Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

titular Barakaldo

 

escudo Barakaldo CF

 

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Barakaldo Club de Fútbol
  • Ciudad: San Vicente de Baracaldo / Barakaldo
  • Provincia: Vizcaya / Bizkaia
  • Comunidad Autónoma: País Vasco / Euskadi
  • Fecha de constitución: 1917
  • Fecha de federación: 1919

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Baracaldo Foot-ball Club (1917-1939)
  • Club Deportivo Baracaldo – Oriamendi (1939-1943)
  • Club Deportivo Baracaldo Altos Hornos (1943-1958)
  • Club Baracaldo Altos Hornos (1958-1971)
  • Baracaldo Club (1971-1973)
  • Baracaldo Club de Fútbol (1973-1995)
  • Barakaldo Club de Fútbol (1995-)

TÍTULOS NACIONALES:

3 Ligas de Segunda División B

  • 1979/80
  • 1997/98
  • 2001/02

8 Ligas de Tercera División

  • 1929/30
  • 1930/31
  • 1957/58
  • 1962/63
  • 1963/64
  • 1971/72
  • 1976/77
  • 1987/88

ESTADIO:

estadio Nuevo Lasesarre

  • Nombre: Estadio Nuevo Lasesarre
  • Año de inauguración: 2003
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nuevo Lasesarre (2003-)
  • Capacidad: 7.960 espectadores

 

OTROS ESTADIOS:

  • Lasesarre (1922-2003)

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Barakaldo CF

ESCUDOS:

UNIFORMES:

uniformes Barakaldo CF

ORÍGENES Y ANTECEDENTES:

Influenciada por su cercanía con Bilbao, pronto en los primeros años del s.XX empezó a rodar el balón por las inmediaciones de la ciudad de Barakaldo, siendo varios los clubs que de una forma más o menos organizada practicaban este deporte como el Club Deportivo de Baracaldo, fundado a comienzos de la década y que en marzo de 1915 abre un gimnasio, o más tarde el Club Alfonso XIII. De entre estos destacaban dos entidades en 1915, la Sociedad Deportiva Baracaldo y el Carmen Foot-ball Club, sita esta última en la calle del mismo nombre, muy humildes ambas y que en la década de los años diez rivalizan repartiéndose el fervor de unos aficionados que poco a poco aumentan en número.

HISTORIA DEL CLUB:

1917 – 1936

Llegados a 1917 ambas sociedades deciden fusionarse en una sola dando lugar a una más fuerte, el Baracaldo Foot-Ball Club. El club se federa en 1919 disputando la Serie C en su primera temporada en competición oficial, resultando Campeón. Los siguientes años en Serie B logra de nuevo el Campeonato durante las temporadas 1920, 1921 y 1922. En 1923 es segundo ya en la Serie A. Este club será el más importante de la ciudad en los años veinte y treinta, militando en la Primera Categoría Grupo A del Campeonato Vizcaíno, torneo en el cual a pesar de sus múltiples participaciones, nunca conquistará el ansiado título. A nivel nacional obtendrá importantes cotas, pues militará cinco temporadas en Tercera División, una en el Grupo B de la Segunda División y dos temporadas, las 34/35 y 35/36, en Segunda División. La irrupción de la Guerra Civil hace que se paralicen las actividades en el club y parte de sus jugadores y miembros partan hacia el frente, situación que provocará que el club quede inactivo ya en pleno 1937.

La ciudad de San Vicente de Baracaldo se caracterizará en esos tiempos, y aún ahora, por ser prolífica en la formación de jugadores y en la aportación de grandes figuras nacidas al amparo de otros clubs de menor peso pero grandes en sus aspiraciones como fueron la S.D. Arana, el Euzkotarra Club (1918), el Club Deportivo Irrintzi (1921), el Sporting Club de Lutxana (1923), la S.D. Retuerto Sport (1923), el Larramendi, la Unión Sport de San Vicente (1923), el Oriamendi Sport Club (1922), el Desierto F.B.C., el Villalonga F.B.C., Los Fueros Sport, el Zaballa Sport, el Español F.C. (1930) ó el Portu, entidades que sirvieron de cantera y escaparate del primer club local, el Baracaldo F.C., gracias a los cuales este pudo hacer frente al profesionalismo y aguantar el envite de los denominados grandes durante los años treinta.

De allí surgieron grandes jugadores como Prats, Lafuente, Travieso, Quincoces, Bata, Urquiaga, Aedo, Antero, Bustos, Mundo, Lezama, Llorente, Halconero y Panizo entro otros muchos, yendo a parar la mayoría de ellos a los principales clubs nacionales, confirmando la excelencia de la cantera baracaldesa.

1936 – 1940

Cuando en 1938 el frente se redujo a la capital del estado y a la zona este del país, Baracaldo contaba con un solo club de fútbol en pie, el Oriamendi Sport Club, entidad que vestía con camisa blanquiazul y era regida por el partido carlista, uno de los postreros puntales del nuevo Régimen. Este club había sido fundado en 1922, jugaba en el Campo de Landabeco y nunca sobrepasó la Segunda Categoría, convirtiéndose en uno más de los que habían en la ciudad y proporcionando jóvenes valores al fútbol vasco.

Inactiva la entidad que fuera titular de la ciudad, Baracaldo F.C., el Oriamendi S.C. a partir de 1937 se convirtió durante muchos meses en su digno sucesor representando al fútbol baracaldés en el Torneo de las Brigadas Navarras disputado en verano de 1938, torneo al que fue invitado pese a estar pensado para clubs de la Federación Guipuzcoana y pese a  no estar la situación completamente normalizada en el resto del estado. En junio de ese mismo año, su junta directiva encabezada por Juan Antonio Meléndez decidió dar de alta en la lista de socios a los que fueron del Baracaldo F.C., todo ello con el ánimo de continuar la labor abandonada escaso tiempo antes por los gualdinegros, de modo que aprovechando su estructura y parte de jugadores en activo Baracaldo tuviese un club importante de cara al futuro inmediato. La unión entre las dos sociedades acababa de producirse y bajo esta tesitura el Oriamendi S.C. participó durante los primeros meses de 1939 en la I Copa de S.E. el Generalísimo, torneo en el que alcanzó las semifinales.

Una vez acabado el conflicto bélico, la F.E.F. dispuso que la situación deportiva vigente en 1936 debía de ser respetada, con lo cual el fútbol baracaldés mantenía su plaza en Segunda División. El club adoptó para la competición el nombre de C.D. Baracaldo-Oriamendi y bajo el control de las nuevas autoridades se dispuso para competir convenientemente en la temporada 39/40, campaña en la que obtuvo el quinto puesto en la clasificación.

1940 – 1950

El club baracaldés empleaba el Campo de Lasesarre, el más acondicionado de la localidad, un terreno en el que defendió con uñas y dientes su supervivencia en Segunda División. En la sesión 40/41 fue undécimo, sexto en la 41/42 y quinto en la 42/43. En el verano de 1943, cuando los carlistas ya habían perdido algo de su poder y desde hacía tiempo habían vuelto a ser independientes abandonando la unión temporal con la reorganización del ahora denominado C.D. Oriamendi, tuvo lugar un hecho que marcaría el futuro social y deportivo de la entidad; la entrada de la empresa Altos Hornos de Vizcaya, crucial en el devenir de la sociedad y bajo cuyo patrocinio obtuvo una presencia prolongada y duradera en Segunda División. El club cambió de nombre y pasó a ser conocido como Club Deportivo Baracaldo Altos Hornos, cambiando de uniforme y vistiendo con camisa azul y pantalón blanco, este sustituido tras varios encuentros por uno de color negro. Con estos colores fue undécimo en la sesión 43/44 y decimocuarto en la 44/45, campaña en la que descendió a Tercera División tras conseguir sólo cinco victorias y tres empates.

En la campaña 45/46 queda tercero en su grupo y consigue acceder a la Fase Intermedia. En esta queda primero de un grupo de seis equipos y pasa a la Fase Final, siendo tercero de uno de cinco en el que ascienden los dos primeros. Aún le queda una última oportunidad y promociona a partido único con el Jerez C.D. en encuentro celebrado en Madrid en el que se imponen por 2-0 consiguiendo el ascenso. Tras este ascenso, el C.D. Baracaldo Altos Hornos se adapta perfectamente a la Segunda División y se convierte durante unos lustros en un clásico de la categoría. En lo que resta de los años cuarenta destaca la temporada 48/49 en la que queda quinto. Desde 1946 adopta los colores clásicos que emplease en su día como Baracaldo F.C., luciendo el gualdinegro por todos los campos de la geografía nacional.

1950 – 1960

Durante la década de los años cincuenta Baracaldo vive apasionadamente cada temporada inmerso en la Segunda División, a excepción de la campaña 57/58 en la que pasa brevemente por Tercera División. Socialmente el club cala hondamente entre los aficionados locales y dos presidentes marcan la trayectoria, Lorenzo Lahuerta entre 1950 y 1955 y José Rodríguez entre 1955 y 1959. La sesión 50/51 es subcampeón de la Copa Federación al perder 6-3 en la Final disputada en el estadio zaragozano de Torrero frente al R.C.D. Córdoba. Deportivamente el patrocinio de A.H.V. redunda en la contratación de buenos jugadores, no pasando durante el primer lustro apuro alguno y consiguiendo en la temporada 53/54 el éxito de proclamarse subcampeón de Liga. Este puesto le permite entrar en la Promoción de Ascenso, quedando cuarto de un grupo de seis candidatos en el cual tan solo ascienden los dos primeros clasificados.

En el segundo lustro el equipo sufre un decaimiento y retrocede unos puestos, resultando la campaña 56/57 lamentable, acabando decimoctavo y perdiendo la categoría. Afortunadamente su paso por Tercera División durante la campaña 57/58 resulta triunfal pues se proclama Campeón de Liga y en la Promoción consigue el ascenso al eliminar a la S.D. Ponferradina; 2-1 en casa, 1-0 en la ciudad leonesa y 2-1 favorable en el partido de desempate, y a la U.D. El Entrego; 4-2 en Gijón y 5-0 en Lasesarre. En las dos temporadas que restan para finalizar el decenio consigue la permanencia con holgura en Segunda División, siendo sexto en la 58/59 ya bajo el nombre de Club Baracaldo Altos Hornos, y noveno en la 59/60.

1960 – 1970

Los años sesenta deportivamente no fueron tan fructíferos como la década anterior, pues el club gualdinegro se convirtió en un conjunto ascensor que dominaba el panorama regional, pero que era uno más en el ámbito nacional. Así en el primer campeonato de estos años, campaña 60/61, pierde la categoría al ser decimoquinto con un total de siete victorias y ocho empates, descendiendo a Tercera División. En la categoría de bronce por entonces tiene un mal inicio en la temporada 61/62, recuperándose rápidamente en la siguiente, 62/63, en la cual obtiene el campeonato. Este puesto le permite promocionar pero a la primera de cambio sufre la eliminación en manos del Club Atlético Ceuta; 4-0 en la ciudad caballa y 2-0 en Lasesarre.

En la edición 63/64 repite triunfo liguero y en esta ocasión tiene mejor suerte y consigue ascender al eliminar al C.D. Calvo Sotelo; 3-1 en casa y 2-1 en la turolense localidad de Andorra. De nuevo en Segunda División, consigue mantenerse en la campaña 64/65 tras ser noveno, pero en la 65/66 vuelve a las andadas y desciende a Tercera División al ser decimosexto y último con tan solo cinco victorias y cuatro empates. Su apuesta por retornar a Segunda División pronto pierde fuelle, pues durante los años siguientes no es capaz de conseguir el ascenso, a pesar de que en la edición 67/68 tiene la oportunidad, siendo desaprovechada al ser eliminado por la U.D. Salamanca en la Promoción; 0-0 en casa y 3-0 en la capital charra.

1970 – 1980

Los setenta son años de esplendor futbolístico para los gualdinegros. Encuadrados en una potente Tercera División consiguen el campeonato y el ascenso directo a Segunda División en la temporada 71/72 siendo presidente Juan Bautista Causo. En esta temporada A.H.V. retira su patrocinio y el club pasa a denominarse Baracaldo Club. El club vizcaíno consigue durante tres campañas consecutivas mantenerse en Segunda División, objetivo difícil en la época y teniendo en cuenta que no cuenta con un gran presupuesto y más bien el apartado económico no es tan potente como otrora. En 1973 pasa a denominarse Baracaldo Club de Fútbol. La alegría dura poco y en la edición 74/75 son decimoquintos en Liga. Este puesto que hoy en día le daría la salvación, en aquellas circunstancias le obliga a promocionar para guardar la categoría. La mala fortuna hace que sea eliminado por el aspirante C.D. Ensidesa; 1-2 en casa y 3-1 en Avilés, descendiendo a Tercera División.

En la campaña 75/76 se proclama subcampeón de grupo y promociona por el ascenso como aspirante, enfrentándose al Cádiz C.F.; 3-0 en el Ramón de Carranza y 3-2 en Lasesarre que el mantienen en Tercera División. En la campaña 76/77 es Campeón de grupo y consigue el ascenso directo a Segunda División sin mediar Promoción. La temporada 77/78 es una de las mejores realizadas por el conjunto vizcaíno en toda su historia. Recién ascendido de Tercera División, es capaz de hacerse fuerte en casa y arañar bastantes puntos fuera de ella, abastando la cuarta plaza y quedando sólo a dos puntos del segundo y tercer clasificados, quienes sí ascienden a Primera División. La venta de jóvenes valores a clubs de superior entidad causa un gran desequilibrio en el seno del club, bajando a la decimonovena plaza en la sesión 78/79 y perdiendo la categoría. En la campaña 79/80 se estrena en la Segunda División B, temporada que jamás había ocupado, proclamándose brillantemente Campeón de su grupo y consiguiendo en un breve espacio de tiempo retornar a Segunda División.

1980 – 1990

En los años ochenta el Baracaldo C.F. inicia la década con una efímera presencia en Segunda División, pues el conjunto gualdinegro no consigue mantenerse en la categoría a pesar de obtener once victorias y nueve empates, descendiendo a Segunda División B rápidamente. Tras un meritorio campeonato 81/82 en Segunda B en que finaliza en sexto lugar, el club experimenta una cierta crisis deportiva que le lleva a perder puestos en Liga y acabar por descender a Tercera División al término de la campaña 83/84. Lo que en principio parecía un traspiés deportivo pasajero, pronto se consolida como una pesadilla, pues cuatro son las temporadas consecutivas en las que permanece en el pozo de esta división al no poder culminar de forma satisfactoria los proyectos emprendidos. En la campaña 85/86 tiene una oportunidad tras ser subcampeón de grupo, desperdiciándola al caer eliminado por el C.D. Mallorca Atlético; 3-1 en Lasesarre y 3-0 en el Luís Sitjar palmesano.

El ascenso a Segunda División B se materializa en la temporada 87/88 cuando se proclama Campeón de grupo y asciende directamente sin mediar Promoción alguna. La temporada 88/89 se puede catalogar de magnífica, pues el Baracaldo C.F. pese a ser un club recién ascendido a la categoría de Segunda División B, realiza un gran torneo y termina segundo clasificado, a pocos puntos del ascenso a Segunda División. En la sesión 89/90 pierde algunas piezas importantes y se ve relegado al décimo puesto.

1990 – 2000

La década de los años noventa la verá pasar íntegramente en Segunda División B, categoría de la que tiene a lo largo de estos años hasta seis oportunidades de abandonar para dar un paso a la inmediatamente superior, desperdiciándolas todas, las últimas cuatro de forma consecutiva. Tras dos primeras temporadas iniciales en las que termina en el séptimo puesto, en la campaña 92/93 tiene su primera ocasión tras ser subcampeón de Liga. En la Promoción es tercero superado por Real Murcia C.F. y Getafe C.F., quedando último el Granada C.F. En la campaña 93/94 llega la segunda ocasión tras un cuarto puesto en Liga. En la Liguilla es último superado por U.D. Salamanca, U.D. Las Palmas y Levante U.D.

En el verano de 1995 la entidad decide adaptar el nombre del club a la lengua vasca y cambia a Barakaldo Club de Fútbol. Un par de años sin poder clasificarse para la Promoción y en la sesión 96/97 vuelve a la carga tras ser tercero. En la Liguilla tan solo obtiene un par de empates y queda rezagado a la cola tras Elche C.F., Córdoba C.F. y Real C.D. de La Coruña B. En la campaña 97/98 realiza un magnífico campeonato y se proclama campeón de Liga. Cuando todo parecía serle propicio para el ascenso, un Real Club Recreativo de Huelva intratable en la Liguilla le aparta de tan deseado objetivo, superando a Real C.D. Espanyol B y Real C.D. de La Coruña B. El conjunto gualdinegro no pierde la fe y en la temporada 98/99 tiene una nueva oportunidad tras ser tercero en Liga. En esta ocasión es el Getafe C.F. quien le arrebata el sueño, siendo Real Murcia C.F. y Sevilla F.C. B los restantes pretendientes. La década la termina como cuarto clasificado en su grupo y aun solo punto del ascenso, pues en la Liguilla el Racing Club de Ferrol es el que asciende. Les acompañan en la aventura A.D. Ceuta y C.F. Gandía.

2000 – 2010

En los primeros años del s.XXI, los baracaldeses luchan por meterse entre los cuatro primeros clasificados y optar al ascenso, objetivo marcado desde hace tiempo. El inicio no es bueno y se termina la sesión 00/01 en duodécimo puesto, lugar que es ampliamente sobrepasado en la edición 01/02 cuando se proclama Campeón de grupo. En la Promoción sufre el paso del intratable Terrassa F.C., quien gana todos los encuentros, conformándose con el segundo puesto y superando a Hércules C.F. y A.D Ceuta. En la siguiente campaña, 02/03, queda subcampeón de Liga y en la Promoción no consigue realizar un buen papel, con lo cual es relegado al tercer puesto detrás de Ciudad de Murcia C.F. y C.D. Castellón. Última es la S.D. Ponferradina.

La campaña 03/04 no es buena y se teme por su supervivencia en la categoría, mejorando en la siguiente edición 04/05. En la temporada 05/06 nuevo bache, bastante complicado y duro de superar, terminando decimoquinto con apuros. Tras ser sexto en la campaña 06/07 por fin consiguen remontar el vuelo y ocupar el cuarto puesto en la Liga 07/08, clasificación que le permite promocionar pero sin fortuna al ser eliminado en semifinales por el Girona F.C.; 0-0 en casa y 2-0 en la capital catalana. El club aurinegro empieza a ocupar plazas en torno a la zona meridional de la tabla, contando con un excelente estadio, el Nuevo Lasesarre, feudo inaugurado el 30 de septiembre de 2003 con un encuentro amistoso frente al Athletic Club con resultado de 2-3 para los bilbaínos, moderno y funcional.

2010 – 2020

En la campaña 10/11 se produce el desastre. Con poco presupuesto y una plantilla que anda muy alejada de tiempos no demasiado lejanos, se ocupan las últimas plazas durante todo el torneo presagiándose lo peor, un descenso a Tercera División que se produce con bastante antelación a la posterior jornada cosechando la entidad vizcaína tan solo cuatro victorias y doce empates, un bagaje muy escaso para tan histórica sociedad. Incómodo en una categoría lejos de sus pretensiones, los gualdinegros afrontan el ejercicio 11/12 con la mente puesta en el ascenso. El ojetivo está claro, pero el camino será duro aunque finalmente se consigue, puesto que es subcampeón tras un sorprendente C.D. Laudio, teniendo en la Promoción que esforzarse para superar a Ag.D. Parla; 0-2 en la localidad madrileña y 2-1 en casa, Real Ávila C.F.; 0-0 en la ida y 1-0 en casa, y C.D.A. Águilas F.C. en la Final; 0-0 en casa y empate 1-1 en la localidad murciana.

Texto: Vicent Masià © 2012

Última actualización: 2012

BIBLIOGRAFÍA:

  • Album Nacional de Fútbol. Ediciones Álvarez y López (1947).
  • Enciclopedia Fútbol 1950/51. Ángel Rodríguez y Francisco Narbona (1951).
  • Barakaldo C.F. 75 años de fútbol (1917-1992). Carlos Ibáñez (1992)
  • Historia y estadística del fútbol español. Vicente Martínez Calatrava. Fundación Zerumuga (2002)
  • Historia básica de los principales clubs de fútbol españoles. Vicent Masià Pous (2009).
  • Anuarios de la RFEF.
  • www.elmundodeportivo.es/hemeroteca Diario deportivo.
  • www.marca.com Diario deportivo.
  • www.deia.com Diario.
  • www.elcorreodigital.com Diario.
  • www.barakaldocf.com (Web oficial).
  • www.canalbarakaldo.com (Web no oficial).

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,