Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

Segunda División A

 

Historial del Club de Fútbol Fuenlabrada, S.A.D.

 

 

Escudo C.F. Fuenlabrada, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club de Fútbol Fuenlabrada, S.A.D.
  • Ciudad: Fuenlabrada
  • Provincia: Madrid
  • Comunidad Autónoma: Comunidad de Madrid
  • Fecha de constitución: 5 de junio de 1975
  • Fecha de federación: 1 de septiembre de 1975

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club de Fútbol Fuenlabrada (1975- 1999)
  • Club de Fútbol Fuenlabrada, S.A.D. (1999- )

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División B:

  • 2018/19

2 Ligas de Tercera División:

  • 1992/93
  • 2011/12

1 Copa de Campeón de Segunda División B:

  • 2018/19

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Fernando Torres
  • Año de inauguración: 2011
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Fernando Torres (2011-)
  • Capacidad: 6.000 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal La Aldehuela (1975- 2011)
  • Estadio Municipal Fernando Torres (2011- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

 

ESCUDOS DEL CLUB DE FÚTBOL FUENLABRADA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DE FÚTBOL FUENLABRADA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN FUENLABRADA:

Situada a escasa distancia al sur de la capital del estado, la localidad de Fuenlabrada era a finales de los años sesenta un pequeño núcleo que apenas superaba los tres mil habitantes. Carecía de club de fútbol representativo y el equipo dependiente de la Peña Boxística Urtain era su máxima expresión en este deporte. A principios de los años setenta la proliferación de barrios para alojar a la población inmigrante que procedía de otras regiones hizo que duplicase sus habitantes, surgiendo en 1971 y desde la barriada de Belén, el Club de Fútbol San Esteban, entidad que llevaba el nombre del patrón local y que vestía camisa blanquiazul con pantalón azul. Como terreno de juego empezó a emplear el Campo de la Aldehuela, muy próximo al cementerio municipal, instalaciones que serían cerradas poco después.

En la temporada 74/75 el C.F. San Esteban compite como club aherido a la Federación Castellana, mientras el número de habitantes continúa disparándose a pasos agigantados. Esa misma campaña y concretamente en 1974, es fundado la Agrupación Deportiva Fuenlabrada, conjunto que viste enteramente de azul y que compartirá el por entonces rudimentario Campo de La Aldehuela.


HISTORIA DEL CLUB:

1975 – 1980

La Ag.D. Fuenlabrada pretende convertirse en el máximo representante local, pero la existencia del C.F. San Esteban supone un gran contratiempo por su mayor solera. Condenados a entenderse ambas directivas empiezan a contactar para estudiar la posibilidad de fusionarse en uno solo de nuevo cuño, surgiendo así el Club de Fútbol Fuenlabrada quien adopta como color el azul absoluto para todo su uniforme. La sociedad fuenlabreña es presidida por Juan Francisco Polidura y seguirá haciendo uso del Campo de La Aldehuela, inscribiéndose en la Federación Castellana el 1 de septiembre y debutando en Tercera Regional Ordinaria en la campaña 75/76. El nacimiento del club azulón no viene solo y con él surge el Atlético Fuenlabrada, club presidido por Félix Galbán del Peso que permanece inicialmente como adherido y filial del primero, adquiriendo años después el nombre de Racing Fuenlabrada.

Ascendido a Tercera Regional Preferente, la sociedad consigue al término de la sesión 76/77 encadenar su segundo ascenso consecutivo, en este caso a Segunda Regional, categoría en la que compite hasta la edición 79/80 cuando consigue su tercer ascenso en breve tiempo, ahora a Primera Regional.

1980 – 1990

Con más de sesenta mil habitantes, a principios de los años ochenta Fuenlabrada es un municipio pujante cuyo principal club aspira a escalar peldaños para situarse cuanto antes en Categoría Nacional. Tras dos temporadas consecutivas en Primera Regional, en la campaña 82/83 consigue debutar en Regional Preferente, categoría en la cual se mantiene durante cuatro campañas hasta que al término de la sesión 85/86 consigue ascender a Tercera División tras ser subcampeón precedido por el Getafe C.F.

El estreno en Categoría Nacional se produce en la campaña 86/87 con Julián Pérez Escolar en la presidencia y finalizando decimoctavo en un grupo donde se mezclan sociedades madrileñas y castellano-manchegas. Esta posición le obliga a promocionar para mantener la categoría dado que el Grupo VII de la categoría pasará en la edición siguiente a estar formado íntegramente por clubs madrileños. El C.F. Fuenlabrada se enfrenta al octavo clasificado en Regional Preferente C.D. El Álamo, aspirante al que supera al imponerse 4-1 en casa y empatar en la vuelta 0-0. Alertado por el sobresalto, confecciona una buena plantilla que en los años siguientes es sexta en la campaña 87/88 y quinta en la 88/89, mejorando ostensiblemente con la consecución del subcampeonato de la sesión 89/90 tras un reñido torneo con el C.D. Móstoles quien finalmente asciende directamente a Segunda División B.

1990 – 2000

En 1990 la RFEF modifica las reglas para ascender a Segunda División B creando unas eliminatorias donde adquirirá nueva categoría el primer clasificado de los cuatro que contenga cada uno de los grupos designados por razones geográficas. En la campaña 90/91 el club azulón es segundo con algo distancia respecto al líder Real Madrid C.F. C, disputando su primera Fase de Ascenso a la categoría de bronce en la que es tercero superado por S.D. Fabril y Caudal Deportivo, siendo última la S.D. Almazán.

Con la temporada 91/92 llega un gran bajón que le lleva a ser décimo sin opciones a poder promocionar. En la sesión 92/93 cuaja un excelente campeonato que le hace ser Campeón por primera vez en su historia del grupo madrileño, con tan solo cuatro derrotas. La ilusión por conseguir el ascenso es enorme, pero lamentablemente en la Promoción sucumbe al ser tercero tras U.P. Langreo y Villalonga F.C., siendo colista el C.D. Laguna vallisoletano.

En el torneo 93/94 es subcampeón a cuatro puntos del líder Aranjuez C.F., realizando ahora sí una buena Promoción que le hace ascender a Segunda División B, aunque empatado a puntos y gracias al gol average con la sociedad coruñesa Bergantiños F.C., completando el grupo Club Marino de Luanco y S.D. Hullera Vasco-Leonesa. El debut y estreno en Segunda División B se produce en la temporada 94/95 dentro del Grupo I, finalizando decimosexto entre madrileños, canarios, astures y gallegos. Este puesto le obliga a disputar una Promoción de Permanencia a encuentro único disputado en la localidad de Tudela que le enfrenta al Club Gimnástic de Tarragona, rival al que vence por 2-1 salvando la categoría.

En la temporada siguiente, 95/96, es undécimo, siendo la campaña 96/97 la mejor de la década de los noventa en cuanto a que es protagonista al convertirse en el club revelación quedando sexto a tan solo dos puntos de poder entrar en la Promoción a Segunda División A. Este paso marca un punto de inflexión, pues a partir de entonces va perdiendo potencial y cada sesión retrocede en la clasificación, siendo noveno en la temporada 97/98, octavo en la 98/99 y decimotercero en la 99/00, culminándose en 1999 la transformación del club madrileño en Sociedad Anónima Deportiva, un paso hacia el futuro que supone adoptar el nuevo nombre de Club de Fútbol Fuenlabrada SAD.

2000 – 2010

El cambio de siglo no lo inicia con buen pie y siguiendo con la tendencia iniciada algunas temporadas atrás culmina su participación con un decimosexto puesto en la sesión 00/01. Este resultado le obliga a disputar una nueva Promoción de Permanencia de la que sale malparado, pues en la primera eliminatoria cae ante el Algeciras C.F. tras sendos empates a uno y derrota en los penaltis, y en la Final empata 0-0 con el C.D. Binéfar en tierras oscenses y 1-1 en casa, descendiendo a Tercera División por el valor doble de los goles encajados a domicilio.

El regreso a Tercera División abre un tiempo de espera en la intención de recuperar la categoría perdida recientemente, pues dos son las temporadas en las que militará en esta división. En la primera se queda a escasos puntos de la Promoción, finalizando quinto, para ser tercero en la 02/03 a tan solo dos puntos del líder U.D. San Sebastián de Los Reyes, consiguiendo en la Promoción auparse con el campeonato y ascender nuevamente a Segunda División B tras un torneo muy reñido en el que iguala a puntos con el Club Rápido Bouzas, quedando atrás Caudal Deportivo y C.F. Promesas Ponferrada.

El segundo ciclo en la categoría de bronce empieza con la temporada 03/04, consiguiendo finalizar el campeonato con un meritorio noveno puesto. Sin embargo, en la campaña siguiente, 04/05, las cosas no ruedan tan bien y se acaba decimosexto. Como en la anterior ocasión, el C.F. Fuenlabrada SAD se ve obligado a disputar una nueva Promoción de Permanencia, consiguiendo superar el trance al eliminar al Talavera C.F.; 2-1 en La Aldehuela y 2-2 en la localidad toledana.

Después del susto la directiva azulona realiza una serie de mejoras en la plantilla y en la sesión 05/06 consiguen ser sextos ante la sorpresa de muchos rivales, éxito que no repite en la edición 06/07 al finalizar décimo y que se verá deslucido con el descenso a Tercera División durante la campaña 07/08 al ser decimoctavo tras un mal torneo. El reencuentro con el cuarto nivel no es satisfactorio y los madrileños no dan con la clave para hacer un buen fútbol, terminando décimos en la sesión 08/09, clasificación que verán mejorada en la siguiente temporada con el quinto puesto, escapándose la Promoción por poco margen.

2010 – 2020

La década de los años diez del s.XXI contempla en su inicio a un club ambicioso que se haya inmerso en una categoría como la Tercera División que no le corresponde y de la cual pretende salir lo antes posible. El reto no será fácil, al menos en su primer intento pues en la temporada 10/11, con una plantilla de la que se esperaba más, se concluye en octavo puesto. En la campaña 11/12, bajo la presidencia de Miguel Ángel Arto y la dirección del técnico Antolín Gonzalo, el equipo da un paso al frente y se refuerza en todas sus líneas con la meta fijada en el ascenso. El campeonato del Grupo VII madrileño es dominado con holgura alcanzándose el primer puesto y, con ello, el título, accediendo a una Eliminatoria de Campeones donde el compromiso no es saldado con éxito dado que en su camino se cruza el C.D. Marino canario quien les supera en ambos encuentros con el mismo resultado; 1-2 en casa y 2-1 en la localidad de Arona. Las opciones de ascenso, a consecuencia del sistema competitivo, no se detienen en esta eliminatoria y el club madrileño se enfrenta en Semifinales al C.C.D. Cerceda; 2-1 en la localidad coruñesa y 2-0 en casa le permiten pasar a una Final donde consigue el ascenso a Segunda División B tras superar con holgura al Coria C.F.; 0-3 en la localidad sevillana y de nuevo victoria, en esta ocasión por 1-0, en un abarrotado Estadio Fernando Torres, nuevo terreno de juego inaugurado el 1 de septiembre de 2011 en encuentro frente al Club Atlético de Madrid SAD con derrota por 0-3 que sustituye al viejo Campo de La Aldehuela.

Acomodado en el Grupo I de Segunda División B donde compiten los clubs gallegos, asturianos, madrileños, castellano-leoneses y canarios, la edición 12/13 es bastante satisfactoria puesto que, con un equipo apañado, se concluye en sexto puesto andando muy cerca de los puestos de promoción. En la sesión 13/14 los clubs madrileños pasan al Grupo II donde les esperan clubs vascos, canarios, navarros, aragoneses y castellano-manchegos deseándose realizar un buen papel. El torneo, desarrollado con gran ilusión, depara por segunda vez consecutiva un sexto puesto final aunque en esta oportunidad tan sólo dos son los puntos que le separan de la Promoción. Llegada la temporada 14/15, el Grupo II conserva la misma estructura del curso anterior respecto al origen de los participantes no cumpliéndose las expectativas de los azulones dado que, primero de la mano del técnico Emilio Ferreras y luego de José Luis Navarro, en un mediocre torneo el C.F. Fuenlabrada queda decimosegundo fijándose más en los puestos de cola que en los de cabecera.

Avanzada la primavera de 2015 el joven empresario Jonathan Praena sustituye en la presidencia a Ramón Fernández poniéndose como objetivo profesionalizar el club e intentar, a corto plazo, ascender a Segunda División. En su primera tentativa de la temporada 15/16, con un plantel hecho al que se incorporan algunos futbolistas, dentro del Grupo II se concluye en decimoprimero puesto llegando en el verano de 2016 una revolución con la suma de destacados futbolistas que refuerzan considerablemente la plantilla azulona. Empezada la campaña 16/17, sin embargo, las ilusiones depositadas no cuajan y Josip Visjnic, técnico serbio del campeonato anterior, es relevado por Antonio Calderón con quien, poco a poco, se endereza el rumbo manteniendo un intenso duelo con el Albacete Balompié, postrero campeón. Clasificado en segundo puesto, el conjunto madrileño accede por primera vez en su historia a disputar una Fase de Ascenso a Segunda División, torneo en el que, sin demasiada fortuna, es apeado en Cuartos por el C.F. Villanovense al ser derrotado en la localidad pacense de Villanueva de la Serena por 1-0 en el encuentro de ida y, una semana después, de nuevo por 0-1 ante su parroquia.

Con la edición 17/18 los clubs madrileños de Segunda División B pasan a formar parte del Grupo I donde participan los clubs gallegos, castellano-leoneses y castellano.manchegos. El objetivo es quedar entre los cuatro primeros y con un presupuesto mayor que el de apenas unos años atrás, en una Liga muy competida se es tercero precedido por C.F. Rayo Majadahonda y Real Club Deportivo Fabril empezando el campeonato Antonio Calderón hasta que, a pocas jornadas del final, es relevado por Eloy Jiménez. Clasificado para la Promoción de Ascenso, en esta fase consigue eliminar a la Real Sociedad de Fútbol “B” en Cuartos de Final al empatar 0-0 en casa y 1-1 en la capital vasca accediendo a Semifinales por el valor doble de los goles a domicilio, ronda donde no consigue superar a un Villarreal C.F. “B” con quien empata 0-0 en casa y es derrotado en la localidad castellonense por 2-0 terminando su participación en esta competición. En la sesión 18/19 la directiva que preside Jonathan Praena decide hacerse con los servicios del técnico Baldomero Hermoso “Mere” con el que se piensa estar lo más arriba posible. El preparador gaditano no decepciona y los azulones, líderes del Grupo I durante gran parte de la Liga, finalmente conquistan su primer título de la categoría sumando veinte victorias, once empates y siete derrotas, algo impensable apenas cinco años antes. El primer puesto permite soñar con el ascenso a la división de plata del fútbol nacional, máxime al contar con una de las mejores defensas de los cuatro grupos, debiéndose jugar el todo por el todo ante el histórico Real Club Recreativo de Huelva, el Campeón del Grupo IV. Tras un excelente resultado de 3-0 en el encuentro de ida con tantos de Hugo Fraile, José Fran y Randy, en el encuentro de vuelta disputado en la capital andaluza los azulones consiguen empatar 1-1 con tanto de Juanma, guarismos con lo que el C.F. Fuenlabrada consigue el ascenso por la puerta grande a Segunda División, categoría en la cual nunca antes se ha militado.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Extremadura Unión Deportiva, S.A.D.

 

 

Escudo Extremadura U.D., S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Extremadura Unión Deportiva, S.A.D.
  • Ciudad: Almendralejo
  • Provincia: Badajoz
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Fecha de constitución: agosto de 2007
  • Fecha de federación: agosto de 2007

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Extremadura Unión Deportiva (2007-2019)
  • Extremadura Unión Deportiva, S.A.D. (2019 -)

 

TÍTULOS NACIONALES:

2 Ligas de Tercera División:

    • 2012/13
    • 2015/16

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de Fútbol Francisco de la Hera
  • Año de inauguración: 1996
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de Fútbol Francisco de la Hera (1996-)
  • Capacidad: 11.580 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio de Fútbol Francisco de la Hera (2007-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

 

ESCUDOS DEL EXTREMADURA UNIÓN DEPORTIVA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Extremadura Union Deportiva

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL EXTREMADURA UNIÓN DEPORTIVA. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALMENDRALEJO:

Emplazada en la comarca pacense de Tierra de Barros, de la que ejerce de capital, centro comercial y cultural, la ciudad de Almendralejo es una dinámica localidad que en las últimas décadas ha experimentado un notable crecimiento poblacional debido a cierta industrialización y el empuje de sus habitantes, destacando entre otros, la existencia de importantes bodegas dedicadas a la explotación vinícola y, en los últimos tiempos, cierta dedicación al cava cultivando excelentes muestras.

Respecto al fútbol y su relación con este deporte, tiene el honor la ciudad de Almendralejo de haber sido la segunda localidad extremeña en contar con un club en Primera División. Todo comenzó recién estrenada la década de los años veinte cuando ya en 1921 los jóvenes almendralejos jugaban en las eras inmediatas a la localidad, creándose el primer club en 1924 bajo el nombre de Extremadura Foot-ball Club, sociedad la cual con el paso de los años llegaría a ser el principal club extremeño de fútbol por delante incluso del más representativo de las capitales regionales.

Este club que inicialmente vestía camisa rojinegra con pantalón negro formó parte de la Federación Extremeña desde su fundación en 1924 hasta 1932, año en el que conjuntamente junto a Huelva conforman la Federación del Oeste perdurando hasta 1935 en el cual los clubs onubenses se reintegran en la Federación Regional del Sur. El Extremadura F.C. sin embargo, se mantuvo ajeno a esta nueva federación y declinó participar en ella alegando lo costoso de los desplazamientos, manteniéndose activo pero sin estar federado y recordando en la memoria que desde sus inicios fue un club de Primera Categoría, y aunque no obtuvo título regional alguno, sí fue uno de los actores más destacados. En el año 1939 tras la Guerra Civil ingresa en la Federación Extremeña nuevamente, adoptando el nombre de Club de Fútbol Extremadura a partir de 1941 conforme a la nueva Ley que prohíbe los extranjerismos. En 1942, junto al resto de sociedades extremeñas activas, pasa a la Federación Regional del Sur formando parte junto a clubs andaluces debido a los problemas organizativos que padece su federación natural, permaneciendo en esta hasta 1950 en la que es reinstaurada la Federación Extremeña de Fútbol.

Con Francisco de La Hera, el club asciende deportivamente y en corto espacio de tiempo se planta en Tercera División, alcanzando la Segunda División al término de la campaña 53/54 y permaneciendo en esta siete ediciones consecutivas. La entidad que desde los cincuenta viste camisa azulgrana pasará las décadas de los años sesenta, setenta y ochenta alternando campañas entre Tercera División y Regional Preferente hasta que iniciados los noventa de el salto a Segunda División B.

Esta será su época de mayor esplendor ascendiendo a Segunda División A y continuamente a Primera División, categoría máxima en la que disputará dos sesiones, las correspondientes a las temporadas 96/97 y 98/99. Transformado en C.F. Extremadura, S.A.D. el año 1995, a partir de esta última militancia en la máxima categoría el club iniciará un periodo de estabilidad en Segunda División A primero y en Segunda División B después, coincidiendo con el cambio de siglo para empezar a presentar números rojos a mitad de la primera década. Esta situación se irá agravando considerablemente y en la temporada 06/07 sucederá el desastre que conllevará a su descenso a Tercera División y posterior paso a Preferente al ser denunciado el club por impago a jugadores por un montante de 593.000 euros y ser descendido administrativamente.

HISTORIA DEL CLUB:

2007 – 2010

El verano de 2007 presenta un panorama desolador en la ciudad pacense con una afición dividida en la que existen sectores continuistas y otros que proponen crear un nuevo club con el que empezar de nuevo y aislarse de los problemas acaecidos recientemente, todo ello al margen de la existencia de otra sociedad como es el Atlético San José Promesas, entidad fundada en 1986 dedicada a las categorías inferiores y a albergar a los más destacados futbolistas locales. Esta segunda propuesta tal y como avanzan los días comienza a tomar cuerpo y muchas son las voces que se inclinan por el proyecto, consumándose en plena pretemporada con el nacimiento en el mes de agosto del Extremadura Unión Deportiva, sociedad que seguirá empleando los colores azulgranas de su predecesor y como terreno de juego el Municipal Francisco de La Hera, siendo elegido Diego Madera como primer presidente de la sociedad.

Los azulgranas tras inscribirse en la Federación Extremeña inician su vida deportiva partiendo desde Primera Regional en donde debutan bajo las órdenes de Juan Francisco Godoy “Pinky”, obteniendo el Campeonato de Liga 07/08 y el pasaporte a Preferente. En esta categoría se estrenan a lo largo de la campaña 08/09 y tras encadenar un elevado número de victorias consecutivas alcanzan el liderato ascendiendo a Tercera División. Una vez instalados en Categoría Nacional abordan su debut con miras a encaramarse a los primeros puestos, objetivo que alcanzan de nuevo de la mano del preparador Juan Marrero Roig con quien son terceros en Liga. Este puesto les permite entrar en Promoción, fase en la que eliminan a Novelda C.F.: 0-0 en casa y 1-1 en la ciudad alicantina; C.D. Mairena: 0-0 en Almendralejo y 2-2 en la localidad sevillana; y finalmente al Club Atlético Mancha Real: 4-2 en casa y 0-0 en la localidad jiennense, consiguiendo el merecido ascenso a Segunda División B.

2010 – 2020

En la temporada 10/11 la ciudad de Almendralejo tiene dos clubs que captan la atención de sus aficionados repartiéndose estos entre el Extremadura U.D., quien juega en Segunda División B tratándose de su máximo representante y el Atlético San José Promesas, militante en Tercera División ya que el equipo del C.F. Extremadura S.A.D., tras descender de categoría la campaña 09/10, no es inscrita para competir en Primera Regional tras el abandono de directiva y nula respuesta del Ayuntamiento, accionista mayoritario de la histórica sociedad. El debut del club azulgrana en el tercer nivel es muy complicado con un bajo presupuesto y un nivel deportivo demasiado justo, ocupando pronto plazas de descenso dentro de un Grupo I donde compiten extremeños, madrileños, gallegos, castellano-manchegos y canarios, culminándose la pérdida de la categoría después de ser decimonoveno con ocho victorias y ocho empates, sin opciones de salvación.

Pasada la lógica desilusión por parte de todos los estamentos del club, la campaña 11/12 de nuevo en el Grupo XIV de Tercera División se plantea con el ánimo de conseguir una buena clasificación para tratar de promocionar. Confiado el banquillo a Agustín Izquierdo, el conjunto de la Tierra de Barros ocupa el tercer puesto en Liga tras Arroyo C.P. y C.D. Díter Zafra, pasando a Cuartos de Final de la Promoción donde supera al Club Haro Deportivo al imponerse 2-0 en casa y perder en la localidad riojana por 1-0. En Semifinales elimina al R.C.D. Espanyol de Barcelona «B» al vencer 2-1 en casa y 1-2 en la capital catalana, perdiéndose el ascenso en la Final al ser superado en los encuentros por el C.F. Atlético Sanluqueño quien vence 0-1 en el Francisco de la Hera y 2-1 en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda. En la edición 12/13, una vez más con Agustín Izquierdo en el banquillo, el Extremadura U.D. alcanza el primer puesto en Liga siendo éste su primer título en la categoría. Clasificado para disputar la Promoción de Ascenso, esta Fase presenta un nuevo formato donde, a los primeros clasificados de cada grupo de Tercera División, se les brinda la oportunidad de allanar su camino hacia la categoría superior enfrentándoles en una primera eliminatoria donde el vencedor tiene pase directo. Enfrentados al C.D. Toledo como oponente, estos arrancan un empate 3-3 en Almendralejo que complica mucho las cosas, empatando una semana después 0-0 en la capital castellano-manchega con lo cual pierden una gran oportunidad. Clasificado para Semifinales, en esta ronda superan al Utebo F.C., conjunto zaragozano con el que empatan 1-1 en la ida derrotándoles en casa por 2-1. En la Final y decisiva eliminatoria, el rival es un potente Granada C.F. «B» con el que se pierde en la capital andaluza por 1-0, siendo insuficiente la victoria en casa por 2-1 como consecuencia del valor doble de los goles obtenidos a domicilio y la desesperación de sus seguidores.

En la sesión 13/14 el Extremadura U.D. muestra una cara muy alejada respecto a los últimos años y el equipo es incapaz de terminar entre los cuatro primeros clasificados del grupo extremeño de Tercera División. Sexto finalmente, ni José Luis Diezma ni Adolfo Muñoz en segunda instancia consiguen revertir la situación. Después de un torneo que causa demasiados sinsabores, en julio de 2014 Manuel Franganillo ocupa la presidencia del club relevando a un dimitido Diego Madera, llegando paralelamente al banquillo azulgrana el entrenador Cisqui con quien se alcanza el segundo puesto en Liga tras el A.D. Mérida. Clasificado para la Promoción, en Cuartos supera al C.D. Choco de la localidad pontevedresa de Redondela al vencer en la ida por 0-3, cediendo la victoria en casa al caer derrotado por 2-3. En Semifinales el rival es el Arenas Club, de Getxo, club con el que se empata en la localidad vizcaína 0-0, pero con el que se pierde estrepitosamente en cara con un duro 1-4 quedando fuera de competición. Con la temporada 15/16 llega de nuevo la ilusión a Almendralejo. Con un plantel de campanillas y Juan Marrero en el banquillo, los extremeños pierden tan solo dos encuentros en el Grupo XIV consiguiendo su segundo título de Liga y un pase a la Eliminatoria de Campeones donde las opciones de ascender son presuntamente elevadas. El rival con el que se encuentran los azulgranas es el campeón castellano-manchego, la U.B. Conquense, con quien se empata 0-0 en la ida y al que se derrota en un abarrotado Francisco de la Hera en la vuelta por un claro 2-0 que les catapulta a la Segunda División B.

En junio de 2016 Manuel Franganillo y Domingo González, presidente del Atlético San José Promesas, alcanzan un acuerdo por el cual el club nazareno pasa a engrosar la estructura del club azulgrana quedando todos sus equipos vinculados a éste último, disponiendo a partir de entonces el Extremadura U.D. de una cantera profesional que se pretende, según si ideario, potenciar y ampliar con fútbol sala y fútbol femenino. Tras este paso el club constituido en 1986 pasa a ser denominado Extremadura U.D. “B”, conservando la plaza en Tercera División de la que venía disfrutando en los últimos años.

Desde el aspecto deportivo, la campaña 16/17 se inicia con su segunda etapa en la categoría de bronce inserto en el Grupo IV donde compiten los clubs extremeños, andaluces, castellano-manchegos, murcianos y norteafricanos no con demasiado buen pie puesto que, con un proyecto todavía creciente, la calidad de los rivales le hace pasar gran parte del torneo en puestos de descenso pasando varios entrenadores como Diego Merino y Juan Velasco, siendo Juan Sabas quien obre la salvación con un decimotercero puesto obtenido en las postreras jornadas. Pasado el susto, en la campaña 17/18 Agustín Izquierdo sobrevive apenas ocho jornadas siendo relevado por Manolo Ruíz quien acumula un total de diecisiete siendo, a su vez, sustituido por Juan Sabas. El revulsivo es todo un acierto y, con una racha espectacular en el último tramo liguero, los extremeños finalizan en cuarto puesto igualados a puntos con la U.D. Melilla pero con el gol average favorable. Este puesto les permite luchar por tratar de ascender a Segunda División, objetivo sumamente complicado pero en el que se implican todos. En Cuartos de Final se elimina al R.C. Deportivo Fabril al vencer 2-1 en casa y caer derrotado en la vuelta por 3-2 haciendo valer el valor doble de los goles a domicilio, siendo reñidísima la Semifinal ante el C.D. Mirandés, conjunto castellano-leonés con el que se pierde en casa con un preocupante 0-1, pero ante el cual se revierte la situación al derrotarlo en tierras burgalesas por 0-2. Clasificado para la Final, en esta decisiva y vibrante eliminatoria se ve las caras con el Cartagena F.C., venciendo en casa por 1-0 y empatando una semana después en la ciudad departamental 0-0 con lo cual consigue un muy luchado ascenso a la categoría de plata que pone a toda la afición en pie ante lo que se considera un milagro.

El 30 de julio de 2018, reunidos los 235.000 euros que exige el C.S.D., el club extremeño inicia los trámites para convertirse en Sociedad Deportiva Anónima debido a su presencia en el fútbol profesional, proceso que, después de ser estudiado y valorado por el organismo competente, va hacia adelante con el establecimiento de un capital mínimo a reunir de 3,25 millones de euros, proceso que culmina el 6 de febrero de 2019 una vez anunciado en el BORME su conversión como Extremadura Uniión Deportiva, S.A.D.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2010).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.hoy.es Diario.
  • www.elperiódicoextremadura.com Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Fútbol Club Cartagena, S.A.D.

 

 

Escudo F.C. Cartagena, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Fútbol Club Cartagena, S.A.D.
  • Ciudad: Cartagena
  • Provincia: Murcia
  • Comunidad Autónoma: Región de Murcia
  • Fecha de constitución: 25 de julio de 1995
  • Fecha de federación: 1995

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Cartagonova Club de Fútbol (1995-2004)
  • Fútbol Club Cartagena (2004-2010)
  • Fútbol Club Cartagena, S.A.D. (2010-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

4 Ligas de Segunda División B:

  • 2005/06
  • 2008/09
  • 2017/18
  • 2019/20

2 Ligas de Tercera División:

  • 1996/97
  • 1997/98

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Nuevo Cartagonova
  • Año de inauguración: 1988
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Municipal Cartagonova (1988-)
  • Capacidad: 15.105 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Estadio Municipal Nuevo Cartagonova (1995-)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL FÚTBOL CLUB CARTAGENA S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Cartagena

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL FÚTBOL CLUB CARTAGENA S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CARTAGENA:

La ciudad y municipio de Cartagena nacida alrededor de un puerto natural y ubicada en la Región de Murcia, es una localidad varias veces milenaria con una antiquísima historia multicultural fruto de los diferentes pueblos que la tomaron. Capital administrativa de la región e importante centro cultural, universitario y socioeconómico, cuenta con un rico patrimonio histórico-artístico y monumental girando su economía en torno a la industria naval y militar debido a su situación estratégica portuaria contando además con una amplia red industrial energética de refinerías. Municipio extenso en dimensiones, en su término habitan cerca de doscientos veinte mil vecinos diseminados en varias áreas urbanas y núcleos periféricos concentrando el antiguo casco urbano sesenta mil habitantes seguido de San Antonio Abad con cuarenta y cinco mil, El Plan con treinta y cinco mil y Canteras con diez mil. Dedicada en parte a la agricultura con una fértil huerta, dado su carácter administrativo presenta una elevada población de funcionarios siendo el sector servicios considerable y empezando a destacar un crecimiento turístico.

Para saber cuándo fue practicado el fútbol por primera vez en la ciudad, según los datos recabados hemos de remontarnos al año 1902 en el que jóvenes de recursos iniciaron sus primeras actividades con la pelota en los terrenos de la Alameda de San Antón dando pie, ya en 1903, a la constitución de la primera sociedad organizada bajo el título de Cartagena Foot-ball vistiendo camiseta roja y teniendo como terreno de juego un campo sin las dimensiones reglamentarias en la misma Alameda. Uniformados con camiseta azul, en 1904 se constituyó por la iniciativa de algunos jóvenes que habían cursado sus estudios en la localidad francesa de Foix otra sociedad denominada Kugly recogiendo sus prácticas en los terrenos del Ensanche de la zona del Almarjal, nombre este último con el que se bautizó un campo con medidas reglamentarias levantado con su esfuerzo. Este hecho propició el nacimiento de una corta pero sana rivalidad entre ambos colectivos protagonizándose numerosos encuentros durante el verano de 1904 cuya continuidad, para lamento de este deporte, no trascendió más allá de 1905 debido a la inconsistencia y juventud que rodeó a las dos empresas.

Continuando en el tiempo en 1905 les sucedió el Sport Club Victoria, primer conjunto local que partió hacia otras localidades de la provincia a contender frente a sus respectivos clubs, siendo el año 1906 clave en el devenir del fútbol cartagenero con la constitución en fecha 6 de septiembre del Sport Club Cartagena en el salón de recreo del Teatro Circo cuya primera Junta Directiva estuvo compuesta por Miguel Sanz en la presidencia, Luis Cabrerizo en la vicepresidencia, Antonio Butigieg Conesa como secretario y Nicasio Santamarina en el cargo de tesorero. Vistiendo camiseta y pantalón blancos, esta sociedad habilitó un terreno junto a la Alameda de San Antón titulado Campo de Cuatro Caminos y también conocido popularmente como Campo del Ensanche, teniendo su aparición repercusión en la juventud local que acudía al Patronato con la constitución en marzo de 1907 del Juventud Católica presidido por Francisco Navarro Ruiz que se hizo acompañar de Juan Ros prieto como secretario y Salvador Luján Martínez como tesorero.

También en 1907 surgieron otros clubs como La Ibérica, sociedad vinculada a las Escuelas Graduadas y, desde enero, el Sport Club Carthago en el núcleo de San Antonio Abad, adaptando este último un recinto abierto conocido como Campo de Los Mayores. El fútbol cartagenero vivió durante estos años y los inmediatos una pequeña época de esplendor no limitándose este a las inmediaciones del casco antiguo o del barrio de San Antonio Abad, surgiendo también voluntariosas sociedades en los núcleos de Escombreras, Los Dolores, Alumbres y El Algar. Sin embargo, no todo fueron buenas noticias pues, ya en 1908, desaparecido el Sport Club Cartagena, el Sport Club Carthago se convirtió en el máximo representante local recibiendo en su feudo a los principales clubs de Murcia, Águilas y La Unión, incluso clubs extranjeros como el argelino Club Oranais, de Orán y el Británico formado por ciudadanos de esa nacionalidad con residencia en Cartagena.

El fútbol durante estos años no generaba beneficios teniendo los jugadores que pagarse generalmente sus propios gastos de desplazamiento y uniformes con graves problemas a la hora de disponer de terrenos de juego propios o de alquiler y de recursos que limitaban seriamente su tiempo de existencia condicionándolos en exceso. La carestía de los balones, entre once pesetas el más barato y veinte el más caro tampoco ayudaba así como no tener el campo cerrado con pared de ladrillo o vallado les alejaba de hacer taquilla. En esta situación tan penosa, la inmensa mayoría de los clubs cartageneros desaparecieron totalmente surgiendo aventuras con apenas recorrido como el Athletic Club Victoria en 1913 que alternó el uso del Campo de Cuatro Caminos y el Campo de Los Mayores o la también breve Gimnástica Molinense.

Tras una década de continuas apariciones y desapariciones con clubs emergentes que nunca llegaban a cuajar, en 1915 surgió una tentativa más seria con la constitución del Sporting Club Carthago, nueva sociedad que vistiendo camisa y pantalón blancos pareció ser la definitiva a tenor de sus mimbres disponiendo de un terreno en condiciones y cerrado como el Campo de la Alambrada -denominado también de Beltri- apto para hacer taquillajes. Presidido por el político José García Vaso, el Sporting Club Carthago creció rápidamente consiguiendo hacerse con un buen número de aficionados que, después de acudir a Beltrí, pasaron en 1917 al Campo de Aviación que no tuvo fortuna siendo arrasado por una riada. Siendo el club cartagenero uno de los promotores para constituir una federación interregional que agrupara a las sociedades futbolísticas de Murcia, Albacete, Alicante, Castellón y Valencia nacida en 1918 en principio con alicantinos y murcianos bajo el nombre de Federación Levantina teniendo sede en Alicante, a principios de 1919 su presión sirvió para que, desde la iniciativa privada, José Maestre Zapata construyera el Campo de la Plaza de España situado junto a la Alameda de Alfonso XIII, terreno de juego vallado con tablas de madera inaugurado con lleno total el 22 de junio en encuentro disputado frente al Murcia F.C. donde los locales se impusieron por el tanteo de 3-1.

Trasladado el Sporting Club Carthago al nuevo recinto, paradójicamente tan sensacional hecho coincidió con una repentina crisis en el club cuando su presidente, principal impulsor y mecenas José García Vaso, hastiado por disputas internas con parte de su Junta Directiva presentó su dimisión irrevocable dejando al club sin recursos y, por lo tanto, herido de muerte. Todavía enfadado y desaparecido el Sporting Club Carthago que tanto le había hecho padecer, en julio del mismo año un grupo de jóvenes se acercó hasta su persona presentándole un nuevo proyecto y convenciéndole de que era la persona idónea para llevarlo, máxime cuando la Federación Levantina iba a abrir el ingreso a los clubs valencianos y castellonenses, aceptando García Vaso encantado el nuevo reto ante la posibilidad de participar en el Campeonato de España que era uno de sus máximos intereses. Bajo estas promesas quedó ese mismo año constituido el Cartagena Foot-ball Club presidido por el propio García Vaso siendo redactados unos Estatutos que fueron entregados en el Registro de Asociaciones el 20 de enero de 1920 siendo aprobados por el Gobernador el día 24, contando con el club con el arriendo del Campo de la Plaza de España, siendo inscrito en la Federación Levantina y considerado como club de Primera Categoría.

Vistiendo inicialmente camiseta blanca con pantalón negro, el Cartagena F.C. se convirtió desde su nacimiento en el club más representativo de la ciudad compitiendo con acierto en la Serie A de los campeonatos organizados por la Federación Levantina al proclamarse campeón de la Sección Sur compuesta por alicantinos y murcianos en la temporada 19/20, sucediéndole otros campeonatos en los que no estuvo tan acertado ante la hegemonía mostrada primero por la Real Sociedad Levante F.C., de Murcia en las temporadas 20/21 y 21/22 y después Club Natación de Alicante en las campañas 22/23 y 23/24. Entregado el cargo presidencial a Carlos Ávalos Jorquera al cabo de un par de años, Cartagena F.C. junto a C.D. Mercantil fueron los dos únicos clubs locales inscritos en la Federación Levantina hasta que en 1924, hartos los clubs murcianos de la actitud mostrada hacia ellos por la sede federativa de Valencia, acordaron separarse y constituir el 27 de junio la Federación Murciana.

Llegados a 1925, siendo presidente Carlos Ávalos, por desavenencias entre jugadores del Cartagena F.C. se produjo una escisión traumática que desembocó en la marcha de este club a un nuevo campo situado cerca de la Estación del Ferrocarril todavía sin vallar que fue inaugurado oficialmente el 19 de septiembre bajo el nombre Stadium Cartagenero -posteriormente Estadio del Almarjal- y a la constitución de la U.D. Carthago, sociedad identificada también como Unión Carthago que vino a ocupar el Campo de la Plaza de España contando en sus filas con jugadores disidentes del Cartagena F.C. y otros procedentes en su mayoría del C.D. Mercantil, de Segunda Categoría.

Ese mismo año la Federación Levantina sufrió la escisión de los clubs murcianos y gran parte de los alicantinos hastiados de las manipulaciones y decisiones arbitrarias que decían ejercía Valencia en beneficio de los tres clubs de la Serie A de aquella provincia, los cuales junto a los albaceteños dieron pie a la constitución de la Federación Murciana. Tras este importante y definitivo paso, el Cartagena F.C. pasó a formar parte de esta uniéndose al panorama futbolístico local nuevos clubs como el Stadium Peral y el Sport Abad, nacido en 1922 y desaparecido a finales de 1925 basado en el popular núcleo de San Antón, a los que les siguieron otros como el Club Deportivo Comercial, el Arenas F.C. y el Centellas F.C.

A mitad de los años veinte nacieron dos clubs que a posteriori tendrían una significativa importancia como fueron el Club Deportivo Lisvert, constituido en 1925 y el Plus Ultra F.C., constituido en 1926 vistiendo casualmente los dos los mismos colores, camiseta blanquiazul con pantalón negro y manteniendo desde sus inicios una sana rivalidad como clubs de Segunda Categoría tanto dentro de los campeonatos locales disputados en Cartagena como en los regionales de la categoría.

Pocos años después, a consecuencia de la presión ejercida por los clubs profesionales, la Federación Española aceptó la idea de formar un Campeonato Nacional de Liga con dos categorías jerarquizadas por orden de importancia. Esta iniciativa se llevó a la práctica en la temporada 28/29 y el Cartagena F.C., por su corto historial y escasez de títulos nacionales, fue incluido en el Grupo B de Segunda División que en realidad fue un torneo eliminatorio para discernir qué clubs ascendían a la categoría de plata finalizando décimo. En la temporada 29/30 esta fase eliminatoria grupal fue suprimida y sustituida por eliminatorias territoriales bajo el nombre de Tercera División, consiguiendo los cartagineses acceder a unos de sus grupos proclamándose campeón.

Iniciados los años treinta el club más representativo de la ciudad, el Cartagena F.C., continuó asediando el ascenso a Segunda División sin fortuna tras fracasar en las distintas oportunidades que dispuso en los torneos de Tercera División a pesar de contar con buenas plantillas, produciéndose en julio de 1931 la fusión entre el Plus Ultra F.C. y el C.D. Lisvert que decidieron unir su futuro bajo una misma sociedad que fue titulada Plus Ultra-Lisvert continuando jugando en el Campo de la Plaza de España, vistiendo camiseta blanquiazul con pantalón negro y siendo elegido presidente José María Fructuoso. A mediados de enero de 1932 surgió una nueva sociedad titulada C.D. Los Tigres uniformada con camiseta blanquiazul y pantalón negro de gran animosidad convirtiéndose en poco tiempo en unos de los principales clubs cartagineses confirmándose que, a pesar de contarse con un escaso y solitario campo cerrado, había en la localidad una gran cantera de jugadores. En julio de 1936, tas estallar la Guerra Civil, el fútbol quedó paralizado en la ciudad y provincia no pudiendo acudir los clubs murcianos a competir con los clubs catalanes y valencianos en lo que se denominó Liga del Mediterráneo ante los elevados costes que el torneo requería además de la falta de seguridad que ofrecían los desplazamientos.

Siendo el puerto de Cartagena un objetivo militar preferente y habiendo quedando la ciudad bajo el mando de las tropas gubernamentales, durante el conflicto ésta fue seria y numerosamente bombardeada por la aviación alemana primero e italiana después produciéndose numerosas bajas y la destrucción de casi un tercio del casco antiguo, entrando las tropas nacionales a principios de marzo de 1939.

Finalizada la guerra y tras hacerse las depuraciones correspondientes de índole política en las directivas de los clubs, aquellos que sobrevivieron y se reorganizaron volvieron a la actividad en los meses de junio y julio como el Cartagena F.C. y los dos cartagineses de Primera Regional Plus Ultra-Lisvert y el constituido a finales de 1927 C.D. Gimnástica Abad, jugando el primero en el Campo del Almarjal y los otros dos en el Campo de la Plaza de España en unos momentos muy delicados donde apenas había medios, todo había de hacerse casi desde cero y el campeonato de Liga 39/40 estaba al acecho.

Compartido el Campo de la Plaza de España por diversos clubs que pagaban un arriendo como el C.D. Gimnástica Abad y el Plus Ultra-Lisvert entre otros, los plusultristas intentando resolver su futuro de la mejor forma de las posibles estudiaron la situación heredada buscando como alternativa poder jugar en otro recinto encontrando la horma de su zapato en el C.D. Los Tigres, conjunto de Segunda Regional que carecía de jugadores y era poseedor de un campo propio inaugurado el 8 de septiembre de 1934 en un encuentro ante el cartagenero Los Diablos Rojos F.C. con resultado de empate 2-2 aunque, a consecuencias de su abandono durante varios años, preciso de acondicionar para la práctica de fútbol. Cedida la sede plusultrista de la Calle del Aire a la directiva tigresista en agosto de 1939 para que celebraran sus reuniones, con el paso de los meses surgió una sólida entente entre ambas directivas con vistas a fusionar las dos sociedades en una sola comprobado que mutuamente se necesitaban, acuerdo que terminó fructificando el 25 de febrero de 1940 con la constitución de la Unión Deportiva Cartagenera siendo elegido presidente José Martínez Aznar.

En 1941, compitiendo el Cartagena F.C. en Segunda División, cambia de denominación con la nueva Ley que prohíbe los extranjerismos y pasa a ser Cartagena Club de Fútbol, denominación con la alcanzará su mejores momentos deportivos y también más bajos con una desaparición momentánea en 1942 aquejado de graves deudas. Tras volver a la actividad en 1943 presionado por la Federación Murciana para no perder una plaza concedida por la Federación Española para poder participar en el recién modificado e implementado campeonato nacional de Tercera División, el Cartagena C.F. es reorganizado progresando hasta alcanzar a finales de los años cuarenta la Segunda División, categoría la cual tras tres largas temporadas que le sumirán en un profundo caos económico provocará su derrumbe. El 10 de agosto de 1952, sin visos de solución y mediante Asamblea Extraordinaria, se decide hacer desaparecer una sociedad histórica que aglutina seis presencias en Segunda División y once en Tercera División.

En esos años la ciudad de Cartagena cuenta con otros clubs destacando el C.D. Naval, una entidad formada bajo el amparo de la Empresa Nacional Bazán que se encuentra en Tercera División pero en horas bajas, al igual que el C.D. Gimnástica Abad, deambulando por Primera Regional en similares condiciones. La afición, desconsolada y huérfana de un club que les represente, se fija en otro club que comparte terreno de juego en el Campo de El Almarjal. Se trata de la Unión Deportiva Cartagenera, una entidad de menor rango que compite en Primera Regional. La U.D. Cartagenera es un club saneado en el verano de 1952 y viste con camisa blanca y pantalón azul, aunque en su origen lo había hecho con camisa rojiblanca.

Una vez desaparecido el Cartagena C.F., la gran masa social y directiva del extinguido club pasa a formar parte de la U.D. Cartagenera, quien adopta los colores blanquinegros de estos y con su apoyo se proclama Campeón de Primera Regional en la temporada 52/53, consiguiendo ascender a Tercera División. Su estreno en Categoría Nacional durante la campaña 53/54 no es muy afortunado, aunque conseguirá subsistir hasta un total de ocho campañas consecutivas hasta que al término de la 60/61 ascienda a Segunda División. Recién ascendido a esta categoría y siendo presidente Herminio Campillo, el club cambia de nombre y pasa a competir con el nombre de Club Deportivo Cartagena. En la temporada de su debut 61/62, es undécimo, mientras que en la siguiente 62/63 es decimotercero. Este puesto le obliga a jugar la Promoción de Permanencia para conservar la plaza, perdiéndola ante el aspirante C.F. Badalona: 3-1 en la localidad barcelonesa y 1-1 en casa.

Descendido a Tercera División, el club intenta con todas sus fuerzas retornar a la categoría de plata pero sus intentos son siempre baldíos, permaneciendo en ella hasta el término de la campaña 79/80 en la que asciende a Segunda B. El 8 de abril de 1974 cambia de nombre a Cartagena Fútbol Club tras serle concedida dicha autorización federativa.

Los años ochenta son la época dorada del club cartaginés. Para empezar, es quinto en su debut en Segunda B durante la campaña 80/81, siendo subcampeón en la siguiente 81/82 tras el Xerez C.D. y empatado a puntos con C.F. Lorca Deportiva y C.D. Antequerano. El gol average hace que ascienda a Segunda División ante la desbordante alegría de sus incondicionales.

El Cartagena F.C. militará durante seis temporadas consecutivas en la categoría de plata. En las dos primeras, 82/83 y 83/84, queda decimosexto a poca distancia del descenso y manteniendo la plaza con muchos apuros. La temporada 84/85 es la mejor sin duda a nivel clasificatorio, terminando en octavo puesto aunque mirando de reojo los puestos de cola. Tras un par de temporadas en la zona media de la tabla desciende a Segunda B en la campaña 87/88 tras ser vigésimo y colista con ocho victorias y ocho empates. Esa misma temporada, concretamente el dia 7 de febrero de 1988, se inauguró de forma no oficial el nuevo Estadio Municipal Cartagonova en un encuentro frente al Real Burgos C.F. que acabó con un empate a cero goles.

Tras numerosas campañas intentando regresar a la categoría de plata el club se haya bastamente endeudado y una vez empezada la temporada 96/97, cuando se llevaban varias jornadas disputadas, se retira de la competición. El club permanece cinco temporadas consecutivas sin presentar equipo senior en competición, limitándose a equipos de fútbol base. En el año 2002, su presidente José Gómez Meseguer construye la Ciudad Deportiva que lleva su nombre y presenta equipo en Primera Territorial, compitiendo en Regional hasta que al término de la temporada 08/09 consigue ascender a Tercera División.

HISTORIA DEL CLUB:

1995 – 2000

El club que nos ocupa fue constituido el 25 de julio de 1995 por Florentino Manzano y otros socios como Cartagonova Club de Fútbol con el ánimo de empezar de cero, comenzando a jugar sus partidos desde la Territorial Preferente murciana al adquirir la plaza que el C.D. Balsicas mantenía en la categoría. Subcampeón en la sesión 95/96, asciende a Tercera División esa misma temporada, disputando la campaña 96/97 como máximo representante ya del fútbol cartagenero, pues casualmente comparte grupo y categoría con el histórico Cartagena F.C., retirado en plena campaña de la competición durante la sexta jornada por graves problemas económicos. Precisamente se proclama Campeón de Tercera División, ganándose el derecho a promocionar a Segunda División B, pero en la Liguilla, cuando era el claro favorito para el ascenso, un pobre balance deportivo le lleva a ser tercero, por detrás de F.C. Barcelona “C” y C.F. Sóller. Curiosamente durante la temporada, la Selección de España sub-21 inauguró el Estadio Municipal Cartagonova de forma oficial el 11 de febrero de 1997, en un encuentro frente a la Selección de Malta sub-21.

Aunque el batacazo es considerable, no cesa en su empeño y en la siguiente temporada 97/98 es nuevamente Campeón, consiguiendo ahora a la segunda tentativa poder ascender al comandar su grupo de Liguilla en el que supera a Pinoso C.F., C.D. Tortosa y C.D. Constancia de Inca.

En la temporada 98/99 debuta en Segunda División B con Jesús Aranguren como entrenador. El objetivo inicial era la permanencia, pero contrariamente a lo imaginado, poco a poco el equipo se encarama hasta las primeras posiciones de la clasificación. Finalmente queda segundo clasificado en el grupo III de Segunda B y juega la Liguilla de Ascenso a Segunda División A. El Cartagonova C.F. tenía el éxito en su mano, pues le bastaba un empate en un doble enfrentamiento con el Córdoba C.F., pero pierde ambos encuentros. Racing Club de Ferrol y Cultural y Dep. Leonesa serían los otros clubs que disputaron la Liguilla. En la campaña 99/00 tras realizar una meritoria primera vuelta pierde gas en la segunda, desinflándose y acabando siendo octavo.

2000 – 2010

Peor resultará la siguiente, temporada 00/01, con la destitución del técnico y una caída libre que le deja en decimotercera posición de forma apurada. En 2001 cambia de indumentaria y se pasa a vestir camiseta blanquinegra con pantalón blanco. La temporada es parecida a la anterior, con la salvedad de que en la segunda vuelta solo se obtiene una victoria. Pese a todo esto es duodécimo. Tras un verano muy agitado llega la temporada 02/03 con nuevos dueños. Luís Oliver aterriza en Cartagena tras haber fracasado en su proyecto de ascender al Xerez C.D. a Primera División, y lo hace prometiendo el ascenso inmediato y formando una gran plantilla. La indumentaria vuelve a cambiar y se vuelve al modelo tradicional cartagenero de camiseta blanquinegra a rayas verticales y pantalón negro. La temporada fue muy movida: Pepe Murcia fue destituido como técnico antes del primer partido de Liga, Palomeque y Juan Señor intentaron llevar al equipo a lo más alto hasta que empezaron los problemas económicos. El club se hundió económicamente con Luis Oliver, no había dinero para pagar a los jugadores que estuvieron muchísimos meses sin cobrar, las oficinas se quedaron incluso sin línea telefónica, el caos era absoluto. Luis Oliver y su directiva desaparecieron del mapa y dejaron a César Traversone (director deportivo) como única cabeza visible del club. Miguel Rivera se hizo cargo del banquillo, y con él llego la salvación de la categoría en lo deportivo, dejando al equipo en una meritoria decimoprimera posición.

El Cartagonova C.F. estaba condenado a desaparecer, pues la deuda acumulada era astronómica. En la ciudad se movían políticos y otras entidades, se creó una plataforma de aficionados para la salvación del club, y cuando todo se veía muy negro llegó la mano salvadora de Francisco Gómez Hernández. La temporada 03/04 es la primera de Paco Gómez al frente del club. Se juega de nuevo en el grupo III de Segunda División B. A su llegada hace cambios bastante significativos, como son el escudo y el nombre del club tras solicitarlo a la RFEF, pasando el 21 de septiembre de 2004 a ser Fútbol Club Cartagena, ambos a semejanza del histórico Cartagena F.C. para acercar el club a la ciudad.

Machuca es el primer entrenador de la temporada, después lo serán Juan Francisco Alcoy (de forma temporal) y Pep Balaguer. Es una temporada irregular y solo al final se puede salvar la categoría con tres victorias consecutivas que dejarán al equipo en la decimoquinta posición. En la temporada 04/05, el F.C. Cartagena cambia otra vez de ubicación para jugar en el grupo IV de Segunda División B. Pep Balaguer inicia la temporada como entrenador, pero pronto será destituido por los malos resultados. Vicente Carlos Campillo y Juan Francisco Alcoy aumentan la nómina de entrenadores de esta temporada, pero el equipo sigue un rumbo irregular. En el último tramo de Liga llega Juan Ignacio Martínez, un técnico que hace un buen trabajo, salva al equipo del descenso y merece la renovación. Al final de la campaña, el F.C. Cartagena queda en decimotercera posición.

Tras los últimos fiascos, la afición no esperaba nada nuevo para la temporada 05/06. Juan Ignacio Martínez era el entrenador y Paco Gómez puso a su disposición a una gran plantilla a la que debía conjuntar. El resultado fue magnífico, el equipo blanquinegro arrasó en el grupo IV de Segunda División B y quedó Campeón desplegando un fútbol de superior categoría, siendo un auténtico bloque y modelo a seguir de cómo hacer bien la cosas. El conjunto blanquinegro se había ganado el derecho a jugar el Play-off de Ascenso y era favorito para lograr el objetivo. Sin embargo, a las primeras de cambio la sorprendente U.D. Vecindario lo elimina. Empate a dos en Santa Lucía y victoria en el Municipal de Cartagonova por 0-1.

En la temporada 06/07 el F.C. Cartagena intenta seguir la estela del año anterior, el bloque de jugadores es el mismo, y se vuelve a intentar el ascenso de categoría pero sin éxito. David Amaral empieza la temporada como entrenador pero dimite a mitad de competición siendo sustituido por José Luis Montes, que a su vez será destituido por los malos resultados, mientras Juan Francisco Alcoy toma las riendas en las últimas jornadas. La recta final del campeonato deja al club blanquinegro fuera de los Play-off de ascenso al ser quinto. La campaña 07/08 pese a la ilusión inicial resulta decepcionante y el cuadro cartagenero finaliza octavo alejado de los primeros puestos.

En el verano de 2008, Paco Jémez ocupa el banquillo y con él se consigue por fin el ansiado ascenso en una gran campaña 08/09 en el que el sistema competitivo varía. El F.C. Cartagena queda brillantemente Campeón de Liga y en la Fase de Ascenso se enfrenta al C.D. Alcoyano imponiéndose 2-1 en Cartagonova y empatando 2-2 en el último minuto de la vuelta ante la algarabía de su afición. El ascenso se ha conseguido y no hace falta jugar más eliminatorias. Como colofón disputa ante el Cádiz C.F. el título de Campeón oficial de Segunda B, pasando a manos de estos tras perder 1-2 en casa y empatar 1-1 en la capital andaluza.

La temporada 09/10 es la de su debut en Segunda División A con Paco Gómez en la presidencia, realizando un gran campeonato que tiene un inicio espectacular que le encarama a la cima y que durante muchas jornadas le contempla como aspirante al ascenso, con la etiqueta de ser la auténtica revelación de la categoría. El F.C. Cartagena es dirigido con gran acierto por su técnico Juan Ignacio Martínez y en las últimas jornadas del torneo mantiene la flama viva ilusionando a toda su afición hasta que, tras varios arbitrajes desfavorables y una derrota en casa ante el Levante U.D., cunde en su moral y pierde opciones quedando en las postrimerías en un meritorio quinto puesto que deja a la afición cartagenera un sabor agridulce.

2010 – 2020

Con el cambio de década y ajustándose a la Ley del Deporte, el 5 de agosto de 2010 el club se transforma en Sociedad Anónima Deportiva pasando a ser Fútbol Club Cartagena, S.A.D. después de reunir los 7,7 millones de euros exigidos por el CSD para su conversión tras depositar tal cantidad el empresario jacarillense Francisco Gómez Hernández, presidente de la entidad albinegra, pasando a ser propietario de la sociedad en su totalidad.

Yendo al aspecto puramente deportivo y siguiendo Juan Ignacio Martínez como entrenador, en la campaña 10/11 el resultado es bien distinto de su anterior comparecencia descendiendo el conjunto cartaginense bastantes plazas en la clasificación al ser decimotercero en un torneo donde pierde la fuerza de su feudo y tiene que conformarse con alejarse de la zona caliente de la tabla clasificatoria y cumplir lo más dignamente posible. La preocupante tendencia observada en la temporada anterior es confirmada en la sesión 11/12 donde el equipo, inicialmente dirigido en sus primeras cuatro jornadas por Paco López y en las siguientes catorce por Francisco Javier López Castro, ocupa puestos de descenso ya desde el inicio mostrándose incapaz de abandonarlos pese a los relevos sucedidos en el banquillo terminando, ya bajo las órdenes de Carlos Ríos, vigésimo tras un maquillaje de resultados final que no le impide perder la categoría.

Después de tan agria despedida de la categoría de plata en este ciclo que se alarga tan solo tres temporadas, en la edición 12/13 se regresa al campeonato de Segunda División B donde, como suele suceder, los blanquinegros son serios aspirantes al ascenso. Ubicados en el Grupo IV, el F.C. Cartagena entrenado primero por José Francisco Grao García «Pato» y en las veintidós últimas jornadas por José Rojo Martín «Pacheta» consigue ser subcampeón a dos puntos del Real Jaén C.F. en un reñido duelo por el título, clasificándose para una Promoción de Ascenso donde se depositan muchas ilusiones que serán rotas rápidamente en Cuartos cuando, en una intensa eliminatoria ante el Caudal Deportivo, de Mieres, después de empatar 0-0 en la localidad asturiana caen en casa con un inesperado 0-1 que los aparta de su camino. En la temporada 13/14 la plantilla es entregada a Luis García Tevenet siguiendo en el Grupo IV junto a los clubs andaluces, murcianos, extremeños, norteafricanos y castellano-manchegos terminando en tercer lugar precedido por Albacete Balompié y La Hoya Lorca C.F., obteniendo por segundo año consecutivo el pase a los Cuartos de la Promoción de Ascenso donde nuevamente ante un club asturiano, en esta ocasión el Real Avilés C.F., cae eliminado después de perder 1-3 en casa ante la frustración de sus seguidores y en la localidad industrial por 2-0.

Un intenso cambio en la plantilla de la campaña 14/15 y poco acierto a la hora de fichar, a punto estuvieron de causar a los blanquinegros un severo traspiés en Liga cuando, ni Simón Ruiz al cargo del equipo en sus primeras dieciocho jornadas ni Manuel Sánchez Palomeque en el resto, pudieron levantar una situación que parecía abocada al descenso. Afortunadamente para sus intereses, un cuádruple empate con La Roda C.F., Córdoba C.F. «B» y Arroyo C.P. les dejó en decimosexto puesto escapándose del descenso directo por los pelos debiendo de defender su plaza en la categoría mediante una Promoción de Permanencia disputada y saldada con éxito ante Las Palmas Atlético en la que, después de empatar 0-0 en casa, un empate 1-1 en la capital canaria garantizó su continuidad a consecuencia del valor doble de los goles anotados a domicilio. Con el susto en el cuerpo la sesión 15/16 fue más llevadera ocupando los murcianos la séptima plaza aunque contando hasta con dos entrenadores como Víctor Manuel Fernández y Alberto Fernández Monteagudo.

En la edición 16/17 se mejoró ostensiblemente la plantilla con el ánimo de estar en los puestos de arriba e intentar promocionar contando con la presencia de Monteagudo al frente del timón, técnico con el que se consiguió la cuarta plaza no sin dificultades en un grupo muy igualado donde La Hoya Lorca C.F., Real Murcia C.F. y C.F. Villanovense estuvieron un paso por delante. Clasificados para la Promoción de Ascenso, el F.C. Cartagena al fin pudo remontar los Cuartos eliminando al C.D. Alcoyano con el que empató en casa 0-0 y al que venció en tierras alicantinas por 0-2, siendo sin embargo un infortunio las Semifinales cuando, tras perder 1-2 en casa ante el F.C. Barcelona «B», después de vencer 0-1 en la capital condal se demostró que podría haberse llegado más lejos. En la temporada 17/18 se le confió nuevamente el proyecto albinegro a Monteagudo quien no defraudó en Liga consiguiendo el primer puesto y título dentro del Grupo IV en un intenso duelo resuelto por un solo punto de margen ante el Marbella F.C., clasificándose como era su deseo para una Eliminatoria de Campeones donde había mucho en juego. En un par de encuentros muy intensos, los blanquinegros derrotaron en casa al C.F. Rayo Majadahonda por 2-1 siéndole el resultado favorable durante el encuentro de vuelta hasta que en el minuto 97 anotaron los madrileños el 1-0 que les privaba del ascenso directo ante su desesperación. Cariacontecidos y desmoralizados, los cartaginenses todavía superaron al Real Club Celta de Vigo «B» en Semifinales empatando 0-0 en la localidad olívica y 1-0 en casa plantándose en la gran Final, nueva oportunidad de ascender que se les escapó ante un rocoso Extremadura U.D., de Almendralejo, con el que perdieron en tierras pacenses 1-0 no pudiendo remontar en casa al empatar 0-0.

En la campaña 18/19 Gustavo Adolfo Munúa Vera fue el técnico elegido para realizar un nuevo intento por ascender perdiéndose el título de Liga y con ello primer puesto en beneficio del Real Club Recreativo de Huelva por escasos tres puntos, accediendo a Cuartos donde le esperaba un combativo Real Madrid Castilla que le derrotó en la capital por 3-1 siendo complicado el encuentro de vuelta, aunque resuelto positivamente al vencer 2-0. Clasificados para Semifinales, el rival si cabe fue más difícil pues la S.D. Ponferradina les derrotó en casa 1-2 y una semana más tarde en tierras bercianas por 1-0 zanjando su continuidad en la competición. Cerrando la década, la sesión 19/20 se empezó con Munúa en el banquillo siendo sustituido por Borja Jiménez Sáez en la Jornada diecinueve manteniéndose los blanquinegros en primer puesto hasta que, debido a la crisis sanitaria, en marzo la Federación Española suspendió la continuidad del torneo. Con el paso de los meses y viéndose la llegada de la nueva temporada, en el transcurso de julio se efectuaron los encuentros de la Eliminatoria de Campeones donde los cartaginenses apostaron decididamente por el ascenso no desaprovechando tan magnífica oportunidad ante el C.D. Atlético Baleares en una eliminatoria a encuentro único disputada en un terreno neutral como el Estadio de La Rosaleda, de Málaga, escenario en el cual después de empatar 0-0 en el tiempo reglamentario y prórroga, se llegó al lanzamiento de penaltis con resultado favorable a los cartageneros quienes, con el 3-4, ascendían a Segunda División por fin.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Ábum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • 100 años de fútbol en Cartagena 1906-2006. José Monerri Murcia y Jaime Cros Gil. Asociación CAHFCT. Ediciones Corbalán (2006).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Archivo privado de Félix Martínez Martínez.
  • Anuarios de la RFEF.
  • La Tierra. Diario.
  • Balompié. Semanario.
  • El Liberal de Murcia. Diario.
  • La Verdad de Murcia. Diario.
  • El Tiempo. Diario.
  • Murcia Deportiva. Semanario.
  • Levante Agrario. Semanario.
  • Línea. Diario.
  • www.cahfct.org Club de Amigos de la Historia del Fútbol en Cartagena.
  • www.laverdad.es Diario.
  • www.cartagenadiario.es Diario.
  • www.laopinondemurcia.es Diario.

 ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Deportiva Las Palmas, S.A.D.

 

Escudo U.D. Las Palmas, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Las Palmas, S.A.D.
  • Ciudad: Las Palmas de Gran Canaria (Gran Canaria)
  • Provincia: Las Palmas
  • Comunidad Autónoma: Islas Canarias
  • Fecha de constitución: 22 de agosto de 1949
  • Fecha de federación: 22 de agosto de 1949

DATOS SOCIALES:

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Unión Deportiva Las Palmas (1949-1992)
  • Unión Deportiva Las Palmas, S.A.D. (1992-)

TÍTULOS NACIONALES:

4 Ligas de Segunda División:

  • 1953/54
  • 1963/64
  • 1984/85
  • 1999/00

2 Ligas de Segunda División B:

  • 1992/93
  • 1995/96

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de Gran Canaria
  • Inauguración: 8 de mayo de 2003
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de Gran Canaria (2003-)
  • Capacidad: 32.665 espectadores

OTROS ESTADIOS:
  • Estadio Las Palmas (1949-1951) / Estadio Insular (1951-2003)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales UD Las Palmas

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes UD Las Palmas

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN LAS PALMAS:

A mediados del s. XIX ya existen indicios de que en la isla de Gran Canaria se practican diversos “juegos de pelota” por  jóvenes estudiantes de la colonia inglesa asentada en la isla que regresaban de sus estudios en Inglaterra. El primer campo utilizado por estos fue el denominado Campo de las Rehoyas.

Ya en febrero de 1894 se tiene noticia de lo que podríamos llamar el primer club dedicado al fútbol como tal, donde la prensa local se hace eco de un encuentro disputado entre el Grand Canary F.C. y una Escuadra Inglesa. También se tiene noticias del equipo denominado Las Palmas F.C. del Puerto de La Luz. Estas primeras formaciones estaban compuestas íntegramente por jóvenes ingleses que residían en la isla y disputaban encuentros frente a las copiosas tripulaciones de buques de guerra que estaban de paso.

En la primera década de s. XX comienzan a surgir los primeros clubs creados por jóvenes locales canarios. Así pues, hacia el año 1904 surgen los primeros equipos autóctonos en la isla de Gran Canaria, siendo uno de los primeros clubs en fundarse el Club Gimnástico, el cual disputaba sus encuentros en Santa Catalina, en unos terrenos llamados Teso del Porteño que después ocupó la Compañía Escandinava de Canarias; y el Club Canario, creado por los hermanos Vayo y que con posterioridad devendría en Sporting Club Las Palmas, para la práctica de otros deportes. A estos le siguieron otros conjuntos como el de Los Veintidós, el Pipiolo, el Tristany ó el Unión Central del Puerto, entre tantos otros. En los inicios también fueron utilizados como terreno de juego para la práctica del fútbol unos arenales a los que denominaban Campo de los Ingleses.

En el año 1905 tiene lugar la fundación de uno de los históricos del fútbol canario: el Marino Foot-ball Club. Después de unos años desde la implantación del fútbol, este deporte sufre una crisis en beneficio del béisbol en 1907 en la que desaparecen muchos de los equipos que se habían formado. Con la llegada a la isla en 1908 de José Gonçálvez García, junto con Eliseo Ojeda y otros jóvenes devotos de este deporte se vuelve a fomentar su práctica. Poco después, a finales de la década se fundan equipos importantes como: el Artesano F.C. en 1909, el Sporting Club Victoria ó el C.D. Porteño en 1910. Los dos clubs históricos, tanto Marino F.C. como Sporting Club Victoria, serán cantera continua e inagotable de jóvenes talentos hasta la creación de la Unión Deportiva.

El Marino Foot-ball Club fue fundado el 12 de mayo de 1905 por D. Eusebio Santana Torres en la Calle Cebrián dentro del barrio de Arenales junto al incomparable marco que ofrece el mar, de ahí la inevitable elección de su nombre. En un principio sus colores fueron el amarillo y azul, para luego pasar a vestir camisa azul y pantalón blanco. Tras un periodo de inactividad, en 1911 el equipo es reorganiazado por Eliseo Ojeda y pasa a jugar en el Campo del Muelle Grande, para luego en 1916 pasar a disputar sus encuentros en el Campo del Sagrado Corazón de María hasta la creación del Campo de España en los años veinte, terreno que abandonará en 1944 al transformarse este en canódromo. Esta decisión provoca que el Marino C.F. tenga que costearse la construcción de un nuevo campo, el Estadio de Las Palmas, inaugurado en 1944. Fue esta sociedad la gran rival de otro histórico como el Real Club Victoria durante casi cuarenta años, disputando apasionadamente los campeonatos regionales e interregionales de Canarias con la obtención de varios títulos en su haber. En 1941 y con la aplicación de la nueva Ley que prohíbe los extranjerismos cambia su nombre a Marino Club de Fútbol.

Pepe Gonçálvez, que aprendió a jugar de mozo en Inglaterra, nada más regresar a su tierra en 1907 crea un equipo en el Puerto de La Luz llamado Victoria. Sin embargo, este equipo carecía de sede social y no se registra oficialmente. Ya en el año 1910 se crea el Sporting Club Victoria, siendo su primer presidente electo Agustín Domínguez. El equipo viste camiseta a listas blancas y negras, y pantalón negro. Con el paso del tiempo esta sociedad irá captando a numerosos simpatizantes y adquiriendo una gran importancia dentro de la isla y del archipiélago. El 8 de julio de 1914 son creados los estatutos del club, siendo aprobados por la Delegación del gobierno el 14 de julio, fecha de su constitución oficial. El 5 de febrero de 1923 es nombrado Presidente de Honor a S.M. Don Alfonso XIII, recibiendo el título de Real y pasando a ser conocido como Real Club Victoria. Este club fue el único que consiguió competir en la Copa de España hasta 1950 y el primero en viajar a la península, concretamente en 1925, para competir en una gira que le lleva a jugar en Valencia, Aragón, Cataluña y Andalucía. En 1931 cambia su nombre a Club Deportivo Victoria, recuperando en 1940 su tradicional nombre de Real Club Victoria. En el año 1937 pasa a jugar sus encuentros en el Campo de Fútbol Pepe Gonçalves, construido en honor del fundador del Real Club Victoria.

En el 1911 aparece el Santa Catalina F.C. del barrio que le da el nombre. Con las fiestas de La Naval de 1911 celebradas en el popular barrio de La Isleta, se organiza un torneo por el que se rehace el Unión Central del Puerto para enfrentarse al combinado llamado Oriental de Las Palmas, celebrado en el Campo de Rompeolas. Comienza entonces a disputarse con motivo de estas fiestas el primer Campeonato de Las Palmas, cuya primera edición en 1912 la ganó por 2-1 el Sporting Club Victoria al Marino F.C.. También es digno de mención el encuentro celebrado el 1 de mayo de 1912 disputado en Santa Cruz de Tenerife entre el Sporting F.C. de Tenerife y el Sporting Club Victoria, el cual es considerado el primer Campeonato de Canarias y que acabó con victoria visitante por 0-1. La edición siguiente de 1913 se repetiría resultado en el mismo escenario y con los mismos protagonistas, esta vez por 0-3. En la edición de 1914 visitaría la isla tinerfeña el Marino F.C., perdiéndo por 1-0. Volverían los marinistas en la edición de 1915 para encajar un contundente 4-0 y suspenderse el encuentro al retirarse estos a causa de las decisiones arbitrales. En junio de 1916 sería el C.D. Porteño el representante de Gran Canaria, repitiéndose los sucesos acaecidos en la edición anterior, al retirarse los porteños tras encajar un 2-0.

En el mes de junio de 1914, el Tristany pasa a denominarse Club Deportivo Gran Canaria. Algunos de sus directivos consiguieron en 1915 que se constituyerá un subcomité dentro de la Federación Regional de Andalucía en Las Palmas, que tuvo una duración efímera de tan sólo un año en un intento de crear una federación regional canaria. El equipo vestía camisa y pantalón blancos, y fue junto a los dos clubs históricos, uno de los principales clubs en la isla de Gran Canaria. Fue el principal propulsor de la creación de la Unión Deportiva, a la que donó todo su patrimonio y sala de trofeos.

Es a partir de entonces cuando en la isla resurgen los equipos hasta la llegada de una nueva crisis provocada por la I Guerra Mundial, en la que existe una periodo de inactividad futbolística entre 1917 y 1922. Esta vez la crisis fue debida a la falta de promoción de este deporte frente a otros como la lucha canaria o las corridas de toros, y a la falta de terrenos de juego para la práctica del fútbol. Con todo, sí se disputaron los Campeonatos de Canarias: el 8 de diciembre de 1917  se celebra en la ciudad de Las Palmas, venciendo por 3-0 el Marino F.C. sobre el Sporting F.C. de Tenerife; el 2 de mayo de 1919 en Santa Cruz vence el C.D. Gran Canaria por 2-1 al Sporting F.C. de Tenerife.

En 1921 surge el C.D. Santa Catalina paticipándo en la Copa Lucana y tras una serie de problemas internos, el por entonces presidente D. García de Celis, lleva a cabo una reestructuración en el equipo, cambiando el 7 de agosto de 1926 el nombre a Athletic Club. Los “leones del puerto” que así es como se les conocía, tomaron como distintivos los propios del club madrileño. Vestía camisa blanca y roja a listas, y pantalón azul. Con la prohibición de los extranjerismos en enero de 1941 cambia a Atlético Club.

En 1922 resurge el fútbol en la isla gracias al empeño de equipos como el C.D. Porteño y el C.D. Gran Canaria. Ya reorganizados los clubs, se disputan cuantiosos partidos entre equipos de la isla y otros encuentros entre equipos de  islas vecinas. Pasado el verano, se acuerda que el vencedor de cada isla dispute el Campeonato de Canarias, título patrocinado por los cigarrillos Lucana 66 y que a la postre recibiría el nombre de Copa Lucana. El 4 de marzo de 1923 se disputó en el Campo de Deportes España la Final entre el Marino F.C. y el C.D. Tenerife, con resultado de 2-0 y una vez más el partido suspendido por la retirada de los visitantes por su disconformidad ante la actuación arbitral.

El 13 de septiembre de 1926 quedaba constituída la Federación Canaria de Clubs de Foot-ball, la cual fue aceptada por la RFEF en la Asamblea Nacional celebrada en junio gracias a D. José Rivas. La ciudad era ya en esta década un caldo de cultivo de innumerables clubs que poco a poco fueron sumándose a los dos históricos: el Argentino F.C., el Héspérides F.C., la Unión Marina F.C., el Sporting Club San José, club este fundado el 8 de diciembre 1913 y en la actualidad Real desde 1988, la  Sociedad Gimnástica, el C.D. Español, la U.D. Santa Catalina, el Acevedo  F.C., el Ferreras F.C., la Sociedad Balompédica, el Unión Athletic, el Peñarol F.C., el Rehoyano F.C., el C.D. Estrella, el Luz y Progreso F.C., el Apolinario F.C., el C.D. Águila, el Canalejas C.F., el Levante F.C., el Racing Club, el Sporting X F.C., etc. Estos clubs compiten en las distintas categorías regionales hasta la llegada de la Guerra Civil, la cual genera un periodo obligado de inactividad hasta su fin en 1939.

Tras la Guerra Civil no comienza a disputarse el Campeonato Regional en la campaña 39/40, sino en la siguiente 40/41. Así mismo, en enero de 1941 todos los clubs pasan a castellanizar sus nombres por la entrada en vigor de la Ley de prohibición de extranjerismos. El C.D. Gran Canaria y la Sociedad Gimnástica (que ocupó la plaza de los grancanarios en Primera Categoría la última temporada 35/36 tras ser descendido por no presentarse a un partido de promoción suspendido por no reunir el terreno de juego las condiciones reglamentarias), acuerdan una unión para poder disputar la sesión 40/41, participando bajo el nombre de Gimnástica-Gran Canaria. El C.D. Gran Canaria recupera en la siguiente sesión 41/42 su tradicional nombre, mientras que la temporada 43/44 reaparece la Sociedad Gimnástica como Gimnástica C.F..

En el año 1940 tiene lugar la fundación del Arenas Club, uno de los tres equipos fusionados para dar lugar a la Unión Deportiva. El Arenas Club participa por primera vez la temporada 40/41 encuadrado en Segunda Categoría, donde acaba siendo subcampeón. Campeón lo es en la 43/44, ascendiendo a Primera Categoría y permaneciendo en ella hasta el momento de su fusión. El equipo vestía camiseta roja y pantalón blanco.

A mediados de la década de los años cuarenta aparecen nuevos clubs, caso del C.D. Las Palmas, el Nuevo Club Deportivo, el Estrella Blanca C.F. ó el C.D. Telde. Por desgracia, un común denominador unía a todos los clubs canarios y este era la negativa que padecían por parte de los clubs peninsulares a ser aceptados como rivales para competir, debido fundamentalmente a la carestía de los desplazamientos y a la lentitud de estos. Durante numerosos años el fútbol canario vivió sumido en el aislamiento, marginado y basándose como única salida en la realización de competiciones interinsulares y alejado del resto del país. Pese a todo, los ojeadores peninsulares no eran ajenos a las hornadas de grandes jugadores que salían de la isla, por lo que los más destacados siempre tuvieron hueco e ingresaron en los clubs denominados “grandes”, tal es el caso del centrocampista Luis Molowny que en 1946 ficha por el Real Madrid C.F. procedente del Marino C.F.

HISTORIA DEL CLUB:

1949 – 1950

A finales de los años cuarenta la situación del fútbol grancanario da un giro inesperado y las fuerzas locales, exasperadas ante la fuga constante de jóvenes valores a clubs peninsulares, deciden aunar los esfuerzos de los principales clubs de Las Palmas y unirse bajo un nuevo club, fuerte y potente, que represente a la ciudad en categoría Nacional. Los impulsores del proyecto fueron D. Manuel Rodríguez Monroy y D. Adolfo Miranda Ortega, vicepresidente y presidente respectivamente del Comité Regional de la Federación de Fútbol de Las Palmas.

Tras la ponencia de fusión expuesta en una reunión celebrada el 28 de febrero en la Federación Regional, y tras numerosas conversaciones que mantienen los clubs de la ciudad que compiten en la Primera Categoría, éstas acaban fructificando el 22 de agosto de 1949 cuando los cinco clubs implicados: Marino C.F., Real Club Victoria, C.D. Gran Canaria, Atlético Club y Arenas Club, deciden aceptar la  fusión y crear el “equipo único”: la Unión Deportiva Las Palmas.

La U.D. Las Palmas es un club resultante de la fusión inicial de los clubs C.D. Gran Canaria y Arenas Club, que junto al Atlético Club estuvieron desde un principio a favor de dicha unión. El Atlético Club se incorpora a la fusión con posterioridad en una segunda fase, por lo que en un principio es inscrito para competir en la Primera Categoría para la temporada 49/50, aunque finalmente no lo haría. Tras esta fusión, desaparecen como tales Arenas Club, C.D. Gran Canaria y Atlético Club, mientras que los dos históricos Real Club Victoria y Marino C.F., pese a no poder sufragar los gastos iniciales del proyecto por la delicada situación económica en la que se encontraban, deciden aportar parte de sus jugadores más destacados. La sede social del nuevo club sería la propia del C.D. Gran Canaria sita en el nº 1 de la Plazoleta de Luis Antúnez y su primer presidente electo fue D. José del Río Amor. Los colores del nuevo equipo serían camisa amarilla, pantalón azul y medias azules con vuelta amarilla, colores de la bandera que representa la Provincia Marítima a la que pertenece la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. El terreno de juego sería el Estadio Las Palmas, propiedad del Marino C.F., inaugurado el 25 de diciembre de 1944 con un encuentro entre una Selección de Las Palmas y otra Selección del Puerto de La Luz.

Los equipos de Marino C.F. y Real Club Victoria mientras, a pesar de haber perdido a sus profesionales, optan por seguir con su vida deportiva con formaciones plenas de jugadores amateur. La constitución de la U.D. Las Palmas forzó a que después de un largo proceso de negociaciones, el 6 de junio de 1949, la Federación Española aprobase la inclusión de los equipos grancanarios en competiciones nacionales. Así pues, en la temporada 49/50 tras conquistar la U.D. Las Palmas el Campeonato Canario, pasa a entrar en la Fase Final de Ascenso a Segunda División obteniendo la segunda plaza tras la U.D. Melilla, puesto que le permite ascender a la categoría de plata por vez primera en su cortísima historia.

1950 – 1960

En la campaña de su debut en Categoría Nacional 50/51 lleva a cabo un gran torneo y queda tercero en su grupo, con lo cual accede a disputar la Promoción de Ascenso. En esta participan el club grancanario, dos conjuntos de Primera División: Club Real Murcia y C.D. Málaga; más tres de Segunda División: U.D. Salamanca, Real Zaragoza C.D. y Cto. de Dep. Sabadell. En la Liguilla se impone el conjunto canario y consigue el ascenso a Primera División en tiempo record después de una corta existencia de dos años solamente. Su estreno en Primera División de la campaña 51/52 es efímero y acaba con el club descendido, pues a pesar de mostrarse fuerte en casa, a domicilio tan sólo consigue un empate y catorce derrotas. Pero la U.D. Las Palmas es ya un club fuerte y no se desanima con la primera adversidad encontrada. Basado en una cantera prolífica en buenos jugadores y de gran nivel, en la temporada 52/53 queda cuarto rozando las puertas del ascenso, objetivo que alcanza en la campaña 53/54 al proclamarse Campeón de su grupo y conseguirlo directamente.

En el año 1953, el Estadio Las Palmas es adquirido en propiedad por el Cabildo Insular de Gran Canaria, cambiando su nombre a Estadio Insular y cediendo su uso a la U.D. Las Palmas como ya venía haciendo desde su fundación. Con este su segundo ascenso, hasta el final de la década permanecerá en Primera División compartiendo vicisitudes con los grandes del momento, siendo seis las temporadas en las que se ve buen fútbol en el Estadio Insular. Grandes jugadores como Silva y Mújica dan la estabilidad necesaria en un ciclo en el que la entidad amarilla no sobrepasa el décimo puesto. Sin embargo, en la campaña 58/59 recibe el primer aviso al tener que jugarse la permanencia con el Levante U.D., aunque salvado con fortuna: 1-2 en Valencia y empate a uno en el Insular. En la temporada 59/60 se cierra este periodo con el descenso a Segunda División al ser último clasificado en Liga.

1960 – 1970

Durante los primeros años de los sesenta el club canario entra en una pequeña crisis deportiva. Por primera vez en su historia recurre a jugadores forasteros para reforzar su plantilla y en la Liga, aún a pesar de rozar el ascenso, este se escapa en varias ocasiones por escaso margen. En la temporada 63/64 con Vicente Dauder en el banquillo reúne un excelente grupo mezclando jugadores foráneos y canteranos que le proporcionan el ansiado ascenso a la división de honor. Con este éxito empieza la gran época dorada de la U.D. Las Palmas con casi veinte temporadas consecutivas en Primera División. En la segunda parte de los sesenta aparecen grandes jugadores que aún hoy en día perduran en la memoria de la afición grancanaria como: Castellano, Tonono, Guedes, Martín Marrero y Germán.

El equipo va de menos a más y tras pasar tres temporadas en la zona meridiana de la tabla clasificatoria, en la campaña 67/68 alcanza el tercer puesto en dura pugna con los todopoderosos Real Madrid C.F. y C.F. Barcelona de los que le separan pocos puntos. En la edición 68/69 realiza el mejor campeonato de su historia, pues el club amarillo es subcampeón contra todo pronóstico, aunque eso sí distanciado a 9 puntos del Campeón Real Madrid C.F.. En 1969 debuta en la Copa de Ferias sin conseguir superar la Primera Ronda frente al Hertha B.S.C. de Berlín, empatando a cero en el Insular y perdiendo 1-0 en la vuelta con el Estadio Olímpico de Berlín como escenario.

1970 – 1980

La década de los setenta se presenta llena de altibajos deportivos. Nada más empezar tiene hecho el triste y desgraciado fallecimiento de Guedes, con tan solo 28 años. Aún así, con Pierre Sinibaldi en el banquillo, el club termina quinto en la temporada 71/72. Esta plaza le permite entrar en competición europea, competición en donde el club logra eliminar al italiano Torino Calcio y al eslovaco Slovan CH.Z.J.D. Bratislava, siendo eliminado en octavos de final a su vez por el F.C. Twente ’65 holandés. En las ediciones 72/73 y 73/74 finaliza undécimo, pero el suceso más destacable es el nuevo fallecimiento de un jugador del club. En este caso es Tonono como consecuencia de una infección hepática. El club canario que se siente maltratado por la fortuna con tanta desgracia, recula unos puestos en las ediciones siguientes, víctima de la mala suerte y de las circunstancias.

En la edición 76/77 la U.D. Las Palmas cuenta con tres argentinos muy cotizados que le llevan al cuarto puesto. Son Carnevalli, Morete y Brindisi. Con ellos participa en Europa la 77/78, superando en UEFA a F.K. Sloboda yugoslavo en primera ronda y siendo eliminado en la siguiente por el Ipswich Town F.C.. En la edición de 1978 llegan brillantemente y con mucho esfuerzo a la Final de la Copa del Rey, competición que les enfrenta con el F.C. Barcelona. En esta pierden por 1-3 ante los catalanes en un encuentro con claro signo barcelonista, pero que supone un reconocimiento general a la afición y fútbol canario. Son buenos tiempos y el equipo es cotizado dentro del país. Finalizan cuartos en la temporada 76/77, séptimos en la 77/78 y sextos en la sesión 78/79.

1980 – 1990

Con la llegada de los años ochenta muchas de sus figuras fichan por clubs de más renombre y el club se debilita. Son años de vacas flacas y deportivamente se retroceden varios puestos dentro de la clasificación. Toca ahora luchar por no descender, objetivo que no alcanza plenamente al cerrase al término de la temporada 82/83 un brillante ciclo de diecinueve temporadas entre la élite, descendiendo a Segunda División. Dos son las temporadas que necesita para volver a estar entre los grandes, pues tras ser undécimo en la campaña 83/84 se proclama Campeón en la temporada 84/85 con Roque Olsen de entrenador. En su participación dentro de la Copa de la Liga, es subcampeón la edición 83/84 al caer en la Final frente al C.D. Castellón: derrota por 3-1 en la ida y empate 1-1 en la vuelta celebrada en Estadio Insular. El regreso a Primera División dura tres temporadas pues al término de la sesión 87/88 desciende lamentablemente tras culminar una nefasta campaña en la que pierde muchos encuentros. El club se encuentra en Segunda División A desanimado y empezando a acumular una gran deuda fruto de los grandes gastos realizados recientemente.

1990 – 2000

Deportivamente puede afrontar la competición, pero tras cuatro temporadas el ciclo llega a su fin y agotado acaba descendiendo a Segunda División B al término de la campaña 91/92. Se deben seiscientos millones de pesetas y ha de afrontar la conversión a Sociedad Anónima Deportiva, trámite que consiguen superar con el aporte de varias entidades y organismos que finalizan con su transformación en U.D. Las Palmas, S.A.D.. En la Liga se copan los primeros puestos pero son necesarias cuatro temporadas para salir del pozo de la Segunda División B. En la campaña 92/93 son Campeones de Liga mientras que en la Promoción son superados por Hércules C.F. y U.D. Salamanca, siendo última la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega.

En la temporada 93/94 son segundos y en la Liguilla son superados por la U.D. Salamanca. Le acompañan en esta fase Levante U.D. y Barakaldo C.F.. En la edición 94/95 son terceros en Liga pero de nuevo sufren un duro revés en la Promoción. En esta ocasión es el Deportivo Alavés quien les priva del ascenso, quedando rezagados U.D. At. Gramanet y Real Jaén C.F.. Por fin, es en la campaña 95/96 cuando consiguen ascender a Segunda División A tras ser Campeones de Liga y de Promoción, superando a: Elche C.F., Club Gimnàstic de Tarragona y Cultural y Dep. Leonesa. La estancia en Segunda División se alarga cuatro temporadas, pues en la edición 99/00 se proclama Campeón después de un gran torneo con Sergio Kresic en el banquillo y consigue un merecido ascenso a Primera División. Previamente en la campaña 97/98, había disputado la Promoción de Ascenso sin fortuna, siendo eliminado como aspirante por el Real Oviedo: derrota por 3-0 en la capital asturiana y un insuficiente 3-1 en casa.

2000 – 2010

El nuevo siglo empieza con dos presencias en Primera División que entusiasman a la afición grancanaria, temporadas 00/01 y 01/02, al término de la cual desciende tras ser decimoctavo. Aparecen figuras locales de la prolífica cantera local como Guayre y Ángel, quienes acabarán finalmente en otros clubs. El 29 de junio de 2003 disputa su último partido en el Estadio Insular frente al Elche C.F. con resultado de 4-1, para poco antes inaugurar el 8 de mayo el nuevo Estadio Gran Canaria en un encuentro frente al Royal Sporting Club Anderlecht belga, con resultado final de 2-1. Nuevamente en Segunda División, durante la campaña 02/03 son quintos aunque sin opciones al ascenso, objetivo que se torna amargo sin embargo a la conclusión de la edición 03/04 cuando descienden al ser últimos, después de una trayectoria desastrosa.

La Unión Deportiva se haya muy cerca de la ruina y de la desaparición, pero gracias a la Ley concursal que le es aplicada en noviembre de 2004 por la deuda reconocida de más de 60 millones de euros, y al empresario Miguel Ángel Ramírez, quien accede a la presidencia, se evitan alcanzar cotas más trágicas. Deportivamente el club durante la temporada 05/06 es tercero en Liga, consiguiendo en la Promoción ascender a Segunda División A tras superar a Real Sociedad de Fútbol “B”: 1-0 en el Estadio de Gran Canaria y derrota por 2-1 en la capital guipuzcoana, valiendo doble los goles obtenidos a domicilio; y C.D. Linares en la Final: 2-2 en la ida y 1-0 en Las Palmas. Desde entonces el conjunto insular se encuentra en Segunda División A atravesando una discreta fase en su historia con graves problemas económicos y por ende deportivos que no le permiten superar con holgura cada campeonato, además de permanecer lidiando peligrosamente con el descenso a excepción de la campaña 07/08 que se salda con un octavo puesto. En la campaña 09/10 es decimoséptimo clasificado consiguiendo la permanencia en parte a la efectividad de sus delanteros Rondón y Javi Guerrero, afrontando el futuro con moderado optimismo a la espera de que lleguen tiempos mejores.

2010 – 2020

El cambio de década trae en su temporada inicial 10/11 resultados muy similares a los últimos tiempos, quedando el conjunto grancanario en decimoquinto puesto aunque sin temerse su continuidad en la categoría en momento alguno, con una plantilla plagada de jugadores insulares producto de su fértil cantera. En la edición 11/12 se mejoran las prestaciones y con una plantilla mejorada que se hace fuerte en casa se consigue un meritorio noveno puesto que certifica la progresión de los canarios.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Constitución y formación de la U.D. Las Palmas: 1971. Ildefonso García Campos y Álvaro Meneses Travieso. Editorial Universidad de Las Palmas (2001).
  • 100 años de fútbol canario. 4 volúmenes. Javier Domínguez García (1998).
  • Historia del fútbol canario… Todo empieza aquí (retrospectiva 1905/1950). Manuel Navarro Tejera (2005).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.laprovincia.es Diario.
  • www.canarias7.es Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D.

 

Escudo C.D. Numancia de Soria, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D.
  • Ciudad: Soria
  • Provincia: Soria
  • Comunidad Autónoma: Castilla y León
  • Fecha de constitución: 9 de abril de 1945
  • Fecha de federación: mayo de 1945

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Deportivo Numancia (1945-1998)
  • Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D. (1998-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 2007/08

4 Ligas de Tercera División:

  •  1961/62
  • 1962/63
  • 1965/66
  • 1988/89

 

ESTADIO:

  • Nombre: Nuevo Estadio Los Pajaritos
  • Año de inauguración: 1999
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio Los Pajaritos (1999-)
  • Capacidad: 9.025 espectadores

OTROS ESTADIOS:
  • Campo de San Andrés (1945-1973)
  • Campo de La Arboleda, Almazán (1973/74)
  • Campo de Fútbol Municipal, El Burgo de Osma (1973/74)
  • Campo de San Juan, Garray (1974-1989)
  • Estadio Municipal Los Pajaritos (1989-1999)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales CD Numancia Soria

ESCUDOS DEL CLUB DEPORTIVO NUMANCIA DE SORIA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL CLUB DEPORTIVO NUMANCIA DE SORIA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes CD Numancia Soria

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SORIA:

La historia del fútbol en la ciudad castellana de Soria comienza en los años veinte en pleno apogeo y expansión de este deporte con la creación de varios clubs, muy humildes todos ellos, en los que se enrolan los jóvenes de la época. Así, clubs como el Urbión, el Stade Soriano y el Águila Roja se convertirán en los pioneros, aunque rodeados de multitud de problemas tendrán una vida efímera por no disponer de un terreno de juego en condiciones para llevar a cabo sus inquietudes deportivas. Más tarde, alrededor de los años treinta, surge el primitivo Numancia F.C., una entidad más organizada que las anteriores pero que carece, al igual que los citados proyectos, de un campo propio. Pese a todo consigue asentarse en la ciudad y captar la atracción de los aficionados, disputando ya encuentros con rivales castellanos de su zona de ámbito y clubs aragoneses principalmente.

 

Tras el paso de la Guerra Civil, Soria se encuentra con un panorama de posguerra en el que no hay ni el menor atisbo de práctica deportiva. Mientras el resto del país se está organizando para presentar sus clubs y empezar a competir, en la ciudad pasan varios años hasta que en el verano de 1942 aparece en escena el C.D. Numanciano, precursor del actual club. La nueva entidad deportiva es precaria y no llega a consolidar entre la afición, desapareciendo pocos años después.

HISTORIA DEL CLUB:

1945 – 1950

Sin embargo, el fútbol crece entre las masas y empieza a convertirse en un fenómeno social. Soria, quien no quiere vivir ajena a este movimiento, como capital de provincia y al igual que sucede con otras tantas capitales del Estado, es invitada a participar en el Campeonato de Liga de Tercera División organizado por la RFEF. El problema con el que se encuentran las autoridades es que no tiene club que le represente, con lo cual ha de empezar un nuevo proyecto futbolístico desde cero encargándose de reclutar a futbolistas procedentes de la misma ciudad y de las poblaciones limítrofes. Mediante una escrupulosa selección se escoge a un grupo de jugadores que han destacado recientemente y el 9 de abril de 1945 la nueva sociedad Club Deportivo Numancia se pone en marcha al quedar constituida. Inscrita en el Gobierno Civil, se afilia en el mes de mayo a la Federación Aragonesa por proximidad geográfica y como terreno de juego acondiciona el Campo de San Andrés, siendo su primer presidente Eusebio Brieva.

Deportivamente empieza en la Primera Regional Aragonesa, institución esta en la que tradicionalmente los clubs sorianos se adscriben, consiguiendo ascender al final de la campaña 45/46 a Tercera División tras una gran temporada. En su debut dentro de la categoría recién adquirida alcanza un meritorio cuarto puesto al término de la edición 46/47. En la temporada 47/48 no cuaja un buen rendimiento y es desplazado al décimo puesto, teniendo que disputar una Promoción de Permanencia frente a C.D. Alavés, C.D. Mirandés y S.D. Cultural Durango. El club rojillo no consigue, lamentablemente, estar a la altura de sus rivales y es tercero, perdiendo la categoría. Sin embargo, una disposición de la Federación Española lo vuelve a incluir en Tercera División, quedando anulado su descenso. En la edición 48/49 queda encuadrado en un grupo en el que los desplazamientos son más largos compitiendo con clubs manchegos, madrileños, extremeños y castellanoleoneses, provocando una pequeña crisis económica por los altos gastos ocasionados. En el aspecto deportivo sin embargo son terceros, con lo cual optan al ascenso de categoría. El C.D. Numancia se enfrenta mediante Promoción a Club Ferrol, S.D. Gimnastica Lucense y S.D. Erandio, quedando primero de grupo de forma sorpresiva y consiguiendo ascender a Segunda División con la paradójica cifra de catorce tantos a favor y diecisiete en contra.

El debut en Segunda División llega en la temporada 49/50, enmarcado en el grupo norte con fuertes rivales de la zona. Pese a empezar mal, el equipo se recupera en la segunda vuelta y finaliza decimotercero.

1950 – 1960

En la campaña 50/51 no puede repetir la hazaña de la edición anterior y desciende a Tercera División al concluir decimoséptimo y último, destacando la pérdida de puntos por sanción al alinear varios jugadores en plena mitad de temporada de forma no reglamentaria. En la temporada 51/52 acaba decimotercero inmerso en la categoría de bronce, repitiendo alineaciones indebidas, por lo que es nuevamente sancionado. En un principio, al reducirse el número de grupos para la próxima temporada en Segunda y Tercera División, se establece que deberán descender todos los equipos clasificados del séptimo puesto en adelante y que el sexto clasificado de cada grupo deberá de disputar una Fase de Permanencia junto a los dos últimos clasificados de cada grupo. Finalmente, tal medida no prospera y la temida reducción no se lleva a efecto, aunque sí se llega a jugar la Fase de Permanencia, librándose el C.D. Numancia de un descenso seguro.

Con esta campaña, el club soriano empieza un ciclo que le llevará a permanecer durante dos décadas en Tercera División, pasando con los lógicos altibajos. En la temporada 53/54 es duodécimo con una plantilla prácticamente local, mejorando considerablemente en la sesión 54/55 en la que es tercero. En el resto de la década de los cincuenta nada resalta en particular, a excepción de la dimisión en bloque de la junta directiva producida en la sesión 55/56 y del gran susto deportivo de la campaña 59/60 en la que es decimoquinto y a punto está de descender al encontrarse igualado a puntos con el C.D. Binéfar. Cuando el descenso era prácticamente seguro, la retirada de algunos clubs como C.D. Gallur y S.D. Triasú por problemas económicos, hace que el C.D. Numancia sea repescado para la temporada siguiente.

1960 – 1970

La década de los años sesenta se caracteriza por sus buenas campañas deportivas, sobre todo en el primer tramo, en las cuales inicia un continuo asalto sin premio a la Segunda División. En la temporada 61/62 consigue su primer campeonato de Tercera División, con tan sólo una derrota, pero en la primera eliminatoria de la Promoción cae ante la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 1-1 en casa y 2-1 en la ciudad montañesa. En la campaña 62/63 consigue su segundo campeonato, pero nuevamente en la Promoción no está afortunado y sucumbe, en esta ocasión frente al C.D. Calvo Sotelo: 6-0 en Puertollano y 1-1 en casa. En la temporada 63/64 es subcampeón y dispone de otra oportunidad, pero contrario a sus intereses el Club Gimnástico de Tarragona se interpone y lo elimina: 2-0 en casa y derrota por 4-0 en Tarragona. Tercero es en la edición 64/65, consiguiendo su tercer título de la categoría en la campaña 65/66. Un viejo conocido lo elimina en la Fase de Ascenso, se trata de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega: 2-0 y 1-1 en casa.

Tras este periodo de intentos frustrados de ascenso, el club rojillo entra en receso y deportivamente se encuentra muy lejos de las primeras plazas. Tal es así que en la campaña 66/67 se ha de jugar el descenso con el Grupo Deportivo Lamusa de Huesca, conservando la categoría finalmente. En la temporada 69/70, los clasificados entre los puestos noveno y vigésimo han de descender a Regional por reestructuración de la categoría. El C.D. Numancia resulta duodécimo, abandonando la Tercera División casi veinte años después de haber ingresado en ella.

1970 – 1980

La década de los años setenta la empieza en Primera Regional, pasando poco después a la recién creada Regional Preferente. Son años duros y casi nadie quiere tomar la dirección de la entidad. A los graves problemas deportivos se les suman los económicos, siendo ocho las temporadas consecutivas en las que milita en Regional, lejos de su ubicación natural. En este periodo sombrío cabe destacar que en octubre de 1973 abandona su clásico Campo de San Andrés por remodelación de este, teniendo que migrar a las localidades sorianas de El Burgo de Osma y Almazán para poder jugar sus encuentros como local. Sin embargo, la remodelación no es llevada con diligencia y se convierte en un fracaso, encontrándose el C.D. Numancia sin campo en la campaña 74/75. La presión de encontrar una sede hace que se traslade a la localidad de Garray, emprendiendo al mismo tiempo un nuevo terreno de juego en Soria que será finiquitado en pocos meses, el Campo de San Juan, el cual se convertirá en sede del club hasta 1989. Siendo Vicente Valero presidente se consigue ascender a Tercera División en la temporada 77/78, culminando así una etapa de sufrimiento. El club es quinto en la campaña 78/79 y decimocuarto en la 79/80.

1980 – 1990

La década de los años ochenta la empieza con gran parte de su plantilla empleando jugadores procedentes de Madrid. En las primeras temporadas la sociedad, que disputa sus encuentros con clubs aragoneses y navarros, no alcanza ningún hito deportivo que deba ser destacado, hasta que en la campaña 83/84 consigue ser subcampeón de su grupo. Sin embargo, la mala suerte hace que el C.D. Numancia quede excluido de jugar la Promoción de Ascenso por ser uno de los dos peores segundos de todos los grupos de Tercera División, sin contar el X y el XIV. En las campañas posteriores el club soriano, conocedor de la dificultad de militar junto a entidades aragonesas que le suponen una gran rivalidad y un escollo casi insalvable, intenta integrarse en el grupo riojano, más asequible, pero sin éxito alguno. Pese a todo el club sigue reforzándose y en la temporada 87/88 queda cuarto.

Durante el verano de 1988 absorbe al Soria C.F., un club fundado en 1979 que pasa a ser filial con el nombre de C.D. Numancia Promesas, para posteriormente ser C.D. Numancia “B”. En la temporada 88/89 se contrata a Mezquita como entrenador y se confecciona una plantilla de garantías para intentar ascender a Segunda División B, el gran objetivo del conjunto soriano. El equipo responde a la perfección y concluye el campeonato como líder. El debut en Segunda División B llega en la temporada 89/90 y con la novedad de disputar sus encuentros por fin en casa. El 5 de agosto de 1989 se inaugura el Estadio Municipal Los Pajaritos con una reunión atlética (donde no podían faltar los atletas Abel Antón y Fermín Cacho) y con un partido amistoso ante el Real Valladolid C.F. que concluye 0-3. El campo es cedido por el Ayuntamiento al club por un periodo de 25 años. Al final de la temporada en Liga acaba siendo decimotercero.

1990 – 2000

En el inicio de los años noventa el C.D. Numancia se muestra dubitativo, pero consigue mantenerse sin problemas en una categoría en la que se está adaptando poco a poco. Algunas discrepancias entre entrenadores y presidentes parecen llevar algo de zozobra a la entidad, pero nunca traspasan la frontera de lo deportivo. En la temporada 93/94 llega Miguel Ángel Lotina al banquillo soriano. Tras unos comienzos difíciles, el equipo empieza a subir peldaños y al término del campeonato finaliza tercero. Este puesto le da derecho a promocionar para ascender a Segunda División. En su grupo las cosas no acaban de salir como se desea y se concluye tercero sin opciones tras C.F. Extremadura y A.D.C. Manlleu. Último clasificado es la U.P. Langreo.

En la campaña 94/95 se es subcampeón de grupo, cayendo en la Promoción al ser superado por el Ecija Balompié por un sólo punto. Detrás quedan Levante U.D. y Pontevedra C.F.. La temporada 95/96 se caracteriza por su gran intervención en el campeonato de la Copa del Rey, siendo capaz de eliminar a grandes clubs como U.D. San Sebastián de los Reyes, Real Sociedad de Fútbol, Real Racing Club de Santander y Real Sporting de Gijón, llegando a Cuartos de Final en los que se enfrenta al todopoderoso F.C. Barcelona. Frente a estos es eliminado al empatar a dos en Los Pajaritos y perder 3-1 en la ciudad condal. Una gran gesta para un club humilde. Lotina abandona el banquillo soriano y llega un nuevo técnico, Javier Yepes. En mente está el ascenso a Segunda División A y el club lo intenta con Antonio Gómez en el banquillo tras sustituir a Yepes, quedando segundo en la campaña 96/97 dentro de la Liga. En la Promoción no se pierde partido alguno y quedan campeones sorprendentemente superando a Real Club Recreativo de Huelva, Club Gimnàstic de Tarragona y C.D. Manchego.

El reestreno en Segunda División después de tantos años de ausencia formalizado en la campaña 97/98 sabe a gloria para el club numantino, pues consigue ser decimoséptimo y salvar la categoría en el último instante, cumpliendo además con el proceso de conversión en Sociedad Anónima Deportiva, trámite legal que le conlleva a adoptar el nombre de Club Deportivo Numancia de Soria, S.A.D.. En la campaña 98/99 vuelve Lotina al banquillo y con Francisco Rubio de presidente, el conjunto soriano desde la humildad, configura una plantilla equilibrada sin grandes figuras y mucha confianza que le lleva al tercer puesto en Liga y al ascenso directo a Primera División ante la desbordable alegría de sus seguidores. Con el equipo en la máxima categoría, el C.D. Numancia de Soria emprende la construcción de un nuevo feudo con el cual poder recibir a sus adversarios dado que el Campo de Los Pajaritos, a pesar de haber sido ampliado recientemente, no cumple del todo con los requisitos para albergar a una entidad instalada en la élite. El 14 de enero de 1999 y tras unos meses en obras, ve la luz en tiempo récord el Nuevo Estadio Los Pajaritos, con capacidad para más de nueve mil personas. El partido de inauguración enfrentó al club soriano con el Real Zaragoza, con resultado final de 1-3 para los maños y siendo Castaño el primer numantino en anotar en la historia del nuevo estadio. Ante la sorpresa de muchos, el estreno en Primera División de la campaña 99/00 es brillante, pues finaliza decimoséptimo convirtiendo Los Pajaritos en un fortín. Andoni Goikoetxea es su preparador y en el equipo destacan: Rubén Navarro, Pacheta, Barbu, Nagore, “Chispa” Delgado y Octavio.

2000 – 2010

En su segunda temporada en la élite, 00/01, el club soriano no puede resistir el embite de sus adversarios con un equipo muy modesto y desde mitad de la campaña ocupa los puestos rezagados, adueñándose del farolillo rojo bien pronto. Pese a todo, el conjunto da la cara y ofrece batalla en todos sus encuentros. En el descenso a Segunda División a punto esta de atragantársele la temporada 01/02, pues desde el principio no supera la zona media baja de la tabla, temiéndose el descenso. Rosu, Cuellar y la mano del técnico Manu Sarabia hacen el milagro. Los problemas económicos afloran en la entidad rojilla y se marca el objetivo de la permanencia, disputando una temporada 02/03 casi idéntica a la anterior. Unai Expósito, Marini, Kome, Pacheta, Cuéllar y Ojeda destacan en esta campaña dirigidos por Máximo Hernández en el tramo final. La temporada 03/04 supone un nuevo hito en el club soriano, pues se alcanza por segunda vez en pocos años la Primera División. Un fuerte sprint final unido a una gran solidez en casa, junto a la mano del técnico Quique Hernández, hacen que sea tercero con futbolistas como: Pulido, Pineda, Miguel Pérez, Jaime Molina y Juan Carlos Moreno.

La tercera estancia en Primera División se salda con un descenso, dado que en la temporada 04/05 con un presupuesto muy limitado y una plantilla luchadora pero muy ajustada, a poco se puede optar. Es colista durante casi todo el campeonato y tan sólo el Albacete Balompié estaá por debajo en la tabla. Tarantino, Juanlu, Tevenet, Palacios y Pignol son sus jugadores más aventajados, siendo Máximo Hernández el preparador más longevo que ocupa el banquillo tras sustituir a Francisco.

En la campaña 05/06 son octavos en el campeonato con una plantilla muy renovada y tras una primera vuelta bastante complicada. En la segunda parte van de menos a más y consiguen revitalizarse. En la siguiente temporada, 06/07, son de nuevo octavos con un equipo que parece indicar una recuperación deportiva en la entidad soriana, destacando jugadores como: Juan Pablo, Palacios, Nagore, Bolo y Kenji Fukuda. En el verano de 2007 se incorpora a la entidad el técnico Gonzalo Arconada, continuando en la presidencia el incansable Francisco Rubio, mimbres a los cuales se unen algunos jugadores poco reconocidos que finalmente le proporcionan el Campeonato de Liga y el tercer ascenso a Primera División en diez años. Esta nueva gesta del conjunto soriano no se verá refrendada en una cómoda estancia entre los grandes, pues en la campaña 08/09 pese al esfuerzo realizado y la voluntad depuesta, se ocupan puestos de descenso durante casi todo el torneo, siendo de nuevo ineludible la pérdida de categoría al ser decimonoveno clasificado.

Con todo, cabe ensalzar la humildad del cuadro soriano y el buen hacer de su directiva, capaz de enfrentarse con éxito evidente a rivales de más tradición y mayor presupuesto dentro del fútbol profesional, además de ser referencia para el resto de sociedades por su buena labor administrativa y económica, basado en un excelente modelo de gestión y de inversión en su cantera en la que presenta superávit por quinto año consecutivo en sus cuentas. Deportivamente, la campaña 09/10 bajo la tutela de Gonzalo Arconada sigue la trayectoria de las últimas ediciones en las que el club soriano cumple honradamente su cometido, quedando en un meritorio octavo puesto y mostrando sus armas a lo largo del campeonato en el que de vez en cuando asoma la cabeza en los primeros puestos, decayendo sus opciones en el último tramo de Liga en el que sus rivales se muestran firmes y se escapan siendo inalcanzables.

2010 – 2020

La campaña 10/11 la inicia con la ilusión de alcanzar al menos una de las plazas de Promoción, pero de forma temprana se observa que es un objetivo muy complicado y que su papel va a ser otro más alejado de los puestos de cabeza, conformándose con un décimo puesto que tampoco es  de desmerecer. En la edición 11/12 los sorianos cumplen a la perfección con su papel y se mantienen alejados tanto del descenso como de la Promoción, terminando en un tranquilo pero meritorio décimo puesto como en la sesión precedente.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • 90 años de fútbol en Soria. Carmelo Pérez Fernández de Velasco (1989).
  • Medio siglo de historia rojilla: 50 aniversario C.D. Numancia. Luis Martínez Mínguez. Diputación Provincial de Soria (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.diariodesoria.com Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Historial del Albacete Balompié, S.A.D.

 

Escudo Albacete Balompié, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Albacete Balompié, S.A.D.
  • Ciudad: Albacete
  • Provincia: Albacete
  • Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha
  • Fecha de constitución: 1 de agosto de 1940
  • Fecha de federación: 1940

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Albacete Foot-ball Association (1940-1941)
  • Albacete Balompié (1941-1992)
  • Albacete Balompié, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1990/91

3 Ligas de Segunda División B:

  • 1989/90
  • 2013/14
  • 2016/17

8 Ligas de Tercera División:

  • 1945/46
  • 1946/47
  • 1948/49
  • 1958/59
  • 1960/61
  • 1963/64
  • 1964/65
  • 1981/82

2 Copas de la Liga de Segunda División B – Grupo II:

  • 1983
  • 1985

1 Copa de Campeón de Segunda División B:

  • 2013/14

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Municipal Carlos Belmonte
  • Año de inauguración: 1960
  • Cambios de nombre:
  • Campo Municipal Carlos Belmonte / Estadio Municipal Carlos Belmonte (1960-)
  • Capacidad: 17.524 espectadores

estadio Carlos Belmonte

OTROS ESTADIOS:

  • Cmapo del Parque de Los Mártires (1940-1960)
  • Estadio Municipal Carlos Belmonte (1960- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Albacete Balompie

ESCUDOS DEL ALBACETE BALOMPIÉ, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Albacete Balompie

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL ALBACETE BALOMPIÉ, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Albacete Balompie

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALBACETE:

Cercana a las respectivas capitales provinciales de la Región de Murcia y Alicante, donde el fútbol pronto arraigó como atractivo deporte de masas surgiendo ya en la primera década del Siglo XX distintos clubs que darían lugar a otros que les sucederían exitosamente, la ciudad de Albacete, capital de la provincia homónima y localidad con mayor número de habitantes de Castilla-La Mancha en la actualidad, no vio corretear una pelota hasta el año 1917, fecha en la cual un alicantino, Franklin Albricias Göetz, pastor metodista y pedagogo, quien en su niñez había visto jugar al Sporting Club Lucentino y del cual guardaba un grato recuerdo, tuvo como destino la Escuela Normal de Maestros de Albacete situada en la calle Zapateros para adoctrinar a futuros maestros en la docencia.

Albricias, nada más llegar a la ciudad, en sus ratos libres compuso dos equipos denominados La Normal y La Liga que solían disputar sus encuentros en las proximidades de la Plaza de Toros, nuevo recinto en construcción en la zona de expansión que, precisamente durante ese mismo año, iba a ser inaugurada. Terminando el verano, de la comunión de ambos equipos surgió el Sporting Foot-ball Club, el primer club netamente futbolístico de la ciudad, siendo inaugurada oficialmente la Plaza el 9 de septiembre dentro de la Feria y Fiestas, mientras que el primer encuentro entre dos sociedades con personalidad jurídica propia tenía lugar el día 15 en las inmediaciones del recinto ferial al contemplar un duelo entre el club local y el Lucentum F.C., de Alicante. Al parecer tal nombre no fue del agrado de todos los miembros socios y, al poco tiempo pero dentro del mismo año, la sociedad adoptó el nombre de Club Deportivo Albacete, vistiendo por colores el rojo para la camiseta y el blanco para el pantalón junto a una estrella blanca de cinco puntas en el pecho como escudo.

El C.D. Albacete, conocido popularmente y a través de la prensa como Deportivo Albacetense, adquirió fama en la región sufriendo en sus años iniciales la penuria de no disponer de un terreno de juego propio y en condiciones, anhelo al que se le puso fin en 1921 cuando se habilita el Campo del Paseo de la Cuba, el cual pasa a ser su sede y la de otros clubs que poco a poco irán constituyéndose.

Paralelamente, hacia 1920 se constituye el Club Deportivo Nacional, una entidad donde figuran dos personajes claves en el futuro balompédico albacetense, Antonio Tabernero y Rafael Cantos, siendo precisamente esta sociedad la primera en federarse.

 

Épicos son los enfrentamientos entre el C.D. Nacional y el Deportivo Albacetense en los años veinte, una época muy fructífera que conlleva la aparición de otros clubs como el Hispania F.C., el Real Ritz F.C., el Tauromaquia, el Siberia, el Chevalier, el Red Star, el Club Cinegético o el Athletic Manchego, entre otros.

Precisamente de la fusión realizada en 1927 entre el Club Cinegético y el Deportivo Albacetense surge la Unión Deportiva Albacetense, club el cual viste íntegramente de negro con cuello y ribetes blancos, pasando a jugar al Parque de los Mártires.

 

Este club alcanza un gran apogeo en la región, obteniendo fama y prestigio, factores que unidos a las diligencias de su directiva le hace recibir posteriormente el título de Real, pasando a ser conocido como Real Unión Deportiva de Albacete. Previamente a estos movimientos, en el año 1925 Tadeo Sempere Matarredona funda el Albacete Foot-ball Club, quien pese a su vida precaria, es capaz de acceder en la temporada 29/30 a la disputa del Campeonato de Tercera División, una Fase por entonces eliminatoria para dilucidar los ascensos a Segunda División.

 

Esta novel sociedad pasa con este torneo a convertirse en el club más importante de la ciudad empleando como terreno de juego el Campo del Paseo de la Cuba. Llegados a 1936 se funda el Club Deportivo Albacetense (también conocido popularmente como C.D. Albacete), el cual dado los tiempos que le toca vivir no llega a debutar en sus actividades deportivas.

HISTORIA DEL CLUB:

1940 – 1950

Finalizada la Guerra Civil, en la capital manchega tres clubs reinician sus actividades: C.D. Nacional, Albacete F.C. y C.D. Albacetense. La dura situación del momento hace que los tres no puedan sobrevivir al unísono en la posguerra y las sociedades Albacete F.C. y C.D. Albacetense se fusionan nada más concluir el conflicto bélico dando lugar a la Sociedad Deportiva Albacete. Este club presidido por Antonio Lozano Matarredona participa en el Campeonato de Segunda Regional 39/40 proclamándose Campeón. La terna inicial se ha visto reducida a dos y alentados por instancias gubernamentales y en vistas a los futuros movimientos que se van a producir dentro de las categorías organizadas por la Federación Española de Fútbol, tanto Antonio Tabernero (presidente del C.D. Nacional), como Antonio Lozano (en representación de la S.D. Albacete), establecen negociaciones en 1940 para fusionar ambos clubs y crear uno más potente que represente a la ciudad en Categoría Nacional. Fruto de ellas nace el dia 1 de agosto de 1940 la Sociedad Deportiva Albacete Foot-ball Association, eligiendo una indumentaria totalmente blanca y fijando su residencia en el Café Colón. Su primer presidente electo será Antonio Lozano.

El club debuta jugando en Primera Regional durante la temporada 40/41 finalizando segundo. Estando en esta categoría, en el año 1941 se ve obligado a cambiar de nombre según la nueva normativa que lanza el General Moscardó, pasando a denominarse Albacete Balompié, un término más acorde a los nuevos tiempos. El ascenso a Tercera División llega en el verano de 1943 cuando es invitado a participar en la recién creada categoría de bronce por entonces al tratarse de un club representante de una capital, todo ello según la política conciliadora que establece el Régimen.

Al término de la edición 43/44 es tercero, puesto que repite en la 44/45. En la campaña 45/46, con Salvador Silvestre de presidente, se gana el campeonato de Tercera División pese a los grandes problemas económicos que padece la entidad y que a punto están de causar su desaparición. Dicho título le permite pasar a la Fase Intermedia, quedando sin embargo tercero y sin poder llegar a la Fase Final. En la temporada 46/47 se proclama Campeón por vez primera de la categoría, jugando otra Fase Intermedia en la que es cuarto. Por fin en la temporada 48/49, tras quedar nuevamente Campeón, pasa a jugar directamente la Fase Final. En esta ocasión es primero de la mano del entrenador Manuel Alfaro “Manolete” y consigue ascender a Segunda División. Posteriormente, una vez disputada esta Fase, queda sin efecto al ampliar la ya Real Federación Española de Fútbol dicha categoría a dos grupos. El estreno en Segunda División se produce en la temporada 49/50 finalizando séptimo.

1950 – 1960

En la siguiente campaña 50/51 las deudas empiezan a apremiar y la plantilla confeccionada no reúne la calidad necesaria, descendiendo el club a Tercera División tras ser decimoquinto y último. En el verano de 1951 la crisis y el endeudamiento es tan grande que la directiva no puede sacar un equipo a competir, permaneciendo la temporada 51/52 inactivo y dejando a la ciudad de Albacete sin su equipo más representativo. Se empiezan a buscar nuevos directivos con nivel económico y ayudas en diferentes estamentos sociales. Conseguidos estos objetivos tras muchas negociaciones, el club empieza la temporada 52/53 en Tercera División, la categoría en la que se encontraba tras el descenso de la campaña 50/51, siendo finalmente decimotercero.

Antonio Soler toma las riendas del club e intenta recuperar el prestigio perdido escasos años antes, pero la economía no es muy boyante y se realizan campañas en las que tan sólo se abastan puestos cercanos a la mitad de la tabla. En 1956 accede Policarpio Tornero a la presidencia, iniciándose una etapa en la que se mejora deportivamente. La plantilla es renovada y tras unos ajustes el equipo va a más. Producto de ello es la conquista del campeonato liguero 58/59, triunfo que le permite disputar la Fase de Ascenso a Segunda División. En la primera eliminatoria se deshace del Adra C.F.: 4-0 en casa y 1-2 en la localidad almeriense. En la siguiente ronda cae ante el Real Club Recreativo de Huelva: 1-1 en casa y derrota por 3-0 en la vuelta.

1960 – 1970

Los tiempos van evolucionando y el Campo del Parque de los Mártires se encuentra viejo y en pésimas condiciones, con lo cual el alcalde de la ciudad, el arquitecto Carlos Belmonte, se encarga personalmente de dirigir las obras de un nuevo campo que albergue al club manchego. El Campo Municipal se denomina como su precursor, Carlos Belmonte, y es sufragado mayoritariamente por un crédito obtenido a una entidad financiera privada y una emisión de mil abonos para diez temporadas al precio de cinco mil pesetas cada abono, del cual se venden algo más de setecientos. Los terrenos fueron cedidos por la teniente alcalde Carmen Falcó Garcia y se inaugura el 9 de septiembre de 1960 con un encuentro amistoso frente al Sevilla C.F., con resultado final de 0-3. Deportivamente, el estreno del nuevo campo va unido al ascenso a Segunda División, logro que se obtiene al ser Campeón de su grupo en Tercera División y conseguir en la Fase de Ascenso eliminar al Círculo Popular de La Felguera: 1-2 y 1-0 en casa; y C.F. Badalona: 1-0 en casa y 1-1 en la ciudad barcelonesa.

Sin embargo, la temporada 61/62 en Segunda División no es satisfactoria y el equipo acaba decimotercero. Esto hace que deba disputar una eliminatoria para conservar su plaza en al categoría, enfrentándose al aspirante Melilla C.F.: 0-0 en Melilla y mismo resultado en casa. En el desempate que se disputa en Madrid es derrotado por 0-2, perdiendo lamentablemente la categoría. En lo que resta de década de los sesenta el club manchego se convierte en un eterno aspirante al ascenso, pero el infortunio se cruza en su camino y todos sus intentos acaban en fracaso. El primero de ellos llega en la temporada 63/64 cuando tras ser Campeón, disputa la Fase de Ascenso. En esta elimina en primera ronda al Jerez Industrial C.F.: 2-0 en casa y 2-1 en Jerez de la Frontera; pero en la siguiente eliminatoria cae ante el Cto. de Dep. Sabadell C.F.: 0-1 en casa y 3-0 en la ciudad fabril. El segundo de ellos llega en la siguiente temporada 64/65, en la que es nuevamente Campeón, cayendo en esta ocasión en la primera eliminatoria de la Fase de Ascenso ante el C.D. Calvo Sotelo de Andorra: 1-2 en casa y empate a cero en la localidad turolense. El tercer y último intento de la década llega en la temporada 66/67 al ser subcampeón de grupo. La S.D. Ponferradina es quien le cierra las puertas: 3-0 en la ciudad templaria y un insuficiente 3-1 en casa. Tras estos intentos, el equipo sufre un revés deportivo y en la campaña 69/70 se ve abocado al descenso a Regional al no conseguir entrar entre los puestos exigidos por la RFEF para continuar en Tercera División, ante la remodelación que experimenta esta categoría para la década siguiente.

1970 – 1980

Los primeros años setenta los disputa pues en Regional Preferente, inmerso en una crisis deportiva de la que le es difícil salir pese a ser el eterno aspirante. Tan sólo en la campaña 74/75 es capaz de abandonarla al proclamarse Campeón de su grupo y ascender directamente a Tercera División. Desde 1972 es Fernando Navarro Carrión el presidente de la entidad y durante lo que resta de década. Pasan por la entidad grandes jugadores como José Antonio Camacho y Julián Rubio que serán traspasados a grandes clubs, pero son tiempos de vacas flacas y el Albacete Balompié no consigue acoplarse a la nueva categoría y finalmente acaba descendiendo a Preferente al término de la campaña 75/76 tras ser decimoséptimo.

En la sesión 76/77 consigue sobreponerse y ascender nuevamente a Tercera División, acto tras el cual ya no deja hasta nuestros días de participar en Categoría Nacional. El tramo final de los años setenta y los primeros ochenta se caracteriza por ser un periodo de asalto continuo a la recién creada Segunda División B, categoría en la que como mínimo interpretan sus dirigentes se ha de mantener. Como ocurriese años antes, el Albacete Balompié se queda casi siempre a las puertas del éxito, pues siempre hay algún club que se le adelanta en la clasificación. En la campaña 77/78 es segundo a un punto del Zamora C.F. En la temporada 78/79 repite puesto al quedar a un punto del C.D. Eldense. En la edición 79/80 son dos puntos los que le separan del Cartagena F.C.

1980 – 1990

En los años ochenta varía el sistema competitivo y se instauran las Promociones de Ascenso. Con la campaña 80/81 el club manchego es segundo de su grupo, pero en la comentada Promoción es eliminado por el correoso C.D. Binéfar: 1-0 y 2-1 en casa. Tras prórroga y penaltis se imponen los oscenses. El deseado ascenso llega en la temporada 81/82 con Guillermo García Moreno en la presidencia, tras ser Campeón de su grupo de Tercera División y conseguir eliminar en la Promoción a C.D. Aurrerá Ondárroa: 2-0 en casa y 2-4 en la localidad vizcaína; y al Talavera C.F.: 2-1 en la ciudad de la cerámica y 5-1 en el Carlos Belmonte.

El club se haya en Segunda División B y con unas buenas plantillas intenta meterse entre las dos primeras plazas que proporcionan el ascenso directo a Segunda División A. En las temporadas 82/83 y 83/84 no lo consigue por los pelos, objetivo que felizmente sí alcanza en la campaña 84/85 cuando se proclama subcampeón de la mano de su entrenador Julián Rubio, ex jugador del club. En esta época el club manchego se erige Campeón de la Copa de la Liga de Segunda División B dentro del Grupo II en dos ocasiones: sesión 82/83 en la que derrota en la Final a la Real S.D. Alcalá por 4-1 en casa y 0-3 en la vuelta celebrada en la ciudad madrileña; y la edición 84/85 en la que supera al C.D. Badajoz tras ganar 3-0 en el Carlos Belmonte y en la vuelta perder 1-0 en la ciudad pacense.

Sin embargo, su estancia en la categoría de plata es breve pues sólo dura la temporada 85/86 al contar con un muy bajo presupuesto y con una plantilla muy ajustada que alcanza el decimoséptimo puesto. Este descenso causa un profundo pesar en la entidad manchega, la cual se ve agobiada por la presión deportiva y social de sus aficionados, quedando en un decimoséptimo puesto en Liga que a punto esta de dar con sus huesos en Tercera División. Una rápida reorganización hace que el club enderece su marcha y consiga ascender en la clasificación, pudiendo culminarse el proyecto con el ascenso a Segunda División A al término de la temporada 89/90 en la que es Campeón de su grupo bajo la presidencia de Rafael Candel Jiménez y con Benito Floro de entrenador.

1990 – 2000

Este técnico, con la ayuda de jugadores como: Catali, Salazar, Antonio y Coco entre otros, da un vuelco a la entidad y es capaz de conseguir hacer subir al club en la temporada 90/91 a cotas nunca alcanzadas en la anterioridad: la Primera División. Con el ascenso la ciudad vive en una nube y el Estadio Municipal Carlos Belmonte se ve rebosado en cada encuentro en medio de un proceso en el que se transforma en Sociedad Anónima Deportiva, pasando a ser conocido como Albacete Balompié, S.A.D. Benito Floro en su primer año en la máxima categoría da una gran frescura al equipo y consigue ser la revelación del campeonato al ser séptimo clasificado, recibiendo el cuadro manchego el apelativo de “Queso Mecánico”. Sin embargo, en la temporada 92/93 se sufre un profundo bache y se desciende hasta el puesto decimoséptimo. Esta posición hace que deba defender su plaza en una Promoción saldada con éxito frente al aspirante Real C.D. Mallorca: 1-3 en la Ciutat de Palma y 2-1 en casa.

En la campaña 93/94 es decimotercero y en la 94/95 decimoséptimo nuevamente. Como sucediera en la anterior ocasión disputa una Promoción de Descenso, en este caso frente a la U.D. Salamanca: 0-2 en la capital charra y un increíble 0-5 en casa tras prórroga y ante el estupor de sus seguidores. Cuando parecía que el club manchego iba a descender irremediablemente a Segunda División, el sorprendente descenso de Sevilla F.C. y Real Club Celta de Vigo por impago de cuotas hace que este hecho no se consolide y tanto Albacete Balompié como Real Valladolid C.F., el otro descendido en Liga, ocupen las plazas de estos. Posteriormente, todo el desaguisado quedará zanjado estrepitosamente cuando la RFEF indulta a Sevilla F.C. y Real Club Celta de Vigo ante las grandes manifestaciones populares que se dan lugar en dichas localidades reivindicando una reconsideración por parte del organismo federativo, decisión que comporta el que la Primera División pase de veinte a veintidós clubs. Sin embargo, el club manchego no aprovecha la oportunidad y en la campaña 95/96 desciende a Segunda División tras ser vigésimo y perder la Promoción de Descenso correspondiente frente al aspirante C.F. Extremadura: 1-0 en Almendralejo y 0-1 en casa. En la temporada 96/97 es cuarto y a punto esta de recuperar la categoría, pero en lo que resta de década se pierde fuelle deportivo y retrocede a posiciones medias-bajas en la clasificación.

2000 – 2010

En el presente siglo se empieza con nuevos aires y el Albacete Balompié comienza a despuntar en la temporada 00/01 con un quinto puesto. Pese al retroceso de la campaña 01/02 en la que es décimo, el club consta ya de buenos mimbres que con buenos fichajes hacen que en la temporada siguiente 02/03, de la mano del técnico César Ferrando y de Ángel Contreras Plasencia en la presidencia, se consiga ascender a Primera División tras ser tercer clasificado. El club se reestrena entre los grandes con César Ferrando en el banquillo durante la edición 03/04, consiguiendo la permanencia al alcanzar el decimocuarto puesto. En la siguiente temporada los fichajes no resultan del todo acertados y el nivel de la plantilla desciende, reflejándose esto en la clasificación final al ser vigésimo y último.

En la campaña 05/06 es decimotercero ya en Segunda División, muy alejado de las primeras plazas y en tierra de nadie. En la sesión 06/07 se recupera un tanto y finaliza sexto, aunque sin opciones de ascenso. Desde entonces sus participaciones en la categoría de plata son mediocres y la entidad se ha visto rezagada a luchar por la permanencia como en las ediciones 08/09 y 09/10, harto complicadas ambas y con el experimentado técnico David Vidal al cargo del equipo en la última de ellas, donde hasta el último suspiro se ha conjurado por evitar el descenso.

2010 – 2020

Sumido en plena Ley concursal, la temporada 10/11 es un verdadero suplicio sin dinero en las arcas, con una plantilla debilitada por la fuga de sus mejores jugadores y con unos paupérrimos resultados deportivos que le hacen ser colista y volver a Segunda División B tras dos décadas de ausencia. En la edición 11/12 es cuarto clasificado dentro de un Grupo I muy complicado donde es difícil hallarse entre los cuatro primeros. Logrado el pase a la Promoción consigue eliminar al Orihuela C.F. en Cuartos; 1-1 en casa y victoria por 0-1 en la localidad alicantina, siendo superado en Semifinales por el Cádiz C.F. SAD tras empatar 0-0 en casa y nuevamente con el mismo guarismo en la capital andaluza. Los penaltis resuelven el balance positivamente para los andaluces.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • La Mancha blanca. Miguel Miró Pieri. Ediciones Peldaño (1991).
  • Historia de los clubes de Primera División 94-95. Coleccionable, Revista semanal Interviú (1995).
  • Fútbol de primera: el milagro del Alba. José Luis González Esteban y Luis Castelo Corredor. Librería Popular (2003).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.laverdad.es/albacete Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Girona Futbol Club, S.A.D.

 

 

Escudo Girona F.C., S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Girona Futbol Club, S.A.D.
  • Ciudad: Gerona / Girona
  • Provincia: Gerona / Girona
  • Comunidad Autónoma: Cataluña / Catalunya
  • Fecha de constitución: 25 de julio de 1930
  • Fecha de federación: 1930

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Gerona Foot-ball Club (1930-1941)
  • Gerona Club de Fútbol (1941-1980)
  • Girona Futbol Club (1980-2009)
  • Girona Futbol Club, S.A.D. (2009-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1935/36

1 Liga de Segunda División B:

  • 2007/08

5 Ligas de Tercera División:

  • 1933/34
  • 1947/48
  • 1954/55
  • 1988/89
  • 2005/06

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadi Municipal de Montilivi
  • Año de inauguración: 1970
  • Cambios de nombre:
  • Nuevo Estadio del Gerona Club de Fútbol (1970-1980)
  • Estadi del Girona Futbol Club / Estadi Municipal de Montilivi (1980-)
  • Capacidad: 9.282 espectadores

estadio Montilivi

EVOLUCIÓN DEL ESTADIO DE MONTILIVI:

OTROS ESTADIOS:

  • Campo de Vista Alegre (1930-1970)
  • Estadio de Montilivi (1970- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

 

ESCUDOS DEL GIRONA FUTBOL CLUB, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL GIRONA FUTBOL CLUB, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

 

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN GIRONA:

La ciudad catalana de Girona, capital de la provincia homónima y de la comarca del Gironés, fundada hace dos mil años y con una importante historia a cuestas, en las últimas décadas ha experimentado un considerable crecimiento demográfico y económico impulsados ambos por un notable incremento turístico, industrial y sobre todo, centrado en el comercio que la ha llevado a superar los cien mil habitantes. Con una afamada gastronomía y unas cercanas costas que atraen a gran cantidad de visitantes, el nivel de vida de Girona es considerado como uno de los más elevados de la península lo cual, en unión a una excelente oferta cultural, la han convertido en un interesante polo dinamizador para toda su provincia.

Muy diferente era, sin embargo, el aspecto que ofrecía la ciudad a principios de la primera década del siglo XX. Con poco más de quince mil almas, Girona era una discreta ciudad donde el fútbol era una actividad totalmente desconocida siendo en 1908 cuando, gracias al regreso de varios estudiantes locales que habían visto jugar a los primeros equipiers barceloneses durante sus estudios en la capital regional, decidieron poner en práctica aquel divertido juego en su lugar de origen. Eligiendo como lugar habitual de entrenamiento el magnífico paraje que ofrecía el terreno castrense sito en la dehesa del Campo de Marte, aquel mismo año se puso en funcionamiento el Gerona Foot-ball Club, sociedad presidida por José Sans Soler que apenas unos meses después de constituirse, en 1909 al contactar con jóvenes deportistas que solían acudir al prestigioso Gimnasio de Carles Gómez Soler, modificaron sus estatutos para convertirse en el Sport Club Gironí con vistas a dar cabida a otras actividades deportivas.

Avanzado 1910 algunos de aquellos sportman deseosos de dedicarse en exclusiva al fútbol decidieron por cuenta propia constituir un nuevo club al que denominaron Strong Foot-ball Club, formando parte del mismo jóvenes como Josep Espona, los hermanos Surribas, Bellsolá y Hormeu. Uniformados con camiseta auriazul y pantalón negro, la superficie del Campo de Marte siguió siendo su lugar de encuentro debutando en septiembre de 1911 frente al Sport Club Ampurdanés, rival de Figueres con el que se empató a tres tantos.

En 1912 el Strong F.C. y el S.C. Gironí disputaron sus primeros encuentros de rivalidad, acrecentándose la afición con el primer enfrentamiento de los auriazules ante un Palamós F.C. que rendía visita a la ciudad del Oñar por primera vez en su historia al igual que sucedió con el Universitari F.C., potente club de Barcelona con el que se perdió por 2-6. En 1914 quedó constituido el Patronato F.C., perteneciente al Patronato de San Pedro Claver regentado por el Círculo Social-Católico al que se unieron otras iniciativas como el Athletic Club Gerona, formado por elementos de la clase obrera, el Cataluña F.C., provisto de infantiles, el Gerunda F.C. y el Gerona Sport Club, fundado por jóvenes seminaristas. Con menor peso específico, pero también atraídos por el balompié, existieron el Estudiantil y el Industrial, presentando en 1915 el Strong F.C., máximo representante local, los primeros síntomas de abandono de la actividad que se vieron refrendados en 1916 cuando cesó completamente.

En 1919 se fundó el Grup Excursionista i Esportiu Gironí, conocido popularmente como G.E. y E.G., notable centro cultural y deportivo con amplia y dilatada trayectoria que, todavía hoy en día, sigue siendo un referente a nivel nacional. El fútbol, ávido de una sociedad balompédica fuerte, careció a finales de los años diez de un representante consistente, siendo el Centre Esportiu Gironenc, heredero del Strong F.C. quien vestía sus mismos colores, el único que mantenía el pabellón local en alto. Esta tendencia se mantuvo hasta 1921, año en el que surgió el Club Deportiu Gironí, modesta sociedad la cual, para sobrevivir, alcanzó un acuerdo con el Ateneu Social Democràtic pasando a depender económicamente de este último y a ser conocido como F.C. Ateneu S.D.

Paralelamente al F.C. Ateneu S.D., pronto los muchachos que integraban el C.E. Gironenc vieron la necesidad de hacer borrón y cuenta nueva recabando la atención de los aficionados locales que lo desearan para constituir una nueva sociedad que pusiera a Girona en el mapa. Reunidos todos los interesados, el 13 de febrero de 1921 nacía la Unión Deportiva Gerona, formalizando su ingreso en la Federación Catalana el 1 de marzo como paso ineludible para competir a nivel federado. La voluntad de esta neonata sociedad era llegar lejos y pronto alcanzó, fruto de su buen hacer, los cuatrocientos socios, capitalizando el movimiento futbolístico en la localidad hasta el punto de precisar de un terreno de juego propio que los liberara de la pléyade de clubs que jugaban en las instalaciones del Campo de Marte. El 29 de julio de 1922, este club que vestía camisa auriazul con pantalón azul, como sus precedentes, inauguraba el recordado Campo de Deportes de Vista Alegre ante un combinado del F.C. Barcelona al que se impuso por 5-2, aumentando la confianza hacia este club del cual se esperaba más de la cuenta.

Pasan los años y a mediados de década aparece el profesionalismo, invirtiendo la Unión Deportiva alegremente grandes sumas de dinero para mantener a sus estrellas, establecerse entre la élite futbolística regional además de llegar a contratar, incluso, a jugadores extranjeros que perciben buenos emolumentos. Tal despropósito, además de no conseguir el objetivo de acomodarse en la Primera Categoría regional, pronto se traduce en resultados negativos, acumulándose una faraónica deuda de doscientas mil pesetas de la época, una cantidad astronómica para un club que ha vivido los últimos tiempos muy encima de sus posibilidades reales. Ante esta tesitura, la U.D. Gerona entra a finales de década en banca rota y desaparece el 24 de julio de 1930 por lo insalvable de su situación poniendo fin a una historia que nació ambiciosa y, por demérito de sus dirigentes, se vio pronto truncada.

HISTORIA DEL CLUB:

1930 – 1940

Tras la desaparición del máximo exponente deportivo local, la ciudad cuenta en esas fechas con diversos representantes como el  F.C. Ateneu Social Democrátic, la U.D. Pontenc y el sempiterno G.E.y.E.G.. Ante la acuciante necesidad de seguir con la tradición emprendida en 1908, desde el empresariado local y con el apoyo del Ayuntamiento se busca dar una contundente solución al problema presentado, estableciéndose contactos con varios jugadores pertenecientes a distintos clubs para, con la suma de todos, empezar un nuevo proyecto. El 25 de julio de 1930 queda definitivamente constituido el Gerona Foot-ball Club, con la insignia de la ciudad envuelta en los nuevos colores como escudo y vistiendo camisa rojiblanca y pantalón negro, los del popular Athletic Club bilbaíno que tanta sensación causa en España y al que se admira. Su primer presidente es el prestigioso abogado Albert de Quintana de León, prohombre de la ciudad apasionado del fútbol quien, rodeado de una competente junta directiva, encabeza un grupo humano que desea abrirse camino en el fútbol regional y, a poder ser, en el nacional.

El club debuta la campaña 30/31 en Segunda Categoría Ordinaria, permaneciendo en ella hasta la temporada 32/33. En la campaña 33/34 milita en Segunda Categoría Preferente y, lanzado como se encuentra, consigue entrar en Tercera División, breve competición por entonces que no se trata de una categoría propiamente dicha sino una Fase de Ascenso a Segunda División donde una gran cantidad de clubs luchan entre sí por muy escasas plazas. En ésta resulta primero con Pitu Viñas como entrenador y Luís Ribas Crehuet en la presidencia, eliminando posteriormente al Alicante F.C.: 1-1 en la ida y 2-1 en casa para ser eliminado a su vez por el Club Recreativo de Granada: 2-2 en casa y 2-0 en la vuelta. En la sesión 34/35 pasa a Primera Categoría gracias a la remodelación que experimenta todo el fútbol nacional con la formación de los grupos superregionales, campeonatos donde la F.E.F. unifica distintas regiones por proximidad geográfica.

En la campaña 34/35 el Gerona F.C. ingresa en Segunda División, debutando en el Grupo II con un cuarto puesto, mientras en la edición 35/36 es Campeón con una formación en la que destacan varias estrellas, siendo José Luis Zabala el entrenador. Este puesto le permite acceder a la Fase Final donde se dilucida quien asciende a Primera División, resultando quinto y descalificado ante la consiguiente desilusión de sus seguidores y simpatizantes. En julio de 1936, en plena pretemporada, estalla la Guerra Civil mientras el club se prepara para dar el asalto a la división de honor, varapalo que es aceptado con resignación tras el cual los gerundenses pasarán la sesión 36/37 a disputar el campeonato Regional en Primera Categoría después de suspenderse la competición a nivel nacional. Finalizada esta competición, posteriormente se participará en la Liga del Mediterráneo ante la ausencia de la Primera y Segunda División entrenados por Santpere, quedando en una aceptable tercera posición por detrás de F.C. Barcelona y C.D. Español. Tras este campeonato, los rojiblancos acuden a participar en la denominada Copa de España Libre junto a C.D. Español, Valencia F.C. y Levante F.C., resultando postreramente este último el brillante campeón.

En la sesión 37/38 se hará cargo del equipo el mítico Paco Bru, recrudeciéndose la guerra en el Frente de Aragón que imposibilita la nueva disputa de torneos entre los clubs catalanes y valencianos. Recluidos al ámbito catalán, los rojiblancos competirán en Primera Categoría compitiendo en el Superregional catalán hasta que , avanzado 1938, el fútbol quede reducido a encuentros de carácter amistoso. Con la entrada de las tropas nacionales el 4 de febrero de 1939 el fútbol gerundense tardará unos meses en reactivarse, decidiéndose los nuevos cargos de la junta directiva en verano ante la inmediata participación de los rojiblancos en un Campeonato de Segunda División que las nuevas autoridades desean sirva de pacificación. Inmerso en el Grupo III donde compiten ocho participantes, el Gerona F.C. será tercero en la temporada 39/40 abriéndose una nueva era donde el fútbol adquirirá progresivamente gran importancia.

1940 – 1950

Con el inicio de los años cuarenta Girona consigue estabilizar a su primer club en el Campeonato de Segunda División, contemplando el Campo de Vista Alegre llenos cada domingo de fútbol ante rivales del norte de España que atraen a los aficionados. La trayectoria del club catalán en estos primeros años se ve acompañada de buenos resultados siendo cuarto en la temporada 40/41 y quinto en la campaña 41/42 bajo la presidencia de Vicente Albeverio hasta que, en la temporada 42/43, se anuncia la remodelación de la categoría para a partir de 1943 presentar una imagen más acorde con los nuevos tiempos. En ésta el nivel de la plantilla rojiblanca no es el esperado y, en unión a la mala fortuna, concluye sexto por lo que ha de promocionar para defender su plaza, perdiéndola al ser quinto en su grupo de Permanencia con Cristòfol Martí Batalla en el apartado técnico. Cabe destacar que, en estos tiempos de dura posguerra, desde el 1 de enero de 1941 con la nueva Ley que prohíbe los extranjerismos y el uso del catalán preferentemente, la sociedad pasa a denominarse Gerona Club de Fútbol.

Excluido de Segunda División por razones deportivas, durante la temporada 43/44 ingresa en una profundamente reestructurada Tercera División de la cual las autoridades desean se convierta en la primera de las categorías del fútbol modesto al margen del profesional, pasando en esta categoría cinco campañas consecutivas entre los primeros puestos luchando enconadamente por un ascenso a la categoría de plata que parece no llegar nunca hasta que en la edición 47/48 queda Campeón y accede a la Fase Intermedia. En este torneo de carácter eliminatorio consigue ser segundo logrando pasar a la Final, consiguiendo repetir puesto y, con ello, el ansiado ascenso a Segunda División dirigidos por Robert Mas. Con este éxito deportivo, el Gerona C.F. inicia un ciclo en Segunda División que durará tres temporadas, acabando décimo la 48/49 con el húngaro Carlos Platko, y siendo la mejor de ellas la campaña 49/50 con un noveno puesto con Hilario Marrero como entrenador y Joan Andreu Frigola en el cargo de la presidencia rojiblanca.

1950 – 1960

Los últimos años cuarenta quedan para la historia como un periodo de máximo esplendor viviendo los aficionados que acuden a Vista Alegre una experiencia que les es, en la mayoría de las ocasiones, muy gratificante por el juego que muestran los suyos. Sin embargo esta época no se alargará demasiado y en la sesión 50/51, con un palntel que no da la talla, es decimosexto y penúltimo quedando a un sólo punto de la permanencia sin poder los de Josep Sastre salvar la categoría. De nuevo en Tercera División, el club rojiblanco intenta recobrar la categoría perdida con la mayor brevedad posible, teniendo varias oportunidades para hacerlo pero las dos primeras disputadas sin fortuna pues finaliza sexto en la 51/52 y noveno en la siguiente 52/53.

En la campaña 53/54, con una plantilla que hace vibrar al público que se reúne en Vista Alegre y hace que se creen muchas expectativas, es segundo en Liga con Pere Arcas, quedando luego eliminado en la Fase de Ascenso al ser quinto en su grupo, mientras que en la edición 54/55, bajo la dirección de Enrique Bescós, tras ser Campeón de Liga no supera la Fase de Ascenso al ser tercero en beneficio de la A.D. Plus Ultra. El ansiado ascenso se consigue con Emilio Aldekoa en la campaña 55/56 tras ser segundo en Liga y Campeón en la Fase de Ascenso. En esta ocasión serán otras tres las temporadas en las que defenderá su puesto en Segunda División, finalizando noveno en la 56/57 todavía con Aldekoa como técnico y en la 57/58 con Patricio Caicedo, perdiendo la categoría al ser decimoquinto en la sesión 58/59.

Convertido en un equipo netamente ascensor en esos tiempos, la década dejará para el recuerdo grandes citas en su estadio y temporadas que, en contra de sus intereses y lo previsto, tardarán en repetirse pues el club rojiblanco en el futuro inmediato no será el que recientemente fue mostrando el fútbol una cara cruel que se alargará más de la cuenta desesperando a varias generaciones de aficionados.

1960 – 1970

La década de los años sesenta se convierte en una lucha continua por retornar a la categoría de plata, pero desgraciadamente para los intereses de la entidad rojiblanca presidida por Benjamín Colomer Pous, sin éxito alguno al fracasar los distintos proyectos que se arman para tal menester. Después de ser cuarto en la temporada 60/61, dos son las oportunidades que dispone: la primera en la campaña 61/62 en la tercera aventura de Bescós al frente de la plantilla tras ser segundo en Liga y caer eliminado ante el Imperial C.F. en la Promoción: 2-1 en Murcia, 1-0 en casa y 0-2 en el desempate disputado en Castellón; y la segunda en la campaña 66/67 tras ser tercero en Liga con Lluís Pujolràs al caer eliminado por la A.D. Plus Ultra en la Promoción: 1-2 en Vista Alegre y 3-1 en Madrid. Por el camino el conjunto rojiblanco habrá sido cuarto en la edición 62/63, sexto en la 63/64 y séptimo en las campañas 64/65 y 65/66 invirtiéndose importantes cantidades de dinero para dar el salto que caen en saco roto.

Después de ser octavo en la temporada 67/68, el Gerona C.F. afronta con éxito la campaña 68/69 donde ha de conseguir evitar caer en los últimos puestos a toda costa ante la reestructuración que va a sufrir la Tercera División, quedando decimoprimero en la edición 68/69 y tercero en la sesión 69/70 donde lucha, incluso, para ser primero aunque la suerte no le acompaña como, sin duda, deseaban.

1970 – 1980

La década de los años setenta, después de haber acordado la directiva rojiblanca en 1968 construir un nuevo estadio con mayor capacidad y de titularidad privada, se inicia estrenando el 14 de agosto de 1970 el magnífico Estadio de Montilivi con la aportación de sus socios. Para la ocasión se requiere la presencia del por entonces titulado C.F. Barcelona, flamante rival con el que se pierde por 1-3 pero ante el cual se constata la calidez y buena acogida del nuevo recinto, más moderno y funcional que Vista Alegre. En el Campeonato de Liga, la temporada 70/71 se disputa en medio de una renovada Tercera División con nuevo formato y número de participantes donde los gerundenses entrenados por Martín Vences participan en el Grupo III constituido por catalanes, valencianos y baleares teniendo como objetivo el ascenso a la división de plata, anhelo que será frustrado primeramente por el C.D. Mestalla, Campeón de su grupo y, en segundo lugar, ya en la Promoción de Ascenso, por el Villarreal C.F. quien lo elimina al vencer 1-2 en Montilivi y 2-0 en la localidad castellonense.

Pasada una discreta campaña 71/72 en la que se mantiene alejado de los primeros puestos concluyendo octavo, en la edición 72/73 es nuevamente subcampeón dirigido desde el banquillo por Vicenç Sasot mientras que, una vez más en la Promoción, es eliminado en esta ocasión por el Córdoba C.F.: derrota 3-0 en El Arcángel y victoria insuficiente al imponerse 3-2 en casa. Pese al esfuerzo demostrado tanto por los directivos como por jugadores y cuadro técnico, el ascenso a la categoría de plata se torna en un imposible y en la sesión 73/74 superado por Barcelona Atlético y C.D. Mestalla, se ha de contentar con la tercera plaza perdiéndose la oportunidad incluso de poder promocionar. En la temporada 74/75 los rojiblancos pierden potencial y decaen hasta el sexto puesto, recuperándose en la campaña 75/76 pero no lo suficiente al ser tercero tras los pasos de Levante U.D. y S.D. Huesca quienes le privan de la Promoción de Ascenso.

En la edición 76/77, siguiendo compitiendo en un durísimo Grupo III donde militan catalanes, valencianos, baleares, aragoneses y murcianos, se pugna por conquistar la primera plaza que da acceso directo a Segunda División, premio que al final se escapa en beneficio del Ct. de D. Sabadell C.F. por el escaso margen de dos puntos. Durante el desarrollo del torneo la R.F.E.F. comunica que los clasificados entre los puestos segundo y décimo, ambos inclusive, pasarán a formar parte de la recién constituida Segunda División B, un tercer nivel nacional que se intercala entre la división de plata y la hasta ahora conocida como Tercera División que pasa a convertirse en el cuarto nivel futbolístico.

Con Mauricio Durán García en la presidencia el Gerona C.F., quien mantiene una buena plantilla, se estrena en esta categoría con un meritorio sexto puesto en un complicado grupo donde los desplazamientos, a diferencia de los años anteriores, son generalmente más lejanos y exigen mayor inversión. Los gastos ocasionados y un cierto desinterés hacia los rivales provocan que el conjunto rojiblanco disminuya la calidad de su plantilla y se ocupe el decimotercero puesto en la edición 78/79, resultando peor la sesión 79/80 en la que se finaliza decimonoveno perdiendo la categoría.

1980 – 1990

Los años ochenta presentan muchos altibajos en la trayectoria gerundense, empezando con un club tocado económicamente quien, desde su descenso de Segunda División B, atraviesa una profunda crisis a todos los niveles. Ubicado en el Grupo V catalán de Tercera División, la temporada 80/81 se resuelve con un séptimo puesto en su regreso al cuarto nivel nacional, convergiendo todos los problemas en la campaña siguiente 81/82 cuando, de forma fehaciente pero no sorprendente, el primer equipo queda decimoctavo y se ve arrastrado a competir en Regional. Con una deuda cercana a los veinte millones de pesetas de la época, el técnico Alfons Muñoz toma las riendas de la plantilla en la edición 82/83 compitiendo en una Regional Preferente con grupo único donde es el claro favorito al ascenso, materializando las expectativas al término del torneo cuando, primer clasificado con un punto de ventaja sobre el E.C. Granollers, consigue retornar a Tercera División.

Inmerso nuevamente en el cuarto nivel, el ya denominado Girona Futbol Club desde 1980, empieza a levantar la cabeza poco a poco no sin sufrimiento siendo octavo en la temporada 83/84 y séptimo en la campaña 84/85 pasando en 1984, debido a las deudas, el Estadio de Montilivi a manos municipales después de haber costado tanto en levantar. En 1985 llega a Montilivi el prestigioso entrenador Waldo Ramos para el que se prepara un excelente plantel con el que se pretende ascender a la categoría de bronce. El club rojiblanco lucha denodadamente para hacerse con la primera plaza que propicia pugnar en la Promoción, pero un intratable C.F. Joventut Mollerussa con el que no se contaba, acaba arrebatándole tan perseguido sueño. Afortunadamente todo pronto se arreglará con la decisión tomada en 1986 por la R.F.E.F. para ampliar la Segunda División B en 1987, concediendo a la Federación Catalana ocho plazas para competir en dicha categoría. La temporada 86/87 se presenta pues atractiva y con el objetivo bastante claro, debiendo los rojiblancos apretar el acelerador para ser séptimos en un grupo muy reñido donde hay muchos aspirantes al ascenso.

Garantizada su participación en el tercer nivel para la edición 87/88, el club gerundense se refuerza para la ocasión llegando a Montilivi varios jugadores profesionales pero los resultados no son los esperados e, inmerso en un muy complicado Grupo II donde participan catalanes, baleares, riojanos, castellano-leoneses, baleares, vascos y navarros, una deficiente defensa le hace perder muchos encuentros y quedar decimonoveno perdiendo rápidamente la categoría. La vuelta a Tercera División contempla a Xavi Agustí como entrenador, resolviéndose la temporada 88/89 con rotundo éxito al ser primero en el grupo catalán lo que le vale el ascenso directo a Segunda División B. El Girona F.C. encara la edición 89/90 con optimismo dentro del Grupo IV donde compiten catalanes, valencianos, baleares y murcianos debiendo sufrir para mantener la categoría, deseo cumplido con jornadas de antelación por escaso margen finalizando decimosegundo.

1990 – 2000

Este ascenso abre una etapa de estabilidad dentro de la entidad, consiguiendo permanecer durante seis temporadas consecutivas en Segunda División B. De entre ellas destaca sin duda la campaña 91/92 en la cual es tercero y entra en la Promoción. En esta fase sólo es superado por el Villarreal C.F., aventajando a U.D. Salamanca y Real Balompédica Linense. A partir de aquí, la pérdida de sus elementos más preciados hace que la calidad de la plantilla disminuya, quedando en el puesto decimoquinto en las temporadas 92/93 y 93/94. En la campaña 94/95 es decimoctavo y acaba descendiendo nuevamente a Tercera División.

Como sucediese en la década anterior, el Girona F.C. entra en una profunda crisis y subsiste un par de temporadas en el grupo catalán, descendiendo por segunda vez en tres lustros a Regional. Entre su afición cunde el desánimo y se teme por la desaparición de la entidad, necesitándose el reclamo de los industriales y diferentes estamentos sociales para evitar tal situación. Con el esfuerzo de todos se consigue resucitar la entidad y al término de la campaña 98/99 se recupera la Tercera División.

2000 – 2010

A principios del s. XXI la sociedad deportiva gerundense pasa por diversos momentos destacando el retorno a su militancia en Segunda División B tras ser subcampeón de Liga en la campaña 02/03 y superar la Promoción frente a Benidorm C.D., Águilas C.F. y C.D. Manacor. En Segunda División B sólo sobrevive un par de temporadas, destacando la 03/04 con el oscense Agustín “Tato” Abadía al frente, volviendo a Tercera División al final de la sesión 04/05. De inmediato intenta sobreponerse al accidente y en la temporada 05/06 se proclama Campeón, eliminando al C.F. Sporting Mahonés: 0-1 en Mahón y 0-0 en casa; y eliminado por el C.D. Eldense: 1-0 en Elda y 0-2 en casa.

En la campaña 06/07 consigue el ascenso al ser segundo en Liga y eliminar en la Promoción a la U.D. Mutilvera: 1-0 en la navarra Mutilva Baja y 4-0 en casa; y Real S.D. Alcalá: 2-1 en casa y 1-2 en la ciudad madrileña. En la campaña 07/08 realiza un magnífico torneo y se proclama Campeón de Segunda División B, consiguiendo ascender a Segunda División A con Raúl Agné en el banquillo al eliminar en la Promoción al Barakaldo C.F.: 0-0 en la ida y 2-0 en casa; y a la A.D. Ceuta en la Final: 0-0 en la ciudad norteafricana y 1-0 en casa. Después de cuarenta y nueve años de ausencia, el Girona F.C. se reestrena en la categoría de plata realizando una discreta temporada 08/09 en la que en alguna fase del campeonato se piensa en cotas mayores.

El 30 de julio de 2009 se anuncia la transformación del club en Sociedad Anónima Deportiva, requisito ineludible para poder seguir en la categoría, trámite que culmina la entidad al reunir 3,2 millones de euros como capital social, más de lo asignado por el CSD y cuyo proceso finaliza con la inscripción en el registro del nuevo Girona Futbol Club, S.A.D.. Sin embargo, la realidad vuelve de inmediato y durante la campaña 09/10 se pasan numerosos problemas para mantenerse fuera de peligro llegando al último encuentro en Montilivi frente a un necesitado Real Murcia C.F. que también se juega su futuro. Al final la suerte se alía con los gerundenses y en el último minuto del encuentro se obtiene el empate y de penalti cuando la plaza ya se perdía ante el alborozo e incredulidad de sus seguidores. Al éxito deportivo de mantenerse un año más en Segunda División A se une el escándalo del extravío de la nada despreciable cantidad de casi siete millones de euros no reflejados en la contabilidad, un hecho que lleva a su presidente Josep Gusó a dimitir en el cargo el 22 de junio siendo sustituido el 2 de julio por Francesc Rebled sin más consecuencias.

2010 – 2020

En la temporada 10/11 se realiza una gran planificación recuperando al técnico Raúl Agné que le hace escalar puestos en la clasificación y no pasar tantos apuros, rematando una notable campaña con la undécima plaza en Liga. La edición 11/12 es bien distinta a la anterior y desde el inicio el equipo atraviesa por numerosos problemas que le confinan a las últimas posiciones. El cambio de técnico y la llegada de refuerzos no mejoran la situación y en el tramo final ha de contratarse al tercer entrenador, Javier Salamero, con quien sí se reacciona y se evita de una forma más que convincente un descenso que estaba llamando insistentemente a la puerta.

En la sesión 12/13 Joan Francesc Ferrer “Rubi” toma las riendas del banquillo rojiblanco y, con un juego muy distinto al mostrado en los años anteriores, el equipo se mantiene en la parte de arriba y finalmente concluye en un sorprendente cuarto puesto que le permite disputar la Promoción de Ascenso a Primera División. En esta fase, donde se depositan muchas esperanzas, se pasa la Primera Eliminatoria ante la A.D. Alcorcón al empatar 1-1 en la localidad madrileña e imponerse en casa por 3-1, pero en la Segunda Eliminatoria y Final, todo se derrumba como un castillo en la arena al perder ante la U.D. Almería en Montilivi por 0-1 y, una semana después, 3-0 en la capital andaluza. La marcha del técnico catalán propicia en el verano de 2013 la llegada de Ricardo Rodríguez con quien no se obtienen buenos resultados siendo relevado por Javi López quien, poco después, en el último tramo liguero será reemplazado por Pablo Machín para concluir decimoquintos salvando los muebles apuradamente.

Con Machín el equipo catalán progresa en la temporada 14/15 a grandes pasos consiguiendo estabilizarse durante gran parte del torneo en los primeros puesto hasta el punto de llegar a la última jornada con posibilidades de ascender directamente a Primera División. Con todo Montilivi lleno a reventar y un equipo muy nervioso, el C.D. Lugo que nada se juega realiza un gran encuentro y, con un empate final 1-1, frustra las ilusiones de los rojiblancos quienes, consternados y la miel en los labios, se han de conformar con la Promoción de Ascenso. Tocados anímicamente, los gerundenses hacen de tripas corazón y consiguen en Semifinales imponerse en la capital aragonesa al Real Zaragoza por un contundente 0-3 cayendo, cuando todo estaba a pedir de boca, una semana después en casa por un inesperado 1-4 que les hace quedar eliminados. En la campaña 15/16, de nuevo con Machín en el banquillo, el equipo queda cuarto en Liga bastante alejado en puntos de los dos primeros clasificados entrando en una Promoción donde en Semifinales le espera el Córdoba C.F., conjunto al que supera tras perder en la capital andaluza por 2-1 e imponerse en casa por 3-1. Clasificado para la Final, en esta decisiva eliminatoria se encuentra con el Club Atlético Osasuna, club navarro con el que pierde en la ida por 2-1 y en casa, delante de su ilusionado público, por 0-1 perdiéndose una gran oportunidad para estar entre los grandes del fútbol nacional la edición siguiente.

Para la temporada 16/17 Delfí Geli, presidente del club desde julio de 2015 y su directiva, siguen confiando en Pablo Machín al que refuerzan el plantel con jugadores consagrados y nuevas promesas que incrementan su nivel. El Girona F.C. no decepciona y desde el principio de la competición pone el pie en el acelerador siendo superado tan solo por el inalcanzable Levante U.D., llegando a las últimas jornadas con opciones reales de ascender directamente con el Getafe C.F. como principal adversario. Cumplidas las expectativas, los rojiblancos no yerran y quedan segundos tras los valencianos, consiguiendo un ascenso directo y por la puerta grande a Primera División que se significa como un sueño para su afición. En el verano de 2017 entra en el accionariado capital británico procedente de los titulares del Manchester City F.C. británico, instalándose en Montilivi nuevos jugadores con los que afrontar el importante reto de estrenarse en el primer nivel nacional. El Girona F.C., con Machín en el banquillo, realiza un papel muy meritorio y con resultados que sorprenden al resto de participantes, consigue una notable décima plaza que le permite seguir en la categoría.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Història dels clubs de futbol. Jordi Finestres y Salvador Giménez. Edicions del País Valencià. Coleccionable: El Temps (1999).
  • Cinquantenari del Girona F.C.. Gerunda de Publicitat (1980).
  • Historial Girona F.C.: 1930-1984. Jaume Curbet i Boj. Gerunda de Publicitat (1984).
  • Història del futbol a Girona. Jaume Curbet i Boj. Ajuntament de Girona (1992).
  • 75 anys del Girona F.C.: història gràfica. Jaume Curbet i Boj. CCG Edicions (2006).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.
  • www.diaridegirona.cat Diario.
ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial de la Unión Deportiva Almería, S.A.D.

 

 

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Unión Deportiva Almería, S.A.D.
  • Ciudad: Almería
  • Provincia: Almería
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 26 de julio de 1989
  • Fecha de federación: 1989

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Almería Club de Fútbol (1989-1996)
  • Almeria Club de Fútbol, S.A.D. (1996-2001)
  • Unión Deportiva Almería, S.A.D. (2001-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

  • 0 Ligas de Categoría Nacional

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de los Juegos Mediterráneos
  • Año de inauguración: 2004
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de los Juegos Mediterráneos (2004-)
  • Capacidad: 22.000 espectadores

estadio Juegos Mediterraneos

OTROS ESTADIOS:

  • Campo Municipal de Fútbol (1989/90)
  • Campo Municipal Matías Pérez, La Cañada de San Urbano (1990/91)
  • Campo Municipal de Benahadux (1990/91)
  • Campo Municipal de Fútbol (1991-2000), Estadio Municipal Juan Rojas (2000-2004)
  • Estadio de los Juegos Mediterráneos (2004- )

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DE LA UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DE LA UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes UD Almeria

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ALMERÍA:

Entró el fútbol en la ciudad de Almería a través del puerto durante los primeros años del pasado s. XX, cuando los marineros de los buques ingleses lo practicaban en sus ratos de ocio junto al Andén de Costa. Lo que en principio crea reticencias entre los jóvenes locales, pronto es tomado con entusiasmo y se pasa de ver encuentros sólo entre extranjeros, a la práctica efectiva por parte de los almerienses. Así pues, el primer testimonio lo encontramos en un anuncio de la Feria de 1907 en la que se proclama un partido de “foot-ball” en el citado Andén.

Sin embargo, el fútbol organizado surge en abril de 1909 cuando un grupo de muchachos intrépidos crea el Almería Foot-ball Club, sociedad esta quien empieza con camiseta roja y pantalón negro, para en 1914 pasar a emplear camisa rojiblanca con pantalón azul. El fervor creativo no se detiene ahí y pocos meses después nace el Almería Sporting Club, fuerte entidad rival de la anterior, que viste camisa blanca con pantalón negro. Son estos aún años de fuerte protagonismo taurino por cuando existe una gran tradición, pero el fútbol poco a poco va cautivando adeptos. Así, en 1914 se añade un nuevo club, el Athletic Club de Almería, de efímera vida pues desaparece hacia 1918. Hasta este mencionado año de 1918, los tres clubs juegan numerosos partidos entre sí, pero a partir de esta fecha resulta ya más emocionante para la afición el poder jugar con entidades forasteras.

En la década de los veinte, el Almería S.C. viste ya de rojiblanco con pantalón negro y su rivalidad con el Almería F.C. emprendida desde hace unos años durará hasta 1925 aproximadamente, cuando este último desaparece. El club sportinguista es tras este desenlace el más importante en la localidad y llega a estar inscrito en la Federación Sur, hasta que en 1928 la llegada del profesionalismo acaba con su existencia.

Almería permanece tres largos años sin fútbol organizado, aunque se sigue jugando de manera no oficial, y no es hasta el 15 de noviembre de 1931 cuando se funda el Atletic Foot-ball Club Almería, siendo su presidente Carlos Amigó Barberá. Esta denominación es corregida en 1933 cuando en un cambio de estatutos se pasa a Athletic Club de Almería. La directiva se empeña en llevarlo a Competición Nacional y gracias al mecenas Juan Rubio se consigue entrar en Tercera División durante la temporada 33/34. En esta campaña se está a punto de ascender a Segunda División, pero decisiones federativas inimaginables lo impiden. En la temporada 34/35 no existe Campeonato de Tercera División y el Athletic Club de Almería participa en Primera Regional. La asistencia de público es cada vez más escasa mientras los problemas económicos toman cuerpo y en enero de 1935, sin acabar la campaña, desaparece sumido en grandes deudas. El relevo lo toma la U.D. Almeriense en febrero de 1935 con jugadores procedentes del antiguo Athletic Club, pero la llegada de la Guerra Civil impide que llegue a materializarse su carrera.

Finalizado el conflicto bélico y coincidiendo con el mes de abril de 1939, los señores Manuel Martínez, Luis Pérez y Juan Espinar constituyeron el Club Recreativo de Almería contando de inmediato con el beneplácito del Gobernador Civil de la provincia, Rodrigo Vivar Téllez, paso que les abrió las puertas para convertirse en el representante almeriense atrayendo el ingreso de comerciantes y entidades oficiales. No fue sin embargo el único club y junto a este surgieron otros, aunque sin el mismo apoyo, caso del España Deportiva, el Grupo de Empresa Lanchafri, el equipo local del S.E.U. y el Frente de Juventudes de Almería.

Pasados los meses, a inicios de 1941 el politizado Club Recreativo de Almería no contaba con el apoyo de la población por diversos motivos, uno de ellos su predilección por la tauromaquia, pensando las autoridades en poner al frente a personas de prestigio que tirasen del carro, pero ni así hubo éxito y antes de llegar el verano el club se había disuelto.

Dadas las circunstancias, entre 1942 y 1943 Almería carece de un club importante que la represente y menos aun con cierto nivel deportivo, motivo por el cual tanto la ciudad como su provincia carecen de un club en el aperturista campeonato de Tercera División que el Gobierno pretende convertir en el gran torneo de los clubs modestos dándole el cariz de Liga y permitiendo su implementación en todas las regiones. Perdida la ciudad en muchos clubs de escaso peso, al final de la temporada 45/46 por fin uno de ellos, el C.D. Ferroviario, una sociedad constituida en 1942 bajo el nombre de Almería Club Deportivo y que nada tiene que ver con la sociedad disuelta en 1933, asciende a Tercera División causando la alegría tanto de aficionados como autoridades. El nombre de la sociedad, muy poco identificativo, no termina de convencer y las autoridades, preocupadas porque Almería disponga de un club importante y reconocible, median para que se adopte el de Almería Club de Fútbol, denominación con la cual se compite en la temporada 46/47 dentro del Grupo XII donde participan clubs norteafricanos y gaditanos preferentemente más el C.D. Antequerano sin éxito al ser décimo y colista. Para su fortuna, una ampliación de los grupos por parte de la Federación Española de diez a catorce participantes, le salva de un descenso a Primera Regional por otra parte inevitable.

Finalizado en la primera semana de enero de 1947 el campeonato del Grupo XII de Tercera División de la temporada 46/47 donde el Almería C.F. había terminado perdiendo la categoría y restando todavía meses hasta que la Federación Española decidiera ampliar en número la participación de los grupos, otro club en la ciudad estaba adquiriendo un notable protagonismo y creciendo a pasos agigantados; el Náutico Almería C.D.

Fundada a principios del siglo XX por Vicente Aznar Verón, la empresa Vicente Aznar S.L. que venía dedicándose a la fabricación de motores, maquinaria y componentes eléctricos, gracias a su dinamismo tras la guerra adquirió una gran fuerza llevándole a constituir en 1945 el Grupo de Empresa Moto-Aznar, proporcionando a sus empleados un Hogar del Productor en el que había dos equipos de fútbol con personal de talleres y oficinas, además de equipos de billar y natación. Dirigida la empresa desde 1944 por José Aznar Jurado, ligado a Educación y Descanso el G.E. Moto-Aznar compitió uniformado con camisa blanquiazul y pantalón azul durante la temporada 45/46 en el campeonato provincial sin demasiado éxito pero consciente de que, con unos arreglos, podía llegar más lejos. En 1946, junto a la carretera de Níjar, invirtió y construyó un magnífico terreno de juego denominado Campo de Moto-Aznar con capacidad para ocho mil localidades alcanzándose la importante cifra de dos mil socios, tras lo cual, para poder competir en Primera Regional por condiciones de campo y masa social, se desligó en agosto de Educación y Descanso quedando inscrito en la Federación Regional del Sur con el nombre de Náutico Almería C.D. al estar la directiva muy bien relacionada con la Marina.

Presidido inicialmente desde su fundación por el comandante de la Marina, José María Guitián y desde febrero de 1946 por José Aznar Jurado, la campaña 46/47 en la Primera Regional del Grupo Almería-Granada fue sobresaliente y en octubre de 1946 se proclamó campeón con cinco victorias y una sola derrota, accediendo a la Fase Intermedia para tratar de ascender a Tercera División. Exultante por su título, la directiva del Náutico Almería C.D. no quería saber nada de una posible fusión con el Almería C.F., todo lo contario que los directivos de este último club, muy tocados por el descenso, intercediendo entonces el Gobernador provincial, Manuel Urbina Carrera. Entusiasmado éste con la posibilidad de contar con un gran club que compitiera en Tercera División y poder así acceder a Segunda División, desde Gobernación se hizo todo lo posible e imposible por unir ambos clubs llegándose en febrero al acuerdo de constituir uno nuevo mientras, para terminar la temporada, se les permitía a ambos seguir empleando sus respectivos nombres y entre paréntesis el nuevo.

El 26 de febrero de 1947 quedaba constituido definitivamente la Unión Deportiva Almería por unir a los dos principales clubs de la ciudad, formándose una Junta Directiva en la que José Aznar Jurado era presidente, Alfredo Esteller Rodríguez vicepresidente, Pedro Martínez Romero ejercía de contador y José Villalobos Valdivia de tesorero decidiéndose, por unanimidad, que la nueva sociedad vistiera camisa rojiblanca con pantalón azul y en el escudo figurasen esos colores y la simbología del escudo municipal además de emplear como terreno el Estadio de la Falange, un recinto inaugurado el 21 de abril de 1946 de muy reciente construcción.

Tras unos años iniciales en Regional, pronto adquieren nivel y alcanzan la Categoría Nacional permaneciendo durante gran parte de la década de los cincuenta en Tercera División y estando a punto de ascender a Segunda División en la campaña 51/52, después de un segundo puesto en Liga. Este objetivo se consigue al término de la temporada 57/58, cuando ya bajo la nueva denominación de Club Atlético Almería (adoptada en verano de 1953), y ya incluido en la Federación Andaluza (lo había estado antes en la Federación Murciana), se proclama Campeón absoluto del grupo XI de Tercera División. Este título, aunque no le da el ascenso directo, le permite disputar una eliminatoria a doble partido con el Club Getafe Deportivo al que derrota por 5-1 en casa y 0-3 en Las Margaritas una semana después. El ascenso a Segunda División está hecho.

El Club Atlético Almería consigue en el grupo II de Segunda División de la temporada 58/59 un excelente tercer puesto que a punto esta de impulsarle a Primera División. Nada más lejos de la realidad, la campaña siguiente 59/60, tras vender bastantes jugadores y en medio de una crisis económica, desciende a Tercera División al ser decimoquinto con solo siete victorias. Las desgracias no quedan ahí y en verano de 1960 desaparece por deudas.

La ciudad queda huérfana de un club en Categoría Nacional y varias son las entidades que optan a ser el máximo representante local. De entre todos ellos el mejor situado es el Club Hispania Frente de Juventudes, una sociedad que viste camisa roja con pantalón azul, fundada el 2 de septiembre de 1955 y dedicada al fútbol aficionado que milita en Regional. Este club recibe el apoyo municipal y de inmediato parte de sus dirigentes empiezan a trabajar originando el Club Hispania de Almería, una nueva entidad ligada a la anterior que emplea los mismos colores y símbolos, de modo que uno ejerce de matriz y el otro de filial. El Club Hispania de Almería debuta en Primera Regional durante la campaña 60/61 ascendiendo a Tercera División una vez concluida esta. En la temporada 62/63 se proclama Campeón del grupo XI y como rival en la eliminatoria por el ascenso a Segunda División se enfrenta al Onteniente C.F.. El conjunto almeriense vence 2-1 en casa, pero en la vuelta pierde por 1-0. Este resultado le obliga a disputar un tercer encuentro de desempate que se celebra en Murcia el 9 de junio de 1963, saldado con derrota por 0-1 tras prórroga y ante la desilusión de su afición.

En junio de 1964 cambia de nombre y adopta el de Club Deportivo Almería, pasando a lucir los clásicos colores rojiblancos con pantalón azul tan identificativos de los clubs locales más representativos. Esta es una época de bonanza deportiva y al término de la campaña 64/65 es subcampeón, promocionando para el ascenso. El rival con el que se encuentra es el C.D. Cartagena, quien le elimina al derrotarlo 1-0 en el Almarjal y empatar a cero en la capital almeriense. En la temporada 66/67 es nuevamente subcampeón en su grupo y disputa su tercera Promoción de la década. El rival en esta ocasión es la S.D. Ponferradina a quien derrota 2-0 en casa. La ilusión se desvanece lamentablemente cuando en la vuelta recibe un exagerado 6-3 que le aparta del ascenso. En la sesión 67/68, tanto C.D. Almería como Club Hispania Frente de Juventudes coinciden en el mismo grupo de Tercera División, descendiendo el filial presidido por el sempiterno ex entrenador Matías Pérez y disponiendo el C.D. Almería de un nuevo intento en sus aspiraciones de ascenso tras ser de nuevo segundo clasificado. El oponente en la primera eliminatoria es el Aragón C.F.: 2-1 en casa y empate a cero en Zaragoza. En la segunda eliminatoria se encuentra con la S.D. Compostela: derrota por 0-3 en casa y empate a uno en Santiago de Compostela.

Tras varios intentos frustrados de ascender a Segunda División y dilapidar grandes sumas de dinero en fichajes y desplazamientos, el club entra en una tremenda crisis económica y social en 1969 por lo que la campaña 68/69 en Tercera División no la concluye, retirando al equipo de la competición y desapareciendo endeudado. En el momento de la retirada tras veintiocho encuentros, el club llevaba siete victorias, cinco empates y dieciséis derrotas, quedando el Club Hispania Frente de Juventudes al margen de todo lo sucedido y continuando su vida deportiva como hasta la fecha.

El fútbol queda bastante tocado en la ciudad y transcurren dos largos años antes de que en el verano de 1971 tres clubs modestos decidan “fusionarse” entre sí y crean uno nuevo, formado por directivos y jugadores de los tres que represente a Almería y la reflote deportivamente. Se trata del Plus Ultra C.F., de la U.D. Pavía y del Arenas C.F.. El club surgido es la Agrupación Deportiva Almería y ocupa la plaza de la U.D. Pavía, el mejor situado de los tres.

Esa misma temporada inicial 71/72, ascienden meritoriamente a Tercera División con los clásicos colores rojiblancos, permaneciendo en la categoría hasta que al término de la temporada 76/77 ascienden a la recién creada Segunda B al finalizar terceros. Por el camino quedan un par de eliminatorias para ascender a Segunda División frustradas, caso de las temporadas 73/74 en la que el Córdoba C.F. los elimina, 3-1 en El Arcángel y 3-2 en Almería; y 75/76 con el C.D. Terrasa, con quien empatan a uno en tierras vallesanas y curiosamente no disputan el partido de vuelta al no presentarse los almerienses en su propio feudo, renunciando a cualquier opción. El 24 de agosto de 1976 se inaugura el Estadio Antonio Franco Navarro con un encuentro entre los locales y el Athletic Club de Bilbao con resultado final de 1-1.

En la temporada 77/78 quedan campeones del grupo II de Segunda B y ascienden directamente a Segunda División, dentro de una campaña espectacular en la que sus seguidores se resarcen de tantos años de sufrimiento. La ciudad se vuelca con el equipo en la temporada 78/79 y tras encadenar una buena serie de resultados lo lleva en volandas a Primera División después de una fantástica liga en la que es Campeón de la categoría, empatado a puntos con el C.D. Málaga. Este año en la categoría es recordado como uno de los más competidos y emocionantes de la historia.

La Agrupación Deportiva Almería aguanta dos años en la división de honor de nuestro fútbol, siendo décimo en la campaña 79/80 y decimoctavo y último en la 80/81. El descenso a Segunda División es nuevamente desastroso y el club, en medio de una gran crisis por las grandes sumas invertidas en las temporadas anteriores en la élite, finaliza decimoctavo con el agravante de tener cuatro puntos de sanción. La sociedad desciende deportivamente a Segunda B, pero al ser denunciado por la plantilla debido al impago de mensualidades, es castigado a bajar a Tercera División. Esta es la puntilla final y el club desaparece en el verano de 1982 suponiendo la enésima desaparición de un club local después de haber alcanzado la cúspide. Pese a retirar el primer equipo de competición, las categorías inferiores siguieron disputando encuentros hasta 1983.

Como ocurriese años antes, Almería no cuenta con un club en la élite durante un tiempo. El encargado de recuperarla será el Club Polideportivo Almería, club fundado en 1983 con rescoldos del anterior. Debutan estos en Regional Preferente durante la campaña 83/84, consiguiendo el ascenso a Tercera División. Ya en esta categoría es subcampeón en la temporada 84/85, ascendiendo a Segunda B en la campaña 85/86.

El estreno en la categoría de bronce se produce en la temporada 86/87, en aquella recordada campaña en la que solo hubo un grupo único, quedando al final vigésimo de un total de veintidós equipos. Lo que parecía un descenso cantado se convierte en permanencia por cuando la RFEF decide ampliar la categoría a cuatro grupos, gracia que no sucede en la temporada 88/89 cuando desciende. Su regreso a Tercera División se vive en medio de una crisis deportiva influenciada por la pérdida de calidad en su plantilla. Los malos resultados se apropian de la entidad y acabará siendo décimo para en la campaña 89/90, resultando ser peor la 90/91 al terminar decimotercero.

Este es un punto de inflexión y en vistas a la campaña 91/92 se planifican mejor las cosas, consiguiendo ser quintos. Es en la campaña 92/93 cuando por fin gracias a su trabajo consigue volver a entrar en una Promoción, destacando sus dos enfrentamientos con el rival ciudadano Almería C.F., militante durante la competición en el mismo grupo. En la Promoción, sin embargo, pese a ser segundo las cosas no funcionan del todo bien siendo superado por el Talavera C.F.. Los otros contendientes son el C.M.D. San Juan y el C.D. Don Benito. La temporada 93/94 es la del ascenso. Con una plantilla homogénea y sin fisuras, es Campeón absoluto del grupo y en la Promoción supera a la U.D. Los Palacios. Más rezagados quedan C.P. Villarrobledo y nuevamente C.D. Don Benito.

El retorno a Segunda División B se vive apasionadamente en la campaña 94/95 quedando decimoquinto a poca distancia del descenso. Destacan en esta temporada sus partidos de rivalidad con el Almería C.F.. En la siguiente sesión 95/96, mejoran las prestaciones de la plantilla y se es noveno. Sin embargo, en la temporada 96/97 acaba decimosexto y ha de jugarse la permanencia a una carta con el C.D. Mar Menor, ganando 0-2 en San Javier y empatando a cero en el Juan Rojas almeriense. La campaña 97/98 la pasa sin hacer mucho ruido y finaliza decimocuarto.

Durante la temporada 98/99 es cuarto en Liga y tercero en la Promoción superado por Levante U.D. y Real Madrid C.F. “B”. La última plaza es para el Bermeo Club. En la campaña 99/00 es quinto, perdiéndose la oportunidad de promocionar. Durante la Navidad de 2000, en plena temporada 00/01, el club entra en una profunda crisis por las deudas acumuladas y es incapaz de pagar las mensualidades de los jugadores, denunciando estos a la entidad. El C.P. Almería ante tan dramática e insostenible situación en el mes de diciembre de 2000 decide retirarse de la competición en la jornada 18, siendole descontados todos los puntos y se anulan todos sus resultados, siendo impuesta una sanción federativa en la que no compite oficialmente durante dos años consecutivos, aunque no desaparece quedando inactivo durante este periodo. Tras la retirada del equipo, gran parte de sus jugadores pasan a integrarse en otros clubs de Segunda B, como es el caso de dos de ellos que recalan en el Almería C.F., militante por entonces en el mismo grupo. Del mismo modo, se acuerda que algunos miembros de su directiva formen parte del Consejo de Administración del Almería C.F. SAD, en gratitud por la unión del fútbol almeriense acordada tras su retirada.

En la sesión 2003/04, el C.P. Almería reaparece en la Regional almeriense encuadrado en Primera Provincial de Almería siendo noveno, octavo la 04/05, decimoprimero la siguiente 05/06 y sexto la temporada 06/07, hasta que la sesión 07/08 vuelve a un nuevo periodo de inactividad sin competir. De nuevo y tras cinco años de inactividad, desde la sesión 2012/13 el club vuelve a competir en Regional Preferente de Almería, denominada desde la 14/15 como Segunda Andaluza de Almería, en la que es Campeón la sesión 15/16 ascendiendo de categoría.

HISTORIA DEL CLUB:

1989 – 1990

El último club en aparecer es el Almería Club de Fútbol, nacido el 26 de julio de 1989 tomando la plaza de la Ag.D. Pavía en el grupo II de Regional Preferente y adquiriendo un nuevo número federativo, fundado por socios descontentos con la gestión del C.P. Almería, ávidos de empezar un nuevo rumbo deportivo. El 6 de noviembre de 1989 queda inscrito en el Registro de Entidades Deportivas de la Junta de Andalucía bajo el singular nombre de Unión Fútbol de Almería, C.F. con sede en la calle Altamira número 16. Partiendo desde Regional bajo la tutela de Guillermo Blanes del Águila y con Pepe Navarro como entrenador, debuta un 3 de septiembre en competición, y asciende paso a paso peldaños hasta alcanzar con Pepe Cayuela la Tercera División en la temporada 91/92.

1990 – 2000

En su primera campaña en Tercera División es segundo en su grupo y en la Promoción se impone a C. At. Cortegana, U.P. Plasencia y C.D. Manchego, logrando el ascenso a Segunda División B. El debut en la categoría de bronce se salda con un aceptable décimoprimer puesto con Pedro Buenaventura en el apartado técnico. El club almeriense prosigue una meteórica carrera ascendente que le lleva en un par de temporadas a Segunda División A, cuando al término de la 94/95 y de nuevo con Pepe Cayuela como entrenador ayudado por Pepe Navarro, en sustitución de José Enrique Díaz cesado en el mes de abril, es subcampeón y en la Promoción supera a Valencia C.F. “B”, Racing Club de Ferrol y S.D. Beasain.

La categoría de plata es una división en la que encuentra numerosas dificultades deportivas y prueba de ello es la campaña de debut en la LFP con un decimosexto puesto, salvando la categoría en la última jornada de Liga con un empate a uno frente al Real Madrid C.F. “B” y con tan sólo dos puntos de diferencia con el descendido Sestao Sport Club. La segunda temporada en la categoría de plata será la del descenso, con el paso de tres entrenadores por el banquillo: Gonzalo Hurtado, Uli Stilike y finalmente Pedro Braojos. Así pues, tras un par de campañas a nivel profesional desciende a Segunda División B al finalizar decimoséptimo en la 96/97.

Por el camino, el club se transforma en Sociedad Anónima Deportiva mediante escritura pública el 20 de junio de 1996 y siendo inscrita en el Registro Mercantil el 5 de agosto, pasando a ser Almería Club de Fútbol, S.A.D.. Tras la que podía ser una etapa de transición, en la temporada 98/99 realiza una deficiente competición y desciende a Tercera División suponiendo un gran revés. Este es un gran golpe para la entidad pero al final, tras ser cuarto en la sesión 99/00, consigue en la Promoción de Ascenso ser primero delante de C.D. San Fernando, U.P. Plasencia y U.D. Puertollano, con  José María Salmerón en el banquillo en lo que se trata de un nuevo ascenso a Segunda División B.

2000 – 2010

La década la comienza con su regreso a Segunda División B la sesión 00/01 en la que es decimoprimero. Durante esta campaña, tras la desbandada de jugadores que sufre el C.P. Almería y su gran crisis económica como se cita anteriormente, dos de sus jugadores que habían quedado libres como son el defensa Pedro Velasco y el medio Juan Ignacio pasan al Almería C.F. y este, mediante la intervención del Gobierno Municipal, pasa a denominarse de forma oficiosa Unión Deportiva Almería, S.A.D. el 10 de enero de 2001 con el objetivo de aglutinar a toda la afición almeriense en torno a un sólo club, y de manera oficial el 28 de junio con Rogelio Hidalgo en la presidencia del club. Tan rápido como descendía antes consigue ascender ahora y sólo un par de campañas le sirven para recuperar la Segunda División A, tras ser tercero en su grupo bajo el timón de Juan Martínez “Casuco” y superar a Real Madrid C.F. “B”, Pontevedra C.F. y Real C.D. Espanyol “B” en la Promoción de la sesión 01/02.

El reestreno en Segunda División A con Manuel García García como presidente es muy sufrido a lo largo de la temporada 02/03, pues casi se salva en el último minuto del descenso con gol de Paco Luna frente al vecino C.P. Ejido tras una campaña muy ajustada en resultados deportivos. En la siguiente 03/04, las cosas funcionan un tanto mejor con Antonio Fernández como entrenador tras el cese de Casuco en diciembre, y la entidad rojiblanca es decimotercera sin pasar por tantos apuros. Paralelamente tiene lugar el estreno del Estadio Mediterráneo, un magnífico recinto deportivo dotado con pista de atletismo construido para albergar los Juegos del Mediterráneo en su edición de 2005 e inaugurado el 31 de julio de 2004 para albergar las finales de la Campeonato de España de Atletismo. El primer partido oficial se jugó el 29 de agosto de 2004 en el primer encuentro de Liga frente al R.C. Celta de Vigo, con resultado final de 0-1 para los celestes, con gol de Jandro.

En el verano de 2004 sucede un hecho muy importante cual resulta la entrada del empresario Alfonso García Gabarrón, persona quien con su gestión va a traer nuevas glorias para la afición almeriense. Durante su primera campaña termina en un discreto decimocuarto puesto con cuatro entrenadores diferentes siendo Paco Flores el último de ellos, pero ya en la siguiente temporada 05/06, el club con una plantilla bastante mejorada abasta el sexto lugar en la clasificación. La entidad se propone como meta el llevar al equipo a Primera División y dar una gran alegría a la afición, sin fútbol en la élite durante veinticinco años y necesitada de nuevas sensaciones. Tras un inicio irregular en la campaña 06/07, de la mano del técnico Unai Emery poco a poco el club se va afianzando en las partes altas y una segunda vuelta espectacular propicia que se consiga el deseado ascenso al finalizar en segundo puesto. La ciudad alcanza el éxtasis con este logro y de inmediato se trazan las pautas para asentarse entre los grandes.

Sigue al frente del equipo el técnico Unai  Emery y llegan nuevos jugadores, unos fichados, otros cedidos, y se confirma un gran bloque con jugadores destacados como: los guardameta Diego Alves y Cobeño; una férrea defensa con Bruno, Juanito, Pulido, Carlos García y Mané; en la media el capitán Ortiz, Crusat, Soriano, Felipe Melo, Juanma Ortiz y Corona; o los delanteros Kalu Uche y Negredo; que resulta la revelación en Liga al presentar gran batalla y finalizar en octava posición. En la temporada 08/09 el rendimiento del club rojiblanco no decae y a pesar de ser undécimo, su fútbol muestra unos niveles muy similares a la etapa anterior con la consagración de Negredo al ser el máximo anotador del equipo. El preparador mexicano Hugo Sánchez, postrero técnico de la U.D. Almería, es sustituido a mitad de la edición 09/10 por Juanma Lillo ante los decepcionantes números de principios de Liga, consiguiendo encadenar una serie de resultados positivos con algún que otro encuentro decepcionante, que mantiene a los rojiblancos en Primera División.

2010 – 2020

La década de los años diez empieza con mal pie para el conjunto rojiblanco pues, con una plantilla excesivamente debilitada respecto a las de años anteriores, las victorias no llegan desde el inicio y se mantiene colista todo el torneo 10/11 sumando tan solo seis por lo cual, vigésimo y último, desciende a Segunda División. De vuelta a la categoría de plata y con una plantilla donde permanecen muchos de los jugadores del anterior campeonato, la campaña 11/12 significa una lucha constante por conseguir una de las cuatro plazas que den acceso a disputar la Promoción una vez descartado el ascenso directo, objetivo que no se cumple al ser séptimos. Frustrados por no conseguir estar arriba, en la sesión 12/13 se arma un buen equipo para volver a la carga que, en esta ocasión, sí tiene buenos resultados después de ser tercero en Liga tras un inalcanzable Elche C.F. y separarle tres puntos del Villarreal C.F. No conseguido el ascenso por la vía directa, la U.D. Almería emprende el camino de la Promoción, fase extra donde supera a la U.D. Las Palmas en Semifinales al empatar 1-1 en la capital canaria y vencer 2-1 en casa, resolviendo el ascenso a su favor en la Final ante el Girona F.C. al que vence 0-1 en la capital catalana y 3-0 en casa.

Con el único plan de conservar la categoría, la U.D. Almería afronta su regreso a Primera División con la ilusión de ver pasar nuevamente por su estadio a la élite del fútbol español siendo conscientes de que el reto es complicado. Dirigidos por el técnico Francisco, a base de sacrificio y pundonor el club consigue eludir el descenso por un punto quedando decimoséptimo, circunstancias idénticas que se intentarán repetir en la edición 14/15 pero sin tanta fortuna pues, con ocho victorias y el paso de hasta cuatro entrenadores, decimonoveno desciende. Si complicado resulta su descenso a Segunda División, más lo es su estancia en la temporada 15/16 con un equipo que no funciona pese a costar un dineral y pese a pasar por el banquillo rojiblanco cinco entrenadores. Asfixiado durante todo el campeonato, felizmente para sus intereses un solo punto será suficiente para que no desciendan a Segunda División B, un palo deportivo y económico que podría ser fatídico.

A trancas y barrancas la campaña 16/17 será un poco mejor pero siempre con el rabillo del ojo mirando hacia atrás pendientes de los puestos de cola. Decimoquintos, tres puntos les separarán del abismo pasando nuevamente un buen número de técnicos por su banquillo. Para el conjunto almeriense no hay técnico bueno y tres ocuparán tan complicado puesto en la sesión 17/18 en un torneo agónico en el cual hasta el último suspiro no consigue mantener la categoría. Empatados a puntos con la Cultural y Deportiva Leonesa a la que superan en gol average, la fortuna les permitirá seguir una temporada más en la categoría. En la temporada 18/19 la U.D. Almería al fin parece salir de la tensa situación deportiva en la que se hallaba inmersa en los últimos tiempos teniendo un campeonato tranquilo en el que finalmente es décimo clasificado.

A principios de agosto de 2019 el saudí Turki Al-Sheikh adquiere la mayor parte del paquete accionarial del club indálico y se convierte en el máximo accionista teniendo en mente el regreso a la élite nacional.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Relatos rojiblancos: Un siglo de fútbol en Almería. Angel Acién. Edita Angel Acién, S.A. (2007).
  • Un equipo de primera: temporada 2006-2007. Publicaciones Edalme (2007).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Málaga Club de Fútbol, S.A.D.

 

 

Escudo Málaga C.F., S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Málaga Club de Fútbol, S.A.D.
  • Ciudad: Málaga
  • Provincia: Málaga
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 25 de mayo de 1948
  • Fecha de federación: 1948

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Club Atlético Malagueño (1948-1994)
  • Málaga Club de Fútbol, S.A.D. (1994-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1998/99

1 Liga de Segunda División B:

  • 1997/98

3 Ligas de Tercera División:

  • 1963/64
  • 1992/93
  • 1994/95

 

TÍTULOS INTERNACIONALES:

1 Copa Intertoto:

  • 2002

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio La Rosaleda
  • Inauguración: 14 de septiembre de 1941
  • Cambios de nombre:
  • Estadio La Rosaleda (1941-)
  • Capacidad: 30.044 espectadores

estadio La Rosaleda

OTROS ESTADIOS:
  • Campo de Segalerva (1948-1950)

 

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Malaga CF

 

ESCUDOS DEL MÁLAGA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Malaga CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

UNIFORMES DEL MÁLAGA CLUB DE FÚTBOL, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Malaga CF

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

 

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN MÁLAGA:

El origen del fútbol en la bella capital costasoleña, al igual que sucede en otras localidades del suroeste peninsular y en la gran mayoría del país, tiene su raíz en el carácter portuario de la ciudad, básico para atraer a una amplia colonia de ciudadanos británicos quienes, movidos por razones comerciales, decidieron establecerse para desarrollar sus negocios. Estos, como es común en aquellos núcleos donde existe un nutrido grupo, unidos por mantener sus costumbres no tardaron en crear un Club Inglés en los alrededores de la última década decimonónica, foco en donde nació el primer club representativo de nombre y fecha exacta constitutiva desconocidos que ya en 1890 se enfrentó al Huelva Recreation Club.

A pesar de gozar Málaga con un club de estas características, coetáneo de los existentes en Sevilla y en la provincia de Huelva, además de los distintos de Gibraltar, nada más se supo de sus evoluciones, teniendo que esperar al inicio del nuevo siglo para vislumbrar un nuevo proyecto futbolístico. Este vino gracias al impulso que supuso el Torneo de Coronación de S.M. D. Alfonso XIII ocurrido en Madrid durante 1902, capaz de movilizar las inquietudes de muchos deportistas en cualquier punto de España y en el caso concreto de Málaga, a un grupo de jóvenes que forjados en el Liceo dieron pie a la constitución del Málaga Foot-ball Club en julio de 1903.

A diferencia de la iniciativa estrictamente británica del siglo anterior, el nuevo club malagueño estaba compuesto por socios autóctonos como Ernest Rittwagen Solano en su gran mayoría, algunos de ellos con estudios en Suiza o Gibraltar, a los que se unieron ciudadanos nacidos en otros lares como Petersen ó Emilio Andersen. Presidido por Antonio Carbón y secundado por el vicepresidente Antonio Vives, el club dio asiento a jugadores como Antonio López, los hermanos Leonardo y Manuel Campuzano, Felix Pérez Montalt, Eduardo España, Enrique García de Toledo, Casimiro Franquelo, Eugenio Rosillo, Federico Cañas, José Cámara, los hermanos Jorge y Eduardo Guille, Ernesto Castro, Ramón Pérez, Francisco Gaffarena, los también hermanos César y José Burgos, Feliciano de las Heras, Carlos Sureda, Manuel Serrano, Eulogio Vives -hermano del vicepresidente-, José Bresca y más pares de hermanos como Ramón y Antonio Soriano, además de Jaime y Enrique Herrera.

Los miembros de aquel primitivo Málaga F.C. entrenaron en muchas ocasiones en el interior de la Plaza de Toros y jugaron sus encuentros junto al Hospital Noble ataviados con camisetas compradas en la cercana Gibraltar, surgiendo en referencias periodísticas parte de sus primeros devaneos futbolísticos el 3 de abril de 1904 entre dos combinados del propio club con resultado final de empate 1-1, cuando la entidad gozaba ya de cierto tiempo de vida. La escasez de rivales en la ciudad y su entorno junto a la escasa repercusión que tuvo este deporte en la ciudadanía local y consiguientemente en la prensa, nos privan conocer con mayor amplitud cómo se desempeñaron estos muchachos, teniendo nuevas referencias suyas a finales de 1907 cuando empiezan a disputarse encuentros en el Muelle de Heredia con casi los mismos mimbres de la ocasión anterior, resurgiendo el Málaga F.C. en una segunda acometida más duradera que acabó difuminándose hacia 1910.

Paralelamente, desde el Colegio de El Palo, surgían nuevos valores que serían fundamentales en el futuro hasta que en 1912, desde la margen derecha del Río Guadalmedina, nació el F.C. Malagueño, una sociedad constituida por Manolo Gámez entre otros muchos entusiastas, la cual vestía camisa rojinegra con pantalón negro y solía jugar en los campos de Los Arbolitos y de la Misericordia en sus primeros años de existencia. El F.C. Malagueño, como sociedad viviente que era, tuvo desavenencias en su interior y en 1915 sufrió una escisión que provocó el nacimiento de un segundo Málaga F.C. encabezado por el propio Manolo Gámez. La ciudad de Málaga, mediada la segunda década del siglo XX, es un hervidero de clubs y previamente al citado acontecimiento surgen nuevas entidades como el Victoria F.C. en 1914, fundado por Ignacio Sánchez y José Gutiérrez que viste camisa blanquiazul con pantalón blanco y juega en Guadalmedina, el Sporting Málaga Club con base en el Colegio de los Arcángeles, el Balompié, el Athletic Málaga Club y la Gimnástica a principios de 1917.

En 1916 el Sporting Málaga Club y el Athletic Málaga Club se fusionan y bajo la presidencia de Gabriel Requena nace el Racing Club de Málaga. No será la última fusión puesto que en 1917 el Málaga F.C. no alcanza el nivel deseado y ha de fusionarse con el Racing Club de Málaga para dar lugar al Málaga Racing Club, que viste camisa rojiblanca con pantalón blanco, juega en el Campo de Guadalmedina (en 1919 pasan al Campo de Huelin) y es presidido igualmente por Gabriel Requena. El año 1917 resulta movido y uno de sus protagonistas es el Balompié el cual se fusiona con la Gimnástica dando lugar a la Gimnástica Balompié que viste camisa verdinegra con pantalón negro, herencia gimnástica y juega en el Campo de Ciudad Jardín. Otro club importante, el Victoria F.C. de José Gutiérrez, no cesa su actividad y ese mismo año acuerda fusionarse con el F.C. Malagueño, acuerdo que a las primeras de cambio es roto y José Gutiérrez restituye el nombre de Victoria F.C. como antaño. Mientras, ya en 1918, el conjunto victorista se fusiona con la Gimnástica Balompié integrándolo en su organización y modificando sus colores que pasan a ser camisa verdinegra con pantalón negro. De 1918 son el Marina F.C., club del barrio de La Malagueta que viste camisa y pantalón azules y el Hispania, fundado por los hermanos Carrasquilla.

En 1920 surge a la palestra el Athletic Malagueño con Paco Guerra como presidente y vistiendo camisa verdiblanca a rayas horizontales con pantalón negro. Este club va a ser cantera de grandes jugadores que engrosarán las filas de los más destacados de los años veinte, desapareciendo en 1928 engullido por el profesionalismo. El año siguiente, 1921, ve aparecer al Iberia Balompié, que viste camisa albinegra con pantalón negro y al Victoria Eugenia F.C., presidido por José del Pino y vistiendo desde el Rosaleda Stadium (inaugurado el 28 de septiembre de 1924) con camisa gualdinegra y pantalón negro. Llegan en 1922 el Atlántida F.C. que viste camisa blanquiazul con pantalón azul y el España F.C., vitales en el futuro inmediato.

En 1923 nace la Balompédica Malagueña fundada por José Gómez Mercado que viste camisa blanquiazul con pantalón azul, además del C.D. Malagueño fundado por Antonio García, mientras en 1924 lo hacen el Pedregalejo F.C. con camisa amarilla y pantalón blanco, el Príncipe de Asturias fundado por Félix Fórmica-Corsi, la Unión Deportiva creada por Juan de Barba, y el Olimpia por Rafael Rodríguez. De esta época es también el C.D. Malagueta, del barrio del mismo nombre, mientras 1925 trae al Delfos Balompié y al nuevo Sporting Club, entidad fundada por el padre Francisco Míguez y dirigida por los salesianos, que viste camisa rojiblanca con pantalón azul y anda provista de una gran cantera envidia de toda la ciudad que en 1925 estrena el Campo de Sagalerva. Con el año 1926 nace el Fortuna Balompié fundado por Carlos Navarrete el cual viste camisa blanquiazul con pantalón azul.

A pesar de tanto club, Málaga entre 1918 y 1921 adolece de buenas instalaciones deportivas y tras el cierre en 1920 del Campo del Príncipe de Asturias situado en el Paseo de Redding, sucumben algunas sociedades primitivas como los nostálgicos F.C. Malagueño, Victoria F.C. y Málaga Racing Club. El resurgir del fútbol con palabras mayúsculas se produce realmente a finales de 1921 cuando el 1 de diciembre nace un nuevo club que va a ser épico: el tercer Málaga F.C., con Félix García Lomas en la presidencia y los tres hermanos Cuberta en sus filas, jugando en el Campo de Granadinos y cuyos colores son camisa blanquiazul con pantalón negro. La necesidad sin embargo de inscribirse en el Gobierno Civil para poder federarse en julio de 1922, hace que el gran portero onubense Pepe Font acceda a la presidencia al ser el único componente mayor de edad, paso tras el cual inauguran bajo régimen de alquiler el 23 de agosto de 1922 el Campo de los Baños del Carmen, iniciándose el restablecimiento de la práctica futbolística con la creación a partir de esta fecha de varios recintos que atraerán a clubs de nuevo cuño.

El segundo gran estandarte de la década es el Victoria F.C. que resurge en el último tramo de 1922 tras la inauguración del Carmen. El club verdinegro es federado y participa en el campeonato 22/23. En julio de 1923 Pepe Font más otros jugadores disgustados con el seno directivo del Málaga F.C. a resultas de un incidente protagonizado tras un encuentro con la Real Balompédica Linense, abandonan el Málaga F.C. y establecen reuniones con el Victoria F.C. para ingresar en este. A esta pretensión se suma Emilio Andersen y se busca un campo propio donde jugar, encontrándose en el que está construyendo el España F.C.. Cocido todo en el Gimnasio de Adolfo de la Torre, el Victoria F.C. y el España F.C. se fusionan y adoptan el nombre de Foot-ball Club Malagueño para que este no se pierda siendo los colores elegidos camisa y pantalón blanco, sumándose algunos jugadores del Atlántida Foot-ball Club.

El flamante F.C. Malagueño se presenta como una alternativa clara al poder que tiene el Málaga F.C. e inaugura el 18 de noviembre de 1923 el Campo del Palo. Mientras, deportivamente ocupa tras inscribirse en la Federación Regional Sur plaza en Segunda Categoría, luego denominada Primera Categoría Grupo B, consiguiendo más tarde el subcampeonato en la temporada 25/26 y ascendiendo al Grupo A. Instalado en la élite andaluza, comparte categoría con el ya Real Málaga F.C., con el título de Real desde el 11 de agosto de 1927 gracias a las gestiones de su presidente Ignacio Lazarraga. El Real Málaga F.C. en el segundo lustro de los años veinte es la primera fuerza local, pero el profesionalismo le pasará factura con la fuga masiva de jugadores y en 1929 se traslada al Campo del Cristo quedando último en la Serie B de la Liga 29/30.

Por si fuese poco, las deudas son cuantiosas y tras una trágica decisión deciden desaparecer y formar una nueva sociedad. En septiembre de 1930 nace el Málaga Sport Club producto de la fusión entre lo que fue Real Málaga F.C. y el Sporting Club, sociedad con la que desde 1929 viene manteniendo un fuerte vínculo al compartir el Campo de Sagalerva. La nueva entidad viste camisa blanca con pantalón azul partiendo desde Segunda Categoría Preferente. Poco a poco empieza a recuperarse e incorpora jugadores profesionales y tras la Liga 31/32, el Málaga S.C. consigue ascender a Primera Categoría. Durante la campaña 32/33 la ciudad cuenta con dos clubs entre los mejores de Andalucía, F.C. Malagueño y Málaga S.C., compartiendo un campeonato que resulta apasionante con duelos muy intensos.

Al coincidir en la misma categoría los mandatarios de los dos clubs malagueños, aleccionados por periodistas y aficionados, entienden que su futuro por separado es francamente complicado puesto que han de pelearse entre sí para obtener jugadores en la ciudad y además frente a clubs con mucho mayor poder económico en la región. Terminado en marzo el campeonato, se promueve una junta pro-fusión que tras convencer a las respectivas aficiones de los pros de la unión, convoca sendas asambleas extraordinarias el 22 de marzo para aprobarla. El resultado es favorable y se marca un decálogo a seguir en el cual se incluye la construcción de un nuevo campo, la elección de un nombre para la nueva sociedad y la liquidación de cualquier deuda pendiente entre otros puntos, además de concertarse tres encuentros amistosos frente a C.D. de La Coruña, Cte. d’E. Sabadell F.C. y Donostia F.C., quienes jugarán frente a una selección F.C. Malagueño-Málaga F.C. para escoger los jugadores que formarán parte de la nueva plantilla.

Todo este proceso culmina felizmente y con el apoyo general de los aficionados el 12 de abril de 1933 con el surgir del Club Deportivo Malacitano, una nueva sociedad más potente que viste camisa celeste con pantalón blanco y que años después obtendrá grandes éxitos deportivos. La fusión significa la desaparición en escena de ambos clubs en contraposición a lo difundido por algunas voces con posterioridad, puesto que los dos desean empezar haciendo borrón y cuenta nueva contando con el beneplácito de la Federación Regional Sur, organismo a quien comunican su elección y del que obtienen la confirmación de una plaza en Primera Categoría. En cuanto al terreno de juego resulta escogido el de Los Baños del Carmen. El C.D. Malacitano participa en el campeonato de Tercera División de la temporada 33/34 que dilucida quienes ascenderán a Segunda División siendo tercero en el Grupo VI. En el verano de 1934 la FEF decide ampliar el número de grupos y clubs de Segunda División eliminando la Fase de Tercera División, paso que es aprovechado por el C.D. Malacitano para estrenarse en la categoría de plata durante el campeonato 34/35 resultando quinto en el Grupo III al igual que en el de la sesión 35/36. Paralelamente participa en el Superregional siendo Campeón del subgrupo andaluz en la campaña 34/35 y quinto en la edición 35/36, hasta que la irrupción de la Guerra Civil hace que cesen sus actividades durante gran parte del periodo bélico.

A finales de 1938 la situación en Andalucía esta dominada por el Ejército Nacional y algunos clubs reemprenden la vida deportiva disputándose iniciado 1939 el Campeonato Regional. El C.D. Malacitano queda ausente de este y ya en pleno verano, una vez finalizado el conflicto, la FEF apremia a todos los clubs para que vuelvan a la normalidad lo antes posible siéndoles respetada la situación deportiva previa de 1936. El C.D. Malacitano que viste ahora camisa blanca con pantalón negro, compite de nuevo en Segunda División finalizando tercero durante la campaña 39/40. Tras la renuncia del Racing Ferrol F.C. para participar en el Torneo de Subcampeones, se cede su puesto al mejor tercer clasificado de los cinco grupos, siendo este para los malacitanos. Disputada la liguilla junto a Club Atlético Osasuna, C.S. Sabadell F.C., A.D. Ferroviaria y C. Recreativo Granada, logra ser Campeón de la Copa FEF.

Comienza la década de los cuarenta siendo quinto en Liga en la temporada 40/41. El 13 de abril de 1941, por la imposibilidad de usar el Campo de los Baños del Carmen debido a un temporal, se estrena el nuevo recinto del Campo de la Rosaleda en partido de Copa frente a la Ag.D. Ferroviaria de Madrid, venciendo los locales por un contundente 6-0. El 8 de septiembre de 1941 los malacitanos deciden cambiar de denominación y pasan a ser Club Deportivo Málaga para llevar el nombre de la ciudad, empezando a vestir con el clásico uniforme dotado de camisa blanquiazul y pantalón azul. La inauguración oficial del Estadio de La Rosaleda se produce el 14 de septiembre en un partido amistoso frente al Sevilla C.F., venciendo los locales por 3-2.

escudo CD Malaga 1941

El C.D. Málaga fue un club con un amplio historial dentro del fútbol español, pues logró militar un total de veinte temporadas en Primera División, dividido en varias etapas y treinta y una en Segunda División A, además de nueve en Tercera División. Destacan en su historial los primeros años setenta, época en la que fue capaz de permanecer cinco temporadas consecutivas en Primera División entre los grandes. Por el club malagueño pasaron jugadores de renombre como: Viberti, Guerini, Juanito, Mata, Bazán, Matosas, Deusto, Paquito, Jaro, Ben Barek, Lauridsen; y entrenadores como: Helenio Herrera, Kubala, Domingo Balmaña, Antonio Benítez y Ricardo Zamora, dejando todos ellos una gran huella en el club.

La triste y lamentable desaparición del C.D. Málaga, todo un símbolo para la ciudad, se produce al finalizar la temporada 91/92 con una entidad inmersa en una enorme crisis deportiva y económica por la que es descendida a Tercera División a consecuencia del impago respecto a sus jugadores y con una deuda acumulada de algo más de 2.000 millones de pesetas, haciendo inviable su conversión en Sociedad Anónima Deportiva. El club ante estas cifras negativas desorbitantes y la falta de un mecenas o entidad que las sufrague, entra en quiebra y acaba desapareciendo ante la impotencia de su sufrida afición.

Previamente a este trágico desenlace, en 1991 la directiva malacitana viendo el rumbo que tomaban los acontecimientos hizo que su club filial, el Club Atlético Malagueño, se registrase en la Federación Andaluza con número distinto y se desvinculara del primer equipo, de modo que en el futuro fuese de nuevo el primer club de la ciudad. Esta no era sin embargo la primera ocasión en la que se tomaba un decisión similar, pues en la campaña 59/60 ya se hizo con motivo del encuentro de ambos clubs en Tercera División del propio C.D. Málaga y el club filial.

 

HISTORIA DEL CLUB:

1948 – 1950

El Club Atlético Malagueño fue fundado el 25 de mayo de 1948 al comprar el C.D. Málaga los derechos del C.D. Santo Tomás, club que militaba en Regional y que en la última temporada se proclamó Campeón de Aficionados, convirtiéndose desde entonces en un gran vivero de futbolistas. Su primera Junta Directiva se formó en el mes de agosto, resultando José López Cabello eligido como primer presidente del nuevo club y Tomás Díez Aizpuru como entrenador. Tuvo como condición de filial un gran protagonismo en Tercera División, llegando a militar hasta un total de treinta y siete temporadas en esta categoría y consiguiendo muchos éxitos deportivos.

1950 – 1960

En su primera temporada en Categoría Nacional termina décimosegundo a cuatro puntos de los puestos de descenso y consigue mantener la categoría con Antonio Iznata en el cargo de entrenador. Las siguientes 51/52 y 52/53 termina como colista, pero la ampliación del número de participantes en los grupos evita que el filial malaguista de con sus huesos en Regional. La sesión 53/54 de nuevo termina situado en los puestos bajos de la tabla todavía dentro del Grupo VI.

Para la 54/55 se verán ampliados los grupos de Tercera pasando de seis a diecieis, reduciendo el número de participantes a diez por grupo, de los que el C.At. Malagueño será séptimo siendo presidente Francisco Fernández de Córdoba y Pascual, debiendo jugar una Liguilla de Permanencia en la que termina penúltimo pero salvando finalmente la categoría. La siguiente temporada, 55/56, transcurre por los mismos derroteros y siendo penúltimo debe disputar una nueva Liguilla de Permanencia que es salvada para continuar en la categoría de bronce. El último tramo de la década con José Vergara Béjar en la presidencia, el filial malagueño sufrirá una mejora terminando en los puesto altos de la tabla encuadrado en el Grupo XI.

1960 – 1970

La década de los años sesenta comienza para el filial del mismo modo que terminó la anterior, es decir, situado arriba de la tabla clasificatoria, y por fin en la campaña 62/63 con Don Antonio Espejo Nieto en la presidencia, tras ser subcampeón lucha por el ascenso a Segunda División, eliminando al Orihuela Deportiva C.F.: 3-1 en casa y 1-2 en la ciudad alicantina; pero cayendo ante el C.D. Hospitalet: 0-1 en casa, 2-3 en la ciudad del Llobregat y 1-2 desfavorable en el desempate de Barcelona.

En la temporada 63/64 consigue el título de Liga por primera vez con Antonio Carmona Ros como entrenador, pero en la Promoción es superado por el C.D. Calvo Sotelo tras una dura pugna: 1-0 en Puertollano, 2-1 en casa, 0-0 en el primer desempate y 1-2 para los manchegos en el segundo, ambos disputados en Sevilla. La siguiente termina en el cuarto puesto lejos de alcanzar al segundo clasificado, situación que se repite la 65/66 escapándose la Promoción por tan sólo dos puntos. El club filial seguirá en su línea hasta que la sesión 67/68 termina décimosegundo y desciende por reestructuración, jugando la sesión 68/69 en Primera Categoría Regional.

1970 – 1980

En la década de los años setenta, tras ascender de Regional, comienza dubitativo la sesión 70/71 dentro del Grupo IV terminando décimotercero, puesto éste que le obliga a disputar una Promoción de Permanencia frente al Jerez Industrial C.F., la cual supera tras vencer 3-0 en la ida y perder 1-0 en la ciudad gaditana. Sin embargo, en la edición 72/73 terminará penúltimo clasificado, descendiendo a Regional donde permanecerá cuatro angustiosas temporadas hasta que la sesión 77/78 regresa a Tercera División gracias a la creación de la Segunda División B. En ella se mantendrá en la zona tranquila dentro de los puestos medios de la tabla hasta finalizar la década.

1980 – 1990

La década de los años ochenta se mantendrá de manera íntegra en Tercera División, sin mayores sobresaltos y con el objetivo de dar el salto de categoría tras permanecer siempre en la parte alta de la tabla clasificatoria bajo la presidencia de Indalencio Cordero Codes, Antonio Domínguez Martín ó Mariano Mancera, entre otros. La oportunidad se dará en la sesión 87/88 siendo entrenador José Sánchez Pérez cuando a punto está de ascender a Segunda División B, pero la fortaleza mostrada por el Real Jaén C.F. le impide tan ansiado premio al quedar a cinco puntos de diferencia de éste. Lo que resta de los años ochenta seguirá manteniendo su gran nivel deportivo con campañas aceptables.

1990 – 2000

Con la entrada en la década de los años noventa, se modificará el sistema de ascenso introduciéndose una Liguilla a disputar por los cuatro primeros clasificados. El C.At. Malagueño desaprovecha la sesión 90/91 al terminar sexto, pero no ocurrirá lo mismo la siguiente 91/92 en la que termina cuarto clasificado con 51 puntos con José Román Ramírez en la presidencia. Sin embargo, en la Liguilla de Ascenso no tendrá fortuna y será segundo por detrás de C.D. San Roque de Lepe. Detrás quedarán U.B. Conquense y U.P. Plasencia.

Es a partir de este momento cuando el hasta entonces filial malagueño, toma el relevo del desaparecido C.D. Málaga en verano de 1992 y se convierte en el club de referencia entre los aficionados. Esa misma temporada 92/93, José Antonio Domínguez se hace cargo de la presidencia, y el club se proclama Campeón de su grupo de Tercera División de la mano de Fernando Rosas y en la Promoción de Ascenso consigue subir a Segunda División B tras imponerse en la Liguilla de Ascenso a: C.P. Cristian Lay, C.D. Mairena y Manzanares C.F.. Así mismo, la S.D. Malagueña (club fundado en 1990) se convierte en filial malaguista. Las expectativas forjadas para subsistir en la campaña 93/94 dentro de la Segunda División B no se cumplen y el equipo acaba descendiendo a Tercera División tras ser decimoséptimo.

Los cambios son continuos y a velocidad de vértigo pues con el verano de 1994 llegan a la entidad andaluza los empresarios Federico Beltrán y Fernando Puche, revitalizando económicamente al club y cambiando su denominación el 29 de junio a Málaga Club de Fútbol, S.A.D. al transformarlo en Sociedad Anónima Deportiva. Previamente, el 19 de diciembre de 1993 fue aprobado el cambio de nombre a Málaga C.F. en asamblea. El resultado a tal inversión es inmediato y se proclama Campeón absoluto de su grupo con treinta y una victorias, nueve empates y cero derrotas, además de noventa y nueve tantos a favor, todas unas grandes cifras con Antonio Fernández Benítez como técnico. En la Promoción se impone a C.D. Isla Cristina, Jerez C.F. y Puertollano Industrial C.F., consiguiendo el merecido ascenso aunque no sin apuros.

Nuevamente en Segunda División B, durante la campaña 95/96 el club blanquiazul se convierte en uno de los gallitos del grupo con aspiraciones de ascenso, objetivo este que no llega en sus primeras ediciones al ser quinto y no poder alcanzar los primeros puestos que dan acceso directo a la disputa de la Liguilla. La S.D. Malagueña se integra en el verano de 1995 dentro del club principal y cambia de nombre a Málaga Club de Fútbol, S.A.D. “B”. La sesión 96/97 se repite la historia al terminar quinto en una temporada marcada por numerosos cambios de entrenador. Es en la temporada 97/98 cuando se cumple el objetivo, pues el Málaga C.F. es Campeón de grupo con bastante holgura siendo entrenadores Tolo Plaza y el avilesino Ismael Díaz, y en la Promoción de Ascenso se impone tras reñidísimo duelo con el Terrassa F.C., a Talavera C.F. y S.D. Beasain.

El club estrena la Segunda División A en la temporada 98/99 con las vistas depositadas en tratar de ascender a Primera División en un futuro inmediato, y con una gran plantilla bastante equilibrada formada entre otros por: Rafa, Mikel Roteta, Bravo, Dorado, Valcarce, De los Santos, Movilla, Zárate, Rufete, Agostinho, Ruano, Sandro, Basti, Edgar, Ismael, Guede ó el goleador Catanha; lo consigue a primeras de cambio bajo la dirección técnica de Joaquín Peiró, acabando Campeón con desahogo. El ascenso del club es meteórico y en la temporada 99/00 debuta en Primera División, volviendo la ciudad a disfrutar de este privilegio una década después de que lo hiciese el desaparecido C.D. Málaga. En Liga realiza una campaña aceptable bajo su condición de debutante en la máxima categoría y finaliza duodécimo con la incorporación de nuevas figuras como: Contreras, Fernando Sanz, Rojas, Musampa, Luque ó Darío Silva.

2000 – 2010

En la temporada 00/01 se consigue reunir una buena plantilla y se consolida con refuerzos en la delantera como Canabal ó el panameño Dely Valdés, que da unos excelentes resultados al ser octavos y rozar con la yema de los dedos posiciones cercanas a la disputa de la Copa de la UEFA. En el verano de 2001 accede a la presidencia Serafín Roldán, máximo accionista del club, finalizando en Liga décimo clasificado con incorporaciones al equipo como: Litos, Duda, Gerardo, Leko, Miguel Ángel ó el “Gato” Romero. La sesión 01/02 terminará en un aceptable décimo puesto. Se consigue entrar en la Copa Intertoto en la edición 2002, en la que elimina a K.A.A. Gent belga, E.S. Troyes Aube Champagne, y al Villarreal C.F. en la Final, con resultado de 0-1 con gol de Gerardo en El Madrigal, y 1-1 con gol de Roteta en La Rosaleda, consiguiendo así su primer trofeo internacional. A través de esta hazaña, consigue un billete para disputar la Copa de la UEFA. En este torneo consigue alcanzar los cuartos de final tras eliminar a clubs como Leeds United A.F.C. y A.E.K. de Atenas, cayendo eliminado en penaltis a manos del Boavista F.C.. En Liga terminará en la zona tranquila de la clasificación, resultando decimotercero en la campaña 02/03.

En la temporada 03/04, Juande Ramos asume el cargo en el banquillo y se refuerza el equipo con Diego Alonso y con un Salva Ballesta en plan estelar obteniendo diecisiete dianas, finalizan décimos. La campaña 04/05 es más deficiente, pues el nuevo técnico Gregorio Manzano desde el banquillo no es capaz de sacar al equipo desde las profundidades y Antonio Tapia, quien poco antes ha ascendido al Málaga C.F. “B” a Segunda División A, toma las riendas y realiza una segunda vuelta espectacular que le aúpa al décimo puesto, igualando con la anterior sesión gracias a la actuación de los porteros Calatayud y Arnau, así como a la consolidación de canteranos como Iznata, Alexis Ruano, Juanito ó Geijo, o a la incorporación de delanteros como el costarriqueño Wanchope ó el brasileño Baiano.

Lo peor llega en la temporada 05/06, cuando tras siete temporadas consecutivas en la élite, el Málaga C.F. desciende a Segunda División A tras perder potencial en la plantilla pese a contar entre sus filas con jugadores como el “Chengue” Morales, Juan Rodríguez o Pablo Couñago. Antonio Tapia, después de un buen inicio, encadena una serie de malos resultados que hacen que a mitad de temporada el secretario técnico, Manolo Hierro, ocupe el banquillo. La trayectoria no se endereza y se acaba último clasificado, bastante descolgado del resto de equipos. Lo peor es que el filial blanquiazul también desciende, en este caso a Segunda División B, en lo que se puede calificar de una temporada horrenda para los intereses malacitanos.

En la temporada 06/07, Fernando Sanz toma las riendas del club al ocupar la presidencia y hacerse con el control accionarial. El Málaga C.F. que en ese momento se encuentra en Segunda División A, acaba realizando una frustrante campaña con Marcos Alonso en la que finaliza decimoquinto, muy alejado de los primeros puestos y gracias a que hay algunos clubs que lo hacen peor, consigue mantener la categoría. Un giro radical en su directiva y la llegada de nuevos jugadores como: Wellingtón, Hélder, Rossato, Javier Calleja, Apoño, Eliseu, Baha ó Roberto Peragón; y con Juan Ramón López Muñiz al frente de la plantilla, hacen que en la campaña 07/08 se alcance el subcampeonato y se ascienda brillantemente a Primera División.

En este retorno, el club malagueño acomete una muy aceptable temporada 08/09 y queda en octavo puesto con una plantilla bien conjuntada, permaneciendo durante varias jornadas al acecho de una plaza en competición UEFA. Totalmente distinta es la sesión 09/10 en la que pese a contar con una buena plantilla reforzada con Munúa, Valdo, Caicedo, Obinna ó Edinho entre otros, los resultados no acompañan y los malagueños coquetean con el descenso durante muchas jornadas, llegándose a un angustioso final en la que deciden su continuidad en la categoría al conseguir empatar en casa ante un Real Madrid C.F. que se juega la Liga.

2010 – 2020

El 11 de junio de 2010 el club pasa a manos del jeque qatarí Abdullah ben Nasser con el que los blanquiazules inician un nuevo periodo en su historia, confeccionando una plantilla descompensada y exenta de calidad que pasa por numerosos problemas en la primera vuelta temiéndose un pésimo desenlace. Gracias al acierto de los fichajes de invierno y al gran desembolso económico realizado la historia albiceleste termina bien con la undécima plaza tras una lenta pero segura remontada en la cual el técnico chileno Manuel Pellegrini tiene mucho que ver. En la edición 11/12 llegan jugadores importantes al club costasoleño realizándose una gran inversión, convirtiéndose los malagueños en claros aspirantes a conseguir una plaza para jugar en torneo europeo. Tras una primera vuelta que sirve para acoplar a los recién llegados, los blanquiazules remontan puestos y poco a poco acceden a la cabeza llegando incluso a ser terceros, quedándose finalmente con la cuarta plaza y consiguiendo clasificarse para disputar la fase previa de la Liga de Campeones por vez primera en su historia.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

 

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Fases Históricas del C.D. Málaga. 45 años de Fútbol malagueño (1904-1949). Fernando González Mart (1950).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Historia del Fútbol en Málaga. Antonio Fernando Urdiales Urdiales (2002).
  • Málaga C.F. (1994-2004): de tercera a la primera pasando por la UEFA. Manuel Ángel Linares Pérez. Grupo Editorial Universitario (2005).
  • Historia de trece ascensos del C.D. Málaga. Juan Cortés Jaén. Editorial Prensa Malagueña (2008).
  • Medio siglo de vida del C.D. Málaga. Juan Cortés Jaén. Editorial Algazara (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Archivo privado de José Romero.
  • La Unión Mercantil. Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB:

 

fin

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Historial del Real Zaragoza, S.A.D.

 

 

Escudo Real Zaragoza, S.A.D.

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Real Zaragoza, S.A.D.
  • Ciudad: Zaragoza
  • Provincia: Zaragoza
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Fecha de constitución: 18 de marzo de 1932
  • Fecha de federación: 18 de marzo de 1932

 

DATOS SOCIALES:

 

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Zaragoza Foot-ball Club (1932-1941)
  • Zaragoza Club de Fútbol (1941-1951)
  • Real Zaragoza Club Deportivo (1951-1992)
  • Real Zaragoza, S.A.D. (1992-)

 

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Segunda División:

  • 1977/78

2 Ligas de Tercera División:

  • 1932/33
  • 1933/34

6 trofeos de Copa:

  • 1964
  • 1966
  • 1986
  • 1994
  • 2001
  • 2004

1 Supercopa de España:

  • 2004

 

TÍTULOS INTERNACIONALES:

1 Recopa de Europa:

  • 1995

1 Copa de Ferias:

  • 1964

 

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio de La Romareda
  • Año de inauguración: 1957
  • Cambios de nombre:
  • Estadio de La Romareda (1957-)
  • Capacidad: 34.596 espectadores

OTROS ESTADIOS:
  • Campo de Torrero (1932-1957)
  • Campo de La Romareda (1957-)

TRAYECTORIA EN LIGA:

ESCUDOS DEL REAL ZARAGOZA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

escudos Real Zaragoza

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL REAL ZARAGOZA, S.A.D. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

uniformes Real Zaragoza

Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN ZARAGOZA:

La ciudad y municipio de Zaragoza, capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Aragón, con una población de seiscientos setenta y cinco mil habitantes es la quinta en número de habitantes a nivel nacional siendo centro de un importante nudo logístico, de transportes y de comunicaciones. Bañada por los ríos Ebro, Huerva y Gállego, además del Canal Imperial de Aragón que riega su fértil huerta, la ciudad cuenta con un importante patrimonio histórico que atrae a gran cantidad de turistas siendo, junto a su área metropolitana, sede de varios complejos industriales con multitud de servicios. Foco universitario, político, cultural y de ocio, su situación ha ido prosperando en las últimas décadas con grandes mejoras en sus arterias, destacando especialmente el servicio de transporte hacia sus vecinos.

En cuanto a los primeros pasos del fútbol en la capital aragonesa, surgido éste en distintas zonas de la geografía española, tuvo su aparición en el año 1903 cuando, en fecha 16 de noviembre, quedaba constituido en el local de la Academia del pintor Emilio Fortún el titulado Foot-ball Club formado por componentes aristocráticos y elitistas entre los que destacaban unos cuantos ciudadanos británicos en medio de la inmensa mayoría de jóvenes zaragozanos procedentes de la universidad. Presidido por José Pedro Navarro Marín al que acompañaron en la primera Junta Directiva Hugo Sheridan Garrat en la vicepresidencia, Sixto Rodríguez en la secretaría y Asher Huddlestone, vice-cónsul británico, en la tesorería, aquellos jóvenes alquilaron unos terrenos en el Campo del Sepulcro uniéndose poco después Joaquín María Cavero Alcíbar, Conde de Sobradiel, en un proyecto que no cuajó y en abril de 1904 cerró una cortísima carrera.

Tras un periodo de casi seis años sin actividad organizada donde tan solo desde los colegios de los Hermanos Maristas y Padres Escolapios surgían equipos ocasionales que se enfrentaron entre sí en el Campo de Los Huertos destacando el marista Pilar F.C. a finales de década, en enero de 1910 se constituyó el Zaragoza Foot-ball Club con alumnado procedente de la universidad zaragozana exclusivamente donde concurrían estudiantes aragoneses, vizcaínos, riojanos y navarros. Empleando nuevamente el Campo del Sepulcro y vistiendo camiseta blanca con pantalón negro, tampoco este club que contendió con los principales representantes de Huesca y Pamplona pudo perdurar y, antes de concluir el año, ya estaba disuelto.

Entre 1911 y 1913 el fútbol universitario fue el gran protagonista dando forma a clubs donde, ilusionados jóvenes, practicaban este deporte con tal de divertirse. Sociedades efímeras que desaparecían conforme sus integrantes terminaban sus respectivas carreras fueron el Sparta, con aragoneses y catalanes, el Amaika formado por estudiantes vascos, la U.D. Universitaria también con vascos y los más discretos Sporting Club y Athletic Club, formado por alumnos del Colegio de los Corazonistas que en 1915 dio lugar al España F.C. e Hispania Club.

En 1913 se constituyó la Sociedad Gimnástica Zaragozana, con José María Gayarre en la presidencia que empezó su carrera en el Campo de la calle Zurita para, casi de inmediato, levantar el primer campo de fútbol reglamentario titulado Campo de la Química por estar ubicado junto a los terrenos de la empresa Industrial Química. Vestidos con camiseta gualdinegra y pantalón negro, la Gimnástica fue el primer club serio contendiendo con clubs de las provincias limítrofes y algún vasco hasta que, a finales de 1915, desapareció por la falta de sustento financiero y de aficionados.

Barrida por las circunstancias la Sociedad Gimnástica Zaragozana, a principios de 1917, recién llegados desde Argentina, los hermanos Abinzano, Jesús y Julio, contactaron con José Luis Gayarre para constituir un nuevo club aprovechando sus amplios contactos con el Colegio de El Salvador, regido por los Jesuitas y lista de jugadores con los que había convivido. Gayarre, entusiamado con la idea, les entregó los uniformes que todavía guardaba y así, en uno de los bancos de la popular Plaza del Pilar, el sábado 24 de marzo quedaba constituido el Iberia Sport Club presidido por Ricardo Ostalé.

Uniformado con camiseta gualdinegra y pantalón negro, el burgués conjunto iberista se supo rodear casi de inmediato del personal de la empresa de fundición Carde-Escoriaza donde, además de seguidores consiguió jugadores, creando una sociedad homogénea que se desvivía constantemente a su equipo. En 1918, tras negarse la directiva presidida por Francisco Ginés quien había sustituido a Basilio Berdejo y éste a su vez a Ricardo Ostalé, a apoyar la constitución de la Federación Aragonesa, Luis Gayarre Lafuente asumió la presidencia, adquiriendo la sociedad una nueva perspectiva para lanzarse a la conquista del fútbol regional. Campeón Regional de los campeonatos oficiosos de 1917, 1918, 1919 y 1920, durante estos años los reconocidos como “avispas” por su indumentaria, se convertirán en el principal club aragonés no teniendo rival ni en Zaragoza ni en el resto de la región, cualidad que les hará adquirir un gran prestigio.

En marzo de 1919, la alta sociedad local educada en el Colegio de los Corazonistas funda la Sociedad Atlética Stadium con Fermín Asirón al frente, entidad que tenía en sus filas a antiguos jugadores que habían jugado primero en el Athletic Club y, entre 1915 y 1918 en el España F.C. que vestía camisa y pantalón blancos. Iniciados en el Campo del Paseo de la Mina y apoyados por personas pudientes entre los que destaca el Conde Sobradiel, el 19 de abril de 1922 gracias a la amistad del socio Emilio Ara Bescós con el Conde de Someruelos, esta sociedad que vestía camisa roja con pantalón blanco recibe el título honorífico de «Real» pasando a ser denominada Real Sociedad Atlética Stadium a la par que inaugura el Campo del Arrabal en fecha 12 de marzo mediante encuentro disputado ante el Iberia Sport Club con resultado favorable a los locales por 2-1, un espléndido recinto con capacidad para hasta ocho mil espectadores coincidiendo con la conquista del título regional de las ediciones 1924 y 1925.

Cronológicamente detrás de Iberia Sport Club y Real Sociedad Atlética Stadium, en orden de importancia destaca el Zaragoza Foot-ball Club, entidad fundada en 1921 por Ricardo Arribas que, con un proyecto muy ambicioso, pretende desbancar en el futuro al Iberia Sport Club, un club ya consolidado en la ciudad. Bien estructurado y con un respaldo económico notable, en lo sucesivo irá escalando puestos dentro del panorama local y regional. Jugando en el Campo de El Asalto y uniformados con camisa roja de puños y cuello amarillos con pantalón blanco, esta entidad crecerá rápidamente y pronto será capaz de tutear a los dos por entonces grandes.

En 1924 el Zaragoza F.C. absorbe al C.D. Fuenclara, un club constituido en 1917 y registrado en enero de 1922 auspiciado por la Escuela Católica de Obreros y Comerciante que venía jugando en el Campo de la calle Bilbao, para ser más fuerte adoptando los colores de este, camisa rojiblanca y pantalón blanco. Sin embargo, pese a la fusión, su economía no será lo suficiente boyante que precisa por lo que pronto quedará anclado en sus aspiraciones no pudiendo progresar. La salida natural a sus anhelos pasará inevitablemente por una fusión con otra sociedad y, tras mantener conversaciones a lo largo de 1925 con la potente y desahogada Real Sociedad Atlética Stadium, finalmente se insertará y diluirá en esta última la cual adopta la denominación de Real Zaragoza Club Deportivo.

El Real Zaragoza C.D. mantiene la estructura, reconocimiento e idiosincrasia de la Real Sociedad Atlética Stadium, no modificando su tradicional camisa roja combinada con pantalón azul y continuando siendo conocidos como “los tomates”, empezando un despegue deportivo que lo llevará a competir en Tercera División durante la temporada 30/31.

Paralelamente a estos acontecimientos, el Iberia Sport Club, fruto del gran trabajo de Luis Gayarre, adquirirá unos terrenos en el Monte de los Olivos que, entre 1922 y 1923, verán cómo se construye el Campo de Torrero, un flamante terreno de juego con capacidad para quince mil espectadores que es inaugurado el 7 de octubre de 1923 ante el Club Atlético Osasuna, de Pamplona, con derrota de los locales por 1-4. Perdidos los campeonatos regionales de 1924 y 1925 en franca competencia con la Real Sociedad Atlética Stadium, los guadinegros se harán con los siguientes títulos hasta final de la década representando en 1926, 1927, 1928, 1929 y 1930 al fútbol aragonés en el Campeonato de España, pasando a partir de 1926 a experimentar una transformación en la cual el fútbol profesional sustituye al clásico fútbol amateur.

El Iberia Sport Club empieza, tal cual hacen los grandes clubs nacionales, a fichar jugadores foráneos procedentes de otras provincias mayoritariamente vascos, entrando el club zaragozano en 1928 dentro de los planes para militar en las Ligas Nacionales que se están organizando para el fútbol profesional. Dado el peso del fútbol aragonés y la trayectoria de la sociedad, al club gualdinegro se le concede la oportunidad de luchar por la plaza libre que resta en Primera División, siendo eliminado en la Primera Ronda por el Real Oviedo F.C. con el que empata 2-2 en un primer encuentro perdiendo posteriormente en el desempate por 1-4. Decidido por criterio deportivo militar en Segunda División, los gualdinegros debutan en la temporada inicial 28/29 con un magnífico registro al quedar segundo clasificado empatado a puntos con el Sevilla F.C., conjunto andaluz que, debido al gol average favorable, termina contendiendo como aspirante ante el Primera División Real Racing Club, de Santander, quien defiende y consigue mantener su puesto.

En la campaña 29/30 la Federación Española subraya que el ganador de la primera plaza ascenderá directamente a Primera División sin Promoción mediante, compitiendo el Iberia Sport Club con gran entusiasmo aunque finalmente, por un solo punto concluye tercero tras Deportivo Alavés y Real Sporting de Gijón con quien empata a puntos. El Iberia Sport Club compite durante estos años con una gran plantilla que demuestra estar próxima a la élite del fútbol nacional y quizás, de haber colmado sus aspiraciones, bien pudiera evitado los problemas económicos en los que pronto se verá enrolado.

HISTORIA DEL CLUB:

1932 – 1940

Entre finales de los años veinte y principios de los treinta la capital regional aragonesa cuenta con tres grandes clubs que compiten, cada uno hasta donde sus respectivas posibilidades alcanzan, en la Serie A o Primera Categoría. Conocidos el Iberia Sport Club y el Real Zaragoza C.D., el tercero en discordia es el Club Patria-Aragón, una sociedad presidida por Pío Hernando Aceña que viste camisa con pantalón blancos y juega en el Campo del Arrabal. Sustentado por el Círculo Tradicionalista desde sus inicios, esta sociedad tenía su origen en el C.D. Tradición constituido en 1923 que, en ese mismo año, adquirió el nombre de C.D. Patria llegando, ya en 1924, a fusionarse con la Unión Sportiva Aragón, conjunto amateur con el que se pensó constituir una nueva sociedad capaz de ser una alternativa a los dos grandes clubs zaragozanos.

La realidad, sin embargo, terminaría siendo otra y las tres sociedades, gigantes con pies de barro, atravesarían momentos muy delicados nada más empezar la nueva década. En lo que respecta al Iberia Sport Club, sus andanzas en la Segunda División fueron cortadas de pleno al ser décimo y colista perdiendo su plaza, aunque a nivel regional se alzó con el Regional de 1931. Los gualdinegros, sumidos en una grave crisis económica, no eran los de apenas un año antes y su hasta entonces gran plantilla había sufrido grandes cambios.

Si preocupante era la situación de los iberistas, más lo era y con diferencia la de Real Zaragoza C.D. y Club Patria-Aragón, ambos en un callejón sin salida. Los zaragocistas, quienes habían competido durante la temporada 28/29 en Segunda División B, una Tercera División en toda regla para dilucidar qué dos clubs iban a ascender a Segunda División, repitieron sus intentos en las campañas 29/30 y 30/31 sin fortuna debiendo invertir en futbolistas profesionales y en caros viajes sin apenas recompensa. Lo mismo ocurrió con los patriotistas, con ciertas posibilidades en la temporada 29/30 en Tercera División y sin apenas en la edición 30/31. Arruinados ambos por frustrarse sus intentos de alcanzar una meta demasiado cara y alertados por la Federación Aragonesa por impago, en 1930 hubo conversaciones entre las dos sociedades para crear una nueva pero, debido a los números rojos de unos y otros, todo quedó en nada.

En 1931, estando el ahora conocido como Zaragoza C.D. -tras la instauración de la Segunda República que prohibió el uso de referencias monárquicas- agonizando y el Iberia Sport Club con la soga al cuello después de haber sido quinto en el Grupo III de Tercera División donde perdió sus opciones de ascender a Segunda División, hubo un intento de fusión que terminó en fracaso pues, si los socios iberistas votaron a favor, la negativa de los zaragocistas fue rotunda aun sabiendo que era su fin. Con deudas en todas partes, a finales de 1931 tanto Club Patria-Aragón como Zaragoza C.D. causaron baja en la Federación Aragonesa desapareciendo los primeros mientras a los segundos no les quedaba aire.

De estar tremendamente enemistados y no poder siquiera verse, el futuro para iberistas y zaragocistas pasaba por una unión a cara de perro tuviese la oposición que fuese, unión porque no podía ser fusión al haber causado baja federativa el Zaragoza C.D. y deber, precisamente, estos una importante suma a la federación regional. Promovida con toda la buena voluntad del mundo por el presidente de la Federación Aragonesa, José María Muniesa, la unión entre ambos era inevitable y en febrero y marzo de 1932 empezaron las reuniones entre ambas directivas para llegar a un acuerdo. Conocida la finalidad, faltaba discutir los detalles, siendo todos solucionados el 15 de marzo cuando se firmó la constitución del Zaragoza Fútbol Club, nueva sociedad que, ocupando la plaza federativa que tenía el Iberia Sport Club, podría empezar una nueva carrera deportiva convirtiéndose en el club hegemónico de la capital aragonesa. Decidido que vistiese camisa blanca con pantalón azul celeste, los neutrales colores federativos para no crear discrepancias entre los socios firmantes, junto a un escudo con el emblema de la ciudad odeado con los bordes amarillo y negro iberistas, el nuevo club jugaría en el Campo de Torrero empezando su carrera con quince jugadores hasta el momento gualdinegros más el entrenador, también avispa, Elías Sauca.

Deportivamente fuerte y saneado, su andadura en Tercera División durante el campeonato 32/33 fue exitosa conquistando, sin demasiada oposición, el torneo sin apenas problemas. En la Promoción de Ascenso elimina al Baracaldo F.B.C.: 2-1 en la ciudad vizcaína y 4-0 en casa; en la siguiente ronda vence al C.D. Logroño: 0-0 en la capital riojana y 2-0 en casa; después al Valladolid Deportivo: 1-0 en casa y 0-0 en la vuelta, cayendo en la final ante el Centro Sports Sabadell: 1-1 en la ciudad lanera y 1-2 en casa ante la desesperación de sus seguidores. El ansiado ascenso a Segunda División se produce en la campaña 33/34 cuando tras ser campeón de grupo pasa a la Fase Final y es subcampeón de un grupo en el que ascienden los dos primeros clasificados.

El estreno en Segunda División llega con la campaña 34/35, año en el que queda tercero y apunto está de promocionar. En la siguiente 35/36 es subcampeón, jugando una Fase de Ascenso en la que es subcampeón de un grupo de seis clubs y con el que se gana un puesto en Primera División. Sin embargo, tal logro deportivo se ve empañado por la irrupción de la Guerra Civil, acto que pone fin a la denominada quinta de los “Alifantes”, un gracioso apelativo surgido de un aficionado catalán que hacía referencia a la elevada altura de sus defensas.

El debut en Primera División se traslada pues a la temporada 39/40 en la cual son séptimos. En la 40/41 no se realiza un buen torneo y son undécimos quedando a un solo punto de la salvación y descendiendo a Segunda División.

1940 – 1950

En febrero de 1941 castellanizan su denominación por imperativo legal y pasan a ser conocidos como Zaragoza Club de Fútbol. El paso por la categoría de plata es efímero y con un equipo soberbio, al final de la campaña 41/42 son subcampeones, ganándose el acceso a la Fase Final, eliminatoria en la que son segundos de un grupo de seis clubs obteniendo de forma directa el ascenso a Primera División. El Zaragoza C.F., en esta nueva oportunidad, se muestra irregular y es incapaz de aguantar en Primera como presuntamente requerían sus seguidores, descendiendo al término de la campaña 42/43 al ser decimotercero con tan solo dos victorias y nueve empates, unos pésimos resultados. En Segunda División no le van mejor las cosas y tras cuatro temporadas consecutivas sin pena ni gloria, desciende a Tercera División en la 46/47 al ser decimotercero en una clasificación muy igualada.

Pasar por la Tercera División significa un duro golpe para el aficionado zaragozano y la crisis se deja notar, dejando de acudir en masa al campo. A pesar de ello se sobrepone y en la 48/49 consigue retornar a Segunda División tras ser subcampeón de grupo y lo más importante, ser ampliada la categoría de uno a dos grupos.

1950 – 1960

En un par de temporadas el Zaragoza C.F. confecciona minuciosamente un buen equipo y se aúpa a las primeras posiciones, adquiriendo en la campaña 50/51 el subcampeonato. Este puesto le permite disputar la Promoción de Ascenso en la que es de nuevo segundo de un grupo de seis y con ello adquiere plaza en Primera División. El 30 de marzo de 1951, mediante asamblea extraordinaria se cambia el nombre del club, pasando a ser Real Zaragoza Club Deportivo, reivindicación que corrobora el pasado realista de uno de sus antiguos fundadores, la Real Sociedad Atlética Stadium.

La alegría en la división de honor dura un par de temporadas, pues al término de la 52/53 se es decimosexto y colista con solo seis triunfos y cinco empates. El club maño tarda tres campañas en recuperarse dado que en la 54/55, tras ser tercero en Liga, decepcionantemente es quinto en la Promoción perdiendo el tren del ascenso. En la 55/56 repite tercer puesto en Liga, pero en la Promoción se mantiene fuerte y es subcampeón ascendiendo a Primera. Durante estos años el club zaragozano pasa por constantes problemas económicos y en 1951 adquiere en propiedad el Campo de Torrero en vistas a usarlo como cambio de moneda, con el cual poder afrontar retos futuros. Poco tiempo después de adquirirlo lo vende y con lo recaudado sufraga totalmente su deuda, ficha nuevos jugadores y acomete el diseño de un nuevo estadio. Durante cinco años disfruta de su uso mientras afronta la construcción del nuevo campo con más capacidad para albergar a su creciente masa social. A más aforo, más recaudación y de estas resulta el Estadio de La Romareda, estrenado el 8 de septiembre de 1957 con un encuentro frente al C.A. Osasuna y resultado favorable 4-3 para los maños.

1960 – 1970

Este merecido ascenso abre un periodo de estabilidad en la entidad blanquiazul, dado que toda la década de los sesenta la pasará íntegramente en la élite de nuestro fútbol. Durante estos maravillosos años aparecen “los cinco Magníficos”, con Lapetra, Canario, Marcelino, Santos y Villa, todos ellos grandes jugadores que son adquiridos con la venta de Torrero. Este quinteto, acompañado de muchos otros jugadores, proporciona al club maño un excelente rendimiento, pues se obtienen muy buenas clasificaciones en Liga y el pase a competiciones europeas. De su buen juego y hacer se consigue estar en cuatro presencias en las finales de la Copa del Generalísimo, de las que se ganan dos: en 1963 se pierde en el Camp Nou ante el C.F. Barcelona por 1-3; en 1964 se conquista la primera Copa: 2-1 ante el Club Atlético de Madrid en el Santiago Bernabeu; en 1965 de nuevo en el Bernabeu se pierde 0-1 ante el mismo Club Atlético de Madrid; y finalmente, en 1966 se impone al Club Atlético de Bilbao por 2-0 en el recinto antes mencionado.

Internacionalmente, en la temporada 61/62 y tras acabar cuarto clasificado en Liga doméstica, es admitido para disputar la Copa de Ferias. En 1963 llega a cuartos cayendo ante la A.S. Roma. La 62/63 y tras acabar quinto en Liga, se planta en la Final de la Copa de Ciudades en Feria, tras una buena competición durante 1964 en la que deja fuera de competición a equipos como: A.O. Irákis griego, Laussane Sports suizo, Juventus F.C. de Turín, y Royal F.C. Liégeois belga. En la Final tiene como rival al también equipo español del Valencia C.F., con resultado favorable de 2-1 con goles de Villa y Marcelino en partido disputado en Barcelona, alzándose como Campeón y conquistando su primer título europeo.

Al proclamarse campeón de Copa del Generalísimo en 1964, disputa por primera vez la Recopa de Europa (nombre españolizado de la Cup Winner’s Cup, es decir, Copa de Campeones de Copa) en la edición 64/65. En esta, tiene suerte en los emparejamientos, y elimina uno tras a otro a: Valletta F.C. maltés, Dundee F.C. escocés, Cardiff City F.C. galés; y siendo eliminados en la semifinal por el equipo londinense del West Ham United F.C., el cual se proclamó Campeón en esta edición. Tercero en Liga la sesión 64/65, regresa a la Copa de Ferias la edición 65/66 en la que es de nuevo finalista y dejando por el camino otra vez numerosos equipos anglosajones: Shamrock Rovers F.C. irlandés, a los escoceses del Heart of Midlothian F.C. y Dunfermline Athletic F.C., y Leeds United A.F.C. inglés. En la Final se enfrenta al C.F. Barcelona, que previamente había eliminado al Chelsea F.C., y gana en la ida 0-1 con gol de Canario. En la vuelta, cae 2-4 en La Romareda, haciendo estériles los goles de Marcelino.

Cuarto en Liga y campeón de Copa en la campaña 65/66, regresa a la Recopa la sesión 66/67 en la que elimina al Everton F.C. de Liverpool en cuartos, y cae en semifinales frente al Rangers F.C. de Glasgow. La 67/68 de nuevo en Copa de Ferias, es eliminado prematuramente por el equipo húngaro del Ferencvárosi T.C. de Budapest. La siguiente campaña 68/69 llega hasta octavos, destacando la eliminación del Aberdeen F.C. escocés y siendo eliminado por el Newcastle United F.C., en el enésimo encuentro entre el equipo maño y un rival del Reino Unido durante esta década. Llegados a finales de década, se produce el lógico e inevitable relevo generacional y el conjunto pierde fuelle y protagonismo, viéndose relegado a posteriores clasificaciones.

1970 – 1980

El inicio de los años setenta supone un duro revés para el club aragonés, pues a la primera de cambio pierde la categoría al ser último en la edición 70/71. Tres victorias y nueve empates son escaso balance para un conjunto habituado poco antes al éxito. El paso por Segunda División resulta felizmente breve, dado que en un apretado final durante la 71/72 queda tercero y consigue volver entre los grandes. Una gran campaña 73/74 en la que acaba tercero, le permite volver al escenario europeo para la 74/75, dando cuenta de Vitória F.C. de Setúbal y del Grassoppher-Club suizo, no pasando de octavos al caer frente al equipo teutón del VfL Borussia Moünchengladbach. La entidad zaragozana consigue reunir un buen grupo de jugadores como Lobo Diarte, Soto, Blanco, Ocampos y Arrúa, que le llevan a ser sorprendentemente subcampeón de Liga en la temporada 74/75, la mejor clasificación de su historia. La sesión 75/76 disputa de nuevo la Copa de la UEFA, siendo eliminado a las primeras de cambio por los checos del T.J. Internacionál Slovnaft de Bratislava.

La fuga de algunas de sus figuras a otros clubs más importantes, merma en exceso su potencial y termina descendiendo tristemente a Segunda División en la conclusión del campeonato 76/77 al ser decimosexto. Como sucediera escasos años antes, el Real Zaragoza C.D. se sobrepone de inmediato a la decepción y conquista el campeonato de la división de plata por la puerta grande, retornando a la élite. Instalado ya en Primera, se realizan fichajes ajustados que consiguen mantener la categoría sin grandes sufrimientos.

1980 – 1990

Los años ochenta suponen una regularidad deportiva en el campeonato doméstico, en el que no sufren problemas y desde el cual consiguen en varias ocasiones entrar en competiciones europeas, verdadera aspiración del club. Lo más significativo sin duda es la conquista de la Copa del Rey en la edición de 1986, tercera en sus vitrinas, ante un F.C. Barcelona plagado de estrellas que sucumbe por 1-0 con gol de Rubén Sosa en partido disputado en el Vicente Calderón. La disputa de la Supercopa de España de 1986 finalmente no se celebró al no llegar un acuerdo en las fechas para la celebración de los encuentros de ida y vuelta frente al Real Madrid C.F., vigente campeón de Liga.

Paralelamente, destaca la llegada hasta semifinales en la edición de la Recopa de 1987, donde eliminan a la A.S. Roma por penaltis en primera ronda, y caen en semifinales fuera de competición al ser derrotados por el A.F.C. Ajax. Siendo quinto la temporada 88/89 en Liga, regresa a la UEFA la sesión 89/90 superando en primera ronda al Apóllon F.C. chipriota y ser eliminados en la siguiente por los alemanes del Hamburger S.V.

1990 – 2000

En los años noventa el Real Zaragoza C.D. recupera parte del protagonismo que tuvo en la década de los sesenta y notables son sus presencias en la Copa del Rey, torneo en el que siempre llega lejos y en el que es capaz de disputar dos finales, cada una de ellas con distinto sabor, pues en 1993 cae ante el Real Madrid C.F. por 0-2 en partido celebrado en el valenciano Luís Casanova, mientras que en 1994 se impone en el madrileño Vicente Calderón al Real Club Celta de Vigo desde la tanda de penaltis, tras empate 0-0 en el tiempo reglamentario. En la Supercopa de España cae ante el F.C. Barcelona con un 0-2 en casa, y con una insuficiente remontada por 4-5 en el feudo barcelonista.

En el Campeonato de Liga intercambia buenas con malas temporadas, sufriendo a veces más de la cuenta, caso de las temporadas 90/91 y desde la 95/96 a la 97/98, y saboreando un tercer puesto en la 93/94. La temporada 91/92 termina sexto en Liga y entra en competición europea la 92/93, eliminando a Stade Malherbe Caen francés, F.K. Frem de Copenague, y cayendo en octavos frente al B.V. Borussia 1909 de Dortmund.

Pero su mayor logro deportivo es la consecución de la Recopa en 1995, al llegar a la final tras eliminar a F.C. Gloria Bistrita, F.C. Tatran Presov, S.C. Feyenoord Rotterdam y Chelsea F.C.. En este apasionante encuentro disputado en Paris, el conjunto maño consigue imponerse al Arsenal F.C. de Londres por 2-1 con un gol increíble de Nayim desde el lateral del centro del campo a pocos minutos del final. El delirio colectivo es inimaginable y el equipo es recibido con efusividad por su afición en Zaragoza. Destacan de esta época jugadores emblemáticos como pueden ser: Cedrún, Pardeza, Higuera, Poyet, Belsué, Aguado, Esnaider y Solana. La edición siguiente 95/96, el Real Zaragoza participa nuevamente en la Recopa de Europa defendiendo su título de Campeón, en la que hace un buen papel eliminando a A.S.K. Inter Slovnaft de Bratislava y Club Brugge K.V. belga, y siendo apeados de competición por el Real Club Deportivo de La Coruña.

A nivel extradeportivo, destaca la conversión en Sociedad Anónima Deportiva durante 1992 por imposición legal y tras reunir los 539 millones de pesetas requeridos por el CSD, siendo elegido presidente Alfonso Solans el 2 de septiembre con el nuevo consejo de administración, quien estabiliza el club económicamente. La entidad tras este importante movimiento cambia de nombre y pasa a ser Real Zaragoza, S.A.D.

La primera década del nuevo siglo resulta en su globalidad plena de resultados agridulces, pues tan pronto se esta arriba como abajo dentro de las categorías del fútbol profesional. La temporada 99/00 termina cuarto. Ya en la temporada 00/01 se esta a punto de perder plaza en Primera División al ser decimoséptimo en un campeonato que, sin embargo, debuta en la Nueva Copa de la UEFA y en el que es apeado en primera ronda por el T.S. Wisla polaco de Cracovia. La temporada 01/02 destaca por la consecución de su quinta Copa del Rey. Este título llega en 2001 al derrotar al Real Club Celta de Vigo por 3-1, en partido disputado en La Cartuja de Sevilla con goles de Aguado, Jamelli y Yordi. En la Supercopa de 2001, se pierde la oportunidad de conseguir el trofeo al empatar a uno en casa y ser derrotado en el Santiago Bernabeu por 3-0. En la temporada siguiente, 01/02, se presenta lo ineludible y acaba en Segunda División al ser vigésimo y último con tan solo nueve victorias y diez empates. Como premio en esta desastrosa campaña, destaca su participación en la Copa de la UEFA, en la que elimina al danés Silkeborg I.F. en primera ronda y cae en la siguiente ante el Servette F.C. suizo.

El paso por la categoría de plata es breve y al final de la edición 02/03 termina segundo alcanzando nuevamente plaza entre los grandes. El club maño se reorganiza y contrata nuevos futbolistas que den otro aire a la entidad. Deportivamente se mejora y sobrevive cómodamente sin sobresaltos ni alardes en la zona media de la tabla. La entidad parece abonada a presentar batalla en la Copa del Rey y fruto de su constante trabajo y esfuerzo consigue plantarse en dos finales más del torneo. En la edición de 2004 se impone en Montjuïch al Real Madrid C.F. por 3-2 en un vibrante partido. Finalmente se logra el título de Supercopa de España en la edición 2004, frente al Valencia C.F. al caer 1-0 en la ida y ganar 1-3 en Mestalla.

La sesión 04/05 regresa a Europa, superando a S.K. Sigma Olumuc checo, pasando como segundo de grupo ganando a F.C. Utrech holandés y F.K. Dnipro ucraniano, derrotar a Fenerbahce S.K. y caer ante el F.K. Austria Wien en octavos. En la Final de Copa de 2006 es vapuleado en el Santiago Bernabeu por el Real C.D. Espanyol de Barcelona con un resultado de 1-4 desfavorable. Cuando todo parecía indicar que el club iba a iniciar un largo periodo de tranquilidad en Primera División tras un buen campeonato 06/07, fichando jugadores de renombre y con un considerable presupuesto, llega el varapalo del descenso a Segunda División A de la temporada 07/08, campaña en la que sufre un declive dramático en el último tramo liguero que le lleva al decimoctavo puesto y caer en primera ronda de la UEFA ante el A.S. Aris de Salónica griego.

En el verano de 2008 se ficha al técnico Marcelino García Toral y se consigue retornar a Primera División tras ser tercero a un sólo punto del líder Xerez C.D.. Sin embargo, los resultados en la campaña 08/09 no son todo lo aceptables que a priori se había formado la entidad maña y en Navidad, el técnico José Aurelio Gay toma el banquillo además de reforzarse la plantilla con un elevado número de jugadores que a trancas y barrancas son fundamentales para salvar al club de un descenso casi seguro. En la temporada 09/10, el camino que emprenden los zaragocistas es muy similar al desarrollado en la edición anterior, logrando la permanencia con más apuros de los previstos en un campeonato que se desenvuelve de forma agónica por no caer en puestos de descenso.

2010 – 2020

El cambio de década no trae nada nuevo e inmersos en Ley Concursal, el conjunto maño pasa por numerosos problemas sociales y deportivos en la campaña 10/11 teniendo que alcanzar la permanencia en el último encuentro de Liga disputado en Alicante frente al titular Hércules C.F. SAD en un comprometido torneo donde se sufre muchísimo. En la edición 11/12 el club maño lleva a su afición al borde del ataque de nervios puesto que empieza mal el campeonato, continua peor y en breve se mete en puestos de descenso. La pérdida de categoría parece prácticamente inevitable hasta que el técnico Manolo Jiménez empieza a inculcar sus conocimientos y reflota la plantilla paso a paso consiguiendo en el último encuentro salvar milagrosamente la plaza cuando pocos creían en él. El camino emprendido por el Real Zaragoza bajo la presidencia de Agapito Iglesias, con unos gravísimos problemas económicos, tal y como se esperaba pero no deseaba termina descarrilando en la sesión 12/13 cuando con una plantilla que tan solo suma doce en la segunda vuelta, termina vigésima y colista perdiéndose la categoría.

El club aragonés entra en barrena y en los corrillos futbolísticos se señala a Agapito Iglesias como el culpable de la situación. Por si fuera poco, para enjuagar la deuda la categoría de plata no es la más idónea. Perdidos algunos jugadores y no renovados por otros que ofrezcan una calidad similar, los zaragocistas realizan un pésimo torneo 13/14 que se resuelve con una decepcionante decimocuarta plaza conseguida mirando de reojo el descenso al tercer nivel nacional. Movida la masa social para hacer frente al futuro inmediato de la mejor de las maneras, la Fundación Zaragoza 2032 consigue hacerse con el setenta y dos por cien del capital social del club accediendo a la presidencia Christian Lapetra quien sustituye a Agapito Iglesias durante el verano de 2014.  Se esperan cambios en el club maño especialmente en lo deportivo y, aunque sexto en Liga, la temporada 14/15 permite soñar con retornara a la categoría de élite. No será así y, en la Promoción de Ascenso, después de perder 0-3 en casa ante el Girona F.C. y protagonizar una espectacular remontada por 1-4 en Montilivi, en la Final se echa todo a perder después de ganar 3-1 a la U.D. Las Palmas en La Romareda y perder en la vuelta por 2-0 ante la desilusión de sus aficionados.

La campaña 15/16 es ilusionante pero, a medida que ésta avanza, el equipo no rinde lo esperado y sin objetivos, queda octavo a un paso de poder disputar la Promoción. Pese a contar con buenos jugadores, el Real Zaragoza echa un paso atrás en la sesión 16/17 y, como recientemente sucediera, a punto está de dar con sus huesos en Segunda División B. En la temporada 17/18 se hace una gran limpia en el club aragonés y se contrata al técnico Natxo González con quien se accede al tercer puesto precedido por Rayo Vallecano de Madrid y S.D. Huesca quienes ascienden directamente. A los zaragocistas les queda el trayecto más complicado si quieren seguir a sus hermanos oscenses, pero caen eliminados en Semifinales ante el C.D. Numancia de Soria; empate 1-1 en Los Pajaritos y derrota amarga e inesperada en casa por 1-2. Ilusionados por aproximarse a lo realizado en la campaña anterior, la sesión 18/19 es desastrosa y el equipo lucha por no descender. La presencia de rivales menos cualificados les beneficia y quedan decimoquintos.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Álbum Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • El libro de oro del Real Zaragoza. Ricardo Gil. Editorial Plaza & Janés (1984).
  • Real Zaragoza: 1932-1995. Pedro Luis Ferrer y Javier Lafuente. Editorial Mira (1995).
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002).
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • El sueño de ser grandes; historia social del nacimiento del fútbol en Zaragoza, 1903-1936. Pedro Ciria Amores. Universidad de Zaragoza (2012).
  • Anuarios de la RFEF.
  • Arte y Sport. Revista.
  • Actualidades. Revista.
  • La Correspondencia de España. Diario.
  • Madrid-Sport. Semanario.
  • La Jornada Deportiva. Semanario.
  • El Imparcial. Diario.
  • La Voz. Diario.
  • La Época. Diario.
  • www.heraldo.es Diario.
  • www.elperiodicodearagon.com Diario.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.lavanguardia.es/hemeroteca Diario.

ENLACES EXTERNOS:

 

fin

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,