Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

Segunda División B – Grupo I

 

Historial del Centro Cultural y Deportivo Cerceda

 

escudo CCD Cerceda

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Centro Cultural y Deportivo Cerceda
  • Ciudad: Cerceda
  • Provincia: La Coruña / A Coruña
  • Comunidad Autónoma: Galicia / Galiza
  • Fecha de constitución: 12 de agosto de 1968
  • Fecha de federación: 1968

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Cerceda (1968-1974)
  • Cerceda Club de Fútbol (1974-1984)
  • Centro Cultural y Deportivo Cerceda (1984- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

4 Ligas de Tercera División:

  • 1995/96
  • 2002/03
  • 2003/04
  • 2010/11

 

ESTADIO:

estadio CCD Cerceda

Campo Municipal O Roxo

  • Nombre: Complejo Deportivo O Roxo
  • Año de inauguración: 1974
  • Cambios de nombre: Campo O Roxo do Piñeiro (1974-2009)
  • Complejo Deportivo O Roxo (2009- )
  • Capacidad: 2.800 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo A Gándara (1968-1972)
  • Campo de Longo (1972-1974)
  • Campo O Roxo (1974- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CCD Cerceda

 

ESCUDOS DEL CENTRO CULTURAL Y DEPORTIVO CERCEDA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CENTRO CULTURAL Y DEPORTIVO CERCEDA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CERCEDA:

El municipio coruñés de Cerceda, situado a 25 km al sur de la capital provincial y en plena comarca de Ordes, es un tradicional enclave rural formado por las parroquias de Meirama, As Encrobas, Rodís, Queixas, Xesteda y Cerceda con capitalidad municipal en el núcleo de Campo da Feira que, en 1980, puso en marcha una central térmica en Meirama aprovechando la existencia de un importante yacimiento de lignito que impulsó su economía. Posteriormente, aprovechando el tirón energético, el municipio se ha convertido en sede especializada en el alojamiento de multitud de empresas dedicadas al reciclaje urbano e industrial que han aportado a sus habitantes un notable incremento rentario.

En cuanto a la práctica deportiva, con una población diseminada en varios asentamientos de escasa entidad donde Campo da Feira es el más poblado con cerca de dos mil habitantes, el fútbol no adquirió consistencia hasta finales de los años sesenta quedando reducido en las décadas anteriores al entorno escolar y, ocasionalmente, a encuentros entre jóvenes de las distintas parroquias.

 

HISTORIA DEL CENTRO CULTURAL Y DEPORTIVO CERCEDA:

1968 – 1970

A mediados de 1968, coincidiendo con las fiestas patronales de la Virgen del Carmen y recogiendo el sentir de muchos aficionados que clamaban por la constitución de un club a nivel federado que representase al municipio, Primo Iglesias Suárez, por entonces corresponsal de La Voz de Galicia, reunió a un grupo de jóvenes de todas las parroquias y el 18 de julio se enfrentaba contra otro equipo de la comarca en el Campo de A Gándara situado junto al núcleo de Campo da Feira.

La iniciativa, exitosa para sus intereses, tuvo amplia resonancia y el 12 de agosto quedaba constituido el Club de Fútbol Cerceda con Primo Iglesias como presidente. Arrastrados por el tirón que el bilbaíno Athletic Club tenía entre muchos de sus miembros, estos decidieron que los colores titulares fueran rojiblancos, siendo el pantalón azul para, a continuación, quedar inscritos en la Federación Gallega con el ánimo de competir en el Campeonato Comarcal de As Mariñas, popular torneo dividido en dos categorías donde participaban clubs pertenecientes a las comarcas que envuelven la ciudad de A Coruña.

Considerado federativamente como un club de Tercera Regional, en dicho torneo comarcal empezó su trayectoria deportiva en la Segunda División durante la temporada 68/69, presentando el 11 de enero de 1969 una nueva junta directiva donde Primo Iglesias repetía en la presidencia, Manuel Rodríguez Ares ocupaba la vicepresidencia, Antonio Grela Rey era secretario, Abelardo Paredes Otero era vicesecretario, Jesús Grela Rey ejercía de tesorero, José Fernández Fraga de vicetesorero y José Pérez Costa de contador. Con estos mismos mimbres terminaría la campaña 69/70, estrenando oficialmente el Campo de A Gándara el 12 de enero de 1969 frente al Club Sporting Mesoiro.

1970 – 1980

Durante los años setenta el club coruñés sigue siendo una modesta sociedad cuya única ambición es participar en el campeonato comarcal de As Mariñas. Su debilitada economía, justa para viajar y correr con los gastos que se originan, no da para más poniéndose en tela de juicio incluso su continuidad en el Campo de A Gándara. En 1972 Constantino Tasende López sustituye a Primo Iglesias y en 1974, a su vez, Manuel Barreiro Pasandín releva a Tasende permutando la denominación de la sociedad quien pasa a ser conocida como Cerceda Club de Fútbol.

Tras ser tercero en los torneos 74/75 y 75/76, en 1976 asciende a la Primera División comarcal donde resulta cuarto en la campaña 76/77 coincidiendo con las manifestaciones que los vecinos emprenden ante el deseo del Estado de construir una central térmica que aproveche el suelo repleto de lignito que existe en su término y ser el precio de tasación de los terrenos muy bajo. Expropiados los terrenos a un precio más justo, la normalidad vuelve a la localidad siendo el Cerceda C.F. cuarto en la temporada 77/78.

En 1978 la directiva decide abandonar el campeonato comarcal y competir en la Segunda Regional gallega, categoría donde finaliza tercero en la edición 78/79 y octavo en la sesión 79/80.

1980 – 1990

Inaugurada la central térmica en 1980, complejo industrial que proporcionará importantes dividendos a las arcas municipales, en la temporada 80/81 accede a la presidencia Daniel Bello Pardo con quien el equipo sigue en Segunda Regional quedando séptimo mientras en las ediciones 81/82 y 82/83 concluye en ambas quinto. Los cambios en la directiva se van sucediendo y en 1983 Primo Iglesias García toma el relevo manteniendo al club en la misma tónica mostrada en los años anteriores siendo decimoprimero en las campañas 83/84 y 84/85, pero con la novedad de cambiar la denominación pues, con el apoyo de la empresa energética se amplía el horizonte deportivo de la sociedad y esta pasa a ser Centro Cultural y Deportivo Cerceda.

En 1985 José Álvarez Loureiro toma el mando del club y las clasificaciones siguen en la misma onda resultando decimocuarto en la temporada 85/86 y decimoprimero en la 86/87, ocupando el sillón presidencial Antonio García Pazos en 1987 con quien se es nuevamente decimoprimero en la edición 87/88 y decimosegundo en la campaña 88/89. En 1989 el consistorio local empieza a conceder ayudas económicas al C.C.D. Cerceda y, como consecuencia, cambia radicalmente la perspectiva del club quien puede hacer fichajes foráneos que aporten más calidad a la plantilla. Los resultados son inmediatos y concluida la temporada 89/90 los rojiblancos conquistan su primer torneo logrando, paralelamente, el ascenso a Primera Regional.

1990 – 2000

A lo largo de los años noventa el club coruñés va a experimentar una transformación radical creciendo exponencialmente a medida que van sucediendo las temporadas una tras otra. La entrada de capital procedente del consistorio y la prestación económica de los distintos sponsor que promocionan el club harán que sus objetivos sean ambiciosos suspirando cada año por estar lo más arriba posible dentro de sus posibilidades.

De este modo, en la campaña inicial 90/91 se consigue el subcampeonato tras el Vizoño S.D., club quien renuncia al ascenso y le permite ocupar plaza en Regional Preferente, categoría de ámbito interprovincial la cual años antes era utópica para su bolsillo. El estreno, materializado en la edición 91/92, no es muy prometedor y los rojiblancos sudan para mantenerse consiguiendo el decimoquinto puesto, plaza que es mejorada sustancialmente en la sesión 92/93 al ser quintos. En la temporada 93/94 llegan nuevos refuerzos y el plantel promete estar arriba, predicción que se cumple de forma sustancial al arrasar dentro de su grupo con tan sólo dos derrotas. El ascenso a Tercera División es un hecho y en el seno del club se preparan, además de la correspondiente celebración, para disponer de un equipo competitivo que dé la cara en la nueva categoría.

Con la llegada en 1995 de José García Liñares a la alcaldía, como anterior directivo del club y nuevo presidente, desde el ayuntamiento local se va a hacer todo lo posible para que su primer club de fútbol no pase dificultades. Los refuerzos no cesan y la campaña 94/95 dentro del cuarto nivel nacional es notable siendo el equipo quinto a un solo puesto de poder clasificarse para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B. La edición 95/96 es sobresaliente y el conjunto coruñés de la mano del técnico Paco Zas consigue el primer Campeonato para el club en esta complicada categoría, puesto que le permite por primera vez en su corta historia acceder a jugar la Promoción de Ascenso al tercer nivel nacional. En esta Fase, tras un buen torneo, no tiene excesiva suerte y el Real Oviedo “B” le arrebata el primer puesto y con ello un merecido ascenso, ocupando la segunda plaza por delante de A.D. Colmenar Viejo y Club Atlético Bembibre.

García Liñares, muy ocupado en atender varios frentes entre los que destaca convertir Cerceda en foco de atracción para empresas de reciclaje de residuos, cede su cargo en 1996 a Generoso Rivas Fraga aunque, desde la sombra, sigue ejerciendo su influencia. Sustituidos algunos jugadores de un año a otro, la sesión 96/97 no es tan fructífera y el equipo, algo debilitado, termina en sexta plaza no cumpliendo el objetivo de clasificarse para la Promoción. El agotamiento de la plantilla que tan buenos resultados ha proporcionado últimamente pasa factura en la temporada 97/98 cayendo hasta la decimosegunda posición, ocupándose de forma directa García Liñares en 1998 al retomar la dirección del club.

La campaña 98/99 ofrece un plantel competitivo que queda tercero en el Grupo I gallego por detrás de Porriño Industrial F.C. y Real Club Celta de Vigo “B”. Clasificado para disputar su segunda Promoción de Ascenso en pocos años, en esta ocasión no tiene posibilidades dado su escaso rendimiento al sumar tan sólo dos puntos tras lo cual es colista superado por S.D. Gimnástica Segoviana, C.P. Amorós, de Madrid y Club Marino de Luanco. En la edición 99/00 que cierra tan importante década los rojiblancos serán octavos.

2000 – 2010

Con uno de los presupuestos más elevados del campeonato gallego de Tercera División gracias a la infalible aportación del consistorio y de las importantes firmas residentes en su término, el C.C.D. Cerceda será durante toda la década firme aspirante al ascenso, objetivo que, pese a la insistencia de los rojiblancos y su enorme ilusión, siempre le será esquivo al menos en las diferentes oportunidades que se le presentan.

Con García Liñares siempre operando desde cierta distancia, dos serán los hombres que actuarán como extensiones de la máxima autoridad local en el club, siendo José Antonio Tasende López quien ocupe la presidencia entre el año 2000 y 2006. Deportivamente el nivel de los últimos tiempos sufrirá un serio contratiempo en la temporada 00/01 cuando la plantilla, sin la calidad de otrora, presente signos de agotamiento ocupando la decimoséptima plaza estando muy cerca del descenso. En la campaña 01/02 se harán algunos remiendos y el equipo rendirá con más atino, aunque lejos de la cabeza al concluir décimo, cambiando totalmente la edición 02/03 cuando, con las piezas mejor elegidas y Juan Carlos Rodeiro en el banquillo, la maquinaria funcione a la perfección y se conquiste la Liga con un punto de ventaja sobre el R.C.D. de La Coruña “B”. Llegados a la Promoción el plantel rojiblanco tendrá algunos errores que le costarán muy caro, quedando pronto apeados de la lucha que favorece al C.F. Rayo Majadahonda, el ascendido, siendo segundo el Real Titánico, de Laviana y colista La Bañeza F.C.

En la sesión 03/04 se repite título en el campeonato gallego, esta vez con Eduardo Fernández en el banquillo, accediendo a una Promoción de Ascenso donde el formato ha cambiado respecto al mantenido en los años anteriores y ahora son dos las eliminatorias que se han de superar para tener éxito, meta que no se consigue al ser eliminados en Semifinales por el C.D.A. Navalcarnero; derrota por 1-0 en la localidad madrileña y un insuficiente empate 0-0 en el Campo de O Roxo. La temporada 04/05, con Francisco Javier Oreiro, será una decepción al resultar sextos clasificados, mismo puesto que se alcanzará en la campaña 05/06.

En 2006 accede a la presidencia José Antonio Silveira Sánchez, mano derecha de García Liñares quien, al igual que su antecesor en el cargo, debuta con un sexto puesto en la Liga 06/07 que no satisface a la directiva y afición. Pese a los esfuerzos por mejorar la plantilla, los cambios efectuados en la temporada 07/08 no surten efecto y con José Luis Vara, destituido en su cargo, se ocupa un muy discreto decimocuarto puesto que preocupa a todos. Con Ambrosio Orons cambia la tendencia y durante la sesión 08/09 los rojiblancos consiguen un alentador cuarto puesto tras los pasos de S.D. Compostela, Montañeros C.F. y C.D. Ourense. Clasificado para disputar la Promoción, en esta Fase, la tercera de la década, son eliminados a primeras de cambio por el Peña Sport F.C.; 1-0 en casa y dolorosa derrota en la localidad navarra de Tafalla por 3-1. La temporada 09/10 transcurre por unos cauces similares a la anterior y, aunque el club queda segundo a doce puntos de un inalcanzable R.C.D. de La Coruña “B”, la Promoción de Ascenso será muy cruel con ellos puesto que, después de superar en Cuartos de Final a Costa Cálida-Beniaján C.F.; 1-3 en la localidad murciana y 1-0 en casa; y C.D. Alfaro en Semifinales; derrota por 1-0 en la localidad riojana y victoria en casa por 3-0, en la Final llega el gran desastre puesto que se empata 2-2 ante el C.D. La Muela en casa y una semana después se pierde por 1-0 en la localidad zaragozana dejando escapar una palpable oportunidad.

2010 – 2020

La segunda década del nuevo siglo discurrirá en sus primeros años por el mismo camino que la recién finalizada, con un club deseoso de militar en categoría superior y una frustración que irá en aumento al no conseguirse el objetivo. Con José Antonio Silveira en la presidencia, la temporada 10/11 reporta al club gallego su cuarto título en Tercera División con doce puntos de ventaja sobre su más inmediatos perseguidor, el Racing Club de Ferrol. Animados por el resultado afrontan la Eliminatoria de Campeones con el sueño de ascender ante un rival a priori de sus mismas características, pero sobre el terreno de juego la U.E. Llagostera ofrece otro nivel y los aparta del ascenso directo al imponerse 2-0 en la localidad gerundense y 0-1 en el Campo de O Roxo. En la repesca de Semifinales se topan con otro poderoso rival quien les apea, la U.D. San Sebastián de los Reyes; 3-1 en la localidad madrileña y victoria insuficiente por 1-0 en casa.

En la campaña 11/12 son terceros en Liga tras C.D. Ourense y Alondras C.F., clasificándose para una Promoción donde superan en Cuartos de Final al C.D. Cuarte Industrial; 0-2 en la localidad zaragozana y 1-0 en casa, siendo después eliminados en Semifinales por el C.F. Fuenlabrada; 2-1 en casa y derrota por 2-0 en la localidad madrileña. En la edición 12/13 retroceden en el campeonato doméstico cayendo hasta el decimoprimero puesto, revertiendo la situación en la sesión 13/14 cuando son subcampeones a un punto de distancia de una sorprendente U.D. Somozas. En la Promoción el C.D. Tenerife “B” terminará pronto con sus esperanzas imponiéndose 3-1 en la capital canaria y, de nuevo, por 0-1 ante un impotente público citado en O Roxo.

La temporada 14/15 es irregular pese a ser tercero en Liga siendo considerable la desventaja respecto a Pontevedra C.F. y C.D. Choco, de Redondela. En la Promoción la cautela se palpa en el ambiente y los Cuartos de Final son su barrera no pudiendo superar a la S.D. Logroñés; 1-4 en casa y derrota por 3-0 en la capital riojana. Conscientes de su debilidad en la Promoción y su fortaleza en el Grupo I gallego, los rojiblancos no pierden la esperanza y en la campaña 15/16 son subcampeones a cinco puntos del C.D. Boiro, dominador del torneo. La Promoción, como en las anteriores ocasiones, no le beneficiará e incluso con algo de crueldad le será esquiva pese a trabajar cada encuentro. En Cuartos de Final supera al G.C.E. Villarralbo C.F.; 1-1 en la localidad zamorana y victoria por 2-1 en casa, accediendo a una Semifinal donde elimina al C.D. Azuqueca; 1-1 en la localidad alcarreña. En la Final, después de conseguir un meritorio e ilusionante empate 0-0 frente al Atlético Sanluqueño C.F. en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, en casa son sorprendidos ante un incrédulo público local por 0-2 deshilvanándose cualquier esperanza.

Entre 2011 y 2014 cabe destacar la presidencia de la Federación Gallega de Fútbol por parte de José García Liñares, quien asume el gobierno del máximo estamento territorial con la convicción de mejorar lo realizado por sus antecesores y aportar su grano de arena. En cuanto al club de Cerceda, frustrados una vez más en la edición 16/17 son terceros en Liga tras R.C.D. de La Coruña “B” y Club Rápido de Bouzas, disputando su decimosegunda Promoción en veinte años. La gesta, siempre negativa al no ascender, causa la atención de todos los medios de comunicación por su difícil superación, cayendo los rojiblancos por enésima vez eliminados en esta ocasión en Cuartos de Final por el Jerez C.F.; 0-0 en casa y nuevo empate 0-0 en la localidad pacense de Jerez de los Caballeros resuelta a favor de los extremeños desde el punto fatídico.

Finalizando el mes de junio el futuro del C.C.D. Cerceda es incierto. Disponer cada temporada de alrededor de 200.000 euros para tener un equipo competitivo es un gasto notorio, se adeudan 62.000 euros a la Diputación provincial de A Coruña y Ramón Devesa Morandeira, quien ejerce de presidente desde 2016, da la carta de libertad a todos los jugadores de la plantilla. El club entra en una crisis sin precedentes y se rumorea renunciar a jugar en Tercera División, incluso empezar desde la última categoría regional a través de una nueva sociedad. Cuando todo parecía perdido, el C.D. Boiro que milita en Segunda División B anuncia que no puede satisfacer la deuda contraída con su plantilla, con lo cual pierde su plaza administrativamente. Libre según el Reglamento de la RFEF para ser ocupada por el mejor club de Tercera División que no haya podido ascender, por orden clasificatorio le concierne al C.C.D. Cerceda aceptar o no el reto de jugar en Segunda División B en la temporada 17/18, por lo que desde el club y el consistorio se buscan soluciones para pagar los 133.000 euros que se exigen por la plaza llegándose a un acuerdo de filiación con el C.D. Lugo, militante en Segunda División, por el cual los coruñeses aceptan y la parte económica es sufragada por los lucenses. Con este convenio ambos clubs ganan, pues uno sobrevive compitiendo en una categoría que se le ha resistido durante dos decenios y el otro consigue un filial en el cual mantener en activo a jugadores prometedores que le puedan ser útiles en el futuro.

Texto: Vicent Masià © 2017

Última actualización: 2017

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

Historial del Club Rápido de Bouzas

 

escudo Club Rapido de Bouzas

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Rápido de Bouzas
  • Ciudad: Vigo
  • Provincia: Pontevedra
  • Comunidad Autónoma: Galicia /Galiza
  • Fecha de constitución: 9 de enero de 1914
  • Fecha de federación: 1917

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Rápido Foot-ball (1914-1917)
  • Club Rápido de Foot-ball (1917-1942)
  • Club Rápido de Bouzas (1942- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2004/05

 

ESTADIO:

estadio Club Rapido de Bouzas

Campo Baltasar Pujales

  • Nombre: Campo de Fútbol Municipal Baltasar Pujales
  • Año de inauguración: enero de 1999
  • Cambios de nombre: Campo Municipal de Bouzas (1999-2005)
  • Campo de Fútbol Municipal Baltasar Pujales (2005- )
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Bouzas (1914-1942)
  • Campo de La Florida (1942-1978)
  • Campo de Las Gaviotas (1978-1999)
  • Campo de Fútbol Municipal Baltasar Pujales (1999- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Club Rapido de Bouzas

 

ESCUDOS DEL CLUB RÁPIDO DE BOUZAS. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB RÁPIDO DE BOUZAS. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN VIGO:

Situado al oeste de la villa histórica de Vigo y enfrente mismo del mar, la localidad de Bouzas, con 30 kilómetros cuadrados de término en su origen, fue un municipio independiente desde el siglo XVI con ayuntamiento y juzgado propios que, dedicado principalmente a tareas de agricultura y pesca de bajura, conservó unos rasgos tradicionales que todavía hoy se conservan. En el año 1900, con algo más de ocho mil habitantes repartidos en varias parroquias de las que Bouzas era la más importante y daba nombre al municipio, se perdió la parroquia de Matamá en favor de Vigo quedando su término reducido a 12 kilómetros cuadrados de extensión, siendo publicado en la Gaceta Oficial de Madrid con fecha 6 de enero de 1904 y sancionado por Alfonso XIII un Real Decreto por el cual el ayuntamiento de Bouzas quedaba integrado en el de Vigo. ´

Bouzas, quien en aquella fecha contaba con las parroquias de Bembrive, Coia, Beade y Coruxo, perdió su autonomía pero se reafirmó como sede de importantes industrias conserveras y astilleros que requerían mucha mano de obra en perjuicio de los tradicionales sectores dedicados a la pesca y la agricultura, experimentando su suelo una gran transformación y evolución en las primeras décadas del siglo XX.

En cuanto a la aparición de fútbol, esta se vio en gran parte influenciada por la proximidad con la cercana Vigo, ciudad donde desde finales del siglo XX la práctica de este deporte era habitual entre los operarios de la Eastern Telegraph Company Ltd., sociedad británica instalada en la ciudad olívica en mayo de 1873 la cual, contratados sus servicios por el Gobierno nacional, se venía haciéndose cargo de montar y mantener el servicio de cable telegráfico submarino que conectaba el Reino Unido con Vigo y desde aquí con Lisboa, vital para la comunicación entre ambos continentes.

La compañía británica, siguiendo el ejemplo de las grandes empresas de aquel país quienes se preocupan de la estabilidad laboral y emocional de sus empleados conscientes de residir en suelo extranjero lejos de la patria, alrededor de 1895 constituyó el Exiles Cable Club, sociedad promovida por el staff directivo donde, entre otras actividades, se dio cabida al fútbol. El club británico dejó huella entre sus convecinos y el 4 de junio de 1903, promovido por jóvenes de la Sociedad de Artes y Sport, quedó constituido el Vigo Sport Club que vestía maillot partido a dos mitades rojo y blanco con pantalón de este último color, estando liderado por el gran atleta amateur Manuel Ocaña, hijo de una reconocida familia de fotógrafos. Esta sociedad, con gran repercusión en sus primeros tiempos, acabó a principios de 1905 adoptando el nombre de Vigo Foot-ball Club.

Paralelamente a estos hechos y, dada la repercusión que adquiere el fútbol en Vigo, a principios de 1904 recién perdida su autonomía surge en Bouzas el Petit Foot-ball Club, presidido por Francisco Estévez cuyos miembros visten camisa con pantalón blanco dándose la circunstancia de que los tres conjuntos existentes por entonces, Exiles Cable Club, Vigo Sport Club y el recién constituido puestos comúnmente de acuerdo emplean conjuntamente las instalaciones deportivas del Campo del Relleno, el único recinto habilitado. En 1905, con la entrada de nuevos socios, la sociedad con sede en Bouzas aprobará y presentará el 10 de septiembre sus Estatutos ante el Gobierno Civil siendo aprobados el 11 con el nombre ya de Fortuna Foot-ball Club, constando su primera junta directiva la formada por Roberto Pérez en la presidencia, Francisco Lago en la vicepresidencia, Luciano Vázquez como secretario y Paulino Iglesias en la tesorería, mientras vocales resultan Adolfo Ferrer, Raúl López y Francisco Estévez.

Apenas un mes antes, en concreto el 2 de agosto, los miembros del que fuera Hispania Foot-ball Club, sociedad nacida en 1904, repiten los pasos dados por sus convecinos y se registran como Español Foot-ball Club vistiendo camisa blanquinegra a rayas y pantalón blanco con Jaime Rocha en la presidencia. En 1905 se constituyen nuevas sociedades como el New Club, el Marítimo F.C., presidido por Manuel Figueroa y luciendo camisa blanquiazul con pantalón azul, además del Regimiento de Infantería Murcia, combinado militar con sede en la ciudad presidido por Fernando Ocaña.

A principios de 1906 el Vigo F.C. quedará fusionado con el New Club aumentando su rivalidad respecto al Fortuna F.C., siendo tensos los encuentros entre las respectivas aficiones viguesas y boucenses en el Campo del Relleno. Aunque finalizado en otoño de 1907, a principios de 1908 el Fortuna F.C. estrenará el Campo de Bouzas, un nuevo recinto cedido por Rafael Tapias -el principal alentador del Real Club Náutico de Vigo- que, a pesar de estipular un alquiler nunca ejercerá su derecho, siendo sin duda bienvenido al descongestionar un abarrotado Campo del Relleno o del Malecón en el cual cada día es más difícil ponerse de acuerdo para jugar ante la cantidad de pretendientes que reúne.

Tras la constitución del breve Industriosa F.C., club integrado por jóvenes formados en la Escuela de Artes y Oficios que trabajaban en los talleres de empresa de astilleros y los modestos Teis F.C., quien vestía camisa partida a dos mitades roja y azul con pantalón blanco y Alcabre F.C., tramitado por la Mayordomía Real el 26 de agosto de 1908 el Fortuna F.C. recibe el título honorífico de Real de manos de S.M. El Rey D. Alfonso XIII pasando a ser denominado Real Fortuna Foot-ball Club -Real Club Fortuna en prensa-, inaugurando el 9 de febrero de 1908 los miembros del Vigo F.C. el Campo de Coia.

En 1911 surge el Sporting Club, un conjunto originado en su mayoría por antiguos miembros de la otrora poderosa sociedad Real Club Náutico de Vigo, popular centro recreativo creado el 7 de abril de 1906 que, a pesar de sus saneadas cuentas, no pudo esquivar su disolución el 24 de febrero de 1909. El Sporting Club, liderado y presidido por Fernando Bárcena, se fusionará el 28 de septiembre de 1913 con el Vigo F.C. dando lugar al Vigo Sporting Club, conservado su clásico maillot pero no su tradicional pantalón blanco, ahora azul para el 6 de mayo de 1914 quedar en Real Vigo Sporting Club, al conseguir de la Casa Real tan noble distinción.

 

HISTORIA DEL CLUB RÁPIDO DE BOUZAS:

1914 – 1920

Mientras en toda la ciudad de Vigo iban naciendo nuevas sociedades con parcial o plena dedicación al fútbol, en el núcleo de Bouzas, todavía distante del casco histórico olívico, quedaba constituido el 21 de abril de 1907 el Círculo Recreativo Liceo Marítimo de Bouzas, club náutico desde donde, al cabo de unos años, un grupo de socios y de forma autónoma, empezó a hacer coqueteos con la práctica del fútbol.

Dicho deporte, muy en boga en toda la ciudad, adquirió mayores proporciones a finales de 1913 durante las fiestas del barrio del mes de diciembre, concertándose para el 9 de enero de 1914 el primer encuentro entre dos equipos de jugadores de la sociedad Rápido Foot-ball, nombre adquirido por aquellos jóvenes del Liceo que, empleando los colores identificativos del club náutico, vestían camiseta gualdinegra con pantalón blanco.

Haciendo uso del Campo de Bouzas, un recinto propiedad del empresario Rafael Tapias que tenía como principal y destacado inquilino al todopoderoso Real Fortuna F.C., aquella generación de jóvenes imberbes fue creciendo hasta que en 1917, con varios años de práctica en sus carnes, decidieron darse de alta en la Federación Gallega para competir en las Ligas que este organismo mantenía. Dicho paso requería varios requisitos formales como la constitución de una Junta Directiva, disponer de unos Estatutos e inscribirse en el Registro de Asociaciones por lo que, elegida una dirección en la que Severino Pinal ejercía de presidente, Victorio Bastos de vicepresidente, Luis Álvarez Sotos de secretario, Benjamín Álvarez García de vicesecretario, Benigno Montenegro Costas de tesorero y contador al unísono, el día 2 de agosto fueron presentados los Estatutos quedando aprobados el día 12 por el gobernador civil.

La sociedad gualdinegra, inscrita como Club Rápido Foot-ball, federativamente hizo su debut en la temporada 17/18 dentro del Grupo B de Primera Categoría que era la segunda a nivel regional, luciendo durante varios años las iniciales del Círculo Recreativo en su escudo circular con fondo rojo demostrando que, pese a su independencia, los lazos con el club náutico todavía eran latentes. En 1918, siguiendo la moda que habían emprendido los dos clubs más importantes de La Coruña, Real Club Deportivo y Real Club Coruña, así como los locales Real Fortuna F.C. y Real Vigo S.C., desde la directiva se intentó conseguir de la Mayordomía Real el título de Real para el club, solicitud que no fue considerada no recibiéndose nunca respuesta de la Casa Real tal vez por el escaso bagaje deportivo de la sociedad y, sobre todo, al no gozar supuestamente de un intermediario de consideración siempre necesario en estos trámites.

1920 – 1930

Durante los años veinte el club boucense vivirá años agitados siendo muy productivos los primeros pues, instalado en la Serie B de Primera Categoría, consigue proclamarse Campeón de Galicia de Aficionados en los años 1921 y 1922, dos trofeos que llenan de orgullo a los gualdinegros. En la temporada 21/22 se aúpa al primer puesto de la Serie B por primera vez en su historia, hito que no le valdrá para acceder a la Serie A, categoría reservada para la élite del fútbol gallego donde entrar resulta harto complicado para los clubs modestos.

Llegados a 1923, la reclamación del periodista Manuel Castro “Handicap”, redactor en Sprint y El Faro de Vigo quien desde 1915 venía proponiendo la fusión de los dos grandes clubs olívicos, Real Fortuna F.C. y Real Vigo Sporting Club, al fin tiene efecto y el 10 de agosto queda constituido el Club Celta, sociedad que originariamente viste camisa roja con pantalón negro y, desde el 23 de febrero de 1924 será reconocido como Real Club Celta al autorizar la Casa Real el uso de tan honorífico título. En los momentos previos a la constitución del principal club olívico, quien adoptará en 1924 el clásico color celeste para su jersey y blanco para el pantalón, cabe hacer hincapié en la invitación que se le ofrece al Club Rápido Foot-ball para que se sume a la fusión que se va a realizar en el fútbol local, oferta que es rechazada por su junta directiva al dar preferencia absoluta a la independencia y autonomía de la sociedad boucense.

En lo sucesivo los gualdinegros seguirán en la serie B, compitiendo cada temporada junto a los clubs más destacados del segundo nivel regional pero viendo cómo, con el paso de los años, el fútbol va cambiando y el profesionalismo gana adeptos por doquier. El surgir de este fenómeno que se extiende como una resbaladiza mancha de aceite, acabará trastornando su futuro pero no su identidad, viéndose cada temporada relegados un paso más ante la negativa de la dirección a aceptar pagar a parte de sus jugadores.

1930 – 1940

Asumido el papel de club modesto y alejado de los costes que le supone una categoría tan difícil de mantener como es la Serie B, tras su última presencia en la temporada 28/29 el club gualdinegro opta por encarar su trayectoria en otras categorías más humildes donde se juegue con futbolistas que jueguen por jugar sin reparar en sueldos o asignaciones en metálico.

La Federación Gallega, quien organiza campeonatos exclusivamente para los clubs de Primera y Segunda Categoría entre los que no figura el Club Rápido Foot-ball, obliga a los boucenses a buscarse la vida en otros derroteros consiguiendo, junto a la ayuda de otros clubs implicados de Vigo y su entorno, que en 1934 se organice un Campeonato de Liga de Clubs Modestos donde, basándose en dos campos vigueses cerrados y vallados, queden estos clubs organizados en dos divisiones creándose respectivamente un torneo de Liga por puntos y otro de Copa por eliminatorias. Sexto clasificado en la temporada 34/35 dentro de la Segunda División local, en la campaña siguiente 35/36 será quinto en la Primera División, viéndose sorprendido en julio de 1936 por el estallido de la Guerra Civil en plena pretemporada. En lo sucesivo el club gualdinegro cesa su actividad, viéndose agravada la situación deportiva y civil con el avance de un conflicto que se extiende demasiado en el tiempo y dejará marcadas a varias generaciones.

1940 – 1950

Tras el fin del conflicto el Club Rápido Foot-ball tarda en reorganizarse después de la caótica situación originada, siendo en 1942 cuando antiguos socios deciden reemprender la actividad cortada en 1936. En esta ocasión Santiago Rodríguez Freire es quien comanda la directiva de un club que se hace denominar Club Rápido de Bouzas debido a la Ley gubernamental que impide el empleo de extranjerismos, siendo primero en la Primera División de los modestos durante la temporada 42/43 lo que le vale entrar en la Segunda Categoría regional.

Los boucenses, quienes han permutado el tradicional pantalón blanco por uno negro, se estrenan en la campaña 43/44 con el primer puesto, plaza que le permite acceder a la Primera Regional o Serie A por primera vez en su historia. Haciendo desde su retorno uso del Campo de La Florida, en la edición 44/45 se proclama Campeón de la Serie A, éxito sin precedentes que le permite disputar la Promoción de Ascenso a Tercera División donde es superado por el Betanzos C.F., una categoría nacional donde compiten los clubs modestos más destacados y aquellos de prestigio en horas bajas.

Subcampeón en la edición 45/46, en 1946 solicita la baja temporal en la Federación Gallega al no disponer de terreno de juego, regresando en la temporada 48/49 bajo la presidencia de José Lorenzo Carnero en la Segunda División de Modestos de Vigo.

1950 – 1960

Los años cincuenta no son, de hecho, fáciles para la sociedad boucense. Dentro de la ciudad de Vigo, al margen de la predominancia del Real Club Celta, cohabitan otras sociedades que han ido escalando peldaños hasta llegar a Categoría Nacional, caso del Turista Sociedad Cultural o encaramado arriba de la Primera Regional como el Club Gran Peña, precediendo en importancia a clubs de Segunda Regional como el C.D. Valladares y el Corujo C.F.

Ante tanta competencia no es sencillo subsistir y el club gualdinegro se limita a participar en la Primera División de los Modestos de Vigo, categoría provincial donde comparte experiencias con otros clubs de la localidad y su comarca.

Durante estos tiempos de crisis, el Club Rápido de Bouzas conquistará la edición 54/55 y 59/60 destacando, especialmente, el paso por sus filas de jugadores afamados como el internacional Pahiño, Carlos Cela y Gelucho.

1960 – 1970

Los años sesenta significarán una llegada de viento fresco para el club boucense pues, después de ser primero en la temporada 60/61 consiguiendo el ascenso a Primera Regional, en esta categoría será subcampeón en la 61/62 y, tras dos sendos cuarto puesto en los campeonatos de las ediciones 62/63 y 63/64, en la sesión 64/65 primero consiguiendo el ascenso a la Tercera División, una categoría donde nunca ha militado antes y es, en esa época, el tercer nivel nacional tras la Primera y Segunda División.

Reflotado bajo la presidencia de José Rodríguez Fernández, los gualdinegros debutarán durante la temporada 65/66 en el Grupo I gallego donde le aguarda parte de la élite regional, siendo octavo mientras en la campaña 66/67 es décimo.

En la edición 67/68 la RFEF anuncia cambios en la categoría y avisa a todos los clubs implicados que sólo los diez primeros clasificados de cada grupo continuarán en la categoría, haciendo el plantel que juega en el Campo de La Florida un gran esfuerzo que no es recompensado al concluir en decimotercero puesto. Esta plaza significa su descenso a Primera Regional, ante lo cual la junta directiva, sospesando pros y contras, por motivos económicos renuncia su participación inscribiéndose para la temporada 68/69 en la Segunda División de Modestos de Vigo, torneo donde consigue el primer puesto y el ascenso a Primera División. En esta primera categoría provincial será primero en la campaña 69/70.

1970 – 1980

Los años setenta son un paso atrás considerable para la entidad olívica. De militar en Tercera División pasan a competir en la Primera División de Modestos viguesa donde no abandonarán en toda la década a pesar de contar en varias ocasiones con planteles de garantías para competir en categoría superior, entiéndase por Segunda o Primera Regional.

La maltrecha economía del club lo impedirá y, concienciados, los gualdinegros asumirán su papel teniendo equipos competitivos que, pese a saber que no van a ascender, tratan de quedar lo más arriba posible.

Convertido claramente en un club de cantera, el Club Rápido de Bouzas es segundo en la temporada 70/71, tercero en la campaña 71/72 y quinto en la edición 72/73, accediendo en el verano de 1973 a la presidencia Baltasar Pujales Estévez, persona que lo será todo en el club durante muchos años y, con su trabajo, conseguirá grandes logros. Deportivamente siempre se aspira a lo máximo siendo cuarto en la sesión 73/74, Campeón en la temporada 74/75 y segundo en las campañas 75/76, 76/77 y 77/78, para repetir el primer puesto en la sesión 78/79 y cerrar la década con un subcampeonato en la 79/80.

1980 – 1990

Durante los primeros años ochenta la economía del club todavía no es boyante y, desde la junta directiva, se promueve la formación de jugadores quienes, alcanzada cierta edad, ingresan en otros clubs. Por el Campo de Las Gaviotas pasan multitud de jugadores con mejor o peor futuro, destacando algunos que llegan a Categoría Nacional, conservando el club boucense un potencial indiscutible a lo largo de estas fechas que le confiere siempre una vitola de candidato al título. De este modo será tercero en la temporada 80/81 y quinto en la campaña 81/82, conquistando dos títulos de forma consecutivas en las ediciones 82/83 y 83/84. En la sesión 84/85 retrocede hasta el tercer puesto, conquistando en la temporada 85/86 su tercer entorchado en poco tiempo, retrocediendo en la campaña 86/87 hasta la sexta posición.

En la temporada 87/88 se abandona por fin la política de no militar en competición regional y el club se inscribe en la Segunda Regional, última de las categorías organizadas por la Federación Gallega, consiguiendo un meritorio cuarto puesto que precederá a la campaña 88/89 donde concluye quinto y edición 89/90 con la sexta plaza.

1990 – 2000

A lo largo de los años noventa el Club Rápido de Bouzas experimentará un crecimiento deportivo que le hará despertar y salir de los momentos anodinos vividos en las últimas décadas. Con Baltasar Pujales al frente, su amplitud de miras y buen hacer traerá consigo varios ascensos no tardando el primero de ellos en llegar pues en la temporada 90/91, como primer clasificado, consigue el acceso a la Primera Regional. En esta categoría aguantará poco, para su bien, siendo decimoprimero en la campaña 91/92 e inmediatamente primero en la edición 92/93, éxito que le abre las puertas de par en par de la Regional Preferente, una categoría en la que nunca anteriormente ha militado.

El estreno en este nivel que encabeza las Categorías Regionales, es beneficioso para la estructura del club quien, poco a poco, va incrementando el número de equipos destinados al fútbol base para fundamentar sus cimientos. En la temporada 93/94 debutarán con un décimo puesto, siendo octavos en la campaña 94/95 y novenos en la sesión 95/96. Entre los gualdinegros, quienes hacen uso del humilde Campo de Las Gaviotas, empieza a fraguarse la idea de disponer de un terreno mejor acondicionado que dé solución a los problemas planteados por la gran cantidad de jóvenes que forman parte de su estructura, estableciéndose contactos con el consistorio para encontrar una salida, que, de momento, anda entre pañales.

Deportivamente apenas nada cambia y en la edición 96/97 se concluye en décima posición. En 1997 se incorporan nuevos jugadores y la escuela empieza a dar resultados consiguiéndose un meritorio tercer puesto en Liga que promete cosas interesantes para su más inmediato futuro. Las sospechas se tornan en realidad cuando en la siguiente temporada, 98/99, se alcanza el subcampeonato a dos puntos del C.D. Grove y se accede a la Promoción de Ascenso, Fase que se supera consiguiendo retornar a la Tercera División cuarenta años después de su última presencia en una categoría que, en estos tiempos, es cuarto nivel nacional y no tercero como otrora. El club gualdinegro está de enhorabuena y, a la par que logra el ascenso, estrena en enero de 1999 el Campo Municipal de Bouzas, recinto con césped natural que cumple a la perfección con las necesidades creadas. El reestreno en Tercera División es vivido con apasionamiento con el entrenador Alfonso Valverde concluyendo la campaña 99/00 en el decimosegundo puesto.

2000 – 2010

Con el cambio de siglo el Club Rápido de Bouzas es ya una sociedad acomodada en la Tercera División, con una buena base inferior y un objetivo claro que pasa por no perder la categoría. En la temporada inicial 00/01, con el técnico Alfonso Valverde se ocupa la decimocuarta plaza, llegando nuevas incorporaciones en la campaña 01/02 que, con el mismo entrenador hacen que el equipo sea quinto estando a un paso de disputar su primera Promoción de Ascenso a Segunda División B. Confiado el proyecto 02/03 una vez más a Valverde, en esta edición el plantel queda cuarto en Liga tras C.C.D. Cerceda, R.C.D. de la Coruña “B” y Club Atlético Arteixo, logrando ahora sí colarse en una Promoción donde pone toda la carne en el asador pero es superado, tras igualar a puntos, por el C.F. Fuenlabrada quien le supera por gol-average mientras el Caudal Deportivo es tercero y el C.F. Promesas Ponferrada cuarto.

La pérdida de algunas piezas y el cambio de entrenador, José María Abalde, le hacen retroceder hasta el puesto decimocuarto en la temporada 03/04, conquistando con el mismo técnico la Liga 04/05 de forma sorprendente al concluir dos puntos sobre la S.D. Negreira y tres sobre el C.D. Lugo. Con su primer título en la categoría, en las Semifinales de la Promoción de Ascenso superan a la U.P. Langreo; 0-0 en la localidad asturiana y 2-0 en casa, cayendo ante la desilusión de sus aficionados en la Final al cosechar un interesante 1-1 ante el C.D. Móstoles en la localidad madrileña y días después empatar 2-2 en casa evadiéndose el sueño de la Segunda División B. La campaña 05/06, tercera de Josiño en el banquillo, es decepcionante y el equipo pierde fuelle ocupando la decimoquinta plaza, puesto que será ligeramente mejorado en la edición 06/07 a ser decimosegundo.

Con la llegada del técnico Pablo Álvarez y nuevos jugadores se pretende dar un giro de cara a la temporada 07/08, pero el equipo no responde como se espera y se es noveno. En el verano de 2008 Manuel Pedro Seoane Cordal sustituye en la presidencia al histórico Baltasar Pujales, alma del club durante treinta y cinco años, encabezando un nuevo proyecto, continuista, pero con la mira puesta en disputar alguna Promoción de Ascenso a Segunda División B en el futuro próximo y, cómo no, poder jugar en el tercer nivel nacional. El acceso del nuevo presidente, sin embargo, no es significativo y el equipo gualdinegro debe luchar para mantener la categoría en la campaña 08/09 al concluir decimoquinto, mejorando ligeramente en la sesión 09/10 con un discreto décimo puesto que coincide con la implementación de césped artificial en su feudo.

2010 – 2020

Con el cambio de década, en sus inicios la trayectoria discurre por cauces similares a como terminó en la anterior, ocupándose nuevamente la décima plaza en la edición 10/11. El Club Rápido de Bouzas no acaba de arrancar y, aunque cuenta en todas las apuestas para estar arriba, a la hora de la verdad sus resultados no son los apetecidos y el equipo se ve envuelto en la mediocridad siendo séptimo en la campaña 11/12 y octavo en la 12/13 para quedar relegado a la décima plaza en la edición 13/14. Con Xurxo Otero en el banquillo, la tendencia de los gualdinegros no cambiará en absoluto durante la sesión 14/15 al concluir igualmente en el décimo puesto, mejorándose un tanto en la campaña 15/16 al ser octavo aunque se apuntan buenas maneras.

En el verano de 2016 el club confía su proyecto a Patxi Salinas, exdirector deportivo de los boucenses en una etapa anterior para quien se traen nuevos jugadores con los que se piensa obtener una de las primeras cuatro plazas. El acierto, mejor de lo esperado, es pleno y el club olívico termina la temporada 16/17 segundo a nueve puntos de un inalcanzable R.C.D. de la Coruña “B” logrando clasificarse para la disputa de a Promoción de Ascenso. En esta Fase la confianza es plena y, siempre con el nerviosismo típico de estas eliminatorias, se superan los Cuartos de Final fácilmente ante el C.D. Cayón; 0-2 en la localidad cántabra de Santa María de Cayón y 4-0 en casa, y las Semifinales ante la U.D. Villa de Santa Brígida; 0-1 en la localidad canaria y victoria también encasa por 1-0, llegando la gran Final ante el C.F. Peralada que presenta mayores dificultades. Después de un preocupante 1-1 en casa, una semana después se resuelve todo favorablemente para sus intereses consiguiendo un luchado 2-2 en la localidad gerundense, guarismo que por el doble valor de los goles anotados a domicilio le proporciona el ascenso a Segunda División B por primera vez en su historia, un éxito sin precedentes.

Texto: Vicent Masià © 2017

Última actualización: 2017

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Albores del fútbol vigués 1905-1923. Celso González Villar. Editorial Faro de Vigo (1959).
  • Historia do fútbol galego. Anxo Varela. Ediciones Lea (1997).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Gaceta de Galicia. Diario general.
  • Correo de Galicia. Diario general.
  • Vida Gallega. Semanario.
  • Los Deportes. Semanario.
  • Faro de Vigo. Diario general.
  • Noticiero de Vigo. Diario general.
  • www.farodevigo.es Diario general.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario general.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

Historial de la Agrupación Deportiva Unión Adarve

 

escudo AD Union Adarve

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Agrupación Deportiva Unión Adarve
  • Ciudad: Madrid
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 1 de julio de 1992
  • Fecha de federación: 1992

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve (1992-2000)
  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve-La Paz (2000-2002)
  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve (2002-2004)
  • Agrupación Deportiva y Cultural Adarve-Mestalla (2004-2006)
  • Agrupación Deportiva Unión Adarve-Barrio del Pilar (2006-2007)
  • Agrupación Deportiva Unión Adarve (2007- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas en Categoría Nacional

 

ESTADIO:

estadio AD Union Adarve

Campo Vicente del Bosque

  • Nombre: Polideportivo Vicente Del Bosque
  • Año de inauguración: 18 de junio de 1982
  • Cambios de nombre: Polideportivo de El Pilar (1982-2010)
  • Polideportivo Vicente Del Bosque (2010- )
  • Capacidad: 1.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Polideportivo Isla de Tabarca (1992-2005)
  • Campo Vereda de Ganapanes (2005-2016)
  • Polideportivo Vicente Del Bosque (2016- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales AD Union Adarve

 

ESCUDOS DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA UNIÓN ADARVE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA UNIÓN ADARVE. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN EL BARRIO DEL PILAR. MADRID:

El popular Barrio del Pilar, emplazado en la zona noroeste de la ciudad de Madrid y perteneciente al distrito de Fuencarral-El Pardo, debe su construcción a la iniciativa del promotor José Banús quien, entre finales de los años cincuenta y primeros sesenta, aprovechando la amplia superficie disponible edificó varios conjuntos de viviendas modestas para albergar la masiva inmigración procedente de todo el país que llegaba a la capital en busca de fortuna. Con alrededor de cincuenta mil habitantes en la actualidad, el barrio ha ido transformándose aunque todavía son característicos los bloques de más de diez alturas.

Humilde en su esencia y falto de infraestructuras, los vecinos del Barrio del Pilar durante los años sesenta si deseaban ver fútbol tuvieron que desplazarse hasta el vecino Fuencarral, núcleo histórico donde su club más representativo era el C.D. Fuencarral, una sociedad constituida el 15 de septiembre de 1950 que vestía camiseta roja con pantalón blanco y durante esos años militaba en Primera Regional.

El crecimiento y asentamiento de El Pilar, junto con la proliferación de numerosas colonias urbanas en suelo madrileño, propiciaron a finales de la década la irrupción de numerosos clubs que obligaron a la Federación Castellana a ampliar el número de grupos y participantes en sus categorías inferiores. Uno de ellos fue el C.D. El Pilar, surgido en 1969 y presidido por Cándido Calvo García el cual, debutando en la temporada 69/70 en Tercera Regional Ordinaria, tuvo escaso seguimiento por parte de los aficionados y no llegó a cuajar.

La siguiente iniciativa promovida en el barrio surgió el 1 de septiembre de 1975 dando forma a la Agrupación Deportiva Barrio del Pilar, sociedad con vocación eminentemente juvenil presidida por Teodoro Parra Ballester que en la siguiente temporada, 76/77, dotada ya con equipo sénior y vistiendo enteramente de blanco, cambió a Club Deportivo Jóvenes-Barrio del Pilar partiendo desde la Tercera Regional Ordinaria. El C.D. Jóvenes-Barrio del Pilar se convirtió en el equipo más representativo de la barriada a principios de los años ochenta, cambiando a C.D. Barrio del Pilar en 1984, aunque le surgieron varios competidores como el C.D. Estrella del Pilar en 1980 y, sobre todo, el Racing de Bilbao Club de Fútbol, club constituido el 3 de junio de 1976 quien, vistiendo camisa rojinegra con pantalón negro, a mitad de década le superó deportivamente relegándole a un segundo plano.

El Racing de Bilbao C.F. tuvo en sus primeros años una carrera meteórica ascendiendo varios peldaños hasta alcanzar la Primera Regional, categoría donde se acomodó durante varias temporadas hasta permutar su denominación a Agrupación Deportiva Racing del Pilar en 1982 sin modificar sus tradicionales colores. La ambición de esta sociedad, deseosa de crecer deportiva y socialmente entre sus convecinos, le llevó en 1983 a fusionarse con el Colmena, club dedicado al fútbol base provisto de un equipo juvenil que añoraban los racinguistas, adquiriendo en este preciso año el nombre de Agrupación Deportiva Unión Barrio del Pilar. El conjunto unionista, una vez fraguada la fusión no tuvo oponente en el barrio y, aunque en alguna ocasión debido a un descenso de categoría coincidió con el C.D. Barrio del Pilar en Segunda Regional, lo cierto es que a principios de los años noventa era ya el club dominante estrenándose en la temporada 94/95 en Regional Preferente.

Durante estos tiempos surgieron nuevos clubs como la Escuela de Fútbol Barrio del Pilar, el Stress Barrio del Pilar C.F. y el F.C. Inter del Pilar, absorbiendo en 1995 la A.D. Unión Barrio del Pilar al C.D. Barrio del Pilar que deambulaba sin futuro en Tercera Regional para convertirlo en su segundo equipo. De esta fusión nace la denominación Unión Deportiva Barrio del Pilar, aunque oficial y federativamente, se seguirá empleando el nombre de A.D. Unión Barrio del Pilar.

 

HISTORIA DE LA AGRUPACIÓN DEPORTIVA UNIÓN ADARVE:

1992 – 2000

Recogiendo el sentir de numerosos padres del barrio del Pilar, durante el verano de 1992 liderados por Joaquín González se inician las conversaciones para constituir un club de fútbol dedicado a niños en edad benjamín y alevín que, por diversas circunstancias, carecen de medios para enrolarse en clubs de estas características en su entorno. La idea finalmente cuaja y de ella nace el 1 de julio la Agrupación Deportiva y Cultural Adarve, contando con dos equipos de alevines y uno de benjamines bajo la presidencia de Joaquín González. Uniformados originariamente con camisa de color rojo con ribetes negros y pantalón blanco que años después permutarán por una camiseta rojinegra con pantalón negro, fijan su sede en el Polideportivo de Isla Tabarca haciendo de este recinto un mágico y humilde feudo donde irán creciendo en edad y también como jugadores.

2000 – 2010

En el verano del año 2000 la directiva que preside Joaquín González plantea a todos los socios la conveniencia de disponer de un equipo sénior para que aquellos jugadores que se hayan formado en las categorías inferiores del club y hayan adquirido cierta edad, tengan una continuidad en el propio club y no precisen de marchar a otras sociedades. Carente la A.D.C. Adarve de un equipo de estas características y persiguiéndose evitar el iniciarse en Tercera Regional, la última de las categorías de la Federación Madrileña, se establecen contactos con otro club del distrito, el C.F. Urbanización La Paz, una sociedad constituida en 1990 como C.F. Parque Balompié La Paz que en la temporada 98/99 actuó bajo la denominación C.F. Huarte La Paz y tenía plaza en Segunda Regional. Convencidas ambas partes se acuerda la fusión por absorción saliendo como resultante la A.D.C. Adarve-La Paz, nombre con el que en la campaña 00/01 se consigue el subcampeonato tras el C.D. Fuencarral logrando el ascenso a Primera Regional para en la edición 01/02 concluir séptimo.

En 2002 se recupera el nombre clásico de A.D.C. Adarve con el que se constituyera el club terminando quinto en la sesión 02/03 mientras en la temporada 03/04 es cuarto. La debilidad adarveña frente a la pléyade de sociedades que cohabitan dentro de la ciudad de Madrid, le obliga a fusionarse en 2004 con otra entidad balompédica de su entorno, el Mestalla C.F., conjunto constituido en 2001 con presencia en la Tercera Regional tras cuyo acuerdo se adopta el nombre de A.D.C. Adarve-Mestalla. El desgaste que supone la categoría pasa inevitablemente factura y en la campaña 04/05, pese a todos los intentos en evitarlo, se ocupa el decimoquinto puesto descendiendo a Segunda Regional, división autonómica de la que se retirará en pleno torneo 05/06.

En el verano de 2006 se dan dos circunstancias que acarrearán una nueva fusión pues, de un lado la A.D. Unión Barrio del Pilar acaba de proclamarse subcampeona del Grupo I de Primera Categoría tras el Madrid Oeste Boadilla consiguiendo el ascenso a Regional Preferente mientras, de otro, la A.D.C. Adarve-Mestalla empieza a disponer de una cantera cuantiosa pero un primer equipo sénior sin potencial. Impulsado por el presidente adarveño Joaquín González, fruto de la estrecha sintonía entre ambos clubs pronto se alcanza un acuerdo dando como resultante la Agrupación Deportiva Unión Adarve-Barrio del Pilar, quedando el decano integrado en el club adarveño mientras, paralelamente, se decide jugar a partir de entonces en el Campo de la Vereda de Ganapanes dotado con hierba artificial, feudo de la A.D. Unión Barrio del Pilar.

El debut en esta categoría es excelente y los rojinegros, que visten camiseta negra con pantalón blanco en estas fechas, se estrenan con un tercer puesto en Liga tras A.D. Torrejón C.F. y C.F. Pozuelo que les vale el ascenso a Tercera División al ser el tercero con mayor cantidad de puntos de los dos grupos de Regional Preferente. El verano de 2007 es convulso y prácticamente en quince días se arma un equipo para estrenarse en el Grupo VII séptimo madrileño donde Raúl Hernández ejerce de entrenador, siendo muchas las carencias de la plantilla que termina vigésimoprimera y colista con seis victorias habiendo simplificado su denominación a Agrupación Deportiva Unión Adarve. De regreso a la Regional Preferente, en la campaña 08/09 es quinto mientras en la edición 09/10 se concluye como sexto clasificado.

2010 – 2020

Con el cambio de década, desde la directiva que encabeza José Ferreiro Feijó quien sustituyó a Joaquín González en 2008, se pretende regresar a Tercera División en un futuro inmediato, resultando antes de lo previsto al ser segundo en el Grupo I de la Regional Preferente madrileña de la temporada 10/11 a ocho puntos del C.D. Vicálvaro. Con el ascenso llegan cambios y Luis Ramón Gómez Arrojo ocupa la presidencia, encargándose el técnico Lolo Escobar de conseguir la permanencia durante el reestreno en Tercera División de la campaña 11/12 con un discreto decimosegundo puesto que contenta a todos. La A.D. Unión Adarve en estas fechas se ha convertido en la cuarta mejor cantera de la ciudad de Madrid tras Real Madrid C.F., Club Atlético de Madrid y Rayo Vallecano de Madrid disfrutando de una amplia escuela que proporciona buenos jugadores quienes, generalmente, si destacan marchan a otros clubs de superior categoría.

En la edición 12/13, de nuevo con Lolo Escobar, la plantilla rojinegra da un salto cualitativo al estar más conjuntada que en el torneo anterior y, de forma sorpresiva, alcanza en la última jornada el cuarto puesto en la clasificación, plaza que le permite por primera vez en su historia acceder a disputar al Promoción de Ascenso a Segunda División B, el tercer nivel nacional. En esta Fase los madrileños superan en Cuartos de Final al C.D. Alfaro; 1-0 en casa y de nuevo victoria en la localidad riojana por 0-1, no consiguiendo eliminar al C.D. Tropezón en Semifinales; 0-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad de Tanos, perteneciente al municipio cántabro de Torrelavega. El éxito del campeonato anterior hace que el club siga confiando en Lolo Escobar, siendo necesario hacer hincapié en que el presupuesto manejado por la sociedad madrileña es uno de los más bajos de la categoría. Tercero en la sesión 13/14 precedido por C.F. Trival Valderas y Rayo Vallecano de Madrid “B”, los rojiblancos se cuelan por segundo año consecutivo en las eliminatorias por el ascenso pero, en la primera de ellas, no superan los Cuartos de Final superados por el Orihuela C.F.; derrota por 2-0 en la localidad alicantina e insuficiente empate 0-0 en casa.

Con la llegada de la temporada 14/15, Víctor Cea asume la dirección del banquillo rojinegro con la misma voluntad y energía del entrenador anterior dejando al primer equipo en el cuarto puesto del Grupo VII madrileño, por lo cual los pilareños acceden a su tercera Promoción de Ascenso consecutiva, un hecho considerable por la humildad de la institución. En esta decisiva prueba de fuego, como ya sucediera en la campaña anterior, no pueden superar los Cuartos de Final y ante el C.D. Llosetense son eliminados después de vencer en casa por 2-0 y regresar de la localidad balear de Lloseta con un doloroso 3-0.

Después de una notable campaña 15/16 donde se concluye sexto sin posibilidad de alcanzar a los cuatro primeros clasificados, en la edición 16/17, la tercera con Víctor Cea en el banquillo, el club rojinegro sobrepasa todos sus registros en Liga y termina segundo a siete puntos del Club Atlético de Madrid “B” haciendo uso, tras llegar a un acuerdo con la junta municipal del distrito Fuencarral-El Pardo, del Polideportivo Vicente Del Bosque, anteriormente conocido como Polideportivo del Pilar inaugurado el 18 de junio de 1982. En la Promoción de Ascenso, comedidos por lo que pueda pasar, los rojinegros superan primero los Cuartos de Final ante el F.C. Vilafranca; 2-1 en la localidad barcelonesa de Vilafranca del Penedés y 1-0 en casa, y a continuación en Semifinales a la S.D. Tarazona; 2-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad zaragozana, presentándose ante el Atlético Malagueño en la Final una oportunidad histórica para ascender. Con una magnífico resultado de 2-0 en casa, en la vuelta el dependiente malacitano aprieta todo lo que puede y en el minuto 94, con un gol en propia meta de una defensa blanquiazul, la A.D. Unión Adarve logra el 4-2 definitivo y con ello un hito en su carrera; ascender a Segunda División B.

Texto: Vicent Masià © 2017

Última actualización: 2017

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Historial del Club Deportivo Artístico Navalcarnero

 

escudo CDA Navalcarnero

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Artístico Navalcarnero
  • Ciudad: Navalcarnero
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 1953
  • Fecha de federación: 11 de agosto de 1961

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Artístico Navalcarnero de la Guardia de Franco (1953- 1977)
  • Club Deportivo Artístico Navalcarnero (1977- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas en Categoría Nacional

 

ESTADIO:

  • Nombre:  Estadio Municipal Mariano González
  • Año de inauguración: 1960/13 de abril de 2005 (remodelación)
  • Cambios de nombre: Campo de Deportes (1960- 2005)
  • Estadio Municipal Mariano González (2005- )
  • Capacidad: 1.750 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Deportes/Campo Colonia Covadonga (1960- 2005)
  • Estadio Municipal Mariano González (2005- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Artistico Navalcarnero

 

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO ARTÍSTICO NAVALCARNERO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO ARTÍSTICO NAVALCARNERO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN NAVALCARNERO:

La localidad de Navalcarnero, situada a unos 30 km al suroeste de la capital estatal Madrid y fronteriza con la provincia de Toledo, tradicionalmente estuvo dedicada a la agricultura, especialmente a la vid y cereales, habiendo transformado su fisonomía en las últimas décadas con la implementación de variadas industrias y un considerable aumento poblacional gracias a la gran influencia de la capital.

Con apenas cinco mil almas a principios de los años treinta, la dimensión alcanzada por el fútbol en todo el país no pasó desapercibida para la juventud local, concretándose hacia 1933 la constitución del Navalcarnero Foot-ball Club, sociedad que vestía camisa blanca con pantalón negro, jugaba en el Campo de la Crispina y en ningún momento pudo certificar su inscripción en la por entonces Federación Castellana.

Alcanzada de pleno por la Guerra Civil, Navalcarnero pasó desde octubre de 1936 a convertirse en retaguardia del Ejército sublevado, teniendo gran protagonismo en la Batalla de Brunete donde se vio muy afectada al quedar destruidas grandes cantidades de sus casas, edificios públicos y templos religiosos que precisaron en los años siguientes de mucha dosis de reconstrucción.

La ruina que supuso el conflicto, además de hambre y miseria, parcialmente paliados con el empleo que proporcionó la importante fábrica de jabones y productos químicos radicada en la localidad desde 1937, dejaron el fútbol en segundo término no siendo rescatado del olvido hasta 1948, año en el que se constituye el Club Deportivo Navalcarnero, sociedad que viste camisa rojiblanca con pantalón azul y, como su antecesor, disputa sus encuentros en el Campo de la Crispina.

HISTORIA DEL CLUB DEPORTIVO ARTÍSTICO NAVALCARNERO:

1953 – 1960

El C.D. Navalcarnero, totalmente al margen de la Federación Castellana, pasará sus años de vida jugando encuentros amistosos frente a clubs de su entorno provincial y de la contigua de Toledo, produciéndose en 1953 una circunstancia que cambiará el devenir inmediato del fútbol local como es la llegada de Carlos Gutiérrez Reig, periodista, promotor deportivo y persona muy vinculada a Falange, excombatiente de la División Azul, quien apenas recién asentado toma la gestión deportiva y constituye, aprovechando lo existente dándole personalidad jurídica distinta, el Club Deportivo Artístico Navalcarnero, perteneciente a la Guardia de Franco.

Inscrito de inmediato en el Frente de Juventudes con los mismos colores y prácticamente escudo de la sociedad constituida en 1948, el C.D.A. Navalcarnero F.J. competirá en distintos torneos del sindicato y mayormente amistosos frente a clubs de alrededor, preferentemente de la capital, no siendo su vida deportiva demasiado significativa durante estos años. En 1960 los terrenos donde se juega serán cedidos por su propietario, Mariano González Rodríguez, al consistorio para su reforma integral, habilitándose un nuevo terreno de juego sobre el anterior conocido como Campo de Deportes identificado también como Campo de la Colonia Covadonga por su proximidad a tal barrio residencial ejecutado entre 1948 y 1954 para albergar obreros de la fábrica de jabones.

1960 – 1970

En la temporada 60/61 el C.D.A. Navalcarnero de la G.F. realiza una gran campaña tanto en la Liga Sindical de la provincia de Madrid como en la Copa de San Isidro, ambos torneos organizados por la Obra Sindical de Educación y Descanso, por lo cual Carlos Gutiérrez y su directiva deciden inscribir la sociedad en la Federación Castellana el 11 de agosto de 1961 para poder competir en Tercera Regional. Tras presentar sus estatutos el 1 de septiembre, fecha erróneamente tomada como constitutiva, los rojiblancos debutan a lo largo de la edición 61/62 con un quinto puesto que será mejorado en la sesión siguiente, 62/63, al concluir terceros, plaza que le permite ascender a Segunda Regional.

Esta categoría será su patrimonio a lo largo de los años restantes de la década siendo decimocuarto en la edición 63/64, decimoséptimo en la 64/65 y quinto en la sesión 65/66 en medio de unos tiempos donde la localidad empieza a crecer muy lentamente. Los rojiblancos sufren algunos vaivenes deportivos y, tras ser sextos en la campaña 66/67, en la 67/68 caen al decimotercero puesto para ser séptimos en la edición 68/69 y vigésimos en la temporada 69/70, puesto que le condena a perder la categoría y descender a Tercera Regional.

1970 – 1980

A principios de los años setenta Navalcarnero apenas ha cambiado y con algo más de seis mil vecinos censados sigue siendo una apacible localidad alejada de Madrid. El fútbol, deporte con mayor número de practicantes, continúa en su carrera expansiva y el C.D.A. Navalcarnero de la G.F. con su histórico presidente Carlos Gutiérrez al frente se muestra incapaz de superar la barrera física que le supone la Tercera Regional. Sin más ambición que la de competir y facilitar que la juventud local disfrute con el deporte, los rojiblancos permanecerán en esta categoría varias temporadas siendo decimocuartos en la 70/71, novenos en las ediciones 71/72 y 72/73, mientras que en la campaña 73/74 alcanzan el primer puesto y ascienden a Tercera Regional Preferente donde militan una sesión pues, su primer puesto en la 74/75 les permite encadenar un segundo ascenso consecutivo en esta ocasión a Segunda Regional.

Los rojiblancos parecen despertar y se acomodan en esta categoría siendo novenos en la campaña 75/76 y decimocuartos en la 76/77, año este último en el cual el Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, disuelve el Movimiento y, por ende, la O.J.E. (Frente de Juventudes). La sociedad constituida décadas atrás cambia a Club Deportivo Artístico Navalcarnero no siendo la única modificación pues Carlos Gutiérrez es nombrado presidente de honor mientras que Manuel Arroyo González pasa a ser el nuevo presidente efectivo, resultando cuarto en la edición 77/78 y tercero en la 78/79. Este puesto le permite promocionar para tratar de ascender a Primera Regional, oportunidad que no desaprovecha al imponerse al C.D. Ciudad Real; 3-1 en casa y de nuevo victoria en la capital manchega por 1-2.

El estreno en la segunda de las categorías regionales -la primera es la Preferente- durante la temporada 79/80 es vivido por la afición local como un gran logro, viéndose a partir de entonces pasar por su terreno de tierra conjuntos precedidos de gran fama en horas bajas y otros, como es el caso de los rojiblancos, que van camino hacia arriba. Al final serán octavos.

1980 – 1990

Acomodados en Primera Regional, el inicio de la década de los años ochenta contempla a un club con hambre de crecimiento que, presidido y bien gestionado por Manuel Arroyo, se propondrá como meta alcanzar la Regional Preferente pese a que en sus primeras temporadas, 80/81 y 81/82, ha de preocuparse más en no perder de vista los puestos de descenso al ocupar en ambas la decimotercera plaza en Liga. En la campaña 82/83, con mejores mimbres, se es séptimo, mejorando considerablemente en la edición siguiente 83/84 en la que es tercero, mismo puesto que se obtiene en la sesión 84/85 pero con la diferencia de que en esta oportunidad, debido al sistema de competición, asciende a Regional Preferente.

La Federación Castellana de entonces -todavía no se habían separado los clubs castellano-manchegos-, tiene en esos momentos dos potentes grupos de Regional Preferente como paso previo a la Tercera División, siendo el salto cualitativo bastante grande para los rojiblancos quienes, decimoquintos en la Liga 85/86, tienen que amarrar encuentro a encuentro cada punto. Precisamente esta edición será la última en la cual los clubs castellano-manchegos permanezcan asociados a la Federación Castellana, independizándose en 1986 con la constitución de una propia lo cual beneficia indudablemente al C.D.A. Navalcarnero y resto de clubs madrileños ante la profunda reestructuración de categorías que vive el fútbol español a nivel general.

Para el campeonato 86/87 la ahora denominada Federación Madrileña anuncia que los siete primeros clasificados de cada grupo de Regional Preferente ascenderán directamente a Tercera División con la finalidad de completar el Grupo VII falto de los clubs castellano-manchegos que pasarán al propio, oportunidad que el conjunto navalcarnereño no desaprovecha al ser quinto y, con ello, pasar a Categoría Nacional.

El estreno en Tercera División significa un paso más en su carrera deportiva, viéndose de repente compitiendo con clubs dotados de mayor presupuesto quienes representan todos a localidades igualmente con mayor cantidad de población. El C.D.A. Navalcarnero no desentona en absoluto y duodécimo en la campaña 87/88, en la edición 88/89 es octavo cerrando tan espectacular década con un discreto décimo puesto en la temporada 89/90.

1990 – 2000

Comenzados los años noventa el C.D.A. Navalcarnero sigue en una Tercera División donde, dado el nivel de los contrincantes, cada permanencia es un éxito. De esta manera es decimotercero en la campaña 90/91 librándose por los pelos de perder la categoría en la edición siguiente, 91/92, cuando es decimoctavo. En la temporada 92/93, vigésimo y colista con dos victorias y diez empates consuma su descenso a Regional Preferente certificando un glorioso ciclo de seis temporadas consecutivas en el cuarto nivel nacional.

El regreso a Regional Preferente se considera un mero accidente y la directiva de Manuel Arroyo arma una esperanzadora plantilla en la campaña 93/94 que, sin embargo, no da los resultados apetecidos y cuarta clasificada no puede siquiera promocionar. La decepción es grande y en la edición 94/95 se contratan los servicios de nuevos jugadores, siendo finalmente subcampeones tras el C.P. Amorós. Este puesto le permite promocionar, superando la eliminatoria que le enfrenta al Vallecas C.F. con quien empata 0-0 en Madrid y al que se imponen en el Campo de Deportes por 3-2.

De nuevo en Tercera División gestionado por Jesús Capote, empresario vinculado a la seguridad que accede a la presidencia, el C.D.A. Navalcarnero no realiza un buen torneo en la campaña 95/96 y decimoséptimo, a dos puntos de la permanencia, regresa por la vía rápida a Regional Preferente. La decepción es grande y se fichan nuevos jugadores que permitan el regreso lo antes posible, acertando de pleno al comandar el Grupo II de la sesión 96/97 lo que le vale el ascenso directo.

Para no fracasar en esta nueva estancia en el Grupo VII madrileño, los navalcarnereños refuerzan todas sus filas y, aunque de forma apurada, subsisten en la categoría con un decimosexto puesto logrado a últimas instancias de la campaña 97/98. En las temporadas siguientes se hace todo lo posible por no descender contratándose los servicios de técnicos y jugadores que proporcionen al club la estabilidad deseada. Decimoprimeros en la edición 98/99 y decimosegundos en la sesión 99/00, al fin llega la tranquilidad añorada.

2000 – 2010

Con la apertura del nuevo siglo el C.D.A. Navalcarnero inicia una nueva etapa donde, gracias a la intervención de nuevos patrocinadores, se incrementa el presupuesto y persiguen nuevos retos. Así pues, tras una discreta temporada 00/01 en la que es decimocuarto pasándolo mal para conservar la categoría, en la campaña 01/02 con Manuel García en el banquillo se alcanza la tercera plaza en Liga tras U.D. San Sebastián de los Reyes y Las Rozas C.F., puesto que le permite afrontar la Promoción de Ascenso a Segunda División B por primera vez en su historia. En esta fase, donde compite con otros tres adversarios, la suerte le es esquiva y concluye tercero tras Real Avilés Industrial C.F., quien asciende, C.F. Palencia quedando descolgado la S.D. Compostela “B”.

En la edición 02/03 se realiza un excelente torneo donde se obtiene el subcampeonato al quedar igualado a puntos con la U.D. San Sebastián de los Reyes siendo el título para estos últimos gracias al gol-average favorable a los franjirrojos. En la Promoción de Ascenso nuevamente se aleja del objetivo y repite tercer puesto en esta ocasión tras C.F. Palencia, el gran beneficiado, Club Atlético Arteixo mientras que colista es el Real Oviedo “B”. La entidad que preside Jesús Capote no cesa en su empeño por mejorar su situación deportiva y en la campaña 03/04 el técnico Manuel García recibe nuevos mimbres para conjuntar una plantilla que se augura exitosa. Las previsiones no yerran y tras ser cuarto en Liga a cinco puntos del líder C.D. Móstoles, en la Promoción de Ascenso que presenta nuevo formato se supera en Semifinales al C.C.D. Cerceda; 1-0 en un repleto Campo de Deportes y empate 0-0 en la localidad coruñesa. La gran Final que representa su ascenso a la categoría de bronce se forja ante el Norma San Leonardo C.F., conjunto de la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe al que se vence en casa por 1-0 y con en el que se pierde en la vuelta por 2-1, resultado positivo para sus intereses gracias al valor doble de los tantos obtenidos a domicilio que significa un gran paso en sus ambiciones.

La temporada 04/05 conlleva el estreno de una categoría superior y la necesidad de disponer de un terreno de juego en buenas condiciones lo antes posible, procediendo el Ayuntamiento a remodelar completamente el Campo de Deportes con una inversión superior a los cinco millones de euros. Debutante en el Grupo I donde compiten clubs canarios, madrileños, gallegos y baleares, los rojiblancos quienes se hacen con los servicios del técnico Rafael Valverde cuentan con uno de los presupuestos más bajos siendo su participación bastante negativa con siete victorias y nueve empates que no puede enmendar el nuevo técnico Curro Hernández. Al final, decimonovenos y con treinta puntos, pierden la categoría habiendo inaugurado el ahora denominado Estadio Municipal Mariano González durante el torneo y, de modo oficial, el 13 de abril de 2005 ante el Club Atlético de Madrid, sociedad a la que se invita con derrota de los locales por 0-3.

En la sesión 05/06 Manuel García vuelve a ser el técnico rojiblanco concluyendo en decimosegundo puesto, recuperándose parte del terreno perdido en la edición 06/07 con una séptima plaza y mejorándola todavía más en la campaña 07/08, bajo la dirección de José Manuel Díaz, cuando se alcanza el subcampeonato tras un sorprendente C.D. Ciempozuelos. En la Promoción de Ascenso se consigue en Semifinales eliminar muy apuradamente al Granada Atlético C.F.; 1-0 en la capital andaluza y victoria por 1-0 en casa resuelta desde el punto de penalti, obteniéndose por segunda vez en pocos años el éxito de lograr atrapar la división de bronce con la eliminación en la Final del C.D. Atlético Granadilla; 3-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad tinerfeña de Granadilla de Abona.

El reencuentro con la Segunda División B durante la temporada 08/09 es, como en la oportunidad anterior, un fiasco pues a pesar de los refuerzos conseguidos por el presidente Jesús Capote y el técnico José Manuel Díaz, el Grupo II donde militan madrileños, murcianos, riojanos, canarios y extremeños es muy fuerte y se termina en decimoséptimo lugar con un balance de diez victorias, siete empates, a un sólo punto de la Promoción de Permanencia y a dos de la permanencia absoluta. Acomodado nuevamente en el Grupo VII madrileño de Tercera División, en la sesión 09/10 que cierra tan prometedora década termina séptimo.

2010 – 2020

Pasados los años de bonanza a caballo entre el tercer y cuarto nivel del fútbol nacional, la nueva década se inicia con un club herido deportivamente que no encuentra su lugar competitivo. La temporada 10/11 no es significativa y para mantenerse en la categoría se pasan muchas penalidades hasta finalizar decimosextos, puesto que comparativamente será mejor que el decimoctavo de la edición 11/12 que le condena a descender a Regional Preferente tras quince años alejado de ella.

El quinto nivel estatal dentro de la Federación Madrileña no es fácil y durante la sesión 12/13 no hay esperanzas de recobrar la categoría recién perdida teniéndose que conformar con un discreto sexto puesto. El C.D. Artístico Navacarnero entra en crisis y Jesús Capote no se presenta a la reelección, siendo la candidatura única de Rufino Muñoz quien tome el relevo para la campaña 13/14, torneo en el cual se recobra al fin la Tercera División gracias a un segundo puesto tras el C.D. Móstoles URJC.

El reencuentro con el cuarto nivel es celebrado por la afición y la directiva rojiblanca emprende una revolución en la plantilla fichándose numerosos jugadores quienes, desarrollado el torneo, concluyen bajo el mando de Juanjo Granero en segundo puesto tras el líder C.F. Rayo Majadahonda. Clasificados para disputar la Promoción de Ascenso su recorrido sin embargo es corto y en la primera serie eliminatoria, Cuartos, sucumben ante el C.D. Cayón; 0-0 en la localidad cántabra y empate 1-1 con valor doble de los goles obtenidos por los forasteros gualdinegros. En la temporada 15/16, una vez más bajo la dirección técnica de Granero se repite puesto en el campeonato doméstico, en esta ocasión tras la U.D. San Sebastián de los Reyes, logrando ahora sí aunque no sin esfuerzo, un rotundo éxito deportivo al superar a todos sus rivales en esta Fase donde empiezan en Cuartos ante la S.D. Tenisca; 2-1 en la localidad de Santa Cruz de La Palma y 2-0 en casa, siguen en Semifinales ante el R.C.D. La Coruña “B”; 2-1 en la capital gallega y 1-0 en casa, rematando el trabajo en la gran Final frente a la S.D. Tarazona; 2-2 en la localidad zaragozana y 2-0 en el Mariano González ante el fervor de su público.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Libertad. Diario.
  • Hoja Oficial del Lunes. Semanario.
  • www.turismo-navalcarnero.com Área turismo municipal.
  • www.bibliotecavirtualmadrid.org Biblioteca digital de Madrid.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

titular CF Rayo Majadahonda

 

escudo CF Rayo Majadahonda

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Fútbol Rayo Majadahonda
  • Ciudad: Majadahonda
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 1974
  • Fecha de federación: 7 de junio de 1976

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Rayo Majadahonda (1974-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2017/18

4 Ligas de Tercera División:

  • 1995/96
  • 1996/97
  • 2000/01
  • 2014/15

 

ESTADIO:

estadio Cerro del Espino

  • Nombre: Miniestadio Cerro del Espino
  • Año de inauguración: 1976 (remodelado en 1995 / 1997)
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal Cerro del Espino (1976-1997)
  • Miniestadio Cerro del Espino (1997-)
  • Capacidad: 3.376 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal Cerro del Espino (1976-1994)
  • Campo Municipal de Las Rozas, Las Rozas (1994-1995)
  • Miniestadio Cerro del Espino (1995-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CF Rayo Majadahonda

ESCUDOS:

escudos CF Rayo Majadahonda

UNIFORMES:

uniformes CF Rayo Majadahonda

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada a unos 18 kilómetros al oeste de Madrid, la localidad de Majadahonda es un núcleo con una alta renta económica -una de las más altas del país- que, a partir de los años sesenta, empezó un gran crecimiento demográfico como el resto de municipios del área metropolitana arrastrados por el empuje de la capital nacional.

Con cerca de tres mil habitantes a finales de los años cincuenta, en 1958 fue constituida por un grupo de muchachos llenos de ilusión la primera sociedad con tintes futbolísticos, el Club Deportivo Rayo Majariego, entidad completamente amateur cuyos integrantes deseaban no vistiese completamente de blanco, unos colores fáciles de adquirir por su módico precio pero que abundaban en la región, por lo que bajo consenso y para distinguirse de otras sociedades, de todos nació la idea de coser a la camiseta una franja diagonal roja desde el hombro derecho hasta el costado izquierdo, siendo el color de su pantalón blanco.

escudo CD Rayo Majariego 1958

Alejado del fútbol federado, su vida transcurrió durante los últimos años cincuenta centrado en la disputa de encuentros amistosos frente a rivales de su entorno geográfico hasta que, en el verano de 1960, el tesorero del club cuyo nombre nadie desea recordar huyó de la localidad con todo el dinero recaudado y dejó al club en la ruina.

Sin dinero y con la ilusión completamente quebrantada por lo sucedido, la aparición en escena de Antonio Ugena, una persona que haría las veces de entrenador y con más frecuencia de alma mater, fueron vitales para, después de romper con el pasado, constituir un nuevo club mucho más serio y con una junta directiva comprometida. El Rayo Majariego Club de Fútbol, nombre del nuevo club, nació en 1960 con vocación de ser más longevo que su precedente, formalizando su situación con una junta directiva presidida por Emiliano Aguilar Descalzo, quien realizaba igualmente labores de tesorero, haciéndose acompañar de José Olivares, Felipe Rodríguez y el propio Antonio Ugena. Acondicionado un terreno en la carretera de El Plantío como campo de fútbol, aquellos jóvenes jugaron un buen número de encuentros hasta que bien pronto colgaron las botas y el club desapareció.

A principios de 1967, Rufino Bustillo junto a otros jugadores requieren la preparación técnica del que fuera entrenador Antonio Ugena, participando en un torneo frente a otros clubs iniciado el 5 de febrero y concluido el 7 de mayo, que da origen al establecimiento de una nueva sociedad, la Agrupación Deportiva Rayo Majariego, entidad que pasado el verano se inscribe en los torneos que organiza a nivel provincial Educación y Descanso, participando en el Grupo II de Tercera Categoría de la temporada 67/68. Presidido por Ángel Bustillo, quien se hace acompañar de Gregorio Álvarez, la A.D. Rayo Majariego juega inicialmente en unos terrenos junto a la barriada de Escudero para luego pasar a otros donde se ubicará posteriormente el Colegio de San Pío X, el denominado Campo de La Laguna, siendo subcampeón de la Copa Primavera en mayo de 1968 al perder ante el Vista Alegre por 1-0.

Tras dos temporadas compitiendo en Educación y Descanso, aquellos muchachos que tenían su lugar de encuentro en el Bar Mariano, llegados a 1969 sufren un nuevo revés, pues sobre su terreno de juego se edifica el colegio y consternados dejan momentáneamente su actividad. La localidad afortunadamente cuenta en esos instantes con otro club, el Púber Club de Fútbol, dedicado a tareas formativas, unificando ambos su destino en 1970 con el resultado de un nuevo club, la Asociación Deportiva Majadahonda de la que participan ambas directivas. En la temporada 72/73 la A.D. Majadahonda se inscribe en la Federación Castellana con el ánimo de participar en sus competiciones, pero al no ser propietario de ningún terreno, el organismo futbolístico lo ubica en el Campeonato de Adheridos, torneo tras el cual surgen divergencias entre los directivos de una y otra procedencia llevándoles a la ruptura.

HISTORIA DEL CLUB:

1974 – 1980

El fuerte desarrollismo de los años setenta cambia rápidamente la fisonomía de la localidad, llenándose de barriadas residenciales que hacen crecer su población a pasos agigantados. En 1974, con más de diez mil habitantes, surgen movimientos en todas partes que inciden sobre los beneficios de hacer ejercicio y llevar una vida sana. Majadahonda carece de un club que la represente y en 1974 queda constituido el Club de Fútbol Rayo Majadahonda quien, como hicieran sus antecesores, viste los mismos colores franjirrojos pero además, deseosos de no ser idénticos en la forma de uniformarse a los de la A.D. Rayo Vallecano, sustituyen el pantalón blanco usado tiempo antes por uno azul, no inscribiéndose en la Federación Castellana para competir oficialmente al carecer de campo propio como marcan los estatutos federativos.

Con sede social en el Restaurante Casa Mariano y presidido por Antonio Rodríguez, la entidad majariega jugará en la Puerta de Madrid y en Las Villas, haciendo su estreno en la temporada 74/75 compitiendo en el Campeonato de Adheridos donde consigue proclamarse Campeón dentro del Grupo I. Espoleados por el éxito, los franjirrojos continuarán en esta competición en la campaña siguiente 75/76 bajo el mandato presidencial de Leandro Pacero Maestro, iniciándose en 1975 al fin bajo la alcaldía de Arturo Sanz, el vallado y acondicionamiento de un terrenos en la carretera a Pozuelo de Alarcón que se ubican en el Cerro del Espino.

Paralelamente a estos hechos en la localidad surge en 1975 otro grupo deportivo que desea llevar el timón futbolístico, el Club Deportivo Majadahonda San Miguel, entidad presidida por Ricardo Villaoz Vifiocos que, patrocinado por la empresa cervecera, viste camisa azul con pantalón blanco y adquiere el papel de rival, quedando divididos los favores de la afición local.

Con estas instalaciones municipales ya funcionales en 1976 que reciben el nombre de Campo Municipal Cerro del Espino, aunque sin cubierta y torres eléctricas que impiden la iluminación cuando anochece y se realizan los entrenamientos, el C.F. Rayo Majadahonda que recientemente preside Ramiro Aguilar, decide en 1976 inscribir al club en la Federación Castellana para competir oficialmente, paso registrado el 7 de junio mediante el cual es ubicado en Tercera Regional Ordinaria, quinta categoría regional en aquellos tiempos donde coincide con el C.D. Majadahonda San Miguel dentro del Grupo I, tras haberse dado de alta esta sociedad el 1 de septiembre bajo la presidencia de Ricardo Villaoz quien continua en su cargo.

La temporada 76/77 resulta histórica para ambas entidades, iniciando su vida a nivel federado conjuntamente pero con distinto resultado, pues si los rayistas dirigidos por Antonio Ugena se proclaman Campeones, los deportivistas son quintos. El ascenso rayista a Tercera Regional Preferente le permite debutar en la edición 77/78 siendo duodécimo, mientras los deportivistas se proclaman Campeones de su grupo consiguiendo el ascenso. En la campaña 78/79 ambos se reencuentran en Tercera Regional Preferente dentro del Grupo III, sobreviviendo los deportivistas como decimoterceros mientras los rayistas pierden su plaza al ser penúltimos.

En la edición 79/80 que cierra la década, el C.D. Majadahonda San Miguel es duodécimo en Tercera Regional Preferente mientras el C.F. Rayo Majadahonda consigue el liderato del Grupo IX de Tercera Regional Ordinaria, valiéndole el ascenso de categoría. Durante este lustro las fuerzas de ambas entidades se muestran totalmente parejas no destacando uno por encima del otro, tendencia que se romperá nada más empiece la nueva década cuando los rayistas inicien un despegue deportivo considerable hasta el punto de convertirse en el club representativo de la localidad.

1980 – 1990

Recién iniciada la nueva década, las dos sociedades con las que cuenta el municipio coinciden en el Grupo I de Tercera Regional Preferente, terminado los rayistas en tercer puesto con dos puntos de sanción por lo cual no pueden ascender, mientras los del C.D. Majadahonda San Miguel son decimoséptimos perdiendo la categoría. En la edición 81/82, ya con los dos clubs ocupando plaza en distinta categoría, el C.F. Rayo Majadahonda queda Campeón y asciende a Segunda Regional, distanciándose dos categorías de su rival.

La marcha de los rayistas es imparable y en la temporada 82/83 se proclama Campeón del Grupo IV de Segunda Regional, consiguiendo el ascenso a Primera Regional, el segundo consecutivo, donde se estrena en la campaña 83/84 consiguiendo un nuevo ascenso de categoría, el tercero, en esta ocasión a Regional Preferente tras ser segundo precedido por la U.D. Pozuelo. En esta categoría se encuentra con entidades clásicas de gran tradición, sustituyendo en 1984 Antonio Rodríguez a Ramiro Aguilar en la presidencia tras casi una década al frente del club franjirrojo. Tan sólo una temporada se mantendrá al frente Rodríguez, relevándole en el cargo Francisco Torres en 1985.

La ambición del conjunto majariego no se detiene en esta categoría y, en la mente de sus directivos, está el poder alcanzar la Categoría Nacional en breve. Tras no conseguirlo en la campaña 85/86 en la que es cuarto y coincide con el adiós momentáneo del C.D. Majadahonda San Miguel al fútbol estando este en Segunda Regional, será en la edición 86/87 cuando se obtenga el premio de ascender a Tercera División al quedar segundo tras el C.D. Móstoles, un paso histórico para una entidad que no para de crecer deportivamente.

Paralelamente a estos hechos, el 9 de junio de 1987 queda constituida la Federación Madrileña de Fútbol, órgano que se encarga a partir de entonces de administrar el Grupo VII de Tercera División, formado íntegramente por clubs de la Comunidad Autónoma de Madrid y, obviamente, del fútbol regional. La medida supone que asciendan a Tercera División los siete primeros clasificados de los dos grupos de Regional Preferente.

La temporada 87/88 se convierte en la del debut en Categoría Nacional de los majariegos, realizando un notable torneo donde quedan quintos y registrándose en esta campaña un cambio institucional de gran trascendencia como es el acceso a la presidencia de Enrique Vedia en fecha 30 de junio de 1987, persona que se hará cargo del club hasta el presente y con la cual la sociedad deportiva crecerá enormemente. En la edición 88/89 se pasan apuros para mantener la categoría concluyendo decimoquintos, puesto que se mejora levemente en la 89/90 al ser decimocuartos.

1990 – 2000

La década de los años noventa será importante para el C.F. Rayo Majadahonda a todos los efectos. La sociedad se hace un hueco en el fútbol madrileño y tendrá oportunidad de darse a conocer en el resto del país por varios acontecimientos. Deportivamente se empieza con un decimoprimero puesto en la campaña 90/91, siendo notable la edición 91/92 al ser quinto y estar a punto de clasificarse para jugar la Promoción de Ascenso a Segunda División B. En la sesión 92/93 retrocede al octavo puesto.

El 9 de enero de 1994 frente a la R.S.D. Alcalá se disputa el último encuentro en el Cerro del Espino, empezando las obras de remodelación del estadio para aumentar su capacidad por lo que se hace uso temporalmente de las instalaciones deportivas de Las Rozas. Es la temporada 93/94, clasificándose los majariegos en decimoprimero puesto, plaza que será mejorada ostensiblemente en la edición siguiente, 94/95, cuando sea subcampeón de Liga a un sólo punto de un sorprendente Deportivo A.A.V.V. Santa Ana de Madrid. Los franjirrojos se clasifican por primera vez en su historia para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B, un gran éxito que no se ve refrendado con el premio máximo al ser segundo por detrás del Real C.D. La Coruña “B”, dejando atrás a Caudal Deportivo y Club Atlético Bembibre.

El 13 de septiembre de 1995 se inaugura el remodelado Campo del Cerro del Espino en un ambientado encuentro que enfrenta al C.F. Rayo Majadahonda con el Club Atlético de Madrid, venciendo los colchoneros por 0-1 con gol de Simeone, e iniciándose una cordial relación entre ambos clubs que aportará acuerdos en el futuro más inmediato al quedar sorprendidos los rojiblancos por tan dignas instalaciones. En la temporada 95/96 se incorporan jugadores que dan un salto cualitativo y dirigidos por Juan Navarro Fernández, consiguiendo el primer título de la categoría tras realizar un gran torneo con suficiente holgura respecto a sus perseguidores. En la Promoción de Ascenso sufre una gran decepción y resulta tercero superado por Real Club Celta de Vigo “B” y Zamora C.F., siendo colista el Caudal Deportivo.

No será su último título, repitiendo triunfo en la campaña 96/97 con José Miguel Polo como entrenador. Clasificado para la Promoción de Ascenso, es superado por Caudal Deportivo y C.F. Palencia, mientras colista es el Viveiro C.F. Todo parece indicar que va a continuar en Tercera División, pero la fortuna se cruza en su camino y el descenso del Real Madrid C.F. “B” de Segunda División a Segunda División B hace que el segundo dependiente Real Madrid C.F. “C” se vea arrastrado hasta el cuarto nivel nacional, ofreciéndose la plaza que ha quedado libre a los majariegos. Estos, lógicamente, aceptan de inmediato.

El 13 de mayo de 1997 es una fecha clave dentro de la historia del club majariego: el Ayuntamiento de Majadahonda, el Club Atlético de Madrid y el C.F. Rayo Majadahonda firman un convenio a tres partes -ratificado por la Asamblea de Socios en septiembre por mayoría absoluta- mediante el cual la entidad rojiblanca de la capital invierte seiscientos millones de pesetas en el complejo deportivo local haciéndose cargo de la gestión y mantenimiento de las instalaciones durante cincuenta años, disfrutando de sesenta mil metros cuadrados para la construcción de una Ciudad Deportiva, plan perseguido durante mucho tiempo que anteriormente había fracasado en otras tentativas tanto en Madrid como en Getafe por diversas circunstancias.

La idea rojiblanca de establecerse en Majadahonda, iniciada en 1995 a raíz del encuentro de inauguración del Cerro del Espino, había partido inicialmente con unas negociaciones a dos bandas entre el Club Atlético de Madrid y el Ayuntamiento, pero el usufructo del terreno de juego por parte del C.F. Rayo Majadahonda con periodos de cuatro años renovables rubricado en 1995 impedía cualquier acuerdo, por lo cual la sociedad deportiva majariega tuvo que entrar en el trato. Con la intervención de la tres partes el C.F. Rayo Majadahonda renunciaba al usufructo del Cerro del Espino para que este pasara a manos rojiblancas, pero a cambio se garantizaba la construcción de tres campos para la Escuela de Fútbol constituida el 7 de enero de 1991 -básica para la formación de niños y jóvenes-, poder seguir jugando en el Cerro del Espino, además de percibir anualmente una importante inyección económica por parte de los rojiblancos que le daba solvencia y aspiraciones dentro del fútbol regional, así como ayuda deportiva con jugadores.

El pacto alcanzado no conllevaba tipo de relación filial alguno manteniendo ambos clubs su independencia y, aunque hubo problemas posteriores de orden medioambiental con los terrenos destinados para la Escuela que finalmente originó la creación del Complejo Municipal de La Oliva a unos centenares de metros de la ubicación prevista, la Ciudad Deportiva siguió adelante siendo sede de los equipos dependientes del Club Atlético de Madrid y lugar de entrenamiento de la primera plantilla profesional, un acuerdo que beneficia a las tres partes intervinientes.

Los franjirrojos se estrenan en Segunda División B durante la campaña 97/98 con escaso éxito en un grupo donde compiten: madrileños, gallegos, asturianos, extremeños y castellano-manchegos; ocupando el banquillo Antonio Iriondo en primera instancia hasta que es sustituido por Santiago Martín con quien se desciende al ser decimoctavos con muchos puntos perdidos. El regreso a Tercera División es más traumático si cabe, cosechando una serie de malos resultados que le llevan al vigésimo puesto, penúltimo y a encadenar su segundo descenso consecutivo, en esta ocasión a Regional Preferente. Afortunadamente la sesión 99/00 se le da mejor logrando proclamarse Campeón del grupo I y consigue retornar a Tercera División.

2000 – 2010

El inicio del nuevo siglo comporta la obtención del tercer título en el Grupo VII de Tercera División, siendo espectacular su vuelta a la categoría al comandar un difícil grupo dirigidos por el técnico Felipe Prieto Delcán. En la Promoción de Ascenso, pese a realizar un buen torneo es superado por el Real Oviedo “B”, quedando tercero y cuarto respectivamente S.D. Gimnástica Segoviana y Ponte Ourense C.F. La pérdida de varios jugadores importantes hace que decrezca su nivel en la campaña 01/02, cayendo al decimocuarto puesto.

En la edición 02/03 son cuartos en Liga de la mano de Juan Navarro, accediendo a una Promoción de Ascenso donde cumplen con el pronóstico de favoritos y se aúpan con el primer puesto por delante de: Real Titánico, C.C.D. Cerceda y La Bañeza F.C. consiguiendo el ascenso a Segunda División B, el segundo en pocos años. Su reestreno en la categoría de bronce de la sesión 03/04 es caótico con dos victorias, diez empates y veintiséis derrotas, no sumando una sola victoria durante la primera vuelta pese a los esfuerzos de Juan Navarro en principio y Chema Santos en segundo lugar.

El golpe es duro y en las siguientes temporadas el equipo se mantiene alejado de los primeros puestos en Tercera División, siendo octavo en la campaña 04/05, noveno en la 05/06 y décimo en la temporada 06/07. El conjunto franjirrojo parece entrar en una dinámica muy negativa y en la sesión 07/08 es decimosegundo, revertiendo la situación en la campaña 08/09 con Manuel Sánchez Delgado cuando es tercero en Liga tras Real S.D. Alcalá y A.D. Parla. Dicho puesto le permite promocionar siendo eliminado en Cuartos por el C.D. La Unión: 1-1 en la localidad murciana y derrota por 0-1 en casa. La década la cierra con un noveno puesto en la temporada 09/10.

2010 – 2020

La década de los años diez empieza con la misma tendencia observada en los últimos tiempos, permaneciendo el club majariego alejado de los primeros puestos sin tener opciones tan siquiera de sobrepasar la mitad de la tabla clasificatoria. Superado por la presencia de entidades con presupuestos más elevados, la batalla de los franjirrojos se centra en competir dignamente y no tener problemas con los puestos peligrosos, quedando reducido su papel a jugar al fútbol y divertir a la afición. Décimo en la temporada 10/11 y decimoprimero en la 11/12, a partir de la campaña 12/13 con Antonio Iriondo en el banquillo -quien inicia una segunda etapa en este club-, su situación empieza a mejorar tras obtener el octavo puesto, plaza que mejora en la siguiente edición 13/14 cuando finaliza séptimo.

En la temporada 14/15, Iriondo configura una plantilla que da un excelente resultado proclamándose por cuarta vez en su historia Campeón de Tercera División, consiguiendo un margen bastante holgado de puntos respecto a sus más inmediatos perseguidores. En la Promoción de Ascenso disputa la Eliminatoria de Campeones, consiguiendo el ascenso directo a Segunda División B tras superar al Condal Club: 2-2 en la localidad asturiana de Noreña y victoria por 3-0 en casa.

Texto: Vicent Masià © 2015

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • 25 años del Rayo en Majadahonda. Alberto Martín Vara. Ediciones Ergón (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2015).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.hemeroteca.abc.es Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular CF Talavera de la Reina

 

escudo CF Talavera de la Reina

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Fútbol Talavera de la Reina
  • Ciudad: Talavera de la Reina
  • Provincia: Toledo
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 28 de mayo de 2011
  • Fecha de federación: 2011

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Talavera de la Reina (2011-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 2014/15
  • 2016/17

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal El Prado
  • Año de inauguración: 1944
  • Cambios de nombre:
  • Campo de Deportes de Educación y Descanso (1944-1977)
  • Estadio Municipal El Prado (1977-)
  • Capacidad: 5.000 espectadores

estadio El Prado

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Diego Mateo “Zarra” (2011-2012)
  • Estadio Municipal El Prado (2012-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CF Talavera de la Reina

ESCUDOS:

escudos CF Talavera de la Reina

UNIFORMES:

uniformes CF Talavera de la Reina

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada al oeste de la provincia de Toledo y segunda ciudad castellano-manchega por su número de habitantes, la ciudad de Talavera de la Reina es ampliamente conocida por su famosa cerámica, producto que le ha reportado una merecida fama, amén de reunir un importante tejido industrial y ser un gran foco comercial que atrae a personas de varias provincias.

Las primeras noticias referentes al fútbol en Talavera de la Reina datan de los primeros años veinte cuando jóvenes talaveranos residentes temporalmente por cuestiones de estudio en Madrid, volvían a la ciudad y lo practicaban en sus ratos de ocio. En abril de 1924, parte de aquellos chavales entre los que se recuerda a: Montero, Caballero, Montalvo, Mensa, Madrid, Carretero, Vidarte, Correas, Sáez, Pascual, Márquez y Castrillo; deciden constituir la primera sociedad futbolística de la localidad, el Club Deportivo Ébora, nombre que recuerda el que tuvo la ciudad en un tiempo pasado y quien, con su camisa y pantalón blanco, disputará sus iniciales encuentros en las inmediaciones de la Plaza de Toros, en el sitio denominado popularmente como El Prado. Lentamente y sobre todo a partir de los años siguientes, el fútbol adquirirá impulso gracias a la labor desarrollada en los colegios, cediendo el C.D. Ébora hacia 1926 el testigo a nuevas sociedades que tomarán su relevo.

Clubs como el Juventud Luises F.C., conocido también como Juventud Católica, el Milagrosa F.C., el Martes 13 F.C. y la Unión Ferro-Talaverana se convertirán en los máximos exponentes del fútbol local en el segundo lustro de la década, disputándose entre ellos distintos trofeos como el organizado por el Heraldo de Talavera, periódico que apuesta firmemente por el deporte y por la constitución de un club que reúna a lo mejor de lo existente y bregue frente a clubs de otras localidades. No serán los únicos y entre los años 1928 y 1929 se sumarán otros como el Unión Sporting, el Racing Club o el Español de Talavera, constituido este último en mayo de 1929.

Tal será la influencia del rotativo talaverano que a principios de 1929 se forman dos selecciones de jugadores, A y B, con lo más destacado del panorama balompédico local y con vistas a enfrentarse entre sí y obtener un ramillete que den forma al Club Deportivo Talavera, sociedad deportiva que será constituida el domingo 17 de febrero en los locales de la Sociedad de Instrucción y Recreo El Bloque, sin influenciar su nacimiento en el normal devenir de las sociedades existentes quienes siguen compitiendo pese a haber perdido a sus grandes figuras. Su junta directiva estará encabezada por Pascual Concustell, siendo vicepresidente Juan Angulo, tesorero Rafael Carrión, contador Francisco Manterola, secretario Antonio Montoro y vicesecretario Arturo Martínez.

escudo CD Talavera 1929

El C.D. Talavera hizo su estreno el 7 de abril frente al Gato Negro, de Torrijos, imponiéndose por 3-0 en encuentro cuya recaudación fue a parar a la Cocina de Caridad local, iniciando una trayectoria deportiva vistiendo camisa blanquiazul con pantalón azul y haciendo del Campo de Santa Clotilde -con perímetro vallado-, su terreno de juego para pasar en 1930 al Campo de El Prado, campo sin vallar donde solían jugar los distintos clubs locales. Durante los años treinta nunca formalizará su inscripción en la Federación Regional del Centro, conocida como Castellana desde 1932, permaneciendo siempre al margen de los campeonatos organizados por este estamento y llevando una vida deportiva donde su presencia en campeonatos comarcales es cuantiosa, amén de disputar un innumerable registro de encuentros amistosos.

Con el estallido de la Guerra Civil, Talavera de la Reina permaneció bajo el mando republicano tan sólo unos meses, siendo ocupada la ciudad por las tropas nacionales el 3 de septiembre tras una intensa batalla. Durante el periodo bélico desaparece el fútbol a nivel doméstico, tornándose en protagonistas los distintos equipos militares que se dan cita en la población para dilucidar campeonatos de índole castrense como el de la Maestranza de Artillería y el de la Legión.

Finalizada la guerra, las autoridades locales reclaman un recinto en condiciones para poder competir en los campeonatos organizados por la Federación Castellana, pero este se hace de rogar, razón que no es óbice para que los diversos clubs existentes en la ciudad sirvan como plataforma de lanzamiento para una juventud y afición que desean ver y practicar fútbol.

escudo SD Talavera EyD 1942

Organizados por la Sociedad Deportiva Talavera E. y D., entidad creada el 14 de febrero de 1942 en torno a Educación y Descanso, la comisión que lo dirige comanda los destinos del deporte en la localidad durante unos años, albergando en las temporadas 42/43 y 43/44 campeonatos locales de fútbol en los que participan clubs como el del Frente de Juventudes, que viste camisa con pantalón azul, el de la Juventud de Acción Católica, con camisa y pantalón blanco, el militar Maestranza de Artillería, con camisa azul y pantalón blanco y, finalmente, el Comercio F.C., quien emplea camisa rojiblanca con pantalón azul.

El 30 de abril de 1944, promovido y construido gracias a la ayuda prestada por Educación y Descanso, al fin se inaugura el ansiado recinto deportivo que solicita la ciudad en un encuentro entre una selección de los mejores jugadores de la ciudad que actúan bajo el nombre de S.D. Talavera E. y D. y el Imperial de Toledo, también vinculado a la Obra Sindical, con el resultado de 3-1 favorable para los locales. El recinto, denominado oficialmente Campo de Deportes de Educación y Descanso y popularmente como Campo de El Prado, costará doscientas mil pesetas de la época y contará con una tribuna capaz de alojar cuatro mil espectadores.

Pocas fechas después y, en un momento indeterminado, con los jugadores más destacados que intervienen en los distintos clubs locales se reorganiza el desaparecido en guerra C.D. Talavera para disponer de una sociedad con dedicación exclusiva al fútbol, quedando este presidido por Eduardo García Verdugo. Satisfechos por contar con un terreno de juego que cumple la normativa, hay ambición por llevar al club lejos deportivamente y ese mismo año se inscribe en la Federación Regional Castellana donde, debido a la importancia de la ciudad y la vertebración que desea hacer el Gobierno de la sociedad a través de fútbol, se decide que participe directamente en el Grupo VIII de Tercera División donde militan sociedades extremeñas, castellano-manchegas y madrileñas sin haber pasado previamente por las categorías inferiores organizadas por la Federación Castellana, estrenándose en la temporada 44/45 con un discreto noveno puesto.

Los talaveranos, que visten camisa blanquiazul con pantalón azul, hacen acopio de bastantes jugadores foráneos, especialmente llegados de Madrid, compitiendo durante las temporadas siguientes en una fuerte Tercera División que es el tercer nivel nacional de la época. En la campaña 45/46 son octavos mientras en la 46/47 séptimos, resultando octavos en la edición 47/48 dentro de un grupo donde participan equipos de gran potencial como: el Real Betis Balompié, la U.D. Salamanca, el C.D. Badajoz, el C.D. Cacereño, la A.D. Plus Ultra ó el C.D. Toledo, entre otros. En la temporada 48/49 es noveno, finalizando duodécimo en la 49/50 dentro de un grupo donde viaja hasta tierras murcianas y valencianas.

Llegados a la temporada 50/51, el C.D. Talavera es decimoprimero deportivamente, pero económicamente no hay dinero para afrontar una nueva campaña en la categoría. Los altos dispendios ocasionados para reunir una plantilla con muchos jugadores traídos de fuera y unos costosísimos viajes a lo largo de la geografía nacional hacen mella en el club quien renuncia a seguir compitiendo. Trasladada la decisión a la Federación Castellana, el club se abstiene de participar en la campaña 51/52 dentro de la Primera Regional, categoría donde es descendido por su renuncia, volviendo a ser inscrito en la sesión 52/53 pero con una plantilla muy ajustada que es decimoprimera y colista perdiendo la categoría. Las fuerzas están agotadas, militar en Segunda Regional no es atractivo y el C.D. Talavera pone fin a su carrera siendo su último presidente Antonio García González.

A lo largo de cinco años nadie en Talavera de la Reina es capaz de constituir un nuevo club que represente a la localidad a nivel regional o nacional, manteniéndose el fútbol federado ajeno hasta que el 14 de octubre de 1958, tras una serie de reuniones, queda inscrito en la Federación Castellana el Club Deportivo San Prudencio de E. y D., entidad constituida en 1948 que tiene un fuerte vínculo con la Hermandad de Antiguos Alumnos de San Prudencio -nacida en 1953- y que viste camisa celeste con pantalón blanco, iniciando su carrera deportiva en Tercera Regional durante la temporada 58/59 con un tercer puesto en el Grupo I que le supone el ascenso a Segunda Regional. En esta categoría será cuarto en la campaña 59/60 dentro de un grupo que es único.

El C.D. San Prudencio E. y D. hace uso del Campo de Deportes de Educación y Descanso, intentando con todas sus fuerzas ascender a Primera Regional, categoría que se le resiste en su segunda tentativa de la sesión 60/61 al concluir en tercer puesto -ascienden los dos primeros-, pero no en la edición 61/62 cuando resulta primero y, además, conquista la Copa Delegación Comarcal de Toledo. El debut en Primera Regional se efectúa en la temporada 62/63 con nuevo nombre pues la directiva y afición, deseosos de lucir el nombre de la ciudad por toda la región, aprueban en junio de 1962 mediante asamblea general extraordinaria el cambio de nombre de la sociedad, adoptando el de Club Deportivo Talavera para recordar al desaparecido en 1953, creándose posteriormente el 1 de septiembre un nuevo club con la misma denominación de C.D. San Prudencio que partirá desde la Tercera Regional -la más baja de las existentes- organizada por la Delegación Comarcal de Toledo, ejerciendo de filial talaverano.

escudo Talavera CF 1948

Bajo la presidencia de Víctor Laredo Rodríguez los celestes pierden protagonismo en su primera edición al frente siendo octavos en la temporada 66/67, introduciéndose ciertos cambios en la entidad como son un nuevo cambio de denominación en 1966 para adquirir el de Talavera Club de Fútbol y en el uniforme, pasando a vestir camisa blanquiazul con pantalón azul. La intención del club toledano es llevar los colores del C.D. Talavera de los años cuarenta, abandonar los propios del C.D. San Prudencio E. y D., y conseguir ascender a Segunda División, categoría profesional que es todo un reto.

No lo conseguirá, a pesar de estar muy cerca en la temporada 67/68, continuando su vida deportiva en Tercera División hasta que concluida la campaña 71/72 descienda a Regional Preferente, categoría donde permanecerá tres sesiones hasta que recobre su plaza en Tercera División la edición 74/75. Desde la temporada 75/76 hasta la 81/82 jugará en esta categoría, debutando en Segunda División B durante la campaña 82/83 para iniciar una estancia que se prolongará durante cuatro campeonatos consecutivos. Con la remodelación del tercer nivel nacional en 1986, el club no superará la criba establecida por la RFEF y descenderá nuevamente a Tercera División, pasando siete temporadas en el grupo castellano-manchego sin poder abandonarlo pese a tener varias opciones para conseguirlo. Concluida la temporada 92/93 y tras sumar dos títulos, el Talavera C.F. ingresará en Segunda División B disfrutando esta categoría a lo largo de quince campañas sin interrupción, abandonándola la temporada 07/08 cuando la crisis económica hace mella en su presupuesto.

Paralelamente a estos acontecimientos, el domingo 26 de junio de 2002 en el salón de actos de Caja Rural de Talavera, el C.D. San Prudencio que preside desde el año 2000 Martín “Tino” Muñoz y acaba de ascender a Primera Autonómica, decide con trece votos a favor por uno en contra -el de Francisco Gonzálvez- y seis abstenciones, disolverse e integrar toda su estructura en la del Talavera C.F., cerrando la historia iniciada en 1962 y convirtiéndose en Talavera Club de Fútbol “B” para poder pasar jugadores de uno a otro equipo sin transacciones económicas por el medio.

Si los intereses del Talavera C.F. hacen que el club prudencista desaparezca, otros intereses, los de la U.D. Talavera, entidad constituida el 31 de julio de 1993 que preside Pedro Ángel Rosado, harán que el 13 de agosto de 2003 se constituya el tercer Club Deportivo San Prudencio de la historia futbolística local convirtiéndolo en su filial desde el primer día de vida, partiendo desde Segunda Autonómica y contando, paradójicamente, con dos hombres al frente como son Tino Muñoz y Francisco Gonzálvez.

En la sesión 08/09, con el ex-presidente prudencista Tino Muñoz a la cabeza del club, el Talavera C.F. compite en Tercera División con numerosos problemas económicos que influyen sobre la plantilla, la cual no cobra algunas mensualidades, proyectándose convertir la entidad en una Sociedad Anónima Deportiva para la cual se buscan inversores. No se consigue y, además, el club es decimotercero muy alejado de los primeros puestos.

En julio de 2008 la U.D. Talavera y el C.D. San Prudencio rompen su filiación, consiguiendo el conjunto prudencista su independencia bajo la presidencia de Pedro Flórez y una directiva donde figuran personas vinculadas históricamente a este nombre. Sus colores, los tradicionales de antaño: camisa y media celestes con pantalón blanco.

La temporada 09/10 es crítica para el Talavera C.F. La situación económica es muy grave y sin dinero se confecciona una plantilla que acceda a la Promoción. Deportivamente se consigue el objetivo al ser cuartos en Liga, plaza que le permite disputar los Cuartos de Final frente al C.F. Reus Deportiu, rival que le supera al ganar los talaveranos en casa por 1-0, imponiéndose los tarraconenses en la vuelta por 2-0. Los impagos durante meses son una constante y Tino Muñoz dimite finalizado el campeonato, accediendo como presidente en funciones Juan Hidalgo.

En el mes de agosto la situación es agónica e irreversible. Se adeudan 200.000 € de la temporada anterior que se suman a los 225.000 € de las últimas temporadas llegándose a 425.000 €, cifra que se incrementa con los diversos déficits acumulados por las últimas directivas hasta alcanzar 2.186.000 €. Amenazados por la Federación Castellano-Manchega para, bien solventar la deuda, bien descender a Regional Preferente, el martes 24 de agosto se convoca una asamblea para que los socios decidan el futuro de la entidad, acordando estos por gran mayoría no inscribir la primera plantilla, paso que supone de facto la desaparición del club. En cuanto al resto de categorías inferiores se les concede una moratoria de un año previo pago de 23.200 € euros que se adeudan, haciéndose cargo de tal cifra el socio José Antonio Dorado. Con esta solución, el Talavera C.F. logra subsistir un año más latiendo su corazón por última vez en 2011 tras militar veinte ocasiones en Segunda División B y veinticinco en Tercera División, dejando por el camino un sinfín de recuerdos entre sus aficionados.

HISTORIA DEL CLUB:

2011 – 2020

En plena debacle blanquiazul, a finales de agosto de 2010 se suceden una serie de acontecimientos que marcan el futuro del fútbol local. De un lado José Antonio Dorado constituye el Real Talavera Club Deportivo, entidad que queda inscrita federativamente para partir desde Segunda Regional y la cual se considera heredera del club defenestrado; de otro, la directiva del C.D. San Prudencio que preside Pedro Flores hace oficial el interés del club por adoptar el nombre de C.F. Talavera, uno de los dos registrados semanas antes -el otro es Talavera F.C.- con la intención de vertebrar a la afición que se ha quedado sin referencia y en el cual ya se han incorporado reconocidos aficionados vinculados históricamente al club en crisis. El anuncio no gusta en el seno del Real Talavera C.D., manteniéndose al margen la directiva del otro club importante de la ciudad, la U.D. Talavera, llegándose al inicio de la temporada 10/11 con C.D. San Prudencio y U.D. Talavera en Primera Preferente Autonómica, y el recién nacido Real Talavera C.D. en Segunda Regional a la espera todos ellos de acontecimientos.

fusion CF Talavera SP y Real Talavera CD 2011

El jueves 9 de septiembre, iniciada ya la temporada 10/11, los socios del C.D. San Prudencio aprueban mayoritariamente el cambio de nombre del primer equipo de la sociedad a Club de Fútbol Talavera frente al nombre alternativo C.D. San Prudencio Talavera surgido a última hora sobre la mesa mediante Asamblea Extraordinaria celebrada en el salón de actos de la Escuela Municipal de Música Eusebio Rubalcaba, quedando las categorías inferiores bajo el nombre de C.D. San Prudencio y trasladándose el acta a la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha quien, con posterioridad, la aprobará, siendo efectivo el cambio de nombre una vez finalizada la campaña en juego donde continúa denominándose como en los años anteriores.

Deportivamente la sesión se salda con la U.D. Talavera como Campeón del Grupo II consiguiendo el ascenso a Tercera División mientras que el C.D. San Prudencio es sexto. En cuanto al Real Talavera C.D., este club consigue el ascenso a Primera Regional como Campeón.

Durante la temporada 10/11 se especula con una probable fusión entre U.D. Talavera y Real Talavera C.D. que nunca llega a producirse, estableciéndose contactos entre estos últimos y la directiva del C.D. San Prudencio tras limar rencillas del pasado para concretar un posible principio de acuerdo. Según los estatutos del C.D. San Prudencio, una decisión de tal calibre necesita la aprobación de sus socios, llevándose a cabo positivamente el jueves 19 de mayo cuando por 45 votos a favor por 10 en contra deciden fusionarse con los realistas. El 28 de mayo de 2011 queda constituido el nuevo club ante la negativa de U.D. Talavera, C.D. Ciudad de Talavera y C.D. Talavera Atlético a sumarse al proyecto. En la entente, que supone la disolución de ambos clubs, se llega al acuerdo de denominar a la nueva entidad Club de Fútbol Talavera de la Reina y vestir los colores de ambos fusionados que visten casualmente camisa blanquiazul con pantalón azul, de modo que Pedro Flores será presidente durante la primera temporada y José Antonio Dorado en las siguientes.

El Campo del Prado es víctima de desavenencias en plena pretemporada, decidiendo el consistorio que el titular sea el club de más elevada categoría, la U.D. Talavera, pasando el C.F. Talavera de la Reina a jugar en el Campo Diego Mateo “Zarra”. La temporada 11/12 trascurre con una velada batalla entre unionistas y talaveranos que al final estalla en una cruenta guerra con el Municipal de El Prado de trasfondo, rompiéndose la relación de ambos mientras la U.D. Talavera es decimocuarta y el C.F. Talavera de la Reina subcampeón tras el Mora C.F. con Fran Sánchez en el banquillo. En la Promoción conseguirá el ansiado ascenso a Tercera División ante el Daimiel C.F.: 1-2 en la localidad ciudadrealeña y 1-0 en casa en encuentro disputado en el Campo del Prado.

El C.F. Talavera de la Reina se estrena en Tercera División durante la campaña 12/13 compartiendo grupo y campo -El Prado-, con la U.D. Talavera siendo muy distinto el resultado para ambos, pues los blanquiazules son cuartos accediendo a la Promoción de Ascenso a Segunda División B donde son eliminados en Cuartos por el Arenas Club de Getxo: 0-0 en casa y derrota por 1-0 en la localidad vizcaína; mientras los azulones, vigésimos y colistas, pierden la categoría. En la edición 13/14 los blanquiazules son quintos en Liga empatados con el cuarto clasificado, escapándose la Promoción por muy poco, siendo catastrófico el paso de los azulones en Primera Preferente Autonómica por cuando, tras disputar veinte encuentros, es excluido de la competición por impago de las tarifas arbitrales descendiendo a Primera Regional en un grupo donde coincide con el C.D. Ciudad de Talavera que es sexto.

En la temporada 14/15 la U.D. Talavera no confecciona su primer equipo y reúne sólo a sus equipos inferiores, siendo el gran año del C.F. Talavera de la Reina quien se corona Campeón de Tercera División por primera vez en su corta historia bajo la dirección de Juan Francisco Alcoy y accede a la Promoción de Ascenso donde, en la Fase para Campeones, consigue ascender directamente a Segunda División B tras superar al Club Portugalete: 0-0 en la localidad vizcaína y victoria por 2-0 en El Prado ante cinco mil espectadores.

Texto: Vicent Masià © 2015

Última actualización: 2015

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

ENLACES EXTERNOS:

 

 

 


 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

titular Real Valladolid CF B

 

escudo Real Valladolid CF B

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B”
  • Ciudad: Valladolid
  • Provincia: Valladolid
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 1943
  • Fecha de federación: 1943

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Recreativo Europa (1943-1944)
  • Recreativo Europa Delicias (1944-1973)
  • Real Valladolid Promesas (1973-1991)
  • Real Valladolid Deportivo “B” (1991-1992)
  • Real Valladolid, S.A.D. “B” (1992-1998)
  • Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B” (1998-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

7 Ligas de Tercera División:

  • 1954/55
  • 1980/81
  • 1981/82
  • 1982/83
  • 1990/91
  • 2011/12
  • 2013/14

 

ESTADIO:

estadio Real Valladolid CF B

Anexo Estadio José Zorrilla

  • Nombre: Anexo al Estadio José Zorrilla
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Anexo al Estadio José Zorrilla (1988-)
  • Capacidad: 1.500 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de la Federación (1943-52)
  • Estadio José Zorrilla (1952-1982)
  • Anexo al Nuevo Estadio José Zorrilla (1988- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Real Valladolid CF B

ESCUDOS:

 

UNIFORMES:

 

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Es a principios del pasado s. XX cuando la ciudad castellana de Valladolid empieza a tomar sus primeros contactos con el fútbol gracias todo ello por obra y gracia de Julio Alonso, un pucelano que importa desde Inglaterra la técnica y reglas necesarias para desempeñar este deporte, para que en 1904 ya se anuncie un encuentro con motivo de la Feria local. En el año 1906 se constituye el Valladolid Foot-ball Club, el primer embrión de sociedad organizada, la cual disputa sus encuentros en el Páramo de San Isidro, pero con escasa longevidad. El fútbol prende como una mecha en los colegios y pronto en el Ejército, formándose equipos castrenses -que no clubs- como el Reina Victoria Eugenia, el María Cristina, el Farnesio ó la Academia de Caballería, equipo este último que compite en el Campeonato de España de 1911.

Hacia el 1915, los jóvenes vallisoletanos se vuelcan con un deporte que está en pleno auge y surgen numerosos clubs con escasa trayectoria deportiva, caso de la Sociedad At. San Fernando, la Sociedad Turística Deportiva, la S.D. Cultural Vallisolitana, la U.D. Castellana (fundada el 29 de enero de 1918) o el Racing Club Valladolid. Sin embargo es a principios de la década de los años veinte cuando Valladolid toma conciencia real del fútbol, sobre todo tras la creación de la Federación Castellano-Leonesa el 16 de octubre de 1923, apareciendo alrededor de esta fecha los primeros club serios que darán un giro de ciento ochenta grados entre la afición local: la S.D. Ferroviaria el 6 de junio de 1923, el C.D. Español el 4 de enero de 1924, la U.D. Luises el 16 de junio de 1924, el Rubia F.C. el 11 de julio de 1925, el Iberia F.C. el 11 de agosto de 1925, la Sociedad Real Unión Deportiva el 21 de enero de 1926, la Unión Deportiva el 12 de mayo de 1927 y el Titán F.C. el 8 de agosto de 1927.

De todos ellos el más importante es la S.D. Ferroviaria, pero poco a poco cede el protagonismo a la U.D. Luises y al C.D. Español, quienes vienen protagonizando ya duros enfrentamientos entre sí desde hace un tiempo. Estas dos últimas sociedades marcarán el ritmo a finales de los años veinte y atraerán los favores de los aficionados pucelanos, dividiéndolos en principio para quedar unidos posteriormente. La U.D. Luises fue creada y patrocinada desde el Colegio de los Jesuitas y se convirtió en enero de 1926 en Sociedad Unión Deportiva, recibiendo poco después el título de Real y pasando a ser conocida como Sociedad Real Unión Deportiva. Vestía este club camisa rojiblanca con pantalón negro y pronto fue la entidad más poderosa resultando míticos sus enfrentamientos con la Cultural Deportiva Leonesa en su Campo de la Sociedad Taurina. Fruto de su fortaleza dentro de su ámbito geográfico consiguió alzarse con el Campeonato Regional en la temporada 26/27.

De otro lado, el C.D. Español era producto de la fusión realizada por Racing Club de Valladolid, Sociedad Española, Rubia F.C. y San Ildefonso. El conjunto españolista vestía con camisa roja y pantalón blanco, jugando en el Campo de La Victoria y entre sus éxitos estaba el haber conseguido el Campeonato Regional de la edición 24/25. La rivalidad entre ambos era enorme y las tendencias políticas que representaban a sus respectivos seguidores a veces se manifestaban de forma poco ortodoxa, provocándose graves altercados con peleas y apedreamientos que precisaron de la atención del orden en más de una ocasión.

En el año 1927, la idea de formar una Liga a nivel nacional empieza a tomar cuerpo y Valladolid es consciente de ello. Aprovechando un encuentro celebrado el 27 de marzo en la ciudad frente al Real C.D. Español de Barcelona, se alinea un combinado de jugadores procedentes del C.D. Español y de la Real Unión Deportiva que derrotan a los pericos. El éxito del resultado hace que ambas directivas tomen en serio la idea de disolución de sus respectivos clubs y la constitución de un nuevo club más potente con el que representar el fútbol local en el venidero Campeonato Nacional de Liga 28/29. De este acuerdo de voluntades nace el Real Valladolid Deportivo el 20 de junio de 1928. Como presidente es elegido Pedro Zuloaga Mañueco y los colores que les representarán son blanquivioleta para la camisa y blanco para el pantalón, siendo el campo adjunto a la Plaza de Toros el terreno de juego donde realizarán sus actividades. Cabe destacar que la S.D. Ferroviaria fue invitada en un principio a formar parte de la fusión, pero declinaron finalmente la oferta al desear seguir como entidad independiente.

Durante la Segunda República la ciudad de Valladolid se convierte en un verdadero hervidero de asociaciones deportivas apareciendo un sinfín de clubs como: la S.D. Española F.C., del barrio de San Andrés el 27 de enero de 1930, el Club Maravillas el 21 de enero de 30, el C.D. Europa el 11 de marzo de 1932, el Athletic Club el 27 de enero de 1932, el C.D. Delicias el 28 de julio de 1932, el S.C. San Miguel el 7 de julio de 1932, el C.D. Pintura el 9 de julio de 1932, la S.D. Unión Castilla el 8 de agosto de 1932, el Victoria F.C. el 6 de agosto de 1932, el C.D. San Isidro el 9 de septiembre de 1932, el C.D. Arenas el 2 de septiembre de 1932, el Amaika S.C. el 22 de mayo de 1933, el Canoe Valladolid Club el 16 de enero de 1935, el Club Marte F.C. el 15 de marzo de 1935 o el C.D. Isla el 5 de noviembre de 1935.

HISTORIA DEL CLUB:

1943 – 1950

Concluida la Guerra Civil muchos de los clubs previamente existentes atraviesan por grandes dificultades para reiniciar su actividad y los que lo hacen, si pueden, se encuentran en una situación muy precaria. Algunos de ellos, compañeros en Liga durante muchos años y cuyas directivas se conocen entre sí, optan por la fusión como única vía que les garantice un futuro más prometedor, siendo este el caso del club que nos ocupa.

En 1942 Valladolid contaba con parte de los clubs de la década anterior y con otros de reciente fundación a los cuales les quedaba mucho camino por recorrer. Entre los veteranos uno de ellos era el Club Deportivo Delicias, entidad constituida el 28 de julio de 1932 sin campo propio que deambulaba de un año para otro en recintos de alquiler luciendo como colores distintivos camisa blanca con pantalón negro. El C.D. Delicias era en importancia el segundo de la capital pucelana y tenía en su honor el competir en Primera Regional finalizada la temporada 41/42, donde fue cuarto, tras haberse proclamado Campeón de Segunda Regional en la campaña 40/41 dentro de la Delegación de Valladolid. En la edición 42/43 es quinto dentro de su grupo, perdiendo la categoría al final de la misma cuando se retira en plena Fase de Descenso al no poder costearse sus desplazamientos debido a lo elevados que económicamente le suponen. Descendido a Segunda Regional, la campaña 43/44 no es mucho más satisfactoria y plagado de deudas abandona la competición en pleno torneo.

Mientras el C.D. Delicias agoniza debatiéndose su futuro entre algodones, en 1943 se constituye otro club, el Recreativo Europa, asociación que viste camisa blanca con banda diagonal azulina y pantalón de este último color, partiendo de Tercera Regional dentro de la Delegación Comarcal de Valladolid adscrita a la Federación Castellana donde finaliza cuarto en el Grupo I. El Recreativo Europa finaliza cuarto en el Grupo I durante la edición 43/44, convirtiéndose durante el verano en la tabla salvadora del C.D. Delicias quien anda próximo a la disolución, conjunto con el que se fusiona integrándolo en su estructura y ocupando su plaza en Segunda Regional bajo la denominación Recreativo Europa Delicias. Conservando sus colores originales y jugando en el Estadio Municipal, conocido también como Campo de la Federación, sede empleada por un gran número de clubs locales en la calle Álvarez Taladriz, los pucelanos son terceros en la temporada 44/45, repitiendo plaza en la 45/46, puesto que les permite ascender a Primera Regional. En esta categoría se estrena siendo tercero en la edición 46/47, consiguiendo en la campaña siguiente, 47/48, proclamarse Campeón para concluir tercero en la 48/49 y cuarto en la 49/50 que cierra la década habiendo pasado en los últimos años a uniformarse con camisa arlequinada blanquiazul y pantalón azul.

1950 – 1960

En 1950 se crea la Federación Oeste de Fútbol, una vieja reivindicación de los clubs castellano-leoneses que tendrá su sede en Valladolid, continuando el Recreativo Europa Delicias en Primea Regional donde concluye tercero en la temporada 50/51 y primero en la 51/52, consiguiendo ascender por primera vez en su historia a Tercera División, una categoría de nivel nacional donde se encontrará con clubs de notable importancia que supone un gran paso en su carrera. Dicho ascenso no pasa desapercibido en el principal club referente de la ciudad, el Real Valladolid Deportivo, pasando ese mismo año de 1952 a ser filial de los blanquivioletas quienes les ceden el uso del Estadio de Zorrilla.

En el estreno de la temporada 52/53 recupera sus colores clásicos, camisa blanca con franja diagonal azulina y pantalón azul, pero este no es satisfactorio y el club finaliza decimotercero y penúltimo en un grupo donde comparte destino con castellano-manchegos, madrileños y extremeños, pasando en la campaña 53/54 a competir con gallegos, asturianos y leoneses para terminar tercero. En la edición 54/55 participa en un grupo configurado por clubs de la Federación Oeste exclusivamente, proclamándose Campeón por delante de clubs tan afamados como la U.D. Salamanca y S.D. Ponferradina, un puesto que le permite acceder a la Fase de Ascenso a Segunda División donde es sexto entre ocho aspirantes y consigue ascender la S.D. Indauchu, de Bilbao. Las temporadas siguientes, 55/56 y 56/57 son meritorias, saldadas ambas con un quinto puesto, siendo la trayectoria a partir de entonces descendente con tres campañas en las que se ve alejado de las primeras plazas no sobrepasando la mitad de la tabla clasificatoria.

1960 – 1970

Durante los años sesenta el club pucelano milita de forma íntegra en Tercera División con diferentes resultados deportivos iniciándose en la temporada 60/61 con un cuarto puesto que es superado en la siguiente edición, 61/62, cuando es subcampeón de Liga empatado a puntos con el C.F. Béjar Industrial. Este segundo puesto le permite promocionar para ascender a Segunda División, cayendo en la primera eliminatoria ante el C.D Galdácano a quien vence por 2-0 en Valladolid pero por quien es superado por 3-0 en tierras vizcaínas.

En las campañas siguientes el Recreativo Europa Delicias mantiene un buen nivel competitivo siendo quinto en la edición 62/63 y cuarto en la 63/64, retrocediendo en la 64/65 cuando es decimotercero quedándose al filo del descenso a Primera Regional. El club recreativista, que viste camisa blanquivioleta con pantalón blanco desde 1962, en los años sucesivos recicla su plantilla y con renovado semblante repite quinto puesto en las sesiones 65/66 y 66/67 para finalizar cuarto en la 67/68.

En 1968 la Tercera División sufre una primera reestructuración que desemboca en la reducción de grupos y conlleva a agrupar asociaciones de la Federación Oeste con otras cántabras y vascas que dan como resultado un décimo puesto en Liga. En la temporada 69/70 llega la segunda de forma consecutiva pasando los pucelanos a competir con madrileños, extremeños, castellano-manchegos y canarios en un grupo donde los desplazamientos son muy caros y el nivel bastante alto. El papel del filial es bueno quedando noveno, pero lamentablemente no supera el corte establecido por la RFEF antes de iniciarse el torneo que limitaba la continuidad a los ocho primeros, escapándose la permanencia por dos puntos y descendiendo a la recién creada Regional Preferente.

Paralelamente a estos acontecimientos, durante los últimos años sesenta el Real Valladolid Deportivo se halla en Segunda División y desde la directiva se plantea crear un equipo de aficionados tal cual están haciendo otras asociaciones. Faltos de presupuesto, durante la temporada 66/67 se establece un convenio con el Deportivo Arcés, un modesto club de Primera Regional constituido en 1942 que viste camisa azul con pantalón blanco, para emplearlo como puente antes de llegar las jóvenes promesas al Recreativo Europa Delicias de Tercera División. El convenio sólo garantiza un año de extensión, compitiendo el Deportivo Arcés Real Valladolid en la campaña 66/67 bajo esa denominación para desvincularse en 1967 una vez la entidad blanquivioleta crea el Real Valladolid Deportivo Aficionados, equipo que parte en Segunda Regional la temporada 67/68 proclamándose Campeón y ascendiendo a Primera Regional.

1970 – 1980

En el inicio de los años setenta el Real Valladolid Deportivo cuenta con dos filiales bajo su disciplina: de un lado el Recreativo Europa Delicias que milita en Regional Preferente; y de otro el Real Valladolid Deportivo Aficionados que lo hace en Primera Regional. En la temporada 70/71 los recreativistas ven mermada su plantilla y son quintos en Liga, debido en gran parte a que los jugadores más destacados del filial de Preferente ingresan a la primera plantilla del Real Valladolid Deportivo, conjunto que milita en Tercera División que acabará logrando el ascenso a Segunda División esa misma temporada. Los recreativistas quedan terceros en la siguiente edición 71/72, estando a un paso de promocionar para tratar ascender a Tercera División.

En la campaña 72/73 los recreativistas intentan de nuevo el asalto a Tercera División, pero son séptimos coincidiendo con una espléndida temporada del potenciado Real Valladolid Promesas -nueva denominación del equipo de aficionados desde junio de 1972-, que se proclama Campeón de Primera Regional y logra deportivamente el ascenso. La entidad blanquivioleta, de repente, se encuentra con la tesitura de tener en 1973 dos equipos en Regional Preferente con lo cual en estricto cumplimiento de las normas se han de desprender de uno de ellos o bien renunciar al ascenso del equipo de jóvenes promesas. Tras meditarse la decisión, los pucelanos deciden unificar ambas plantillas y conformar un único equipo que resulte más potente para situarlo en Tercera División lo antes posible, el ansiado objetivo, adoptando el histórico Recreativo Europa Delicias el nombre de Real Valladolid Promesas.

El estreno de los hasta entonces recreativistas con esta nueva denominación a lo largo de la temporada 73/74 tiene resultados positivos por cuando son subcampeones de Regional Preferente tras el C.F. Béjar Industrial, puesto que les permite promocionar como aspirante ante el C.D. Carabanchel, un rival superior que vence en Madrid por 2-0 y en Valladolid en esta ocasión por 0-1. En la edición 74/75 son terceros no pudiendo promocionar, pero en la 75/76 son segundos tras el líder S.D. Ponferradina teniendo una vez más la oportunidad de abandonar la Regional Preferente. El rival que se encuentran es la A.D. Torrejón, imponiéndose los madrileños en ambos encuentros; 0-1 en casa y 1-0 en la localidad de Torrejón de Ardoz.

En 1976 la RFEF anuncia la creación de una categoría intermedia entre Tercera División y Segunda División para la próxima campaña 77/78 que recibe el nombre de Segunda División B. Esta categoría, viciada desde su nacimiento y que será la tumba de muchos clubs, ocasiona que en la temporada 76/77 los cinco primeros clasificados de Regional Preferente puedan ascender directamente a Tercera División, categoría que incrementa el número de grupos y participantes. El equipo de promesas concluye cuarto y logra el objetivo.

El reestreno en Tercera División de la campaña 77/78, ya como cuarto nivel en el fútbol nacional, se vive en un grupo compuesto por asociaciones gallegas, asturianas, cántabras y castellano-leonesas, siendo el Real Valladolid Promesas decimotercero. En la edición 78/79 cambia de grupo y juega con madrileños, castellanoleoneses, canarios y aragoneses, siendo muy duro el torneo y sufriendo para ser decimosexto. Más sencilla resulta la sesión 79/80 dentro de un grupo donde cohabitan castellanoleoneses, navarros y cántabros donde es tercero quedando a dos puntos de lograr ascender a Segunda División B, premio que recae en la S.D. Gimnástica Arandina.

1980 – 1991

La década de los años ochenta, tal y como sucediese en los sesenta, transcurre íntegramente en Tercera División con la notable consideración de que es el cuarto nivel y no el tercero como antaño. El inicio del filial pucelano es fuerte y en sus tres primeras comparecencias alcanza el Campeonato con relativa facilidad pero sin obtener el ansiado ascenso de categoría. Así pues en la temporada 80/81 es eliminado por el Club Endesa Andorra; 1-0 en la localidad turolense y 1-2 en casa, mientras que en la edición 81/82 es el Talavera C.F. quien frustra sus intenciones; 0-2 en casa y nueva derrota en Talavera de la Reina por 3-0. En la temporada 82/83 sufre un serio correctivo ante el Deportivo Aragón; 1-0 en casa y derrota por 7-0 en Zaragoza, coincidiendo con su paso a las nuevas instalacaiones creadas en los anexos al nuevo Estadio José Zorrilla inaugurado con motivo de la Fase Final del Campeonato del Mundo disputado en España en 1982 .

En las siguientes ediciones, a pesar de tener una buena plantilla, es incapaz de obtener una de las dos plazas que dan opción a promocionar y queda relegado a puestos cercanos a la Promoción. En la edición 87/88 es subcampeón a tres puntos de la S.D. Gimnástica Medinense, pero el sistema competitivo ha variado respecto a temporadas anteriores y ahora el puesto de ascenso recae exclusivamente en el Campeón del grupo. En la temporada 89/90, tras haber sido cuarto en la 88/89, queda subcampeón empatado a puntos con el Zamora C.F. mostrando una gran renta goleadora, pero insuficiente para el objetivo, pues la desventaja en el gol average particular hace que ascienda el club zamorano. En la siguiente edición, 90/91, el filial blanquivioleta alcanza el primer puesto en el campeonato doméstico y consigue al fin después de muchos intentos frustrados alcanzar la Segunda División B, categoría donde nunca ha militado y en la cual hay depositadas grandes esperanzas de hacer un digno papel.

HISTORIA COMO EQUIPO DEPENDIENTE:

1991 – 2000

En 1990 la RFEF modifica su Reglamento General incluyendo la nueva Ley del Deporte 10/1990. Esta Ley que, entre otras cosas, obliga a los clubs profesionales a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva, provoca que los clubs hasta entonces filiales relacionados con estos se extingan y sean asimilados por los clubs profesionales quedando integrados en su estructura. El Real Valladolid Promesas se disuelve en el verano de 1991 y desaparece como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Real Valladolid Deportivo “B”, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio, es decir, la obtenida en Segunda División B durante la sesión 90/91.

El debut es meritorio y finaliza octavo durante la sesión 91/92. Finalizada la temporada el club se transforma en Sociedad Anónima Deportiva, pasando el equipo dependiente a llamarse Real Valladolid, S.A.D. “B”. Este acaba retrocediendo al decimoprimero puesto en la temporada 92/93 y pasando muchos apuros para conservar la categoría en la edición 93/94 al quedar decimosexto clasificado. Este puesto, según las reglas de la época, le obliga a disputar una Promoción para evitar el descenso con eliminatorias a partido único que se juegan en campo neutral. En la primera eliminatoria pierde en Tudela ante el C.E. Premiá llegándose a la prórroga por 2-1, teniendo que disputar una eliminatoria final que le enfrenta en Ponferrada con el Arosa S.C., imponiéndose por 2-1 lo cual le permite seguir en la división de bronce. En la edición 94/95 flirtea con el descenso, salvándose in extremis al ser decimoquinto, puesto que mejora en las siguientes campañas al ser sexto en la 95/96 y quinto en la 96/97. En las ediciones 97/98 y 98/99 ocupa plazas en mitad de la tabla sin pasar demasiados apuros pero sin tener opciones a estar arriba, siendo la temporada 99/00 la de su despedida de la categoría la ser decimoctavo. El 29 de junio de 1998 el dependiente blanquivioleta pasa a llamarse oficialmente Real Valladolid Club de Fútbol, S.A.D. “B”.

2000 – 2010

El retorno a Tercera División trae consigo un subcampeonato en la temporada 00/01 quedando a un solo punto del C.F. Palencia. En la Promoción no realiza un buen torneo y es tercero superado por Club Marino de Luanco y C.D. Móstoles, siendo colista la U.D. Xove Lago. En la campaña 01/02 es tercero, llegando al tramo final de la Promoción con opciones de ascender, pero la U.P. Langreo le arrebata el triunfo desplazándole al segundo puesto mientras detrás quedan C.D. Las Rozas y Club Lemos. Después de un par de temporadas más rozando los puestos privilegiados, en la campaña 04/05, tras quedar cuarto casi por los pelos, asciende a Segunda División B al imponerse en Semifinales al C.D. Las Rozas en ambos encuentros; 1-0 en Pucela y 1-2 en la ciudad madrileña, y en la Final al C.D. Lugo, al que vence 4-1 en casa y con el que empata 0-0 en la capital gallega.

En la temporada 05/06 el Real Valladolid C.F. B inicia su segunda etapa en la categoría de bronce, consiguiendo el décimo puesto y esperando aguantar muchas campañas más. En la temporada 06/07, sin embargo, no realiza un buen torneo y concluye decimosexto teniendo que disputar una Eliminatoria de Permanencia que le enfrenta al Valencia Mestalla de la que sale airoso al vencer en la ida 2-1 en casa y empatar 1-1 en Paterna, localidad donde juega el dependiente valencianista.

Sin menos apremios, en la campaña 07/08 es decimocuarto, pero en la siguiente edición, 08/09, realiza un pésimo torneo que le lleva bien pronto a alejarse de la permanencia y a entrar en un fondo de la tabla clasificatoria del cual ya no saldrá refrendando su descenso a Tercera División tras ser decimonoveno. En la edición 09/10, de nuevo en el Grupo VIII castellano-leonés, se muestra como un conjunto poderoso terminando segundo tras los pasos del Burgos C.F., pero en la Promoción es eliminado en Cuartos de Final por el C.D. Llanes; 1-2 en la localidad asturiana y 1-3 en casa después de verse sorprendido en el Anexo al Estadio José Zorrilla.

2010 – 2020

La segunda década del nuevo siglo empieza con un quinto puesto en Liga, perdiendo sus opciones de promocionar, pero en la edición 11/12 con renovadas ilusiones se proclama Campeón y sí consigue el objetivo. En la Eliminatoria de Campeones los pucelanos se ven sobrepasados por el conjunto granadino Loja C.D.; 0-1 en casa y empate 0-0 en la vuelta. El sistema competitivo le permite seguir promocionando resultando eliminado en Semifinales por el Coria C.F.; 3-0 en la localidad sevillana y un insuficiente 1-0 en casa.

En la temporada 12/13 es quinto en el campeonato doméstico, pero en la edición 13/14 llegará el éxito al ser Campeón del Grupo VIII y en la Eliminatoria de Campeones conseguir doblegar a la U.D. Somozas; 3-1 en casa y derrota por 2-1 en la localidad coruñesa, resultados que le permiten ascender por la vía rápida a Segunda División B.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2014

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Historia del Real Valladolid. José Miguel Ortega. El Mundo de Valladolid (1999).
  • Cincuenta años del Real Valladolid Deportivo: 1928-1978. José Miguel Ortega. Editorial Palenque (1978).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.

 

ENLACES EXTERNOS:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Futbol Fuenlabrada, S.A.D.
  • Ciudad: Fuenlabrada
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 5 de junio de 1975
  • Fecha de federación: 1 de septiembre de 1975

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Fuenlabrada (1975- 1999)
  • Club de Fútbol Fuenlabrada, S.A.D. (1999- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

  • 1992/93
  • 2011/12

 

ESTADIO:

estadio Fernando Torres

Estadio Fernando Torres

  • Nombre: Estadio Municipal Fernando Torres
  • Año de inauguración: 2011
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Fernando Torres (2011-)
  • Capacidad: 2.500 espectadores

 

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal La Aldehuela (1975- 2011)
  • Estadio Municipal Fernando Torres (2011- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CF Fuenlabrada

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada a escasa distancia al sur de la capital del estado, la localidad de Fuenlabrada era a finales de los años sesenta un pequeño núcleo que apenas superaba los tres mil habitantes. Carecía de club de fútbol representativo y el equipo dependiente de la Peña Boxística Urtain era su máxima expresión en este deporte. A principios de los años setenta la proliferación de barrios para alojar a la población inmigrante que procedía de otras regiones hizo que duplicase sus habitantes, surgiendo en 1971 y desde la barriada de Belén, el Club de Fútbol San Esteban, entidad que llevaba el nombre del patrón local y que vestía camisa blanquiazul con pantalón azul. Como terreno de juego empezó a emplear el Campo de la Aldehuela, muy próximo al cementerio municipal, instalaciones que serían cerradas poco después.

En la temporada 74/75 el C.F. San Esteban compite como club aherido a la Federación Castellana, mientras el número de habitantes continúa disparándose a pasos agigantados. Esa misma campaña y concretamente en 1974, es fundado la Agrupación Deportiva Fuenlabrada, conjunto que viste enteramente de azul y que compartirá el por entonces rudimentario Campo de La Aldehuela.

HISTORIA DEL CLUB:

1975 – 1980

La Ag.D. Fuenlabrada pretende convertirse en el máximo representante local, pero la existencia del C.F. San Esteban supone un gran contratiempo por su mayor solera. Condenados a entenderse ambas directivas empiezan a contactar para estudiar la posibilidad de fusionarse en uno solo de nuevo cuño, surgiendo así el Club de Fútbol Fuenlabrada quien adopta como color el azul absoluto para todo su uniforme. La sociedad fuenlabreña es presidida por Juan Francisco Polidura y seguirá haciendo uso del Campo de La Aldehuela, inscribiéndose en la Federación Castellana el 1 de septiembre y debutando en Tercera Regional Ordinaria en la campaña 75/76. El nacimiento del club azulón no viene solo y con él surge el Atlético Fuenlabrada, club presidido por Félix Galbán del Peso que permanece inicialmente como adherido y filial del primero, adquiriendo años después el nombre de Racing Fuenlabrada.

Ascendido a Tercera Regional Preferente, la sociedad consigue al término de la sesión 76/77 encadenar su segundo ascenso consecutivo, en este caso a Segunda Regional, categoría en la que compite hasta la edición 79/80 cuando consigue su tercer ascenso en breve tiempo, ahora a Primera Regional.

1980 – 1990

Con más de sesenta mil habitantes, a principios de los años ochenta Fuenlabrada es un municipio pujante cuyo principal club aspira a escalar peldaños para situarse cuanto antes en Categoría Nacional. Tras dos temporadas consecutivas en Primera Regional, en la campaña 82/83 consigue debutar en Regional Preferente, categoría en la cual se mantiene durante cuatro campañas hasta que al término de la sesión 85/86 consigue ascender a Tercera División tras ser subcampeón precedido por el Getafe C.F.

El estreno en Categoría Nacional se produce en la campaña 86/87 con Julián Pérez Escolar en la presidencia y finalizando decimoctavo en un grupo donde se mezclan sociedades madrileñas y castellano-manchegas. Esta posición le obliga a promocionar para mantener la categoría dado que el Grupo VII de la categoría pasará en la edición siguiente a estar formado íntegramente por clubs madrileños. El C.F. Fuenlabrada se enfrenta al octavo clasificado en Regional Preferente C.D. El Álamo, aspirante al que supera al imponerse 4-1 en casa y empatar en la vuelta 0-0. Alertado por el sobresalto, confecciona una buena plantilla que en los años siguientes es sexta en la campaña 87/88 y quinta en la 88/89, mejorando ostensiblemente con la consecución del subcampeonato de la sesión 89/90 tras un reñido torneo con el C.D. Móstoles quien finalmente asciende directamente a Segunda División B.

1990 – 2000

En 1990 la RFEF modifica las reglas para ascender a Segunda División B creando unas eliminatorias donde adquirirá nueva categoría el primer clasificado de los cuatro que contenga cada uno de los grupos designados por razones geográficas. En la campaña 90/91 el club azulón es segundo con algo distancia respecto al líder Real Madrid C.F. C, disputando su primera Fase de Ascenso a la categoría de bronce en la que es tercero superado por S.D. Fabril y Caudal Deportivo, siendo última la S.D. Almazán.

Con la temporada 91/92 llega un gran bajón que le lleva a ser décimo sin opciones a poder promocionar. En la sesión 92/93 cuaja un excelente campeonato que le hace ser Campeón por primera vez en su historia del grupo madrileño, con tan solo cuatro derrotas. La ilusión por conseguir el ascenso es enorme, pero lamentablemente en la Promoción sucumbe al ser tercero tras U.P. Langreo y Villalonga F.C., siendo colista el C.D. Laguna vallisoletano.

En el torneo 93/94 es subcampeón a cuatro puntos del líder Aranjuez C.F., realizando ahora sí una buena Promoción que le hace ascender a Segunda División B, aunque empatado a puntos y gracias al gol average con la sociedad coruñesa Bergantiños F.C., completando el grupo Club Marino de Luanco y S.D. Hullera Vasco-Leonesa. El debut y estreno en Segunda División B se produce en la temporada 94/95 dentro del Grupo I, finalizando decimosexto entre madrileños, canarios, astures y gallegos. Este puesto le obliga a disputar una Promoción de Permanencia a encuentro único disputado en la localidad de Tudela que le enfrenta al Club Gimnástic de Tarragona, rival al que vence por 2-1 salvando la categoría.

En la temporada siguiente, 95/96, es undécimo, siendo la campaña 96/97 la mejor de la década de los noventa en cuanto a que es protagonista al convertirse en el club revelación quedando sexto a tan solo dos puntos de poder entrar en la Promoción a Segunda División A. Este paso marca un punto de inflexión, pues a partir de entonces va perdiendo potencial y cada sesión retrocede en la clasificación, siendo noveno en la temporada 97/98, octavo en la 98/99 y decimotercero en la 99/00, culminándose en 1999 la transformación del club madrileño en Sociedad Anónima Deportiva, un paso hacia el futuro que supone adoptar el nuevo nombre de Club de Fútbol Fuenlabrada SAD.

2000 – 2010

El cambio de siglo no lo inicia con buen pie y siguiendo con la tendencia iniciada algunas temporadas atrás culmina su participación con un decimosexto puesto en la sesión 00/01. Este resultado le obliga a disputar una nueva Promoción de Permanencia de la que sale malparado, pues en la primera eliminatoria cae ante el Algeciras C.F. tras sendos empates a uno y derrota en los penaltis, y en la Final empata 0-0 con el C.D. Binéfar en tierras oscenses y 1-1 en casa, descendiendo a Tercera División por el valor doble de los goles encajados a domicilio.

El regreso a Tercera División abre un tiempo de espera en la intención de recuperar la categoría perdida recientemente, pues dos son las temporadas en las que militará en esta división. En la primera se queda a escasos puntos de la Promoción, finalizando quinto, para ser tercero en la 02/03 a tan solo dos puntos del líder U.D. San Sebastián de Los Reyes, consiguiendo en la Promoción auparse con el campeonato y ascender nuevamente a Segunda División B tras un torneo muy reñido en el que iguala a puntos con el Club Rápido Bouzas, quedando atrás Caudal Deportivo y C.F. Promesas Ponferrada.

El segundo ciclo en la categoría de bronce empieza con la temporada 03/04, consiguiendo finalizar el campeonato con un meritorio noveno puesto. Sin embargo, en la campaña siguiente, 04/05, las cosas no ruedan tan bien y se acaba decimosexto. Como en la anterior ocasión, el C.F. Fuenlabrada SAD se ve obligado a disputar una nueva Promoción de Permanencia, consiguiendo superar el trance al eliminar al Talavera C.F.; 2-1 en La Aldehuela y 2-2 en la localidad toledana.

Después del susto la directiva azulona realiza una serie de mejoras en la plantilla y en la sesión 05/06 consiguen ser sextos ante la sorpresa de muchos rivales, éxito que no repite en la edición 06/07 al finalizar décimo y que se verá deslucido con el descenso a Tercera División durante la campaña 07/08 al ser decimoctavo tras un mal torneo. El reencuentro con el cuarto nivel no es satisfactorio y los madrileños no dan con la clave para hacer un buen fútbol, terminando décimos en la sesión 08/09, clasificación que verán mejorada en la siguiente temporada con el quinto puesto, escapándose la Promoción por poco margen.

2010 – 2020

La década de los años diez del s.XXI contempla a una plantilla desdibujada que retrocede plazas en la tabla al ser octava en la temporada inicial 10/11, puesto que será sobrepasado con firmeza en la edición 11/12 cuando de la mano del técnico Antolín Gonzalo y siendo presidente Miguel Ángel Arto se consiga el Campeonato brillantemente. El difícil compromiso de la Promoción de Campeones no es saldado con éxito puesto que el C.D. Marino canario les supera en ambos encuentros con el mismo resultado; 1-2 en casa y 2-1 en la localidad de Arona. Las opciones de ascenso no se detienen en esta eliminatoria y el club madrileño se enfrenta en Semifinales al C.C.D. Cerceda; 2-1 en la localidad coruñesa y 2-0 en casa que le hacen pasar a una Final donde consigue el ascenso a Segunda División B tras superar con holgura al Coria C.F.; 0-3 en la localidad sevillana y 1-0 en un abarrotado Estadio Fernando Torres, terreno de juego inaugurado el 1 de septiembre de 2011 en encuentro frente al Club Atlético de Madrid SAD con derrota por 0-3.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

escudo Gimnastica Segoviana CF
DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Gimnástica Segoviana Club de Fútbol
  • Ciudad: Segovia
  • Provincia: Segovia
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 28 de junio de 1928
  • Fecha de federación: 1934

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Sociedad Deportiva Gimnástica Segoviana (1928- 2006)
  • Gimnástica Segoviana Club de Fútbol (2006- )

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 2003/04
  • 2005/06
  • 2016/17

ESTADIO:

estadio La Albuera

  • Nombre: Estadio Municipal La Albuera
  • Año de inauguración: 1977
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal La Albuera (1977-)
  • Capacidad: 6.000 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de La Dehesa (1928-1932)
  • Campo de Chamberí (1932-1942)
  • Campo de El Peñascal (1944-1977)

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

La introducción del fútbol en la histórica ciudad de Segovia se produce a principios del siglo pasado y más concretamente en 1907, cuando los cadetes de la Academia de Artillería sita en la localidad inician su práctica, casi con total seguridad, aprendida en los distintos campos existentes en la cercana capital madrileña en donde ya existen varias sociedades que gozan de prestigiosa fama. El fútbol se convierte en esos tiempos en un deporte muy apreciado por los militares quienes llenan con él sus ratos de ocio, hasta que la iniciativa alcanza más altas instancias y se crea un equipo que representa al cuerpo.

Por circunstancias todavía desconocidas, varias fueron las academias militares que fueron invitadas a participar en el Campeonato de España de 1911 disputado en Bilbao, máxime cuando eran sociedades que no estaban debidamente registradas en la Federación Española, inscribiéndose en el número de cuatro, Academia de Artillería de Segovia, Academia de Caballería de Valladolid, Academia de Infantería de Toledo y la Academia de Ingenieros de Guadalajara. De todas ellas tan solo concurrieron las tres primeras, declinando su participación en el último instante la de Ingenieros de Guadalajara. El equipo segoviano se enfrentó en la primera eliminatoria al Bilbao F.C., perdiendo 1-2 y quedando apeado del torneo. Posteriormente y en 1913 la nueva RFEF crea un campeonato nacional exclusivo para las academias militares, fundando la segoviana una Sociedad Deportiva que construye un terreno de juego en el mismo recinto militar denominado La Dehesa. Desde esta fecha hacia delante, el fútbol en la ciudad será patrimonio de los militares y la población civil se mantendrá al margen hasta ya iniciados los años veinte.

Con el cambio de década y ante la importancia que este deporte esta adquiriendo en el resto del país, numerosos son los segovianos que ocasionalmente y bajo lazos de amistad, entre 1922 y 1923 crean efímeros equipos que compiten entre ellos con la escusa de practicar deporte y divertirse, caso del Sporting Club, el Internacional, el Ugarte F.C., el Racing Club de Segovia, el Club de los 25, el Cañón Club, el Stadium, el Iberia, el Hispania, el Goma, el Castilla, el de las Juventudes Antonianas ó el Conejo Blanco entre otros.

En 1922 surge la Cultural y Deportiva Segoviana, primer club medianamente organizado y con visos de adquirir seriedad, formado por civiles segovianos que junto a la S.D. Academia de Artillería extenderán la práctica del fútbol en la ciudad consiguiendo los primeros jugar en el Campo de Baterías o de La Dehesa, cedido por la Academia. Ambos compartirán peripecias y numerosos serán los encuentros que disputarán en el Campo de la Dehesa, teniendo como contrincantes de su altura al Athletic Club Segoviano, hasta que poco tiempo después desaparezcan los primeros al carecer de un terreno propio donde desenvolverse. Poco tiempo después surge desde el Colegio de los Jesuitas un nuevo club integrado completamente por alumnos, el Racing Club Luises, sociedad que se enfrentará a clubs de otras localidades de la provincia y que posteriormente se convertirá en Racing Club Segoviano tras fusionarse con el Castilla.

HISTORIA DEL CLUB:

1928 – 1930

La fundación del club que nos ocupa tiene lugar en la peluquería de Eusebio del Barrio, lugar donde varios aficionados se dan cita frecuentemente y donde se comenta la posibilidad de crear un club que represente a la ciudad. Las conversaciones dan paso a la realidad y el 28 de junio de 1928 se crea oficialmente la S.D. Gimnástica Segoviana que viste camisa verdiblanca, siendo Francisco del Barrio elegido primer presidente aunque el club, dada su precariedad, carece de campo de fútbol propio y ha de conformarse con el de La Dehesa, con las dimensiones al margen de lo que marca la Ley.

1930 – 1940

Este contratiempo es determinante en su crecimiento y aunque se enfrenta a clubs de otras localidades disponiendo de terreno, no es aceptado su ingreso en la Federación Castellano-Leonesa. En 1932 construye un campo cerrado en el barrio de Chamberí inaugurado el 28 de junio, primer paso para federarse y competir oficialmente, pero se da la circunstancia que la Federación Castellano-Leonesa esta expirando. Ese mismo año las provincias que daban vida a esta federación ingresan en la Federación del Centro, la cual a partir de entonces pasa a denominarse Federación Castellana. En 1934 la S.D. Gimnástica Segoviana estrena indumentaria adoptando camisa azulgrana con pantalón azul y decide inscribirse en la Federación Castellana formando parte de la Segunda Categoría de la edición 34/35 junto a clubs vallisoletanos preferentemente, declinando su participación en la temporada 35/36 por lo largo de los desplazamientos y limitándose a jugar en encuentros amistosos.

1940 – 1950

Tras la finalización del conflicto tan solo subsisten el Racing Club Segoviano y la S.D. Gimnástica Segoviana, aunque ambos no pueden hacer uso de sus respectivos campos, el racinguista por haber vendido el Campo de Jauja a una empresa industrial y el gimnástico Campo de Chamberí por estar ocupado por vehículos militares. Se decide fusionar ambas entidades bajo la denominación de Segovia F.C., pero finalmente la retirada de los vehículos de Chamberí en marzo de 1940 y la negativa federativa a dar permiso para emplear dicho nombre, permite dar continuidad a los gimnásticos que integran bajo su estructura al Racing Club Segoviano participando ya conjuntamente en el Campeonato Mancomunado de Castilla en el cual se inscribe el 28 de mayo de 1940, el de aficionados de España, en la Copa de Castilla y en el popular Trofeo Primavera durante las temporadas 40/41 y 41/42.

En 1942 el Campo de Chamberí pasa a manos del Frente de Juventudes, quedándose los gimnásticos sin terreno de juego y tener que deambular por Valladolid para medirse a otros clubs en los distintos torneos donde participa. En 1943 la FEF decide relanzar la Tercera División para dar cobijo a los clubs modestos, pero el club azulgrana (que en estos momentos de austeridad viste camisa blanca y pantalón azul), pese a pertenecer a una capital provincial y disponer de buenos mimbres, no puede hacerse partícipe al carecer de campo de juego. Ese año se inician las obras del nuevo estadio comenzándose en abril e inaugurándose  un año después, el dia 23 de abril de 1944 con un encuentro entre la Gimnástica y el Regimiento nº 41 con resultado final de 3-4.

El Campo de El Peñascal (también conocido como Los Peñascales) sirve para que el club participe como invitado en Tercera División durante la temporada 44/45 pese a no haber reunido los suficientes méritos deportivos, finalizando sexto. En la campaña 45/46 será décimo y sorprendentemente tercero en la 46/47, siendo sexto en la 47/48 y decimotercero en la edición 48/49. En 1949 la situación financiera de los azulgranas es crítica y no pueden hacer efectivas las cuotas federativas, ante lo cual es apartado y sancionado de participar en cualquier competición siendo ocupada su vacante por el C.D. Valdepeñas. Cabe destacar que durante el final de los años cuarenta, Segovia parece un hervidero futbolístico con gran presencia de clubs que comparten destino con la entidad azulgrana, caso del C.D. Imperial, el C.D. Rayo, el C.D. Español, el Club Anís Castellana, el C.D. Cruz Blanca y el C.D. La Granja. Todos ellos desaparecerán más tarde.

1950 – 1960

En 1950 los azulgranas consiguen satisfacer las cuotas federativas y son readmitidos en Tercera División, quedando octavos en la campaña 50/51 y decimoquintos en la 51/52, un puesto que les conducían al descenso. Sin embargo la ampliación que iba a sufrir la categoría albergaba ciertas esperanzas de tener continuidad en ella, frustradas radicalmente al deber dinero y no pagar, motivos que le condenan a Regional. En Regional se encuentra con otro club segoviano, el C.D. Acueducto, fundado en 1930 y que tras reaparecer en 1939 después de la Guerra, volvía a inscribirse en 1953 como club federado. Tras dos temporadas consecutivas en Primera Regional, la entidad azulgrana segoviana consigue tener superávit y es invitada a participar nuevamente en Tercera División, iniciando un tránsito esta vez no tan complicado en lo económico, pese a recibir una sanción en la campaña 55/56 por alineación indebida. En la temporada 57/58 desciende a Primera Regional pese a quedar decimoséptimo al ser reestructurada la categoría, concluyendo la década alejado de Categoría Nacional.

1960 – 1970

Iniciados los años sesenta continúa en Regional hasta que se proclama Campeón en la Liga 61/62 y consigue ascender a Tercera División. Pensando en el futuro decide crear un equipo juvenil para fomentar la cantera y no depender tanto de los jugadores procedentes de Madrid, iniciándose un ciclo de ocho campañas consecutivas en la categoría. Durante esos años la Gimnástica cuenta con muy buenas plantillas y en la temporada 67/68 se anda muy cerca del ascenso tras ser tercero en el campeonato. Sin embargo los planes que la RFEF tiene con la categoría van a actuar en su contra, ingresando en la edición 68/69 en un complicado grupo con castellanos, extremeños y tinerfeños que le relega al decimoctavo puesto. En la temporada 69/70 la RFEF anuncia que los primeros ocho clasificados tendrán continuidad, perdiendo los azulgranas su plaza al ser decimoctavos nuevamente.

1970 – 1980

Los años setenta son un calvario para los segovianos puesto que en la campaña 70/71 se encuentran sumidos en Primera Regional, disfrutando eso sí de jugar con el C.D. Acueducto, pero con unas plantilla escasa de calidad que le conduce a rozar el descenso a Segunda Regional en la edición 71/72. La creación de la Regional Preferente en 1973 le condena a perder una categoría más, puesto que no sobrepasa el corte para insertarse en ella. Se renuncia a los caros jugadores madrileños y se confecciona una plantilla autóctona que se proclama Campeona en la sesión 73/74 ascendiendo a Preferente.

A partir de entonces se convierte en un club ascensor y sus presencias tanto en  Primera Regional como en Preferente serán asiduas en lo que resta de década, destacando en estos años la inauguración del nuevo Estadio de La Albuera (estrenado el 27 de junio de 1977 con un encuentro de juveniles entre la Selección de Segovia y la Selección de Cuenca con resultado final de 1-2), aunque el club alternase durante la sesión 77/78 los dos campos y no hiciese uso exclusivo de este hasta la temporada 78/79.

1980 – 1990

Los años ochenta van a proporcionar un giro deportivo en la sociedad, abandonándose al fin la categoría Regional tras superar la Preferente al término de la campaña 81/82 y conseguir el ansiado ascenso a Tercera División. Con este éxito se inicia una larga estancia en el cuarto nivel del fútbol nacional, siendo su estancia durante esta década fructífera por cuando se recupera una categoría que por afición se merece y en la que deportivamente se encuentra más a gusto a pesar de que siempre se encuentra alejado de las primeras plazas y de que su mejor clasificación es el quinto puesto obtenido en la temporada 85/86. En 1983 mediante asamblea se decide permutar el uniforme pasando a lucir camisa celeste con pantalón blanco, un cambio que no gusta y que rápidamente es sustituido en la sesión 84/85 por el tradicional azulgrana.

1990 – 2000

La década de los años noventa supone la vuelta de la S.D. Gimnástica Segoviana a la élite, aunque este paso llegará al final y previamente pasarán muchas cosas antes de tal suceso. Inicialmente la temporada 90/91 no es satisfactoria al ser decimoquinto, mejorando ostensiblemente en las siguientes campañas en las que se alcanza la séptima y sexta plaza en distintas ocasiones, pero en las que no se llegan a rematar las aspiraciones de la entidad cuales pasan por clasificarse entre los cuatro primeros para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División B.

Por si fuera poco en la sesión 96/97 a punto se está de perder la categoría, recibiéndose un serio aviso de que hay que mejorar. Dicho y hecho en la edición 97/98 se confecciona una gran plantilla y se logra el subcampeonato de Liga quedando a un solo punto del líder C.F. Palencia. Este puesto le permite promocionar, pero a pesar de ganar todos los partidos de casa en la Liguilla, fuera no corre igual fortuna viéndose al final superado por el C.D. Lealtad quien asciende. Atrás quedan Betanzos C.F. y Real Madrid C.F. C.

En la temporada 98/99 resulta igualmente subcampeón, en esta ocasión tras el Zamora C.F., situado a cuatro puntos de distancia. Sin embargo la experiencia del año anterior más algunos retoques en la plantilla hacen que esta vez sí se alcance el objetivo tras una buena Liguilla en la que se supera a C.P. Amorós, de Madrid, Club Marino de Luanco y C.C.D. Cerceda, ascendiendo a Segunda División B por primera vez en su historia y disfrutando de un tercer nivel nacional del que no hacía gala desde hacía treinta años. En la temporada 99/00 se debuta en Segunda División B con una plantilla remozada y con las ilusiones lógicas de empezar en una nueva categoría. Sin embargo las expectativas no se cumplen y el objetivo de la permanencia queda lejos nada más iniciarse el campeonato en el cual se ve que la plantilla, pese a los refuerzos, es de escaso nivel para el reto. Al final son penúltimos y regresan a Tercera División.

2000 – 2010

El regreso a la última de las Categorías Nacionales deja en el aire una corriente de frustración que necesita ser reparada lo antes posible. La directiva azulgrana confecciona plantillas para garantizar el retorno, pero este se resiste más de la cuenta pese a las buenas maneras y perspectivas que se depositan. En la temporada 00/01 queda cuarto en la Liga regular y en la Promoción es superado por Real Oviedo C.F. B y C.F. Rayo Majadahonda, quedando último el Ponte Ourense C.F. En la campaña 01/02 es subcampeón tras el Real Avila C.F., pero de nuevo la Promoción le es adversa y cumple un mal papel al quedar colista con tan solo un punto tras Ribadesella C.F., U.D. San Sebastián de los Reyes y Betanzos C.F.

En la sesión 02/03 queda séptimo, tras una decepcionante campaña, pero en la siguiente 03/04 se proclama Campeón por vez primera de la Tercera División. Tras dominar su campeonato doméstico con holgura llegan las semifinales de la Promoción dea siguiente 03/04 se proclama cs maneras y perspectivas que se depositan. ero este se resiste ascenso a Segunda División B y, a la primera de cambio, tras vencer en Luanco frente al Club Marino por 0-1, cae derrotado de forma inesperada en casa por 1-3 ante la desilusión de la afición local. En la edición 04/05 se obtiene la tercera plaza, a dos puntos de la Ponferradina Promesas C.F., sorprendente Campeón. En esta ocasión es eliminado por el C.D. Móstoles quien le derrota en Segovia 0-1 y en la localidad madrileña por 2-1.

En la temporada 05/06 se vuelve a proclamar Campeón por segunda vez en su historia con una amplia ventaja sobre sus perseguidores. La Promoción en esta ocasión es diferente pues en la Primera Eliminatoria se enfrenta al Getafe C.F. B, al que derrota en ambos encuentros, 0-1 en Getafe y 2-0 en Segovia y en la segunda y Final es superado por el C.D. Lugo, quien le derrota 3-1 en tierras lucenses y empata 1-1 en la ciudad castellana. Terminada la temporada 06/07 es subcampeón tras el C.D. Mirandés, pero en la Promoción es eliminado en semifinales por el C.D. Villa de Santa Brígida tras empatar 0-0 en las islas y 2-2 en casa ante una nueva decepción de su hinchada que desde 2006 denomina a su club como Gimnástica Segoviana C.F. para corresponder con la política implantada por la Junta de Castilla y León.

En la campaña 07/08 tiene una nueva oportunidad de ascender, la séptima, desbaratándola una vez más tras ser subcampeón de Liga  a gran distancia de un intratable C.D. Mirandés. En esta ocasión es el C.F. Villanovense quien le apea; 2-1 en la localidad pacense y 1-1 en casa. El infortunio parece adueñarse de los segovianos y en lo que resta de década no se alcanza el objetivo mínimo de jugar la Promoción, saldándose las temporadas 08/09 y 09/10 con dos sendos octavo puesto.

2010 – 2020

La alegría vuelve con el cambio de década cuando la Gimnástica Segoviana C.F. queda tercero en Liga y en la Promoción supera todas las eliminatorias, cayendo de forma consecutiva Arroyo C.P.; 1-2 en la localidad cacereña y 0-0 en casa, S.D. Noja; 2-0 en La Albuera y derrota por 4-2 en la localidad cántabra y finalmente S.D. Logroñés; 0-1 en casa y un inesperado y sorprendente 0-3 en la capital riojana que le proporciona el tan deseado ascenso a Segunda División B. La edición 11/12 es totalmente diferente y los azulgranas no pueden soportar el ritmo impuesto por sus rivales, concluyendo su estancia en la categoría de bronce con un insatisfactorio decimoctavo puesto que les supone el descenso.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva San Sebastián de Los Reyes
  • Ciudad: San Sebastián de Los Reyes
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 1 de septiembre de 1971
  • Fecha de federación: 1971

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Grupo Empresa San Sebastián de Los Reyes Educación y Descanso (1971- 1977)
  • Unión Deportiva San Sebastián de Los Reyes (1977- )

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Tercera División:

  • 2001/02
  • 2002/03
  • 2015/16

ESTADIO:

Estadio Municipal Matapiñonera

  • Nombre: Nuevo Estadio Municipal de Matapiñonera
  • Año de inauguración: 2001
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio Municipal de Matapiñonera (2001-)
  • Capacidad: 3.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal de Matapiñonera (1971- 2000)
  • Campo de Fútbol Municipal Dehesa Boyal (2000-2001)
  • Nuevo Estadio Municipal de Matapiñonera (2001- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD San Sebastian Los Reyes

ESCUDOS:

UNIFORMES:

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Situada en las inmediaciones de Madrid, la localidad de San Sebastián de los Reyes iniciados los años sesenta apenas contaba con dos mil habitantes, convirtiéndose a partir de este momento en un polo migratorio que hizo que su población aumentase considerablemente. En 1967 se construye en su término municipal el Circuito del Jarama y en un primer momento las necesidades deportivas a nivel futbolístico son cubiertas por el C.D. Carranza, una modesta sociedad de barrio fundada en 1968 que todavía hoy en día sigue compitiendo.

HISTORIA DEL CLUB:

1971 – 1980

Comenzado 1971 la localidad se aproxima a los diecisiete mil habitantes y entre los aficionados locales parte la iniciativa de crear un club que represente la localidad en el fútbol castellano a nivel federado, hasta ahora sin presencia, iniciándose los pasos pertinentes para inscribirse en la Obra de Educación y Descanso y percibir la subvención suficiente para constituir el Grupo Empresa San Sebastián de Los Reyes E. y D. el 1 de septiembre de ese año. El club es presidido por Isidoro Rodríguez y emplea como colores camisa blanca con franja horizontal roja y pantalón blanco, siendo su terreno de juego el Estadio Municipal e inscribiéndose de inmediato en la Federación Castellana quien lo ubica en Tercera Regional Ordinaria, la última de las categorías existentes en esas fechas.

El caminar del club franjirrojo por la Regional castellana es pausado, pero firme y tras ser decimocuarto en la campaña de debut 71/72, es cuarto en la siguiente 72/73, compitiendo en Tercera Regional Preferente en la edición 73/74. En la temporada 74/75 da un nuevo paso y se instala en Segunda Regional, categoría en la que militará durante tres ediciones consecutivas hasta que logre el subcampeonato en la sesión 76/77 y consiga ascender a Primera Regional. Tras el ascenso y coincidiendo con la desaparición de Educación y Descanso en 1977, el club adopta el nombre de Unión Deportiva San Sebastián de Los Reyes, manteniendo la categoría plácidamente hasta la temporada 81/82 en la que asciende a Regional Preferente.

1980 – 1990

A principios de los años ochenta la localidad del norte de Madrid ha duplicado su población y a la par su desarrollo industrial. La capacidad económica de su principal sociedad deportiva aumenta considerablemente y la meta trazada por su directiva no es otra que alcanzar la Tercera División. Poniendo un mimbre tras otro la plantilla sansebastianense adquiere calidad y después de unas campañas de aclimatación se consigue el ascenso a Tercera División tras una magnífica temporada 84/85 en la que acaba subcampeón tras el Atlético Tomelloso C.F.

El debut en Categoría Nacional llega en la temporada 85/86 dentro del grupo castellano, realizando un discreto campeonato en el que finaliza decimotercero cumpliendo con el deber de asegurar la permanencia. Durante 1986 la RFEF decide ampliar el número de grupos de Segunda División B pasando de uno a cuatro grupos con ochenta clubs en total y otorga a la Federación Castellana siete plazas en la misma para los siete primeros clasificados durante la sesión 86/87 en base al número de clubs inscritos en dicha federación. El conjunto franjirojo, enterado de la posibilidad que se le presenta, no repara en detalles a la hora de reforzar convenientemente su plantilla consiguiendo ocupar con fortuna la séptima y última plaza y obviamente, ascendiendo con todo merecimiento a la categoría de bronce por primera vez en su corta historia.

El estreno en Segunda División B se realiza en la temporada 87/88 en el Grupo III compuesto por clubs madrileños, castellano-manchegos, andaluces, extremeños y canarios, finalizando decimotercero en un torneo que es todo un desafío para los madrileños. El campeonato 88/89 no es tan cómodo como el anterior y a pesar de luchar por evitarlo, al final obtiene la decimosexta plaza. Dado que la competición estima que el decimosexto clasificado de los cuatro grupos existentes con peores guarismos pierde la categoría y se da la negativa circunstancia que la sociedad franjirroja lo es, desciende a Tercera División. El retorno a la última de las Categorías Nacionales es discreto, ocupando al final de la sesión 89/90 el séptimo puesto.

1990 – 2000

La década de los años noventa tiene un comienzo preocupante y la pérdida de potencial en sus plantillas, al contrario que en las precedentes, es alarmante. En la campaña 90/91 es duodécimo y en la 91/92 casi desciende a Regional Preferente tras ser decimosexto y juguetear con fuego. Alarmados por lo recién ocurrido, efectúan una serie de retoques en la plantilla y en la sesión 92/93 quedan cuartos en el campeonato de Liga, un puesto que con el nuevo sistema de competición les permite entrar en la Promoción. En esta fase se imponen a todos su adversarios y quedan primeros superando a Caudal Deportivo, Viveiro C.F. y Club Atlético Bembibre consiguiendo un nuevo ascenso a Segunda División B.

Su segunda comparecencia en la categoría de bronce será un tanto más prolongada que la anterior, reestrenándose durante la sesión 93/94 en el Grupo I con la décima plaza. En la temporada 94/95 se convierte en la revelación del grupo y se aúpa a la sexta plaza tras haber tenido opciones durante todo el torneo de promocionar y permanecer durante un buen número de jornadas en los puestos de cabeza. Sin embargo la venta de algunos jugadores hace que el nivel descienda en la sesión 95/96 y se acabe en decimoséptimo puesto, quedando a dos puntos de la permanencia y perdiendo la categoría. La estancia en Tercera División sólo va a durar un par de temporadas pues en la campaña 96/97 esta casi a punto de promocionar al ser sexto y en la 97/98 lo consigue tras ser cuarto. Durante este campeonato obtiene el liderato en la Promoción y asciende por tercera vez en su historia a Segunda División B superando a S.D. Ponferradina, S.D. Compostela B y A.D. Universidad de Oviedo.

El tercer ciclo en la categoría de bronce comienza en la temporada 98/99 siendo decimocuarto tras pelear bien duro por obtener la permanencia y abriendo un periodo de tres temporadas en el cual destaca el magnífico sexto puesto de la sesión 99/00, aunque no rematado con una presencia en la Promoción a Segunda División A.

2000 – 2010

El nuevo siglo empieza con un resbalón y como ya sucediese en su etapa anterior se muestra incapaz de sobrepasar tres temporadas consecutivas en la categoría, pues en la edición 00/01 desciende a Tercera División tras ser decimoctavo a pesar de sus diez victorias. En la temporada 01/02 se sobrepone y consigue el campeonato de Liga por vez primera en su historia, un éxito que no corrobora al ser sorprendido en la Promoción por el Ribadesella C.F., superando a Betanzos C.F. y S.D. Gimnástica Segoviana que cierran el grupo. El 2 de enero de 2001 se inaugura el Nuevo Estadio Municipal de Matapiñonera (con un graderío para 1.700 espectadores) con un encuentro de Copa frente al Athletic Club con resultado final de 1-2 para los vizcaínos.

En la campaña 02/03 es nuevamente Campeón, aunque igualado a puntos con el Club Atlético Navalcarnero. En la Promoción se resarce de la frustración anterior y consigue ser primero al superar a Real C.D. de La Coruña B, Real Sporting de Gijón B y C.D Guijuelo. De nuevo en Segunda División B, la temporada 03/04 la inicia con su cuarto ciclo, el más longevo hasta la fecha, siendo decimotercero en el Grupo II, mientras en la sesión 04/05 pasa al Grupo I y es decimocuarto. La U.D. San Sebastián de Los Reyes, conocida popularmente como Sanse, goza durante esos años de una excelente salud económica y sin gastar más de lo necesario subsiste en una categoría deficitaria y problemática donde los futbolistas son en muchas ocasiones caros y las taquillas escasas, produciéndose unos desequilibrios presupuestarios que en más de una ocasión hacen zozobrar a la entidades. El conjunto madrileño consigue ser décimo en la sesión 05/06.

En la temporada 06/07 anda nuevamente cerca de promocionar a superior categoría tras ser sexto en Liga, pero en la campaña 07/08 pierden parte de su potencial y sus resultados se ven ampliamente afectados obteniendo el decimonoveno puesto y perdiendo la categoría. La caída se resiente en el seno del club y en la edición 08/09 no sobrepasa el decimotercero puesto, repitiendo en la sesión 09/10 y manteniéndose muy alejado de los puestos de cabeza.

2010 – 2020

Con el cambio de década llegan de nuevo los éxitos y de forma casi inesperada, pues tras conseguir atrapar la cuarta plaza en Liga casi por los pelos, en la Promoción de Ascenso se impone en todas las eliminatorias y consigue retornar a una categoría que ya le es familiar. En esta fase supera a Villaralbo C.F.; 4-1 en casa y 0-2 en la localidad zamorana, C.C.D. Cerceda; 3-1 en casa y derrota por 1-0 en la localidad coruñesa y C.D. Tudelano en la Final; 2-1 en Matapiñonera y 0-1 en la ciudad navarra. Su comparecencia en el torneo 11/12 es muy sufrido y se teme por su continuidad al ocupar en gran parte del campeonato puestos de descenso. Al final a base de pundonor consigue abandonar la zona dramática y esquiva afortunadamente incluso la Promoción de Permanencia.

Texto: Vicent Masià © 2009

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,