella cosecha un nuevo fracaso al ser segundo superado por la U.D. Realejos, quedando detrás U.D. La Pared y C.D. Corralejo.

La trayectoria del club canario en esta década parece indicar que una temporada promociona y en la siguiente no. En la temporada 97/98 sí toca y al finalizar la misma queda tercero. Cuando todo le era favorable pincha nuevamente y es la Universidad de L.P.G.C. C.F. quien asciende, quedando el filial segundo, mientras los otros dos contendientes son C.D. Corralejo y U.D. Lanzarote. En la temporada 98/99 es Campeón por quinta vez en su historia, pero por quinta vez en sus recientes tentativas no consigue ascender pues es último en la Promoción precedido por U.D. Lanzarote, U.D. Telde y U.D. Orotava. La década de los años noventa la cierra con un nuevo campeonato, el sexto, pero una vez más sin premio, pues es ahora tercero en la Liguilla superado por U.D. Vecindario y Castillo C.F. siendo colista la U.D. Orotava. Por sus filas pasaran jugadores de la talla de Guayre Betancor, Carmelo González o Rubén Castro.

2000 – 2010

El nuevo siglo empieza siendo tercero en Liga y repitiendo en la Promoción, superado por U.D. Lanzarote y S.D. Tenisca mientras último clasificado es el C.D. San Isidro. En la campaña 01/02 realiza una nefasta temporada y es decimotercero, coincidiendo con una gran crisis en el seno de la U.D. Las Palmas que hace temer su futuro y siembra muchas dudas entre los aficionados. En la sesión 02/03 mejora con la llegada de nuevos jugadores y finaliza cuarto, siendo segundo en la Promoción tras la U.D. Vecindario. Los otros contendientes serán Castillo C.F. y C.D. Tenerife “B”. En las dos temporadas siguientes, 03/04 y 04/05, el nivel deportivo del filial desciende progresivamente hasta culminar en el decimotercero puesto de la 05/06 que contempla un equipo dependiente desconocido respecto a lo que había sido antaño.

En la sesión 06/07 rectifica su planteamiento y tras adquirir un buen número de jóvenes jugadores acaba siendo Campeón del grupo canario de Tercera División. En la Fase de Ascenso, ahora con eliminatoria frente clubs peninsulares, se enfrenta en semifinales al C.D. Tudelano, empatando 2-2 en la ida y ganando 1-0 en casa. En la Final pierde en la ida 2-1 frente al C.D. Guadalajara, pero en casa solo es capaz de empatar 1-1, esfumándose el ascenso. Pese al ascenso de algunos jugadores a la primera plantilla, el dependiente amarillo consigue ser subcampeón en la sesión 07/08 a un solo punto del Atlético Granadilla, imponiéndose en la semifinal de la Promoción al C.F. La Nucía: 1-1 en la localidad alicantina y 2-1 en casa; y al C.D. Ciempozuelos en la Final: 0-0 en casa y victoria a domicilio en la localidad madrileña por 2-3, resultado tras el cual consigue regresar años después a Segunda División B.

Tras el merecido ascenso la directiva del club decide cambiar en julio de 2008 la denominación del primer equipo dependiente y se rescata el de Las Palmas Atlético en memoria de aquellos jugadores que pasaron por la cantera y cosecharon tantos éxitos. Pese a contar con buenos futbolistas, la temporada 08/09 en el tercer nivel no es muy halagüeña y el equipo, que juega ahora sus partidos en el Campo Pepe Gonçalves, termina decimosexto teniendo que defender su plaza en una Promoción por la Permanencia que le enfrenta al Real Sporting de Gijón “B” al cual no supera tras empatar 0-0 en casa y caer derrotado ampliamente por 4-0 en la localidad asturiana. De nuevo en Tercera División se traza la meta del ascenso, quedando subcampeón en la edición 09/10 a cinco puntos del líder C.D. Corralejo. Ya en Promoción supera en la Primera Eliminatoria a la U.D. Marinaleda: 1-2 en la localidad sevillana y 2-0 en casa; haciendo lo mismo con el Club Marino de Luanco en semifinales: 1-3 en la localidad asturiana y 3-2 en casa, cayendo en la Final ante el Peña Sport F.C. quien le supera al empatar 1-1 en la ida y 2-1 en la localidad navarra de Tafalla. El 21 de septiembre de 2010 se inauguran los campos de fútbol anexos al Estadio de Gran Canaria, situados en la zona de Siete Palmas.

2010 – 2020

El cambio de década trae un nuevo intento frustrado por ascender, ahora tras ser subcampeón de Liga superado por la U.D. Lanzarote. Este puesto le permite promocionar, pasando la Primera Eliminatoria ante el C.D. Tuilla: 0-2 en la localidad asturiana y 2-0 en casa; cayendo en la siguiente eliminatoria ante el Sestao River Club: 1-0 en la localidad vizcaína y 3-2 en casa.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2011

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

escudo Burgos CF

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Burgos Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Burgos
  • Provincia: Burgos
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 13 de agosto de 1985
  • Fecha de federación: 18 de octubre de 1994

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Burgos Club de Fútbol (1985-2018)
  • Burgos Club de Fútbol, S.A.D. (2018-)

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2000/01

4 Ligas de Tercera División:

  • 1996/97
  • 2009/10
  • 2010/11
  • 2012/13

1 Copa RFEF:

  • 1997

ESTADIO:

estadio El Plantio

  • Nombre: Estadio Municipal El Plantío
  • Año de inauguración: 1964
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal El Plantío (1964-)
  • Capacidad: 12.200 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • El Plantío (1994- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Burgos CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La historia del fútbol en la ciudad de Burgos es compleja y desde sus inicios en la segunda década del pasado siglo siempre se ha caracterizado por males endémicos con tono económico que han afectado a todos sus clubs. Ya en 1912 surgen las dos primeras entidades, Burgos Foot-ball Club y la Congregación Mariana, a los que les seguirán Koscas y Athletic Club Burgalés en 1914, y Club Deportivo Burgos, Sporting Club Burgalés, Juventud Católica Social y Cid F.C. en 1916. Casi todos ellos tienen una vida efímera y tan pronto nacen como desaparecen, ocurriendo lo mismo con los Hermanos Maristas y Racing Club de Burgos, ambos de 1917 y Corona F.C. y Unión Sportiva Obrera de 1918. A estos se suman equipos ocasionales fundados por militares, todos ellos de carácter temporal como el Lanceros de Borbón e Intendencia, de 1920 y los San Marcial, Lealtad y Lanceros de España, todos ellos de 1921.

En 1922 nacen el C.D. Castilla y los militares Artillería y Alfonso XIII, destacando en ese año la creación el 11 de enero del segundo Burgos Foot-ball Club, quien juega en el Campo de Lilaila y viste con camisa rojiblanca y pantalón negro. Son los primeros pasos y en 1923 se inaugura el Campo de Laserna con terrenos cedidos por la Compañía de Ferrocarriles del Norte. Ese mismo año nace el Deportivo Castilla Burgos, conjunto que viste con camisa morada y pantalón negro, fruto de la fusión realizada por el Burgos F.C., C.D Castilla y Laserna F.C. Esta joven entidad es la primea en federarse, haciéndolo en la Cántabra, pero tendrá poca vigencia y pronto acaba desapareciendo, fracaso del cual también será partícipe otro club burgalés; la Unión Deportiva Burgalesa, también conocida como U.D. Burgos, la cual nace en 1926 y desaparece en 1929 habiendo vestido camisa rojiblanca y pantalón negro.

Tras la desaparición en 1929 de la U.D. Burgos, su plantilla se divide en dos nuevas formaciones, un nuevo Burgos F.C. y meses después, ya en 1930, la Cultural Deportiva de Burgos, quien se extingue meses después. De todos los clubs mencionados el Burgos F.C es quien más perdura en el tiempo dentro del complicado panorama burgalés, perdurando hasta 1935 en el que acaba desapareciendo ante la falta de interés de la afición por sus malos resultados deportivos. Previamente, en 1934, surge una nueva Cultural Burgalesa distinta a la de 1930 y que desaparece ese mismo año y en 1936 nacen Júpiter F.C. y Gimnástica Burgalesa, ambos justo antes de la Guerra Civil y que no pueden estrenarse a nivel competitivo.

Finalizada la contienda, la Gimnástica Burgalesa que viste camisa blanca y pantalón negro, reemprende sus actividades y se inscribe en la recién nacida Federación Astur-Montañesa, cambiando en 1942 a Gimnástica Deportiva Burgalesa e inaugurando en 1944 el Campo de Zatorre, nuevo feudo burgalés. En 1946 con Tomás Rodríguez en la presidencia cambia a Gimnástica de Burgos, nombre que no cuaja entre la afición y en 1948 es permutado por el definitivo Burgos Club de Fútbol.

El Burgos Club de Fútbol conseguirá asentarse en el corazón de los burgaleses y emprenderá una carrera deportiva plagada de éxito en algunas ocasiones y también de muchos fracasos, culminando como sus antecesores en la disolución por causas económicas el 24 de mayo de 1983 tras acumular una deuda de doscientos cincuenta millones de pesetas y ser liquidado mediante asamblea de socios con cincuenta votos a favor de la disolución por tan solo tres para su continuidad. Los burgaleses pasan a la historia después de haber conseguido seis estancias en Primera División, diecisiete en Segunda División, una en Segunda División B y otras diecisiete en Tercera División, habiendo inaugurado el 13 de septiembre de 1964 el nuevo Estadio de El Plantío con un encuentro de Liga frenta a la S.D. Indauchu con resultado final de 2-0 para los locales. Este club es sustituido por su filial Burgos Promesas C.F., una entidad fundada en 1963 que acaba de ascender a Tercera División al término de la campaña 82/83 y que previamente ha sido desvinculado con la autorización de la RFEF para no verse afectado por la eminente desaparición del Burgos C.F. Gran parte de los aficionados se integran en este club y mediante asamblea extraordinaria deciden cambiar su denominación y colores pasando a denominarse Real Burgos Club de Futbol, vistiendo camisa roja con franja vertical marrón en banda lateral con pantalón blanco, los colores de la bandera municipal.

La historia del Real Burgos C.F. será lamentablemente muy similar a la de su precedente a diferencia de que los problemas económicos surgirán de forma precipitada. En 1993 se transforma en S.A.D. pero sus cuentas se encuentran en números rojos fruto de su paso por Primera División, afrontando la temporada 94/95 con una deuda de dos mil millones de pesetas, con lo que la Federación Castellano-Leonesa le impide participar en el Campeonato de Tercera División. Tras un año sin jugar el club recurre esta decisión y es aceptado a trámite su recurso, siendo readmitido para disputar la temporada 95/96. En esta es décimo y cuando se disponía a competir para la 96/97 una orden judicial se lo impide una vez inscrito. El Real Burgos C.F, SAD en la actualidad sigue federado y sin disolver la S.A.D, celebrando asambleas pero sin poder competir ante lo elevado de su deuda.

HISTORIA DEL CLUB:

1985 – 1994

La asamblea extraordinaria del 24 de mayo de 1983, aparte de suponer la disolución de un club histórico como el Burgos C.F., dejó un sabor muy amargo en José María Quintano Vadillo, uno de los tres socios que votaron en contra de llegar a tan amargo fin. Hábil como pocos, aprovechando la no renovación en el Registro de Marcas y Patentes del extinto Burgos C.F. tras haber transcurrido dos años, el 13 de agosto de 1985 quedaba constituido el nuevo Burgos Club de Fútbol, sociedad distinta de la anterior, pero quien decidió emplear sus mismos colores y escudo.

La sociedad neonata quedaba presidida por el propio Quintano Vadillo, siendo vicepresidente Alfredo Ortega Micieses, secretario Víctor Álvarez y tesorero Alfredo Ortega Martínez, fijándose un presupuesto de partida de ciento cincuenta mil pesetas. Posteriormente, el día 1 de octubre quedaba inscrito en el Registro de Clubs y Asociaciones Deportivas  de Castilla y León con sede en Valladolid.

La apuesta de Quintano, quien estaba acompañado en esta aventura por ex-dirigentes del extinto Burgos C.F. y viejos compañeros del Burgos Promesas C.F., contrariamente a lo que se supone no fue competir de inmediato, sino esperar el momento propicio para hacerlo, instante que llegaría en 1994 cuando el Real Burgos C.F. pasaba por un trance económico delicadísimo y todo hacía prever que con el paso del tiempo terminaría su historia radicalmente.

1994 – 2000

Durante el verano de 1994 y después de casi nueve años inactivo deportivamente, Quintano mueve los hilos para poner en marcha su proyecto tras hacerse oficial que el Real Burgos C.F. no va a competir en la edición 94/95. Advertidos todos los implicados, el 23 de septiembre se celebra una Junta donde se decide competir, temiéndose no poder hacerlo al haber cambiado la Ley del Deporte en 1990. La directiva transmite su duda el 26 del mismo mes al Registro de Clubs y Asociaciones Deportivas de Castilla y León, recibiendo como respuesta que oficialmente no cumple con la normativa vigente. El 18 de octubre registra una solicitud para poderse adaptar, demanda que será dos años después aceptada, concretamente el 13 de septiembre de 1996.

A falta de jugadores y casi de improvisto, durante el mes de septiembre de 1994 Quintano y su directiva reclutan destacados jugadores del Club Atlético Burgalés y otros procedentes de distintos clubs locales y de la provincia, empezando su carrera deportiva desde Regional Ordinaria tras federarse el 18 de octubre y alcanzando al término de la temporada 95/96 la Tercera División. Su debut en Categoría Nacional es inmejorable pues concluida la campaña 96/97 se proclama Campeón de grupo perdiendo tan solo cuatro encuentros. Este puesto le permite promocionar y en esta fase consigue el ascenso a Segunda División B tras superar a Ponte Ourense C.F., S.D. Alcalá y C.D. Lealtad. Así mismo, consigue coronarse como Campeón de la Copa Federación al vencer en la Final a la U.D. Gáldar, con empate de 1-1 en la ida y vencer por 4-1 en la ciudad burgalesa. El estreno en la categoría de bronce no está exento de emoción y el club blanquinegro debe de aplicarse lo máximo para salvar la categoría y eludir la Promoción de Permanencia, quedando finalmente decimoquinto.

Alertados por el susto y en vistas a no repetirlo, en el verano de 1998 se incorporan nuevos jugadores y la sociedad queda cuarta en Liga, consiguiendo una de las plazas que dan derecho a promocionar por el ascenso a segunda División. Sin embargo el Burgos C.F. no tiene fortuna y es superado por el Elche C.F., acompañándoles en el grupo Universidad de L.P.G.C. C.F. y U.D. Melilla. En la campaña 99/00 se refuerzan en sus puestos más débiles, contratan a Félix Arnáiz como técnico y obtienen el tercer puesto, consiguiendo promocionar por segundo año consecutivo. En esta ocasión se compite en un grupo muy igualado que se resuelve por escaso margen, siendo el club blanquinegro tercero tras los pasos de Real Murcia C.F. y Granada C.F, mientras que colista es el C.D. Mensajero.

2000 – 2010

Con el estreno del nuevo milenio la voluntad del Burgos C.F. por conseguir ascender por fin se verá complacida, puesto que tras firmar a Carlos Terrazas como entrenador el equipo realiza un gran campeonato y conquista la Liga 00/01 con bastante suficiencia. En la Promoción luchan con acierto ganando cinco encuentros y empatando uno solo, lo cual les sirve para liderar su grupo y conseguir el ascenso a segunda División, habiendo logrado superar a A.D. Ceuta, C.d’E. Sabadell y C.D. Ourense. El conjunto burgalés se estrena en la categoría de plata con el técnico Enrique Martín Monreal durante la campaña 01/02 en un torneo en que los problemas financieros están a la orden del día, pese a lo cual la plantilla rinde profesionalmente y con tesón consiguen la permanencia al ser decimosextos aunque no sobradamente.

Sin embargo la carga económica que afecta a la entidad que preside Quintano es muy grande y esta no puede satisfacer la conversión en S.A.D. antes del plazo establecido, requisito indispensable para competir en categoría profesional, siendo descendida a Segunda División B y echando a perder todo el trabajo anteriormente realizado con una plantilla en la que destacan jugadores como Tito, Dani Pendín, Angel Merino, Isailovic, Aitor Arregi, Iñaki, Cuyami, César Esteban o el capitán Lucio entre otros.

Nuevamente en Segunda División B, la temporada 02/03 la encaran con modesto optimismo conscientes de cómo esta la situación financiera y cuáles son los objetivos deportivos de la sociedad. Valentín Germán sustituye al recién dimitido José María Quintano en la presidencia y con Carlos Terrazas una vez más en el banquillo el club es tercero en Liga. Sin embargo la Promoción no se le da demasiado bien y resulta tercero superado por Algeciras C.F. y Athletic Club B, terminando colista el Zamora C.F. La campaña 03/04 comienza con los mismos objetivos que la anterior, pero el conjunto burgalés aunque roza constantemente los puestos de Promoción durante todo el torneo finalmente no los atrapa, quedándose a las puertas con un quinto puesto. En la temporada 04/05 Fede Castaños es quien ocupa el banquillo llevando al equipo al tercer puesto en un tramo final de Liga muy emocionante por lo igualado del mismo. En la Promoción se enfrenta en eliminatoria directa con la U.B. Conquense siendo derrotado; 0-0 en casa y 1-0 en la capital castellana.

En el año 2005, en base al Decreto 39/2005, de 12 de mayo de Entidades Deportivas de Castilla y León, el club pasa a quedar inscrito como C.D. Burgos C.F. La campaña 05/06 verá en El Plantío pasar una nueva Promoción tras repetir puesto en Liga. En esta ocasión Fabri González será el técnico que los conduzca en un campeonato tranquilo que solo se ve enturbiado por la pronta eliminación en la Fase de Ascenso al caer ante el Levante U.D. B; 0-1 en casa y 1-0 en Valencia. La temporada 06/07 resulta mejor de lo esperado al ser subcampeón con un gran sprint final en el que consigue muchos puntos de la mano del entrenador Gonzalo Arconada, pero en el que la Promoción, una vez más, supone un muro infranqueable puesto que tras eliminar al C.D. Alcoyano en los penaltis; 0-0 en Alcoy y 0-0 en casa, cae ante el Sevilla Atlético; 0-0 en casa y 1-0 en la capital hispalense durante la prórroga. La campaña 07/08 supone su adiós momentáneo a la categoría tras pasar tres técnicos por la entidad y ocupar el decimoctavo puesto en Liga en un campeonato que no hacía presagiar tal fin. El regreso a Tercera División tras más de una década en el tercer nivel nacional es un paso atrás y el conjunto blanquinegro inicia desde el principio un camino tortuoso del que no va a salir tan pronto como se espera.

En la campaña 08/09 queda tercero en Liga y empieza eliminando en la Primera Fase de la Promoción al C.D. Elgoibar; 2-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad guipuzcoana, pero en la siguiente no puede superar al C.F. Sporting Mahonés; 2-2 en la ida y 1-0 en la capital menorquina. Reforzado en sus líneas se proclama Campeón en la temporada 09/10 cediendo tan solo dos derrotas en Liga, pero en la Promoción es apartado del ascenso en el grupo de campeones por el Real C.D. de La Coruña B; 0-0 en El Plantío y 0-0 en la capital gallega, pasando el equipo dependiente en los penaltis. Tiene una nueva oportunidad frente a otro dependiente, la U.D. Almería B, pero nuevamente no la supera quedando apeado tras empatar 0-0 en la capital andaluza y perder 1-2 en casa.

2010 – 2020

A la tercera va la vencida y en la edición 10/11, tras ser Campeón por segundo año consecutivo, accede a Segunda División B por la puerta grande al imponerse en el grupo de campeones a la U.D. Lanzarote; derrota por 2-1 en Arrecife y victoria en casa por 4-0. Su participación en la edición 11/12 es pésima y la plantilla burgalesa cosecha numerosas derrotas y unos resultados deportivos muy pobres que le encasillan en los puestos de descenso desde el principio, cosechando una recuperación puntual en mitad de campaña pero sin visos de tener la contiunidad necesaria para mantener la categoría y terminando colista.

Iniciadas el 11 de febrero de 2018 las operaciones para la transformación en Sociedad Anónima Deportiva, queda constituido el Burgos Club de Fútbol, S.A.D. con un capital social de 1.000.000 euros, quedando inscrito el 3 de mayo de 2018 en el Registro Mercantil, siendo publicado el día 10 del mismo.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,