Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR

 

Historial del Atlético Saguntino

 

escudo Atletico Saguntino

DATOS GENERALES:

  • Nombre completo: Atlético Saguntino
  • Ciudad: Sagunto / Sagunt
  • Provincia: Valencia / València
  • Comunidad Autónoma: Comunidad Valenciana / Comunitat Valenciana
  • Fecha de constitución: 1 de julio de 1951
  • Fecha de federación: 4 de septiembre de 1951

CAMBIOS DE NOMBRE:

  • Atlético Club Saguntino (1951- 1972)
  • Atlético Saguntino (1972- )

TÍTULOS NACIONALES:

1 Liga de Tercera División:

  • 2015/16

1 Copa RFEF:

  • 2017

ESTADIO:

estadio Atletico Saguntino

Nou Camp de Morvedre

  • Nombre: Nou Camp de Morvedre
  • Año de inauguración: 23 de octubre de 1977
  • Cambios de nombre: Nou Camp de Morvedre
  • Capacidad: 1.700 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Camp del Romeu (1951- 1977)
  • Nou Camp de Morvedre (1977- )

TRAYECTORIA EN LIGA:

clasificaciones finales Atletico Saguntino

ESCUDOS DEL ATLÉTICO SAGUNTINO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

   Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

UNIFORMES DEL ATLÉTICO SAGUNTINO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA:

   Copyright Escudos y uniformes LaFutbolteca.com

ORÍGENES DEL FÚTBOL EN SAGUNT:

El municipio valenciano de Sagunt, Sagunto en castellano, es un enclave milenario con una antiquísima historia remontable a la edad del bronce que se inició con la ibérica Arse, pasando a ser Saguntum bajo la dominación romana y Morbiter con la árabe, término del cual derivó Morvedre, Murviedro en castellano, recuperándose el topónimo Sagunt, Sagunto en castellano, ya en el siglo XIX. Localidad tradicionalmente agrícola con una fértil huerta situada junto a la desembocadura del Río Palancia, su antiguo puerto fue elegido a principios del siglo XX primero como punto de exportación para el hierro procedente de las minas turolenses y a partir de 1917, como sede del complejo siderúrgico que los empresarios vascos Ramón de la Sota y Edurado Aznar decidieron construir en sus inmediaciones. Ambas empresas, significativamente esta última, supusieron el nacimiento del núcleo de Puerto de Sagunto, hoy en día el más poblado y un gran cambio en la fisonomía del municipio, amén de influencia en la vida social y tradiciones marcando toda una época.

La llegada del fútbol a Sagunto se materializó a través del núcleo de Puerto de Sagunto hacia 1917 cuando, contando con cerca de dos mil habitantes, algunos adolescentes hijos de empleados de la Compañía Minera de Sierra Menera, habilitaron un terreno de juego en el Parque de Carbones situado junto a la playa para enfrentarse a los marineros británicos que atracaban en el puerto para cargar material. Pronto estos muchachos, adiestrados en el manejo del balón junto a algunos empleados tanto de la CMSM como de la Compañía Siderúrgica del Mediterráneo, dispusieron detrás de los hornos de acero de un nuevo recinto dotado con una pista de velódromo para hacer carreras de bicicletas y distintas pruebas atléticas, incluso para petanca, surgiendo casi de inmediato el Sota y Aznar, humilde club constituido por los hermanos Antonio y Joaquín Michavila que vestía camisa rojiblanca con pantalón blanco, al que se unieron en pocos meses el C.D. Sierra Menera que vestía camisa celeste con pantalón negro y el Europa.

En 1919 los directivos de ambas empresas, mayormente de origen vasco, consideraron oportuno constituir una asociación deportiva que ocupase el tiempo de ocio de sus empleados y familiares con el fin de mantenerlos distraídos y, a la vez, alejados de los vicios que proporciona la vida, creándose el 9 de diciembre el Sporting Club destinado a fomentar la práctica de atletismo, ciclismo y diversos sports athléticos entre los cuales se encontraba el fútbol, sección que se nutrió de los jugadores más destacados de los clubs anteriormente mencionados aunque alguno de estos, caso del Sota y Aznar, no dejó de existir y todavía tuvo actividad en los años siguientes. Presidido por Jesús de Urresti y secundado por el secretario Andrés Ugarte, vistiendo camisa rojiblanca con pantalón negro el día 13 quedaba inscrita la asociación en el Registro de Asociaciones de Valencia, siendo electa la directiva constituyente tras la aprobación de los Estatutos a efectos declarativos el 20 de febrero de 1920.

En el núcleo histórico de Sagunto, con ocho mil habitantes entonces, el empeño de los vecinos residentes junto al mar no pasó desapercibido y en 1921 quedaba constituido el Club Deportivo Sagunto, sociedad de similares características pero formada íntegramente por jóvenes nacidos en la localidad milenaria. Presidido por Alfredo Estellés y vistiendo camisa gualdiazul con pantalón negro estos hicieron del Camp del Corraló, sito en las inmediaciones de la actual Plaça del Cronista Chabret y antiguo huerto del Convento de San Francisco totalmente rodeado por las paredes del vecindario donde se ubicó un velódromo, su feudo surgiendo en junio de 1922 un competidor dedicado exclusivamente a la práctica balompédica como fue el Coba Foot-ball Club, sociedad presidida por Miguel Escrig Lario que vestía camisa celeste con pantalón blanco.

Ambos rivales compartieron de inmediato el Camp del Corraló, disputando su primer encuentro el domingo 2 de julio con resultado favorable a los cobistas quienes se impusieron por 2-3. El resultado y la franca amistad entre todos ellos propiciaron la fusión de los dos clubs en uno solo, constituyéndose a finales de 1922 el Sagunto Foot-ball Club, sociedad que tuvo inicialmente al cobista Miguel Escrig como presidente, al deportivista Alfredo Estellés como vicepresidente mientras José Chabret era secretario, Alfredo Sanchis contador y Julián Chabret tesorero. Los colores; celeste para la camiseta y blanco para el pantalón.

El Sagunto F.C. tuvo su estreno oficial el 1 de enero de 1923 ante el conjunto arrocero Mundial España F.C., rival ciudadano del primitivo Sueca F.C. con empate 0-0, formalizando el arriendo del Camp Baix de l’Estació en mayo debido a la solidez de proyecto. Precisamente durante ese mes, el día 25 quedó inscrito en el Registro de Asociaciones sito en el Gobierno Civil, dándose el 25 de junio un paso más cuando la sociedad se dio de alta en la por entonces denominada Federación Levantina, con cabida para clubs valencianos, murcianos y albaceteños -apenas un año después, concretamente en junio de 1924 los clubs murcianos se independizan y constituyen la Federación Murciana adoptando los valencianos el nombre de Federación Valenciana-, siendo ubicado por su potencial en el Grupo B de Primera Categoría, a la par que el Sporting Club queda ubicado en el Grupo C.

La inscripción federativa fue polémica puesto que en el máximo organismo regional constaba inscrito un club denominado Sagunto F.C., domiciliado en el colegio salesiano de la calle y barrio del mismo nombre pero de la ciudad de Valencia, con gran tradición en la formación de jugadores desde que fuera instaurado por el padre Guillermo Viñas a mitad de los años diez, hecho que obligó a los gestores celestes a cambiar de denominación debido a las confusiones que se podían originar. Apenas un día después, el 26 de junio, se hacía constar el cambio en el Gobierno Civil como Saguntino Foot-ball Club.

Paralelamente a la disputa de sus encuentros en el Camp Baix de l’Estació, en junio de 1925 una vez concluido el campeonato del Grupo A de la temporada 24/25 donde competía el Athletic Club, sociedad perteneciente al Centre Athletic Catalá de la ciudad de Valencia constituido en 1911 quien, jugando en el Campo de Algirós, había realizado un pésimo torneo habiendo perdido los ocho encuentros de Liga, la directiva de este club pensó en dar de baja la sociedad por su falta de interés, momento que fue aprovechado por los gestores del Saguntino F.C. para iniciar las oportunas conversaciones entre ambos con vistas a fusionar ambas sociedades en una sola y así poder cumplir la aspiración de los celestes cual era militar en el Grupo A. Luís Bohorques, el presidente athlético, no opuso problema alguno y en agosto quedaba formalizada la unión bajo la denominación de Athletic Saguntino F.C., nombre registrado un año después el 1 de junio de 1926, aunque en realidad más que una fusión al uso lo que se produjo ciertamente fue una adquisición de la licencia athlética conservando los saguntinos colores, escudo y jugadores, no quedando ni rastro del conjunto de la capital.

El Athletic Saguntino F.C. debutó pues en el Grupo A durante la temporada 25/26, siendo sexto, mismo puesto que repitió en la edición 26/27, estrenando en esas fechas el Campo de Roca por donde pasó la flor y nata del fútbol valenciano para ser octavo en la sesión 27/28, lo que le valió el descenso a Segunda Categoría, temporada esta última donde coincidió con el convecino Sporting Club quien debutaba en la categoría. El Sporting Club, equivocadamente ubicado por la prensa en el vecino municipio de Canet por su relativa proximidad geográfica cuando era el abanderado de Puerto de Sagunto, junto con el Athletic Saguntino F.C. impusieron a finales de los años veinte cierto poderío regional manteniéndose ambos como clubs de Primera Categoría a excepción de la temporada 28/29, un hito al alcance de pocas localidades aprovechando unos momentos históricos donde la empresa siderúrgica daba trabajo a más de cuatro mil empleados.

Todo parecía ir bien, nacían nuevas sociedades como el C.D. Charleston y en el núcleo antiguo de Sagunto los celestes -en la temporada 28/29 vistieron brevemente camisa roja con pantalón azul-, inauguraban el viernes 21 de junio de 1929 frente a un colectivo de jóvenes locales denominado Estudiantil con resultado favorable a los anfitriones de 5-2 tanto el club social como el Campo del Romeu, todo un clásico en el fútbol regional ubicados ambos conjuntamente al principio de la calle de Pacheco (hoy Camí Real). Si el Athletic Saguntino F.C. inauguraba terreno el Sporting Club no iba a ser menos y, con ocasión del estreno del Campo del Fornás, el 29 de septiembre se contrataron los servicios del Valencia F.C. con resultado adverso de 3-5.

En diciembre de 1929, un año después de haber sido creado el Campeonato Nacional de Liga de Primera y Segunda División, la RFEF estimó oportuno regularizar el paso de los clubs al segundo nivel nacional constituyendo la Tercera División, un breve y carísimo campeonato jugado a marchas forzadas el cual, más que una nueva categoría, en realidad era una fase clasificatoria jugada tras la disputa del torneo regional en la que los clubs más destacados de Primera Categoría, mediante formato de Liga, filtraban quiénes eran los más indicados para hacerlo. De este modo el Sporting Club jugó las ediciones 29/30, 30/31 y 31/32 no concluyendo ésta última al retirarse, mientras que el Athletic Saguntino F.C. sólo participó en las ediciones 29/30 y 31/32.

Llegados a los primeros años treinta la crisis económica mundial promovida por los grandes financieros internacionales de la banca pasó factura a las empresas saguntinas al existir una enorme sobreproducción y, por supuesto, a ambas entidades deportivas. Aunque deportivamente se disponía de buenas plantillas, la merma de socios e ingresos empezó a cobrar factura. En la campaña 30/31 los rojiblancos eran cuartos y los rojillos quintos, empezándose a originar despidos y huelgas entre los empleados que eran víctimas de una situación anómala. Cuartos los saguntinos y sextos los porteños en la campaña 31/32, la edición 32/33 transcurrió en circunstancias similares ocupando los clubs locales los dos últimos puestos de la clasificación al ser los rojillos quintos y los rojiblancos, nuevamente, sextos y colistas.

La Federación Valenciana establecíó para esa temporada un Torneo de Consolidación donde los criterios no estaban demasiado claros aunque, en realidad, se pretendía de los peor clasificados que demostraran sus aptitudes para seguir en la categoría, siendo los sportinguistas cuartos mientras los saguntinos eran quintos, descendiendo ambos a Segunda Categoría. La decisión federativa era firme y la prensa, al parecer molesta con la presencia de dos clubs saguntinos entre la élite, criticó a ambos al catalogarlos como clubs que vivían por encima de sus posibilidades dada la precaria situación laboral de la localidad donde la planta siderúrgica había reducido su plantilla a solo dos mil empleados. Enojados los dos clubs con la actitud percibida desde Valencia, ambos decidieron darse de baja en la Federación Valenciana, siendo definitiva la de los saguntinos quienes desaparecieron y provisional la de los porteños quienes reingresaron en 1934 para jugar en Segunda Categoría donde se proclamaron campeones en la edición 35/36.

El triunfo sportinguista espoleó a los aficionados del casco histórico y durante el verano de 1936 distintas fueron las conversaciones mantenidas para crear un nuevo club. Sin embargo, cuando la decisión estaba prácticamente tomada, la violenta irrupción de la Guerra Civil pospuso todos los planes hasta que, esperanzados en que la sublevación no fuera a más, quedó inscrito en el Gobierno Civil con fecha 9 de septiembre el Saguntino Foot-ball Club teniendo a Ramón Escamilla como presidente y el Campo del Romeu como sede. Los deseos de los saguntinos jamás se cumplieron y, a cambio, el destino dejó un gran número de bombardeos en las inmediaciones de la estación del ferrocarril y muchos más en la sede de la Compañía Siderúrgica del Mediterráneo, punto neurálgico y objetivo principal para ambos bandos por significativos intereses.

Finalizado el tremendo conflicto tanto Sporting Club como Saguntino F.C. empezaron en Segunda Categoría siendo cuartos los porteños y primeros los saguntinos, pero sin poder ascender estos últimos, anticipándose los directivos rojiblancos a las intenciones del nuevo Gobierno para el cambio de la denominación de los clubs quien, contrario al empleo de otras lenguas distintas al castellano, especialmente el inglés y el catalán, emitió el 16 de mayo de 1940 una Orden que prohibía el uso de vocablos en estos idiomas. El 5 de enero la sociedad porteña cambiaba a Club Deportivo Acero, nombre vinculado a la principal actividad industrial de la localidad, obligando la Federación Española mediante circular publicada el 21 de diciembre a que todos los clubs la cumpliesen a rajatabla. El club del núcleo histórico, quien vestía camisa celeste con puños y cuello rojos combinado con pantalón azul quedó inicialmente en Saguntino Club de Fútbol, yendo sus directivos un paso más adelante en 1942 cuando lo dejaron en Sociedad de Fútbol Saguntino para demostrar su fidelidad a ultranza con el Régimen.

El C.D. Acero terminó reestrenándose en Tercera División durante la temporada 43/44 permaneciendo en esta categoría hasta la finalización de la década salvo un brevísimo intervalo en Primera Regional, conquistando los saguntinos los campeonatos de las ediciones 41/42, 42/43 y 43/44. Ascendido a Primera Regional, la S.F. Saguntino quedó tercero en la sesión 44/45 encadenando un segundo ascenso consecutivo, en esta ocasión a Tercera División, estrenándose en la temporada 45/46 con un quinto puesto. El Campo del Romeu se llenaba en cada ocasión, el primer equipo iba en volandas, incluso se constituyó un filial denominado Sociedad de Fútbol Romeu, concluyéndose la campaña 46/47 en décimo puesto, pero perdiéndose la categoría en la edición 47/48 al resultar decimoterceros. Endeudados hasta las cejas por tan trepidante ritmo y con una plantilla sin futuro en Primera Regional, la sociedad celeste se retiró del torneo 48/49 y posteriormente, como ya sucediera en la década anterior, desapareció.

HISTORIA DEL ATLÉTICO SAGUNTINO:

1951 – 1960

El núcleo histórico de Sagunto permaneció dos largos años sin club de fútbol que le representara viendo con como en el núcleo portuario, arropado por la empresa siderúrgica, el número de habitantes se disparaba hasta alcanzar en 1950 los catorce mil vecinos por doce mil en el casco antiguo. Era necesario hacer algo y, fruto de las conversaciones entre los aficionados, el 1 de julio de 1951 quedaba constituido el Atlético Club Saguntino en las instalaciones del Café Español adquiriendo personalidad jurídica propia con Enrique Aleixandre Calvo como presidente, Miguel Fuertes de la Asunción como vicepresidente, José Felip en el puesto de secretario y José Mena como vicesecretario.

El Atlético Club Saguntino, deseoso de empezar su carrera deportiva cuanto antes, se dio de alta en la Federación Valenciana el 4 de septiembre, regularizando su situación legal ante el Gobierno Civil el día 9 pero con Herminio Ortega como nuevo presidente, debutando en el Grupo II del Campeonato de Segunda Regional durante la temporada 51/52. Con camisa celeste y pantalón blanco, el empeño de los saguntinos era alcanzar la Primera Regional, complicado reto que le costó más de la cuenta al serle la suerte esquiva en la campaña 52/53 y tener que esperar al cierre de la edición 53/54 para ser primero. El título de la categoría lo opositó frente a la U.D. Manises; 2-1 en casa y derrota por 2-1 en la localidad valenciana que obligaron a la disputa de un tercer encuentro con resultado ajeno a sus intereses al perder por 3-5.

La sesión 54/55, la de su estreno en Primera Regional con Juan Manuel Suay en la presidencia no fue satisfactoria y el primer equipo descendió a Segunda Regional, remontando el vuelo en la campaña 55/56 cuando, cuarto clasificado, logró el ascenso. Precavido por su anterior comparecencia, la directiva encabezada por Julio Metola reforzó todas las líneas y compuso una excelente plantilla que resultó primera en el Grupo Norte vistiendo los colores que hoy le identifican, rojo para la camiseta y azul para el pantalón, consiguiendo un merecido ascenso a Tercera División que fue hartamente celebrado por los aficionados. El Atlético Club Saguntino al fin daba alcance al C.D. Acero compitiendo ambos en la misma categoría, debutando en la sesión 57/58 los ahora rojillos en el Grupo IX valenciano con el décimo puesto. En la edición 58/59 resultaron octavos, perdiendo los rojiblancos su plaza al ser decimoséptimos, cerrándose la década con un discreto decimotercero puesto pero con la satisfacción de haber cumplido recuperando la afición en la localidad.

1960 – 1970

Comenzada la década de los años sesenta el nivel de los clubs saguntinos era muy parejo en todos los aspectos. Acomodados ambos en Tercera División, las diferencias eran del grosor de un hilo y, por lo tanto, sus clasificaciones parejas. Decimoprimero en la temporada 60/61 y décimo en la 61/62, la campaña 62/63 fue magnífica para los rojillos pues, casi sin esperarlo, quedaron terceros empatados a puntos con Onteniente C.F. y C.D. Alcoyano, entidades con mayor presupuesto quienes finalmente, dado el sistema competitivo de la época, fueron quienes promocionaron para intentar ascender a Segunda División. Conservando gran parte de la plantilla de la edición anterior, el Atlético Club Saguntino fue cuarto en la sesión 63/64 precedido por el C.D. Acero, tercero, iniciándose en los años posteriores una escueta distancia favorable a los porteños mientras los saguntinos eran décimos en la campaña 64/65 repitiendo la decimoprimera plaza en las ediciones 65/66 y 66/67.

En la temporada 67/68, siendo presidente Francisco Aparisi Bono, las arcas saguntinas experimentaron un gran bajón y nada se pudo hacer por salvar la categoría. Decimoctavo y colista con siete victorias y cinco empates, los rojillos se despedían de la Tercera División pensando en que el regreso iba a ser cuestión de poco tiempo, pero la fe se transformó en desesperanza cuando los años empezaron a pasar y el club estaba cada vez más abajo.

Las dos últimas temporadas de la década se disputaron en Primera Regional cosechando un decimocuarto puesto en la edición 68/69 y una meritoria cuarta plaza en la sesión 69/70 mientras el gran rival local seguía en el tercer nivel nacional.

1970 – 1980

El fútbol español, cada año con más clubs federados, debía hacer hueco a los que empujaban desde las categorías más modestas y en 1970, culminando una obra iniciada en 1968, se hizo una profunda reestructuración que afectó tanto a divisiones nacionales como categorías regionales. El Atlético Club Saguntino se estrenó con mal pie en Regional Preferente, categoría intermedia entre la Tercera División y Primera Regional de nuevo cuño, durante la temporada 70/71 siendo decimonoveno, puesto que le hizo descender a Primera Regional donde tuvo que purgar su situación durante cuatro largas ediciones hasta que, primer clasificado, ascendió a Regional Preferente al término de la campaña 74/75. En esta precisa temporada obtuvo un segundo título, el de Campeón Regional de Aficionados, imponiéndose en la Final disputada en Valencia ante el C.D. Dénia.

El C.D. Acero, superviviente en la compleja Tercera División de principios de los años setenta, tras superar dos Promociones de Descenso acabó perdiendo la categoría en la temporada 72/73 al ser colista, instalándose en una Regional Preferente que abandonaría en la temporada 75/76 para permanecer el resto de la década en Tercera División con la multitud de cambios que se producían un año sí y otro también.

La sociedad del casco histórico, denominado Atlético Saguntino desde 1972 con Nazario Alepuz en la presidencia, se mantuvo en Regional Preferente durante tres ediciones siendo decimoprimero en la 75/76, noveno en la 76/77 y nuevamente noveno en la sesión 77/78 pero con el agravante de perder la categoría al producirse una reestructuración en el fútbol valenciano. Precisamente en esta temporada el club rojillo inauguró el Nou Camp de Morvedre, recinto ubicado en la partida de Ponera donde el 23 de octubre se recibió como invitado al Levante U.D. al que se pudo derrotar por 2-0. Atrás en el recuerdo quedaba el céntrico Campo del Romeu y atrás quedaban tardes de gloria en Tercera División para tres clubs del núcleo histórico; Athletic Saguntino F.C., S.F. Saguntino y Atlético Saguntino. Este último, relegado a la Primera Regional, en esta categoría rodó las temporadas 78/79 y 79/80 con resultados distintos siendo cuarto y decimocuarto respectivamente.

1980 – 1990

Los años ochenta fueron terroríficos para Sagunto y, como es de suponer, para sus clubs más representativos. Los planes del Gobierno estatal para someterse a la voluntad de los dirigentes de la Comunidad Económica Europea quienes exigían a España desprenderse de parte del entramado industrial siderúrgico, condenaron a la factoría porteña a cerrar puertas en beneficio de industrias similares radicadas en Asturias y Euskadi, decisión inalterable a pesar de las decenas de huelgas y manifestaciones en contra del pueblo saguntino durante varios años que, en octubre de 1984, derrotado vio cómo Altos Hornos del Mediterráneo S.A. echaba la persiana para siempre.

El Atlético Saguntino, sumido en Primera Regional, no abandonó esta categoría hasta el término de la temporada 83/84 cuando concluyó tercero habiendo sido decimoséptimo en la edición 80/81, octavo en la sesión 81/82 y séptimo en la 82/83. El reestreno en Regional Preferente durante la temporada 84/85 se vivió con una calma tensa conscientes de precario futuro laboral de miles de ciudadanos a pesar de ser novenos, pasando el fútbol a ser algo secundario aunque se hizo todo lo posible por estar lo más alto posible en la campaña 85/86 siendo octavos. La edición 86/87 fue distinta y con una plantilla hecha para ascender se consiguió el objetivo al ser Campeones, puesto que les llevaba por la vía directa a Tercera División.

Atlético Saguntino y C.D. Acero se reencontraron nuevamente en el camino muchos años después de sus últimos duelos, compitiendo primeramente en el unificado Grupo VI valenciano donde los rojiblancos fueron decimoquintos en la temporadas 87/88 y 88/89, mientras los rojillos respectivamente eran novenos y vigésimos. En cualquier circunstancia normal los saguntinos deberían haber perdido la categoría, pero el ingreso en la Federación Valenciana de numerosos clubs alicantinos procedentes de la Federación Murciana ocasionó en 1989 que el Grupo VI fuera dividido en dos, Norte y Sur, guardándose la plaza de los rojillos. La solución salomónica fue aprovechada por ambos clubs y en la edición 89/90 los porteños eran decimoterceros siendo el club saguntino decimoquinto.

1990 – 2000

Iniciados los años noventa el Atlético Saguntino continuó en Tercera División aguantando perfectamente mientras esta categoría presentó dos subgrupos, siendo decimoprimero en la edición 90/91 y cuarto en la sesión 91/92. En la temporada 92/93 la Federación Valenciana decidió dar fin al periodo de asimilación de los clubs alicantinos y el Grupo VI quedó unificado presentando un alto potencial que los saguntinos no pudieron seguir terminando vigésimos y colistas con unos muy deficientes números pues tres fueron las victorias , ocho los empates y noventa y uno los tantos recibidos. Si esta campaña fue deficiente, peor resultó la 93/94 en Regional Preferente con cinco victorias y ocho empates, encadenando un segundo descenso deportivo, en esta ocasión a Primera Regional, categoría que suponía el sexto nivel nacional.

La afición, sobre todo la juventud, no acudía como antaño al Nou Camp de Morvedre y abandonar este pozo supuso dos años de intenso calvario que se superaron al término de la sesión 95/96. En cuanto al gran rival, el C.D. Acero tampoco pasó una gran época y sus estancias a caballo entre la Regional Preferente y la Tercera División fueron una constante.

En la edición 96/97 el Atlético Saguntino volvió a sentirse club de Regional Preferente, categoría que no abandonaría en los años que restaban de década siendo decimosegundo en esta edición, cuarto en la campaña 97/98, nuevamente decimoprimero en la sesión 98/99 y sexto en la temporada 99/00.

2000 – 2010

Recuperado el municipio del trauma que supuso el cierre de la factoría siderúrgica, con el cambio de siglo los dos grandes clubs saguntinos permanecieron en su primera década prácticamente sumidos en Regional Preferente, excepción hecha de la temporada 04/05 en la cual los rojiblancos tuvieron una exigua aventura en el cuarto nivel nacional acabando por la vía rápida como colistas.

Los rojillos, aunque lo intentaron con ahínco, no tuvieron excesiva fortuna y a pesar de contar con plantillas hechas ex-profeso para intentar ascender, siempre se quedaron con la miel en los labios al morir, cuando la ocasión se lo permitió, ahogados en la orilla de la Promoción de Ascenso. Así pues en la temporada 00/01, subcampeones de Liga a doce puntos del C.D. Acero, en la Promoción fueron eliminados en Semifinales por la U.D. Carcaixent; 3-2 en la localidad ribereña y derrota por 0-1 en casa. En la edición 01/02 al finalizar terceros en Liga no consiguieron promocionar, teniendo una nueva oportunidad e la campaña 02/03 tras ser segundos precedidos por el Villarreal C.F. “B”. En Semifinales lograron superar al C.D. Utiel; 2-0 en casa y derrota por 2-1 en la localidad del altiplano, sucumbiendo en la Final ante la U.D. Oliva; 2-1 en la localidad de La Safor y derrota en casa por 0-1.

El presidente saguntino, Jorge Raúl Ferrer, no cesaba en su empeño de regresar al cuarto nivel pero la adversidad seguía. En la campaña 03/04 fueron cuartos mientras en la 04/05 terceros. A la tercera podía ser la vencida con un nuevo formato donde se formaron tres grupos de cuatro aspirantes, pero los rojillos, terceros, perdieron toda opción. Pasaban los años y las temporadas 05/06 y 06/07 sucedieron muy discretas finalizando sextos en el campeonato doméstico hasta que en la edición 07/08, con mucho tesón, se pudo alcanzar el primer puesto. Volvía la ilusión con el viejo formato de eliminación directa pero, a la primera de cambio, en Semifinales son superados por el Ribarroja C.F.; 2-1 en la localidad del Camp del Túria y empate 1-1 en casa. El Atlético Saguntino no renunciaba al ascenso y en la sesión 08/09 fueron terceros pero, una vez más, el adversario podía con ellos y en Semifinales era el C.D. Olímpic de Xátiva quien les apartaba; 2-1 en casa y derrota por 3-0 en la capital de La Costera. En la edición 09/10 se hizo al fin justicia y los rojillos, segundos en Liga tras el C.F. Borriol, eliminaban en Semifinales al C.D. Ciudad de Gandía; 3-1 en casa y derrota 3-2 en la ciudad ducal, consiguiendo el ascenso en la Final ante la U.D. Benissa; 1-0 en casa y de nuevo victoria en la localidad alicantina por 0-1.

2010 – 2020

La segunda década del actual siglo se empieza con el Atlético Saguntino instalado en el cuarto nivel futbolístico nacional, la Tercera División, con un proyecto firme para asentarse en la categoría y un presidente, Jorge Raúl Ferrer, satisfecho por el trabajo realizado. En la temporada inicial 10/11 el primer equipo no tiene excesivos problemas para mantenerse y se termina decimoprimero en Liga, accediendo a la presidencia Juan Manuel Domingo con el ánimo de eliminar la deuda que arrastra el club. En su primera temporada, 11/12, la primera plantilla del club rojillo es decimotercera coincidiendo con la vuelta del C.D. Acero a la Tercera División, retomándose los intensos duelos deportivos de años anteriores.

Decimoprimero en la edición 12/13 donde el equipo se acomoda en la zona media de la tabla clasificatoria, en las temporadas siguientes no se producen cambios y la continuidad se hace manifiesta ocupándose dicho puesto tanto en la sesiones 13/14 como 14/15. La directiva de Juan Manuel Domingo consigue eliminar la deuda y dotar de cierta estabilidad a la sociedad, pensándose en conquistar nuevos como un posible ascenso al tercer nivel nacional, categoría nunca antes alcanzada por el club saguntino.

Con un buen sponsor y entramado social, en la temporada 15/16 se contratan los servicios de jugadores de renombre procedentes de distinguidos clubs valencianos y del entrenador David Gutiérrez dándose un gran salto cualitativo que es refrendado en Liga con la obtención del título de Campeón, el primero de su historia en la categoría en contraposición con el club porteño, colista y descendido. Este puesto le permite afrontar la Eliminatoria de Campeones dentro de la Promoción de Ascenso con gran optimismo, no defraudando a sus seguidores al superar, aunque de forma ajustadísima, a un rival de sus mismas condiciones como el C.D. Calahorra; 2-0 en casa y derrota por 2-0 en la localidad riojana que precisan de una prórroga adicional, sin goles y lanzamientos desde el punto de penalti donde todos andan muy nerviosos y los saguntinos se llevan el triunfo final al conseguir dos goles por ninguno los calagurritanos.

Copyright Texto historiales LaFutbolteca.com

BIBLIOGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

  • Anuarios de la RFEF.
  • 75 años de fútbol en Sagunto (1922-1997). Emilio Llueca Úbeda. Ediciones del Atlético Saguntino (1997).
  • Segunda División B “Historia de los clubs que nunca la sobrepasaron”. Vicent Masià Pous (2007).
  • Breve historia del C.D. Acero (antes Sporting Club) de Puerto de Sagunto. C.D. Acero (2014).
  • Las Provincias. Diario.
  • La Correspondencia de Valencia. Diario.
  • El Día. Diario.
  • El Pueblo. Diario.
  • La Voz. Diario.
  • www.elpuertoexiste.es Web de Puerto de Sagunto.

ENLACES RELACIONADOS CON EL CLUB: